Publicidad

Actualizado hace 0 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Belleza y Salud
02:59 PM / 14/05/2019
Personas con parejas felices viven más tiempo: estudio
Agencias
Agencias

Un estudio reveló que tener una pareja feliz está asociado a una vida más larga y placentera. De hecho, quienes contaban con un compañero feliz al principio del experimento tuvieron menos probabilidaddes de morir en los siguientes 8 años en comparación con quienes tenían cónyuges menos felices; así lo reseñó el sitio web  Psychological Science.

"Los datos muestran que la satisfacción con la vida del cónyuge se asoció con la mortalidad, independientemente de las características socioeconómicas y demográficas de los individuos o su estado de salud física", explicó la autora del estudio Olga Stavrova.

Esta página detalló que la satisfacción con la vida de la pareja eran un mejor indicador de mortalidad que la propia satisfacción con esta.

La también  investigadora de la Universidad de Tilburg en los Países Bajos destacó que "los hallazgos subrayan el papel del entorno social inmediato de los individuos en sus resultados de salud. Lo más importante es que tiene el potencial de ampliar nuestra comprensión de lo que conforma el 'entorno social' de las personas al incluir la personalidad y el bienestar de las personas cercanas".

"Si su compañero está deprimido y quiere pasar la noche comiendo papas fritas frente al televisor, así es como su velada terminará luciendo", agregó.

Para llegar a estas conclusiones, los científicos evaluaron los datos de una encuesta nacional realizada a 4,400 parejas estadounidenses con más de 50 años de edad. El 99% eran parejas heterosexuales.

Por 8 años, los participantes y sus compañeros informaron sobre la satisfacción con la vida y otros factores que pudieran estar relacionados con la mortalidad, entre estos el apoyo por parte de la pareja y la cantidad de ejercicios que realizaban.

Igualmente, se les pidió autoevaluar su salud y aportar otros datos como su sexo,  edad al inicio de estudio, educación, ingreso familiar e información relacionada con su morbilidad.

Pasado este tiempo, resultó que el 16% de los encuestados fallecieron. Quienes murieron eran por lo general  hombres, mayores, menos educados, ricos, activos y con una salud mucho más deteriorada que sus parejas que permanecían vivas. Estos sujeros también informaron que tenían una menor satisfacción con la relación, la vida y una pareja que opinaba lo mismo.

 Así mismo, los cónyuges de los participantes que habían muerto presentaban más probabilidades de morir dentro del período de observación que las parejas de los participantes que aún vivían.

Psychological Science explicó que  "el riesgo de mortalidad para los participantes con un cónyuge feliz aumentó más lentamente que el riesgo de mortalidad para los participantes con un cónyuge infeliz".

De acuerdo a este sitio, los autores señalaron que "el apoyo percibido de la pareja no estaba relacionado con una menor mortalidad de los participantes. Sin embargo, una mayor satisfacción con la vida de la pareja se relacionó con una mayor actividad física de la pareja, que correspondió a una mayor actividad física del participante y una menor mortalidad de los participantes".

"Esta investigación podría tener implicaciones para preguntas tales como a qué atributos deberíamos prestar atención cuando seleccionamos a nuestro cónyuge o pareja y si las recomendaciones de estilo de vida saludable deberían dirigirse a las parejas (o hogares) en lugar de a las personas", sostuvo Stavrova.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS