Médicos y youtubers, cómo mejorar la salud de la mano de internet

Si hay canales sobre arte, música, ciencia, arquitectura, literatura, matemáticas… ¿por qué no lo mismo con los canales de medicina?

Por:  Sara Dominguez

Los programas de televisión y radio sobre salud, centrados especialmente en la salud familiar, son muy populares desde hace décadas. Sin embargo, la forma de consumir radio y televisión por parte de los ciudadanos ha cambiado, lo que obliga también a los creadores de contenido a ir un paso más allá y adaptarse a estos nuevos tiempos.

Este cambio de dinámica no implica que vayan a desaparecer los programas de salud en los medios de comunicación tradicionales. De hecho, siguen siendo muy populares programas específicos sobre esta temática o secciones sobre ella en magacines, sobre todo en los de carácter matutino.

A medida que esta dinámica sigue produciéndose se está innovando en otra más actual, la de los canales de divulgación en YouTube. De este modo, si hay canales sobre arte, música, ciencia, arquitectura, literatura, matemáticas… ¿por qué no lo mismo con los canales de medicina?

El vídeo como estrategia de divulgación

Al igual que ocurre con otros sectores profesionales, la salud también puede encontrar en el vídeo a un gran aliado. De hecho ya existen muchos canales especializados en este tema. Dr. Rawdy, Don Anestesiólogo o Dr. Carlos Jaramillo son solo algunos de ellos.

Esta práctica también es popular entre canales institucionales, pues muchas facultades y hospitales cuentan con su propio espacio en la plataforma de vídeos YouTube desde la que ofrecen consejos y dan recomendaciones sobre salud.

No obstante, es importante señalar que estos espacios en internet no son un lugar de teleasistencia, sino de consulta y divulgación. Debemos entender consulta como la realizada por parte del televidente, del consumidor de YouTube, y no del especialista médico para poner solución a un problema de salud.

El vídeo es un buen canal para mostrar contenido de calidad, llegar a miles de personas y, desde el punto de vista mediático, desarrollar una marca personal y conseguir seguidores. Su efecto puede convertirse en viral si, además de publicar el contenido en esta plataforma, se sabe jugar con el resto de redes sociales, como Facebook, Instagram, Twitter y TikTok.

Ver la medicina como una especialidad médica cercana

Los canales de divulgación de medicina tienen como objetivo principal acercar esta área del conocimiento. Para los youtubers que se lanzan en aventuras de este tipo, dar la cara en un vídeo les ayuda a generar confianza entre los consumidores de la plataforma.

Esto resulta también útil para ganar en confianza a la hora de tratar a pacientes de manera directa, pues se gana en confianza, personalidad y autoridad. No obstante, es importante dejar claro nuevamente que estos canales son solo de carácter informativo y divulgativo. No se debe buscar en ellos la solución a un problema de salud, sino más bien comprender por qué ocurre y acudir a un especialista médico, a una consulta presencial.

Los creadores de contenido en YouTube que se dedican a la divulgación ayudan a enriquecer esta y otras plataformas y contribuyen a que la información que se genera en internet, que es inabarcable, sea verdaderamente de calidad.

¿Cómo estar al tanto de toda esta información y de las novedades de los canales?

YouTube, también ocurre con otras plataformas, permite a los consumidores suscribirse a sus canales preferidos. De este modo, si existe un canal médico que aporta información de relevancia y de calidad y no quieres perderte ningún nuevo contenido, podrás suscribirte de manera gratuita a ese canal.

Otras plataformas funcionan a modo de suscripción de pago, como Ivoox o Patreon, pero en YouTube es gratuito. La plataforma de vídeos de Google ofrece también la opción de crearse una cuenta Premium, en la que se reduce la cantidad de anuncios y es posible descargar vídeos sin problemas.

Esta misma acción se puede hacer sin necesidad de acudir a esta vía, pues existen páginas web desde las que se pueden descargar videos de YouTube en pocos pasos y siguiendo unas indicaciones sencillas.

No obstante, la descarga de vídeos no siempre va a ser necesaria, pues la mejor forma de apoyar a los creadores de contenido es suscribiéndose a su canal. En raras ocasiones se eliminan vídeos de la plataforma, así que no debe haber problemas para, por ejemplo, aprender más sobre medicina o interesarse sobre avances en investigación.

Más Noticias