Mascarillas de gelatina para una piel firme y suave

La gelatina sin sabor tiene bondades desde combatir puntos negros hasta suavizar, reafirmar e hidratar el cutis.

Por:  Redacción Panorama

La gelatina sin sabor o neutra es habitualmente conocida por su uso en cocina, concretamente en la elaboración de postres. No obstante, su utilidad no es exclusiva en este sector, sino que posee beneficios y usos en otros ámbitos tan dispares como pueden ser la creación de mascarillas caseras para cabello y piel.

“La gelatina llena los déficits de colágeno en la piel según va pasando la edad, elimina pequeñas arrugas, blanquea la piel y aumenta la circulación de la sangre”, señaló la esteticista Carmela Peña.

Por estas bondades, te presentamos las diferentes recetas para que hagas en casa para lucir una piel radiante con este ingrediente:

Para combatir los puntos negros

Ingredientes: 2 cucharadas de leche líquida y 2 cucharadas de gelatina en polvo sin sabor.

Procedimiento: Vierte la leche en un recipiente y caliéntala por 10 segundos en el microondas. Agrega la gelatina y mezcla bien hasta que se forme una pasta cremosa. Colócala con un pincel o brocha sobre tu rostro limpio y déjala actuar por 15 minutos. Retírala arrancándola como si fuera una máscara. Repite dos o tres veces por semana.

Para suavizar y reafirmar el cutis

Ingredientes: 1 clara de huevo y 2 cucharadas de gelatina en polvo sin sabor.

Procedimiento: Mezcla los ingredientes en un recipiente hasta obtener una pasta líquida. Aplica sobre tu rostro limpio con un pincel o brocha y deja actuar por 20 minutos. Se formará una película; retírala y luego enjuaga. Repite una vez a la semana.

Para una hidratación profunda

Ingredientes: 1 cambur, 1 vaso de agua y 1 sobre de gelatina en polvo sin sabor.

Procedimiento: Corta el cambur en rodajas y licúalo con el agua. Añade la gelatina y licua nuevamente para mezclarlo bien. Aplica la mezcla sobre la piel limpia y deja actuar por 30 minutos. Retírala con agua tibia y repite una vez a la semana.

Más Noticias