La tortilla francesa y sus mil y una formas de prepararla

2000 recetas para cocinar una tortilla a la francesa, un número que se queda corto cuando se entiende que es algo tan sencillo como mezclar condimentos con uno o varios huevos, removerlo y calentarlo hasta formar una tortilla.

Por:  Israel Guerra

Prácticamente todo el mundo se ha preparado en alguna ocasión una tortilla francesa. Posiblemente, haya pocos platos más deliciosos, fáciles de hacer y con una variedad tan amplia.

Se estima que existen alrededor de 2000 recetas para cocinar una tortilla a la francesa, un número que se queda corto cuando se entiende que es algo tan sencillo como mezclar condimentos con uno o varios huevos, removerlo y calentarlo hasta formar una tortilla.

Una receta para entenderlas a todas

Por poner un solo ejemplo que sirva de estándar, se ha elegido la receta de un chef de reconocido prestigio en España, Karlos Arquiñano, y es la siguiente.

Se necesitará como ingredientes para dos personas; 4 huevos, 2 cucharaditas de aceite de oliva, 2 cucharadas de leche y sal al gusto.

Los huevos, una vez cascados y colocados en un cuenco, se salan y se baten bien con un tenedor. Después se añadirán las dos cucharadas de leche para darle un toque más jugoso.

En una sartén, se vierte una cucharadita de aceite de oliva que habrá que extender por toda la superficie. Cuando la sartén esté caliente, se vierten los huevos batidos, mientras se remueven un poco, después de aproximadamente 15 segundos, cuando empiece a cuajarse, será el momento de doblar la tortilla por la mitad y con suavidad, voltear hacia el otro lado.

Una receta bien sencilla, que está al alcance de todo el mundo y que, salvo el detalle de la cucharadita de leche, se podría definir como la base para cualquier tortilla a la francesa.

La ciencia de la tortilla a la francesa evoluciona sin límites

Si se ha mencionado la forma de hacer una tortilla en su formato más clásico y sencillo, también se va mencionar la existencia de las recetas más innovadoras. Con estas recetas el lector podrá hacerse una ligera idea de la versatilidad de este plato, de las posibilidades que tiene, y que se rechace de una vez por todas esa idea preconcebida de plato “salvaocasiones” que tiene.

Pero antes de relacionar estas curiosas e innovadoras recetas, cabe mencionar que también es posible variar en la forma de cocinarla, que hay vida más allá de la sartén, por ejemplo, en el horno o con el uso de un estuche para hacerla en el microondas. En Estuchevapor.com, se amplía la información concerniente a este objeto, flexible y saludable utilizado para hacer tortillas limpiamente. En esta tienda online es donde se puede comprar este artículo, el estuche de vapor para tortillas al microondas, con la mejor relación calidad precio del mercado

Tortilla a la japonesa

Desconocida en la cocina occidental, el tamagoyaki o huevo cascado es como se conoce a la tortilla francesa al estilo japones. Se sirve enrollada en bandejas de bento, se come fría o caliente y puede ser más o menos dulce. Además del huevo, lleva salsa de soja, azúcar y caldo de atún.

Tortilla a la normanda

Es una variedad francesa en la que se deja cuajar el huevo en la sartén y se le añade el relleno antes de plegarla sobre sí misma. Lo curioso de esta receta es el relleno que no es otra cosa que una manzana cortada en cubos. Esta manzana se habrá salteado previamente con mantequilla y queso brie. Una auténtica delicatessen.

Tortilla frittata

Para esta receta se puede recurrir al Recipiente para totilla en el microondas que se mencionaba antes y que resulta ideal, pues además de conservar todo el sabor y propiedades es un producto que mancha menos. Es de silicona, es decir, no lleva nada de plástico y es apto también para el lavavajillas.

La frittata proviene de Italia y tiene la apariencia de un pastel de huevo plano cuajado en la sartén, o bien se puede dejar cuajar en el horno o en el microondas dentro de esta funda de silicona que se ha mencionado, con la que se ahorrará ensuciar platos inútilmente. Esta tortilla se deberá cocer antes de introducir el relleno para que quede crudo.

Tortilla para veganos

Para satisfacer a los seguidores de esta corriente filosófica que prohíbe terminantemente consumir animales o productos extraídos de su explotación, existe la tortilla sin huevos. Un plato que también es muy consumido por aquellos que son alérgicos al huevo. Para sustituir a este elemento clave se utiliza harina de garbanzo disuelta en agua o leche vegetal y, si es posible, se debería aderezar con sal Kala Namak o sal negra (proveniente de la India), tofu (esterilizado y triturado), sal y ajo.

Una tortilla para el postre

Para finalizar esta selección de tortillas francesas, qué mejor que una receta para postre. La tortilla fea de chocolate fue una creación de Elena Arzak, a la que le incluyen las manzanas que tanto gustan a los franceses (normanda), pero, se sazona con canela, vainilla y, por supuesto, chocolate.

Más Noticias