Publicidad

Actualizado hace 244 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Belleza y Salud
04:25 PM / 14/05/2019
Giardia: El parásito que afecta cada vez más a los zulianos
Stephanie Briceño D. (Pasante)
Leonel Sandrea

Diarrea, gases, fatiga, dolor abdominal, estos y muchos más son los síntomas que produce el parásito Giardia, o como se conoce en su término científico, Giardia Lamblia. Este parásito se aloja en la parte superior del intestino delgado y produce algunos síntomas que pueden confundirse fácilmente con otras enfermedades frecuentes del sistema digestivo.

Su presencia en el organismo genera una infección denominada Giardiasis, que puede adquirirse a través del consumo de agua u alimentos contaminados o por el contacto con una persona afectada y que no posee una higiene adecuada. De acuerdo a la especialista en gastroenterología, María Gabriela Arteaga, la presencia del parásito es más común de lo que muchos piensan y puede transmitirse de distintas formas.

“La Giardia tiene dos formas, la quística y su forma adulta. La quística es la que se ingiere por agua contaminada y es la que produce la infección”, indicó la especialista.

Giardia Lamblia / Getty Images

 

Aumentan los casos de Giardiasis en la ciudad

El parásito Giardia se reproduce en reservas de agua como lagos, represas, pozos y demás. No obstante, su presencia abunda en lugares donde el agua no es potable y en alimentos contaminados. En exposición al medio ambiente, no es probable que sobreviva lo suficiente como para contaminar a una persona que tenga contacto con un objeto infectado, pero existen distintos transportes del parásito que pueden provocar la Giardiasis.

“Es más común de lo que se imaginan, sobre todo en nuestros medios donde no hay agua potable y no hay un buen control de los desechos que atraen moscas”, mencionó la experta “En el caso de las moscas, ellas pueden llevar los quistes o “huevos diminutos del parásito” en sus paticas y trasladarlas de un sitio a otro, porque se paran en la comida o en el borde de los vasos.”

“Y en el caso del agua contaminada, generalmente es por la mala distribución de las excretas. No hay buena distribución de las aguas negras y hay mucha gente que utiliza pozos sépticos que desembocan aguas negras y blancas, que contaminan el agua”, agregó Arteaga.

El parásito Giardia se encuentra en el agua no potable / Revista Oxígeno

En Maracaibo, las bajas condiciones salubres del vital líquido y el difícil acceso al mismo,  ha generado un aumento significativo en los casos de aparición de este tipo de parásitos que afectan el correcto funcionamiento del intestino delgado.

“El aumento ha sido substancial. A diario siempre hay un paciente que tiene una diarrea distinta a la que se produce normalmente y esto puede ser indicado como giardia, amebiasis, o algo más que haya contaminado la comida o el agua”, informó la Dra. María Gabriela Arteaga.

Síntomas y diagnóstico

Como muchas afecciones del sistema digestivo, los síntomas pueden comenzar minutos después de haber ingerido el agua u alimentos contaminados, pero existen pacientes que pueden adquirir el parásito y no presentar señales de infección inmediatamente. Incluso así, la Giardiasis produce síntomas como:

  • Dolor abdominal en la parte alta del estómago, encima del ombligo.
  • Intolerancia a algunos alimentos.
  • Náuseas.
  • Evacuaciones blandas o diarrea.
  • Vómitos.
  • Pérdida de peso.

Es importante tomar en cuenta que un sistema inmunológico fuerte, puede hacer la diferencia con la aparición de los síntomas. De acuerdo a la Dra. María Gabriela Arteaga los síntomas en pacientes con un sistema inmunológico fuerte comienzan a manifestarse como dolores abdominales persistentes, náuseas y evacuaciones blandas que flotan en el agua.  Mientras que el paciente con un sistema inmunológico débil empieza a padecer un cuadro agudo de diarrea, náuseas, vómitos y dolor abdominal. En los casos más graves el paciente sufre pérdida de peso, debido a que su intestino deja de absorber nutrientes.

Los primeros síntomas pueden incluir dolor abdominal. / SaludunCOMO

Aún así, existen factores de riesgo que causan la complicación de los síntomas de esta enfermedad como la deshidratación, desnutrición y la intolerancia a la lactosa, según información del portal web Mayo Clinic.

En cuanto al diagnóstico, es recomendable consultar a un médico especialista, que dependiendo de la gravedad de los síntomas que presente el paciente, ordenará un examen de heces seriado. Aunque en ocasiones, la Giardia puede desintegrarse con el procedimiento común. En casos persistentes donde no desaparecen los síntomas, el médico puede ordenar una endoscopia superior para realizar el diagnóstico.

Prevención

Al presentarse los síntomas es necesario consultar a su médico para realizar el diagnóstico pertinente debido a que los medicamentos no previenen la adquisición del parásito Giardia. La Giardiasis es una infección cada vez más recurrente gracias a la falta de agua potable, por lo cual es recomendable evitar el contagio de este parásito, a través de las distintas formas de prevención:

  • Hervir el agua por 12 o 13 minutos luego de ebullición. Cuando el agua comience a hervir, es bueno dejarla en este estado por 12 minutos para eliminar parásitos como la Giardia y otros virus y bacterias que pueda contener.
  • Evitar el consumo de alimentos de dudosa procedencia. A pesar de que es un factor difícil de evitar en las circunstancias actuales, se recomienda comprar alimentos sellados o de marcas conocidas para evitar la infección accidental por productos sin las medidas de salubridad adecuadas.
  • Lavar los vegetales crudos con agua hervida e hipoclorito de sodio al 5%. En un tazón grande, colocar el agua hervida con dos o tres gotas de hipoclorito de sodio al 5%, luego sumergir los vegetales para eliminar bacterias y parásitos presentes en ellos.
  • Lavarse bien las manos antes de comer y después de hacer las necesidades fisiológicas. El contacto con las heces fecales de animales o personas también es un factor que propaga la presencia de dicho parásito, por esta razón, los niños y las personas con bebés, que cambian pañales constantemente, son propensos a contagiarse con la Giardia. 
  • Eliminar correctamente los desechos que atraen moscas. Gracias a que las moscas pueden ser transportes del parásito, es recomendable evitar la acumulación de basura que puede atraer moscas hacia el agua o la comida.
Evite el consumo de agua de dudosa procedencia. / Don Bosco Norte

Aunque, es bueno destacar la importancia sobre la higiene del agua y los alimentos que consumen las personas diariamente, la propagación de dicho parásito se debe también a la falta de higiene y a la mala eliminación de los desechos de la basura.

“Nuestra agua no es potable, pero como es lo que tenemos, es importante hervir la que vamos a consumir. Sin embargo, nos estamos a acostumbrando a hervir el agua, cuando debería comenzarse con medidas de salubridad públicas porque con esto se previene la aparición del parásito. Además, del buen manejo de las tuberías de aguas blancas y negras, suministros adecuados de agua potable y un manejo apropiado de la recolección de los contenedores de basura”, indicó la especialista en gastroenterología, María Gabriela Arteaga.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS