Publicidad

Actualizado hace 9 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Belleza y Salud
08:25 PM / 09/01/2019
Estudiar ratones durmiendo proporciona pistas para el insomnio
Xinhua
Agencias

Estudiando ratones modificados genéticamente para imitar la enfermedad genética neurofibromatosis tipo 1 (NF1) que se asocia con problemas de sueño, investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis encontraron que los animales, como algunos Las personas con NF1, dormían en chorros cortos e irregulares.

Los investigadores anotaron que el estudio podría ayudar a identificar los mecanismos moleculares y celulares que van mal y causan patrones de sueño fragmentados en personas con y sin la enfermedad.

Los investigadores criaron ratones con una mutación en su gen NF1 similar a lo que se ve en personas con NF1. Luego, se adaptaron a las versiones en miniatura de los ratones que usan las personas para los estudios del sueño para medir las ondas cerebrales e identificar los patrones de sueño de los ratones.

Los ratones normalmente duermen durante el día. Al igual que las personas, los ratones circulan varias veces, desde el sueño profundo y sin sueños hasta el sueño o el sueño REM, y luego regresan. Sin embargo, los ratones con una mutación NF1 tendían a despertarse poco después de entrar en el sueño profundo, y el resultado fue un día de sueño fragmentado y probablemente no reparador.

"Durante toda la noche y el día, se quedaron dormidos y se despertaron cuando no deberían", dijo la coautora Corina Anastasaki, instructora de neurología en la universidad."Se durmieron profundamente, pero no se quedaron allí".

Aunque los ratones fueron diseñados para imitar la enfermedad NF1 humana, podrían proporcionar información sobre los fundamentos biológicos del sueño en general, lo que podría ayudar a las personas con problemas de sueño no relacionados con la NF1.

Alrededor de un tercio de los adultos estadounidenses reportan algún grado de insomnio, y el 15 por ciento tiene insomnio crónico que dura tres meses o más.

Las estadísticas muestran que hasta la mitad de las personas con NF1, una afección que causa tumores benignos en el cerebro y en los nervios de todo el cuerpo, tienen dificultades para quedarse dormido o quedarse dormido.

Los hallazgos fueron publicados el 4 de enero en el Journal of Sleep Research.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
0Comentarios
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS