Elimina el mal olor de tu calzado con 5 remedios caseros

Existen ingredientes naturales que eliminan los olores desagradables en ellos.

Por:  Agencias

Los pies están expuestos al sudor, bacterias y agentes ambientales que, al hacer contacto con el calzado, producen un mal olor que científicamente se conoce como bromodosis, una situación que además de desagradable puede volverse un motivo de estrés social.

El problema es que muchos no saben cómo prevenirlo y, pese a mantener una buena higiene sus pies, lo siguen padeciendo.

Además, algunos materiales influyen en su aparición, lo cual dificulta que pueda ser eliminado por completo con productos convencionales.

Según el portal web mejor con salud, hay soluciones de origen natural que, tras ser aplicadas, neutralizan el mal olor al eliminar las bacterias y la humedad que lo ocasionan.

1. Lavanda

Las hojas de lavanda son una alternativa para eliminar ese mal olor que suele quedarse en el interior de los zapatos. Estas tienen propiedades aromáticas y antibacterianas que, en conjunto, pueden ayudar a erradicar esos olores a sudor y suciedad.

Ingredientes

6 ramilletes de lavanda.

Preparación

Separa los ramilletes de lavanda, de modo que queden 3 para cada zapato.

Ponlos a secar al sol durante un par de horas.

Modo de uso

Introduce los ramilletes en cada zapato y déjalos actuar toda la noche.

Repite su uso todos los días, incluso tras eliminar el mal olor.

2. Manzanilla

Si bien las flores de manzanilla no son tan aromáticas como las de lavanda, su uso también puede controlar el mal olor causado por el sudor.

Estas absorben los restos de humedad e impiden que las bacterias continúen creciendo dentro del zapato.

Ingredientes

5 cucharadas de flores de manzanilla secas (50 g).

Utensilios

Saco de tela.

Preparación

Pica las flores de manzanilla secas y, a continuación, introdúcelas en bolsas o saquitos de tela con orificios.

Modo de uso

Pon los saquitos de tela en cada zapato y déjalos actuar toda la noche.

Sigue usándolos todos los días para evitar la reaparición de olores.

3. Almidón de maíz

El almidón de maíz es uno de los ingredientes que más se recomiendan para la eliminación de este tipo de olores, ya que absorbe la humedad y regula el pH.

Su aplicación en los zapatos crea un ambiente seco que impide que los hongos se proliferen.

Ingredientes

4 cucharadas de almidón de maíz (40 g).

4 gotas de aceite esencial de árbol de té.

Preparación

Mezcla el almidón de maíz con las gotas de aceite de árbol de té.

Modo de uso

Pon un par de cucharadas del producto en cada zapato.

Deja que actúe toda la noche y deséchalo al día siguiente.

Úsalo por lo menos 3 veces a la semana para evitar que el mal olor reaparezca.

4. Cáscaras de limón

Las cáscaras de limón tienen un fuerte aroma cítrico que puede neutralizar el olor desagradable que se forma en los zapatos.

Sus aceites naturales contienen agentes antibacterianos y fungicidas, lo que permite eliminar los microorganismos que provocan este problema.

Ingredientes

Las cáscaras de 2 limones.

Preparación

Pica las cáscaras de los limones en pequeños cuadros.

Modo de uso

Introduce las cáscaras picadas dentro de los zapatos y deja que actúen, por lo menos, 12 horas.

Repite su uso hasta que el olor se elimine por completo.

5. Bicarbonato de sodio

Uno de los trucos infalibles para deshacernos del mal olor en el calzado es nada más y nada menos que el bicarbonato de sodio.

Este producto multiusos ayuda a absorber la humedad que se acumula en el interior y, de paso, impide que las bacterias y hongos continúen creciendo.

Ingredientes

4 cucharadas de bicarbonato de sodio (40 g).

6 gotas de aceite esencial de limón.

Preparación

Combina el bicarbonato de sodio con las gotas de aceite esencial de limón.

Modo de uso

Rocía el producto en el interior del calzado y deja que actúe durante 8 o 10 horas.

Pasado este tiempo, desecha los residuos y límpialos bien con un paño o cepillo.

Repite su aplicación, por lo menos, 3 veces a la semana.

Más Noticias