Publicidad

Actualizado hace 30 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Belleza y Salud
11:51 AM / 02/04/2019
Desearle el bien a otros aumenta tu propio bienestar: estudio
Agencias
Agencias

Una investigación develó que desearle lo mejor a los demás tiene un efecto positivo sobre nuestros estados de ánimo. De acuerdo al medio Medical News Today, el estudio sugiere que con solo pensar en los otros de una "manera amable y amorosa podría hacerte más feliz".

El documento, publicado en el Journal of Happiness Studies, se enfocó en estrategias para disminuir los niveles de ansiedad y subir los de bienestar.

Los investigadores Douglas  Gentile, Dawn Sweet y Lanmiao He compararon la efectividad para mejorar el estado de ánimo con tres estrategias: bondad amorosa, interconexión y comparación social descendente.

Para el experimento, los científicos solicitaron a estudiantes universitarios recorrer las instalaciones del alma máter y probar una de las estrategias durante 12 minutos.

La estrategia de bondad amorosa comprendía en observar a las personas y pensar genuinamente: "Deseo que esta persona sea feliz".

Para la estrategia de interconexión, pidieron a los participantes mirar a otros y preguntarse qué esperanzas, aspiraciones o sentimientos podrían compartir con ellos.

Por último, la estrategia de comparación social a la baja necesitaba que los universitarios pensaran en cómo podrían tener una vida mejor que las personas que detallaron.

Los estudiantes llenaron una serie de encuestas que midieron su ansiedad, estrés, empatía y niveles de felicidad antes y después de los experimentos. Luego, compararon los resultados.

El estudio reveló que de estas tres técnicas, "las personas que practicaban la bondad amorosa tenían en general niveles más altos de empatía y felicidad, así como niveles más bajos de ansiedad".

Anhelar lo mejor para otros también les ayudó a mejorar el sentido de cuidado y conexión de los participantes.

Al contrario, la comparación social descendente no ayudó en nada a mejorar el estado de ánimo e incluso logró que quienes la practicaron se sintieran menos cariñosos y empáticos.

"En su núcleo, la comparación social descendente es una estrategia competitiva", explicó Sweet, co-autor del estudio.

Añadió que "eso no quiere decir que no pueda tener algún beneficio, pero la mentalidad competitiva se ha relacionado con el estrés, la ansiedad y la depresión".

Por su parte, el profesor Gentile expresó que "caminar y ofrecer bondad a otros en el mundo reduce la ansiedad y aumenta la felicidad y los sentimientos de conexión social".

"Es una estrategia simple que no lleva mucho tiempo y que puedes incorporar en tus actividades diarias", destacó.

"Esta práctica simple es valiosa independientemente de su tipo de personalidad", remarcó el co-autor.

Lanmiao He indicó que "extender la bondad amorosa a los demás funcionó igualmente bien para reducir la ansiedad, aumentar la felicidad, la empatía y los sentimientos de conexión social".

Igualmente, Gentile rescató que "es casi imposible no hacer comparaciones en las redes sociales".

"Nuestro estudio no probó esto, pero a menudo sentimos envidia, celos, enojo o decepción en respuesta a lo que vemos en las redes sociales, y esas emociones interrumpen nuestra sensación de bienestar", sentenció.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS