Cuida tu piel evitando estos 8 errores que la mayoría comete

Una mala alimentación, el clima, la contaminación, el tabaco e incluso el estrés pueden hacer que la piel se resienta. Para evitarlo, es importante utilizar los productos adecuados para cada tipo de piel.

Por:  Agencias

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y en consecuencia necesita cuidados a diario, no solo por un tema estético para tenerla suave y radiante sino para tener una piel sana.

El ser humano tiene un afán por conseguir siempre un mejor aspecto, mas sin embargo, a veces cuando se trata de la piel se cometen muchos errores en el cuidado que pueden perjudicarla.

Existen muchos tips y remedios milagrosos que suelen costar mucho dinero, tener consecuencias negativas en la piel y la verdad es que se trata de constancia y utilizar lo que realmente tu piel necesita.

Evita estos 8 errores e incorpora las recomendaciones para el cuidado de tu piel.

NO DORMIR LO SUFICIENTE

Las rutinas saludables tienen un papel en la salud cutánea, por lo que un descanso adecuado te hará lucir una piel más sana.

La piel se renueva durante la noche, por lo tanto el sueño debe ser reparador con la cantidad suficiente de horas. Se recomiendan 8 horas de sueño continuas.

De no dormir lo suficiente, la piel sufre las consecuencias: se nota el cansancio, resequedad, ojeras, etc. Otro dato importante es que el cutis está en contacto cada noche con la funda de la almohada, por lo tanto se recomienda lavarlas frecuentemente para evitar la acumulación de impurezas.

NO ALIMENTARSE CORRECTAMENTE

La alimentación es clave en el cuidado de la piel. Para tener una piel sana y radiante es necesario tomar suficiente agua, consumir muchos vegetales y frutas para darle a la piel los nutrientes y antioxidantes que requiere.

NO USAR PROTECTOR SOLAR

El sol es muy perjudicial para la piel. Causa envejecimiento, manchas, arrugas y favorece al cáncer de piel. Por lo que usar protector solar diariamente debe ser un elemento obligatorio en la rutina de la piel.

No te olvides de las manos y el cuello que, junto con tu cara, están todos los días expuestas al sol.

NO DESMAQUILLARSE EN LAS NOCHES

El maquillaje dificulta que la piel se renueve durante la noche y favorece la oclusión de los poros, que conlleva a la aparición de puntos negros y acné.

Por otro lado, sin una limpieza previa del rostro para retirar todas las impurezas, los productos de belleza que te apliques de noche pierden su eficiencia. Recuerda retirar todo el maquillaje con ayuda de una crema de limpieza o de algún producto recomendado para tu tipo de piel.

NO EXFOLIAR O EXFOLIAR EN EXCESO

Es necesario eliminar las células muertas de la piel de todo el cuerpo para que la piel esté sana, suave y luminosa. Sin embargo, no se debe exagerar. Un exceso de exfoliación puede traer serios daños a la piel como resecarla o favorecer la aparición de arrugas.

Con hacerlo una vez a la semana es suficiente porque si no se estaría eliminando las células que están intentando sanar y crecer de forma adecuada. Recuerda exfoliar la piel de todo tu cuerpo, con especial delicadeza en la zona de la cara.

APRETAR O PELLIZCAR LOS GRANITOS

Aplastar los granitos la piel contribuye a que se infecten y queden cicatrices.

Es tentador apretarse los granitos pero siempre recuerda que hacerlo es un gran error. Lo mejor es dejarlos tranquilos, no tocarlos y aplicar con las manos limpias algún producto para que desaparezcan lo más rápidamente posible.

USAR PRODUCTOS INCORRECTOS PARA TU TIPO DE PIEL

Los productos pueden tener las mejores reseñas y ser recomendados por celebridades, amigos o familiares, sin embargo, no significa que vaya a funcionar para tu tipo de piel.

Una mala elección de los productos puede desequilibrar el PH de tu piel, y alterar su producción de sebo. Esto repercute en síntomas como deshidratación o brotes de acné.

Para escoger los productos correctos, es necesario que sepas si tu piel es seca, mixta o grasa. La creencia de que solo las secas necesitan hidratación es totalmente falsa. Todos los tipos de piel necesitan tratamientos hidratantes adaptados a ellas.

Adicionalmente, revisa los ingredientes de los productos que compres, se recomiendan aquellos que tienen menos compuestos químicos porque son menos agresivos para la piel.

USAR PRODUCTOS DE MANERA INCORRECTA O PARA LAS ZONAS DEL CUERPO EQUIVOCADAS

Es importante además saber qué función cumple cada producto: crema de día, crema de noche, serum, contorno de ojos, tónico facial, gel limpiador. Todos tienen un efecto específico en la salud de la piel y hay que saber utilizarlos para ese fin.

No todas las partes del cuerpo tienen el mismo grosor, textura y pH. Ante esto, cada zona requiere cuidados específicos. Por ejemplo: el contorno de ojos, una piel muy delicada y fina, por lo que tiende a arrugarse más. Tampoco se debe pasar por alto el uso de las cremas de día y de noche indistintamente. Cada una tiene unas propiedades diferentes que se adaptan a cada momento del día y, por ello, no se deberían intercambiar. Asimismo, las cremas para el cuerpo, no deben ser utilizadas en la cara por las mismas razones.

Más Noticias