Publicidad

Actualizado hace 10 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Belleza y Salud
05:57 PM / 30/12/2018
Consumo moderado de alcohol no es dañino para adultos con insuficiencia cardíaca: estudio
Xinhua
Agencias

Un estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis sugiere que las personas mayores de 65 años a las que se les haya diagnosticado recientemente una insuficiencia cardíaca pueden seguir bebiendo cantidades moderadas de alcohol sin empeorar su condición.

Los investigadores analizaron datos de un estudio anterior llamado Estudio de salud cardiovascular, realizado entre 1989 y 1993. Incluía a 5.888 adultos en Medicare. De estos, 393 pacientes desarrollaron insuficiencia cardíaca durante los nueve años de seguimiento.

Con una edad promedio de 79 años, un poco más de la mitad de los pacientes con insuficiencia cardíaca eran mujeres y el 86 por ciento eran blancos. Los pacientes se dividieron en cuatro categorías para el análisis: personas que nunca bebían, personas que bebían y se detenían en el pasado, personas que tenían siete o menos bebidas por semana y personas que tenían ocho o más bebidas por semana. Los investigadores definieron una porción de alcohol como una cerveza de 12 onzas, un vaso de vino de 6 onzas o un trago de licor de 1.5 onzas.

Después de controlar las variables, como la edad, el sexo, la raza, el nivel de educación, el ingreso, el estado de fumador, la presión arterial y otros factores, los investigadores encontraron una asociación entre consumir siete o menos bebidas por semana y una supervivencia prolongada de poco más de un año, en comparación Con los abstencionistas a largo plazo.

La supervivencia extendida llegó a un promedio de 383 días y varió de 17 a 748 días. El mayor beneficio parece derivarse del consumo de 10 bebidas por semana, pero tan pocos pacientes entran en esa categoría que los datos no fueron suficientes para sacar conclusiones definitivas.

"Las personas que desarrollan insuficiencia cardíaca a una edad mayor y nunca beben no deberían comenzar a beber", dijo el autor principal y cardiólogo David L. Brown, profesor de medicina en la universidad.

"Pero nuestro estudio sugiere que las personas que han tomado una o dos bebidas diarias antes de su diagnóstico de insuficiencia cardíaca pueden seguir haciéndolo sin preocuparse de que esté causando daño", dijo Brown, y agregó que la decisión siempre debe tomarse en consulta con los médicos.

El estudio fue publicado el 28 de diciembre en JAMA Network Open.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
0Comentarios
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS