Consejos para el cuidado de los ancianos en casa

Descubre los mejores tips para atender a las personas mayores en el hogar.

Por:  C. Saura

Sin duda alguna, el cuidado de los ancianos es un tema bastante complejo que afecta de manera directa a una gran cantidad de familias. La mejor prueba de ello, se puede ver reflejada en las personas mayores que viven con el resto de la familia, ya sea por motivos económicos -no pueden pagar una residencia o centro de día-, o debido a que la propia familia prefiere encargarse de su cuidado.

Independientemente de las razones que llevan al cuidado de los ancianos, lo cierto es que no todas las personas están preparadas para hacerse cargo de ellos. Por tanto, lo más adecuado es informarse a través de sitios webs especializados en la temática como EntreAbuelos.com, la mejor web para el cuidado de los ancianos. Gracias a este portal, las familias pueden encontrar todo lo que necesitan para atender a los mayores.

Y es que como decimos, la tarea de cuidar de las personas de la tercera edad no es nada sencilla, ya que las familias deben atender sus principales necesidades -salud física y mental, dieta, aseo personal, relaciones sociales, etcétera-. Para saber más al respecto, a continuación hemos recopilado algunos de los mejores consejos para el cuidado de los ancianos en casa.

1. Adaptar la vivienda

Si finalmente se toma la decisión de cuidar de los ancianos en casa, es fundamental llevar a cabo una serie de modificaciones para evitar riesgos. Con el paso de los años, las personas son más propensas a tropezar y a sufrir caídas -los sentidos disminuyen-, por lo que es necesario eliminar el máximo número posible de obstáculos del hogar. Además, también es muy recomendable iluminar los rincones más sombríos.

2. Controlar la salud de los ancianos

Generalmente, la mayoría de las personas mayores consume medicamentos de forma habitual, ya que los necesitan para equilibrar diversas funciones del organismo. Para que los medicamentos no se conviertan en un problema, los expertos aconsejan llevar un control exhaustivo de las dosis y los horarios indicados por los sanitarios. En este sentido, los pastilleros son ideales para controlar la saludde los mayores.

3. Crear una dieta equilibrada

Otro de los aspectos más importantes a tener en cuenta, reside en la dieta de los ancianos. Seguir una dieta sana y equilibrada es algo básico para cualquier persona, pero en el caso de los ancianos es especialmente relevante, ya que estos deben gozar de una excelente salud física y mental. Por ello, los nutricionistas recomiendan cocinar alimentos ligeros y con poca sal -hervidos o a la plancha, siempre que sea posible-.

4. Cuidar del aseo personal

El aseo personal es una cuestión fundamental para todos los seres humanos, sin embargo, las personas mayores se vuelven más descuidadas con el paso del tiempo. Por tanto, los familiares tienen que encargarse del aseo personal de los ancianos. En algunas ocasiones hay que ayudarles -cepillar los dientes o ducharse-, pero en otros casos, tan solo basta con recordárselo -ir al baño para hacer sus necesidades-.

5. Fijar una rutina

Al igual que anteriormente hemos comentado la necesidad de adaptar la vivienda para los ancianos, también es conveniente establecer una rutina que les permita desarrollar una vida segura. Fijar horarios para las actividades comunes es básico -comer, dormir, ir al baño-, pero además es muy importante controlar otras acciones más relacionadas con el ocio de las personas mayores -salir a pasear, practicar algún hobbie-.

6. Estimular la mente de las personas mayores

En consonancia con el apartado anterior, los familiares deben preocuparse de que los ancianos estén activos, por lo que tienen que motivarlos para que estimulen la mente. Hablar con ellos, escucharlos o mimarlos son algunas acciones básicas que generan un enorme beneficio en su salud mental. Además, también es aconsejable estimular la mente de los ancianos con juegos, adivinanzas o pasatiempos.

7. Regular la vida social de los ancianos

Con el paso de los años, las personas mayores van perdiendo a familiares y amigos por el camino. Una situación que puede provocar sensación de soledad y abatimiento, de manera que las familias deben integrarlas en nuevos círculos sociales. El trato con los familiares es fundamental, pero para que la vida social de los ancianos sea totalmente plena, estos necesitan interaccionar con personas de su misma edad.

Más Noticias