Conozca los mejores remedios caseros para aliviar la tos

La tos elimina las bacterias que estén alojadas en las vías respiratorias, pero es un síntoma muy molesto, de allí la importancia de conocer algunos remedios caseros para aliviar la tos. 

Por:  Giuliana Urdaneta/ Agencias

La tos es una respuesta del cuerpo por la irritabilidad en la garganta o las vías respiratorias, su trabajo es liberar el cuerpo de las sustancias nocivas.

Sin embargo, es un síntoma un tanto molesto, más cuando la tos se hace muy repetitiva y tiende a desarrollar otros malestares como el dolor de cabeza.

Aunque hay fármacos que tratan la tos, es muy importante conocer algunos remedios naturales igualmente de efectivos, tales como: 

Infusión de tomillo con miel

La infusión de tomillo con miel es uno de los remedios naturales para la tos más utilizados en el mundo por su efectividad. 

El remedio está elaborado a base de hierbas, como el tomillo, que ayudan a mejorar la irritación en las vías respiratorias.

Es ideal dejar secar las hojas de tomillo durante unas horas, y endulzarlas con miel.

La conformación del jarabe consiste en ubicar una taza con agua caliente, incorporar dos cucharadas soperas de tomillo y añadir miel al gusto.

Recomiendan que sea ingerido por 3 o 4 veces al día.

Té de miel

La miel es uno de los productos más utilizado para el tratamiento de la gripe por significar mejoras en la irritabilidad de la garganta por el aceite natural y la azúcar presentes en el alimento. 

Para utilizar la miel, es necesario mezclar dos cucharadas en una taza de agua caliente y una hierba como la manzanilla o el tomillo.

Lugo, revolver durante unos minutos y tomar por una o dos veces al día.

Jengibre

Por años, las abuelitas han incorporado el jengibre no solo en sus platos, sino que también para muchos  remedios caseros.

El jengibre ha demostrado tener atributos antiinflamatorios, desintoxicantes y relajante muscular.

Para utilizar este ingrediente es necesario realizar el siguiente procedimiento:

Vapor del agua

Aunque suene curioso, el vapor del agua es un frecuente aliviador de la irritabilidad que produce la tos o la gripe. 

Para utilizarlo es necesario tomar un baño de agua caliente, pero ubicar el rostro encima de los vapores que emana el líquido durante unos minutos.

Luego, tomar un vaso de agua templada para hidratar nuevamente el cuerpo y ver los resultados, según el portal de noticias Medicina Información. 

Existe otra forma que consiste en ubicar un tazón grande con agua caliente y colocar el rostro encima.

Previo al proceso, colocar con el agua mientras hierbe varias hierbas o esencias como eucalipto, menta, árnica o romero.

Es importante que el paciente incline el rostro sobre el bol y coloque una toalla sobre su cabeza para absorber todas las bondades que tiene el vapor por 5 minutos.

Más Noticias