Conoce cómo elaborar una infusión con jengibre para aumentar las defensas

Se puede rallar muy pequeño para poder ingerirlo. Se puede dejar reposar durante unos minutos y después colarlo y retirar los trozos sólidos.

Por:  Agencias

El jengibre es un habitual en las secciones de frutas y verduras de los supermercados. Pero, pocas personas conocen que este alimento tiene multitud de beneficios y un sabor muy especial que puede ser el punto diferente de nuestros platos. 

La nutricionista-dietista Ana Amengual, del centro de nutrición Júlia Farré, aseguró a la ABC de España que la ya mencionada raíz, “de color ceniza en su exterior y color amarillo intenso en su interior (…) tiene un olor es muy aromático, y su sabor es acre y picante”.

La nutricionista apunta que la raíz de jengibre tiene diversos usos. Por un lado está su inclusión en la alimentación, donde se puede utilizar como especia “para disimular aromas fuertes, como los pescados crudos, mariscos y carnes como la de cordero”.

También, se puede tomar entre platos, con el objetivo de “neutralizar” el sabor de la boca tras tomar un alimento y poder seguir degustando los diferentes sabores del resto de platos.

¿Cómo preparar una infusión de jengibre?

La mejor manera de incluir el jengibre en infusiones es rallándolo en el momento que hagamos al infusión:

- Se puede rallar muy pequeño para poder ingerirlo. Se puede dejar reposar durante unos minutos y después colarlo y retirar los trozos sólidos.

- Amengual aconseja cortar o rallar la raíz justo antes de la preparación, ya sea tanto en la cocina como en una infusión “para poder aprovechar en mayor medida sus beneficios”.

- Este ingrediente tiene propiedades anticoagulantes, por lo que es importante antes de consumirlo hablarlo con el médico o bien consultarlo si tienen que realizarnos algún tipo de intervención quirúrgica.

Más Noticias