Cómo afianzar la higiene bucal en los niños con una carta del Ratoncito Pérez

Mediante el uso de una carta personalizada del ratoncito Pérez para tu hijo o hija fomentarás el buen hábito de la correcta higiene bucal.

Por:  Adrian Egea Sempere

De entre todas las tareas de higiene personal que debe llevar a cabo una persona en su vida diaria, la higiene dental es posiblemente una de las más importantes. Cuidar nuestros dientes y nuestra boca día a día es un hábito clave para evitar problemas a posteriori y las siempre molestas visitas al dentista. En este sentido, se trata de una costumbre fundamental en la infancia: es conveniente que los niños conozcan lo que significa mantener una higiene dental pulcra y constante para su salud y bienestar.

En este punto, la pregunta es obligada: ¿cómo conseguir que los más pequeños de la casa interioricen este hábito? Generalmente, imponer una tarea a un niño suele ser una alternativa que no termina de funcionar, bien porque el menor la recibe como una obligación tediosa o bien porque pueden perder el interés del motivo real por el que apostar por la higiene bucal. Ante ello, es mejor proponer una estrategia lúdica y divertida como, por ejemplo, la carta del ratoncito pérez.

Mediante el uso de una carta personalizada del ratoncito Pérez para tu hijo o hija fomentarás el buen hábito de la correcta higiene bucal. ¿Cómo exactamente? Para empezar, puedes entrar en la web cartapersonalizada.com en la sección del Ratoncito Pérez, para hacer tu propia carta con la que "comunicarte" con tu hijo o hija. De esta forma, sobre esa tradición del pequeño roedor que recoge los dientes caídos de los niños y niñas a cambio de dinero, puedes introducir la higiene dental como un aliciente.

La higiene dental en los niños, una responsabilidad familiar

Mantener los dientes y la boca limpia a diario es un hábito muy beneficioso para las personas, y resulta positivo que los niños, desde bien pequeños, aprendan de su importancia. La época indicada es, precisamente, aquella en la que los pequeños comienza a cambiar la dentadura, es decir, cuando empiezan a caer los dientes de leche. Hablamos de una etapa que arranca cuando el menor tiene alrededor de seis años de edad, y que puede prolongarse hasta más allá de los diez en algunos casos.

Es el momento ideal para, mediante una estrategia que incluya un componente lúdico, ayudarle a interiorizar y asimilar la trascendencia de la higiene bucal para su bienestar actual y futuro. En esta mencionada etapa cobra protagonismo la figura del Ratoncito Pérez, un ser al que los niños esperan con impaciencia desde el momento en que cae su primer diente. Hoy día, al igual que ocurre con los Reyes Magos y con Papá Noel, existe la posibilidad de escribir una carta.

En cartapersonalizada.com encontrarás otras cartas personalizadas para los niños y niñas para fomentar la correcta higiene bucodental, como la carta del hada de los dientes o los certificados de buen comportamiento. La variedad de alternativas es amplia puesto que, lo realmente importante, tanto si el pequeño se comunica por carta con el Ratoncito Pérez o el Hada de los Dientes, es plantear una estrategia comunicativa que presente alicientes al niño o niña para lavarse los dientes cada noche.

¿Cómo podemos plantear la carta?

Gracias a CartaPersonalizada.com, el documento puede personalizarse hasta el punto de incluir ilustraciones y todo tipo de anexos útiles para el objetivo. Para empezar, es importante tener claro que se trata de una carta que el niño "enviará" al Ratoncito Pérez para contarle que se le ha caído un diente y que el roedor debe pasar a recogerlo. En este punto, podemos ayudar al menor a escribir la carta contando que, si el diente está limpio, el Ratoncito estará más contento y por tanto su premio será mayor.

Es una buena forma inicial de mostrar a niño o niña que mantener una higiene bucal correcta tiene su recompensa, ya sea para su salud dental o para potenciar todavía más la ilusión que supone la visita del Ratoncito Pérez. En este sentido, en la carta puede contar cuál ha sido su rutina de limpieza bucal, si se ha lavado los dientes después de cada comida, antes de dormir... Y hasta acompañar un justificante de aseo, e incluso un pequeño esquema en el que indicar cuál es exactamente el diente o los dientes que ha perdido.

El Ratoncito Pérez también debe escribir

Por supuesto, esta iniciativa no estaría completa si el Ratoncito Pérez no devolviera la comunicación con otra carta como "justificante" de recibo del diente. Esta carta puede escribirse también mediante CartaPersonalizada.com, y es una forma perfecta de dar vida a esta bonita tradición y hacer sentir a los pequeños de la casa que hay un pequeño roedor con la misma ilusión que ellos por la etapa de caída de dientes y por la correcta higiene bucodental.

¿Cómo debería responder el Ratoncito Pérez a la carta inicial? Es importante tener claro que esta carta debe servir como refuerzo para que los menores mantengan su hábito de limpieza bucal. Por ello, el texto de la carta debe estar escrito en un lenguaje sencillo, con un tono alegre y en el que el Ratoncito muestre su satisfacción por el buen trabajo del niño o la niña. Además, también podemos acompañar al documento con un justificante de recepción u otros anexos como un diploma por el buen comportamiento.

En definitiva, el objetivo es conseguir que tareas diarias como la higiene dental tengan un componente atractivo, algo que las convierta en una ilusión por realizar frente al carácter de obligatoriedad que suelen tener. No hay nada más poderoso que la ilusión de un niño, y una forma ideal de inculcar hábitos de vida saludables como una correcta y regular higiene dental después de cada comida desde edades tempranas.

Más Noticias