Publicidad

Actualizado hace 89 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Belleza y Salud
12:09 PM / 29/03/2019
Comer en un horario estricto podría prevenir el crecimiento de tumores
Agencias
Agencias

Investigadores de la Universidad de California en San Diego descubrieron que la prevención de tumores cancerosos se relaciona más con cuándo comemos en lugar de los que comemos; así lo reseñó el sitio web Medical News Today.

De acuerdo a los científicos, comer con un horario restringido y estricto es más positivo para el metabolismo que la restricción de calorías.

“Comer con restricciones de tiempo puede ser más exitoso que la restricción de calorías para controlar los efectos negativos de la obesidad, debido al hambre y la irritabilidad que hacen que sea más difícil mantener la restricción de calorías a largo plazo", destacó la investigadora principal del estudio, Manasi Das.

Para la investigación, Das y su equipo realizó su estudio en modelos de ratón y  encontraron que “una alimentación limitada en el tiempo podría detener el crecimiento de un tumor”. Además, descubrieron mecanismos que pueden explicar  la relación entre obesidad y el cáncer.

"Mejorar la salud metabólica de las mujeres posmenopáusicas con obesidad puede mitigar su riesgo de cáncer de mama", enfatizó  Das.

Para el experimento, utilizaron ratones hembras sin ovarios con el objetivo de propiciar condiciones parecidas a las posmenopaúsicas. Luego, dividieron el estudio en tres etapas.

En la primera, provocaron obesidad a los ratones bajo una dieta de 60 por ciento de alto contenido de grasa por 10 semanas. Luego,  algunos animales tuvieron acceso sin restricciones a la comida durante 24 horas; el resto tuvo acceso a restringido en las 8 horas durante las cuales eran más activos.

Además, todos recibieron inyecciones con células de cáncer de mama por tres semanas después del iniciado el experimento. Posteriormente, monitoreaban el crecimiento de tumores cancerosos.

Después, compararon resultados con los hallados en ratones obesos con lo que experimentaron en roedores que recibieron una dieta baja en grasas en su lugar.

En esta tercera fase también se centraron en el papel potencial de la resistencia a la insulina, que puede ser un efecto de la obesidad, en el crecimiento del tumor.

Resultó que los ratones obesos con dietas restringidas desarrollaron mucho menos el crecimiento tumoral que aquellos que comían sin limitaciones. De hecho, las conclusiones eran similares a las de los ratones que tenían acceso libre al alimento pero dentro de una dieta baja en grasa.

Así mismo, encontraron “que los roedores que tenían niveles más altos de insulina debido a un implante de la bomba de insulina tenían un crecimiento más rápido del tumor que los roedores de control. A la inversa, los ratones que recibieron diazóxido para reducir sus niveles de insulina tuvieron un crecimiento tumoral más lento que los ratones de control”, explicó el medio.

"Los resultados sugieren que el efecto antitumoral de comer con restricción de tiempo se debe, al menos en parte, a la reducción de los niveles de insulina, lo que sugiere que esta intervención puede ser efectiva en la prevención y el tratamiento del cáncer de mama", destacó Das.

Señaló que "explorar la capacidad de comer con restricciones de tiempo para prevenir el cáncer de mama podría proporcionar una estrategia económica pero efectiva para prevenir que el cáncer afecte a una amplia gama de pacientes y representa un avance revolucionario en la investigación del cáncer de mama".

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS