Cinco útiles trucos para dejar de morderte las uñas

Para dejar de morderte las uñas, se requiere fuerza de voluntad. Sin embargo, también puedes utilizar algunos de los remedios caseros para facilitar las cosas.

Por:  Agencias

Onicofagia es el nombre que se le ha dado al hábito compulsivo de comerse las uñas. Esto puede producir en un futuro problemas en los dientes, deformaciones de la cutícula, infecciones, verrugas y todo tipo de alteraciones relacionadas con la piel.

Las personas que padecen onicofagia saben que dejar de morderse las uñas parece imposible. Sin embargo, debes hacer todo lo posible para dejar este hábito, ya que a la larga puede dañar seriamente tus uñas, tu piel y tus dientes.  Además, las uñas están llenas de bacterias que no debes tragar.

1. Corta tus uñas

Si no hay suficiente uña para agarrar con los dientes, no se sentirá tan satisfactorio cuando intentes morder.

2. Cubre tus uñas con mal sabor y olor

Existen esmaltes de uñas especiales con un sabor amargo que puedes pusar. El terrible sabor te hará pensar dos veces antes de masticar.

También puedes usar remedios caseros como: aceite de oliva y ajo, salsa picante, pimienta cayena o vinagre de vino. Esto hará que tus uñas tengan un sabor amargo, picante y desagradable que no querrás tener en tu boca.

3. Hazte manicuras

Si inviertes dinero y tiempo en una manicura, te dará como resultado unas uñas bonitas y una razón para mantenerlas así.

4. Encuentra tus desencadenantes

Observa qué y cómo te sientes o lo que haces cuando te muerdes las uñas. Una vez que sepas qué te impulsa a morderte las uñas, puedes intentar encontrar otras formas de afrontarlo.

5. Mantén las manos y la boca ocupadas

 Encuentra algo con lo que jugar, ya sea una pelota anti estrés, una piedra de preocupación o incluso un bolígrafo para hacer clic. Mastica chicle para que tu boca tenga un trabajo.

Más Noticias