ECOGRAFO
Publicidad
Exuberante Morrocoy

11:15 AM 02/12/2017

FALCÓN El parque  fue decretado en 1974.   Visitar este espacio es un regalo sensorial. El contacto con la naturaleza, entre manglares y cayos, con exuberantes playas, se da de principio a fin.

El verdadero Edén venezolano existe... y ¡está en Morrocoy! Este refugio natural  fue decretado parque nacional en  1974. Está en Falcón, entre Tucacas y Chichiriviche.

Su declaratoria como parque nacional tiene se da con el propósito de proteger y conservar “un área con una alta diversidad de ecosistemas y bellezas escénicas, así como para evitar el uso indiscriminado de playas, su contaminación y la destrucción de  manglares”.

 El Sistema Venezolano de Información sobre Diversidad Biológica (Svidb) explica que Morrocoy constituye un ambiente marino costero de singular belleza, caracterizado por tres elementos físicos dominantes: el sector continental —donde   destaca el cerro Chichiriviche, con  la mayor altitud del parque—, la franja costera —en la que  están  los manglares, lagunas y  bajos—  y el sector marino, donde predominan los  cayos o islotes rodeados de arrecifes coralinos y algunos con un elevado potencial recreacional y turístico.

  Entre sus elementos  biodiversos están: una de las áreas con más representantes de mamíferos es el cerro Chichiriviche, donde hay monos araguatos, zorros cangrejeros, osos meleros,  lapas, báquiros cinchados y dos especies de venado: el caramerudo    y el   matacán. 

La fauna marítima es abundante, observándose una variada presencia de invertebrados. Hay corales  y   moluscos, como   el botuto,   la ostra de mangle  y la quigua.

Las especies de peces más destacadas son cazón, jurel,  corocoro y cachama negra, señala el Svidb.

 En cuanto a aves, acota el Svidb,  lo que exhibe es  variado. Se observan el águila pescadora   y el playero turco; especies vulnerables como el flamenco, el paují de copete, el loro real,  el corocoro, el pelícano  y especies consideradas “de distribución restringida”, como la fragata o tijereta de mar.

Abundan cuatro especies de manglar: rojo, negro,  blanco  y   de botoncillo.

 En el cerro Chichiriviche hay árboles como charo, copito,  rosa de montaña,  indio desnudo,  guamo negro, flor amarillo   y  mamoncillo.