ECOGRAFO
Publicidad
Dulce Lago de Maracaibo

01:41 AM 01/12/2017

El corazón del estado Zulia es dulce y mide 12.958 kilómetros cuadrados. Con esta descomunal superficie y sus  280 millones de metros cúbicos de agua, el Lago de Maracaibo es el más grande de Suramérica y referencia mundial por el tesoro económico que guarda en sus entrañas: el petróleo.

Rodeado por una extensión montañosa en forma de herradura,  es inspiración de cantantes y poetas, motivo de nostalgia para muchos, canal de comunicación fluvial, espacio para la explotación petrolera y en menor medida para la pesca en los últimos tiempos. Todo eso es este reservorio de agua dulce icono por excelencia del  Zulia.

Fue con el boom petrolero y la construcción en 1962 del Puente sobre el Lago cuando sus  usos  cambiaron hasta el presente.  Su cuenca hidrográfica —donde confluyen  135 ríos— comprende parte de los estados Falcón, Lara, Mérida, Trujillo y Táchira, todo el Zulia y una extensión del Departamento Norte de Santander, en Colombia. La dimensión de la bahía es de 600,44 kilómetros cuadrados; su estrecho, 485,21 Km2 y el “saco”, 11.872,77 Km2, para un total de la extensión geográfica de 121.823 Km2.

El 19 de febrero de 1981, con el Decreto N° 978 se creó el Área Crítica con Prioridad de Tratamiento Lago de Maracaibo.

“El Lago de Maracaibo es un sistema dinámico e interdependiente que incluye todas las categorías de cuerpos de agua: Lago, en el saco del Lago; estrecho, frente a la ciudad de Maracaibo; estuario clásico, en la Bahía El Tablazo y mar, en el Golfo de Venezuela. La topografía incluye cadenas montañosas, relieves pre-montanos, pie de montanos y terrenos planos”, refiere el Instituto para el Control y la Conservación de la Cuenca Hidrográfica del Lago de Maracaibo (Iclam).

“El Lago de Maracaibo se formó cuando una inmensa selva se hundió hace más de 40 millones de años, en la era terciaria”, reseña el  Iclam.

Sus aguas son el hábitat de cientos de especies y sus costas son refugio de una rica  fauna.