Publicidad

Actualizado hace 384 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Política y Economía
05:08 PM / 29/05/2015
Geólogo de la Universidad de Navarra: “La burbuja del fracking ha reventado”
Juan Pablo Crespo / jcrespo@panodi.com
4
Agencias

“Hoy nos estamos dando un baño de burbujas y el fracking ha sido uno más que como muchos inversores ya nos advierten, ha reventado”. 

La afirmación pertenece a  Antonio Aretxabala Díez, geólogo de la Universidad de Navarra (España), que como él lo recuerda, hasta algunos inversores han alertado sobre la falsa ilusión del fracking o fracturación hidráulica. 

Aretxabala señaló que las empresas dedicadas a esta actividad continuamente tienen que perforar más y más y, en esa misma medida, incurrir en una creciente deuda, aun cuando los ingresos son decepcionantes. Gran parte del capital que ya ha entrado, según él, a estas alturas “ha sido destruido”.

La polémica técnica del fracking consiste en la extracción de shale gas y petróleo a grandes profundidades con inyección combinada y masiva de agua con al menos 500 productos químicos, algunos de estos secretos y cancerígenos. En el procedimiento se produce la destrucción del macizo para facilitar así la salida de los hidrocarburos.
 
En su empeño de convertirse en la nueva Arabia Saudita energética del siglo XXI, la práctica de la fracturación hidráulica se ha multiplicado en los últimos años en EE UU, aunque también por Europa (algunos estados y países la han prohibido). El problema es que a su paso deja su huella medioambiental que: el agotamiento y la contaminación del agua, suelo y hasta del aire, ni hablar de la influencia que tiene en la producción de sismos.
 

 —Usted ha denominado al gas de esquisto como el oro de los tontos o la falsa edad dorada del gas, ¿por qué?
—Simplemente porque como en el cuento de Hans Christian Andersen, "El nuevo traje del Emperador" había que ver un flamante traje de oro, pero éste era inexistente y si no lo veías (casi) todos te llamaban tonto. Sólo para mantener la producción, las empresas dedicadas al fracking tienen que perforar más y más e incurrir en más deuda, aun cuando los ingresos son decepcionantes. Gran parte del capital que entró ha sido destruido. Se han enfrentado a unos precios del gas que han sido tan bajos que la mayoría de los pozos no generarán suficiente dinero para cubrir los costos de producción. El mercado del fracking, además de ser un "timo", también está enfermo. Hoy nos estamos dando un baño de burbujas y el fracking ha sido uno más que como muchos inversores ya nos advierten, ha reventado. Cuando comenzó el debate social en Europa, ya se hablaba de manera interesada por inversores, empresas del sector, buscadores de subvenciones, etc., de la "edad dorada del gas" ; pero resultó no ser tan dorada, aunque coincidiendo con los altos precios del petróleo podría haberlo sido, la recesión vino acompañada de la desesperación y desde ella una infundada esperanza, y es que éso es el fracking: una desesperación, la de quienes pretenden o tienen la esperanza de continuar con un sistema en declive y exprimir lo último que queda de la naranja; pero es que como bien afirma nuestro Europarlamento: no compensa.

 

—¿Realmente existe una relación entre la actividad sísmica y la técnica de fracturación hidráulica?
—Si, y son varios los estudios al respecto, en especial los del USGS. Aunque incluso en círculos de expertos pueda parecer aún una cuestión de ciencia ficción, los terremotos artificiales han sido una realidad durante décadas. Especialmente en las últimas. Desde hace tiempo se ha venido considerando y cada vez más entendiendo, que los terremotos pueden ser inducidos por la acumulación de agua en embalses, minería de superficie y subterránea, la extracción masiva de agua, fluidos y gas del subsuelo o cambios en las condiciones climáticas, pero sobre todo por la inyección de fluidos en formaciones subterráneas. 

Expertos han concluido que existe relación entre ciertos
sismos ligados a la práctica del fracking. 
 

 

Cuando ocurre un terremoto, éste puede aumentar los esfuerzos entre las fallas colindantes, lo que aumenta a su vez el momento de ocurrencia del próximo. Sobre todo si la falla sobre la que influye está cerca de la zona que supera el esfuerzo de rotura. El agua residual en EEUU, sufre una suerte de rapto y se somete a inyección, así sería el detonante del cambio en la distribución y transferencia de los esfuerzos. Terremotos lejanos actuarían exactamente igual sobre zonas propensas recién sometidas a cambios de presión por obras hidráulicas, inyecciones o fracking. Los escépticos con respecto a estas hipótesis que también consideramos al agua cuando su presencia es extraordinaria siguen apoyando sus especulaciones en la exclusividad de la transferencia de esfuerzos como agente que genera la sismicidad. La transferencia de esfuerzos, se ha venido identificando como un mecanismo importante en la generación de terremotos. Por lo tanto, los terremotos pueden ser desencadenados por cambios de esfuerzos tanto como por el cambio de presión del agua o de poros. Las réplicas posteriores se suelen asociar a cambios en los esfuerzos transferidos usando la misma ley. La transferencia de esfuerzos estáticos y la interacción entre fallas cercanas o lejanas, satisfacen un papel de mecanismo físico que puede explicar la formación de enjambres, terremotos compuestos, premonitorios, principales, réplicas; los intervalos pueden ser horas, días, meses, años, décadas. Hoy sabemos mucho mejor que la Tierra no es insensible a nuestras actividades, y que el agua es una sustancia capaz de redistribuir esfuerzos provenientes de muy lejos.

 

 —¿Cree usted que pueda ocurrir un gran accidente que, como el de Fukushima, le termine o amargue la fiesta a los impulsores del fracking?
—No, no lo creo, semejante afirmación por parte de la cadena televisiva RT fue una torpe manipulación a partir de una entrevista que les concedí, nunca afirmé semejante barbaridad; en la entrevista, comenté el estudio realizado por científicos de la Universidad de Columbia (van der Elst et al.) y publicado en julio de 2013 por la revista Science. Dicho estudio indica que fuertes terremotos al otro lado del planeta como los de Japón, Indonesia o Chile, pueden desatar temblores menores cerca de los pozos de inyección en medio de una zona no propensa a la sismicidad, como pueda ser la zona central u oriental de Estados Unidos, luego ellos le dieron la vuelta a la noticia y la contaron al revés. Los científicos no tenemos bolas de cristal para adivinar el futuro el alcance y el daño de un terremoto, pero que las actividades humanas han derivado en disgustos de carácter sísmico no es algo nuevo, en Oklahoma lo saben muy bien después del terremoto 5.7 que produjo tantos daños derivado de las inyecciones de agua de la industria petrolífera. En España conocemos cómo se generan terremotos por inyecciones de gas, sucedió con más de 500 eventos derivados de las inyecciones frente a la costa de Tarragona y Castellón en 2013, hubo que paralizar el proyecto. Sabemos cómo producir terremotos, pero no sabemos cuándo, dónde y de qué escala serán,  y menos aún sabemos cómo detenerlos. Donde yo vivo, la construcción de un embalse (Itoiz, Navarra) produjo cientos de terremotos menores y dos principales en el otoño de 2004. Hoy tenemos datos más que suficientes para saber que cuando cambiamos las condiciones tensionales de un área extensa, la corteza se reajusta y responde con terremotos, pero dudo que sobrepasen escalas mayores de 6, habría que estudiar mejor aquellos casos como los de la presa de Zipingpu en Sichuán. Además de varios estudios chinos, Christian Klose, sismólogo de la Universidad de Columbia defiende la teoría de la acumulación de agua como la causa principal del terremoto de magnitud 7,9 de Wenchuan en mayo de 2008.

    
—¿Cómo esta técnica afecta la calidad del aire, agua y la tierra?
—Son muchos los estudios que desvelan los escapes de metano desde las balsas y en las operaciones de hasta un 8%, también los que hablan de contaminación de acuíferos a través de las fracturas de la corteza, no me voy a extender sobre ello ya que esta parte del fracking es la que siempre tiene detractores y defensores. El llevar la discusión del fracking al problema ambiental le resulta cómodo y fácil de rebatir con sus datos a las industrias del sector, se reduce el problema a una absurda lucha donde el argumento desde la promesa de creación de puestos de trabajo siempre gana (a pesar de los recortes en el sector por ejemplo en abril en Texas de más de 70.000 empleados). Por ello creo que proporcionar una perspectiva que se quede en el mundo real, más amplia y enriquecedora, muestra de manera más profunda la cruda realidad del fracking; ese mundo real es la Tasa de Retorno Energético (TRE), es decir, si en los años de la película "Gigante" con Rock Hudson, James Dean,Elizabeth Taylor, etc., con la energía que suministraba un barril se sacaban cien, (TRE = 1:100), con el fracking hemos asistido a alguna TRE=1:5 a 1:10 en el mejor de los primeros casos y TRE=1:1 y menores aún en momentos posteriores, o lo que es lo mismo: el mercado asumió (y aún los hay en circulación) unidades de barriles para los que se usaron más de un barril en su extracción, es decir TRE <1:1. Esto sí que es daño para la Tierra. Ante estas afirmaciones a cualquier economista clásico le parecerá de risa el razonamiento, si no fuera por el hecho de que desde 2012 la deuda de las 127 grandes empresas del sector se estaba hinchando a un ritmo de más de 100.000 millones de dólares anuales, vendiendo activos y generando unos paquetes de deuda tóxica que ya se acerca al medio billón de dólares. El mercado del fracking está enfermo.

 

El fracking está señalado de contaminar las aguas y la tierra. 
 


—Pero la Agencia Internacional de Energía dice que el fracking pudiera ser limpio, ¿qué piensa?
—Pues que esa afirmación lo dice todo: que no lo es…

 
—Muchos expertos hablan sobre la formación de otra burbuja económica como consecuencia de esta técnica, ¿cuál es su análisis?
—Como he dicho antes, es verdad. 
 

—¿Por qué en EE UU y algunos países de Europa, con estricta legislación ambiental, ha podido ganar tanto terreno el fracking?


—A estas alturas a nadie se le escapa ya que el fracking ha sido el único acontecimiento de relevancia destacable en las últimas décadas en el sector energético.

Hoy todos lo sabemos: no hay duda de que el fracking detuvo la creciente disminución de la producción de petróleo de EEUU. Lo que no se nos cuenta es el coste de tal apuesta, y el coste fue una ruina. La extracción más baja de todos los tiempos fue en 2006, desde entonces la producción diaria de petróleo llegó a incrementarse en un 30%, pero se detuvo de un frenazo en 2014 para caer de manera vertiginosa. La producción de gas natural apuntó aún más alto, pero cuanto más alta se alza la estatua, tanto más duro y peligroso es después el golpe en la caída.

Hacia mediados de 2013 la producción de shale gas parecía haberse estabilizado, los campos trabajaban a tope, a pesar de incrementarse el número de plataformas y las inversiones, no se conseguía un incremento proporcional de la producción, pero sí una caída de los precios del gas que hizo que la novedosa tecnología fuera cada vez menos interesante para los inversores. Así, poniendo las restricciones y normas medioambientales por los suelos pudo crearse tamaña burbuja, basada en unos tipos de interés muy bajos y operaciones de especulación muy rápidas.

Por eso sólo la economía del fracking por sí sola es la pura demostración de que el esquisto bituminoso y el shale gas no eran el milagro que nos salvaría de los peligros económicos y sociales del pico del petróleo barato que según la AIE fue en 2005-2006. La extracción de gas y petróleo por medio del fracking es extremadamente cara.

Ni con los precios del petróleo cercanos a los 100$ por barril, como hasta finales de 2014, hubo beneficios para los frackers. Hace unos pocos años a nadie se le hubiese pasado por la cabeza extraer recursos energéticos con fractura horizontal. Si se ha hecho ahora es por efecto de la creciente carestía del crudo convencional, la cual nos ha llevado a explotar materiales de mucha peor calidad y sólo accesibles con tecnologías caras y arriesgadas.
 

—A usted, como geólogo y profesor de geotecnia y geomorfología, ¿qué es lo más que le preocupa del fracking?
—Que no se esté diciendo la verdad de lo que está sucediendo. En el trasfondo del hilo argumental que he aportado estos años con respecto al fracking, resuena un mensaje por los cuatro costados, y es que el ser humano se ha creído casi dueño de la creación; el hecho de haber conquistado altas cotas de poder sobre la materia y sobre la dinámica del planeta le ha hecho creerse una suerte de dios capaz de poder con todo (o casi todo). Cuando se habla de este tema de manera abierta y sin edulcorar, salen a relucir los retos que tenemos sobre nuestras cabezas, los partidarios de estas novedosas tecnologías pregonan una fe absolutamente infundada en que las innovaciones tecnológicas siempre son positivas y nunca restan. Se trata de beneficios a corto plazo pero que traen graves impactos a largo plazo, y que se obvian, soterran o simplemente permanecen ocultos o minusvalorados.

 

 

 

En lo relacionado con el problema energético, de carestía y de suministro futuro que se nos avecina, nadie pide nuestra opinión, es una mera imposición del planeta, puramente geológica, nada podemos hacer al respecto, el fracking no va a ser la salvación, sino otro gran problema entre tantos que estamos dejando para las generaciones por venir. Insistir en la dinámica de los mercados, en la importancia de las variables macroeconómicas en un marco de oferta y demanda, en las oportunidades de estas nuevas tecnologías, en brotes verdes de la economía..., oculta el apuntado hecho fundamental de que "la economía es sólo el lenguaje; el contenido es la energía neta" así lo puntualiza por ejemplo el informe de Tullett Prebon. Hubo momentos del pasado en los que la no sostenibilidad (estabilidad) del medio que nos acoge y nos da la vida, supuso el colapso de la organización social. Son casi una treintena las sociedades que colapsaron cuando el trato con el medio se volvió inestable (insostenible).

Roma pasó en unas décadas de albergar dos millones de almas a unas veinte mil. La isla de Pascua, Groenlandia, Mesopotamia, Perú, México, Egipto..., tuvieron que afrontar caídas en las que si la historia comienza hace 5.000 años con la escritura, hemos o deberíamos haber interiorizado por el legado que nos dejaron. Que la autorregulación es primordial y que no se puede crecer indefinidamente sin perecer, es además una observación arquetípica, vale como modelo o ley, y vale para plagas, invasiones, incluso, algas en un medio propicio o bacterias en un matraz.

En las primeras etapas el crecimiento (como el nuestro en los últimos 150 años y gracias a los combustibles fósiles) se hace exponencial debido a la abundancia de nutrientes y condiciones favorables, cuando decae lo que el medio (que los sustenta) es capaz de suministrar, se dan etapas críticas que pueden amortiguarse con autorregulaciones en la reproducción, cambios en la fisiología, canibalismo, inhibición de funciones, etc., pero que lo único que consiguen es retrasar unos minutos, meses o años lo inevitable. El ser humano tiene ahora otra oportunidad de demostrarse a sí mismo que es un ser inteligente, o al menos que lo es más que esos organismos unicelulares, insectos o peces…

 

Antonio Aretxabala: Geólogo, Escuela de Arquitectura, Universidad de Navarra.
Profesor de Geología, Geotecnia y Geomorfología. 
Delegado del Ilustre Colegio Oficial de Geólogos de España en Navarra. 
Vocal de Ciencias del Ateneo Navarro. 

 

¿Te gustó la nota?
Publicidad
4
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
4Comentarios

1

Mara Bino 29/05/2015 02:41 PM

Malas noticias ambientales, espero que no ocurra lo que pronostica el geologo. Efectivamente a los precios actuales muchos de esos campos petrolero no son rentables y en un futuro cerraran, lo que hara que el precio del crudo suba. La subida de los precios tiene dos lados para Venezuela. Habra mas dolares que es bueno, pero seguiran los politicos aprovechandose serguir viviendo de la renta y no de la produccion


2

pedro reyes 29/05/2015 11:57 AM

Aunque también me convenció la noticia. A título personal “creo” que es la copia fiel y exacta de un documental en ingles que sacaron los propios gringos sobre el fracking. Solo que me parece que en este caso ellos se visten de que nosotros lo investigamos. Sin embargo, los españoles son excelentes en muchas áreas como la espacial, la industria de los radares, Airbus militar que está en España y la sección de cola del Airbus a380 que también la hacen en ese país. Aunque no soy experto petrolero, pude ver en algunas exhibiciones en Pdvsa que también alertaban por posibles catástrofes por la extracción de crudo para los tiempos en que los métodos eran tradicionales. Y como bien sabemos nada paso. Por lo menos hasta ahora.


3

DSangiovanni 29/05/2015 09:52 AM

Si Luis. Por eso sera que siguen ampliando el fracking en USA.... Que es lo que lee este?... Entonces el precio del barril de petroleo debia estar mas alto. No lo esta, y no lo estara por mucho tiempo...


1

X1 X2 29/05/2015 10:41 AM

Este elemento pareciera que se alegrara de que el precio del petroleo venezolano este muy bajo por mucho tiempo. ¿Sera que si es venezolano es un TRAIDOR A LA PATRIA?


AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS