Publicidad

Actualizado hace 12 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Política y Economía
11:15 AM / 12/09/2018
Conindustria: "Aumento salarial es tan brusco, tan súbito que muchas empresas no lo pueden pagar"
Giuliana Urdaneta
2
Agencias

El presidente de la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria), Juan Pablo Olalquiaga, declaró este miércoles que la paralización comercial se debe  a que las empresas no tienen la capacidad monetaria para pagar los nuevos salarios mínimos y pedidos para su funcionamiento.

“El paso de 3 millones de bolívares a 180 millones, es tan brusco, tan súbito que muchas empresas no lo pueden pagar, no solo las empresas industriales, sino las comerciales y gran parte del comercio cerró las santamarías a partir del sábado 18 (de agosto) y muchas no las han abierto porque no tenían en sus cuentas los fondos suficientes para pagar esas  nóminas y no saben qué hacer”, advirtió el representante de Conindustria mediante una entrevista a Unión Radio.

Informó según los datos que maneja que el 40% de los comercios han decidido cerrar sus puertas, mientras que el 25% restante tiene las compras paralizadas porque no poseen “el flujo de caja para ir pagando lo que van comprando”.

A su juicio, la paralización tanto comercial reflejada en las ventas “van cerrando de manera importante las actividades operativas”.

En torno al tema del nuevo incremento salarial, indicó que es una medida necesaria para que los trabajadores venezolanos recuperen parte de su poder adquisitivo y concuerde con la media en los salarios mínimos latinoamericanos.

“El incremento del salario es absolutamente necesario para que los trabajadores venezolanos como los consumidores, recuperen de una manera muy importante su poder adquisitivo”, consideró.

“Esto de tener un sueldo mínimo que se estableció el pasado 17 de agosto en 30 dólares que inmediatamente fue perdiendo capacidad. Este tiene que pasar a ser la media latinoamericana que está por orden en los $300 y $400 en términos de salario mínimo y el poder adquisitivo tendría que pasar a lo que es la media industrial latinoamericana”, alertó.

Sin embargo, cuestionó que para llegar a la suma acordada no es necesario “imposiciones” ni “decretos”, éste deber ser mediante la construcción de “producción suficiente como para que haya la demanda de mano del obra, adecuadas en términos de una macroeconomía estable, (…), que puedan ser pagable por las empresas y en consecuencia, tenga una perdurabilidad en el tiempo”.

Sistema cambiario: una medida con matices

Juan Pablo Olalquiaga, destacó que  las medidas sobre “desmontar el control de cambio” son económicamente efectivas pero no pueden ser “manipuladas” por el Banco Central de Venezuela (BCV) y deben respetar los parámetros establecidos en el mercado de demanda y oferta.

“El Ejecutivo Nacional ha dicho en ocasiones que piensa desmontar el control de cambio, de hecho, estableció y quitó aspectos penales de transar en divisas y con este último convenio cambiario estableció los mecanismos para que se pueda negociar bolívares por divisas, a través de las vías más convencionales, que es la banca comercial que va más allá de las casas de cambio”, manifestó.

Resaltó que dentro del panorama hay aspectos importantes como la fijación de precios, “si eso va a ser dejado a la libre oferta y demanda, es decir, que dichas leyes son las que establecen el precio, en ese orden se puede sustituir las transacciones que se hacen por fuera del mercado oficial, (…), y  harían efectivamente el desmontaje del control de cambio”.

Por el contrario, informó que si la tasa de cambio es “manipulada” por el BCV ignorando los niveles de oferta y demanda “el convenio cambiario es letra muerta, como lo ha sido los intentos anteriores para liberar el control de cambio”.

Además, se refirió a la oferta de las divisas como otro aspecto importante. “Hay que ver, ¿cuánta oferta hay? Porque la demanda es infinita, por ser toda la masa monetaria que hay en Venezuela más la que se va creando artificialmente, pero dólares ¿cuántos hay? Porque si no hay suficientes dólares, vas a volcar una demanda infinita sobre una oferta que es absolutamente pequeña y la tasa se va a disparar de una manera muy importante”.

“La medida, si bien como medida aislada puede ser buena pero vista en conjunto puede ser peor que no haber hecho absolutamente nada, en la economía no puedes tomar variables aisladas y manipularlas de forma individual, porque al final te genera más problemas que las soluciones”, estimó.

Sin embargo, declaró la importancia de seguir evaluando el comportamiento del mercado en cuanto al posicionamiento de los precios como la oferta y demanda.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
2
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
2Comentarios

1

eduardo lapiz 12/09/2018 03:37 PM

estos son expertos cayendole a cova a la gente, pongo el ejemplo de una carniceria promedio con 3 empleados cuyo desembolso por salarios esta en el orden de los 5400 bs S lo cual equivale a la venta de aproximadamente 70 kilos de carne aprecio acordado. que alguien me diga si es muy arrecho vender 70 kilos de carne para pagar los salarios de todos los empleados en un mes.. mi vecino tine una carniceria y vende mensual al rededor de 500 kilos mensuales


2

Ysael Reyes 12/09/2018 02:32 PM

Una de las soluciones pasaría por efectivamente finalizar el control cambiario para que haya libre transabilidad de divisas en el país, pero el estado también debe liberarse de la "responsabilidad artificial" de inyectar divisas al mercado para estabilizar su cotización y así evitar la fuga de capitales estatales, tal como el desangramiento que esta ocurriendo en Argentina, quienes quieran producir/comercializar un bien o servicio y necesite divisas para tal fin; pues solito debe someterse a la libertad de los mercados para adquirirlas, tal cual como por años han apoyado y justificado el mercado paralelo y sus ilógicos aumentos súbitos en muchos casos: oferta y demanda, nada mas...


AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
MAS NOTAS DEPolítica y Economía
Ver más