Conozcamos los cinco sentidos
08:10 AM / 07/12/2017-Anyelina Rubio (Pasante)

La vista, el gusto, el oído, el olfato y el tacto, son los cinco sentidos que necesitamos para percibir, reconocer, entender y responde ante todo lo que nos rodea. El medio ambiente es tan rico y diverso, que necesitamos cada uno de ellos para vivir a plenitud las bondades de la naturaleza y la vida.

 

¿Qué función cumplen los sentidos?

La vista: El órgano de este sentido es el ojo, con el podemos ver y observar todo lo que nos rodea, reconocemos los colores, tamaños, formas y características de la naturaleza, de los animales y las personas.

 

 

El gusto: Los órganos que ponen a funcionar este sentido son la lengua y el paladar, a través de ellos podemos percibir todos los sabores de los alimentos: salado, dulce, amargo o ácido.

 

 

El oído: Con este sentido podemos percibir el sonido con su volumen, timbre, tono y también podemos saber de dónde provienen. Los oídos son órganos ubicados en ambos lados de la cabeza responsables además de ayudarnos a mantener el equilibrio.

 

 

El olfato: Su órgano es la nariz, a través de este sentido podemos captar los olores que nos rodean. La nariz humana, por ejemplo, puede reconocer más de cien mil aromas distintos.

 

 

El tacto: A través del tacto podemos conocer la textura, la forma y la temperatura de todo lo que no rodea. Su órgano es la piel, y con ella podemos disfrutar el calor de los abrazos, el viento y la lluvia.

 

 

¡Disfruta al máximo tus sentidos! 

Publicidad
Publicidad
2Comentarios

1

Pedro Reyes 07/12/2017 10:09 AM

Magnifico. Son los 5 sentidos básicos y bien conectados al cerebro no significa ni esoterismo ni mitología infantil. Solo a través del marketing invasivo en base a la psicología de Maslow es que pueden resaltar unos más que otros. Por ejemplo: El gusto, a través del marketing lujurioso de la catira, gustan a más la espumosa. Pero no es beber por tener sed, es por comprometer los otros 4 sentidos separando al cuerpo del dinero. Dt, igual, a través de la vista compromete los tres restantes y resalta el sentido del gusto para beber para olvidar. Y así van hasta lograr el síndrome de Estocolmo: Mendoza presidente!. Mendoza presidente!. Mendoza presidente!. Mendoza presidente!. Otros mas avanzados repiten: Con solo el pensamiento positivo, curamos las hemorroides del prójimo distancia. …………………. En otros casos crónicos , presumen luchar por los derechos humanos, cuando ellos mismos formaron parte del problema.


1

Pedro Reyes 07/12/2017 10:13 AM

…El sentido del oído? Bueno, quizás no sea gran ejemplo el decir que ama su país, que ama su patria, y escucha música del país vecino. Quizás, digo yo. No se…….. porque a veces hay un cruce entre el sentido del gusto por la espumosa, con el del oído vallenatero.