Conoce 5 consecuencias de la contaminación acústica
08:25 AM / 04/12/2017-Anyelina Rubio (Pasante)

En todos los niveles de la educación se habla de la contaminación del ambiente, pero muy poco se habla de la contaminación sónica que, quizá tiene efectos más inmediatos en la salud de las personas, que la de los desechos sólidos en espacios públicos.

La contaminación sónica es la más fácil de producir porque la podemos generar con nuestra propia voz. Además, hay otros factores que influyen: las canciones con exceso de volumen que a veces, escuchamos en nuestra casa sin respetar el espacio y el derecho de nuestros vecinos a no escuchar lo mismo que nosotros. También está el ruido del trasporte público o en la calle. Los diversos ruidos de algunas industrias y fábricas, entre otros. 

 

 

Tal vez no has preguntado ni tienes idea de las consecuencias que trae consigo, y por eso hoy queremos ensártelas:

 Distracción: Cuando nos hallamos en un lugar donde hay mucho ruido, es más difícil fijar nuestra atención en lo que estemos haciendo. La contaminación acústica nos impide enfocarnos con éxito para cumplir nuestras actividades.

 

 

Dificultad para comunicarnos: Al momento de trasmitir algún mensaje, necesitamos un ambiente silencioso que permita al oyente percibir la información que deseamos transmitir.  El ruido se convierte en un problema para establecer diálogos eficaces con nuestros hijos, amigos, padres y aún desconocidos. 

 

 

Retraso escolar: Como sabemos, los niños pueden distraerse con mucha facilidad. En las aulas de clases, por ejemplo, algunos no empiezan o terminan sus tareas, porque hay compañeros conversando, teléfonos sonando y otros ruidos que perturban su concentración. En estos casos, el aprendizaje es más lento y pueden no llegar a adquirir  los conocimientos académicos necesarios para subir de nivel escolar.

 

 

Agresividad: Es importante señalar que las actividades de la escuela, el hogar y demás labores que realizamos, pueden dejarnos agotados lo que resta del día. En esos momentos exponernos a mucho ruido, nos puede molestar, fastidiar e irritar, dando como resultado alguna conducta de agresividad hacia quienes nos rodean.

 

 

Pérdida de la audición: Exponernos a sonidos con volumen excesivo, puede afectar nuestros oídos, órganos que debemos cuidar y valorar mucho, pues de ellos depende no solo identificar el volumen y timbre de los sonidos que escuchamos, sino el equilibrio de nuestro cuerpo.

 

 

¡Esperamos que te haya servido esta información! Te invitamos a compartirla con otros representantes. 

 

Publicidad
Publicidad
0Comentarios