¿Cómo tratar la alergia respiratoria?
08:10 AM / 14/07/2017-Yineth Caldera (Pasante) / Mariana Tello (Editora)
Agencia

Cuando tenemos niños con  alergias respiratorias en casa nos preocupamos en el cuidado y tratamiento que debemos seguir para aliviar los malestares de nuestro hijo.

Por eso Pitoquito trae para ti las recomendaciones del pediatra Leonardo Escobar 


El especialista indicó que las alergias respiratorias no suelen ser graves pero sí molestas. Para aliviarlas podemos recurrir a antihistamínicos, inhaladores, vacunas, etc. Te explicamos en qué consiste cada tratamiento.

“El tratamiento de la alergia respiratoria se centra en cuatro pilares básicos”

Normas de control ambiental
Frente a los alérgenos a los que pueda estar sensibilizado el niño.

 



Farmacoterapia
Para aliviar los síntomas o combatir la inflamación de base de la alergia. Si se trata de rinitis, los antihistamínicos son el remedio más eficaz (para los niños se presentan en jarabe o gotas). Si es un proceso de asma o tos espasmódica, lo más oportuno son los fármacos aplicados mediante inhaladores (broncodilatadores). Cuando el niño es muy pequeño se utiliza una cámara de inhalación, un dispositivo más eficaz para su correcta administración.

Inmunoterapia
Mediante vacunas, que se pueden poner por vía subcutánea (pinchazo bajo la piel) o sublingual (mantener durante dos minutos unas gotas bajo la lengua sin tragar). Cuando se trata de los más pequeños se opta por la vía subcutánea, ya que la sublingual es más complicada.

En la actualidad estas vacunas se administran una vez al mes. El tratamiento dura de tres a cinco años y se calcula que siete de cada diez niños mejoran con él.

 


Educación de los padres y el niño
Las alergias respiratorias, incluida el asma, no suelen ser graves, pero sí molestas. “Los casos graves son casi inexistentes en niños sanos. Sólo cuando ya hay una inmunodeficiencia previa o una obesidad es cuando puede ser más peligrosa.

Si tu hijo sufre una crisis de asma, lo importante es poner en práctica las recomendaciones dadas por su alergólogo y mantener la calma. “Un ambiente relajado es fundamental. Si al asma se añade una situación de ansiedad, el niño respirará peor.

“Una dosis de sentido común y otra de temple beneficiarán a todos”, pediatra Leandro Escobar

Publicidad
Publicidad
0Comentarios