Beneficios del estudio de Idiomas en los niños
02:00 PM / 27/11/2017-Anyelina Rubio (Pasante)

Los niños son como esponjas que poco a poco van definiendo su personalidad e intereses a medida que se desarrollan, por eso el proceso de su aprendizaje se da de forma innata como parte de su crecimiento.

Según la maestra de Idiomas Karla Mejías, si un niño aprende otros idiomas a temprana edad, no solo le servirá de entrenamiento mental y mejorará su memoria, sino que también lo ayudará a mejorar su atención, más aún, en los primeros cuatro años de su vida.

 

 

¿Qué habilidades o destrezas pueden desarrollar?

Las habilidades que pueden desarrollar los niños que estudian idiomas a temprana edad pueden ser tanto concretas como personales:

· Mayor capacidad de concentración, atención y memoria.

· Mayor habilidad para realizar diferentes actividades eficientemente.

· Se incrementa el procesamiento cognitivo y de resolución de problemas.

· Podrán realizar más conexiones entre distintos conceptos y contenidos.

· Permite que el niño se exprese de manera más diversa.

· Se desarrolla su diversidad cultural, es capaz de conectarse con personas de otras lenguas y culturas diversas.

· Por ser niños y no manejar el concepto concreto de la vergüenza, pueden ser expresivos sin miedo escénico, y esto les da  más confianza y seguridad en sí mismos, desarrollando aspectos emocionales positivos.

 

 

¿Cuál es la edad adecuada para que el niño estudie idiomas?

Se considera que la edad adecuada para alimentar al niño con información y estímulos lingüísticos está entre los 3 y 4 años. Es en éste período donde el cerebro construye una estructura que se ajusta a los sonidos propios de una lengua y por ello, para los niños es más fácil aprender nuevos idiomas que los adultos.  

 

¿Cómo influencia su aprendizaje?

Podrán entender y apreciar diferentes culturas, como también conocerán con mayor profundidad su cultura materna. Los niños aprenden por afinidad, y el entender la forma original del mensaje en L1 (lengua materna) les permite comprender el mensaje en L2 (Lenguaje secundario) el cual puede perderse en una traducción. De esta forma, se abre un mundo de conocimientos e información que se encontraba limitado.

 

 

Mientras más global y extensamente hablado, o escrito, es un idioma, mayor es el conocimiento al que los niños pueden acceder. Finalmente, al aprender de forma innata, los niños no realizan un esfuerzo voluntario por aprender, sino que van adquiriendo el idioma según se va desarrollando su estructura cerebral. Esto les permite una mayor facilidad en los aprendizajes.

 

¡Esperamos esta información te haya servido!

 

Publicidad
Publicidad
Mira las fotos de nuestros amiguitos en la sección Fotoquito
0Comentarios