Panorama.com.ve Noticias del Zulia, Venezuela y el mundo. Períodico electrónico de actualización diaria. http://www.panorama.com.ve/ spa Copyright (c) 2017 Sat, 23 Sep 2017 07:02:00 -0400 hourly 1 http://www.cms-medios.com/ Panorama.com.ve http://www.panorama.com.ve//arte/lg_panoramadigital.png http://www.panorama.com.ve/ <![CDATA[Crisis del transporte en Maracaibo: una oportunidad]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Crisis-del-transporte-en-Maracaibo-una-oportunidad-20170922-0071.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Crisis-del-transporte-en-Maracaibo-una-oportunidad-20170922-0071.html En las paradas de las rutas hay largas colas e incertidumbre en el  costo del pasaje, pues cada chofer en su cacharro pone el precio que quiera.  El personal de las direcciones de transporte de las Alcaldías de Maracaibo y San Francisco brilla por su ausencia, así como cualquier otro ente oficial. Este calvario se repite de regreso a casa luego de cumplir nuestra jornada laboral y lo vive cualquier persona que requiera movilizarse en esta ciudad. Líderes de los gremios de transportistas exponen que paulatinamente se reduce el número de unidades disponibles.
La fuerza de la realidad ha forjado un consenso: experimentamos una crisis en el “transporte público” en Maracaibo. La causa invocada es la ausencia y el alto costo de los insumos y repuestos para mantener en movimiento el parque automotor.  Coincido con la idea de la crisis, pero creo que las características de las unidades que prestan servicio son la razón fundamental a mi juicio de la situación actual.  En Maracaibo tenemos la vergüenza de contar mayoritariamente con vehículos sedan (de 4 a 5 puestos) como  unidades transporte en vez de buses o autobuses. Esta característica hace ineficiente  y costoso el mantenimiento de la flota, por lo tanto insostenible.
Ahora tenemos una oportunidad para constituir un verdadero transporte público y en consecuencia maximizar la movilidad en la ciudad, incorporando autobuses que sustituyan este parque automotor de los sesenta y setenta. No podemos seguir financiando con dineros públicos a los carritos por puesto, es la oportunidad de irlos desincorporando de una vez por todas. Se debe implementar un plan de contingencia donde a aquellos trabajadores del volante que han estado gran parte de su vida en este oficio se les reconozca  el derecho a pensión y los que puedan seguir como transportistas opten por buses para uso exclusivo de usuarios y usuarias. 
Para que sea un verdadero transporte público debe haber  una operación mayoritaria del Estado y en menor medida de los privados con regulaciones verdaderas, adecuar las vías, implementar paradas humanizadas y frecuencias accesibles, entre otros. Si superamos las deficiencias en la gestión del BusMaracaibo  o como popularmente se le llaman, “los buses rojos” podemos contar una referencia. Igualmente podemos mirar otras experiencias en el país  y en el mundo. Finalmente una estrategia de este calibre implica la  promoción de la organización de los usuarios y usuarias para ejercer la labor de contraloría. Una oportunidad así tiene no pocos enemigos históricos, pero si no la aprovechamos solo encontraremos un destino: vivir el calvario de los carritos por puesto.
 ]]>
<![CDATA[Venezuela frente al huracán ONU]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Venezuela-frente-al-huracan-ONU-20170922-0070.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Venezuela-frente-al-huracan-ONU-20170922-0070.html Cuando el huracán María devastaba Dominica, el presidente de Estados Unidos eructaba amenazas en las Naciones Unidas contra Venezuela. Era la primera vez que un jefe de Estado utilizaba el podio de la mayor organización multilateral del planeta para anunciar su apocalipsis particular contra el mundo y vociferar que estaba listo para aplicar más sanciones a una pequeña y soberana nación de América del Sur: Venezuela.


Cuando el pueblo de Puerto Rico se declaraba en alerta roja ante la llegada inminente del huracán con nombre mariano, el presidente de facto de Brasil tronaba en la Organización de Naciones Unidas contra Venezuela. El dictador brasileño se daba el cínico tupé de denunciar “dictaduras” luego de perpetrar con un atajo de corruptos un golpe de Estado contra la presidenta constitucional Dilma Rousseff. Maquillaba su cinismo arremetiendo contra un país vecino: Venezuela.

Cuando un devastador terremoto azotaba México, varios jefes de Estado latinoamericanos –Santos, Varela, Kuczynski, Temer, Macri- eran invitados a una cena con el jefe del imperio, Donald Trump, no para planificar la ayuda al país azteca, sino para recibir instrucciones de la posición común que debían llevar a la Asamblea General de la ONU contra un país insumiso, eso sí, llamado República Bolivariana de Venezuela.

Cuando el número de víctimas mortales del terremoto en México superaba las 200 y sobre el sufrido país se cernía la amenaza de erupción del Popocatépetl, el presidente Juan Manuel Santos, en lugar de mostrarse solidario u ocuparse de los graves problemas de su país, declaraba que le “duele”… Venezuela. ¡Alerta! En la medida en que el dolor de Santos por la patria de Bolívar sea mayor, más debe preocuparse el pueblo bolivariano de Venezuela.

Cuando huracanes, tormentas y terremotos provocaban dolor y muerte en nuestra América mestiza, el jefe del imperio, sus adláteres de la Unión Europea y una camada de cachorros alfombrados de América Latina se agavillaban para organizar una conspiración contra el pequeño y terco país que se niega a ser un perro echado en la alfombra imperial y que, desde la Asamblea Nacional Constituyente de 1999, lleva con orgullo el nombre libertario de República Bolivariana de Venezuela.

]]>
<![CDATA[Evocaciones surgidas de la obra “El ladrón de recuerdos”]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Evocaciones-surgidas-de-la--obra-El-ladron-de-recuerdos-20170922-0069.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Evocaciones-surgidas-de-la--obra-El-ladron-de-recuerdos-20170922-0069.html De mis recuerdos intelectuales primigenios, es decir, cuando ya intentaba despojarme de mis rasgos infantiles, figura, en forma predominante, la imagen de Alejandro de Humboldt, porque mi padre, tenía como libro de cabecera y algo más, como el centro fundamental de sus inquietudes científicas “El viaje a las regiones equinocciales del nuevo continente”, obra fundamental de Humboldt, con la colaboración de Aimé Bonpland.
¿Por qué esta pasión que no era exclusiva de mi progenitor sino que se extendía a la Venezuela culta de entonces? La principal razón fue la presencia viva en la memoria del país, de Humboldt, el gran geógrafo, astrónomo, humanista, naturalista y explorador prusiano, considerado el “Padre de la geografía moderna universal”, quien, como nadie, describió la belleza del Oriente venezolano. 

Sus andanzas por Venezuela se inician por un hecho casual ya que Humboldt realmente se dirigía a La Habana pero una epidemia de fiebre tifoidea obliga a su embarcación a desviarse hacia tierra firme lo cual lo lleva a desembarcar en Cumaná.
Por ello  Humboldt se dedica a estudiar la zona, analizando cada uno de sus elementos prodigiosos: (lo geográfico, la fauna, la flora, los habitantes). Humboldt recorre la península de Araya, Cumanacoa, el Valle de Caripe, la Cueva del Guácharo, el Lago de Guanoco, así como las misiones de San Fernando. Su ingreso en Venezuela que va a ser amplio y fructífero se inicia así por uno de los lugares más fascinantes de nuestro territorio; después le tocará explorar los alrededores de Caracas, subirá al Pico Naiguatá y recorrerá toda la cadena montañosa que los aborígenes llamaban Wuaraira Repano lo cual haría en compañía de nuestro ilustre Andrés Bello. 
Pero no cesa en este punto su viaje por Venezuela sino que recorre los Valles del Tuy, Aragua, La Victoria, Guacara, Las Trincheras, Puerto Cabello y va de allí a los Llanos Centrales hasta llegar a la Guayana venezolana. Es en este momento en que se inicia la exploración del Río Orinoco, de sus afluentes y, en particular, del brazo Casiquiare, el cual comunica las cuencas del Orinoco y el Amazonas

 ¿Por qué este recuerdo de Humboldt y su experiencia venezolana? Porque ha caído en mis manos un libro denominado “El ladrón de recuerdos” de Michael Jacobs, un historiador inglés que, en la búsqueda de los orígenes del Magdalena, el gran río colombiano, cuyo trayecto está iluminado, por una parte, con el recuerdo de Gabriel García Márquez, especialmente en su obra “El amor en los Tiempos del Cólera” y, asimismo, por las huellas y la técnica investigativa de Humboldt. 
Esta experiencia de Michael Jacobs es relativamente reciente ya que aun cuando no llegue a la presente etapa reconciliatoria que vive Colombia, va tocando los puntos donde la presencia de los grupos en contienda estaban presentes, pero lo esencial en todo el trayecto está en la narración de los paisajes grandiosos que acompañan el largo trayecto del río Magdalena. 
El libro aludido es evocador de lo que tenemos tierra adentro, porque entrar en el ámbito amazónico es penetrar en lo profundo de la geografía y por eso representa un llamamiento a nuestros científicos y a nuestros intelectuales de seguir las huellas de quien iluminó la historia geográfica del mundo con su Viaje a las Regiones Equinocciales del Nuevo Continente. 
 

]]>
<![CDATA[Democracia e institucionalidad presupuestaria]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Democracia-e-institucionalidad-presupuestaria-20170922-0029.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Democracia-e-institucionalidad-presupuestaria-20170922-0029.html Los ciudadanos son los grandes ausentes en el diseño de los presupuestos, y en la medida que la participación es menor en los procesos políticos y sociales, la democracia se ve debilitada y la corrupción es galopante.

Constantemente se debate sobre la estabilidad del sistema democrático, viéndose el mismo bastante debilitado ante las inconsistencias y desigualdades que se evidencian en la sociedad, aunado al nivel de insatisfacción por parte de los ciudadanos por la incapacidad de los gobernantes de atender los problemas propios del monopolio del Estado como la inseguridad y la prestación eficiente de los servicios públicos, principalmente la electricidad y el agua potable.


Aunque el problema recae en el sistema democrático, consideramos que se requiere mayor participación y concienciación por parte de la ciudadanía ante el rol que nos corresponde dentro del mismo sistema: al asumir nuestro papel de contralores sociales, que trasciende el momento electoral, y se centra en exigirles a los servidores públicos electos cumplir con la misión de gestionar de manera eficiente los recursos del Estado, los cuales deberían ser manejados de manera transparentes y responsables a través de indicadores que incluyan la rendición de cuentas y la publicación oportuna de la información accesible por parte del gobierno.


Los gobernantes están en el deber de atender las prioridades planteadas por los ciudadanos, a través de las distintas instancias de participación, por lo que se hace necesario la democratización de la información, permitiéndole a la ciudadanía, la comprensión de los presupuestos públicos, los cuales reflejan de manera fidedigna las prioridades económicas y sociales del gobierno y que traduce las políticas y compromisos gubernamentales a decisiones que determinan cómo se obtendrán los recursos y en qué serán gastados; convirtiéndose el presupuesto en la herramienta mediante el cual los gobiernos instrumentan planes de acción y programas que deben estar enfocados a hacer frente a las necesidades de los ciudadanos y ciertamente permiten fortalecer la credibilidad de las instituciones democráticas.


La ciudadanía además de exigir la rendición de cuentas sobre el destino de las asignaciones presupuestarias y los recursos del Estado, está en el deber de involucrarse en los procesos de presupuestos participativos, a fin de garantizar la transparencia, que implica crear el debate público y los procesos de toma decisiones democráticos referentes al manejo y la aplicación de los recursos.


Sin embargo los ciudadanos son los grandes ausentes en el diseño de los presupuestos, y en la medida que la participación es menor en los procesos políticos y sociales, la democracia se ve debilitada y la corrupción es galopante. 
Por lo tanto no solo se exigen gobernantes que estén dispuestos a propiciar la rendición de cuentas, con voluntad política para impulsar los presupuestos participativos y el acceso a la información que les permita a los ciudadanos tener conocimiento sobre la asignación de los recursos presupuestarios y garantizar la transparencia de los recursos del Estado; se requiere también de ciudadanos que exijan dicha rendición de cuentas presupuestaria. 


El economista Mario Marcel, plantea que la relación que existe entre las instituciones, el sistema político y las decisiones que comprometen recursos fiscales, reconocida durante largo tiempo por la Ciencia Política como (public choice) identificó a los presupuestos como la moneda de cambio entre políticos y burócratas motivados por la búsqueda egoísta de sus respectivos intereses. 


 Y al analizar las diversas funciones que cumple el presupuesto en una democracia moderna considera que está relacionado en torno a la institucionalidad presupuestaria, que supone una supremacía de los objetivos macroeconómicos en la gestión de las finanzas públicas y es, en realidad, el equilibrio entre las funciones económicas, políticas y gerenciales del presupuesto lo que le da sustentabilidad a la misma.


 A diferencia del sector privado, los organismos públicos en general no venden, sino que entregan servicios, considerando que el equilibrio democrático de un país va a depender de su institucionalidad presupuestaria, de su transparencia, la rendición de cuentas que pueda lograrse entre los órganos contralores, la participación ciudadana y la eficiente acción del Estado.

]]>
<![CDATA[¡Todos a votar el 15-O!]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Todos-a-votar---el-15-O-20170922-0028.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Todos-a-votar---el-15-O-20170922-0028.html   ¿Cómo es posible que haya personas que, después de haber mantenido una actitud militante contra el Gobierno, aseguran que no van a votar en las próximas  elecciones de gobernadores y, peor aún, llaman a la abstención o incluso critican como traidores a los que optan por esta salida democrática? 
 Si rechazan el camino electoral, ¿cuál es el camino alternativo que proponen? ¿Seguir con las guarimbas y trancazos  que, ante un gobierno sordo a los reclamos pacíficos y dispuesto a todo,  trajeron sangre, muerte y destrucción y hoy son rechazados por inapropiados e inútiles por las mayorías? ¿Habrá personas tan desubicadas e  ingenuas que claman por un  golpe militar o,  peor aún, por una intervención extranjera que sólo traería más miseria,  destrucción  y muerte? Si en verdad, desean salir de este gobierno,  ¿la solución es fortalecerlo entregándole todas las gobernaciones? ¿Cómo no comprender que la abstención o la división de la oposición es lo que le conviene al gobierno que jugó a esa carta, con la esperanza de que la gente no saldría a votar?

Superar la situación que vivimos, supone superar el  temple derrotista  que desdice del genuino espíritu ciudadano, capaz de crecerse con los reveses y las dificultades.  La pelea es peleando y no ir a votar supone entregar en bandeja de plata la victoria al rival.  
Es bien cierto que en Venezuela las elecciones no se dan en términos equitativos pues el gobierno utiliza sin pudor todos sus recursos y poder   para imponer a sus candidatos, pero eso debería motivar a los opositores a dar la pelea  con más entusiasmo.  Los espíritus  nobles y combativos se crecen en las dificultades.  Las elecciones primarias, (que sólo se dieron en la oposición, pues los candidatos del gobierno fueron elegidos a dedo, sin consultar   al pueblo)  demostraron el temple democrático de las mayorías. Después de algún enfrentamiento bochornoso al calor de la disputa electoral, que el gobierno pretendió utilizar para desprestigiar a la oposición,  es urgente que todos apoyemos con decisión a los candidatos ganadores. 
Sería injustificable e imperdonable  que el egoísmo se tradujera en división que favorecería al  candidato del gobierno. 
El gobierno se metió en un callejón sin salida pensando que la oposición no iría  a las elecciones o  iría muy  dividida y desanimada. Si hay elecciones, y la gente acude a votar,  corren el riesgo de perder todas o casi todas las gobernaciones. Si no las hay, después de haberlas prometido y utilizado como bandera para demostrar su carácter democrático, estarán de una vez por todas reafirmando ante el mundo que son una dictadura.
¡Todos a votar con ánimo y decisión el 15 de octubre! Debemos pasar   del pesimismo al entusiasmo que da fuerzas para seguir luchando por una Venezuela próspera y fraternal donde vayamos superando las colas, la escasez, la inseguridad, la corrupción, la violencia, la inflación, el autoritarismo y el populismo, que se dedicó  a hacer clientes en lugar de  ciudadanos. 
 

]]>
<![CDATA[Trump, por Roberto Malaver]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Trump-por-Roberto-Malaver-20170922-0032.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Trump-por-Roberto-Malaver-20170922-0032.html ¡Palante, compañero, que patrás espantan! Todavía en la Mud estamos aplaudiendo el discurso del compañero Trump en la ONU. ¡Así se habla! Citó tres veces al dictador Maduro y eso nos tiene brincando en una sola pata. Y habló de la dictadura socialista, después dicen que no es verdad lo que decimos nosotros. 
 

 Ahora con Trump sí vamos a quitarnos de encima esta dictadura. Porque Trump somos todos. Es verdad que se lo hemos pedido a todo el mundo, tenemos loco a Almagro porque nos aplique la Carta esa que nunca llegó, y Julio –Matemático- Borges le ha dado la vuelta al mundo que no se para ni un momento, pidiendo libertad, clap, clap, clap, para nosotros, pero ahora llegó el tiempo de la cosecha. 


Ese discurso de Trump hay que traducirlo al español, para que el compañero Ismael –Talanquera- García lo analice y lo utilice para ganar las elecciones en Aragua saudita.
En verdad que provoca sacar un comunicado aprobando todas las amenazas que el compañero Trump anunció allí. Nunca a Venezuela la habían defendido tanto en la ONU como lo hizo este hombre y eso se agradece. 
Los chavistas siguen con el cuento de que huele a azufre desde hace once años cuando estuvo allí el dictador que todavía nos sigue jodiendo, pero llegó Trump y mando a parar. Con Trump a la cabeza podemos estar seguros de que la vaina viene, y viene arrecha.


Es verdad que también nos estamos preparando para salir a votar en las elecciones del 15 de octubre, y es verdad también que todavía no nos hemos recuperado del montón de coñazos que nos dimos en esa primarias, porque carajo, nosotros cuando defendemos nuestros derechos los defendemos como sea. Pero ya eso es clavo pasado, y estamos todos dispuestos a votar en Aragua, eso sí, con un trapo bien grande en la nariz, por el compañero Talanquera García, y en Zulia, con otro trapo, pro el dolarizado Guanipa.

Es decir, vamos arrechos con todos nosotros, pero vamos, que es lo importante. Y ahora mucho más, porque sabemos que Trump dijo que está dispuesto a ayudarnos y esa ayuda viene ya.
Mientras tanto los chavistas hicieron una cumbre de solidaridad con los cinco continentes, pero como dice el compañero Audi Guevara, nosotros tenemos los cinco puntos cardinales, que son más arrechos que el perro de los Branger, y nos están apoyando en todo el mundo bipolar y multipolar.


El papá de Margot llegó feliz cantando el himno de Estados Unidos. Se paró en medio de la sala y dijo: “Al carajo los enfermos. Viene la ayuda de Trump”, Y se fue al cuarto y le metió aquel coñazo tan duro a la puerta, que el vecino gritó: “¿Cuándo te vas a mudar, desgraciado?”
- Necesito pensar, déjame sola.- Me canta Margot
 

]]>
<![CDATA[Negociaciones en Santo Domingo, por Leopoldo Puchi]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Negociaciones--en-Santo-Domingo-por-Leopoldo-Puchi-20170921-0063.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Negociaciones--en-Santo-Domingo-por-Leopoldo-Puchi-20170921-0063.html Se ha dado inicio a una nueva ronda de negociaciones entre Gobierno y oposición, realizada por iniciativa de José Luis Rodríguez Zapatero, quien en esta oportunidad ha contado con el respaldo del Gobierno dominicano, al que le correspondió realizar la invitación. 
Ya con anterioridad se habían realizado otras jornadas de trabajo, la última de ellas en el mes de julio, que culminó con algunos acuerdos informales en relación al fin de las movilizaciones de calle y en torno a ciertos límites a la Asamblea Nacional Constituyente.
Ahora bien, en el campo opositor el eje central de las organizaciones que han participado en las negociaciones ha sido hasta ahora Acción Democrática y Un Nuevo Tiempo, organizaciones que trabajan de manera fluida con Zapatero y con los dirigentes políticos dominicanos y que ya han dado su visto bueno a los aspectos básicos de los borradores de entendimiento Gobierno-Oposición.
 Pero todavía no se cuenta con el aval de Primero Justicia y Voluntad Popular. Esto explicaría la gira que les organizaron a Julio Borges y Freddy Guevara por Europa, que pudiera entenderse como parte de un esfuerzo de Rodríguez Zapatero para darles confianza y facilitar su incorporación plena a las negociaciones, ya que habían expresado muchas dudas sobre ellas. 
El asunto esencial desde el punto de vista de la oposición es que el Gobierno se comprometa a entregar en las elecciones presidenciales del año entrante.
 Sobre este punto el Gobierno habría manifestado su acuerdo, en el caso de perderlas, pero como parte de un entendimiento de coexistencia para el período 2019-2024.  De modo que se trataría  de trabajar en rondas sucesivas lo concerniente a la convivencia en los meses que restan del período presidencial de Nicolás Maduro. 
En esta dirección se inscriben posibles acuerdos a corto plazo sobre la aprobación por la Asamblea Nacional de nuevos endeudamientos para aliviar la situación económica y la elaboración de un cronograma de las elecciones pendientes.
Simultáneamente, se trabajan otros acuerdos menos públicos y de más largo plazo, 2019-2024, que contemplan diferentes áreas, entre las que destacan lo relativo a la Fanb, su doctrina militar y la estabilidad de los mandos, la elección de un TSJ paritario, las garantías transicionales tanto para la gente del gobierno como de la oposición, la creación del Senado y de un sistema electoral paritario para este, así como lo relacionado con la estatal petrolera Pdvsa. 
Los acuerdos sobre estas materias estarían refrendados en el texto constitucional y contarían posteriormente con la verificación y seguimiento de tres países propuestos por cada una de las partes.
Por supuesto, la estrategia de negociación apunta en varias direcciones para lograr simultáneamente una alternancia sin traumas en 2018 y la coexistencia en 2019-2024. De ella hacen parte las conversaciones en Santo Domingo y la gira por Europa de Borges y Guevara para que se sienten y negocien. Una vez sellados los acuerdos, el Papa los bendeciría. 

]]>
<![CDATA[El potencial de producción de petróleo]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-potencial-de-produccion--de-petroleo-20170921-0062.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-potencial-de-produccion--de-petroleo-20170921-0062.html Pdvsa requiere llevar adelante proyectos de inversion con el fin de aumentar la producción de petróleo. En el caso del Zulia, es inaplazable la necesidad de recuperación de la producción. En los últimos tiempos ha caído la producción de manera alarmante. 


En el caso de la Faja Petrolífera del Orinoco " Hugo Chavez Frías", rica en petróleo, requiere de grandes inversiones para poder sacar el crudo pesado y extra pesado que yace en el subsuelo.
El financiamiento internacional para el desarrollo petrolero nacional, cada día se hace cuesta arriba, teniendo en cuenta las sanciones impuestas por Estados Unidos y las posibles sanciones de Europa. Sin embargo, Pdvsa está haciendo esfuerzos con los aliados China, Rusia y la India, para ampliar los flujos de recursos financieros para expandir la volumétria de producción y la comercialización de hidrocarburos a esos países.
Pdvsa, también ha venido implementando mecanismos con privados nacionales en la búsqueda de financiamientos para proyectos específicos para aumentar producción. 
Se trata de que los privados busquen financiamientos internacionales para apalancar proyectos puntuales, donde se han implementado mecanismos de repagos con parte de la producción incremental. Proceso novedoso que propicia la atracción de inversionistas para proyectos.
Ahora bien, existen una serie de vivos, oportunistas e improvisados que con influencias de alto nivel amenazan, intimidan y amedrentan a funcionarios para buscar beneficios. 
Hay socios de Pdvsa que se aprovechan de esa circunstancia, buscando beneficios sin transparencia. Otros que utilizan el poder político para lograr beneficios. En fin, la transpariencia en los procesos es necesaria para lograr el objetivo de aumentar la producción.
Tanto en el Zulia como en la Faja hay tantas necesidades de producción que las iniciativas que adelanta Pdvsa son muy positivas para Venezuela como productor de hidrocarburos.


 

]]>
<![CDATA[Diálogo y negociación, raspados en comunicación]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Dialogo-y-negociacion-raspados-en-comunicacion-20170919-0100.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Dialogo-y-negociacion-raspados-en-comunicacion-20170919-0100.html Un mal sabor. Eso es lo que deja en los venezolanos la palabra “diálogo”, y si es pronunciada por algún dirigente político, el sabor es comparable con la mismísima hiel.
Si mañana el Papa Francisco anunciara que las reuniones serán en el Vaticano, en el mero centro de la capilla Sixtina; de inmediato nos invadiría la duda o le buscaríamos un pero debido a la falta pulcritud en el proceso.
No está mal tal desconfianza porque no es más que el resultado de tantos engaños por parte del Gobierno; y peor aún, por las increíbles “novatadas”, para no decir, metidas de pata de la oposición tal como ocurrió la semana pasada cuando el canciller de Francia anunció la reunión en República Dominicana.


Luego de las palabras del diplomático, nos dieron la primera cucharada amarga: los voceros de la MUD negaron el encuentro; pero el Gobierno lo daba por hecho; al tiempo que dirigentes como Julio Borges; Luis Florido, sin pasaporte; y Manuel Rosales, con prohibición de salida del país; iban rumbo a la isla del Caribe a encontrarse con los hermanos Delcy y Jorge Rodríguez, entre otros convocados.
Un meme de Borges y Rosales práctica y tímidamente asomados en el salón de algún hotel u oficina gubernamental de República Dominicana, confirmaba a los venezolanos que sí había reunión. 


No existió información clara, veraz y creíble de dicho encuentro, como diríamos en el periodismo no se logró responder las cinco Wh: qué, cómo, cuándo, por qué y para qué. En mi opinión esta es una de las principales fallas que tiene la oposición venezolana cuando trata el tema del diálogo, tienen una serie e ineficiente forma de COMUNICAR. 


La comunicación es vital en la estrategia para la negociación, la opinión pública y los ciudadanos deben recibir una batería de mensajes, por demás creíbles en  su contenido. Eso no quiere decir que se tenga que comunicar todo. 
Si nos remontamos al 2002 a la mesa de diálogo del gobierno y oposición, todas las tardes recibíamos un parte informativo con el vocero calificado para ese conflicto, el expresidente César Gaviria, quien con su peculiar entonación informaba brevemente y sin muchos detalles sobre las reuniones, y a medida que el tiempo se prolongaba, unas veces subía el tono y otras daba más detalles de lo acordado.
Al final de lo que se trataba era de llegar a acuerdos; en ese entonces se logró el Referendo Revocatorio que ganó Chávez con todas las de la ley.


Es mentira que se va una negociación de manera voluntaria, tal como suele suceder en la vida personal, usted va al médico cuando se siente mal, usted acude a un abogado cuando quiere finalizar un contrato inmobiliario; así ocurre desde hace más de un año con el Gobierno de Maduro, un sector quiere negociación, pero piden llegar al 2018, año de las elecciones presidenciales; otro no quiere absolutamente nada sino la permanencia en el poder, sin embargo, la crisis los ha obligado acudir a la negociación.


Sin comunicación, del tipo que sea, no hay negociación. El control de la comunicación  es, por consiguiente, una habilidad necesaria para controlar el curso del proceso negocial, tal como lo señala Alfred Font Barrot en su libro “Curso de negociación estratégica”.
Cierro este artículo recordando que el silencio también comunica, solo que en el caso venezolano no ha sido el silencio sino las contradicciones de los voceros, los engaños y la falta de asertividad lo que le ha ganado a la comunicación. Si se pierde el control de la comunicación, se pierde el control de la negociación.


 

]]>
<![CDATA[Ley de promoción y protección de inversiones]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/-Ley-de-promocion-y-proteccion-de-inversiones-20170919-0099.html http://www.panorama.com.ve//opinion/-Ley-de-promocion-y-proteccion-de-inversiones-20170919-0099.html  1) Muchos se preguntarán qué hace una fracción de empresarios en una Constituyente socialista. Respuesta: promover una Ley de Promoción y Protección de Inversiones, en lugar de una Ley de Promoción y Protección de los ciudadanos contra las Inversiones.

Dicha Ley sería el primer paso para sancionar Tratados de Promoción y Protección de Inversiones. Quizá todavía su texto no ha sido redactado, pero sabemos por experiencia lo que contiene este tipo de normas. Es procedente que quienes votamos por la Constituyente sepamos de qué se trata.

2) Leamos la edificante mitología: el invencible Hércules  corta las mil cabezas de la  Hidra de Lerma, regresa a casa y se arropa con la túnica de la piel del centauro Neso, que le ofrece su cuaima Deyanira. La túnica le causa tal ardor, que Hércules prefiere ser quemado vivo antes que sufrirlo. Releamos las noticias: Venezuela vence al Alca en la escena internacional en 2005, sólo para consumirse en la túnica del Alca endógeno: los infames Tratados contra la Doble Tributación, el proyecto de Ley Orgánica de Hacienda Pública Estadal que intentaba privatizar ríos y lagunas, el Decreto con fuerza de ley de Promoción y Protección de Inversiones, preámbulo o sustituto de un Tratado sobre la misma materia.

3) ¿Qué es un Tratado de Promoción y Protección de Inversiones? En el IV Encuentro Hemisférico de lucha contra el Alca, Atilio Borón explicó que Estados Unidos ha promovido 90 acuerdos de tal índole para: 1)Garantizar que los inversionistas extranjeros sean tratados exactamente igual que los nacionales 2)Extender el trato que se da a la nación más favorecida en dichos acuerdos a todos los inversionistas extranjeros 3)Garantizar a los inversionistas extranjeros inmunidad contra  nuevas leyes que afecten sus intereses, tales como aumentos de impuestos o nuevas regulaciones 4)Obligar a los gobiernos locales a indemnizar a los inversionistas extranjeros por cualquier evento que disminuya sus ganancias 5) Prohibir a los gobiernos  políticas de “compre nacional”, de protección a productores vernáculos, de incentivos a la exportación o exigencia de uso de insumos del país 6)Someter a gobiernos y nacionales a tribunales o árbitros extranjeros, tales como el Ciadi y el Tribunal Internacional para Arreglos de Diferencias entre Inversionistas, que invariablemente fallan a favor de las transnacionales, con lo cual desaparecen la legislación y la jurisdicción nacionales. La Hidra multilateral abrasa con 90 túnicas bilaterales.

4) Entre 1997 y 1998 una Comisión de representantes del gobierno de Estados Unidos, con el embajador John Maisto y otra del gobierno venezolano con el para entonces ministro Teodoro Petkoff atizó una de estas túnicas para incinerar  Venezuela. El expediente  confiesa que la importancia del Proyecto de Acuerdo “responde a que los Estados Unidos de América constituyen el más importante inversionista en Venezuela” (p.4). Otras chamizas de la pira funeraria: el embajador venezolano Corrales objetaba que el tratado “limitaría hasta la capacidad del Estado a aplicar políticas productivas”, vale decir, le impediría proteger nuestras industrias (p.89). El proyecto de Tratado nos obligaba a acordar trato nacional a las empresas extranjeras, mientras que “El Gobierno de los Estados Unidos de América podrá adoptar o mantener excepciones a la obligación de otorgar trato nacional a las inversiones cubiertas por el presente Tratado”. Privilegiaríamos a los estadounidenses como venezolanos –salvo en el cobro de impuestos, de los cuales los exoneran los infames Tratados contra la Doble Tributación- mientras que ellos sólo nos acordarían iguales derechos que a los estadounidenses cuando les diera la gana: es decir, nunca. El artículo IV obligaba a Venezuela a “acordar restitución o pagar compensación en caso de que las inversiones cubiertas en su territorio sufran pérdidas con motivo de guerra o de otro conflicto armado, revolución, estado de emergencia, insurrección, disturbio civil o cualquier otro acontecimiento similar”. Nuestro país, o sea, cada uno de nosotros, garantizaría a los estadounidenses lo que ninguna aseguradora en su sano juicio puede asegurar. Sobre todo si, según suele suceder, dicho daño resulta de intervención de la más  agresiva potencia militar de la tierra.

5) Tales abusos determinaron que el Tratado se quedara en el aire. Los enemigos de nuestro  país entonces encontraron la forma de introducir ese caballo de Troya mediante  normas internas. El trato nacional para las transnacionales fue contrabandeado en el inconcebible aparte del artículo 301 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela: “la inversión extranjera estará sujeta a las mismas condiciones que la inversión nacional”. Las normas antinacionales de los Tratados de Promoción y Protección de Inversiones se infiltraron en  la legislación interna en el Decreto con Fuerza de Ley de Promoción y Protección de Inversiones  de 22 de octubre de 1999.


6) Examinemos algunas normas de dicho Decreto Ley. El artículo 11 prevé: “Parágrafo Único: Las indemnizaciones a que haya lugar con motivo de expropiaciones de inversiones internacionales serán abonadas en moneda convertible y serán libremente transferibles al exterior”. Así, se priva de valor a la moneda nacional para pagar obligaciones en Venezuela. Según su artículo 17,  “La República podrá celebrar contratos de estabilidad jurídica, con el propósito de asegurar a la inversión la estabilidad de algunas condiciones económicas en el tiempo de vigencia de los mismos”.  

7) ¿Desacuerdos sobre la aplicación de estas normas inconstitucionales? Los  artículos 22 y 23 del citado Decreto con fuerza de Ley disponen que los pleitos de los inversionistas internacionales no serán resueltos por las leyes y tribunales de Venezuela, sino según “el Convenio Constitutivo del Organismo Multilateral de Garantía de Inversibles (Omgi-Miga)” o el “Convenio sobre Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones entre Estados y Nacionales de Otros Estados (Ciadi)”, y por “arbitraje internacional”. Leyes y tribunales venezolanos a la hoguera: quema de los artículos  156, 157 y 253 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

8) El Decreto Ley de Promoción y Protección de Inversiones fue derogado de hecho cuando, por decisión de Hugo Chávez Frías, nos retiramos del Pacto Andino y de la Comunidad Andina de Naciones. 
Pero quedó el citado texto del  artículo 301 de la Constitución, que troncha el derecho soberano de proteger nuestras industrias.
 

]]>
<![CDATA[Sabroso viajar al exterior, por Domingo Alberto Rangel M.]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Sabroso-viajar-al-exterior-por-Domingo-Alberto-Rangel-M.-20170919-0098.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Sabroso-viajar-al-exterior-por-Domingo-Alberto-Rangel-M.-20170919-0098.html Aunque caigan en las contradicciones del mentiroso, es comprensible el afán de quienes integran el establishment político, quienes no pierden oportunidad para viajar al exterior: ¡Volar es sabroso, aún en tiempos de estrecheces! ¡Más si otros pagan la factura! 

Entonces poco importa el mal estado de los aeropuertos, la falta de papel y agua en los sanitarios, las coimas que exigen funcionarios civiles y militares. Es vital para estos privilegiados salir al exterior cada mes, sea a La Haya, Washington o Santo Domingo.

Tal sensación de “sabrosura” explica que muchas veces los viajeros pierdan oportunidades. Por ejemplo, veo que un aristócrata jordano, Su Alteza Real el Príncipe Zeid Ra’ad Zeid Al Hussein, heredero de las casas reales de Irak y Siria, se atreve a darnos a los venezolanos, a los unos y a los otros, lecciones de democracia… y nadie dice algo al respecto, porque tanto los funcionarios del gobierno como los opositores que se la pasan viajando lo llaman “Alto Comisionado”, como si fuese un dechado de virtudes. Eso sí, unos lo exhiben cual golpista y otros como salvador de los venezolanos.

Pero nadie lo pone en su real puesto. Su Alteza Real, el Comisionado, fue jefe de la Policía del Desierto jordana, conocido cuerpo represor, temido por las violaciones a los derechos humanos. También estuvo Zeid destacado en la antigua Yugoslavia como oficial político. Allí se destacó por haber silenciado, como Comisionado, el llamado “Genocidio de Srebrénica”, donde asesinaron a ocho mil bosnios. 
No obstante, ni los delegados del gobierno señalan al Comisionado como un “bicho peor que Hitler”. Para ellos es otro conspirador contra Venezuela, mientras que para la MUN un oráculo a seguir… y así vamos.

En Santo Domingo, obnubilados por el viaje, los dialogantes difícilmente conseguirán algo útil para el hombre común. Y diría imposible, si me fijo que todos piden “condiciones previas”… ¡pero en asuntos que solo les interesan a los políticos!, como liberar presos de la política, cronograma de elecciones y canal humanitario para medicinas.

Lo primero no atañe al pueblo hacinado en las cárceles comunes, lo segundo no frena la inflación, el desempleo y la inseguridad, y lo tercero a quien más le interesa es a los laboratorios patrocinantes.Así estamos… sin gobierno y sin oposición seria.

]]>
<![CDATA[La guerra: continuación de la política por otros medios…]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-guerra-continuacion-de-la-politica-por-otros-medios-20170918-0045.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-guerra-continuacion-de-la-politica-por-otros-medios-20170918-0045.html Italianos en Venezuela denuncian: “con los fascistas, aquí, ya no se juega. Muchos de ellos, como aquellos que quemaron el joven afro venezolano Orlando Figueroa, son de origen italiano”.

http://www.lantidiplomatico.it - https://ilmanifesto.it

 

Los lazos históricos entre Italia y Venezuela ya cumplen varios siglos. Una historia que tiene que ver con el mismo Amerigo Vespucci que le dio el nombre al continente americano y a la misma Venezuela; tiene que ver con la sede de la Iglesia Católica, religión preponderante en el nuevo continente y en la misma Italia; el juramento de Bolívar en el Monte Sacro; Venezuela… pequeña Venecia; además de los lazos familiares y de lucha común por la libertad, el desarrollo y la democracia.

Quiero recordar por varias razones (que explicaré más adelante) a nuestro prócer Juan Germán Roscio, hijo del italiano Giovanni Roscio y de la venezolana Paula María Nieves. Fue abogado, escritor, periodista y político venezolano. Redactó el Acta de Proclamación de la Independencia (19-4-1810), el Acta de la Independencia (5-5-1811), el Reglamento Electoral para la elección del Primer Congreso; la Primera Constitución de Venezuela e Hispanoamérica. Fue Presidente del Congreso de Angostura de 1819 y vicepresidente de la Gran Colombia. Redactor de La Gaceta de Caracas y director del Correo del Orinoco, entre otros destacados cargos.

Roscio, era el segundo patriota de confianza de nuestro Libertador. Cuando Bolívar le pide reconstituir la República (1817-1819), Roscio le dice que antes debía de redactar su obra “Triunfo de la libertad sobre el despotismo”, publicado en Filadelfia en 1817. En 1818 estaría en Angostura apoyando a Bolívar en la reconstrucción de la Tercera República.

 

Como lo expresó el Presidente Maduro: “Juan Germán Roscio enalteció la labor inspiradora, legalista y constitucionalista del principal redactor del Acta de Independencia, firmada el 5 de julio de 1811”.

 

Lo apodaron despectivamente como uno de los “ocho ilustres monstruos” quienes fueron enviados presos a España en 1812 por el jefe realista Monteverde. Este ilustre prócer es sólo uno de los muchos hijos de italianos, que lucharon por la libertad y la independencia de Venezuela. Digno ejemplo para el Gobierno Italiano, para toda la comunidad italo-venezolana en Venezuela y en Italia.

 

Muchos no conocen nuestra historia y parecen despreciar nuestras realidades. Digo esto, porque hace días, el Primer Ministro italiano, Paolo Gentiloni, a través de un tweet solicitaba: “una respuesta diplomática europea contra la deriva autoritaria” en Venezuela; además, el Canciller italiano, Angelino Alfano, anunció un plan de emergencia de 1 millón de euros para los italianos en Venezuela que se encuentren en situación de necesidad, pidiendo además que no se repriman las manifestaciones en el país y exigiendo respeto por los DDHH de la oposición venezolana.

Qué triste que no se quiera ver la realidad. Evidentemente haciendo uso de la manipulación política para ponerle un velo, una mirada sesgada a esa realidad. Más grave aún, el intento de manipulación política de un gobierno extranjero hacia el venezolano. La idea es crear las condiciones propicias para la guerra civil en Venezuela con la excusa de solventar la inestabilidad política ficticia creada por los medios de comunicación y por voceros políticos.

Paradójicamente, son precisamente las turbulencias e inestabilidades las que han plagado a los gobiernos italianos después de la segunda guerra mundial. En 18 legislaturas, comprendida la Constituyente, han seguido 64 gobiernos con una duración promedio de un año cada uno. 

Dice un refrán popular que los que no estudian su historia están destinados a repetirla. Muchos gobiernos italianos han repetido su misma historia. La Revolución Bolivariana no está marcada de inestabilidad. Todos los ataques hacia Venezuela ocurridos en estos últimos meses a nivel nacional e internacional han sido manipulados mediáticamente de una forma descarada para hacer creer que Venezuela está a la deriva, para así provocar el caos político, social y económico.

Además, el año pasado sucedieron eventos extraños. Por ejemplo, representantes del parlamento italiano, encabezados por el Presidente de la Comisión de Política Exterior del Senado, Ferdinando Casini, se reunieron con Julio Borges y Ramón Guillermo Aveledo, políticos venezolanos de extrema derecha, para tratar la “crisis que atraviesa Venezuela”, alegando el senador, que los italianos en Caracas se encuentran sin comida, sin medicinas y asediados por los criminales. Debemos hacer un paréntesis para recordar los casos de “asociación mafiosa” y de “infiltración mafiosa“ en la política italiana, sin olvidar que no han podido controlar el crimen organizado. 

Es importante que los políticos italianos recuerden que la oposición venezolana ha fracasado por sus mismas fechorías y por sus propias faltas. Han llegado al punto que el pueblo ya nos los quiere ver, ni confía en ellos. La oposición cumplió su labor subordinándose a un jugoso financiamiento siguiendo las órdenes de la oligarquía y sus socios lacayos en América para intentar desestabilizar a Venezuela.

El Canciller italiano se refirió a la represión. Se debe recordar que todo gobierno se defiende de los ataques de grupos violentos, no permite que se transgredan las leyes y garantiza el respeto de los DDHH. Demasiado hizo el gobierno bolivariano para evitar daños irreversibles. La versión que se le dio de los hechos fue falsa y prevaleció la manipulación mediática.  Las mismas estrategias que aplicaron en Ucrania, en Libia, fueron las que intentaron aplicar en Venezuela, pero esta vez no funcionaron. ¿Recuerda señor Canciller Alfano si se reprimían las manifestaciones cuando usted fue Ministro del Interior? ¿La policía norteamericana reacciona con la misma moderación que la venezolana ante la violencia en las manifestaciones (aunque las manifestaciones venezolanas sean más violentas)?

El pasado mes de marzo, el Canciller italiano realizó visita a su homólogo ruso Sergei Lavrov. Recordemos la respuesta del alto diplomático ruso cuando el Canciller Alfano abordó sutilmente el tema sobre las pasadas manifestaciones en Moscú: "Recuerdo bien los acontecimientos que ocurren en las capitales europeas o en los Estados Unidos si se violan las leyes para manifestar, si hay algunas no autorizadas y otras no respetan los itinerarios acordados: se usan bastones y lacrimógenas. Los mismos sucesos suscitan reacciones diferentes".

¿Cómo un alto funcionario que pertenece a un país del G7 puede intentar manipular tan descaradamente a la opinión global utilizando el término “represión”? Imaginemos la reacción del Gobierno Italiano si un grupo de personas:

- quemara los hospitales en Roma y las escuelas en Milano; disparara contra la Magistratura; tomaran por asalto a los Carabinieri; contratara a mafiosos de la camorra para aterrorizar a la población; obstaculizaran el tránsito en el “Grande Raccordo Anulare” (autopista italiana más traficada que circunda la capital romana); quemase vivas a personas por pensar diferente.

No se puede defender a terroristas ni a paramilitares contratados para crear inestabilidad y la destrucción de un país, con nefastas consecuencias políticas, sociales y económicas. A la oposición y su combo, no les ha interesado ni les interesará jamás la vida de ningún ser humano, siempre y cuando se cumplan sus objetivos. Ahora llegó la hora, es su responsabilidad responder por la manipulación, el engaño, los muertos, la destrucción y en general por todos los delitos cometidos, pero rápido, antes de que algunos se unan a sus cómplices huyendo del país.

La utilización de la manipulación mediática y política puede convertirse en un efecto contrario y perjudicial. El famoso refrán popular: “El que es buen juez, por su casa empieza” puede aplicarse en este contexto. Por esto se deben analizar datos oficiales y evaluar la tendencia futura de un fenómeno determinado. Mejor aún y con mayor credibilidad, cuando los datos son emanados por una prestigiosa institución avalada por la Unión Europea como lo es la italiana ISTAT (Instituto Nacional de Estadística - http://www.istat.it/it/).

Los datos oficiales referidos a la pobreza en Italia para el año 2016 no son nada alentadores: 4 millones 742 mil personas viven en pobreza absoluta (incremento del 40% con respecto al año anterior - aumentando además el porcentaje entre los menores de edad: 1 millón 292 mil). En lo que respecta a la pobreza relativa, imagínese que son 8 millones 465 mil individuos, y que, según los expertos, estas cifras no se reducirán por ahora. Números impresionantes para un Estado perteneciente al G7. Recordemos que el grupo de los siete está conformado por los siete países desarrollados con la riqueza nacional neta más grande en el mundo. El Canciller italiano quiere enviar 1 millón de euros a sus compatriotas en Venezuela, y tiene más de 12 millones de italianos en la pobreza en su país. ¿Show mediático?

No es casualidad, sino causalidad: el efecto de la inestabilidad política. El pasado mes de abril, el Señor Ugo Di Martino, presidente de los “Comitatos de italianos en el exterior” (institución avalada por la Cancillería italiana), informaba sobre la organización de una protesta conjunta con los italos-venezolanos, en las adyacencias del Consulado General de Italia en Caracas. Entre las quejas se destacaban: la desasistencia a sus connacionales, la burocracia en los trámites consulares, el pésimo funcionamiento de la Misión, el favorecimiento a una élite de italianos privilegiados y la exclusión de italo-venezolanos más necesitados. Claramente se denotan serias violaciones de la Convención de Viena y los Tratados Internacionales sobre la materia. ¿Se pretende responsabilizar al gobierno bolivariano por la falta de atención a la comunidad italo-venezolana por parte de los diplomáticos? Cada quien tiene su respuesta.

Esto significa que la manipulación política es considerada como una excusa para la intromisión en los asuntos internos de Venezuela. Sin embargo, el 04 de diciembre del 2006 se efectuó en Italia el tercer referéndum constitucional; por cierto, rechazado por los italianos. En el mes de septiembre 2016, el embajador USA en Italia, John Phillips, en ocasión de un evento en el Instituto de Estudios Americanos en Roma, dijo: "El referéndum es una decisión italiana". Pero el país “debe garantizar estabilidad política. Sesenta y tres gobiernos en 63 años no dan garantía". EI voto en las reformas constitucionales continua, "ofrece una esperanza en la estabilidad de gobierno para atraer a los inversionistas que están observando que sucede en Italia". (http://www.repubblica.it).

En los reportes enviados por la Embajada norteamericana en Italia al secretario de Estado Kerry el 31 de enero del 2015, pareciera que para los norteamericanos la democracia italiana es disfuncional. En otro reporte, Phillips recuerda que los “italianos no eligen líder desde el 2008, pero no parecieran particularmente ansiosos de rectificar este déficit de democracia”. (http://www.lastampa.it).

Como decía el poeta Maurice Maeterlinck, “cada vez que cometo un error me parece descubrir una verdad que aún no conocía”. El error de intromisión en los asuntos internos italianos por parte del diplomático norteamericano lo indujo a expresar para él sus verdades: la inestabilidad política y la rectificación del déficit de democracia en Italia.  

En el contexto político, las declaraciones del diplomático USA (como era de esperarse) suscitó reacciones de toda la clase política italiana:

- “El señor embajador USA se entrometa en sus asuntos y no interfiera, como muchas veces ha pasado, en los asuntos internos italianos” (Matteo Salvini).

- "Más que un auspicio, es una entrada con pies de plomo en los asuntos internos italianos. Intervenga el Presidente de la República”. (Renato Brunetta).

- "Al embajador quiero preguntarle si representa el pueblo norteamericano o algún banco. Somos aliados, no somos esclavos". (Di Battista).

- “El representante en Italia de un gobierno extranjero no puede en ningún caso entrometerse en nuestra política interna”. (Giorgia Meloni).

Para finalizar, quiero recordar que ningún gobierno venezolano y menos el bolivariano, se ha inmiscuido en la política interna italiana, y menos aún, puso condiciones a los millones de inmigrantes italianos que buscaban un futuro después de la segunda guerra mundial. Italianos desprotegidos, sufriendo hambruna y enfermedades, sin hogar, que llegaron a Venezuela... incluyendo a mis padres. Recordemos que Venezuela dejó de ser colonia hace más de 200 años. Llegó la hora de abrir los ojos y convencerse que los enemigos son internos y externos, y que nunca podrán con nuestras fuerzas aliadas y el amor al prójimo. Italo-venezolano: no te dejes contaminar. Venezuela, como todo país, tiene problemas, pero el pueblo junto a su gobierno está trabajando en la solución.

 

]]>
<![CDATA[No más Venezzzuela, artículo de carola Chávez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/No-mas-Venezzzuela-articulo-de-carola-Chavez-20170919-0006.html http://www.panorama.com.ve//opinion/No-mas-Venezzzuela-articulo-de-carola-Chavez-20170919-0006.html Tantos meses abriendo todos los noticieros y tertulias con Venezuela, un dramón con muchacha con trencitas, suegros y cantantes que no cantan pero que son expertos en democracia. Tanto darle con Venezuela que Dolores, allá en Murcia, sentía a Chacao como suyo mientras que intentaba estirar su salario minimalista hasta fin de mes. Y en la cola del paro, los aspirantes algún empleo precario, no hablaban sino de Leopoldo López y Antonio, desempleado crónico, consolaba a sus colegas con la idea de que en España al menos tenían papel tualé y la libertad de poder comprarlo, o no. Ahora no podían, pero sabían que el día que puedan, lo van a encontrar en el mercado y eso es democracia, les dijeron.

Y dale con Venezzzuela, así con muchas zetas con chispitas de saliva que brillan como estrellitas bajo las luces, cámaras, acción, de los estudios de tele. Venezzzuela hasta en la sopa, hasta el cansancio, hasta que, de repente, de la nada, aparecieron los catalanes, y se apagó  Lilian Tintori que, de paso, complicaba  la trama con varias cajas de dinero en efectivo, y se apagó historieta caribeña que llenó el imaginario español hasta vaciarlos de ideas y de ganas, se apagó la amenaza inusual y extraordinaria que llevó a los pobres españoles a tener que calarse la sobre exposición de Carlos Baute, tirándosela de inteligente, en sus pantallas. Todo eso se apagó, culpecataluña.

Los catalanes —miren que rima con talibanes— amenazan con destruir el mundo democrático  convocando a un referéndum “ilegal, porque no aparece en la constitución” -dice Rajoy, dos meses después de haber apoyado un plebiscito en Venezzzuela, -que, por cierto, el dictador Maduro no impidió- aunque éste no apareciera en nuestra constitución.

Pues los catalanes —que hablan catalán para que nadie entienda lo que están tramando— quieren ir a un referéndum para ver si se independizan de España, y eso de consultar a la gente cosas incómodas para el gobierno español,  es un atentado contra la democracia.

Desde Madrid mandan democracia a Catalunya y la policía cierra imprentas y allana periódicos, los tribunales amenazan a los alcaldes y prohíben hablar a favor del referéndum en la tele, y los catalanes dicen “no tinc por”. Y España, complicada, no tiene tiempo para darnos lecciones de democracia… ni tiempo, ni moral.


 

]]>
<![CDATA[¿El silencio, indolencia o conformidad?]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/-El-silencio-indolencia--o-conformidad-20170918-0079.html http://www.panorama.com.ve//opinion/-El-silencio-indolencia--o-conformidad-20170918-0079.html     Por lo que podríamos asumir que no se combate desde la oposición un gobierno democrático, se enfrenta una dictadura que además según la matriz de opinión es “corrupta, traficante de droga, totalitaria y como si fuera poco mantiene preso a números políticos y militares a los que tortura, pisoteándoles sus sagrados DDHH”. Lo sorprendente es que sobre estos hechos el gobierno ni los desmiente ni los rechaza probando lo contrarío. El que calla otorga. Tampoco hace esfuerzo para evitar estos abusos. Todas estas “menudas” acusaciones es lo que sustentan las sanciones económicas financieras provenientes de los EE UU. Aquí vuelve el gobierno a combatir la medida y sus efectos en el discurso pero no hace nada por corregir las causas.  
     La otra situación relevante es la grave y ya vergonzosa problemática socio económica, la migración masiva de venezolanos y la complicada inseguridad de bienes y personas. El 77% de la población,  pasa el paramo en escarpines, con los altísimos precios de los alimentos y medicinas, la cola en los bancos buscando dinero y recibiendo la mínima cifra de 10.000 bolívares. A la masiva escasez de alimentos y medicinas se agrega ahora la falta de dinero porque este permanece arbitrariamente en los bancos. Según ellos, el gobierno no les baja los bolívares. Crítica e inhumana la situación a nivel de pensionados y jubilados. Por otro lado, sigue la migración de gente al exterior. 
     Así como se publicita en pieza musical “Nada para la guerra” se debiera hacerlo con una que diga “Nada para la tortura, el preso político y la arbitrariedad” que parece ser una conducta sistémica del gobierno. Hay que institucionalizar el libre proceso, el derecho a la defensa y el respeto a los derechos humanos. Es el deber del gobierno hacerlo punto de honor. Invulnerable. Sagrada. El país está en paz, entonces ¿Por qué no liberar a todos los presos políticos? Y quitar esa rémora terrible. ¿Qué gana con tener presos políticos y qué pierde con liberarlos? En imagen, pues gana con soltarlos y pierde con tenerlos presos. 
   Venezuela adolece además de una estrategia comunicacional para enfrentar y combatir la matriz de opinión de gobierno corrupto, narcotraficante y violador de los derechos humanos. Contra esa matriz se comportan displicentes, estoicos e inmutables.  ¿Cuál es la razón de esta insensible actitud? Vuelvo a repetir, acaso el que calla no otorga. Inentendible. El silencio es uno de los más contundentes mensajes. Es necesarias repuestas categóricas que no dejen duda alguna. Explicitas.  Evidentes.]]>
<![CDATA[Venezuela es algo más, por Asdrúbal Aguiar]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/-Venezuela-es-algo-mas-por-Asdrubal-Aguiar-20170919-0005.html http://www.panorama.com.ve//opinion/-Venezuela-es-algo-mas-por-Asdrubal-Aguiar-20170919-0005.html Por haber mirado más allá de las circunstancias y puesto de lado sus propias circunstancias (...) decidieron trabajar para las generaciones futuras, se empeñaron en hacer república, pues Venezuela era algo más que sus oligarquías políticas.

El primer documento o hito mediato – al que sigue el Pacto de Puntofijo - sobre el que adquiere soporte intelectual la república civil democrática venezolana y cuya armazón cede en 1999, antes de que se instale el despotismo y ocurra una regresión al tiempo en que el hambre, la ignorancia, y el vicio vuelven a ser bases del edificio de nuestra amoralidad política es el Plan de Barranquilla, suscrito en 1931. Entonces tiene lugar un claro deslinde con los seguidores del comunismo.
Al concluir su relectura, para mis adentros reparo en la actitud reflexiva y madura de los jóvenes firmantes – entre otros Rómulo Betancourt y Simón Betancourt -  ante una circunstancia agonal para Venezuela no distinta de la actual: insurgencia regional, crisis económica, descontento popular, anarquía entre los servidores del despotismo por incapacitados para avenirse sobre la sucesión del dictador Juan Vicente Gómez. Hoy, qué duda cabe, aquéllos serían denunciados como opositores de teclado.
El caso es que, admitiendo que el final de la dictadura vendría por uno u otro lugar, dadas las condiciones objetivas, consideran que, a los opositores de vanguardia, los de afuera, los exiliados, y los de adentro, les era indigno mantenerse a la expectativa o bien empeñarse, por muy justo que les pareciese, en una condenable acción unilateral.  
¿Acaso lo vertebral o imaginable era la concertación entre los aliados tácitos o expresos o empleados del déspota y los opositores, unos desesperados por sus finales y otros urgidos del final del tiempo del oprobio, al costo que fuese? De haber sido así, como se lee en el histórico documento, todo el hecho político y la misma presencia del gendarme necesario se reduciría y explicaría alrededor de la “zamarrería” y “la ausencia de fronteras morales”.
Pues bien, por haber mirado más allá de las circunstancias y puesto de lado sus propias circunstancias, en otras palabras, por haber entendido que “hasta ahora no ha tenido Venezuela en su ciclo de república ningún hombre cerca de la masa, ningún político identificado con las necesidades e ideales de la multitud”, reza el texto; y por conscientes de que “las apetencias populares han buscado, en vano, quienes las interpreten honradamente y honradamente pidan para ellas beligerancia”, decidieron trabajar para las generaciones futuras, se empeñaron en hacer república, pues Venezuela era algo más que sus oligarquías políticas. 
Optaron, así, por separarse del vicio que marcara – todavía lo hace – nuestro decurso histórico, a saber, considerar a la política como “la alternabilidad de divisas partidaristas en unos mismos grupos ávidos de lucro y de mando, identificados en procedimientos de gobierno y de administración”.
He aquí, pues, lo central, que repito y escribo en anterior columna revisando la experiencia de la oposición chilena a la dictadura de Augusto Pinochet. Fracasados, obviamente, los intentos mediados de diálogo entre éste y la primera, facilitados por la Iglesia, el diálogo verdadero hubo lugar – como le ocurre a los autores del Plan de Barranquilla – entre los conductores del porvenir de esa nación sureña y por el mismo motivo que anima y se señala en el histórico libelo: “Coexistiendo con la tarea concreta de acopiar elementos de todo orden para la lucha…, debe desarrollarse activamente otra de análisis de los factores políticos, sociales y económicos que permitieron el arraigo y duración prolongada del orden de cosas que se pretende destruir”; justamente, para evitar “el error de suponer que con la simple renovación de la superestructura política estaba asegurado para Venezuela un ciclo de vida patriarcal”.
Visto lo inmediato, la final y unánime reacción compacta de toda la comunidad internacional en contra de un hecho preciso, distinto de los 140 escuderos caídos y los centenares de presos políticos que deja a la vera y como sus víctimas el régimen de Nicolás Maduro, es decir, el desconocimiento por éste del principio del voto universal, directo y secreto, secuestrado para instalar, con apoyo de la Fuerza Armada, una espuria y dictatorial asamblea nacional constituyente; y la coincidencia, al respecto, del claro mandato que le da el pueblo a la “vanguardia opositora” en la consulta del 16 de julio pasado, cuando su mayoría “rechaza y desconoce” tal constituyente por nacida sin su aprobación previa; cabe preguntarse ahora ¿cuál hubiese sido el comportamiento de los redactores del Plan de Barranquilla?  
¿Qué dirían de observar que el despotismo instalado en Venezuela, desde el día siguiente a los hechos narrados sesiona con los mandatarios del pueblo y, entre otras cuestiones, de espaldas a la orden soberana, debaten sobre el eventual reconocimiento a la constituyente dictatorial?  
Dos enseñanzas del Plan vienen a propósito y las transcribo sin aditamentos: “El balance de un siglo para los de abajo, para la masa, es éste: hambre, ignorancia y vicio. Esos tres soportes han sostenido el edificio de los despotismos… [y] presumen espíritus simplistas, viciados de la tradicional indolencia venezolana para ahondar problemas, que “asociaciones cívicas” y otros remedios fáciles de la misma índole bastarían para promover en el país un movimiento de dignificación civil”. 
Los 8 predicados del Plan de Barranquilla, cambiando lo cambiable, gozan, es lo insólito, de una vigencia increíble pasados casi 90 años: 1. Hombres civiles al manejo de la cosa pública; 2. Libertad de prensa y garantía de derechos humanos; 3. Confiscación de los bienes de los hombres del régimen y su entrega al pueblo; 4. Enjuiciamiento – tribunal de salud pública – de los responsables del despotismo; 5. Protección de las clases productoras; 6. “Desanalfabetización” de las masas: moral y luces, a fin de dignificarlas; 7. Revisión de los contratos y concesiones dadas por la dictadura; 8. Convocatoria de una verdadera asamblea constituyente, para que elija un gobierno provisional y reforme la Constitución para eliminar las razones de fondo “que permitieron el arraigo y duración prolongada del orden de cosas que se pretende destruir”, como cabe reiterarlo.

]]>
<![CDATA[En opinión: Ciudadanos del mar]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Ciudadanos-del-mar-20170919-0007.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Ciudadanos-del-mar-20170919-0007.html Los puertos son de los barcos. Donde los habitantes de tierra sin branquias, conectados permanentemente a nuestro enorme tanque de oxígeno, podemos acercarnos al mar, dialogar con él, rememorar nuestro pasado anfibio, es en las playas.
Sólo las playas tienen el curioso poder de desnudarnos, de despojarnos de la ropa y de los prejuicios que vienen con ella. Lo que está mal visto en tierra firme, lo socialmente inaceptable, en la playa se desborona como castillos de arena ante las olas. 
Quizás por eso ir a la playa es el entretenimiento humano más global del planeta. Como si más allá de las construcciones culturales que hemos hecho entorno a los cuerpos de agua, en alguna parte de nuestro cerebro reptil añoramos volver a esa madre de la que emergió toda la vida que es el mar.
Ayer se celebró el Día Internacional de las Playas y el sábado pasado, como todos los tercer sábado de septiembre desde 1991, la jornada mundial de limpieza de cotas, mientras el tercer huracán de la temporada, María, avanza amenazador sobre el mar Caribe.
Las imágenes que hemos visto de Barbuda, San Martín, Cuba y la ciudad de Miami tras el paso de Irma pueden ser el preludio de lo que el Cambio Climático puede implicar para las playas, para esa siempre inestable zona en la que termina la tierra y empieza el mar.
Las vemos así, desde esa perspectiva, como el lugar dónde termina la tierra y comienza el mar porque, aunque racionales, pensantes, inteligentes, somos animales de tierra firme y en función de esa condición construimos nuestra identidad. 
Hemos hecho de la orilla una frontera y quizás por ello, lo que no ha logrado el incremento del calor o el excesivo frío, lo que no ha podido la sequía o las inundaciones diluvianas, lo que no ha conseguido el descongelamiento de bloques de hielo polar de kilómetros cuadrados, ni la desaparición de la capa de ozono, todo eso aparentemente distante, en las playas puede crear un punto de inflexión para la creación de nuestra conciencia planetaria, esa ciudadanía eco global que tenemos que edificar.
Esas imágenes que a todos nos asombró. Las olas chocando contra los edificios de Miami, borrando el trazado de las calles, volviendo a los semáforos y a las señales de tránsito objetos inútiles, debemos tomarlas como una postal que un amigo del futuro inmediato nos envió.
Es probable que usted no crea que eso puede a llegar a ser permanente, que el nivel del mar suba de tal forma que haga de Miami o de La Habana –en eso la política o la ideología poco importa- una especie de Venecia de azoteas, pero debería procurar informarse porque las islas Marshall y Maldivas se han incorporado con China, la Unión Europea y Canadá en una campaña por hacer cumplir el Acuerdo de Paris sobre Cambio Climático después de la patada de Donald Trump.
Por si no lo sabía, el presidente Trump retiró a los Estados Unidos del acuerdo que busca que los países industrializados disminuyan sus emisiones de CO para que la temperatura del planeta no se incremente por encima de 1,5 grados más antes del 2050.
Pero hay científicos que piensan que eso ya ocurrió y que la temperatura del planeta seguirá aumentando hasta que quizás la promesa bíblica, esa que siempre tomamos por mera metáfora apocalíptica, se haga realidad. Que los gobiernos poco pueden hacer si la humanidad no vuelve a la playa o un modo de vida que no esté basado en el consumo excesivo, superfluo y ajeno a lo biológico.
Sólo esa conciencia planetaria, ese reconocimiento como especie y como ciudadanía eco global, que puede crearse tan rápido como un huracán, podrá reencontrarnos con el mar. Mirándonos desde el mar, no desde nuestras orillas particulares, podremos reconocernos como iguales, como hermanos, humanidad.
 ]]>
<![CDATA[En opinión: El reto cognitivo de todos]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-El-reto-cognitivo-de-todos-20170918-0078.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-El-reto-cognitivo-de-todos-20170918-0078.html A propósito de las ocho leyes propuestas por el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, camarada Nicolás Maduro, el pasado 7 de septiembre, como resultado de los estudios y reflexiones de más de cuatro años. Ellas están bien meditadas y razonadas para enfocar la solución de la problemática económica de una manera integral, como deben construirse las decisiones en una Revolución Socialista. El reto es cognitivo pero también afectivo y gerencial socialista. 

Por ello, llamo la atención de periodistas, voceros o voceras, y líderes a comprenderlas integralmente y no analizarlas fragmentariamente. La fragmentación de la realidad es una línea de estudio y análisis impuesta por el neoliberalismo y basada en el neopositivismo o empirismo lógico impulsados por el auge del capitalismo e intencionalmente llevada a universidades, liceos y escuelas de los países del sur de manera que se vea o sienta o perciba la realidad pero que no se comprenda, pues así el pueblo no puede asimilar la realidad explotadora del capitalismo en su totalidad y actuar en consecuencia. 

Las ocho leyes están sustentadas en las múltiples condiciones políticas, sociales, jurídicas y de seguridad creadas por la Revolución Bolivariana de manera que tienen una base sólida para llevarse a efecto y aplicarse por las instituciones involucradas que en realidad deben ser todos los ministerios y entes adscritos pues de una u otra forma, y con una u otra intensidad, todas y todos deben cumplir tareas derivadas de esas ocho leyes, porque el problema económico no se limita a los campos productivo, comercial, financiero o inversionista, sino que extiende sus ramificaciones a la geopolítica y a la seguridad ciudadana y de la Nación, dados los intereses imperiales que están incidiendo en la pretendida desestabilización del sistema político venezolano. 

Al ser ocho instrumentos jurídicos claves del sistema de acciones estratégicaspara enfrentar con más éxito la guerra económico-política que el imperio y la clase capitalista parasitaria con sus ramificaciones dependientes ejecutan contra el pueblo, buscando que este rechace la vía al socialismo, nos corresponde, a cada uno de los más de ocho millones de patriotas decididos a defender la Patria de las amenazas imperialistas de EE UU, a apoyarlas instrumental y comunicacionalmente desde ya y más que todo en cuanto comiencen los debates y las ocho leyes las apruebe la Asamblea Nacional Constituyente. 

Las leyes requerirán esfuerzos y dedicación de tiempo libre para participar en los debates en la comunidad y darle ánimo al pueblo de forma razonada, presentando la articulación y determinaciones de éxito que presuponen unas sobre otras. Publicarlas y difundirlas con reflexiones y reportes acerca de sus beneficios vinculándolos a acciones concretas de los órganos correspondientes, son acciones lógicas y necesarias. 

De qué valen los acuerdos de precios establecidos con el empresariado, planteados en una de las ocho leyes si no se instrumenta adecuadamente el sistema de fiscales comunales establecidos en otra de las leyes, el cual implica creación revolucionaria, funcionamiento socialista, autorregulación comunal y sostenibilidad bolivariana de ese sistema del poder popular. Debemos concientizar profundamente que la Revolución está replicando en el nivel comunal y de las comunidades los cinco poderes del Estado Bolivariano social, de derecho y de justicia, lo cual es todo un avance en el cumplimiento de los objetivos del Plan de la Patria y que impactará en toda la construcción de una Venezuela mejor y posible. 

De qué vale tener todo un sistema de inversiones extranjeras si no se controla por el pueblo y si no se hace la promoción hacia todo el mundo, desde todos los ministerios, entes y empresas públicas pues a todas y todos les debe interesar por lo que las inversiones extranjeras significan para la creación de proyectos que aseguren el desarrollo sostenible de la Nación e incluso se facilite la ejecución y la eficacia de las dos leyes anteriores y las restantes. 

La promoción no es asumir gestiones inapropiadamente, sino es establecer sistemas de comunicaciones desde todos los espacios revolucionarios que sostienen relaciones con personas públicas, instituciones y amistades en el exterior para ponerlos al día, enviarles las alternativas de inversiones en Venezuela, los atractivos, y colocarlos en las páginas web de los ministerios e instituciones, pues todos somos un solo gobierno.
 Por supuesto, la campaña de promoción (con atractivos, condiciones, procedimientos) debe salir del organismo correspondiente y debe contemplar la fuerza comunicacional que significan tres decenas de ministerios y otras decenas de entes adscritos, fundaciones, empresas públicas, etc, para que reciban la promoción a difundir. Serán miles de promotores orgánicos de los proyectos inversionistas de Venezuela. 

Cada una de esas ocho leyes guardan estrecha relación entre ellas por lo que ninguna puede verse aspirando al éxito sin que se cumplan las otras. He ahí la garantía de su éxito que está mediado por la comprensión de todos y todas las ciudadanas y ciudadanos, pues en el socialismo solo el pueblo salva al pueblo. Y no es retórica. 

Por supuesto, cada una de las ocho leyes supondrá, construir decisiones y aplicarlas aguas abajo y aguas arriba, con nuevas medidas que deben adoptarse siempre pensando en la integridad de ese sistema de leyes y de la realidad que es una sola y por lo que cada medida a tomar debe ser evaluada en sus diversas consecuencias para que luego no nos sorprendan los efectos, lo cual seguramente podría implicar cambios de otras leyes y decretos que obstaculizan ese subsistema de ocho leyes. 

Y esa es la gran tarea de la ANC, necesaria y apasionante. No dejar vigente o intacta ninguna otra ley que impida aplicar estas ocho de forma integral porque estas ocho están dirigidas a darle más poder al pueblo y disminuirle los márgenes de acción al imperialismo y a sus lacayos que aspiran a detener la Revolución que el pueblo construye y ya hoy es un faro de luz para otros pueblos del mundo. 

Explicar esa integridad de las ocho leyes y del significado legislativo, económico y político instrumental para garantizar el éxito, ante la guerra económica e hibrida imperial, es el gran reto de l@s comunicador@s y de la vocería de l@s lideres a todos los niveles, pues, en gran medida, son l@s periodistas que entrevistan y quienes tienen el deber de "extraer", de "sacar" de la conciencia de cada entrevistado el razonamiento acerca de la integridad de esas ocho leyes. 

Y lo pueden hacer si no se limitan a buscar descripciones sino también explicaciones con la pregunta típica del Por qué y de indagar en los posibles o reales obstáculos para el cumplimiento de las leyes, siempre con el fin de revelar todo ante el pueblo que es quien con su acción guiada por el líder y Presidente obrero, en todos los espacios, está salvando al pueblo. Siempre con "virtudes, talento y valentía" como exigía el Libertador Simón Bolívar y lo cumplió ejemplarmente Hugo Chávez.

]]>
<![CDATA[Más leña al fuego]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/-Mas-lena--al-fuego-20170919-0008.html http://www.panorama.com.ve//opinion/-Mas-lena--al-fuego-20170919-0008.html Aunque muchos no legitimamos la convocatoria y elección de la ANC por su carácter inconstitucional, estábamos expectantes ante los anuncios que en ese escenario haría el Presidente Maduro para enfrentar la grave crisis económica y social del país.

   Más aún, porque las sanciones de EEUU y las que está cocinando la UE, aumentarán el sufrimiento y la precarización social del país, la carestía de alimentos y medicinas, la inseguridad y el deterioro de los servicios, combinado con la caída en barrena de la actividad económica por el colapso irreversible del petro-Estado y del modelo rentístico-extractivista.

Ante esta tragedia social, que ya no puede ser invisibilizada con el silenciamiento de las estadísticas oficiales, y la intervención imperialista en ciernes, era obligatorio para el Jefe del Estado aproximarse al país nacional admitiendo los errores cometidos por su gobierno en materia de política económica, para luego plantear las propuestas y rectificaciones que permitirían avanzar hacia una economía post-rentista, única opción para enfrentar el cerco imperialista siguiendo el ejemplo de Irán. Prefirió cubrirse de nuevo con el paraguas de la “guerra económica” para evadir responsabilidades y reciclar medidas fracasadas, ahora revestidas como “leyes constituyentes” constitucionalmente inexistentes.

Sus medidas no conforman un programa económico coherente. Parecen una “colcha de retazos” tejida con acciones efectistas puntuales que le echan más leña al fuego. Mientras el BCV no recupere la soberanía cambiaria mediante una política que propenda al equilibrio cambiario, el control de precios acordado o no, seguirá incrementando la escasez y la inflación, ampliará el mercado ilícito en el que pululan las poderosas mafias internas y externas que se nutren de la brecha cambiaria, para amplificar el contrabando, el lavado de activos y el caos social tan deseado por quienes buscan una salida violenta a la crisis política.

El gobierno mantiene el control de cambio múltiple mientras tolera la libre convertibilidad bolívar-peso. Dos políticas que nutren el paralelismo cambiario promovido desde el Banco de la República de Colombia a través de las casas de cambio fronterizas de ese país ¡Vaya extraña estrategia para enfrentar la llamada “guerra económica! La de estimular la inflación inducida por la acumulación mafiosa de capital.
 

]]>
<![CDATA[En opinión: Ningún ser humano es ilegal]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Ningun-ser-humano-es-ilegal-20170918-0040.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Ningun-ser-humano-es-ilegal-20170918-0040.html ...Los millones de inmigrantes indocumentados son una amenaza para el intento del retorno a aquellos tiempos nostálgicos, de cuando EEUU era “grande”, de cuando los blancos (por ley) podían comprar y vender negros como mercancía. 

Aquellos quienes odiaron, deshumanizaron, lincharon, quemaron —incluyendo niños y niñas— y esclavizaron a los negros (cuando EE UU era “grande”), son los mismos que hoy odian a los inmigrantes indocumentados; son los mismos que odian a quienes se organizan, a quienes protestan por sus derechos, a quienes en las calles demandan dignidad. 
Los reaccionarios anti-inmigrantes odian al trabajador indocumentado porque saben muy bien que los indocumentados son un peligro para la derecha retrógrada, son un peligro para la llamada “supremacía” blanca, son un peligro para la ideología ultraconservadora de EE UU. Los millones de inmigrantes indocumentados son una amenaza para el intento del retorno a aquellos tiempos nostálgicos, de cuando EEUU era “grande”, de cuando los blancos (por ley) podían comprar y vender negros como mercancía.
Que le quede claro a los reaccionarios anti-inmigrantes, no, no es culpa de los padres del ‘Dreamer’ el haberlo traído a EE UU cuando aún era muy pequeño. La verdadera culpable es la intervención norteamericana en México, en el resto de América Latina y en otras partes del mundo. En otras palabras, EE UU es el principal culpable de que 11 millones de personas se hayan visto obligadas a abandonar sus países de nacimiento.
Que le quede claro a los reaccionarios anti-inmigrantes, EE UU no le da de comer a los inmigrantes, son los inmigrantes quienes le dan de comer a EE UU. El indocumentado no toma ventaja de EE UU, es EE UU quien toma ventaja del indocumentado, al usarlo como mano de obra barata, al explotarlo en su lugar de trabajo, al arrebatarle sus derechos, al usarlo de chivo expiatorio para obtener ganancias en el terreno político y luego querer desecharlo.
Ni con muros, ni con deportaciones, ni con discursos anti-mexicanos, ni con discursos anti-inmigrantes podrán detener el flujo migratorio hacia EE UU. Si en verdad quieren poner un alto a la emigración de mexicanos y latinoamericanos, dejen entonces de derrocar gobiernos, dejen de meter sus grandes narices en otros países, dejen de asesinar líderes progresistas, dejen de robarse los recursos naturales, dejen de entrometerse en la vida social, política y cultural de América Latina, dejen de patrocinar a gobiernos marionetas, apátridas y entreguistas.
Con Bush o sin Bush, con Obama o sin Obama, con Trump o sin Trump, con Daca o sin Daca, con neonazis o sin neonazis, con reaccionarios anti-inmigrantes o sin reaccionarios anti-inmigrantes, la lucha por la liberación de 11 millones de trabajadores inmigrantes continúa.

]]>
<![CDATA[El reto cognitivo de todos]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-reto-cognitivo-de-todos-20170918-0039.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-reto-cognitivo-de-todos-20170918-0039.html Las leyes requerirán esfuerzos y dedicación de tiempo libre para participar en los debates en la comunidad y darle ánimo al pueblo de forma razonada, presentando la articulación y determinaciones de éxito que presuponen unas sobre otras. 

A propósito de las ocho leyes propuestas por el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, camarada Nicolás Maduro, el pasado 7 de septiembre, como resultado de los estudios y reflexiones de más de cuatro años. Ellas están bien meditadas y razonadas para enfocar la solución de la problemática económica de una manera integral, como deben construirse las decisiones en una Revolución Socialista. El reto es cognitivo pero también afectivo y gerencial socialista. 

Por ello, llamo la atención de periodistas, voceros o voceras, y líderes a comprenderlas integralmente y no analizarlas fragmentariamente. La fragmentación de la realidad es una línea de estudio y análisis impuesta por el neoliberalismo y basada en el neopositivismo o empirismo lógico impulsados por el auge del capitalismo e intencionalmente llevada a universidades, liceos y escuelas de los países del sur de manera que se vea o sienta o perciba la realidad pero que no se comprenda, pues así el pueblo no puede asimilar la realidad explotadora del capitalismo en su totalidad y actuar en consecuencia. 

Las ocho leyes están sustentadas en las múltiples condiciones políticas, sociales, jurídicas y de seguridad creadas por la Revolución Bolivariana de manera que tienen una base sólida para llevarse a efecto y aplicarse por las instituciones involucradas que en realidad deben ser todos los ministerios y entes adscritos pues de una u otra forma, y con una u otra intensidad, todas y todos deben cumplir tareas derivadas de esas ocho leyes, porque el problema económico no se limita a los campos productivo, comercial, financiero o inversionista, sino que extiende sus ramificaciones a la geopolítica y a la seguridad ciudadana y de la Nación, dados los intereses imperiales que están incidiendo en la pretendida desestabilización del sistema político venezolano. 

Al ser ocho instrumentos jurídicos claves del sistema de acciones estratégicaspara enfrentar con más éxito la guerra económico-política que el imperio y la clase capitalista parasitaria con sus ramificaciones dependientes ejecutan contra el pueblo, buscando que este rechace la vía al socialismo, nos corresponde, a cada uno de los más de ocho millones de patriotas decididos a defender la Patria de las amenazas imperialistas de EE UU, a apoyarlas instrumental y comunicacionalmente desde ya y más que todo en cuanto comiencen los debates y las ocho leyes las apruebe la Asamblea Nacional Constituyente. 

Las leyes requerirán esfuerzos y dedicación de tiempo libre para participar en los debates en la comunidad y darle ánimo al pueblo de forma razonada, presentando la articulación y determinaciones de éxito que presuponen unas sobre otras. Publicarlas y difundirlas con reflexiones y reportes acerca de sus beneficios vinculándolos a acciones concretas de los órganos correspondientes, son acciones lógicas y necesarias. 

De qué valen los acuerdos de precios establecidos con el empresariado, planteados en una de las ocho leyes si no se instrumenta adecuadamente el sistema de fiscales comunales establecidos en otra de las leyes, el cual implica creación revolucionaria, funcionamiento socialista, autorregulación comunal y sostenibilidad bolivariana de ese sistema del poder popular. Debemos concientizar profundamente que la Revolución está replicando en el nivel comunal y de las comunidades los cinco poderes del Estado Bolivariano social, de derecho y de justicia, lo cual es todo un avance en el cumplimiento de los objetivos del Plan de la Patria y que impactará en toda la construcción de una Venezuela mejor y posible. 

De qué vale tener todo un sistema de inversiones extranjeras si no se controla por el pueblo y si no se hace la promoción hacia todo el mundo, desde todos los ministerios, entes y empresas públicas pues a todas y todos les debe interesar por lo que las inversiones extranjeras significan para la creación de proyectos que aseguren el desarrollo sostenible de la Nación e incluso se facilite la ejecución y la eficacia de las dos leyes anteriores y las restantes. 

La promoción no es asumir gestiones inapropiadamente, sino es establecer sistemas de comunicaciones desde todos los espacios revolucionarios que sostienen relaciones con personas públicas, instituciones y amistades en el exterior para ponerlos al día, enviarles las alternativas de inversiones en Venezuela, los atractivos, y colocarlos en las páginas web de los ministerios e instituciones, pues todos somos un solo gobierno.
 Por supuesto, la campaña de promoción (con atractivos, condiciones, procedimientos) debe salir del organismo correspondiente y debe contemplar la fuerza comunicacional que significan tres decenas de ministerios y otras decenas de entes adscritos, fundaciones, empresas públicas, etc, para que reciban la promoción a difundir. Serán miles de promotores orgánicos de los proyectos inversionistas de Venezuela. 

Cada una de esas ocho leyes guardan estrecha relación entre ellas por lo que ninguna puede verse aspirando al éxito sin que se cumplan las otras. He ahí la garantía de su éxito que está mediado por la comprensión de todos y todas las ciudadanas y ciudadanos, pues en el socialismo solo el pueblo salva al pueblo. Y no es retórica. 

Por supuesto, cada una de las ocho leyes supondrá, construir decisiones y aplicarlas aguas abajo y aguas arriba, con nuevas medidas que deben adoptarse siempre pensando en la integridad de ese sistema de leyes y de la realidad que es una sola y por lo que cada medida a tomar debe ser evaluada en sus diversas consecuencias para que luego no nos sorprendan los efectos, lo cual seguramente podría implicar cambios de otras leyes y decretos que obstaculizan ese subsistema de ocho leyes. 

Y esa es la gran tarea de la ANC, necesaria y apasionante. No dejar vigente o intacta ninguna otra ley que impida aplicar estas ocho de forma integral porque estas ocho están dirigidas a darle más poder al pueblo y disminuirle los márgenes de acción al imperialismo y a sus lacayos que aspiran a detener la Revolución que el pueblo construye y ya hoy es un faro de luz para otros pueblos del mundo. 

Explicar esa integridad de las ocho leyes y del significado legislativo, económico y político instrumental para garantizar el éxito, ante la guerra económica e hibrida imperial, es el gran reto de l@s comunicador@s y de la vocería de l@s lideres a todos los niveles, pues, en gran medida, son l@s periodistas que entrevistan y quienes tienen el deber de "extraer", de "sacar" de la conciencia de cada entrevistado el razonamiento acerca de la integridad de esas ocho leyes. 

Y lo pueden hacer si no se limitan a buscar descripciones sino también explicaciones con la pregunta típica del Por qué y de indagar en los posibles o reales obstáculos para el cumplimiento de las leyes, siempre con el fin de revelar todo ante el pueblo que es quien con su acción guiada por el líder y Presidente obrero, en todos los espacios, está salvando al pueblo. Siempre con "virtudes, talento y valentía" como exigía el Libertador Simón Bolívar y lo cumplió ejemplarmente Hugo Chávez.

]]>
<![CDATA[¿El silencio, indolencia o conformidad?]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/-El-silencio-indolencia--o-conformidad-20170918-0042.html http://www.panorama.com.ve//opinion/-El-silencio-indolencia--o-conformidad-20170918-0042.html Nos guste o no, lo veamos o no, el gobierno camina directo hacia la implantación de un sistema socialista. “That’s the questión”.  Que en la primera etapa o sea de transición  se vaya a un sistema de economía mixta es otra cosa. Esa es la transición de que habla el gobierno. Mientras para la oposición es cambio de gobierno. ¡Cuestión de estrategia Dr. Watson!, dirían en la famosa serie de suspenso  del detective Sherlock Holmes! Los ocho anteproyectos de leyes, presentado por Maduro, en la ANC, lo corroboran. Sin embargo, la matriz de opinión posicionada por la oposición internacionalmente tiene relación con dictadura, no obstante el número de elecciones realizadas y la libre expresión del pensamiento existente. 
    Por lo que podríamos asumir que no se combate desde la oposición un gobierno democrático, se enfrenta una dictadura que además según la matriz de opinión es “corrupta, traficante de droga, totalitaria y como si fuera poco mantiene preso a números políticos y militares a los que tortura, pisoteándoles sus sagrados DDHH”. Lo sorprendente es que sobre estos hechos el gobierno ni los desmiente ni los rechaza probando lo contrarío. El que calla otorga. Tampoco hace esfuerzo para evitar estos abusos. Todas estas “menudas” acusaciones es lo que sustentan las sanciones económicas financieras provenientes de los EE UU. Aquí vuelve el gobierno a combatir la medida y sus efectos en el discurso pero no hace nada por corregir las causas.  
     La otra situación relevante es la grave y ya vergonzosa problemática socio económica, la migración masiva de venezolanos y la complicada inseguridad de bienes y personas. El 77% de la población,  pasa el paramo en escarpines, con los altísimos precios de los alimentos y medicinas, la cola en los bancos buscando dinero y recibiendo la mínima cifra de 10.000 bolívares. A la masiva escasez de alimentos y medicinas se agrega ahora la falta de dinero porque este permanece arbitrariamente en los bancos. Según ellos, el gobierno no les baja los bolívares. Crítica e inhumana la situación a nivel de pensionados y jubilados. Por otro lado, sigue la migración de gente al exterior. 


     Así como se publicita en pieza musical “Nada para la guerra” se debiera hacerlo con una que diga “Nada para la tortura, el preso político y la arbitrariedad” que parece ser una conducta sistémica del gobierno. Hay que institucionalizar el libre proceso, el derecho a la defensa y el respeto a los derechos humanos. Es el deber del gobierno hacerlo punto de honor. Invulnerable. Sagrada. El país está en paz, entonces ¿Por qué no liberar a todos los presos políticos? Y quitar esa rémora terrible. ¿Qué gana con tener presos políticos y qué pierde con liberarlos? En imagen, pues gana con soltarlos y pierde con tenerlos presos. 
   Venezuela adolece además de una estrategia comunicacional para enfrentar y combatir la matriz de opinión de gobierno corrupto, narcotraficante y violador de los derechos humanos. Contra esa matriz se comportan displicentes, estoicos e inmutables.  ¿Cuál es la razón de esta insensible actitud? Vuelvo a repetir, acaso el que calla no otorga. Inentendible. El silencio es uno de los más contundentes mensajes. Es necesarias repuestas categóricas que no dejen duda alguna. Explicitas.  Evidentes.

]]>
<![CDATA[Lo que no se ve, por el embajador Rafael Ramírez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Lo-que-no-se-ve-por-el-embajador-Rafael-Ramirez-20170915-0094.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Lo-que-no-se-ve-por-el-embajador-Rafael-Ramirez-20170915-0094.html Solía decir un viejo amigo que en política lo más peligroso es lo que no se ve. Expresión muy adecuada para describir una situación política que se va complicando peligrosamente porque los factores o causas que la originan pasan desapercibidas por los que toman decisiones, bien porque no se valoran correctamente o porque son subestimadas. Cuando este fenómeno avanza se genera un efecto explosivo o desencadenante porque se ha producido  una acumulación de factores que, no atendidos a tiempo o sencillamente postergados se combinan y potencian con efectos en algunos casos catastróficos para los estamentos políticos o los pueblos bajo su conducción.

Ejemplos de este fenómeno abundan en la política. No pudo valorar o enfrentar correctamente la Revolución Chilena, la profundidad del fascismo que se incubaba en las elites y los mandos militares, llegando al punto de nombrar al mismo Augusto Pinochet Ministro de la Defensa, días antes del zarpazo. El valiente Presidente Salvador Allende dejó para la posteridad la lección para su Pueblo en su última y dolorosa proclama desde Radio Magallanes cuando el Golpe se consumaba “…El capital foráneo, el imperialismo, unido a la reacción, creó el clima para que las Fuerzas Armadas rompieran su tradición…”. El Presidente Chileno pagó con su vida, pagaron con miles de vidas las fuerzas revolucionarias y el pueblo Chileno, además del terrible retroceso de su sociedad bajo la dictadura.

La República Española, no pudo detener la contraofensiva monárquica, que parte desde los territorios coloniales en África a los cuales se les postergó la liberación. Incluso la dirección de la revolución se permitió aplastar y reprimir a los partidos anarquistas de Cataluña, para luego perecer todos bajo la barbarie y el crimen de las tropas franquistas fuertemente apoyadas por el eje nazi-fascista que luego barrería con Europa.

Poco antes del inicio de la primavera árabe estuvimos en Trípoli con el Comandante Chávez, me sorprendió la estabilidad política y el control aparente que tenía el Líder Muammar Gaddafi del país, la prosperidad de su pueblo. Ya se habían producido los acuerdos políticos y pactos secretos con las potencias occidentales y la apertura del sector petrolero a las transnacionales. Eran comunes las visitas de los Presidentes de las potencias Europeas a Trípoli y las fotos con el Líder de la Revolución. El mundo quedó sorprendido del giro imprevisto de los acontecimientos políticos en el hermano país africano, la agresión militar conducida y aupada por los antiguos visitantes y amigos europeos. Muammar Gaddafi pagó con su vida y Libia ha sido víctima del crimen y anarquía de diversos grupos extremistas y terroristas que asolan su tierra con las mismas armas provistas por los verdugos de su pueblo.

A la caída de Marcos Pérez Jiménez, la Unión Cívico Militar y la Junta Patriótica, encabezada por Fabricio Ojeda, resumían el espíritu revolucionario y transformador del movimiento insurrecional que dio al traste con la dictadura. Sin embargo, sucesivos errores políticos y decisiones de los partidos de la revolución, permitieron a las elites que hasta entonces apoyaron al dictador, restablecer su control del país con el pacto de Punto Fijo y ahogar en represión los intentos de la juventud venezolana de tomar el cielo por asalto. Se perdió así, el impulso y el momento de avanzar hacia la conquista del socialismo, sin que siquiera la dirección de los partidos de izquierda se dieran cuenta de su derrota política, lo pagamos caro, diez años de guerra de guerrillas y la inmolación de toda una generación en los asesinatos políticos, los desaparecidos, los TO, la Digepol y toda la violencia de AD y Copei contra las fuerzas revolucionarias, además de la instauración de la IV República y la profundización del capitalismo dependiente del modelo rentista petrolero.

A finales de los ochenta la dirigencia de la IV República, en su prepotencia y desconexión con el pueblo pobre, con la dura situación económica y social del país, después de años de crisis, fue sorprendida por los acontecimientos del Caracazo, respondieron de la manera brutal que lo hicieron masacrando al pueblo pobre de Caracas y luego ya no pudieron contener ni la rebelión del 4 de Febrero, ni el triunfo del Comandante Chávez, iniciando así la V República y la Revolución Bolivariana.

Tenía la IV República a uno de sus líderes más astutos y avezados al frente del Gobierno cuando el Caracazo y el 4 de Febrero y su gobierno de tecnócratas neoliberales avanzaba en la imposición de un paquete de medidas económicas bajo los acuerdos con el FMI. Ya la apertura petrolera se desplegaba en el país, cortando de raíz cualquier posibilidad de salvación del modelo rentista petrolero que colapsó con la IV República.

Por eso tenemos que aprender a escuchar, ver bien, pensar estratégicamente, pensar como nos enseñó el Comandante Chávez. Ir al seno del Pueblo, buscar los problemas bajo las piedras, salir de la zona de confort o de la burbuja que crea el poder, sus mecanismos, sus aduladores.

Hay que activar todos los mecanismos del Poder Popular, todo el pensamiento revolucionario, al Partido Socialista de Venezuela y a todos los partidos de la Revolución. No dejar a nadie atrás. El pensamiento de la vanguardia de la Revolución tiene que destacarse en su claridad y amplitud, su humildad y responsabilidad histórica para identificar todos los factores, fuerzas, intereses en disputa, conflicto y desarrollo político, para no ser sorprendidos por ningún evento que signifique una derrota para la Revolución Bolivariana, para el Pueblo, para el Legado de Chávez.

Todas las derrotas o victorias hay que precisarlas bien en su alcance, podemos obtener una victoria táctica y sin embargo sufrir una derrota estratégica, a veces sin darnos cuenta. Es lo que hay que cuidar, porque acá cualquier derrota tendría consecuencias inconmensurables para nuestro pueblo y nuestro país. Lo reitero, la derecha venezolana, mucho menos sus sectores extremistas, son incapaces de conducir este país, sería el caos, el salto al vacío. El campo de la revolución puede tener errores y problemas, pero la única opción posible para enfrentar con éxito la crisis, esta coyuntura, es la visión Revolucionaria, Popular, Socialista, Chavista.

Nosotros tenemos que ser más exigentes en el análisis, en el debate. Debe permitirse, debe abrirse, para eso existe el Partido. Es un mecanismo de defensa de la Revolución, del Pueblo. Un partido que no discute, no debate, no puede avanzar, no puede contribuir a la toma de decisiones. Como decía innumerables veces el Comandante Chávez, tenemos que dejar atrás el sectarismo, el personalismo, el grupismo, pero nunca, nunca, los principios.

Tenemos la ventaja como pueblo y proceso político que el Comandante Chávez predicó, discutió, abrió el campo de la teoría, la práctica, la contrastaba, sometía todo a escrutinio, a revisión, a reimpulso, ajustaba, enriquecía la idea, desde la tercera vía hasta el socialismo, pasando por el carácter anti imperialista de nuestra Revolución. Si nuestro Líder Supremo estimulaba la discusión y los aportes teóricos, la crítica constructiva la llamaba él, ¿cómo no lo vamos a hacer ahora, que es tan necesario, tan importante, tan definitivo?

¿Que debemos callar? ¿Es el momento de callar? ¿Hacerse a un lado? No, es el momento de aportar, de contribuir, callar es más fácil, más cómodo, pero al mismo tiempo es irresponsable. Eso no quiere decir brincar la talanquera, como le gusta insinuar al enemigo para que el campo revolucionario pierda su principal herramienta para avanzar que son sus ideas, nuestra propuesta. Nosotros sí tenemos un programa, un proyecto, una visión propia, nacional, popular, revolucionaria. Tenemos el pensamiento de Chávez y hemos jurado lealtad a su legado.

Existen distintos grados de conocimientos, de práctica, de experiencia. Todos debemos aportar para fortalecer la estrategia política para superar esta tormenta que el Comandante Chávez sabía que vendría, así nos lo advirtió. Nadie se puede abrogar la verdad o la interpretación de la situación, hay que saber escuchar, para actuar dentro de un solo plan. Discutir todo lo que se pueda, explicar bien al pueblo y avanzar.

La oposición venezolana ha incurrido en un crimen de traición a la Patria. Ha solicitado, pedido, exigido una intervención militar de la potencia más poderosa y agresiva contra nuestro país. Ha pedido en EEUU, Europa y otros países, sanciones de todo tipo, sanciones que además resultan ilegales contra el Estado Venezolano, contra todos los venezolanos. Pretenden deslegitimar nuestras instituciones para luego justificar una agresión, incluyendo la opción militar.

¿Es que alguien piensa que los EEUU van a retirar las sanciones, así porque se lo pidamos? Porque la oposición, la misma que las pidió, ahora dialogue. No se puede ser ingenuo cuando se reta al imperialismo. Que ahora los EEUU va a aflojar la mano sobre CITGO, rehén en su territorio; que no nos quieren hacer daño a todos los venezolanos, sino solo a los Chavistas ¿Alguien de verdad cree que existen las bombas solo mata Chavistas? Quien tenga dudas que vaya y pregunte en Libia, Irak o Siria.

La oposición venezolana ha estimulado la violencia, la han proclamado, con el objetivo de derrocar al gobierno constitucional. Por su errática e irresponsable táctica de lucha han provocado más de cien víctimas fatales, daños, violencia, caos, episodios de brutalidad y violencia fascistas. Definitivamente, debe haber responsables. Este país no se puede permitir que mueran más de cien personas, que quemen vivos seres humanos, que se produzcan linchamientos y ejecuciones sin que pase nada. Así, como si no fuera gran cosa, era de mentira, era para presionar al gobierno.

El diálogo es importante, y siempre es la vía deseada para resolver los problemas de disfuncionalidad política o los conflictos y la confrontación violenta. Pero no puede haber impunidad. La oposición niega públicamente el diálogo, pero participa a escondidas en él. Es decir, no renuncian al uso de la violencia, nunca lo han hecho. Entonces ¿qué negocian?

Ahora la oposición no puede pedir que haya impunidad. Tienen que rendir cuentas, porque hay cientos de familias de las víctimas que esperan por la justicia. Toda la sociedad lo espera.

Lo que ha pasado en PDVSA debe llamarnos a una profunda discusión. Siempre se habló de que nuestra empresa y nuestra política petrolera era uno de los pilares de nuestra Revolución, independientemente del precio, siempre va a ser el pilar de cualquier proceso de transformación por la cantidad extraordinaria de recursos que puede captar para beneficio del pueblo, del país, un factor fundamental para salir de la crisis económica. Ahora resulta que la producción ha caído casi un millón de barriles desde el año 2014. ¿Cómo puede suceder eso? Nosotros entregamos la dirección de la Empresa en agosto de 2014 con una producción de 3 millones de barriles día y un aporte de divisas del orden de 43 mil millones de dólares, el precio cerró en 97 dólares el. Ahora la situación se ha deteriorado mucho, ha caído el precio a 42 dólares el barril, pero esto no explica la caída.

Hay que discutirlo, es un secreto a voces. El sector internacional petrolero, el sector financiero, el espectro económico mundial lo sabe. Los trabajadores lo saben, algo hay que hacer y rápido.

Yo lo puedo decir, tengo que decirlo, me duele lo que está pasando y creo saber como avanzar en la solución. Nuevamente, nuestra empresa solo es viable en Revolución, las transnacionales esperan el asalto de la oposición al poder para repartirse nuestra empresa en pedazos, barrer la política petrolera del Comandante Chávez, la Plena Soberanía Petrolera, saquear nuestros recursos petroleros. Eso no puede suceder, ¡No volverán!

La economía, sí, la economía debe ser ahora nuestra prioridad. Tenemos tiempo diciéndolo, si no se actúa en el problema de raíz, se van acumulando percepciones, efectos, que escalan hacia problemas que están fuera de control. Hay que plantarse y hacer lo que hay que hacer. Hacerlo rápido para proteger a nuestro pueblo de la acción desestabilizadora del capitalismo rampante y especulativo que conspira todos los días y actúa contra nuestra economía para ahogar en problemas a nuestros injertos e incipientes ensayos de Socialismo en el ámbito económico. Son dos modelos en pugna dentro del mismo país.

Hay que explicarlo bien y llamar a todo el país a defender nuestra economía y restablecer los equilibrios necesarios para corregir y avanzar por el camino trazado por el Comandante Chávez, quien por cierto, le dio al país estabilidad y perspectivas de futuro después del colapso del modelo rentista petrolero de la IV República.

Acá en las Naciones Unidas, se inicia el 72 periodo de sesiones de la Asamblea General, vendrá nuestro Canciller, juntos seguiremos desplegados en defensa de nuestra Patria, la Patria de todos los Venezolanos, se levantarán las voces de los líderes de los países hermanos, estaremos con ellos, también hablará el imperio, todavía hay un fuerte olor a azufre. ¡Viva Chávez! ¡Venceremos!

]]>
<![CDATA[Lo que no se ve, artículo del embajador Rafael Ramírez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Lo-que-no-se-ve-articulo-del-embajador-Rafael-Ramirez-20170916-0033.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Lo-que-no-se-ve-articulo-del-embajador-Rafael-Ramirez-20170916-0033.html Solía decir un viejo amigo que en política lo más peligroso es lo que no se ve. Expresión muy adecuada para describir una situación política que se va complicando peligrosamente porque los factores o causas que la originan pasan desapercibidas por los que toman decisiones, bien porque no se valoran correctamente o porque son subestimadas.

Cuando este fenómeno avanza se genera un efecto explosivo o desencadenante porque se ha producido  una acumulación de factores que, no atendidos a tiempo o sencillamente postergados se combinan y potencian con efectos en algunos casos catastróficos para los estamentos políticos o los pueblos bajo su conducción.

Ejemplos de este fenómeno abundan en la política. No pudo valorar o enfrentar correctamente la Revolución Chilena, la profundidad del fascismo que se incubaba en las elites y los mandos militares, llegando al punto de nombrar al mismo Augusto Pinochet Ministro de la Defensa, días antes del zarpazo.

El valiente Presidente Salvador Allende dejó para la posteridad la lección para su Pueblo en su última y dolorosa proclama desde Radio Magallanes cuando el Golpe se consumaba “…El capital foráneo, el imperialismo, unido a la reacción, creó el clima para que las Fuerzas Armadas rompieran su tradición…”. El Presidente Chileno pagó con su vida, pagaron con miles de vidas las fuerzas revolucionarias y el pueblo Chileno, además del terrible retroceso de su sociedad bajo la dictadura.

La República Española, no pudo detener la contraofensiva monárquica, que parte desde los territorios coloniales en África a los cuales se les postergó la liberación. Incluso la dirección de la revolución se permitió aplastar y reprimir a los partidos anarquistas de Cataluña, para luego perecer todos bajo la barbarie y el crimen de las tropas franquistas fuertemente apoyadas por el eje nazi-fascista que luego barrería con Europa.

Poco antes del inicio de la primavera árabe estuvimos en Trípoli con el Comandante Chávez, me sorprendió la estabilidad política y el control aparente que tenía el Líder Muammar Gaddafi del país, la prosperidad de su pueblo. Ya se habían producido los acuerdos políticos y pactos secretos con las potencias occidentales y la apertura del sector petrolero a las transnacionales.

Eran comunes las visitas de los Presidentes de las potencias Europeas a Trípoli y las fotos con el Líder de la Revolución. El mundo quedó sorprendido del giro imprevisto de los acontecimientos políticos en el hermano país africano, la agresión militar conducida y aupada por los antiguos visitantes y amigos europeos. Muammar Gaddafi pagó con su vida y Libia ha sido víctima del crimen y anarquía de diversos grupos extremistas y terroristas que asolan su tierra con las mismas armas provistas por los verdugos de su pueblo.

A la caída de Marcos Pérez Jiménez, la Unión Cívico Militar y la Junta Patriótica, encabezada por Fabricio Ojeda, resumían el espíritu revolucionario y transformador del movimiento insurrecional que dio al traste con la dictadura. Sin embargo, sucesivos errores políticos y decisiones de los partidos de la revolución, permitieron a las elites que hasta entonces apoyaron al dictador, restablecer su control del país con el pacto de Punto Fijo y ahogar en represión los intentos de la juventud venezolana de tomar el cielo por asalto.

Se perdió así, el impulso y el momento de avanzar hacia la conquista del socialismo, sin que siquiera la dirección de los partidos de izquierda se dieran cuenta de su derrota política, lo pagamos caro, diez años de guerra de guerrillas y la inmolación de toda una generación en los asesinatos políticos, los desaparecidos, los TO, la Digepol y toda la violencia de AD y Copei contra las fuerzas revolucionarias, además de la instauración de la IV República y la profundización del capitalismo dependiente del modelo rentista petrolero.

A finales de los ochenta la dirigencia de la IV República, en su prepotencia y desconexión con el pueblo pobre, con la dura situación económica y social del país, después de años de crisis, fue sorprendida por los acontecimientos del Caracazo, respondieron de la manera brutal que lo hicieron masacrando al pueblo pobre de Caracas y luego ya no pudieron contener ni la rebelión del 4 de Febrero, ni el triunfo del Comandante Chávez, iniciando así la V República y la Revolución Bolivariana.

Tenía la IV República a uno de sus líderes más astutos y avezados al frente del Gobierno cuando el Caracazo y el 4 de Febrero y su gobierno de tecnócratas neoliberales avanzaba en la imposición de un paquete de medidas económicas bajo los acuerdos con el FMI. Ya la apertura petrolera se desplegaba en el país, cortando de raíz cualquier posibilidad de salvación del modelo rentista petrolero que colapsó con la IV República.

Por eso tenemos que aprender a escuchar, ver bien, pensar estratégicamente, pensar como nos enseñó el Comandante Chávez. Ir al seno del Pueblo, buscar los problemas bajo las piedras, salir de la zona de confort o de la burbuja que crea el poder, sus mecanismos, sus aduladores.

Hay que activar todos los mecanismos del Poder Popular, todo el pensamiento revolucionario, al Partido Socialista de Venezuela y a todos los partidos de la Revolución. No dejar a nadie atrás. El pensamiento de la vanguardia de la Revolución tiene que destacarse en su claridad y amplitud, su humildad y responsabilidad histórica para identificar todos los factores, fuerzas, intereses en disputa, conflicto y desarrollo político, para no ser sorprendidos por ningún evento que signifique una derrota para la Revolución Bolivariana, para el Pueblo, para el Legado de Chávez.

Todas las derrotas o victorias hay que precisarlas bien en su alcance, podemos obtener una victoria táctica y sin embargo sufrir una derrota estratégica, a veces sin darnos cuenta. Es lo que hay que cuidar, porque acá cualquier derrota tendría consecuencias inconmensurables para nuestro pueblo y nuestro país. Lo reitero, la derecha venezolana, mucho menos sus sectores extremistas, son incapaces de conducir este país, sería el caos, el salto al vacío. El campo de la revolución puede tener errores y problemas, pero la única opción posible para enfrentar con éxito la crisis, esta coyuntura, es la visión Revolucionaria, Popular, Socialista, Chavista.

Nosotros tenemos que ser más exigentes en el análisis, en el debate. Debe permitirse, debe abrirse, para eso existe el Partido. Es un mecanismo de defensa de la Revolución, del Pueblo. Un partido que no discute, no debate, no puede avanzar, no puede contribuir a la toma de decisiones. Como decía innumerables veces el Comandante Chávez, tenemos que dejar atrás el sectarismo, el personalismo, el grupismo, pero nunca, nunca, los principios.

Tenemos la ventaja como pueblo y proceso político que el Comandante Chávez predicó, discutió, abrió el campo de la teoría, la práctica, la contrastaba, sometía todo a escrutinio, a revisión, a reimpulso, ajustaba, enriquecía la idea, desde la tercera vía hasta el socialismo, pasando por el carácter anti imperialista de nuestra Revolución. Si nuestro Líder Supremo estimulaba la discusión y los aportes teóricos, la crítica constructiva la llamaba él, ¿cómo no lo vamos a hacer ahora, que es tan necesario, tan importante, tan definitivo?

¿Que debemos callar? ¿Es el momento de callar? ¿Hacerse a un lado? No, es el momento de aportar, de contribuir, callar es más fácil, más cómodo, pero al mismo tiempo es irresponsable. Eso no quiere decir brincar la talanquera, como le gusta insinuar al enemigo para que el campo revolucionario pierda su principal herramienta para avanzar que son sus ideas, nuestra propuesta. Nosotros sí tenemos un programa, un proyecto, una visión propia, nacional, popular, revolucionaria. Tenemos el pensamiento de Chávez y hemos jurado lealtad a su legado.

Existen distintos grados de conocimientos, de práctica, de experiencia. Todos debemos aportar para fortalecer la estrategia política para superar esta tormenta que el Comandante Chávez sabía que vendría, así nos lo advirtió. Nadie se puede abrogar la verdad o la interpretación de la situación, hay que saber escuchar, para actuar dentro de un solo plan. Discutir todo lo que se pueda, explicar bien al pueblo y avanzar.

La oposición venezolana ha incurrido en un crimen de traición a la Patria. Ha solicitado, pedido, exigido una intervención militar de la potencia más poderosa y agresiva contra nuestro país. Ha pedido en EEUU, Europa y otros países, sanciones de todo tipo, sanciones que además resultan ilegales contra el Estado Venezolano, contra todos los venezolanos. Pretenden deslegitimar nuestras instituciones para luego justificar una agresión, incluyendo la opción militar.

¿Es que alguien piensa que los EEUU van a retirar las sanciones, así porque se lo pidamos? Porque la oposición, la misma que las pidió, ahora dialogue. No se puede ser ingenuo cuando se reta al imperialismo. Que ahora los EEUU va a aflojar la mano sobre CITGO, rehén en su territorio; que no nos quieren hacer daño a todos los venezolanos, sino solo a los Chavistas ¿Alguien de verdad cree que existen las bombas solo mata Chavistas? Quien tenga dudas que vaya y pregunte en Libia, Irak o Siria.

La oposición venezolana ha estimulado la violencia, la han proclamado, con el objetivo de derrocar al gobierno constitucional. Por su errática e irresponsable táctica de lucha han provocado más de cien víctimas fatales, daños, violencia, caos, episodios de brutalidad y violencia fascistas. Definitivamente, debe haber responsables. Este país no se puede permitir que mueran más de cien personas, que quemen vivos seres humanos, que se produzcan linchamientos y ejecuciones sin que pase nada. Así, como si no fuera gran cosa, era de mentira, era para presionar al gobierno.

El diálogo es importante, y siempre es la vía deseada para resolver los problemas de disfuncionalidad política o los conflictos y la confrontación violenta. Pero no puede haber impunidad. La oposición niega públicamente el diálogo, pero participa a escondidas en él. Es decir, no renuncian al uso de la violencia, nunca lo han hecho. Entonces ¿qué negocian?

Ahora la oposición no puede pedir que haya impunidad. Tienen que rendir cuentas, porque hay cientos de familias de las víctimas que esperan por la justicia. Toda la sociedad lo espera.

Lo que ha pasado en PDVSA debe llamarnos a una profunda discusión. Siempre se habló de que nuestra empresa y nuestra política petrolera era uno de los pilares de nuestra Revolución, independientemente del precio, siempre va a ser el pilar de cualquier proceso de transformación por la cantidad extraordinaria de recursos que puede captar para beneficio del pueblo, del país, un factor fundamental para salir de la crisis económica. Ahora resulta que la producción ha caído casi un millón de barriles desde el año 2014. ¿Cómo puede suceder eso? Nosotros entregamos la dirección de la Empresa en agosto de 2014 con una producción de 3 millones de barriles día y un aporte de divisas del orden de 43 mil millones de dólares. Ahora la situación se ha deteriorado mucho, la caída del precio no justifica el colapso de la producción.

Hay que discutirlo, es un secreto a voces. El sector internacional petrolero, el sector financiero, el espectro económico mundial lo sabe. Los trabajadores lo saben, algo hay que hacer y rápido.

Yo lo puedo decir, tengo que decirlo, me duele lo que está pasando y creo saber como avanzar en la solución. Nuevamente, nuestra empresa solo es viable en Revolución, las transnacionales esperan el asalto de la oposición al poder para repartirse nuestra empresa en pedazos, barrer la política petrolera del Comandante Chávez, la Plena Soberanía Petrolera, saquear nuestros recursos petroleros. Eso no puede suceder, ¡No volverán!

La economía, sí, la economía debe ser ahora nuestra prioridad. Tenemos tiempo diciéndolo, si no se actúa en el problema de raíz, se van acumulando percepciones, efectos, que escalan hacia problemas que están fuera de control. Hay que plantarse y hacer lo que hay que hacer. Hacerlo rápido para proteger a nuestro pueblo de la acción desestabilizadora del capitalismo rampante y especulativo que conspira todos los días y actúa contra nuestra economía para ahogar en problemas a nuestros injertos e incipientes ensayos de Socialismo en el ámbito económico. Son dos modelos en pugna dentro del mismo país.

Hay que explicarlo bien y llamar a todo el país a defender nuestra economía y restablecer los equilibrios necesarios para corregir y avanzar por el camino trazado por el Comandante Chávez, quien por cierto, le dio al país estabilidad y perspectivas de futuro después del colapso del modelo rentista petrolero de la IV República.

Acá en las Naciones Unidas, se inicia el 72 periodo de sesiones de la Asamblea General, vendrá nuestro Canciller, juntos seguiremos desplegados en defensa de nuestra Patria, la Patria de todos los Venezolanos, se levantarán las voces de los líderes de los países hermanos, estaremos con ellos, también hablará el imperio, todavía hay un fuerte olor a azufre. ¡Viva Chávez! ¡Venceremos!

]]>
<![CDATA[Seguiremos conversando, por Eduardo Fernández]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Seguiremos-conversando-por-Eduardo-Fernandez-20170915-0079.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Seguiremos-conversando-por-Eduardo-Fernandez-20170915-0079.html El próximo mes de enero se cumple el primer centenario del nacimiento de uno de los grandes estadistas de la Venezuela moderna: Arístides Calvani.

La fundación que lleva su nombre, conocida como Centro Internacional de Políticas Públicas (Ifedec), ha designado una comisión muy representativa para organizar los actos conmemorativos de ese aniversario, bajo la dirección del doctor Román José Duque Corredor, uno de los juristas más respetados y prestigiosos de la Venezuela contemporánea.

Ya hemos comenzado a trabajar estimulados por nuestros amigos Filippo Vagnoni, presidente de la Fundación Rosa, y Giuseppe Vagnoni para publicar un libro con trabajos dedicados a los diferentes campos de actividad en los que se destacó Calvani. Hace algunos días, desgraciada y prematuramente, falleció Filippo, pero su aliento nos sigue estimulando.

La conmemoración del centenario de Calvani es una ocasión muy propicia para destacar los valores y los principios que deben animar a la actividad política en general y a una política inspirada en valores propios del Humanismo Cristiano en particular.

Tuve el privilegio de ser su discípulo en la Facultad de Derecho. Nos enseñó Introducción y Filosofía del Derecho.

La primera vocación de Calvani y la predominante a lo largo de toda su vida fue la cuestión social. Él llegó a la política a partir de su preocupación por la gente, por la dignidad de la persona humana, de cada una y del conjunto de ellas.

El concepto de la justicia social fue la piedra angular de su elaboración ideológica y de su actuación pública.

Calvani fue un notable canciller. Un ministro de Relaciones Exteriores que desempeñó con mucho brillo esa responsabilidad. Su designación, por cierto, nos sorprendió a muchos, me consta que incluso a él mismo. Todos esperábamos, estoy seguro que también él, que iba a ser designado Ministro de Estado para ocuparse del tema de la Promoción Popular, tema central en el programa de gobierno que Rafael Caldera presentó al electorado en la campaña de 1968.

La tarea de Promoción Popular finalmente se la adjudicaron a Adela Abbo de Calvani, insigne esposa de Arístides. Su compañera de toda la vida y también su compañera en la hora fatal del accidente aéreo que les quitó la vida prematuramente, junto a dos de sus hijas, en la selva del Tikal, en Guatemala, en enero de 1986.

Recordar a Calvani será muy importante para reivindicar el prestigio de la actividad pública en esta hora tan menguada para la política.
 

]]>
<![CDATA[“Nueva visión de los motociclistas”]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Nueva-vision--de-los-motociclistas-20170915-0076.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Nueva-vision--de-los-motociclistas-20170915-0076.html El vehículo más “popular” en ciudades con tráfico muy fuerte y regulaciones benévolas en materia de infracciones, es la moto o motocicleta. Cuando decimos “popular” utilizamos el adjetivo en el sentido de un objeto que es conocido por todos y que es idóneo para ser utilizado por numerosísimas personas. Podría pensarse que la motocicleta es una variedad de las bicicletas, a pesar de que los diccionarios que aluden a tales vehículos no las relacionan.

La motocicleta ha tenido diferentes versiones a lo largo del tiempo, en forma tal que, la primera de ellas fue la inventada por Sylvester Howard Roper en 1823, mediante la colocación de un motor de cilindro a vapor accionado por carbón. En 1885 apareció una moto con cuatro ruedas y motor de combustión interna y en 1902 surgió la “Scooter” de dos ruedas, inventada por el francés Georges Gauthier, que permitía al conductor estar sentado en lugar de colocarse a horcajadas. 

A diferencia de ello, la bicicleta, vehículo movido por la fuerza del hombre, existe desde mucho antes y hay quien afirma que, en el año 1490, en la obra “Codex Atlanticus” de Leonardo Da Vinci hay un boceto de una bicicleta con transmisión de cadena, impulsada por unos pedales, comprobándose, sin embargo en 1997, que Leonardo Da Vinci nunca inventó semejante artilugio, sino que se trató de una broma que fue descubierta en dicho año, al demostrarse que el dibujo que aparece en el Codex era una falsificación. 

¿A qué viene este estudio de los orígenes de la motocicleta? Viene de una experiencia personal que podría considerarse anecdótica. Citada para una importante entrevista a las 8 am; a pesar de haber salido de mi casa a las 7:15 am, al ver mi reloj me enteré que faltaban 15 minutos para las 8 y tenía que superar una larga cola, a la cual seguía, una calle bloqueada, que era la vía para llegar a mi destino. 
A pesar de que me había puesto un elegante traje con altos tacones de complemento, la única posibilidad que atisbé de llegar puntualmente a mi cita era subirme a un moto-taxi. Fue así como tuve la oportunidad de conocer en forma personal uno de los “héroes” que manejan tales vehículos que, en su rápida carrera en la dirección correcta o en la contraria; por la calle o por las aceras; en las vías abiertas y en las bloqueadas, logró que llegara a las 8 menos 2 minutos.

Mi experiencia me enseñó que las motocicletas poseen un enorme poder de desplazamiento, debido a su limitado tamaño; tienen también, la posibilidad de desarrollar altas velocidades, pero lo más importante es el sujeto que las maneja, es decir, los motociclistas que, critíquese lo que se desee, no puede negárseles, que son los más hábiles choferes existentes. Naturalmente que hay una cierta condición suicida en la figura, por cuanto llegar a ciertas velocidades sin otra cobertura que un casco en la cabeza, es temerario. 
Es cierto también que la mayor parte de los accidentes viales, un porcentaje muy elevado de ellos, presenta como protagonistas o víctimas, a un motociclista; asimismo las normas fundamentales de tránsito, como lo son la atención a los semáforos; el adelantamiento de los vehículos y otras reglas, son, en su mayoría, desacatadas por los motociclistas, pero esto no es un defecto imputable solo a ellos, sino que es una falta de control de las autoridades. La moraleja es que hay que aprovechar la posibilidad de los motociclistas de movilizarse con habilidad y rapidez, para otorgarles un régimen especial a las rutas que deben utilizar y una protección de igual naturaleza a los servicios que realizan.
 

]]>
<![CDATA[En opinión: Cesta de Monedas Convertibles]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Cesta-de-Monedas-Convertibles-20170915-0066.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Cesta-de-Monedas-Convertibles-20170915-0066.html Venezuela hoy toma nuevamente  la vanguardia al deslindarse de viejo anclaje monetario impuesto desdeel sábado 22 de julio de 1944,  cuando se firmó  y acordó  la creación de  un  nuevo  orden  económico  para Europa  y  el mundo,  en tanto  para  asegurar  la reconstrucción del viejo continente así como  la creación de   un nuevo  sistema económico  basado  en el libre  mercado pero  coordinado a través  del Banco mundial.  El fondo monetario  internacional y  la organización mundial del comercio,  el acto  tuvo  lugar en  e l salón de   oro del hotel Mount Washington en New Hampshire EE UU
A partir de entonces el dólar se convirtió  en la moneda de  conversión para  la reserva  en oro.  En la posguerra   los  Estados Unidos recibieron las reservas  en  oro de  la  mayoría de  los  países del planeta, lo  que  permitió  que los  estadounidense gozaran de  privilegios exclusivos  en  cuanto a  su capacidad de endeudamiento,  inversión  y  rentabilidad, sin embargo  el desarrollo de  las  naciones, la derrota de  Vietnam   y las políticas   impuestas  por  Washington crearon  en 1971 el dólar   fiduciario  que no es más  que suponerla solvencia económica del país en cuanto a su productividad.
Másallá de eso  los  estados  unidos  aniquilaron en el mundo  todo  proyecto monetarista que  intentara  socavar  la supremacía  del dólar, derroco a  presidentes  o gobiernos  que  retiraron o  intentaron retirar sus reservas en oro  de la reserva federal  así como desprenderse del  anclaje del dólar  como  moneda de intercambio  internacional .
 Hoy  en  día  la situación geopolítica  es muy  distinta,  los cambios depolíticos y el desarrollo de las economía emergentes  dan muestra que la  hegemonía  del dólar está  en franco deterioro,  los  indicadores así lo demuestran  cada día  son   más las transacciones  que se realizan en yuanes, euros  y  yenes,  por  otra  parte,  la mixtura entre  las economía  rusa y china  marcan un hito financiero  importantísimo para  la economía  y  la estabilidad comercial de esa  zona, además  el banco de los brics  empujara definitivamente a  una  devaluación del dólar  que  al  final de cuenta  es  puro  papel  .
 Otro   tipo  de análisis  sobre  el valor del dólar  y  la  productividad  norteamericana deja  mal parada  a  la  moneda  toda vez  que  la industria estadounidense va a  la cola  en  cuanto al desarrollo aplicación de nuevas  tecnología  y versatilidad  en cuanto a  la manufacturación de  productos, entre  otras  cosas  por no resolver  el problemas de  los costos en la mano de obra  y  la desigualdades en  los   márgenes de ganancias.
Los  socio de  la reserva  federal  siguen apostando a vivir de  la renta de   sobre  la base  de  la  inversión en la moneda  más  fraudulenta del mundo , la más falsificada, sin respaldo en  oro y con el comodín de tener    el patrocinio del país más agresor  y  que menos acuerdos  internacionales  cumple en el mundo. Todo esto  comienza a pasar factura.
Por  otra  parte, el decreto del presidente  Nicolás  Maduro en el marco de  la medidas  y leyes  propuestas a  la asamblea  nacional constituyente  señalo  la ruta  correcta al proponer  la liberación de nuestro sistema de pago  internacional  basado  en el dólar  y sustituirlo  por  una cesta de monedas convertibles.  No se  trata de hacerle  la guerra al dólar, se  trata de   rescatar  la libertad del ejercicio  económico, de  la transparencia  y  la confianza que brindan  otros sistema de valor.]]>
<![CDATA[Apagones, por Antonio Pérez Esclarín]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Apagones-por-Antonio--Perez-Esclarin-20170914-0102.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Apagones-por-Antonio--Perez-Esclarin-20170914-0102.html En mi casa estamos sufriendo un promedio de diez o doce apagones diarios. La situación resulta insoportable, estresante. Uno vive en una zozobra permanente  sin saber cuándo llegará el próximo apagón o si será momentáneo o de larga duración. Ya se me ha quemado la unidad de un aire acondicionado y de una nevera. ¿Quién me responderá por ellos?   Dados además los altos precios y la miseria de nuestros sueldos, me ha sido imposible arreglarlos. ¿A quién culparán ahora? ¿A una iguana, un zamuro, al fenómeno del Niño o de la Niña? ¿Al binomio Trump-Borges? Para justificar los apagones y el racionamiento del año pasado nos decían que se debían a que la represa de Guri estaba en el nivel mínimo, y ahora que está desbordada ¿qué explicación nos dan? 


El problema con la  electricidad es expresión del colapso general del país. Después de 18 años de intentar construir un mundo nuevo, un socialismo igualitario y eficiente y de haber malgastado miles y miles de millones de dólares, nada funciona. 
El aparato productivo está por los suelos;  las fincas expropíadas sólo producen lástima;  las empresas estatizadas dan pérdidas;  batimos el récord mundial en inflación,  inseguridad y tal vez en corrupción;  aumenta el hambre y la escasez;  no se consiguen bolívares y muchísimo menos dólares;   volvieron enfermedades hace años erradicadas;  la gente se muere por falta de medicinas;  calles y carreteras parecen salidas de un bombardeo;  los basureros son los comedores de muchos;  la internet es la más lenta del continente;  viajar está resultando una aventura impredecible: varias líneas aéreas internacionales se han marchado del país y cada día disminuyen  los vuelos nacionales. 


En cuanto a la puntualidad, eso sólo depende de la suerte: varias veces me ha tocado esperar hasta ocho o diez horas en el aeropuerto, y en mi último viaje a España, hace ya tres años, la espera fue de cinco días..   
Cuando los del Gobierno presentan los logros: hablan del número de pensionados, algo que en principio parecería maravilloso ¿pero para qué les sirve a los viejitos  esa pensión de bolívares devaluados, que no les alcanza ni para comprar las medicinas y que con frecuencia no consiguen efectivo en los bancos después horas de espera? Nos hablan también de educación de calidad, la cual nunca han podido demostrar. 


Además, aumenta la deserción escolar, los útiles escolares están por las nubes, y en estos años  han construido muy pocas  escuelas nuevas. Por si fuera poco, improvisan reformas y contrareformas, sin verdadero diagnóstico y sin analizar si son posibles las propuestas que pretenden implementar.

Por eso, en educación impera la improvisación y el desconcierto. Nos hablan también de los enormes beneficios de la Gran Misión Vivienda, pero ¿qué trabajador o profesional  puede aspirar a una vivienda propia mediante su trabajo y esfuerzo? ¿No hubiera sido preferible abrir muchas fuentes de trabajo, pagar bien a los trabajadores para que todos pudiéramos aspirar a una vivienda digna sin tener que esperar que nos la regalen? 


Juro ante Dios que, mientras escribía este artículo, fue interrumpido dos veces por dos apagones distintos. El primero momentáneo pero suficiente para apagarme la computadora. El segundo duró una  hora y siete minutos. 

]]>
<![CDATA[Primarias, por Roberto Malaver]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Primarias-por-Roberto-Malaver---20170914-0101.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Primarias-por-Roberto-Malaver---20170914-0101.html ¡Nos dieron hasta con el tobo de la basura! Qué pena con los compañeros internacionales que nos apoyan. Dirán que somos unos delincuentes políticos. Los de aquí nos importa un carajo, porque ya saben cómo somos nosotros, y a pesar de eso nos siguen apoyando.

 Carajo, lo que dijimos y estamos diciendo del compañero Ismael – Talanquera- García no tiene nombre. Ni los chavistas le han dicho a ese carajo todo lo que le hemos dicho nosotros. Hasta pran lo hemos llamado. Y se descubrió que Talanquera García tiene tren y también tiene tranvía en Aragua. Y menos mal que no le han recordado los trescientos millones de bolívares que le debe al General Osorio por llamarlo corrupto. Es que somos tan de baja calaña, que ofendemos a la calaña.


El peo está en que no solo montamos la guarimba con Talanquera García, también en Zulia la cosa fue de atángana y se armó la de Dios es Cristo entre Juan Pablo —Dolarizado— Guanipa y Eveling Trejo de Manuel Rosales. Al final Rosales reconoció que lo vencieron, es decir, que perdieron, o sea, que lo derrotaron, así dijo el hombre. Y después el otro peo fue en Amazonas, allí también Primero Justicia desconoció al candidato adeco, y dijo que ni de vaina, está bien que en la elecciones pasadas AD haya hecho trampa con los diputados indígenas y con Guarulla, y de bolas que nosotros los apoyamos, pero ahora nos quieren hacer la  trampa a nosotros, y ahí sí es verdad que torció la puerca el rabo, porque no vamos a aceptar esa vaina, así que protestamos. Y mientras tanto los derrotados en las  primarias, Julio —Matemático— Borges, y Freddy —Audi— Guevara, dándole la vuelta al mundo pidiendo sanciones contra Venezuela, mientras aquí, Espoleta Allup disfruta del score 12 a 5.


Y ahora viene lo bueno, porque las peleas no se han terminado. Más de uno está pensando en lazarse solo sin pararle la mínima bola a la Mesa de Espoleta Allup. Y ahora añoramos al secretario general anterior de la Mud, que era todo lo malo que uno decía, pero organizaba ese peo, por lo menos. Y ojalá que el 15 de octubre no se convierta en un 30 de julio, cuando salieron chavistas de todas partes, cruzando ríos y montañas para votar sin importarle un carajo que estaban amenazados de muerte por algunos compañeros nuestros.
El papá de Margot escuchó en la televisión que Ismael – Talanquera- García había ganado la candidatura a gobernador por Aragua, y de repente se puso de pie, y viendo el techo, y levantando los brazos, dijo: “Aragua, ¿qué error has cometido para que te echen esa vaina?” Y se fue al cuarto y le metió ese coñazo a la puerta tan duro que una vecina grito: “Viene el tren. Viene el tren”.
- Santa Marta tiene tren.- Me canta Margot 
 

]]>
<![CDATA[En opinión: El futuro que queremos]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-El-futuro-que-queremos-20170914-0100.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-El-futuro-que-queremos-20170914-0100.html ...Se reafirma la necesidad de lograr el desarrollo sostenible promoviendo un crecimiento sostenido, inclusivo y equitativo, creando mayores oportunidades para todos

En el año 2012, la Asamblea General de las Naciones Unidas celebró la Conferencia sobre el Desarrollo Sostenible en Río de Janeiro, Brasil, el documento final de dicha conferencia fue titulado el “El futuro que queremos”, a partir de esta conferencia se inició el proceso de definir la agenda de desarrollo que guiará el trabajo de todo el sistema de Naciones Unidas a partir del 2016 y hasta el 2030. 


A continuación presentaré una síntesis de la plenaria para los fines de análisis y reflexión de gobernantes, políticos, autoridades civiles, militares, empresariales, religiosas, y actores agrupados en el tercer sector con influencia en el desarrollo de la humanidad.


El documento signado por Jefes de Estado y de Gobierno, con una amplia participación de la sociedad civil, confirma la visión común hacia la renovación y el compromiso en favor del desarrollo sostenible y de la promoción de un futuro sostenible desde el punto de vista económico, social y ambiental para nuestro planeta y para las generaciones presentes y futuras, resaltando como punto primordial la erradicación de la pobreza, considerado como el mayor problema que afronta el mundo en la actualidad.


Se reafirma la necesidad de lograr el desarrollo sostenible promoviendo un crecimiento sostenido, inclusivo y equitativo, creando mayores oportunidades para todos, reduciendo las desigualdades, mejorando los niveles de vida básicos, fomentando el desarrollo social equitativo y la inclusión, y promoviendo la ordenación integrada y sostenible de los recursos naturales y los ecosistemas, que contribuye, entre otras cosas, al desarrollo económico, social y humano y facilita al mismo tiempo la conservación, la regeneración, el restablecimiento y la resiliencia de los ecosistemas frente a los problemas nuevos y en ciernes.


Se ratifica, el compromiso de hacer todo lo posible para acelerar el logro de los objetivos de desarrollo convenidos internacionalmente, incluidos los Objetivos de Desarrollo del Milenio para 2015. Reconociendo que las personas son el elemento central del desarrollo sostenible. Se convalida los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas, respetando plenamente el derecho internacional y sus principios.

Reafirmando también la importancia de la libertad, la paz y la seguridad, el respeto de todos los derechos humanos, entre ellos el derecho al desarrollo y el derecho a un nivel de vida adecuado, incluido el derecho a la alimentación, el estado de derecho, la igualdad entre los géneros, el empoderamiento de las mujeres y el compromiso general de lograr sociedades justas y democráticas para el desarrollo.


Se reafirma la importancia de la Declaración Universal de Derechos Humanos, así como de los demás instrumentos internacionales relativos a los derechos humanos y el derecho internacional. Colocando de relieve la responsabilidad que incumbe a todos los Estados, de conformidad con la Carta, de respetar, proteger y promover los derechos humanos y las libertades fundamentales de todos, sin distinción alguna por motivos de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento, discapacidad u otra condición.


Se reconoce que la democracia, la buena gobernanza y el estado de derecho, en los planos nacional e internacional, así como un entorno propicio, son esenciales para el desarrollo sostenible, incluido el crecimiento económico sostenido e inclusivo, el desarrollo social, la protección del medio ambiente y la erradicación de la pobreza y el hambre. Reafirmando que para lograr los objetivos de desarrollo sostenible se necesitan instituciones de todos los niveles que sean eficaces, transparentes, responsables y democráticas.


Se ratifica el compromiso de fortalecer la cooperación internacional para hacer frente a los persistentes problemas relacionados con el desarrollo sostenible para todos, en particular en los países en desarrollo, garantizando una economía verde en el contexto del desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza, y el marco institucional para el desarrollo sostenible, reconociendo las oportunidades para que las personas influyan en su vida y su futuro, recalcando que el desarrollo sostenible exige medidas concretas y urgentes y solo se puede lograr forjando una alianza amplia entre las personas, los gobiernos, la sociedad civil y el sector privado, trabajando juntos a fin de lograr “el futuro que queremos” para las generaciones presentes y futuras.

]]>
<![CDATA[Europa y Venezuela, por Leopoldo Puchi]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Europa-y-Venezuela-por-Leopoldo-Puchi-20170913-0113.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Europa-y-Venezuela-por-Leopoldo-Puchi-20170913-0113.html Es comprensible que países europeos con fuertes lazos históricos y culturales con Venezuela presten atención a lo que aquí acontece y opinen al respecto. Es más, por esa condición pudieran jugar un papel destacado en la promoción de entendimientos. Una voz crítica y de buena fe siempre debe ser bienvenida. Se pueden considerar convenientes las observaciones oportunas, en el marco del respeto entre Estados, pero al mismo tiempo es de esperarse que se condenen acciones sediciosas y la violencia de calle. 
Para cualquier evolución positiva de la situación resulta dañina una suerte de cayapa internacional que apunte a una rendición incondicional de uno u otro factor, sin espacio para la negociación. Por eso, en lugar de incorporarse a una Santa Alianza, ha debido Europa apostar al diálogo y actuar en la mediación. El error cometido cerrará puertas en lugar de abrirlas. Es de una ceguera absoluta darle un tratamiento a Venezuela como el que se le dio a Siria o a Ucrania.
Son perjudiciales las presiones indebidas, las sanciones y las medidas de embargo o bloqueo económico realizadas al margen de  las leyes internacionales y sin autorización del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Los sistemas políticos, de cualquier tipo, no se imponen desde el exterior contra la soberanía de los países. Y mucho menos con operaciones militares.
No se comprende por qué estos países, que en las oportunidades en que se habían pronunciado sobre la situación venezolana lo habían hecho para favorecer la búsqueda de soluciones negociadas, ahora asumen una posición que les dificulta actuar como parte de una solución. Incluso, hace poco el nuevo presidente francés, Emmanuel Macron, se manifestó a favor de una mediación que tuviera como meta contribuir a que se restaurase el diálogo y la estabilidad.
Se ha producido un cambio brusco en esa posición de parte del propio Macron, lo que quizás pudiera obedecer a una solicitud del gobierno estadounidense, pues este hecho ha tenido lugar luego de las medidas financieras tomadas contra Venezuela y del anuncio de una probable intervención militar. No es de descartar que de manera simultánea a la gira de Mike Pence por Latinoamérica se realizaran reuniones de alto nivel con gobiernos de países pertenecientes a la OTAN para solicitar respaldo a las iniciativas tomadas por Washington.  
Sin embargo, por su tradición, intereses particulares y complejidad de sus fuerzas internas, se esperaba de esos países de Europa una actitud al menos prudente en relación a Latinoamérica. Ahora parecen empujar ellos también a Venezuela hacia la inmolación.
 ]]>
<![CDATA[Escenas de una realidad ¿Y ahora qué?, por Nicmer Evans]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Escenas-de-una-realidad--Y-ahora-que-por-Nicmer-Evans-20170913-0111.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Escenas-de-una-realidad--Y-ahora-que-por-Nicmer-Evans-20170913-0111.html Un gobierno irresponsable, victimizado como si fuese el ombligo del mundo, responsabiliza a Trump de no tener insulina para los enfermos, cuando este problema data de más de 3 años, y así...

Primera escena. Crisis Económica. Un país con una profunda crisis económica por la impericia en el manejo adecuado de los recursos ingentes que ingresaron, producto de una renta petrolera que se desperdició a manos llenas. Pero que aún con una fuga de capitales calculada en no menos de 475 mil millones de dólares, hoy tiene más del doble de los ingresos por barril de petróleo que tenía hace un año, ya que su precio pasó de 20 $ a poco más de 40 $.

Segunda escena. Pueblo en miseria. Un pueblo pasando hambre, depauperado, con miseria en sus calles, pobreza atroz en contraste con sectores opulentos que muestran su riqueza sin disimulo. Gente muriendo porque no tiene insulina o pastillas de la tensión, niños de la calle que se bañan en espejos de agua de Los Caobos que tienen semanas sin ser limpiados. Adultos mayores tirados a la indigencia porque la asistencia social es miserable o inexistente.

Tercera escena. La culpa es del imperio. Un gobierno irresponsable, victimizado como si fuese el ombligo del mundo, responsabiliza a Trump de no tener insulina para los enfermos, cuando este problema data de más de 3 años, y así, sistemáticamente todo es culpa del imperio, y lo peor es que el imperio alimenta este lloriqueo con amenazas que incumple y acciones sin resultados verificables que certifiquen las sanciones impuestas.

Cuarta escena. La MUD sin conectores políticos. Una parte de la oposición representada en la MUD, con todo para ganar la voluntad de la mayoría del pueblo venezolano, descapitaliza su posición de ventaja pasando de llamar a sacar a Maduro, a participar en unas elecciones regionales sin fecha, mientras sus líderes recorren el mundo pidiendo más sanciones contra el gobierno. Incapaces de presentar una estrategia y una opción verdadera para un país deprimido, desmovilizan la calle, y crean permanentes expectativas que no se pueden cumplir por inviables.

Quinta escena. Ausencia de conducción política. Una mayoría silente, descontenta con la conducción política del gobierno y de la MUD, no encuentra como expresarse de manera eficiente, es un gran sector desorganizado, y también sin conducción política que pueda representar el descontento que en concreto siente, ante un país de promesas que se va de las manos para las próximas generaciones.

Sexta escena. La alternativa no termina de nacer.Sectores desprendidos del chavismo, bolivarianos unos, otros de izquierda democrática, críticos al gobierno de Maduro, en comunicación pero dispersos ante el requerimiento de la mayoría que exige pasar a ser el nicho de organización y articulación de una alternativa. No terminan de dar el paso para la creación de una instancia superior, tanto de articulación propia como con la dirigencia tradicional con capacidad de movilización.

Escena por construir.Ahora lo que queda por hacer es tirar el resto, entender la exigencia de las mayorías, generar nuevas esperanzas pero sin falsas expectativas, crear una instancia de debate táctico, y seguir con el desarrollo de propuestas estratégicas para la transición, que hagan sentir que vale la pena seguir luchando para que el gobierno cambie con la convicción de la mayoría de que ese cambio será imprescindible para salir de la crisis que hoy padecemos.

Más allá de MUD y el PSUV hay una alternativa que debe construirse desde abajo, desplazando a los de arriba, sin complejos ideológicos, pero con las ideas claras, sin demagogia, pero con mucha esperanza movilizadora, capaz de unirnos en solo fin, nuestro país: Venezuela.

]]>
<![CDATA[En opinión: O cambiamos o nos hundimos]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-O-cambiamos--o-nos-hundimos-20170913-0108.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-O-cambiamos--o-nos-hundimos-20170913-0108.html El resultado de las gestiones de los factores internos y externos ha sido haber logrado sanciones de los Estados Unidos de  Norteamérica sobre el estado Venezolano. 
Hacen gestiones recientemente, en la Unión Europea para lograr el mismo fin. Es increíble que se estén dando esas condiciones de bloqueo contra el país promovidas por algunos personajes de la oposición. Han dañado la economía nacional. Los recursos provenientes del petróleo, están siendo bloqueados por los entes y bancos americanos que directa o indirectamente son utilizados por Pdvsa en sus transacciones comerciales y financieras en suma manera de afectar el ingreso y la disponibilidad de caja para atender las necesidades del mismo pueblo.


Ante esta situación, Venezuela, desde haces varios años, ha venido incrementando su comercio petrolero con China,Rusia y la India. Estos tres países emergentes como potencias representan más de 3.000 millones de habitantes, que cada día demandarán mayores volúmenes de hidrocarburos, esa será la única y valiosa alternativa para Venezuela. 
El petróleo y sus derivados será colocado en esos mercados. De hecho hoy en día se envían más de 500.000 barriles diarios a China, en el marco del convenio estratégico Chino Venezolano. El mercado Ruso y de la India también reciben envíos diarios de Venezuela.


Los entes Chinos, Rusos y de la India,están prestos para ampliar las lineas de crédito contempladas en los Fondos creados para tales fines.
El cambio de las transacciones de dólares a otras monedas tendrá un impacto en nuestra economía, acostumbrada desde siempre, a la utilización del dólar como moneda oficial para llevar las operaciones comerciales y financieras.  
Se abre una nueva perspectiva ante las sanciones impuestas por el gobierno americano. Saldremos victoriosos, es cuestión de tiempo. Vendrán momentos difíciles pero serán superados.


Los artífices nacionales y venezolanos en el exterior han hecho daño pero será superado con nuevas oportunidades de crecer y consolidar la Soberanía e Independencia. Miraremos otros rumbos. El petróleo siempre abrirá las puertas de nuevos y fructíferos negocios.


Lo más importante hoy en día, es cambiar la mente de cada uno de los venezolanos. Los valores de honestidad, pulcritud, eficiencia, productividad y decencia deben ser el norte en nuestras actuaciones. Pensar en el bien colectivo más que el interés particular.


Será una tarea titánica frente a los desafueros del robo delincuencial del bachaqueo, especulación, malversación y todos y cada uno de los delitos en contra de la cosa pública y privada.
Hay que castigar severamente a quien se hace corrupto corrompiendo al funcionario público.

La oportunidad para Venezuela es única. La crisis por la que atravesamos nos llevará a mirar a la Venezuela posible. Nadie de otro país vendrá a meternos las manos en los asuntos domésticos , a menos que la intención sea apoderarse de nuestras reservas de petróleo, agua y demás recursos naturales en abundancia qué hay en nuestra querida patria. ¡O cambiamos o nos hundimos!

]]>
<![CDATA[En opinión: Ganó el deseo de cambio]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Gano-el-deseo-de-cambio-20170912-0099.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Gano-el-deseo-de-cambio-20170912-0099.html La semana pasada hicimos un análisis sobre “Las primarias: liderazgo vs maquinaria” de cara al proceso del pasado 10 de septiembre celebrado en 19 estados, y ahora nos toca hacer el ejercicio post electoral.


Me enfocaré en lo que ocurrió en el Zulia por haber vivido de cerca el proceso y el haber tenido en mis manos los elementos necesarios para determinar el triunfo o derrota de un candidato.


En el estado se disputaron la candidatura unitaria para la  gobernación,  la alcaldesa de Maracaibo, Eveling Trejo de Rosales esposa del líder de Un Nuevo Tiempo; y el diputado Juan Pablo Guanipa, líder de Primero Justicia en la región zuliana.
La campaña electoral de Eveling fue fundamentada exclusivamente en la transferencia de liderazgo, es decir, al elector se le vendió la propuesta de que votando por ella se estaba votando por Manuel Rosales.


En cuanto a Guanipa, su campaña se basó en el cambio, en la defensa del Zulia, en la defensa de la calle en alianza con Voluntad Popular, y en la de conformar un Gobierno de unidad con todos los partidos para enfrentar Arias Cárdenas y a su nefasta gestión. 


No podía vender gestión de Gobierno pues no ha sido Gobierno, pero sí tiene la experiencia de ser parlamentario y concejal. En mi artículo de la semana pasada planteaba que cuando un candidato se apodera de la palabra Cambio y el votante lo traduce así, tiene muchas probabilidades de ganar la elección. Efectivamente fue lo que ocurrió con Juan Pablo el 10 de septiembre.


Cabe destacar que de seis estudios de opinión, cinco daban ganador a Juan Pablo Guanipa, excepto uno  de menor reconocimiento. En el Zulia las encuestas coincidieron con los resultados y el liderazgo superó a la maquinaria. 


En Táchira ocurrió algo distinto; los estudios de opinión daban ganador al colega y hermano Miguel Ángel Rodríguez quien competía sin maquinaria, bajo la protección de un voluntariado y de fragmentos de partidos; pero al final resultó electa la candidata de AD Leidy Gómez quien sí contaba con un equipo homogéneo.


Otro caso a resaltar es el del estado Falcón con el candidato de Primero Justicia, Goyo Graterol, donde el partido tenía más aceptación en el electorado que el propio Graterol, no lograron acuerdo con Voluntad Popular; y resultó ganador Elizer Sirit  también con maquinaria de AD pero con liderazgo. Sirit es reconocido como el defensor de un pueblo que sufre una severa crisis de agua y por eso su lucha se ha centrado en el reclamo y exigencias de soluciones para el problema que afecta a miles de familias. 


En el estado Sucre Robert Alcalá compitió contra el recuerdo y lo que yo creía la sangre de los sucrenses Ramón Martínez, aunque lo llevaban en el corazón fueron y votaron por un liderazgo nuevo.


Queda claro entonces que la calle es de los ciudadanos y no de los partidos; el liderazgo es fundamental y las maquinarias tienden a quedar como elemento complementario en los procesos electorales.

]]>
<![CDATA[¡Hagámoslo, pero ya!, por Luis Britto García]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Hagamoslo-pero-ya-por-Luis-Britto-Garcia-20170912-0097.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Hagamoslo-pero-ya-por-Luis-Britto-Garcia-20170912-0097.html       Insistentemente denuncio la intolerable situación de una frontera por la cual se desvanecen  bienes básicos e ingresan bandas paramilitares. 

Guerras en todos los frentes no pueden ser combatidas con  pasividad unilateral. Activemos  las iniciativas que postulan los compatriotas Luis Gavazut Bianco, José Gregorio Piña, Luis Salas Rodríguez, Juan Carlos Valdez, Juan Romero y Tony Boza en su escrito  “¿Qué hacer? Propuesta de medidas inmediatas en defensa de la República y los derechos socioeconómicos de la población venezolana”.

    Hace años recomiendo que el Estado asuma la importación y  distribución de bienes básicos, y detenga la entrega de divisas  preferenciales a oligopolios que hacen importaciones fantasmas o acaparan y revenden a precio de mercado negro  lo que importan. Materialicemos entonces la propuesta de los compatriotas de “Reforzar el control cambiario, suspender la asignación de divisas a empresas privadas y particulares, y destinar las disponibles a importaciones directas del Estado de bienes esenciales desde países aliados”. 

    Ejecutemos también el plan de los compatriotas en el sentido de que, “sólo en caso excepcional,  en lugar de venderles las divisas a las transnacionales, prestárselas a interés y con garantías reales suficientes de recuperación del préstamo en divisas”.

     Repetidamente insisto en la necesidad de restablecer el control previo y posterior sobre el gasto público en todas las ramas de la administración, centralizada y descentralizada, estatal, estadal y municipal, así como acerca  del cumplimiento de las metas, objetivos y programas en función del cual éste es asignado.
 Apliquemos por tanto  la propuesta de los compatriotas de, en la asignación de divisas, “verificar exhaustivamente a priori y a posteriori el uso dado a las mismas”.

     Insistentemente denuncio la intolerable situación de una frontera por la cual se desvanecen  bienes básicos e ingresan bandas paramilitares. Nadie deja la puerta de su casa eternamente abierta.
 Cumplamos la propuesta de los compatriotas de “cerrar la frontera con Colombia indefinidamente”. 
El vecino país tiene con respecto a nosotros una balanza comercial favorable de unos 5.000 millones de dólares: es a él a quien le interesa llevar buenas relaciones bilaterales. Con respecto a quienes ya habitan con nosotros, acentuemos esfuerzos de solidaridad, integración y asimilación.
 Pero asimismo, actuemos para “Denunciar a Colombia ante la OMC por la aplicación de prácticas desleales de comercio internacional, legitimación de capitales y financiamiento al terrorismo a través de casas de bolsa de frontera”. Procedamos a “Denunciarla ante Unasur por violación a la territorialidad de un país miembro, específicamente por favorecer e incentivar el contrabando de extracción y los ataques a la moneda nacional”. Pues ante  nuestro  apaciguamiento siempre agrede, y ante nuestra firmeza, cede.

   Hasta el cansancio señalo que el posible veto de Rusia y China en el Consejo de Seguridad de la ONU es lo que  todavía impide que nos lluevan bombas. Activemos la iniciativa de los compatriotas en el sentido de la “Firma inmediata de un Tratado Militar de Asistencia Recíproca con potencias aliadas, autorizado por la plenipotenciaria Asamblea Nacional Constituyente”. 
El mismo bajo ninguna circunstancia debe contemplar la instalación de bases, que nos convertirían en rehenes de las controversias entre dichas potencias.
     Apoyemos y respaldemos, pero actuemos.
     Exigente ejercicio es la defensa. Quien no la ejerce, desaparece.

]]>
<![CDATA[Traiciones necesarias, artículo de Juan Guerrero]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Traiciones-necesarias-articulo-de-Juan-Guerrero-20170912-0101.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Traiciones-necesarias-articulo-de-Juan-Guerrero-20170912-0101.html Desde hace años estoy vinculado a los afectos cubanos. De esa gente que debió partir apurada por las persecuciones ideológicas de una revolución despótica, y también por el hambre y las enfermedades.

   Visitando a una de esas familias de la diáspora cubana escuché cierta vez que muchas personas que decidían partir eran tratadas con desprecio, tanto por el Estado comunista como por sus propios vecinos. Les llamaban Actos de Repudio. Los colocaban en una tarima y seguidamente, les hacían una especie de juicio sumario. Después les inventaban historias para condenarles públicamente al escarnio. Muchas veces les escupían y les tiraban objetos o les maltrataban físicamente.
   Escuchar esas historias y comenzar a verlas transitar por estos parajes venezolanos es sentir que otra vez la rueda del destino, del desprecio se sigue repitiendo. Como en la Alemania nacionalsocialista, o las condenas a los desiertos siberianos en la Unión soviética, o en la época de la Revolución cultural china.
   Mi refugio siguen siendo, entonces, los libros. Y encuentro en George Steiner (París. 1929) una razón para comprender esa malévola mentalidad del poder, cuando se sabe totalitario y militarista.
   El profesor Steiner, de manera clara y demoledora, indica que son estos regímenes los primeros en utilizar la “bestialidad de la mentira” para condenar a todo opositor a la humillación y el dolor.
   Vivimos días terribles, ciertamente. No parece existir salida, al menos en los próximos meses (por no decir años) a esta dantesca prisión de la llamada Venezuela del Socialismo Siglo XXI. Y en verdad que el liderazgo político opositor parece que en eso ayuda bastante.
   La complejidad de la crisis venezolana es demasiado abrumadora para entenderla. Más cuando diariamente existe una poderosa maquinaria de propaganda estadal que banaliza la realidad hasta caer en el ridículo de líderes que actúan, según libretos preestablecidos. 
      Por eso será que ahora inventaron unas elecciones regionales. Quizá sea para distraer con circo a la muchedumbre ruinosa, hambrienta y embrutecida. Y para que los dirigentes opositores también se distraigan de lo esencial: la falta de alimentos, medicinas, inseguridad y libertad de los presos políticos.
   Estas cuatro cuestiones son la razón política que el grueso de la sociedad venezolana reclama a diario.    Debemos aprender de nuestros errores y dar gracias a quienes fueron sus actores, por mostrarlos.   Venezuela ha sido territorio de capataces y becerreros transformados, ya en el siglo XX, en modernos militares. Gente que siempre ha sabido estar en y con el poder. Y ese será el mayor reto de las nuevas generaciones de civilistas que puedan liderar la nación: detener el avance del militarismo y regresarlos a los cuarteles, de donde nunca debieron salir.

]]>
<![CDATA[Transitar de la guerra a la paz económica, Elías Jaua]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Transitar-de-la-guerra--a-la-paz-economica-Elias-Jaua-20170912-0096.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Transitar-de-la-guerra--a-la-paz-economica-Elias-Jaua-20170912-0096.html El compañero Presidente Nicolás Maduro, el pasado jueves 7 de septiembre de 2017, ante la plenipotenciaria Asamblea Nacional Constituyente presentó una visión integral de la compleja situación económica, sus causas y las acciones necesarias para superarla.

Consciente de los efectos negativos que ha tenido la guerra económica y de la heroica resistencia protagonizada por el pueblo al que pertenecemos, ha dicho con certeza que tenemos que pasar de la resistencia a la victoria en el campo económico, que tenemos que recuperar y expandir la prosperidad que logramos en la primera década de la Revolución Bolivariana, bajo el mandato de nuestro Comandante Chávez.

Como siempre el Presidente Maduro habló con la verdad, cuatro años de guerra económica han desestructurado el sistema productivo, distributivo, cambiario y financiero del país, en el contexto de la más profunda y extendida caída de los precios del petróleo y agravada por el permanente bloqueo financiero y comercial, ahora formalizado por la orden ejecutiva de Donald Trump.

El dólar paralelo, el contrabando y la especulación como expresiones de una peligrosa escalada de corrupción pública y privada, han sido los instrumentos privilegiados para ejecutar la guerra contra todo un pueblo, aprovechándose de la realidad de unos disminuidos ingresos petroleros y de un boicot financiero, en sus distintas modalidades.

Hoy se hace indispensable tomar la ofensiva revolucionaria en lo económico, volver a las bases productivas sentadas por nuestro Comandante Chávez, alguna de las cuales fueron abandonadas como lo reconoció con valentía el Presidente Maduro, y superar los instrumentos que han sido destruidos, para lograr con nuevas y audaces herramientas, la estabilidad económica. En tal sentido, el Plan Constituyente Económico plantea:

Sistema de precios máximos acordados, en 50 productos básicos, con todos los actores económicos, de obligatorio cumplimiento, una vez consensuados, y fiscalizados por el Poder Popular. Se busca estabilizar los precios.

Política cambiaria que busca diversificar los ingresos en divisas, más allá del petróleo, reservar los ingresos del Estado para las necesidades del pueblo y permitir a través de la apertura de casas de cambio el intercambio de divisas entre los particulares. Igualmente, se plantea formalizar el uso de una canasta de monedas extranjeras en las transacciones internacionales, diferentes al dólar, para superar el cerco financiero y comercial impuesto en la práctica por el gobierno estadounidense.

Inversión extranjera, regulada por el Estado, para impulsar áreas como el turismo, la agricultura, la minería, la industria, el desarrollo de la infraestructura, entre otros.

Política de Protección al Pueblo, mediante la consolidación y expansión del empleo estable, los ingresos de los trabajadores y trabajadoras, las pensiones de los adultos mayores y la protección social y la organización política y productiva del pueblo en general a través del sistema de Misiones, Grandes Misiones y las comunas; consejos comunales y consejos locales de abastecimiento y producción.

Política tributaria y financiera, destinada a identificar el enriquecimiento producto de la especulación, el contrabando, el dólar paralelo y todas las otras formas de corrupción usadas en la guerra contra el pueblo. La acumulación de riquezas se ha incrementado en este periodo, lo cual amenaza los avances en materia de la construcción de una sociedad igualitaria. Hay que revertir esta tendencia, pechando con firmeza la que sea legal y confiscando la riqueza mal habida. Que los ricos y los corruptos paguen la reconstrucción de la paz y la prosperidad económica y social que nos quitaron.

Combate a la guerra monetaria, contener el robo de nuestro papel moneda mediante la máxima vigilancia de los órganos de control bancario y la expansión de las transacciones electrónicas. Nadie puede retener el dinero del pueblo.

Les toca a los y las constituyentes dar un debate urgente sobre estos aspectos, cuidando celosamente la soberanía nacional, para su eficaz implementación, teniendo en cuenta la máxima que señaló el Presidente Maduro “Hay quienes creen que la solución es más capitalismo. No, la solución está en seguir construyendo nuestro modelo productivo”.

Concluyo yo, perseverar en el modelo ético, soberano, bolivariano, socialista que dejó en construcción el Comandante Chávez y su plan de consolidación y expansión, el Plan de la Patria. Solo así haremos irreversible la prosperidad económica y social. Vamos, es ahora o nunca.

]]>
<![CDATA[En opinión: Secundaria política]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Secundaria-politica-20170911-0093.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Secundaria-politica-20170911-0093.html Luego del proceso de las primarias efectuadas en todo el país por parte de la Mesa de la Unidad (MUD) para elegir quienes serán los abanderados en las elecciones a gobernador, ya los candidatos se encuentran completos por parte de los sectores polarizados en compañía de algunas opciones independientes que de seguro en los próximos días anunciarán apoyos o renunciarán debido a que sus propuestas quedarán diluidas, aunado a las múltiples heridas que se abrieron en este proceso electoral las cuales deben ser resueltas de inmediato.


 En el caso del Estado Zulia los hechos bochornosos ocurridos en algunos centros de votación entre la dirigencia de UNT y PJ deben llamar a la reflexión en esta nueva etapa de la lucha política debido a que las primarias son un método de elección interno en donde el ganador debe ser respaldado por el perdedor, si esto no ocurre el candidato del Psuv, Arias Cárdenas, podría ser reelecto debido a las divisiones dejadas en este proceso de primarias. 


No es tan sencillo enfrentar la etapa que viene. El estado Zulia cuenta 21 municipios, con 1.355 centros de votación, 4.772 mesas de votación y 2.404.004 electores, lo que significa que solo para cubrir los centros de votación con testigos electorales y miembros de mesa se necesitan mínimo 14.316 personas; adicionalmente se necesitan movilizadores, personal de logística y de reserva para cubrir a los testigos electorales que fallen o se fatiguen durante la jornada. 


Esta campaña será dura debido a que el gobernador Arias no se separará del cargo siendo así un gobernador-candidato que contará con todos los programas del gobierno nacional, Clap, Mi Casa Bien Equipada, Misión Vivienda, Chamba Juvenil, programas de becas, inversión en infraestructura, servicios, salud, educación, ayudas económicas y con una comisión de la verdad de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) que podría inhabilitar al candidato de la MUD o destituirlo, en caso de resultar ganador en las elecciones regionales y no tomar juramento ante esta institución. 


El estado Zulia es extenso por lo que se necesitará visitarlo de nuevo en campaña, eso requiere de una gran logística y de muchos recursos económicos lo que obliga a buscar mucha ayuda, a pesar del gran rechazo que mantiene el gobierno nacional, que hoy alcanza el 76%, y se piense que es suficiente, pero la abstención presentada en las primarias debe alertar al comando de campaña de la MUD Zulia que debe trabajar en la motivación a votar para lograr ganarle a Arias. 


En el contexto nacional, si el gobierno por lo menos logra ganar unas 10 gobernaciones anunciarán que las elecciones para elegir a los alcaldes serán en diciembre lo que desataría de nuevo los demonios en la MUD. El gobierno ha demostrado de lo que es capaz de hacer, por lo que subestimarlo sería un error. Son momentos de pedir disculpas por los errores cometidos, son momentos de ser incluyentes, son momentos de ser visionarios y comprender que para gobernar en estas circunstancias se debe contar con muchos aliados y tomar en cuenta al capital humano formado esté donde esté. 

]]>
<![CDATA[Mentiras para pensantes, por Carola Chávez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Mentiras-para-pensantes-por-Carola-Chavez-20170911-0091.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Mentiras-para-pensantes-por-Carola-Chavez-20170911-0091.html Les dijeron… Les han dicho tantas cosas, tantas burdas mentiras. Mentiras que ofenderían a cualquiera que se considere medianamente inteligente. Mentiras que se tragaron gustosos mientras se auto proclamaban, ahogados en su soberbia, como el sector pensante de este país.

 Este sector compró gustoso las historias más ridículas y descabelladas. “¡Ahí viene el Coco!” -les decían, en un goteo de terror absurdo, y ellos tan pensantes, aterrados bailando al son que les tocaba el miedo. El Coco les iba a quitar a sus hijos, que crecieron esperando el fatídico día en que iban a ser secuestrados y cubanizados. El Coco instaló bombillos espías, en sus casas, convirtiendo sus vidas en reality shows para el disfrute exclusivo de Fidel, que no tenía nada mejor que hacer, ustedes saben, que ver a los venezolanos desde un bombillo.  

Les dijeron que les iban a quitar sus casa, sus negocios, sus carros, y se lo creían a la vez que solicitaban créditos hipotecarios con intereses protegidos por el mismo gobierno maluco que los iba a expropiar. Y compraron carros, y luego camionetas, y montaron un negocito que se convirtió en negoción, y fueron felices y no lo supieron, y se empeñaron en ser los Chacumbeles de esta historia. 

Así siguen a cualquiera que diga que van a salir del chavismo ya, como sea. Parece que mientras más loco, mejor. Ciegos de rabia y miedo, se ponen siempre a la orden del atajo del golpe. Una y otra vez, con una suicida resistencia al aprendizaje, a la reflexión, se suman a la recurrente marcha que los lleva al abismo de la derrota y el desencanto. 

Una y otra vez, entran en un trance caótico que los lleva a jugar al todo o nada. Y otra vez los deseos suicidas “Trump help us!”. Y otra vez la histeria, el manto de sospecha sobre cualquiera que pretenda imponer la cordura. Y otra vez las profundas heridas, sociales económicas, políticas y otra vez el vacío, todo por creerse las mismas mentiras, una y otra vez. 

Y como siempre, las aguas vuelven a su cause y los dirigentes opositores, sin recoger su reguero de mentiras ensangrentadas, se bajan del golpe imposible; imprimen franelas de campaña; y así, como si nada, invitan la gente pensante a votar por ellos. Todo esto, en plena dictadura. 

¿Pensará por fin la gente pensante, o votará, oootra vez, sin pensarlo dos veces?

]]>
<![CDATA[Viendo llover sobre Maracaibo]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Viendo-llover-sobre-Maracaibo-20170911-0094.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Viendo-llover-sobre-Maracaibo-20170911-0094.html Que mientras caía un aguacero sobre Maracaibo el viernes pasado yo leyera El año de la muerte de Ricardo Reis, justo las primeras páginas, cuando José Saramago hacer llover copiosamente sobre Lisboa, fue una mera casualidad. Tan azarosa como la creación de Irma y su paso por el Caribe, que aunque propia de la temporada de huracanes, nadie podía imaginar que su larga cola en tirabuzón alcanzaría a inundar la Tierra del Sol Amada. 


Fue también vianda de las probabilidades que todo eso ocurriera justo cuando Maracaibo cumplía 488 años de fundada, contando desde el 8 de septiembre de 1529, año del Señor, en que el adelantado Ambrosio Alfinger, en un mismo día, de un sólo plumazo –o habría que decir de un sólo espadazo o sablazo- fundó la Villa de Altagracia y la de Maracaibo.

 
¿Cómo sería aquel acto mediante el cual fue fundada la ciudad? En qué lengua habló Ambrosio ¿en el germano de la Edad Media, en Latín o en el Castellano del Lazarillo de Tormes cambiando “eses” por “erres”, más gutural y menos seseo? ¿Estaría sólo con sus hordas en la orilla o con qué cara lo mirarían desde sus chalanas y palafitos los habitantes del Coquivacoa? ¿Habrá llovido ese 8 de septiembre? Quizás un trueno estruendoso como esos que se dejaron oír el viernes pasado no dejó oír sus dislates, todo aquello de “en nombre de Dios y de su majestad serenísima”, y un relámpago hijo del Catatumbo infinito opacó el brillo de su espada cuando la blandió por los aires para erigirse como amo y señor de un mundo que no sólo le era nuevo sino también ajeno.


Son todas casualidades de la vida que un huracán pasara por el Caribe, que Maracaibo celebrara su cumpleaños con el agua a las rodillas y que yo leyera a Saramago, quien parece tener en la lluvia una de sus metáforas predilectas. Llueve cuando Ricardo Reis desembarca en Lisboa inundada. Llueve torrencialmente justo antes de que los ciegos de Ensayo sobre la ceguera recuperen la vista y por un sonoro diluvio en Ensayo sobre la lucidez son declaradas no válidas las elecciones en aquella ciudad que habiendo padecido la ceguera blanca decide votar mayoritariamente en blanco cuando se repiten los comicios.


Maracaibo siempre se inunda, como periodista de esta ciudad les digo que esa es la noticia más recurrente en cuanto periódico han sido desde el Fonógrafo para acá. Hará ya unos 20 años, en el desaparecido diario La Columna, consciente de lo “calichoso” que resultaba escribir sobre las cañadas desbordadas y las calles y avenidas anegadas, se me ocurrió titular la nota de rigor así: Maracaibo nunca se llamará Moisés y duele que la noticia, tratándose de la lluvia, aún siga siendo la misma.


Fundada a la orilla de un lago, surcada de oeste a este por cañadas que son sus desagües naturales, vecina de ríos que fueron navegables y que junto al Coquivacoa conformaban un sistema de comunicación lacustre fluvial quizás único en el planeta, Maracaibo debería ser la reina de las aguas. El reservorio de agua dulce más importante del continente después del Amazonas y el Guaraní.


¿Será que los maracaiberos tenemos una ceguera blanca, como los habitantes de la ciudad de Saramago, que ni el chubasco más apretado es capaz de sanar? ¿Será que esa ceguera blanca no nos deja ver el lago y al no poder verlo a él que es nuestro padre y nuestro espejo no podemos vernos a nosotros mismos y terminamos dando tumbos?

Uno lee PANORAMA en estos días y no puede evitar la terrible sensación de que la ciudad está siendo desvalijada. Ayer fueron los cables de teléfonos y del alumbrado público, las estatuas de próceres y poetas teniendo el mismo destino que las tapas metálicas de las bocas de visita y las rejillas de las alcantarillas, los semáforos, los árboles, las paradas de autobuses, los buses mismo, incluso, las puertas de los edificios viejos de la plaza Baralt ¿Mañana que irán a desvalijar?
La Maracaibo Inmensa de Simón García está hoy más vigente que nunca, sobre todo su última estrofa: “Maracaibo no permitas / Se repita la indecencia  / Que te ha hecho estremecer / Los cobardes que aún te acogotan / Que te chupan y te explotan / Deben desaparecer”. Pero para que eso sea realmente posible tenemos que cantar de corazón la primera: “Maracaibo yo te quiero / Y te entrego con orgullo / Todito mi corazón / De mis hijos vos sois la esperanza / El futuro la bonanza / Que es mi más grande ilusión”.

]]>
<![CDATA[Default preventivo, por Víctor Álvarez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Default-preventivo-por-Victor-Alvarez-20170911-0090.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Default-preventivo-por-Victor-Alvarez-20170911-0090.html El colapso de los precios del petróleo y la caída en la extracción de crudos deterioran el ingreso en divisas y comprometen la capacidad de pago de la deuda externa. Mantener la voluntad de pago que ha mostrado el Gobierno es cada vez más difícil y resulta incompatible con la reactivación del aparato productivo interno.

La solución no es sencilla. No se trata solo de anunciar una cesación de pagos para obligar a los tenedores de bonos a reestructurar la deuda en mejores condiciones para Venezuela, incluyendo un descuento cercano al porcentaje con el cual los mercados castigan la deuda externa venezolana. 
Ni siquiera el apoyo de organismos multilaterales como el FMI, el BM, el BID, el CAF, etc., puede garantizar la recuperación de la extracción de petróleo y la reactivación del PIB, dos condiciones básicas para fortalecer a largo plazo la capacidad de pago del país.

Hasta ahora el Gobierno ha ratificado y cumplido con el cronograma vigente, pero en un contexto de prolongada contracción del PIB y caída sostenida de la producción de Pdvsa, la pesada carga de la deuda externa en los próximos 10 años la hace cada vez más insostenible. Sobre todo porque se ha pagado sacrificando las importaciones de alimentos, medicinas, materias primas, insumos, maquinarias, equipos y repuestos que requiere el aparato productivo nacional, cuestión que ha agravado la severa escasez que azota a la población.

Si el flujo proyectado de divisas no alcanza para pagar la deuda y garantizar las importaciones esenciales, es mejor reconocer que el país no podrá mantener el actual ritmo de pagos. Si el default luce inevitable, lo menos dañino es que se declare cuanto antes para así evitar que se agrave la crisis al colapsar la industria petrolera y el aparato productivo por falta de divisas.

La imposibilidad de cumplir con este cronograma de pagos obliga a plantear a los acreedores una reestructuración amigable de la deuda a fin de evitar un default caótico que haría la renegociación un proceso más difícil y traumático, debido a la cantidad de embargos y disputas judiciales que se desencadenarían. Pero cualquier reestructuración solo será aceptada por los acreedores si cuenta con un programa de estabilización macroeconómica y una política de reactivación del aparato productivo que contribuya a recuperar la capacidad de pago del país. 
Con un buen programa de estabilización macroeconómica y reactivación productiva, Venezuela puede recuperar su acceso a los mercados financieros a un costo menor al que está pagando con el remate de sus cuentas por cobrar en Petrocaribe y la liquidación de los bonos de deuda que recompró en los mercados secundarios.

Los tenedores de los bonos le hacen un seguimiento permanente a la situación de Venezuela y, seguramente, prefieren iniciar un proceso ordenado de reestructuración de la deuda para evitar que su cotización termine de hundirse en los mercados ante un default desordenado y caótico.

La inminente crisis de la deuda externa puede inducir a los tenedores de bonos a aceptar un default preventivo y reestructurar la deuda con una rebaja cercana a la que actualmente reconocen los mercados financieros en los que se transan los bonos de la deuda externa venezolana.

Un default preventivo, previamente concertado con los acreedores y con el apoyo de los organismos financieros internacionales, dejaría las puertas abiertas para gestionar nuevo financiamiento a un costo mucho menor al que actualmente pagan las emisiones de deuda soberana y de Pdvsa. Esto aliviaría la carga de los pagos y liberaría recursos para levantar la producción de Pdvsa y reactivar el PIB.

]]>
<![CDATA[La constituyente y el país]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-constituyente-y-el-pais-20170911-0013.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-constituyente-y-el-pais-20170911-0013.html El país cambió después del 30/J. La paz retornó a las  calles. Los ciudadanos se liberaron del chantaje brutal a que estuvieron sometidos durante meses. La esperanza renació en el ánimo de millones de compatriotas.

  1) La iniciativa del  presidente Nicolás Maduro de convocar al poder constituyente, de acuerdo a lo pautado en la Constitución Bolivariana, y el respaldo logrado por este acto de extraordinaria calidad cívica y democrática en el evento electoral del pasado 30 de julio, pasará a la historia como uno de los hechos más importantes acaecidos  en la República. Los adversarios del proceso bolivariano no lo aceptarán, y, como siempre, lo descalifican en términos absolutos.

2) Pero  sin duda que el país cambió después del 30/J. La paz retornó a las  calles. Los ciudadanos se liberaron del chantaje brutal a que estuvieron sometidos durante meses. La esperanza renació en el ánimo de millones de compatriotas. La polarización bajó de tono y la sensación que existía de que marchábamos directamente hacia el abismo, la suplantó una actitud de signo contrario. Es decir, que había salidas democráticas. Que la violencia no era una fatalidad. Que la vocación cívica de los venezolanos y venezolanas respondía cuando todo parecía derrumbarse. 
En otras palabras, que la fe retomó la conducción y el pesimismo fue arrinconado. Por tanto,  por todas estas razones y por otras que omito para no extenderme innecesariamente en el tratamiento de este aspecto del tema, con esta posición que adopta la MUD —y en general la dirigencia opositora— incurre de nuevo en un grave error, muy similar al que cometió cuando optó por no participar en las elecciones para escoger a los integrantes de la Asamblea Nacional Constituyente.

3) Ahora está funcionando el “poder constituyente originario”, en total sintonía con la Carta  Magna. Abocado al tratamiento de aquellos temas que inspiraron su convocatoria. Con perfil propio, pero en armonía con los poderes constituidos --salvo el Legislativo que se  mantiene en desacato. 
Y lo hace con seriedad, mostrando un rostro democrático y de participación inusitada, en el marco de un amplio universo de voceros sociales, políticos, profesionales, gremiales, discapacitados, que nunca convergieron en un mismo escenario, no para protagonizar enfrentamientos estériles, sino para aportar conocimiento y experiencia  útiles, fruto de una relación directa y fecunda con la vida cotidiana. Todo ello manejado con habilidad, tacto y conocimiento por un personaje singular de la política venezolana como es Delsy Rodríguez  Gómez.

4) La Asamblea Nacional Constituyente debe aprovechar el viento que sopla a su favor. El nuevo clima que se creó en Venezuela. La aceptación que tiene en el pueblo que registra las encuestas. La confianza que genera en la colectividad, que tiene que ver con el carácter de última carta que se juega la democracia en Venezuela —que es la forma como la observa una mayoría del país—. 
De ahí que el compromiso sea mayor. La ANC está obligada a no fallar. A no incurrir en los errores de otras políticas y propuestas que los venezolanos acogieron con júbilo y luego se marchitaron en el pantano de la desidia, de la indiferencia, del incumplimiento de la palabra empeñada. La ANC es un compromiso suscrito al borde del abismo. Es, prácticamente, la  opción definitiva a la cual apostamos los venezolanos que creemos en la democracia con amplio contenido social —o si se quiere calificar como socialismo—, ¡digámoslo entonces sin complejos!

5) En la lista de promesas por la que votaron más de ocho millones de ciudadanos el 30/J figuran, con carácter prioritario: a) diálogo para alcanzar la paz; b) respuesta contundente a la grave situación económica; c) esclarecimiento de la verdad sobre los responsables de la violencia, y lucha a fondo contra la impunidad, es decir, rescate de la justicia; d) defensa de la soberanía nacional, que en las  actuales circunstancia es vital. Hoy por hoy la mayoría del país está pendiente de que nada ni nadie desvíe a los constituyentes de estos objetivos. Por eso la magnitud del compromiso, del cual tienen que tomar plena conciencia los miembros de la ANC.


Claves secretas

• Cuando la derecha mundial adopta la decisión —monitoreada por los gobiernos norteamericanos, siempre movidos por intereses económicos y comerciales, así como por estrategias de seguridad— de arremeter contra  naciones que viven procesos de cambios sociales,  unifican el discurso desestabilizador y actúan  en bloque. Así fue, para citar solo algunos ejemplos, en la región latinoamericana y caribeña, como se dieron los ataques a gobiernos democráticos, que al mismo tiempo reclamaban su derecho a manejarse soberanamente. Fue  lo que sucedió en República Dominicana cuando gobernaba Juan Bosch; lo que pasó en Guatemala bajo el gobierno del  militar nacionalista Jacobo Arbenz, y en el Chile  de Salvador Allende…

• La esencia del mensaje imperial, y de sus aliados en esos casos, fue el mismo que hoy se emplea contra  el gobierno democrático, social, respetuoso de los derechos humanos, de Nicolás Maduro. El método fue igual. Desatar sobre países y gobernantes un alud de infamias, de mentiras, calificándolos de dictaduras, de violadores de los derechos humanos y de sembrar hambre en sus pueblos. El resultado fue la instauración de regímenes represivos que acabaron con todo vestigio de libertad y democracia, cuyo ejemplo más contundente fue el gobierno de Augusto Pinochet, el cual hundió a Chile en la más abyecta dictadura…

• Pienso que  no hay que hacer un gran esfuerzo de imaginación para comparar aquel pasado ignominioso, en cuanto a estrategia se refiere, con lo que actualmente sucede con Venezuela. Es el mismo formato: bloqueo de carácter económico y financiero; actividad subversiva creciente; la “quinta columna” actuando como factor de provocación en las calles; el envenenamiento del mensaje; el cerco mediático; el mismo pacto infame entre el imperio y los  gobiernos democráticos-representativos atados al carro de  conveniencias circunstanciales. 
En fin, la misma fotografía con alevosas similitudes, con la deformación obscena de la realidad. Con la determinación de los promotores de llegar hasta el final, que no puede ser otro que el derrocamiento del presidente constitucional Nicolás Maduro, o su asesinato, y la secuela del baño sangre y destrucción del país. 
Es lo que explica que empleen el mismo lenguaje Trump y los mandatarios de España, Italia, Alemania, Inglaterra, Irlanda, y los cipayos latinoamericanos encabezados por Colombia, Chile, México, Perú, Argentina, Brasil, Costa Rica, donde hay de todo, ladrones, represores, traficantes y traidores salta talanqueras. Sus declaraciones coinciden en todo, porque se trata de un modelo cuyas fotocopias son distribuidas oportunamente en función de las situaciones que surjan…

• Con desesperación, determinados sectores opositores observan las elecciones de gobernadores. Aumenta en ellos la confusión, proliferan las candidaturas y en varios estados no son retiradas algunas que se suponía lo harían. Hay quienes a través de la crítica al CNE porque aún no fija la fecha de los comicios, esperan se abra la posibilidad del abstenerse con la idea de fortalecer la tendencia antielectoral y las  actitudes partidarias de fortalecer la opción violencia con asidero en los ultras que añoran el guarimbeo…

• El 14 de agosto de este año desapareció en Argentina el dirigente mapuche Santiago Maldonado, durante una operación represiva de la Gendarmería que depende del Misterio del Interior de esa nación. El hecho causa conmoción y ha activado las acciones de masa contra el gobierno de Mauricio Macri, acusado de represor. Reaparece la sombría figura de la desaparición forzada en el Sur.

]]>
<![CDATA[Custodiemos la vida y dejemos vivirla]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Custodiemos-la-vida-y-dejemos-vivirla-20170911-0011.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Custodiemos-la-vida-y-dejemos-vivirla-20170911-0011.html Víctor Corcoba Herrero / Escritor / corcoba@telefonica.net

La vida no se ha hecho para malgastarla, sino para administrarla y protegerla. Ha llegado el momento de que gestionemos juntos  aquello que nos pertenece por igual.  Y en este sentido, debido a las potestades que le confieren la Carta y su singular carácter internacional, la ONU ha de tomar medidas sobre los problemas que enfrenta la humanidad en el siglo actual.

(...) Está visto, que el recurso a las armas para dirimir las controversias ya no sirve, la custodia de toda vida requiere de otros lenguajes más puros, más del alma y de la donación, ya que comienza con la autosatisfacción de cada ser humano. (...) Solo haciéndonos piña podremos aminorar tensiones entre nosotros y recobrar esa unidad que nos merecemos. Sentirnos acogidos es lo que realmente nos inspira ese espíritu conciliador, de ponernos en acción todos a una, para caminar reagrupados, sin exclusión. 

Pensemos en esa juventud que no tiene trabajo, los hemos dejado inservibles. Nuestra sociedad tecnológica los entretiene con mil inventos para mantenerlos distraídos, multiplicando al infinito las ocasiones del disfrute, que luego resulta que no son gozosas.

El placer se disipa en nada. Muchas cosas, muchas comodidades, ¿pero dónde está la realización de la persona como colectivo? (...) Necesitamos, por consiguiente, ser capaces de mirar con otros ojos a nuestros análogos, y con esta mirada renovada, que nace del reencuentro de culturas con el entorno, iniciar un cambio real de actitudes, incluso mudando de aires para que mejoren nuestros latidos de acercamiento con nuestros semejantes. 

En cualquier caso, no podemos permanecer tan fríos en esta marcha hacia la locura, con el veneno de la mentira en los labios, puesto que el desafío mayor que hoy tiene la humanidad precisamente radica en ese endiosamiento individual que nos impide hacer comunidad, hacer mundo, hacer universo en definitiva.

Tenemos que abajarnos y pensar que juntos somos más fuertes.  (...)  Sin duda, hoy más que nunca nos hacen falta guías, referentes y referencias, que pongan en valor los valores de libertad y respeto por los DD HH, para que al fin se consideren en todo lugar. 

 Sea como fuere, hay que repensar en un mundo diferente, con gobiernos auténticos al servicio de la humanidad, para que nos alienten al cambio, ante la multitud de vicios autodestructivos. Hace falta reorientar el rumbo en un mundo interconectado.

]]>
<![CDATA[Abrirse a nuevas ideas...]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Abrirse-a-nuevas-ideas...-20170911-0010.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Abrirse-a-nuevas-ideas...-20170911-0010.html Félix Cordero Peraza / Articulista

Palpita el corazón del venezolano como caballo galopando por la llanura extensa del occidente. Los precios se fueron por las nubes y los ingresos del salario mínimo no alcanzan al precio que se incrementa semanal. ¿Qué hacer? es la exclamación lógica de más del 80% de la población. 
La crisis ahoga inclemente las aspiraciones y emprendimientos de mucho de los ciudadanos.

Los proyectos y las esperanzas individuales perecen por no contar con condiciones favorables para tener éxito, ni siquiera para echar a andar una idea. Un país lleno de dificultades y enfrentando aprietos de todo orden. Las oportunidades son pocas. Y la competencia y competitividad se expresa en alto grado. El aciago entorno solo puede ser superado si cambia su tipología. 

Mientras, las fuerzas políticas, tanto opositora como oficialistas se dedican a los asuntos de interés de sus organizaciones. Del lado opositor, promoviendo sanciones económicas e intervención internacional en los asuntos internos y compitiendo en las elecciones regionales a gobernador; ya fijadas para Octubre.

Del campo del gobierno, protestando las sanciones y declaraciones hostiles y dedicados a la campaña electoral regional. Ambos campos pensando en primer lugar en sus intereses grupales y ambiciones personales. Un país dividido en extremo. Polarizado. Fragmentados por enemigos en lugar de adversarios. A riesgo de una guerra civil sangrienta y dolorosa.  Tragedia que llenará la patria de pena y dolor. Imperdonable en el juicio riguroso de la historia. Todavía evitada echando a andar un serio y sincero proceso de diálogo y convivencia nacional. 

El gobierno adolece de una fina estrategia internacional integral y planificada y una repuesta oportuna y efectiva. Fundamentada en el derecho internacional y en la soberanía de las naciones. Se siente acorralado. Se va por la línea de menor resistencia. Sin empuje, punch ni habilidad negociadora. Da la impresión que la creación de la ANC les dejara exhausto. 

Pudiera caer, si las cosas siguen como van, en el síndrome de la AN. Se instalaron y sus efectos en los principales problemas ciudadanos no florecieron. 

Y se está a leguas de solucionarlos. Resolvieron si asuntos políticos de la coyuntura, el caso de la FGR, el acatamiento de los poderes públicos con excepción de la AN y su instalación en la sede del Palacio Federal Legislativo.  

Esto pasa y por otro lado el “padre estado” da vuelta como la noria. Agotado. Impotente. Sin acertar ante la complejidad de una situación que pareciera no tener repuesta. Poseyendo una visión confusa y ambigua. Como nunca antes lo habíamos visto. Enmarañado en una inestabilidad institucional y una incertidumbre generalizada que le imprime comportamientos dudosos e inestables.

Atrapado en una feroz campaña internacional desde los principales países de occidente. Riposta solo con declaraciones y notas de protesta repetitivas, defensivas y simplistas.  Sectario, tal como lo expresó el periodista Eleazar Días Rangel. Proyecta una imagen que da la sensación de cerrarse aprensivo dentro de sus propias paredes. En lugar de abrirse… a los independientes y las nuevas ideas…

]]>
<![CDATA[La cuestión petrolera, por el embajador Rafael Ramírez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-cuestion-petrolera-por-el-embajador-Rafael-Ramirez-20170908-0088.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-cuestion-petrolera-por-el-embajador-Rafael-Ramirez-20170908-0088.html Para enfrentar la crisis económica del país resulta vital comprender el comportamiento de los elementos y variables de la economía petrolera, sus impactos e influencia, como tituló el Dr. Bernard Mommer: La Cuestión Petrolera.

Debemos reconocernos como un país petrolero, tenemos las reservas más grandes del planeta. Gracias al Comandante Chávez y a nuestra política de Plena Soberanía Petrolera se logró este posicionamiento estratégico recuperando la Faja Petrolífera del Orinoco.

El Modelo Rentista Petrolero NO es creación de la Revolución Bolivariana, es una deformación impuesta por las transnacionales petroleras desde principios del siglo XX y acentuada por las clases políticas económicas que dominaron nuestro país hasta el advenimiento del Comandante Chávez.

En nuestra economía se ha instalado un capitalismo periférico, dependiente, atrasado, especulativo y ramplón. Las elites económicas del país, han hecho sus fortunas y acumulación de capitales en base a la apropiación de la renta petrolera.  

Las consecuencias económicas y sociales del Modelo Rentista Petrolero, han sido devastadoras para el país, como se observa a simple vista en los inmensos barrios de nuestra Capital, otras ciudades y en el campo abandonado. Allí está la denuncia contundente: la exclusión, la desigualdad, el empobrecimiento de las mayorías, la negación, por la vía de los hechos, de los derechos fundamentales al Pueblo.

Por otra parte, una elite derrochadora, transculturizada, agente de las transnacionales y operadores políticos y económicos del Modelo Petrolero, con grandes fortunas, bancos, industrias chatarras y grandes riquezas, con sus vidas hechas en el exterior. Venezuela es la mina.  

El Modelo Rentista Petrolero FRACASÓ desde los años ochenta, cuando colapsó estrepitosamente, en aquel terrible “viernes negro” que tendría su máxima expresión de violencia hacia 1989 con “El Caracazo”. La Cuarta República ante su fracaso cedió a la presión de las transnacionales instaurando la nefasta Apertura Petrolera, dando el golpe de gracia a la economía y por ende a la supervivencia y viabilidad de la propia Cuarta República.

Las transnacionales petroleras entraron a saco roto y se apoderaron de la Faja Petrolífera del Orinoco. Ellos no vinieron a ayudarnos con la crisis, más bien la acentuaron, vinieron por el “lomito” en condiciones entreguistas que les dio la vieja PDVSA y la Cuarta República.

Cuando el Comandante Chávez asume el Poder, uno de sus postulados era restablecer el control sobre nuestros recursos naturales y empresas estratégicas, así está plasmado en la Agenda Bolivariana. Por supuesto, no se tenía certeza de cómo, puesto que la correlación de fuerzas aún era desfavorable y la instauración de la Apertura Petrolera había sido muy bien amarrada con un complejo andamiaje legal.

La Revolución inició el desarrollo de la política de precios en contra de la política volumétrica de la Apertura Petrolera. Para nosotros, países dueños y productores de petróleo, nos interesa un precio justo, para mantener nuestras propias inversiones y satisfacer las necesidades del Pueblo. A las economías industrializadas les interesa mayor volumen de oferta y un precio bajo para alimentar su maquinaria industrial y consumo. Por eso la primera acción política del Comandante Chávez en el sector fue fortalecer la OPEP y restablecer el precio justo de nuestro petróleo. Ni siquiera estaba planteado en ese momento superar el Modelo Rentista Petrolero, no, había que conseguir dinero para resolver los problemas de la extrema pobreza que azotaba al país.

Hay que entender que con un precio de 10 dólares por barril, no podíamos hacer nada. Por eso avanzamos con la banda de precios entre 22 y 28 dólares el barril, luego logramos estabilizar durante casi diez años el precio justo del petróleo. Era lo que había que hacer, lo imperativo y lo hicimos con éxito, pero no era suficiente.

No era suficiente porque las transnacionales en la Apertura lograron que se les entregara el petróleo con una tasa de regalía de 1%, sin pagar impuestos y los barriles se vendían a los EEUU con descuentos de hasta 40%. Es decir que, de cada cien barriles vendidos, al Estado solo le quedaba uno. De manera que, además de recuperar el precio, había que restablecer el Régimen Fiscal Petrolero, es decir la regalía, los impuestos y vender a precio de mercado, sin descuentos. Eso también lo hicimos, y lo hicimos bien.

Claro, solo lo pudimos hacer después de derrotar el sabotaje petrolero y con el surgimiento de la Nueva PDVSA. Se dice rápido, pero allí se nos fue la vida. Es uno de los mayores éxitos del Comandante Chávez y de nuestra Política Petrolera. La Política de Plena Soberanía Petrolera es un ejemplo para los países productores de petróleo, por ello el prestigio de nuestra Revolución y del Comandante Chávez en todo el ámbito petrolero internacional, en la OPEP, en los países hermanos de África y el mundo árabe.

Ahora, en Revolución, de cada cien barriles de petróleo producido y vendido por nuestra Nueva PDVSA, sin descuentos a nadie, el Estado recibe más de 33 barriles, se reciben impuestos petroleros del 50%, además de aportes extraordinarios y sociales. La Nueva PDVSA paga dividendos al Estado, ya no transfiere dinero al exterior en inversiones en los EEUU, ahora invierte en el país.

Durante diez años de la Plena Soberanía Petrolera, en el ámbito de los ingresos, entregamos al Fisco, todos los aportes al Estado, al desarrollo social, al FONDEN, etc, 480 mil millones de dólares. Un número extraordinario, nuestro trabajo fue concreto, claro, exitoso. Esa era nuestra tarea, a la luz de las dificultades actuales, se puede apreciar en retrospectiva la inmensidad de estas cifras. Esa es la magnitud de este negocio y de lo recuperado para nuestro país.

Hasta aquí, todavía sigue intacto el Modelo Rentista Petrolero, porque es que la prioridad, no fue modificar el Modelo, ni ahorrar, fue pagar la deuda social, con la urgencia de una tragedia.

Por ello, ya con recursos de la Política Petrolera, vino la ofensiva en lo social. ¿Acaso podía posponerse? Para el Comandante Chávez fue prioridad aliviar la grave situación económica y social de nuestro Pueblo. Por eso las Misiones: las educativas, de salud, la inclusión social, las viviendas, la alimentación, la cultura, los acuerdos de cooperación internacional. Todo eso fue con el ingreso petrolero, solo el petróleo podía sostener esta ofensiva impostergable. Y tuvo sus resultados concretos, abatimos la pobreza, la pobreza crítica, la exclusión, la inequidad, la desigualdad. No solo lo decimos nosotros, lo dicen las Naciones Unidas, la CEPAL, la FAO, entre otros.

Se dispusieron cuantiosas sumas de dinero en reconstruir al país en su infraestructura, transporte, telecomunicaciones, satélites, vialidad, universidades, aldeas universitarias, escuelas, cardiológicos, módulos y centros de diagnóstico y atención integral, hospitales, viviendas, teatros, espacios públicos, La Estancia, becas, sistema de orquestas, etc. Había que hacerlo, se crearon  capacidades de servicio para el Pueblo. Fue solo después de garantizar lo social que se inició la ofensiva para comenzar a cambiar el Modelo Rentista Petrolero.

El primer paso fue la recuperación y adquisición de las Empresas Básicas privatizadas en los noventa, las empresas de cementos, las tierras y la inversión en infraestructura de la agricultura. Igualmente, se inició un proceso de creación de nuevas empresas del Estado, desconcentradas territorialmente, con nueva tecnología, nuevas prioridades, nuevas relaciones de producción, se comenzaron a transferir recursos y empoderamiento del Poder Popular, la economía comunal.

Es un esfuerzo titánico, no es de la noche a la mañana, se trata de injertos socialistas en un sistema todavía hegemónico: el capitalismo. Habría que hacer un balance, evaluar, corregir, insistir en el esfuerzo, retomar esta tarea puesto que es la dirección correcta, es la dirección del socialismo y del desarrollo nacional.

Habría también que hacerse la pregunta, ¿cuánto de este dinero se lo apropió la oligarquía, las elites tradicionales, las nuevas elites?

Nuestro sistema de bienestar social es vulnerable, dependemos del ingreso petrolero. El sector no petrolero no aporta divisas, el tipo de cambio no ayuda, mientras el dólar sea tan barato, siempre hay un incentivo para obtenerlo y venderlo mucho más caro, alimentando al paralelo y la especulación, distorsionando la economía, producción, precios, abastecimiento e inflación, mecanismo infame mediante el cual el capitalismo se apropia del trabajo

La caída del precio del petróleo nos impacta tremendamente, si le sumamos la caída de la producción de PDVSA en casi un millón de barriles en un periodo de dos años, entonces tenemos un efecto combinado que afecta las posibilidades de superar los problemas.

El precio del petróleo es una variable con ciclos de altos y bajos, normalmente marcados por acontecimientos geopolíticos o factores de la economía mundial.

Desde los años setenta, cuando la OPEP demostró ser capaz de establecer el precio del petróleo, la elite política norteamericana pregona el fin de nuestra Organización y despliega una estrategia de largo plazo para dividirla o controlarla, política o militarmente.  

En los últimos años, la OPEP ha mostrado su división o su unidad en la acción, lo cual se refleja en el precio del petróleo. En los años noventa, producto de la crisis de las economías asiáticas, hubo una desaceleración y caída del consumo, aunado a esto, Venezuela, ya de manos de la Apertura Petrolera, comenzó una violación de sus cuotas de producción. Se impuso la política volumétrica, la Orimulsión y el llamado “petróleo sintético” abatiendo el precio del crudo. Cuando el Comandante Chávez asume la Presidencia el precio estaba a 10 dólares el barril y los grandes consumidores pregonaban, además del fin de la historia y las ideologías, el fin de la OPEP. Era la fiesta neoliberal.

En el 2008 alertábamos que había una crisis en ciernes en la economía norteamericana, la “burbuja inmobiliaria”, que hacía que los especuladores financieros compraran petróleo a futuro, donde se tranzan millones de operaciones y barriles. La crisis estalló y nuestro precio cayó de 120 dólares el barril, en agosto del 2008, a 35 dólares en enero de 2009. De inmediato nos movilizamos en la OPEP, hicimos la reunión extraordinaria de Orán, Argelia, y decidimos recortar 4.5 millones de barriles diarios. A nosotros nos correspondió bajar nuestra producción de 3.4 a 3.036 millones de barriles días. Un recorte doloroso, de 364 mil barriles días, pero necesario. El precio volvió a los 90 dólares el barril hacia finales del 2009. La OPEP actuó unida y recuperamos el precio.

En el año 2012, la situación geopolítica en el Medio Oriente estaba muy enrarecida por el curso de la “primavera árabe”. La guerra en Libia y Siria era el terreno de la confrontación política militar entre prominentes miembros de la Organización. Desafortunadamente, el imperativo militar y político se impuso al interés de nuestra Organización. Desde el Golfo Pérsico comenzó una sobreproducción de cerca de dos millones de barriles. Era motivo de preocupación de la OPEP y así lo manifesté en mis reportes, informes confidenciales (los cuales guardo) y mis declaraciones a la prensa, eran el 2012 y 2013.

A esta situación de quiebre de la unidad interna de la OPEP, se sumó el incremento vertiginoso de la producción de petróleo de esquistos, utilizando la técnica de fracturamiento hidráulico en los EEUU. La OPEP, siempre reportó el crecimiento de este fenómeno, igual hicimos nosotros en nuestros reportes e informes confidenciales y lo discutimos con nuestros aliados.

Como Canciller seguía atendiendo la OPEP, hice una gira por países petroleros: Rusia, Irán, Argelia y Qatar. De los intercambios de opiniones e información sobre el tema petrolero, me quedó claro, que estábamos a las puertas de otro colapso de precios, no por la producción de petróleo de esquistos, sino por la incapacidad de la OPEP de ponerse de acuerdo para defender el precio.

Por otra parte, en Viena promovimos una reunión entre México, la Federación Rusa, Arabia Saudita y nosotros para buscar acuerdo. El ambiente era muy tenso y nadie se movió de sus posiciones. Eran muy profundas las diferencias.

El exceso de oferta por la producción de petróleo de esquisto en EEUU se hubiese compensado por la caída de producción en Libia, Irán, Siria y México. En lugar de eso, varios países de la OPEP incrementaron su producción. Así lo señalé en mi último reporte e informe confidencial de la Reunión de la OPEP de octubre de 2014.  

Hay que entender y manejar a nuestro favor esta realidad, el Petróleo. Recuperar el precio, captar la renta y luego hacer una distribución popular y revolucionaria de la misma. El carácter revolucionario de la distribución de la renta, viene marcado por construir, a partir de ella, una nueva capacidad industrial, productiva, del Estado, en ámbitos específicos. Crear las bases de una economía más equilibrada, donde el trabajo honrado, individual y colectivo, sea un mérito, una razón de vida, que prestigie. Rescatar y mantener el Vivir Bien, el bienestar que Chávez le dio al Pueblo, trabajar hacia el socialismo, el único Modelo posible, el Modelo de Chávez. ¡Venceremos!  

]]>
<![CDATA[La cuestión petrolera, por el embajador Rafael Ramírez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-cuestion-petrolera-por-el-embajador-Rafael-Ramirez-20170908-0095.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-cuestion-petrolera-por-el-embajador-Rafael-Ramirez-20170908-0095.html Para enfrentar la crisis económica del país resulta vital comprender el comportamiento de los elementos y variables de la economía petrolera, sus impactos e influencia, como tituló el Dr. Bernard Mommer: La Cuestión Petrolera.

Debemos reconocernos como un país petrolero, tenemos las reservas más grandes del planeta. Gracias al Comandante Chávez y a nuestra política de Plena Soberanía Petrolera se logró este posicionamiento estratégico recuperando la Faja Petrolífera del Orinoco.

El Modelo Rentista Petrolero NO es creación de la Revolución Bolivariana, es una deformación impuesta por las transnacionales petroleras desde principios del siglo XX y acentuada por las clases políticas económicas que dominaron nuestro país hasta el advenimiento del Comandante Chávez.

En nuestra economía se ha instalado un capitalismo periférico, dependiente, atrasado, especulativo y ramplón. Las elites económicas del país, han hecho sus fortunas y acumulación de capitales en base a la apropiación de la renta petrolera.  

Las consecuencias económicas y sociales del Modelo Rentista Petrolero, han sido devastadoras para el país, como se observa a simple vista en los inmensos barrios de nuestra Capital, otras ciudades y en el campo abandonado. Allí está la denuncia contundente: la exclusión, la desigualdad, el empobrecimiento de las mayorías, la negación, por la vía de los hechos, de los derechos fundamentales al Pueblo.

Por otra parte, una elite derrochadora, transculturizada, agente de las transnacionales y operadores políticos y económicos del Modelo Petrolero, con grandes fortunas, bancos, industrias chatarras y grandes riquezas, con sus vidas hechas en el exterior. Venezuela es la mina.  

El Modelo Rentista Petrolero FRACASÓ desde los años ochenta, cuando colapsó estrepitosamente, en aquel terrible “viernes negro” que tendría su máxima expresión de violencia hacia 1989 con “El Caracazo”. La Cuarta República ante su fracaso cedió a la presión de las transnacionales instaurando la nefasta Apertura Petrolera, dando el golpe de gracia a la economía y por ende a la supervivencia y viabilidad de la propia Cuarta República.

Las transnacionales petroleras entraron a saco roto y se apoderaron de la Faja Petrolífera del Orinoco. Ellos no vinieron a ayudarnos con la crisis, más bien la acentuaron, vinieron por el “lomito” en condiciones entreguistas que les dio la vieja PDVSA y la Cuarta República.

Cuando el Comandante Chávez asume el Poder, uno de sus postulados era restablecer el control sobre nuestros recursos naturales y empresas estratégicas, así está plasmado en la Agenda Bolivariana. Por supuesto, no se tenía certeza de cómo, puesto que la correlación de fuerzas aún era desfavorable y la instauración de la Apertura Petrolera había sido muy bien amarrada con un complejo andamiaje legal.

La Revolución inició el desarrollo de la política de precios en contra de la política volumétrica de la Apertura Petrolera. Para nosotros, países dueños y productores de petróleo, nos interesa un precio justo, para mantener nuestras propias inversiones y satisfacer las necesidades del Pueblo. A las economías industrializadas les interesa mayor volumen de oferta y un precio bajo para alimentar su maquinaria industrial y consumo. Por eso la primera acción política del Comandante Chávez en el sector fue fortalecer la OPEP y restablecer el precio justo de nuestro petróleo. Ni siquiera estaba planteado en ese momento superar el Modelo Rentista Petrolero, no, había que conseguir dinero para resolver los problemas de la extrema pobreza que azotaba al país.

Hay que entender que con un precio de 10 dólares por barril, no podíamos hacer nada. Por eso avanzamos con la banda de precios entre 22 y 28 dólares el barril, luego logramos estabilizar durante casi diez años el precio justo del petróleo. Era lo que había que hacer, lo imperativo y lo hicimos con éxito, pero no era suficiente.

No era suficiente porque las transnacionales en la Apertura lograron que se les entregara el petróleo con una tasa de regalía de 1%, sin pagar impuestos y los barriles se vendían a los EEUU con descuentos de hasta 40%. Es decir que, de cada cien barriles vendidos, al Estado solo le quedaba uno. De manera que, además de recuperar el precio, había que restablecer el Régimen Fiscal Petrolero, es decir la regalía, los impuestos y vender a precio de mercado, sin descuentos. Eso también lo hicimos, y lo hicimos bien.

Claro, solo lo pudimos hacer después de derrotar el sabotaje petrolero y con el surgimiento de la Nueva PDVSA. Se dice rápido, pero allí se nos fue la vida. Es uno de los mayores éxitos del Comandante Chávez y de nuestra Política Petrolera. La Política de Plena Soberanía Petrolera es un ejemplo para los países productores de petróleo, por ello el prestigio de nuestra Revolución y del Comandante Chávez en todo el ámbito petrolero internacional, en la OPEP, en los países hermanos de África y el mundo árabe.

Ahora, en Revolución, de cada cien barriles de petróleo producido y vendido por nuestra Nueva PDVSA, sin descuentos a nadie, el Estado recibe más de 33 barriles, se reciben impuestos petroleros del 50%, además de aportes extraordinarios y sociales. La Nueva PDVSA paga dividendos al Estado, ya no transfiere dinero al exterior en inversiones en los EEUU, ahora invierte en el país.

Durante diez años de la Plena Soberanía Petrolera, en el ámbito de los ingresos, entregamos al Fisco, todos los aportes al Estado, al desarrollo social, al FONDEN, etc, 480 mil millones de dólares. Un número extraordinario, nuestro trabajo fue concreto, claro, exitoso. Esa era nuestra tarea, a la luz de las dificultades actuales, se puede apreciar en retrospectiva la inmensidad de estas cifras. Esa es la magnitud de este negocio y de lo recuperado para nuestro país.

Hasta aquí, todavía sigue intacto el Modelo Rentista Petrolero, porque es que la prioridad, no fue modificar el Modelo, ni ahorrar, fue pagar la deuda social, con la urgencia de una tragedia.

Por ello, ya con recursos de la Política Petrolera, vino la ofensiva en lo social. ¿Acaso podía posponerse? Para el Comandante Chávez fue prioridad aliviar la grave situación económica y social de nuestro Pueblo. Por eso las Misiones: las educativas, de salud, la inclusión social, las viviendas, la alimentación, la cultura, los acuerdos de cooperación internacional. Todo eso fue con el ingreso petrolero, solo el petróleo podía sostener esta ofensiva impostergable. Y tuvo sus resultados concretos, abatimos la pobreza, la pobreza crítica, la exclusión, la inequidad, la desigualdad. No solo lo decimos nosotros, lo dicen las Naciones Unidas, la CEPAL, la FAO, entre otros.

Se dispusieron cuantiosas sumas de dinero en reconstruir al país en su infraestructura, transporte, telecomunicaciones, satélites, vialidad, universidades, aldeas universitarias, escuelas, cardiológicos, módulos y centros de diagnóstico y atención integral, hospitales, viviendas, teatros, espacios públicos, La Estancia, becas, sistema de orquestas, etc. Había que hacerlo, se crearon  capacidades de servicio para el Pueblo. Fue solo después de garantizar lo social que se inició la ofensiva para comenzar a cambiar el Modelo Rentista Petrolero.

El primer paso fue la recuperación y adquisición de las Empresas Básicas privatizadas en los noventa, las empresas de cementos, las tierras y la inversión en infraestructura de la agricultura. Igualmente, se inició un proceso de creación de nuevas empresas del Estado, desconcentradas territorialmente, con nueva tecnología, nuevas prioridades, nuevas relaciones de producción, se comenzaron a transferir recursos y empoderamiento del Poder Popular, la economía comunal.

Es un esfuerzo titánico, no es de la noche a la mañana, se trata de injertos socialistas en un sistema todavía hegemónico: el capitalismo. Habría que hacer un balance, evaluar, corregir, insistir en el esfuerzo, retomar esta tarea puesto que es la dirección correcta, es la dirección del socialismo y del desarrollo nacional.

Habría también que hacerse la pregunta, ¿cuánto de este dinero se lo apropió la oligarquía, las élites tradicionales, las nuevas élites?

Nuestro sistema de bienestar social es vulnerable, dependemos del ingreso petrolero. El sector no petrolero no aporta divisas, el tipo de cambio no ayuda, mientras el dólar sea tan barato, siempre hay un incentivo para obtenerlo y venderlo mucho más caro, alimentando al paralelo y la especulación, distorsionando la economía, producción, precios, abastecimiento e inflación, mecanismo infame mediante el cual el capitalismo se apropia del trabajo

La caída del precio del petróleo nos impacta tremendamente, si le sumamos la caída de la producción de PDVSA en casi un millón de barriles en un periodo de dos años, entonces tenemos un efecto combinado que afecta las posibilidades de superar los problemas.

El precio del petróleo es una variable con ciclos de altos y bajos, normalmente marcados por acontecimientos geopolíticos o factores de la economía mundial.

Desde los años setenta, cuando la OPEP demostró ser capaz de establecer el precio del petróleo, la elite política norteamericana pregona el fin de nuestra Organización y despliega una estrategia de largo plazo para dividirla o controlarla, política o militarmente. 

En los últimos años, la OPEP ha mostrado su división o su unidad en la acción, lo cual se refleja en el precio del petróleo. En los años noventa, producto de la crisis de las economías asiáticas, hubo una desaceleración y caída del consumo, aunado a esto, Venezuela, ya de manos de la Apertura Petrolera, comenzó una violación de sus cuotas de producción. Se impuso la política volumétrica, la Orimulsión y el llamado “petróleo sintético” abatiendo el precio del crudo. Cuando el Comandante Chávez asume la Presidencia el precio estaba a 10 dólares el barril y los grandes consumidores pregonaban, además del fin de la historia y las ideologías, el fin de la OPEP. Era la fiesta neoliberal.

En el 2008 alertábamos que había una crisis en ciernes en la economía norteamericana, la “burbuja inmobiliaria”, que hacía que los especuladores financieros compraran petróleo a futuro, donde se tranzan millones de operaciones y barriles. La crisis estalló y nuestro precio cayó de 120 dólares el barril, en agosto del 2008, a 35 dólares en enero de 2009. De inmediato nos movilizamos en la OPEP, hicimos la reunión extraordinaria de Orán, Argelia, y decidimos recortar 4.5 millones de barriles diarios. A nosotros nos correspondió bajar nuestra producción de 3.4 a 3.036 millones de barriles días. Un recorte doloroso, de 364 mil barriles días, pero necesario. El precio volvió a los 90 dólares el barril hacia finales del 2009. La OPEP actuó unida y recuperamos el precio.

En el año 2012, la situación geopolítica en el Medio Oriente estaba muy enrarecida por el curso de la “primavera árabe”. La guerra en Libia y Siria era el terreno de la confrontación política militar entre prominentes miembros de la Organización. Desafortunadamente, el imperativo militar y político se impuso al interés de nuestra Organización. Desde el Golfo Pérsico comenzó una sobreproducción de cerca de dos millones de barriles. Era motivo de preocupación de la OPEP y así lo manifesté en mis reportes, informes confidenciales (los cuales guardo) y mis declaraciones a la prensa, eran el 2012 y 2013.

A esta situación de quiebre de la unidad interna de la OPEP, se sumó el incremento vertiginoso de la producción de petróleo de esquistos, utilizando la técnica de fracturamiento hidráulico en los EEUU. La OPEP, siempre reportó el crecimiento de este fenómeno, igual hicimos nosotros en nuestros reportes e informes confidenciales y lo discutimos con nuestros aliados.

Como Canciller seguía atendiendo la OPEP, hice una gira por países petroleros: Rusia, Irán, Argelia y Qatar. De los intercambios de opiniones e información sobre el tema petrolero, me quedó claro, que estábamos a las puertas de otro colapso de precios, no por la producción de petróleo de esquistos, sino por la incapacidad de la OPEP de ponerse de acuerdo para defender el precio.

Por otra parte, en Viena promovimos una reunión entre México, la Federación Rusa, Arabia Saudita y nosotros para buscar acuerdo. El ambiente era muy tenso y nadie se movió de sus posiciones. Eran muy profundas las diferencias.

El exceso de oferta por la producción de petróleo de esquisto en EEUU se hubiese compensado por la caída de producción en Libia, Irán, Siria y México. En lugar de eso, varios países de la OPEP incrementaron su producción. Así lo señalé en mi último reporte e informe confidencial de la Reunión de la OPEP de octubre de 2014.  

Hay que entender y manejar a nuestro favor esta realidad, el Petróleo. Recuperar el precio, captar la renta y luego hacer una distribución popular y revolucionaria de la misma. El carácter revolucionario de la distribución de la renta, viene marcado por construir, a partir de ella, una nueva capacidad industrial, productiva, del Estado, en ámbitos específicos. Crear las bases de una economía más equilibrada, donde el trabajo honrado, individual y colectivo, sea un mérito, una razón de vida, que prestigie. Rescatar y mantener el Vivir Bien, el bienestar que Chávez le dio al Pueblo, trabajar hacia el socialismo, el único Modelo posible, el Modelo de Chávez. ¡Venceremos!  

 

 

  

 

 

]]>
<![CDATA[¿Elecciones regionales para qué?]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Elecciones-regionales-para-que-20170909-0017.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Elecciones-regionales-para-que-20170909-0017.html Ahora tiene abierta la puerta de la suspensión para salir de la emergencia, si estima que le conviene. En esto no hay sorpresas ni nada de extraño: las dictaduras actúan a su conveniencia sin dejarse frenar por constituciones ni derechos humanos. Para eso inventaron la falsa Asamblea Nacional Constituyente.

 

¿Por qué convocó unas lecciones de gobernadores que la sabe perdidas, si se hacen con voto libre, universal y secreto? Para dividir a la oposición —unos a favor y otros en contra— y para desalentar el voto de los demócratas. Luego, sorpresivamente y sin dar razones, adelantó la elección a octubre.

¿Por qué? Porque no se dio la división opositora y pensaron que podían lograrla si la obligaban a llegar a consensos o hacer primarias en menos de un mes. Parece que con esto tampoco lograrán divisiones mayores y que los demócratas superarán ese obstáculo y se mantendrán unidos, a pesar de su diversidad.


Por eso el gobierno con mentalidad “malandra” está maquinando nuevas maniobras para que la supraconstitucional ANC y su sirvienta CNE puedan eliminarlas si les da la gana. Por ejemplo, alegando la guerra del imperio que nos va a obligar  a la heroica defensa nacional contra el invasor yanqui. O mantener las elecciones y vetar a una docena de candidatos opositores ganadores alegando su mala conducta: unos por fomentar la violencia callejera, otros  por sembrar el odio, otros por pedir que el imperio nos invada. ¿Y otros?, pues porque nos da la gana, para eso somos plenipotenciarios. 


En definitiva, la dictadura quiere que los demócratas se dividan. Si no, que se abstengan en protesta contra el gobierno, o por desaliento y desorientación.

Si usted quiere complacer a este gobierno dictatorial y sus intereses, ya sabe lo que tiene que hacer: dividir a los demócratas, no ir a votar y hacer campaña para que solo voten los partidarios de la dictadura y se queden con todas las gobernaciones. Maduro le dará las gracias por los favores recibidos. Si además ataca a la MUD y a los diputados que se jugaron heroicamente en la calle, mejor.

No somos ingenuos. Con estas votaciones no acabaremos con la dictadura, pero son una buena oportunidad para movilizarse, activar a la población, mejorar su organización y calentar la calle con nuevos temas y motivos. 


 Activarnos contra el hambre y la criminal prohibición de la ayuda humanitaria internacional y por las gravísimas carencias que sufre la mayoría de la población en comida y medicinas, con salarios cada vez más pobres y con inflación cercana a 900%. La costosa movilización de los cuatro meses (abril a agosto) que precedieron no fue un error, sino que tuvo el inmenso éxito de poner en evidencia en el país y en el mundo la naturaleza dictatorial del régimen, una narcodictadura corrupta,  inepta y aferrada al poder. 


Los asesinatos y brutal represión no han podido esconder la condición dictatorial del gobierno, que se ha  ganado el repudio de la población, incluso de quienes no se atreven a manifestar, pero sí a votar contra este gobierno, como lo hicieron el 16 de julio. Mérito de las movilizaciones es el castigo internacional y el cerco profiláctico por parte de los países democráticos obligados a defender los derechos humanos y a actuar contra las actuaciones criminales del régimen.

Tampoco nos hagamos ilusiones pensando que esto tiene solución sin la salida de Maduro y sin cambio del régimen corrupto, inepto y saqueador que es el causante de este inmenso desastre. Salida del régimen con cambio de modelo y con una amplia negociación para unir todas las fuerzas necesarias y posibles para la reconstrucción del país con superación de la pobreza y exclusión.


 Todos los dirigentes democráticos (de partidos políticos, de organizaciones sociales, de gremios laborales y empresariales, de movimientos espirituales e iglesias, de educadores…) movilizados para utilizar y combinar todos los medios posibles: votar para gobernadores, vigilar y defender el voto, protestar contra este gobierno de muerte y presionar su salida, movilizarse en reclamo de la ayuda humanitaria, madurar acuerdos programáticos y adelantar un nuevo gobierno de salvación nacional con rescate de la violada Constitución de 1999, como nos lo exige el artículo 350 de la misma.

]]>
<![CDATA[Elecciones inconclusas]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Elecciones-inconclusas-20170908-0020.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Elecciones-inconclusas-20170908-0020.html Alfonso Hernández Ortíz / Politólogo / Abogado / @AlfonsoZulia 

El próximo domingo 10 de septiembre, se realizarán las elecciones primarias en distintos estados del país para elegir los candidatos a gobernadores aglutinados en la MUD, el árbitro del proceso será la Asociación Civil Sumate, ya que los actores de la unidad han tachado al CNE de “fraudulento”.

Se medirán 63 aspirantes políticos para liderar su candidatura en 19 estados, ya que en los estados Nueva Esparta, Vargas, Carabobo y Anzoátegui, lograron elegir al abanderado de la coalición por consenso; el gran reto será lograr la participación espontánea de la ciudadanía desmotivada ante un escenario político tan atípico. Es un país cargado de incertidumbre. 

Ciertamente, las elecciones primarias permiten activar el engranaje de los partidos políticos, conllevando a movilizar su militancia y simpatizantes en lo que representa la dinámica logística electoral, de igual forma es un mecanismo democrático para elegir candidatos, aunque particularmente no siempre vence el mejor aspirante, sino el que tenga mayor capacidad económica y maquinaria política para llevar a votar a su gente. La capacidad, experiencia y carisma no son claves en estos procesos electorales, como tampoco hay garantía de adhesión de votos de los perdedores a los ganadores, ya que son muchas las fricciones y susceptibilidades que quedan abiertas en el camino.

Sin embargo, este ejercicio democrático de la MUD, puede convertirse en un esfuerzo infructuoso y frustrante, ya que aunque el próximo lunes la alianza opositora tendrá los nombres de sus candidatos, comienza un calvario para garantizar la firmeza de estas aspiraciones, en un escenario donde la Comisión de la Verdad de la Asamblea Nacional Constituyente, ante declaraciones de su Presidenta Delcy Rodríguez ha dicho que quien “esté incurso en algún hecho de violencia que haya afectado la paz y la tranquilidad pública”, podría ser investigado y hasta inhabilitado para participar en el proceso de elecciones. 

En este contexto no caben dudas que el régimen malévolo aplicará todas las artimañas necesarias que estén en su haber para sacar del juego a todo aquel que sea considerado letal para las candidaturas del oficialismo, ya que su objetivo será garantizar todos los espacios geopolíticos posibles en un proceso electoral que aun el CNE no ha definido su fecha de realización, son muchas las cuentas y escenarios que se evalúan en la Sala Situacional del gobierno, para determinar el día de las elecciones, ya el objetivo estratégico primordial fue logrado, “enfriar las calles”.

Mientras esto pasa, el país sigue atravesando una situación insostenible, el alto costo de la vida afecta a la gran mayoría de los ciudadanos, la gente hace malabares para llevar la comida a la casa, los niveles de pobreza y desnutrición en los sectores más deprimidos son evidentes, el hambre camina por las calles; asunto que debe llamar a la reflexión a la clase política que está en campaña, es totalmente contradictorio gastar fortunas en publicidad y propaganda política, mientras la gente muere de mengua, es grosero e incongruente enviar cuantiosas sumas de dólares a países extranjeros, mientras en Venezuela, hay escazes de comida y medicinas; la irracionalidad de la clase política en su carrera por mantenerse y llegar al poder, es grotesca y vergonzosa. 
Lo más grave del asunto, es que mucho del dinero que se utiliza en las campañas electorales es dinero público, el cual los políticos usan como si fuera de ellos, proviene del presupuesto nacional, de gobernaciones y alcaldías, utilizan los vehículos, la infraestructura y el personal del gobierno para fines partidistas, el cinismo y la complicidad es repugnante y eso pasa con propios y extraños, es una práctica común en la política venezolana, demostrando con todo lo que eso conlleva el desprecio al ciudadano, a las leyes, a los valores, a la ética, de anteponer los criterios e intereses de los partidos políticos al interés general y el bien común. 

Finalmente, las cosas tendrán que cambiar, los ciudadanos cada día tendrán que darse cuenta que para gobernar se requiere de ciudadanos probos que los puedan representar dignamente, no pueden seguir eligiéndose a los menos malos, al menos corrupto. Las oligarquías, las castas familiares y los políticos amañados serán derrotados en las elecciones inconclusas. 

]]>
<![CDATA[Europa]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Europa-20170908-0016.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Europa-20170908-0016.html Roberto Malaver / Articulista / @robertomalaver

¡Púyalo, que vamos en bajada! Uno creía que con el comunicado que publicamos, apoyando el bloqueo de Trump a Venezuela, ya no podíamos ir más cuesta abajo en la rodada, y vienen estos dos nuevos súbditos de Fernando VII, y se lanzan a conquistar el desprestigio internacional nuestro ante el  viejo mundo es ancho y ajeno. 

Es verdad que hace tiempo perdimos la vergüenza, pero carajo, hay que disimular un poco, porque tampoco la vaina consiste en que todo el mundo sepa lo vende patria que somos. A uno le cuesta apoyar esa vaina, y sobre todo ver allí a Julio –Matemático- Borges y a Freddy –Audi- Guevara, muertos de la risa con Rajoy, que no lo quieren ni en España, y muertos de la risa con Macron en Paris, y  a uno le da pena con Francisco de Miranda, que está allí cerquita, en el Arco del Triunfo, y muertos de la risa con la señora Merkel, pidiendo que nos asfixien, que nos ahoguen, y  no me empujen, que yo me caigo solito.

Es verdad que nuestros patriotas echaron de aquí a los españoles que nos jodieron bastante, y hasta un ecocidio cometieron con nuestros indígenas, pero menos mal que eso no lo recuerda nadie, porque si lo recordaran, con este viaje de Matemático Borges y Audi Guevara a Europa, ya los estuvieran esperando en el aeropuerto de Maiquetía para devolverlos en La Pinta, La Niña y la Santa María.

 Cómo vamos a salir nosotros a apoyar esa vaina, si ya tenemos encima dos elecciones de un solo coñazo, las primarias nuestras, que a puñalada limpia vamos a hacer el 10 de septiembre, y las elecciones del 15 de octubre para gobernadores, y después seguimos con la pendejada esa de que estamos en dictadura, no me jodan, y todos estamos llamando a votar por una serie de candidatos en los que nadie cree, allí está por ejemplo, Ismael – Talanquera- García.

Está bien que unos cantantes salgan en gira por Europa, y presenten allá su canto y su arte, pero esa vaina de hacer una gira con Matemático Borges y Audi Guevara, esa vaina es un fracaso total, sobre todo porque esos dos carajos no los traga nadie en la oposición, porque se creen una gran vaina, y como dicen los compañeros, qué bueno le salió ese cheque que le dio la mamá de Leopoldo a Matemático Borges en Pdvsa, porque le permite viajar y vendernos por todo el mundo.

El papá de Margot estaba sentado viendo la televisión, y escuchó una voz que dijo: “Dirigentes de la oposición venezolana llegan a España para reunirse con Rajoy y solicitar ayuda para luchar contra la dictadura…" El hombre apagó el televisor y tiró el control contra la pared, y dijo: “España, aparta de mí este cáliz”. Y se fue al cuarto y le metió un coñazo tan duro a la puerta, que una vecina gritó: “El huracán. El huracán. Llegó el huracán”
- Vete. No te quiero ver, más en mi camino.-  me canta Margot.

]]>
<![CDATA[Demos un chance a la paz]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Demos-un-chance-a-la-paz-20170908-0013.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Demos-un-chance-a-la-paz-20170908-0013.html Antonio Pérez Esclarín / Educador / Articulista / @pesclarin

No permitamos que  nos dominen  el  desaliento y  la desesperanza. Desoigamos los gritos que nos invitan a la intolerancia, la resignación  y la violencia. 

Cultivemos el compromiso,  la amabilidad, el perdón.  Venezuela  tiene un hermoso futuro  de progreso, justicia, convivencia y paz. Futuro que debemos construir entre todos y para todos, mediante  elecciones. Por ello, todos debemos votar en octubre para empezar a reconstruir el país.

Para  levantarnos  de esta ya demasiado larga crisis que nos mantiene en el sobresalto, la penuria  y el miedo, necesitamos  escucharnos con respeto y con cariño.

No podemos seguir ofendiéndonos y maltratándonos. Hay que recuperar el valor de las palabras. Hoy, las palabras, en vez de ser puentes de  encuentro y entendimiento,  son muros que nos separan y alejan. Montones de palabras muertas,  sin contenido, sin verdad.  Arrojadas a los medios y  las redes sin confirmación, con la intención de desanimar, desprestigiar  y herir.  Dichas sin el menor respeto a uno mismo ni a los demás,  para confundir, para desanimar, para ganar tiempo, para sacudirse  la responsabilidad. 

Por ello, no aceptemos ni pronunciemos  palabras ofensivas, descalificadoras, sembradoras  de  violencia. No sigamos   a los que las dicen, los que maltratan,  los que acusan sin pruebas,  los que manipulan los hechos y mienten sin pudor.
 
Desde el gobierno y  la  Asamblea Constituyente se  repiten los  llamados al diálogo y la negociación, pero no vemos disposición a encontrarse con el opositor  y su verdad, para encauzar juntos  todas las energías y   resolver los problemas que castigan sobre todo a los más vulnerables y pobres, a quienes  la vida les resulta cada vez más cuesta arriba. 

Cuando se invoca el diálogo, se pretende que el otro claudique,  se entregue. Pero el diálogo verdadero implica voluntad de quererse entender y comprender, disposición a encontrar alternativas que superen la actual crisis, humildad para reconocer errores,  opción radical por la sinceridad, respeto inquebrantable a la verdad que detesta y huye del prejuicio y  la mentira.  

Necesitamos escuchar y también  escucharnos. Escucharnos en silencio para ver qué hay detrás de nuestras palabras y convicciones, de nuestro comportamiento y vida que, con frecuencia, contradicen nuestras palabras. Necesitamos escucharnos para llegar  al corazón de nuestra verdad pues, con frecuencia, repetimos  fórmulas vacías, frases huecas, gritos y consignas aprendidos de memoria, e incluso nos hemos acostumbrado a mentir tanto que estamos convencidos de que son ciertas nuestras mentiras.

Necesitamos también aprender a mirarnos, para ser capaces de vernos como conciudadanos y hermanos y  no como rivales o enemigos. “Lo esencial es invisible a los ojos. Sólo se ve bien con el corazón”, escribió Saint Exupery en El Principito.  La mirada con el corazón se esfuerza por comprender al otro y es capaz de acercarse a su dolor, su agresividad, sus problemas, su hambre. Mirada cariñosa  que acoge, supera las barreras, da fuerza, genera confianza, construye puentes y soluciones. Mirada profunda, crítica, que trata de ir al fondo de los conflictos y problemas,  y no se contenta con explicaciones superficiales, con repetir slogans o culpar siempre al otro.

]]>
<![CDATA[Una nación secuestrada]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Una-nacion-secuestrada-20170908-0012.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Una-nacion-secuestrada-20170908-0012.html José Lombardi / Articulista / @lombardijose

Las recientes declaraciones del Cardenal Parolín en torno a la situación de Venezuela colocan al descubierto una de las causas principales de la crisis venezolana: una nación secuestrada por intereses extranjeros cuyo único fin es explotar nuestras riquezas naturales y aprovechar nuestra privilegiada ubicación geográfica.

Todo secuestro tiene cómplices y en el caso venezolano esa complicidad se origina de un Gobierno sin escrúpulos que a cambio de permanecer en el poder le ha entregado el alma al diablo, sin importar el sufrimiento de un pueblo que hoy padece hambre y necesidades.

Los Estados Unidos han iniciado un recorrido alrededor de la presa que históricamente han controlado, sabe que hoy la muerden chinos, rusos y cubanos, dispuestos todos a no dejársela arrebatar. En el medio de esta lucha descarnada, estamos los venezolanos que en la medida que el tiempo pasa los sufrimientos se acrecientan, es por eso que sabiamente El Vaticano, a través de la voz del Cardenal Parolín, insisten en lo único en que ellos pueden contribuir para sacar a Venezuela y su pueblo del atolladero en el que se encuentra “diálogo”.

El vaticano entiende que una intervención militar es un remedio momentáneo que a la larga profundizará  la enfermedad. El reflejo de Siria es un ejemplo vivo de una nación que sufre por ser presa de caza de varias fieras que luchan por obtenerla, saben que deben insistir en el diálogo y la diplomacia como camino pacífico para detener la desgracia.

Recientemente el alcalde del Chacao Ramón Muchacho declaraba desde el exilio, sobre la imposibilidad de derrotar un régimen dictatorial sin el apoyo de fuerzas militares externas, refiriéndose por supuesto al caso venezolano.

Aparentemente la solución de la crisis venezolana ha trascendido a los venezolanos y se está convirtiendo en un problema internacional, en ese escenario los resultados son imprevisibles debido a que los intereses que se tejen son otros, quedando atrás los intereses de los venezolanos, cuya máxima aspiración según todos los estudios de opinión es vivir en Democracia y Paz.

Seguiremos atentos a los acontecimientos, pero sin dejar de insistir en que la solución está en manos de los venezolanos. Debe ser pacífica y será el diálogo junto a la presión de calle el único camino para llegar a un entendimiento que garantice la Paz y el Progreso.

Mas allá del tema electoral que es importante, toda la oposición debe centrar su esfuerzo en seguir denunciando la Dictadura y el secuestro de la nación, hacer un gran esfuerzo por conseguir un punto de encuentro con la disidencia chavista y generar espacios de diálogo que contribuyan a restaurar la Democracia.

]]>
<![CDATA[Propiciemos una actitud de servicio conciliador]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Propiciemos-una-actitud-de-servicio-conciliador-20170907-0007.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Propiciemos-una-actitud-de-servicio-conciliador-20170907-0007.html Víctor Corcoba Herrero / Escritor / corcoba@telefonica.net

Hemos construido futuros diversos, hasta ahora principalmente motivados por la avaricia del beneficio, y esto, a mi entender, no es de recibo.

Hace falta activar una reconstrucción conciliadora, bajo un espíritu de unión y unidad, que nos haga descubrir el verdadero sentido de la humanidad como familia, lo que requiere que los países más avanzados ayuden a los menos adelantados, junto a una reformulación en términos más precisos y cercanos, lo que implica la promoción de una ciudadanía coparticipe, donde todo el mundo tiene algo que dar y recibir; puesto que, hay un deber de acogida que es lo que verdaderamente nos armoniza cuando lo realizamos con voluntad. 

Por desgracia, es una lástima que desde los sillones del poder no se activen otros lenguajes más respetuosos con nuestros análogos. 

En lugar de dejarnos guiar por la soberbia dominadora, deberíamos reflexionar sobre nuestra historia e intentar ser menos opresores. Que un gobierno, como el sirio, utilice gas sarín contra sus propios ciudadanos, según dicen investigadores de la ONU, atestigua el rechazo radical a ese vínculo que nos hermana como seres con corazón.

Por tanto, es hora de recapacitar, de tomar asiento  y de servir, en lugar de ser podio de influencia, para poner en valor una sociedad humana que requiere aproximarse y, así, poder trabajar juntos por un mundo más compasivo.

Está visto que aquel que no vive para asistir, tampoco sirve  ni para auxiliarse él mismo. Hoy más que nunca hacen falta servidores dispuestos a darlo todo para contrarrestar este clima de terror y violencia que padecemos por todos los rincones del planeta. El paradigma de los Cascos Azules o de tantas gentes en misión, dispuestas a donarse, han de ser nuestro referente como agentes de paz. 

Ellos, estos servidores de la humanidad, jamás renuncian al sueño de la concordia, aún cuando viven en medio de persecuciones y dificultades. Sólo hay que mirarles a los ojos y ver lo contentos que están con su servicio a la gente más humilde y desconsolada.

Estoy convencido que su heroicidad dará sus frutos, pues es desde la generosa entrega como se producen las grandes revoluciones espirituales y humanas. Es evidente que los riesgos siguen aumentando, pero aún así, estos ángeles de la amistad y de la vida, no cesan en su empeño, continúan prestando su apoyo y haciendo familia en un mundo tan cruel como injusto. 

Por otra parte, que un líder mundial como el Papa, viaje a Colombia para apoyar el proceso de reconciliación, es también otra manera de ofrecerse como peregrino de luz y amor. “Demos el primer paso” es el lema de este viaje del Pontífice. Lo que nos recuerda que siempre se necesita dar un primer paso para todo en esta vida. Lo estúpido es quedarnos en la pasividad. 

En este sentido, nos satisface, que la migración sea una de las principales preocupaciones de la Unión Europea. 

Hemos de reconocer, según los informes recientes presentados por el Comisario Avramopoulos, que se ha avanzado  mucho al respecto, sobre todo en una mejor gestión de las fronteras exteriores en todas partes. 

En la actualidad, más de 1.700 oficiales de la Guardia Costera y de la Guardia Costera de toda Europa están en el terreno, patrullando las fronteras exteriores de Europa, tanto en tierra como en el mar. ¡Esta es la solidaridad europea en acción!” En  efecto, este es el camino, ocupar asiento para donarse, propiciando una actitud de servicio conciliador. Desde luego, el gozo que genera el hermanamiento de culturas se hace más vivo cuanto más se alienta y se comparte. 

No olvidemos que, ser portadores de alianzas, es como llevar la fuerza de la clemencia consigo mismo para arrancar y  desterrar el egoísmo, y así poder reedificar y plantar un pedestal que, en lugar de ser poderoso, nos sirva  para unirnos en busca del bien del otro, con total gratuidad, sin rivalidad o vanagloria. 

]]>
<![CDATA[Avance en las negociaciones]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Avance-en-las-negociaciones-20170907-0006.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Avance-en-las-negociaciones-20170907-0006.html Leopoldo Puchi / Articulista

En las conversaciones realizadas durante las dos últimas semanas entre Gobierno y oposición se ha venido avanzando en diferentes aspectos, por lo que se había programado que se diera a conocer un acuerdo con la presencia de Rodríguez Zapatero que contemplaba diferentes materias, como la designación de los dos integrantes del CNE pendientes por vencimiento de período, la normalización de las potestades de la Asamblea Nacional que continuaría conviviendo con la Asamblea Nacional Constituyente, la aprobación de las elecciones de legisladores regionales para diciembre de este año, de alcaldías para el primer trimestre de 2018 y la constitución de un nuevo grupo de países mediadores. 

Sin embargo, como no se logró alcanzar un acuerdo sobre la fecha de la votación presidencial, ya que algunos representantes de la alianza opositora exigían el adelanto de estos comicios para abril, no se pudo sellar un acuerdo y finalmente no se realizó la rueda de prensa esperada.

Así son las negociaciones, retroceden y avanzan, pero muchas veces se atascan porque no hay claridad sobre los intereses que están sobre la mesa y los objetivos precisos de cada uno de los factores en pugna. Si para la oposición su meta principal es acceder al Palacio de Miraflores, lo que tendría que tener como prioridad es que se celebren las elecciones presidenciales, por lo que no sería un problema si se realizan en abril o diciembre de 2018.

Por su parte, para el Gobierno lo esencial reside en alcanzar un acuerdo para el período 2019-2024, que le garantice su condición como factor de poder y parte constitutiva del sistema, del Estado y de sus instituciones, materia sobre la cual poco se ha discutido y avanzado en las conversaciones realizadas, y que constituyen el nudo del asunto.

Por supuesto, hay factores importantes de la oposición que no son partidarios de un esquema de coexistencia durante el próximo período constitucional. Consideran que es necesaria una ruptura del sistema para dar paso a relaciones de poder completamente distintas a las actuales.

Las modalidades para alcanzar este fin son las de un derrocamiento militar propiciado por acciones de calle, o la de una intervención armada extranjera. En ambos casos, las medidas de bloqueo financiero, bien sea total o parcial, tendrían una función facilitadora al ahondar los problemas económicos del país, lo que obviamente se va a traducir en más penurias y malestar social.

Esto explicaría el respaldo dado en documento público por los partidos más importantes de la oposición al decreto del presidente estadounidense de bloqueo financiero contra la República, que afecta los créditos de la banca, la reconversión de la deuda y los dividendos de Citgo. Un respaldo que apuntala  una estrategia completamente distinta a la de una negociación y que por sostenerse en acciones contrarias al interés nacional pone en riesgo la posibilidad misma de una alternancia, pues sus protagonistas, si no corrigen a tiempo, se descalifican a sí mismos. 

]]>
<![CDATA[El saneamiento de la industria petrolera]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-saneamiento-de-la-industria-petrolera-20170907-0005.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-saneamiento-de-la-industria-petrolera-20170907-0005.html Hugo Hernandez Raffalli / Exdirector de Pdvsa

El petróleo, como recurso natural no renovable, es un producto sujeto a muchos imponderables elementos, desde la madre naturaleza hasta la promoción de las guerras entre los países. Estos factores no implícitos en el negocio petrolero hacen que los precios fluctúen hacia arriba o hacía abajo. Hoy en día tenemos presentes algunos de esos elementos no propios del negocio petrolero: La madre naturaleza.

Los huracanas Harvy e Irma, actualmente en curso, han impactado el primero en el Golfo de México, trayendo destrucción de algunas instalaciones petroleras, propiamente a todo el sector refinador de los estados de Texas y Luisiana, áreas de explotación y de presencia de uno de los parques refinadores mas grande de los Estados Unidos. Han tenido que suspender sus operaciones, teniendo que utilizar reservas estratégicas de combustibles y productos terminados, ocasionando una subida del 10% en el valor de esos productos, a nivel del consumidor final. 

Si a este elemento natural añadimos los factores exteriores de países en conflicto como es el caso de Corea del Norte y EEUU, las posiciones asumidas por China y Rusia frente a estas posibles conflagraciones. Así mismo, la posición de EEUU frente a Venezuela, con influencia en el tema energético, resulta que el mercado petrolero está amenazado en las  operaciones normales de comercialización y financieras.

¿Cómo será la relación comercial y financiera entre Estados Unidos y Venezuela a partir de esas sanciones? Es curioso. El Presidente de Chevron para América Latina y el Asesor mayor del CEO de Chevron, vienen a Venezuela a hablar con el Presidente Maduro, a los fines de garantizar su presencia en Venezuela y buscar las salidas o vías de carácter comercial y financieras.

La idea propuesta es no detener las inversiones que tiene Chevron en Venezuela y tomar las vías que no afecten las sanciones establecidas por el Gobierno Americano. Esto demuestra que el petróleo es un negocio atractivo para cualquier empresa internacional que se ajuste a las leyes venezolanas en materia energética.

La razón de ser de las sanciones del Gobierno Americano es el petróleo de Venezuela, sus reservas de petróleo, para garantizar un suministro de un productor con una posición geográfica privilegiada frente al mercado americano. De eso no hay duda. Ahora bien, ¿son las sanciones impuestas  las que harán posible una injerencia con respecto al petróleo venezolano? Considero equivocada esa estrategia.

Bloquear a Venezuela comercial y financieramente abre caminos para desconocer las relaciones históricas entre ambos países. Venezuela buscará dónde y cómo colocar el petróleo en los diferentes mercados que demandan su presencia, tales como China e India. Estos países han abierto sus brazos para recibir el crudo enviado al norte.

Estos dos países, China y la India, tienen mecanismos de financiamientos propios muy convenientes para Venezuela, que harán posible esa nueva forma de manejar el negocio petrolero por parte de Venezuela.
Es muy lamentable que venezolanos vayan  al exterior a contribuir a cerrar las puertas del país en el mundo financiero y comercial. Esta posición se la reclamará buena parte de la población.

Esa no es la manera de ayudar a su país. La mejor manera de ayudar es sentarse a dialogar y acordar una serie de medidas necesarias para que nuestra economía se encamine por los senderos mas convenientes a los intereses de todos los venezolanos.

Venezuela continuará produciendo los hidrocarburos. Es necesario, exigir a Pdvsa la mejor eficiencia en el manejo de nuestra principal Industria Nacional. Se deben revisar los programas de exploración, producción, almacenamiento, distribución y comercialización. 

Lo ocurrido en el Zulia, con la plana mayor de Occidente, demuestra la falta de control de la autoridades internamente. Es un bochorno para Pdvsa que ocurran actos ilícitos en la industria. Deben aplicarse los correctivos inmediatamente para el saneamiento de nuestra industria, columna vertebral de nuestra economía.

Al frente esta Nelson Martínez, persona conocedora de las normas y procedimientos de la empresa. Esperamos que las actividades se optimicen y se forje un futuro promisor para nuestra industria Petrolera.

]]>
<![CDATA[Las emociones irreglamentables]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Las-emociones-irreglamentables-20170907-0004.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Las-emociones-irreglamentables-20170907-0004.html Oscar Morales / Economista

Legislar sobre las emociones humanas es complejísimo y me atrevería a decir que es inviable. Limitar los sentimientos puede ser una tarea frustrante a nivel personal y colectivo, pues, muchas veces son actitudes o predisposiciones más que cargas emocionales momentáneas.

Los afectos o las antipatías no se tutelan. El desagrado es válido, siempre y cuando, no se violente contra aquello que mostramos hostilidad, pues, somos libres de pensar y sentir lo que deseemos, pero no de hacer lo que nos plazca, porque podríamos causar con nuestros actos perjuicios a otros y ahí deben manifestarse las leyes para sancionar infracciones, delitos, malversaciones y transgresiones a los códigos.

El odio es una emoción negativa que generalmente se expresa en desagrado, disgusto o rechazo por algo o alguien. Aunque cueste decirlo, se infiere que es una condición humana y no es malo per se si no se atenta contra lo odiado. Pero el raciocinio también es una cualidad humana y el hacer buen uso de la razón incluso. 

La sanción no debe ser  por el odio, sino por las consecuencias que se desprenden de actuar bajo sus ‘efectos’ y ya nuestro código penal tiene tipificado esos delitos (instigación al odio o actos discriminatorios). Lo que resultaría estéril e ineficaz consumir tiempo creando disposiciones legales sobre asuntos ya legislados. Además que redactar una ley y ordenar su puesta en vigencia  no es sinónimo de acatamiento y cumplimiento, más aún, si se trata de reglamentar valores subjetivos y emociones personales.

Una herramienta fundamental para contrarrestar el odio es el diálogo y esa es una palabra impronunciable  hoy para todos los sectores. Asimismo, sumar estrategias de integración social que promuevan la igualdad de trato, promoción de las libertades y el pluralismo, mecanismos de intercambio de información entre las instituciones y  la sociedad civil, y por supuesto, medidas educativas. Por ejemplo, Alemania tiene instancias de cooperación entre cristianos y judíos y el diálogo intercultural entre ambas comunidades; viajes de sus ciudadanos para Israel con el objetivo de conocer los hábitos de esa población e informar abiertamente sobre el Holocausto.

La verdad es que la “Ley Constitucional para la Promoción y Garantía de la Convivencia Pacífica” hasta poético se lee. Pero algo hicimos para empezar a debatir sobre esto. Nadie nace odiando, ciertas cosas activaron este sentimiento negativo, algunas circunstancias estimularon esa emoción.

¿El discurso puede ser? El germen del odio está siempre en guardia y a la moralidad le cuesta albergarse en las leyes.  Intentando reglamentar emociones tampoco lograremos que vivamos en fraternidad.

]]>
<![CDATA[El pueblo sabe, por Elías Jaua Milano]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-pueblo-sabe-por-Elias-Jaua-Milano-20170905-0091.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-pueblo-sabe-por-Elias-Jaua-Milano-20170905-0091.html La inmensa mayoría del pueblo venezolano ha desarrollado una gran capacidad de paciencia, conciencia, organización y lucha. En medio de grandes dificultades, preserva su alegre y bondadosa espiritualidad, hace de tripas corazón para aguantar las consecuencias de este prolongado conflicto político y económico. Sin embargo, no podemos negar que algunos sectores de la población se han llenado de desesperanza, frustración e incluso odio. Ambas conductas hay que comprenderlas en su justa dimensión, para no errar en las decisiones que como dirigentes tenemos que tomar.

Como lo decía nuestro Libertador Simón Bolívar, confiemos en el pueblo que nos ha dado muestras irrefragables de buen tino, la última de ellas el pasado 30 de julio con la elección de los y las constituyentes. Una dirigencia política debe tener la sabiduría de poner oído en tierra y escuchar, recordando los temblores recientes, las vibraciones telúricas del poder popular.

Hay que romper dogmatismos y con los falsos supuestos de "¿qué dirá el pueblo si hacemos esto?", "¿Cómo le explicamos al pueblo tal cosa?". Tras estas frases se escudan, quienes no tienen argumentos para justificar sus propias convicciones o intereses, que de manera vanguardista intentan imponerle a toda la sociedad.

Hay que confiar en la sabiduría popular. Yo percibo en la calle, puedo estar equivocado en mi percepción, que la mayoría del pueblo está convencido de que Venezuela necesita un proceso de reconciliación, sin renunciar a la dignidad y a lo bueno que hemos construido, y que hemos logrado en estos años de Revolución Bolivariana y Socialista.

El pueblo venezolano es un pueblo práctico, que por fin logró vivir bien en la primera década de la revolución y que en estos últimos 4 años ha puesto su cuota de sacrificio para defender la Independencia, y su decisión soberana de andar el camino revolucionario por el que nos condujo nuestro Comandante Chávez. ¿Pero hasta cuándo? me pregunta la gente.

El pueblo venezolano no tiene cultura de inmolación y Chávez siempre asumió esa sabiduría popular, la asumió el 4 de febrero de 1992, la asumió el 13 de abril de 2002, lo asumió en diciembre de 2007, cuando perdimos el referéndum de la reforma constitucional, entre muchas otras veces.

Nuestro pueblo sabe que no hay porque inmolarse, siempre que haya garantía del mañana. El pueblo no quiere acciones para hoy, que no garanticen un nuevo amanecer revolucionario. El pueblo sabe que la cárcel no es garantía de paz duradera, el pueblo sabe que hay controles que no se pueden controlar, valga esta contradictoria expresión, no son garantía de abastecimiento y precios justos permanentes; el pueblo sabe que solo fortaleciendo a un sector privado y corruptor, no habrá garantía de recuperación económica con igualdad social en nuestra Patria y nos van a volver a fuñir.

Me excuso por estas reflexiones sueltas, tal vez atropelladas, que recojo del andar, ver, escuchar y conversar con la gente que está librando en la calle, el duro combate de la vida cotidiana. Confiemos en el pueblo y venceremos, convenciendo y con honor. El pueblo sabe que necesitamos de un "Por ahora", porque el pueblo sabe que siempre amanecerá de nuevo.

]]>
<![CDATA[Primarias: maquinarias vs liderazgos]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Primarias-maquinarias-vs-liderazgos-20170905-0090.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Primarias-maquinarias-vs-liderazgos-20170905-0090.html En esa oportunidad Copei invitó al pueblo a escoger entre Eduardo Fernández y Oswaldo Álvarez Paz; Fernández tenía el control de la maquinaria del partido; mas no Álvarez Paz, quien ocupaba la gobernación del Zulia y aparentaba tener de su lado la aureola del cambio.
En campañas electorales la palabra cambio es una constante y un sentimiento; si X candidato se apodera de ella y el elector lo siente así no hay dudas de que logre el objetivo de ganar las elecciones. El resultado final de las Primarias del año 1993 fue el triunfo Oswaldo Álvarez Paz.
En la década de los 80, en estados como Lara, Aragua, Sucre y Bolívar, en donde al igual que en el resto del país, los gobernadores eran designados a dedo, liderazgos como el de Carlos Tablante, Ramón Martínez, Andrés Velázquez y Orlando Fernández, se apoderaron del cambio, se convirtieron en la alternativa y vencieron a las maquinarias, estaríamos hablando del año 1986, que por cierto, en el Zulia si no se hubiese enfermado el abanderado del MAS, Luis Hómez, quizás habría sido el primer gobernador electo en la región.
En el año 1998 también fuimos testigos de la pugna entre el liderazgo y las maquinarias; nunca pudo freír la cabeza de los adecos, pero sí venció a los grandes partidos de la época, me refiero a Hugo Chávez. Motivó a una parte de la clase media, empresarios, medios de comunicación, intelectuales y pueblo abajo; todos apostaron por el comandante de la boina y vencieron en una primera carrera a la favorita, la ex miss universo Irene Sáez, y luego al hombre del caballo, Enrique Salas Romer.
Las Primarias más recientes y en cuya campaña estuve muy cerca de uno de los candidatos, fueron las de las presidenciales del 2012; se requería un aspirante que pudiera alternar a Hugo Rafael. 
El ex gobernador del Zulia Pablo Pérez apoyado por los grandes partidos se enfrentó a Capriles, quien ya venía trabajando en esa aspiración desde el primer día que fue electo gobernador del estado Miranda. Henrique Capriles resultó ganador de aquellas Primarias y fue quien se enfrentó al Comandante supremo en su última contienda electoral.
El próximo domingo 10 de septiembre, en 19 estados del país tenemos elecciones Primarias para escoger a los mejores hombres y mujeres de la Unidad, que se enfrentarán a los candidatos del Psuv – Madurismo en las regionales de octubre.
Mi mensaje es a participar en este proceso porque es nuestro derecho y deber como ciudadanos demócratas; no se quede en su casa a esperar a que otro decida por usted. Hagamos de estas Primarias un sufragio tan histórico como las de 1993. 
Si sale y vota, tenga por seguro que gana su candidato.
 ]]>
<![CDATA[En opinión: Entre la espada y la pared]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Entre--la-espada--y-la-pared-20170905-0092.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Entre--la-espada--y-la-pared-20170905-0092.html Con las nuevas sanciones económicas que tomó contra de Venezuela, el gobierno de Trump le está tendiendo un cerco financiero al gobierno, al bloquearle el acceso a los recursos que requiere para pagar el servicio de la deuda.

 Al cerrarle la entrada al sistema financiero de EE UU, solo le va quedando como única opción para evitar un default financiero, buscar el auxilio de China y Rusia para intentar salir del atolladero.

Con la capitulación de la MUD ante el solio imperial, Washington ha comenzado a intervenir sin intermediarios, como dueño del circo, y se apresta a elevar al máximo la presión económica, para agudizar la precarización social y provocar el caos, a fin de justificar, "si fuese necesario", una intervención militar "humanitaria" para derrocar al que califican como "estado fallido" ¿Guardará esto alguna relación con las maniobras militares estadounidenses conjuntas, que se iniciaron en la triple frontera amazónica en la que concurren Brasil, Colombia y Perú, para ensayar la "operación humanitaria AMAZONLOG17? Este escenario en desarrollo, literalmente pone a valer el "salvavidas financiero" chino-ruso como carta de negociación, para obtener a cambio contratos petroleros y mineros aún más gravosos para la soberanía e independencia nacional. Empero, extraordinariamente ventajosos para el capital euroasiático emergente, ávido de valorizarse mediante una mayor participación en las inmensas reservas de hidrocarburos y minerales estratégicos existentes en la Faja y el Arco Minero del Orinoco.

El gobierno está atrapado entre la espada y la pared, entre el US hard power y el Chinese-Russian soft power, colocando al país en el ojo de un huracán que se está formando por la disputa interimperialista por el reparto de los recursos naturales de Venezuela y la región. No ha visualizado una salida distinta a la cesión de soberanía a uno u otro polo ni las graves consecuencias irreversibles que tendrá para la integridad y la independencia de la Patria. Se empeña tercamente en priorizar el pago de una deuda bajo sospecha de ser en buena medida ilegítima, respecto de las importaciones de alimentos y medicinas por las que claman los venezolanos, cuando la opción realmente soberana y revolucionaria sería declarar su moratoria, mientras se adelanta una auditoría pública y ciudadana de la misma, siguiendo el ejemplo de Ecuador.

]]>
<![CDATA[De bloqueo a bloqueo: 1902-2017, por Luis Britto García]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/De-bloqueo-a-bloqueo-1902-2017-por-Luis-Britto-Garcia-20170905-0089.html http://www.panorama.com.ve//opinion/De-bloqueo-a-bloqueo-1902-2017-por-Luis-Britto-Garcia-20170905-0089.html Un bloqueo comienza desde adentro. Políticos amorales  firman tratados y contratos de interés público con cláusulas inconstitucionales que someten a Venezuela a tribunales, cortes  o juntas arbitrales extranjeras.

La Historia, decía James Joyce, es una pesadilla de la que intento despertarme. En diciembre de 1902 quince acorazados de  flotas coligadas de Inglaterra, Alemania e Italia tienden contra Venezuela  un bloqueo que degenera en destrucción de naves inermes,  bombardeo de poblaciones, desembarco de tropas, saqueo. El  26 de julio de 2017 el presidente Maduro declara a Rusia Today: “Me parece una locura absoluta que los extremistas de la derecha estadounidense estén hablando de un bloqueo contra Venezuela”. La pesadilla no acaba.

Un bloqueo comienza desde adentro. Políticos amorales  firman tratados y contratos de interés público con cláusulas inconstitucionales que someten a Venezuela a tribunales, cortes  o juntas arbitrales extranjeras. En 1902 las  potencias imperiales intentan decidir con sus tribunales y sus cañoneras desacuerdos sobre supuestas deudas venezolanas. En 1999 alguien incluye en la Constitución de la República Bolivariana  cláusula apátrida según la cual las controversias sobre contratos de interés público de la Nación serían resueltas por tribunales extranjeros cuando fuere procedente por “la naturaleza de los mismos”. En 2004 la sentencia más infame de la Historia de Venezuela miente que nuestro país se ha acogido al sistema de “soberanía limitada”. Declarar que la soberanía de un país es limitada es legitimar que los demás se le impongan. Con semejantes diputados y jueces, quién necesita acorazados.

Un bloqueo opera con la diplomacia. Las organizaciones internacionales son creadas para facilitar relaciones entre los pueblos; los imperios las utilizan para impedirlas. Por la plata baila el perro, y por la dieta el diplomático. En 1902 sólo existía la indigna Unión Panamericana, que no movió un dedo en defensa de Venezuela, mientras el canciller argentino formulaba la célebre doctrina Drago, la cual sostiene que no se pueden cobrar deudas a los Estados por la fuerza. En 2017 Estados Unidos promueve frenética e infructuosa actividad en la OEA y en la ONU para aislar a nuestro país, financia centenares de Organizaciones No Gubernamentales para que actúen como agentes de influencia y levanten falsos expedientes de violación de Derechos Humanos en contra nuestra, busca desesperadamente una sentencia de cortes internacionales que sancione nuestra aniquilación.

Un bloqueo empieza por dejar a la víctima indefensa. En 1899 los banqueros se niegan a facilitar a Venezuela los créditos que requería para comprar armas con qué defenderse. En 2006 Estados Unidos prohíbe vender a nuestro país  cualquier armamento que incorpore tecnología estadounidense. 

Un bloqueo se legitima con  campañas de difamación mediática contra las víctimas. El de 1902 esgrime como pretexto  la más atroz ofensiva de insultos y falsedades contra Venezuela y su Presidente.  En 2017 sufrimos interminable diluvio de calumnias de los cinco monopolios mundiales de la información y de casi todos los medios locales.

Un bloqueo se apoya en  facciones internas que operan contra su propio país. En 1901 banqueros acreedores de la Deuda Pública y caudillos regionales se agavillan contra la Patria en la mal llamada Revolución Libertadora. En 2017 sectores de la oposición claman por la intervención extranjera.

Un bloqueo se apoya en la complicidad de países que deberían ser fraternos y se convierten en fratricidas. En 1901 el Presidente neogranadino José Manuel Marroquín ordena que nos invadan cinco mil  colombianos al mando del venezolano (?) Rangel Garbiras, inmediatamente puestos en fuga por Celestino Castro. En 2017 Venezuela es amenazada por un cinturón de bases de Estados Unidos y de la OTAN consentidas por países vecinos; es sistemáticamente desangrada por  contrabando de extracción, infiltrada por facciones  paramilitares que  progresan  de hampones a actores políticos.

Un bloqueo estrangula con  torniquete económico. En 1902 las grandes casas de banca extranjera  congelan los créditos  de Venezuela y provocan una baja de las cotizaciones del café. En 2017 las potencias inundan el mercado de petróleo para quebrar a los miembros disidentes de la OPEP, las calificadoras de riesgo exacerban el riesgo país para hacer incosteable el crédito público;  las aerolíneas retiran sus vuelos alegando supuestas insubsistencias de  subsidios estatales que las enriquecían, Trump prohíbe a la banca estadounidense invertir en acciones de compañías públicas venezolanas.

Un bloqueo es intervención militar. Secuestrar a un ciudadano es delito; secuestrar a un país, crimen de lesa humanidad. En 1902 el pretendido bloqueo se convierte en destrucción de unidades navales, bombardeo, desembarco armado y pillaje. En 2017 Trump revela la naturaleza de sus medidas al afirmar que “Tenemos muchas opciones para Venezuela, incluyendo, posiblemente, una opción militar si es necesario".

Un bloqueo intenta fracturar la unidad nacional y con frecuencia la consolida de manera indestructible. En 1902 la Planta Insolente del Extranjero nos amalgamó en  bloque invulnerable que resistió a las mayores potencias militares de la época, según se narra en película de Román Chalbaud para la cual escribí el guión. En 2017 la Historia nos sacude  con la misma pesadilla: despertemos definitivamente.

]]>
<![CDATA[El bien de la palabra, y las palabras de maldad, por Asdrúbal Aguiar]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-bien-de-la-palabra--y-las-palabras-de-maldad-por-Asdrubal-Aguiar-20170904-0075.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-bien-de-la-palabra--y-las-palabras-de-maldad-por-Asdrubal-Aguiar-20170904-0075.html Cuando el mal absoluto se instala en una geografía como la de Venezuela – no hablo de instalación en la sociedad; sería tanto como admitir que ella se ha corrompido – sólo el bien de la palabra, de la narrativa moralmente consistente, será capaz de ayudar a su regeneración. Difícilmente podríamos construir otra historia de grandeza y dignidad los venezolanos si pensamos que puede ser obra de la causalidad voluntarista, de la sordidez criminal, de colusiones utilitarias y oportunistas entre algunos “dirigentes”.


No creo seamos tan ingenuos como para no haber constatado lo real:  En nuestro cuerpo bienhechor nacional, unos pocos, unas veces por frustraciones o pleitos de familia anidados desde antes, incluso desde el 18 de octubre de 1945, otras bajo el impulso del sarampión juvenil de los sesenta, ayer y más tarde por laxitudes éticas en la academia e incluso por frivolidad social, le han hecho espacio en sus humanidades a una bacteria que hace septicemia. Y es ella la que nos amenaza de muerte a todos: el narco-comunismo cubano y sus sublimadores.


No creo seamos tan estúpidos como para no saber que tras el andamiaje habanero y sus telones ideológicos circenses se oculta por años una maquinaria de crimen organizado, asociado a la empresa transnacional del narcotráfico; que incluye redes hacia el Medio Oriente y negocios de lavado dineros “turísticos” con las golondrinas del capitalismo salvaje. No por azar, el entendimiento histórico – de riesgo elevado para la democracia moral – alcanzado por las FARC con el presidente colombiano Juan Manuel Santos sólo cabía refrendarlo bajo la mirada del gobierno de la Isla: Meca de la paz por sobre los centenares de miles de cadáveres que ha regado en el mundo a nombre de la revolución, desde la segunda mitad del siglo XX.
¿Qué fascinación causa la astucia fraudulenta y zorruna, la maldad absoluta de los Castro, cuyos ríos de hiel y corrosivos de la unidad social nada tienen que envidiarle a las despreciadas – ¿aquí sí? – dictaduras militares del Cono Sur latinoamericano?, sólo podrá responderlo cada fascinado; mirando desde la conciencia que le quede el dolor de quienes sobreviven a las 140 víctimas fatales de la dictadura madurista. 


El mal moral, lo recuerda Tomás de Aquino, que ataca la voluntad del hombre y su libertad responsable, lo vuelven a él mismo el mal, y ofenden el principio de su Ser como lo recuerda Maritain. De donde el malo, por sí mismo, no es ni Fidel ya muerto ni Raúl quien le sigue, ni el propio Maduro como capataz de éste, sino el bueno que se deja corromper y admite al malo como su parásito. 


Rómulo Betancourt ha de revolcarse en su tumba. Sabía bien quien era Fidel y capta su tesitura de amoral pillo en la entrevista que sostuvieran a la caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez.  Y sobre las malandanzas de éste previno al país a tiempo y a su dirigencia, no solo la propia, también la otra, y a parte de la sobrevenida, que no lo escuchó o no lo lee.
En 1964, a raíz de varios hechos cruciales – como la ruptura entre Rómulo Betancourt y Fidel Castro, pues éste le pide al primero, sin lograrlo, petróleo gratuito, en 1959; la protesta de Betancourt contra Castro por sus fusilamientos y la condena de la OEA a Cuba, en 1960; la expulsión de Cuba en Punta del Este, en 1962, a pedido de Colombia, por sus injerencias en la región; la emergencia del movimiento guerrillero en Venezuela, apoyado con armamento cubano, y la otra condena a Cuba, en 1964; finalmente, la invasión armada frustrada de Cuba a territorio venezolano, en 1967 – le hacen decir al presidente Betancourt, con talante premonitorio de lo actual, que:

“Fácil resulta explicar y comprender por qué Venezuela ha sido escogida como objetivo primordial por los gobernantes de La Habana para la experimentación de su política de crimen exportado. Venezuela es el principal proveedor del Occidente no comunista de la materia prima indispensable para los modernos países industrializados, en tiempos de paz y en tiempos de guerra: el petróleo... Resulta así explicable cómo dentro de sus esquemas de expansión latinoamericana, el régimen de La Habana conceptuara que su primero y más preciado botín era Venezuela, para establecer aquí otra cabecera de puente comunista en el primer país exportador de petróleo del mundo”. 
¡Quién lo diría! 


Ya cooptado por los Castro, Hugo Chávez, en 1998, pacta con el fundamentalismo islámico su política de confrontación petrolera contra el mundo occidental desde La Habana y en 1999 arregla su modus vivendi con la narco-guerrilla colombiana. La Habana decide luego sobre el revocatorio de Chávez en 2002. En 2004 ésta ocupa sistemáticamente nuestro territorio con sus misiones y llegado el 2007, sin tapujos, Juan José Revilero acepta tener presentes entre nosotros a más de 30.000 miembros de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR). El resto es novela, a saber, la muerte de Chávez en La Habana y la sucesión convenida de Nicolás Maduro, que nos da, cabalmente, la textura de una narco-colonia. ¡Quién lo diría!


Las confesiones recientes – palabras de maldad para hacer mayor hendidura en la herida de los venezolanos y su confianza colectiva – acerca de lo que era sabido: las colusiones opositoras desde antes de la Constituyente y sus falacias sistemáticas; como las andanzas del ex presidente Zapatero, ya bendito como operador de la Cuba narco-criminal, en La Habana, el 25 de febrero de 2015, son apenas anécdotas subalternas a la luz de lo señalado, de lo vertebral, de la enseñanza y su consecuencia.


El dolor elemental de nuestra gente, después de las patadas de la infamia – no son en modo alguno “patadas históricas” – antes de hacerse rabia, como lo aprecio, se hace expresión de solidaridad en el mismo dolor, con palabras de silencio, venidas desde el corazón de unos venezolanos para con los otros, en medio de la hambruna. Y ese es el mejor signo de que el bien priva sobre el mal, sin ruido, sin histeria.
Aún del mal se pueden extraer cosas buenas, lo dice San Agustín. El fuego no sería engendrado si el aire no se corrompiese, leo en una exégesis del doctor Angélico.

 


correoaustral@yahoo.es  

          

]]>
<![CDATA[Resetea y ya, por Carola Chávez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Resetea-y-ya-por-Carola-Chavez-20170904-0074.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Resetea-y-ya-por-Carola-Chavez-20170904-0074.html En abril te mandaron a marchar oootra vez, y te dijeron, oootra vez, que ahora sí, que Maduro ya estaba listo, como estuvo listo el año pasado cuando iba a salir en seis meses. ¿Te acuerdas? O como estuvo listo en enero, cuando la AN, con Julio Borges, declaró el abandono de cargo, o sea, que desde enero no tenemos Presidente, según tus líderes, que ahora te llamaron a marchar para salir del Presidente que no tenemos.


Y tú marchaste, una vez, dos veces, tres… Cerraron tus calles y aplaudiste que tu urbanización se llenara de violentos encapuchados. ¡Libertad, libertad! Te comprometiste con la lucha militando frenéticamente por Whatsapp. Militaste en familia, jurando no llevar a tus niños al cole “hasta que tuvieran un país libre”. Comprometiste el ingreso familiar en esta lucha, tres meses sin poder llegar a la oficina es un gran aporte a la causa. Tanto, que el régimen, arrinconado, convocó a elecciones, y tú, sabiéndolo perdido, tuiteaste #CalleSíVotosNO. ¿Te acuerdas? 

Pero el régimen resistía, y llegaron esas elecciones que según tus líderes nunca iban a llegar, y salieron ocho millones de personas que, según tus líderes, no salieron, porque el CNE es tramposo, porque cuando comprabas en Farmatodo y ponías tu dedo en el captahuellas, esa vaina se convertía en voto. “No compres nada el 30” —decía la cadena de Whatsapp que, como llegó, reenviaste. ¿Te acuerdas?— 

Y se instaló la Constituyente que tus diputados no iban a dejar entrar al Palacio Legislativo y no te quitaron a tus hijos —todavía, dirás tú, porque esto apenas empieza— y no prohibieron el voto sino que  —¡peor!— avanza el calendario electoral, tal como se había establecido y tus líderes, los que dijeron que estaban en 350, en rebelión civil, salieron corriendo a inscribir sus candidaturas en ese CNE que siempre hace trampa, salvo cuando gana la oposición. 

Y tú te quedas frío, hasta que tus líderes te explican que se inscriben para ocupar todos los espacios y salir de la dictadura con votos; que “una cosa es inscribirse y otra muy distinta es participar en la elección”, “que es solo un movimiento táctico” que no creas que te están tomando por idiota, que no creas que ellos quieren ser gobernadores, que vayas y votes, y si pierden, cacerolea, you know… 
Y tu cerebro, en paro activo, se resetea y dice okey.

]]>
<![CDATA[Temblor político, por Jesús Castillo Molleda]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Temblor-politico-por-Jesus-Castillo-Molleda-20170904-0073.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Temblor-politico-por-Jesus-Castillo-Molleda-20170904-0073.html A menos de una semana de celebrarse las elecciones primarias para elegir a los candidatos de la mesa de la unidad (MUD) a gobernadores en toda Venezuela los temblores entre aliados pueden crear problemas para quienes resulten ganadores debido a que quienes pierdan se encontraran desmotivados y molestos, en muchos casos, con fisuras por el método de propaganda gris usados por algunos comandos de campaña. 
En el caso del Estado Zulia, la candidata Eveling de Rosales y Juan Pablo Guanipa han desarrollado una intensa campaña intentando conquistar el voto opositor para que asista de manera espontánea a las elecciones primarias del 10 de septiembre de 2017. Las proyecciones indican que la participación no será mayor del 20%. 
 Guanipa presenta niveles de aceptación en las parroquias Olegario Villalobos, Juana de Ávila, Santa Lucía, Cacique Mara, Bolívar del municipio Maracaibo y en las parroquias San Francisco y Francisco Ochoa del Municipio San Francisco que son más consecuentes con la movilización espontánea por parte de sus electores.


Mientras que, Eveling de Rosales goza de aceptación importante en los sectores populares del Estado en donde se necesita contar con una estructura electoral muy bien organizada para movilizar el voto. El futuro político de Guanipa y los Rosales dependen mucho de los resultados del 10 de septiembre debido a que si Guanipa logra el triunfo la derrotada no será Eveling en este caso será Manuel Rosales, lo que pondría en duda que es el líder del Zulia y que era invencible; y si Eveling logra el triunfo Guanipa tendrá que inscribirse en Un Nuevo tiempo para lograr ser alcalde de Maracaibo en el futuro.  Así que para estos actores políticos el resultado del 10 de septiembre significa mucho más que una elección primaria, significa la vida política . 
Por su parte, Arias Cárdenas está paciente en espera de quién será su contendor, porque de ello dependerá la estrategia a usar y a quién apuntar las artillerías. Arias no cuenta con mucho apoyo popular pero cuenta con 14 alcaldes bolivarianos, estructura política del Psuv, muchos recursos, logística y no está separado de su cargo como gobernador, así que es un candidato con recursos del Estado. 


Mientras todos están entretenidos en las primarias el gobierno anda haciendo de las suyas desde la Asamblea Nacional Constituyente, y a la par el costo de la vida crece aceleradamente asfixiando la esperanza de los venezolanos. Guanipa y los Rosales deben recordar que su verdadero adversario está en el palacio de los Cóndores, si no arreglan sus diferencias después del 10 de septiembre le estarán regalando la reelección a Arias, si al contrario salen unidos apoyando al ganador de las primarias las posibilidades de conquistar la gobernación son muy altas, la MUD Unida es una fuerza desunida solo es una opción.  Como lo dijo Bossa Tranns “Los temblores son como los candidatos triunfalistas, no todos se enteran que tembló”.

]]>
<![CDATA[Magnicidio, artículo de José Vicente Rangel]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Magnicidio--articulo-de-Jose-Vicente-Rangel-20170904-0034.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Magnicidio--articulo-de-Jose-Vicente-Rangel-20170904-0034.html Poderosos factores que operan, tanto al interior del país como en el exterior, se han trazado como meta sacar a Nicolás Maduro de Miraflores como sea. Reaccionaron con insólita agresividad cuando fue electo hace más de cuatro años por el pueblo venezolano, y durante el tiempo que ha ejercido la presidencia no han descansado un solo día en ese empeño.

“Maduro saldrá de la presidencia con las patas p´adelante en una caja de madera”.  (Vicente Fox, expresidente de México)
 1) Poderosos factores que operan, tanto al interior del país como en el exterior, se han trazado como meta sacar a Nicolás Maduro de Miraflores como sea. Reaccionaron con insólita agresividad cuando fue electo hace más de cuatro años por el pueblo venezolano, y durante el tiempo que ha ejercido la presidencia no han descansado un solo día en ese empeño. Se puede afirmar —sin riesgo de equivocación— que es el mandatario de nuestra historia más acosado y ofendido, y el blanco obsesivo del ataque a Venezuela.


      2) Pero lo cierto es que hasta ahora sus enemigos han fallado en las acciones emprendidas. Maduro ha logrado con astucia, coraje, y un acertado manejo de la información de inteligencia, abortar numerosos intentos: golpes blandos y duros, guarimbas, maniobras para socavar la lealtad de los militares, ataques al sistema financiero, guerra económica, planes desestabilizadores urdidos en laboratorios especializados de los organismos de seguridad de EE.UU. Se ha plantado con decisión frente a las amenazas, abiertas o encubiertas, y lo ha hecho sin concesiones, sin alterar lo sustancial de su política y sin buscar refugio en acuerdos indignos con los adversarios.


      3) Hasta ahora todos los planes para defenestrar a Maduro han fracasado. Siempre los enemigos fijaron plazos para su caída: un día, una semana, un mes, un año, sin que las sombrías predicciones se cumplieran. Pero como no se dio lo ofrecido crece la desesperación entre sus oponentes. ¿Qué opción queda? Para opositores sin escrúpulos, capaces de apelar a cualquier recurso para plasmar sus objetivos, como lo demostraron con la violencia de la etapa guarimbera, cuando  atacaron centros de salud, liceos, maternales, estaciones del Metro; al igual que terribles expresiones de salvajismo como colocar cuerdas de acero en vías públicas para degollar motorizados o prender fuego a seres humanos (29 en total, de los cuales fallecieron 9 y el resto afectado con graves lesiones), tan solo queda intentar el magnicidio. En determinados momentos lo intentaron sin éxito y la denuncia fue banalizada por el complejo mediático que controlan.


      4) Ahora la situación tiene otras características. El imperio y la derecha del país  están conscientes —sobre todo después del 30/J— que Maduro se ha fortalecido, que la oposición se ha debilitado, y que las prácticas desestabilizadoras empleadas son ineficaces. La orientación que los aventureros pretenden imprimirle ahora al desenlace simplificaría la acción y el método. Va directo al objetivo, que no es otro que la eliminación física de Maduro. Corren rumores. Se sabe de la evaluación que los conjurados hacen tomando en cuenta el tiempo electoral que se inicia y que remata con los comicios regionales de octubre.

Además, hay datos que no han trascendido suficientemente, de los que solo existe una fugaz referencia, entre otros, lo sucedido en la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad (UNES), con motivo del acto académico del lunes 21 de este mes, cuando la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim) descubrió, en una dependencia cerrada, un conjunto de armas, granadas, pistolas y hay detenidos La ceremonia la presidiría Maduro, y, por razones obvias, se suspendió su asistencia. Conclusión: De que vuelan, vuelan, dice el refrán. Sobre todo cuando la MUD, en documento oficial, le declaró la guerra al gobierno nacional al apoyar las medidas contra Venezuela del presidente Trump y atacar a Maduro Y por si fuera poco, alguien muy conectado a la conspiración en el país, el inefable expresidente mexicano Vicente Fox, declaró —empleando un lenguaje mafioso, propio de los capos de la drog—- que “Maduro saldrá de la presidencia con las patas p´adelante en una caja de madera”.


Claves secretas

•LA SITUACIÓN de la MUD se complica para las elecciones regionales de octubre. En Venezuela nunca un movimiento político compareció a un evento comicial en condiciones tan precarias. Por una parte, carcomido por la división. Cada dirigente coloca por delante sus  aspiraciones personales, sacrificando la posibilidad de acuerdos que garanticen la icónica unidad que proclaman como única manera de derrotar al chavismo. Ni consensos ni primarias resuelven un problema que es estructural...

•EL DESACUERDO impera porque no hay factores cohesionadores. Al contrario, se impone la lucha a cuchillo. No hay programa. No hay proyecto de país. Ni siquiera para los problemas más elementales. No hay política. Lo cual lleva confusión a las bases. El pueblo opositor, de a pie, está cada día más decepcionado. Lo vemos a diario, ante cada hecho que sucede. Ante cada situación en la que hay que fijar posición…

•EJEMPLO: la ingerencia del gobierno de EE.UU. en los asuntos internos del país, que ya no es simple amenaza sino hecho consumado que golpea la soberanía nacional. La reacción del cogollo opositor es de apoyo a las sanciones decretadas por Trump, actitud de la cual discrepa la mayoria del país. El pueblo opositor no puede entender que sus líderes solidaricen con el gobierno yanqui en una posición que, incluso, concibe la invasión militar de Venezuela, y le den la espalda a la posición del gobierno de defensa de la nación…

•EN EL fondo se trata de una subestimación por parte de los dirigentes del sentir nacional. Desprecio a la ciudadanía, producto de los nexos oscuros entre esos dirigentes y el gobierno de EE.UU. Siniestra relación que el común ubica en lo que califica como “traición a la patria”, algo repudiado por un pueblo patriota, educado en una teoría y una praxis libertaria, de defensa de los valores patrios y en el culto a los forjadores de una nación, para la cual esta actitud es motivo de orgullo y pone en evidencia la increíble torpeza, sumada a la desnacionalización, de los voceros de la oposición…

•IGUAL SUCEDE con la burla con que los dirigentes opositores asumieron el operativo cívico-militar del 26 y 27 de agosto. Demostración de civismo, de democracia, de cultura política, que demuele el muro de prejuicios que existía entre el pueblo y la institución armada. Ver a los ciudadanos compartiendo con los uniformados, alegremente, el manejo de equipos y armamento, constituye la mejor demostración de lo que Venezuela ha avanzado. Claro está que esta demostración no es del agrado de los que conservan una visión anacrónica de la realidad; que se niegan a aceptar que ésta cambió, y que podría llevarlos a reflexionar sobre ese encuentro del pueblo concreto --y no una abstracción-- y la Fuerza Armada que vuelve a su identidad de origen, de “pueblo armado que puede”, de estirpe genuinamente bolivariana. Pero ese esfuerzo para recapacitar no está en capacidad de adelantarlo un liderazgo que está en otra cosa…

•POR EJEMPLO, el vergonzoso comunicado de la MUD que apoya a Trump y condena a Maduro. Es decir, colocándose al lado del ingerencista presidente norteamericano y repudiando al presidente venezolano que defiende los intereses nacionales…


•VIDKUN QUISLING fue un dirigente político noruego que colaboró con el ocupante nazi y pasó a la historia como símbolo de traición. ¿Lo saben los firmantes del documento de la MUD que hacen causa común con el agresor Trump y traicionan a su país? Seguramente lo ignoran, o, simplemente, desde su proverbial arrogancia, no les importa. No obstante, el episodio sirve para desenmascarar, definitivamente, que la oposición en Venezuela es la antipatria.

]]>
<![CDATA[¡La política... eclipsa lo económico social!]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-politica...--eclipsa--lo-economico-social-20170904-0072.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-politica...--eclipsa--lo-economico-social-20170904-0072.html       Mientras esto pasa los dos bandos dedican su tiempo a ejecutar estrategias políticas para exterminar al oponente.  Sin clemencia. Magnanimidad. En medio de una campaña electoral pautada en octubre para elegir gobernadores de estado. No hay foco en la dramática situación económica social por la cual atraviesa la población. Este es el problema principal y yo diría el único que percibe la gente a todos los niveles. Lo político es inducido, manejado de manera tal de imponerlo seguramente por la incapacidad de superar lo socio económico. Me sorprenden las prioridades políticas de ambos bandos. Por ejemplo, para el gobierno, el interés es perseguir a la dirigencia opositora inhabilitarle algunas candidaturas a gobernador. Poner preso a quienes solicitaron la intervención de potencia extranjera y la aplicación de bloqueo económico financiero, por traidores a la patria. Para la oposición la prioridad parece ser el descrédito internacional de la república y la imposición global y nacional de la imagen de gobierno corrupto. 
     La indiferencia y el hastío pudiera ser la consecuencia de esta conducta de la dirigencia política. El país reclama con urgencia el diseño de programas de desarrollo y una planificación estratégica de proyectos para la evolución y el progreso integral de la nación.  Este comportamiento de irritación y cansancio elevaría a cotas inimaginables la abstención en las elecciones a gobernadores.  Incrementando la animadversión estructural a la política de buena parte de los venezolanos. Lo que yo siento es que la gente está decepcionada de la política porque no ha tenido repuesta a la solución de los ingentes problemas socioeconómicos.  
    La crueldad con que se desempeña la política no tiene parangón en el continente. Aquí ninguno reconoce al otro. El respeto se fue de paseo y la deferencia y tolerancia brillan por su ausencia. El lenguaje político está cargado de insultos, humillaciones y desprecios. La conducta ilustrada que debe caracterizar las relaciones entre unos y otros, como ejemplo de sabiduría y honorabilidad, se alejó de los escenarios. Lo argumental dio paso elocuente a la simpleza de las ideas, al ataque personalizado y la propuesta majadera.]]>
<![CDATA[Las primarias, por Omar Barboza]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Las-primarias-por-Omar-Barboza-20170904-0071.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Las-primarias-por-Omar-Barboza-20170904-0071.html  

A partir del triunfo indiscutible de la Unidad en las Parlamentarias del 2015 que comprobaron el apoyo mayoritario al cambio, se puso en marcha el propósito totalitario de cerrar al máximo la expresión de la soberanía popular, es decir, de la democracia.

Quienes hemos decidido transitar el camino que nos conduzca al cambio político y al modelo que gobierna en Venezuela, estamos conscientes de que debemos superar una exigente carrera de obstáculos interpuesta por quienes desde el poder le han hecho tanto daño al pueblo venezolano y a nuestro país. Para lograrlo debemos permanecer unidos, teniendo siempre como prioridad los intereses nacionales por encima de los personales o partidistas.
A partir del triunfo indiscutible de la Unidad en las Parlamentarias del 2015 que comprobaron el apoyo mayoritario al cambio, se puso en marcha el propósito totalitario de cerrar al máximo la expresión de la soberanía popular, es decir, de la democracia. De allí surgieron los Magistrados que han puesto al TSJ al servicio del Ejecutivo, la suspensión de los Diputados de Amazonas, la declaración de la Asamblea Nacional en desacato a la Constitución, la declaratoria de Emergencia Económica con la intención de manejar los recursos públicos sin control legislativo, la suspensión arbitraria del Referendo Presidencial y se aplazaron las elecciones regionales. 
Ante el rechazo creciente a la gestión del gobierno por parte del pueblo, decidieron hacer más evidente el propósito totalitario imponiendo a sangre y fuego una llamada Constituyente espúrea, sin importarles las vidas de los jóvenes que luchaban para hacer valer la Constitución y los derechos ciudadanos. Esa Constituyente ilegítima por no haber consultado al pueblo y porque fue electa por electores invisibles, es la concreción de un régimen totalitario asambleario, obediente al Ejecutivo, para quedarse en el poder sin  votos.
La siguiente trampa a la voluntad de cambio se tendió al establecer la inscripción de los candidatos a Gobernador, unos días después de instalarse esa Constituyente, contando el gobierno con la seguridad de que la oposición no participaría en protesta ante lo ocurrido, y el oficialismo se quedaría con todas las gobernaciones.
La Unidad Democrática no le embistió al trapo rojo que le pusieron, en primer lugar, porque las regionales si están previstas en la Constitución y más bien estaban atrasadas. Y además, porque vamos a utilizar la campaña en función de organizar y concientizar al pueblo para convertir las regionales en un gran plebiscito en contra de Maduro. A estas alturas del juego, las regionales son una oportunidad para iniciar el cambio político nacional eligiendo a casi todos los Gobernadores de la oposición. Ahora el gobierno tiene dos alternativas difíciles: mantener la convocatoria a elecciones regionales y exponerse a una gran derrota política, o suspenderlas a través de alguna maniobra, con lo cual se consagraría ante el pueblo de Venezuela como lo que son, un régimen totalitario que debemos derrotar con la ayuda de todo el mundo democrático.
Pero no debemos olvidar que parte de la emboscada planificada por el gobierno con esta convocatoria de elecciones de Gobernadores sin tiempo para construir acuerdos unitarios antes de inscribir los candidatos, es jugar a la división de la oposición por las candidaturas, sabiendo ellos, que el bien más preciado de la alternativa democrática es la Unidad que quieren destruir y no han podido.
Y ese es el nuevo obstáculo que debemos superar en el camino hacia el cambio político. No permitir que las aspiraciones personales o partidistas nos dividan, y eso solo es posible, si con motivo de las elecciones primarias previstas para escoger los candidatos a Gobernador de la Unidad, tenemos la capacidad para realizar campañas de altura, que se fundamenten en los méritos y propuestas de los aspirantes, y no en la descalificación o guerra sucia en contra de quienes dentro de la Unidad compiten con nosotros.
Debemos cuidarnos mucho de no convertirnos en instrumentos de la estrategia del gobierno para dividirnos y descalificar a los líderes de la oposición con motivo de las primarias. Por eso debemos evitar las campañas destructivas de dirigentes probados de la oposición con el argumento de que están entregados al gobierno cuando la vida de esos dirigentes demuestran lo contrario.
Nadie se explica como es que a un dirigente opositor que le ha servido al pueblo, que ha sufrido exilio,  cárcel o está inhabilitado, se intente descalificar por estar supuestamente acordado con el gobierno.
Ni tampoco debemos ser instrumentos de la estrategia del oficialismo, para descalificar a un líder de la oposición cuya gestión como servidor público ha sido boicoteada por el gobierno, impidiéndole el ejercicio de sus atribuciones y negándole los recursos que le corresponden. Tratemos de ganar las candidaturas exhibiendo nuestros méritos y no descalificando a quienes compiten con nosotros.
Al final, todos debemos seguir unidos. No olvidemos que  nuestro adversario real es el gobierno nacional.

]]>
<![CDATA[Mirar al futuro, por el embajador Rafael Ramírez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Mirar-al-futuro-por-el-embajador-Rafael-Ramirez-20170902-0048.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Mirar-al-futuro-por-el-embajador-Rafael-Ramirez-20170902-0048.html La posibilidad de un futuro mejor, la esperanza en un mundo mejor, de una sociedad mejor, la posibilidad de avanzar, siempre ha movilizado al ser humano a las grandes tareas, las grandes transformaciones políticas, sociales, científicas. Es la especie humana la única facultada para soñar, imaginarse al futuro y luchar por ello. Tomar el cielo por asalto, consigna que movilizó a la juventud venezolana en los años 60, luchar por el Socialismo, ha movilizado a la humanidad hacia su progreso desde hace más de cien años.

A toda nuestra sociedad, nuestro Pueblo y la dirigencia política del país, le corresponde la tarea de mirar hacia el futuro y luchar por ello. Desde el campo de la Revolución Bolivariana, desde el pensamiento y acción del Comandante Chávez se hizo un gran aporte, un gran esfuerzo para prefigurar un país posible, un futuro mejor, luminoso y se ha luchado por ello. El pensamiento Bolivariano, reimpulsado por la acción revolucionaria del Comandante Chávez, nos permitió dar pasos agigantados hacia un país posible, pleno de grandeza, justicia e igualdad entre los habitantes de esta tierra de gracia que es el asiento de nuestra Patria: Venezuela.

Ese país esta allí, ese futuro es posible, en el legado del Comandante Chávez está prefigurado el futuro, plasmado en el Plan de la Patria y en el pensamiento Bolivariano, expresado a viva voz, construido junto al Pueblo en las intensas jornadas de trabajo que se convirtió en un permanente proceso dialéctico que alimentaba y permitía ir corrigiendo el rumbo y nos llevó desde el capitalismo con rostro humano y la tercera vía, hasta el anti imperialismo y el socialismo como propuestas para nuestro país, con un amplio respaldo en el seno de nuestro pueblo.

Todo lo que ha sucedido después de la partida prematura, extraña y muy dolorosa para todos del Jefe de nuestra Revolución, del líder de nuestro Pueblo, nos ha sometido a una prueba extraordinaria en cuanto a nuestra posibilidad o capacidad de defender nuestras ideas, principios y proyecto revolucionario, defender a nuestro Pueblo y a nuestra Patria.

Desde entonces la derecha venezolana, sus partidos políticos, sus agentes económicos, las transnacionales y nuestros enemigos internacionales pasaron a una etapa de confrontación contra la Revolución Bolivariana que creen definitiva entre los bloques históricos de la Patria y la anti Patria.

Por supuesto, ellos se prepararon mejor que nosotros, lo hicieron con antelación, o bien porque provocaron la muerte del Comandante o porque desde el primer síntoma visible de su enfermedad sus expertos y grupos de inteligencia prepararon escenarios y cursos de acción. Lo cierto es que, desde el inicio de la enfermedad del Presidente ellos comenzaron a actuar en una nueva etapa de la confrontación, para asaltar el poder y acabar con la posibilidad de ese futuro y ese país por el que tanto hemos luchado junto al Pueblo.

Después de la extraordinaria victoria del Comandante Chávez en las presidenciales del 2012, los factores económicos comenzaron a actuar. Recuerdo muy bien que en el equipo económico ya se expresaba preocupación sobre la tendencia alcista del dólar paralelo, provocado tanto por los agentes que tienen esa capacidad para manejar grandes volúmenes de dinero y especular financieramente, como por la acción premeditada de la inhumana, irrespetuosa y despiadada propaganda del enemigo que creaba ya las condiciones para generar un ambiente de desestabilización e incertidumbre ante las evidencias de empeoramiento en la salud del comandante Chávez.

A principios del ano 2013 se hizo un ajuste en el tipo de cambio, que por su puesto fue atacado fuertemente por los mismos sectores políticos de la oposición y sectores especulativos que estimulaban el ataque al valor de nuestra moneda. Era el chantaje, que nos ha hecho mucho daño, de atacarte económicamente, pero, si nos movemos en defensa de la economía, entonces acusarte de querer imponer un paquetazo como hicieron ellos por allá en los estertores de la cuarta República.

La ultima sesión de trabajo que tuvimos con el Comandante Chávez, fue en el Hospital Militar en Caracas,  el jueves antes de su fallecimiento. Fue una reunión que se prolongó por varias horas y allí el Comandante Chávez, nos advirtió del ataque a la economía e identificó los actores nacionales e internacionales involucrados. Él pensaba estar al frente de esa batalla.

A partir de la partida del Comandante Chávez, creo que todos estábamos conscientes de nuestra alta responsabilidad para garantizar la continuidad de la Revolución Bolivariana. Tengo plena conciencia de las dificultades económicas y los poderosos intereses que nos acechan, y de los problemas políticos que confrontamos, de allí mi estricto apego al juramento de lealtad que hice al Comandante Chávez, en vida y ya después ante su féretro en Capilla Ardiente. Juramento que he mantenido, a pesar de todas las circunstancias y que mantendré hasta el último de mis días. 

En este periodo se han podido superar y derrotar episodios de violencia continuada en el marco de los reiterados intentos de la oposición para tomar el poder por vías inconstitucionales. Lo mismo iniciaron desde el mismo momento que se emitieron los resultados electorales con el triunfo del Presidente Maduro, que la oposición llamó a desconocer “descargando su arrechera”, pasando por los tristes episodios de “la salida” que tanta muerte y dolor trajo por las apetencias de poder de los factores golpistas y ahora, este año, los meses de violencia inusitada y brutal de las “guarimbas” y el objetivo manifiesto de derrocar al gobierno constitucional, sin importar el alto costo en vidas humanas y los episodios dantescos de asesinatos, linchamientos y quema de seres humanos, todo nuevamente, con el objetivo manifiesto de tomar el poder.

Enfrentar la violencia por supuesto que desgasta al gobierno, la violencia tiene una dinámica propia, donde suceden todo tipo de cosas, desde los crímenes horrendos del fascismo, linchamientos, quema de seres humanos, ajusticiamientos, pasando por los excesos de agentes del orden público, los inocentes que caen en el fuego cruzado, o víctimas de trampas mortales de las guarimbas, la manipulación de artefactos explosivos improvisados, los dispositivos explosivos colocados al paso de las fuerzas del orden, entre otros.

La violencia ha puesto a prueba a las instituciones del Estado, garantes de la Seguridad y del castigo de estos crímenes, no puede haber impunidad, no puede pasarse la página a la ligera. Ha puesto a prueba a los partidos políticos y sus dirigentes. El liderazgo de la oposición tendrá que responder ante los órganos de la justicia y ante sus propios seguidores por el uso irresponsable que han hecho de la violencia y su falta de ética en el ejercicio de la política. Si al final aceptarían negociar y participar en las elecciones, entonces ¿por qué incitaron a la violencia, promovieron el odio y llamaron a sus seguidores a morir hasta que cayera el Gobierno?

Los cuerpos de seguridad del Estado, Ministerio Público e incluso los medios públicos, también están a prueba. No podemos dejar que, bajo ningún argumento, se abuse del poder, su actuación se desvíe del apego estricto a los derechos consagrados en nuestra Constitución y nuestras Leyes. Nosotros, el campo Revolucionario, tenemos que mantenernos firmes en la ética y la conducta permanente del Comandante Chávez en el combate a la violencia y a los adversarios políticos o enemigos del país. No dar excusas a los ataques internacionales, las acusaciones que cuestionan nuestro apego a los derechos fundamentales. No permitir que un exceso o una desviación se convierta en una acción recurrente, que puede salirse de control y que tanto daño nos hace ante el Pueblo y a la esencia de lo que somos y siempre seremos, un movimiento profundamente revolucionario y humanista, apegado a los principios de justicia y respeto al Pueblo.

La estrategia de desestabilización ha venido acompañada, en paralelo y sin tregua, por el ataque a la economía. Es el capitalismo como sistema, por intermedio de sus operadores políticos y económicos, quien trata de derrotar al proceso revolucionario o despojarlo de contenido y convertirlo en un movimiento político que pierda su esencia revolucionaria, transformadora, socialista y ceda o cohabite con el capitalismo, sus empresas, sus intereses, frenando y quedándonos estancados en el avance, difícil, de construir la base material, económica, que sustente al socialismo.

Esta área, sin duda, debe ser la prioridad de la acción del Gobierno. Es este el que tiene la responsabilidad y posibilidad de establecer una estrategia económica que, siempre en el marco de un pensamiento económico propio, en un país petrolero, que será por muchos años más un país petrolero, tiene el objetivo de construir el socialismo.

La economía y todas sus variables están inter relacionadas y vinculadas, inter dependientes. En este momento la economía se caracteriza por su inestabilidad, la acción de los mecanismos especulativo del capitalismo, ha socavado los elementos de estabilidad de la economía y han expuesto al Pueblo y a toda la sociedad a efectos indeseables, afectaciones y carencias, que deterioran su calidad de vida y obstaculizan el desarrollo de la sociedad.

Acá, si bien es cierto que actúan factores exógenos, como el precio del petróleo o la especulación y el bloqueo financiero, también es cierto que se han postergado o diferido decisiones, o bien basado en consideraciones de momentos políticos, o bien bajo un chantaje o dogma que nos quita agilidad y nos resta grados de libertad para actuar.

Este es el momento de actuar sobre elementos que nos continúan haciendo mucho daño y que ante la falta de abordaje de estos temas de manera transversal pierde efectividad cualquier decisión aislada como el incremento del precio de la gasolina.

Entre estos elementos está el tipo de cambio, es momento de revisar y avanzar progresivamente hacia otro sistema para la transacción de divisas. En este momento a quedado en evidencia que los mecanismos existentes no han sido efectivos. El paralelo sigue especulando a sus anchas y distorsionando la economía. En su momento hablamos de una convergencia hacia la baja de los tipos de cambio, el paralelo lo bajamos de 90 a 53 bolívar por dólar y la idea era que convergiera hacia los 23-25 bolívares por dólar, que era el cambio de indiferencia con Colombia, para luego mantener esa tasa fluctuando, con el BCV interviniendo y regulando.

La inflación, muy vinculada al tema cambiario, pero por supuesto a la cantidad de dinero circulante y la falta de oferta de productos, tiene un efecto desastroso en los ingresos del asalariado y resta posibilidades de establecer una política de precios adecuada. Hay un desacato masivo a los precios establecidos, porque la inflación y el tipo de cambio conspiran de manera articulada contra los precios y el abastecimiento.

El Producto Interno Bruto, es un indicador, de los severos problemas del aparato productivo nacional, en todos los sectores. Debe establecerse una política de estímulo y apoyo a sectores claves, comprometidos con metas claras y precisas de su contribución a la satisfacción de las necesidades internas. El estímulo no puede ser solo entregar las divisas, que son escasas y prioritarias para las necesidades del pueblo, sino otras medidas en el ámbito impositivo, cambiario, la posibilidad de exportar y utilizar en mayor medida su propias divisas, etc.

La producción petrolera, de acuerdo a los propios números de PDVSA y sus estados financieros, ha caído de manera preocupante, debe revisarse la gestión y capacidades operativas, apoyar a la empresa en el tema cambiario, pues eleva mucho sus costos operativos y la hace víctima de la especulación del sector proveedor de bienes y servicios. También deben reagruparse los cuadros con liderazgo y máximo conocimiento y experticia en el área para estructurar un plan efectivo de recuperación. Nuestra empresa nacional tiene que ser capaz de explotar nuestro Petróleo y gas para beneficio del Pueblo y del País.

Las sanciones norteamericanas, si bien están orientadas a impedir nuestro acceso a mecanismos de financiamiento, transacción de instrumentos financieros y repatriación de capitales de nuestra empresa CITGO, rehén en los EEUU. Nos ofrece también la oportunidad de terminar de estrechar lazos financieros y económicos con nuestros aliados internacionales, China, Rusia, India. Son gigantes de la economía, con capacidades de ayudarnos efectivamente a mantener nuestra soberanía económica.

Levantemos la mirada, hacia el futuro. Avancemos con determinación en medio de difíciles circunstancias, de los ataques y las amenazas. Levantemos la voz, la palabra de Chávez, defender su Legado, su obra. A nuestro país lo quieren caotizar, debilitar, para luego saquearlo. No podrán, no podrán con las fortalezas y capacidades de nuestro Pueblo, nuestra moral y ética, con la Revolución Bolivariana, con nuestros soldados y obreros, con nuestras instituciones y nuestros recursos estratégicos, que hoy día, gracias a Chávez, son del Pueblo y están al servicio de la Patria. ¡Venceremos!

]]>
<![CDATA[Solución nacional, por Eduardo Fernández]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Solucion-nacional-por-Eduardo-Fernandez-20170901-0077.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Solucion-nacional-por-Eduardo-Fernandez-20170901-0077.html Treinta millones de venezolanos tenemos derecho a exigirle a nuestro liderazgo político, del Gobierno y de la oposición, que encuentre una solución.

Los venezolanos tenemos que apreciar mucho la solidaridad que ha demostrado la comunidad internacional con los problemas que atraviesa nuestro país. Tenemos que reconocer, sin embargo, que el problema es nuestro, que somos nosotros los que lo creamos y somos nosotros los que tenemos la obligación de resolverlo.

Es verdad que el Gobierno de Cuba ha tenido una injerencia enorme en el Gobierno venezolano. Es verdad también que muchos gobiernos extranjeros, a la cabeza de los cuales están los Estados Unidos de Norte América, han tenido también mucha injerencia en los asuntos de Venezuela. Pero, repito, el problema es nuestro, lo creamos nosotros y lo tenemos que resolver nosotros.

Fue la mayoría de los venezolanos los que, terminando el siglo XX, hicieron presidente a un teniente coronel que tenía como principal credencial la de haber dirigido un intento de golpe de Estado contra la Constitución. Cuando uno recuerda todos los apoyos que tuvo aquella aventura irresponsable no queda otro camino que reconocer la responsabilidad colectiva que nos corresponde.

No solo fue elegido, sino que de inmediato la mayoría de los venezolanos le dio respaldo a una Asamblea Constituyente que le dio poderes absolutos. Habíamos llegado al final del siglo XX con una crisis en gestación bastante evidente. Crisis de las instituciones democráticas, crisis económica, crisis social, crisis cultural y crisis ética.

No fuimos capaces de aprovechar acertadamente las inmensas oportunidades que nos brindó la riqueza petrolera. Desembocamos en una delirante e incomprensible aventura populista y autoritaria. Treinta millones de venezolanos tenemos derecho a exigirle a nuestro liderazgo político, del Gobierno y de la oposición, que encuentre una solución.

El Gobierno sabe que no puede resolver la crisis económica y social y que cada día que pasa la situación es más grave. No solo para el Gobierno, sino para todos los venezolanos. La oposición sabe que ningún gobierno, en un marco de confrontación y de violencia, podrá asumir con éxito la solución de la crisis.

El ejemplo de muchos países en el mundo que lograron superar crisis tan graves como la nuestra, Chile, Suráfrica, Polonia, España, debería inspirar a nuestros líderes para buscar con sinceridad una solución inteligente, patriótica y pragmática a esta crisis devastadora que estamos padeciendo.
Seguiremos conversando.
 

]]>
<![CDATA[Bloqueo económico y diplomacia estratégica]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/-Bloqueo-economico-y-diplomacia-estrategica-20170901-0071.html http://www.panorama.com.ve//opinion/-Bloqueo-economico-y-diplomacia-estrategica-20170901-0071.html Esta nueva situación tiende agrega  nuevos componentes  al conflicto  venezolano, donde ahora  los  estados  unidos  son un  actor  directo, manifiesto e  interesado parcialmente  en la conducción política  de nuestro  país.
La  intromisión  directa  y  plena,  solo  es posible y de hecho es  así  con base a  una  relación de fuerza militar y la  condición privilegiada  que tienen de  la  economía  mundial.
En cuanto a los  aspecto  económicos  ellos,  las águilas  del norte buscan llevar a  Venezuela  a una situación de  default,  es decir; que  Venezuela  no pueda  pagar   sus  compromisos  en dólares  en el extranjero, a demás  esto  traería a corto y mediano  plazo  un agravamiento del  flujo de bienes hacia  el país,  haciendo más  critica  la situación actual  y  con ello mediatizar  los escenarios  electorales  que  están  por  venir.
Con estas  medidas los  tenedores de deuda verán afectados  sus  interés en la  medida  que  el país  no pueda  cubrir  los  pagos, con lo cual  un  refinanciamiento será en  condiciones de desventaja. 
Otro  de  los  aspectos, hipócrita  y donde se devela la actitud  norte americana, es  que  ellos  le  permiten a Citgo, la empresa de  capital mixto venezolana y gringa, operar normalmente, solo  que  le  prohibe, entregar ganancias a su dueño,  que es  la estatal Pdvsa.
Por  otra  parte,  la  medida  tiene además  un componente sicológico  que  en el mercado  afecta las  oportunidades de negocio   entre  Pdvsa y otras  operadoras  y  prestatarios de servicios,  ya que, nadie dará suministros y financiamiento a  nuestra petrolera.
Las medidas de Trump, también afecta al banco central de Venezuela  en la medida  que afecta el mercado  general  de títulos  y  valores.
El señor Trump con estas medidas se convierte  en  un  acto de guerra,  la respuesta  venezolana debe orientarse a garantizar la participación en el mercado  internacional de nuestras capacidades y potencialidades  financieras, asimismo debe servirnos  para reorientar  todas  una  política de reingeniería financiera  donde nuestra  economía no dependa del  peluquín de turno en Washington. 
Es  obvio, que  el manejo de la geopolítica,  la  situación entre Rusia  y estados unidos  tendrá  un  mayor  o menor  impactos  en nuestra  situación, asimismo nuestro  socio china podría  implicarse aun mas para equilibrar  la balanza  de poder.  Pero  obviamente  esto dependerá de una diplomacia astuta, activa, global y  particularmente fina,  capaz de alcanzar  los  objetivos.
Todos  los  ataques del gobierno norteamericanos contra  Venezuela  han sido sorteados y este no será  la excepción.]]>
<![CDATA[Tendencias del Derecho en el siglo XXI (II)]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Tendencias-del-Derecho-en-el-siglo-XXI-II-20170901-0074.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Tendencias-del-Derecho-en-el-siglo-XXI-II-20170901-0074.html En un artículo anterior hemos hablado de las tendencias del Derecho que se esperaba predominarían en el presente siglo. Dos de ellas las hemos analizado en dicho texto, a saber: la internacionalización y la tecnificación. Hoy vamos a hablar de las restantes que habíamos enunciado: la desfomalización y la privatización.

La desformalización opera fundamentalmente en el campo procesal, al eliminar trámites y, auspiciar la concentración de las actuaciones, la abreviación de los lapsos y la oralidad. Ella propicia las audiencias públicas; las soluciones alternas; la ampliación de los procesos y de las pruebas. En general, busca el logro de la “justicia real”, sin la atadura de formas y procedimientos que, si bien surgieron como garantías de los derechos, algunas, paradójicamente, se convirtieron en situaciones paralelas a las pretensiones de fondo, e incluso, han llegado a ser impeditivas de su esclarecimiento. También es debido a la desformalización, la proliferación de procedimientos cautelares, sumarios y expeditos y, asimismo, la unificación de varias disciplinas procesales en un único texto normativo.

 La privatización, es otra tendencia que se hace patente, sobre todo, en materia jurisdiccional, en varias instituciones, entre ellas, en la llamada “privatización de la justicia”, presente en la arrolladora influencia de los sistemas constitutivos de soluciones alternativas. Se trata de la conciliación, de la mediación y del arbitraje.

 Las aludidas formas alternativas de la justicia tradicional, esto es, de la que es acordada por órganos del Estado, buscan una respuesta más rápida a los conflictos jurídicos, considerando que, los particulares, son más libres que los jueces y de actuación más inmediata. En nuestro criterio avalamos a las dos primeras vías mencionadas que, incluso, consideramos deben ser de obligatorio establecimiento como trámite previo a cualquier proceso. Por lo que atañe al arbitraje es recomendable solo en algunos procesos que exigen gran rapidez, como los mercantiles; pero no así donde se ventilen cuestiones de orden público  inversiones internacionales. 

 Está también la aparición de un Derecho que podríamos denominar “de la Marginalidad”, operante en beneficio de los menos favorecidos económica o socialmente, o víctimas de los procesos inmigratorios derivados de la guerra. Esta normativa está presente en las reclamaciones de los trabajadores de la tierra carentes del título sobre ellas. Igualmente en la que debe regir el trabajo de los inmigrantes clandestinos.

Otras materias que son su objeto son las contrataciones que operan en el régimen penitenciario; la relativa al suministro en forma gratuita (luz eléctrica y agua) y a la prestación de servicios a los barrios por parte de operadores que se originan en el mismo medio, fundados en sus propias condiciones, riesgos y beneficios (transporte, protección policial, guardería). La existencia de este ordenamiento jurídico de la marginalidad es una realidad que solo podrá ser sustituido mediante la superación de las inhumanas condiciones de los grupos afectados en base a los principios de la Justicia Social. 

Es esta incógnita fundamental y decisiva, el mayor escollo para hacer previsiones hacia el futuro, porque las respuestas que pueden sugerirse no dependen del Derecho, sino de la voluntad de los estadistas, de los políticos y de la clase directiva de los pueblos, cuando estén dispuestos a encontrar fórmulas capaces de eliminar la pobreza extrema, condición esencial para que el mundo pueda constituirse sobre bases justas e igualitarias.
 

]]>
<![CDATA[Papeles engavetados, por Peter Albers]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Papeles-engavetados-por-Peter-Albers-20170901-0076.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Papeles-engavetados-por-Peter-Albers-20170901-0076.html Los tira y afloja de los que aspiran a ser gobernadores en sus respectivos estados como representantes de la MUD están pasando casi desapercibidos, lo cual es, en cierto modo de ver las cosas, hasta conveniente. 


 Los venezolanos nos hemos distraído con las peripecias de la pareja Ferrer-Ortega. Y más con las de esta última que con el primero, un ser más bien anodino. Los tira y afloja de los que aspiran a ser gobernadores en sus respectivos estados como representantes de la MUD están pasando casi desapercibidos, lo cual es hasta conveniente. Así poco nos percatamos de cómo quienes han asumido, unos por liderazgo bien ganado en la lucha política, otros a punta de zancadillas y codazos, han logrado colocarse en los tacos de salida de una carrera que terminará en primarias. 
La opinión no termina de unificarse en torno al dilema de si votar o no.

Quienes nos apegamos al criterio de que al régimen hay que presentarle combate en todos los terrenos posibles, otros opinan no votar, porque el ente arbitral no es confiable, como si eso fuera nuevo, y entregar las gobernaciones a la piara corrupta de quienes arruinaron el país. Así que toda la atención del país está centrada en un supuesto material que la fiscal de la república (así, con minúsculas, por favor) se ha llevado en sus maletas a Colombia, como primera escala de una huida que terminará en el otrora odiado territorio de Trump. 


En un mensaje colgado en las redes, supuestamente de la autoría de Luisa Ortega, se presenta una larguísima lista de actos de corrupción que tenía engavetados mientras disfrutaba de los favores del régimen, y que ahora, repudiada por sus antiguos compañeros de aventura socialista, amenaza con dar a conocer a las autoridades que luchan contra el narcotráfico y el lavado de dinero.


Siempre hemos usado el término “engavetado” para referirnos a expedientes que un funcionario mantiene sin darle el debido curso. La mayoría de las veces afecta a los interesados que reclaman sus justos derechos. De manera que los venezolanos y el resto del mundo nos hemos enterado de cómo la fiscal Ortega tenía “engavetada” información privilegiada que prueba toda una retahíla de turbios negocios, realizados por los más encopetados jefes del chavismo con empresas que pagaron jugosas comisiones para la obtención de fabulosos contratos. 


Es una danza de millones que marea a los que nunca hemos tenido ni siquiera la milmillonésima parte del dinero que esta gente tiene repartido por todo el mundo, a su nombre o el de familiares y personas interpuestas. Su cinismo llega hasta a afirmar que donde tenía “engavetados” los originales de los expedientes que ahora carga en sus maletas, reposan copias sin valor. A los más humildes sólo nos queda esperar que la información de Luisa Ortega sea un clavo más para el ataúd del fracasado socialismo, y que el dinero que resulte incautado  sea devuelto al país.

]]>
<![CDATA[La importancia del deber ciudadano]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-importancia--del-deber-ciudadano-20170901-0075.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-importancia--del-deber-ciudadano-20170901-0075.html En un planeta cada vez más encendido por el odio, y por ende más fragmentado e injusto, la ciudadanía tiene el deber cívico de reflexionar unida. Es una lástima que muchos de los que ejercen hoy la política no ejemplaricen sus acciones en términos de universalidad y, en cambio, movilicen los enfrentamientos en lugar de propiciar lo armónico. Para desgracia de todos, la hipocresía se ha adueñado de los moradores del astro y no pasamos del reino de la estupidez.

Sin duda, hacen falta otros vientos más esperanzadores y auténticos, de menos desarraigos y más ilusión por un mundo más hermanado que, hoy por hoy, está en notoria decadencia espiritual y hasta en riesgo de extinción. Por tanto, el que los 193 países que componen las Naciones Unidas fueran capaces de ponerse de acuerdo hace unos años al adoptar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), no sólo hay que reconocerle el mérito de aglutinar pensamientos, sino que también es un compromiso a expandir e imitar.  

Indudablemente, esos diecisiete objetivos, que pueden reagruparse en seis elementos esenciales: la dignidad, los seres humanos, el planeta, la prosperidad, la justicia y las alianzas; además de tener el empuje suficiente para ponernos en acción y transformar nuestras vidas, en una existencia más solidaria; han de sustentarse igualmente en un deber, en la obligación de socorrernos. La solidaridad ha sido más de palabrería que de ejercicio, de generosidad ocasional que de entrega permanente, pues la adhesión entendida en su sentido más hondo, es un modo de  vida, una manera de vivir donándose y de hacer inspiración.

 Envueltos en multitud de ideologías que sueñan con acapararlo todo para sí y los suyos, en apropiarse hasta del aire que respiramos o de las fuentes cristalinas que emanan de la tierra para goce de la humanidad, urge que la especie se concilie y reconcilie con la estética del afecto. Hay demasiada hostilidad en este inhumano cruce de latidos, donde las culturas han trastocado el espíritu de lo natural, adoctrinándonos en un corazón sin alma hasta despojarnos de la memoria histórica. El levantamiento de los esclavos en Haití en 1791 fue, en su momento, de capital importancia para la abolición del comercio transatlántico de esclavos. T

ambién ahora, justo en este instante preciso, se requiere de una ciudadanía valerosa que luche por un orbe más justo, frente al aluvión de personas indiferentes que afirman que no podemos cambiar nada. A mi juicio, es vital cooperar para que esa mundialización reinante se fraternice. No podemos quedar solos en manos de los dirigentes políticos. El ejemplo lo tenemos en España, donde se está poniendo en entredicho la fuerza democrática que nos hermana, la del Estado de Derecho. Desde luego, cualquier plan de ruptura, división y radicalidad, conlleva enfrentamientos inútiles. Aparte de que no tenemos derecho a apropiarnos de existencia alguna, y aún menos, de la concordia que nos gobierna en el espíritu profundo de las cosas. Sea como fuere, considero, que hemos de retornar a esa dignificación humana; con tenacidad, pero sin fanatismos; con pasión, pero sin violencia; con afán, pero sin ser destructores.

 A veces da la sensación que tampoco nos aguantamos ni a nosotros mismos; tenemos que cambiar, volver a la misión del amor para alcanzar un plano superior de unidad, de paz y de justicia, desmembrados de todo resentimiento, que únicamente nos conduce al desconcierto. Esta es la verdadera precariedad humana, la falta de horizontes y de vínculos que nos reanimen hacia otros cultos más humanistas, a fin de que las instituciones filantrópicas permitan a todos los ciudadanos contribuir al mejoramiento de nuestro cosmos.

Esta es la cuestión. No obstante, todo este caos nos recuerda la importancia de construir sociedades que sepan acoger, requerir y preservar, lo que nos exige más autenticidad, más donación, más humanidad en definitiva. No se trata de decir mucho y no hacer nada. Tampoco de tirar en direcciones opuestas. Los gobiernos del mundo han de escuchar a sus ciudadanos, pero tampoco deben acobardarse ante los sembradores del terror.

De ahí, la trascendencia de defender la lógica de la familia humana, donde el vínculo de ese amor reivindicativo ha de venir del corazón; puesto que, si ser político es impulsar la vocación de servicio incondicional a los demás, ser ciudadano es aún más, sobre todo el poder interrogarnos sobre nuestra vida y poder cambiarla. Por desdicha, aún hay muchos ciudadanos que tienen que venderse para poder subsistir. Ante esta triste realidad, todos tenemos que asumir la responsabilidad de ser mejores ciudadanos, y en esto, las pruebas de amor, de ocuparse y preocuparse por el análogo a nosotros, son un instinto natural insustituible. 


 Quien intenta desentenderse de lo humano, se dispone a desentenderse de la propia familia humana. No olvidemos que, en esta vida, siempre habrá sufrimiento que necesite de esa mano tendida, de ese auxilio del deber ciudadano.

]]>
<![CDATA[Conflicto y democracia, por Antonio Pérez Esclarín]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Conflicto-y-democracia-por-Antonio-Perez-Esclarin-20170831-0069.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Conflicto-y-democracia-por-Antonio-Perez-Esclarin-20170831-0069.html No olvidemos que el conflicto en sí no es malo. Es expresión de la diversidad de intereses e  ideas. Por ello, en cualquier relación surgen los conflictos. Hay conflictos de pareja y con los hijos, conflictos con los vecinos,  conflictos políticos. Por ello, debemos aprender a vivir con ellos y asumirlos con una actitud positiva. Los conflictos pueden ser oportunidades excelentes para crecer, para aprender, para mejorar las relaciones. La calidad de una institución no se determina por si tiene o no conflictos, sino por el modo de resolverlos. 

Cuando surge un conflicto, la verdad no suele estar toda de parte de una persona o grupo. Ambos pueden tener parte de razón, pues cada uno ve la situación desde su punto de vista. De ahí la necesidad de abrirse a un diálogo sincero, que supone escuchar al otro para comprender sus razones. Escuchar intensamente, tratando de ponerse en la situación del adversario, no para juzgar, sino para comprender.

La escucha cariñosa acerca, construye puentes, encuentra soluciones. Si el otro no se siente aceptado, se aleja, se endurecen las posturas y es muy difícil encontrar soluciones. Si yo sólo escucho a los que piensan como yo, no estoy escuchando realmente, sino que me estoy escuchando en los otros. 
Tampoco es posible dialogar con el que está convencido de que él siempre tiene toda la verdad.  Desgraciadamente,  la mayor parte de los supuestos  diálogos son sólo monólogos yuxtapuestos: hablas tú, hablo yo, pero no hay ninguna intención de abrirse a la verdad del otro para buscar juntos la verdad. Como dice el poeta Antonio Machado: “Tu verdad, no; la verdad. Deja la tuya y ven conmigo a buscarla”.

En política, es inconcebible la democracia sin conflictos. En palabras de Morin, “la democracia exige consenso, diversidad y conflicto. La democracia se alimenta de conflictos que le dan vitalidad”. Si la democracia es un poema de la diversidad, los conflictos son parte constitutiva de ella. Lo malo puede venir del modo como intentemos resolverlos. Ya desde Aristóteles, el arte de la política consistía en resolver los conflictos mediante la palabra (Parlamento viene de parlar, hablar), el diálogo, la negociación, desechando cualquier recurso a la violencia, que es lo propio de los pueblos primitivos y de las personas inmaduras. 
Mandar en vez de persuadir eran formas prepolíticas, típicas de déspotas y tiranos. Los que  están dispuestos a imponer sus puntos de vista de un modo violento, los que impiden la expresión libre del pensamiento y cierran emisoras y medios,  no entienden lo que es democracia y ciertamente no podrán gestarla. El fin no justifica los medios, y ciertos medios imposibilitan el logro de determinados fines. Será imposible recoger convivencia, unión, inclusión, paz; si sembramos odio, división, exclusión, violencia. 

Cuando los conflictos se tornan graves, es necesario convencerse de que no hay alternativa al diálogo y la negociación, y que la verdad está siempre en el acuerdo. Los intolerantes, sólo necesitan el discurso dogmático y descalificador. Su  forma de hacer política es la imposición violenta, y su causa está por encima de los demás. Por ello, nunca serán capaces de construir un mundo nuevo, por mucho que lo anuncien y proclamen.   
 

]]>
<![CDATA[Presidenciales de 2018]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/-Presidenciales-de-2018-20170831-0003.html http://www.panorama.com.ve//opinion/-Presidenciales-de-2018-20170831-0003.html En reciente rueda de prensa con medios internacionales, el presidente Nicolás Maduro insistió en señalar que a finales del año entrante se celebrarán las votaciones presidenciales. Desde el punto de vista de los eventos políticos previstos este es el más importante, porque está en juego el Ejecutivo nacional, de modo que habría que prestarle la mayor atención.

A los precandidatos les correspondería competir en primarias hacia mayo o junio del próximo año y para la fecha de la votación faltarían unos 15 meses. En otras palabras, es un proceso que está encima.


La celebración de estas elecciones representa el medio más indicado para canalizar la situación conflictiva que ha vivido el país, por lo que hay que proceder desde ya a crear las condiciones para que sean un instrumento útil para la estabilización de la vida política de la nación.

Para ello no bastaría con la organización misma del proceso, la preparación del cronograma o los acuerdos procedimentales que brindan garantías a los competidores, sino que es necesario enmarcar ese proceso electoral en un horizonte mucho más amplio, que visualice el período constitucional 2019-2024 como parte de un acuerdo de coexistencia y de gobernabilidad de los  factores en pugna, lo que a su vez permitiría mayor fluidez en el caso de una alternancia que resultaría de un triunfo de la oposición, lo que hoy se ve como muy probable.

De modo que si se apunta en esta dirección habría que comenzar desde ya las negociaciones sobre las votaciones, puesto que la experiencia indica que las alternancias sin rupturas y sin violencia cuando hay antagonismos pronunciados requieren un trabajo laborioso de conversaciones, para hilvanar acuerdos y tejer compromisos.


Por supuesto, hay sectores muy importantes de la oposición que no son partidarios de una alternancia sin rupturas. En este caso las opciones son las de un derrocamiento del gobierno antes de diciembre de 2018. Desde esta perspectiva estratégica en los últimos años se han realizado varios intentos. El último de ellos ha sido el que comenzó en abril y que finalmente no dio los resultados esperados por sus promotores. 


La otra opción en la que actúan quienes consideran que no se debe esperar hasta el año entrante, es la de una intervención extranjera. En función de ello estimulan  un embargo comercial y financiero, que va a generar mayores dificultades económicas al país, de las que ya tiene, lo que provocaría más penurias en la población y pudiera traducirse en una explosión social.

Suponen los promotores de esta estrategia que en ese cuadro habría un pronunciamiento militar que depondría al Presidente o se crearían las condiciones para justificar una intervención militar en el país como la anunciada por el presidente estadounidense, la que ha sido respaldada por una porción del liderazgo opositor.


Ahora bien, estas opciones de derrocamiento o de invasión, no se sabe hacia dónde conducen en realidad. Aunque ya hemos visto durante los últimos cuatro meses una pestaña de los que pudiera ocurrir.  

]]>
<![CDATA[Presidenciales de 2018, por Leopoldo Puchi]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Presidenciales-de-2018-por-Leopoldo-Puchi-20170830-0074.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Presidenciales-de-2018-por-Leopoldo-Puchi-20170830-0074.html En reciente rueda de prensa con medios internacionales, el presidente Nicolás Maduro insistió en señalar que a finales del año entrante se celebrarán las votaciones presidenciales. Desde el punto de vista de los eventos políticos previstos este es el más importante, porque está en juego el Ejecutivo nacional, de modo que habría que prestarle la mayor atención.

A los precandidatos les correspondería competir en primarias hacia mayo o junio del próximo año y para la fecha de la votación faltarían unos 15 meses. En otras palabras, es un proceso que está encima.
La celebración de estas elecciones representa el medio más indicado para canalizar la situación conflictiva que ha vivido el país, por lo que hay que proceder desde ya a crear las condiciones para que sean un instrumento útil para la estabilización de la vida política de la nación.

Para ello no bastaría con la organización misma del proceso, la preparación del cronograma o los acuerdos procedimentales que brindan garantías a los competidores, sino que es necesario enmarcar ese proceso electoral en un horizonte mucho más amplio, que visualice el período constitucional 2019-2024 como parte de un acuerdo de coexistencia y de gobernabilidad de los  factores en pugna, lo que a su vez permitiría mayor fluidez en el caso de una alternancia que resultaría de un triunfo de la oposición, lo que hoy se ve como muy probable.

De modo que si se apunta en esta dirección habría que comenzar desde ya las negociaciones sobre las votaciones, puesto que la experiencia indica que las alternancias sin rupturas y sin violencia cuando hay antagonismos pronunciados requieren un trabajo laborioso de conversaciones, para hilvanar acuerdos y tejer compromisos.


Por supuesto, hay sectores muy importantes de la oposición que no son partidarios de una alternancia sin rupturas. En este caso las opciones son las de un derrocamiento del gobierno antes de diciembre de 2018. Desde esta perspectiva estratégica en los últimos años se han realizado varios intentos. El último de ellos ha sido el que comenzó en abril y que finalmente no dio los resultados esperados por sus promotores. 


La otra opción en la que actúan quienes consideran que no se debe esperar hasta el año entrante, es la de una intervención extranjera. En función de ello estimulan  un embargo comercial y financiero, que va a generar mayores dificultades económicas al país, de las que ya tiene, lo que provocaría más penurias en la población y pudiera traducirse en una explosión social.

Suponen los promotores de esta estrategia que en ese cuadro habría un pronunciamiento militar que depondría al Presidente o se crearían las condiciones para justificar una intervención militar en el país como la anunciada por el presidente estadounidense, la que ha sido respaldada por una porción del liderazgo opositor.
Ahora bien, estas opciones de derrocamiento o de invasión, no se sabe hacia dónde conducen en realidad. Aunque ya hemos visto durante los últimos cuatro meses una pestaña de los que pudiera ocurrir.  

]]>
<![CDATA[En opinión: El voto castigo]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-El-voto-castigo-20170831-0071.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-El-voto-castigo-20170831-0071.html Para el mes de octubre de este año se tiene previsto se realicen elecciones a gobernadores en Venezuela y aunque este proceso electoral no termina de levantar el interés de los ciudadanos, considero que se convierte en un mecanismo oportuno dentro de la dinámica país ante una democracia imperfecta como la que estamos transitando para manifestar nuestro descontento con la clase política. 


Son muchos los gobernadores en funciones que aspiran reelegirse, como también pretenden llegar a la rectoría regional, actuales alcaldes y diputados a la Asamblea Nacional, es decir políticos en ejercicio que han hecho de la política una carrera muy lucrativa, con muchas promesas incumplidas, gestiones ineficientes y evidentes cambios en su estilo de vida. 
Sin embargo, los pronósticos no son muy favorables para la clase política, puedo vaticinar desde esta trinchera comunicacional que sus cálculos para alcanzar el poder no serán tan exactos, la política en el país ha cambiado y el divorcio existente entre los partidos políticos tradicionales y la ciudadanía es evidente. El mayor reto que tiene la clase política para este proceso electoral será motivar a los ciudadanos a ir a votar, la decepción manifiesta de la gente hacia los políticos, ha conllevado a la desconfianza, que puede traducirse en una gran abstención.


El pueblo esta hastiado de la hipocresía política, de un gobierno inepto que no termina de resolver los problemas medulares de la sociedad y de una oposición complaciente que ha jugado con la esperanza de un país, la decepción hacia la clase política supera escandalosamente los niveles de aceptación, en los recientes estudios de opinión pública realizados por nuestra firma consultora, “seis de cada diez ciudadanos considera que los políticos del gobierno y la oposición (MUD), son más de lo mismo y no representan una alternativa de cambio para el país”. 


Los grupos focales desarrollados, arrojan que la gente está indignada ante el comportamiento despectivo de los políticos, de su vida de lujos, camionetas último modelo, escoltas y prerrogativas, “mientras el país se cae a pedazos y el venezolano promedio trata de subsistir ante esta crisis sin parangón, la clase política se mantiene intacta en sus privilegios”. 
Los ciudadanos ya no confían en los políticos, se siente utilizados y engañados durante cada campaña electoral, los aspirantes de profesión prometen cosas incumplibles y los que gobiernan comienza a maquillar las vías principales de la ciudad para presentar una ilusión de trabajo y eficiencia, sin embargo el pueblo no es tonto, aunque pretendan verlos como “pendejos”, ya han detectado los comportamientos de los políticos mentirosos que solo los buscan cuando necesitan su voto.

Se le avecina un contrasentido a la clase política tradicional, los ciudadanos ya están mirando formulas distintas, en el futuro se inclinarán por opciones diferentes que puedan levantar nuevamente la esperanza por la política, que puedan dignificar el ejercicio de lo público, que puedan mirar al pueblo a los ojos y hablarles con sinceridad, convirtiéndose en sorpresas electorales, preferiblemente de quienes han entendido el valor de su voto y asumen conscientemente la necesidad de un cambio sincero a la hora de elegir a los gobernantes que regirán los destinos de la ciudades, regiones y del país.


La tendencia de la política, se moverá hacia constructores de futuro, hacia ciudadanos que puedan tender puentes de progreso, hacia emprendedores que activen el poder para crear empleos y generar desarrollo; el tiempo de los políticos inútiles que han vivido parasitariamente del erario público será superado, la clase política arrogante, despilfarradora, fracasada, injusta e ineficaz  será desplazada por una ciudadanía que reclama mayor protagonismo, seriedad, pulcritud y eficiencia de la política, el futuro ya es presente, la rebeldía ante las falsas democracias y la dictadura de los mediocres ya es un hecho, en un mundo que empuja hacia la era digital.
 
Los ciudadanos están reaccionando, ya se manifiesta un rechazo a niveles de “odio” hacia la clase política, muchos políticos serán expulsados, despedidos, por sus verdaderos patrones, es decir por nosotros los “ciudadanos”, que somos quienes los contratamos y les pagamos el sueldo para que “eficientemente” administren lo público, su tiempo ha expirado y recibirán el voto castigo.
 

]]>
<![CDATA[Pdvsa y su futuro inmediato]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Pdvsa-y-su--futuro-inmediato-20170830-0072.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Pdvsa-y-su--futuro-inmediato-20170830-0072.html Las sanciones impuestas por el gobierno americano a Venezuela,  significan un bloqueo económico, financiero y comercial, entre ambos países. Venezuela, es exportador de hidrocarburos a los Estados Unidos  desde el inicio de la explotación petrolera. 
Han nacido vínculos de comercialización de los hidrocarburos, al punto de tener una empresa americana, Citgo, que procesa en sus varias refinerías petróleo venezolano con características muy específicas. Han sido adaptadas al tipo de petróleo venezolano. Todos los días del año Venezuela exporta a los Estados Unidos entre 800.000 y 1.000.000 de barriles. 
Adicionalmente, Venezuela compra en el mercado secundario petróleo y algunos derivados para completar el procesamiento en suelo americano, además de los centros de almacenamiento y procesamiento que tiene en el Caribe. Esas operaciones de refinación y de comercialización final, tienen como soporte más de 6.000 estaciones de servicio, oleoductos para transportar el crudo y sus derivados, centros de almacenamiento, terminales, infraestructuras operacionales y comerciales.
Todas esas operaciones conllevan tramitaciones administrativas, comerciales y financieras que tienen soporte en la infraestructura ofrecida por el mercado americano. Al bloquearse todas esas posibilidades, Venezuela tiene problemas para llevar a cabo todas sus tramitaciones, sobre todo financieras donde el producto del procesamiento refinador y de atención al público se afectarán,  puesto que los recursos provenientes del negocio petrolero en USA  se encuentran bloqueados.
No habrá posibilidades en el mercado americano, de realizar operaciones de préstamo y de apoyos financieros a Venezuela. Está prohibido contratar bienes y servicios en USA mediante nuevos créditos, esto incluye a las empresas privadas y públicas. No podrán negociarse los papeles emitidos por la República y Pdvsa. Es una medida perversa la impuesta por USA a Venezuela. Nunca había ocurrido. Considero que  se han equivocado con Venezuela  al bloquearle económica, comercial y financieramente. Perder el mercado petrolero, mediante el suministro confiable de Venezuela, que ahora tiene la posibilidad de abrirse a otros mercados como  India, China y Rusia y otros mercados que demandarán nuestro petróleo como una necesidad de subsistencia de un bien no renovable.
Sin duda que con las sanciones del gobierno americano se le causa un daño muy fuerte a la economía nacional. Las operaciones financieras y comerciales se verán seriamente afectadas, traduciéndose en la profundización de la escasez y la especulación. Es necesario abrir otras posibilidades de comercializar productos  y materias primas de la China. De algunos países latinoamericanos. Esta situación puede abrir un compás de oportunidades para Venezuela. Convertir la crisis en oportunidad de crecer en autonomía, soberanía e independencia.
 ]]>
<![CDATA[La justicia leonina]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/-La-justicia-leonina-20170830-0077.html http://www.panorama.com.ve//opinion/-La-justicia-leonina-20170830-0077.html Para conocer la situación de la administración de justicia en el país, solamente basta dos pinceladas de la ex fiscal general, Luisa Ortega, cuando declaró lo siguiente: “No podemos exigir un comportamiento pacífico y legal de los ciudadanos si el Estado toma decisiones que no están de acuerdo con la ley”.


Ya lo dijo Plauto: “El hombre es lobo del hombre”. Esto no quiere decir otra cosa más que: el ser humano en sus pretensiones de lograr ciertos objetivos, no le importaría violentar cualquier cosa para obtener lo que persigue. Le importa muy poco las injusticias si está consiguiendo uno a uno sus propósitos.

En este proceso puede endulzar los términos, esconder las intenciones, destruir paulatinamente la moral y atentar con cinismo la ética pública. Estas conductas no tienen nombre específico, es simplemente el accionar del hombre en su ilimitado ‘talento’ de hacer el mal por cualquiera de sus finalidades personales o colectivas.


Para contener estos comportamientos perjudiciales para los miembros de la sociedad, se crea el Estado juntos a sus componentes que conforma el sistema de justicia (Ministerio Público, tribunales, funcionarios judiciales, Defensoría Pública, instituciones de investigación penal, sistema penitenciario, etc.).

Y es así como le ponemos contenciones a la delincuencia organizada, al terrorismo, a las ambiciones dictatoriales, a la esclavitud, a las discriminaciones, a los genocidios y a todas las violaciones de derechos humanos. En otras palabras, el ordenamiento jurídico nos coloca restricciones para poder coexistir en concordia.  


Para conocer la situación de la administración de justicia en el país, solamente basta dos pinceladas de la ex fiscal general, Luisa Ortega, cuando declaró lo siguiente: “No podemos exigir un comportamiento pacífico y legal de los ciudadanos si el Estado toma decisiones que no están de acuerdo con la ley”. Aunque quizás la frase más lapidaria fue la que hizo la semana pasada: “En Venezuela ha ocurrido la muerte del Derecho”.

Esta última expresión retrata el proceder de la justicia leonina en Venezuela. Por esto, la corrupción y la persecución son los símbolos predominantes de la nación, no hay mecanismos o poderes que obliguen al cumplimiento de la ley, los niveles de moralidad están desintegrados, no existen frenos para la ceguera de sus deseos, es difícil reconocernos como iguales ante la ley y se transgrede la fe pública.

Se dice, se hace, se omite, se determina y se obliga al ritmo de un sistema jurídico deformado favorecedor de las codicias totalitarias. El debido proceso es una mala palabra, sus voluntades insinceras son la ley y sus objetivos tiránicos se cumplen por sobre el discernimiento que entrega la filosofía moral entre el bien y el mal. ¡ Qué importa las injusticias si conseguimos lo que pretendemos!, dirán.


 

]]>
<![CDATA[Ha llegado la hora de la liberación, por Elías Jaua]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Ha-llegado-la-hora-de-la-liberacion-por-Elias-Jaua-20170830-0036.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Ha-llegado-la-hora-de-la-liberacion-por-Elias-Jaua-20170830-0036.html  La victoria popular de nuestro Comandante Chávez en diciembre de 1998, inició un camino de desmontaje del modelo hegemónico promoviendo el uso del ingreso nacional petrolero para el desarrollo endógeno  y la construcción de una sociedad igualitaria.

El compañero Presidente Nicolás Maduro, el pasado viernes, en su alocución al país para responder a la insólita agresión financiera contra nuestra Patria, emitida mediante orden ejecutiva por el Presidente Donald Trump, explicaba de manera diáfana el carácter injustificado y el impacto de dichas medidas y planteó que, por encima de sus consecuencias negativas, esta afrenta imperial nos permitiría avanzar a una etapa de nuestra historia nacional libre de la hegemonía imperial.

Específicamente llamó a construir un modelo nacional post hegemonía estadounidense. Me pidió que desarrollara y escribiera sobre ese planteamiento, hoy solo me atrevo a esbozar unas líneas generales.

A partir de 1908, tras la traición de Gómez al Presidente nacionalista Cipriano Castro, la naciente élite imperial de Estados Unidos consolidó y expandió su hegemonía sobre Venezuela, usando la mano criminal de su nuevo cancerbero Juan Vicente Gómez, expresada en un modelo económico mono exportador, importador y socialmente excluyente, en una doctrina militar que tiene como enemigo al pueblo, en un sistema político representativo de las élites, por la vía de facto o por elecciones, en una política internacional basada en la subordinación a la geopolítica imperial y en la inoculación de un modo de ser, culturalmente hablando, pitiyanqui y endoracista.

Generación tras generación, vanguardias de intelectuales, trabajadores, militares, estudiantes y Revolucionarios resistimos a esa hegemonía. La victoria popular de nuestro Comandante Chávez en diciembre de 1998, inició un camino de desmontaje de ese modelo hegemónico promoviendo el uso del ingreso nacional petrolero para el desarrollo endógeno, la diversificación de nuestra economía y la construcción de una sociedad igualitaria; el rescate de la doctrina militar Bolivariana del ejército pueblo y no enemigo del pueblo, la emergencia del protagonismo popular democrático, de una relación internacional multipolar y de respeto mutuo y del reconocimiento de nuestra diversidad cultural como base de la identidad nacional venezolana.

La respuesta del Imperio y de sus lacayos ya la conocemos, la hemos sufrido, 18 años de desestabilización y agresiones a nuestra Patria.La actual ofensiva de graves agresiones del gobierno de Trump, es lo que plantea el Presidente Maduro y lo compartimos, nos puede permitir acelerar esa desconstrucción de la hegemonía imperial iniciada por nuestro Comandante Chávez y restituir para siempre nuestra plena Independencia Nacional.

En tal sentido me permito delinear las bases de la nueva hegemonía nacional y popular, que deje atrás ese periodo oscuro de subordinación al aparato cultural, económico y militar que gobierna los Estados Unidos de Norteamérica, reconociendo siempre los valores y grandes aportes positivos del pueblo estadounidense a la humanidad. Los saldos a nuestro favor de este nuevo forcejeo del Imperio con nosotros, el pueblo de Simón Bolívar deben ser:

1. Los más altos niveles de autonomía económica de nuestra historia, basados en la producción nacional, en la innovación científica tecnológica y en la definitiva emergencia de un modelo de economía mixta donde la propiedad privada y la propiedad socialista, en sus distintas modalidades, se complementen para satisfacer nuestras necesidades vitales como pueblo.

2. La definitiva e irreversible diversificación de nuestros mercados petroleros y sus derivados. Nunca más, dependientes de un solo comparador.

3. La consolidación de una arquitectura financiera y de un esquema de comercio internacional pluripolar y con distintas rutas  de acción.

4. La constitucionalización de un modelo de distribución igualitaria del ingreso nacional, que nos permita erradicar la pobreza para siempre, como garantía de estabilidad política y social para el ejercicio pleno de todos los derechos humanos.

5. El florecimiento de un modelo democrático de Poder Popular que forje una sociedad libertaria, igualitaria, honesta, de trabajo como base de un Estado nacional, democrático, social, de derecho y de justicia.

6. El desarrollo y expansión de la doctrina militar antimperialista, anti oligárquica, Bolivariana y democrática popular en el seno de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y de toda la sociedad.

7. La reafirmación de nuestra identidad nacional, reconocernos en la hermosa historia que nos pertenece y en la diversidad cultural que nos permite ser el pueblo espiritual, sabio y libre que somos.

Hoy tenemos la soberanía política, la base industrial y tecnológica, la capacidad profesional, relaciones internacionales privilegiadas con los polos emergentes de desarrollo, millones de hombres y mujeres organizados política y socialmente, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, Asamblea Nacional Constituyente y sobre todo la conciencia Patria que Chávez hizo germinar en la mayoría de nosotras y nosotras, para consolidar la hegemonía de la soberanía nacional y la libertad.

El objetivo de esta batalla lo dejó claro nuestro Comandante Chávez: "Expandir y consolidar el bien más preciado, que hemos reconquistado después de 200 años, la Independencia Nacional". Nos vemos en los ejercicios cívicos militares Soberanía 2017. Somos un pueblo bendito, Dios y nuestra conciencia nos protegerán.

]]>
<![CDATA[En opinión: ¿Qué cuenta pendiente tiene Baduel?]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Que-cuenta-pendiente-tiene-Baduel-20170830-0041.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Que-cuenta-pendiente-tiene-Baduel-20170830-0041.html Yo odio, tú odias, él odia, ellos odian, nosotros odiamos, todos odiamos (menos el régimen, no, ellos “serían incapaces”). El verbo odio, en todas sus conjugaciones, está de moda en Venezuela según el Gobierno, tanto, que a través de su brazo ejecutor, entiéndase ANC, redactarán una Ley contra el odio. 


Me imagino que el estatuto se trata de sanciones contra la catarsis natural afectiva de querer o no querer a alguien, esto respondiendo a las constantes increpancias que viven los funcionarios del régimen en el exterior por parte de alguno de los dos millones de venezolanos que han salido del país en  la “Revolución bonita”.
Sin traspasar las fronteras y ante la saña pública y notoria demostrada en las últimas semanas, yo pregunto: ¿quién odia tanto al general Raúl Isaías Baduel?
Resulta sorprendente que después de 20 días de haberlo sacado de la cárcel de Ramo Verde sus familiares y abogados no tengan noticias del paradero del ex ministro de defensa del fallecido Hugo Chávez.

 
Conversando y leyendo el trabajo de cuatro colegas para ilustrarme un poco de lo que encierra Baduel, todos coinciden en sus apreciaciones: hombre llanero como Hugo, amigo suyo desde la Academia militar, compadres de sacramento y con quien participó en el primer pacto de la Revolución conocido como el “Juramento del Samán de Güere”, del que hoy solo pueden dar fe el ex director de la extinta Disip, Jesús Urdaneta Hernández, desaparecido de la escena pública.


El general no participó en el golpe de Estado del 4 de febrero de 1992 como tampoco lo hizo en el “Carmonazo” del 2002, lo que lo muestra como un hombre alejado de esas tesis de irrumpir en el poder por la fuerza militar. Fue quien rescató a Chávez en La Orchila el 13 de abril del 2002, lo llevó a Miraflores, lloraron juntos e iniciaron un segundo capítulo, puesto que el mismo Hugo Rafael llegó a pensar antes del 11 de abril que el movimiento golpista que se gestó en su contra lo lideraba su compadre, pero se equivocó.


De los años en la cárcel a la que fue a parar por la “apropiación indebida de 3,9 millones de dólares” mientras fue ministro; dos colegas lo describen como un hombre respetuoso, conocedor de la Constitución, admirador de Mandela y asiduo oyente de música sacra. En la prisión vivió torturas y castigos para desmoralizarlo y enloquecerlo.

El mismo Raúl Isaías llegó a decir en su momento que fue Fidel Castro quien pidió eliminarlo, pero Fidel ya no está, ni Hugo tampoco, entonces volvemos a preguntarnos: ¿quién odia tanto a Baduel? ¿Con qué funcionario tiene una cuenta pendiente?
Lo que sí demandamos, sin tener ninguna afinidad con el general, es el respeto a los derechos humanos, esos que tanto pregona el régimen; por años nos han machacado la historia del macabro asesinato político de Alberto Lovera ocurrido en 1965, yo ni había nacido, pero igual lo deploro. El Gobierno es responsable de la vida del general Baduel; esperemos que no se les pase la mano y termine como Lovera encadenado de brazos y piernas en una playa de Lechería.

]]>
<![CDATA[En opinión: La arrogancia del poder]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-La-arrogancia-del-poder-20170830-0076.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-La-arrogancia-del-poder-20170830-0076.html    En esa conferencia Musil se declaró partidario de la estupidez como necesidad/defensa del hombre frente a la arrogancia del poder y de quienes frenéticamente lo buscan. Pareciera una moraleja que en estos años que inician un nuevo siglo, el desarrollo de la Razón occidental  se soporta aún sobre la base de una sólida arbitrariedad o sinrazón, que es precisamente el lado oculto de los seres que detestan ser estúpidos y para ello oponen una aparente inteligencia como salvavidas intelectual.
   Recuerdo una conversación que sostuve con el escritor Francisco Herrera Luque. Mientras se preparaba para su conferencia gerencial, en la Siderúrgica del Orinoco (Sidor) a propósito de los turbulentos años ‘80s., el escritor me dijo: “El hombre bueno no ansía el poder”.
   Resulta extraño que en un mundo tan cambiante y trashumante alguien quiera declararse estúpido, bufón de corte, eunuco de la inteligencia y la moral. Sólo a los poetas, los absolutamente innecesarios indigentes del poder, se les ocurre pensar en semejante sentido común.
   La intelligentzia en la actualidad es sólo un montón de lecturas  desordenadas y sin mayor reflexión ni interiorización que en la mente de algunos neo-lectores semeja la oculta cara, no de la estupidez como condición de sentido común y defensa coherente frente al poder, sino postura tardía en una nadería de términos vacíos de contenidos ya superados y dejados de lado o vistos desde la añoranza de un Charlot.
   Ocurre entonces, al decir de Musil, que “Si la estupidez no se pareciera perfectamente al progreso, al talento, a la esperanza o al mejoramiento, nadie quisiera ser estúpido”.
   Bajo estas condiciones, quizá un tanto confusas, valdría la pena que se indagara qué es la estupidez, cuál es realmente su razón de ser. No es actuar por oposición a la inteligencia ni a la diferencia con el semejante o para, peyorativamente, echarle en cara una condición anormal.
   Si nos retrotraemos a la cultura helénica, no sólo a la estupidez y sus actos, también la locura y sus actores eran considerados, por ser diferentes y escasos, seres privilegiados. Esto ocurrió en siglos posteriores hasta llegar a las cortes y palacios medievales, donde el bufón era tan necesario y respetado como los aedas, juglares y trovadores.
   La actualidad del juego discursivo del olvido etimológico de los términos y sus semanticidades, lleva a quienes desconocen las tradiciones a tomar lo elemental del espejo de las miradas planas y sus reflejos, como dictados domésticos para indicar lecturas apresuradas que en nada sirven, salvo a reír por la ignorancia de los inteligentes.
   Estúpido (stupidus) es todo aquel que queda pasmado, inmóvil, extático frente a una acción, una fuerza exterior a él. De allí que la gran mayoría de los seres humanos, incluidos los venezolanos, estemos pasmados ante semejante peso y paso del poder y sus atributos en quienes lo detentan.
   Preferimos ser estúpidos frente a esos inteligentes del poder porque es la posibilidad de burlarnos de las incapacidades de los hacedores del Estado. Pero en la quietud del silencio sentimos desprecio y lástima por la razón de quienes nada saben]]>
<![CDATA[Constituyente y centralización, por Luis Britto García]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Constituyente-y-centralizacion-por-Luis-Britto-Garcia-20170830-0040.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Constituyente-y-centralizacion-por-Luis-Britto-Garcia-20170830-0040.html 1) Más que un país, Venezuela parece una colección contradictoria de estados y municipios. En virtud de un proceso neoliberal de descentralización dirigido por la Comisión Presidencial de Reforma del Estado, entre 1994 y 1998 Rafael Caldera triplicó el número de municipios, aumentó en un millón de personas la administración de éstos y permitió un proporcional aumento de la corrupción y la incoordinación entre ellos.


2) Así, entre infinidad de otras atribuciones, toca competencia a los municipios en lo relativo a:
Ordenación territorial y urbanística; patrimonio histórico; vivienda de interés social; turismo local; parques y jardines, plazas, balnearios y otros sitios de recreación; arquitectura civil, nomenclatura y ornato público. Vialidad urbana; circulación y ordenación del tránsito de vehículos y personas en las vías municipales; servicios de transporte público urbano de pasajeros y pasajeras.
Espectáculos públicos y publicidad comercial, en cuanto concierne a los intereses y fines municipales. Protección del ambiente y cooperación con el saneamiento ambiental; aseo urbano y domiciliario, comprendidos los servicios de limpieza, de recolección y tratamiento de residuos y protección civil.


Salubridad y atención primaria en salud, servicios de protección a la primera y segunda infancia, a la adolescencia y a la tercera edad; educación preescolar, servicios de integración familiar del discapacitado al desarrollo comunitario, actividades e instalaciones culturales y deportivas. Servicios de prevención y protección, vigilancia y control de los bienes y las actividades relativas a las materias de la competencia municipal.
Servicio de agua potable, electricidad y gas doméstico, alcantarillado, canalización y disposición de aguas servidas; cementerios y servicios funerarios.
Justicia de paz, prevención y protección vecinal y servicios de policía municipal, conforme a la legislación nacional.
¿Cómo coordinan 335 municipios sus propios regímenes de prestación de estos servicios entre sí y con los del Poder Nacional? No lo hacen. Tenemos en cambio servicios de policía municipal que dan golpes de Estado y permiten el contrabando de extracción, turismo local que se dedica a la instalación de casinos y de vallas que contaminan visualmente las carreteras; arquitectura civil con ordenanzas contradictorias; Concejos Municipales que cambian la zonificación para que los comercios expulsen a los vecinos; nomenclaturas anárquicas; agua potable que no puede ser bebida porque los terratenientes la desvían hacia sus fincas; Aseo que no asea; laberinto de peajes para las alcancías de los caciques locales: tantos, que Chávez debió prohibirlos explícitamente.


3) Preocupación constante de Hugo Chávez Frías fue la unidad nacional. Así, en su discurso ante la inauguración de la Asamblea Constituyente de 1999, expresó que era indispensable: “Un nuevo concepto de Federación que se aleje de los extremos de la anarquía y del centralismo y que recupere y ponga en orden los valores de la llamada descentralización que degeneró muchas veces en anarquía, anarquización de la República, para que no haya ningún gobernador, no puede haberlo; ningún alcalde, no puede haberlo, que piense o llegue a pensar alguna otra vez en esta tierra que él es un cacique o un presidente de una republiquita que se llama un municipio o que se llama un estado.

No. Es lo mismo que decía Bolívar desde aquí, desde 1813, le decía al Gobernador de Barinas en una carta memorable hecha al fragor de la batallas, cuando apenas lo estaban proclamando Libertador, le decía al Gobernador de Barinas eso que ya he referido. No, ese federalismo de la Primera República que fue nefasto, no podemos repetirlo; un federalismo con un nuevo concepto de unidad nacional, un federalismo que se guíe por un principio básico de la ciencia política como es el principio de la cosoberanía o la soberanía subsidiaria a la soberanía nacional”.


4) Para comenzar, es indispensable fijar límite a la acción de endeudamiento de los  estados y municipios, que tanto y tan desorganizadamente ha incrementado nuestra Deuda Pública. Para ello, es preciso incorporar en el artículo 312 de la Constitución vigente una norma que disponga: “Los estados y municipios no podrán contraer deuda pública, aparte de los contratos de gestión continuada y ordinaria que abarquen varios ejercicios fiscales”. No basta con ello, pero es un buen comienzo.

]]>
<![CDATA[En opinión: Botarla de faul o default]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Botarla-de-faul-o-default-20170828-0065.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Botarla-de-faul-o-default-20170828-0065.html El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela se ha visto obligado a pagar en 24 meses 64 mil millones de dólares a sus acreedores internacionales. 


La cancelación forzosa de esa ingente cantidad de dinero se ha hecho en momentos en que los precios del petróleo han caído de forma aparatosa creando una sentida crisis fiscal que ha afectado el precio de los productos importados o que requieren de componentes importados para su fabricación.


Esa doble tenaza, la caída de los precios del petróleo y el pago forzoso, cash, de las deudas, es parte de la guerra económica que el Gobierno ha denunciado reiteradamente y por la que se le ha negado el crédito internacional a pesar del pago puntual de los compromisos adquiridos. Ha hablado incluso de “bloqueo financiero” a la República.


Agencias internacionales de noticias han informado que el Gobierno venezolano se ha visto en la necesidad de vender sus bonos soberanos, incluso, por debajo de los precios del mercado y negociar en condiciones desfavorables por la campaña internacional que auguraba una crisis financiera inevitable.


La guerra contra Venezuela en el plano financiero internacional buscaba, de acuerdo con lo que ha dicho el mismo Gobierno, empujar a la República a un default que, de retruque, provocara la caída del presidente Nicolás Maduro y creara un escenario favorable para una intervención del gobierno de los Estados Unidos en nuestro país.


¡A ver! Un país que supuestamente vive bajo una “narcodictadura” –como afirman los presidente de Colombia, Argentina, Perú y México-, cuyos dirigentes de oposición han solicitado un “canal humanitario” y la intervención directa de la OEA y del gobierno de los EEUU, que, además, cae en default está como “mandado a hacer” para una intervención tipo yanqui en nombre de la “la libertad, la democracia y de carácter humanitario” como las de Irak, Afganistán y Siria.


¡Bueno! Como el Gobierno pagó hasta el último dólar que debíamos y el fulano default nunca se produjo y como todas las demás estrategias que desde la Casa Blanca se han direccionado para hacer periclitar al Gobierno Bolivariano fracasaron estruendosamente, el presidente Donald Trump nos impone, ahora sí a todos los venezolanos, sanciones económicas de acuerdo con las que, según explico el presidente Maduro en cadena nacional, ahora sí nadie nos prestará más cobres y tampoco tendremos que pagar los compromisos pendientes.


Hasta aquí todo embona. De la guerra económica encubierta –que incluye al llamado Dólar Today y su triangulación con las casa de cambio de Cúcuta- han pasado sin anestesia al bloqueo financiero sin disimulo. El mismo Departamento del Tesoro de los gringos admitió que las sanciones buscan ahogar nuestra economía. No se podía esperar otra cosa de quienes desde 2002 buscan la forma de derrocar el proyecto bolivariano que nació con Hugo Chávez Frías.


Lo que no embona es por qué el presidente Maduro, como primera reacción ante un nuevo ataque a nuestra economía, convoca a reunión a los tenedores de bonos venezolanos para buscar una forma de pago. Pagamos, puntualmente y cash y nos sancionaron ¿Qué pasaría realmente si dejamos de pagar hasta que se nos reconozcan las mismas condiciones de crédito que tienen todas las demás Repúblicas que emiten bonos soberanos?


Pagar o no pagar ¿Cuál sería realmente la diferencia? Quienes controlan el mercado internacional de los bonos saben que la República puede pagar. El Gobierno nacional sabe que muchas empresas han ganado verdaderas fortunas manipulando el precio de los bonos venezolanos a la baja. Portarse bien no siempre es la mejor salida, a veces ni siquiera es una salida, menos cuando el enemigo te impone sus reglas o las cambia a conveniencia.

]]>
<![CDATA[La explosión del desorden, por Asdrúbal Aguiar]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-explosion-del-desorden-por-Asdrubal-Aguiar--20170828-0064.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-explosion-del-desorden-por-Asdrubal-Aguiar--20170828-0064.html Empeñados en sostener tácticas recurrentes de lucha por la libertad, sin narrativas, pero dentro de una perspectiva formal pero irreal, como lo confirma ahora otra realidad cruda y muda, muy real y cabal, la del establecimiento por la fuerza de una dictadura corrupta y totalitaria en Venezuela, todos a uno, los venezolanos, nos encontramos desnudos y huérfanos en medio del camino. 
Nos acompaña, es cierto, la comunidad internacional. Lo hace en el momento de nuestra agonía y por una sola razón: Nicolás Maduro acabó con el voto, con la puerta de entrada mínima a toda democracia. De poco han servido las denuncias que ahora valen y salen, pero sólo ahora, para adjetivar a la dictadura constituyente establecida de corrupta y coludida con el negocio de las drogas.
No soy pesimista. La misma dinámica ominosa que nos anega y deprime, que tiene como manifestaciones trágicas, que hasta causan hilaridad mordaz, a la vocinglera constituyente, y a los pescadores del oriente prestos a frenar con sus redes los portaviones del Imperio, generará sus salidas: palabra pecaminosa por “imprudente”. Habrá desenlaces, sí, a un costo mayor, puesto que la enfermedad que mina al cuerpo nacional, por diagnóstico equivocado y la aplicación opositora de menjurjes caseros, casi que le lleva hasta su fatal desenlace. 
Desde 2004, con La Nueva Etapa y la enmienda constitucional de 2008, se hace manifiesta la decisión gubernamental de forjar un régimen de comunas, centralizado y personalista, que de entrada acabe con el principio de la alternabilidad democrática: extraño al mando de los cárteles y para la gestión de sus asuntos criminales. Y desde entonces, sobre todo a partir de 2010, toma pulmón el uso a propósito de la Justicia – confiscada desde la Constituyente de 1999. 
Esa verdad se ha venido consolidando. Ha adquirido contornos precisos, pues la institucionalidad formal, agotada desde 1998, mal podía oponer resistencias efectivas ni ser capaz de resolver el problema de la anomia dominante y su sucesiva explotación por traficantes de ilusiones de nuevo cuño. 
La oposición, no obstante, aún apuesta a la mediación institucional mientras el régimen procura una relación directa y plebiscitaria con el pueblo. En tanto que aquélla aboga por la separación de poderes, Chávez antes, con su carisma y Maduro ahora, empujan la idea de la unidad personal del poder. Mientras el último, con sus escribanos, hace de la legislación una mentira y una jungla, los opositores continúan en su fe religiosa constitucional, a pesar de ser, el texto de 1999, el “pecado original”. Y mientras mantienen su rezo a la identidad en la ciudadanía y dentro de sus partidos, poco a poco el régimen fragua una identidad comunal alternativa, de nichos primitivos, sobre lo real y palpable, la anomia: afrodescendientes, ambientalistas, indigenistas, colectivos, frentes, milicianos, y párese de contar. 
Dentro de tales perspectivas, que se excluyen recíprocamente, los intentos de diálogo estaban condenados al fracaso. La oposición los asume como desiderátum, pero no el gobierno, que los dispone como táctica disuasiva y atemperadora de los ánimos encrespados y vence, por realista y por falaz; al caso, apenas dispuesta a soltar mendrugos – gobernaciones y alcaldías – que no amenacen al poder central. 
Una vez como Maduro asume el poder en litigio que hoy resuelve, en apariencia, la constituyente dictatorial, los andamiajes anteriores se van al basurero y sobreviene la explosión del desorden, en uno y en otro bando. En conclusión, solo adquieren eficacia, en lo adelante, los poderes fácticos, susceptibles de torcerle el brazo o no al saldo de la experiencia revolucionaria construida durante casi cuatro lustros: el Cártel de los causahabientes, adueñados de la franquicia sin músculo social que es la República. 
La controversia “institucional” nacida de la elección del 6D, que otorga la mayoría calificada dentro de la Asamblea Nacional a la oposición y desata la locura del régimen, ha sido ajena o accidental a la verdad invertebrada del país – el rompecabezas – que solo se mueve electoralmente según el dolor de los estómagos. De allí que la dinámica institucional, por esto y por lo anterior, se viese neutralizada (TSJ vs. Asamblea) como ejercicio retórico de burócratas, sin efectos social e internacionalmente movilizadores; tanto como debilita aún más a quien no detenta poderes reales, a saber, la oposición formal (MUD/Asamblea).  
Lo objetivo es que Venezuela vive en medio de un desmembramiento cabal, hambrienta y débil, sicológicamente trastornada. Y su solución, querámoslo o no, es, ya es, punitiva y tutelada; depende de verdaderos expertos en negociación policial y reeducación de víctimas. A menos que ocurra un milagro.]]>
<![CDATA[Hablemos de dignidad, por Carola Chávez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Hablemos-de-dignidad-por-Carola-Chavez-20170828-0063.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Hablemos-de-dignidad-por-Carola-Chavez-20170828-0063.html ¡Pero qué vamos a hablarles de Patria a los que no saben de dignidad! La Patria para ellos es una burlita necrófila, una pena ajena, error geográfico, mala suerte, algo que sueñan con dejar atrás, lejos, lejos, tan lejos como Weston o el Doral…

Nos dicen que los chavistas nos arrodillamos por una caja del CLAP, que somos chavistas solo por eso, como hace años lo éramos por “una carterita y un bollo de pan”. Así nos ve el antichavismo, siempre desde la superficialidad con pelusas de su ombligo. Lo dicen indignadísimos, con el mentón apuntando a las nubes, y minutos más tarde, reciben un mensaje por Whatsapp avisando que viene la caja CLAP, y corren por los pasillos del edificio a anotarse, “porque hay que aprovechar todo lo que da el gobierno”. Hablemos de dignidad.

La misma dignidad de Julio Borges mendigando por el mundo sanciones contra Venezuela, con la venia y el “bien hecho, plátano hecho” de sus caceroleros. “Bien hecho” hasta que el gobierno de Panamá aprovecha la súplica cejuda, y de un plumazo -¡zuas!- exige visas selladas a los mismo venezolanos que hasta hace poco eran bienvenidos, no tanto ellos, sino el montón de dólares cadiveros que se llevaban para allá. Esa millonada que sembraron en Panamá, para que allá florecieran grandes edificios, lucrativos negocios, inmensos beneficios trasvasados que regaban prosperidad allá a costa de la sequía de su propia Patria.

¡Pero qué vamos a hablarles de Patria a los que no saben de dignidad! La Patria para ellos es una burlita necrófila, una pena ajena, error geográfico, mala suerte, algo que sueñan con dejar atrás, lejos, lejos, tan lejos como Weston o el Doral… Allá donde, los que se han ido, piden, salivantes, una invasión militar gringa que borre a Venezuela del mapa “y ya que estamos en eso, Mr. Pence, ¿podría considerar un estatus migratorio especial para nosotros, los venemayameros, que lo queremos tanto?” 

A la indignidad no se le conceden ni migajas y ni hablar de un beneficio migratorio. Supongo que Pence sabe que el que traiciona una vez, traiciona siempre, por eso, en vez de darle “papeles” a los traidores, los usa como papel tualé. Y ellos felices, agradecen por sus redes sociales que Pence se haya tomado el tiempo de ir a Miami a ver como se arrastran.

Y los que no se han ido, furiosos porque el gobierno sacó del aire a dos canales de tele colombianos que se dedican a despotricar contra Venezuela. Un caso único en el mundo: gente que alienta y disfruta que cualquiera, de cualquier otro país, se meta con el suyo. Hablemos de dignidad...
 

]]>
<![CDATA[En opinión: Pacto para la gobernabilidad]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Pacto-para-la-gobernabilidad-20170828-0062.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Pacto-para-la-gobernabilidad-20170828-0062.html La ANC sigue su camino plenipotenciario a troche y moche recibiendo a los poderes del Estado, ratificando sus facultades y competencias e institucionalizándolos. Hoy es como si fueran  emperadores romanos que después de sus grandes conquistas de territorios recibían a sus procónsules o reyes de las provincias, quienes iban a someterse a sus designios. Les debían pleitesía y acatamiento. Los Emperadores como la ANC están por encima de los poderes públicos, gobernadores, alcaldes y magistrados. La democracia es el gobierno del pueblo y para el pueblo. La ANC es la depositaria del poder constituyente originario. Y en la ANC están sus representantes directos y soberanos. Solo un poder se mantiene en rebeldía: la también soberana Asamblea Nacional. Este es el problema, esta es la crisis. Dos soberanos enfrentados. 
  Así las cosas parece improbable que haya de nuevo un proceso de diálogo y entendimiento (...) Todo dependerá de los resultados electorales. Aunque hay que reconocer que la presión internacional para el diálogo es muy fuerte. Si se cumple el cronograma electoral habrá confrontación política en busca de votos (...) La trama política la escenifican dos modelos de gobernar y dos concepciones de país. Regresamos a la lucha política pacífica y electoral. Hasta ahora —si se cumple el cronograma electoral— veremos alternabilidad. 
      En el tapete se visualizan además del descrito en el parágrafo anterior, dos escenarios más que se vislumbran en el horizonte y pudieran modificar el camino que se transita. Están en la mente acuciosa del pueblo. El primero es un golpe de Estado no obstante lo monolítico y chavista de las Fanb. La unidad cívico militar que construyó Chávez hace poco probable este escenario. Esta unidad se ha extendido hasta la administración pública que la ejercen tantos militares como civiles. En esto hay paridad por lo menos en los cargos más importantes. En este país gobiernan juntos civiles y militares. Esa es la verdad incontrastable. El segundo escenario es la intervención extranjera. Rechazada por todos los países de América latina, con motivo de la visita de Mike Pence. 
      Sobre los escenarios relatados se expande el bloqueo económico, comercial, financiero, diplomático y mediático que le tiene ya EE UU a Venezuela. Solo falta declararlo pero lo están aplicando.  Con las terribles consecuencias que eso trae a la economía. Al deterioro de la vida. Al empobrecimiento mayor. Si no hay un cambio en la estrategia política y en la economía las consecuencias del bloqueo serán terribles. 
      Por eso, es necesario un pacto de gobernabilidad con el sector empresarial. Que comporte una apertura franca para lo cual será ineludible una economía mixta de libre mercado, flexibilización en el control de precio, respeto a la propiedad privada, modificar el sistema de cambio, controlar el dólar paralelo y fijar estímulos a la inversión extranjera. Un compromiso que obligue al empresario a mejorar la calidad de los productos y bienes.  

]]>
<![CDATA[Constituyente no plenipotenciaria, por Omar Barboza]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Constituyente--no--plenipotenciaria-por-Omar-Barboza-20170828-0061.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Constituyente--no--plenipotenciaria-por-Omar-Barboza-20170828-0061.html Comienzo ratificando que la llamada Constituyente que hoy pretende poderes plenipotenciarios, nació ilegítima al no haber cumplido con la consulta previa al pueblo para convocarla, tal como lo establece la Constitución vigente.

En consecuencia, se trata de un fraude  constitucional acompañado de una trampa electoral que hizo aparecer electores donde no había, para establecer con el nombre de Constituyente una Asamblea integrada por militantes del Psuv y de incondicionales del gobierno controlada totalmente por Maduro, para quedarse en el poder sin votos.
Ahora bien, en el supuesto negado de que la actual Constituyente hubiese cumplido con la convocatoria por el pueblo y electa transparentemente, es necesario precisar cuál es su objeto y qué limitaciones tiene a la luz de la vigente Constitución de 1999.


Para ello es importante tomar en cuenta que la Constitución de 1961, vigente para el momento en el cual se realizó la Constituyente que aprobó la Constitución de 1999, no tenía prevista la vía Constituyente para elaborar una nueva Constitución.

Por eso, su justificación y fundamento estuvo basada en interpretaciones doctrinarias y en decisiones judiciales que le dieron a esa Constituyente el carácter de poder originario y plenipotenciario en relación a los poderes constituidos, para cuya actuación se consultó al pueblo previamente, y una vez aprobada la Constitución por esa Constituyente de 1999 se sometió su aprobación a la voluntad popular.


Pero resulta que esa Constituyente y la voluntad del pueblo venezolano al aprobar la vigente Constitución de 1999, sí estableció en los artículos que van del 347 al 350 de la misma, las normas a las cuales debe someterse una Asamblea Nacional Constituyente de origen legítimo y electa transparentemente.

Y siendo el derecho público de interpretación restrictiva, ya sus actuaciones no dependen de interpretaciones doctrinarias o filosóficas, sino de la letra de la Constitución. A tal efecto, es oportuno citar el artículo 7 de la Carta Magna vigente el cual establece que “la Constitución es la norma suprema y el fundamento del ordenamiento jurídico. Todas las personas y los órganos que ejercen el Poder Público están sujetos a esta Constitución”.


Una conclusión muy importante que se deriva del texto del artículo 347 de la Constitución vigente, es que precisa algo esencial para este análisis y es que “el pueblo de Venezuela es el depositario del poder constituyente originario” con lo cual desarrolla lo establecido en el artículo 5 de la misma, que dispone: “la soberanía reside intransferiblemente en el pueblo”; es decir, ninguna persona u órgano puede actuar como “poder originario” sin usurpar el derecho del pueblo de Venezuela.

En ese sentido, procede citar el artículo 138 Constitucional: “Toda autoridad usurpada es ineficaz y sus actos son nulos”,  lo cual es consistente con lo dispuesto en el artículo 25 de la misma Constitución: “Todo acto dictado en ejercicio del Poder Público que viole o menoscabe los derechos garantizados por esta Constitución y la ley es nulo”.
Partiendo del hecho de que la Constituyente no suspende la vigencia de la Constitución de 1999, sino que existe porque está contemplada en ella, debemos analizar el contenido del artículo 347, al disponer que el pueblo “puede convocar una Asamblea Nacional Constituyente con el objeto de transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución”.

Y contrastarlo con lo dispuesto en el artículo 349 de la misma Carta, el cual dispone que el Presidente de la República no puede objetar la nueva Constitución, y que los poderes constituidos no podrán en forma alguna impedir las decisiones de la Asamblea Nacional Constituyente.

De este último artículo se desprende que los poderes constituidos siguen existiendo en ejercicio de sus atribuciones constitucionales, y si es cierto que no podrán impedir las decisiones de la Constituyente, evidentemente esas decisiones deben estar enmarcadas dentro del objeto que la Constitución le establece, o sea, “transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución”. En ninguna parte la Constitución dispone que los poderes constituidos están subordinados a la Constituyente y, por tanto, declararse plenipotenciaria, es un acto de usurpación nulo.


Para fortalecer el argumento anterior cito  el artículo 137 de la Constitución: “Esta Constitución y la ley definen las atribuciones de los órganos que ejercen el Poder Público, a las cuales deben sujetarse las actividades que realicen”. Por tanto, la Constituyente al pretender ejercer atribuciones legislativas de la Asamblea Nacional, ser la dueña de la verdad, o allanar la inmunidad a los diputados, entre otras materias, debe ser desconocida conforme al artículo 350 Constitucional.

]]>
<![CDATA[Para dialogar se necesita más de uno, por José Vicente Rangel]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Para-dialogar-se--necesita-mas-de-uno-por-Jose-Vicente-Rangel-20170828-0060.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Para-dialogar-se--necesita-mas-de-uno-por-Jose-Vicente-Rangel-20170828-0060.html  “Quiero dialogar con todos para resolver los problemas del país”      

 (Presidente Nicolás Maduro: programa de televisión “José Vicente Hoy”)

1) El país —prácticamente sin excepciones— coincide en la necesidad de dialogar. Las encuestas lo confirman, y no hay reunión social donde el tema no sea abordado con carácter perentorio. Luego de la victoria electoral del pasado 30 de julio de la propuesta presidencial sobre la Asamblea Nacional Constituyente, ese sentimiento adquirió mayor solidez. El respaldo de más de ocho millones de ciudadanos reveló su hondo calado popular y la pertinencia que tiene como única opción válida ante la crisis. 


   2) No es por nada, pero lo cierto es que en torno al tema del diálogo Nicolás Maduro ha tenido una posición invariable. Desde que arribó a la presidencia de la República, hace ya más de cuatro años, no ha vacilado en exaltar las bondades de esta opción, y, lo que es más importante, en insistir en ella, tercamente, exponiéndose al rechazo, a la burla, a la descalificación, por potenciales interlocutores. Frente a la arremetida del candidato que derrotó en limpios comicios, reaccionó con serenidad e invocó la necesidad de dirimir diferencias civilizadamente.

Tuvo, además, el gesto que no le fue reconocido por la oposición de invitarla a Miraflores y permitirle en “cadena nacional” dirigirse al país. En cada uno de los episodios puntuales en los que tendió la mano a los rivales, la respuesta siempre estuvo encuadrada en la violencia.
    3) Por si fuera poco, recurrió a la mediación internacional. Solicitó ayuda  de expresidentes, de organismos regionales, inclusive del Vaticano. Pero cada una de las iniciativas que promovió fue despreciada o demonizada, atribuyéndole un trasfondo de maniobra para sembrar la división en el campo opositor. No ha habido en Venezuela otro gobernante con tanta paciencia para aguantar el desaire y perseverar en lo que propone. En vez de desmayar y renunciar al objetivo de crear un escenario de diálogo, insiste incluso en los momentos de más tensión y cuando la violencia se desborda en la calle.
     4) El drama para Maduro ha sido el de alguien que tiene que predicar en el desierto de un liderazgo político y empresarial carcomido por el odio y el oportunismo. Alguien que no ha contado con una oposición moderna, actualizada sino, por el contrario, revanchista. A la que no le importa el país. Que no lo consulta, sino que asume políticas divorciadas del sentimiento nacional. La mejor demostración  ha sido la sorpresa de ese liderazgo con motivo del resultado que arrojaron las urnas electorales el 30/J.
     5) En la entrevista que le hice en mi programa de televisión del domingo 20, ratificó  su posición respecto al diálogo. Manifestó una vez más su disposición para asumirlo plenamente. Puso todas las cartas sobre la mesa y emplazó a la dirección opositora a sumarse al sentimiento nacional en contra de la violencia y a favor de la paz. Advirtió acerca de los riesgos que corre el país si no hay voluntad para desechar el sectarismo y las visiones violentas. Exaltó el papel de la Asamblea Nacional Constituyente como escenario privilegiado para el entendimiento de los diversos sectores de la sociedad, sin exclusiones. No creerle a Maduro lo que dice y promete es parte de la subestimación que cultivan sus adversarios. Que, por lo demás, siempre ha sido la trampa mortal en la cual han caído y la que precede sus estrepitosas derrotas. ¿No llegó el momento para ellos de rectificar? ¿De convertirse en oposición racional que reclama, no solo Maduro, sino la mayoría de los venezolanos y las venezolanas? No hay otra vía. La que algunos conciben, la violenta, ya fue transitada con efectos deplorables para los patrocinantes.

Claves secretas
•DELITOS DE odio: el pronunciamiento de la Asamblea Nacional Constituyente sobre la actitud de personas desquiciadas a las que se les inoculó un desprecio irracional hacia sus semejantes, es más que pertinente en las actuales circunstancias. Los delitos promovidos por una política de odio, que ocurrieron en los días de la infamia que vivió el país durante más de tres meses, no pueden quedar sin castigo. Quienes instigaron al ultraje, la violencia física, el asesinato de seres humanos —muchos de ellos incinerados en la calle— por el color de la piel, por la simple sospecha de que las víctimas eran chavistas, o ejercían algún cargo en la administración pública, tenían algún parecido físico con dirigentes del mundo oficial o vestían uniforme militar, sentaron un precedente oprobioso en Venezuela. Antes nunca se vieron acciones tan sórdidas, reveladoras de la degradación humana a que fueron conducidas personas influidas por una prédica de exterminio cuyos antecedentes habría que buscarlos en la Alemania nazi…

•LA SINIESTRA práctica se extendió al exterior. Los venezolanos, que por una u otra razón están afuera --por cierto, una minoría por razones políticas--, asumen igual comportamiento. Están a la caza de chavistas, o supuestos chavistas —mujeres, hombres, ancianos, niños—, para descargar su odio y perseguir, cobardemente, a compatriotas. Hay numerosos casos que constituyen una vergüenza. El último que conozco es el de Jorge Rodríguez y sus hijos, en México, acosados por un miserable que los insultó en plena calle y los tildaba de asesino. Una prueba más del pestilente mensaje de odio con el que adoctrinan a sus seguidores dirigentes de una oposición sin ética ni proyecto político serio. Agredir a Jorge Rodríguez es agredir a la dignidad humana…
•SIN DUDA que hay felicitar a los dirigentes de la oposición que decidieron participar en las elección de gobernadores. El más hábil de ellos, Ramos Allup, se dio cuenta a tiempo de que si no lo hacía quedaba en manos de los radicales guarimberos. Como Julio Borges vacilaba, por temor a la reacción de la calle, el líder adeco tomó la iniciativa y acertó. Sin embargo, lo que pasa dentro de la MUD es lo más parecido a saco de gatos...
•ME COMENTAN personas bien informadas que avanza una especie de “diálogo en las catacumbas” para garantizar la normalidad del proceso electoral regional. No  obstante, nada trasciende porque la parte opositora considera que cualquier filtración puede afectar el esfuerzo que se viene realizando. Los dirigentes del sector le temen a la respuestas de los ultras de la calle que,  incluso, han amenazado con emplear la violencia física contra ellos…
•LAS RELACIONES con el Gobierno colombiano están en un disparadero. Santos es partidario de la ruptura porque de esta manera recompone su relación con Uribe (piensa él). Santos está muy debilitado y teme por su futuro, cuando salga del cargo. Cuenta solo con el apoyo del Gobierno de EE UU, con el que cultiva una estrecha relación. Uribe, por su lado, afirma entre sus íntimos que no le perdona a Santos la traición, luego que lo hizo su ministro de Defensa y que le legó la presidencia…
•DETRÁS DE la posición adoptada por el directivo de la empresa Smartmatic, Antonio Mugica, está la mano del millonario George Soros, y, sobre todo, del MI/6 británico (organismo de Inteligencia Militar), con Lord Mark Malloch Brown. La operación fue montada con fines políticos, en función de una “transición” en el país, para lo cual era importante descalificar el sistema electoral venezolano con el argumento de que es susceptible de fraude. Tal como trataron de hacer con la denuncia chimba de Smartmatic…
•UNA VEZ más la puñalada trapera de la oligarquía colombiana contra Venezuela. A nadie debe sorprender la actitud de Juan Manuel Santos y otros altos cargos del gobierno del vecino país. Es, como en la fábula, la condición innata del alacrán.


 

]]>
<![CDATA[¿Qué pasó?, por Eduardo Fernández,]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Que-paso-por--Eduardo-Fernandez-20170826-0047.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Que-paso-por--Eduardo-Fernandez-20170826-0047.html En diciembre de 2015 se realizaron elecciones de Asamblea Nacional. La oposición obtuvo una contundente victoria. Se demostraba que la ruta electoral era la estrategia aconsejable para conquistar el cambio.

En enero de 2016, como manda la Constitución, el Presidente presentó su memoria y cuenta en una Asamblea totalmente adversa.

Cuando parecía que el país se encaminaba a una transición gradual, pacífica y democrática, se produjeron dos hechos extraños: desde la presidencia de la AN se amenazó al Presidente de la República con su destitución en un lapso de seis meses y se montó un show para sacar del capitolio las fotografías de Hugo Chávez con expresiones como “mándenlas al aseo urbano”. Esas fotografías nunca debieron ser colocadas allí, pero había maneras menos conflictivas de sacarlas.

Poco tiempo después, empezaron a surgir propuestas contradictorias con la estrategia electoral que nos había conducido a la victoria de diciembre de 2015.

Se propuso convocar la Asamblea Nacional Constituyente para defenestrar a todo el alto Gobierno y un referéndum revocatorio del mandato presidencial. Los proponentes tenían que saber que el gobierno, conocedor de su debilidad electoral, iba a impedir esa consulta.

Ni Maduro se fue a los seis meses, ni fue posible convocar una Constituyente opositora, pero detrás de cada una de esas propuestas se creaba una gran expectativa seguida por una gran frustración.

Se difirieron las elecciones de gobernadores con el apoyo de importantes líderes de la oposición que declararon a los medios que las elecciones regionales no eran prioritarias porque había que salir de Maduro. Esas elecciones habrían tenido el efecto de un revocatorio, pero se convino en diferirlas.

Hubo una propuesta adicional: declarar en sesión parlamentaria el abandono del cargo por parte del Presidente de la República. En ninguna democracia en el mundo el Jefe del Estado puede ser removido de su cargo por una votación simple del parlamento en una sola sesión y sin procedimiento alguno. Una nueva expectativa que terminó en frustración.

Finalmente, se asumió la estrategia de calle y más calle, con trancazos y más trancazos. Más de 120 jóvenes muertos, alcaldes destituidos y miles de muchachos presos fue el saldo de esa estrategia.

Ahora, la oposición discute si participa o no participa en las elecciones regionales que debieron haberse celebrado hace más de un año.

 

]]>
<![CDATA[Los riesgos de la Constituyente, por Maryclen Stelling]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Los-riesgos-de-la-Constituyente-por-Maryclen-Stelling-20170826-0046.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Los-riesgos-de-la-Constituyente-por-Maryclen-Stelling-20170826-0046.html La Asamblea Nacional Constituyente nace con  un importante apoyo electoral y altísimas expectativas de la ciudadanía.  De no dar respuesta efectiva en el corto y mediano plazo,  las esperanzas se convertirán en riesgos que indudablemente afectarán  su credibilidad y legitimidad y conducirán a resultados adversos a su intención original.

El triunfo no debe interpretarse como la batalla final, debe valorarse como un reto histórico, un compromiso con el país y la obligación de ser  representativa, democrática y pluralista, aun cuando la oposición no haya participado oficialmente en el proceso electoral.

Debe evitar la repetición y reiteración del discurso político-electoral. No debe  perderse en una retórica discursiva, en la ironía, en la descalificación y destrucción del otro.  No debe solazarse en el uso de la retórica en tanto discurso persuasivo, en detrimento del  contenido y la argumentación. Aun cuando, es importante atraer la atención por medio de la empatía y la emocionalidad, la atención debe centrase en   argumentos lógicos que den respuesta a los objetivos que se plantea. 

Debe ser una instancia incluyente,   desarrollar estrategias  para la incorporación de todas las voces y “dar espacio a nuevas formas de democracia protagónica, participativa y directa”.  Debe evitar convertirse en  brazo del Ejecutivo, legislar para el país  y no en pro o en contra un determinado sector político.  No debe interpretarse como una trinchera para derrotar al enemigo político debilitado y, además,  conducido al terreno electoral. Debe  cumplir con el mandato de  “ganar la paz y reafirmar los valores de la justicia a través de un diálogo nacional”.

Está obligada a tratar con urgencia el tema económico y, en un plazo breve, dar respuesta a la crisis que se profundiza aceleradamente.

¿Podrá evitar tales tentaciones?  ¿Será capaz de sortear tantos obstáculos?  ¿Cederá a la tentación de convertirse en una suerte de tribunal Constituyente? ¿Se convertirá en la Constituyente de todos los venezolanos y venezolanas?

@maryclens

]]>
<![CDATA[“Ni un tantico así…”, por el embajador Rafael Ramírez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Ni-un-tantico-asi-por-el-embajador-Rafael-Ramirez-20170826-0045.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Ni-un-tantico-asi-por-el-embajador-Rafael-Ramirez-20170826-0045.html El Comandante Ernesto “Che” Guevara en su discurso a los “Pueblos del Mundo”, en La Habana, por allá en el año 1967, dijo que al “Imperialismo no podía creérsele ni un tantico así”, donde además habló de la “naturaleza del Imperialismo”, pasando a describir sus atrocidades y crímenes alrededor del Mundo.

La administración norteamericana ha impuesto sanciones económicas y financieras a nuestro país. Las mismas, que fueron antecedidas de las sanciones a funcionarios del Estado Venezolano, incluyendo al Presidente de la República, y de la amenaza de considerar la opción militar contra nuestro país, no tienen precedente en nuestra historia contemporánea.

Estados Unidos amenazó a nuestro país durante la guerra de  independencia en 1818. El Libertador Simón Bolívar respondió a estas amenazas, hechas por el agente del gobierno yanqui, John Irving Baptiste, diciéndole “…que no permitiré que se ultraje ni desprecie el gobierno ni los derechos de Venezuela. Defendiéndonos contra la España ha desaparecido una gran parte de nuestra población y el resto que queda ansía por merecer igual suerte. Lo mismo es para Venezuela combatir contra España que contra el mundo entero, si todo el mundo la ofende.”

De manera tal que, el imperialismo EXISTE, y actúa de manera precisa y despiadada. No le importa nada, sino garantizar sus intereses y sus mecanismos de dominación. En nuestro caso, es evidente que su interés fundamental es arrasar con la posibilidad revolucionaria y restablecer la subordinación de nuestro país a sus políticas, además de garantizarse el acceso a nuestros inmensos recursos naturales: las mayores reservas de petróleo del planeta, además de otros minerales como el hierro, coltán, uranio, oro y de un extenso territorio amazónico y de una privilegiada posición geoestratégica en nuestra región.

La administración del Presidente Trump conjuga en su seno las fuerzas más reaccionarias de la sociedad norteamericana. En su propio país existe gran preocupación por el resurgimiento de las corrientes de extrema derecha vinculadas al Ku Klux Klan, a la “supremacía blanca” y al “Tea Party”. Además de los representantes más connotados del complejo industrial-financiero-militar de los Estados Unidos.

La imagen cuando el Presidente Trump amenazaba a nuestro país, a todos los venezolanos con la opción militar, reflejaba con claridad los intereses que conspiran contra nuestro Pueblo, contra nuestro país.

Por un lado estaba flanqueado por el Secretario de Estado Rex Tillerson, ex presidente de la transnacional petrolera Exxon Mobil, representante de los intereses petroleros más agresivos del planeta, que fueron nacionalizados por el Comandante Chávez y que ansían la revancha, para volver al país a imponernos sus condiciones colonialistas y expropiarnos las riquezas de todos los venezolanos.

Del otro lado Nikky Haley, política, ex gobernadora de Carolina del Sur y miembro prominente del “Tea Party”, cercana a sectores del exilio cubano en Miami y factores de la extrema derecha venezolana. Conforma este el grupo político más ambicioso y pleno de odio, que ansían volver a controlar al Estado Venezolano como lo hicieron durante todo el siglo XX.

Todo este cuadro de agresiones, amenazas y sanciones, prefiguran una situación cualitativamente distinta en nuestra confrontación con los Estados Unidos, se ha pasado de la retórica y situaciones puntuales de confrontación política, a una agresión directa, abierta contra el país. Hay que estar conscientes que, más allá de las diferencias políticas o desavenencias internas hay que estrechar la unidad de los Patriotas para defender nuestra integridad, porque por primera vez, la potencia militar más agresiva del planeta, la más criminal, la más desesperada por actuar y marcar su presencia en el mundo, centra su acción y ha tomado la determinación de agredir a nuestro país.

Esta nueva situación, extraordinaria, amerita que el Estado Venezolano tome todas las medidas, también extraordinarias, para defender nuestra soberanía y proteger a nuestro pueblo.

En primera instancia, nuestras Fuerzas Armadas Bolivarianas, deben tomar todas las previsiones y medidas necesarias en defensa de la Patria y en cumplimiento del mandato Constitucional que tienen como garantes de nuestro territorio y seguridad, con un amplio uso de todas sus atribuciones en este sentido.

La permanente activación de la acción Cívico-Militar en defensa del país,  nuestra movilización en el marco de la doctrina militar Bolivariana, la guerra asimétrica, como única respuesta posible ante la agresión de una súper potencia militar.

En el plano político, todas las fuerzas patriotas, bolivarianas, revolucionarias, deben actuar de conjunto para rechazar la agresión extranjera. El Estado Venezolano debe actuar de manera muy severa contra los que pregonan o minimizan la agresión extranjera. Debe actuarse con todo el peso de la ley contra la traición a la patria de aquellos sectores políticos, sociales o económicos que sean partidarios de una agresión extranjera.

El Estado Venezolano debe actuar, como lo estamos haciendo, en el ámbito internacional, bilateral, regional, multilateral para denunciar estas agresiones y prevenir una abierta intervención contra nuestro país.

En el ámbito económico, hay que tomar medidas para garantizar el pleno funcionamiento de todo nuestro sector productivo y económico. No puede tolerarse más la guerra económica, debe actuarse de manera contundente contra los sectores productivos que estén conspiren contra la economía del país. No puede haber libertad económica cuando se trata de enfrentar una agresión externa. Debe legislarse y tomarse medidas extraordinarias para garantizar el funcionamiento eficaz de todos los sectores económicos del país.

 

PDVSA

Nuestra industria petrolera es el centro de la agresión. Obviamente los agresores saben y comprenden de nuestras vulnerabilidades al depender en gran medida del ingreso petrolero.

Lo hemos planteado desde hace bastante tiempo, PDVSA tiene que haber previsto que sería el blanco de la agresión, que debe protegerse su actividad como una actividad estratégica para la seguridad de nuestra nación.

En nuestro momento, cuando estábamos al frente de la empresa, lo hicimos  y esas medidas nos han protegido y nos deben permitir movernos con éxito en estas circunstancias.

Lo primero es la politización y movilización de nuestros trabajadores. Por eso insistimos en vincular a nuestros trabajadores, técnicos, gerentes en el acontecer político diario de nuestra revolución. Con movilización política y participación en las tareas de la revolución, los trabajadores petroleros se convirtieron en un baluarte de nuestra soberanía y defensa de la Patria. Tenemos que ser capaces de garantizar el petróleo para nuestro Pueblo, pero al mismo tiempo, impedir, por todos los medios que el petróleo y nuestra empresa sea el botín de los enemigos de la Patria. Despolitizar a PDVSA, desmovilizarla y perseguir o excluir a sus líderes naturales o históricos es un grave error que la debilita en este propósito estratégico.

Diversificación de mercados.

Fue solo hasta el año 2005, luego de la derrota del sabotaje petrolero en el 2003 y la estabilización de la operatividad de la industria, que comenzamos la política de diversificación de nuestros mercados petroleros.

Hasta ese momento TODA nuestra producción estaba dirigida al mercado norteamericano o al mercado especulativo. Iniciamos el duro trabajo de establecer nuevas rutas comerciales a nuestras exportaciones. En base a nuestros acuerdos bilaterales y bajo la orientación política del Comandante Chávez, iniciamos la exportación de petróleo a China, hasta llegar en pocos años en una colocación de más de 600 MBD de petróleo a la segunda economía del planeta y un destino seguro para colocar nuestro petróleo, operación que incluía la participación de las empresas petroleras Chinas en la Faja Petrolífera del Orinoco y la construcción de nuevas refinerías en el territorio Chino.

Para estas nuevas rutas comerciales establecimos una flota exclusiva y especializada en sociedad con las empresas chinas de súper tanqueros propios de más de dos millones de barriles de capacidad de transporte.

Igualmente, logramos acuerdos con las empresas de la India, país con gran capacidad de refinación de crudos pesados para colocar 400 MBD de petróleo. Hicimos acuerdos con Japón para colocar petróleo y Fuel Oil en ese mercado.

Igualmente, por primera vez, vendimos a nuestro propio mercado natural, nuestro espacio geopolítico, el caribe y sur américa, así como países de Europa y África.

A pesar de todos estos movimientos estratégicos, siempre mantuvimos la premisa de seguir suministrando petróleo al mercado norteamericano, no solo porque es un excelente negocio, es nuestro mercado natural, sino porque nuestro gobierno nunca utilizo al petróleo como un arma política. Solo suspenderíamos el suministro en caso de una agresión contra nuestro país.

Toda esta tarea de diversificación y cese de dependencia con el mercado y economía norteamericana, por supuesto tuvo que enfrentar toda la campaña de desinformación y manipulación de los intereses norteamericanos y la derecha venezolana, que durante todos los años de las transnacionales se lucraron del comercio exclusivo y de los descuentos que se daban en los suministros petroleros a los Estados Unidos, que llegaron a ser del 40% durante los años de la nefasta apertura petrolera.

 

Diversificación tecnológica.

Cuando los precios del petróleo cayeron entre mediados del 2008 hasta enero del 2009 desde 120$/barril hasta 35$/barril, el Comandante Chávez, aprobó el Plan de Soberanía tecnológica que le presentamos, para disminuir nuestra dependencia en PDVSA de suplidores tradicionales norteamericanos. Fue por eso que se creó la filial PDVSA Industrial. Esa fue la razón.

A partir de allí, creamos la empresa de Software “Guardián del Alba”, para satisfacer las necesidades estratégicas de la empresa en materia de automatización e informática y no depender de las empresas tradicionales, creamos la Empresa Nacional de Tubos, un conglomerado de empresas de tubos (“Batalla del Juncal”, “Batalla de los Horcones”, entre otras), Fábrica de Válvulas, Lodos de perforación, PDVSA Servicios, Talaros Chinos, Empresa Nacional de Transporte, Empresa mixta VICOHA, PDVSA Naval, etc.

Esa fue la razón de la creación de tantas filiales de PDVSA, no petroleras, pero determinantes para nuestra soberanía. Luego llegaron los opinadores de oficio, que no entendiendo o sin ni siquiera preguntar el por qué de estas decisiones estratégicas, criticaron e incluso revirtieron estas decisiones del Comandante Chávez.

Diversificación Financiera.

En la misma orientación iniciamos una diversificación de las instituciones financieras con las que trabajaba nuestra empresa, previendo ya la agresividad de la administración norteamericana de entonces y por las pretensiones exorbitantes de las transnacionales petroleras en los juicios internacionales de arbitraje establecidos en el marco de la apertura petrolera y que se activaron producto de las decisiones soberanas del Estado venezolano.

Así, comenzamos a buscar otras fuentes financieras para la empresa y para el país como el Fondo Chino, suscrito en el marco de nuestros acuerdos bilaterales con el banco de Desarrollo de China. Igualmente transferimos todas nuestras cuentas colectoras a bancos chinos, rusos, europeos, previendo cualquier acción de las autoridades norteamericanas contra nuestro país.

Acá, igualmente tuvimos que enfrentar la desinformación, manipulación y matrices comunicacionales contra estas medidas de defensa de nuestra economía. Incluso las acusaciones infundadas en los medios opositores por estos cambios de nuestras cuentas a espacios seguros para nuestro país.

CITGO

Siempre lo dijimos. Citgo es un rehén de las autoridades norteamericanas. Fue el segmento de la apertura petrolera que no pudimos derrotar. El Comandante Chávez dio la instrucción de vender, salir de esta filial, establecida como una empresa norteamericana, durante la apertura petrolera, como una garantía de recobrar las inversiones de las trasnacionales en Venezuela, si las mismas eran afectadas por decisiones soberanas del Estado Venezolano.

Solo pudimos desprendernos de unas 5.000 estaciones de combustibles de las 12.000 originales que nos convertían en grandes compradores de productos para poder satisfacerlas, representando costos de hasta 34 mil millones de dólares al año.

Solo pudimos vender algunas refinerías y terminales para repatriar estos recursos al Estado venezolano, activos que nunca dieron dividendos al país y que no se justificaban como inversiones, más aun cuando las mismas se realizaron en los años de crisis económica entre los años 1986 y 1999.

No pudimos liquidar estos activos. Durante nuestra gestión como vicepresidente económico, iniciamos un proceso de venta, salvaguardando los contratos de suministro de petróleo venezolano de largo plazo, por el cual recibimos ofertas de hasta 15 mil millones de dólares. No se pudo, se inició de inmediatico la campaña mediática en contra de la operación, el chantaje y miedo de avanzar en esta línea.

Defensa de la Patria.

Estuvo con nosotros en las Naciones Unidas el canciller Arreaza. Juntos le dimos respuesta a las agresiones norteamericanas, nos entrevistamos con el Secretario General Guterres y pudo tener contacto directo con los embajadores del Alba, Movimiento de No Alineados, Grupo Africano, Árabe y los embajadores de Rusia y China.

Acá estamos desplegados en defensa de nuestra soberanía y nuestro pueblo. Daremos la batalla hasta sus últimas consecuencias, con lealtad y firmeza. Seguro estoy que nuestros trabajadores petroleros, soldados, estudiantes y todo el Pueblo sabrá movilizarse en defensa de la patria y de la Revolución. Con Chávez siempre. ¡Venceremos!

]]>
<![CDATA[Nuestra candidatura es la unión, por Carlos Tablante]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Nuestra-candidatura-es-la-union-por-Carlos-Tablante-20170825-0064.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Nuestra-candidatura-es-la-union-por-Carlos-Tablante-20170825-0064.html  

La victoria de las fuerzas de la resistencia democrática en las elecciones regionales será una poderosísima palanca para 
que se realicen las presidenciales en 2018.

La última decisión de la ilegal ANC, tratando de desconocer los 14 millones de votos representados por los diputados de la Asamblea Nacional, las detenciones ilegales y arbitrarias de alcaldes, la escandalosa destitución de la Fiscal General Luisa Ortega Díaz, la persecución a quienes piensan distinto, tienen como objetivo cerrar la vía electoral y enfriar la calle.
Maduro no quiere que los demócratas participen en las elecciones regionales porque a pesar de las trampas y abusos, la Unidad va a ganar en todos los estados. A diferencia de la “elección” de la ilegal asamblea constituyente, los comicios regionales son constitucionales y estaban en el cronograma electoral.


El objetivo principal es y será sacar del poder a Maduro y su casta incompetente y corrupta pero también hay que derrotar a los pequeños dictadores de cada región. Los gobernadores del oficialismo son corresponsables en la violación de derechos humanos y de la muerte de muchos venezolanos.


Tal vez desde Caracas no se perciba suficientemente lo que significa para los habitantes del interior del país estar en manos de estos aprendices de tiranos que mandan sobre vidas y bienes de millones de personas sin ningún contrapeso y muchas veces sin que ni siquiera sus desmanes aparezcan en los medios regionales ni nacionales y tampoco lleguen a las listas de temas más comentados (trending topics) en las redes sociales.


La victoria de las fuerzas de la resistencia democrática en las elecciones regionales será una poderosísima palanca para que se realicen las presidenciales en 2018 y así, con el cambio en Miraflores, iniciar entre todos la etapa de reconciliación y reconstrucción de Venezuela.
Desanimarse no es una opción. No votar y no involucrarse en las convocatorias a la manifestaciones de la MUD, no lleva a nada.

 

Hay que perseverar en la protesta desde todos los espacios disponibles: la calle, la comunidad, las instituciones, los medios de comunicación tradicionales y digitales y también las redes sociales, tan accesibles a todos, cuyo poder muchas veces es desperdiciado cuando se hacen eco de informaciones no verificadas que se vuelven contra la causa por la que luchamos.


Las regionales permitirán llevar el mensaje de cambio a las comunidades que no se movilizaron durante las protestas, en parte porque la censura de los medios no permitió que la información llegara. Activar estas zonas es fundamental.
Siendo minoría Maduro y su casta, tratan de meternos en la calle ciega de una mezcla entre el sistema autocrático cubano y el nicaragüense, pero no lo podrán hacer porque la fuerza de la mayoría, unida y con esperanza, de manera silenciosa y contundente, ha decidido realizar a través de las elecciones regionales, una rebelión de los votos para detener las ambiciones ilimitadas de poder de Maduro.


Sería conveniente que pudiéramos, por la vía del consenso o a través de las primarias que se realizarán el próximo 10 de Septiembre, tener candidaturas unitarias en cada uno de los estados. Sin embargo, más allá de los nombres de los candidatos y candidatas, lo importante es que logremos con ellos articular la organización y la movilización de la resistencia democrática, sumando con votos y amplitud todo el descontento del país con el desgobierno de Maduro, responsable del hambre, la falta de medicinas, la inseguridad, y en general de la anarquía, la ruina y la sistemática violación de los derechos humanos que padecemos.


Por encima de los fraudes, de la represión, incluso de la posibilidad de que sean eliminadas por el régimen, las elecciones regionales son un espacio para la confrontación política que no podemos abandonar.


Por lo tanto, en estas elecciones se necesita que todos los ciudadanos seamos los abanderados, los protagonistas de un proceso político que aísle y saque del gobierno a los usurpadores que, actuando como tiranía, quieren aplastar la Constitución y la Democracia.


El nombre del candidato no es lo determinante. Lo importante es que abrace de manera auténtica la bandera unitaria para derrotar la dictadura del hambre y la corrupción.
Todos somos el candidato. La fuerza es la Unión.

]]>
<![CDATA[Combate de fuerzas frente a tácticas electorales]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Combate-de-fuerzas-frente-a-tacticas-electorales-20170825-0070.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Combate-de-fuerzas-frente-a-tacticas-electorales-20170825-0070.html Fuerzas políticas se enfrentan de camino a un evento electoral con las estrategias tradicionales de propaganda negra en la que dividen al adversario y generan sofismas para imponer un retrato “propio” sobre cada hecho, desacreditando al contrario.

Mientras esto ocurre, el ciudadano se confunde y debate entre la decisión de participar en unas eventuales elecciones regionales, abstenerse o dudar con respecto a la investidura de los actores políticos (si son traidores, confiables o ambiguos). Sin duda, el arte de la persuasión a las masas por medio del discurso y la palabra como bien refería Aristóteles “La Retórica” toma ventaja en las fuerzas oficialistas y desmenuzan las fuerzas opositoras, quienes “ingenuamente” hacen eco y debilitan su “Unidad”.


En una campaña electoral las tácticas deben ser orientadas en función del objetivo a alcanzar, abarca desde la promoción política del “candidato”, el discurso (¿qué ofrece?, ¿cómo pide el voto?, ¿con cuáles temas se identifica?), el partido político o fuerzas políticas que le respaldan, la ingeniería y organización electoral (cómo obtener más votos y restarle al adversario), y en suma un plan donde todo este engranado y prime un estilo; esto sería el deber ser; sin embargo, en la política venezolana actual solo prima la descalificación, los distractores y la fractura de las fuerzas adversas para lograr mantenerse a flote en una campaña electoral.


El próximo “posible” evento electoral se enmarca bajo dos fuerzas;

1) la oficialista que aplica la táctica de la “oferta electoral” en la que se intercambia una dádiva por un voto y la manipulación discursiva en la que compromete al ciudadano “bajo la premisa de gratificación” con el voto para acceder a un programa social, así como eventos distractores de la realidad social que pasan del problema de precariedad y deterioro social a “terrorismo e intervención militar”, bajo la estrategia de la “Espiral de Silencio” y que además impone el tema que se habla a través de la construcción de la “Agenda Setting”;

2) la oposición que bajo la premisa del “descontento” orienta sus tácticas hacia el voto “en contra de”, y a la par trabaja en la desacreditación de sus contendientes internos (“aliados” de la MUD) para ganar ser el abanderado de la Unidad; olvidando que en campaña es esencial la “credibilidad” y más allá de los errores de los sectores adversos deben ofrecer algo que motive el voto espontáneo y genere aceptación.

De allí surgen las incongruencias simbólicas de la oposición, en la que el ciudadano se confunde y el mensaje se diluye. Estas acciones hacen mucho daño a los sectores de oposición, quienes en la ambición del poder son capaces de atentan contra los propios, fracturar la ingeniería electoral y promover la abstención para mantener “vivo” su discurso.


El ciudadano es ahora quien tiene la fuerza para decidir el destino de las regiones a través de su voto con una mirada crítica de actores, en la que logre desenmascarar el origen de las “ideas” que se fortalecen en la opinión pública. Es por ello, que las campañas electorales deben considerar el contexto, las preferencias partidistas del electorado, el conocimiento de los candidatos, nivel de bienestar del ciudadano, las necesidades, expectativas e inconformidades de la población para orientar las tácticas y sobre todo la “promesa” que permita conectar al candidato con el electoral; todo ello, sin olvidar las herramientas que ofrece la inteligencia política, la ingeniería electoral y el benchmarking.


Sin duda, la campaña electoral debe ser redefinida en este tablero político, tomando en cuenta que el voto es emocional no racional; además de que se deben leer acertadamente los cambios de humor de la opinión pública, considerando que es ella quien juzga al candidato y permite ubicarlo en la mente del elector otorgándole un posicionamiento (a favor o en contra).

Por ello, además de las llamadas “fuerzas políticas”, se debe crear una imagen del candidato capaz de delinear sus características, atributos y bondades, las cuales debe proyectar, para que acordes con las expectativas del electorado puedan ser compradas generando así el tan anhelado respaldo popular y la intención del voto. Además de ello, se debe definir una estrategia y las tácticas con congruencia simbólica, discursiva y práctica. El éxito está en conjugar de manera armónica los elementos y herramientas del marketing político.  

]]>
<![CDATA[“Tendencias del Derecho en el siglo XXI” (I)]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/-Tendencias-del-Derecho-en-el-siglo-XXI-I-20170825-0068.html http://www.panorama.com.ve//opinion/-Tendencias-del-Derecho-en-el-siglo-XXI-I-20170825-0068.html Estábamos en el “umbral” del siglo XXI cuando me sentí obligada a dejar constancia de las tendencias fundamentales de la evolución del Derecho en esa etapa, a los fines de prepararnos para atender a los cambios que, necesariamente, se debían producir. Es por lo anterior muy significativo el texto que escribí en 1998, es decir, hace casi veinte años, ya que nos permite constatar si se verificaron o nó nuestras previsiones. 

 Los rasgos predominantes que el Derecho nos ofrecía en los umbrales del siglo XXI, estaban constituidos por la influencia sobre el mismo de los siguientes procesos: la internacionalización; la tecnificación; la desformalización y la privatización. Vamos a hablar por ahora de los dos primeros.

Por lo que atañe a la internacionalización, con tal término se alude a la uniformidad que trata de otorgarse a las instituciones que operan en diferentes países, cuya armónica regulación se requiere para afianzar vínculos integracionistas, en los cuales, para los Estados que los integran, por encima de su legislación interna, rige una norma supranacional que, penetra automáticamente en su ordenamiento.

Lo anterior alude al hecho de que, la norma supranacional, se incorpora al Derecho de los Estados integrados, sin necesidad de que ello sea homologado por una disposición aprobatoria de cada una de dichas entidades. La internacionalización implica así la fusión de los sistemas, lo cual exige el abandono de modelos considerados hasta entonces, como absolutos. 


En efecto, esta tendencia ha llegado a incidir sobre conceptos que se consideran como dogmas del Derecho, como lo es el principio de soberanía, entendido como un poder no vinculado a ningún otro, que permite al Estado dictarse sus propias reglas y permanecer ausente de todo yugo o sujeción frente a terceros. La internacionalización está presente también en la proliferación de tratados multilaterales destinados a imponer a los signatarios, iguales modalidades de actuación en materias específicas: son las llamadas normas comunes; “códigos o Leyes Tipo” y convenios de unificación legislativa.

 

 Es indudable que la parte más intensa del proceso de internacionalización se ha detenido y ello se revela recientemente en los acontecimientos de la Unión Europea, en la cual uno de sus socios fundamentales (Gran Bretaña) está en retirada. 

 La segunda tendencia que aparece en la apertura del siglo es la tecnificación, cuya mayor manifestación está en su informatización, en la cual, la influencia de la cibernética en las relaciones interpersonales son de tal naturaleza que ya puede hablarse de la Informática Jurídica como medio de transmisión del conocimiento normativo.

La informatización se refuerza altamente con la Propiedad Industrial (a través de las patentes) y con el Derecho de Autor (mediante el software), por cuanto los mismos constituyen la tutela necesaria de los inventores y, en general, de los creadores intelectuales que, a través de la protección de los Derechos Inmateriales, se sienten seguros frente al plagio y el desconocimiento de sus creaciones.

Esta segunda característica necesariamente ha sido acogida por el nuevo siglo, porque no es tan solo propia del Derecho, sino que pertenece a todas las actividades, tanto de los Estados, como de los particulares en el mundo informático en el cual vivimos. Podemos incluso corregir nuestro planteamiento señalando que, más que tendencia del Derecho es, una de las características fundamentales de nuestra época.

]]>
<![CDATA[En opinión: Democracias camufladas]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Democracias-camufladas-20170825-0028.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Democracias-camufladas-20170825-0028.html Bastante se ha hablado y escrito sobre la democracia, sobre sus virtudes y ventajas al ejercerla como sistema político, sin embargo ya casi alcanzando la segunda década del Siglo XXI,  son muchos los desafíos que enfrentan los países Latinoamericanos producto de las democracias defectuosas, lideradas por gobernantes y políticos que se hacen llamar de  “izquierdas y derechas” y sus acciones y comportamientos son muy similares; ineficiencia en la gestión pública, escándalos de corrupción, señalamientos y excusas para justificar la alternancia en el poder, repitiendo los mismos vicios, volviendo a engañar a los electores con promesas incumplibles, propias de la clase política que en el pasado criticaron. 

Ya lo había planteado el Politólogo, Norberto Bobbio, en su obra “El futuro de la Democracia”, al señalar que la democracia real se ve condicionada e, incluso, limitada por fenómenos como el aumento desorbitado de aparatos burocráticos apenas controlables, el elitismo tecnocrático y oligárquico de los dirigentes públicos y de diversos grupos de interés que restringen el modelo representativo, la mediatización e incluso manipulación de la participación política popular dada la escasa información cívica contrastada existente y la pasividad general, la privatización de lo público (el clientelismo) y la reducción del garantismo, es decir, del Estado de derecho por la imposibilidad de erradicar las prácticas irregulares del poder estatal oculto. 


Aunándole, que el rendimiento de la democracia es escaso, dado la ingobernabilidad, resultante de la sobrecarga de demandas sociales que el sistema no está en condiciones de atender equitativamente. Así mismo, por sus constantes escándalos públicos que se suscitan en cuanto se hacen visibles ciertas prácticas irregulares que no debían conocerse, que incluye una amplia gama de mecanismos perversos de privatización de lo público, como la patrimonialización del poder, la corrupción, la financiación irregular, el clientelismo e incluso crímenes de Estado.


En tal sentido, es menester para los ciudadanos reflexionar profundamente sobre el accionar de la clase política, en su pretensión de reelegirse en el poder o presentarse como opciones diferentes, muchos son los casos que se pueden tomar como referencia de aspirantes políticos y gobernantes que se hacen llamar demócratas y no son más que tiranos disfrazados, representantes del nepotismo, del abuso del poder del Estado para beneficiar grupos políticos, económicos, partidos, y castas familiares.

Políticos que han hecho a través de sus partidos una carrera para servirse y no para servir al pueblo, demostrando su ineptitud y su naturaleza destructiva capaz de arruinar un país o de acabar con una ciudad, incapaces de rendir cuentas y de someterse a controles ciudadanos, ya que se consideran intocables e imprescindibles. 


Sin embargo, el problema no está en la democracia, la corresponsabilidad es compartida, nos corresponde a todos los ciudadanos tomar conciencia sobre los males que infectan su buen desenvolvimiento, ya que todos somos actores del sistema. Se requiere que despidamos a la misma clase política que a través de la manipulación, tratan de confundir a los ciudadanos para perpetuarse en el poder, bajo esquemas de polarización, para alimentar a los mismos partidos políticos clientelares que anteponen siempre sus propios intereses al interés general, haciendo del ejercicio de la política una carrera sucia y detestable.


Ante esta realidad, es imperante que los ciudadanos responsables, comprometidos, participativos, exigentes y convencidos que la política es demasiado importante para delegarla en la misma clase política, asumamos el desafío de influir en nuestro propio destino, apoyando iniciativas ciudadanas, distintas a las que han acaparado el poder durante las últimas décadas, pervirtiendo y degradando la esencia pulcra de la política y socavando las oportunidades que brinda el verdadero ejercicio de la democracia.


Finalmente, no todo es responsabilidad de los partidos, los políticos o de las instituciones, en palabras de Vallespín de “las democracia bajo sospecha”, mi propuesta es reiterativa hacia los ciudadanos que aspiramos vivir en un país democrático, considerando que la tarea comienza por nosotros mismos, en como ejercemos el papel que nos brinda la democracia, si somos cómplices del continuismo, de los políticos aprovechados, mediocres y sinvergüenzas que acaparan el poder, carentes de legitimidad para gobernar o somos garantes del cambio, al servicio del bien común, para derrotar  las democracias camufladas.


 

]]>
<![CDATA[El neoliberalismo salvaje, por Antonio Pérez Esclarín]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-neoliberalismo-salvaje-por-Antonio-Perez-Esclarin-20170825-0023.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-neoliberalismo-salvaje-por-Antonio-Perez-Esclarin-20170825-0023.html  Los que destruyeron a Venezuela, ¿son los que ahora la van a reconstruir? ¿Aumentando las dosis de las mismas medicinas que siguen  agravando la enfermedad? ¿Acelerando la marcha, a paso de vencedores,  hacia el abismo? Los que nos mintieron  descaradamente ¿van a garantizarnos  una Comisión de la Verdad?

Los que actuaron caprichosamente y no vacilaron en recurrir a todos los medios, incluso la represión más feroz, ¿van a ser ahora los que otorguen cartas de buena conducta?  ¿Está siendo en verdad la Constituyente un lugar para el debate libre y la solución de los problemas o un instrumento del gobierno para atornillarse en el poder  y castigar a  los opositores? ¿Acaso no hay entre los constituyentistas espíritus libres y valientes que se opongan a esta comedia? ¿Dónde están todas esas personas que, en las propagandas obligadas,  nos pedían el voto y nos prometían soluciones a los problemas?

Se nos dijo y repitió que la primera tarea de la Constituyente era enfrentar el problema económico y mitigar el desabastecimiento, la inflación y el hambre creciente a pesar de que la Presidente de la Constituyente, Sra. Delcy Rodríguez, la niegue.  ¿Dónde vive esa señora? ¿Acaso no ha visto a las personas rebuscando en los pipotes de basura? ¿Acaso no le duele la angustia de tantas madres que no tienen que darles de comer a los hijos? ¿Sabrá que un plátano, una papa o un tomate valen más de mil bolívares, y un kilo de carne más de 22 mil?


 Los constituyentistas  insisten, con una seriedad de neoconversos,  en la necesidad de superar el modelo rentista y sustituirlo por un modelo productivo. Parecen  ignorar que  en estos años de desgobierno  destruyeron  el aparato  productivo, saquearon el país, y no sólo no fueron capaces de resolver alguno de los problemas esenciales, sino que los agudizaron todos.


 Hablan de superar la dependencia petrolera, y favorecen políticas para aumentar la dependencia minera, sin importar los daños a la ecología ni a los pueblos indígenas que está ocasionando  el arco minero.  
El milagro de la revolución bolivariana ha consistido en convertir al país más próspero de América en el más miserable. En estos dieciocho años  ha aumentado la corrupción y la delincuencia;  somos el país con la mayor inflación del mundo;  crece cada día el hambre y la miseria;  mueren los enfermos  por falta de medicina;   y unos dos millones de personas han salido del país por no ver aquí posibilidades de  vida digna. 


Además, nos están aislando del mundo, pues varias líneas aéreas se niegan a volar a Venezuela. Hasta Haití tiene más vuelos internacionales que nosotros.


Pero lo más grave de todo es que invocando el socialismo bolivariano o el socialismo del Siglo XXI, han logrado que en Venezuela se imponga el neoliberalismo más salvaje, es decir, la ley de la oferta y la demanda más despiadada.

Los que logran conseguir alimentos o productos  a precios regulados, se aprovechan de la escasez por la falta de producción, y  los revenden hasta diez veces o más su valor y, si uno se queja, levantan los hombros en un gesto de total indiferencia como diciendo “Usted verá, si no le gusta el precio no se lo lleve”. Si esto no es neoliberalismo salvaje, ¿qué es entonces? ¿Entenderán que de nada sirven los controles si no hay producción?

]]>
<![CDATA[Primarias, por Roberto Malaver]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Primarias-por-Roberto-Malaver-20170825-0024.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Primarias-por-Roberto-Malaver-20170825-0024.html Ojalá que quedemos vivos después de esas primarias, porque lo que estamos viendo hasta ahora, es una guerra a cuchillo entre los compañeros Luis- Washington- Florido y Henri Falcón Crest.


         ¡Los candidatos llegaron ya! Y llegaron bailando cha cha chá, qué rico cha cha chá, como si no hubiesen roto un plato. Después de ser cómplices en ese montón de vainas que cometimos en más de cien días de guarimbeo, diciendo que el CNE esto y lo otro y más allá de más nunca, y ahora vamos en perfecta formación rumbo a las elecciones en octubre, pero eso sí, vamos a hacer unas primarias porque, carajo, cómo nos gusta el poder.

Hay más candidatos que guarimberos. Vamos a aplicar una de democracia participativa y protagónica, como dirían los chavistas -que andan disfrutando del score-  y vamos a elegir a nuestros bates quebraos. Y ojala que quedemos vivos después de esas primarias, porque lo que estamos viendo hasta ahora, es una guerra a cuchillo entre los compañeros Luis- Washington- Florido y Henri Falcón Crest


          Ya el dictador dijo en una rueda de prensa que está seguro de que van a ganar todas las gobernaciones. Y nosotros también creemos que es así, porque, vamos a ser sinceros, ese peo de decir una vaina ahorita y otra mañana y otra más allá, que baja y se pierde, esa vaina no se ve en ninguna parte.

Así no hay gente que nos crea un carajo, a pesar de que todavía quedan algunos ingenuos por allí que se rajan las venas abiertas por nosotros. Pero la verdad es que uno no sabe qué cara poner cuando un carajo de esos se acerca a nosotros, y jodiendo nos dice: “Ahora creemos que el CNE es el mejor del mundo, ¿verdad?”. Y a uno no le queda más remedio que decirle que tenemos que ganar espacios donde sea, y vamos a las primarias porque somos demócratas y bla bla bla. 

          No hay que olvidar que nosotros, cuando elegimos a Embajada Radonski como candidato, lo hicimos mediante unas primarias, y el carajo ganó su vaina. Es decir, nosotros la democracia la llevamos muy adentro, tan adentro que casi no se nos ve esa vaina.

Lo malo es que estamos pasando por un estrés postraumático, así nos dijo Espoleta Allup, que nos tiene como volador sin rabo. Ojala que en estas primarias, que serán el 10 de septiembre, no vaya a salir alguien por allí diciendo que van a quemar los votos, porque eso sí que sería una joda de padre y señor mío. Esa fiebre de odiar y quemar nadie sabe de dónde le salio a uno lucha y se desangra.

          El papá de Margot llegó con el periódico y leyendo en alta voz: “La oposición hará sus primarias para elegir candidatos a las gobernaciones el 10 de septiembre”. Cerró el periódico y lo tiró sobre la mesa y dijo. “Después que quemamos gente ahora vamos a pedirle el voto. No me jodan” Y tomó la puerta del cuarto y le metió aquel coñazo tan fuerte, que un vecino gritó: “Hasta cuándo Gómez, desgraciao”.

         - Rómpeme, mátame, pero no me ignores.- me canta Margot
  

]]>
<![CDATA[En opinión: Consumir pobreza]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Consumir-pobreza-20170823-0095.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Consumir-pobreza-20170823-0095.html El verdadero capitalismo salvaje lo están protagonizando en Venezuela, el régimen dictatorial y los bachaqueros. Entre los dos han transformado a la población en unos completos parias del hambre.


   Y la desnutrición no se debe únicamente a los crónicos períodos de subalimentación por la falta de nutrientes, también al incumplimiento de las normas en la elaboración de los productos en la alimentación del venezolano.


   Por estos días y mientras hacíamos la fila para cancelar unos alimentos, me acerqué a ver un nuevo producto, era una marca extranjera. La información nutricional indicaba que contenía casi en su totalidad componentes artificiales para darle a la bebida un sabor achocolatado. Mi esposa buscó otro producto de marca reconocida y enseguida verificamos su composición. Su base esencial indicaba que contenía en un 85% materia prima natural.
   -Te fijas, me dijo mi esposa. –Por eso es que este producto es más barato. Sus componentes son de segunda categoría y lo que hacen es inflarle la barriga a las personas. –Puro almidón y colorante. 


   Y es que en este país del capitalismo salvaje, el régimen de dictadura socialista hace años que dejó de ejercer controles sanitarios en los productos, tanto nacionales como aquellos que provienen de otros países. Los controles de calidad desaparecieron y abrieron las compuertas para la entrada de mercancía de segunda y tercera categorías, y desechos industriales, tanto en alimentos, medicinas, como en la generalidad de otros productos.
   Por eso observamos a personas quienes, y a pesar de manifestar que desayunan, almuerzan y cenan, y hasta meriendan, cada día están más delgadas, raquíticas y con los rostros huesudos.


   Indagando sobre el particular he podido conocer que nuestro país está considerado, desde hace ya varios años, como sociedad de poco poder adquisitivo y por tanto, incapaz de adquirir productos denominados de primera calidad, en todas las áreas de la producción y comercialización. Por ello, si usted se fija bien cuando va a comprar alimentos, como arroz, azúcar, harina, aceite, entre otros, así como productos de higiene personal, se dará cuenta que vienen con “detalles” tanto en su contenido como en la presentación. Es que son productos que si bien no lo van a envenenar, pues tampoco lo van a nutrir. Además, han sido desechados por los mecanismos de controles sanitarios en sus países de origen y que además, no pueden ser ingresados a los denominados países del primer mundo o industrializados.


   Pero si esto ocurre con los alimentos, qué se puede esperar de las medicinas. El contrabando de medicinas es un negocio mucho más lucrativo. Las mafias se encuentran generalmente en países en vías de industrialización, como la India, de donde salen las moléculas-base que permiten multiplicar por miles de millones de dólares en sustancias que a la final, son adquiridas por los interesados sin pasar ningún control sanitario.
   Igual ocurre con la industria de los repuestos para vehículos. Acá es China el país que ha clasificado esta industria. Tienen tres tipos básicos, A, B y C, para la venta de repuestos. Los primeros están orientados al mercado europeo-norteamericano-canadiense-australiano. Porque en esos países los controles son severísimos. Existe un permanente control de importación de autopartes.


   Después están los repuestos de clasificación B, o intermedios, que van dirigidos al mercado de países en vías de industrialización y que aceptan, por sus regulaciones, algunos productos con “detalles” básicamente en sus presentaciones y no así, en el producto terminado.


   Y finalmente está la clasificación C, que contiene materia prima de producción de desecho o de muy baja o ninguna calidad. Y está orientada al mercado de países que no tienen controles de seguridad industrial, casi todos los países africanos y algunos latinoamericanos, como Haití y Venezuela.
   La industria de la electrónica china, con sus copias casi exactas de telefonía celular, computación (tabletas, laptops) provee para estos países, de clones que son adquiridos por comerciantes y se distribuyen como originales. En Venezuela, casi todas las marcas de telefonía celular (teléfonos inteligentes) son clonados y vendidos como originales.


   Como se puede observar, nuestro país desde hace años es considerado como nación, no de segunda, de tercera categoría, y por tanto, a su sociedad se le provee de mercancía y productos de desecho, residuos industriales que no pueden ser comercializados ni en países en vías de industrialización ni mucho menos, en los países altamente desarrollados.
   Por eso, la desnutrición no es tanto de pasar hambre. También tiene que ver con lo que usted lleva puesto, desde pantaletas, interiores y sostenes, hasta andar por la calle perfumadito y creyéndose superior a los demás por poseer un Aifon de última generación, sin saber que es un clon fabricado en el sótano de un tugurio en medio de un sembradío de arroz.

]]>
<![CDATA[Reconstruir el capital social]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Reconstruir-el-capital-social-20170823-0093.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Reconstruir-el-capital-social-20170823-0093.html La desazón de estos días abruma. Diariamente aparece una evidencia más para afirmar que estamos muy alejados de construir un Estado moderno que detenga los excesos del personalismo malsano, las precariedades institucionales y el sistema jurídico retorcido. 

No hay contenciones para moderar las decisiones públicas erráticas recientes. Su modelaje conductual se niega a someterse a las normas generales que nos igualan. Dicho de otra manera: No hay voluntad  para supeditarnos al orden, reglas de onvivencia y valores establecidos que contribuyan a una coexistencia más saludable. Lamentablemente, todo se reduce a un despertar de demonios que destruya los más elementales códigos de civilización y los mínimos niveles de conciencia.

 
Hoy se valoriza la ilegalidad y todo lo endulzan con moralina. Aparentemente, todavía se nos quedó instalada la frase de los tiempos de la Corona española: “Se acata, pero no se cumple”.


La expresión de malestar está por todos lados y como cada cual tiene una apreciación distinta  de los hechos, a partir de ahí actúa. En cuestiones valóricas estamos llenos de comportamientos confusos. Ahora bien, formular respuestas para complacer a todos se dificulta aún más cuando existen debates públicos complicados que tocan sensibilidades como las nuestras. 


Es vox populi que la sociedad demanda resoluciones inmediatas, pero desafortunadamente no será posible. Para corregir la dirección del país se hace imprescindible un proceso extenso y complejo. La principal traba es la carente visión de país. Se requiere tomar decisiones consensuadas cuyos resultados no los vamos a ver, pues es, inevitable, iniciar un proceso de cambios culturales y sus frutos no serán para esta noche. Sabemos que reparar el tejido social cuesta generaciones.
El capital social es una variable esencial para las transformaciones culturales y el desarrollo potencial de una nación.

Por esto, se pudiera empezar con guías de acciones concretas que reconstruyan este capital demolido, tales como: la confianza mutua, honestidad, cooperación, civismo, solidaridad, reciprocidad, ética y todo aquello que oriente el sentido hacia la colectividad colaborativa. Y esto, se logra impregnando la psique colectiva con emociones positivas que digieran  las normas y códigos civiles, desechen las actitudes polarizantes, ejemplifiquen el entendimiento, estimen las preferencias por la asociación  y sus actores cumplan los compromisos. 


Simplemente, asimilar la cohabitación respetando los límites y los preceptos jurídicos que regulan los comportamientos sociales. 
Sin embargo, ¿qué valores civiles nos queda o con cuál sistema de justicia drenamos todo este tóxico que respira la sociedad? ¿Cómo les ponemos unos anteojos a nuestra dirigencia política para que vea la urgencia de acordar un proyecto país sin mezquindades? Aquí está encerrado el desafío.


A veces, uno quisiera entregarse resignado a la ilusión de que se aproxima algo virtuoso, pero el optimismo no alcanza para proyectarnos psicológicamente y nos ayude a entrever la magnitud de todos los efectos que tendrá el desenlace de esta historia. 

]]>
<![CDATA[El bloqueo financiero y los servicios públicos]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/-El-bloqueo-financiero--y-los-servicios-publicos-20170823-0090.html http://www.panorama.com.ve//opinion/-El-bloqueo-financiero--y-los-servicios-publicos-20170823-0090.html El bloqueo internacional en contra de Pdvsa se acentúa con la posición asumida por el Gobierno Norteamericano. En el negocio petrolero, Estados Unidos es un país que recibe volúmenes de petróleo diario, tanto para ser procesado en las refinerías de Citgo como de otras refinerías de empresas internacionales, muchas de ellas americanas. Estas operaciones comerciales de petróleo están fundamentadas en la utilización de los diferentes sistemas financieros establecidos. Sin embargo, muchas de las alternativas financieras se han ido cerrando, lo cual impide un normal desarrollo del negocio petrolero.


El bloqueo financiero viene acompañado del bloqueo comercial. Está cerrado el financiamiento de compra venta de bienes o servicios proveniente del mercado americano. Esto está siendo mucho daño a nuestra economía. Esto acompañado con un debilitamiento de nuestro signo monetario, cada día más depreciado, ha potenciado  los niveles de inflación y de especulación. Estos factores están diezmando a la población venezolana. No hay controles que impidan el deterioro de la calidad de vida del venezolano.


Es necesario atacar la crisis económica, de inmediato, no podemos permitir que sigamos cayendo en el hueco donde nos encontramos.
Para ello es indispensable la participación de cada uno de los venezolanos. No podemos dejar que unos pocos solucionen los problemas. No solo el Gobierno, la oposición también, somos cada uno de nosotros que contribuiremos a salir de las dificultades. 


Para dar un ejemplo lo tenemos en la electricidad en el Zulia. Hemos tenido un excelente invierno con abundante agua. La generación hídrica, el Guri, es desbordante. En el Zulia tenemos dependencia del Guri. Sin embargo, se afirma que se hicieron grandes y multimillonarias inversiones en el Zulia, para la adquisición de plantas generadoras de electricidad, con el fin de asegurar la autogeneracion eléctrica. Se crearon las Termozulia 1, 2, 3 y 4, a través de ciclos combinados, que interconectándose ahorrarían grandes volúmenes de combustible. Bueno, cuál es la realidad? Muy distinta. Se instalaron varias plantas generadoras, muchas de ellas, sin concretar los ciclos combinados,  consumiendo grandes volúmenes de combustibles los cuales podrías ser exportados generando divisas para Venezuela. 


La Arreaga, símbolo histórico de la generación de electricidad, abandonada y sin el mantenimiento adecuado. Que lamentable. Instalaron plantas generadoras en Urdaneta de menor capacidades y nadie sabe de sus operaciones. En fin, ¿en que se ha traducido todo ello? En un mal servicio. Desde hace unos meses atrás, vemos cómo las fluctuaciones de electricidad o apagones no programados, están haciendo estragos en la sociedad. Nadie responde, nadie rinde cuentas, nadie asume el compromiso de normalizar el servicio. Ahora hay una nueva modalidad de racionamiento en la utilización del 220 en una ciudad como Maracaibo, donde el calor es inclemente todo el año. Los daños causados en los aires acondicionados y  los electrodomésticos. Nadie responde.


Los elementos que deterioran la imagen del Gobierno y del presidente, son las empresas encargadas de los servicios públicos. Se deben hacer auditorías y controles de desempeño a esas instituciones, para tomar las decisiones que favorezcan a la población.


Venezuela seguirá dependiendo de los hidrocarburos. Cambiar la cultura petrolera, como renta petrolera, es muy complicado hacerlo. Tenemos que utilizar nuestro petróleo para potenciar a Venezuela en los diferentes sectores productivos. 
Seamos participes en las propuestas y las soluciones. El Gobernador debería encabezarlo. Solo se rodea de aduladores y contratistas de su preferencia. Hay que exigir mejoramiento de los servicios públicos para un buen vivir del Zuliano.

]]>
<![CDATA[Realismo mágico, por Pedro Pablo Fernández]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Realismo-magico-por-Pedro-Pablo-Fernandez-20170822-0113.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Realismo-magico-por-Pedro-Pablo-Fernandez-20170822-0113.html En Venezuela ya no sabemos distinguir qué cosas son verdades y qué son espejismos.

“La verdad los hará libres”, dijo Jesús de Nazaret a sus discípulos. Solamente con la verdad podemos encontrar el camino a la libertad. Vivir en la mentira es como vivir en la oscuridad.

Hoy la gente está confundida, angustiada. No sabemos para dónde vamos y la angustia y la confusión es producto de que vivimos en la mentira.

Nos dicen que hay que votar, pero el CNE hace trampa. Nos dicen que las máquinas del CNE cuentan los votos al revés, pero ganamos la Asamblea Nacional con las 2/3 partes. Nos dicen que nos vamos a acoger al 350, que nos declaramos en rebelión frente a la dictadura, y unos días después nos dicen que vamos a someternos a unas elecciones convocadas por el CNE. Nos dicen que no vamos a dialogar nunca con la dictadura y cuando Diosdado Cabello revela que ha habido diálogos secretos entre el Gobierno y la oposición, Jesús “Chúo” Torrealba contesta que “no ha habido diálogos secretos, sino privados”.

El realismo mágico es un movimiento asociado con la literatura hispanoamericana donde se presentan cosas irreales o fantasiosas como algo normal y común, y se termina distorsionando completamente la realidad.

La obra más representativa de este género es Cien años de soledad, escrita por Gabriel García Márquez. La historia de esa novela transcurre en un pueblito muy aislado, Macondo. Ahí ocurren historias fantasiosas y cosas inverosímiles, pero como la gente era muy ignorante no sabía distinguir qué cosas eran realidad y que cosas no.

García Márquez termina el libro con un párrafo que pareciera que estuviera describiendo a la Venezuela de hoy.

“Era como si Dios hubiera resuelto poner a prueba toda capacidad de asombro y mantuviera a los habitantes de Macondo en un permanente vaivén entre el alborozo y el desencanto, la duda y la revelación, hasta el extremo de que ya nadie podía saber a ciencia cierta dónde estaban los límites de la realidad. Era un intrincado frangollo de verdades y espejismos…”.

En Venezuela ya no sabemos distinguir qué cosas son verdades y qué son espejismos.

La verdad puede ser incómoda y puede no gustar, pero es el único camino para lograr la ansiada libertad y justicia. Es la verdad la que nos hará libres.
 

]]>
<![CDATA[En opinión: Padrino y su Tucano]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Padrino-y--su-Tucano-20170822-0112.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Padrino-y--su-Tucano-20170822-0112.html ún un poco ensordecido por el ruido del motor del avión Tucano en el que se montó Vladimir Padrino, este fin de semana para enviar una “contundente amenaza” al Imperio yanqui, redacto este artículo.


No he podido dejar de ver el video que publicó el aventurero ministro de defensa en las redes sociales, y me pregunto si tal advertencia daría más risa o más miedo al pueblo estadounidense o al presidente Trump (...)

Aunque la acción es inevitablemente risible, por lo menos pudieron guardar las apariencias y en vez montarlo en un Tucano, avión de ataque ligero, y además adquiridos en el año 1986; pudo subirse a Sukhoi o un F-16, una aeronave con más potencia; pero como no sabemos en realidad qué pasó, podemos presumir que el ministro de sintió más cómodo en el Tucano, o simplemente era un chistecito de fin de semana. 


Lo cierto es que desde que el Presidente de Estados Unidos anunció la posibilidad de una intervención militar en Venezuela, el gobierno de Nicolás festejó dicha amenaza porque la convirtió en una conveniente fortaleza de cara a las elecciones regionales. Ahora con más razón, todo es y será culpa del Imperio “mesmo”.


Sin lugar a dudas esas palabras de Trump sólo representan una bravuconada más, un anuncio irresponsable e improvisado como suele manejar esta administración de la primera potencia del mundo, en vez de beneficiar al pueblo venezolano lo que hace es crear más incertidumbre.


La estrategia del régimen es movernos por la arena de la confrontación, de la guerra asimétrica, del despliegue de tropas a las fronteras, de la preparación para el conflicto que nunca va llegar. Es parte de la campaña de distracción.
Por eso, a lo mejor, volveremos a ver las fulanas maniobras y los tanques en terrenos fangosos disparando a “enemigos de cartón” pero al fin y al cabo un ejercicio con más características mediáticas, que militares. 


Recuerdo que como corresponsal de Rctv en el Zulia en varias oportunidades nos desplazamos a Paraguachón, cada vez que al Presidente Chávez le daba por cerrar las fronteras con Colombia cuando tenía alguna diferencia con Álvaro Uribe.  
Lo que veíamos en la vía hacia la frontera eran alcabalas con tres o cuatro reclutas, y gandolas remolcando tanques sin batería que apostaban en la Troncal. A primera vista generaba impacto, pero a los cinco minutos se esfumaba. Gracias a Dios nunca hubo confrontación.


Preocupante y tristemente las amenazas militares de la Revolución parecieran sólo ser un chiste para provocar la risa de propios y extraños.
Que el aturdidor ruido del motor del súper Tucano del año 1986 desde donde el ministro Padrino López habló el fin de semana no nos distraiga; sigamos en lo nuestro: elecciones regionales, calle y presión internacional porque eso sí es la verdadera amenaza contra el régimen de Nicolás y ellos lo saben. Cambio y fuera.


 

]]>