Panorama.com.ve Noticias del Zulia, Venezuela y el mundo. Períodico electrónico de actualización diaria. http://www.panorama.com.ve/ spa Copyright (c) 2015 Tue, 25 Apr 2017 06:15:00 -0400 hourly 1 http://www.cms-medios.com/ Panorama.com.ve http://www.panorama.com.ve//arte/lg_panoramadigital.png http://www.panorama.com.ve/ <![CDATA[El muro de la vergüenza en Venezuela]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-muro-de-la-verguenza-en-Venezuela-20170425-0016.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-muro-de-la-verguenza-en-Venezuela-20170425-0016.html ...Si no hay verdad mal puede alcanzarse la reconciliación; si toma espacio la impunidad huye la Justicia.

Hartado el pueblo venezolano de la podredumbre que le significa el narco-régimen de Nicolás Maduro, sin regreso mientras permanezca en el poder y sin beneficio – como lo sugiere la ONU – de diálogo: que no sea para organizar una despedida con menos violencia, ha fijado dos símbolos que dicen mucho y a profundidad. Los recordará nuestra historia, una vez como se escriba sobre este agonal momento que tiene como hito la efeméride reciente del 19 de abril de 1810. 

Primero, los jóvenes – en mega marcha que supera al millón de almas - se sumergen en el Río Guaire y sus aguas servidas. Escapan de sus represores y a las balas de los paramilitares – “colectivos armados” - que los apoyan. En ellas prefieren bañarse pues la fetidez es menor que la excretada por los represores. Luego, levantan aquéllos para su memoria y la de las generaciones por venir el Muro de la Vergüenza. En el fijan las fotos de quienes, comenzando con Maduro, atrincherados en el poder para la ejecución de verdaderos crímenes de lesa humanidad, señalan como sus responsables. No le arredran las amenazas de 2015 y 2017: “Prepárense para un tiempo de masacre y muerte si fracasa la revolución”, “hay que garantizar un fusil … para cada miliciano”. 

En la represión intencional, generalizada y sistemática del pueblo por la narco-dictadura no media un propósito ideológico: el Socialismo del siglo XXI, que tampoco la justifica. No reprime ésta para salvar al país de algún peligro mayor que tampoco la explicaría o acaso, a la manera del nazismo - tocado por una dislocación mesiánica – porque fuese necesaria para el bienestar nacional. Delinquen Maduro y los suyos, antes bien, para lo más vil y profano.

Realizan asesinatos, practican secuestros, torturan a sus presos, hacer morir de mengua a la gente, todos a uno como sicarios del narcotráfico y el terrorismo que, todos a uno, comparten como única razón de sus presencias en la política. Y al país que no le es funcional lo declaran civilmente muerto, siendo la mayoría.
 
Se trata, cabe decirlo sin ambages, de una réplica al calco de la serie sobre Pablo Escobar – El Patrón del mal – que esta vez tiene a otros actores de reparto: A Maduro y sus familiares, en espera de ser condenados por tráfico de drogas; a Tareck El Aissami y el general Reverol como el teniente Cabello, ejes visibles del negocio de la muerte y perseguidos por la DEA; el comisario Bernal y el señalado Cabello, regidores del narco-paramilitarismo popular; los magistrados Maikel Moreno y Gladys Gutiérrez como la inefable juez Susana Barreiros, purificadores de los crímenes de Estado; el Defensor del Pueblo Tareck William Saab y quienes le anteceden, German Mundaraín y Gabriela Ramírez, sordos ante los asesinatos y heridos que manchan, antier, a Hugo Chávez e Isaías Rodríguez durante la Masacre de Miraflores, ayer al general Rodríguez Torres por la Masacre del Día de la Juventud y, esta vez, a todos los señalados por la represión en curso.    

No exagero. La línea roja ha sido traspasada por los que están y los que faltan en el Muro de la Vergüenza. 
En buena hora y como una campanada que ha de impedir errores en el camino hacia el desenlace, la Asamblea Legislativa de El Salvador, país donde gobierna el Frente Farabundo Martí, ha ordenado a sus directivos adherir a la denuncia que contra la mafia criminal de represores y de militares que oprimen a la población venezolana y violan sus derechos a la vida, a la libertad e integridad personal, ha sido presentada ante la Corte Penal Internacional, registrada con las siglas OTP-CR-201/16 y suscrita por CASLA.

Antes, a propósito del 11 de abril de 2002, con sus 20 muertos y 100 heridos a cuestas, y de febrero de 2014, con sus 41 muertos por protestar y sus centenares de heridos como miles de encarcelados que ahora se repiten, similares denuncias se consignan ante La Haya. La penúltima ha sido suscrita por una pléyade de parlamentarios latinoamericanos. 

Son acciones que intiman y comprometen a los demócratas venezolanos, pues si no hay verdad mal puede alcanzarse la reconciliación; si toma espacio la impunidad huye la Justicia y no restañarán las heridas causadas por la narco-dictadura; y sin memoria – como la del Muro de la Vergüenza – los atentados a la dignidad humana volverán a repetirse, una vez calmadas las aguas.

La disyuntiva de la comunidad internacional, incluido el Estado Vaticano e incluidos nuestros propios liderazgos, es elemental. 

En Venezuela no media una crisis política e institucional por obra de narrativas distintas acerca de una vida democrática deficiente, menos una polaridad entre banderías irreconciliables, sino el secuestro de toda una nación y su Estado por los cárteles de la droga y otros agentes del narco-terrorismo y el fundamentalismo islámico; a menos que prefieran hacerse cómplices por omisión y tolerar los crímenes de éstos, que claman al cielo.

]]>
<![CDATA[Desnudar la política]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Desnudar-la-politica-20170425-0014.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Desnudar-la-politica-20170425-0014.html Jesús Castillo Molleda / Politólogo / Profesor / @castillomolleda

Luego de las expectativas surgidas en el sector opositor sobre la gran marcha del pasado 19 de abril del año 2017 y los sucesos que podían ocurrir (en el que muchos sostenían era el día que el gobierno nacional se vería obligado a deponer el poder), se dejó claro que una sociedad civil indignada supera las fuerzas de los partidos políticos tradicionales.
 

La MUD ha logrado avanzar en las actividades de calle y en conseguir apoyo internacional por lo cual se ven obligados a manejar asertivamente el entusiasmo de la gente en las diferentes actividades que se convoquen, a fin de no cansarlos o volver costumbre las convocatorias como ocurrió durante el paro petrolero que la gente participaba continuamente y a la final el gobierno logró sobrevivir y recuperarse. 


Por su parte, el gobierno de querer bajar los niveles de presión popular y los ataques de voceros internacionales debe convocar a elecciones regionales y municipales para diciembre del año 2017, lo cual les permitiría vender la sensación de democracia, rectificación y diálogo, a pesar de arriesgar en un 90% las 20 gobernaciones y 275 alcaldías que controlan (Psuv), producto de las mala gestión nacional acompañado de deficientes gestiones regionales y locales. Tomando en cuenta que el gobierno nacional hoy día está con fuerza popular disminuida y afectada por las malas políticas públicas ejercidas lo cual ha desencadenado que más del 75% de la población electoral manifieste votar en su contra en futuras elecciones, ese porcentaje solo cambiaría si el gobierno tuviera intenciones de mejorar las condiciones económicas del país. 


Los radicales que están en el gobierno no quieren ese escenario y los que están en la MUD solo quieren elecciones generales. Si los radicales dominan la escena la confrontación continuará y el desenlace no será nada agradable para ambos sectores, porque de producirse un pronunciamiento de la Fuerza Armada Nacional, sería iluso pensar que los mismos le entregarían el control a la MUD. La sensatez y racionalidad son fundamentales para superar el conflicto, muchos venezolanos se preguntan ¿mientras los políticos logren entenderse que pasará con el acelerado deterioro de la calidad de vida?, lo que obliga a tomar decisiones de gobierno que den oxígeno a los asfixiados ciudadanos. 


La MUD se mantiene firme en la solicitud de que le sean devueltas las funciones a la Asamblea Nacional, así como la convocatoria a Elecciones, liberación de Presos Políticos, Ayuda Humanitaria; mientras que el gobierno se enfoca en afirmar que existe un golpe continuado.En la estructura del alto nivel de gobierno los rumores de conspiración los angustia y nos lo deja comprender que la solución siempre ha estado de su lado.


Si ellos aceptan que la crisis la provocaron y toman medidas económicas acertadas y coherentes, iniciando por reactivar la producción, devolver las funciones a la AN, anunciar el cronograma electoral 2017 – 2018, renovar su vocería. Esto permitiría bajar la confrontación e incluso podría recuperar la popularidad que necesita para las elecciones presidenciales del año 2018; de no hacerlo el deterioro del gobierno seguirá en caída libre, lo que originará su salida  por cualquier vía, electoral o no.Como lo dijo Paul Rossin “Un gobierno se desnuda cuando ya no puede ocultar su fracaso”.

]]>
<![CDATA[Antónimo de política…]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Antonimo-de-politica-20170425-0013.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Antonimo-de-politica-20170425-0013.html Ylich Carvajal Centeno / Periodista / ylichcarvajal@gmail.com

La muerte y la política no tienen nada que ver. Antónimas por naturaleza, una se crea excluyendo a la otra. Cuando los seres humanos se convencieron de que la vida sólo es posible en la convivencia con el otro, a veces, a pesar del otro o la otra, inventó la política. 

Si a ver vamos, lo que nos hace humanos realmente no es la capacidad para pensar, hablar y comunicarnos, sino la decisión de usar esas capacidades para la convivencia, para la política.

Cuando Henry Ramos Allup anuncia ante los medios de información que vendrán más víctimas como consecuencia de este nuevo arranque de violencia y arrechera de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) o cuando Henrique Capriles, María Machado o Lilian Tintori tuitean la muerte de un venezolano o una venezolana como un trofeo de guerra, como el anuncio de que están por alcanzar sus propósitos, cuando, incluso, aúpan marchas y animan a seguir en las calles en nombre de los caídos, lo que están diciendo es que el fin justifica los medios, que han renunciado a la política.

Por si tenéis dudas, fijate que las muertes por las que dice marchar la MUD no ocurrieron realmente por la confrontación MUD versus Gobierno, sino como un coletazo de la intolerancia, la rabia, el odio irracional que la dirigencia de la oposición necesita desencadenar para alcanzar sus propósitos. Ninguna de las tres víctimas civiles (Jairo Ortiz, Paola Ramírez y Almelina Carrillo) estaba en marchas o en barricadas, sólo fueron alcanzados por esa violencia. El Guardia Nacional, sargento Niumar José Barrios, fue asesinado en el cumplimiento de su deber. 

¿Qué tiene que ver la política con los robos colectivos y el vandalismo? ¿Podríamos afirmar que los vándalos que han robado abastos y panaderías son militantes activos de la MUD? La persona que lanzó desde un edificio una botella de agua congelada sobre la cabeza de Almelina Carrillo y la asesinó ¿en qué partido de la oposición milita? Aunque la evidencia la desmiente, María Machado ha negado que el hombre que las autoridades señalan como el asesino de Paola Ramírez es militante de su partido y amigo personal, pero ella y otros dirigentes han utilizado la muerte de esta venezolana para sus planes infames ¿no es eso un crimen por encargo, un sicariato sin destinatario preciso? Es la muerte por la muerte misma.

Cuando Clausewitz dice que la guerra es la política por otros medios no hace sino seguir la maquiavélica idea de que el fin justifica los medios, que para alcanzar el poder se vale todo, incluso, matar, pero yerra absolutamente. En la política importan los medios tanto como el fin mismo, en todo caso, la política es el medio.

Los políticos y las políticas no están para usar a los ciudadanos, menos sus cadáveres, sino para servirle al pueblo y eso vale en todos los ámbitos. 

La señora Eveling de Rosales tiene en la radio y la televisión una cuña publicitaria en la que cuenta que encontró a una anciana abuela enferma y descompensada, con un montón de nietos a los que no puede alimentar, pero al final no hace nada por ella, ni como alcaldesa ni como persona. Sólo usa la deplorable situación de esta pobre mujer para su personal confrontación con el presidente Nicolás Maduro.

Resulta que los mercados populares, que de acuerdo con un reportaje publicado recientemente por Panorama son una completa tragedia y muladares urbanos, son competencia exclusiva de la señora alcaldesa, mucho podría hacer por ayudar a los maracaiberos en la difícil situación alimentaria que enfrentamos, pero solo usa la pobreza como la puesta en escena que necesita para su inútil diatriba con Maduro.

Cuando la vocación de servicio, el interés por el otro, la solidaridad y el afecto franco desplacen de la cabeza de los políticos y las políticas esa idea de que la política es la lucha por el poder sin importar los medios, cuando el afán por la convivencia pacífica sustituya a la exclusión y la negación, estaremos en el camino correcto para lograr los más sentidos sueños de un país, de una ciudad, de todos.

]]>
<![CDATA[Un día cualquiera]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Un-dia-cualquiera-20170425-0012.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Un-dia-cualquiera-20170425-0012.html Carola Chávez / Articulista / @tongorocho

El jueves, cuando Maduro dio el golpe de Estado, yo estuve todo el día en la calle, desde temprano, cuando ya el golpe estaba consumado. Esa mañana, a diferencia de mis mañanas de siempre, no tuve tiempo para leer la prensa, así que salí a la calle sin imaginar lo que estaba pasando.

A millones de venezolanos se nos pasó ese día entre llevar a los niños al colegio, ir al trabajo, hacer mercado, ir al doctor, pagar la luz, el teléfono o el impuesto sobre la renta, cuyo plazo estaba por vencerse. Qué iba uno a imaginar, si parecía un día cualquiera: los colegios, los centros comerciales funcionando con normalidad, lo mismo que los supermercados, bancos, oficinas públicas y privadas… No había “esbirros del régimen” peinando las calles, arreando opositores a un stadium para luego borrarlos del mapa, no. No había allanamientos masivos, como se supone debe hacer cualquier dictadura que se precie de serlo. Nop, la vida seguía como si nada y uno ahí, en la calle, al-inocente-lo-protege-Diosmente, sin saberlo, en medio del caos que narraban todos los grandes medios internacionales.

Y es que en este país no nos enteramos de nada. Si yo viviera en España o en Miami, no tendría dudas de que, en Venezuela, ese nefasto jueves, la dictadura de Maduro había dado un golpe de Estado. Si yo viviera fuera, habría pasado un jueves agónico, pero vivo aquí, en el epicentro de los hechos, por eso no me enteré sino bien tarde, cuando por fin me conecté a la realidad de Internet: Allí supe que, ooootra vez, la comunidad, preocupada por nuestra democracia, profería libertarias amenazas contra nosotros; y oootra vez, la dirigencia opositora, en civilizada sintonía, pedía al “mundo democrático” hechos más que palabras.

Por ahí vi a Almagro moviendo la colita con Kuczynski y el resto de la manada de perritos simpáticos; Por ahí me alertaron de que “lo que viene es feo. Compra mucha comida, que no hay, que está carísima, y el dinero no alcanza porque Venezuela se muere de hambre y la dictadura te obliga a comprar pan canilla regulado cuando el paladar te exige cachitos de jamón…” Y ahí, en medio de reguero de alarmantes y caóticas noticias típicas de un golpe, leí que los empresarios esperan las nuevas subastas de divisas del Dicom. Lo normal, pues. Un día cualquiera de estos últimos 18 años.

]]>
<![CDATA[El golpe viene del norte]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-golpe-viene-del-norte-20170424-0021.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-golpe-viene-del-norte-20170424-0021.html José Vicente Rangel / exvicepresidente

Si algo caracteriza el comportamiento del liderazgo opositor —el que emergió luego de la derrota que le propinó Chávez—, es su falta de imaginación política.

1) A Nicolás Maduro no lo tumbará la oposición interna –ni la de afuera. La de la MUD. La de los partidos que integran ese organismo. La de Ramos Allup, Julio Borges, Capriles Radonski y otros dirigentes La de los oficiales retirados. La de Fedecámaras. La de la derecha  y la ultraderecha. Ese conjunto de factores es el mismo que lleva casi dos décadas tratando de acabar con el proceso bolivariano y no ha podido. El mismo --con los personajes y discursos del 11/A de 2.002--; el del golpe-sabotaje contra la industria petrolera; el de los militares alzados en Plaza Altamira; el del terrorismo, y el de los ejecutores, durante seis meses, de la guarimba criminal del año 2.014.


2)  No se puede negar que ese conjunto de dirigentes y organismos ha hecho todo lo posible por acabar, utilizando la violencia, con los gobiernos de Chávez y de Maduro. Pero los esfuerzos han terminado en fracasos clamorosos. Y una de las conclusiones sobre esos fracasos, es que sus autores demostraron desconocer la realidad del país y, por ende, subestimaron lo que representa el chavismo como fenómeno político y social.


3)  De nuevo vienen con todo. Con todo que significa repetir los formatos que aplican desde que el chavismo arribó a Miraflores. Porque si algo caracteriza el comportamiento del liderazgo opositor –el que emergió luego de la derrota que le propinó Chávez--, es su falta de imaginación política. De creatividad y capacidad para renovarse. A pesar de contar con gente preparada, pero que no funciona con un equipo de dirección mediocre; de una conducción motivada por el odio y el revanchismo.


4)   Todo cuanto hace hoy esa oposición antidemocrática, que no respeta reglas de juego, es actuar con a algo así como una colcha de retazos de fracasos, frustraciones, desatinos, provocaciones, producto del desprecio a la realidad nacional que es típico de su comportamiento. Por eso resulta relativamente fácil hacerle seguimiento, porque está condenada a repetir excesos, desviaciones y errores. En distintos momentos ha insistido en el guión del 11/A con resultados deplorables. Ha tratado de reeditar ataques a áreas básicas de la economía, petróleo, electricidad, como sucedió cuando provocó el sabotaje de Pdvsa. Ha repetido acciones terroristas, similares a las que utilizó durante los años 2.002 y 2003. Ha querido soliviantar a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana siguiendo el esquema que aplicó cuando un grupo de militares protagonizó el esperpéntico espectáculo de Plaza Altamira. Ahora se empeña en reproducir la actividad guarimbera (puro terrorismo, según Diosdado) del año 2.014. 


5)  Con estas demostraciones el liderazgo opositor confirma su propósito de acabar con la Constitución y el Estado de derecho. Pero también su infinita torpeza cuando persiste en el error y cree que el adversario es tan estúpido que no toma conciencia de esa característica y prevé la forma de combatirla. Está demostrado hasta la saciedad que guarimba no tumba gobierno. Pero ahí está el detalle –Cantinflas dixit--: porque lo que sí es cierto es que la incapacidad crónica que revela la oposición interna para salir de Maduro, fatalmente remite la solución a la presión exterior. A los planes de la OEA de Almagro, que son los mismos del Departamento de Estado, del Pentágono, y los expuestos por el Jefe del Comando Sur, el Almirante Kurt W. Tidd, de intervenir en Venezuela por “razones humanitarias”. ¿También los del gorila maquillado que despacha desde la Casa Blanca? Ojo: a estas alturas el “problema Maduro” no lo resuelve una frágil oposición interna, cuyas mañas son conocidas, sino las rampantes  decisiones de los centros de poder que operan en Washington. Que actúan al margen del sistema jurídico internacional, de la moral y de elementales principios de convivencia. El golpe verdadero viene del Norte. Las instrucciones para ejecutarlo proceden del exterior. Hasta materializar la intervención directa con el poder y la alevosía que poseen. Lo confirma la novísima “doctrina Tomahawk y Mamá de todas las bombas”.

Claves secretas
• MÁS ALLÁ de los excesos interpretativos acerca de lo que sucedió el miércoles 19/A, lo cierto es que no se cumplió el pronóstico de los líderes de la oposición de que ese día caería Maduro. Al contrario, se fortaleció, y  la oposición repitió su rutina de violencia…

• LA REACTIVACIÓN de la guarimba comprueba las divergencias entre los dirigentes opositores. Lo que provocó la desarticulación, y, prácticamente, el colapso de la MUD. Las tendencias paralizaron la política del organismo coordinador y le abrieron las puertas a la confrontación…

• AHORA, CON la actual ofensiva guarimbera, explota otra vez la divergencia. Hay sectores que están en desacuerdo con la táctica empleada, consistente en asumir la calle como campo de batalla y convertir el derecho a manifestar --consagrado en la Constitución-- en recurso para entronizar la violencia en las ciudades. Esta es la estrategia de partidos como Voluntad Popular y de grupos radicales como los que dirige Maria Corina Machado…

•  OTRA POSICIÓN es la de Un Nuevo Tiempo que la repudia y advierte que no participará en manifestaciones que estimulen la violencia…ç

•  UN SECTOR DE Primero Justicia se pliega. Considera que si no lo hace los radicales se apropiarán de la conducción del movimiento…

• SUCEDE IGUAL en Acción Democrática, que no comparte el guarimbeo, que lo cuestiona internamente, pero que omite pronunciarse en público por temor a perder espacios y a que sus dirigentes sean repudiados en las manifestaciones…

• LA AUSENCIA de claras definiciones sobre la política a seguir, y el manejo ambiguo de algo tan importante como el  derecho a manifestar, sus límites en momentos de crisis, hace que se repita el fenómeno de la  guarimba del año 2.014, que motivó  autocrítica en la MUD y repudio en la colectividad por el terrible saldo de muertos, heridos y ataques a instalaciones públicas. Como ahora ocurre con el saqueo del Liceo Gustavo Herrera, de comercios, y el ataque salvaje a la Dirección Ejecutiva de la Magistratura (DEM) en Chacao…

•OTRO ASPECTO que estimula la actual movilización guarimbera es la desesperación imperante en la dirección opositora que impulsa una mayor radicalicalización del proceso…

•ORGANISMOS DE inteligencia investigan la participación en las manifestaciones opositoras de extraños personajes. Ejemplo: se analiza la presencia de gente que realiza acciones temerarias, agresivas, de abierto desafío de la fuerza publica, y se indaga la participación de 2 diputados de la A.N. en la captación de personas con antecedentes policiales…

• ¿QUÉ PASO con el Almirante Tidd,  jefe del Comando Sur, quien en declaración ante una Comisión del Senado norteamericano amenazó con intervenir en Venezuela? Luego aclaró que había sido mal interpretado. ¿Porqué arrugó?...

• EN UN trabajo de investigación —publicado en el diario de Buenos Aires Página 12 con el título “De Calabria al Plata”—, Horacio Verbitsky, columnista estrella argentino, revela la conexión histórica de la familia del presidente Macri con la mafia. El reportaje no tiene desperdicio y arroja luces sobre lo que  ocurre en Argentina actualmente…

• LA OPOSICIÓN pretende asesinar y lesionar personas, asaltar comercios, trancar vías públicas, destruir instalaciones del Estado, y que los cuerpos de seguridad se crucen de brazos. Eso no ocurre en EE.UU., Francia, Chile, México, Alemania, por solo citar algunos países. Una cosa se el derecho a manifestar y otra el “derecho a guarimbear”.

]]>
<![CDATA[Tiempo de decadencia…]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Tiempo-de-decadencia-20170424-0019.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Tiempo-de-decadencia-20170424-0019.html Félix Cordero Peraza / Articulista

Cada día se agudiza más la crisis. La angustia y la incertidumbre se apoderan inexorablemente de las mentes y los pensamientos de la gente. Buena parte de la nación se paraliza haciendo perder oportunidades de trabajo y ocasiones para el progreso individual y colectivo. Un país terriblemente dividido y horrorosamente enemistado. Lanzando al aíre sus grades recursos y potencialidades. Perdiendo el tiempo en los más bajos y miserables intereses de grupos y sectores. Luchando por el poder de manera ciega y obcecada. La confrontación no solo es por la supremacía de ideales teóricos y concepciones de vida, Estado y gobierno, sino también por las prebendas y privilegios que ese poder concede. Que sería natural y hasta lógico si no aparecieran el odio, la violencia y el desprecio entre unos y otros. 

Nadie lo sabe. Solo sé sabe que las cosas están en pleno desarrollo. Y el futuro se construye ahora en forma pausada pero firme. Ladrillo a ladrillo. Mientras los políticos invaden al ciudadano con sus acciones y expresiones guerreristas el pueblo victimado sufre las consecuencias de una endiablada lucha entre partidos ególatras e intolerantes. A muchos de los cuales les caracteriza el resentimiento, la calificación despectiva y el fanatismo segregacionista. Fácilmente percibido los últimos días a través de las redes sociales. Dispositivo de desahogo e intemperancia. Abuso e incontinencia. Vivimos una Venezuela del deshonor colectivo e indignidad. Donde la mediocridad y la mezquindad imperan sobradas por sobre los valores tradicionales del respeto y el comedimiento a la inteligencia y la probidad. 

Durante la semana mayor, al desabastecimiento, costo de la vida y la inseguridad se agrego —como si fuera poco— la protesta política constante pacífica unas y no tan pacificas las otras de la oposición cuyos militantes y activistas se aglomeran en las principales calles y avenidas, de importantes ciudades del país. Trastornando las actividades diarias y normales de los ciudadanos. Otro grupo de venezolanos se fue a pasar su semana en la playa, montaña, río o casa de sus familiares. La tercera fracción que, a ojos de buen cubero, triplica la suma de las dos anteriores se quedó en casa. 

Ante esta realidad ineludible es necesario aupar los esfuerzos que hagan regresar la paz y una relación apacible entre unos y otros. El país hoy como nunca necesita sosiego colectivo y eso solo se lo da una virtuosa prudencia en las posturas y estrategias de naturaleza política. La convivencia, el diálogo o la negociación son el camino para salir airoso de este indecible y apocalíptico momento de retroceso y zozobra. Desterrar el lenguaje político de crispación, ofuscación y xenofobia que caracteriza el discurso y el mensaje opositor y gubernamental. Para lo cual se precisa primeramente destrancar el atolladero constitucional e institucional en que se encuentra el país. 

]]>
<![CDATA[Tenemos que mundializarnos]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Tenemos-que-mundializarnos-20170424-0018.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Tenemos-que-mundializarnos-20170424-0018.html Víctor Corcoba Herrero / Escritor / corcoba@telefonica.net

 

Cada día más, el ser humano necesita cuidar y proteger su campo interior, sus reservas poéticas, para poder caminar y reconocerse en el camino. Deberíamos aprender a readecuarnos desde el corazón. Sin duda, seríamos otros en esta mundanidad que nos acorrala, donde nadie se fía de nadie y todo se confunde. 


La ruta de la coherencia, del desprendimiento como proyecto de vida, son actitudes que hemos dejado de cultivar. De ahí, la necesidad de regresar a otras sabidurías más generosas, con otro espíritu más solidario y menos egoísta, que nos haga valer como ciudadanos del mundo, en la construcción de un planeta mejor para todos. Por ello, hoy más que nunca necesitamos personas sólidas en sus principios, líderes que no defrauden nuestra esperanza, individuos abiertos y comprensivos, que no pongan muros en sus existencias. 
Para desgracia nuestra, no tenemos muchos referentes, pues hasta la misma Unión Europea dilapida recursos, triturando servicios y capitales, lo que activa tremendas desigualdades entre unos y otros. Así no puede haber unidad. 


Ojalá el mundo fomentase otros marcos de convivencia más auténticos, más respetuosos y menos enfrentados. Sin duda, necesitamos reintegrarnos todos con más hondura y menos superficialidad, con más empeño y menos desgana, con más fortaleza y menos flaqueza en definitiva.


Pasarán los años, pero hemos de darnos cuenta, que una especie como la nuestra, globalizada en todo, avanzará en la medida que cultive la solidaridad entre sus gentes. Ahí está el gran fallo de la Unión Europea, pensar únicamente en una zona privilegiada de libre comercio, obviando las penalidades de infinidad de ciudadanos a los que no acierta a dignificarlos. 


Cada país, cada continente y también cada pueblo, por insignificante que nos parezca, ha de luchar por sentirse parte del linaje mundial, con lo que esto conlleva de aportación en la construcción del espíritu global. 
Creo que ya lo dije en sucesivos artículos, el mundo cohabitará como un todo, cuando coexista en la conciencia de todas las razas, religiones y culturas, haciendo nuestro el destino y el horizonte de todos. Desde luego, tenemos que mundializarnos, no dejando a nadie atrás, en la cuneta. Es, por ello, que no podemos renunciar a lo que nos dignifica, y cada uno de nosotros en vez de ser el problema, hemos de ser parte de la solución. 
Terciemos para que así sea, cada cual desde su historia existencial, lo que nos hace mirar con gratitud el pasado, con entusiasmo y discernimiento el presente, para renacer a una atmósfera más bondadosa de renovación, a pesar de nuestras limitaciones y torpezas.
 

Ciertamente, el mundo es nuestro a poco que nos dejemos impregnar por su recorrido vivencial. Ha llegado el momento de impulsar un nuevo comienzo, donde el diálogo creativo de todos, nos empuje a florecer, mundializados en un fecundo quehacer. 


Nadie sobra, todos somos necesarios e imprescindibles en la tierra para dar fruto, sin que sea maltratada, por los nuevos dioses de lo corrupto. Quizá ha llegado la hora de interrogarnos sobre nuestro modo y manera de vivir. 

A lo mejor tenemos que priorizar la cuestión humana sobre todo lo demás. Seguramente sí. A veces pienso que nos aprietan tantas cadenas, que nos impiden divisar el bosque. Quiero volver a una palabra que ya dije, a mundializar lo digno como sombra que nos pertenece. El ser humano es lo fundamental. Y en este fundamento, radica nuestra realización como seres humanos. El no tener trabajo, pongamos por caso, es muy grave, ya no solo por no tener lo necesario para vivir o para comer, también porque nos hunde y destierra como miembros de un colectivo. 


Al fin y al cabo, lo importante no es entregar migajas a través de comedores sociales, sino la de defender un trabajo digno para todos. En este sentido, nos alegra  que la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, adoptada el 25 de septiembre de 2015, abarque un plan de acción global con metas de desempeño específicas para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos.


Concretando, precisamente, el Objetivo de Desarrollo Sostenible número ocho se refiere en particular, a la promoción del "crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos", y su meta ocho punto ocho, igualmente, se centra en "proteger los derechos laborales y promover un entorno de trabajo seguro y protegido para todos los trabajadores, incluidos los trabajadores migrantes, en particular las mujeres migrantes y las personas con empleos precarios". En relación a esta misma meta, también se pide a los países que informen sobre el siguiente indicador:

“Tasas de frecuencia de lesiones ocupacionales mortales y no mortales, por sexo y situación migratoria”. 
Evidentemente, son estos pequeños engarces con la cultura del encuentro y del debate, lo que nos hace progresar como sociedad. Para todo necesitamos un mundo, hasta "para educar a un hijo hace falta una aldea", dice un proverbio africano. Y es cierto, para que no prevalezca el culto al dinero, a la violencia y al descarte, hemos de sentirnos miembros solidarios de un tronco común. Nos urge, en efecto, fortalecer los vínculos sociales, familiares y personales. 

]]>
<![CDATA[Un salto al vacío]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Un-salto-al-vacio--20170422-0027.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Un-salto-al-vacio--20170422-0027.html Nuestro país, lamentablemente, vuelve a ser sacudido por la violencia. Lo advertí en el último artículo, nos debatimos entre el cielo y el infierno. A esta altura, nuevamente, nuestro pueblo y sociedad se han visto afectados por la violencia en las calles de algunas de nuestras ciudades: Caracas, Maracay, Valencia, San Cristóbal, estremecidos por las muy tristes imágenes de las víctimas y por el luto que embarga a esas familias, para ellos todo mi sentimiento de solidaridad y condolencias, es intolerable que esto siga ocurriendo.

El libreto de la violencia y sus actores, ya es reiterado y conocido por todos. Los factores de oposición, llaman nuevamente, de manera irresponsable, con toda impunidad, al ejercicio de la violencia. Alentados y estimulados desde el exterior, y no solo desde Miami o Washington, sino también desde Bogotá, Lima, Madrid y otras capitales de gobiernos de derecha.

En esos países tienen sus espacios los sectores políticos y grupos económicos que conspiran, no desde ahora, sino desde el inicio de nuestra Revolución Bolivariana, contra nuestro país y nuestra decisión soberana de avanzar en un proceso de transformación política, económica, social, una revolución, que debe, en el discurso y los hechos, orientarse hacia el socialismo.

En estos acontecimientos violentos hay distintos grados de responsabilidad política y criminal: hay promotores, instigadores y ejecutores.

Desde la OEA, Almagro, al margen de sus competencias y en violación de los procedimientos de este organismo, sin ningún tipo de ética, ni moral, ha propiciado la injerencia y ha estimulado a los sectores violentos de la oposición venezolana, los ha recibido en la sede del organismo, les ha dado tribuna en una clara violación de los principios de la organización y en un evidente desprecio por la soberanía de nuestro país.

Almagro actúa como vocero de los intereses norteamericanos y de la extrema derecha de la región, prestándose para promover una acción contra nuestro país, al más puro estilo de las tristes actuaciones de injerencia de este organismo en los años cincuenta y sesenta, con terribles consecuencias para nuestros pueblos, como las vividas en Guatemala y en República Dominicana.

Así, desde la OEA, se ha instigado a la violencia, se han promovido actuaciones políticas claramente orientadas a una confrontación entre venezolanos, al promover la desestabilización del país y darle protagonismo a los más recalcitrantes dirigentes del odio. Allí, desde los espacios de esta tristemente célebre organización regional tutoreada por el país más poderoso del norte, no hay opiniones ingenuas, ni casualidades. Todo es parte de un plan.

A lo interno, la oposición y sus partidos de extrema derecha, siguen abusando de las expectativas de sus partidarios y de las preocupaciones que forman parte de la coyuntura nacional. Es insólita tanta irresponsabilidad y cobardía de estos personajes. ¡Qué poca calidad política y humana las de estos autoproclamados dirigentes de la oposición extremista y violenta! No tienen mensaje, ni contenido, ni propuesta alguna. Solo alimentan el odio, la revancha, la manipulación mediática. Incitan a la movilización de sus partidarios, sobre todo de la clase media en las ciudades y luego se desaparecen de la escena, se ponen a buen resguardo, no asumen responsabilidad por las consecuencias de sus acciones, los muertos los ponen otros. Como lo hicieron el 11 de Abril de 2002, cuándo llevaron a sus partidarios a una trampa montada por ellos mismos con sus francotiradores, quienes actuaron con saña y premeditación de mercenarios. Los llevaron a un salto al vacío.

Los principales partidos instigadores de la violencia tienen la misma raíz de extrema derecha, estrechamente vinculados a lo peor de la oligarquía  y de los intereses transnacionales, sus dirigentes tienen la misma conducta cobarde y fascista del 11 de Abril de 2002. Si la actuación de estos personajes no tuviese consecuencias tan negativas para el país y trágicas para las víctimas, ni siquiera merecerían ningún comentario, son un grupo de personas muy ambiciosas, con mucho apoyo económico que manipulan a su conveniencia a los sectores contrarios al campo Bolivariano, mienten descaradamente sobre sus verdaderas intenciones, que son mezquinas y anti nacionales. Abusan de nuestra Constitución y leyes, de los amplios espacios de expresión política que las mismas consagran, a veces llaman a elecciones, otras al golpe de estado y muchas veces a “expresar su arrechera” sin importar los resultados.

El 19 de Abril se expresaron en la calle dos posiciones políticamente antagónicas, hasta allí todo está en el marco de nuestra Constitución y garantías del Estado a sus ciudadanos. Pero luego, y justamente aprovechando la masa opositora, comenzó el accionar violento de grupos encapuchados estimulados y coordinados por dirigentes irresponsables que están sedientos de poder y harán lo que sea para obtenerlo.

Estos grupos y sus dirigentes han recurrido a un tipo de violencia desenfrenada, sin límites, irracional, que busca crear terror en la ciudadanía y en sus propios vecindarios. Se desplazan de un sector a otro escondidos detrás del anonimato de la capucha, reciben instrucciones criminales como las “guayas” para decapitar motorizados, arrojar objetos contundentes desde los edificios o hacer uso de armas de fuego.

La violencia tiene una dinámica propia, siempre terrible, con consecuencias normalmente trágicas. Se producen entonces actos irracionales que hablan mucho de las motivaciones y sentimientos inhumanos de sus perpetradores, como por ejemplo intentar entrar, atacar e incendiar el Hospital Materno Infantil del Valle, en Caracas, o las golpizas que los manifestantes de oposición han propinado a todo aquel que parezca del campo Chavista, con un importante sesgo racista y fascista.

Esta violencia desenfrenada da mucho que pensar: ¿Cuáles son las intenciones reales? ¿Qué se persigue? ¿Dónde están los dirigentes de la oposición? ¡Que den la cara! ¿Hasta dónde quieren llegar? ¿Quiénes están detrás de estos actos de odio? ¿Se imaginan por un instante que esta gente tomara el poder en Venezuela? ¿Qué pasaría con el petróleo, PDVSA, las Fuerzas Armadas Bolivarianas, las Grandes Misiones de Chávez, los Consejos Comunales, nuestra Soberanía? Sería un salto al vacío.

Representantes de la oposición han declarado abiertamente, llaman a un golpe de estado, llaman a nuestras Fuerzas Armadas Bolivarianas a dar un golpe de estado, viajan descaradamente a otros países a recibir orientaciones y a pedir una intervención extranjera. Eso no sería tolerado en ningún país del mundo. Tienen que actuar las instituciones del Estado, basta de impunidad, del chantaje internacional, hay que actuar firmemente apegados a la ley para evitar este tipo de desmanes y estos llamados inconstitucionales.

Lo más triste de esta situación es que detrás de todo esto están, de manera  evidente, las aspiraciones personales y grupales de los dirigentes de la oposición. Todos quieren ser presidentes, están dispuestos a violentar, nuevamente nuestra Constitución, generar caos y terror solo para llegar a Miraflores, para tener el poder, para que los grupos económicos que los apoyan saqueen nuestro país, para que las transnacionales se repartan PDVSA y se apropien otra vez de nuestro petróleo, para arrebatarle al pueblo sus conquistas sociales y el sistema de gobierno popular, para arrebatarle el poder al pueblo.

Afortunadamente, a diferencia del 11 de Abril de 2002, no tienen el control de nuestras Fuerzas Armadas Bolivarianas, esta institución se deslastró de los elementos golpistas y está firmemente apegada a nuestra Constitución y a los principios de nuestra Revolución Bolivariana, impregnada de sentimiento Patriótico, Chavista y Bolivariano. Quiero expresar mi reconocimiento a nuestros oficiales, soldados y la actuación de nuestros componentes militares responsables de garantizar el orden público, así como nuestros cuerpos policiales, por la manera en que han cumplido con su deber y con la ley, en defensa de nuestra soberanía y la protección de nuestra población, aun a costa de su propia vida.

Yo confío plenamente en que cualquier acto criminal o al margen de la Ley, perpetrado por cualquier motivación, ocurrido en el marco de esta espiral de violencia, será sancionado debidamente por las autoridades e instituciones correspondientes.

En contraste con Abril de 2002, la Nueva PDVSA está en manos del Pueblo, de sus trabajadores, nunca más paralizarán la industria para derrocar al Gobierno Bolivariano. Felicito y reconozco a nuestros obreros petroleros por su patriotismo y apego a nuestra revolución, a pesar de una campaña permanente de desprestigio contra nuestra institución y sus trabajadores, en ellos vive la pasión Chavista, roja rojita.

A diferencia del golpe de estado de 2002, tenemos una organización popular más robusta, empoderada por la revolución y tenemos al PSUV y los demás partidos y organizaciones de la revolución como un elemento fundamental de estabilidad y lucha de nuestro Pueblo. Allí esta Chávez, en nuestro pueblo en permanente movilización, sus Misiones, sus jóvenes,  mujeres y hombres, latiendo en el pecho de los que amamos a nuestra Patria.

La violencia desenfrenada de la oposición, las expresiones de odio y actuaciones fascistas nos obligan al campo patriota, bolivariano y chavista a tomar una clara conciencia de las características de una revolución pacífica. No se pueden cometer errores  que liquiden la pasión movilizadora del pueblo humilde, que frenen el proceso de empoderamiento del pueblo y que pongan en riesgo las conquistas estratégicas del Comandante Chávez: el manejo soberano de nuestro petróleo, la integridad de nuestras Fuerzas Armadas Bolivarianas, de PDVSA y la coherencia en el accionar de todas las instituciones de la revolución.

No podemos desconectarnos del sentimiento de nuestro pueblo, ni de los problemas y preocupaciones de nuestros ciudadanos. Debe prevalecer el interés supremo de la Patria por encima de cualquier interés mezquino o grupal. Como le gustaba reflexionar al Comandante Chávez, la violencia de la oposición y el odio hacia nuestro pueblo y nuestras instituciones Bolivarianas, el odio de la oligarquía y sus agentes políticos, nos deben recordar todos los días que son dos modelos en pugna, es la lucha permanente entre el capitalismo y el socialismo, entre los intereses trasnacionales y los intereses de la Patria, el futuro de nuestros hijos.

Para la oposición y segmentos de la población que no comulgan con el pensamiento bolivariano y chavista, es una oportunidad de desligarse de una oposición violenta, de desligarse de la extrema derecha. Tiene que existir un sentido de responsabilidad con nuestro país, que esté por encima de los poderosos intereses económicos que mantienen en permanente chantaje  a los sectores de oposición que quieren desmarcarse de la violencia, es una oportunidad.

Lo más importante es que nosotros sí tenemos una propuesta de país, el Legado del Comandante Chávez, el Plan de la Patria, el Socialismo. Esto es lo que ha movilizado al Pueblo en defensa de nuestra revolución, nuestra posibilidad de futuro. A pesar de la muy compleja situación económica, de todos los ataques, problemas o errores que se puedan cometer, tenemos los elementos para resolverlos, sabemos cómo hacerlo, lo haremos. Nuestros problemas solo tienen solución posible en el marco de la Revolución Bolivariana, nuestro país no se puede gobernar sin el pueblo Bolivariano, sin los trabajadores, soldados, obreros. ¡Que nadie caiga en la trampa de dar un salto al vacío! ¡Venceremos!

]]>
<![CDATA[El contragolpe financiero]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-contragolpe-financiero-20170421-0033.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-contragolpe-financiero-20170421-0033.html Blagdimir Labrador / Articulista / blagdimirlabrador@gmail.com

Este bloqueo financiero inhumano de los bancos corresponsales cercenan las operaciones internacionales de financiamiento pagos y cartas de créditos para el acceso de bienes esenciales del país.

El cerco financiero internacional contra nuestro país para acceder a recursos que financie el desarrollo económico y la disminución en 76% de los ingresos petrolero, conllevaron al colapsó del modelo Capitalista Rentístico Petrolero predominante, repercutiendo en la economía con el incremento de la inflación, devaluación, especulación, desabastecimiento y la caída del Producto Nacional Bruto.

Este bloqueo financiero inhumano de los bancos corresponsales cercenan las operaciones internacionales de financiamiento, pagos y cartas de créditos para el acceso de bienes esenciales del país, las desmedidas campaña de desprestigio de las 3 calificadoras de riesgo que tienen el 86% del mercado mundial y los diputados de oposición de la MUD en su vocería han desarrollado una campaña internacional apátrida, sistémica y orquestada para estrangular la economía.

Las consecuencia del cerco financiero y la presión de EE  UU en la OEA genera desabastecimiento en los alimentos, medicinas y bienes esenciales, disminuyendo la capacidad de compra de los trabajador, aumentan los costos de producción y bajan significativamente   el dinamismo del gasto público para crear malestar y acceder al poder a cualquier costo, buscando entregar el bien más preciado como es la independencia y soberanía de nuestro petróleo. 

Estas acciones dificultan el acceso a los mercados financieros, aun cuando nuestro país y Pdvsa han cancelado más de US$ 60.000 Millones en los últimos 4 años y solo el 12 de abril 2017, Pdvsa canceló 2.557 Millones de dólares, es decir, vienen cumpliendo fielmente con las obligaciones de sus deudas, sin embargo en su campaña contra la republica son capaces de continuar mintiendo y calificarnos en riesgo E o default, como sino no tenemos recursos para cumplir nuestros pagos de las deudas. Por supuesto esta calificación aumenta las tasas de interés para las nuevas emisiones de deuda, refinanciamiento y no permite ingresar recurso para financiar la recuperación en la calidad de vida de la población y de nuestra economía.

Esta conspiración requiere un contragolpe financiero que entre sus principales acciones inmediatas, recomendamos:

- Cambiar el actual esquema de financiamiento utilizado para apalancar al Estado a través de pagarés que adquieren el BCV, por el del financiamiento con la emisión de bonos en el mercado de valores nacional.  La emisión de estos Bonos de la Republica y de PDVSA en Bs pagadero en dólares como se hizo con los Bonos Pdvsa 2017 en el 2010, permitirá reorientar la liquidez a la inversión real y cubrir los gastos del gobierno.

-  Esta emisión debe acordarse con un valor del tipo de cambio entre el Ministerio de Finanza, Pdvsa y BCV, porque de ahí dependerá los recursos financieros para la inversión, gastos sociales e ingresos fiscales.

- La activación del Dicom en un mercado flotante y la despenalización de operaciones de títulos valores en divisas, permitirá una oferta real en divisas que derrotaría al mercado especulador del dólar today que es virtual. 

Este contragolpe financiero con la política de financiamiento y refinanciamiento en el mercado nacional, ayudaría a estabilizar los desequilibrios en el mercado cambiario, reducir la inflación, reimpulsar los 15 motores y la recuperación económica y social de nuestro país.   

]]>
<![CDATA[¡Resucitó!]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Resucito-20170421-0032.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Resucito-20170421-0032.html Antonio Pérez Esclarín / Articulista / @pesclarin    
 

Estos días de Pascua de Resurrección son días  de júbilo y esperanza, pues celebramos  el triunfo de la vida sobre la muerte, del amor sobre la violencia,  del perdón sobre la venganza. 

Los cristianos no sólo guardamos el recuerdo de un ser extraordinario que vivió hace unos dos mil años, pero que ya no está porque murió o, mejor dicho, lo mataron, pero cuyas enseñanzas siguen a  través de los siglos inspirando formas novedosas de vida. Nosotros afirmamos que seguimos a un Jesús vivo, que el Padre resucitó  avalando por completo su forma de vida.  Para los cristianos, la cruz no es la última palabra. Es paso, pascua, a la vida. El Padre resucitó a Jesús y quedaron derrotados la muerte y sus heraldos. Aceptar la resurrección significa creer que la forma de vida de Jesús es el modo de vencer radicalmente la muerte y salvar definitivamente la vida. Con frecuencia, afirmamos que creemos en Jesús resucitado, pero seguimos manteniendo los valores y formas de vida de los que lo crucificaron. Si nuestras vidas se guían por la ambición, por las ansias de poder o de tener, por el rencor y el odio, estamos con los que crucificaron a Jesús y hoy siguen llenando de cruces a Venezuela.   La cruz es el  no definitivo de Dios a la violencia, al mesianismo, a la manipulación, al engaño.

Aceptar la resurrección es darle un sí definitivo a los valores de Jesús, resucitar a una nueva vida, optar por el servicio, la mansedumbre, el amor y el perdón,  en lugar del poder, la violencia, el egoísmo y la venganza.    La fe de los apóstoles alimenta la nuestra no tanto porque vieron la tumba vacía, o tuvieron algunas extrañas visiones, sino fundamentalmente, porque sintieron en sus corazones la fuerza del espíritu de Jesús, que los lanzó a ser testigos de su vida y su misión, anunciando su evangelio y viviendo sus valores hasta la fidelidad radical de dar la vida por ellos. Creyeron en un Jesús vivo porque pasaron del miedo a la fortaleza, de la ambición al servicio. Se llenaron de su espíritu, de su fuerza y se convirtieron en testigos de su mensaje y de su vida.

Pero no olvidemos que Dios no resucitó a cualquiera, resucitó a un crucificado.  Resucitó a alguien que se solidarizó con todas las víctimas de la violencia, de la impunidad, de los jueces complacientes, de los que utilizan el poder para aplastar  y dominar.   La resurrección de Jesús es pues, la resurrección de una víctima. En la resurrección se nos manifiesta el triunfo de la justicia sobre la injusticia,  la victoria definitiva del amor sobre la violencia.  Por fin, y de manera plena, triunfa la  víctima sobre el verdugo. Esta es la gran noticia: Dios se nos revela en Jesucristo como el Dios de las víctimas. Los que son perseguidos, golpeados, gaseados  y encarcelados  han de saber que no están hundidos en la soledad y el desamparo. Los que sufren han de saber que su sufrimiento terminará en resurrección, su lucha en victoria.  Los verdugos deben conocer que Dios no está con ellos, y que en cualquier víctima inocente están golpeando y crucificando al mismo Dios.

Pascua de Resurrección: Tiempo para alimentar la esperanza, para resucitar a una nueva vida, para hacer del miedo fortaleza, para derrotar con amor el rencor y los deseos de venganza. Jesús sigue vivo y necesita de valientes que continúen  su proyecto de establecer una Venezuela reconciliada, próspera y fraternal.             
 

]]>
<![CDATA[Me declaro liberal]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Me-declaro-liberal-20170421-0030.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Me-declaro-liberal-20170421-0030.html Pedro Pablo Fernández / Articulista / @PedroPabloFR

Las ideologías que pretenden dar respuesta a todo y los líderes mesiánicos que se creen dueños de la verdad han sido la causa de los crímenes más terribles de la humanidad.

Uno imagina el paraíso como un lugar donde no hay pobreza ni necesidades; donde somos iguales, solidarios; donde hay paz y armonía y nadie busca su interés personal. Esa visión del paraíso es básicamente la utopía comunista. El comunismo plantea crear el paraíso en la tierra y por ese fin supremo se justifican los atropellos más horrendos a la dignidad humana.

Eso ocurre con todas las ideologías que se proponen verdades absolutas. Ocurrió con el nacionalsocialismo de Hitler que propuso crear un mundo perfecto con una sola raza superior. Es lo mismo que justifica los actos terroristas de los radicales musulmanes que quieren un mundo con solo creyentes del islam.

Por la misma razón que combato las tesis absolutistas de izquierda me opongo a la visión neoliberal, a la tesis que esgrimió Oswaldo Álvarez Paz cuando fue candidato presidencial: “Creo en Dios y en el mercado”.

Yo creo en Dios, punto. Y porque nos hizo con libre albedrío cada uno tiene el derecho de autorrealización. Por eso me opongo a los totalitarismos de derecha o de izquierda.

Creo que la prosperidad se consigue cuando el hombre es libre y tiene la capacidad de crear cosas. Creo que la gente no es libre si no tiene las condiciones básicas que posibilitan la libertad. La libertad requiere capacidades y recursos de los que no todos disponen. Por eso creo que el Estado tiene un rol importantísimo que cumplir: garantizarnos a todos el ejercicio de la libertad.

A un niño que no va a la escuela, o va sin una buena alimentación que le garantice los nutrientes necesarios para asimilar los conocimientos, o va a una escuela destartalada con docentes ausentes, no se le está dando ninguna oportunidad en la vida.

Ese niño no es libre para escoger su futuro.

La libertad no se garantiza con leyes, sino con políticas de Estado que le den a todos las herramientas necesarias para que cada quien pueda lograr sus metas dentro de sus propias limitaciones humanas.

No creo en una sociedad en la cual la libertad sea un privilegio de unos pocos. Creo que el Estado, a través de los impuestos, debe limitar nuestro derecho de propiedad para extender la libertad a todos. Una sociedad de hombres libres es lo que quiero para mi país.

]]>
<![CDATA[¡Abril!]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Abril-20170421-0029.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Abril-20170421-0029.html Roberto Malaver / Articulista / @robertomalaver

¡Adiós luz, que te pagaste! El chavismo nos metió medio guiriney, como decía el dictador anterior, este miércoles 19 de abril en la Avenida Bolívar. Había chavistas hasta en la sopa. Y nosotros sin saber a quién carajo seguir.

Porque vamos a decirlo de una vez, los chavistas salen a escuchar a su dictador Maduro, pero ¿a quién carajo vamos a escuchar nosotros? ¿A Matemático Borges? A Espoleta Allup? A Embajada Radonski? No joda, los metemos en una licuadora y perdemos la licuadora, como dice el papá de Margot. Ese es el peo nuestro,  que nos dirigen desde afuera, y el compañero AlmagroEEUU, ya no sabe cómo hacer para ver si nosotros lo ayudamos a salir de Maduro. Y el compañero Luis –Canchunchú- Florido vive en Washington buscando la carta, y mientras tanto nosotros jodiéndonos aquí, echándole bolas a esta guerra que no se acaba nunca jamás digas nunca jamás.

También cometimos el error de hacer todo este bochinche en abril, que es un mes chavista. Y ahora el dictador Maduro dijo que no es que todo 11 tiene su 13, sino que ahora estamos en 13 permanente, nos jodimos. Si aquella vez salimos corriendo de Miraflores ahora de dónde carajo iremos a salir corriendo, porque ya la vaina está cansando. Hay unos compañeros que han quemado un motón de vainas, lo que hicimos en Los Teques no tiene perdón de nadie, y mejor no digo más nada porque a lo mejor me sancionan en la Mud, que de paso, todavía uno no sabe si fue o no fue re-estructurada esa vaina, porque antes hablaba el Torrealba, pero ahora no habla nadie, y las cosas que dice el inhabilitado Embajada Radonski no las cree nadie, y mucho menos ahora que la múcura está en el suelo y mamá no puedo con ella.

Esa avenida Bolívar estaba a reventar, porque claro, trajeron gente de todas partes y así cualquiera, pero también es cierto que uno sale a la calle con esa arrechera encima, y esa gente sale cantando, y bailando, y riendo, y nosotros, con aquellas caras de yo vendí a crédito, que no las salta ni el compañero Ismael Talanquera García en sus mejores tiempos. Nos metimos en un peo cuando la vaina estaba tranquilita y ahora todo el mundo sabe las vainas que hemos hecho, y quién las hizo, y quién las financió, y menos mal que todavía los medios internacionales nos siguen apoyando porque ellos saben que la pauta de todos los días es caerle encima al dictador Maduro y no decir un carajo de lo que hace el gobierno a favor de ese montón de chavistas, que de llegar al poder, uno no sabe qué carajos vamos a hacer con ellos.

El papá de Margot fue a nuestra marcha y se vino arrecho y se puso a ver el canal 8, y  vio aquel gentío en la Avenida Bolívar y dijo: “No me echen más cartas”. Y se fue al cuarto y le metió su carajazo a la puerta tan duro, que Maduro preguntó en su  discurso: “¿Qué ruido fue ese”?

- Que cante mi gente.- Me canta Margot

]]>
<![CDATA[¿Cuánto se puede durar sin hacer elecciones?]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Cuanto-se-puede-durar---sin-hacer-elecciones-20170420-0080.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Cuanto-se-puede-durar---sin-hacer-elecciones-20170420-0080.html Mientras se buscan fallas y culpables, lo cierto es que desde la MUD se pretende forzar violentamente al Estado para que llame a elecciones adelantadas, es decir, hacer ya mismo las presidenciales que tocan para diciembre de 2018.

Curiosamente las elecciones de gobernadores y alcaldes, todavía sin fecha anunciada, no parecen interesarle mucho a la cúpula opositora pues aunque el CNE fijara fecha mañana, dirigentes antichavistas han dicho que ello no garantiza el cese de los ataques contra el gobierno.

En efecto, hablando de ataques opositores, actualmente dos están desarro llándose ferozmente. Por un lado, en lo internacional, la OEA aplica maniobras arbitrarias para suspender a Venezuela y con ello generar grandes daños económicos, financieros y diplomáticos a nuestro país. Por el otro lado, en lo nacional, se ejecutan guarimbas terroristas que resultan en muertos y heridos a lo largo de varias ciudades así como destrozos terribles contra los bienes de la nación.

Necesario es advertir que ni OEA ni terrorismo tienen fuerza para tumbar al gobierno legítimo del Presidente Nicolás Maduro; sin embargo son capaces de causar un deterioro severo en la vida económica y política de millones de compatriotas por lo tanto tal situación debería evitarse mediante una solución constitucional que respete los derechos de todas las partes en conflicto.

Siendo esto así, la oposición debe rendirse incondicional e inmediatamente, esto significa, comprometerse a no cometer más terrorismo guarimbero en las calles ni más traición a la Patria a través de diligencias en la OEA para que Venezuela sea sancionada.

Del lado del gobierno, hay que cumplir la normativa del CNE, es decir, una vez que el proceso de renovación de partidos sea completado, se debe ir a las elecciones regionales y municipales sin retardos injustificados.

La respuesta al título de este artículo es: aunque el gobierno puede durar tiempo indefinido sin hacer elecciones, lo democrático es celebrarlas porque así lo manda la Constitución, pero estas se harán siempre y cuando la oposición no cometa terrorismo u otros delitos que signifiquen obstáculo evidente para la vida y la integridad de los electores.

Ciertamente, como lo he dicho con mucho énfasis, la paz es indispensable para el funcionamiento electoral del Estado

]]>
<![CDATA[El diálogo necesario y útil]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-dialogo-necesario-y-util-20170420-0017.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-dialogo-necesario-y-util-20170420-0017.html Los precios del petróleo, se precipitan en una subida por efectos no propios del negocio. La guerra que se cierna en puertas entre las potencias mundiales, tanto por Siria como como Corea del Norte. Han prevalecido los intereses particulares de los halcones de la guerra, sobre los arreglos diplomáticos entre los países involucrados.
El petróleo como siempre, está jugando un papel preponderante. Se trata del apoderamiento de las riquezas naturales que están en las entrañas de los países objeto de invasiones o guerras. Es un bien natural no renovable, que cada día será mas escaso. 
Todo país con riqueza petrolera sería objeto de apoderamiento de sus riquezas por parte de las grandes potencias mundiales. Así ocurrió con Irak ( supuestamente por utilización de armas químicas y después se descubrió que nunca las hubo), pero destruyeron ese país, para luego de invadido reconstruirlo a expensas de la potencia extrajera invasora (negocio de la guerra).
Venezuela no escapa de esos deseos. Tenemos petróleo, agua, minerales preciosos, somos un país pequeño. Todas estas escaramuzas y desestabilizaciones del ambiente político, social y económico obedecen a la ansiedad por llegar al poder político, estimulados por intereses extranjeros para trasegar nuestra riquezas naturales a potencias extranjeras. Sin tomar en cuenta, el daño a nuestra Independencia, Soberanía y la Democracia.


Los precios del petróleo subirán bajo el tobogán de la guerra. Ese crecimiento será ficticio y perjudicaría, nuevamente a nuestra economía, a menos que los gobernantes entiendan que esos recursos adicionales provenientes del petróleo por la guerra, sean reservados y guardados para las épocas de bajos precios. Los precios del petróleo aceptables para Venezuela, en virtud de los recortes acordados en Riad, están entre los $ 50-60 por barril.
Venezuela debe tener mucho cuidado en estos tiempos. Los apetitos del poder han marcado al mes de abril ( históricamente) de golpes de Estado y de desestabilizaciones muy perjudiciales para los intereses de nuestro país. Es necesario retomar el DIÁLOGO como forma de entendimiento y de acuerdos entre las partes. Somos los venezolanos quienes le daremos solución a los difíciles problemas que nos aquejan. La OEA de Almagro ha servido para arengar y subvertir el orden constitucional en Venezuela. No lo han logrado. La OEA en vez de ser un facilitador o un Ente mediador, ha tomado parte en el conflicto en favor de uno de los sectores.


Los actores políticos tienen el deber con el pueblo venezolano de sentarse a DIALOGAR y ACORDAR la solución de los problemas. Debe producirse un acuerdo general sobre los problemas que tiene Venezuela, por la vía conciliatoria. La fuerza y la confrontación no conducirán a nada. Necesitamos solución de los problemas. La presencia del Vaticano y del Santo Padre debe ser aprovechada. Nadie puede dudar de la imparcialidad del Papa Francisco y su deseo de que se supere la actual crisis.
Venezuela tiene todo para ser un país feliz, para encontrarnos de buena voluntad y resolver nuestros problemas. No necesitamos a nadie del extranjero que metas sus narices, cuyo interés siempre será la de quedarse con nuestras riquezas naturales.


El pueblo no podrá ser desconocido. El pueblo ya tiene claro su horizonte. No puede la voluntad de una minoría radical entorpecer la vida cotidiana de los venezolanos. Podemos estar o no de acuerdo con nuestros gobernantes, pero lo que no podemos permitir es que un grupo pequeño acabe con la tranquilidad de la familia venezolana. Sera, a través del voto y de los mecanismos establecidos en nuestra Constitución, los que se podrán utilizar, libremente, por el pueblo.

]]>
<![CDATA[De la desesperación a la tortura]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/De-la-desesperacion--a-la-tortura-20170419-0027.html http://www.panorama.com.ve//opinion/De-la-desesperacion--a-la-tortura-20170419-0027.html Este gobierno convertido en dictadura no está dispuesto a ceder un ápice en el daño que le hace a Venezuela con la única finalidad de mantenerse en el poder. Gracias a Dios y a la ciudadanía no las tiene todas consigo. Perdió lo más importante que puede tener cualquier grupo en el ejercicio gubernamental: el apoyo popular.

Perdió la confianza de una mayoría que hoy se une a quienes nunca creímos en ese proyecto de destrucción, para juntos sumar un profundo, amplio y decidido rechazo a su permanencia en el poder. Perdió la cohesión interna y hoy comienzan a oírse voces disidentes endógenas. Pero además, perdió credibilidad en el concierto de naciones. Hoy la comunidad internacional tiene muy claro el talante tiránico de quienes se han envilecido en estos 18 años de desgobierno..

Los métodos que utiliza esta gente para amedrentar, generar miedo y silenciar a la dirigencia opositora, crecen cada día en premeditación y alevosía. Ya hemos denunciado, con la convicción de haberlo vivido en diez dirigentes cercanos y con la referencia cierta de todo el país, la utilización del método de la siembra de armas, municiones, artefactos explosivos, en carros y casas, con el único fin de abrir causas judiciales sustentadas en la mentira y en el irrespeto a la dignidad humana. Obligan a transeúntes a declarar como testigos y montan ollas de manera burda y primitiva.

A esta práctica deleznable se une ahora la tortura, los tratos crueles, inhumanos y degradantes. No es necesario transcribir los artículos de la Constitución, de la ley y de los convenios internacionales que defienden la integridad física, psíquica y moral del ser humano, que penalizan a los funcionarios públicos que infieran maltratos físicos o mentales a cualquier persona y que niegan cualquier valor probatorio a confesiones o informaciones obtenidas mediante estos tratos. Eso está muy claro en el  ordenamiento jurídico nacional e internacional. 

El caso más reciente y emblemático es el de los morochos Sánchez, dirigentes juveniles de Primero Justicia en Caracas. Una seguidilla de delaciones falsas los convirtieron en imputados de delitos que no cometieron. Ya detenidos, con hechos demostrables de torturas físicas y mentales, los obligaron a acusar a diputados del mismo partido en la capital como autores intelectuales de ataques a instituciones públicas. Es así como vimos al señor Maduro, mostrando de manera ilegal el video de la “confesión” de uno de los morochos.

Y cuando fueron denunciados los hechos de tortura, tuvo el despropósito de anunciar persecución judicial a cualquiera que se atreviera a hacer esas denuncias. ¿Cree este señor que va a impedir que la verdad aflore y que con sus presiones institucionales, propias de un dictador, va a amedrentar a los denunciantes y a las víctimas? ¿Cree además que con muestras militares amenazantes va a desmovilizar a toda una ciudadanía que está decidida a defender a nuestro país en una lucha pacífica y sin armas? Este país cambió y está dando la pelea en la calle, por la democracia, por las instituciones, por el bienestar y por su calidad de vida. El daño en vidas perdidas es irreparable.

El daño físico y psicológico, en algunos casos, podría ser irreversible. A Dios le pedimos mucha fortaleza para los morochos Sanchez, su familia y todos los que hayan pasado por esto. A pesar de todo este mal, las víctimas y sus familiares tienen la esperanza de que se podrá hacer justicia porque los delitos cometidos son de lesa humanidad y no prescriben. Corresponde a los órganos jurisdiccionales, en un momento de más luz, hacer justicia y lograr la paz.


 

]]>
<![CDATA[La piedra que era Cristo]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-piedra-que-era-Cristo-20170419-0028.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-piedra-que-era-Cristo-20170419-0028.html Hace muchos años atrás leí ésta última novela de Miguel Otero Silva (1908-1985), uno de nuestros novelistas fundamentales. Me costó entender como un ateo comunista podía escribir con tanta pasión, admiración y sensibilidad sobre la vida y obra de Jesús. 

Hoy, creo entender, porqué lo hizo. Desencantado por las experiencias históricas de los llamados socialismos “reales” con Urss a la cabeza; y ya en el ocaso de su existencia, el fundador de El Nacional (1943), encontró, inesperadamente en la vida de Jesús los ideales de una esperanza para la humanidad.  


Hablar de Jesús de una forma religiosa sólo es posible desde la fe del creyente. “La fe es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve", (Hebreos 11:1). En cambio un apostata como Fernando Vallejo (1942), enfrentado a todos los monoteísmos, no tiene reparos en señalar de Mahoma, el Profeta del Islam, lo siguiente: “Los anzuelos infalibles de Mahoma para pescar secuaces no fueron la bondad, la caridad o la piedad, virtudes ajenas a este perpetrador de infamias”.

Vallejo es lapidario: “Las profecías y milagros de las Sagradas Escrituras son ficciones y en los libros del Antiguo y el Nuevo Testamento hay muchos mitos, siendo el mismo Jesucristo uno de ellos”.

Vallejo realiza su ajuste de cuentas contra la Iglesia Católica desde el más acervo rencor. Algo que contradice Miguel Otero Silva que queda deslumbrado por la premisa: “Dios es Amor” (1 Juan 4:8). Friedrich Nietzsche (1844-1900), otro infame herético, decía que el único cristiano posible que podía cumplir con los preceptos evangélicos era Jesús mismo.

En Jesús de Nazareth, alrededor de su calvario y pasión, que le condujo hasta la muerte en la cruz, hay una contradicción: ¿Cómo es posible que un hombre bueno y manso, contrario a la maldad entre los hombres, muera precisamente de la forma más atroz? El cordero de Dios mandado a un sacrificio brutal. ¿Qué padre en sus cabales permite esto? 
 
Como creyente que duda, y considera al misterio como la textura principal de la existencia, todas estas inquietudes carecen de una respuesta racional porque terminan siendo creencias. Aunque lo que impactó a un agnóstico como Miguel Otero Silva fue el proyecto social de emancipación humana reflejada en un programa político/religioso de “armonía universal”; que podríamos señalar como utópico: El Sermón de la Montaña, al cuál se suscribe literalmente.

La resurrección de Cristo viene a representar para el autor su convencimiento de que el criterio de una auténtica fe es la del hombre sufriente. “El ha resucitado y vivirá por siempre en la música del agua, en los colores de las rosas, en la riqueza del niño, en la savia profunda de la humanidad, en la paz de los pueblos, en la rebelión de los oprimidos, sí, en la rebelión de los oprimidos, en el amor sin lagrimas”. 

]]>
<![CDATA[Ejercicios espirituales para la invasión]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Ejercicios-espirituales--para-la-invasion-20170419-0025.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Ejercicios-espirituales--para-la-invasion-20170419-0025.html  Medita sobre el orden en el que preferirías perder  parientes, amigos, conocidos, amadas. Sobre el mapa escolar colorea los fragmentos en que será dividido el territorio que alguna vez llamaste Patria.

Elige tu nuevo nombre: Sudaca, Refugiado, Desplazado, 
Exiliado, Terrorista, Falso Positivo.Mira alrededor  nombrando y despidiendo lo que ya no será tuyo.

Atesora viejos planos de las ciudades para rememorar cómo fueron antes de ser borradas.Evalúa las nuevas industrias poderosas del cobro de vacuna, de la trata de personas, del tráfico de órganos.

Monta el pesebre donde el único personaje es Herodes. Ejercítate en el idioma o acento extranjero en el cual recibirás órdenes pero no serás jamás escuchado.

Reflexiona sobre el  estado de las cosas donde las treinta monedas de la delación serán el nuevo signo monetario. Prepárate para la época en que tu nacionalidad será considerada como  delito.

Elige como domicilio fosa común, basurero o  fondo de los mares.Aprende los códigos en virtud de los cuales quien te secuestra no será  investigado, quien te tortura no será  imputado, quien te asesina no será  juzgado.

Considérate ingresado al mundo donde el nuevo idioma de las noticias será falsedad.Piensa en el cielo agobiado de drones donde  hubo ángeles de la guarda.


Disciplínate en no acudir al rescate de  víctimas de  bombardeos pues en todos los blancos cae la segunda bomba prevista para incinerar a los rescatistas.

Ejercítate en las destrezas de ser tratado como extranjero en tu propio país y en todos los demás como paria. Aprende la geografía de la base militar extranjera  y la topología del alambre de púas.

Gradúate en las destrezas de sobrevivir algunas horas más a la mina antipersonal, el rocío de desfoliadores, la cortina de napalm.Aparta de ti este cáliz de calcular cuánto cuesta en sangre cada dólar preferencial otorgado para importaciones fantasmas; cada divisa facilitada para  contrabando de extracción, cada dividendo impune de la docena de empresas que importan con un dólar a diez y esconden las mercancías o las revenden a  tasa de cinco mil.

Respeta el nuevo orden que presenta como palacio de gobierno la casa de pique, como condecoración la corbata de sangre, como Constitución la motosierra.

Imagina la nueva Historia en la que serás culpable de todo.
Resígnate a ser convertido en prontuario.
Distrae los minutos que te quedan recordando a quienes cedieron la soberanía sometiéndonos a tribunales extranjeros;  a los que entregaron las divisas para importaciones a empresas de maletín que no iban a importar nada; a los que permitieron que por las fronteras se fugaran bienes básicos e invadieran hordas paramilitares.

Recuerda cada uno de los instantes en que pudiste hacer y no hiciste lo que evitara lo inevitable.
Agradece como bendición el tiro de gracia.

]]>
<![CDATA[¿Por qué May adelantó las elecciones?]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Por-que-May-adelanto-las-elecciones-20170419-0023.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Por-que-May-adelanto-las-elecciones-20170419-0023.html El anuncio cogió a la inmensa mayoría de los británicos de total sorpresa, justo cuando ellos se reincorporaban a sus trabajos tras 4 días de feriado por pascuas.
La primera ministra Theresa May ha pedido que el parlamento vote mañana, miércoles 19, un llamamiento a elegir a un nuevo gobierno a casi un año de haberse producido el plebiscito donde por un 52% contra 48% los británicos optaron por el Brexit.
Según el acuerdo firmado por la coalición conservadora-liberal que gobernó al Reino Unido en 2010-2015 todos los mandatos deberían ser fijos y debieran durar un quinquenio. No obstante, si dos tercios del parlamento lo permiten se pueden adelantar los comicios.

La nueva posición de May ha dejado un poco desmayado a muchos pues ella siempre dijo que su intención era seguir gobernando hasta que en el 2020 se cumpla el quinquenio conservador. De hecho los tories venían teniendo una mayoría parlamentaria absoluta, algo que Cameron solo lo logró en el 2015, pero no en el 2010 cuando fue electo.
El cálculo original de May era que debía evitarse anticipar elecciones pues su partido por primera vez en dos décadas detentaba más del 51% de la cámara de los comunes, y que había que esperar hasta que el proyecto de reducir los curules de 650 a 600 se plasme para así debilitar aún más al laborismo.


No obstante, May ha decidido hacer su jugada más audaz y riesgosa. Tras haber prometido que no iba a adelantar los comicios generales ella acaba de hacer lo opuesto. Su nuevo cálculo es el siguiente.


Todas las encuestas del 2017 le han venido dando a ella una sustancial ventaja de dos dígitos sobre su contrincante laborista Jeremy Corbyn, diferencia que ha llegado a crecer a 20 puntos en un reciente sondeo. May sabe que ella llegó a su puesto sin que haya ganado una sola elección, ni si quiera dentro de su partido, debido a que heredó el cargo. Si ella logra un mandato popular su autoridad y capacidad de maniobra han de crecer.

May sabe que se viene un tremendo desgaste con la cuestión del Brexit y ha preferido adelantar los comicios por que espera querer ganarlos ampliamente. Si May ganase las elecciones generales manteniendo o incrementando la mayoría parlamentaria absoluta ella podría exigir un sólido mandato quinquenal y postular que ya no es necesario un nuevo referendo sobre los acuerdos con la UE así como sobre la independencia de Escocia o la posible reunificación de la isla irlandesa.
Ella piensa que el laborismo con un líder de izquierda “dura” no va a ser capaz de ganar a las capas medias y que se va a presentar desunido. Una eventual gran victoria electoral suya podría arrinconar al laborismo y producir dentro de éste una rebelión que busque cambiar a Corbyn por un “moderado”.

May buscaría así unir a toda la derecha tras ella y estabilizar un gobierno que vaya hacia convertir al Reino Unido en el único país de toda Europa Occidental que quede al margen del acuerdo de libre comercio y libre tránsito.    
    

La jugada de May es altamente riesgosa. Ya dos líderes importantes de su partido llamaron a elecciones anticipadas pensando que las iban a ganar  y al final las perdieron.
Cameron había prometido un referendo sobre la UE para el 2017 pero lo adelantó un año .   No obstante, el hombre que ganó dos elecciones generales consecutivas y el referendo escocés, encontró aquí su Waterloo, el mismo que le obligó a dimitir del premierato.

Por el momento las tendencias electorales navegan en favor que los conservadores ganen ampliamente en Inglaterra, aunque en Gales ganarían los laboristas, en Escocia los nacionalistas y en Irlanda del Norte habría una polarización entre unionistas y nacionalistas.

Corbyn quiere dar una sorpresa como las que antes han dado sus camaradas izquierdistas en España con el Podemos y en Grecia con Syriza. Él tiene en su favor un partido con más de medio millón de miembros (el partido con más militantes en la UE) donde la mayoría es muy activa seguidora de él y su prédica antiausteridad.
  

En el referendo sobre la UE mientras Inglaterra y Gales optaron por el Brexit en Escocia e Irlanda del Norte ganó el sí a la UE. Los comicios generales van a revivir ese debate.El Partido Nacionalista de Escocia (SNP) sabe que si UK se sale de la UE ésta no aceptaría el ingreso de Escocia independiente como un miembro de ésta debido al veto que Madrid le impone buscando evitar que Catalunya siga tal ejemplo. Por ello ahora su prédica consiste en demandar que se logre que Escocia siga dentro de la zona de libre comercio y tránsito europea en una situación similar  a la que tienen varios países euro-occidentales que no son de la UE tales como Islandia, Noriega, Suiza y Liechtenstein.

De aquí al 8 de junio muchas sorpresas pueden darse. La mayoría de los analistas nunca pensaron que los británicos votarían por salirse de la UE o que Trump llegase a la Casa Blanca. Nadie puede saber con certeza cuál de los 4 principales candidatos franceses entrará a la segunda ronda gala.
La situación en el Reino Unido es muy volátil. Los conservadores van a ir a los comicios erigiéndose como el único partido que puede garantizar el Brexit y el respeto al mandato del referendo del 2016.  

Muy probablemente el partido que más pierda en estos comicios es aquel que ganó en el referendo europeo. Su propia derrota puede venir del hecho que los tories se han apropiado de sus ideas y vestimenta.
El laborismo va a entrar a estos comicios con su manifiesto más radical desde que en 1983 Michael Foot compitió con Thatcher. Entonces, el veterano líder socialista sacó el 27.6% de los votos frente al 42.4% de la primera mujer conservadora que llegó al gobierno.
Las primera ministras conservadores Thatcher y May en 1983 y 2017, respectivamente , lideran  a los tories  en un escenario similar de polarización entre un conservadurismo pegado hacia la derecha y un laborismo muy izquierdizado.


 

]]>
<![CDATA[Para que el río vuelva a su cauce]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Para-que-el-rio-vuelva-a-su-cauce-20170418-0023.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Para-que-el-rio-vuelva-a-su-cauce-20170418-0023.html Cuando alguien admite que ha cometido un error, libera a quien se lo señala de presentar argumentos probatorios. Dicho en términos jurídicos, “a confesión de parte, relevo de pruebas”. Este es el caso de la anulación parcial que hizo la Sala Constitucional del TSJ (SC) de las sentencias 155 y 156, motivada por la exhortación de revisión que le hizo el CODENA, luego de que la Fiscal General, Luisa Ortega Díaz, se pronunció en el sentido de que “en dichas sentencias se evidencian varias violaciones del orden constitucional y desconocimiento del modelo de Estado consagrado en nuestra Constitución, lo que constituye una ruptura del Orden Constitucional”.

Con la modificación de esas sentencias, la SC “restableció” la inmunidad parlamentaria y “anuló” la transferencia al Presidente de la función de legislar en los ámbitos de la corrupción, penal y militar. Le da la razón a la Fiscal al reconocer que las susodichas no tienen pertinencia constitucional y reafirma que una cosa es interpretar la Constitución y otra bien diferente es, pretender modificar su espíritu y razón, especialmente cuando se altera la estructura orgánica del Estado, de la cual depende el orden constitucional y la estabilidad democrática ¿Qué consecuencias tiene este traspiés de la SC?

Más allá del debate jurídico de si la SC puede o no revisar sus sentencias, lo cierto es que aún se mantiene el desorden institucional que afecta la gobernabilidad del país. En efecto, la falta de decisión del TSJ sobre el supuesto fraude en la elección de los 3 Diputados de Amazonas acompañada de su suspensión indefinida, el consiguiente “desacato” de la AN con la incorporación de los mismos, que a su vez provoca su no reconocimiento por los otros poderes públicos y así sucesivamente, ha creado una dinámica entrópica, mientras se profundiza la degradación de la vida de los venezolanos por la escasez, la hiperinflación y la inseguridad.

La única vía para romper ese círculo vicioso infernal que podría desembocar en la violencia política fratricida, que ya comienza mostrar su terrible rostro, es el reconocimiento mutuo y la restitución plena de la Constitución. Si el Presidente Maduro “está ansioso” de que se convoquen las elecciones regionales y la oposición está exigiendo que se realicen ¿Qué espera el CNE para convocarlas? En sus manos está que el rio vuelva a su cauce.

]]>
<![CDATA[De cómo Trump ahora es bueno]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/De-como-Trump-ahora-es-bueno-20170418-0022.html http://www.panorama.com.ve//opinion/De-como-Trump-ahora-es-bueno-20170418-0022.html “Estemos preparados, hay un pequeño chance de que nuestros líderes horrendos puedan, sin saberlo, llevarnos a la tercera guerra mundial. ¿Qué lograríamos en Siria aparte de más endeudamiento y un posible conflicto de larga duración? Obama necesita la aprobación del Congreso (para poder atacar militarmente a Siria).

 Repito, a nuestro muy estúpido líder, NO ATAQUES A SIRIA, si lo haces muchas cosas malas pasarán y los Estados Unidos no ganará nada”. Así se expresaba Donald Trump en 2013, poco antes de lanzar su candidatura a la presidencia de los Estados Unidos. Así se expresó durante su campaña, denunciando el gasto enorme en guerras y proponiendo usar ese dineral en beneficio de la gente. Entonces para los medios, Trump ya no fue más el taquillero millonario excéntrico, y se convirtió en un peligro para la humanidad. Así lo titularon y bajo las alarmantes letrotas negras, siempre una foto del la amenaza inusual y extraordinaria con bisoñé en medio de una estúpida morisqueta. Las letrotas negras se tornaron rojas cuando el misógino, xenófobo, tarado, psicópata, amigo de Putin ganó la presidencia.

Fue tan intensa la campaña mediática contra este loco, que hasta Venezuela, protagonista del cotidiano titular horrendo de primera plana de los últimos años, fue olvidada. El mundo pasó más de un mes sin saber de Venezuela, pero empapándose en los detalles del bisoñé de Trump, del sufrimiento silente de Melania, del negro futuro que Trump supone. Convertido en la burla del periodismo mundial, nunca vimos nada así contra un presidente gringo. Los medios corporativos lo destrozaban en cayapa como los hemos visto hacer contra mandatarios de otros países que a la Casa Blanca, le han parecido incómodos. Ahora la incomodidad estaba adentro de la Casa Blanca.

Convencido el mundo de que Trump es un monstruo apocalíptico que merece todo nuestro rechazo, viene este y bombardea a Siria, sin permiso del Congreso, sin siquiera presentar pruebas falsas ante el Consejo de Seguridad de la ONU, como hiciera Bush antes de atacar vilmente a Iraq. Nada, Trump, asumió ser el “líder horrendo que nos está llevando a la tercera guerra mundial”. Entonces, los grandes medios, sin disimulos, -ya nadie disimula- hacen borrón y cuenta nueva, convirtiendo al imbécil en un respetable líder justiciero.

]]>
<![CDATA[En legítima defensa]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-legitima-defensa-20170418-0021.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-legitima-defensa-20170418-0021.html  No asistimos a ningún acto para ver una camarilla de uniformados leer decretos donde asumían la conducción del gobierno del Estado. Por el contrario, han estado semi ocultos desde entonces.

   Tampoco se autonombraron triunvirato ni se identificaron como presidente de nada. Ocurrió de la manera más semejante a los días de la Alemania nazi. Todo se llevó a cabo siguiendo patrones “legalistas o leguleyos”. Se asumió el enredo, la semi verdad, la apariencia legal, para crear incertidumbre y dejar correr el hecho como una normalidad dentro del orden constitucional.

   Esa fue una estrategia que en su momento permitió al nacionalsocialismo (nazis) acelerar el establecimiento del poder total y en consecuencia, la consiguiente arremetida de las fuerzas de seguridad, policial/militar/paramilitar contra la disidencia hasta exterminarla.

   La propaganda nazi adelantaba un constante bombardeo de información donde se presentaban como los salvadores de la nación aria, su historia y su cultura, mientras se ayudaban con la religión, los mensajes de paz y los llamados al diálogo con la oposición. Pero paralelamente se diseñaba un plan para detener, torturar y desaparecer a todo opositor.

   Fue demasiado tarde y los partidos políticos opositores, junto con sus líderes, dirigentes y militancia, terminaron en los campos de concentración o murieron en “extrañas circunstancias”. 

   De manera similar la Cuba revolucionaria desarrolló su plan de exterminio para expulsar a los opositores. Mientras Fidel Castro bombardeaba a la nación de kilométricos discursos que duraban horas de horas, Ernesto Che Guevara, desde su cuartel general, en la Cabaña, iba fusilando a todo aquel que oliera a disidente. Previo a ello, algunos eran presentados en el estadio nacional, donde eran juzgados por el “pueblo” que tomaba las decisiones. Todas terminaban iguales: paredón de fusilamiento.

   En la Venezuela del siglo XXI los tiempos son otros. Al menos eso nos da un respiro. El fin de la guerra fría y la democratización de las sociedades y gobiernos, junto con el invento del Internet, hasta ahora nos salvan de paredones, campos de concentración y hornos crematorios.

   Hemos avanzado en la superación de nuestro holocausto tropical. Las guarimbas de 2014 junto con la serie de desatinos de nuestro liderazgo político, han permitido que la sociedad en su conjunto entienda que la libertad y la vida en democracia, de manera amplia y general, sean una actitud personal que se cultiva día a día y se comparte como uno de los dones más sagrado en una república.

   Y esto último es, desde mi experiencia, lo que llamo “el llegadero”. Nos hemos topado con nuestra propia imagen. Ya no existe otro lugar donde ir, otro camino que seguir, otro lugar donde esconder nuestra realidad. No. El monstruo rojo-rojito creado y alimentado a punta de pasiones y corruptelas, creció y ahora nos quiere devorar.

   Lo que alguna vez fue un gobierno elegido de manera legítima y legal, con los años se deslegitimó y transformó, primero en régimen autoritario, militarista y arbitrario. Y ahora en dictadura judicial.

   Esa perversión, con todo su peso y obscenidad, nos amenaza. Amenaza la individual libertad para los actos de nuestra cotidianidad. Nos humilla, nos tortura día a día con sus ideas perversas, como los inventos de colas, bolsas clap, misiones, operativos olps y un largo etcétera.

   Estamos metidos desde hace unos cuantos años en un inmenso laboratorio, un campo de concentración, donde a través de salas situacionales nos mueven como a conejillos de investigación.

   Y en estas horas de llanto continuado, de miedos experimentados, de traumas sufridos y de tanta muerte inútil, solo está quedando el derecho natural a la legítima defensa como acto de protección individual y colectiva, para preservar la vida, frente a quienes de manera evidente, notoria y comunicacional, violan todo principio humano para protegernos.

   Asumo la decisión de usar la legítima defensa, por cualquier medio, frente a un Estado violador de derechos humanos que nos acorrala, intimida y condena a muerte, sea por inanición en la escasez alimentaria, sea por falta de medicamentos o sea por la diaria y continua violencia desatada por la dictadura judicial que de hecho, se ha impuesto.


 

]]>
<![CDATA[Venezuela versus la manada]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/-Venezuela--versus-la-manada-20170418-0025.html http://www.panorama.com.ve//opinion/-Venezuela--versus-la-manada-20170418-0025.html A pesar de los millones de años de evolución y las no menos milenarias civilizaciones que en el mundo han sido, aún hay personas que prefieren la manada o, simplemente, no saben funcionar o temen funcionar fuera de la manada. El espíritu de cardumen, el instinto de piara sigue instalado en el “disco duro” de nuestro tiempo y se activa ante la incertidumbre o la amenaza evidente.


No hay vida ni futuro fuera de la camada. Quienes no mantengan el paso durante la migración, quienes se salgan de la ruta marcada, quienes no se sometan absolutamente a la voluntad del alfa son abandonados o sacrificados.
Esa es la “racionalidad” con la que están funcionando algunos gobiernos de América Latina y que está ordenando las acciones de la Organización de Estados Americanos (OEA) y su secretario general: la manada está aterrada, necesita disminuir su incertidumbre y demostrar el espíritu de camada que de ellos y ellas se espera.


Cuando el presidente del Perú, Pedro Pablo Kuczynski, dijo en perfecto inglés que los gobiernos del continente eran como “perros de alfombra” y que el único que se portaba mal era el de Venezuela no hacía más que expresar claramente este espíritu de camada al que apuestan su sobrevivencia.


Hay un nuevo presidente en los EEUU y está en construcción una nueva política de la Casa Blanca para el hemisferio. Después del fracaso del Área de Libre Comercio para las Américas (Alca) propuesta por el presidente Bill Clinton y los intentos de Tratados de Libre Comercio (TLC) con algunos países, Washington no ha definido realmente una política única para lo que en otros tiempos consideraban su “patio trasero”. 


La globalización neoliberal, el reino del libre comercio mundial, hacía innecesario y hasta contrario al espíritu mismo del mercado común global capitalista una política especial o diferenciada para América Latina. Son varios los analistas políticos y financieros de derecha que han señalado este “descuido” de los gobiernos de los EEUU en los últimos años en nombre del “valor” supremo de la competitividad.


El mundo gira, gira y gira, dice la canción infantil, y Donald Trump ha simbolizado su política para América Latina en la construcción de un muro en la frontera con México, país con el que tiene un TLC, y para que sepan que no es un mero símbolo, ha vetado ya la importación de algunos productos agrícolas aztecas y gauchos y, de retruque, se retiró del acuerdo económico conocido como la Alianza para el Pacífico en el que los gobiernos de derecha que ahora piden en la OEA derrocar al presidente Nicolás Maduro habían centrado sus proyectos económicos globales.


El muro, la deportación masiva como política de migración y la muerte súbita del mercado común con Asia, todo por obra y gracia de míster Trump, ha obligado a los gobiernos de derecha y a la derecha que no siendo gobierno sigue siendo un poder en el continente a activarse en el espíritu de manada que tan brillantemente definió el presidente Kuczynski.


Trump tiene sobre la derecha continental el mismo efecto que tienen esos instructores o entrenadores que castigan a todo el grupo o equipo porque un miembro del mismo no se ajusta a sus exigencias: el resto del grupo o equipo tenderá a castigar y si es necesario eliminar al miembro indeseable, al desobediente, al mala conducta por el que todos pagan por pecadores. Eso, a su vez, fortalece la autoridad del instructor o entrenador.


Esa es la real amenaza que se cierne sobre Venezuela, la camada de 20 gobiernos que se han aliado en la OEA para lograr lo que la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) no logró el año pasado y que sin ese apoyo político y financiero foráneo se terminaría de convertir en polvo de alfombra.


Consecuente con su errática conducta de costumbre, haciendo gala de su supina ignorancia sobre lo que es ser venezolano, la MUD ha convocado para mañana 19 de abril una marcha para exigir que la camada azuzada por Donald Trump intervenga en Venezuela. Mayor contradicción histórica, incluso, genética, solo es posible en quienes tienen la cabeza en Washington, el corazón en Miami y sus sueños en Las Vegas.

]]>
<![CDATA[El motor del amor]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-motor-del-amor-20170417-0012.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-motor-del-amor-20170417-0012.html Es tiempo de escucharse, de ponerse en disposición y de desprenderse, para poder entrar en diálogo cada cual  a su modo y manera, pero siempre con respeto y consideración por el otro. La cuestión es entrar en sintonía, y no por lo que uno tiene, sino por aquello que le esperanza. La sociedad creyente mira a Cristo crucificado y de ahí nace la mística del sol, el cantar de los pueblos, el grito y el sollozo, el consuelo y la confianza en la vida eterna. También los que no creen, verán que toda la creación germina del amor, y que una vez desposeídos de todo, nadie es más que nadie y todo será de todos. Lo trascendente, pues, es recapacitar sobre ese amor al que nos debemos y rechazar todas las atrocidades vertidas por el planeta. Ahora sabemos que el número de niños utilizado por el grupo terrorista Boko Haram para cometer atentados suicidas en los países de la cuenca del Lago Chad durante el primer trimestre del año casi iguala al reportado en la totalidad de 2016. ¡Cuánta crucifixión de inocentes!. Pregonemos el encuentro con el verdadero amor. Pongámoslo en práctica.

 Transformados por este amor puro, se nos abre la mirada al futuro. Unos desde el arte sacro, otros desde las procesiones más diversas, el cine, la literatura o la música, lo cierto es que todos intentaremos saciar nuestro espíritu ante el deseo innato por la belleza, la bondad y la verdad. La propia vida, por si misma, requiere de nuestras búsquedas. Así, de la noche del Jueves Santo hasta el Viernes Santo en la mañana es devoción bíblica y católica el visitar siete iglesias, tradición iniciada en Roma por San Felipe Neri y que se ha propagado por el mundo entero. Sin duda, esto puede ayudarnos a la reflexión, a poco que nos adentremos en el abecedario del silencio, y descubramos lo culminante de los diversos momentos vividos por el crucificado. 

 No olvidemos que el trono de Jesús, que no germina del poder, sino del amor, es la cruz, una innegable luz por descubrir. Dante, en la Divina Comedia, después de haber confesado su fe ante san Pedro, la describe como una "chispa, / que se convierte en una llama cada vez más ardiente / y centellea en mí, cual estrella en el cielo". Por otra parte, la gran prueba de la fe de Abrahán, el sacrificio de su hijo Isaac, nos permite ver hasta qué punto este amor originario es capaz de garantizar la vida incluso después de la muerte. La Palabra que ha sido capaz de suscitar un hijo con su cuerpo "medio muerto" y "en el seno estéril" de Sara (cf. Rm 4,19), será también capaz de garantizar la promesa de un futuro más allá de toda amenaza o peligro (cf. Hb 11,19; Rm 4,21).

 A pesar de todo, la cruz verdaderamente nos atemoriza, aunque nos restaura y nos redime como el Señor de nuestra vida, con la sola omnipotencia del amor, misericordia del Padre que nos abraza. En consecuencia, estos días nos harán bien a todos pensar en ese amor tan grande, de la humillación de una pasión y muerte, por la que no se ofende y no condena. Porque el amor del Crucificado jamás se desdice, es motor de vida plena. Con razón, mientras una saeta popular dice: "Quién me presta una escalera/ para subir al madero,/ para quitarle los clavos/ a Jesús el Nazareno"; Jesús continúa con la cruz y sigue siendo el camino, porque no hemos nacido para la nada, sino para el verso interminable, y nadie dona un verso más puro que aquel que anida y anuda sus latidos por los demás.

 Bien es verdad que, en ocasiones, tenemos la sensación de que Dios no responde al mal, parece que dormita en silencio, dejando hacer; y, en realidad, Dios ya nos ha hablado y respondido, con la cruz; la más sublime oda misericordiosa y reconciliadora. Está claro que los cristianos deben responder al mal con el bien, tomando sobre si la cruz, como Jesús. 
  
 

]]>
<![CDATA[Resistencia democrática, por Omar Barboza]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Resistencia-democratica-por-Omar-Barboza-20170417-0011.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Resistencia-democratica-por-Omar-Barboza-20170417-0011.html Los gobiernos se legitiman de dos maneras, por la legitimidad de origen que le da el voto popular, y por la legitimidad  en el ejercicio que le da la calidad de su gestión. En el caso del actual gobierno de Venezuela, aunque surgió de unas elecciones y con ello adquirió la legitimidad de origen, en el ejercicio del poder ha desconocido y desconoce esa fuente de legitimidad que es el voto y por tanto afectó gravemente la fuente de su propia legitimidad, Eso ocurre cuando desconoce a la mayoría calificada de la Asamblea Nacional electa por el pueblo. Cuando suspende arbitrariamente el Referendo Revocatorio convocado de acuerdo a la Constitución. Cuando suspende por que le da la gana las elecciones de Gobernadores previstas constitucionalmente. Es decir, desconoce arbitrariamente la fuente que pudiera alegar como fundamento de su legitimidad de origen.
Y en cuanto a su legitimidad en el ejercicio, ya casi parece ocioso explicar el rotundo fracaso de la gestión del gobierno de Maduro, al ser responsable de la grave crisis económica que generó en medio de la abundancia de dólares; la situación social que viven los venezolanos pasando hambre o muriendo porque no consiguen las medicinas; su protagonismo en la división de la sociedad venezolana al ubicar a la oposición como apátridas, y al controlar partidistamente las instituciones, con excepción del Poder Legislativo electo por el pueblo, aún cuando el reciente pronunciamiento de la Fiscal General da la impresión, de que sus aliados de antes se empiezan a diferenciar.
Lo que rebasó la paciencia y la vocación pacífica del pueblo venezolano que hoy está en la calle o en cualquier parte luchando por el cambio, fue la pretensión de una Sala Constitucional colonizada por los dueños del poder de asumir las facultades de la Asamblea Nacional y desconocer la inmunidad que tenemos los parlamentarios para defender sin restricciones los derechos de todos los venezolanos. Surge otra vez la consigna de siempre: democracia sí, dictadura no.
La repuesta del gobierno ante las protestas legítimas que denuncian la verdad del fracaso gubernamental y defienden los valores democráticos, es la represión con la policía, con las fuerzas armadas, y con los colectivos armados, para tratar de atemorizar a un pueblo que ya perdió el miedo aunque no le gusta la violencia, pero sabe que hoy Venezuela necesita el sacrificio de todos para poder pensar en el futuro de nuestros hijos y el progreso del país en libertad.
Los que impulsan desde el gobierno la agresión física y mental al pueblo que protesta contra tantas injusticias, son los que más influencia tienen en las decisiones del oficialismo actual, es decir, la macolla corrupta que es la principal beneficiaria del asalto a los dineros públicos durante la presente gestión, y que prefiere derramar la sangre del pueblo  antes que reconocerle sus razones y sus derechos. Lamentablemente un sector de las fuerzas armadas se está prestando para  eso.
Esa macolla necesita a un gobierno que no pueda impedir la producción y el tráfico de drogas, que es una fuente adicional de ingresos para ellos. Tienen como aliados a todos los cobra vacunas que en complicidad con las autoridades tienen azotados a los comercios y productores que quedan en el país. También forman parte de esa macolla, los ladrones de cuello blanco que roban en PDVSA, los que permitieron que en el 2012 cuando el barril estaba en 104 dólares el déficit fiscal se ubicara en 18,6% del Producto Interno Bruto porque presionaban al gobierno para que gastara como si el barril estuviera en 200 dólares, por eso a finales de los 90 el país producía 3,7 millones de barriles y hoy apenas llega a 2 millones.
El ejemplo que dan los que están en el alto gobierno, es interpretado por los delincuentes comunes como una justificación para que con la navaja o la pistola extorsionen o maten a cualquiera por encargo y huir de la escena del crimen en una moto.
Ante este cuadro, el pueblo acatando el mandato que le impone el Artículo 333 de nuestra Constitución en el sentido de que todo ciudadano investido o no de autoridad tiene el deber de colaborar en el restablecimiento de la efectiva vigencia de nuestra Constitución, está y seguirá en la calle, o donde le corresponda luchar ejerciendo su derecho a la resistencia democrática, hasta que se establezca oficialmente un cronograma electoral que le permita legitimar con su voto a los nuevos Gobernadores, a los nuevos Alcaldes y al nuevo Presidente de la República.
 ]]>
<![CDATA[El informe Ortega Díaz, por José Vicente Rangel]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-informe-Ortega-Diaz-por-Jose-Vicente-Rangel-20170417-0010.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-informe-Ortega-Diaz-por-Jose-Vicente-Rangel-20170417-0010.html Desde luego que el Informe de la Comisión por la Justicia y la Verdad fue elaborado por un equipo de singular valía y profesionalismo que trabajó durante cuatro años, intensamente, para arribar al esclarecimiento de miles de atropellos, violaciones de los derechos humanos, delitos de lesa humanidad, cometidos por los gobiernos de la Cuarta República. Sin duda que se trata de un documento estremecedor contra el silencio y el olvido que caracterizó ese período histórico. Mas considero que, sin menoscabar la actividad desarrollada por el conjunto de compatriotas que se empleó a fondo en una labor difícil, hay que destacar por razones elementales justicia que en la Ley que creó la Comisión, como en el desarrollo de sus funciones, fue determinante la voluntad de la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, quien desde esa posición fue motor impulsor del esfuerzo realizado.


    2) Por eso prefiero denominar el Informe con su nombre, es decir, Informe Ortega Díaz, al igual de lo ocurrido en Argentina con el Informe Sábato —Nunca Más—, que presidió el gran escritor: Comisión Nacional sobre Desaparición de Personas, que impacto no solo a esa nación sino al mundo con las revelaciones que desnudaron las actuaciones criminales de la dictadura militar de la época. O el Informe Rettig —apellido del dirigente político democrático que presidió en Chile la Comisión Nacional de la Verdad—, y arribó a resultados esclarecedores sobre la violación de los derechos humanos durante la dictadura de Augusto Pinochet.


    3) Desde luego, existe una diferencia notable entre los escenarios objeto de las investigaciones de los tres Informes a que me refiero. Las Comisiones, tanto en Argentina —Informe Sábato—, como en Chile  --Informe Rettig--, actuaron sobre lo sucedido en el marco de feroces dictaduras, en las que el Estado de derecho no existía y la democracia fue abolida. Mientras que el Informe Ortega Díaz investigó los crímenes y abusos de poder cometidos por gobiernos democráticos, y la existencia formal del Estado de derecho. Por ejemplo: la siniestra figura represiva de la desaparición forzada de prisioneros políticos durante la Cuarta República —consecuencia directa del entrenamiento impartido a oficiales venezolanos por los asesores norteamericanos en la Escuela de las Américas— se da, inicialmente, en nuestro país y no Argentina, Chile, Uruguay, Brasil y Centro América como muchos suponen.


    4) Algo muy importante a destacar del material del informe sobre lo sucedido en Venezuela en la etapa del puntofijismo, tanto en los gobiernos de Acción Democrática como en los de Copei, fue la aplicación del “terrorismo de Estado” por una democracia representativa, con instituciones formales de derecho que no funcionaron, como es el caso del Ministerio Público que no solo no investigó las gravísimas violaciones de los derechos humanos, sino que las aupó o las encubrió. En cambio, esas violaciones en Argentina, Chile y otras naciones correspondían a la esencia misma de los regímenes que imperaban en esas naciones. Para ilustrar lo que señalo tan solo hay que recordar la fábula del alacrán y la rana. 
     5) Otro aspecto importante del Informe Ortega Díaz es la utilización de la Fuerza Armada por dirigentes de gobiernos civiles, que no es el mismo caso de los gobiernos militares. En la Venezuela puntofijista se indujo a los militares a involucrarse en las peores prácticas contra la dignidad humana. La guerra sucia fue adelantada por oficiales que se especializaron en reprimir sin control de ninguna naturaleza. Eleazar Díaz Rangel, luego de una primera lectura del Informe Ortega Díaz, me comentaba el impresionante número de oficiales de alto rango, medio y bajo que participó en interrogatorios, torturas, incomunicación, violación del debido proceso, fusilamientos y desapariciones de detenidos políticos, en los nichos creados por los gobiernos de turno: los Teatros de Operaciones, TO (7 en total en diferentes lugares), sustraídos del Estado de derecho, donde la Constitución no tenía vigencia y la persona era detenida, interrogada y sentenciada, si es que tenía la suerte de salir con vida. La Fuerza Armada fue desnaturalizada y esa política dejó una huella en la mentalidad de sus miembros que cambiaría con la implementación de la nueva doctrina militar. Este informe requiere difusión. Es un texto en torno al pasado reciente, pero también respecto a cualquier otro momento histórico, presente o futuro. El huevo de la serpiente está al acecho.              

Claves secretas
•Está comprobado que el centro de la conspiración contra Venezuela funciona actualmente en la OEA, que opera, como se sabe, en Washington. Hay una estrecha relación entre el Departamento de Estado y el cogollo que dirige el organismo regional monitoreado por el inefables Luis Almagro…
•Ante el precario estado de la oposición en Venezuela: carcomida internamente por las divisiones, con el “candidaturismo” presidencial desatado, sin programa, con una organización ineficiente, sin poder de convocatoria, en pleno reflujo, cayendo en las encuestas debido a la confusión y al desánimo de la clientela tradicional, la dirección exterior, el “almagrismo” y sus secuaces —como el senador Marco Rubio—, exigen definiciones con carácter perentorio. Es así como el expresidente de Costa Rica, Oscar Arias, trepador insigne, emplaza en una conferencia reciente a que la oposición plene las calles de Venezuela para que en un lapso de pocas horas se defina la situación,  ya que de lo contrario la campaña para sacar a Maduro de Miraflores estaría perdida…
•La intención: es incrementar las acciones de calle, así  no se movilice mucha gente. Basta con sus efectos virtuales. Con la cobertura mediática de cuanto incidente violento ocurra, como suele pasar en cualquier país del mundo. Es la fotografía lo que cuenta; el volumen de los manifestante no importa…
•¿Qué se  busca?: Heridos, muertos, desolación, angustia. Es decir, un clima similar al creado por las guarimbas del año 2.014…
•¿Cuántos muertos necesitan los que instigan y ayudan económicamente desde Miami, desde Washington, la OEA, Madrid y capitales latinoamericanas —bien lejos de los acontecimientos y a buen recaudo— para rematar la aventura y acabar con la democracia de una nación pacífica, solidaria con todos los pueblo que requieren ayuda, y respetuosa de los derechos ciudadanos  y las relaciones internacionales? ¿Recapacitan los gobernantes latinoamericanos, con quienes Venezuela ha tenido relaciones respetuosas y creativas, sobre el rol alevoso que cumplen actualmente al formar parte de la conjura contra un país hermano? La sombra de Caín pende sobre sus conciencias y la sangre que sea derramada los salpicará eternamente…
•Diálogo: la única salida pacífica en Venezuela, en los actuales momentos, es el dialogo. No hay otra. Pero la dirección de la oposición y factores de peso como grupos empresariales, la jerarquía de la Iglesia católica –y, desde luego, los sectores confabulados en el exterior--, se oponen. Le dieron la patada a la mesa y persisten en rechazar cualquier intento por retornar a un escenario de conversaciones serias y positivas. En esa línea anti-diálogo llegan al extremo de cuestionar la posición del Papa Francisco. La razón de esta posición está clara: saben que el diálogo afecta el plan golpista en marcha, y lo rechazan porque lo que quieren es la cabeza de Maduro
 

]]>
<![CDATA[La pasión necesaria]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-pasion-necesaria-20170416-0001.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-pasion-necesaria-20170416-0001.html En una Revolución como la venezolana, diría que en cualquier proceso de transformación radical, la Pasión cobra un rol extraordinario. Cuando se trata de contrarrestar y sobreponerse a la estructura y funcionamiento del sistema que se quiere superar y se resiste a ser cambiado, que tiene importantes mecanismos de defensa y reproducción como el capitalismo, la Pasión se convierte en indispensable.

Esto es aún más importante en un mundo globalizado, donde los grandes medios ideológicos del capitalismo, de la cultura de la dominación, abarcan cualquier rincón del planeta. Donde las instituciones financieras, políticas, multilaterales, condicionan la cooperación a un esquema predeterminado de relaciones, el capitalista.

Y donde el poderío militar de las grandes potencias y sus mecanismos de actuación como la OTAN y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, actúan para corregir cualquier desviación de conducta o acción, que amenace sus intereses.

En países periféricos a las grandes economías, marcados por el rol asignado por la economía dominante: proveedores de petróleo, azúcar,  frutas, café, minerales, esparcimiento, campos de ensayos nucleares, mano de obra barata, bases militares, y en especial, para países como el nuestro, deformado en su economía y composición de clases sociales por el modelo rentista petrolero, no funciona aquel determinismo teórico de la construcción de la conciencia revolucionaria a la par del desarrollo de sus clases sociales, en particular, de la clase obrera.

El Comandante Chávez supo insuflar a nuestro pueblo de una  inmensa Pasión por la Revolución Bolivariana. Con su palabra, ejemplo, acción decidida, valor, sacrificio  y compromiso real con los más pobres, supo ganarse el amor del pueblo, respeto y autoridad que nadie podía disputarle como Jefe de la Revolución. El Comandante Chávez, en el desarrollo de su épica y entrega al servicio del país, fue construyendo una relación espiritual con el pueblo venezolano, que le valió el amor profundo de todos nosotros, y el reconocimiento y admiración de los líderes del mundo. 

De parte de la oligarquía y sus medios, comenzó una campaña terrible contra el Presidente. Primero lo tildaron de loco, exacerbaron el racismo, lo vincularon a fuerzas guerrilleras, lograron impregnar a importantes sectores de las élites y clase media venezolana, una conducta irracional y patológica contra el Comandante, basada en el desprecio hacia nuestro pueblo y la prepotencia de los poderosos. Activaron lo único posible contra el amor: el odio, el fascismo.

La mayor prueba a esa Pasión se manifestó el 13 de abril del 2002. Contra todos los pronósticos de los golpistas del 11 de abril, los medios, los políticos de la cuarta república y sus derivados, cuando todavía no les había pasado la borrachera, cuando Washington y Madrid se iban de bruces saludando al nuevo gobierno, los militares golpistas agradecían a los medios de comunicación mientras cerraban VTV, cuando disolvieron en un acto infame las instituciones creadas en el proceso Constituyente, comenzaban a repartirse el botín del Estado y la represión se desataba en nuestras zonas populares, cuando se llevaban a Chávez a un viaje sin retorno, cuando todo esto acontecía y sentíamos que nos arrebataban un sueño, allí insurgieron el pueblo y los soldados: todos a Miraflores!, ¿dónde está Chávez?, ¡queremos ver a Chávez!, eran las consignas del Pueblo. 

En un acto extraordinario de pasión, valor, amor, el pueblo se movilizó buscando a Chávez, en los cuarteles, Miraflores y en la calle. Marchaban desde todos los barrios hacia Miraflores. Cuando los soldados tomaron Miraflores y el Palacio Blanco, cuando ondeó el tricolor de la Patria desde la alcabala N3 de Fuerte Tiuna y desde Maracay se leía el mensaje del Comandante Chávez, ya la oligarquía estaba en desbandada, las televisoras privadas pasaban comiquitas y los actores internacionales estaban desconcertados. 
Nadie entendía cuándo, cómo, ni quién movilizó al pueblo. Todos estábamos felices, volvió Chávez, se restableció la Constitución y el Presidente legítimo. Se expresó la pasión y lealtad del pueblo hacia su Presidente. Fue un una prueba, una gran victoria.

Por supuesto que el imperialismo se dió cuenta que tenía un severo problema en Venezuela. Un Presidente capaz de resistir y sobreponerse a un golpe de estado perfecto. Con una operación mediática impecable, utilizando todos los medios a su disposición: militares, la vieja Pdvsa, televisoras, gobiernos extranjeros, el odio de la clase media, con el argumento de puente Llaguno. A partir de allí, se dieron cuenta que había una poderosa conexión amorosa entre el Líder y su Pueblo que aunque no la entendían, tenían que destruir.
El Comandante Chávez, después del Golpe y de la respuesta popular del 13 de Abril, pasó a la ofensiva, le dió mayor contenido a la Pasión, dotándola de razones sagradas para la lucha. 

Deslastró a nuestras Fuerzas Armadas de golpistas, quienes terminaron en la Plaza de la vergüenza. Inmediatamente, se preparó, nos preparamos, para la próxima batalla inminente: el Sabotaje Petrolero. 
Recuerdo aquella tensa reunión en el Salón del Consejo de Ministros con los dirigentes de la Revolución y el Presidente Chávez, cuando se decidían las líneas estratégicas de actuación. Había dudas, resquemores, propuestas de conciliación. Nosotros estábamos convencidos de que venía una batalla crucial para nuestro futuro y que había que darla en toda la línea. 

Le habíamos entregado al Presidente unas reflexiones políticas que hacían un paralelismo entre nuestra situación, y las consideraciones del Libertador en el Manifiesto de Cartagena “… a cada conspiración sucedía un perdón, y a cada perdón sucedía otra conspiración que se volvía a perdonar…”. Para nuestra alegría y admiración, el Comandante Chávez no sólo leyó la carta y mostró su acuerdo, sino que decidió la “Toma de la Colina”. Fue la primera vez que lo escuché delinear la estrategia de la Batalla de Santa Inés: “Que el enemigo avance con todo lo que tenga y nosotros esperarlos en un punto, resistir, y a partir de allí, avanzar con toda nuestra fuerza y batirlos completamente”. Así lo hicimos, con el Comandante al frente del combate a favor del pueblo y de la Patria. Fue otra prueba, otra victoria.

La derrota del sabotaje petrolero y el surgimiento de la Nueva Pdvsa, permitió dar una extraordinaria batalla en la conciencia. Cada instalación liberada y episodio de heroísmo de nuestros obreros, soldados o comunidades, el Comandante Chávez lo transformaba en una lección política para nuestro pueblo. 

Darle contenido a la Pasión, fue uno de sus principales empeños. Él sabía lo que había sucedido el 27 de febrero en el Caracazo, un pueblo sin dirección, ni objetivos claros es presa fácil de sus verdugos. 

Nuestro pueblo, en la batalla con Chávez, en los momentos de desprendimiento, donde no había cálculo egoísta, ni interés personal o grupal, en el momento de la unidad en el combate, allí como la fusión que se produce con el movimiento de las placas tectónicas, surgió un pueblo mucho más consciente que nunca! 
Con la nueva Pdvsa y el control soberano de nuestro petróleo, el Comandante Chávez pasó a la ofensiva con las Misiones, extraordinarios esfuerzos para la prefiguración de una sociedad distinta, solidaria, amorosa, desprendida, socialista. Empoderar al pueblo, dotarlo de posibilidades, conocimiento, reivindicar la vida, ha hecho que esa Pasión instintiva, se transforme en conciencia. 

En este proceso, el Comandante Chávez siempre estaba presente, con la palabra, la coherencia en la acción. Su anti-imperialismo, doctrina Militar Bolivariana, Nueva Pdvsa Roja Rojita, Misiones, Consejos Comunales, empoderamiento de la Mujer y e indígenas, protección de niños, internacionalismo y su prédica socialista, convirtieron esa Pasión inicial en una revolucionaria, Chavista, Patria. Esa es la que sobrevive, la que mantiene cohesionado al Pueblo, en las más difíciles circunstancias, la que hay que cuidar, la Pasión necesaria.

El presidente Chávez sabía que la pugna ideológica con el capitalismo y sus “reflejos condicionados”, como decía el Comandante Fidel, era uno de los principales riesgos de la consolidación de nuestra revolución. Superada la prueba del Golpe, la complejidad de la revolución pacífica, de nuestra Revolución Bolivariana es la de convivir con las instituciones, grupos de poder económicos y aparato ideológico del sistema que se quiere superar, en un marco de amplias libertades como lo consagra nuestra Constitución. 

Por eso su exigencia diaria a los ministros, a las Fuerzas Armadas Bolivarianas y a la nueva Pdvsa. El entendía que eran los líderes y las instituciones de la Revolución los que podían extender la acción revolucionaria y empoderar al pueblo. Instituciones vinculadas al ejercicio de la soberanía y con poder real, militar y económico. Eran sus instituciones, su creación. Por eso las defendía, no permitía que la diatriba política, ni los grupos de ningún tipo, ni siquiera los del campo de la Revolución, ni los ataques de la oposición mellaran la imagen o reputación de las mismas. Eran sus soldados, sus trabajadores, la vanguardia del proceso, abriendo la posibilidad de crear nuevos espacios para la Revolución transfiriendo poder al pueblo.

Al mismo tiempo, los equipos de estrategia que alimentan a la oposición, sus medios y que direccionan el accionar contra nuestro proceso, nacional e internacionalmente, lo saben y por ello los únicos acusados, perseguidos, vilipendiados, son los mandos militares, trabajadores o directivos de Pdvsa. Es una manera de golpear a Chávez, su prestigio, sus creaciones, su autoridad, golpear la Pasión y desmovilizar al pueblo.
Por eso la coherencia en la acción, para reforzar la Pasión y la conciencia adquirida en esas instituciones.

La Doctrina Militar Bolivariana fue acompañada con la expulsión de la misión norteamericana de Fuerte Tiuna y sus servicios de inteligencia, la desvinculación absoluta con la “Escuela de las Américas”, el fortalecimiento e incremento de capacidad militar de nuestros componentes, la relación y estrecha cooperación con nuestros amigos en el mundo, su participación en la batalla diaria por la soberanía y la superación de la pobreza junto al pueblo.

La plena soberanía petrolera y la creación de la nueva Pdvsa, fue acompañada con la recuperación del ingreso petrolero, la Nacionalización de la Faja Petrolífera del Orinoco, la victoria sobre Exxon Mobil, la batalla de juicios y arbitrajes internacionales, nuestros modelos de contratos petroleros y empresas mixtas, la nacionalización de las operaciones del Lago de Maracaibo, operaciones de producción. El incremento de nuestra capacidad técnica, acceso a tecnologías y diversificación de mercado. La participación de nuestros trabajadores en todas las Misiones, construcción de universidades, viviendas, colegios, hospitales, La Estancia, La Gran Misión Vivienda Venezuela, la batalla política, por la economía, la soberanía, la batalla internacional.  

La forma y contenido de hacer las cosas, desarrollar Misiones o Grandes Misiones, producir petróleo y defender la Patria, tiene que ver con una batalla diaria por la conciencia que se expresa en la Pasión. 
Nuestro Comandante pagó con la vida su amor al pueblo y a la Patria, su sacrificio no será en vano. Prefirió el camino más difícil; sus conquistas sociales, políticas y económicas, son enormes. No perdamos en medio de la batalla en la que estamos la perspectiva de todo lo que hemos avanzado. 

Hoy, Domingo de Resurrección, día de fe y esperanza, la oposición violenta no respeta al pueblo, ni su fe. Durante Semana Santa ha practicado la violencia. Mientras tanto, en las Naciones Unidas hay preocupación, se informa que  EE UU probó el lanzamiento de una bomba termonuclear B61-12 sin carga  atómica; el pasado 13 de abril lanzó sobre Afganistán “la madre de todas las bombas” (MOAB), y dirige una flota de guerra hacia la península Coreana. El papa Francisco pide al mundo detener a los señores de la guerra. Nos debatimos entre el cielo y el infierno. Venceremos!

]]>
<![CDATA[Cestatique en efectivo y pagado quincenalmente]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Cestatique--en-efectivo--y-pagado-quincenalmente-20170417-0008.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Cestatique--en-efectivo--y-pagado-quincenalmente-20170417-0008.html En  la actual coyuntura nacional en la que participamos, se requiere afinar los mecanismos de protección de salario y cualquier otro beneficio que se perciba regularmente.
En particular, la Ley del Cestatique Socialista hoy no responde operativamente a las condiciones que los trabajadores  en Venezuela tenemos. En consecuencia, necesaria es una modificación del instrumento jurídico, al menos en dos vías.
La primera modificación necesaria es que el cestatique  se deposite en la cuenta nómina del trabajador (o en efectivo si así percibe su salario de manera regular). Dicho monto debe diferenciarse del salario y ser reflejado en el recibo de pago como bonificación que se denomine Cestatique Socialista.
La segunda es que la oportunidad de pago  sea quincenal o semanal, dependiendo de la manera que el trabajador  reciba su salario.
¿Por qué ambas modificaciones propuestas? Primero, hoy los trabajadores estamos obligados a comprar los productos de la dieta básica donde estén disponibles (por ejemplo: el Clap, Mercados a cielo abierto, directamente a los productores, entre otros), donde los canales electrónicos son limitados, por no decir mínimos o inexistentes. La alternativa es que en la práctica se recurre al raspado (ilegal, pero disponible), donde se termina pagando un porcentaje sobre el monto solicitado desde el 10 % hasta el 20 %.

Por otro lado, el monto del cestatique  en la actualidad es el doble del salario mínimo legal, y es como es harto conocido este último no es suficiente para cubrir todo lo que una familia trabajadora requiere. 
En consecuencia, no es razonable esperar al final del mes para disponer del beneficio, aún más cuando la variación de precios de un mes a otro es muy elevada. 
Ya estoy conociendo de experiencia en empresas privadas donde se está implementando esta modalidad de hacer pagadero el beneficio de manera quincenal.

]]>
<![CDATA[¡A derrotar el terrorismo!, por Maryclen Stelling]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/A-derrotar-el-terrorismo-por-Maryclen-Stelling-20170417-0007.html http://www.panorama.com.ve//opinion/A-derrotar-el-terrorismo-por-Maryclen-Stelling-20170417-0007.html Imposible permanecer impasible ante lo que sucede en el país preso de las pasiones políticas, del odio y el revanchismo en detrimento de la razón, la paz y la convivencia en democracia.  Asistimos a un país desgarrado  y sujeto a la confrontación a “muerte” que se libra en diferentes frentes de batalla.  

Nuevamente se impone una fuerte presión polarizante que pretende arrojarnos a los extremos radicalizados, por lo demás,  política y socialmente legitimados por la propia  coyuntura bélica.  
Ante los llamados a “la guerra” en sus diversos  frentes de batalla -transmediatico, político,  poderes públicos-  se incorpora la calle, en tanto  poderoso ámbito confrontacional,  justificado e impulsado por el fundamentalismo político de sectores fascistas radicales de derecha.  La memoria histórica nos retrotrae al abril 2002,  y cuesta admitir que se pretenda reeditar…con todas sus consecuencias nacionales e internacionales.  

Se  apuesta al triunfo de la violencia y la perpetuación del terrorismo en todas sus manifestaciones,  catalizando  sentimientos  de  miedo  y  terror en la ciudadanía desprotegida.  Con fines políticos, se impone la acción criminal perpetrada por la vía del terror, la violencia y la  intimidación.  Bajo el lema “heroica batalla pacífica”  contra un  “régimen dictatorial”, se  consagra  como arma de guerra el uso político de la muerte  y,  sin medir consecuencias, se desata una campaña terrorista. 

El terrorismo por las redes, suerte de asedio  moral, acosa  en sus espacios privados a la ciudadanía democrática obligada  a mantenerse informada, conminada moralmente a no hacerse eco de rumores y democráticamente comprometida a   derrotar esta modalidad bélica.   El terrorismo psicológico inocula terror y odio en sus peores expresiones, además de promover comportamientos destructivos. La política vandálica entra a los templos de la mano de causas ajenas a la religión. Se construye un lenguaje pseudo democrático que reivindica la destrucción, la violencia, la muerte… 

Ante el recrudecimiento del fundamentalismo político,  el terrorismo en sus diversas expresiones   se apodera de los espacios públicos con fines cortoplacistas de destruir y aniquilar al adversario.  Mientras que en el  en el mediano y largo plazo la intención es  desplazar el diálogo, la convivencia y la paz; suplantar el disenso y aniquilar los valores de una sociedad democrática.  
 

]]>
<![CDATA[“La mujer y la edad”]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-mujer-y-la-edad-20170417-0003.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-mujer-y-la-edad-20170417-0003.html Hay circunstancias que, por repetirse una y otra vez, comienzan a convertirse en reglas. Me explico con un ejemplo: Cuando un tema me apasiona, en el momento en que me decido a atender a su requerimiento de escribir sobre él, cae en mis manos una exposición sobre el mismo en una revista de vanguardia o en un estudio monográfico.
 En el caso presente me obsesionaba la tremenda desigualdad que recae sobre las mujeres con relación a la edad. Cuando hablamos de la edad, estamos aludiendo a la que supera a esa etapa que se denomina “la juventud” y que ha agotado una buena parte de la que comprende la llamada “madurez”. Pues bien, cuando decidí desarrollar el tema se produjo el hecho que comentara ya que, al abrir la edición decembrina de “Le Monde diplomatique”, en español, allí estaba la socióloga Juliette Rennes, con su artículo denominado “Envejecer en femenino”, que, si bien no lo desarrolla en el mismo sentido, ni con la misma orientación que voy a darle, alude a circunstancias idénticas.
 Para contradecir mi criterio, hay quienes dicen que, si hay discriminación legal, es a favor de la mujer, como es el caso de la edad para la jubilación, ya que es más alta para los hombres. Lo anterior no es en forma alguna un beneficio, sino el principio de la decadencia. La jubilada al cesar en sus obligaciones laborales cae en el hueco sin fondo de los sujetos inactivos, de los que tratan de llenar sus horas artificialmente, porque para el ser humano adulto, el trabajo es la forma natural de vivir. Al avanzar en la cesantía comienzan a perderse los buenos hábitos, las habilidades, las facultades adquiridas año tras año. Otra reducción vital que produce la jubilación es la relativa a la pérdida de las relaciones humanas, que día a día se acortan para acercarse al limbo sin salida de la soledad. 


La identificación que se hace de la mujer “de edad” se realiza con las expresiones: la “octogenaria”; la “septuagenaria”, etc. Además el trato social, incluso, el más cariñoso, es siempre insultante: “mi viejita”, “la abuelita”, “la doñita”. Todas estas expresiones, hipócritamente cariñosas, lo que son es una etiqueta desclasificadora del ser humano. Yo he visto la relación entre una inteligente mujer madura que, si bien tiene tras de sí una estela de sucesos profesionales, de ella solo se menciona la edad que representa.


Podemos decir que hay dos actitudes frente a la mujer “de edad” que, en mi criterio, son lesivas ambas de la dignidad femenina. La primera, francamente grosera, es la de ignorar su presencia misma. Es así como se destapará la botella de vino y habrá copas para todos, menos para ella y, en el momento en que comience el paseo por el parque, todos se irán adelante y la dejarán olvidada como un traste inútil.


Hay otra forma igualmente ingrata y es el de la injustificada compasión: a la ágil sesentona que está estacionando su carro, ocurren los clásicos “instructores” que querrán informarle que es lo que debe hacer. Ese dudar de las facultades de las mujeres solo por la edad que aparenta, es una manera ofensiva de prestar una ayuda no solicitada.
Las situaciones más odiosas son las que se plantean en los juicios que se emiten sobre las mujeres exitosas, pero cubiertas por la edad. No hay mérito que impida los epítetos “clásicos” con los que se identifica a las mujeres de edad, lo cual en forma alguna se produce ante el exitoso escritor, músico o artista en general, a quien se le llena de elogios. En contraste, la designación usual de la mujer que no oculta su edad es la de “la vieja esa”, epíteto que se repetirá como un “ritornello” tanto frente al fracaso como frente al suceso.

]]>
<![CDATA[La finitud del dominio]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-finitud-del-dominio-20170417-0006.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-finitud-del-dominio-20170417-0006.html Desde la antigüedad, el ser humano ha librado guerras para extender territorios, conformar núcleos de influencia, expandir poder económico, político y militar, es decir, conquistar, controlar, subordinar y someter civilizaciones enteras por múltiples intereses. Así pues, en la historia universal encontramos personajes como Alejandro Magno, que se convirtió rey de muchos pueblos, conquistó desde Grecia hasta Asia Central, promoviendo una figura dominante, guerrero invencible y héroe engrandecido sin límites que la palabra derrota le resultaba impronunciable. Sin embargo, murió sin cumplir los 33 años de edad sin sucesor y se consumó su “grandeza” por la ley natural de la vida. 


Otro ejemplo de supremacía fue el Imperio Romano, existió por más de 500 años por medio de una monarquía absoluta y teocrática, dominó grandes extensiones geográficas de la actual Europa, Oriente, norte de África y el oeste de Asia. Todos sus emperadores presidieron sus gobiernos con aire de perpetuidad, ninguno meditaba siquiera sobre lo transitorio de su poder. Ciertamente, transcurrieron muchos años pero su desenlace fue la decadencia y el desplome. Con la misma presunción se conformaron las dinastías imperiales chinas, desde tiempos antes de Cristo hasta hace poco menos de un siglo gobernaron los Shang, Zhou, Shi Huangdi, Han, Yuan y la Manchú que fue la última. Este sistema de gobierno expiró a través de una revuelta, acabando con 3 milenios de mando imperial en 1911.


Como últimos ejemplos llamativos se tiene al imperio mongol que liderado por Gengis Khan, construyeron su predominio territorial desde la actual Hungría hasta la Corea de hoy. Khan decía que “como hay solo cielo, debe haber un solo imperio en la tierra”. Con esta frase podríamos adentrarnos en la visión de poder insaciable y codicioso. Imaginarán ustedes las matanzas y las brutalidades de sus fuerzas bélicas de la época. Permanecieron por más de 300 años hasta su desmoronamiento inminente. Asimismo, el imperio otomano inundó de terror al mundo con sus atrocidades sin compasión y perduraron varios siglos de bestialidades. Tampoco creían en el colapso de su hegemonía pero finalmente ocurrió. 


Estos modelos de omnipotencia fueron precipitados por los descontentos e inconformidades de sus ‘súbditos’. Estos malestares comunes -de unos y otros - llevaban el nombre de corrupción, privilegios de clase, abuso de poder, barbarie, tiranía, opulencia, lujos, intolerancia, irracionalidad y el conservadurismo. No importó el número de años de señorío, ni sus apariencias de indestructibilidad y  ni sus influjos imperiales, siempre terminaron derribados. Hay otro aspecto en común: En su ocaso todos actuaron con mayor agresión y violencia. Esto pudiera significar que el mayor símbolo de la debilidad del dominio se manifiesta en la profundización de la crueldad y la barbarie. 


Jhon Locke decía que no existen ideas propias o innatas, sino que la formación de ellas se genera mediante la experiencia, la observación y la reflexión. Si además le agregamos la tesis sobre el carácter cíclico de la historia, pudiéramos presagiar los sucesos por venir. Pues, ya sabemos que el final de la terquedad y porfía por la supremacía o la simple conservación del poder son derrumbes y cambios.  El poder no debe creer que agrega un minuto más de permanencia, al contrario, debe considerar que consume un minuto de su existencia finita. Así la historia lo ha enseñado y todo apunta a que no será diferente estos tiempos que nos afligen.

]]>
<![CDATA[El diálogo, no la confrontación]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-dialogo--no-la-confrontacion-20170417-0004.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-dialogo--no-la-confrontacion-20170417-0004.html No se trata solo establecer las elecciones generales como solución de fondo. Se trata de plantear las soluciones para los diferentes tipos de problemas que aquejan a nuestro país.En lo social, en lo económico y en lo politico.
El diálogo como el mecanismo para buscar soluciones al problema de los alimentos, medicinas, reactivación del aparato productivo venezolano. El pueblo reclama a los políticos su poco interés en la solución de los problemas diarios. La discusión se lleva solo al plano político. Como accesar el gobierno.
Qué está detrás de todo ese interés? Aparte del poder en sí, lo que está es el apoderamiento de nuestras riquezas naturales, como el petróleo. Solo imaginemos un cambio de gobierno por uno de derecha. Venezuela no seguiría en la Opep, Pdvsa entraría a producir más hidrocarburos, con ello, crecería la oferta mundial, los precios se desplomarían a niveles de 1997, se multiplicarían las privatizaciones entre ellas Pdvsa, Cantv, Sidor y empresas básicas de Guayana, etc. Las tarifas de los servicios públicos se ajustarían, tal cual está sucediendo en Argentina en estos momentos, con incremento considerable de la pobreza en la población, aumento desmedido del desempleo. 
Si bien es cierto que hay que proteger y privilegiar al pueblo, no es menos cierto que las fuerzas productivas en Venezuela han sido golpeadas por falta de estímulos y confianza. El Gobierno debe promover la producción y la productividad de los sectores productivos privados y del público.
Venezuela no puede seguir con la situación actual. El deterioro de nuestro país es profundo. Destruir al país por el poder no es posible. No somos Siria, Afganistán o Irak, somos latinoamericanos, con creencias religiosas diferentes, razas y costumbres. Una invasión a nuestra querida Venezuela sería una confrontación entre Estados Unidos y sus aliados en contra del pueblo venezolano, Rusia y China, que bastantes intereses tienen en nuestra patria. De ello, todos sin excepción, seríamos perjudicados. Debemos preservar nuestra independencia, soberanía y respeto.
Finalmente, el diálogo nos favorece a todos. Es el mecanismo de solución. La idea es que nadie saque provecho de él. Es el país quien debe ser el beneficiario de la gestión del diálogo.
Seamos grandes. La violencia no engendrará soluciones, ni cambios de gobierno. 
Es el diálogo o la confrontación. Lo sensato es el diálogo.]]>
<![CDATA[Pero... Por Luis Britto García]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Pero...-Por-Luis-Britto-Garcia-20170411-0072.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Pero...-Por-Luis-Britto-Garcia-20170411-0072.html -Fervorosamente invocan Estados Unidos y Canadá la aplicación de la llamada Carta Democrática de la OEA contra Venezuela.

PERO
En ninguna publicación de la OEA ni en su página Web consta que Canadá o Estados Unidos hayan suscrito dicha Carta, por lo cual no tienen derecho a invocarla ni a asistir ni votar en sesiones donde se debata su aplicación.

-El Secretario general de la OEA intenta movilizar al Consejo Permanente para aplicar la Carta Democrática contra Venezuela.

PERO
El artículo 17 de dicha Carta establece que la OEA  sólo puede actuar “Cuando el gobierno de un Estado Miembro considere que está en riesgo su proceso político institucional democrático o su legítimo ejercicio del poder”, lo cual no ha sucedido, sucede ni sucederá.

-La oposición intenta utilizar su mayoría en un solo  Poder, el  Legislativo, para destituir al Presidente del Ejecutivo; remover a los jueces del Poder Judicial, imponer su voluntad al Poder Electoral y coaccionar al Poder Moral.

PERO
Es el propio Poder Legislativo quien atenta contra la Constitución al empeñarse en incorporar a diputados cuya elección ha sido anulada por el mismo Poder Electoral gracias al cual están en sus curules todos y cada uno de los diputados de la oposición.

-El almirante Kurt W. Tidd, comandante del Comando Sur de los Estados Unidos, en su reporte al Comité de Servicios Militares del Senado de dicho país, afirma que “la creciente crisis humanitaria en Venezuela puede eventualmente obligar a una respuesta regional”.

PERO
El supuesto de crisis humanitaria  no está previsto en la Carta Democrática de la OEA, ni tiene una definición precisa en el orden internacional, ni está presente en Venezuela, la cual según la ONU presenta un Grado de Desarrollo Humano Alto, superior al de la mayoría de los países del hemisferio, entre otros México, Brasil, Perú, Paraguay y Colombia, cuya crisis social jamás ha movido a Estados Unidos a amenazarlos con una “respuesta regional”.
-El delegado de Honduras ante la OEA convoca sorpresivamente una reunión del Consejo Permanente, asume sin haber sido elegido para ello  la Presidencia de éste y 17 países de los 34 que integran el organismo adoptan una decisión contra Venezuela según la cual ocurre en ella  "grave alteración inconstitucional del orden democrático",  y se exige al Gobierno de Nicolás Maduro reconozca "la plena autoridad" de la Asamblea Nacional.

PERO
El delegado de Honduras no puede convocar ni disolver reuniones del Consejo Permanente, pues la presidencia de éste le corresponde al delegado de Bolivia y la vicepresidencia al delegado de Haití, por lo cual la "grave alteración inconstitucional del orden democrático" donde ocurre es en la propia OEA, a la cual cabe exigirle que reconozca la “plena autoridad” del Consejo Permanente con la presidencia electa de Bolivia y la vicepresidencia de Haití.


-Al presentar la Memoria y Cuenta del Ministerio Público, la Fiscal General de la República se mostró en desacato  con las sentencias 155 y 156 de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia alegando que “Considero un deber histórico ineludible” denunciar “varias violaciones del orden constitucional y desconocimiento del modelo de estado consagrado en nuestra Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, lo que constituye una ruptura del Orden Constitucional”,  coincidiendo como por casualidad con los términos del nulo Consejo Permanente de la OEA.

PERO
El verdadero deber histórico ineludible de la Fiscalía era llevar ante los tribunales a la docena de oligopolios responsables de la desaparición de 60.000 millones de dólares preferenciales en  importaciones fantasmas y a los culpables del contrabando de extracción, sin los cuales no habría desabastecimiento, ni Asamblea Nacional en manos de la oposición.


-El pueblo sale a manifestar contra la derecha que llama a la OEA que llama al Comando Sur que llama a la “respuesta regional”.

PERO
Más útil sería manifestar contra los oligopolios que desaparecen los dólares preferenciales que les otorga el gobierno y contra los responsables del contrabando de extracción, sin los cuales no habría escasez, ni elecciones perdidas, ni tantas gallinas queriendo cantar como los gallos.
 

]]>
<![CDATA[En opinión: De la OEA a Lorenzo Mendoza]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-De-la-OEA--a-Lorenzo-Mendoza-20170411-0070.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-De-la-OEA--a-Lorenzo-Mendoza-20170411-0070.html Como la corriente alterna, Venezuela oscila entre el ambiente de jolgorio, propio de nuestras campañas electorales, y los escenarios de tensión marcados por la violencia y rumores de derrocamiento.


Hora, como se elegirá un nuevo presidente en 2108, ya ha comenzado una intensa competencia por las candidaturas; y como los problemas del país acucian y Miraflores luce como si estuviera a la mano, los ánimos se precipitan. Y, es natural, la vocación de poder no descansa ni el músculo duerme. De lado y lado.


Los cambios de gobierno en Argentina y Brasil han ido creando en la Organización de Estados Americanos una correlación todavía más favorable a la geopolítica de Washington de la que existía hace pocos años, cuando mostraba un pequeño debilitamiento. De allí que era de esperarse que esta organización realizara duros pronunciamientos sobre Venezuela. Nada particular. Sin embargo, lo que sí sorprende es la forma en  que se celebró la sesión del día lunes 2 de abril, que tuvo lugar sin la presencia del Presidente ni del Vicepresidente del Consejo, que venían apenas de su asumir sus cargos y habían decidido hacer unas reuniones previas, de una o dos jornadas, para evaluar la situación, antes de hacer una plenaria 


¿Qué razón podía haber para acelerar los tiempos, si en cualquier momento se iba a aprobar el mismo texto? Quizás este hecho pudiera encontrar una posible explicación en que “la onda eléctrica” había cambiado en Venezuela, razón por la que habría llegado una información a los pasillos de la OEA de una insurgencia militar en ciernes para “restablecer el hilo constitucional”, así que para facilitar que ello ocurriera era importante un pronunciamiento muy rápido que validara la acción. Sólo una consideración de este tipo o semejante pudiera explicar la forma disparatada en que se celebró el Consejo. Un asunto de horas: la reunión Consejo no podía esperar. O simplemente una torpeza, consecuencia de las pasiones.


Por el momento, la ondulación del clima electoral ha sido solapada por las marchas y el enfrentamiento de poderes. Pero sigue allí, vibrante. Si va a haber un cambio de gobierno en las elecciones de 2018, un asunto primordial es dilucidar quién será el candidato. La novedad es la emergente candidatura de Lorenzo Mendoza, que aparece bien ubicado en las encuestas y perturba las aspiraciones partidistas.

Existe la conseja según la cual en la guerra federal se habría pactado que “un rico no podía llegar a presidente”. Esto tiene mucho de leyenda, pero en todo caso el legado ya no cuenta con custodios en el campo de las fuerzas políticas  en las que prospera la candidatura de Mendoza y que nada quieren con la Federación ni Ezequiel Zamora. La puerta está abierta.

]]>
<![CDATA[Venezuela: Mil razones para protestar, por Juan Pablo Guanipa]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Venezuela-Mil-razones-para-protestar-por-Juan-Pablo-Guanipa-20170411-0073.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Venezuela-Mil-razones-para-protestar-por-Juan-Pablo-Guanipa-20170411-0073.html ¿Qué mejor razón para protestar que nuestra patria? Los acontecimientos de los últimos días muestran a una Venezuela convulsionada, con centenares de miles de ciudadanos en las calles denunciando el golpe de estado dado por Maduro como autor intelectual y por los irresponsables magistrados de la sala constitucional del TSJ como autores materiales. Mucha gente, especialmente en Caracas pero también en todos los estados del país, ha salido a utilizar el derecho previsto en el artículo 68 constitucional, donde además se prohíbe el uso de armas de fuego y sustancias tóxicas en el control de manifestaciones pacíficas. 

Venezuela ha sido víctima de un golpe de estado continuado que comenzó desde el momento en que el pueblo le dio a la Unidad Democrática la responsabilidad de dirigir, con más de las dos terceras partes de sus miembros, la Asamblea Nacional. Ya hemos descrito las violaciones al orden constitucional que han provenido de las salas electoral y constitucional del TSJ, así como del poder electoral y de algunos integrantes del poder ciudadano, sin dejar de lado la autoría intelectual de quienes dirigen el poder ejecutivo. Es, en definitiva, una confabulación de poderes en contra de la institucionalidad, el estado de derecho y la sana convivencia. 

Pero ya tenemos años denunciando también los gravísimos hechos de corrupción, la ineficacia del gobierno que se traduce en desabastecimiento, alto costo de la vida, desempleo, subempleo, inseguridad, deterioro grave de servicios públicos y toda una serie de calamidades que atentan en contra de la calidad de vida de los venezolanos. Todas estas son razones políticas, económicas y sociales que justifican las acciones de protesta que venimos desarrollando. ¿Y cuál ha sido la respuesta de la Fuerza Armada Nacional y de las distintas policías? La represión, el uso de armas de fuego, perdigones, gases tóxicos para tratar de invisibilizar a un pueblo que luce decidido a dar la pelea en la calle para que se restituyan sus derechos.

¿No se da cuenta la dictadura instaurada por Maduro que los delitos de lesa humanidad no prescriben? ¿No se percatan que el irrespeto a la integridad física lo resguarda la Constitución que se han cansado de violar? Demuestran Maduro y sus secuaces, nacionales y regionales, que lo que tienen es miedo y ese miedo los hace huir hacia adelante sin importarles a quien se lleven por sus garras. Así actúa el miedo, con la misma irresponsabilidad que muestran al decirse “ansiosos” por la realización de un proceso electoral al que se han negado de manera vulgar. Miedo y cinismo constituyen una combinación que produce frustración y rabia que a la vez es motivación para agudizar la protesta.

Hoy la Asamblea Nacional sigue sin poder ejercer sus funciones básicas: legislar, controlar y designar los poderes que no son electos por el pueblo. Hoy el pueblo sigue sumido en el hambre, la desnutrición, la falta de medicinas y de oportunidades, el hampa y la grave precariedad de servicios públicos. Hoy las instituciones son una caricatura que daña día a día la realización democrática. No podemos dejar la protesta hasta tanto se publique el cronograma de los comicios vencidos y por vencerse, abran un canal humanitario internacional para comida y medicinas, liberen a los presos políticos y respeten la institucionalidad de la Asamblea Nacional. 

Venezuela merece darse su propio destino. Quienes han asumido el camino del golpe de estado y de la dictadura van a tener que ceder a la presión nacional e internacional para fijar procesos electorales y se cumplan las exigencias que permitan que tengamos instituciones y principios democráticos rigiendo el destino de nuestra nación.

]]>
<![CDATA[De nuevo abril, por Elías Jaua]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/De-nuevo-abril-por-Elias-Jaua-20170411-0068.html http://www.panorama.com.ve//opinion/De-nuevo-abril-por-Elias-Jaua-20170411-0068.html El Imperio le impuso mala fecha a la dirigencia contrarrevolucionaria, para intentar caotizar a Venezuela y justificar así un golpe de Estado y la intervención extranjera.

Abril es un mes de patriotas, especialmente este del 2017, que es bicentenario del inicio del ciclo virtuoso de nuestra Independencia. 
El pasado viernes 7 de abril, conmemoramos los 200 años del martirio de nuestros y nuestras compatriotas en la Casa Fuerte de Barcelona, que prefirieron el camino del sacrifico antes que rendir la Patria.

Ayer celebramos los 200 años de la batalla del cerro El Gallo o Batalla de San Félix, donde el Ejército Libertador, con el General Manuel Piar al mando, obtuvo una glamorosa victoria que liberó todo el territorio de nuestra Guayana y despejó el camino para la libertad de toda Suramérica, que se había iniciado cuando los venezolanos y venezolanas decidimos el 19 de Abril de 1810, comenzar a andar con pasos propios nuestro destino. Siendo el primer pueblo de nuestra América, entonces española, que escogió la autodeterminación de sus propios asuntos.

El 11, 12, 13 y 14 de este abril, también conmemoramos los 15 años de la gesta en la que, a esta generación de patriotas, nos tocó el privilegio histórico de defender la República, sus instituciones democráticas y el mandato popular, cuando en la calles en unión cívico militar nos rebelamos contra el golpe de Estado imperialista y oligárquico, derrotando en menos de 48 horas la breve pero brutal dictadura de Pedro Carmona Estanga. 
Restituyendo la plena vigencia de nuestra Constitución Bolivariana y el ejercicio legítimo del gobierno a nuestro Comandante Chávez.

Un 19 de abril, pero de 1997, el Movimiento Bolivariano 200 aprobaba la propuesta de su líder Hugo Chávez, de enrumbar las fuerzas populares por un camino pacífico, democrático, electoral y crear una organización político-electoral para participar en la contienda presidencial de 1998.

Esta decisión perseguía, como él lo argumentaba, colarnos por una ventanita que abriera el horizonte de la Patria, evitando nuevos derramamientos de sangre al pueblo venezolano, a partir de la convocatoria de una Asamblea Constituyente que diera paso a transformaciones profundas en nuestra sociedad. Este abril se cumplen 20 años de aquella histórica decisión.

En abril de 2017 seguimos luchando por mantener el cauce democrático, pacífico y electoral de nuestra Revolución, frente a la decisión del Imperio y sus lacayos de llevar a nuestra Patria a una confrontación violenta que destruya la República y así poder ponerle la mano a este suelo patrio y sus riquezas.

Frente a los que pretenden rendirnos con el chantaje de la intervención extranjera, nuestra respuesta debe ser la que le dio Eulalia Buroz a los realistas, hace 200 años en la Casa Fuerte de Barcelona, cuando la instaron a pasarse al bando del Rey a cambio de su vida y ella les respondió, arrebatándole la pistola al oficial español, disparándole y exclamando por última vez: ¡Viva la Patria!
 Así somos los venezolanos y las venezolanas que amamos profundamente esta historia sagrada que nos pertenece. 
Luego del Domingo de Ramos y en plena Semana Santa, encomendamos la paz de nuestra Nación al Cristo Redentor.

]]>
<![CDATA[Sensación de salida]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/-Sensacion-de-salida-20170410-0088.html http://www.panorama.com.ve//opinion/-Sensacion-de-salida-20170410-0088.html El retorno de las manifestaciones de calle por parte de los diputados opositores de la Asamblea Nacional acompañado por los partidos políticos de la Mesa de la Unidad Democrática y ciudadanos ha avivado las esperanzas de que ya llegó el momento de lograr que el Presidente renuncie a su cargo o haga un llamado de elecciones generales a corto plazo. Sin embargo, el gobierno se ha mantenido firme al permanecer en el poder sin importar los métodos y se ha trazado una agenda de no dejarse intimidar por sus adversarios (tanto nacionales como internacionales) en lo que han denominado “Un Golpe Continuado”. 


El libreto está claro, minimizar a su adversario en tiempos de convulsión, para lograrlo han diseñado unas estrategias, las cuales, aunque parezca ilógico buscan que la oposición se mantenga en la calle para justificar sus duras acciones las cuales describimos:

1. Crear una fuerte ola de rumores de que el gobierno está caído; 2. Que los altos mandos militares y aliados al gobierno (tomando como referencia lo ocurrido con la Fiscal General), se preparan para solicitar la renuncia presidencial; 3. Que los grupos de choque conformados por las brigadas anti motines de los cuerpos de seguridad, milicia, colectivos se encuentran desmotivados en no seguir confrontando a los manifestantes opositores; 4. Que hay gobernadores del P.S.U.V. que van emitir un comunicado solicitando elecciones de inmediato; 5. Que la O.E.A., Mercosur y el Vaticano, de la mano con los diferentes pronunciamientos de voceros internacionales aliados a la M.U.D, han logrado que los gobiernos de China, Rusia y Cuba le estén quitando el apoyo al gobierno nacional, lo que los obligaría a ceder en sus pretensiones de perpetuarse en el poder; 6. Que los sectores populares del todo el país se están sumando a las manifestaciones convocadas por la oposición, lo que afirma que el gobierno no pudo vender ilusiones con las cajas C.L.A.P., carnet de la patria y misión vivienda; 7. Que solo faltan pocas horas para que el gobierno se rinda y abandone el país con un despliegue de movilizaciones hacia el aeropuerto la Carlota y la rampa cuatro del aeropuerto de Maiquetía en donde varios aviones serán usados para el traslado de la familia presidencial, ministros, colaboradores, militares, entre otros, los cuales tienen como destino diferentes partes del mundo, para evitar ser juzgados por las fuerzas opositoras que gobernarán en un proceso de transición y el pronto llamado a elecciones en donde los golpistas le entregaran  todo a los representantes de la M.U.D.;  8. Que el gobierno no puede más defender el legado del presidente Chávez.


En este contexto, vender esa sensación de salida es un objetivo claro del gobierno para lograr un estado de frustración futuro a los seguidores de la M.U.D., que les han dicho que solo manteniéndose en la calle “Sin Retorno” es que el gobierno se va y para eso la M.U.D. anunció unas acciones de calle continuas inclusive en los días de Semana Santa con la alta expectativa de la gran toma de Venezuela convocada para el miércoles 19 de abril de 2017, en la cual el gobierno estará celebrando los cuatro años de haber sido proclamado por el C.N.E. Nicolás Maduro como el triunfador de las elecciones presidenciales del 14 de abril de 2013; y aprovechando los desfiles militares por celebrarse un año más de la proclamación de la Independencia desplegará todo el poderío bélico y organización para darle la bienvenida a la gran toma de Venezuela. 


El gobierno está débil pero no caído y eso justificará todas las acciones sin precedentes vividas en la historia contemporánea de Venezuela las cuales seguirá usando el gobierno en los próximos días, intentando crear más divisiones en la M.U.D. con más anuncios de inhabilitaciones, detenciones, despliegues de fuerzas, crear sospechas que grupos de la M.U.D. se entienden con el gobierno, seguirá bloqueando señales de medios alternativos, cuentas de redes sociales, la ola de rumores falsos seguirá en ascenso. Si la M.U.D, no logra sus objetivos vendrán tiempos de mayor frustración, si logra sus objetivos tendrán que estar muy unidos para no desperdiciar la oportunidad. Como lo dijo Jonathan Blanco “Si quieres vencer a tu adversario en batalla, tienes que estar dispuesto a arriesgarlo todo, inclusive la vida”. 

]]>
<![CDATA[El poder inmoral, por Asdrúbal Aguiar]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-poder-inmoral-por-Asdrubal-Aguiar-20170410-0086.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-poder-inmoral-por-Asdrubal-Aguiar-20170410-0086.html Era predecible, según el catecismo de amoralidades diseñado por Hugo Chávez, Nicolás Maduro, Diosdado Cabello, Tarek El Aissami y hasta el juez supremo Maikel Moreno, entre otros tantos, el desconocimiento por éstos de la nueva Asamblea Nacional. Y es que les disgrega el “todo” revolucionario, de estirpe bolivariana. Se empeña en reconstituir ésta una moral pública distinta de la forjada en el curso de los últimos 17 años. La más vieja y anterior, con sus falencias, al menos censura a mandatarios, castiga a ministros, expone a la miríada de funcionarios corruptos y sus cómplices a la reprobación social.
La visión “ética” de quienes integran el actual Poder Moral venezolano, a saber, el Contralor de la República, la Fiscal General, y el Defensor de Pueblo, muestra, por ende, signos que perturban, visto el saldo de sus ejecutorias.


Me refiero, justamente, a lo que con coraje describe el Secretario de la OEA, Luis Almagro, en su Informe de actualización sobre el gobierno de Nicolás Maduro y que el Poder Moral acalla: “La implicación en actividades de narcotráfico llega a los niveles más altos del Gobierno venezolano, así como al círculo familiar del Presidente.”
Si se trata del Contralor Manuel Galindo Ballesteros, compadre de Maduro, su empleado antes, como lo fuera de la primera combatiente y consorte de éste, Cilia Flores, y encargado a la sazón de vigilar el comportamiento y virtudes de su mismo compadre, se ocupa de perseguir a quienes desafían a la narco-aristocracia que éste comanda. Henrique Capriles, es su más reciente víctima. 


Transparencia ha acusado a Galindo de la práctica de nepotismo, que despliega a profundidad y sin miramientos, pues la califica de “nepotismo positivo” al ser sus familiares, según él, competentes y eficaces a la hora de no vigilar la falta de probidad pública de su compadre.
En el caso de la Fiscal General, Luisa Ortega Díaz, recién abona en su beneficio el coraje – puesto en duda por la opinión – de declarar como ruptura del orden constitucional y democrático el golpe de Estado ejecutado desde un Tribunal Supremo que dirige el ex convicto juez Moreno. Parece ser, se dice, que no acompaña a sus pares del Poder Moral en la decisión de no aceptar sean removidos por la Asamblea los jueces venales quienes participan de la felonía. No obstante, la duda sobre aquélla no se despeja, pero podrá despejarse, si asume la iniciativa penal que sólo ella tiene, para que éstos sean castigados con una pena que oscila entre 12 y 24 años de prisión. Ya se verá.


Lo de Tarek William Saab, Defensor del Pueblo, es de otra catadura y clama a los cielos. Se dice poeta y defensor de derechos, desde cuando me visita en mi Despacho como gobernador de Caracas, en 1994, sirviéndole al Alcalde Aristóbulo Istúriz, mi vecino de plaza. 
Le dije el manido 11 de abril que lamentaba el desprecio que sufriera por sus vecinos amotinados, pues junto a él estaban sus hijos, pequeños, padeciendo sin ser responsables, sin comprender lo que ocurría. Le insistí, días después, que mirase más allá de los árboles patentes. Que en beneficio de sus hijos y también de los míos, se preguntase sobre el porqué de la severa censura social que recibiera y con rabia contenida. No me hizo caso.


De defensor del pueblo Tarek se ha hecho su represor. Algo insólito. Así lo registrará la historia, para su vergüenza. La violencia de los cuerpos armados y paraestatales contra quienes marchaban hasta su oficina para demandarle, como cabeza del Poder Moral, castigo para los jueces al servicio de un Estado transformado en asociación de criminales, quedará para la memoria de la infamia. 
Habrá de escribir Tarek poemas fúnebres. Acaso llorar en silencio pasada la tormenta que sufre Venezuela, mientras, desde la distancia, le observarán entonces sus hijos, y mis hijos, y los hijos de nuestros hijos a lo largo de las siguientes generaciones, sin comprender el porqué de la hora de inmoralidades e impunidades que anegara a la república.


La figura o institución del poder moral, de origen bolivariano entre nosotros, tiene raíces en la llamada “costumbre de los ancestros” romanos (mores maiorum), preservada por los Censores. Es célebre el edicto de éstos que guarda Suetonio para la posteridad: “Todo lo nuevo que es realizado de manera contraria al uso y costumbres de nuestros antepasados no parece estar bien”. 
Bolívar, artesano de un Poder Moral que replica casi 200 años después el causante, Chávez, lo imagina distinto, centralista y totalitario; busca la forja de una ética social sin historia, que permita la fusión y amalgama del pueblo con su Estado en igual forja. 


Cree que todo ciudadano debe amar a sus magistrados – léase a Nicolás Maduro y sus compinches – y a la patria, que no sería hoy otra distinta de la bolivariana: “Todas nuestras facultades morales no serán bastantes, si no fundimos la masa del pueblo en un todo; la composición del gobierno en un todo; la legislación en un todo; y el espíritu nacional en un todo”. 
Es llegada, pues, la hora de enmendar el camino. Por falta de referentes moralizadores inmediatos, la trinchera de lucha ha pasado a manos de nuestros hijos y de los nietos, los estudiantes. Son ellos la esperanza segura.
     

]]>
<![CDATA[En opinión: ¡Salve! ¡Oh Luisa!]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Salve-Oh-Luisa-20170410-0087.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Salve-Oh-Luisa-20170410-0087.html ¡Agónica!, la prueba madre de que la dirigencia de la oposición venezolana y sus aliados internacionales está agotada, lo que en criollo vernáculo llamamos “mamada”, es la forma nefanda en la que, la pasada semana, se han colgado de un clavo caliente para no caer.


Ahora resulta que la “incapaz”, la “inepta”, como la calificó esa lumbre de la nueva política como es Gaby Arrellano; quien ha sido tratada de “comadre”, “cómplice” y hasta de “cabaretera”, es ahora la Ulises, la última esperanza de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y el corifeo de periodistas y locutores de oposición que no se sientan a la mesa pero que son algo así como lo mirones del dominó: hacen señas, develan jugadas, cuentan mal las pintas, arruinan el juego y después critican porque no se jugó como ellos creían.


Lo que no ganó Henrique Capriles en dos elecciones presidenciales (2012, 20013), ni pudo arrebatar llamando a “descargar la arrechera”. Lo que no logró Leopoldo López en el 2014 con la insurrección de las guarimbas, lo que no pudo Henry Ramos Allup incendiando la Asamblea Nacional (AN) con su estilo kamikaze, la oposición espera que se lo sirva a la mesa y en bandeja de plata la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz. Uno puedo reír o vomitar al escuchar a los jurisconsultos de la oposición, ese foro ilustradísimo de letrados, elevar desde la más laxa ignorancia hasta sus propios altares del saber a la Fiscal. Es para echarse a correr la forma en que periodistas y locutores de oposición, justifican sus “errores del pasado”, exaltan el valor y la honestidad de la renegada, cantan la gloria de la conversa y van tejiendo con sus lenguas afiladísimas una especie de alfombra roja y dorada para hacerle sitio a su lado. Ya ni se acuerdan que es mujer.


Parafraseando a Rubén: “oposición llena de doblez” Esta gente se tomó bien en serio lo de la moral relativa del postmodernismo. Son “truco y retruco a la vez”, “paso y gano”, todos los naipes con los que juegan son “el mono” y si juegan con barajas siempre tienen el siete y el caballo de copas ¡joder!


Pero si Luisa Ortega Díaz en el relato maniqueo de la oposición es la “bruja malvada” que mantiene preso al “caballero López” por su fallido intento de “liberar a la princesa” ¿No leyeron el informe de Luis Almagro? ¿No han leído las comunicaciones del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos? Ella es, desde el punto focal de la MUD, la carcelera de los presos políticos, la cómplice en grado de determinadora de las violaciones a los derechos ciudadanos.


¿Vos sabéis lo que le pasa a quienes se pierden en un desierto? ¡exacto! Cuando se agotan, cuando les azota la sed, cuando ya no pueden más, comienzan a ver espejismos. La prueba es que la AN y la MUD están dispuestas a acatar a la hasta ayer aborrecida Fiscal de la dictadura que levita en sus mentes pero no al muy real TSJ.


Pero esta tragicomedia de la oposición reescribiendo a la carrera su guión sobre la Fiscalía y los Poderes Públicos es también evidencia de la intolerancia, la miopía, la polaridad extrema con la que se hace política en este país: las diferencias de criterio entre la Fiscal y los magistrados de la Sala Constitucional no pueden ser entendidos en su justa dimensión, como las diferencia de criterio entre dos poderes con competencias diferenciadas y si se quiere antagónicas por naturaleza, sobre una situación por demás compleja y novedosísima, sino como la muy criolla saltada de talanqueras. El ladrón juzga por su condición.

]]>
<![CDATA[Democracia de partido]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Democracia-de-partido-20170410-0024.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Democracia-de-partido-20170410-0024.html  La democracia, como lo dijo el gran presidente norteamericano Abraham Lincoln, es el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo.
Una democracia bien organizada requiere de la existencia de partidos políticos. Los partidos son articuladores y agregadores de los intereses colectivos.

La democracia requiere partidos fuertes, representativos y bien organizados. Un partido político es, por encima de cualquier otra consideración, un mensaje, una propuesta, una visión.

La propuesta debe ser la que mejor interprete los sueños, los anhelos y las esperanzas de los ciudadanos. Hoy, en Venezuela, la oferta partidista más realista tiene que ser la invitación a un cambio político, económico y social.

Los ciudadanos venezolanos queremos cosas muy sencillas. Queremos más y mejor democracia. Es decir, una democracia que respete el Estado de Derecho, que respete los derechos humanos, que respete el derecho que nos asiste a tener un calendario confiable de convocatorias electorales. Es decir, que las elecciones sean cuando corresponda y no cuando el capricho de los que mandan consideren conveniente hacerlas.

Además de más y mejor democracia, los venezolanos queremos un cambio económico. Las políticas del actual gobierno han producido inflación, recesión, devaluación de la moneda, desabastecimiento y alto costo de la vida.

Queremos un cambio que produzca inversiones, que surta los anaqueles de los mercados con los artículos que necesitamos para una vida decente y que nos permita disponer de recursos suficientes para poder hacer el mercado sin angustias.

Los ciudadanos, además del cambio político y económico, queremos un cambio social. Es evidente que la población venezolana se ha empobrecido como consecuencia de las políticas equivocadas del Gobierno. Hoy, en Venezuela, hay más familias pobres, y los pobres son más pobres que antes. Esa situación hay que revertirla. Resolver el problema de la pobreza es un deber moral, pero, además, es una necesidad política y una exigencia de la racionalidad económica.

La solución de fondo del problema de la pobreza está en lograr más y mejor educación. Sobre todo, educación para el trabajo. Educación que capacite a los jóvenes de las familias más pobres a conseguir un trabajo bien remunerado que le permita sostenerse a sí mismos y colaborar con los gastos del grupo familiar.

Ojalá de todo este proceso de validación de los partidos salgan organizaciones partidistas más fuertes y más útiles para la democracia venezolana

]]>
<![CDATA[En opinión: OEA obscena]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-OEA-obscena-20170410-0025.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-OEA-obscena-20170410-0025.html La Organización de Estados Americanos está volviendo sin pudor a sus orígenes de ministerio de colonias de Estados Unidos. Su Carta, normas y el Derecho Internacional quedan supeditados a esa condición subordinada. Donde hay colonias, manda la metrópolis. Antes de la sesión de marzo del Consejo Permanente, un miembro del Senado gringo, Marco Rubio, amenazó con quitarle la ayuda económica a tres países si votaban por Venezuela. La brutal prepotencia colonialista no cuida ni las formas.

El intento de chantajear a República Dominicana, El Salvador y Haití no funcionó, para histeria del senador de origen latino. Como las brillantes intervenciones de la canciller Delcy Rodríguez y el embajador Samuel Moncada deshicieron la maniobra intervencionista de EE UU y la triple alianza (Temer, Macri y Carles), suspendieron aquella sesión y este lunes 3 de abril volvieron por sus fueros. Tenían un problema: la presidencia del Consejo le corresponde ahora a Bolivia y la vicepresidencia a Haití. Resolvieron el asunto desconociendo a estos países y la propia Carta de la organización.

En las narices de la OEA y el Mercosur ocurrían otros acontecimientos, pero la obsesión con Venezuela los cegaba. En Paraguay, el Congreso estaba en llamas y el asalto policial al partido de oposición dejó un militante juvenil asesinado, varios heridos y más de 200 detenidos. Al lado, manifestaciones populares protestaban contra los gobiernos de Brasil y Argentina. En Chile, activistas campesinos e indígenas exigían la libertad de sus presos políticos. En México, era asesinado el tercer periodista en un mes. Y en la Guayana Francesa, aquí en Suramérica, su pueblo exigía, ¿saben qué? su independencia de Francia, en pleno siglo XXI. No veíamos una película de época.

Los representantes de los países injerencistas reclaman a Delcy Rodríguez y Samuel Moncada un “lenguaje adecuado”. Ellos, con exquisitos modales, usurparon la presidencia y vicepresidencia del Consejo Permanente, inaugurando lo que la historia de la diplomacia registrará como “malandraje protocolar”. Porque así actuaron en esta hora obscena de la OEA, como malandros vestidos por Armani que, mientras te sacan la cartera y dan un golpe institucional, citan algún caletre de Ortega y Gasset.
 

]]>
<![CDATA[Diálogo o catástrofe]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Dialogo--o-catastrofe-20170410-0069.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Dialogo--o-catastrofe-20170410-0069.html  Una semana de tensión política superlativa. Una confrontación entre la vida y la muerte. ¡O comían salmón o morían arponeados! Había que echar el resto.  El “golpe de Estado” era eminente. ¿El gobierno se había quitado la careta? El TSJ emitió las sentencias 155 y 156 en las cuales toma para sí las funciones constitucionales del poder legislativo. Y restringe la inmunidad parlamentaria; por razones del “desacato”. ¿Se establecía la dictadura con todos los hierros? Esto último es lo que más preocupó. La inmunidad es básica en las funciones del Poder Legislativo. Es la protección del parlamento y de los representantes del pueblo para ejercer sus funciones de legislar, controlar y asegurar la independencia ante los otros poderes. 


   La figura de la inmunidad parlamentaria la encontramos en la Constitución de Estados Unidos de 1787, “Exceptuando la traición, gozarán el privilegio de no ser arrestados”. En la francesa de 1791, “los representantes son inviolables y no podrán ser investigados, acusados o juzgados por lo que hubieran dicho, escrito o hecho en ejercicio de sus funciones”. En Venezuela, constituye parte de la historia constitucional y ha sido reconocida desde la primera Constitución de 1811. Con ella ejercen sus funciones de “Legislar y Controlar al Poder Ejecutivo”. 


¡Las sentencias del TSJ disparan las alarmas! Decenas de dirigentes opositores se distribuyen por varios países de América. Los mensajes desde Venezuela cubren buena parte de los países del mundo, para informar de las sentencias del TSJ, números 155 y 156. Gobiernos, Congresos y organismos internacionales se pronuncias pidiendo independencia de poderes y libertad de los presos políticos. Sorpresivamente, la Fiscal General de la República, declara que “en dichas sentencias se evidencian varias violaciones del orden constitucional y desconocimiento del modelo consagrado en la Constitución, lo que constituye una ruptura del orden Constitucional”. Tenía razón la Fiscal. Se impone su tesis y luego de la intervención del Presidente de la república el TSJ modifica las sentencias.


        Pero la cosa no queda ahí. Mientras, grupos de diputados nacionales de la oposición marchan hacia la Fiscalía y la Defensoría se producen enfrentamientos con fuerzas del orden público y partidarios del gobierno. Salen heridos varios diputados.  Por otro lado, Varios países miembros de la OEA, piden reunión del Consejo Permanente para pedir la aplicación de la Carta Democrática en Venezuela. En una traumática y convulsionada reunión —se violan los estatutos y reglamentos internos—  destituyen arbitrariamente al Presidente del Consejo y una minoría aprueba pedir al Presidente Maduro, “restituir el Orden Constitucional y las funciones de la Asamblea Legislativa”.  


      La oposición y el gobierno están en la calle y la asistencia a las marchas y concentraciones es cada vez más numerosa. Hay heridos, trompadas, piedras y empujones. Me parece necio que el gobierno haya bloqueado la entrada a la Asamblea. El miércoles les madrugaron. E iniciaron el proceso de remoción de los magistrados del TSJ.  La cosa se complica. Es necesario iniciar el diálogo entre los dos polos. Lo único que puede evitar una catástrofe. E implantar el orden institucional y constitucional. 

]]>
<![CDATA[Sí se puede, por Omar Barboza]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Si-se-puede-por-Omar-Barboza-20170410-0067.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Si-se-puede-por-Omar-Barboza-20170410-0067.html  A pesar de que el Artículo 5 de nuestra Constitución establece que la soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, y que los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos, la macolla corrupta que hoy gobierna a Venezuela cuando recibió el mensaje contundente que le envió el pueblo venezolano el 6 de diciembre de 2015, eligiendo a 112 Diputados con el mandato de trabajar por el cambio político, sintieron amenazadas sus intenciones de seguir robando sin control a nombre de una supuesta revolución, y entonces prepararon un plan para tratar de evitarlo.

En consecuencia, entre el 6 de diciembre de 2015 y el 31 de Diciembre de ese año, violando la Ley y la Constitución designaron a supuestos Magistrados con la misión de evitar que la nueva Asamblea Nacional ejerciera sus atribuciones constitucionales, no les importó que no reunieran las credenciales profesionales ni éticas para ocupar esos cargos, ni que algunos de ellos en vez de currículum tuvieran prontuario, se acordaron de que el fin justifica los medios, y la finalidad de ellos es seguir delinquiendo y destruyendo al país sin ningún control.


Lo que pasa es que necesitan con urgencia  seguir endeudando  la República porque ya rasparon la olla y no lo pueden hacer válidamente sin la autorización de la Asamblea Nacional, a la cual no han podido doblegar ni comprar, por eso decidieron asaltarla, pero les salió el tiro por la culata, quedaron en evidencia como delincuentes judiciales.


Para quienes creemos en el cambio político por la vía democrática porque es el que puede reconciliar al país en el futuro cercano para reconstruir a Venezuela, las reacciones frente al intento de Golpe de Estado surgido de la Sala Constitucional, son motivos para reafirmar la esperanza  de que vamos a salir más pronto que tarde de esta pesadilla. En primer lugar, la reacción de la Asamblea Nacional en la persona de su Presidente el Diputado Julio Borges, al denunciar el intento de Golpe de Estado, calificar la sentencia de “basura” y romperla delante de los medios de comunicación social, llamando al pueblo, a las Fuerzas Armadas y a la comunidad internacional a desconocer esas sentencias y a sus verdaderas intenciones.


En segundo lugar, la reacción de la Comunidad Internacional que por consenso declaró que se trataba de un atentado contra la democracia en nuestro país, Perú retiró su Embajador de manera definitiva, otros países llamaron a sus Embajadores, Mercosur condenó la intención antidemocrática del gobierno, la OEA y su Secretario General calificaron el hecho como una confirmación de las denuncias que están tramitando,  el Cuerpo Diplomático acreditado en Venezuela se negó a participar en un acto de apoyo al TSJ convocado por la nefasta Canciller venezolana.


Y en tercer lugar, cuando la Fiscal General de la República, en un acto de valentía republicana que debemos reconocer a pesar de las diferencias con actuaciones anteriores, declaró de manera formal que esas sentencias constituían un atentado en contra del orden democrático, los titiriteros y los títeres se pusieron pálidos, asustados y de carrerita. Estaban descubiertos, por alguien que no pueden decir que obedece a la CIA o a las maniobras del imperio y la oligarquía, que simplemente tiene formación jurídica y entendió que avalar ese despropósito era convertirse en cómplice de la corrupción en marcha y apoyar una evidente maniobra en contra del estado de derecho, de la soberanía popular, de la pluralidad democrática, principios que diferencian la civilización de la barbarie.


Dentro de toda la tragedia que significa lo ocurrido, y a pesar de que Maduro pretende  seguir engañando a la gente haciéndole creer que el Consejo de Defensa de la Nación tiene alguna competencia que tenga que ver con este asunto, el Gobierno Nacional ha recibido un mensaje claro y contundente en defensa de la soberanía popular y de los valores democráticos.
Todo esto ha servido para hacer crecer la esperanza a favor del cambio político y para demostrar que un nuevo gobierno de unidad nacional sí se puede lograr y es urgente.
 

]]>
<![CDATA[¿Llegando al llegadero?, por José Vicente Rangel]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Llegando-al-llegadero-por-Jose-Vicente-Rangel-20170410-0066.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Llegando-al-llegadero-por-Jose-Vicente-Rangel-20170410-0066.html  La ofensiva contra Venezuela no tiene precedentes. Es más agresiva y falaz, por ejemplo, de la que fue víctima el gobierno de Salvador Allende en Chile.


      2) Contra el proceso bolivariano ha habido una conspiración permanente. Desde el momento en que Chávez ganó la presidencia en diciembre del 98, se montó la conjura que se ha mantenido inalterable a lo largo de 18 años: golpes como el del 11 de abril del 2.002; paro-sabotaje de la industria petrolera, terrorismo, cerco económico, ataques a la economía, y tantos otros hechos consumados de manera sistemática por una oposición antidemocrática que cuenta con poderosos apoyos internacionales.


      3) Maduro arribó a Miraflores, y desde ese momento no ha tenido tregua. Pese a ofrecer diálogo y dar demostraciones de su voluntad de materializarlo, y llamados a la creación de un clima de paz, su victoria electoral no fue reconocida por el candidato derrotado quien  procedió a llamar a la violencia —a descargar la “arrechera” por el revés. La presidencia de Maduro ha sido un calvario. Aparte de la caída de los precios del petróleo, de la influencia que ésta ha tenido en la crisis económica, se dio la concertación de grupos empresariales nacionales e internacionales para promover la “guerra económica” con efectos letales sobre la economía. Para coronar la terrible experiencia en Miraflores, la internalización de la política por la oposición concitó la creación de un frente de figuras públicas —desacreditadas unas y otras con relativo prestigio—, con asiento en la OEA, monitoreadas por el inefable Almagro, que le generó a Venezuela una difícil situación debido al apabullante descrédito que descarga sobre el país.


       4) La ofensiva contra Venezuela no cesa. Cada día muestra nuevas característica. Ahora entró en su fase decisiva, que puede ser calificada como operación remate. Ésta combina la acción interna con la movilización exterior. La manera como se cuadran en la OEA gobiernos de diverso signo lo confirma. El hilo que conecta el accionar de México, Colombia, Chile, con Brasil, Argentina, Paraguay, Perú, demuestra que la conjura existe. 


Detrás de esos gobiernos está la mano poderosa de los Estados Unidos y el oficio diplomático de Canadá. Todos actúan con la consigna de desacreditar al gobierno venezolano, recurriendo a cualquier todo tipo de mentiras. Ni siquiera por elemental sentido de responsabilidad presentan pruebas que sustenten lo que afirman. 


Ya que el propósito es calificar de dictadura al Gobierno de Maduro; señalar que en el país hay una crisis humanitaria; que la gente se está muriendo de hambre, y que las instituciones no funcionan. ¿Para qué pruebas si lo que cuenta es impactar al mundo con noticias sin confirmación? Lo que importa es contraponer la virtualidad mediática de la falsedad a la realidad. Lograr la identificación del nombre Venezuela con el caos.
      5) La situación ha llegado, como se dice en criollo, al llegadero. Los últimos acontecimientos lo confirman. La desesperación que impera en la oposición nacional e internacional se desborda porque Maduro no cae, y, más bien, se fortalece como lo indican las verdaderas encuestas. 
A su vez la oposición interna se desploma, como también lo revelan las encuestas más confiables. Simultáneamente en el exterior cunde la frustración porque los lapsos fijados para el colapso chavista no se cumplen. La inversión crematística en la conspiración es grande y los factores internos coaligados no responden. Se tragan las remesas sin rendir cuenta. Apelan a la estridencia, que a nadie confunde, como decir que el Tribunal Supremo de Justicia le ha dado un golpe a la Constitución por el hecho asumir las atribuciones de una Asamblea Nacional en desacato.
 No ha habido, ni lejanamente, disolución del Poder Legislativo que funcionará tan pronto cese el desacato en que incurrió deliberadamente. Pero agitano el tema, que es de manejo interno y soberano de los venezolanos, pretenden darle el puntillazo a Maduro, al chavismo, al país, mediante insólitas presiones desde afuera. Con lo cual se equivocan una vez más. Los acontecimientos lo dirán. Por culpa de una oposición irresponsable la violencia y no la paz, se abre paso. Mientras, la opción diálogo aguarda por una oportunidad, que los opositores ensoberbecidos le niegan. Al contrario, pisan el acelerador para lograr el desplome de la institucionalidad democrática. En fin, el síndrome Sansón.

Claves secretas
•Un día muy especial: las redes enloquecieron el viernes 31 de marzo a partir de la declaración de la Fiscal General de la República sobre las decisiones del Tribunal Supremo de Justicia. Un caso que vale la pena estudiar por lo que hoy representa el poder comunicacional, el cual puede provocar severas alteraciones emocionales en la colectividad e inducir actos desesperados.


•A través de las redes se desató ese día la confusión. Colapsaron las comunicaciones y los ánimos se exaltaron. Un pronóstico que tensó más fue que por la tarde habría un pronunciamiento de varias guarniciones militares planteando la renuncia de Maduro y la formación de una Junta de gobierno integrada por civiles y militares.
•Por supuesto, todo falso. Al contrario, los mandos militares ratificaron de inmediato su lealtad a la Constitución y al presidente Maduro. Pero la oposición, como siempre, cabalgó en esa ola de rumores y especulaciones al pedirle a la Fuerza Armada que se pronunciara.


•También ese día —y quiero destacar este dato— las instituciones funcionaron y demostraron su solidez. Maduro tomó conciencia que debía actuar con rapidez para neutralizar la matriz golpista mediática que se estaba formando; para conjurar cualquier acontecimiento extraño, inducido, deliberadamente por los grupos más radicales de la oposición, y sin duda que lo logró. Una vez más Maduro confirmó que no se queda en el aparato, que procede con habilidad y sangre fría ante situaciones críticas. Como la que reseño. Con un doble frente: el interno con una oposición recalcitrante, obsesionada con sacarlo de Miraflores y reprimir al chavismo; y el externo, con los chacales que maneja EE UU, ansiosos por posesionarse de las riquezas del país.


•Otro asunto: Vargas Llosa no podía faltar en el combo de los atacantes a Venezuela. Pero hay alguien que le cantó la verdad, el gran escritor y periodista argentino Mempo Giardinelli, en una carta personal que no tiene desperdicio. Cito párrafos: “Mi lealtad de discípulo y mi conciencia de pequeñez literaria no me impiden ver, con dolor, el triste papel de usted coreando lugares comunes para criticar al presidente venezolano, y encima de todo cargado de tintes racistas y clasistas. Me dio mucha pena su papel, Don Mario, al verlo tan generoso y dócil frente al impresentable de esta tierra (Macri), que a usted lo quiere y lee. Yo sentí dolor pero también una cierta vergüenza. No hacía falta tanto. Sin dudas, seguiré admirando su obra literaria, pero qué pena tan grande sentí al verlo ahora, en edad provecta, haciendo un papel como el de Zavalita preguntando: En qué momento se jodió la Argentina. Usted eludió en la tele una respuesta digna. Seguiré devoto de su grandeza literaria. Pero solo de ésa”.


•Antes la insultaban a diario; ahora la elogian. Pero es la misma de siempre: defensora de la justicia, de los derechos humanos, de la democracia: Luisa Ortega.
 

]]>
<![CDATA[Mirarnos en ese espejo]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Mirarnos-en-ese-espejo-20170407-0102.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Mirarnos-en-ese-espejo-20170407-0102.html Como probablemente saben desde el 05 de enero de 2015, me ha correspondido desempeñarme como Embajador Representante Permanente de nuestro país ante las Naciones Unidas en la oportunidad que le correspondió asumir a Venezuela, luego de 25 años, la posición de miembro no permanente del Consejo de Seguridad.

Ha sido una designación del Presidente de la República que he asumido con la humildad y compromiso de los revolucionarios, convencido que la experiencia y aprendizaje por más de doce años al lado del Comandante Chávez y vinculación estrecha a las actividades inherentes a las altas responsabilidades al servicio del Estado Venezolano y de Revolución Bolivariana, me darían los elementos fundamentales para representar los intereses del país, como lo hemos hecho, siempre apegados a los principios de política exterior Bolivariana y profundamente leales al legado del Comandante Chávez.

Debo resaltar que este intenso trabajo en el Consejo de Seguridad, el órgano más importante de las Naciones Unidas y la proyección positiva de nuestro país en estos escenarios tan complejos del multilateralismo no hubiese sido posible sin el apoyo, compromiso y profesionalismo del grupo de compañeros de la Misión Permanente de Venezuela ante las Naciones Unidas.

Al lado del Presidente Chávez, Maestro de la política y de la conducción de los asuntos de Estado, tuve el honor de asistir, en un tiempo privilegiado y una posición de vanguardia, a la prefiguración y construcción de un sueño y un proyecto de país, propio, soberano, inclusivo, revolucionario y con profundas raíces en nuestro ideal Bolivariano, en el pensamiento y acción de nuestro Libertador Simón Bolívar.

Me corresponde ser leal a su obra, a sus ideas, a su amistad y confianza para siempre, pues comparto y sé de primera mano, de su mano, el extraordinario país y destino de grandeza que prefiguró para nuestro Pueblo.

En las Naciones Unidas, tenemos una activa participación en todas las discusiones, debates y acuerdos que se plantea el sistema multilateral para alcanzar sus objetivos, establecidos estos en la Carta de la Organización y en sus distintas declaraciones y resoluciones.

En este espejo del mundo veo reflejados los problemas y estragos de un orden internacional profundamente injusto, con marcadas desigualdades, producto del colonialismo, la guerra, el sistema capitalista depredador de recursos, de vidas y del planeta.

Es en esta realidad que resaltan con mayor fuerza los logros y profundos avances de nuestra Revolución Bolivariana, es donde cobra razón estratégica la afirmación del Comandante Chávez de que tenemos Patria, en su concepto, exacto y amplio.

En las Naciones Unidas se debaten muchos temas en los cuales nosotros como país tenemos un extraordinario avance y una experiencia que mostrar al mundo:

Cuando se habla contra el colonialismo y la ocupación militar de países y territorios, nosotros mostramos cómo obtuvimos nuestra independencia, dimos independencia a otros países y cómo somos plenamente soberanos en el manejo de nuestros asuntos.

Cuando se habla de la agenda para el desarrollo 2030, nosotros recordamos que fuimos uno de los primeros países en alcanzar las metas del milenio. Cómo avanzamos en un proceso inclusivo, en el que mostramos nuestra experiencia del Poder Popular, Consejos Comunales, el empoderamiento de la mujer, entre otros.

Cuando hablamos del financiamiento para el desarrollo, explicamos al mundo cómo la recuperación de nuestro petróleo y la riqueza de nuestros recursos naturales, nos permitió establecer los programas sociales de la revolución.

Cuando se debate sobre la igualdad de género y se denuncia la práctica de violencia, abuso sexual y restricciones de todo tipo a la mujer, nosotros explicamos que la igualdad de género está consagrada en nuestra Constitución, que existe un Ministerio para la Mujer, leyes de protección a la mujer, a la mujer embarazada, a las madres, a los niños.

Cuando se debate sobre el derecho a la educación, nosotros explicamos nuestras misiones educativas, la Misión Robinson, la Ribas, la Sucre, que somos uno de los países con  mayor escolarización del mundo, que nuestra educación pública y gratuita.

Cuando hablamos de los programas de viviendas sociales, nosotros explicamos la Gran Misión Vivienda Venezuela, cómo construimos cientos de miles de viviendas de calidad para el pueblo, con un esquema de gestión y participación popular inédito, que es el secreto del éxito de este programa.

Cuando se discute sobre el orden financiero internacional y la actuación depredadora de las transnacionales en los países en desarrollo, nosotros hablamos de Nuestra Plena Soberanía Petrolera, de cómo recuperamos nuestro ingreso petrolero para sostener estos programas de desarrollo, a través de la recuperación de nuestro régimen fiscal, es decir, impuestos y regalías.

Cuando se debate sobre la necesidad de visibilizar a los pueblos indígenas, nosotros explicamos que los derechos de nuestros pueblos originarios están consagrados en nuestra Constitución, que existe un Ministerio de Pueblos Indígenas, que se respeta su lengua, su cultura, sus tierras.

Estos son algunos de los temas en debate. Los países del Sur, en desarrollo, nos escuchan con interés, con atención, todos recuerdan a Chávez. Tenemos una gran presencia en los organismos multilaterales, estamos en el Consejo de Seguridad, presidimos el Movimiento de Países No Alineados, presidimos el Comité de Descolonización, estamos en el Consejo Económico y Social (ECOSOC), en el Comité de Palestina, en el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra, tenemos presencia activa y nos hacemos oír en todos los escenarios, explicando nuestros avances y observando al mundo, sus problemas, los retos y los amenazas del sistema internacional multilateral por excelencia: las Naciones Unidas.

Esto no quiere decir que no tengamos problemas. Los tenemos. El Comandante Chávez decía que para resolver un problema hay que comenzar por reconocerlos para después abordarlos en su justa dimensión y superarlos para el bien del pueblo.  La situación es compleja, existen factores externos de mucho peso, se han cometido errores. Pero de lo que estoy convencido y siempre lucharé por ello es que estamos en capacidad de resolverlos. Ello solo es posible en el campo Bolivariano, con el Pueblo, con el legado de Chávez.

No desviarnos ni un tantico del legado del Comandante Chávez. Cuidarnos de nuestros enemigos históricos, de las transnacionales que quieren nuestras riquezas, nos acechan. Intentan aprovecharse de nuestros problemas, proponen un pacto con el diablo. Las transnacionales no nos salvarán, por el contrario, nos empujarán al país al abismo. Quieren nuestro petróleo, ¡hay que defenderlo!

El otro espejo del mundo es el Consejo de Seguridad. Allí los reflejos son terribles, injustos, sangrientos. Tuvimos la oportunidad de levantar nuestra voz contra la guerra, la injerencia extranjera, las intervenciones y ocupaciones militares. Contra el poder, la violencia y agresividad de tres de sus miembros permanentes: Estados Unidos, Reino Unido y Francia, quienes buscan imponer sus agendas políticas y sus intereses.

Lo terrible de todo esto, es que existe un guión preestablecido: la identificación de un objetivo, sea por su petróleo, sus reservas económicas, por razones geopolíticas o ideológicas. A partir de allí, de manera perfectamente articulada, los grandes medios de comunicación, las grandes cadenas, inician una campaña mediática, difamatoria y devastadora contra esos países y sus líderes. Los vinculan a negocios de todo tipo, los acusan de corruptos, totalitarios, de violar las leyes, los derechos humanos, hasta que finalmente, alguno de estos “P3”, así llamados, introduce el tema como agenda del Consejo de Seguridad.

Desde ese momento todo el sistema de injerencia se activa, los medios arrecian su campaña, escrita y noticiosa; comienza un manejo y manipulación del tema a nivel global para preparar el terreno de la agresión; comienzan a generarse informes, con fuentes dudosas o “secretas” de información; declaraciones de voceros políticamente motivados, incluso de las Naciones Unidas; informes de las “ONG” y finalmente, resoluciones del Consejo de Seguridad en las que invocan la aplicación del Capítulo VII, es decir, de la fuerza.

El país “objetivo” queda tutoreado por el Consejo de Seguridad, no se levantarán las sanciones hasta que los “P3” quieran, no se levantará la vigilancia hasta que ellos lo decidan o se inicie una intervención militar. Existe un doble discurso, mientras son muy activos contra sus “objetivos”, guardan silencio criminal en situaciones como la ocupación de Palestina por Israel, la ocupación del Sahara Occidental por parte de Marruecos o la guerra y crisis humanitaria en Yemen. A veces, alguno de estos países, decide actuar fuera del Consejo de Seguridad y perpetran invasiones e intervenciones sin que nadie pueda hacer nada al respecto. Son los poderosos.

Ejemplos de este accionar hay muchos, solo basta recordar Iraq, con más de un millón de muertos y un país descuajado y destrozado; Libia, un país fracturado, sin instituciones, en manos de extremistas; Siria, más de 300 mil muertes por la guerra y violencia desatada por grupos extremistas financiados y aupados como “oposición moderada” por los mismos “P3” que, desde el Consejo de Seguridad, abogan por el respeto a los derechos humanos, mientras piden abiertamente el derrocamiento del gobierno sirio.

Todos estos países son azotados además por el fenómeno del terrorismo, por el horror de estos grupos brutales que tienen todo tipo de armas pesadas y vehículos, gran capacidad militar por cuyo origen nadie responde cuando preguntamos una y otra vez en el Consejo de Seguridad.

Pero no solo son estos casos, existen muchos más, sobre todo en África. Cerca del 70% de los Comités de Sanciones, son dirigidos por las antiguas potencias colonizadoras contra los hermanos africanos. No saldrán de allí, hasta que estos miembros permanentes quieran, es decir, para siempre. Es un mecanismo de dominación.

Estos países quedan destrozados, sin posibilidades de desarrollo, de paz o estabilidad. A los perpetradores de la agresión o intervención no les interesa, solo hacen muros y restricciones de paso en el Mediterráneo, América o Europa, para que no lleguen a sus territorios los millones de refugiados y migrantes, que huyen de los países azotados por la violencia, de los cuales miles mueren en el largo camino de la desesperanza.

Al momento de escribir estas líneas, los Estados Unidos, de manera ilegal y unilateral, bombardean una base aérea en Siria; al mismo tiempo los medios de comunicación insisten en su campaña contra el país, mostrando imágenes de la violencia opositora en las calles de Caracas y a los más connotados líderes de la misma clamando por la intervención extranjera en el país.

No quiero que nuestro país jamás esté reflejado en este espejo. Ningún venezolano sensato querría este destino para su Pueblo, para su Patria. Por eso advierto de los peligros de la injerencia extranjera. Es irresponsable promover que se vulnere nuestra soberanía y nuestra integridad territorial, solo para imponer una agenda personal, económica o grupal de poder.

Confiamos en nuestras Fuerzas Armadas Bolivarianas, profundamente patriotas, Chavistas y capacitadas para defender nuestra soberanía. Confiamos en nuestras instituciones del Estado y en nuestro Pueblo consciente y revolucionario, para que jamás la planta insolente del extranjero pueda vulnerar a nuestra Patria y someter a nuestro Pueblo. Daremos la batalla, en cualquier escenario, para que nuestro país nunca se vea reflejado en el espejo de la guerra y la intervención extranjera. ¡Venceremos!


 ]]>
<![CDATA[¿Habrá una elección?, por Luis Vicente León]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Habra-una-eleccion-por-Luis-Vicente-Leon-20170407-0087.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Habra-una-eleccion-por-Luis-Vicente-Leon-20170407-0087.html Y agreguemos si esa elección podría ser transparente y competitiva.  La sola recurrencia de esta pregunta en las últimas semanas indica que en el entorno hay una especie de esperanza de que este evento ocurra, frente a los acontecimientos que se desarrollan en nuestro país. La respuesta más honesta a esta pregunta tiene que ser: depende. 


Dejemos el tiempo de lectura de este párrafo para que se desaten los monstruos de los radicales linealpensantes. Esos que tumbaron a Chávez desde su primer año en poder y cuya frase favorita hace más de 18 años es: “esto no aguanta más”. Los que afirmaron que si el gobierno evitaba el referéndum, ardía Troya.  Los mismos que después han culpado a negociadores y Vaticano de nuestra incapacidad colectiva de atender y resolver el problema, frente a un gobierno concentrador de poder, recursos, medios y armas.  


Ok. Una vez dado el espacio para que liberen su frustración y hagan lo que sí saben hacer, que es atacar a quienes piensan distinto a ellos desde la misma acera, ante su propia incapacidad de hacer algo inteligente contra el verdadero adversario común, seguimos.


Esa salida electoral o negociada, pacífica y estable, depende de dos variables claves, que dan o no racionalidad a la posibilidad de ocurrencia de ese hecho. Por una parte, el costo de salida del gobierno y por la otra, el costo oficial de bloquear la elección y reprimir. 


Comenzando por la primera, no hay forma de imaginar una elección decente y transparente, que puede tener como resultado la cabeza del gobierno y los funcionarios llamados a convocarla. Es irrelevante si la mayoría de la población lo desea y lo vota o si ellos se lo merecen. 


Un gobierno que tiene costo infinito de salida, amenazado personalmente, grupalmente y familiarmente, se convierte en un Kamikaze que estará dispuesto a todo para defenderse, bajo la premisa, por demás racional, de que es mejor perder la cabeza en una batalla que entregarla de seguro en una elección que sabes que perderías. 
La segunda variable no es menos importante. Para imaginar una elección, es indispensable que el costo oficial de evitarla sea lo suficientemente elevado como para dificultar el bloqueo y la represión. 


Este costo se eleva en efecto con la ayuda de la comunidad internacional, pero sólo es realmente importante si la sociedad internamente decide participar y defender sus derechos integralmente y en todos sus espacios.
Pero el secreto del éxito no proviene sólo de elevar el costo de la represión sin modificar el costo de salida. Esa es la base de la propuesta radical, que busca la calle para cortar la cabeza del gobierno. El mejor resultado de esa combinación es una guerra, que aún ganando, dejará al país en una situación completamente inestable.


 Se trata de elevar el costo del bloqueo electoral, para usar esa fuerza como poder de negociación frente al gobierno para re institucionalizar el país, combinado con una reducción de costos de salida, que abra la compuerta para una elección justa y transparente y un cambio pacífico a futuro. 
Si ambas variables no están en la mesa y se mueven en la dirección correcta, la posibilidad de éxito es un límite que tiende a cero y la frustración será de nuevo el resultado más probable. 

]]>
<![CDATA[En opinión, ¿Quién dio un golpe?]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion--Quien--dio--un--golpe-20170407-0091.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion--Quien--dio--un--golpe-20170407-0091.html El ministerio de  las  colonia de Estados  Unidos, con sede  en Washington,  mejor conocido como  la organización  de Estado Americanos  (OEA), terminó  por quitarse  la máscara, con  la  que  solapó durante década la velada injerencia gringa. Los cancilleres lacayos postrados  por  el peso de los dólares  en su conciencia  dieron  un golpe  institucional a su  propia  organización.


Un lenocinio de argucias jurídica invocando una ausencia ficticia y  activando  un  protocolo de emergencia fue la palanca discursiva  con la cual el  embajador de Hondura, Leonidas Rosa Bautista, de manera ilegal, fraudulenta y  golpista  asumió  la  presidencia del Consejo  permanente de  la OEA, desconociendo  e  irrespetando la presidencia  de Bolivia y  la vicepresidencia  de Haití.


 Con  la  comparsa  preparada ya  en las  afueras, la canciller de argentina Susana Malcorra hablaba de “tutelaje” para  Venezuela  so pena  de ser excluida de Mercosur. Pero, les salió  el  tiro  por  la  culata, pues  siguen  creyendo  que estamos  en tiempo de las  colonia y  que  el  pueblo  no está  consciente  de  lo  que está  pasando ,  de  las actuaciones bochornosas y fuera de  ley  que  hacen constantemente  los grupos  opositores  nacionales e  internacionales contra Venezuela . 


Y  es  que   basta señalar  que  los  medios  de  comunicación  no  le  han dado  importancia  a  los  graves acontecimientos  del Paraguay, ni  de  las  movilizaciones  en argentina, y  sus  actos de corrupción  encabezados  por  el presidente  Macri, tampoco los  graves  sucesos de Colombia y el  juicio  que se  le  sigue Temer en Brasil ,  todo  gira  en  relación  con  la patria de  Bolívar,  ni siquiera  por  las  reservas petroleras,  sino por  que  intentan vengarse de nuestro comandante Chávez, de  la  fortaleza de  la revolución  por  haber detenido  el Alca,  por  darle  esperanza  a  la América latina y esparcir la mecha polvorosa del socialismo por  toda la  región. 


La OEA tanto  que cacareaba  en  pro  del  orden democrático, de  la  pluralidad de ideas, del respeto a  las  diferencias  y  en especial   del apego a  las normas , claudicó, no  pasó  el examen y  sus  embajadores ( a excepción de Nicaragua, Bolivia, Haití y Venezuela entre  otros)   fueron embaucados  por  el  poderoso billete verde,  el mismo de  la  pirámide y  la  frase  en Dios  confiamos,  para  golpear en un solo  acto a  tres Repúblicas  hermanas:  Bolivia, Haiti  y Venezuela . 

Pero  todo  el mundo  lo  vio,  en vivo  y   directo,  ni  siquiera un  canal de  la  calaña  de CNN podía  evitarlo, La OEA tiene interés en destruir el  orden constitucional en Venezuela, ya no es  solo Luis Almagro, han  ganado  otros  adepto que aceptan  cualquier  puesto, rol o  tarea, sin importar lo  que representan , se arrastran, cumplen  y  cobran. 
Pero  incierto  será  aun más  el futuro de esa  organización,  que nació  del apéndice  norteamericano, y  morirá algún día del valor y  la fortaleza latinoamericana.


 
 

]]>
<![CDATA[La unión de los patriotas]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-union-de-los-patriotas-20170407-0089.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-union-de-los-patriotas-20170407-0089.html Coincido con algunos que, desde la periferia chavecista, pero enfrentados a Maduro y aterrados por la situación actual, señalan que éste es un gobierno sin estrategias, que se mueve dando tumbos y que hace bulla pero no avanza.

. Lejos de resolver algo, se hunde cada vez más en su ineficacia, corrupción y sectarismo, como lo demuestran sus acciones contra los panaderos, sus nuevos grandes enemigos, dada toda la parafernalia usada para someterlos a la “autoridad revolucionaria”. El imperialismo quedó atrás como enemigo fundamental, pues su líder máximo, Donald Trump, es un personaje engañado por los restos del “obamismo”, presentes aún en la administración gringa. 


En lo que Trump despierte, las cosas cambiarán, piensa Maduro, aunque la realidad le dice una y otra vez que con ellos no tiene vida.


Mientras llega ese “despertar” presidencial estadounidense, el nuevo enemigo principal de la revolución junto a los panaderos, míster Almagro, terminará por caer estrepitosamente desde la azotea del edificio de la OEA y lamentará haberse enfrentado con la revolución “potencia” y su preclara dirigencia. En tanto, seguiremos sin pan, sin comida, sin cemento, sin repuestos automotrices, sin insulina, hormona tiroidea y losartán potásico, como no sea el importado de comprimidos de un mil bolívares cada uno. 


Continuaremos sin vacunas, sin antineoplásicos, sin ivermectina para la sarna, sin inmunosupresores para que los trasplantados renales no sigan muriendo. Permaneceremos sin seguridad personal ni jurídica, sin hospitales ni ambulatorios, sin salarios que cubran la cesta básica, sin agua, sin electricidad y, cuidado, si sin gasolina. 
 Chávez y sus herederos designados, son como Chacumbele: ellos solitos se mataron. Y lo hicieron a pesar de los esfuerzos de la MUD para que sobrevivieran. Pienso también que un futuro distinto para el país no está del lado de los partidos de la MUD, cuyo proyecto no difiere del llevado adelante estos 18 años. Sus conductas actuales de lanzamiento de candidatos presidenciales demuestran de quiénes estamos hablando. 


Discrepo de estos sectores chavecistas en que la salida pasa por la resurrección del chavismo y del socialismo, que “yacen en el corazón de las masas”. No se trata hoy de “volver a Chávez” ni de levantar el mal escrito y antinacional “plan de la patria”. Pretenderlo retarda el rescate de la nación. Se trata de unir a todos los patriotas, sin propuestas extemporáneas, sin ideologizaciones, para trabajar honesta y eficazmente en industrializar el país a partir del petróleo, desarrollar las ciencias y la tecnología e impulsar el empleo formal calificado bien remunerado, para hacer de Venezuela una nación vigorosa, donde su gente eleve permanentemente sus niveles de vida. 
 

]]>
<![CDATA[En opinión, la mujer y la edad]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-la-mujer-y-la-edad-20170407-0088.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-la-mujer-y-la-edad-20170407-0088.html Hay circunstancias que, por repetirse una y otra vez, comienzan a convertirse en reglas. Me explico con un ejemplo: Cuando un tema me apasiona, en el momento en que me decido a atender a su requerimiento de escribir sobre él, cae en mis manos una exposición sobre el mismo en una revista de vanguardia o en un estudio monográfico.


 En el caso presente me obsesionaba la tremenda desigualdad que recae sobre las mujeres con relación a la edad. Cuando hablamos de la edad, estamos aludiendo a la que supera a esa etapa que se denomina “la juventud” y que ha agotado una buena parte de la que comprende la llamada “madurez”. Pues bien, cuando decidí desarrollar el tema se produjo el hecho que comentara ya que, al abrir la edición decembrina de “Le Monde diplomatique”, en Español, allí estaba la socióloga Juliette Rennes, con su artículo denominado “Envejecer en femenino”, que, si bien no lo desarrolla en el mismo sentido, ni con la misma orientación que voy a darle, alude a circunstancias idénticas.


 Para contradecir mi criterio, hay quienes dicen que, si hay discriminación legal, es a favor de la mujer, como es el caso de la edad para la jubilación, ya que es más alta para los hombres. Lo anterior no es en forma alguna un beneficio, sino el principio de la decadencia.

La jubilada al cesar en sus obligaciones laborales cae en el hueco sin fondo de los sujetos inactivos, de los que tratan de llenar sus horas artificialmente, porque para el ser humano adulto, el trabajo es la forma natural de vivir. Al avanzar en la cesantía comienzan a perderse los buenos hábitos, las habilidades, las facultades adquiridas año tras año. Otra reducción vital que produce la jubilación es la relativa a la pérdida de las relaciones humanas, que día a día se acortan para acercarse al limbo sin salida de la soledad. 


La identificación que se hace de la mujer “de edad” se realiza con las expresiones: la “octogenaria”; la “septuagenaria”, etc. Además el trato social, incluso, el más cariñoso, es siempre insultante: “mi viejita”, “la abuelita”, “la doñita”. Todas estas expresiones, hipócritamente cariñosas, lo que son es una etiqueta desclasificadora del ser humano. Yo he visto la relación entre una inteligente mujer madura que, si bien tiene tras de sí una estela de sucesos profesionales, de ella solo se menciona la edad que representa.


Podemos decir que hay dos actitudes frente a la mujer “de edad” que, en mi criterio, son lesivas ambas de la dignidad femenina. La primera, francamente grosera, es la de ignorar su presencia misma. Es así como se destapará la botella de vino y habrá copas para todos, menos para ella y, en el momento en que comience el paseo por el parque, todos se irán adelante y la dejarán olvidada como un traste inútil.


Hay otra forma igualmente ingrata y es el de la injustificada compasión: a la ágil sesentona que está estacionando su carro, ocurren los clásicos “instructores” que querrán informarle que es lo que debe hacer. Ese dudar de las facultades de las mujeres solo por la edad que aparenta, es una manera ofensiva de prestar una ayuda no solicitada.


Las situaciones más odiosas son las que se plantean en los juicios que se emiten sobre las mujeres exitosas, pero cubiertas por la edad. No hay mérito que impida los epítetos “clásicos” con los que se identifica a las mujeres de edad, lo cual en forma alguna se produce ante el exitoso escritor, músico o artista en general, a quien se le llena de elogios. En contraste, la designación usual de la mujer que no oculta su edad es la de “la vieja esa”, epíteto que se repetirá como un “ritornello” tanto frente al fracaso como frente al suceso.

]]>
<![CDATA[Semana Santa, por Antonio Pérez Esclarín]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Semana-Santa-por-Antonio-Perez-Esclarin-20170407-0078.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Semana-Santa-por-Antonio-Perez-Esclarin-20170407-0078.html  Si bien una inmensa mayoría celebra la Semana Santa de un modo totalmente ajeno a su sentido religioso original,  deberíamos  tener un poco de coherencia y, sin importar dónde estemos,   tomarnos un tiempito para asomarnos al misterio de un Dios, que llevó su locura de amor hasta dar la vida por nosotros en medio de los más insoportables sufrimientos. La cruz no nos revela a un Dios sanguinario, que exigió el sufrimiento y sangre de su hijo  para calmar su cólera y perdonar nuestros pecados,  sino nos muestra a un Dios maternal, al servicio  de la vida,  que se identifica siempre con las víctimas, no con los verdugos,  que está con los que padecen  el sufrimiento, no con los que lo causan. 

En la Semana Santa,  Jesús refrendó  con su propia sangre  sus enseñanzas esenciales: la vida se salva cuando se entrega, cuando se dedica no a competir, dominar,  ganar a cualquier precio, sino a ayudar, compartir, servir.  La grandeza de una vida se mide en último término no por los conocimientos que uno posee, ni por los títulos, dinero  o bienes que  ha acumulado, ni por el prestigio o éxito social, sino por la capacidad de servir y ayudar a los demás, por la disposición de gastar la vida  para que todos tengan vida en abundancia.  Perdemos o malgastamos la vida si nos dedicamos a acumular riquezas y vivimos de espaldas a las necesidades de los demás. Ganamos la vida si nos dedicamos a servir y a trabajar por un mundo mejor, donde todos podamos vivir con dignidad. 


En nuestro mundo,  lo importante es triunfar; para Jesús, lo importante es servir. En nuestro mundo, es primero el que más tiene (poder, títulos, dinero…); para Jesús es primero el que más sirve con lo que tiene. Jesús no ejerció nunca el poder sobre las personas, sino que lo orientó a humanizar la vida y aliviar los sufrimientos, para hacer crecer la libertad y la fraternidad. El poder suele ir acompañado de soberbia y de autoritarismo y no es capaz de cambiar los corazones. Jesús cree en el servicio humilde de los que buscan una sociedad mejor para todos. 


Pobres, enfermos, despreciados se colgaban de sus labios, bebían con avidez sus palabras en las que encontraban una respuesta a sus ansias de vida. Jesús era como una fuente de agua viva en la que podían lavar sus cansancios, limpiar sus suciedades y saciar su sed más profunda. Era una luz que guiaba sus pasos para no perderse y encontrar el camino de la vida verdadera. 


Jesús fue, en definitiva, un perfecto anti rey, totalmente opuesto a los reyes y gobernantes de la tierra, que entró en Jerusalén montado en un burrito como los campesinos,  y no en un caballo brioso como los conquistadores, que resumió su vida poniéndose a lavar los pies de los discípulos y diciendo que así debían comportarse sus seguidores. Un rey coronado de espinas cuyo cetro fue una caña y su manto un trapo sucio, rey que triunfó no desde un palacio imperial sino desde la cruz de los condenados. 


Semana Santa: Tiempo para entregar la vida a impedir  que se sigan crucificando  inocentes, para bajar de la cruz a tantas víctimas del odio y la violencia.   

]]>
<![CDATA[¿Qué es eso de “la Nación”?]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Que-es-eso-de--la-Nacion-20170407-0082.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Que-es-eso-de--la-Nacion-20170407-0082.html En cualquier texto de definiciones básicas podemos encontrar que la nación es un territorio-soportado con delimitaciones geográficas históricas-, conformado  por un conjunto de personas que los une aspectos comunes que van desde tradiciones culturales hasta símbolos patrios, que además conviven practicando diferentes religiones, pertenecen a distintas etnias, muchas veces se relacionan utilizando varios idiomas, y al mismo tiempo, están regidos bajo un sistema de gobierno. 


La construcción de una nación se va gestando por causa de sucesos históricos y una serie de azares que se desarrollan al interior y exterior de las sociedades.


 Asimismo, se van juntando causas comunes que van dibujando cuestiones de identidad y sentimientos de nacionalidad. 
Pero si dedicamos un tiempo para analizar cuál es el rasgo distintivo que nos determina como nación, aterrizamos en un remolino de apreciaciones que enredan la tarea y complejizan el concepto.
Si  precisamos el término sólo por la raza, nos damos cuenta que no hay raza pura, pues, somos el resultado de un sinfín de cruces imposibles de establecer con exactitud, y ni aún el mejor grupo de genealogistas nos darían prueba de un venezolano “auténtico y puro” más que otro. Somos mezclas de los pueblos y sus historias que constituyen nuestros 916.445  kilómetros cuadrados.


 Si intentamos reconocerlo por nuestras prácticas culturales, nos encontramos con innumerables tradiciones como las fiestas de San Juan en Curiepe, los carnavales en El Callao, la fiesta en Elorza o el espiritismo en la montaña de Sorte. 
Al considerar la religión como fundamento aglutinador de la nación, tampoco sería concluyente porque cohabitamos con multiplicidad de creencias. Si lo separamos por el idioma, a pesar de que claramente domina el español, nos tropezamos con una variedad de lenguas indígenas.  
 Si procuramos estimarlo por nuestras comidas y bebidas, nos topamos con el sancocho margariteño, las acemas de Carache, la chicha andina o el cocuy de penca de Siquisique.  


Entonces, si estos no son los preceptos que establece a una nación, pregunto: ¿cuál es la marca de nuestra existencia nacional? ¿Qué le otorga explicación a esa palabra? 
A mi juicio, Ernest Renan, se acerca con equilibrio y consonancia a esta aclaración cuando escribió que una nación es  “un principio espiritual, resultante de las complicaciones profundas de la historia, una familia espiritual, no un grupo determinado por la configuración del suelo”. 

En mi opinión, eso que declaramos como nación se alimenta más de voluntad de unión que continuidad de costumbres; representa más de respeto a los derechos de todos que de intereses personales aislados; está más cerca del coraje y conciencia de sus integrantes que nichos de patriotismos; está más próxima a la gran disposición de instituir esfuerzos  juntos que resulten en logros con permanencia en el tiempo basados en condiciones laicas, democráticas y miramiento social que pretensiones segregacionistas y excluyentes.
Definitivamente,  -con la ayuda de Renan-, es simplemente “una gran agregación de hombres, sana de espíritu y cálida de corazón, crea una conciencia moral que se llama una nación”.
 

]]>
<![CDATA[Desesperados, por Roberto Malaver]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Desesperados-por-Roberto-Malaver-20170407-0081.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Desesperados-por-Roberto-Malaver-20170407-0081.html ¡No te apures que vamos despacio! Nos volvimos locos de bola. Nos dijeron que ya no había tiempo, porque teníamos todo el apoyo del mundo es ancho y ajeno, es decir, de la OEA, de EEUU, y de los medios de comunicación, menos del pueblo venezolano, pero nos importa un carajo, salimos a darle con todo, sin pararle bola a ningún permiso y mucho menos a ninguna ley.  


 Estamos desesperados. Ansiosos por el poder, porque ya .los compañeros en el exterior no aguantan tanta ayuda y tantos dólares y tanta habladera de paja por parte de nosotros, y el dictador ahí, como que la vaina no fuera con él, porque sale a entregar viviendas y hablar del 100% de la semilla del arroz,  y nosotros locos de bola poniendo a los chamos de los otros a joder a la Guardia Nacional para provocarlos, y nada que la gente se arrecha. 


Mientras tanto los chamos de nuestros dirigentes esperan confiados en el exterior que nosotros le hagamos el trabajo, pero no pasa nada, un carajo. En la cuarta nosotros le caímos a cabillas y a plan y a tiros a estudiantes y obreros, pero estos policías de ahora se la pasan de tolerantes, y  mientras tanto nosotros escribimos veinte poemas de odio y una canción desesperada.


Almagrotesco está esperando por nosotros desde hace tiempo, con su carta bajo la manga, y nosotros nada que le echamos bola. Hasta que llegó abril y zas, salimos a la calle sin importar que el alcalde nos de permiso para marchar, porque nosotros somos arrechos. 


Y es verdad que los chavistas nos descubrieron el plan que teníamos, pero vamos a decir, como siempre, que toda esa vaina fue un montaje de los chavistas, y nuestra gente, como siempre, nos va a hacer caso, porque ahí sí es verdad que somos buenos, metiéndole cuento a nuestra gente para que sigan creyendo en nosotros, porque la verdad es que todavía no hemos contado con gente bien arrecha que se disponga a tomar el poder. 


El desespero nos tiene locos. Muchos compañeros se fueron al exterior  y otros están allá esperando que nosotros le demos el gran coñazo a la democracia, pero la verdad es que por lo visto nos está costando mucho, porque carajo, estos tipos nos descubren todas las vainas., hasta el compañero Álvarez  Paz lo agarraron mansito hablando pendejadas,  y el compañero Roberto Henríquez también tuvo que esconderse porque ni de vaina, la cosa no era con él. Este desespero nos tiene nerviosos, porque ya viene semana santa y seguro todo el mundo sale a gozar una y parte de otra, y después viene el 13 de abril, y los chavistas ese día van a salir a recordar el golpe que le dimos en el 2002, y después nos van a volver a joder.


El papá de Margot se fue directo al cuarto y agarró la puerta y le metió un coñazo tan duro, que en el edifico de al lado gritaron: “Fuego”
- Hay fuego en el 23.- me canta Margot

]]>
<![CDATA[¿Porqué Ganó Lenín Moreno en Ecuador?]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Porque-Gano-Lenin-Moreno-en-Ecuador-20170407-0080.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Porque-Gano-Lenin-Moreno-en-Ecuador-20170407-0080.html Primero, considero que venció la propuesta del continuismo de la Revolución Ciudadana ya que ha logrado darle estabilidad a Ecuador; goza de arraigo social, el proyecto Alianza País está sembrado desde el 2007, Correa cumplió 3 mandatos como Presidente. 


Segundo, el hecho que Correa se haya acercado a las figuras de Fidel Castro y Chávez no lo hace dictador y mucho menos mal Presidente, su formación profesional y camino como docente en instituciones de gran trayectoria como Flacso y la Universidad de Illinois (USA) de donde obtuvo un Phd lo respaldan. Adicionalmente cuenta con 14 Doctorados Honoris Causa (máxima distinción que otorga una Universidad a personalidades del mundo) entre ellas la Universidades de Barcelona, Chile, Moscú, Buenos Aires, Lyon Francia, entre otras a nivel mundial.


Tercero, el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel reconoció el avance de Ecuador durante el mandato de Rafael Correa en Políticas Sociales y de Integración. 


Entre sus logros, reducir la desigualdad económica; profundización de la participación ciudadana; equilibrio en las finanzas públicas; descenso de los niveles de pobreza al 23%; aumento de un 96% de la matrícula en educación básica; inversión del 2% del PIB en Educación Superior; crecimiento económico de un 3,9 % comparado con el 2,9% de Latinoamérica según la Cepal. Inflación de 3,67 %. Desempleo 4,3 % el más bajo de Sudamérica. 


El salario básico cubre el 100% de la canasta básica. En salud logró incorporar 20 mil nuevos profesionales de la medicina, construir 21 hospitales durante su gestión, alcanzado estándares de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de 2 camas por cada mil habitantes y disminuir la desnutrición al 0,4 % según la OMS.


Cuarto, su visión humanista le permitió posicionar el concepto del Buen Vivir “un principio constitucional basado en el Sumak Kawsay, que enfila una visión del mundo centrada en el ser humano, como parte de un entorno natural y social”  principio de Gobernanza, al punto que miles de latinoamericanos han hecho de Ecuador su nueva patria.


Así como muchos venezolanos han logrado su estabilidad, como es el caso de investigadores y docentes que clasificaron con el Proyecto Prometeo, iniciativa del gobierno ecuatoriano, que busca fortalecer la investigación, la docencia y la transferencia de conocimientos, a través de la vinculación de investigadores extranjeros y hoy están ganando hasta $5 mil mensuales por desarrollar investigaciones doctorales en dicho país. 


Asunto que me lleva a reflexionar: “si en Venezuela hubiésemos elegido un Correa y la Revolución hubiese sido Ciudadana y no del Siglo XXI nuestra historia sería otra”.  


Por otra parte, antes las denuncias de fraude del candidato opositor Guillermo  Lasso, no podría afirmar si son ciertas o no, eso lo determinará el CNE ecuatoriano, sus instituciones y su justicia, lo que sí puedo aseverar es que la victoria de Moreno fue un plebiscito a la gestión de Correa y al "Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios”. 


Ciertamente, el reto que tiene el Presidente Moreno será un desafío interesante, primeramente porque tendrá que superar los logros alcanzados por su predecesor, quien además ha sido el primer Presidente ecuatoriano en permanecer en el poder constitucionalmente sin interrupciones durante 10 años, contando con el apoyo de la Venezuela petrolera de Chávez; pero atacado durante la campaña de pretender hacer de Ecuador, lo que hoy es la Venezuela de Maduro, generando fuertes reacciones entre sus opositores, que ante los resultados de los votos representan la mitad de la nación, Moreno recibe un Ecuador con una oposición férrea y un país altamente dividido.


Finalmente, el hecho que Moreno, haya tenido una experiencia previa como Vicepresidente durante dos gestiones del gobierno de Correa le brinda una fortaleza, sin embargo tendrá que gobernar en condiciones desiguales, ante la baja del precio del petróleo, asunto que pudiera afectarle en cumplir con su principal promesa de generar más de 200 mil nuevos empleos y garantizar el resurgimiento de la economía ecuatoriana. 

]]>
<![CDATA[La invalidación del chiripero]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-invalidacion--del-chiripero-20170405-0085.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-invalidacion--del-chiripero-20170405-0085.html La dirigencia dela MUD ha dado a conocer que durante un tiempo prolongado había venido informando a la gente sin apego a la realidad, al afirmar que habría elecciones presidenciales antes de 2018. Sin embargo, esa misma dirigencia ha tomado la decisión de no continuar con esa actitud. En este sentido, Henry Ramos ha sido muy claro: “no sigamos engañando a nadie, las elecciones presidenciales serán en 2018”.


Con ese objetivo de participar en la contienda presidencial que se celebraría el año entrante, además de los comicios de alcaldes y gobernadores que pudieran tener lugar en 2017, los partidos han venido validándose en las jornadas organizadas por el Conejo Nacional Electoral. Para los partidos de mayor votación el trámite de las firmas nunca representó un problema verdadero, puesto que estaban en condiciones de cumplir las metas, dado el número de simpatizantes y los recursos disponibles. Pero para los partidos de menor votación sí ha resultado perjudicial el método aplicado, porque tienen un universo que los obliga a movilizar prácticamente al 100% de sus miembros y porque, además, no disponen de los cuantiosos recursos financieros que se necesitan para organizar el dispositivo de traslado del 05% de la población votante.

 
Como consecuencia del método utilizado por el CNE, van a ser eliminadas las organizaciones del llamado chiripero, que son un componente ineludible del sistema de partidos venezolano y expresan una particular versión del pluralismo nacional que le brinda vivacidad a las contiendas políticas en el país.

La tradición histórica venezolana ha sido a lo largo de varias décadas mucho más compleja que el simple bipartidismo copiado de Estados Unidos y de Europa. No sólo Rafael Caldera llegó al poder en su segundo mandato en los hombros del chiripero, sino que ya con anterioridad Raúl Leoni conformó un gobierno de ancha base, que incluía partidos circunstanciales, como el FND y el FDP, que estaban fuera de la horma del sistema cerrado de dos bloques. Hasta el momento, se desconoce cuál ha sido la razón que ha impulsado al sector gubernamental a eliminar a los partidos del chiripero, ni en qué medida les es útil que esto ocurra.


Avanzada Progresista, Voluntad Popular, Primero Justicia, Acción Democrática han llenado los requisitos establecidos, y seguramente UNT también lo hará. Aunque de antemano se sabía que esto no sería un filtro para esas organizaciones, vale destacar que cumplieron la tarea con un buen desempeño.


En la validación ha participado 10% de los cerca de 7 millones de votos que obtuvo la MUD en 2013, que es la base poblacional donde encuentran adherentes los partidos de oposición y que corresponde al clásico 1x10. Por su parte, AD, que aparece en las encuestas con una cifra de alrededor de 4%, movilizó el 30% de su gente, mientras que PJ que tiene en las encuestas en torno a 7% validó 14% de ese porcentaje. Menos simpatizantes, pero mejor maquinaria y una vieja militancia fiel. No hay que olvidar que los 7 millones de votos de 2013 fueron más de rechazo, que de apoyo a la MUD.

]]>
<![CDATA[La tarea incompleta de la Fiscal, por Claudio Fermín]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-tarea-incompleta--de-la-Fiscal-por-Claudio-Fermin-20170405-0084.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-tarea-incompleta--de-la-Fiscal-por-Claudio-Fermin-20170405-0084.html

Maduro ha sufrido tres derrotas en pocos días. Primero, elaboraron normas de difícil cumplimiento para impedir la legalización de los partidos políticos y la ciudadanía salió a la calle a validarlos, con lo cual las arbitrarias artimañas han sido desbaratadas. 


Por estos días se han reunido representantes de los países miembros de la Organización de Estados Americanos y la abierta mayoría de los mismos están convencidos de continuas y graves violaciones a la Constitución de Venezuela por parte del gobierno en desmedro del sistema democrático que ella establece. Ya el mundo sabe lo que de verdad pasa en nuestro país. Se acabó el engaño a punta de propaganda.


Más recientemente, la Fiscal General de la República ha denunciado que los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia han violentado la Constitución. Los supuestos garantes del orden constitucional han delinquido.
Así como Luisa Ortega ha fijado posición, miles de abogados, estudiantes de Derecho, profesionales y dirigentes quienes votaron por Chávez, saben que la Constitución es violada una y otra vez, a diario, por Maduro y otros representantes del poder, incluidos jueces y magistrados. Pero callan porque los botarían del trabajo, correrían el riesgo del acoso y de la cárcel, como ocurre con los opositores.


El artículo 139 de la Constitución establece que el ejercicio del Poder Público acarrea responsabilidad individual por abuso o desviación de poder o por violación de la Constitución o de las leyes. Es decir, los poderosos no pueden violar leyes impunemente.


El Código Penal tipifica como delito toda conducta que viole la Constitución. A quienes conspiren para destruir la forma republicana que se ha dado la Nación, que es el caso de los magistrados denunciados por la Fiscal, se les castigará con presidio de ocho a dieciséis años. Y quienes conspiren para cambiar violentamente la Constitución, serán castigados con presidio de doce a veinticuatro años. Tal es el caso de quienes valiéndose del poder que el cargo les ha dado fueron denunciados por la Fiscal.


Esos delitos no se borran porque Maduro haya instruido a quienes delinquieron suprimir párrafos de una sentencia. El país espera ahora por la Fiscal.

]]>
<![CDATA[La Venezuela deseada]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-Venezuela-deseada-20170405-0083.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-Venezuela-deseada-20170405-0083.html La poderosa y compleja Petróleos de Venezuela C.A. Pdvsa, está siendo atacada por diferentes flancos. Los detractores radicales, tanto nacionales como internacionales, manifiestan que nuestra industria está quebrada y desarticulada, por falta de una gerencia eficiente y honesta. 


Otros, se han dedicado a impedir que Pdvsa  logre los financiamientos necesarios para emprender los programas de desarrollo propio de la industria. Estos, se encargan de desprestigiar a Venezuela ante las clasificadoras de riesgos, para hacer más costosos los financiamientos tanto a la República como a Pdvsa. Delito de traición a la Patria. Otros se han dedicado a bloquear cualquier financiamiento de los Organismos Multilaterales. En conclusión, hay una verdadera guerra financiera internacional en contra de Venezuela y Pdvsa. 


Qué se está haciendo ante esos despiadados ataques? Se han convenido financiamientos con las empresas internacionales que forman parte de las empresas mixtas, logrando financiamientos blandos, para desarrollar los campos donde se encuentran explotando el petróleo. Se han profundizado los Fondos Chino y Ruso, que permite financiar diferentes proyectos de desarrollo interno. Estos fondos son repagados mediante suministros de hidrocarburos, a precios internacionales. Han sido de un gran apoyo a la República y a Pdvsa.  


La deuda pública externa, fue reestructurada respecto al año 2017 y 18. Sin embargo,  en este año se cancelarán $ 17.000 millones, los cuales ya están reservados por el Estado para ser honrados. Venezuela es solvente y tiene fortalezas para atender sus compromisos internacionales, aunque hay un pequeño grupo de venezolanos aupados por unos de afuera, que cruzan los dedos para que Venezuela caiga en un default. Eso no ocurrirá, gracias a Dios. 


Cuando se dice “se acabó el rentismo petrolero” es cierto y tiene que ser así. No podemos seguir despilfarrando los recursos provenientes de las exportaciones petroleras en gastos superfluos, sin sentido y con la mayor deshonestidad. El país cambió. Los ingresos no pueden ser menores a los egresos. El Estado debe ser responsable de cada dólar que se gasta en Venezuela. Hay que pedir cuenta de cada dólar que se utiliza, tanto por el propio Estado como de los particulares. 


Si los ingresos derivados del petróleo, cayeron en más del 74%, y en esa misma proporción cayeron las importaciones. Ese elemento a considerar, nos pone en alerta de lo que puede suceder a nuestra economía en caso de caerse nuevamente el precio del petróleo. 


No hay dólares suficientes para cubrir la alta demanda de importaciones de alimentos, medicinas y materias primas. El sector privado productivo que utiliza dólares para sus actividades, tendrá que usar sus divisas para atender sus necesidades. Aquí en este punto, el Gobierno debe abrirse a la utilización de divisas propias de los particulares, con garantía de reexportación de los capitales invertidos para reactivar el aparato industrial y comercial. 
El  Gobierno deberá reconsiderar los decretos leyes en materia económica y social. Sin llegar a un capitalismo salvaje, se puede considerar un capital social y humano. 


Los pocos ingresos petroleros que tiene Venezuela, hoy en día, comparado con los ingresos del 2004 y años anteriores, no queda de otra que estimular y promover la empresa productiva nacional, donde se estimule a la agroindustria, al sector agrícola y pecuario, al sector industrial, de la construcción y de los servicios. 


Venezuela todavía es un país donde los costos de producción son tolerables y manejables, respecto a otros países del hemisferio. Producir en Venezuela el maíz, sorgo, azúcar, ganado vacuno, porcino, avícola, etc. Tenemos que autoabastecernos y con ello lograremos la verdadera independencia y soberanía. Quienes creemos en nuestra querida Venezuela nos quedaremos a seguir produciendo y creando nuevas fuentes de trabajos. Aquí hay oportunidades de crecimiento. Hay que ser emprendedores y creer en Venezuela. Quienes se van del país, dejan un país lleno de oportunidades por otros donde van a pasar trabajo, sin sentido de pertenencia. 

]]>
<![CDATA[Golpe continuado, por Juan Pablo Guanipa]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/-Golpe-continuado-por-Juan-Pablo-Guanipa-20170405-0013.html http://www.panorama.com.ve//opinion/-Golpe-continuado-por-Juan-Pablo-Guanipa-20170405-0013.html Ese mismo mes la Asamblea saliente designó, sin cumplir con los parámetros constitucionales, a unos magistrados que prometieron incondicionalidad al Psuv y al gobierno, sin importarles matar la Constitución y la justicia. Y terminando ese mes, la Sala Electoral del TSJ dejó sin efecto la elección de tres diputados de Amazonas, rompiendo así la mayoría calificada que había logrado la unidad democrática con el apoyo del pueblo. 

Estos hechos configuran el inicio de un golpe de Estado que ha continuado durante los años 2016 y lo que va de 2017. ¿Cómo puede hablarse de estado de derecho y respeto a la separación de poderes cuando desde la Sala Constitucional se anulan todas las leyes que sanciona la Asamblea, se le impide el ejercicio de su función contralora y se le niega su atribución de designar los poderes públicos que no son de elección popular? ¿No ha sido un golpe que esa sala reciba, considere y apruebe el presupuesto de la nación que es ley y el informe de gestión del presidente de la república, ambas competencias de la Asamblea? ¿No es una ruptura del orden democrático que la misma sala seleccione rectores del Consejo Nacional Electoral despojando al poder legislativo de esa atribución? ¿Cómo se explica que ese tribunal anuncie  que todas las decisiones de la asamblea son nulas a futuro?

Todo esto es una demostración de que este gobierno decidió romper con el orden democrático con el único objetivo de mantenerse en el poder, sin hacer elecciones y desconociendo al poder legislativo electo por los ciudadanos. Lo que hacen las sentencias aludidas es mostrar sin rubor alguno ese golpe de Estado continuado. En ellas se acaba con la inmunidad parlamentaria, se autoriza al ejecutivo a constituir empresas mixtas para explotar minas e hidrocarburos sin la autorización de la Asamblea, se habilita al presidente para legislar en materias sensibles y se atribuye la sala las competencias de la Asamblea Nacional. Todo esto lo venían haciendo desde esos poderes controlados por el ejecutivo. El escándalo fue formalizarlo a través de esas sentencias. 

No dudo en calificar como conmoción mundial lo ocurrido al enterarse el planeta de lo que ocurría en Venezuela. La comunidad internacional calificó como golpe de Estado lo sucedido y la Fiscal General de la República denunció la ruptura del orden constitucional y el quebrantamiento de la forma de Estado contemplado en la Carta Magna. Inmediatamente el señor Maduro asumió una hipócrita actitud de mediador, expresando que él no sabía nada acerca de esas sentencias y abogando por la separación de poderes. De esta manera el poder mantiene la mentira y el irrespeto a los venezolanos como política. 

Lo que viene después refleja el reconocimiento del golpe: la convocatoria de un Consejo de Seguridad para asumir atribuciones que no le competen y la “exhortación” a la Sala Constitucional de revisar las sentencias, lo cual ésta hace de forma parcial y antijurídica, sin resolver el problema de fondo. 

En conclusión, el presidente Maduro dio un golpe de Estado a través de la SC del TSJ. Mientras la Asamblea siga sin poder incorporar a todos sus diputados y sin poder ejercer sus atribuciones legislativas, contraloras y de designación de los poderes públicos, el golpe sigue vigente. Y aunque se logre ese reconocimiento a la Asamblea, quienes dieron el golpe, deben ser destituidos, juzgados y sancionados penalmente. Deben nombrarse nuevos funcionarios a través de los procedimientos establecidos en la Constitución y debe llamarse a elecciones como lo establece esa carta fundamental. Mientras eso no pase, esto sigue siendo una dictadura.

]]>
<![CDATA[La soberanía popular]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-soberania-popular-20170405-0015.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-soberania-popular-20170405-0015.html Todos los teóricos de la Ciencia Política coinciden en que el poder constituyente es originario, en tanto potencia inmanente que tiene el pueblo, entendido éste como sujeto histórico, para organizar, transformar o cambiar el modelo societal donde quiere vivir. Los teóricos a favor de la burguesía, a través de la tesis de la democracia representativa, universalmente impuesta a sangre y fuego, castraron ese poder originario, al establecer que el mismo podía ser transferido a unos representantes, que se arrogan el derecho de decidir por la mayoría, aun en contra de los intereses generales de la misma.

Nuestra Asamblea Nacional Constituyente de 1999, convocada por el Comandante Hugo Chávez, en la cual tuve el privilegio de ser Constituyente, restituyó en el texto constitucional que de ella emanó y que luego fue aprobado por el pueblo, el carácter originario e intransferible de la soberanía popular.

Es así como lo expresa el artículo 5 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela: "La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo" "Los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos". En consecuencia ningún órgano del Poder Público, puede defraudar, contrariar o modificar el mandato que emana de la soberanía popular.

Esta desviación se da en la actualidad venezolana, en la cual la mayoría parlamentaria de la contrarrevolución, que logró ser electa bajo la oferta electoral de contribuir a superar los problemas en el abastecimiento de productos, pero que al instalarse en el ejercicio de sus funciones trastocó ese mandato por un intento fallido de derrocar al gobierno democrático del Presidente Nicolas Maduro Moros. Cuyo mandato también emanó de la misma soberanía popular, y que en justicia hay que reconocer los grandes esfuerzos hechos por el compañero Presidente, en medio de grandes dificultades, para intentar honrarlo.

Frente a ese fraude político de la mayoría contrarrevolucionaria en la Asamblea Nacional, han tenido que actuar el resto de los poderes públicos, en el marco de la Constitución, para salvaguardar la soberanía y el Estado Democrático Social de Derecho y de Justicia.

Es necesario destacar que esas actuaciones, siempre, deben hacerse en el marco de sus competencias y del más absoluto respeto al referido artículo 5 constitucional. En tal sentido, fue muy oportuna la intervención del Presidente Maduro, como Jefe de Estado, en la reciente controversia entre poderes, respecto a este tema.

Nadie puede usurpar, bajo ningún pretexto, el poder originario del pueblo. Nosotros disponemos de los mecanismos para el ejercicio pleno de nuestra soberanía, a través de lo previsto en la Carta Magna, a saber el sufragio; los mecanismos de participación directa y el sagrado derecho a la rebelión frente al agravio que desde la OEA y la mayoría parlamentaria de la Asamblea Nacional se hace a nuestra Independencia nacional y a nuestro derecho a vivir en paz.

Frente a la agresión y a las constantes provocaciones debemos recordar, hoy más que nunca, al Comandante Chávez cuando nos dijo: "Ni pacto con la burguesía, ni desenfreno revolucionario. La Revolución Bolivariana debe avanzar al ritmo que las circunstancias históricas le permiten". 
Como pueblo y en ejercicio de nuestro poder originario, sabremos despejar el horizonte de la Patria. Trabajo, lucha, serenidad y paciencia histórica para preservar la República. Tengamos confianza, con el pueblo y por el pueblo ¡Venceremos!

]]>
<![CDATA[En opinión José Vicente Rangel: El asalto final]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Jose-Vicente-Rangel-El-asalto-final-20170404-0060.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Jose-Vicente-Rangel-El-asalto-final-20170404-0060.html 1) Los dirigentes de la oposición venezolana --y los gobiernos norteamericanos-- no  asumieron nunca con normalidad el proceso bolivariano que se inició con la victoria electoral de Hugo Chávez en diciembre de 1998. Antes de la toma de posesión de Chávez ya movían los hilos de la conspiración, y durante la etapa constituyente fue más evidente esa actitud cuando lo cuestionaron y estuvieron abiertamente en contra de la Constitución aprobada en 1.999. El signo de la oposición que se forjó en el marco de la debacle del puntofijismo, siempre fue subversivo. Una oposición que, ante la derrota, no reaccionó con talante democrático, sino en función del odio y el revanchismo, con el correr del tiempo acumularía nuevas prácticas, alianzas y definiciones para conformar un pensamiento basado en el propósito de desalojar al chavismo del poder, y sustituirlo a través de la violencia. Quebrantando un orden constitucional que nunca llegó a aceptar.   

 2) Por eso no hay porqué extrañar lo que ocurre en la actualidad. Porque la conjura que hoy amenaza a Venezuela no es otra cosa que el remate de una política desestabilizadora continuada; o para ponerlo de otra manera, es la expresión final de la conspiración permanente que hemos denunciado en distintas ocasiones. La oposición --y por supuesto, factores de poder en EE.UU. --consideran que llegó el momento de darle la estocada final al presidente  Maduro y, por tanto,  al chavismo. Todo cuanto hacen se orienta en esa dirección. Por eso consideran que hay que desechar el diálogo que constituye una opción que frustra ese propósito. Por eso colocan el acento en una política de lobby vergonzoso que adelantan en el exterior, entre otras motivos porque están conscientes de su debilidad en el país. Por eso aceleran la ofensiva mediática destinada a presentar a una Venezuela en ruina, azotada por una crisis humanitaria atroz, colapsada institucionalmente, y gobernada por una dictadura. Todo lo cual sirve a los fines de descalificarla y de que el Estado venezolano sea definido como forajido.

 3) Si los venezolanos tomamos plena conciencia de lo que se trama contra el país y nos unimos para defender la soberanía y los logros democráticos y sociales alcanzados durante los 18 años del proceso bolivariano en la conducción del Estado, es posible desmontar los planes de los agresores y derrotarlos. Para eso contamos con un fuerte apoyo internacional, social, política y capacidad organizativa, muy superior al de los enemigos. Además, una agresión extranjera estremecería a la región. De ello estoy convencido. Por otra parte está la combatividad del chavismo, el más sólido de los movimientos políticos que ha arribado al poder. Un movimiento que permea la sociedad. Con una firme definición ideológica y profundas raíces populares. Es calle activa y es también maquinaria con audaz capacidad de movilización. La alianza cívico militar le otorga un poder que no tuvieron otras formaciones políticas. A este cuadro hay que agregar la importancia del liderazgo. Comenzando por Maduro, un dirigente fogueado en la lucha social, al igual que muchos otros que lo acompañan.

 4) Los que viven la ilusión de que Maduro se está cayendo y que el chavismo no tiene respuesta al intento de derrocarlo, se equivocan. A la hora de verdad, si  la oposición pretende tomar por asalto a Miraflores, se llevará una sorpresa. No ocurrirá como con otros movimientos y dirigentes que ejercieron el poder. Conviene que los ideólogos del golpe o la invasión extrajera se bajen de la nube de que no habrá resistencia. Seguramente imaginan que Maduro, el gobierno y el chavismo, sucumbirán al miedo. Pero estoy convencido que no será así. A Medina Angarita lo derrocaron los adecos y un grupo de militares, pero si hubiese resistido el 18 de octubre de 1945 como se lo propuso Luis Miquilena en Cuartel Ambrosio Plaza, el golpe habría fracasado. Previo al 24 de noviembre de 1948, Betancourt advirtió en un acto de masas que si se producía el golpe que se anunciaba, un millón de trabajadores lo abortaría. Pero resulta que en vez de hacer frente a la acción de los militares al día siguiente se asiló, furtivamente, en la Embajada de Colombia --en tanto que  el presidente Gallegos permaneció, dignamente, en Miraflores hasta que lo detuvieron. Con Pérez Jiménez no hubo resistencia: optó por huir la madrugada del 23 de enero de 1958. Por consiguiente, que no se equivoquen los actuales golpistas: ya arrastran la desoladora experiencia del 11 de abril d 2002, y si pretenden de nuevo violar la Constitución y derrocar al gobierno legítimo tienen que estar conscientes de que el poder no les caerá del cielo. Porque la pelea es peleando.  

*CLAVES SECRETAS*

*NO RECUERDO un discurso tan bien concebido en cuanto a la forma y al fondo como el que pronunció la Canciller Delcy Rodríguez en la OEA.

Bien elaborado conceptualmente y con una reseña impecable de las infamias en que ha incurrido el organismo regional a través de la historia.

Discurso que desnudó la miseria moral de Almagro, personaje al que si le quedara algo de dignidad debería renunciar.

Pero claro, el pago que recibe por  el papel que cumple lo mantendrá aferrado al cargo. El uruguayo es la mejor representación de ese anacronismo putrefacto que es la OEA…*DESPUÉS DE ese discurso la oposición que apoya a Almagro --se ha convertido en su líder--, debería hacer un acto de contrición…*SI ALGO demostró el proceso de validación de partidos políticos es la precaria situación en que estos se encuentran.

Los más importantes vivieron momentos de angustia porque los militantes no concurrían a los centros instalados por el CNE…*¿QUE REVELA tal situación? Su debilidad organizativa y escaso poder de convocatoria (ejemplo: en el Municipio Sucre, Estado Miranda, 4 de los principales partidos de oposición, solo recolectaron 4.135 firmas).

Esta realidad la confirman las encuestas. En ellas los partidos que dicen representar a la oposición aparecen con porcentajes bajísimos…*El ANALISIS conduce a esta conclusión: que una cosa es el voto opositor y otra el ascendiente partidista sobre ese voto. Y que el voto de un sector de ciudadanos responde si hay una orientación clara.

De lo contrario se inhibe o, simplemente, se desvía. Porque se trata un voto fluido, y, por tanto, impredecible…*AHORA SE observa gran frustración en el votante opositor. Los fracasos políticos de la MUD, luego de la victoria del 6 de diciembre de 2.015,  sobre todo la errática conducción de la Asamblea Nacional y la posición adoptada ante el diálogo, afectó la credibilidad del pueblo opositor.

El dato destaca en las encuestas, así como la decepción que genera el inmovilismo, las constantes convocatorias de manifestaciones que luego no se realizan o culminan con raleadas asistencias…*LA PREGUNTA que gente de oposición se hace es si quienes dirigen están dispuestos a cambiar y a asumir el rol con seriedad, o perseverarán en el ocio, el pantallerismo, el turismo en el exterior.

Algo que agudiza la confusión del votante antichavista es el anuncio de los dirigentes de sus aspiraciones candidaturales cuando hay asuntos más importantes para los ciudadanos en general…*EL PASADO 25 de marzo se cumplieron 40 años del asesinato por la dictadura militar argentina el gran escritor Rodolfo Walsh, autor del libro testimonial “Operación Masacre”.

En Buenos Aires le rindieron homenaje en momentos en que el gobierno de Macri reacciona contra la política de defensa de los derechos humanos…*FUERON POR lana a la OEA y salieron trasquilados.-

]]>
<![CDATA[Tiempo de acciones]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Tiempo-de-acciones-20170404-0013.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Tiempo-de-acciones-20170404-0013.html Los bochornosos hechos ocurridos en la política venezolana en los últimos días deja claro que el Gobierno nacional mantiene su agenda de acciones para continuar en el poder hasta diciembre del año 2018, y si se lo permiten hasta el año 2021 como lo afirmaba el presidente Chávez.


Es curioso que la oposición representada en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) se haya mostrado sorprendida con la decisiones del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) cuando desde el mes de enero del año 2017 declararan el desacato en la Asamblea Nacional (AN), desde entonces se volvieron evidentes las intenciones y una vez más el gobierno logra dar un golpe político encontrando a su adversario distraído y dividido ante el zarpazo judicial, solo las declaraciones poco creíbles emitidas por la Fiscal General le dieron oxígeno a la oposición al declarar que la última sentencia del TSJ rompe el hilo Constitucional al asumir competencias de la AN; y el TSJ suprimió algunos párrafos de las sentencias, en las cuales se mantiene el desacato legislativo lo que significa que es un pasito para adelante y otro para atrás. 


Por su parte, la MUD se encuentra contando con las acciones de los aliados internacionales para presionar al gobierno con el propósito de provocar la convocatoria de elecciones; pero a lo interno, carece de organización, tiene presión interna de los propios partidos que la integran y de los ciudadanos que le exigen respuestas, por carecer de tácticas y estrategias ganadoras para lograr que el gobierno ceda espacios.


Los voceros de la MUD sostienen la tesis de que el gobierno se dio un autogolpe, y de ser así por qué ningún concejal, diputado, alcalde, gobernador presentó su renuncia o fue destituido, por qué no se suspendió el proceso de validación de los partidos políticos por parte del Consejo Nacional Electoral (CNE) para las jornadas del sábado 1 y domingo 2 de abril de 2017, por qué no se suspendieron las clases en los institutos de educación públicos y privados, por qué el comercio siguió con sus actividades normales, por qué las Fuerzas Armadas no se pronunciaron, por qué el país entre sus múltiples problemas continuó en sus labores.


Es posible que la gente le perdió el interés a lo que le pase a la Asamblea Nacional debido a la desconexión de ésta con los problemas de los ciudadanos; y de igual forma podría pasar con los concejos municipales, alcaldías y gobernaciones, entidades que solo saldrían a defenderlas sus empleados, solo si se les desconocen sus derechos laborales, pues existe poca identificación con estas instituciones. 


El gobierno sigue trabajando en crear rumores, en hacer creer que ya falta poco para su fin, que el presidente está de despedida, y como lo demostró la Fiscal si llega a ocurrir algo extraordinario será porque los mismos aliados al gobierno lo decidan porque con esta MUD (como se encuentra en la actualidad) será difícil salir del gobierno por ahora. 
  Son momentos de ser más serios en las acciones políticas, no crear falsas expectativas, construir una vocería creíble y lograr ser más asertivos.  

]]>
<![CDATA[Por esas isluchas arrastradas, por Carola Chávez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Por-esas-isluchas-arrastradas-por-Carola-Chavez-20170404-0016.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Por-esas-isluchas-arrastradas-por-Carola-Chavez-20170404-0016.html Ya me los imagino, jugándose a pare o none quién va a ir a cuál isla, ”no vaya a ser que a me toque Haití, o alguna de esas islitas que uno no sabe ni cómo se llaman. ¡Qué ladilla, guon! Ir a esas isluchas que ni siquiera deberían ser un país, no para tirarse en la playita, guon, sino a jalarles bolas por un voto que vale lo mismo que el de Brasil, o sea, qué bolas, guón… Un montón de paisitos chulos y arrastrados que no serían nada si no fuera por la regaladera de Petrocaribe, guón, el bozal de petróleo, o sea…”


Allá van a buscar apoyo, y yo me imagino a Freddy Guevara, por ejemplo, corriendo por las calles de Haití junto a miles de haitianos que lo vitorean y abrazan, ¡sí Luís! Lo imagino explicándoles que el gobierno chavista es malo, “que los venezolanos tienen hambre y que el gobierno les da a las familias una caja hurribli llena de comida barata. Que, o sea, hermanos haitianos, ustedes que sufrieron un terremoto y no tienen casas, imagínense que venga su gobierno y les de una casa pero sin título de propiedad, o sea, para que no puedan vender su propia casa, si les da gana, para comprarse una moto y empezar a progresar con un negocito de mototaxista.


Y mientras esto pasa, el gobierno irresponsable manda ayuda a otros países que han padecido catástrofes… Si nos apoyan, nosotros vamos a acabar con toda esa injusticia, se los juro”.


Me lo imagino luego, explicándole a Ralph Gonsalves que Chávez era maluco y que Maduro es peor. “Que lo que le conviene a un país pequeño como el suyo, es arroparse bajo el ala de los Estados Unidos, para que te tengas un Audi, para poder progresar por tu propio esfuerzo, no a punta de dádivas bolivarianas y esa paja socialista de los resentidos sociales, eso que de chamos, no tenían zapatos para ir al colegio…” Y en los pies de Ralph, los callos de la memoria…
Me los imagino de isla en isla, con sus caras de bolsas que creen que los bolsas son los demás, esa que pone Julio Borges cuando le pide a los mismos militares que llama cobardes, vendidos, jalabolas, corruptos y narcos, que le hagan el favorcito de derrocar a Maduro.
Me imagino el apoyo que van a lograr…

]]>
<![CDATA[Zapatero, por Asdrúbal Aguiar]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Zapatero-por-Asdrubal-Aguiar-20170403-0073.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Zapatero-por-Asdrubal-Aguiar-20170403-0073.html  No es sólo la constatación de lo que sabemos y que con coraje —por ser un esclavo de los principios— desnuda Luis Almagro, Secretario General de la OEA, al señalar, ante su Consejo Permanente que el régimen venezolano no ha dejado en pie un solo artículo de la Carta Democrática Interamericana. 


En pocas palabras, se violan de modo sistemático los derechos humanos y su emblema son los presos políticos y las torturas a que se les somete; no se ejerce el poder conforme al Estado de Derecho, ahora sustituido por un “régimen de la mentira” que purifica los crímenes gubernamentales en el altar de una justicia venal; el régimen de partidos ha sido puesto en cuarentena por el poder electoral; han desaparecido las elecciones y de suyo el valor de la soberanía popular; la separación de poderes sólo existe entre las cuotas dinerarias y de armas de los miembros del cártel gubernamental; no hay subordinación de los militares al poder civil sino control por sus Altos Mandos de los negociados oficiales y hasta del tráfico internacional de cocaína; la prensa libre ha desaparecido y la sustituye el totalitarismo comunicacional que ejercen el gobierno y sus testaferros del “sector privado”, construido a la medida “bolivariana”; y nada que decir de la transparencia, pues basta mirar el empantanamiento con las "coimas" de la Odebrecht y el grotesco peculado en la industria petrolera, Pdvsa, que hoy la obliga a importar gasolina para nuestro consumo. Más no se puede.


Aún así, los socios de causa de Maduro, a saber y en primer término, el expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero, consideran lo anterior como una minucia, un mero traspiés en la polarización política que observan ocurre en Venezuela desde hace 20 años. 


Para Zapatero y sus colegas, los expresidentes Leonel Fernández de República Dominicana y Martín Torrijos de Panamá, los venezolanos hemos de tener paciencia. Hemos de avanzar, según ellos, hacia un reconocimiento recíproco y en un diálogo de largo aliento, paciente, con el gobierno de Maduro; para lo que obvian que la mayoría determinante del pueblo soberano lo rechaza por su inmoral conducta pública.


A esta altura, vistas las cosas y nada ocultas, ¿cree aún Zapatero que se trata de una mera oposición entre el modelo progresista de quienes forjaran en América Latina el Socialismo del siglo XXI —unos muertos, otros en estrados de la Justicia— y los supuestos defensores de la democracia formal y liberal, por cultores de la derecha?


Es cosa nimia para estos exgobernantes, apenas atribuible a las maldades de Imperio o la insensibilidad del capitalismo, que parte de la familia presidencial venezolana haya sido encontrada responsable del crimen de narcotráfico; que al Vicepresidente se le señale como cabeza de uno de los cárteles de la droga y agente del terrorismo islámico; o que al Presidente del Tribunal Supremo de Justicia le aparezcan antecedentes penales por homicida.


El caso es que el Secretario Almagro plantea como solución al grave entuerto señalado la realización de elecciones generales. Así de simple. Es decir, que ante la disolución práctica del Estado y la invertebración nacional ocasionada por los males que sufre Venezuela lo pertinente es volver a las fuentes de la soberanía. Diez gobernantes de la región, no obstante, socios y beneficiarios de los dineros del narco-socialismo venezolano han preferido acompañar a Maduro y la tesis Zapatero en el seno de la OEA. 


En buena hora 20 Estados y 2 neutrales, antes bien, consideran que la cuestión debe analizarse pues es grave, imposible de disimular o traspapelar con las argucias diplomáticas.
La pregunta que se hace Almagro y que interpela a los Estados miembros del Sistema Interamericano en esta hora nona, es si éstos se encuentran dispuestos a defender el decálogo contenido en la Carta Democrática Interamericana y sostener a la OEA como el club de las democracias. O acaso regresar al estadio en el que alrededor de la mesa de las Américas se sentaban las espadas de las dictaduras junto a los gobernantes civiles electos por sus pueblos. 


Creo yo, que la cuestión es más agonal y hace relación directa con el relativismo de la política contemporánea que busca tomar cuerpo desde inicios del presente siglo. 


Así las cosas, la pregunta pertinente es otra: ¿Habrán de sentarse en la OEA los gobiernos democráticos que practican las leyes universales de la decencia humana con quienes hacen de la democracia y sus instituciones empresas para el crimen y el lavado de sus dineros ensangrentados? ¿Es esa la opción, señor Zapatero?
                                                                  

]]>
<![CDATA[Costo político, por Maryclen Stelling]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Costo-politico-por-Maryclen-Stelling-20170403-0066.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Costo-politico-por-Maryclen-Stelling-20170403-0066.html

Las recientes  sesiones de la OEA sobre la situación venezolana y el debate en torno al  informe elaborado por su Secretario General,  Luis Almagro,  ha potenciado la crisis política y la radicalización de Gobierno, oposición y actores internacionales aliados de uno u otro grupo político.


Ello ocurre en un contexto de reconfiguración de fuerzas políticas en la región.  La debilitación y crisis de los gobiernos progresistas y el avance  o restauración neoliberal con  sus efectos en el proyecto regional de integración.
La actual coyuntura política  requiere jugar estratégicamente tanto en el tablero nacional como en el internacional.  Amerita plantarse en la lógica de las decisiones políticas, y  actuar a partir de la evaluación de las condiciones reales. 
Comunicacionalmente demanda  un discurso argumentativo con pretensiones de validez y provisto de una “racionalidad” estratégica. Urge la construcción política de significados que doten de sentido las decisiones, más la dinámica confrontacional impone una estrategia discursiva  desgastada y reiterativa. 


Toda acción política tiene una intencionalidad, se sustenta en unos principios y enfrenta  el reto de   evaluar la situación, los medios y las consecuencias previsibles.  Supone elegir consciente y deliberadamente entre alternativas de acción y conocimiento de las consecuencias que conlleva la ruta seleccionada. Sin embargo, la propia crisis,  las presiones internas y externas imponen  el cortoplacismo, la inmediatez y  una limitada evaluación.


Proceso decisional que   ocurre en medio de una tensa y complejísima realidad, bajo  la emergencia de urgencias coyunturales que se desprenden fundamentalmente de la amenaza de  aplicación de la Carta Democrática. Las acciones se  debaten entre la racionalidad instrumental y la invocación de valores- justicia, libertad, democracia- conjuntamente con decisiones que parecen contradecir lo invocado. 
Se  potencia  el conflicto entre órganos del Poder Público Nacional, con la entrada al terreno de la Fiscalía General de la Nación señalando “ruptura del orden constitucional”.  En respuesta el Presidente convoca el Consejo de Defensa de la Nación para resolver impase entre Poderes. 
Ante tal escenario incierto y de alto riesgo, se descuida la evaluación del costo político y las consecuencias  de decisiones y medidas.

]]>
<![CDATA[En opinión: ¿Realidad o ficción?]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Realidad-o-ficcion-20170403-0069.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Realidad-o-ficcion-20170403-0069.html Pensaba escribir sobre economía, pero a 72 horas de las declaraciones de la Fiscal General de la República Luisa Ortega Díaz, quien declara la inconstitucionalidad de las sentencias 155 y 156 referidas a la supresión de atribuciones constitucionales de la Asamblea Nacional por estar en supuesto desacato, me obligan a hablar del tema.


No hay duda que la declaración de la Fiscal Luisa Ortega Díaz mueve el cuadro político actual y empiezan ocurrir acontecimientos que pudieran acelerar un proceso de cambio político que tanto necesita Venezuela, sin embargo, la reacción de tan importante evento se ha reducido en determinar si la mencionada declaración de la Fiscal es genuina o se trata de otra acción “truculenta” del Gobierno para distraer la atención de los venezolanos y la comunidad internacional.

Hasta ahora, los hechos más importantes después de la noticia han sido la reunión del Consejo de Seguridad, declarando que el “impase institucional” entre poder judicial y ciudadano se resuelve en casa, rechazando cualquier injerencia internacional en la situación, llama la atención en dicho encuentro la ausencia de la Fiscal General y el Presidente de la Asamblea Nacional, pienso que  la presencia de ambos en la reunión hubiese sido interesante, de ser Julio Borges, hubiese asistido acompañado de algún representante de la Iglesia y algún gremio profesional.


Posteriormente el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), declara que por exhortación del Consejo de Defensa de la Nación han decidido aclarar las polémicas sentencias 155 y 156, “borrón y cuenta nueva” según el TSJ, no ha pasado nada, sin embargo, aclaran que la Asamblea Nacional permanece en desacato.


Finalmente, para cerrar con broche de oro, se da el encuentro entre la Fiscal General de la República y el Presidente de la República Nicolás Maduro, en una aparente y cordial reunión, la fiscal General le entrega el informe de gestión, se estrechan la mano y fin del cuento.


Mientras todo esto ocurre, la oposición venezolana se desgasta entre los que insultan y descalifican a la fiscal, la trasmisión de un video sobre un Guardia Nacional amanerado, algunas protestas aisladas y sin organización, la revalidación de los partidos, un video de Henry Ramos Allup enfurecido contra un supuesto taxi del Sebin entre otras noticias irrelevantes y fuera de contexto.


Decidan ustedes queridos lectores, ¿realidad o ficción? Un amigo, con gran experiencia política me comentaba hace pocas horas que esta situación no es realidad y tampoco ficción, se trata del Bochinche cultural en el que nuestra querida nación ha estado sometida generación tras generación.


No soy quien para juzgar a mi amigo, al fin de cuentas es una opinión, como lo es este artículo, en lo que estamos de acuerdo ambos y es el propósito de mis escritos es que las malas situaciones no son eternas, debemos siempre entre todos tratar de convertir las malas experiencias en aprendizaje para no repetirlas en el futuro, es nuestro deber y responsabilidad seguir impulsando a Venezuela hacia una Democracia Responsable, no importa que sigamos siendo “bochincheros” pero en las cosas serias es inaceptable.


 

]]>
<![CDATA[Sentir bolivariano]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Sentir-bolivariano-20170403-0071.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Sentir-bolivariano-20170403-0071.html No dejaremos que una nueva escalada  neoliberal  eche por tierra el futuro de paz, justicia social y unión de Venezuela y de la América Nuestra. La fortaleza de esta Revolución está basada, en primer lugar, en la existencia de un pueblo consciente y organizado que la apoya.


Estamos en presencia de la más grande ofensiva del imperio en contra de Nuestra América, especialmente en contra de Venezuela. 
En poco más de una  década, han sido incuestionables los logros en la región y eso es una espina en la garganta del imperialismo y sus aliados de las oligarquías nacionales. 
El poder emergente que surgió de las bases populares, dio vida  a un nuevo proyecto histórico continental trazando el camino hacia nuestra definitiva independencia, que es también el camino hacia la más perfecta unidad de nuestros pueblos. No dejaremos que una nueva escalada  neoliberal  eche por tierra el futuro de paz, justicia social y unión de Venezuela y de la América Nuestra.

En medio de esta coyuntura, es importante realizar algunas reflexiones en torno al verdadero significado del proyecto de cambios profundos que avanza en nuestra Patria; proyecto que nada tiene que ver con la agenda de violencia, desestabilización e injerencia externa que los desesperados sectores de la oposición apátrida, quieren imponernos a todos los venezolanos. 
Por el contrario, la Revolución Bolivariana, impulsada por el Comandante Chávez, y continuada por el presidente Nicolás Maduro, tiene consigo la firme intención de construir una República que encarne un verdadero proyecto de país. 
La actual arremetida imperial puesta en marcha, que cuenta con el apoyo de los sectores más recalcitrantes de la derecha endógena y de gobiernos cipayos de la región, está basada en la ideología fascista. Actúan cual dueños del mundo. Se equivocan una vez más. Hace más de 18 años, nuestro pueblo emprendió el rumbo definitivo hacia la libertad, la independencia, la soberanía, la justicia verdadera, y nada ni nadie lo detendrá.

José Martí nos dijo en una ocasión: “Es la hora de los hornos”…Hoy, en este momento de definiciones, de nuevas amenazas, de amor patrio, digo también: ¡Es la hora de los pueblos! ¡Es la hora del futuro! ¡Aquí no se rinde nadie¡ ¡Por Bolívar y Chávez, con Maduro y nuestro pueblo, sin vacilar, Venceremos¡¡
 

]]>
<![CDATA[El cambio social, por Eduardo Fernández]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-cambio-social-por-Eduardo-Fernandez-20170403-0064.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-cambio-social-por-Eduardo-Fernandez-20170403-0064.html En Venezuela hay una enorme cantidad de familias que viven en situación de pobreza o de pobreza extrema. Esa realidad puede cambiar y debe cambiar en el menor plazo posible. No podemos resignarnos a que más de la mitad de la población venezolana viva en situación de pobreza.

Para superar la pobreza, hay que lograr un cambio político y un cambio en las políticas económicas. Con las políticas económicas que se han aplicado en los últimos años se ha logrado que la pobreza crezca exponencialmente. Si se mantienen las mismas políticas, la pobreza seguirá creciendo.
La superación de la pobreza tiene que ser la prioridad nacional por tres razones: primero, porque es intolerable desde el punto de vista moral; segundo: porque es un obstáculo para el desarrollo económico y tercero: porque hace imposible la convivencia democrática.
En efecto, es un escándalo que un país como Venezuela con todo el inmenso potencial de desarrollo económico que tiene este país, mantenga a bastante a más de la mitad de su población en situación de pobreza y a un porcentaje escandalosamente elevado, en situación de pobreza extrema.
Desde el punto de vista económico, el desarrollo supone una oferta de bienes y servicios cada día más abundante y un mercado consumidor cada día más amplio.

Los pobres no son consumidores. No tienen capacidad de compra. Por tanto, el crecimiento económico aconseja que superemos la pobreza para que aumentemos la capacidad de consumo de la población. Hay que convertir a los pobres en consumidores.

Por último, la racionalidad política aconseja la existencia de sociedades homogéneas e integradas. Un país fracturado socialmente como lo está la sociedad venezolana, con una minoría opulenta y una mayoría depauperada, no ofrece un ambiente propicio para el funcionamiento de una democracia sana y vigorosa. Para superar la pobreza tenemos que ocuparnos de llevar educación de calidad y, sobre todo, educación para el trabajo, a todos los ciudadanos, pero, particularmente, a los sectores más pobres.

De lo que se trata es enseñar a los pobres a dejar de ser pobres. Se trata de dotar a los jóvenes de las familias más pobres, de una capacitación que les permita acceder a un empleo productivo y bien remunerado que les permita mantener una existencia digna y contribuir con su núcleo familiar para que también ellos accedan a niveles de vida compatibles con su dignidad de personas humanas.

]]>
<![CDATA[Chantaje en la OEA]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Chantaje-en-la-OEA-20170403-0065.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Chantaje-en-la-OEA-20170403-0065.html La presión más descarada comenzó sobre aquellos países que mantienen posiciones dignas y soberanas frente al temible poder imperial.
Tres pequeños países le acaban de dar tremenda lección de dignidad a la Asamblea Nacional de Venezuela, a la llamada Mesa de Unidad Democrática y al Senado de la primera potencia militar del planeta. 
La oportunidad para hacerlo la ofreció Venezuela, ante la obsesión frustrada de la derecha continental y el secretario general de la OEA, Luis Almagro, de aplicar a nuestro país la Carta Interamericana. Por supuesto, los perros simpáticos de los medios construyen otra realidad: la que no ocurrió.

Los poderes citados montaron el escenario propicio –el Consejo Permanente de la OEA– para aprobar el Informe-bodrio de Luis Almagro contra Venezuela y dejar la cama tendida para siguientes pasos intervencionistas. La AN ya había pagado parte del financiamiento electoral que recibe del norte con su solicitud de que nos apliquen la fulana Carta, en un acuerdo sin precedente en la historia de la sumisión regional.

La presión más descarada comenzó sobre aquellos países que mantienen posiciones dignas y soberanas frente al temible poder imperial. Un miembro del Senado de EEUU, Marco Rubio, se dejó de exquisiteces diplomáticas y amenazó abiertamente a El Salvador, República Dominicana y Haití. El primero, el país más pequeño del continente; el segundo, una nación víctima de la invasión yanqui, y el tercero, el más pobre del hemisferio occidental.

El senador Rubio intentó chantajear a esos tres países hermanos con quitarles la ayuda económica de Estados Unidos si votaban a favor Venezuela. La presión a otros miembros de la OEA surtieron efecto sin necesidad de llegar a los medios. Algunas instancias latinoamericanas, como nuestra insólita Asamblea Nacional, no requirieron de amenaza para echarse en la alfombrita de la que habló Pedro Pablo Kuczynski, en un arrebato de lacaya sinceridad.

Ocurrió lo que el imperio, su Senado y el deplorable Almagro no se esperaban: los tres pequeños países votaron por la posición de Venezuela. El espíritu de Farabundo Martí, Juan Bosch y Petión iluminó Washington. Todo el lobby personal y telefónico de Trump contra Caracas se perdió. Furioso, ahora grita que más que México, es la OEA la que necesita el muro.

]]>
<![CDATA[La injerencia extranjera]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-injerencia-extranjera-20170331-0121.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-injerencia-extranjera-20170331-0121.html “Venezolanos: La planta insolente del extranjero ha profanado el suelo de la Patria…” Así comenzaba la proclama del Presidente Cipriano Castro del 9 de Diciembre de 1902, con motivo del bloqueo e intervención que sufriera nuestro país, por parte de las potencias europeas. Ese fue el inicio del siglo XX para nuestra  joven República, luego de haber entregado la vida de sus mejores hijos en la cruenta guerra de independencia durante la primera parte del siglo XIX  que, liderada por nuestro Libertador Simón Bolívar, no sólo conquistó la independencia sino que atravesó nuestras fronteras para liberar y crear nuevas Repúblicas, en guerra contra uno de los imperios más poderosos del planeta.

Nuestra gesta independentista y pensamiento Bolivariano son profundamente antiimperialistas. Sin embargo, el siglo XX transcurrió signado por la injerencia extranjera en nuestros asuntos.

La traición al pensamiento y obra del Libertador, el asesinato de Zamora, la debilidad de nuestra República sacudida por guerras intestinas, el determinismo geográfico y la extraordinaria abundancia de petróleo y otros recursos naturales, nos convirtió en presa fácil del nuevo imperio, expansionista y muy agresivo: el norteamericano.

Éste entró y se expandió en nuestro país de la mano de las transnacionales petroleras. A partir de allí, nuestro siglo XX estuvo marcado por la injerencia extranjera. Cipriano Castro fue derrocado por imponer condiciones a la New York & Bermúdez Company; Juan Vicente Gómez fue apoyado, incluso por la marina de guerra yanqui, para entregar las concesiones petroleras a las transnacionales, por intermedio de su entorno familiar, político y de amigos, conformándose así una oligarquía entreguista y vinculada al interés extranjero.

El modelo rentista petrolero fue impuesto al país por las transnacionales; depredaron nuestros recursos petroleros, nuestro medio ambiente, nos robaron nuestra riqueza, acabaron con la agricultura, promovieron la migración a la ciudad, se crearon los barrios, símbolos de la pobreza y exclusión.

Los acontecimientos políticos del siglo XX están signados por la injerencia extranjera. El derrocamiento de Medina Angarita, el asesinato de Delgado Chalbaud, la dictadura de Pérez Jiménez, el Pacto de Punto Fijo, la violencia Betancurista, el Golpe de Estado y Sabotaje Petrolero contra el Presidente Chávez.

Nuestra economía fue deformada por el modelo rentista. Como lo diría el Dr. Maza Zabala, nuestro país se había convertido en un satélite de la economía norteamericana, sin posibilidad de desarrollarse, nos habíamos convertido en una “factoría petrolera”, como afirmaba el Presidente Chávez.

Las transnacionales saquearon al país. La producción en gran escala comenzó en Mene Grande en 1914, luego nos convertimos en el mayor exportador de petróleo del mundo hasta los años 70. Para ser más exactos, todo nuestro petróleo iba a los Estados Unidos, con descuentos y exenciones fiscales, sosteniendo al complejo industrial-militar de la economía más poderosa del planeta.

Nos dejaron un país diezmado, depredaron nuestra principal cuenca petrolera, el Lago de Maracaibo, distorsionaron nuestra economía, nuestro desarrollo social, con una contradictoria y vergonzosa cadena de miseria a lo largo del país.

Las  Fuerzas Armadas, luego de ser neutralizados sus factores patriotas en el período Betancurista, estaba alineada con la doctrina de seguridad y defensa del Pentágono, eran entrenadas en la tristemente célebre “Escuela de las Américas”, colapsaron como institución al servicio de la burguesía durante los graves eventos del “Caracazo”.

Nuestro escaso desarrollo industrial está ligado al capital norteamericano, que impuso su política de “sustitución de importaciones”, para expandir sus empresas, convirtiéndonos sólo en ensambladores y depender de sus insumos. Se establecieron monopolios de productos básicos dependientes de sus casas matrices en el exterior, grandes consumidores de divisas. Es un sector industrial profundamente parasitario, con sus heroicas excepciones, sin conciencia nacional.

Se constituyó una burguesía importadora, apropiándose de la renta petrolera, a través de las políticas cambiarias y nuestra escasa producción interna. Un círculo vicioso que está diseñado para mantenerse en el tiempo y que debemos romper.

Se expandió un sector terciario y de servicio de la economía, se crearon grandes capitales a la sombra de la renta petrolera y de la especulación con el valor de la tierra y un sector financiero, que nadie se atreve a mencionar, pero que es el responsable en gran medida de las manipulaciones cambiarias, un gran extractor de divisas del país.

Estos grupos económicos tienen sus expresiones políticas, casi todas agrupadas en los partidos de la IV República y sus derivados, como decía el Comandante Chávez, algunos de ellos con claras manifestaciones fascistas. Todos tienen sus mentores y apoyos en el exterior, en una vinculación lesiva a los intereses de nuestra Patria.

Se desarrolló una poderosa maquinaria ideológica que promueve valores y posiciones políticas alineadas con los intereses extranjeros, en particular, los grandes medios de comunicación.

Cuando a las transnacionales petroleras no les interesó más el esquema concesionario impulsaron la nacionalización de 1975, “chucuta” como la llamara Juan Pablo Pérez Alfonzo, dejando abierta la puerta a la apertura petrolera, a través del artículo 5to de la Ley.

A toda esta injerencia comenzó a ponerle fin el Comandante Chávez.

Desde el corazón de nuestras Fuerzas Armadas, resurgió, con un poderoso contenido popular, el pensamiento Bolivariano. Chávez, el más genuino y fiel representante de lo afirmativo venezolano, insufló nuevamente el ideal y espíritu Bolivariano al pueblo humilde, al desposeído. Emergió el tricolor como distintivo del heroico 4 de Febrero, que estremeció la conciencia del país y movilizó al Pueblo, con una propuesta nacional y Bolivariana.

Ya en la Presidencia, comenzó a obrar a favor de la mayoría, apegado a su palabra y principios. Se volvió a entonar el himno nacional, a hablar de Bolívar, de nuestra gesta liberadora y a actuar con Soberanía, bajo el principio de que la misma reside en el Pueblo.

Todo se estremeció, el sistema comenzó a crujir y a agruparse en contra del Presidente Chávez, frente a la certeza de que cumpliría su propuesta de cambios radicales en el país. Marcó una clara distancia de lo que era la tradicional injerencia extranjera en nuestros asuntos.

Inició una política exterior independiente. Fijó posiciones valientes frente a la “guerra global” declarada por Bush contra todo aquel, “que no estaba con ellos”, frente a las atrocidades de la guerra en Afganistán.

Recorrió los países de la OPEP, promoviendo la Cumbre de Jefes de Estado del año 2000, cuyos resultados se tradujeron en una exitosa coordinación entre los productores de petróleo para defender su precio. No aceptó las amenazas ni la injerencia de la Casa Blanca en contra de esta política.

Estrechó relaciones con los líderes del mundo. Fue la voz disidente en las Cumbres de las “Américas”, donde se imponían los tratados de libre comercio que pretendían aniquilar nuestras posibilidades de desarrollo.

Avanzó en las leyes de la primera habilitante, definió los campos políticos, a favor del pueblo y de los intereses nacionales. Hizo un ejercicio pleno de soberanía, como respuesta, se activó la injerencia extranjera y la desestabilización.

Su valor y determinación, la profunda honestidad con su discurso, lo llevó a expulsar del Palacio de Miraflores a la embajadora norteamericana que pretendía darle ultimátum al Jefe de Estado. Superó con el pueblo, el Golpe de Estado, la toma de Plaza Altamira, sacó de nuestros cuarteles a la misión militar norteamericana y estableció nuestra Doctrina Militar Bolivariana.

Identificó con claridad la necesidad de manejar de forma soberana y en nuestro beneficio a la industria petrolera. Derrotó en toda la línea al Sabotaje Petrolero, desmontó la nefasta apertura petrolera, subordinó a las transnacionales a la autoridad del Estado y a nuestras leyes. Se implantó la política de Plena Soberanía Petrolera, utilizando el petróleo en beneficio del pueblo humilde y del desarrollo nacional.

La injerencia extranjera ha sido de todo tipo y ha tenido graves consecuencias. La abierta participación de los Estados Unidos, la extrema derecha española, el paramilitarismo Uribista, las oligarquías de la región, todos han actuado y actúan contra nuestras decisiones, contra nuestra Constitución, mostrando un absoluto desprecio y falta de respeto hacia nuestro país.

La oposición venezolana, incapaz de articular alguna propuesta o de derrotar política o electoralmente al bloque histórico del Chavismo, siempre ha recurrido a la vergonzosa solicitud de intervención extranjera, de injerencia en nuestros asuntos, incluso ha pedido invasiones. Recuerdan los episodios lamentables de 1861, cuando la godarria caraqueña pedía la intervención inglesa para detener el avance de Ezequiel Zamora.

La oposición mantiene una constante actividad en el exterior, en una especie de turismo político, visitando y convocando  a cuanto fascista, cadáver político o representante extranjero, quiera notoriedad o algún beneficio personal o de grupo por hablar mal del país, por pretender dictarnos pauta, por entrometerse en nuestros asuntos. Personajes de la extrema derecha que quieren como botín a nuestra industria petrolera, nuestras riquezas, gente a la que no les interesa que demos un salto al vacío, instigan permanentemente una intervención, del tipo que sea, que ponga fin a la Revolución Bolivariana.

Luego de dos años en el Consejo de Seguridad de la ONU, defendiendo los intereses del país, apegados a nuestros principios, por la paz e independencia de los pueblos, hemos visto la cruda realidad de países hermanos destrozados por la injerencia e intervenciones extranjeras, por la guerra. Países arrasados, cientos de miles de muertos, millones de desplazados o refugiados, sin Estado nacional ni instituciones, presas de una violencia criminal, del terrorismo, sin manera de gobernar sus propios asuntos, países tutoriados por las grandes potencias a través de los llamados “Comités de Sanciones”, luchando en defensa de su soberanía y de su pueblo martirizado: Iraq, Yemen, Libia, Afganistán, Siria, Somalia, sólo para mencionar algunos. A los poderosos o instigadores no les importa. A veces reconocen sus errores, pero otros han puesto los muertos.

Ahora es la OEA la herramienta para agredirnos, arremeten, de la manera más burda contra el país, actúan como un partido político. No nos extraña, la OEA  guardó silencio cómplice ante el derrocamiento de Jacobo Árbenz, la invasión militar a República Dominicana,  el golpe de Estado y asesinato de Salvador Allende, las dictaduras fascistas de Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay, Brasil, la invasión de Grenada, la intervención en Panamá, en Haití, el Golpe de Estado contra el Presidente Chávez, solo para señalar algunos hechos notorios de intervencionismo.

Nuestros asuntos, por más complejos que sean, debemos resolverlos los venezolanos, con nuestras instituciones en el marco de la Constitución. Hemos adquirido una conciencia probada en los más difíciles momentos. Tenemos unas Fuerzas Armadas Bolivarianas, patriotas y garantes de nuestra Soberanía, un pueblo combativo y Bolivariano.

De la debilidad de los patriotas sólo se aprovechan los enemigos. Las transnacionales petroleras, como siempre hemos sostenido, acechan al país en dificultades, presionan, tienen agentes insospechados que actúan bajo los más variados argumentos, con los más sofisticados contratos y propuestas de auxilio, para arrebatarnos lo más preciado que nos legó el Comandante Chávez, nuestros recursos, el petróleo, nuestra Soberanía, la Patria.

Los que irresponsablemente llaman a una intervención ante el altar de los enemigos históricos de nuestro pueblo, abren las posibilidades de un zarpazo contra nuestras conquistas, nuestros valores, nuestra integridad territorial, nuestros recursos, nuestro futuro. ¡Venceremos!

]]>
<![CDATA[La sentencia N° 156 y el posible regreso de la Apertura Petrolera]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-sentencia-N-156-y-el-posible-regreso-de-la-Apertura-Petrolera-20170331-0103.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-sentencia-N-156-y-el-posible-regreso-de-la-Apertura-Petrolera-20170331-0103.html Múltiples sentimientos hace surgir el efectivo conflicto de poderes creado con la sentencia de la Sala Constitucional N° 156 de fecha 29 de marzo del presente año, ya que su texto crea múltiples inquietudes sobre su constitucionalidad.

Ahora bien, en nuestro caso lo primero que nos llama la atención es el hecho de que la sentencia se origina por un recurso de interpretación interpuesto por la filial de PDVSA, (CVP), relativo al alcance de una norma facultativa de la Constitución sin contenido específico, por cuanto alude a la competencia residual de la Asamblea Nacional, esto es, “en todo lo demás que le señale esta Constitución y la ley”, en el cual se solicita del juez, determinar su concordancia con el régimen de la constitución de las empresas mixtas y las condiciones que rigen la realización de las actividades primarias que, según el artículo 33 de la Ley Orgánica de Hidrocarburos, requiere la aprobación de la Asamblea Nacional.

Quien ha estudiado, el régimen de los hidrocarburos en Venezuela, no puede menos que trazar una línea divisoria entre la Apertura Petrolera y la Plena Soberanía Petrolera. En la Apertura Petrolera se otorgaron todas las facilidades posibles a las empresas trasnacionales para que efectuaran las actividades primarias en materia de hidrocarburo, que no son otras que las que señala el artículo 9 de la Ley Orgánica de Hidrocarburos; esto es, la exploración, la extracción en estado natural, la recolección, el transporte y el almacenamiento iniciales y a los cuales se denominan actividades primarias. Estas actividades primarias están reservadas al Estado, por lo deben ser realizadas por el mismo, ya directamente por el Ejecutivo Nacional o mediante empresas de su exclusiva propiedad o, bien, mediante empresas donde el Estado tenga control de sus decisiones por mantener una participación mayor del 50% del capital social, las cuales, a los efectos de la normativa citada, se denominan empresas mixtas.

La Plena Soberanía Petrolera se manifestó con todos los actos a través de los cuales se trató de destruir los beneficios escandalosos que la Apertura Petrolera hiciera a las empresas trasnacionales; pero su momento inicial estuvo en el régimen de explotación de la Faja Petrolífera del Orinoco, cuando se exige que:

“la constitución de las empresas mixtas y las condiciones que regirán la realización de las actividades primarias requiera al aprobación previa de la Asamblea Nacional a cuyo efecto el Ejecutivo Nacional, por órgano del Ministerio de Energía y Petróleo deberá informarla de todas las circunstancias pertinentes a dicha constitución y condiciones, incluidas las ventajas especiales previstas a favor de la República. La Asamblea Nacional podrá modificar las condiciones propuestas o establecer las que considere convenientes. Cualquier modificación posterior de dichas condiciones deberá también ser aprobada por la Asamblea Nacional, previo informe favorable del Ministerio de Energía y Petróleo y de la Comisión Permanente de Energía y Minas. Las empresas mixtas se regirán por la presente Ley y, en cada caso particular, por los términos y condiciones establecidos en el Acuerdo que conforme a la ley dicte la Asamblea Nacional, basado en el Informe que emita la Comisión Permanente de Energía y Minas, mediante el cual apruebe la creación de la respectiva empresa mixta en casos especiales y cuando así convenga al interés nacional. Supletoriamente se aplicarán las normas del Código de Comercio y las demás leyes que les fueran aplicables”.

Es indudable entonces que, la sentencia de la Sala Constitucional cuando elimina la actuación de la Asamblea Nacional en la constitución de las Empresas Mixtas, está levantando las restricciones que la Plena Soberanía Petrolera había establecido como principio de una nueva visión económica y soberana de la explotación de los hidrocarburos.

Dejamos a los restantes comentaristas de la sentencia de la Sala señalar las colisiones que la misma asume con el texto fundamental, las cuales son muchas y evidentes, para centrarnos fundamentalmente en la cuestión de los hidrocarburos, que a través de la normativa de la sentencia, es modificatorio del artículo 33 de la Ley Orgánica de Hidrocarburos. En efecto, en la decisión (capítulo VI de la sentencia) la misma declara la “omisión inconstitucional parlamentaria” y como consecuencia de ello, dispone lo siguiente: “4.1.- sobre la base la omisión inconstitucional declarada, esta Sala Constitucional resuelve que no existe impedimento alguno para que el Ejecutivo Nacional constituya empresas mixtas en el espíritu que establece el artículo 33 de la Ley Orgánica de Hidrocarburos, a cuyo efecto, el Ejecutivo Nacional, por órgano del Ministerio de Energía y Petróleo, deberá informar a esta Sala de todas las circunstancias pertinentes a dicha constitución y condiciones, incluidas las ventajas especiales previstas a favor de la República. Cualquier modificación posterior de las condiciones deberá ser informada a esta Sala, previo informe favorable del Ministerio de Energía y Petróleo”.

De inmediato el punto 4.2 señala “resolviendo la interpretación solicitada del artículo 33 de la Ley Orgánica de Hidrocarburos vigente, la Sala decide que la Asamblea Nacional, actuando de facto, no podrá modificar las condiciones propuestas ni pretender el establecimiento de otras condiciones”. Es decir que el fin perseguido por el recurso de interpretación elevado ante la Sala  por una filial de Petróleos de Venezuela, cuyo interés parecía señalar la modificación del artículo 33 de la Ley Orgánica de Hidrocarburos, se ha cumplido.

Estos comentarios inmediatos y angustiosos que hemos elaborado se refieren a lo que consideramos ha sido la esencia y razón fundamental del recurso interpuesto que, al pronunciarse como lo hizo, deja en manos del Ejecutivo la aplicación de las normas que tutelan la reserva del Estado en el ejercicio de las actividades primarias.

]]>
<![CDATA[La era posverdad, por Antonio Pérez Esclarín]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/-La-era-posverdad-por-Antonio-Perez-Esclarin-20170331-0030.html http://www.panorama.com.ve//opinion/-La-era-posverdad-por-Antonio-Perez-Esclarin-20170331-0030.html Ya no importan la verdad demostrable ni la noticia cierta, sino la activación de emociones y de reacciones inmediatas, para lo cual se aprovecha la abundancia de canales que carecen de verificadores. Como escribió  la directora del periódico inglés The Guardian, Katharine Viner, “la nueva medida de valor para demasiados medios es la viralidad, en vez de la verdad o la calidad”. El objetivo de muchos de ellos consiste en satisfacer los impulsos más primarios de los lectores aun a costa de abdicar de los principios éticos. Esto mismo lo podríamos extender, y con más razón,  a los discursos  de numerosos políticos y gobernantes.  


El prefijo pos puede denotar una situación ya superada, pero no necesariamente desaparecida. Así, al mencionar “la era posindustrial” no se pretende señalar que no existan industrias sino que ese sector dejó de ejercer su papel fundamental. De igual modo, era posverdad no significa que la verdad ya no existe o que se  haya evaporado, sino que ha dejado de ser prioritaria, con lo que se abren las puertas al engaño, la estafa, el bulo, la falsedad, algo que ya se había impuesto con la publicidad y las propagandas. Lo importante no es la objetividad y los hechos, sino el suscitar comentarios y emociones sobre la versión interesada o falseada de ellos.


El engaño siempre existió pero antes todos decían luchar contra él. Ahora, por el contrario, se empieza a cultivar como una buena técnica profesional el revoltijo de trampas de lenguaje basadas en el sensacionalismo, los sobrentendidos, la insinuación, la alusión, la presuposición. Por ello, pienso que si nos quedara algún vestigio de dignidad,  habría que tener el valor de llamar la “era de la posverdad”, como la  “era de la manipulación”.


Por otra parte, la superficialidad, el sensacionalismo y en definitiva, la falta de ética,  no sólo están acabando con la verdad, sino también con la seriedad y la profundidad. Hoy se interpreta el mundo a golpe de twit. En las redes sociales tiene tanta importancia lo que dice un pensador o un historiador serios que lo que dice un idiota. Los 140 caracteres del twit pueden resultar más importantes que un libro, y además nos evitan su lectura. La universalización de la información ha llevado consigo la universalización del rumor, del engaño y del escándalo.

 Y si el receptor no está educado y no tiene criterio para discernir qué es o no  importante,   se pierde en esa maraña informativa donde abundan los rumores y las mentiras, porque lo importante ya no es informar sino escandalizar, impresionar, engañar o generar comentarios,  lo que demuestra la mediocridad moral que estamos viviendo. De ahí que sólo la verdadera cultura y la educación crítica podrá salvarnos. Y si como dijo Jesús “la verdad les hará libres”, también es bien cierto que “solos los libres podrán ser verdaderos”. 

]]>
<![CDATA[OEA: Amargos momentos]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/-OEA-Amargos-momentos-20170331-0033.html http://www.panorama.com.ve//opinion/-OEA-Amargos-momentos-20170331-0033.html La Organización de Estados Americanos OEA representa el foro político del continente pero se convirtió en el Ministerio del Neocolonialismo de la política exterior de EEUU, al someter y arrodillar a América Latina y Caribeña a sus intereses particulares y no de la región.


 La OEA  caracterizada por  su prontuario de mentiras y manipulaciones para “legalizar” invasiones e intervenciones militares como la de Panamá, Nueva Granada, Haití, la aprobación del bloqueo a Cuba, avalar golpes de Estados contra los presidentes  Juan Bosch, Allende, Chávez  y recientemente  golpe parlamentario contra Dilma Rousseau por los Diputados y  Senadores que traicionaron la voluntad popular de 55 millones de  brasileño, con este golpe antidemocrático la OEA no convocó a elecciones y fue garante del gran banquete de los ahora llamados ‘Cenadores’  que aprobaron repartirse el poder,  las grandes empresas públicas privatizadas, ocultar la corrupción que incluye al presidente ilegitimo Temer, dar  un duro golpe al Brics  el bloque económico más grande del mundo y a la integración latinoamericana.

El secretario general Almagro cuando pidió el apoyo de Venezuela para su elección a través del expresidente Pepe Mujica dijo que respetaría a la región, pero no soportó la tentación y se constituyó en el mejor lacayo de los interés de EEUU, convirtiéndose en el traidor más amargo contra los gobiernos progresistas, así quedará en la historia como el embajador de amargos momentos en la OEA en el siglo XXI.


 La agenda derrotada en la OEA contra Venezuela, cuya voz cantante la  llevaba México con su muro invisible y el desprecio de Trump por su pueblo, país  donde el narco Estado en los últimos 9 meses han asesinados a 10 periodista y la semana pasada  mataron a tiros en Chihuahua a Miroslva Breach corresponsal del diario La Jornada, pero hay más de 798 denuncia de agresiones a periodista  y solo 3 han recibido sentencia, 43 estudiantes desaparecidos,  encuentran fosas comunes con miles de desaparecidos pero el  hipersensible canciller se ofende por la verdad. 


El caso inmoral  de  Colombia es paranoico con 60 años de guerra y más de 6 millones de desplazados, pero desde que se firmó la paz en julio 2016 hasta este momento van 150 dirigentes muertos de Marcha Patriótica, la OEA no se ocupa de esto ni de los 100.000 damnificados en Perú, nada ha dicho de Milagros Salas detenida por protestar contra Macri, de la persecución en Hondura contra Zelaya, en Guatemala a dirigentes campesinos, o de  Paraguay que dio golpe de Estado a Lugo. 


Estos gobiernos quieren darnos una lección de democracia cuando en ningunos existen  referéndum revocatorio o tiene Índices de Desarrollo Humano por debajo de los estándares de los venezolanos, según el informe de Naciones Unidas.
 La oposición lacaya representada en la MUD junto al títere Almagro con su plan intervencionista no puede seguir proporcionándonos amargos momentos en la OEA, por eso se debe evaluar nuestra permanencia y debemos fortalecer la integración de los pueblos a través de la Unasur, Alba y Celac para que estas nuevas instituciones estén al servicio de la paz en la América Latina Caribeña. Venceremos.

]]>
<![CDATA[Sinvergüenzas, por Roberto Malaver]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Sinverguenzas-por-Roberto-Malaver-20170331-0034.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Sinverguenzas-por-Roberto-Malaver-20170331-0034.html ¡Más rápido se coge al mentiroso que al cojo! Carajo, es verdad que hace mucho tiempo perdimos la vergüenza, pero estos compañeros de Brasil, Colombia, México, Paraguay, Honduras, se pasaron.  Se lanzaron de cabeza, como pájaro buchón, al mar de la sinverguenzura, y los chavistas gozando una bola porque ahora es muy jodido engañar a la gente, sobre todo con la vaina esa digital, que ahora para más ñapa, los carajos esos montaron una vaina de esas en el Teatro Teresa Carreño, y así nos va costar una bola y parte de otra engañarlos, como antes, que bastaba con hablar con Miguel Henrique —Bobolongo, Petkoff dixit— y listo, el hombre publicaba allí una vaina a favor de nosotros y se acabaron las pendejadas.

Pero estos hombres en la OEA, así, sin pena penita pena, y con una cara de vagabundo a tiempo completo, comenzaron a atacar a Venezuela sin ver el techo de vidrio que tienen arriba, y a medida que lanzaban piedras se venía abajo el techo esa vaina.

Está bien que nos ayuden para aplicar la bendita Carta esa de una vez, coño, pero tampoco así, tan sinvergüenzas, cómo carajo va a decir el compañero de México que aquí se violan los derechos humanos, qué bolas, qué manera de querernos, cuando todos sabemos que la cantidad de mujeres que han asesinado en México no se sabe todavía cuántas son, y los estudiantes desaparecidos, y los periodistas asesinados, carajo, y el muro de Trump, y a correr piojo que llegó un peine. 


Y  el compañero de Brasil que llegó a la OEA diciendo que era demócrata, ustedes han visto, como que uno se hubiese bajado ayer de La Niña o de la Pinta, ni de vaina compañero, tú estás ahí a punto de golpe, de vainas ilegales, y este dictador nuestro llegó por elecciones, pero votaron por él, por Temer no votó nadie, compañero de cantos y labores.


Y el compañero de Paraguay, coño, mijo querido, cómo vas a decir tú que no hay democracia aquí, y ustedes tienen allí al cura Fernando Lugo más perseguido que una caja del Clap, no amigo, uno puede ser sinvergüenza, pero hay que cuidar las apariencias. Ahora, cuando toda vaina se sabe, hay que andar con mucha cautela, compañeros.  Eso de ponerse públicamente a decir vainas ni en las que ustedes mismos creen, carajo, eso sí es verdad que no está dejando como cucarachita Martínez en el baile del matrimonio con el ratón.


El papá de Margot escuchó al compañero colombiano y de golpe se paró y dijo: “No sean tan mentirosos, carajo”, y se fue al cuarto y el estrépito de la puerta fue tan grande, que en ese momento en la OEA todos vieron para arriba porque se les estaba cayendo el techo de vidrio.
—Sinvergüenza es tan solo lo que eres.— me canta Margot

]]>
<![CDATA[En opinión: El velo de la derrota]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-El-velo-de--la-derrota-20170331-0036.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-El-velo-de--la-derrota-20170331-0036.html El Poder sin legitimidad sólo puede recurrir a la fuerza, y para ello levanta un escenario jurídico que le permita continuar con su acto de imposiciones, más allá de los deseos de la mayoría.

 Su estrategia pasa por desarticular al Pueblo, recurriendo al miedo como arma para la disuasión, y también a mostrar el puño siempre que pueda, sin importar que el brazo que lo sostiene haya perdido gran parte de sus músculos y realmente se encuentre debilitado. Lo importante es aparentar fortaleza, gritar fuerte, e intentar convencer a todos que nada cambiará.


Durante las últimas semanas algo de lo anterior viene ocurriendo. Contra muchos pronósticos varios Partidos Políticos importantes han logrado sortear un nuevo obstáculo y reunieron las firmas necesarias para revalidarse, ahora falta esperar por los próximos obstáculos que seguro se impondrán. Lo importante es que una vez más el Pueblo mostró su vocación democrática, miles salieron a firmar, muchos de quienes han perdido parte de su confianza en la MUD y los Partidos Políticos que la integran, pero que sin embargo siguen empujando con fuerza el vagón de la Democracia.


Mientras tanto otro evento importante ha venido ocurriendo, la movilización de los países de América para presionar al Gobierno venezolano en el cumplimiento de una serie de condiciones, las cuales por cierto supuestamente fueron acordadas en el marco del llamado Diálogo con el que se cerró el año 2016.  Más allá del formalismo de las votaciones en la OEA está claro que existe mayor conciencia en toda la región sobre la naturaleza del Gobierno de Venezuela, y más aún hay indicios que sugieren que esa conciencia se traducirá en roles más activos.


Ante estas dos realidades el Gobierno lanzó un nuevo dardo contra la Democracia, en esta ocasión utilizando al TSJ para limitar aún más la actuación de la Asamblea Nacional, vulnerando los derechos de sus parlamentarios y de quienes los eligieron. Esto pudiera tener múltiples intenciones, pero una de ellas sin duda es continuar con la labor permanente de desmotivar al venezolano, apelando a lo ya dicho de intentar convencer que nada cambiará. No importa si es una minoría, si realmente se encuentra debilitado, el Gobierno continuará intentando hasta el final mostrarse como fuerte.


Es tarea del venezolano, particularmente de los intelectuales, limpiar la escena de tanto ruido e imágenes que distorsionan la realidad, de tal forma que la verdad sea vista lo más racionalmente posible. En este sentido, hay un hecho concreto sobre el que se debe insistir, hoy el Gobierno se encuentra más débil que hace un año, y sin duda mucho más débil que hace cinco años. Claro que la llamada oposición también está debilitada y la gente en general desesperanzada. Pero creer que hoy el Gobierno está fortalecido es un error de percepción.
 

]]>
<![CDATA[La apuesta por un diálogo sincero]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-apuesta-por-un--dialogo-sincero-20170331-0029.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-apuesta-por-un--dialogo-sincero-20170331-0029.html A poco que nos adentremos en nuestra historia veremos que el recurso a las armas lo único que ha generado es más dolor, más derrota de la razón, más fracaso de la humanidad. Es hora, pues, que aprendamos a dirimir las controversias por la vía del entendimiento, de la racionalidad y del consenso. 


 De lo contrario, activaremos un mundo salvaje en el que todos estamos amenazados por la globalización del terror.  Frente a estos sembradores de la locura del caos, se requiere serenidad, sosiego y mucha calma, para tomar el valor preciso y la valentía necesaria, a fin de poder detener a estos lobos destructores de vida. 


No podemos perder más tiempo en discursos vacíos, la especie humana corre peligro de extinción en batallas inútiles. Con el camino recorrido hasta ahora, y totalmente globalizados, solicitamos armonizar diferencias, establecer pautas de concordia, abrir fronteras y detener a los sembradores del miedo. 

 Mirando nuestra realidad actual, toca hacer justicia más allá de las palabras de la ley, dignificando a todo ser humano; y, sobre todo, escuchando más. 


La base sobre la cual construir la paz, algo verdaderamente necesario para acrecentar una convivencia más humana, demanda en primer término un silencioso diálogo del alma consigo mismo entorno al ser, y después poner oído para comprender lo que se piensa. A renglón seguido, es fundamental que la moral y la ética estén presentes en todas nuestras transacciones.


 Si los líderes del mundo no contribuyen a ejemplarizar los mercados, así como a socorrer a toda persona, sólo se estará ayudando a que se acreciente la corrupción y a aquellos que, como el Isis y Al Qaeda, usan estos argumentos para reclutar a más gente para poner en riesgo la seguridad planetaria. 
Hemos de ser solidarios, ya no solo con los refugiados, también con los pobres y los excluidos. Tenemos que superar egoísmos, intereses de grupos, individualismos. 


Ya no podemos tolerar tantas desigualdades, tantas injusticias sembradas. El tiempo se agota para multitud de seres indefensos, en este caso para más de un millón de niños en el noroeste de Nigeria, Sudán del Sur, Somalia y Yemen, acaba de advertirlo el Fondo de la ONU para la Infancia, Unicef. 

 En el corazón de todo diálogo sincero está siempre la deferencia por el otro, la consideración y el afecto por nuestro análogo. 
Algo que hay que propiciar desde la misma familia (para hacer familia), y desde la escuela (para sentar conciencia), ya que es algo más que un intercambio de ideas, es una manera de acercarse para confrontar diversos puntos de vista, y así poder examinar aquello que nos une y aquello que nos separa. Desde luego, los derechos humanos han de ser el abecedario de todas las políticas.


Lo acaba de subrayar la presidenta de Chile, Michelle Bachelet ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU: "para alcanzar la paz y la seguridad, así como el desarrollo sostenible se debe poner la dignidad y los derechos de las personas al centro de las políticas y las decisiones de los gobiernos". 


Sin duda, esto exige poner más atención, mayor sintonía ante las quejas de los ciudadanos, mayor deseo de tender la mano hasta el fondo del que nos necesite, pues la comunión surge del diálogo fraterno. 
No lo olvidemos. Si en verdad queremos llegar a la plena armonía, hemos de avivar en nosotros el espíritu más intercesor. 

 Bajo esta perspectiva conciliadora que nace del auténtico diálogo, toda la comunidad mundial está llamada a adoptar lenguajes  de confluencia. No hay otro modo de humanizarse que el respeto a una convivencia en el que todo está conectado; y, para esta conexión, lo que menos falta hacen son las armas, y sí la confianza entre todos y la cooperación (colaboración) como acción recíproca. 


Quiero pensar en la gran formación de las generaciones venideras para reconducirnos ( y no destruirnos), a otra atmósfera de menos intereses y de más donación entre los humanos. Para empezar, es hora de poner fin en el mundo a las armas nucleares. 


No tienen sentido en un planeta, con una ciudadanía, dispuesta a la construcción de un mundo hermanado por el diálogo. Hagamos borrón y cuenta nueva.  
Reconciliémonos, ¡pero ya!. Sabemos que la guerra es la negación de todos los derechos y un asalto dramático a toda vida. Sin embargo, el diálogo es la afirmación de nosotros mismos y un pulso al verso, que sostenemos en forma de latido al respirar, para acrecentar el poema de la existencia. 
La opción está clara, ¿o no?

]]>
<![CDATA[En opinión: Ocio instantáneo]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Ocio-instantaneo-20170331-0027.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Ocio-instantaneo-20170331-0027.html El fenómeno de la “sociedad interconectada” que constituyen las redes sociales, ha modificado la forma de comunicarnos, transmitir contenidos, interactuar con personas, empresas u organizaciones de distinta índole y participar en comunidades virtuales informativas con diferentes intereses. 


En síntesis, es el nuevo medio de comunicación mundial. 
Sus ventajas se encuentran en la posibilidad de crear grupos de apoyo en una situación de crisis, realizar denuncias sociales, romper distancias geográficas para contactarse con familiares y amigos, hacer búsquedas de empleo, aprender idiomas, encontrar avisos de eventos culturales, etc. 


La actualización tecnológica es fundamental si no quieres quedar rezagado en este siglo, incluso en competencias profesionales.Por otro lado, este modo de comunicación tiene una alta exposición de la vida privada, tiende  a crear adicciones que nos consume mucho tiempo (estudios señalan que en promedio utilizamos 6 horas diarias y esto cambia según la edad del internauta).


Aristóteles decía que somos sociables por naturaleza y no hay duda de ello. Sin embargo, la interacción social que se configura en estos espacios es un juego de hábitos de dependencia nociva. Los usuarios muchas veces somos masas pasivas recibiendo estímulos que, en lugar de buscar contenidos culturales enriquecedores, preferimos consumir espectáculo y farándula o gastarnos una vida para ver lo que otros hacen con la suya.


 
A veces nos inclinamos no por lo que nos importa, sino por lo que ofrecen los medios que debemos pensar como si fuese un menú de opciones. Además, promocionamos  tendencias porque eso es lo que vende, sin detenernos a pensar en la vulgarización de la información o la banalización del hecho noticioso que quieren presentarnos, pues, los chismes ligeros nos motivan más por encima del reportaje formativo o la primicia científica.
En concreto, al igual que facilita la vida, del mismo modo masifica con eficacia la frivolidad. 


El funcionamiento de las redes sociales está en manos de cualquiera y lo degradamos con su utilización. Lo que pudiera ser potente para producir conocimiento, generar inteligencia colectiva y entretenernos con la ciencia,  la filosofía y el arte clásico, lo escogemos mejor para fines reduccionistas que promueven los clichés, actos triviales como los chismes y actividades intrascendentes como los videojuegos.


Por esto, no es difícil explicar que un futbolista tenga más protagonismo o  reconocimiento de la sociedad que un científico como Rafael Yuste dedicado a la investigación cerebral y que lidera actualmente el proyecto neurobiológico más ambicioso de este siglo. 


En muchos ámbitos vivimos un empobrecimiento colectivo.
En palabras de Horkheimer y Adorno, elegimos “simulacros de felicidad o de acción soñada” cuando consumimos materiales mediáticos que nos atornillan de “realidades virtuales” y nos restringe la actividad mental porque nos extraviamos en  la diversión que nos evaden de la vida misma y la bojiganga que nos separa de las verdaderas necesidades humanas. 


 ¿Será que le tenemos miedo al aislamiento social y por eso publicamos cuánta mueca hagamos? ¿Será que buscamos identidad y por ende perseguimos cuánto grupo o marca aparezca como novedosa? No pareciera, porque cuando tenemos a una persona al frente ofreciendo una conversación, optamos por sumergirnos en el teclado del teléfono inteligente que nos idiotiza muchas veces o cuando nos invitan a alguna iniciativa social que colabora con las personas de la tercera edad, preferimos dar “me gusta” y sentirnos plenos. 


Y después pedimos privacidad o exclusividad cuando desenfrenadamente lo exponemos todo al mundo virtual. Aún más, al final del día decimos “no me dio tiempo de nada” cuando nos hundimos en el ocio instantáneo. 
Esta vida moderna se alinea a no sé qué cosa. Dan muchas ganas de decir con Quino y la sabiduría de Mafalda: “paren el mundo, que me quiero bajar”.

]]>
<![CDATA[¿Pueden gobernar al país quienes son favorables a una intervención?]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Pueden-gobernar-al-pais-quienes-son-favorables--a-una-intervencion-20170331-0025.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Pueden-gobernar-al-pais-quienes-son-favorables--a-una-intervencion-20170331-0025.html Es bastante probable que la oposición reúna el respaldo suficiente para acceder a la conducción del Poder Ejecutivo en 2018, como consecuencia del malestar generado por el deterioro de las condiciones de vida, lo que ha erosionado fuertemente la base electoral del Gobierno. Sin embargo, la posición asumida por una importante porción de la dirigencia opositora en relación con las posibilidades de una intervención de la OEA en Venezuela puede convertirse en un serio obstáculo para que tenga lugar esa alternancia.


El principio de soberanía nacional fue un elemento característico de toda la élite intelectual y política que emergió en 1928 del siglo pasado. Y aunque había matices que derivaban de la Guerra Fría, en lo esencial prevalecía una visión basada en los valores de soberanía y de no injerencia extranjera en los asuntos internos. El caso actual es que esta visión ya no es compartida por los cuadros dirigentes de la oposición, de acuerdo con las opiniones emitidas en relación a una posible intervención de la Organización de Estados Americanos en Venezuela, que es, obviamente, una intervención de Estados extranjeros sobre el desenvolvimiento interno de la política venezolana, por medio de la utilización de esta institución.
La OEA es, formalmente, un organismo de encuentro entre naciones; no es un gobierno supranacional. Tal como lo establece su carta fundacional de 1948: “La Organización de los Estados Americanos no tiene más facultades que aquellas que expresamente le confiere la presente Carta, ninguna de cuyas disposiciones la autoriza a intervenir en asuntos de la jurisdicción interna de los Estados miembros”. 


Por su parte, el texto de la Carta Democrática aprobada en 2001 se inscribe dentro de este marco, por lo que contempla que la colaboración con los Estados miembros para fortalecer la democracia debe ser solicitada por el respectivo gobierno. Si se realiza sin ese consentimiento, se violenta el marco de la carta fundacional. Sólo una interpretación en estos términos de la Carta Democrática es compatible con la Constitución venezolana. 


La interpretación que le dan a la Carta Democrática sectores de la oposición es favorable a una intervención extranjera por la vía de la OEA, tal como ha sido expresado por sus más importantes voceros. Ahora bien, si sólo se tratara de opiniones emitidas en un foro de reflexión, el asunto no sería tan grave. Pero se trata de una dirigencia política que aspira a gobernar. ¿Pueden gobernar al país quienes son favorables a una intervención extrajera en los asuntos de jurisdicción interna de Venezuela? Esta actitud, contraria a la tradición histórica venezolana y a los principios elementales de defensa del interés nacional por los que se rigen en todos los países las élites dirigentes, va a crear serias dificultades a la alternancia que tendría lugar en 2018, porque, como se sabe, la soberanía no es un asunto de mayorías o minorías electorales.

]]>
<![CDATA[La esperanza sigue en la calle]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-esperanza-sigue-en-la-calle-20170329-0116.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-esperanza-sigue-en-la-calle-20170329-0116.html 26 de marzo de 1994, Paseo Los Próceres: “¿A dónde va el Comandante?, pregunta el periodista en el tumulto, y Chávez responde “A la calle, a las catacumbas, a la carga, a la toma del poder político en Venezuela”. En esas catacumbas nos encontramos con Hugo Chávez y nos sumamos al huracán bolivariano, con su carga histórica, que contenía los anhelos de varias generaciones de construir y vivir en un país soberano, decente, con justicia, igualdad, con democracia verdadera, con dignidad. Los caminos de la Patria se llenaron de la consigna “La esperanza está en la calle”.

Largo y culebrero fue el camino que desde ese día hubo de transitar nuestro Comandante Chávez, superar las falsa divisiones político culturales en el seno del pueblo, unificar a la fragmentada izquierda venezolana, saldar los viejos recelos entre civiles y militares, crear núcleos revolucionarios en todos los sectores, recorrer al país varias veces, en medio de la persecución policial, patrañas, traiciones y mezquindades.

El esfuerzo valió la pena, ya para 1997 se había logrado cohesionar un proyecto nacional, común a todo el pueblo, que se expresó en la Agenda Alternativa Bolivariana; en un instrumento político electoral el Movimiento Quinta República (MVR); en una alianza nacional, el Polo Patriótico y en un gran movimiento de masas que coronaría la victoria electoral del 6 de diciembre de 1998.

A partir del 2 de febrero de 1999, fecha en que el Comandante asumió la Presidencia de la República, la esperanza comenzó a convertirse en realidad concreta en el periodo de mayor expansión de los derechos sociales, económicos, políticos y culturales de nuestro pueblo en el marco de las más trascendentes transformaciones constitucionales e institucionales para la democratización integral de nuestra sociedad. Todo lo logrado, se ha hecho en medio de las más grandes agresiones imperialistas y de las élites fascistoide venezolanas. Nunca olvidemos eso.

Tan profunda han sido las transformaciones estructurales, que aun en medio de la agresión económica, la violencia terrorista y la virulenta injerencia extranjera vivida tras la partida física de nuestro Comandante Chávez y a pesar de las heridas en el cuerpo social y moral de la Nación, ocasionadas en 4 años de afrenta contra el pueblo, el gobierno del compañero Presidente Nicolás Maduro ha logrado sostener un Índice de Desarrollo Humano (IDH) alto, es decir que ha garantizado el acceso a la educación, a la organización política, a la ciencia y a la tecnología, a la cultura, a la recreación, a l a la vivienda, entre otros. Así lo ha certificado, en su informe 2016, el programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), recientemente entregado a nuestro país.

Hoy la esperanza sigue en la calle, hoy la esperanza de recuperar plenamente la estabilidad, económica política y social que logramos en la primera década de la Revolución Bolivariana está anidada en el corazón de nuestro pueblo que resiste, molesto; pero en batalla, descontento; pero consciente que el modelo del Socialismo Bolivariano es su modelo.

Compañeros y compañeras, a los y las cuales Chávez nos unió desde las catacumbas, hagamos las necesarias rectificaciones para que la esperanza vuelva a ser plena y hermosa realidad para nuestra gente, como lo logró nuestro Comandante. Nuestro estoico pueblo se lo merece.

]]>
<![CDATA[Validar la democracia social]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Validar-la-democracia-social-20170329-0117.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Validar-la-democracia-social-20170329-0117.html a dirigencia de Un Nuevo Tiempo está organizada y lista para enfrentar en todo el país la validación de nuestro partido. Todos los días recibimos el respaldo de más y más ciudadanos que nos apoyarán en el duro reto de derrotar esta nueva maniobra de un Gobierno mañoso y abusador.

 Aquí no se trata de firmar en apoyo a unas siglas o a una tarjeta, pues se trata de apoyar una filosofía política y gubernamental que está suficientemente probada como eficiente: la democracia social.

La democracia social ha sido y será siempre la base fundamental de quienes con las banderas de UNT ocupemos puestos de vanguardia gubernamental o legislativa. Y lo hacemos porque creemos en la eficiencia para trabajar durante las 24 horas de todos los días en la solución de los problemas de los venezolanos.

Y eso no es propaganda, sino que lo hemos demostrado con hechos y soluciones. La gestión de la democracia social en el Zulia es evidente y logró superar la intención de quienes han querido borrar las obras y programas, pero también de quienes han pretendido sabotear el trabajo en pro del pueblo. Como borrar el programa de becas "Jesús Enrique Lossada" que beneficio a más de 50  mil estudiantes con estudios en las mejores universidades y que el actual desastre de Gobierno regional enterró. 

Como olvidar que la mejor vialidad del país era la del Zulia. Como olvidar que la Gran Autopista de Occidente Lara-Zulia fue un proyecto que comenzó a ser una realidad con la gestión de la democracia social y que desafortunadamente el actual inquilino paralizó y olvidó. 

Como olvidar los programas educativos, los comedores escolares, la dotación de útiles y uniformes,  pero además la construcción de escuelas dignas para nuestros niños en todos los rincones del estado.

Como olvidar la construcción, dotación y remodelación de los centros de salud que en el marco del nuevo modelo de gestión, atendía de forma gratuita y con calidad los problemas médicos de miles y miles de zulianos. Como olvidar el programa "Signo Vital" que facilitó intervenciones quirúrgicas a centenares de ciudadanos. 

Como olvidar el cuidado del ornato,  la promoción de nuestra cultura a través de Fundagraez. Como olvidar los mercados zulianos que llevaban alimentos de calidad y a precios subsidiados y tantas otras obras de la democracia social. Como olvidar la Villa Deportiva que alojó a decenas de deportistas zulianos y del resto del país. Por esas y muchas más razones vale la pena validar a Un Nuevo Tiempo y la democracia social. Somos parte de la Unidad. De la Unidad por Venezuela. De la Unidad que busca cambiar el presente y construir futuro. Con la democracia social habrá un mejor país.


 

]]>
<![CDATA[Más sobre la Carta Democrática]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Mas-sobre-la-Carta-Democratica-20170329-0119.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Mas-sobre-la-Carta-Democratica-20170329-0119.html El gobierno sigue activo tratando de bloquear la aplicación de la Carta Democrática Interamericana ante la dramática realidad de agresión a la democracia que existe en Venezuela. Sus argumentos están sustentados en la mentira. Califican la aplicación de la CDI como un acto injerencista, lo cual es falso. 
Lo que ha buscado la Organización de Estados Americanos es preservar los principios básicos del orden democrático, principios que son universales y que todos los pueblos están obligados a preservar, no sólo en el orden interno, sino frente a la comunidad internacional. No puede un Estado cualquiera hacerse de la vista gorda ante la violación de esos principios en cualquier parte del orbe, particularmente en nuestro continente. Para eso se hizo la Carta, para que todos los estados sean garantes de la realización democrática en todos los países.

Entonces, ¿Qué tiene de injerencista la aplicación de esa carta? Absolutamente nada. ¿Por qué habla el gobierno de intervencionismo? ¿Por qué se atreven a decir que todo es una confabulación para invadir el país o para derrocar a Maduro? La respuesta es obvia. Lo que trata el gobierno es de descalificar un documento que fue suscrito por él mismo, bajo la conducción del señor Hugo Chávez, porque sabe que él mismo lo ha incumplido. 
Si en Venezuela hubiera respeto a la voluntad del pueblo, si hubiera respeto a los poderes públicos, si hubiera respeto a los procesos electorales, no sería necesaria la aplicación de la famosa carta. Pero todos sabemos cuál es nuestra realidad. 

Pero más incomprensibles aún son algunas declaraciones de dirigentes opositores que hablan de que no podemos pedir la expulsión de Venezuela de la OEA. Además dicen que la carta es inoficiosa porque los problemas de Venezuela debemos resolverlos los venezolanos. 
Y me pregunto ¿Quién le ha dicho a esos dirigentes opositores que alguien ha solicitado la expulsión de Venezuela si eso no está planteado en ningún artículo de la Carta Democrática Interamericana? Ya hemos dicho que la sanción más severa que plantea esta carta, antes de la cual deben agotarse todas las vías diplomáticas posibles, es la suspensión del estado de la OEA hasta tanto se someta al orden democrático. 
¿Quién ha negado que los problemas de Venezuela los resolvemos los venezolanos? Pero todos sabemos que el apoyo de organismos internacionales puede servir de extraordinario mecanismo de presión para restituir la democracia y que hayan elecciones que este gobierno se niega a realizar. 

La semana pasada la mayoría parlamentaria de la Asamblea Nacional decidió respaldar la aplicación de la Carta Democrática en Venezuela. Comparto plenamente y fui partícipe entusiasta de esa decisión que se materializó con la aprobación de un acuerdo votado por unanimidad. La reacción del señor que preside el poder ejecutivo no se hizo esperar.
 Calificó a los diputados que votamos a favor del acuerdo, como traidores a la patria, cobardes, miserables y "peleles". Dice que se deben publicar sus nombres para que el pueblo sepa quiénes son.

Yo le digo al irresponsable de Nicolas Maduro que mi nombre es Juan Pablo Guanipa y que me siento orgulloso de haber votado a favor de ese acuerdo. La patria es el hombre. La patria somos los ciudadanos Nicolás. Y a los únicos traidores que reconocemos los ciudadanos es a ustedes. Ustedes son los que han traicionado a este país, humillado por ustedes, sometido al hambre, al desabastecimiento de alimentos y medicinas, a la inseguridad, a la inflación, a la división de las familias, a la precariedad de servicios públicos y a la corrupción. 
Ustedes son unos traidores que se han robado más de 400 mil millones de dólares en 18 años y este pueblo, que es la Patria traicionada por ustedes, los va a sacar de allí democráticamente. Y cuando la cosas mejoren en nuestra patria y deba ser escrita nuestra historia, ustedes serán el ejemplo de lo que nunca nos volverá a pasar.

]]>
<![CDATA[Vuelta a la Urss, por Luis Britto García]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Vuelta-a-la-Urss-por-Luis-Britto-Garcia-20170329-0115.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Vuelta-a-la-Urss-por-Luis-Britto-Garcia-20170329-0115.html El mismo día que se constituyó la Unión Soviética, le declararon la guerra el ejército de la tiranía zarista, la contrarrevolución interna y  catorce países imperialistas, entre ellos Estados Unidos, que la invadió por Alaska y fue vergonzosamente derrotado.

Antes de convertirse en la segunda potencia del mundo, la Unión Soviética debió sobrevivir y superar en su territorio el devastador impacto directo de  dos Guerras Mundiales: la segunda de ellas con un costo de entre veinte y treinta millones de vidas. 


El 80% de las bajas del ejército nazi ocurrió en el frente Oriental. Estados Unidos e Inglaterra, por el contrario, nunca sufrieron una invasión territorial, y esperaron cómodamente hasta 1944 antes de poner un soldado en Europa continental.
La batalla por el destino de la humanidad se peleó en la Unión: de no haber sido por ésta, el planeta hubiera caído bajo el dominio fascista: los miembros de las razas consideradas “inferiores” hubiéramos  sido exterminados o esclavizados.

 

No estuvo exento de agresiones, sabotajes y sangre ni un solo día de las cuatro décadas que  llevaron a la Unión del atraso del arado de palo a tachonar el firmamento con las estrellas del primer satélite artificial, el primer cosmonauta,  la primera cosmonauta, el primer descenso suave no tripulado en la luna. 

 

En medio de esta guerra sanguinaria no cesaba la Unión de anotarse triunfos humanos. Primer país en conceder el voto a la mujer, en reducir la jornada laboral a 7 horas, en establecer el sistema universal de enseñanza pública y gratuita con alimentación y  guarderías asimismo gratuitas,  en implantar la protección a la salud universal y gratuita, en otorgar baja remunerada por maternidad desde el inicio del embarazo y hasta un año después del parto, vacaciones de un mes, la baja por enfermedad con salario completo, en reconocer la jubilación para los hombres a los 60 años y para las mujeres a los 55.
Mientras tanto, bueno es recordarlo, inventaban los soviéticos el arte abstracto, la arquitectura moderna, el lenguaje artístico del cine y parte de la música contemporánea.


Un Referendo sobre la Preservación de la Unión Soviética en 1991 arrojó 113.512.812 votos a favor (77,85%) y sólo 32.303.977 votos en contra (22,15%). Un sondeo efectuado por el Centro Levada en 2016 revela que 56% de los rusos considera que vivía mejor bajo el comunismo, y 53% califica favorablemente la economía centralizada.
La perspicaz Pasqualina Curcio me facilita cifras de la Ocde que explican esta adhesión. Pese a guerras y obstrucciones, el PIB per cápita mejoró en forma sostenida: en 1986 se situaba en unos 7.000 KG$; desde el neoliberalismo de  los noventa, descendió abruptamente hasta poco más de 4.000 KG$.


La esperanza de vida al nacer era de 69,17 años en 1989; para 2000 había bajado abruptamente a 66,04. La tasa de mortalidad de mujeres era en 1990 de 116,2 por 100.000; en 1994 subió desmesuradamente a 178,406; en 2004, a 176,833. La de varones era en 1900 de 316,078; de 486,421 en 1994; y creció a 465,095 en 2004 (www.ggdc.net/madison/historical-statistics/verticial-file02-200.xls). 


En general todos los indicadores de Desarrollo Humano se hundieron a partir de la aplicación de las medidas neoliberales.
Para todo revolucionario es un deber estudiar las causas que llevaron  tan formidable proyecto a su caída (por ahora).

]]>
<![CDATA[La OEA, entre el cinismo y la decencia]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-OEA-entre-el-cinismo--y-la-decencia-20170328-0007.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-OEA-entre-el-cinismo--y-la-decencia-20170328-0007.html  Está sobre un parte aguas, en una hora en la que debe avanzar hacia el porvenir de manos —para no exagerar con los estándares de la democracia— de las reglas más elementales de la decencia o volver atrás, hasta las líneas en la que el cinismo y la mordacidad se hacen característicos de los gobiernos de sus Estados miembros.


Pienso, a propósito, en la época en la que, orillando la dignidad humana de los pueblos que oprimen las dictaduras militares sentadas y dominantes en su seno, afirma, desde Caracas, en 1954, que el ejercicio “efectivo” y cabal de la democracia reclama, entre otras medidas de relieve “los sistemas de protección de los derechos y las libertades del ser humano mediante la acción internacional o colectiva”.

  
Samuel Huntington, politólogo norteamericano fallecido, describe bien las olas democratizadoras que ha vivido el mundo: una con las revoluciones francesa y americana; otra como hija de las enseñanzas de la Segunda Gran Guerra; y la que ocurre, finalmente, con la globalización, que da cuenta de los procesos democratizadores de Europa oriental. 


 Mas antes de hablarnos de su tercera ola, hacia mediados de los años ’70, al alimón con Crozier y Watanuki, Huntington da cuenta de la crisis de la democracia por la ingobernabilidad que provocan la incapacidad sobrevenida de los Estados y sus instituciones ante las demandas exponenciales de una ciudadanía en avance social autónomo, al punto de sugerir la reinvención de aquéllos y de ésta. Como es obvio, dentro de procesos de final abierto y sirvientes del Mito de Sísifo.


Pero cabe decir que para los parteros de la democracia civil contemporánea en las Américas, a diferencia de Huntington —para quien ésta se reduce a la vigencia de métodos electorales— una cosa es el origen de la democracia y otra sus condiciones obligantes de ejercicio real; para que no se presenten equívocos o confusiones entre quienes, con fuerza de carboneros, luchan por la forja de democracias verdaderas y socialmente sensibles.


Es verdad, incluso así, que en 1948, Rómulo Betancourt, asistente a la Conferencia de Bogotá, afirma que los “regímenes que no respeten los derechos humanos, que conculquen las libertades de sus ciudadanos y los tiranicen con respaldo de policías políticas totalitarias, deben ser sometidos a riguroso cordón sanitario y erradicados mediante acción pacífica colectiva de la comunidad jurídica interamericana”. Hoy, la tesis de la exclusión ha cedido, pero no los principios de la democracia y menos la tolerancia hacia sus enemigos. 


Como consta en la Carta Democrática de 2001, los miembros de la OEA deben dar asistencia “para el fortalecimiento y preservación de la institucionalidad democrática”, “adoptar decisiones dirigidas a la preservación de la institucionalidad democrática y su fortalecimiento”, “promover la normalización de la institucionalidad democrática”. Empero, ante “una ruptura o una alteración que afecte gravemente el orden democrático”, no pueden admitir que el gobierno responsable siga ejerciendo, sin más y con desprecio por sus pares, los derechos que le confiere su membrecía dentro del club de las democracias. Así de sencillo.


De modo que se trata de una suspensión —no es una expulsión— y ha lugar cuando las gestiones para que cese la ruptura se hacen infructuosas y se mantiene hasta tanto la democracia alcance su restablecimiento. 
La Carta, cabe recordarlo, no es causahabiente de un delirio de los gobiernos que la adoptan al apenas iniciarse el siglo XXI y sobre supuestos devaneos neoliberales, como lo arguyen sus enemigos socialistas de nuevo cuño.

Ella se mira, como antecedente inmediato, en la experiencia peruana de Alberto Fujimori, precursor de las neo-dictaduras que luego practican Hugo Chávez, Rafael Correa, Evo Morales, Daniel Ortega, y ahora Nicolás Maduro. Llegan al poder mediante los votos, para luego vaciar de contenido a la democracia. Y es ese, justamente, el mal contra el que intenta vacunarse el Sistema Interamericano, puesto a prueba con la cuestión de Venezuela, donde al paso hasta las elecciones se han acabado.


En 1959 nuestros gobiernos democráticos forjan un catecismo que la Carta Democrática asume como una suerte de relectura. Desde Santiago de Chile, reunida la OEA, precisan, justamente, que la democracia, para ser tal y no su caricatura, exige: “Imperio de la ley, separación de poderes públicos, y control jurisdiccional de la legalidad de los actos de gobierno; gobiernos surgidos de elecciones libres; proscripción de la perpetuación en el poder o de su ejercicio sin plazo; régimen de libertad individual y de justicia social fundado en el respeto a los derechos humanos; protección judicial efectiva de los derechos humanos; prohibición de la proscripción política sistemática; libertad de prensa, radio y televisión, y de información y expresión; desarrollo económico y condiciones justas y humanas de vida para el pueblo”.


Todas las exigencias de la democracia enumeradas y como lo confirma Luis Almagro con su memorable informe de actualización, han sido pisoteadas bajo un gobierno procaz —el de Maduro— que no es siquiera capaz de disimular. 
 

]]>
<![CDATA[Un megáfono para la MUD]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Un-megafono-para-la-MUD-20170328-0022.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Un-megafono-para-la-MUD-20170328-0022.html Desde el 17 de febrero de 2017 la nueva junta directiva de la Mesa de la Unidad Democrática no le habla al país. Analicemos las razones: 


1. No tienen nada que decir; 2. No tienen una oficina para reunirse; 3. No tienen un grupo de whatsapp para convocar la reunión; 4. No están informados que fueron nombrados responsables de la dirección ejecutiva; 5. Están en huelga por salarios caídos; 6. Se encuentran en la cola para validar los partidos políticos; 7. Tuvieron una discusión y entre ellos no se hablan; 8. Chúo no les entregó la secretaria; 9. No hay dinero para la compra del café ni del refrigerio; 10. Están esperando que pase Semana Santa; 11.  Decidieron no hablar porque si algún día se convocan las elecciones la gente votará en contra del gobierno y por tanto lo hará por los candidatos de la MUD; 12. Les hace falta un megáfono. 


El silencio no está catalogado como una estrategia acertada en momentos de un alto nivel de incertidumbre, debido a que mientras la MUD es MUDA, su adversario que es el gobierno, continúa en la calle repartiendo ilusiones y la gente desilusionada agarra aunque sea fallo. 


Muchas expectativas se han vendido con el tema de la aplicación de la Carta Democrática en la cual ni la vocería de la MUD ni los partidos políticos no han sabido trasmitir el mensaje a sus seguidores de sus alcances. 
No pueden cometer los mismos errores y crear falsas expectativas en hacer creer que con la activación de la Carta Democrática se obligará al Gobierno a renunciar, a convocar elecciones de inmediato, y que todo “como por arte de magia” se resolverá.
Asímismo, se debe explicar qué pasaría si el gobierno venezolano decide retirarse de la Organización de los Estados Americanos, o simplemente no le para, en caso de que la Carta Democrática consiga el apoyo de los países miembros. 


Porque paralelamente a este evento, el gobierno anunció la ampliación de los Clap hasta para la venta de celulares, a la vez que hizo una actividad cotidiana en todas las oficinas públicas las jornadas del carnet de la patria, pues el gobierno sigue enfocado en mantenerse en el poder hasta el año 2018, a como dé lugar. 
El gobierno es quien establece la agenda setting, es decir el centimetraje de la información en general lo domina el gobierno, lanza informaciones sobre las aspiraciones presidenciales de los miembros de la Mesa de la Unidad Democrática luego que  cada partido presentara su gallo al ruedo. 


El silencio que mantiene la MUD en el ámbito nacional se repite en las directivas regionales y municipales, lo que agrava aún más el escandaloso silencio. El presidente Maduro se reunió con representantes de las Naciones Unidas y conversó sobre el tema de los medicamentos, en paralelo anunció que Venezuela ingresó al Banco Asiático de Inversión. Mientras tanto, en Venezuela la escasez de gasolina (que tiene tres años presente en los estados fronterizos) se hizo noticia porque faltó en Caracas, Valencia, Barquisimeto, lo que afirma que mientras la sociedad caraqueña no reaccione las posibilidades de presión social desde la provincia tiene pocas posibilidades de asustar al gobierno. La rebelión de las regiones son necesarias y hasta este momento en Venezuela no han logrado tumbar gobiernos. 


Mientras, el CNE solo habla del proceso de validación de partidos políticos y no anuncia fecha de elecciones a gobernadores y alcaldes hasta que no termite el proceso de validación, lo que deja claro que para el año 2017 el gobierno solo anunciará elecciones regionales si siente una presión nacional e internacional que ellos no puedan controlar.


Otras de las tareas pendientes de la MUD es el caso de la Asamblea Nacional, ¿qué hacer para que salga de la fosa en la cual se encuentra? bajar los niveles de rumores que se manejan dentro de miembros de los partidos de la MUD que dicen que son quintas columnas del gobierno, de ser así, expúlselos y si no hay pruebas, no tiene sentido que sigan con las acusaciones, y que empiecen a tomar en cuenta las necesidades del pueblo. Como en reiteradas ocasiones lo he afirmado: “Si los gobernantes no saben escuchar el clamor de un pueblo, el pueblo desesperado buscara quién lo escuche”. Nada puede ser peor hasta qué se pone peor. 

]]>
<![CDATA[En opinión: Venezuela primero]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Venezuela-primero-20170327-0092.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Venezuela-primero-20170327-0092.html

El fracaso del actual modelo que hoy gobierna a nuestro país nos ha conducido a una crisis de tal tamaño, que nos obliga a todos a poner el mejor y más desprendido esfuerzo para cumplir con la responsabilidad histórica que tenemos los venezolanos de este tiempo.


Para ello, debemos tener en cuenta que una lucha para triunfar no solo debe ser justa, sino que su conducción, los métodos que se utilicen, y sus objetivos, deben ser los apropiados, no solo para triunfar sino también para ofrecer soluciones que efectivamente sean capaces de superar la crisis para que la nación se desenvuelva en un ambiente de libertad y en medio de un desarrollo económico, social y cultural, que haga realidad los derechos consagrados en nuestra Constitución.


Las circunstancias actuales nos obligan a repetir que la Unidad sincera de todos los que queremos un cambio es una pre-condición esencial para lograr los propósitos que nos motivan. La definición de una estrategia común que todos los factores de la Unidad Democrática respetemos es vital, así como lo es la organización del pueblo concientizado sobre la necesidad del cambio, para que su presencia activa en la lucha garantice el triunfo.


Hemos escogido la vía electoral para lograr nuestros objetivos,y la debemos transitar conscientes de que es la mejor y la posible en el corto plazo, y que es cónsona con nuestros valores democráticos, pero también hay razones de largo plazo que son definitivas para escoger esta vía que además responde a nuestra vocación pacífica, y es que para poder reconstruir a nuestro país, a nuestras instituciones, y rescatar los valores perdidos, es necesario que todos los venezolanos nos sintamos motivados y convencidos sobre nuestro deber de participar en ese esfuerzo tan exigente de la reconstrucción nacional.

Para ello, nuestro triunfo debe tener un origen pacífico y un discurso incluyente que haga posible la reconciliación nacional como plataforma de relanzamiento de la Venezuela posible.
Para que esa ruta comience a producir resultados,es necesario concentrar nuestros esfuerzos en un objetivo común como lo es el que se convoquen las elecciones, primero la de gobernadores y alcaldes, luego las de la Presidencia de la República.


 Es decir, lograr de manera inmediata un Cronograma Electoral definido formalmente debe ser el punto de encuentro, que nos una a todos los que queremos el cambio de gobierno y de modelo.
Sabemos que el CNE, obedeciendo a las presiones del gobierno, está aplicando tácticas dilatorias para no convocar las elecciones, y eso lo debemos denunciar porque es verdad, para presionar la convocatoria a elecciones conforme a la Constitución. 


La validación de los partidos políticos es una de esas acciones dilatorias, pero en ningún caso podemos abandonar espacios democráticos de lucha, en una democracia los partidos políticos son instrumentos del pueblo para organizar su participación política, por eso, todos los partidos deben hacer un esfuerzo por validarse por encima de los obstáculos, y una vez validados convertirse en voz de los que no lo hicieron. Apoyemos a los partidos que trabajan y se movilizan para seguir luchando.


Por todo lo anterior, expreso mi preocupación por las candidaturas opositoras adelantadas, porque independientemente de los méritos que tienen quienes las representan, no debemos adelantarnos de manera inoportuna; primero se debe lograr que haya elecciones, luego haremos las primarias donde se escogerán los candidatos de la Unidad que todos apoyaremos. 


Iniciar las carreras candidaturales a cualquier cargo antes de tiempo, implica dos riesgos graves: en primer lugar, dificulta la Unidad tan necesaria en estos momentos; y en segundo lugar, puede trasmitir la sensación de que Venezuela no es lo primero.


Finalmente, en paralelo, debemos seguir trabajando en nuestra oferta central al pueblo venezolano, el Gobierno de Unidad Nacional, el cual debe cumplir con el compromiso de que con plena vigencia de la Constitución Nacional y en paz, podamos poner en marcha un gobierno que logre impulsar el crecimiento económico con equidad social.


Ratificar las bases para la refundación del Estado democrático; apoyar con fuerza el proceso de descentralización; organizar la lucha integral y frontal contra la inseguridad ciudadana y el flagelo del narcotráfico; reactivar la economía nacional teniendo como líneas centrales el apoyo a la producción nacional, y el respeto a la propiedad privada; un programa integral de lucha contra la pobreza y de apoyo a los más necesitados; así como también, la implementación de políticas radicales y reformas institucionales para garantizar la mayor eficiencia en contra de la corrupción que tanto daño le ha hecho a la República.

]]>
<![CDATA[La pistola del nazi y el diálogo]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-pistola-del-nazi-y-el-dialogo-20170327-0091.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-pistola-del-nazi-y-el-dialogo-20170327-0091.html Göering solía expresarse de esa manera para poner de manifiesto su desprecio por la cultura. Ahora ocurre  lo mismo en Venezuela con el diálogo.
 

  2) Al principio la oposición lo pedía. El propósito, por ejemplo, cuando gobernaba Chávez —en la primera etapa—, era colocar al líder bolivariano contra la pared. Pero no lo lograron. Chávez era demasiado inteligente y astuto y, de inmediato, tomó la iniciativa. Entonces el país vivía tiempos de golpes, de paralización de la industria petrolera y de terrorismo. El resultado fue que los dirigentes de la oposición, de la conjura contra la Constitución, patearon la mesa que se instaló por iniciativa de Chávez porque tenían en la manga un segundo golpe. La máscara de dialogantes se les cayó.
   

 3) Esa situación se repitió sistemáticamente: la oposición invocando a cada momento la necesidad de dialogar y el chavismo aceptando de inmediato. En cada caso la oposición quedaba al descubierto. Para no extenderme en esta reseña recuerdo lo sucedido inmediatamente después de la victoria de Maduro frente a Capriles, la reacción de éste desconociendo el resultado y llamando a la violencia. La respuesta del Presidente recién electo fue dialogar. Una oferta oportuna, que de haber aceptado la oposición, le habría dado una vuelco a la política. Los venezolanos observaron con sorpresa esa oferta concreta de Maduro a dialogar. La reunión en Miraflores de gobierno y oposición, trasmitida en cadena nacional, fue recibida con estupor por la opinión pública y, al mismo tiempo, con esperanza. Fue éste, quizá, el primer intento serio por romper la polarización y demostrar que los venezolanos podíamos hacer política y rechazar la violencia. 
Pero la esperanza se disipó con rapidez, porque la dirigencia opositora entró en un proceso de cuestionamiento del diálogo y arremetió  con arrogancia —presionada por sectores internos radicalizados y por Washington—, con la descalificación brutal del episodio. Es decir, que otra vez la máscara del dialogo de la oposición rodó por el suelo.
     

 4) ¿Qué sucede hoy? Que la historia se repite. Que la sola mención de la palabra diálogo desata la furia en la oposición. Pero ahora con carácter definitivo. Porque ésta optó por patearla con salvajismo. Se trata de la decisión final  de un conjunto de factores,  en el país e internacionalmente, que apuestan a la liquidación total de la posibilidad de que los venezolanos resolvamos pacíficamente la situación y no se consume el plan de acabar, por la vía violenta, con el orden constitucional. Propósito que pasa por el derrocamiento de Maduro, que se impongan el revanchismo y el odio como ha ocurrido en otros países. Es lo que explica el coro formado en el mundo que demanda la solución del “caso venezolano” como sea. Ya no hay secreto en el planteamiento. La decisión es disparar a mansalva contra la posibilidad de que el diálogo frustre la aventura.


Almagro
    Este personaje extravagante que conduce la política injerencista contra Venezuela en la OEA —aupada por la más antinacional oposición que el país haya conocido—, es una vergüenza para la región latinoamericana. Pero la OEA se merece un Almagro. Un funcionario gris, oportunista, que vive el rol que siempre aspiró en la trastienda de la diplomacia. No le podía pasar nada peor al histórico dirigente popular uruguayo Pepe Mújica, que haberse resteado con la candidatura de Almagro para la Secretaría General de la OEA, en sustitución del chileno Insulza.
 Hay que señalar que para un hombre honorable como el expresidente uruguayo, debe ser motivo de frustración que su recomendado resultara un bribón capaz de cualquier felonía. Así como pienso que Maduro debe recordar como una pesadilla el momento en que aceptó el consejo de apoyar al recomendado del líder uruguayo. Pero así son las cosas. Nadie sabe en  qué momento se cae en una trampa cuando se atienden recomendaciones de amigos.


Claves secretas
• Lo cierto es que todo indica que los venezolanos vivimos tiempos de claras definiciones. El pueblo está consciente: rechaza la injerencia obscena de la alianza de la derecha internacional en la política interna del país. No quiere violencia. Está masivamente con el dialogo y con firmeza se pronuncia en todas las encuesta a favor de que no se atente contra la Constitución y que Maduro termine su periodo presidencial…
•Pero la gravedad del complot tiene que ser asumida a plenitud. Hay que informar al pueblo cabalmente, con rigor, sobre la emergencia por la que atravesamos. La información es básica en las actuales circunstancias. Sobre todo en cuanto al funcionamiento de los servicios públicos, la reserva en materia de abastecimiento, la real capacidad operativa de la Fuerza Armada Nacional  Bolivariana y todo cuanto tiene que ver con la seguridad nacional… 
•Lo que  planteo no es para alarmar, para sembrar angustia, sino todo lo contrario: para fortalecer la moral. Que sólo es posible  cuando se tiene plena conciencia de la amenaza…
•Hay que explicar que la defensa del país es obligación de todos, pero que hay sectores que sirven a los intereses de la conjura…
•Ejemplo,  es indigno —rayano en la traición  a la patria— que haya partidos, grupos sociales, dirigentes políticos y gremiales que abiertamente auspicien y exijan que la Carta Democrática se aplique a Venezuela. Que alimenten la información con la cual se maneja un personaje abyecto como Almagro en el seno de la OEA, y aquellos gobiernos que se cuadran con la infamia de que hay que hacer lo que sea, como soliviantar la Fuerza Armada Nacional Bolivariana para que se vuelva contra la Constitución; para que se estimule la versión de que en Venezuela hay una crisis humanitaria; que el Estado de derecho y la democracia sucumbieron y que lo que existe es una dictadura…
•Es la oposición la que enfatiza tales versiones falsas acerca del país y las pone a circular en el exterior. Por tanto, hay que dejar constancia, para que quede la reseña en la historia, de la responsabilidad de aquellos que se empeñan en lanzar al país al abismo. Su actitud, en una emergencia como la que existe, es oprobiosa…
• Veamos porqué: porque lo que se presenta como realidad del país no es tal. Es una falsedad montada aviesamente. En Venezuela hay democracia, hay libertad. Sino fuera así la oposición no podría manejarse como lo hace, de espaldas a principios fundamentales. Una dictadura no toleraría los desmanes en que  incurre la oposición; la conspiración permanente en que está involucrada, y la constante prédica para que se produzca una intervención extranjera. Un gobierno totalitario jamás permitiría los aberrantes excesos de los medios, ni lo agravios a los poderes públicos que a diario se producen…
• En concreto, la estrategia es lograr que en la OEA se apruebe la aplicación de la Carta Democrática a Venezuela, con las consecuencias que el acto tendría, que no son las que formalmente consagra el documento, sino el paso destinado a legitimar cualquier tipo de agresión. Pero como eso es imposible matemática y políticamente, Almagro y sus secuaces se quedarán con los crespos hechos. ¿Qué harán entonces? Persistir  en el plan que los inspira…
•Por cierto, el estado de alerta debe ser  permanente: cinco oficiales de la Armada están detenidos y se investiga la situación en el Componente.

]]>
<![CDATA[Ambiente electoral]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Ambiente-electoral-20170327-0093.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Ambiente-electoral-20170327-0093.html  Las organizaciones políticas que actúan con sentido de lo ideal —saben cómo deberían ser sus políticas— se aproximan a la excelencia. Esto, estimados lectores, demanda enfoque sensible y práctico. Los principios configuran el ¿por qué hacer las cosas? Y estos, son leyes universales y naturales que dan el norte, tal cual lo hace una brújula.

Los valores (creencias) dicen ¿cómo hacer las cosas?  Definen el papel a jugar y trazan el mapa del entorno. Los mapas son útiles cuando se tiene información correcta y lecturas precisas y exactas. Los principios nos proveen de visión y orientan a la formulación de la misión. Determinan el puerto y luego guían para elaborar el mapa que determina el rumbo. En torno a lo cual diría Séneca, antes de Jesucristo, “no tiene viento favorable quien no sabe a dónde va


   Veamos entonces el mundo político de hoy. La oposición solicita la intervención de la OEA, para aplicar la Carta Democrática a Venezuela y se hace algarabía teniendo como peón al Secretario General Luis Almagro. Con esto, crean la sensación de que ya nos van a intervenir. Un grupo de países se unen a la solicitud. Importantes representantes de la oposición continúan viajando a Washington en busca de la “Carta” y de la foto.

En una evidente maniobra por afectar la opinión pública nacional y crear expectativas de respaldo internacional. Se denuncia el rompimiento del hilo democrático, en razón de que el gobierno secuestró el año pasado, las elecciones regionales y el Referendo Revocatorio, no hay independencia de poderes y las cárceles están llenas de presos políticos. 


   Así como la validación ha sido útil para lubricar la maquinaria partidista, las primarías pondrán “la organización” —principal factor para ganar unas elecciones— en óptimas condiciones en la necesidad de movilizar su militancia y captar votos. Contamos con un presidente y Asamblea Nacional democráticamente electos, los demás poderes públicos legítimamente designados y unos partidos políticos en proceso de validación que ya entrarán en un extraordinario torneo nacional de elecciones primarias.   ¿Entonces, en qué quedamos, hay rompimiento del hilo constitucional…sí o no?
   

  A la oposición les une el antichavismo. Les motiva, el mal gobierno que han hecho los socialistas.  Un gobierno con el respaldo, según las últimas encuestas, que ronda el 22% de los electores. Vemos en los medios de comunicación publicidad y propaganda dirigida a elevar el respaldo al presidente Maduro, quien ha mejorado levemente su popularidad. Sin embargo, una larga mayoría es opositora al gobierno. Tendría que cambiar la tendencia y esto sería solo consecuencia  de un cambio radical en la gestión de gobierno y en la eficacia de sus políticas públicas.


 

]]>
<![CDATA[Y ahora las panaderías]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Y-ahora-las-panaderias-20170326-0023.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Y-ahora-las-panaderias-20170326-0023.html Por  Eduardo Fernández 
 Presidente de Ifedec

 

 | Dicen que los Borbones, “ni aprenden ni olvidan”. Podríamos decir del Gobierno venezolano que ni aprende ni rectifica ni escarmienta.
Expropiaron Agroisleña y se acabó la producción agrícola y pecuaria en el país. Expropiaron las empresas productoras de café y los venezolanos nos quedamos sin café.

Expropiaron las empresas lácteas y nos quedamos sin leche. Expropiaron Sidor y nos quedamos sin acero. Expropiaron los centrales azucareros y nos quedamos sin azúcar. Ofrecieron la Ruta de la Empanada y las arepas socialistas, y ambas brillan por su ausencia. Ahora le toca el turno a las panaderías y nos quedaremos sin pan.

Esas expropiaciones solo han servido para poner en evidencia la incompetencia del Gobierno, pero también el despilfarro de la inmensa riqueza que le ha tocado manejar y, además, la manera de construir oportunidades para la corrupción.

Despilfarro, corrupción e ineficiencia son las tres palabras que caracterizan la gestión del Gobierno. En el marco de esa política que se hace en nombre del socialismo, de la revolución y de los intereses de los pobres, lo que se ha producido es hambre, desabastecimiento, inflación, deterioro del poder adquisitivo del ingreso familiar, colas, corrupción, alto costo de la vida y desnutrición.

¿Será que no se dan cuenta? ¿Será que los dogmas ideológicos pueden más que las enseñanzas de la realidad? ¿Será que nadie les ha informado que hay hambre y desnutrición y que los ciudadanos no consiguen alimentos ni medicinas?

El Gobierno ni aprende ni rectifica. Por causa de esas políticas equivocadas ha empobrecido a un país que no tendría que estar pasando tantas penurias. Un país que tiene recursos suficientes para vivir mejor, mucho mejor.

Gracias a esas políticas equivocadas, el Gobierno perdería cualquier elección que se convoque en cualquier nivel. Por eso le huye a las elecciones. Por eso toma la peligrosa deriva del autoritarismo y de la reducción de los espacios democráticos. Lo mismo que ha ocurrido en todos los países en los que se ha ensayado el modelo del socialismo real.

El Estado existe para cosas muy importantes: proteger la vida de los ciudadanos y sus propiedades. En Venezuela, ni la vida ni las propiedades están protegidas por el Estado.

El Gobierno ni aprende ni rectifica. Está empeñado en cavar su propia tumba. Pero lo más grave es que está cavando la tumba de muchos venezolanos. Seguiremos conversando.

]]>
<![CDATA[Hora de ignominia]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Hora-de-ignominia-20170326-0021.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Hora-de-ignominia-20170326-0021.html Por Earle Herrera
  Profesor de la UCV

 

 La Asamblea Nacional acaba de aprobar el acuerdo más oprobioso en la historia del Parlamento venezolano, y cuidado si latinoamericano. 

Al respaldar la obsesión de Luis Almagro de aplicar a Venezuela la Carta Interamericana, este Poder Legislativo en desacato abona el terreno para expulsar a Venezuela de la OEA y tiende la cama para una eventual intervención imperial disfrazada con el manto de “coalición internacional”. En esto no coincide, sino que sigue a pie juntillas el guión de Donald Trump, quien desde que llegó a la Casa Blanca telefonea a los presidentes del continente para hablarles de un solo tema: Venezuela.

Cada letra se nos atasca y cada palabra de este escrito nos atraganta. Sabemos que la derecha es capaz de cualquier cosa, pero todavía creíamos que algún resto de pudor, para no hablar de dignidad, quedaba en los que hoy hacen vida en el viejo Palacio Federal. 

Por allí pasaron, ¡por Dios!, los adecos dignos de la resistencia, los comunistas heroicos de todas las persecuciones, los soñadores fundadores del MIR y aquella juventud de URD de hombres verticales como Alirio Ugarte Pelayo, José Vicente Rangel y Fabricio Ojeda. ¡Qué cataplasma de ignominia cayó sobre esta cosa esperpéntica hoy llamada Asamblea Nacional!

Las balbuceantes explicaciones de semejante conducta dilatan la pena ajena y propia. Algunos como Florido consideran que nada tienen que aclarar, y tienen razón: son lacayos estructurales y lo asumen hasta con desafiante orgullo.

Pero hay otros que alguna vez militaron en la izquierda, en la socialdemocracia nacionalista o en el cristianismo comunitario y se enredan explicando que no piden la aplicación del artículo que establece la expulsión de la OEA y abre las puertas a una intervención, sino del otro que ordena la realización de elecciones. Que se lo expliquen a los intervencionistas o invasores.

Lo que ocurrió el aciago martes 21 de marzo de 2017 en la AN debe ser difundido, discutido y denunciado hasta en el último rincón de la patria. Una mayoría lacaya mancilló el Acta de Independencia firmada el 5 de julio de 1811 y la Constitución Nacional aprobada por el pueblo en el referéndum del 15 de diciembre de 1999.

 No están en disputa una silla o una curul. Está en juego la patria.
 

]]>
<![CDATA[¿Por qué se ataca a la nueva Pdvsa roja rojita?]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Por-que-se-ataca-a-la-nueva-Pdvsa-roja-rojita-20170326-0020.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Por-que-se-ataca-a-la-nueva-Pdvsa-roja-rojita-20170326-0020.html Por Rafael Ramírez

Embajador de 
venezuela ante la onu
Twitter: @RRamirezVE
rafaelramirezve@gmail.com

 

 La Nueva Pdvsa se caracteriza por su fuerte contenido popular, su compromiso con la Política de Plena Soberanía Petrolera, su subordi-nación al Estado y servicio al país.

 Probablemente, Pdvsa y Nuestras Fuerzas Armadas fueron las únicas instituciones que se transformaron radicalmente producto de la derrota de dos complejas y violentas acciones de desestabilización adelantadas por los factores de oposición en contra del Presidente Chávez: El Golpe de Estado y el Sabotaje Petrolero. 

De esas batallas, profundamente vinculadas entre sí, emergieron victoriosas la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y la Nueva Pdvsa Roja Rojita. 

No es casual que estas dos instituciones hayan sido y sean objeto de  agresión contra el país, ambas están vinculadas al ejercicio pleno de nuestra soberanía. Así, la Política de Plena Soberanía Petrolera y la Doctrina Militar Bolivariana se pudieron desarrollar como un legado del Presidente Chávez. Por otra parte, estas dos nuevas instituciones permitieron estabilizar y desarrollar el programa de profundas transformaciones políticas, económicas y sociales de la Revolución Bolivariana. 

Para los que tengan corta memoria o a las nuevas generaciones, probablemente le resulte difícil imaginar cómo eran estas instituciones antes del Presidente Chávez, habría que extenderse más en este tema para poder valorar en su justa dimensión estratégica la transformación de las mismas. 

Me corresponde hablar de la Nueva Pdvsa, pues tuve el honor de ser Ministro de Petróleo durante doce años y su Presidente por diez años. Hay que decirlo con claridad, nuestra Nueva Pdvsa, fue inspirada por el Presidente Chávez. La derrota del Sabotaje Petrolero fue una batalla popular, donde nuestros trabajadores, técnicos y gerentes patriotas, restablecieron las operaciones con el apoyo y acompañamiento de las instituciones del Estado, Fuerzas Armadas, voluntarios, jubilados y del pueblo que se volcó a nuestras instalaciones a defenderlas. 

El Presidente Chávez dirigió personalmente esta batalla, desde su puesto de comando en Miraflores, donde nos instalamos junto al resto del grupo “Colina”. El Presidente hablaba personalmente con los trabajadores que estaban al frente de la batalla, con los Ministros, coordinando la respuesta del gobierno. Luego, nuestro despliegue a las distintas áreas operacionales, el grupo “Colina” al frente de las operaciones, recuperando las instalaciones una a una, con un estrecho acompañamiento de los factores de la revolución y del pueblo, en una gesta verdaderamente heroica, donde el Presidente Chávez reconoció el patriotismo de nuestros trabajadores y militares en cada una de las instalaciones que se iban liberando, a la vez que desplegó una intensa campaña política y comunicacional para explicarle al país todo el proceso de normalización y las causas y motivaciones del Sabotaje, un acto tan lesivo a los intereses nacionales. 

Fue una batalla sin mezquindades, sin protagonismos, unitaria. En las peores condiciones económicas, solo producíamos 23 mil barriles diarios de petróleo, suspendidas las exportaciones, sin dinero, sin gasolina, sin gas, con el paro de Fedecamaras y la constante incitación a la violencia de los medios de comunicación y los factores de la oposición, los mismos que hoy nos agreden, el pueblo estaba resteado con Chávez. Se impuso la pasión revolucionaria, las razones sagradas para luchar y la determinación de vencer. 

Fue una extraordinaria lección política la que dio el Comandante Chávez y nuestro Pueblo a la extrema derecha y al imperialismo.

La vieja Pdvsa, heredera de la conducta y visión de las transnacionales petroleras, profundamente antipopular y antinacional, dirigida por una élite que impulsó la entrega de nuestro petróleo con la apertura petrolera, de espaldas al Estado Venezolano, quedaba hecha añicos por su propia mano; ellos destrozaron la Empresa, provocaron daños directos por más de 17 mil millones de dólares, además de entregar los Convenios Operativos, la Faja Petrolífera, los taladros, actividades de inyección, transporte, cerebro informático, muelles, terminales, en fin, era la desaparición de nuestra empresa nacional.

El valor más importante de la Nueva Pdvsa, son sus trabajadores, signados por el ejemplo de Chávez, fogueados en la batalla, con conciencia revolucionaria, motivación, honestidad y trabajo constante, custodios del activo más importante de la República.

 La Nueva Pdvsa se caracteriza por su fuerte contenido popular, su compromiso con la Política de Plena Soberanía Petrolera, su subordinación al Estado y servicio al país.

La batalla por la derrota del sabotaje petrolero, unificó a los patriotas y revolucionarios dentro de la empresa, imponiendo una nueva relación de trabajo revolucionaria y directa, pero con la necesaria rigurosidad, conocimiento y disciplina que se impone para operar una empresa como Pdvsa y un negocio tan complejo como el petrolero. Los compañeros que asumieron la conducción de la empresa tenían, por un lado un firme compromiso con la patria y por el otro una dilatada experiencia y capacidad técnica. 

La Nueva Pdvsa se convirtió en un instrumento técnico-político poderoso para establecer nuestra Plena Soberanía Petrolera. El Estado, a través del Ministerio de Energía y Minas  tuvo un aliado para hacer frente a las transnacionales, para restablecer su autoridad, nuestras leyes y políticas. 
Sin la Nueva Pdvsa, no hubiese sido posible derrotar la apertura petrolera e implantar nuestra propia política, hubiese sido imposible nacionalizar la Faja Petrolífera del Orinoco, los Convenios Operativos y subordinar las transnacionales al poder del Estado.

 La Nueva Pdvsa asumió, con éxito, todas las operaciones que habían sido entregadas durante la apertura, recuperó para el país: campos de producción, mejoradores,  terminales, taladros, comercialización, instalaciones de inyección, nuestro cerebro informático, etc.  

La Nueva Pdvsa se involucró hasta las últimas consecuencias, en la batalla contra la pobreza, por la inclusión social, por el socialismo. Sin cálculos egoístas, atendimos al llamado del Comandante Chávez. 

Por primera vez, el ingreso del Petróleo se invirtió en el pueblo, en la lucha contra la pobreza, en las Misiones, en la batalla por la igualdad social, en desarrollo humano. 

Lo verdaderamente revolucionario, fue el involucramiento de todos los trabajadores, de toda la empresa al trabajo político y social en el seno del pueblo, esa era la prédica del Comandante Chávez: no ser indiferentes a nuestro entorno, a nuestra realidad, no podía seguir  fluyendo el Petróleo, atravesando campos y ciudades signados por la pobreza, sin que hiciéramos nada para cambiar esta realidad. No podía ser una empresa de privilegios y conductas que al final nos hubiese convertido en una nueva “élite meritocrática”. 

Había que transformarlo todo y mantener a nuestra empresa comprometida y movilizada con Chávez y el pueblo. Ese tipo de trabajo, voluntario, fuera de la oficina, con los humildes es la única forma de mantener una conducta nacional y revolucionaria, un antídoto para no reproducir la “vieja Pdvsa”.
 

Pdvsa asumió responsabilidades adicionales asignadas directamente por el Presidente Chávez en su empeño de transformar el país. Había que asumir esas tareas para salir del abismo y saldar la terrible deuda social con el pueblo. 

Se crearon los Distritos Sociales de Pdvsa y a partir de allí se hicieron escuelas, liceos, universidades, hospitales, fábricas, todo tipo de infraestructura social, se entregaron y acondicionaron para las nuevas universidades nuestras instalaciones en todas las áreas: la Universidad Bolivariana, la Unefa, Aldeas Universitarias. 

Se creó Pdvsa La Estancia con su extraordinaria acción social y cultural. Nos hicimos cargo de la Misión Ribas, de la Gran Misión Vivienda Venezuela, apoyamos todas las Misiones (Robinson, Sucre, Barrio Adentro, etc.) en su despliegue y desarrollo de infraestructura en el territorio nacional, derrotamos el desabastecimiento con la creación de PDVAL. 

Iniciamos y dimos forma concreta al desarrollo de la Faja Petrolífera del Orinoco, el proyecto estructurante más importante del país. Iniciamos los polos de desarrollo en base a la explotación del gas costa afuera tanto en el Estado Sucre como en el Golfo de Venezuela. 

Cuando se presentó la crisis eléctrica, atendimos el llamado de emergencia y construimos centrales termoeléctricas de las más modernas del mundo. Asumimos una cantidad importante de tareas de apoyo y ejecución de obras y proyectos asignados directamente por el Presidente Chávez. Le dimos forma y funcionamiento a Petrocaribe y apoyamos todos los acuerdos de cooperación con Latinoamérica, China y Rusia, para construir nuestra nueva geopolítica.

Toda esta actividad está perfectamente documentada y respaldada y está allí, en todo el territorio nacional, en beneficio del pueblo. Así debe ser reconocido, sin egoísmos ni pequeñeces, el gran aporte de la Nueva PDVSA al desarrollo nacional. 

A partir del año 2009, cuando colapsaron los precios del petróleo de 130 $/Barril a 35 $/Barril y Estados Unidos impuso sanciones a Pdvsa, cuestionando las relaciones de nuestro país con Irán, presentamos al Presidente Chávez  un plan estratégico de Soberanía Económica para hacer frente a esta coyuntura. Se trataba de garantizar la construcción en el país de l os suministros de bienes y servicios esenciales o costosos para el funcionamiento de la Industria y reducir la dependencia tecnológica. 

En el marco de esta política se crearon las filiales No petroleras: PDVSA Industrial, fábricas de Tubos, de válvulas, de estructuras metálicas; PDVSA Servicios Petroleros; Pdvsa Gas Comunal; Pdvsa Agrícola;  Pdvsa Naval; Pdvsa Mantenimiento; la ENT, entre otras. También se buscaba impulsar la industrialización del país, se establecieron alianzas con sectores nacionales. Como resultado de esto, se ahorraron divisas y se activó el empleo, se construyeron tuberías para los gasoductos y oleoductos, válvulas, la Plataforma 4 de febrero, aditivos de perforación, se ensamblaron taladros, se distribuyó la gasolina, el gas y llevamos al mundo nuestro petróleo con barcos propios o en alianzas internacionales. 

La Nueva PDVSA, se convirtió en Roja Rojita, al calor de la participación política de nuestros trabajadores en defensa del  proyecto Bolivariano y del Comandante Chávez. Los obreros, gerentes y técnicos, agrupados en las distintas organizaciones de los trabajadores, se movilizaron permanentemente y dieron la cara a la oligarquía, en defensa de nuestras conquistas. Se convirtió en una vanguardia, con gran capacidad de movilización, uno de los motores de la revolución. Un reservorio de conciencia y pasión patria, un baluarte y pilar de la revolución Bolivariana, como constantemente lo reconocía el Comandante Chávez, aún en las circunstancias más difíciles, frente al compromiso y entrega de nuestros trabajadores: “… aquí lo que se respira es Patria!”.

Así, la Nueva Pdvsa Roja Rojita tiene, además de todas sus capacidades y fortalezas técnicas, su papel estratégico para nuestro país y el ejercicio de nuestra soberanía, un profundo y poderoso referente político del Comandante Chávez, fue su creación, su inspiración. Por eso nos atacan sin tregua, tratan de confundir, su objetivo final es acabar con su obra, con la Revolución Bolivariana. ¡Venceremos!
 
  
 
  

]]>
<![CDATA[Integración financiera]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Integracion-financiera-20170323-0076.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Integracion-financiera-20170323-0076.html Los sistemas financieros y la banca en general se han dado cuenta desde hace tiempo de que es una tarea inaplazable incorporar en forma masiva y cuanto antes mejor, a grandes cantidades de personas que, en todo el mundo, permanecen inexplicablemente fuera del ámbito bancario, Venezuela no es la excepción. Si bien en nuestro país hemos visto un crecimiento importante de la población bancarizada en los últimos años falta mucho por hacer.

Se puede afirmar que, la búsqueda de nuevas formas de incluir a vastos sectores de la sociedad como usuarios de la banca, y por tanto, como actores de la economía moderna y formal, es ya una tendencia irreversible, especialmente en Venezuela, donde las instituciones financieras han estudiado, puesto en práctica y masificado muchas vías posibles de extender sus servicios hacia todos los estratos sin excepción.

Estudios señalan que dos de cada tres ciudadanos que reciben un microcrédito -el instrumento más básico hacia la inclusión financiera- logran incrementar sus ventas y ganancias; de ellos, entre 50% y 95% incorporan prácticas contables y gerenciales a sus negocios.

A nivel mundial el número de personas excluidas de los servicios financieros está a la baja. Los esfuerzos por acercar productos de ahorros, crédito, nuevos medios de pagos están creciendo, sin embargo aún existen 2 mil millones de personas sin inclusión financiera.

La solución, pasa por lograr que más personas puedan no sólo tener una cuenta bancaria sino que realicen transacciones financieras a través de medios electrónicos.

Las mujeres son las más excluidas, ellas se encargan de cuidar a su familia, trabajan muy duro, sin embargo sus salarios son muy bajos y tienen acceso más limitado a servicios financieros y por lo tanto carecen de independencia financiera, hacer que los instrumentos sean accesibles a toda la población. Recientemente celebramos el Día de la Mujer, más allá de felicitarlas debemos hacer serios esfuerzos, para lograr su igualdad a nivel laboral y su plena inclusión financiera.

En los últimos años, distintos tipos de proveedores de servicios financieros han ofrecido nuevas oportunidades a las personas excluidas del sistema. Se trata de organizaciones no gubernamentales (ONG); cooperativas; instituciones de desarrollo comunitario; bancos públicos y privados; empresas de seguros y tarjetas de crédito; servicios de telecomunicaciones; oficinas de correo, y otras empresas que ofrecen acceso a puntos de venta (POS). En muchos casos, los nuevos proveedores y modelos comerciales son viables gracias a los avances tecnológicos, como la expansión mundial de los teléfonos móviles.]]>
<![CDATA[Milagro Sala]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Milagro-Sala-20170322-0125.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Milagro-Sala-20170322-0125.html Stella Calloni / Analista política / Prensa Latina

En la cárcel de Alto Comedero, en la provincia argentina de Jujuy, Milagro Sala, dirigente de la organización social Tupac Amaru, y diputada del Parlasur, continúa arbitrariamente detenida desde el 16 de enero de 2016...

Sin que el gobernador Gerardo Morales, de la oficialista Alianza Cambiemos, haya respondido a miles reclamos que llegan desde todos los lugares del mundo, de parlamentos y organismos como Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos (OEA).

Detenida por la política de persecución asumida por el gobernador en una provincia de características feudales, donde la justicia es y ha sido manejada por los grandes terratenientes y dueños de ingenios, en esa prisión se violan todas las reglas para humillar y doblegar a Sala y a otras compañeras detenidas junto a ella y sembrar el miedo en la población.  

Milagro está en la lucha desde los 14 años cuando se enteró de que había sido abandonada y adoptada por una familia, de clase media pero no pudo perdonarles que le hubieran mentido sobre su origen. Se fue de su casa entonces.

Su historia "en las calles de la soledad y el abandono", que eligió junto a tantos otros niños de pueblos originarios, los más olvidados entre los olvidados, como ella misma dice, fue dura tumultuosa. Fue presa alguna vez, pero ella quería conocer de raíz lo que se vivía en ese mundo oscuro y despiadado de la exclusión total y allí nació su espíritu de lucha, que nunca la abandonó.

Esa historia conmovedora la llevó a conocer al peronismo, grabado como historia de un tiempo de justicia social en la memoria de los pueblos más perdidos de la región, y que se iba transmitiendo oralmente y persistiendo a través del tiempo.

Ella había hecho todos los trabajos posibles lustrando zapatos, vendiendo frutas, lo que fuera hasta lograr un empleo.

Del profundo dolor de no saber quién era en realidad y llorando a escondidas muchas veces en la mayor desolación, se fue haciendo cada vez más fuerte. Había injusticia y hambre en Jujuy, como mostraban las cifras de esos años de fines de los 90, cuando el país comenzaba a caerse.

Ella cree que, como sucede ahora, en esos momentos en Jujuy se probó "como en un laboratorio" hasta donde podía un pueblo aguantar el hambre con cifras de hasta 60% de desocupados.

Hubo personajes inolvidables, como el dirigente sindical Germán Abdala y su sueño de cooperativas. Para Milagro eso fue clave, para avanzar hacia una mayor justicia y defensa de los pueblos olvidados. 
En 2001 cuando el país se hundió en la crisis económica más grande de la historia, "un país vendido y saqueado" la tragedia social fue más que dura en Jujuy .

Cuando en 2003 Néstor Kirchner llegó al gobierno con un discurso distinto y comenzó a "hablarnos a nosotros, los silenciados y olvidados" , comenzamos a esperanzarnos con planes superadores. Durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner el apoyo continuó, para desarrollar uno de los proyectos sociales más importantes del país.

Lo que había logrado la Tupac Amaru era único en el país, y los trabajos de las cooperativas llamaron la atención en diversos países del mundo. Desde Europa vinieron a filmar los barrios de la Tupac y además se compraban las prendas artesanales cada vez más bellas, de los cooperativistas que habían recuperado la memoria de los telares de los pueblos originarios.

El arquitecto Jaime Sorín ex decano de Arquitectura de la Universidad de Bunos Aires, reflexionó sobre la ciudad construida por ella y sostiene que especialistas europeos que visitaron el lugar "lo vieron como posible modelo de ciudad poscapitalista por el entramado de casas con escuela, centro comunitario, centro de salud y parque acuático que tiene como mirador el templo Kalasasaya, réplica del espacio sagrado de las comunidades aymara en Bolivia.

Ese fue el pecado capital de esta dirigente con una fuerza extraordinaria y una sabiduría ancestral en su discurso. Por eso la votó el pueblo como diputada del Parlasur.

"Me detuvieron cuando el pueblo se vio atacado de un día a otro, querían disolver las cooperativas, por eso acamaron pacíficamente en protesta ante la casa de gobierno. Me detuvieron como instigadora a la violencia, cuando no se hacía nada más que una sentada pacífica. No sólo me hicieron un juicio donde no probaron nada y me condenaron sin causa y sin pruebas a tres años, sino que me comenzaron a inventar causas, Cada mes aparecen con nuevas causas, sin pruebas".

Su esposo estuvo detenido y sus hijos son perseguidos así como los trabajadores de la Tupac Amaru. El juicio donde la condenaron por tres años, está plagado de irregularidades gravísimas. El único testigo que acusó a la dirigente, por una protesta donde un grupo de militantes de otra organización arrojó huevos contra el entonces senador Gerardo Morales en 2009, es empleado de este y se comprobó que recibió una cantidad de dinero por su testimonio.  

]]>
<![CDATA[Modificar política cambiaria]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Modificar-politica-cambiaria-20170322-0124.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Modificar-politica-cambiaria-20170322-0124.html Leopoldo Puchi / Articulista / elepuchi@gmail.com

La evolución de la situación política del país tendrá un momento decisivo en las presidenciales de 2018. De avanzarse en el proceso de diálogo, es probable que se produzca una alternancia y que el candidato de la oposición se convierta en Jefe de Estado. 

De no concretarse estas negociaciones, será difícil que la alternancia tenga lugar, porque supondría, para quienes están hoy en el Gobierno, consecuencias equivalentes al derrocamiento por la vía de un de golpe militar: destierro del sistema, exclusión de las instituciones y hasta un posible aniquilamiento.Ahora bien, aparte de las consideraciones políticas, los resultados electorales de 2018 estarán determinados esencialmente por los efectos del cuadro económico sobre las condiciones de vida de la gente.

 Como se sabe, el respaldo electoral al sector gubernamental se ha venido deteriorando de manera persistente por el descontento que han generado la escasez y el aumento de los precios de los bienes y servicios, lo que impide que sean cubiertas las necesidades básicas de la población, en particular las de alimentación.

Las dificultades económicas por las que atraviesa el país tienen que ver con el descenso de los precios del petróleo y con acciones de la denominada guerra económica en la que se inscriben acciones de boicot en el sistema financiero internacional y prácticas comerciales ilícitas como la especulación y el contrabando. Pero también hay que señalar, como un aspecto de mucha importancia, los errores en la conducción de las líneas macroeconómicas, que incluyen elementos fiscales y monetarios y, de manera fundamental, las políticas cambiarias.

El control de cambio de las divisas, extendido más allá de un período prudencial para evitar las fugas, ha generado un gran desorden en la formación de precios, ha limitado el crecimiento de la producción nacional, afecta la inversión petrolera y es el pasto de un incontrolable enriquecimiento ilícito. Por supuesto, no hay una medida mágica de estabilización, como se sugiere muchas veces al proponerse la liberación brusca del mercado del dólar. 

En realidad se requiere de una política integral que contemple un manejo adecuado de la emisión de moneda y, sobre todo, de decisiones fiscales en las que se amplíe la recaudación de impuestos y se ajuste el gasto público sin afectar la distribución social del ingreso. Un primer paso consistiría en levantar las restricciones legales que impiden que los privados utilicen sus propios dólares para la compra-venta.

Solo en la medida en que el gobierno nacional logre articular este conjunto de decisiones, que a su vez permitirán incrementar la producción, mejorar el abastecimiento y detener el incesante incremento de precios, el sector gubernamental logrará recuperar su base electoral y competir con posibilidades éxito en los comicios presidenciales de 2018. De no alcanzar ese objetivo, perdería las elecciones y habría una alternancia en el Ejecutivo, la que tendría que organizarse en el marco de una negociación que garantice la cohabitación futura y mecanismos de convivencia.

]]>
<![CDATA[El Estado y los privados venezolanos]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-Estado-y-los-privados-venezolanos-20170322-0123.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-Estado-y-los-privados-venezolanos-20170322-0123.html Hugo Hernández Raffalli / ExDirector de PDVSA

La realidad que vive nuestro país pasa por una adecuación  de los venezolanos ante las severas medidas tomadas desde el exterior  por las calificadoras de riesgos, sus implicaciones en la confianza de los bancos internacionales y las inversiones que demanda Venezuela. No obstante que el país ha honrado el pago de todas y cada de las obligaciones contraídas en el exterior, las calificadoras de riesgos señalan a Venezuela como un país incapaz de pagar sus obligaciones, haciendo reaccionar a la banca internacional de manera desfavorable para Venezuela.

Internamente, hay personajes opinadores y detractores del país, para ahogar a la mayoría de los venezolanos sin tener en cuenta que es un “suicidio en primavera”.

Venezuela es imposible que caiga en un default con los acreedores extranjeros. Venezuela tiene una base de activos muy grande y diverso. Tenemos un sector industrial con capacidades instaladas y disponibles. Recursos naturales en abundancia y apenas somos 32 millones de habitantes. Necesitamos una dirección del país que disponga de las políticas públicas eficientes ajustadas a las realidades que vive nuestra hermosa Venezuela.

Uno de los peores daños que se están causando a la población es “la Inseguridad personal”. Hay que tomar medidas drásticas para combatir la delincuencia para que se produzca La Paz y la confianza y esperanza en un país mejor.

La parte económica y social se puede equilibrar en beneficio de todos. La capacidad de maniobra del Gobierno está sujeta a los ingresos por las exportaciones petroleras y los ingresos por pagos de los impuestos de las personas naturales y jurídicas. Las divisas con las que cuenta el Estado son generadas por los ingresos petroleros. Y las importaciones se han reducido considerablemente. Esto incide en la importación de alimentos, medicinas y materias primas. 

Hay personas, venezolanas, que se han dado a la tarea de tratar de bloquear las importaciones de algunos países que han ofrecido ayudar a Venezuela. 

Estos son los que aspiran a gobernar  este país. El pueblo les pasará factura.

Estamos convencidos de la recuperación de Venezuela. Las reservas internacionales se ven mermadas considerablemente. Los ingresos petroleros, de mantenerse en un nivel de $ 45 x barril, se podrán  sostener  los compromisos internacionales.

Habrá que ser muy eficiente en recabar los impuestos nacionales de las personas jurídicas y naturales. Mientras menos dependamos del petróleo será  mucho mejor para todos. Sin embargo,  eso no se logrará en el corto y mediano plazo.  Entonces hay  que ser muy muy eficientes en el manejo de los ingresos derivados del petróleo.

La participación del sector privado venezolano es necesaria e imprescindible. Tanto el Estado promotor e impulsador de la economía, como el sector privado nacional conjugando esfuerzos pueden lograrse resultados muy buenos para Venezuela. 

Con el sector petrolero hay una serie de iniciativas de privados venezolanos con Pdvsa, impulsando proyectos en beneficio de la producción y de desarrollos productivos. Están siendo actores importantes. El Estado no puede hacerlo todo. Del esfuerzo común se logrará fortalecer a Venezuela en ámbito social y económico. 
Se abrirán oportunidades de trabajo  en forma masiva, se logrará la reactivación de las capacidades instaladas de industrias ( base de activos) disponibles. Eso representará la continuidad de producción de bienes y servicios y el mejoramiento económico de las emoresas con beneficio para Pdvsa.

Concluimos diciendo “debemos querer a Venezuela. Protejamos a nuestro país y no permitamos que nos roben la libertad, la soberanía e independencia”.

]]>
<![CDATA[Situaciones límites]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Situaciones-limites-20170322-0122.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Situaciones-limites-20170322-0122.html Oscar Morales / Articulista / omoralesrodriguez@gmail.com

Karl Jaspers, psiquiatra y filósofo alemán, interesado en la conducta del ser humano sometido a  algunos acontecimientos de la vida desarrolla el concepto de “situaciones límites”. 

Fundamenta que el hombre toma decisiones frente a las posibilidades que le ofrece sus situaciones de vida y dentro de estas situaciones están las oportunidades para la realización del ser.

 Razona sobre la actitud que la persona asume frente a la muerte, el dolor, los pesares, la culpa, las enfermedades, entre otros.  Jaspers argumenta que conociendo estos hechos inevitables es lo que nos debe servir para enfrentar la existencia de otro modo, es decir, valorando nuestro carácter de individuos libres y además la forzosa  finitud. 

Sin embargo, reconoce que somos nosotros quienes configuramos nuestro destino, es el ser humano quien interviene en su historia por este mundo y que la concreción de su sentido de vida depende de sus posturas y del valor que le otorguemos a la actitud, pues, pese a las “situaciones límites” tenemos libertad para encarar y decidir su sentido.

Venezuela hoy es un laboratorio de sucesos increíbles y ejemplos de hechos extremos. Diariamente el venezolano padece “situaciones límites”, pero algo ha ocurrido en el país que esto ya no sorprende, ni conmueve, y aún más, son consideradas dentro de los parámetros de la  ‘normalidad’. No impresiona el talento para banalizar los asuntos vitales  —como la atención médica hospitalaria— donde se pierde la sensibilidad por la asistencia al ciudadano sin inmutarse. 

Reseñar con aclamaciones que arribaron toneladas de trigo al país con tanta naturalidad es un síntoma de que la perplejidad se extinguió. Manifestar que se han ocupados algunas panaderías para resolver el problema de la comercialización del pan es una clara señal que se vive en el reino del disparate. Prohibir la publicación de las estadísticas oficiales es la comprobación de una nación en la oscuridad.  Anunciar la entrega de bolsas de alimento como medida ejemplarizante para el mundo es la certificación de estar gobernado por visiones prehistóricas.

Aparentemente, se ha ‘democratizado’ la terquedad dentro del Poder Ejecutivo y se dedican a convertir la política en espectáculo. Constantemente las reacciones están dirigidas a  erradicar consecuencias de las anomalías sociales que nos abruman, pero las causas —lo importante— se omiten con rapidez. 

Ante tantos ejemplos de sucesos insólitos que desintegran la dignidad humana y desvirtúan el bien común,  y ante  las innumerables interpretaciones sociales de estos días, afortunadamente todavía nos queda la reflexión concluyente de Jaspers: Frente a los límites existenciales del hombre es imprescindible afrontarlos con actos de voluntad que superen los hechos inevitables, afianzados con la esperanza de la libertad que le den sentido a su valía y al mismo ser. 

]]>
<![CDATA[La peligrosa insolencia de Almagro]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-peligrosa-insolencia-de-Almagro-20170322-0071.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-peligrosa-insolencia-de-Almagro-20170322-0071.html Elías Jaua Milan / Ministro de Educación

El Secretario General de un organismo multilateral, como lo es la Organización de Estados Americanos (OEA), expresa que el multilateralismo no es útil, si eso es así lo primero que debería hacer este señor es renunciar, o que los Estados miembros le pidan la renuncia.

Escribíamos la semana pasada que los revolucionarios y revolucionarias debíamos seguir luchando juntos y juntas, en el más auténtico espíritu chavista, por la Independencia; la igualdad e inclusión social y por la ética política.

Hoy más que nunca la unidad de los y las patriotas en torno a la defensa de la Independencia, más allá de cualquier parcialidad política, debe ser la respuesta frente al último informe del Secretario General de la OEA, Luis Almagro, sobre la situación en nuestra Patria.

Ese, es un informe lleno de insolencias, como insolente es la personalidad de Almagro; lleno de incoherencias, como incoherente es su moral; abundante en falsedades, como falsa es su actitud de demócrata; sustentando en fuentes sesgadas contra Venezuela, como sesgada es su actitud hacia el proceso político que ha protagonizado el pueblo venezolano.

Sin embargo, entre insolencias, incoherencias, falsedades y el sesgo del tedioso informe, hay que destacar una frase muy peligrosa plasmada, en la página 70, por Almagro en primera persona “…he de reconocer los límites del multilateralismo…”. Es decir, el Secretario General de un organismo multilateral como lo es la Organización de Estados Americanos (OEA), expresa que el multilateralismo no es útil, si eso es así, lo primero que debería hacer este señor es renunciar, o que los Estados miembros le pidan la renuncia.

Pero lo que quiero enfatizar en este artículo es en lo peligrosamente grave de la referida frase, el mensaje es claro: si el multilateralismo no sirve, entonces se justifica la intervención unilateral de cualquier potencia extranjera sobre Venezuela. 

Cuando el Secretario General de la OEA, desestima los esfuerzos de Unasur, el Estado Vaticano y distintas personalidades que han intentado y en buena medida lo han logrado contener, mediante el diálogo, los ímpetus de violencia fratricida de la contrarrevolución venezolana, alentada por burócratas internacionales como Almagro, está justificando que la "solución" a los problemas de los venezolanos y venezolanas venga desde el exterior.

El informe personalísimo del Secretario General, asesorado por burócratas de la derecha resentida con el pueblo sabio y libre de Venezuela, por nuestra decisión dese hace 18 años de recuperar nuestra soberanía, dejando de lado el tutelaje colonial de la OEA, debe ser denunciado ante todas las instancias nacionales e internacionales como un instrumento de promoción de la guerra civil y la intervención extranjera en la Patria de Simón Bolívar.

Necesario es decir que este inefable informe también es un auto reconocimiento de la ineptitud de Almagro, de poder cumplir la tarea que le dieron sus empleadores de Washington de lograr los votos necesarios para aplicar la llamada “Carta Democrática”, digo llamada ya que considero que auténticamente democrática es nuestra Constitución Bolivariana que es la que debemos cumplir.

El tarifado Luis Almagro no ha logrado convencer a la mayoría de las dignas naciones que integran a la OEA, de que en Venezuela hay una dictadura ya que solo en su propia, atribulada y delirante, mente sus falaces argumentos son creíbles. Y este es un elemento que debemos sopesar a la hora de tomar cualquier decisión, como Nación, sobre esa organización.

Finalmente, como venezolanos y venezolanas debemos valorar la gravedad de este informe, el país valiente tiene que hacer una exigencia a los y las dirigentes de la oposición que han hecho los llamados “lobbies” para lograr una intervención extranjera contra Venezuela, de cesar en ese empeño.

El afán contrarrevolucionario de ponerle la mano al “coroto” no puede ser a costa de la paz y la dignidad de la República. Nuestro pueblo ama nuestra Independencia, nadie no las regaló, y los problemas de los venezolanos y venezolanas los resolvemos nosotros y nosotras.

Nos toca a los y las que amamos profundamente a nuestra Patria unirnos en torno a principios para, en palabras del Comandante Chávez, “Defender y expandir el bien más preciado que hemos reconquistado, después de 200 años, la Independencia Nacional”. Ese es nuestro primer gran objetivo histórico, en esta hora.

]]>
<![CDATA[Instantes]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Instantes-20170322-0069.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Instantes-20170322-0069.html Luis Britto García / Articulista / luisbrittogarcia.blogspot.com

¿Qué distingue al instante final del inicial?¿Qué había antes del comienzo? ¿Y después del final?¿Y después del final de todo final? ¿Llegan los instantes o están allí  siempre? ¿De dónde vienen? ¿Y dónde  van? ¿Y si no vienen, cómo se fabrican?¿Cómo sabemos que el instante que llega no es el mismo de antes? ¿Es válido contar instantes pasados que ya no existen? Cada instante agoniza en el tormento de consumirse apenas llegado.


Amenazan con fabricar el instante terrible que sea a la vez comienzo y final.Todos los instantes son el mismo.
Ningún instante es igual a otro.Desde que lo dividieron el tiempo empezó a agotarse ¿Las cosas que se alejan en el tiempo desaparecen o simplemente como las que le alejan en la distancia se empequeñecen? ¿O están presentes siempre independientemente de que las percibamos?


¿Será este instante el mismo para todo el universo o en cada sitio de él distinto? Pues así como el espacio es simultáneo aunque estemos en un solo punto de él ¿es el tiempo simultáneo aunque existamos en un solo instante suyo?


¿O son la misma cosa porque no podemos ocupar más de un solo lugar en el tiempo y el mismo en el espacio?
¿Las cosas que se alejan en el tiempo desaparecen o simplemente como las que le alejan en la distancia se empequeñecen?¿O están presentes siempre independientemente de que las percibamos?


¿Será este instante el mismo para todo el universo o en cada sitio de él distinto? Pues así como el espacio es simultáneo aunque estemos en un solo punto de él ¿es el tiempo simultáneo aunque existamos en un solo instante suyo?


¿O son la misma cosa porque no podemos ocupar más de un solo lugar en el tiempo y el mismo en el espacio?
Así como perdemos instantes se perderá el infinito.


Quien mida la mil millonésima de un segundo se quedará en ella para siempre.


Siempre nunca palabras que manejamos como si supiéramos lo que significan. ¿Cómo sabemos si no hay segundos que escapan de la formación de las horas y aguardan agazapados? Allá está escondido el segundo que se escapó del tiempo y que desbarajusta la cuenta de los milenios.


La vida de los héroes no está compuesta de  segundos sino de primeros.En el tejido de la duración falta un instante por el cual se escurre todo el tiempo del mundo.


La memoria es el asilo diplomático del segundo que teme represalias.Una aguja las horas otra los minutos otra los segundos otra que perfora el corazón del último instante.


Nunca se acompasan el reloj que se detiene mientras el dueño vive y el que sigue funcionando después que muere el dueño.Se inauguran los bancos de minutos para ahorrarlos hasta después de muertos. Y si en la existencia sólo valiera un instante. Y si ocurriera antes de nuestro nacimiento o después de nuestra muerte. No dormía por inquirir si alguien venía a darle cuerda al reloj de su vida.Un reloj que sólo marca los instantes que nos quedan.


Cómo saber si este instante tiene la misma duración que cualquier otro. Qué ocurría antes del primer instante.
Qué ocurrirá después del último. Infinito resulta el instante si durante él queremos ver todo lo que ocurre en el mundo. Nos alargan la vida los relojes que atrasan.


Cómo son los instantes en los mundos donde no hay nadie que los cuente. La eternidad está compuesta de esperas. Sólo el tiempo y la paciencia son infinitos, y sin embargo se agotan.

]]>
<![CDATA[La Carta por la Patria]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-Carta-por-la-Patria-20170322-0068.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-Carta-por-la-Patria-20170322-0068.html Juan Pablo Guanipa / Diputado / @JuanPGuanipa

La democracia en Venezuela está proscrita por un gobierno irresponsable que se ha burlado de los principios constitucionales básicos y que sólo busca mantenerse en el poder aunque sepa que ha humillado a una ciudadanía que lo repudia ampliamente. El pueblo al que los golpistas del 92 ponderaban y exaltaban, es despreciado por quienes perdieron su apoyo y es sometido a los vejámenes de tener que reducir la ingesta alimentaria, comer de la basura, morir de hambre y falta de medicinas, morir en manos del hampa o vivir en la calamidad de servicios públicos que cada día funcionan menos. Todo esto en medio de un proceso de corrupción sumamente grave que por sus dimensiones se convierte en otra causa clara del desastre que vivimos.

Desde la perspectiva institucional, la proscripción de la democracia se evidencia en la ausencia de principios básicos como el respeto a la voluntad popular, la separación de poderes, la alternabilidad, la revocatoria del mandato, la convocatoria a elecciones y el pluralismo, entre otros. Esta falta de institucionalidad se profundizó desde el 6 de diciembre de 2015, cuando los electores dieron una victoria contundente a la unidad democrática en el proceso eleccionario de los diputados a la Asamblea Nacional. En ese momento el gobierno y su partido decidieron utilizar al Tribunal Supremo de Justicia para impedir que el nuevo poder legislativo pudiera cumplir con sus funciones, así como posponer cualquier proceso electoral todo el tiempo que fuera posible. Quien piense que esa actuación es democrática desconoce la esencia de esta forma de vida.

Esta realidad venezolana ya ha sido reconocida por una comunidad internacional que durante varios lustros se hizo de la vista gorda ante el desprecio del chavismo-madurismo a la Constitución, a las instituciones y a la ciudadanía. La posibilidad de que sea aplicada la Carta Democrática Interamericana debe ser evaluada en su justa dimensión. Ni es la solución, ni es la panacea, pero ¡cómo ayuda! Que importante es que la Organización de Estados Americanos discuta nuestro caso y, a través de  su Consejo Permanente, disponga “…la realización de las gestiones diplomáticas necesarias, incluidos los buenos oficios, para promover la normalización de la institucionalidad democrática.” Esto es lo que establece el artículo 20 de la Carta que además prevé la posibilidad de convocar a sesiones extraordinarias de la Asamblea General en caso de que las gestiones no den fruto. 

La máxima sanción a la que podría ser sometido el estado venezolano  –no el pueblo, que en este caso es víctima de su gobierno– es la decisión de la Asamblea General de suspender a ese estado del ejercicio de su derecho de participación en la OEA, cuando considere que las gestiones para restituir el orden democrático hayan sido infructuosas. 

Esta decisión debe ser tomada por las dos terceras partes de los estados miembros de la organización, como lo establece el artículo 21 de la Carta. 

Mientras tanto, la Organización mantendrá sus gestiones diplomáticas para el restablecimiento de la democracia en el Estado Miembro afectado. 

La Carta Democrática, en ninguno de sus artículos, establece la posibilidad de intervención de ningún estado miembro. Eso quiere decir que cuando funcionarios del gobierno y del PSUV hablan de esa posibilidad, simplemente están mintiendo. 

Y llamar apátridas y además pedir sanciones penales para quienes invoquemos la aplicación de ese instrumento en nuestro país, es desconocer nuestra realidad. Apátridas son quienes han llevado al país a esta situación, quienes han permitido la injerencia cubana en nuestras decisiones y quienes han sometido al pueblo a esta calamitosa realidad en medio de una bonanza de ingresos que fueron suficientes para lanzar al país hacia el progreso y el bienestar de sus ciudadanos. Apátridas son los que se han burlado de las decisiones del pueblo a través del sufragio y han violado todos los principios de la democracia y de la convivencia pacífica.

¡Ellos tienen que responder!
 

]]>
<![CDATA[El hombre nuevo revolucionario]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-hombre-nuevo-revolucionario-20170322-0067.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-hombre-nuevo-revolucionario-20170322-0067.html Pablo Pérez / exgobernador del Zulia / @PabloPerezOf

Confieso que me impactó muchísimo el asesinato a puñaladas de dos militares en Caracas,  pero lo más cruel fue saber que el sanguinario ataque fue perpetrado por un grupo de niños entre 10 y 15 años que integran una banda bautizada como "Los Cachorros".

La otra sensación que me dejó el hecho fue que recordé de inmediato cuando Chávez prometió que la revolución crearía el llamado "Hombre Nuevo". Pues esos niños y jóvenes que hoy por distintas razones están cometiendo actos criminales, son parte del legado del socialismo y su premeditada descomposición de la sociedad venezolana.

La violencia criminal está desbordada en Venezuela y el Gobierno se hace el pendejo (disculpen la expresión) ante el problema. Han sido tan ineficientes en la lucha contra el delito, que algunos expertos aseguran que la inseguridad es uno de los mecanismos de control social y político que han venido aplicando.

El Zulia no es la excepción.  Somos el peor ejemplo a nivel nacional después de Caracas. La situación es tan grave en nuestra región,  que el propio ministro Néstor Reverol ha admitido en dos ocasiones que somos uno de los estados más violentos del país,  incluso indirectamente acusando a su compañero de armas y revolución quien ni gobierna, ni mucho menos controla.

Los venezolanos honestos estamos presos ante la inseguridad.  La criminalidad cambió nuestros hábitos. Ahora las personas salen lo menos posible de sus hogares. Los vecinos incluso se organizan para cerrar sus calles y activar mecanismos activos y pasivos de vigilancia.

Y lo peor es que el "Hombre Nuevo Revolucionario " viene acabando con una o dos generaciones, porque cada vez es más temprana la edad en la cual se inicia el delincuente venezolano. Estamos perdiendo la generación entre los 15 y los 25 años y comenzamos a perder otra generación de niños entre los 10 y 15 años.

Venezuela está al borde de un precipicio.  Estamos siendo empujados hacia el fondo por un Gobierno perverso e ineficiente. Estamos siendo desplazados por la inseguridad.  Estamos siendo rodeados por el hambre.  Y mientras tanto, el Gobierno se diluye en sus fantasías revolucionarias y en su épica contra el capitalismo.

]]>
<![CDATA[Almagro pone a prueba a los presidentes]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Almagro-pone-a-prueba-a-los-presidentes-20170321-0050.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Almagro-pone-a-prueba-a-los-presidentes-20170321-0050.html Asdrúbal Aguiar / Articulista / correoaustral@gmail.com      

La primera respuesta de los defensores del gobierno dictatorial y  – lo dicen los datos del Informe Almagro - de Venezuela, ante el pedido del Secretario General de la OEA de intimarlo para que cumpla ya con la democracia o se atenga a las consecuencias sancionatorias que aparejan su conducta contumaz, ha sido la de señalar que el mismo no logrará los votos para ello.

Al gobierno de Costa Rica le basta decir que no acompaña la suspensión de Venezuela como miembro de la Organización, en tanto que el peruano apoya la invocación de la Carta Democrática Interamericana, que a su vez la canciller argentina – muy resbaladiza – considera que no resolverá la crisis. 

Las posiciones finales dentro del Hemisferio, sin embargo, no se han dilucidado, salvo lo ya dicho por el acusado: ¡No lograrán condenarme!

Pues bien, quienes se contentan con estas nimias y triviales percepciones sobre el Informe de actualización del otro original, que les entregara Luis Almagro a los gobiernos de los Estados miembros de la OEA – éste de 30 de mayo de 2016 y aquél de 14 de marzo de 2017 – no hacen sino desviar o diluir - ¿interesadamente? - la cuestión de fondo, crucial para la vida del Sistema Interamericano y su razón de ser.

Decir que hay o no votos para acompañar las recomendaciones de Almagro equivale a la cínica respuesta del delincuente quien se mira descubierto y se burla de sus acusadores: ¡Preséntenme las pruebas! O al caso les pide que lo lleven ante el juez, seguro de que no le condenará. Es su coludido, beneficiario de sus crímenes y corruptelas.

Almagro, no me canso de decirlo, recibe su mejor elogio de quien – el ex presidente Mujica - luego de años de amistad y al decirle que su relación llega hasta allí por haber dicho del régimen de Maduro lo que dijo y ahora completa, agrega lo esencial: ¡Es un esclavo del Derecho! Es un sirviente de los principios.

Almagro, sin titubeos, disecciona con escalpelo diestro el diálogo de utilería, parcializado e ilegítimo, que impulsan los ex presidentes José Luis Rodríguez Zapatero, Leonel Fernández y Martín Torrijos, todos de mano del ex presidente Ernesto Samper para apuntalar a Nicolás Maduro y los suyos, denunciados por vínculos con el narcotráfico y el terrorismo. 

Es un libelo, asimismo, dirigido a los gobiernos americanos y a sus presidentes en ejercicio. Si bien señala a Maduro antes lo hace con la lenidad y el silencio de los que, sabiendo lo que ocurre en Venezuela, optan por mirar de lado con excusas inaceptables: que si cabe esperar por la gestión de Zapatero, o que si dejar que sea el Vaticano el que fije el punto de inflexión al respecto.

En los días recientes, al establecimiento político y democrático del continente se le ha sometido a una prueba diabólica. Los gobiernos del socialismo del siglo XXI, tras la excusa de su servicio a los pobres, muestran sus manos e instituciones enlodadas, emporcadas con los dineros corruptos de la ODEBRECHT. Pero como siempre ocurre con las mafias criminales y las políticas, ellas cometen sus crímenes o tropelías y se blindan de antemano. Corrompen a la vez – lo he dicho - a sus posibles y futuros juzgadores, a sus adversarios, neutralizándolos, haciéndolos cómplices. 

¡Que si Lula y la Dilma están comprometidos!, al caso lo están junto a quienes los echan del poder; tanto como al igual que los miembros del inenarrable régimen venezolano reciben dineros de la contratista brasileña también los dirigentes de la campaña de Santos, en Colombia, tuvieron su parte. 

Nada distintos son, cabe señalarlo, los dineros de la corrupción administrativa de los que reciben de los cárteles de la coca los generales venezolanos puestos al descubierto por la DEA, y que a la par recibe, en su momento, el dialogante mayor y cancerbero del chavismo, Samper, ex Secretario de la UNASUR, como candidato presidencial.

No repetiré lo que todos a uno sabemos en las Américas. El régimen de Maduro rompió el hilo constitucional y democrático; acabó con las elecciones; tiene presos políticos y los tortura; cerró la prensa libre o la compró con sus testaferros; hizo del Estado una empresa al servicio del narcotráfico vecino y la lavandería de sus dineros manchados de sangre; ha hecho del país que desgobierna el más violento del mundo, tanto como lo ha empobrecido a niveles de Burundi. 

Lo que importa, al término, es lo vertebral. Almagro pide de los actuales gobernantes una regeneración colectiva y poner de lado la cultura del cinismo. Les exige hacerlo con el coraje de quienes redimen y refundan sociedades: “Sería inmoral que las acciones políticas que se instrumenten y ejecuten hoy en Venezuela sean simplemente movidas de fichas en un tablero que pretendiera disfrazar de democracia un país que sufre la violación sistemática de los derechos humanos de su pueblo”.

No se trata de votos más o de votos menos. O todos volvemos a los caminos mínimos de la decencia, o nos enterramos todos en los miasmas y otra vez mancharemos las páginas de la historia regional. Atrás quedaran, como pequeñas y anecdóticas, las dictaduras del Cono Sur, los genocidios de los Castro, o las guerras centroamericanas.

]]>
<![CDATA[Del dicho al hecho]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Del-dicho-al-hecho-20170321-0049.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Del-dicho-al-hecho-20170321-0049.html Ylich Carvajal Centeno / Periodista / ylichcarvajal@gmail.com

Durante semanas hemos oído la lacrimosa letanía de los partidos que integran la llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD) sobre la imposibilidad de renovar sus organizaciones bajo los parámetros establecidos por el Consejo  Nacional Electoral (CNE) y ahora resulta que van eximidos.

Voluntad Popular (VP) aseguró que en su momento recogió las firmas de 160 mil personas y Primero Justicia dice que en su caso fueron 200 mil. En el Zulia, el estado con mayor número de electores del país y que en consecuencia representa un mayor reto, ambas toldas dicen que sobrepasaron la meta mínima de 12 mil personas. 

Según cálculos de los mismos partidos, una persona puede tardar, en el mejor de los casos, hasta 1 minuto con 20 segundos en el proceso. En consecuencia, en una hora, sólo 47 pueden dejar sus huellas por máquina. En las 14 horas que dura la jornada (7 el sábado y 7 el domingo) sólo un máximo de 658 ciudadanos, por máquina, pueden participar. En el Zulia el CNE colocó 24. Con un uso continuo de las máquinas pueden participar hasta 15.792 zulianos, cerca de 4 mil más del 0.5% del Registro Electoral de la región exigido por la ley.

¡A ver! O el CNE es pluscuamperfecto –y en futuro, además- en esto de hacer elecciones y garantizar el derecho a participar y asociarse con fines políticos o los partidos de la MUD mienten descaradamente ¿Se puede o no se puede recoger las firmas con los parámetros establecidos por el Poder Electoral? Si su respuesta es afirmativa conjugue el verbo mentir en pretérito, mintieron. Si es negativa, entonces conjúguelo en presente o en gerundio: mienten o están mintiendo. En qué momento los políticos de oficio se convencieron de que no se puede decir la verdad ni en las cosas más simples y evidentes, que la política es alérgica a la franqueza.

VP y PJ juran sobre un puñado de cruces que en Venezuela hay una dictadura, pero en medio de esa extravagante tiranía ellos pueden renovarse y hacer uso de sus derechos políticos ¿qué dictadura permitiría que el ente electoral del país disponga de 421 máquinas en todo el país para que en nueve fines de semana continuos los partidos políticos movilicen sus militancias?

El asunto con mentir es que luego no es fácil recuperar la verdad. VP y PJ les dijeron a sus militantes y simpatizantes que saldrían de la “dictadura” del presidente Nicolás Maduro y fracasaron. Ahora le piden a quienes aún le creen que vayan a firmar para renovarse como partidos como un “acto de rebeldía” contra la dictadura y supongo que luego les pedirán que voten “contra la dictadura” para que ellos y ellas sean alcaldes y gobernadores, pero la verdad que no necesita anteojos es que Nicolás Maduro será el Presidente hasta el 2019.

Además, vivir mintiendo termina por quitarles a los dirigentes la capacidad para entender hasta sus propias
organizaciones. Se quejan de que en el país no hay democracia ¿y en sus partidos hay democracia? Todos hemos visto a militantes de PJ quitarse la franela amarilla para ponerse la anaranjada de VP mientras los de VP se saltan en masa a UNT del que a su vez migran en bandadas a PJ. En Copei ya no cabe una división más y AD se redujo a HRA.

La prueba irrefutable de que con la MUD no hay futuro posible, es que han ido a pedirle apoyo a quien está considerado como el enemigo número uno de la humanidad y en especial de América Latina, el presidente Donald Trump.

]]>
<![CDATA[Chantaje chic]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Chantaje-chic-20170321-0047.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Chantaje-chic-20170321-0047.html Carola Chávez / Articulista / @tongorocho

Últimamente nos ha tocado ver algo novedoso, diría yo, inédito: Los sifrinos preocupadísmos por los pobres que están pasando roncha. Sí, resulta que ahora sienten empatía por los mismos que ellos llaman niches, pelabolas, negros, desdentados, monos. Por los mismos que no dejan entrar en sus discotecas, haciendo efectivo el torcido derecho de admisión. Preocupados por esos que encienden las alarmas de pánico si se les ocurre caminar por las calles de alguna urbanización chic, porque esa vaina es sospechosa, “un niche por esto lados, algo estará buscando, y no precisamente una dirección. ¡SOSVenezuela!”. Por los mismos que no deben juntarse con sus hijos, porque uno no sabe qué malas mañas y qué microbios tenga esa gente. ¡Por ellos están preocupados!

El sifrinaje hace rato agotó el recurso de la hipocresía. Es que con la llegada de Chávez, el desprecio a los pobres se quitó la careta, porque esos malditos monos pusieron y mantuvieron en el poder al teniente coronel, decían arrastando las sílabas, para que quedara claro el desprecio a su rango. Se les acabó el poquito de pudor que tenían y el racismo que practicaban gozosos a puertas semi cerradas, se desbordó convertido en una declaración política y de paso, en un símbolo de estatus, distancia y categoría, you know…

Entonces la señora de servicio a la que querían “como parte de la familia”, aunque comía sola y de píe en un rincón de la cocina, luego de servir a los  “parientes” que le pagan su sueldo, se convirtió una posible espía infiltrada de los círculos bolivarianos. Lo mismo que el jardinero, el conserje el mensajero… ¡Malditos todos, negros de mierda! Júrame que no eres chavista o te quedas sin trabajo. Ok, señora, no soy chavista… (pero el voto es secreto)…

“Muertos de hambre, lambucios que se venden por un bollo de pan y una carterita” –dijeron cuando los pobres pudieron comer. Furiosos, intentaron sacarles de nuevo la comida de la boca, una y otra vez. Y cada vez que el gobierno chavista les reventó la maniobra, llovieron los pretendidos insultos a contra quienes llevaron la comida al pueblo: ¡verduleros, “carniceiros”, vende pantaletas!. Porque, claro, también vender verduras, carne, pantaletas, o sea, ser comerciante, es una vaina degradante, y por supuesto, niche. Lo tragicómico es que hubo -y hay- verduleros, carniceros y vende pantaletas, que creen que la cosa no era con ellos sino con los que son más negros, los que tienen el pelo más chicharrón; y se unieron al club del deprecio, porque esa gentuza quiere tener derecho a comer barato, quieren que uno los mantenga, cuando lo que tienen que hacer es trabajar para que puedan pagar los precios del mercado y bla, bla, bla…

Los defensores del derecho de los empresarios a chupar dólares baratos del Estado y convertirlos en fortunas en el mercado negro. Los apóstoles de dólar today,  Los que celebran sus arbitrarias subida como victorias políticas, ¡y va a caer, y va a caer…! Los que se frotan las manos cuando baja el petróleo, “ahora vamos a ver cómo carajo va a a hacer Maduro sin ese chorro de dólares”. Esto a la vez que le exigen al gobierno que entregue dólares a empresarios millonarios porque ellos, pobrecitos, sin la teta del Estado, no pueden producir un poquito para Venezuela y usar el resto -¡y vaya resto!- para construir un emporio en el país de al lado, o en de más arribita, para que después decirnos: ¿Ves? Allá si hay harina Pan.

Los que convirtieron al que dijo “Yo especulo, pero doy empleo” en héroe en el exilio. Los que sostienen que el que pone los reales se merece la mayor tajada. Los defensores el derecho al lucro con el trabajo ajeno; ellos, los artífices del hambre, pretenden convertirse en la voz de los que no tienen qué comer. Un poquito más de cinismo sádico y me desmayo…

Y ahí van, declarando emergencias humanitarias que abran paso a verdaderas tragedias intervencionistas. Ahí van, con la barriga llena, sin corazón contento, atacando a los Clap como han atacado venenosos cada política que llevara bienestar al pueblo. Ahí van, con su agenda oculta, con sus palabras vacías, con su mal fingida preocupación por quienes históricamente han despreciado.

Eso sí, ni una sola propuesta. Solo la confesión abierta del chantaje al que pretenden someternos cuando afirman, con sus caras tan lavadas, que la solución está -¡abracadabra!- en el “cambio”

]]>
<![CDATA[Alternativas más allá de las elecciones]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Alternativas-mas-alla-de-las-elecciones-20170321-0046.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Alternativas-mas-alla-de-las-elecciones-20170321-0046.html Diego Lombardi / Articulista / @lombardidiego 

La participación ciudadana es uno de los factores fundamentales de la Democracia. Bien sea a través del voto, el derecho a la protesta, o simplemente la posibilidad de poder agruparse con otras personas para ejercer acciones en torno a temas específicos... 

que pueden ir desde la defensa de los Derechos Humanos a la promoción de un evento cultural, las personas deben tener la posibilidad de involucrarse con su entorno a través de la participación. Limitar esta posibilidad es sin lugar a dudas anti democrático, y más aún es un acto contra las libertades fundamentales de cualquier persona.

Hoy en Venezuela este derecho se encuentra cada vez más limitado, ya la libertad de expresión había sido atada a través de una estrategia de compra de medios de comunicación y ataques al periodismo independiente, también el ámbito de la protesta ha sido vulnerado a través de la amenaza verbal y física, y ahora le ha tocado el turno a otro canal de participación como son los Partidos Políticos. En su libro Democracia sin el Pueblo, M. Duverger escribe: “Francia se acerca más a un régimen sin partidos. La primera originalidad de los partidos franceses consiste en ser débiles, en estar enfermos”.

En la línea de Duverger se puede decir que la dinámica política del país ha profundizado la debilidad y enfermedad de los Partidos Políticos, más allá de la coyuntura actual en la que se les ha sometido a una carrera contra reloj para validarse. El Psuv con su estructura clientelar o los Partidos que integran la MUD son evidencia de un sistema de representación debilitado. 

Las encuestas son coherentes con este planteamiento, cada vez son más los venezolanos que manifiestan no sentirse identificados con alguna de estas organizaciones políticas. Así pues, la orfandad Política del ciudadano es un hecho concreto.

¿A quién beneficia la situación anterior? Sin duda que al Gobierno, quien estando debilitado se mantiene de pie gracias a que su adversario principal, la MUD, se encuentra en una situación de mayor precariedad.
  
La situación anterior conduce a una ruta Política menos convencional que la electoral, al menos con el entramado institucional existente. Este camino alternativo se caracteriza por la incertidumbre, y se mueve entre extremos opuestos, siendo uno de ellos el de la Participación Popular a través de mecanismos como el de un Proceso Constituyente. En este contexto, las masas deciden saltarse las trabas institucionales impuestas y buscan promover un nuevo orden a través de la presión popular para imponer la voluntad de la mayoría. Este camino ya está latente hoy en Venezuela.
 

 
 

]]>