Panorama.com.ve Noticias del Zulia, Venezuela y el mundo. Períodico electrónico de actualización diaria. http://www.panorama.com.ve/ spa Copyright (c) 2015 Mon, 29 May 2017 06:50:00 -0400 hourly 1 http://www.cms-medios.com/ Panorama.com.ve http://www.panorama.com.ve//arte/lg_panoramadigital.png http://www.panorama.com.ve/ <![CDATA[“Prohibido suicidarse en primavera”]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Prohibido-suicidarse--en-primavera-20170529-0026.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Prohibido-suicidarse--en-primavera-20170529-0026.html ¿Por qué tanto odio entre unos y otros? ¿Acaso, un resentimiento advenido y no refrenado integra la estructura de nuestro borrascoso e inexplorado imaginario colectivo? ¿O estamos siendo víctima, como dicen algunos, de las técnicas de propaganda y persuasión, llamadas de cuarta generación?  En las cuales se usan métodos de sicología de masas para inducir y seducir a las personas hacia una determinada actitud. Usando símbolos y códigos. Si es así, hemos sido pasto fresco para este ensayo psicosocial y un fuerte resentimiento convive con nosotros.  Donde destaca la xenofobia, la segregación y el desprecio entre ciudadanos de un mismo país.   
    Conmueven los actos de violencia y odio que se escenifican en algunas marchas y concentraciones políticas. Protagonizados por jóvenes, muchos de ellos adolecentes y estudiantes. En ellos han recaído las muertes, heridos y detenidos.

Son la vanguardia y la fuerza de choque. La flor de la vida. El futuro del país. ¡Juventud divino tesoro! Ellos son los sacrificados. Y “cuando se tiene un hijo se tiene el mundo adentro y el corazón afuera”, en el poema de Andrés Eloy Blanco. Da dolor verles inmolarse aunque sea por excepcionales ideales. Excelsos principios e irrenunciables valores.

Cada vez que muere un joven el país sangra por los cuatro costados. Lagrimean los pájaros… y recogen sus plumajes. Las mariposas enlutan sus colores.  El colibrí se abriga en la sombra de una rosa. Los ríos achican sus caudales y las montañas oscurecen sus cúspides. El sol se esconde entre las nubes y las madres sollozan entristecidas. Un dolor inconmensurable recorre las mismas calles y avenidas que hacía poco  caminaban.  Fueron las últimas que los vieron henchidos  de virtud y coraje… Por allí pasaron como  galgos olímpicos en sus zancadas de gloria.  


    ¿Hay derecho a esto? ¿Vale la pena sacrificar la esperanza? Y la juventud es la esperanza. Es esta la única forma de hacer política y combatir a la “dictadura” instaurada.  ¡Solo para que no haya más muertes sería justificado cambiar de táctica! Métodos que regresen la paz a la república. ¿Por qué no una negociación o pacto de gobernabilidad? Volver a la vida normal. En otras palabras, regresar a la institucionalidad. Al respeto del adversarios y el cambio de lenguaje inculto por uno de tipo programático y doctrinario. Retirar la intemperancia y  darle paso a la tolerancia.  ¿Es esto, mucho pedir?


     Todo es válido por los jóvenes, que entregan su vida, su pureza espiritual y física a una causa que consideran digna, honrosa y patriótica. ¡Nada justifica la muerte de ellos! La juventud es la primavera de la vida y la flor de la esperanza.  La primavera donde florecen las plantas y la biósfera se ve en todo su mágico esplendor de éxtasis infinito.  Neruda dijo “Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera”.  Frenemos el desastre. Salvemos el porvenir.  No matemos la luz de la esperanza. “Mientras haya en el mundo primavera, ¡Habrá poesía!”, señaló Bécquer. ¡Prohibido suicidarse en primavera! 

]]>
<![CDATA[La Fiscal]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La--Fiscal-20170529-0024.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La--Fiscal-20170529-0024.html Quienes luchamos por un cambio político en Venezuela, lo hacemos para que dentro de la vigencia efectiva de la Constitución, podamos establecer un gobierno de unidad nacional que como parte de la reconstrucción del país, logre la reconciliación entre los venezolanos para hacer posible que la nación se desarrolle económicamente y se puedan dar las condiciones para la realización espiritual de nuestros ciudadanos, en un clima de paz y libertad.


Para lograrlo, por encima de la actual confrontación, y tomando en cuenta los fines superiores de nuestra lucha, debemos estar conscientes de que la superación del gran reto que tenemos por delante, requiere de un alto grado de tolerancia que nos permita unirnos con muchos de los que han sido nuestros adversarios y que estén dispuestos a rectificar en función de la defensa de los valores democráticos y de los derechos de nuestro pueblo, ya que una visión intolerante y excluyente de nuestra parte, sería un gran obstáculo para el logro de los fines de interés nacional que nos proponemos; las rectificaciones en beneficio del país deben venir de todas las partes.
Hago estas reflexiones previas, para considerar la posición que ha asumido la Ciudadana Fiscal General de la República en defensa de la Constitución y de rechazo a la intención del gobierno de realizar una Constituyente sin que previamente sea aprobada por el pueblo en un Referendo Consultivo de carácter vinculante. 


En nuestro criterio, esa es una posición valiente y responsable de la Fiscal General que debemos reconocer y apoyar, independientemente de que hayamos adversado algunas de sus decisiones anteriores, y tengamos diferencias ideológicas con ella.
Es un avance importante en nuestra lucha, que la Fiscal General se haya pronunciado en contra del Golpe de Estado que intentó la Sala Constitucional tratando de asumir las funciones de la Asamblea Nacional, y se oponga a que se someta a ciudadanos que ejercen su derecho cívico a la protesta a la jurisdicción militar, violando el derecho al Juez natural establecido en la Constitución. Nos complace también la posición fijada por la Ex Ministra Maripili Hernández en el sentido de que “..la Constituyente contradice los principios fundamentales del chavismo”; así como, la denuncia hecha por el M/Gral. Cliver Alcalá sobre la intención de que algunos Generales de la FAN planifican utilizar francotiradores en contra de manifestaciones pacíficas.


Estas son señales que abren la posibilidad de unirnos para defender los principios democráticos y la Constitución vigente desde posiciones políticas distintas. Buena parte de lo que fue el chavismo original de vocación democrática, está arrepentida de haber apoyado el control político – partidista del Poder Judicial, asestando un golpe mortal al derecho a la justicia independiente.
Seguramente sería oportuno que esa parte del pueblo chavista leyera a estas alturas de la historia, la comunicación de fecha 15 de mayo de 1992, firmada por Hugo Chávez Frías y sus compañeros del 4 de febrero, desde la cárcel, dirigida a recusar al Juez Militar que los juzgaba, en la cual se puede leer textualmente lo siguiente: “por considerarlo persona no idónea para conocer ningún juicio militar, por carecer de independencia y autonomía ya que actúa servil y obedientemente, no conforme a la Ley, sino a los mandatos del Presidente de la República y de su  Ministro de la Defensa”. Más adelante, casi al final de esa misma comunicación, citan un verso que sería aplicable a la actual Sala Constitucional, que dice así: “Hombre cretino y soez, cuyas sentencias oprimen, tú no eres Juez del crimen sino un crimen hecho Juez”.


A esos mismos chavistas que creen en la democracia y en la defensa de los derechos humanos, les sugiero leer aunque sea el prólogo de la versión en español del libro “Los Juristas del Horror” de Ingo Müller, que nos dice: “¿Qué ocurre cuando la justicia se pliega a los amos del poder en un país? En el caso de la Alemania nazi lo que pasó fue inenarrable: no menos de seis o siete millones de ciudadanos, hombres, mujeres y niños, asesinados en un santiamén…Centenares de miles de seres humanos condenados por jueces y fiscales que actuaban, aparentemente, bajo el imperio de la Ley”.


 En la parte final del mismo se concluye: “Que nunca más la justicia se politice y se coloque en situación de servilismo frente a un Poder Ejecutivo intransigente y antidemocrático. No hay justificación alguna para que en nombre de una revolución, se le haga tanto daño a pueblo alguno”.
Finalmente, con todo respeto por sus convicciones ideológicas, le envío el siguiente mensaje a la Fiscal General de la República, repitiendo lo que le dijo Jesús de Nazareth a Pablo de Tarso, uno de sus evangelizadores más activo: “No tengas miedo, sigue hablando y no calles”.
 

]]>
<![CDATA[El odio como política]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-odio-como-politica-20170529-0022.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-odio-como-politica-20170529-0022.html 1) Nunca se había visto tanto odio en Venezuela como en la actualidad. Al extremo de que, incluso, lo estamos exportando. Es patético lo que sucede. Ese sentimiento, calculadamente inducido y cultivado en la mente de un importante sector del país mediante sofisticadas técnicas de la comunicación y agresivos recursos psicológicos, se convirtió en una manera de hacer la política. Ese odio espeso que sirve de estímulo a las posiciones más extremas, desborda los límites de la tolerancia y convierte al adversario en un enemigo al que hay que destruir como sea —de manera implacable, porque su accionar no solo está dirigido a determinados individuos sino que se proyecta a los familiares—, que jamás se dio antes en Venezuela.
     2) Se trata de una modalidad novedosa, pero con raíz anacrónica, trabajada en laboratorios de guerra sucia dentro y fuera del país; asumida acríticamente sin escrúpulos por grupos  carentes de proyecto político y de programas dignos de promocionar. Modalidad que agrupa variadas visiones que en el pasado fueron impulsadas por movimientos políticos caracterizados por la irracionalidad. Su fundamento de mayor impacto y proyección es la exclusión, la discriminación social, el racismo, la defensa de un sistema económico injusto y la apología de la violencia. El fascismo fue la más  acabada expresión de esa política, con variantes en Europa como el nazismo alemán y el franquismo —o falangismo— español. 
      3) Lo que diversos sectores de oposición han provocado últimamente en el país es una mezcla explosiva de fascismo —actualizado por voceros de esa tendencia ubicados en Universidades y círculos cerrados de estudio, tutelados por especialistas europeos y norteamericanos— con “foquismo” y el aporte de desclasados, de gente ligada al hampa que le imprime a los acontecimientos de calle una violencia inusual que sorprende a los propios promotores. La primera fase de este plan para derrocar al presidente Maduro acaba de culminar sin que se cumpliera el objetivo propuesto. El saldo muestra, por un lado, un logro de la oposición al extremar la tensión en el país y golpear su economía; y, por otro, el fracaso, ya que Maduro sigue en Miraflores; el chavismo se ha recuperado como lo confirman las encuestas, no ha habido insurrección popular como era la previsión, y, en cambio, se fortaleció el poder presidencial con la alianza Pueblo/Fuerza Armada. Ahora se pasa a la segunda fase del plan: más violencia, con carácter selectivo. Ejemplo, ataques a unidades militares y policiales, a centros industriales, a instalaciones del gobierno, a servicios públicos claves y atentados personales. Etapa que conecta, directamente, con la ampliación del cerco internacional y la participación del sistema financiero en los preparativos de una intervención armada, monitoreada por el gobierno norteamericano con apoyos cómplices en la región como Colombia, Brasil, Argentina, Perú, más otros tantos cipayos a definirse en próximas fechas.
      4) Los planes para acabar con el régimen constitucional y derrocar a Maduro existen, aún cuando la oposición lo niegue. Lo que sucede a diario lo confirma. Los ejecutores actúan con desesperación porque observan que la población está hastiada con la violencia que  se traduce en una merma considerable de los asistentes a las marchas y mayor participación de los terroristas. Por otra parte, no se observan fisuras en la FANB, en el gobierno y el PSUV. En el frente internacional el gobierno obtiene éxitos diplomáticos, y la reacción que genera la persecución emprendida contra los chavistas y sus familiares, desenmascara la falsa actitud de defensa de los derechos humanos que la oposición promueve. Es indudable que el odio la  devora y la obliga a redoblar la agresión contra los valores democráticos. La aísla y la hace incurrir en graves errores. En fin, a partir de ahora el tiempo tiene la respuesta a la angustiosa expectativa que hay en el país.

Claves secretas
•   Nicolás Maduro suspendió el viaje a Ecuador para asistir a la toma de posesión del presidente Moreno debido a informes de un atentado, provenientes de organismos  de seguridad ecuatorianos y de otros países.
• Organismos de inteligencia y contrainteligencia de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana trabajan sobre las nuevas formas de lucha de la derecha. Ejemplo: la distinción que los análisis hacen entre la guarimba que operó en el país en el 2.014, la táctica de combate que empleó, y lo que ocurre en las últimas semanas. Ahora la insurrección tiene una connotación definidamente armada y opera con una estructura copiada del paramilitarismo colombiano. Con comandos entrenados para atacar instalaciones tanto civiles como militares.
• En este contexto la convocatoria a marchas es la cobertura de los verdaderos propósitos. Pero en el fondo lo que cuenta es la promoción de acciones de calle violentas, cuyos efectos mediáticos trasciendan. La creación y funcionamiento de las OTED (Organizaciones Técnicas de Extrema Derecha), que emplea armas de fuego para perpetrar ataques selectivos contra instalaciones militares; contra dependencias del Metro, de Pdvsa y otras, agrega un nuevo elemento a las actuaciones de la subversión que pone de lado las formas civiles de lucha y asume, definitivamente, la armada.
• También se promueve el asedio y atentados contra familiares de militares para quebrar la moral en las filas castrenses, así como la radicalización de la campaña de descrédito contra la FANB mediante acoso constante, en especial contra el Alto Mando Militar y los cuadros medios, e inoculando a jóvenes opositores el odio.
• ¿Qué estimula la reformulación del formato que la derecha empleó, cuatro años atrás, con la primera experiencia guarimbera? Ante todo el apoyo internacional, no solo en términos políticos sino económicos. Es evidente que el suministro de costosos equipos para ejecutar acciones directas y ubicarse en el terreno de la confrontación militar, ha sido determinante. Al mismo tiempo, cuenta el desgaste de las marchas. La rutina en este tipo de movilización termina por decepcionar a los asistentes porque no logra el objetivo estratégico de fondo: salir de Maduro y el cambio de gobierno como máxima aspiración.
• Esta situación provoca un desplazamiento en la conducción de la calle, de las manos de la MUD, a los más radicales, y al surgimiento de organismos que asumen la dirección de las acciones más agresivas. Por eso, esta primera fase de la arremetida se caracterizó por la irrupción de una estructura “malandro-terrorista” que le arrebató la calle a la dirección formal.
• ¿Cómo debe reaccionar el gobierno ante esta nueva realidad y sus desarrollos, más o menos predecibles? Tiene que evaluar con rigor la situación. ¿Cómo hacer frente a la ofensiva prevista para las próximas semanas de un sector que lucha no en el plano cívico sino empleando a diario la violencia? Este tipo de insurrección es un reto a la Constitución y debe ser encarado con todo los recursos que el Estado posee, asistido por el pueblo. Por tanto, la lucha es más exigente, ya que consiste en enfrentar un desafío a la institucionalidad democrática en general, a la paz y a la seguridad de la nación.
• La oposición quería elecciones, ya las tiene. Dos por ahora: Constituyente y gobernadores. ¿Las va a cuestionar? Empezó a hacerlo. Parece que prefiere seguir guarimbeando. Optando por la violencia.
• Frase de actualidad: “El odio es la venganza de un cobarde intimidado” (George Bernard Shaw).-
 

]]>
<![CDATA[Radicales vs Moderados: escenarios para Venezuela]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Radicales-vs-Moderados-escenarios-para-Venezuela-20170526-0130.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Radicales-vs-Moderados-escenarios-para-Venezuela-20170526-0130.html Víctor Álvarez R. / Premio Nacional de Ciencias

Cada vez es más amplia y variada la gama de voces del oficialismo, titulares de los poderes públicos, ex constituyentes y diputados que se desmarcan del Gobierno a raíz de la propuesta presidencial de convocar una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) sin consultar al pueblo. Las voces críticas se multiplican ante el anuncio de unas bases comiciales en las que tampoco se contempla someter a consideración del soberano la Constitución que sustituirá a la CRBV, la cual fue aprobada por referendo popular en 1999.

Por si fuera poco, los términos de la representación territorial anunciados -al imponer un constituyente por municipio, en lugar de uno por cada cierto número de habitantes o electores-, atenta contra la representación proporcional del pueblo en la ANC. Al establecer un diputado por municipio sin tomar en cuenta el número de habitantes, se sobreestima la representación de los municipios con baja densidad poblacional y se subestima la representación ciudadana en los municipios con mayor número de habitantes.

Los partidos de la MUD que ha denunciado como fraudulenta y anticonstitucional esta convocatoria, se estarían desdiciendo si finalmente postulan candidatos a la ANC. Para los militantes y activistas más radicales que no quieren abandonar la calle hasta que se convoquen unas elecciones generales, participar en la ANC significaría hacerle el juego al Gobierno interesado en ganar tiempo y en terminar de fracturar la MUD. Los factores moderados de la Oposición plantean que -de abstenerse a participar en la ANC-, se estaría repitiendo el mismo error que se cometió en las Parlamentarias de 2005, cuando la abstención de la Oposición le entregó el control total y absoluto de la Asamblea Nacional (AN) al Gobierno. 

Los desenlaces de una Constituyente anticonstitucional se modifican en dependencia de las tendencias radicales o moderadas que finalmente se impongan. Analicemos algunos de los escenarios más probables:

Escenario 1: Se imponen los radicales

Los radicales no están solo en el Gobierno que intenta imponer una ANC hecha a su medida. También se encuentran en la MUD que -a pesar de la abrumadora mayoría que las encuestas le atribuyen-, calcula que podría perder este respaldo si decide postular candidatos a una ANC que ha denunciado como fraudulenta y anticonstitucional. El ala radical no está dispuesta a enfriar la calle y correr el riesgo de recibir una nueva y lapidaria condena por parte de sus seguidores.

Sobre los radicales del Gobierno recae la responsabilidad de la crisis política nacional: crearon corporaciones paralelas a las gobernaciones y alcaldías que perdieron, abortaron el referendo revocatorio, pospusieron las elecciones regionales, manipularon el diálogo político, inhabilitan a gobernadores y alcaldes de la MUD y, para ganar tiempo y dividir a la Oposición, ahora convocan una cuestionada ANC que ha caldeado aún más los ánimos.

Los radicales del oficialismo se aferran al poder, no solo por una ambición desmesurada y desmedida, sino por el terror a las consecuencias que generaría perderlo. Tienen la certeza de que al día siguiente de entregar los mandos serán enjuiciados y extraditados por los delitos de los que son y serán acusados. Están convencidos de que para ellos la única opción es la cárcel y consideran cualquier posición conciliatoria como una traición. 

En este escenario, debido a la abstención de los radicales de la Oposición, los radicales del Gobierno controlan la ANC y aprueban otra Constitución sin someterla a referendo y la Oposición intensifica la movilización en la calle denunciando un fraude constitucional. Posibles consecuencias:

En lo político:

  • Si la MUD se abstiene de participar entregaría al Oficialismo el control absoluto de la ANC, la cual se encargaría de transformar la estructura del Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar otra Constitución que respondan al proyecto político del Gobierno. 
  • Se constitucionaliza el Estado Comunal que sustituye la división política-administrativa de gobernaciones y alcaldías.
  • Se sustituyen las elecciones de gobernadores y alcaldes a través del voto universal, directo y secreto, por elecciones de Consejos Comunales y Comunas.
  • Los delegados de las Comunas y Consejos Comunales participan en elecciones de segundo grado para elegir el Parlamento Comunal que sustituye a la Asamblea Nacional.
  • El TSJ, CNE, FGR, CGR y DF son recolonizados y quedan subordinados al Gobierno.
  • La nueva Constitución es aprobada única y exclusivamente por los miembros de la ANC, sin ser sometida a referendo popular.
  • La ingobernabilidad del país se agrava debido al rechazo a una Constituyente que se considera fraudulenta.

En lo económico:

  • Para evitar el llamado a huelga empresarial, el Gobierno amenaza con tomar las empresas paradas.
  • Acentúa el uso de los controles de cambio y de precios como instrumentos de dominación política para quebrar la resistencia empresarial.
  • Manipula la administración de las licencias de importación, exoneraciones de impuestos, contratos gubernamentales, etc. para premiar a los incondicionales, comprar a los vacilantes y castigar a sus adversarios.
  • El nuevo marco constitucional y jurídico le permite al gobierno superar las trabas para concretar la creación de las empresas mixtas en la Faja Petrolífera del Orinoco (FPO) y en el Arco Minero del Orinoco (AMO).
  • El PIB agrícola e industrial sufre otra severa contracción y se agravan los problemas de escasez, acaparamiento, especulación e inflación.
  • La producción de petróleo sigue declinando y los precios  de los crudos no logran recuperarse.
  • Las reservas internacionales bajan a niveles sin precedentes, el Gobierno se queda sin suficientes divisas y, a pesar de su voluntad de pagar la deuda externa, finalmente cae en un default y al país se le cierran las puertas del financiamiento internacional.
  • En el momento más severo de este escenario, los acreedores embargan las cuentas, tanqueros y demás activos de Pdvsa en el exterior, y ejecutan las garantías que fueron entregadas por Citgo.

En lo social:

  • La profunda contracción del PIB destruye puestos de trabajo y se agrava la problemática del desempleo y el creciente sector informal.
  • Se deterioran los indicadores de desnutrición, mortalidad infantil, deserción escolar y empobrecimiento generalizado de la población.
  • El Gobierno utiliza la distribución de alimentos a través de las bolsas Clap como un instrumento de control y dominación social.
  • Se recrudece la conflictividad social, se criminaliza la protesta, se multiplican los juicios de civiles en tribunales militares, la persecución a dirigentes sociales, periodistas, y el control y censura a medios de comunicación y redes sociales.
  • Los radicales imponen el miedo y el terror a través del despliegue de los colectivos armados que sirven de fachada a los militares que no quieren reprimir directamente para evitar ser acusados de delitos de lesa humanidad.

Escenario 2: Se imponen los moderados

Las tendencias moderadas del Oficialismo y la Oposición retoman la negociación y acuerdan participar en la ANC siempre y cuando el nuevo texto se someta a referendo popular. El proceso de diálogo y negociación trasciende a los actores políticos e incorpora a organizaciones de trabajadores, empresarios y movimientos sociales mucho más dispuestos a aceptar las concesiones necesarias para superar la crisis y avanzar hacia el reencuentro y la reconciliación nacional, sin impunidad. 

A medida que las tensiones y fracturas internas del oficialismo se profundizan, se abren vías para construir nuevas alianzas en función de impulsar una agenda de interés nacional. Los dirigentes y funcionarios del oficialismo que no temen ser acusados por hechos de corrupción, narcotráfico o delitos de lesa humanidad, son los más propensos a dialogar y negociar con los factores moderados de una Oposición que incluye pero va más allá de la MUD. Las tendencias moderadas del Oficialismo asumen que el único costo que tendrían que pagar es perder el poder y luego activar políticamente desde la oposición.

A medida que los grupos moderados del Oficialismo y la Oposición complementen sus capacidades y recursos, podrán construir una nueva correlación de fuerzas que aísle a los factores más radicales y extremistas. Un catalizador de este escenario podría ser la ruptura de al menos tres diputados del GPP/PSUV, quienes asumirían una posición independiente para crear una nueva mayoría calificada de 2/3 en la AN. En este nuevo contexto, la Oposición moderada decide participar en la ANC con el fin de lograr una correlación de fuerzas equilibrada que evite el control total y absoluto del Gobierno. Las posibles consecuencias de un escenario donde se imponen las tendencias moderadas serían las siguientes:

En lo político:

  • Reimpulso del proceso de diálogo entre los sectores despolarizados y moderados del Oficialismo y la Oposición.
  • La ANC coexiste con la AN, a la cual se le restituyen y respetan sus atribuciones y funciones constitucionales.
  • Renovación del TSJ, CNE y BCV para superar el conflicto de poderes y poner fin a la crisis institucional.
  • Se liberan los presos políticos y rehabilitan a los gobernadores y alcaldes que  fueron sancionados y destituidos.
  • Se convocan elecciones de gobernadores y alcaldes para diciembre 2017.
  • Se dejan las elecciones presidenciales para diciembre de 2018.
  • Se elimina el referendo revocatorio y la reelección indefinida.
  • Se recorta el período presidencial a 4 años con una sola e inmediata reelección.

En lo económico:

  • Unificación cambiaria para erradicar los incentivos perversos a la especulación y la corrupción.
  • Eliminación del control de precios como instrumentos de dominación política sobre el sector empresarial.
  • Se sincera el precio de la gasolina para erradicar el contrabando de extracción y aliviar las finanzas de Pdvsa.
  • Se impulsa un programa básico de estabilización económica.
  • Se acuerda una agenda legislativa para estimular la inversión.
  • Comienza la recuperación del PIB.
  • Se acuerda con los acreedores un default preventivo para comenzar un proceso ordenado de reestructuración de la deuda externa.

En lo social:

  • La recuperación de la actividad económica ayuda a superar los problemas de escasez, acaparamiento, especulación e inflación que azotan a la población.
  • Se comienzan a generar nuevos empleos con la consiguiente reducción del sector informal.
  • Se sustituyen los subsidios indirectos a los productos por subsidios directos a los hogares en condición de pobreza.
  • Se eliminación las bolsas clap como instrumento de control social y fuente de corrupción.
  • Se dinamizan los canales de distribución y comercialización de alimentos y medicinas.
  • Se acuerda mantener las misiones sociales y mejorar su eficiencia.

Escenario 3: Se imponen los militares

La crisis económica y social empeora. Las protestas continúan. En las redes sociales queda registrada la violencia con la que se reprime el descontento popular. Los militares acusan cansancio, decepción, culpa y remordimiento. Se sienten malditos por Bolívar, traidores al Legado de Chávez y temen ser enjuiciados por violación de los derechos humanos y condenados a largas penas de cárcel por haber cometido delitos de lesa humanidad.

Se multiplican las voces de militares institucionalistas que se niegan a reprimir a los manifestantes que inundan las calles, calculan los costos penales y no están dispuestos a pagarlos por sostener a un gobierno que no goza del respaldo popular. No quieren guardar silencio cómplice ante la represión desatada por las bandas armadas y se pronuncian por salvar la honra y dignidad de sus instituciones. 

En este escenario, se multiplican las voces nacionales e internacionales que piden a la FANB asumir una posición institucionalista frente al empobrecimiento de la población que ha generado una ola de violencia que no puede ser contenida. Los oficiales se miran en el espejo de los militares chilenos y argentinos a quienes -luego de consolidada la democracia-, les reabrieron juicios y a muy avanzada edad terminaron en la cárcel. El Gobierno se tambalea y apenas logra mantenerse por la represión de los colectivos violentos. Las posibles consecuencias de un escenario donde se imponen los militares institucionalistas pudieran ser las siguientes:

En lo político:

  • El Gobierno pierde el apoyo de los militares que deciden hacerse cargo de la situación e imponen un Vicepresidente de consenso nacional y aceptación internacional para luego forzar la renuncia de Maduro.
  • La confrontación llega al punto de no retorno y la nomenklatura oficialista cede a los militares el resto del poder.
  • Se forma un Gobierno de Transición con amplia participación de civiles.
  • Se suspende la ANC y se reactivan las sesiones de la Asamblea Nacional. 
  • Se convocan elecciones de alcaldes, gobernadores, diputados y presidente a lo largo de 2018.

En lo económico:

  • El PIB sufre una profunda contracción, aumenta el desempleo y se empobrece aún más la población.
  • Cae la recaudación de impuestos y el gasto público se financia con emisiones de dinero sin respaldo que desatan la hiperinflación.
  • Los precios del petróleo se mantienen estancados, las reservas internacionales se agotan y el default se hace inminente.
  • Los militares acuerdan replegarse del gobierno central y no postular candidatos a las  gobernaciones y alcaldías a cambio de un mayor control sobre la FPO y el AMO, a través de la participación accionaria en las empresas mixtas de entes militares como: Ipsfa, Banfanb, Seguros Horizonte, Cavim, Caminpeg, etc. 

En lo social:

  • La problemática del desempleo y empobrecimiento no logra superarse.
  • La hiperinflación devora el poder adquisitivo de los salarios.
  • Las misiones sociales cumplen más un papel empleador que de inclusión social en los derechos ciudadanos.
  • Se prioriza la Gran Misión Abastecimiento Soberano
  • Se mantiene la entrega de bolsas clap para bajar la presión social.
  • Se sustituyen los subsidios indirectos a la producción por subsidios directos a las familias pobres.
  • Brotes de protestas se repiten a lo largo y ancho del territorio nacional.

Escenario 4: Se forma un Gobierno de Coalición

El estallido social desborda a la dirigencia política y obliga al Oficialismo, Oposición y FANB a acordar y apoyar un Gobierno de Coalición. En este escenario, se retoma el diálogo político y quedan aislados los extremistas de ambos lados. Para garantizar la coexistencia pacífica de las fuerzas en pugna, se inicia una etapa de concesiones mutuas. Los acuerdos más relevantes en este escenario serían los siguientes:

En lo político:

  • Se evita una cacería de brujas contra funcionarios y militares que no han cometido faltas graves ni delitos de lesa humanidad.
  • Se liberan los presos políticos, se restituyen gobernadores y alcaldes inhabilitados y se permite el retorno de los exiliados políticos.
  • Se renueva el TSJ y el CNE con miembros independientes e imparciales.
  • Se restaura la independencia y equilibrio entre los poderes públicos.
  • Se elimina la reelección indefinida y el referendo revocatorio, y se acuerda recortar el mandato presidencial a 4 años con una sola e inmediata reelección.
  • Se convoca mega elecciones de presidente, gobernadores, alcaldes y diputados. 

En lo económico:

  • Se aplican los ajustes cambiarios, fiscales, monetarios, de precios.
  • Se reprograman los pagos de la deuda y se gestiona financiamiento internacional.
  • Poderes ejecutivo y legislativo convienen reformar un conjunto de leyes para ofrecer seguridad jurídica y estimular la inversión nacional y extranjera.
  • Se inicia un proceso de desestatización y privatización de empresas públicas quebradas por el burocratismo y la corrupción.
  • Las tierras expropiadas e improductivas se subastan o ceden a inversionistas del campo, con metas claras de recuperación de la producción de alimentos
  • Se reactivan flujos de inversión extranjera en la FPO y el AMO.
  • Aumenta la oferta de divisas y se estabiliza la cotización del dólar.
  • La caída del PIB toca fondo y comienza su paulatina recuperación.
  • Mejoran los índices de escasez y se van disolviendo las prácticas del acaparamiento y especulación
  • Comienzan a ceder las presiones inflacionarias

En lo social:

  • Recuperación de la oferta de trabajo en el sector privado.
  • Se detiene el deterioro del poder de compra del ingreso familiar.
  • Se sustituyen los subsidios indirectos por ayudas directas a los hogares pobres.
  • Se prioriza la repotenciación de la infraestructura hospitalaria y educativa.
  • Se mantienen las misiones sociales dirigidas a la población más vulnerable.
  • El país recupera el clima de paz social, reencuentro ciudadano y reconciliación nacional.

@victoralvarezr

]]>
<![CDATA[Mientras la guarimba va y viene]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Mientras-la-guarimba-va-y-viene-20170526-0135.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Mientras-la-guarimba-va-y-viene-20170526-0135.html No se puede dejar de comentar sobre la continuada violencia que se sigue presentando en las calles de los mismos sectores de algunas ciudades del país. Los que la alientan siguen esperando un “sacudón”, que no se produce, para tristeza de una minoría que no atina propuesta alguna al país, ni tiene la capacidad de conducir, ni satisfacer las expectativas de sus seguidores en la oposición.

Lamentablemente, mientras se sigue incitando y promoviendo la violencia, con toda una logística que evidencia la presencia de intereses y factores nada espontáneos y con gran apoyo de recursos, los muertos los siguen poniendo los jóvenes venezolanos, en una macabra cuenta sangrienta que no cesa y se sigue exhibiendo al mundo como uno de los principales argumentos para pedir una intervención extranjera.

Se sigue tensando la confrontación política y siguen apareciendo preocupantes episodios de actuación fascista. Todos los crímenes son repudiables, condenables, pero lo que sucedió en Altamira donde un joven, por su apariencia física o su preferencia política fue objeto de un linchamiento, para luego rociar su cuerpo con gasolina y prenderle fuego de manera deliberada, no había sucedido jamás en el país. El silencio o las tímidas referencias a este tema, la ausencia de una clara condena, por parte de las organizaciones políticas de la oposición o de la iglesia católica, dejan mucho que desear, y siguen siendo factores que configuran una ética y un comportamiento que nos conduce inexorablemente a más violencia o a escenarios insospechados de persecución en una especie de “cacería” u “ojo por ojo”, donde terminaremos con un país de tuertos y un profundo daño como sociedad.

La actuación de los cabecillas de la oposición tratando de dirigir grupos fuera de control es patética, la utilización de niños y la forma como se les alienta y coloca en la primera línea de la confrontación, es irresponsable y constituye un crimen a nivel internacional. Insisto, las instituciones competentes para sancionar estas actuaciones criminales, tienen que pronunciarse y proceder de manera muy firme para prevenir su escalamiento, en base a la impunidad.

No se debe tolerar la narrativa de la violencia, la instigación de actos criminales, el uso de armas de fuego, la actuación al margen de la ley, la presencia de organizaciones delictivas ganando control territorial e imponiendo el caos y desasosiego a sus habitantes, la utilización de sofisticado equipamiento, el financiamiento directo a los perpetradores de la violencia, el uso de las redes sociales para instigar a un delito o persecuciones, el linchamiento de personas, todos estos actos deben ser sancionados ejemplarmente. Debe imponerse el imperio de la ley.

No se puede, no se debe, socavar el tejido institucional del Estado Venezolano, debe prevalecer el respeto y comunicación entre los poderes del Estado, del cual el Ejecutivo, el Presidente, es el Jefe. En esto la dirigencia política debe ser muy cuidadosa. Por otra parte, nuestra Constitución establece claramente como dirimir diferencias entre poderes.

Los que juegan al caos, trabajan para desconocer las instituciones del Estado, como una manera de paralizar su funcionamiento y debilitarnos antes de una agresión. Ejemplos recientes los tenemos en el Medio Oriente: Irak, Libia, Siria. Por eso insisto en nuestras Fuerzas Armadas Bolivarianas como garantes de nuestra soberanía e integridad territorial. En las peores circunstancias, nuestros soldados y pueblo organizado, sabrán defender nuestras instituciones, nuestras conquistas políticas y sociales y nuestra Revolución e independencia.

En el ámbito internacional, las agresiones provienen sobre todo de la OEA y de países con gobiernos de derecha, que siguen actuando coordinados como una corriente reaccionaria y regresiva en la región, con estrechas conexiones con la extrema derecha de Florida. Sigo denunciando que, además de sus posiciones políticas retrógradas, hay una gran cantidad de intereses económicos, transnacionales petroleras, negocios y traficantes de todo tipo, que están presionando, financiando y haciendo lobby para entrar a saco roto en nuestro país y saquear nuestros recursos, el petróleo, desmembrar y privatizar PDVSA, robar nuestras posibilidades de futuro.

Acá en la ONU, Estados Unidos intentó la peligrosa maniobra, de colocar a nuestro país como tema de agenda del Consejo de Seguridad y fueron derrotados, quedaron solos en su pretensión. Probablemente lo sigan intentando, los seguiremos derrotando. Todo el país debería estar alerta que existen factores de la oposición con importante apoyo extranjero que han pactado con los sectores más extremistas y reaccionarios para agredir a nuestro país, quieren desalojar del poder al campo Bolivariano a cualquier costo.

“Mientras la Guarimba va y viene”, parafraseando a nuestro querido poeta Aquiles Nazoa en su siempre recordado “Cuando el palo va y viene”, mientras estamos en la dinámica de la defensa, movilización, violencia, el Chavismo siempre juega cuadro cerrado y esta es una característica muy importante de nuestro movimiento, unidad en el combate y defensa de la revolución. Es una cualidad que no tiene la oposición. A nosotros nos mantiene unido un programa, una propuesta de país, el legado, pensamiento y acción del Comandante Chávez, la posibilidad del socialismo. Así seguirá siendo, mientras esta sea el combustible de la pasión patria que moviliza a nuestro pueblo, extraviarnos en el camino, resulta entonces muy peligroso.

Un elemento vital del pensamiento Chavista o de nuestro movimiento revolucionario bajo la conducción del Comandante Chávez, ha sido la permanente revisión, crítica, reimpulso, de nuestra acción política. El mismo Comandante Chávez es un ejemplo de ello, desde el capitalismo con rostro humano, hasta el socialismo, hay un gran trecho de aprendizaje, honestidad y revisión permanente de su pensamiento político. Quienes lo vimos de cerca, quienes trabajamos con él, quienes viajábamos a su lado, todos lo escuchamos y  observamos en su proceso de permanente cuestionamiento, revisión y exigencia al equipo, con respeto y rigurosidad. Escuchando, estudiando, criticando, corrigiendo, decidiendo; en un permanente ejercicio de lealtad hacia el pueblo, hacia sus compañeros de trabajo y lucha, hacia sus propias ideas.

Tenía el Comandante una fuerza y una urgencia vital de avanzar y resolver los grandes problemas estructurales del país, de la única forma en que es posible, sostenible y ético: colocando los intereses del pueblo más pobre, de las mayorías, de todo el país, por encima de cualquier consideración de orden grupal y mucho menos personal. Fue el Comandante Chávez un fiel seguidor y admirador del Libertador Simón Bolívar, del político, soldado, del ser humano, en su entrega, su honestidad y ética.

Puedo dar fe, como seguro otro grupo de Compañeros lo haría, que jamás observamos en el Comandante Chávez ningún interés mezquino, subalterno, celo o maniobra política para construir su liderazgo, su autoridad era reconocida por todos en base a su accionar, ejemplo, entrega y valor excepcional para llevar el desarrollo de nuestro proyecto político, su visión del país hasta las últimas consecuencias. El pagó con la vida su entrega a nuestro pueblo, hasta las últimas horas de su luminosa existencia.

Por todo ello nuestra responsabilidad es mucha. De los que estuvimos siempre con él, a su lado, testigos y compañeros excepcionales de una época histórica de combate cerrado, cuerpo a cuerpo, contra los intereses más poderosos del planeta que habían secuestrado y amordazado a nuestra Patria, durante más de cien años y condenado a nuestro pueblo, pueblo de libertadores, hijos de Bolívar, a un papel subalterno y subordinado a los intereses de potencias extranjeras.

Por eso nos corresponde a nosotros, alertar y propiciar una profunda discusión, en el campo de la Revolución, sobre los problemas, causas, factores o errores que nos han llevado a esta compleja situación. Y hacerlo sin temor al chantaje o al señalamiento descalificador. La discusión y fraternidad entre los cuadros de la revolución, no solo es una enseñanza y exigencia permanente del Comandante Chávez, sino que esta misma posibilidad, ausente en la dirigencia de la oposición, porque ellos se mueven por otras motivaciones o intereses, es la única fuerza motriz que nos permitirá ajustar, corregir o reorientar la acción para salir victoriosos de esta coyuntura.

Es curioso que cuando cualquiera de nosotros emite un alerta, entonces se activa la derecha y sus más variopintos voceros a dar el “tubazo”: “fulano se le volteó a zutano”, “zutano es del grupo de mengano”, “cuando fulano hable, cae perengano”, etc. Es la actuación permanente de la derecha para dividir o socavar la dirección o los cuadros de la revolución. Cada vez que efectivamente lo logran, es una victoria para ellos y una derrota a la dirección política, por no permitir, saber manejar o respetar cualquier crítica o señalamiento. Por supuesto, todo tiene su forma,  manera, instancia, momento, su actuación, su conducta y claro, la intención. Siempre debe ser constructiva, para avanzar.

Lo preocupante no es que la derecha trate de manipular o dividir al Chavismo, es parte de la batalla. Lo verdaderamente cuestionable, es cuando los ataques y descalificaciones vienen desde lo interno. El chantaje del silencio, perder nuestra irreverencia, experiencia o capacidad de análisis, resulta muy negativo hacia la posibilidad de avanzar en una situación, que comenzó como un problema económico y ahora ha trastocado en un problema político y social que afecta al pueblo y compromete nuestra posibilidad con seguir un rumbo pacifico en nuestra revolución Bolivariana. Como suelo decirle a mis compañeros luego de largas discusiones: ¡dentro del Chavismo todo, fuera del Chavismo nada!

Ejemplos de lo que estoy alertando hay varios. Del que puedo hablar con más propiedad es del sector petrolero donde, se han desmantelado equipos de trabajo, en el Ministerio y en PDVSA, dedicados en estos años de Revolución, al manejo del sector fundamental para la economía del país: el Petróleo.

Por razones que responden más a intereses de grupos que a consideraciones técnicas, políticas u operacionales, han sido desplazados liderazgos naturales y equipos humanos que han tenido una extraordinaria experiencia y aprendizaje en un área sensible para la estabilidad del país,  y que han sido exitosos, en uno de los sectores donde el Comandante Chávez puso más empeño y atención.

La experiencia política adquirida en la derrota del Sabotaje Petrolero y luego en el desarrollo de la Plena Soberanía Petrolera, es única en el mundo, es muy valiosa para cualquier país que haya decidido manejar sus propios asuntos, con soberanía plena, en beneficio de su pueblo, no se puede desechar, ni perder.

La consecuencia de toda esta situación, se traduce en una despolitización y desmovilización de PDVSA,  baluarte de la Revolución y de la Patria. Insisto, no tiene que ver con la asistencia a marchas, en los trabajadores hay mucha conciencia política acumulada, pero sí en mantener una movilización diaria, permanente, en apoyo al pueblo en todos los frentes de batalla. Esta situación  tiene consecuencias políticas y económicas para el país, al afectar la moral de los trabajadores, lo cual se refleja en sus resultados operacionales. Son temas que debemos discutir.

No es el momento de dividir, es el de jugar cuadro cerrado en defensa de la revolución, también es el de una profunda reflexión y discusión, en las instancias correspondientes, en la forma y momento adecuados. No nos podemos dar el lujo de que nuestra Patria y nuestro Pueblo sean pasto del odio, racismo y violencia fascista de una clase corrupta y antinacional que, envalentonada por el apoyo externo, están listos para desmantelar nuestro modelo de garantías políticas, económicas y sociales, nuestra Revolución. Una clase que no ofrece más nada que un salto al vacío. Evitar que esto ocurra, es nuestra responsabilidad histórica, con Chávez y con el Pueblo. ¡Venceremos!

]]>
<![CDATA[Elecciones, por Roberto Malaver]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/-Elecciones-por-Roberto-Malaver-20170526-0017.html http://www.panorama.com.ve//opinion/-Elecciones-por-Roberto-Malaver-20170526-0017.html ¡La mentira tiene patas cortas! Decimos una vaina hoy y otra mañana. Y los chavistas siempre nos joden porque tienen todos los videos con las declaraciones que hemos venido dando en esta metedura de pata universal que vivimos en la oposición.

 Decimos que queremos una Constituyente, y el dictador convoca a Constituyente, y después, ni de vaina, así no me gusta porque bla, bla, bla. Decimos que queremos elecciones regionales, y después el CNE dice que el 10 de diciembre son las elecciones regionales, y nosotros decimos, que la dictadura nos quiere coger mansitos y bla, bla, bla, y más bla. Carajo, ni que fuéramos nosotros los que estamos en el gobierno, porque pedimos más que una ONG, y queremos que nos acepten todas las vainas que proponemos. Si no le paramos la mínima bola a lo que dice el Papa Francisco, cómo carajo le vamos a parar a una Constituyente y a unas elecciones regionales. 


Y lo mejor de la vaina es cuando nos entrevistan por los medios nuestros- casi todos- y nos preguntan acerca de ese culipandeo de decir una vaina hoy y otra mañana, y nos volvemos un kilo de estopa. Y lo mejor es que no nos da pena darle la cara a ese montón de si y no que exponemos todos los días.

Y menos mal que la gente nos sigue apoyando, porque les digo una vaina, hay que ser bien arrecho para seguir creyendo en nosotros después de lo que hemos hecho y estamos haciendo. Ustedes ven a los locos que están en la calle destrozando, asesinando, y saqueando locales y hasta instalaciones de compañeros nuestros, y ninguno de nosotros se atreve a decirle un carajo, porque no sabemos cómo parar esa película. Y los alcaldes nuestros allí, apoyando esa locura, y  nuestra gente calladita, soportando esa pena tan honda, porque le caen encima y le mientan la madre, y hablando de mentar madre, Embajada Radonski se lanzó con un discurso allí en Los Ruices, donde lo único que se escuchó fue el coño de la madre por aquí y por allá y todo era contra el dictador, y qué pobreza, que lástima, que avisito de no bote basura en este lugar. Y los groseros y chusma son los chavistas, nosotros no.

El padre de las mentadas de madre a los presidentes de este país fue Felipe –Olvidado- Mujica, al lado de Marta – Canal 8 –Colomina, cuando este hombre le nombró la madre al dictador anterior, pero es que somos de una culturita menor.
“Esta vaina no la entiendo yo. Ahora no queremos ni constituyente ni elecciones, y lo único que queremos es que Maduro se caiga solo, porque casi nadie está empujando”- dijo el papá de Margot y se fue al cuarto y agarró aquella puerta y se cuadró como un jugador de beisbol y le metió aquel jonrón tan largo, que la casa se estremeció. “Se está acabando el mundo”- grito un vecino.
- Miénteme más que me hace tu maldad feliz.- me canta Margot
 

]]>
<![CDATA[Diálogo y negociación, por Antonio Pérez Esclarín]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/-Dialogo-y-negociacion-por-Antonio-Perez-Esclarin-20170526-0015.html http://www.panorama.com.ve//opinion/-Dialogo-y-negociacion-por-Antonio-Perez-Esclarin-20170526-0015.html  Para solucionar la grave  crisis que sufrimos que, ante la sordera  y prepotencia  del gobierno,  ha obligado a la gente a salir masivamente y sin miedo  a la calle para reclamar sus  derechos pisoteados  y la necesidad de un profundo cambio; y que ha traído como respuesta una feroz represión  que está ensangrentando las calles, llenando de dolor a las familias  y amenaza con entrar en una espiral de ingobernabilidad y violencia incontenible; debemos  emprender el camino del  diálogo sincero, que lleve a la negociación y la solución de los problemas que sufrimos.  

El diálogo exige  aceptar  que el país está al borde del abismo,  autocrítica para dejar de culpar siempre al otro,  responsabilidad para reconocer errores y equivocaciones,  humildad y valor  para aceptar la necesidad de cambiar de actitudes y de rumbo,  cumplimiento de los acuerdos que se vayan logrando,  respeto inquebrantable a la verdad, que detesta y huye de  la mentira. Desde la mentira y las medias verdades, desde la manipulación interesada de los hechos, desde el  repetido llamado  a un diálogo para ganar tiempo y sin intenciones de ceder en nada,  no es posible dialogar. “La verdad les hará libres”, dijo Jesús;  libera de la prepotencia y del orgullo, de la falsedad y la soberbia, del cinismo y la hipocresía.  Una supuesta verdad que ofende, que para imponerse,  está dispuesta a recurrir a todos los medios por inhumanos que sean,  es siempre falsa. 

 Si el diálogo es sincero debe llevar a la negociación, como camino para construir acuerdos básicos para la  solución de los problemas, raíz del malestar y la protesta. Pero para que el diálogo y la  negociación  culminen en soluciones, hay que romper las barreras mentales y conductuales de los que dialogan.
 
 Si Maduro y sus asesores  creyeron sinceramente  que la convocatoria a una Asamblea Constituyente era un medio idóneo  para retomar el diálogo, bajar las tensiones y lograr la paz, deberían  desistir de ella al ver que sólo ha servido para avivar los enfrentamientos,  incrementar la violencia y profundizar el camino del caos, la anarquía y muerte.  ¿Cómo no entender que una Asamblea Constituyente sólo es posible en un clima de paz y tranquilidad, y que no se puede imponer por la fuerza?   

Es hora de que el Consejo Nacional Electoral demuestre su autonomía y cumpla con su obligación de fijar un cronograma electoral, que  en parte remedie los errores y horrores que ocasionó la suspensión del referéndum y la postergación de las elecciones de gobernadores que debieron haberse realizado hace ya cinco meses.  Ellos pueden  detener el derramamiento de sangre y contribuir a enrumbar al país por los caminos de la reconciliación, la paz y la prosperidad. Es hora  de que los militares cumplan con su juramento de cumplir y hacer cumplir la constitución,  de defender a todo el pueblo y de reducir a los violentos, asesinos, saqueadores y destructores de bienes  públicos y privados. Es hora también de administrar positivamente la  rabia para que no degenere en caos, destrucción, anarquía, venganza y muerte. La nueva Venezuela no nacerá del odio, sino de la justicia y el perdón. No podemos copiar las conductas que criticamos, ni justificar nuestra violencia en la violencia del adversario. 
     
 

]]>
<![CDATA[¿Condenados a la derrota?]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Condenados--a-la-derrota-20170526-0016.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Condenados--a-la-derrota-20170526-0016.html La confrontación condena a los dos bandos a la derrota y a los venezolanos nos condena a la miseria y a la pobreza.
 
El Gobierno pretende quedarse en el poder a perpetuidad, y para lograrlo piensa que es suficiente el apoyo “institucional” que tienen, incluido el apoyo de la Fanb, y el apoyo de la porción de la población que lo respalda.

El plan del Gobierno es prender las maquinitas del Banco Central y seguir imprimiendo dinero inorgánico para financiar el gasto público: los aumentos salariales, las empresas quebradas y lo que queda de misiones, y proteger de la inflación a sus partidarios repartiendo las bolsas Clap (32,7% de la población recibe con regularidad las bolsas Clap. Fuente: Consultores 21, marzo 2017).

Ese plan es inviable, la crisis económica y financiera que se nos viene encima no les va a dar ni para los Clap. La caída dramática en la producción petrolera y en los precios hace inviable ese plan. Persistir en el empeño de perpetuarse es la peor apuesta que pueden hacer quienes hoy detentan el poder.

La gente que adversa al Gobierno ha salido a la calle con desesperación a pedir la salida de Maduro. Supongamos que los que están poniendo las barricadas logran llegar al poder y los que están en el poder pasan a poner las barricadas. ¿Qué nos espera? El gobierno que venga a sustituir a este va a enfrentar una crisis monumental. La producción petrolera, que llegó a estar en 3 millones y medio b/d, va por 2. A finales del año vamos a estar produciendo 1,7 millones y, de esos, 700.000 se los tenemos que entregar a los chinos a partir de enero del 2018 como pago de la deuda de $20.000 millones que tenemos.

El próximo gobierno tendrá que reducir el gasto público para poder controlar la inflación. Eso significa dejar de imprimir el dinero inorgánico que sirve para pagar el aumento de salarios, el subsidio a la gasolina, a los servicios públicos, las pensiones de los viejitos, el sueldo de los médicos, policías, militares, empleados públicos, etc.

El próximo gobierno no va a ser popular en el corto ni en el mediano plazo porque la naturaleza de la crisis económica que va a enfrentar y las medidas que va a tener que tomar no se lo permiten. Si además de la crisis económica, tiene que enfrentar el sabotaje de una Pdvsa roja rojita, los colectivos armando guarimbas, al narcotráfico y a la delincuencia organizada, no va a tener gobernabilidad.

La confrontación condena a los dos bandos a la derrota y a los venezolanos nos condena a la miseria y a la pobreza.
 

]]>
<![CDATA[El Himno nacional, por Miguel Azpúrua]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-Himno-nacional-por-Miguel-Azpurua--20170526-0013.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-Himno-nacional-por-Miguel-Azpurua--20170526-0013.html  La partitura más antigua del Himno  que se conoce reposa en la Biblioteca Nacional, en Caracas; no obstante en ella no aparecen el o los autores, y ni siquiera tiene fecha. La misma es una composición orquestal, para  dos flautas, dos trompas en DO, trombón, timbales y cuerdas; a ejecutar en tono de Do mayor. Y se calcula que fue escrita hacia 1851. En 1878, por instrucciones del Presidente Francisco Linares Alcántara, se realiza un concurso para adoptar un cántico que identificase a la Nación, con la dirección del maestro cumanés Salvador Narciso Llamozas; participando un grupo de músicos y compositores de primer orden, incluido el propio Llamozas. 
Pues bien.

En 1881, con fecha 25 de mayo, el Presidente Antonio Guzmán Blanco decreta al “Gloria al bravo pueblo”, como Himno Oficial de los Estados Unidos de Venezuela; reconociendo la autoría de la letra a Vicente Salias, sin indicar el autor de la música. Extraoficialmente el trabajo ganador constaba de 7 estrofas: pero se aprobó el actual de 4 más el estribillo, por “insinuaciones del Presidente”. En 1883, el general Ramón de La Plaza, extraordinario maestro de música, en su trabajo titulado “Ensayos sobre el arte en Venezuela”,  señala a Juan Landaeta como autor de la música de nuestro Himno. Refrendado por el maestro Llamozas, en “Lira venezolana” (1883); no obstante, deja la duda cuando en una coletilla, plasma: “Atribuyen algunos  la paternidad del Gloria al bravo pueblo, a Lino Gallardo, contemporáneo de Landaeta; pero existen más fundamentos  para creer que fuera de éste”. Evidentemente la incertidumbre al respecto no es nueva.  Llamozas en la publicación “Noticias históricas”, emitida en 1911, complica nuevamente el asunto al afirmar lo siguiente: “Sin fundamento han atribuido  algunos la paternidad del Gloria al bravo pueblo, al compositor Lino Gallardo, autor también de la misma época de varias canciones patrióticas; pero  el testimonio de los contemporáneos de Landaeta, transmitido  hasta nuestros días dispone a su favor”.


Juan Bautista Plaza, descendiente del general aludido anteriormente, y gran maestro de música, en 1947 expone en un artículo de prensa, “Datos  históricos y comentarios críticos”,   lo siguiente: “La inseguridad histórica sobre el autor del Himno Nacional, se abandera con la paternidad de Juan Landaeta, a él se le atribuye”. Francisca de Paula Gallardo, descendiente de Lino Gallardo aseguraba que su pariente fue el autor de la música del himno; ella como religiosa, contraria a las disposiciones  del Gobierno de Guzmán Blanco, a partir de 1872 cuando eliminó los conventos de monjas, quemó los archivos de Gallardo, para que el nombre de su pariente no se mezclase con el del autócrata.

 Existe en la “Fundación Boulton” esta carta: “En 1883, Rafael Ycaza escribió al  Presidente Guzmán Blanco con motivo del centenario de Bolívar  –referida por Peñín y Guido, en “Enciclopedia de la música en Venezuela”-, y le presenta una lista de himnos patrióticos, en la que refiere: “Himno patriótico para la instalación del primer Congreso de Venezuela, compuesto en 1811 por J José Landaeta y recordada por J M Ysaza, en 1828”. En otra versión se asegura que Francisco Salias compuso la letra en una   reunión de la Sociedad Patriótica, en 1810. Mucho tiempo después el connotado músico tachirense Luis Felipe Ramón y Rivera, y su esposa la etnomusicóloga Isabel Aretz, publicaron un texto titulado “El Himno Nacional de Venezuela, en 1987.  


 El serio investigador y musicólogo Alberto Calzavara, después de una enjundiosa averiguación determinó basado en publicaciones de mediados del siglo XIX, entre ellas, el periódico “El americano en París”, y otra que refirió José Antonio Calcaño en su libro “La ciudad y su música”; así como ediciones de las partituras aparecidas en Venezuela en 1868, impresa en Puerto Cabello,  y otra en 1872, en Caracas. Calzavara con gran responsabilidad atribuye la autoría de la letra a don Andrés Bello, y la música a Lino Gallardo, quien se basó en el estribillo del tema familiar y tradicional canción de cuna, “Duérmete mi niño”.

Es más Bello –sin darle mucha importancia-, afirmó  en una oportunidad en Chile, que esas creaciones, “eran cosas del pasado juvenil”. Y recordemos que el eminente hermeneuta, era apodado en su juventud caraqueña, como “El cisne del Anauco”, por sus creaciones literarias, que arrobaban a las señoras y a las muchachas de Caracas. Calzavara desaparecido prematuramente, dejó plasmadas sus investigaciones en el libro “Historia de la música en Venezuela. Período hispánico, con referencia al teatro y la danza”, en 1987. ¡Todo es relativo y nada es absoluto!         

]]>
<![CDATA[Finalidades de un cambio constitucional]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Finalidades-de-un-cambio-constitucional-20170525-0028.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Finalidades-de-un-cambio-constitucional-20170525-0028.html Las constituciones son cuerpos vivos, van mutando de acuerdo con el contexto de la sociedad y deberían ir ajustándose a los requerimientos ciudadanos. Uno de los peligros que supondría estas modificaciones lo entraña la posibilidad de acomodar el texto según los deseos del gobernante de turno. Ahora bien, descubrir la intencionalidad de las decisiones gubernamentales es un juego de acertijo indescifrable. 
Hace unos días surgió una iniciativa presidencial convocando una Asamblea Nacional Constituyente. De inmediato me pregunté: ¿Por qué estamos hablando de cambio constitucional ahora? 
Generalmente, existen varias motivaciones para estas convocatorias. Se supone que una de las pretensiones de redactar una nueva Constitución es para la creación de hitos políticos, es un “comenzar de nuevo”, romper con el pasado y construir un relato político que realce la imagen de que se está instituyendo algo distinto y/o fundando un pacto social diferente. El problema que encierra este  propósito es que la ruptura sería con su propio pasado de casi dos décadas y estarían confesando abiertamente el equívoco mayúsculo de su modelo.  
Otra finalidad podría ser bajar la temperatura de la convulsión que padece el país. Sin embargo, con el método de imponer sesgados objetivos y designación controlada de los grupos sociales que pueden participar, solamente serviría para amplificar la ingobernabilidad. Igualmente, tendrían como objetivo complicar la gobernabilidad del próximo período de todos los poderes del Estado, profundizar contradicciones y engendrar caos, mientras tanto se sigue  ganando tiempo con este ‘experimento’.
Existen otros fines, como por ejemplo  incluir más derechos sociales -que no significa necesariamente que vayan a cumplirse-, darle más legitimidad al cuerpo legal o cambiar el rol del Estado para entronizarlo y que sirva para mayor captura institucional, entre tantas otras intenciones.
Muchas veces caemos en el error de pedirle con emoción hasta la luna a ese número de páginas –que pocos leemos- y le conferimos magnanimidad con mucho desconocimiento. En esta ley fundamental del Estado se establecen las reglas de distribución de poder, están plasmados los derechos y deberes, las normas de convivencia y es nuestro acuerdo social. Sin embargo,  intentan relatarnos que un cambio constitucional resolverá la causa de todos los males públicos en materia de educación, salud, seguridad o justicia, convirtiéndose esa narración políticamente atractiva. 
Quizás el cuento de hadas se termine cuando la población se percate que modificar la Constitución no es la solución al sufrimiento diario porque (con respeto a los constitucionalistas) una palabra o una menos no va a provocar transformaciones en el bienestar ciudadano, porque lo que produce realmente respuestas a los problemas públicos son las formulaciones de  políticas públicas, y es ahí donde debemos consumir más tiempo.
 Lo único que pueden lograr es confundir por un brevísimo instante las controversias, sumergir el debate en el lenguaje del derecho que empañe el lenguaje político y aplazar el desenlace de todo el desconcierto. 
En definitiva, en palabras de Alfredo Jocelyn-Holt: “Así como el colapso del sistema imperial fue imperceptible, el surgimiento de un orden nuevo fue inequívoco. Ambos se enmarañaron en una nebulosa jurídica constitucional que ocultó el sentido y alcance de lo que en realidad estaba ocurriendo”.  Indiscutiblemente, las sociedades cambian con bulla o en silencio, otras tantas con nuevas leyes o sin ellas e incluso sin avisar. Pronóstico reservado.

]]>
<![CDATA[Arabia Saudita y USA]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Arabia-Saudita--y-USA-20170525-0025.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Arabia-Saudita--y-USA-20170525-0025.html  

Los acuerdos logrados entre Arabia Saudita y los Estados Unidos de Norteamérica , sobre inversiones de empresas americanas en territorio Saudí, de más de $ 300.000 mil millones de dólares, en diversos sectores de la economía, pone de manifiesto la importancia de las relaciones comerciales y políticas entre ambas naciones.

Todo ello está enmarcado en la decisión de Arabia Saudita de diversificar su economía, para no ser un país que dependa, únicamente, de sus hidrocarburos. Su aliado y protector, los Estados Unidos, lo apoyará y respaldará en tales propósitos.
Hay que recordar que el mayor productor y exportador de petróleo del mundo, Arabia Saudita, es el mayor suministrador de petróleo de los Estados Unidos desde hace muchos años. La alianza entre ambos países tiene que ver con el manejo de los flujos y volúmenes de producción diario y su incidencia en los precios del petróleo.
Hoy tienen mucha influencia en la fijación de los precios del petróleo, entre otros factores, los inventarios de petróleo en los Estados Unidos. Mientras más inventarios, el precio tiende a bajar. Sin embargo, en los últimos tiempos, supuestamente, se han mantenido los inventarios altos haciendo que los precios no se ajusten hacia la alza. 
Lo cierto del caso, es que los inventarios en el territorio americano, han bajado lo suficiente como para que en los próximos días se produzcan grandes compras de hidrocarburos para nivelar los inventarios, lo cual puede causar alzas en el precio del petróleo, en el corto plazo.
La alianza entre Arabia Saudita y los Estados Unidos no es casual, ni puntual, es permanente y estratégica. Estos intereses, siempre estarán por encima de los intereses de Arabia Saudita con la Opep. Dependerá que tipo o nivel de precios puedan manejar ambas naciones.
Venezuela, en ese contexto, es poco lo que puede sumar. Venezuela, aún con las reservas de petróleo más grandes del mundo, y siendo un país pequeño, pero geopolíticamente muy apetecible, tiene el deber de explotar sus hidrocarburos mediante una planificación de aumento de la producción de sus reservas, mediante un programa de inversiones muy agresivas, que permita lograr más de 6 millones de barriles para el 2019. Esto está a la vuelta de la esquina.
La Faja Petrolífera del Orinoco "Hugo Chávez Frías" requiere de multimillonarias inversiones para aumentar la capacidad de producción y de la producción real. Se requieren desarrollar infraestructuras que permitan no sólo la explotación sino a bien el procesamiento del petróleo. Mejoradores, oleoductos, estaciones de flujos, almacenamientos para las nuevas producciones, en fin, toda una infraestructura requerida. En Pdvsa, desde hace varios años, están abocados al diseño y desarrollo de ese Plan. Hay gente muy competente a cargo de esta exigente tarea. Los socios internacionales están contribuyendo en este plan. Los privados nacionales, de manera incipiente, están participando en él también.
Venezuela tiene que rescatar la producción de petróleo en el Lago de Maracaibo. Si bien, muchas de las áreas de explotación son maduras, no es menos cierto que hay áreas que han sido abandonadas sin el mantenimiento adecuado, que podrían ser rescatadas y sacar suficiente petróleo, para volver hacer unas áreas de exploración muy atractivas. Hoy el Lago produce cerca de 300.000 barriles diarios cuando debería producir cerca de los 700.000 barriles diarios, por lo menos. Hay que hacer las inversiones necesarias. Pdvsa debe aliarse con empresas internacionales dispuestas a invertir y pagarles con parte de la producción diferida e incrementar.
Lo que no debe ocurrir es quedarnos de brazos cruzados. Hay que seguir luchando y poner en práctica las decisiones que correspondan y convengan a los intereses de nuestra Nación.
El petróleo continuará siendo, por muchos años más, la fuente de ingresos de divisas más importante para Venezuela, incidiendo en la economía nacional.

]]>
<![CDATA[La convocatoria presidencial de la Constituyente]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-convocatoria-presidencial--de-la-Constituyente-20170525-0027.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-convocatoria-presidencial--de-la-Constituyente-20170525-0027.html La Conferencia Episcopal y la Fiscalía General de la República han objetado la convocatoria de la Asamblea Nacional Constituyente, formulada por el Presidente de la República con presunto fundamento en el artículo 348 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, por considerar que dicha asamblea resulta “inconveniente e innecesaria”

Sin embargo, tal objeción no prejuzga sobre las circunstancias legales que vician dicha propuesta de radical y absoluta nulidad –distintas a las simples razones de conveniencia o necesidad política- las cuales exponemos con suficiente claridad para llevar a la convicción de la Comisión Presidencial designada, la temeridad que encierra la actual convocación de la “Asamblea Nacional Constituyente” en forma sectorial o comunal.    


Lo primero que jurídicamente salta a la vista es que la iniciativa presidencial parece olvidar que las líneas maestras del desarrollo histórico de la “constituyente” en nuestra agitada vida republicana, fueron plasmadas por la extinta Corte Suprema de Justicia de la República de Venezuela en un enjundioso fallo proferido bajo la ponencia de nuestro recordado maestro Humberto J. La Roche, en la oportunidad en que el otrora Presidente Hugo Chávez Frías convocara al poder originario con el fin de suprimir la Constitución Nacional (1.961) y redactar la vigente Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999). La interpretación que la Suprema Corte hizo del ordenamiento jurídico constitucional y legal vigente, estuvo fundada en “…la supremacía del estatuto constitucional y la concepción hermenéutica del derecho…”, que sirvió no solo para permitir el ejercicio de la figura del “referéndum consultivo” destinado a sancionar la nueva Constitución(1.999), sino también para delinear e incorporar a su texto el novísimo concepto de “Referendo Popular” en sus diversas modalidades: “Consultivo” (Art. 71); Revocatorio (Art. 72); Aprobatorio (Art. 73); Abrogatorio (Art. 74) y, en particular, la noción de “Asamblea Nacional Constituyente” consagrada en los artículos 347 y 348.-  


En ese sentido, es preciso reproducir el texto del artículo 71 constitucional que reza: “Las materias de especial trascendencia nacional podrán ser sometidas a referendo consultivo por iniciativa del Presidente o presidenta de la República en Consejo de Ministros; por acuerdo de la Asamblea Nacional, aprobado por el voto de la mayoría de sus integrantes; o a solicitud de un número no menor de diez por ciento de los electores y electoras inscritos en el registro civil y electoral”, para comprender que dicho texto, no hizo sino reconocer el principio ya sentado por la Corte Suprema de Justicia de que en un gobierno participativo —como lo define la vigente constitución en su artículo 6— las materias de trascendencia nacional que sean sometidas por los órganos competentes a consulta del electorado atienden al criterio de “..que el pueblo retiene siempre la soberanía ya que si bien puede ejercerla a través de sus representantes también puede por sí mismo hacer valer su voluntad frente al Estado” (párrafo de la citada sentencia); y que fue mediante la adopción de dicho principio que el artículo 70 del nuevo texto constitucional incluyó el referendo y la consulta popular, entre otros, como medios de participación y protagonismo del pueblo en ejercicio de la soberanía. 


Precisamente, la consagración constitucional del referendo y la consulta popular como medio de participación y protagonismo del pueblo, no deja lugar a duda que desde entonces el denominado referendo consultivo pasó a ser un derecho fundamental, inherente a la persona humana, que goza de protección constitucional y que garantiza a todo ciudadano el derecho de participación cada vez que una materia de interés nacional sea sometida a consulta, y como tal derecho fundamental, de carácter participativo, constituye una potestad ciudadana a través de la cual se ejerce el denominado “poder originario” que corresponde al “pueblo” en su integridad y, que por esa razón, no puede ser distribuido entre un grupo “sectorial” o “comunal”, pues en tal escenario la participación ciudadana, perdería la condición de asamblea “nacional” que le asigna la misma Constitución para convertirse en una simple asamblea “sectorial” no contemplada por la Constitución, ni tolerada por sus principios y valores.    
Bajo esta línea de pensamiento es posible proclamar consecuencias jurídicas que no han sido advertidas por la convocatoria sectorial de la constituyente, a saber: a) La Asamblea Nacional Constituyente solo se considera legítimamente conformada cuando su iniciativa es sometida a referendo consultivo -previo y total-, del pueblo de Venezuela en su condición de depositario del poder originario previsto en el artículo 347 Constitucional; b) La convocatoria formulada de manera sectorial o comunal violenta el derecho fundamental al referendo consultivo que los artículos 70 y 71 Constitucionales confieren a todos los electores y, en consecuencia, es contraria al derecho fundamental sobre el debido proceso previsto en el artículo 49, ejusdem; c) La  Asamblea que fuere constituida con prescindencia del referendo consultivo, previo y total, del universo de electores carece de efectos jurídicos, mientras que la asamblea convocada mediante una consulta sectorial solo podrá atribuírsele, en el mejor de los casos, la condición de asamblea “sectorial” y no “nacional”; d) La potestad que el artículo 347 consagra como mecanismo para transformar al Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución, es asignada exclusivamente a la “Asamblea Nacional Constituyente” y, por tanto, toda actuación al respecto por parte de una “asamblea sectorial” quedaría enmarcada dentro de la usurpación de funciones y abuso de poder prohibido por la Constitución y, por consiguiente, nula de toda nulidad; y e) El vigente texto constitucional (1.999) no pierde su eficacia y valor cuando su enmienda, reforma o supresión lo sea mediante métodos o mecanismos no previstos por ella misma. “En otras palabras --dice el referido fallo de la Corte Suprema de Justicia—para realizar el cambio que el país exige, es el Poder Constituyente, como poder soberano previo y total, el que puede, en todo momento, modificar y transformar el ordenamiento constitucional. Pero ello no podrá hacerse sino en el ejercicio de sus atribuciones soberanas, operando como titular de la soberanía. A la inversa, el poder de revisión, o Poder Constituido, en la medida en que aparece reglado y ordenado en la Constitución es un poder limitado”. (Cfr. Sent. Corte Suprema de Justicia. 19 de Enero de 1.999)  
Estas reflexiones de orden jurídico emergen del contenido de las normas constitucionales invocadas y prevalecen por encima de las consideraciones de orden político sobre la conveniencia o necesidad de conformar una asamblea que tenga como propósito introducir cambios en el texto vigente o suprimirlo, si lo que se busca es restablecer la paz y la tranquilidad del país.

]]>
<![CDATA[Represión, odio y poder]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Represion-odio-y-poder-20170524-0022.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Represion-odio-y-poder-20170524-0022.html El país vive momentos muy delicados, porque el régimen se empeña en sostenerse en el poder a pesar de la masiva voluntad de cambio que existe entre los venezolanos. Poco le importa los daños colaterales que eso traiga, sólo les interesa seguir saqueando el país. 

Ellos están acostumbrados a hacer política con odio y venganza. No creen en la democracia y por eso no conciben que en un sistema político de libertades plenas, el pueblo tiene el derecho de elegir a quien considere tiene el perfil para ocupar un cargo público.

Pero también ese pueblo tiene el derecho de castigar a quien haya hecho una pésima gestión y a quien no haya cumplido con sus promesas. Eso está consagrado en la Constitución Nacional y ellos defendieron el voto mientras les sirvió, pero como ahora no son capaces de ganar elecciones, ya no les gusta el sufragio como base fundamental de la democracia.

En el cogollo que abusa del poder parecen olvidar que ellos mismos dejaron abierta la posibilidad en la misma Carta Magna de desconocer a un gobierno ilegítimo por desempeño y que además contraríe los principios de la propia Constitución ¿O acaso el artículo 350 fue un invento de la oposición?

Ya la Constitución no les sirve porque no les permite eternizarse en el poder. Ya el voto no les funciona porque se les cayó el maquillaje que revestía una supuesta gestión al servicio del pueblo. Ya ese pueblo no les gusta porque no los apoya y por eso los reprimen con una fuerza inusitada. 

La represión aplicada por el gobierno ha sido brutal. No hay respeto por nada. No importa si hay mujeres, niños o personas de la tercera edad. Ellos atacan con odio por instrucciones de un régimen que abrazó el odio como práctica política. Pero quienes más odio destilan contra el pueblo son los grupos paramilitares que ellos arman, financian y protegen. Las acciones de esos paramilitares son la más genuina expresión de un Gobierno acorralado por el descontento popular. 

Como todo con este régimen, ahora pretenden negar que están cometiendo violaciones a los derechos humanos a través de los cuerpos de seguridad y de los paramilitares. Hay un claro y abierto uso excesivo de la fuerza. Creen que la única salida que tienen a su favor es la violencia y por eso el muy lamentable saldo de muertes. 

Mientras más se nieguen a acceder al cambio que quiere y necesita Venezuela, más costosa será su salida del poder. El pueblo está y seguirá en la calle. Estamos en rebeldía contra quienes usan el poder para castigar al ciudadano. El inicio del cambio está cerca. Las elecciones son la vía para ese cambio. 


 

]]>
<![CDATA[Aspirante a Procónsul]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Aspirante-a-Proconsul-20170524-0020.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Aspirante-a-Proconsul-20170524-0020.html En la Antigua Roma, el procónsul era un designado para gobernar con poderes delegados en una provincia, en nombre de la Metrópolis. Cuando observamos los últimos viajes y reuniones del Diputado Julio Borges a Washington, identificamos la aviesa intención de convertirse en el administrador de la Venezuela neo colonizada por el imperialismo Norteamericano.

Nunca antes en nuestra Patria, ni siquiera durante la era de Juan Vicente Gómez, una fuerza política había sido tan cipaya frente a un gobierno norteamericano. Mientras venezolanas y venezolanos son asesinados y asesinadas en medio de la violencia armada, ejecutada por Julio Borges, Henrique Capriles y Freddy Guevara, el primero de ellos sonríe con sus amos imperiales.

Especialmente la última visita fue realmente vergonzosa, salió corriendo a pedir instrucciones sobre qué hacer con la iniciativa constitucional del Presidente Nicolás Maduro de convocar a la Asamblea Nacional Constituyente. Allá recibió la orden de presionar a diversos sectores para que se negaran a dialogar al respecto, pero lo más grave fue su reunión en la Casa Blanca con el Consejero Nacional de Seguridad General de la Presidencia de Estados Unidos de América, General HR MC Master, el pasado 5 de mayo de 2017, para estudiar escenarios de intervención directa o a través de un tercer país ¿Colombia?, a la Patria de Bolívar, nuestra Patria.

La historia no perdonará estos crímenes contra la Patria. El derecho a oponerse a un gobierno, no autoriza a nadie a buscar fuerzas extrajeras para arrebatar el poder político. Este suelo, esta historia sagrada que nos pertenece, la de ser los y las hijas de Bolívar y de los libertadores y libertadoras de este continente, nos obliga a encarar con dignidad nacional nuestras diferencia y problemas. 
Los problemas de los venezolanos y venezolanas debemos resolverlos  nosotros mismos, y para ello nuestra Constitución de 1999 dejó abierta la puerta para que el pueblo en ejercicio de su poder originario pudiera activar su soberanía para enrumbar la Patria, mucho más allá de coyunturas difíciles. 

Es la hora de los patriotas, de los y las que por encima de nuestras diferencias políticas e ideológicas sentimos el profundo orgullo de ser venezolanos, venezolanas y estamos dispuestos a defender nuestra Independencia y el derecho a vivir en paz que tenemos como pueblo.
 El héroe por la Independencia de Nicaragua, General de Pueblos Libres Augusto Sandino, definió como traidor a la Patria todo aquel que fuese a la Casa Blanca a pedir la intervención de su país. Cada hombre o mujer, que ame a nuestra Patria, juzgue la actuación de Julio Borges.

Borges debe saber, que jamás aceptaremos un Procónsul en la Patria que nos dejó el Padre Bolívar. Con toda nuestra dignidad venezolanista, decimos con nuestro Libertador: “Independencia o Nada”.

]]>
<![CDATA[Constitución contra guerra económica, por Luis Britto García]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Constitucion-contra-guerra-economica-por-Luis-Britto-Garcia-20170524-0019.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Constitucion-contra-guerra-economica-por-Luis-Britto-Garcia-20170524-0019.html Leamos la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela vigente. Un  grupo de una docena de empresas ha recibido más de 60.000 millones de dólares preferenciales para importar bienes básicos y no ha importado nada, ha importado basura o acaparado lo que importó.
-Al respecto pauta el Artículo 113 de la Constitución: “No se permitirán monopolios. Se declaran contrarios a los principios fundamentales de esta Constitución cualesquier acto, actividad, conducta o  acuerdo de los y las particulares que tengan por objeto el establecimiento de un  monopolio o que conduzcan, por sus efectos reales e independientemente de la voluntad de aquellos o aquellas, a su existencia, cualquiera que fuere la forma que adoptare en la realidad. También es contrario a dichos principios el  abuso de la posición de dominio que un o una particular, un conjunto de ellos o de ellas, o una empresa o conjunto de empresas, adquiera o haya adquirido en un determinado mercado de bienes o de servicios, con independencia de la causa determinante de tal posición de dominio, así como cuando  se trate de una demanda concentrada. En todos los casos antes indicados, el Estado adoptará las medidas que fueren necesarias para evitar los efectos nocivos y restrictivos del monopolio, del abuso de la posición de dominio y de las  demandas concentradas, teniendo como finalidad la protección del público consumidor, de los productores y productoras, y el aseguramiento de condiciones efectivas de competencia en la economía. (…)
Cifras oficiales afirman que por las fronteras se escapa en contrabando de extracción el 40% de lo que Venezuela produce o importa.
-Pues bien, a tal efecto el artículo 156 de la actual Constitución dispone que es de la competencia del Poder Nacional: “30. El manejo de la política de fronteras con una visión integral del país, que permita la presencia de la venezolanidad y el mantenimiento territorial y la soberanía en esos espacios”.

Los bienes importados o producidos en el país son escondidos por una rosca de acaparadores para revenderlos a precios exorbitantes o dejar que se pudran.

-Al respecto dispone la Carta Magna en vigor en su artículo 114:”El ilícito económico, la especulación, el acaparamiento, la usura, la cartelización y otros delitos conexos, serán penados severamente de acuerdo con la ley”.

Productores, importadores, distribuidores, acaparadores elevan los precios especulativamente, sin tener en cuenta los valores de las divisas preferenciales otorgadas para adquirirlos ni sus costos de producción, destruyen la estabilidad monetaria y provocan la inestabilidad monetaria y el malestar de la ciudadanía.

-A tal efecto la Constitución en vigencia establece, en su artículo 320: “El Estado debe promover y defender la estabilidad económica, evitar la vulnerabilidad de la economía y velar por la estabilidad monetaria y de precios, para asegurar el bienestar social. El ministerio responsable de las finanzas y el Banco Central de Venezuela contribuirán a la armonización de la política fiscal con la política monetaria, facilitando el logro de los objetivos macroeconómicos.(…)

Ilícitos económicos, especulación, acaparamiento, usura y cartelización crean una escasez artificial que dificulta a los venezolanos el acceso incluso a los bienes de primera necesidad.

-Sobre el particular dispone el artículo 117 de la Ley Fundamental en vigencia: ° Todas las personas tendrán derecho a disponer de bienes y servicios de calidad, así como a una información adecuada y no engañosa sobre el contenido y características de los productos y servicios que consumen; a la libertad de elección y a un trato equitativo y digno. La ley establecerá los mecanismos necesarios para garantizar esos derechos, las normas de control de calidad y cantidad de bienes y servicios, los procedimientos de defensa del público consumidor, el resarcimiento de los daños ocasionados y las sanciones correspondientes por la violación de estos derechos”.

Leamos la Constitución; dispongamos formas de perfeccionarla, pero ante todo apliquémosla.

]]>
<![CDATA[Riesgos de nuestra lucha]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Riesgos-de-nuestra-lucha-20170524-0017.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Riesgos-de-nuestra-lucha-20170524-0017.html La gran mayoría de los ciudadanos venezolanos estamos de acuerdo con que en nuestro país se dio un golpe de Estado a través del cual se ha instaurado una dictadura. La mayoría estamos claros en que es necesario aplicar los mecanismos constitucionales para lograr salir de esta crisis. Pero debemos tener claros algunos parámetros en la acción y asumir que esta lucha tiene riesgos que debemos afrontar para minimizarlos y lograr el resultado que nuestra ciudadanía espera.


1. La pérdida de foco. Nuestro problema es la gente. Este régimen se olvidó del pueblo, lo llevó a la destrucción, a la crisis, a la humillación. Nuestra lucha es para sacar democráticamente a unos señores que se han convertido en la causa de todos nuestros problemas.
2. La desunión. Hablo no sólo de la unión de los partidos políticos, lo cual es una necesidad y hemos avanzado mucho en eso, sino también de la unión de todos los que estamos involucrados en esta gesta por la patria. No tiene sentido que cuestionemos todo. Esta lucha re  quiere de una sólida unidad nacional y todos debemos procurarla.


3. La violencia. Siempre hemos manifestado que nuestra lucha es pacífica, constitucional, democrática, electoral. Si esto lo tenemos claro, debemos apartar cualquier tentación de violencia. La violencia la busca la dictadura. La violencia favorece a quienes hoy reprimen al pueblo. Ellos buscan victimizarse a través de ella. Tratan de hacer creer al mundo que no hay talante democrático en la mayoría ciudadana que se opone al régimen. No es fácil no reaccionar ante las agresiones de las que somos objeto, pero debemos hacerlo para conservar nuestras fortalezas.
4. La infiltración. Esta dictadura es perversa. Sólo se interesa en su permanencia en el poder sin importarle el daño que han causado. En su despropósito buscan permear nuestras fuerzas. Meten gente en nuestras actividades. Algunos son funcionarios policiales, otros militares y otros militantes armados. Daño que ellos generen, daño que nos atribuyen.


5. La imposición de criterios. Nadie puede sentirse dueño de la verdad absoluta. Eso no existe. Tenemos entonces que practicar la tolerancia. Nadie debe obligar al otro a hacer lo que aquel considera necesario. No podemos hacer lo que criticamos en el adversario. No comparto la política de impedir acceso de niños al colegio, cerrar negocios a la fuerza, impedir acceso a zonas residenciales. 
6. La indisciplina. Si en algún momento necesitamos unidad de dirección, es en este momento. Nos guste o no, la Mesa de la Unidad Democrática, a través de su conducción nacional, debe dictar las pautas de nuestra acción. Convocar a un paro, por ejemplo, sin que estén dadas las condiciones o hacerlo de forma unilateral y muchas veces anónima, no tiene mayor sentido. Permitamos que la mesa lleve el pulso de la situación y, si considera que las circunstancias lo ameritan, sea quien convoque. Pienso que la indisciplina tiene algo que ver con la desesperación. No podemos desesperarnos.


7. La subestimación o sobreestimación nuestra y del adversario. Pongamos nuestras fuerzas y las de nuestro adversario en su justa dimensión. No tener eso claro nos puede hacer cometer errores importantes.
8. La falta de comunicación. La comunicación ágil, instantánea, veraz, es imprescindible. Tengamos claras las líneas de comunicación, no distribuyamos información que no hayamos corroborado. No nos hagamos eco de informaciones que pueden ser falsas.
9. El sectarismo. La situación actual sirve de tentación a asumir posiciones muy radicales que pueden hacernos daño. Hay mucha gente, en distintos niveles, que compartió esta desgracia de régimen y hoy sienten que no pueden seguir respaldando esta irracionalidad. Abramos puertas a esas personas. Son necesarias en nuestra lucha.


10. La desesperanza. Pensar que de esta no vamos a salir, que no hay nada que hacer, que el régimen controla todo, que el último apague la luz, etc, es un error que hace que perdamos energías necesarias para la lucha. Mantengamos la esperanza intacta porque sí podremos. Venezuela vencerá a la dictadura.

]]>
<![CDATA[OPINIÓN Asdrúbal Aguiar: Cuenta regresiva]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION-Asdrubal-Aguiar-Cuenta-regresiva-20170523-0036.html http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION-Asdrubal-Aguiar-Cuenta-regresiva-20170523-0036.html Nadie puede decirse ajeno o ignorante. Quien no reacciona con indignación ante el oprobio es socio y cooperador activo o pasivo con la vesania que se fragua desde los laboratorios del Palacio de Miraflores y sus ministerios de defensa y del interior.

Esta vez trata que su lucha agonal —con costos de vidas, heridos y encarcelados— le permita renacer como nación, como sociedad con textura y más allá de sus partes, comprometida con prácticas políticas ajustadas a la moral, a las leyes universales de la decencia, desaparecidas a lo largo de los últimos 17 años; pero arrebatadas tales leyes y sus frenos desde el instante mismo en que una logia narco-terrorista se apropia del andamiaje del Estado. Impedir la prórroga de ésta y que se frustre la empresa de libertad que guían jóvenes y hasta niños con admiración de sus mayores —la he llamado “revolución de los pantalones cortos”— es un deber inaplazable. 

Toda duda, toda omisión, toda falsa discreción o prudencia, incluida la de gobiernos extranjeros que se neutralizan alegando no querer darle aliento a una “guerra civil” en ciernes e imaginaria, pues es, antes bien, represión abierta y criminal —casi genocida— por parte de militares y paramilitares contra ciudadanos quienes protestan en paz al régimen de Nicolás Maduro, expresa complicidad con éste, responsabilidad compartida por los crímenes que a diario se le suman.

No exagero. El milagro de la tecnología digital hoy impide la censura, el ocultamiento dictatorial y la desfiguración de realidades crudas como las señaladas. Nadie puede decirse ajeno o ignorante. Quien no reacciona con indignación ante el oprobio es socio y cooperador activo o pasivo con la vesania que se fragua desde los laboratorios del Palacio de Miraflores y sus ministerios de defensa y del interior. 
Los disparos, las torturas, las patadas de guardias nacionales y colectivos criminales organizados por el propio Maduro para sostenerse en pie por sobre el dolor de un pueblo inerme pero corajudo, son verdades palmarias que aceleran los latidos de todas las opiniones públicas en el mundo.

Cada día son más quienes se deslindan del régimen, con valentía que cabe admirar en la hora, pues es más fácil el alineamiento de quienes a él se oponen como víctimas sufrientes que el de otros, como la Fiscal General de la República, que han convivido con la dictadura y mezclado con sus tuétanos, y ahora la abandonan vomitando intoxicados ante los propios y escamados frente a los ajenos.

La responsabilidad de quienes tienen en sus manos las riendas para administrar y ordenar las protestas —es el caso de la Asamblea Nacional, depositaria de la única legitimidad democrática que resta en medio de la total desarticulación del país— y, sobre todo, de darles su propósito final, es más exigentes que nunca. Se requieren acciones concretas, decisiones incluso simbólicas que anuden al conjunto en su rechazo a lo insostenible, a la presencia de Maduro y su mafia criminal en el poder de facto que a todos intenta dominar. Y ello impone un diálogo, pero no con el crimen, jamás con los criminales, sino con ese resto de actores propios y ajenos, sean nacionales o internacionales, quienes desde sus distintas y no pocas veces antagónicas o diferentes posturas puedan darle una pronta salida al mal absoluto que lucha por sobreponerse de forma definitiva, para salvar sus pellejos incluso sobre un río de sangre inocente que va inundando el suelo de la patria doliente.

La Conferencia Episcopal Venezolana y su presidente, monseñor Diego Padrón, han sido contestes al respecto. Si de conversar se trata bien, pero sólo para que se le devuelva al pueblo el ejercicio cabal de su soberanía, se respeten las competencias de la Asamblea, se liberen a los presos políticos, y la ayuda humanitaria restañe las heridas vitales que causan la hambruna y la falta colectiva de medicinas.

El hemisferio y el mundo, a través de sus organismos más calificados — la OEA y la ONU, y la OEA en primer término como lo ha dicho la ONU— ya marca rumbos, pero ellos son, al fin y al cabo, el público o audiencia que ha de estar presente en el teatro de nuestra reconstrucción democrática. 

Apenas falta que los ejecutores materiales de la violencia, los soldados, bajen sus armas y adquieran conciencia de que son igual carne de cañón por obra de un gobierno criminal y los generales que los mandan; para que se sumen – como ocurriera en la Alemania comunista – a quienes se esfuerzan en derrumbar los muros de la vergüenza, las paredes que a todos nos han separado siendo hermanos. 
Las horas cuentan, las horas pasan.

 

 

Asdrúbal Aguiar


Articulista
correoaustral@gmail.com

 

 

]]>
<![CDATA[OPINIÓN Jesús Castillo Molleda: Confrontación vs. Sensatez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION-Jesus-Castillo-Molleda-Confrontacion-vs.-Sensatez-20170523-0034.html http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION-Jesus-Castillo-Molleda-Confrontacion-vs.-Sensatez-20170523-0034.html La confrontación política está sesgando el comportamiento de los venezolanos, quienes en el pasado, a pesar de ser unos adecos y otros copeyanos, podían llegar a entendimientos y debatir sobre los problemas del país con tolerancia y sensatez. 

En la Venezuela de hoy la política está destruyendo la familia, las amistades, las sociedades comerciales, se incentiva el odio, los insultos son actitudes desafiantes entre venezolanos. Basta de seguir propiciando el odio, los políticos seguirán siendo políticos en el presente y en el futuro, los políticos son capaces de acusarte hoy y mañana ser tu más fiel defensor. La política en Venezuela es hipócrita y llena de intereses personales olvidando que el fin de la política es defender los intereses colectivos. 

El odio se adueñó de Venezuela y es una enfermedad que se debe erradicar de inmediato, no se debe permitir que las diferencias ideológicas llenen de ira a la sociedad llevándola a comportarse intolerante ante las críticas. Venezuela necesita de todos sin importar su inclinación política y religiosa. Son momentos de comprender que para lograr un país próspero se requiere rescatar la familia, aceptar a todos como son. Los sabios coinciden en que quienes se comporten igual a lo que critican es porque son iguales.Mientras el gobierno lo siga haciendo muy mal el incentivo de la protesta estará presente, pero quienes protestan necesitan una guía para lograr conseguir resultados y que el dolor e incluso la frustración no sean el resultado de muchos días de protestas, en caso de que el gobierno logre sobrevivir. 

Algunos voceros de la Mesa de la Unidad han hecho un llamado a la desobediencia civil, paro nacional, rebelión ciudadana, mientras que otros han afirmado que el gobierno está a días de caer. Estos llamados y afirmaciones deben ser explicados por los sectores opositores y aclararle a la sociedad civil cuál es su propuesta y establecer una estrategia unificada en pro del bienestar colectivo. Pero, mientras siga en la calle el 10% del 76% que se encuentra en contra del gobierno las marchas seguirán siendo un mecanismo de presión pero no suficiente, el gobierno se encuentra enfrentando una caída histórica en los niveles de popularidad, a tal punto que hasta la propuesta de la Asamblea Nacional Constituyente tiene adversarios a lo interno por la forma en la que se pretende establecer. Muchos dirigentes, artistas, deportistas, ciudadanos solo buscan ser parte de la política del titular de prensa, decir lo que la gente quiere escuchar y así ser tendencia, pero no solo se debe decir lo que se quiere escuchar, se debe decir cómo se piensa conseguir lo que se expresa y a otros les tocará decir verdades no populares como los fallecidos en las protestas, los daños causados a las propiedades públicas y privadas, el vandalismo desatado, saqueos, anarquía. Como lo dijo Antonio Ribes “Enfrentar a un pueblo que reclama mejor gobierno, solo se vence haciendo mejor gobierno”.  Que la sensatez y el respeto logren vencer a la ira y el odio. 

 

 

 Jesús Castillo Molleda


Politólogo
@castillomolleda

]]>
<![CDATA[OPINIÓN Ylich Carvajal Centeno: Perder el miedo]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION--Ylich-Carvajal-Centeno--Perder-el-miedo-20170523-0032.html http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION--Ylich-Carvajal-Centeno--Perder-el-miedo-20170523-0032.html ¿Quién, en su sano juicio, puede creer que el presidente de los EE UU, Donald Trump, quien recientemente bombardeó Siria, lanzó la mamá de todas las bombas en Afganistán y firmó contratos bélicos por $100 millardos con Arabia Saudí, dónde nació Al Qaeda y su hijo bastardo, el mal llamado “Estado Islámico”, está preocupado por la paz de Venezuela?

En Colombia, desde que se firmó la paz con las Farc, han asesinado 60 dirigentes comunales, hay denuncias de que bandas criminales, antes paramilitares, están ocupando los territorios despejados por los guerrilleros y en Buenaventura, como en el Chocó y la Guajira, hay una crisis social y humanitaria que suma numerosas víctimas, pero la oposición en Venezuela cree que el presidente Juan Manuel Santos, que ordenó el cierre de la frontera para que no vengan a comprar gasolina a Venezuela sino que la sigan contrabandeando —Santos exige su derecho a la gasolina venezolana— está preocupado por la comida y las medicinas de los venezolanos.

Francamente, quien puede creer una sola palabra de la sarta de sandeces que a diario dice Luis Almagro con esa cara de quien no se tomó su dosis mínima de clonazepam ¿o en Mauricio Macri, a quien ni su papá lo quiere y menos le cree? O en Enrique Peña Nieto ¡válgame Dios! ¡En Michel Temer! Quien traicionó a sus aliados políticos porque no le quisieron tapar lo que ahora sus nuevos “mejores amigos” de la red O’Globlo han revelado al mundo, que él es el jefe de la banda de sobornadores.

Por este puñado de cruces ¿de verdad usted cree algo, le da algún crédito a lo que dice la dirigencia de la MUD cuyas serpentinas de mentiras y contradicciones son intragables? Pero, aún más, ¡en serio!, ¡con el corazón en la mano! ¿Usted cree que vive en dictadura y que hay que quemar al país, incluso, a paisanos suyos, para que el Gobierno caiga? ¿Es la muerte, el crimen, el vandalismo el único camino que le queda?

Si usted es una persona sana, decente e inteligente y aun conociendo la verdad comenzó a pensar que no hay otra salida que matar a todos los chavistas, que es válido el linchamiento, la destrucción de bienes públicos, el saqueo de comercios o que en todo caso eso son “males necesarios”, “daños colaterales” o “sacrificios” que hay que hacer “para salir de esto”, de pana, usted debería intentar reflexionar sobre sus “nuevas ideas” y sobre todo preguntarse ¿de dónde las sacó?

Le sugiero que lea el libro El ataque contra la razón que escribió un señor que, creo yo, a usted puede inspirarle confianza. Se trata de Al Gore, ex vicepresidente de los EE UU y candidato a la presidencia en 2000, derrotado por George W. Bush cuando los votos de La Florida no pudieron ser contados por el fraude que allí se cometió. Además, en 2007 le dieron el Nobel de la Paz. Es blanco, anglosajón y cristiano protestante, ninguna razón para dudar de él.

¡Bien! Gore explica que “el miedo es el enemigo más poderoso de la razón” que resulta ser umbilical para la existencia del sistema democrático mismo y que a través de lo que él llama la “política del miedo” gente como Bush, por ejemplo, han logrado socavar las bases mismas del sistema de libertades de los EE UU: aterrando a la gente con la amenaza terrorista, lograron que los estadounidenses aceptaran situaciones, leyes, prácticas y personas que en otras circunstancias serían inaceptables.

El miedo, que es tan humano como la razón misma y que opera en los humanos digamos que dialécticamente, trae consigo dos engendros: el odio y la división irracional. Cuando el miedo se impone a la razón, usted comienza, por ejemplo, a tolerar que personas sean golpeadas, desnudadas y amarradas a árboles o postes eléctricos. Que quemen vivo a un cristiano. Parafraseando a Al Gore, si usted le teme a los colectivos terminará por aceptar, contra sus valores cristianos y su sentido de la justicia, que quemen, degüellen, linchen a motorizados, negritos, gorditos o pelones, todos con estética de pobres o de chavistas, porque usted, ofuscado por el miedo, asume que son colectivos aunque sea uno solo.

En algo estoy de acuerdo con el diputado Freddy Guevara, “hay que perder el miedo”, pero como dice Al Gore, para que recuperemos la razón y con ella hagamos de este hermoso pedazo de tierra que nuestros libertadores nos heredaron un país en el que quepamos cómodamente todas y todos.

 

 

Ylich Carvajal Centeno


Periodista
ylichcarvajal@gmail.com

 

 

 

 

]]>
<![CDATA[OPINIÓN Carola Chávez: Atrapados en el relato]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION-Carola-Chavez-Atrapados-en-el-relato-20170523-0021.html http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION-Carola-Chavez-Atrapados-en-el-relato-20170523-0021.html Reporteros que logran estudiadas imágenes del cinematográfico joven solitario enfrentando al monstruo represivo con una simple bandera, sin miedo; la abuela que increpa el soldado asesino, sin miedo; los pequeños escolares arrodillados frente a un piquete de esbirros de la dictadura, exigiéndoles que paren la masacre, sin miedo… Sin miedo, porque, ubicados en la realidad, saben que el monstruo que relatan no existe, porque de lo contrario ¿qué mamá en su sano juicio expondría a su niño al peligro mortal de enfrentar cara a cara a un esbirro asesino? 

De todos modos, el relato se impone descartando toda verdad que lo contradiga. “No publiques nada que beneficie a la tiranía”, decía un tuit de Mari Montes, periodista opositora, a propósito del revelador video, publicado por un reportero también opositor, que derrumbaba la tesis del asesinato Juan Carlos Pernalete, por un impacto de bomba lacrimógena.

No más deslices: editado, con un salto tremendo en la secuencia, presentaron los constructores del relato el vídeo otro asesinato, el del joven Cañizales, instalando una historia que contradice a la autopsia; pero no importa la verdad, no importa la justicia, lo que importa es sacarle el jugo a la muerte. 

También con el asesinato Miguel Castillo, las evidencias contradicen al relato y el “periodismo” hace maromas. Darvinson Rojas publicó cuatro honestos tuits sobre la investigación del caso. Lo mató una metra de metal, disparada a menos de 10 metros, por un arma de fabricación artesanal, decía en tres tuits, y en otro, hablaba sobre el video que muestra cómo alguien le quita a Castillo, herido de muerte, la cámara Go Pro que llevaba y que pudo haber grabado a su asesino. Ese tuit, al rato, lo borró.

Sin liderazgo que la contenga, la violencia se desborda, incluso contra los periodistas que la maquillaron de “resistencia pacífica”. “Un equipo de Globovisión fue rociado on gasolina en Chacao”, denunciaban periodistas de oposición, pidiendo cordura y respeto. Entonces sus lectores les dejaron bien claro que no hay cordura ni respeto para quienes se atrevan a contradecir el relato que ellos mismos ayudaron a construir.

 

Carola Chávez


articulista
@tongorocho

]]>
<![CDATA[OPINIÓN José Vicente Rangel: Asalto (a mano armada) a la razón]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION-Jose-Vicente-Rangel--Asalto-a-mano-armada--a-la-razon-20170522-0030.html http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION-Jose-Vicente-Rangel--Asalto-a-mano-armada--a-la-razon-20170522-0030.html No hay manera de catalogarla por la orientación político-ideológica, porque en su seno existe una variedad de posiciones que algunos pretenden justificarla dándole rango de pluralismo, pero que en la práctica más bien es el resultado de una caótica concentración de múltiples posturas que conviven en razón del mandato de permanecer unidos, dejando de lado profundas diferencias. 

Pero, sin duda, la oposición  es una realidad, caracterizada por la falta de programa, de proyecto de país, de un liderazgo coherente. Que carece de calidad democrática. Que irrespeta a las instituciones. Que se acoge a la Constitución de manera oportunista. Que por igual actúa políticamente a través de la vía legal o recurre a la violencia, bien sea apelando al golpe de Estado o al terrorismo en sus variadas manifestaciones. 
No es un capricho destacar lo que se puede tildar de visión deformada acerca del comportamiento de lo que solemos definir en Venezuela como oposición. 

En este mismo espacio he expresado que la oposición que se conformó, luego de la derrota que le propinó Chávez en diciembre de 1998 a los factores que gobernaron durante la IV República, no encarnó principios sino odios; no fue expresión de la voluntad de velar por el rumbo democrático de la corriente política que irrumpíó con una nueva conducción, sino producto del más torvo de los revanchismos.


 2) Por esta razón —en base a esa partida de nacimiento—, la oposición que funciona en Venezuela en los 18 años de gobierno bolivariano, es la negación de lo que se conoce, en la doctrina y praxis de la política mundial, como oposición. Es todo lo contrario: es el atajo, la irracionalidad, la emboscada, el constante desafío a la norma y a la lealtad republicana.


Es la oposición que comenzó a conspirar antes de que Chávez tomara posesión de la presidencia; que tres años después promueve el golpe del 11/A; que luego del fracaso convoca a una huelga general y paraliza a la industria petrolera; que recurre al terrorismo desde Plaza Altamira; que en el 2.005 se niega a participar en las elecciones parlamentarias para darle argumentos al golpe en marcha; que en el 2014 monta una guarimba terrorista que deja un saldo de 43 asesinados y más de 800 heridos, así como la destrucción de instalaciones públicas y privadas. Es la oposición que promueve la guerra económica y monta con EE UU, la OEA de Almagro y la derecha de la región, el plan para derrocar al presidente legítimo, Nicolás Maduro.
La misma que ahora desata la ofensiva que tiene semanas arremetiendo contra el régimen constitucional. La oposición, desesperada porque no logra el objetivo, se une al hampa y protagoniza las más brutales acciones que recuerda en el país, con nuevas formas de lucha, con hombres y mujeres desnudos, exhibición de personas defecando en plena calle, ataques a las autoridades con bombas elaboradas con excrementos y campaña estilo nazi contra el chavismo.


3) Sin duda un comportamiento difícil de definir. A mi se me ocurre llamarlo asalto (a mano armada) a la razón. Porque es lo más insensato que puede ocurrir en política.

Claves secretas
•   ¿Qué pasa con ciertas jerarquías de la Iglesia católica en la región latinoamericana? La pregunta está relacionada con la actitud, en Venezuela, de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), que en forma insolente desoye la recomendación del Papa  Francisco de tender “puentes al diálogo”. Posición que da la oportunidad a que dirigentes de la oposición como Capriles Radonski tenga expresiones de burla y desprecio hacia la propuesta del Sumo Pontífice, o que la señora Lilian Tintori manifieste que la posición de Francisco es inaceptable…

•De igual manera, está la reacción en la Argentina gobernada por el neoliberal Mauricio Macri, mostrándose de acuerdo —al igual que los Obispos argentinos— con una decisión del Tribunal Supremo, mediante la cual a los represores de la dictadura militar, condenados a largas sentencias por delitos de lesa humanidad, se les reduce la  pena mediante la aplicación del 2x1, objetado por Francisco desde El Vaticano y por el pueblo, así como por organizaciones de derechos humanos como Madres y Abuelas de Plaza Mayo…

•También es interesante la siguiente observación: mientras  el Papa Francisco, que pertenece a la congregación de los jesuitas mantiene un posición progresista y es partidario a fondo del dialogo, dos connotados jesuitas en Venezuela, los padres Ugalde y Virtuoso (Rector de la Universidad Católica Andrés Bello), descalifican el diálogo, secundan las críticas a esta iniciativa y apoyan las posiciones más duras de la oposición contra el gobierno de Maduro, incluyendo las que plantean su derrocamiento…

•Es evidente la reacción de rechazo y molestia de amplios sectores de la comunidad nacional con motivo de las diarias convocatorias que la MUD realiza para manifestar, y por el carácter violento de tales acciones. La ciudadanía ya no se traga el cuento de que se trata de actos pacíficos. Las mismas son cada día más violentas y ya existe en el pueblo el convencimiento de que la dirección de esa actividad de calle está en manos de los radicales, así como de un elemento que ha surgido a medida que se repiten las marchas: la aparición de personas ligadas al mundo de la delincuencia…

•Por cierto, en el ambiente viral que se impuso en las movilizaciones y una dirección irresponsable se empeña en forzar a diario, ocurren hechos extraños. Algunos tienen que ver con el equipamiento de los sujetos que protagonizan las acciones más audaces y violentas, provistos de equipos costosos, máscaras, guantes, botas, capuchas y armas como carabinas, chopos, fusiles, pistolas. ¿Quién los financia y dónde guardan esos implementos? También el entrenamiento que demuestra, ¿quién lo imparte y en qué lugares? Hay otro hecho relevante que requiere una investigación seria: las muertes extrañas ocurridas últimamente: el asesinato de los jóvenes Juan Pablo  Pernalete, Armando Cañizales y Miguel Castillo. La similitud de los crímenes, del procedimiento, de las armas empleadas y las características personales de las víctimas. Todo lo cual da pie a muchas conjeturas y obliga a que la investigación de los hechos se haga con rigor  científico y con el ánimo de arribar a la verdad y a la determinación de responsabilidades…

•Interrogante obvio: si el proceso constituyente convocado por Maduro, de acuerdo con la Constitución bolivariana cuaja —como todo parece indicarlo—, ¿qué harán los líderes de la oposición después de declarar que la convocatoria es inconstitucional y negarse a aceptarla? Su liderazgo está ante una tremenda disyuntiva: o participa y tiene que tragarse el rechazo expresado, o se abstiene y le pasa lo que le sucedió en el 2005, quedarse sin representación. El dilema es el de siempre, ¡o corren o se encaraman!...

•Tom Shanon, del Departamento de Estado de EE UU, le dijo a un líder opositor que lo visitó recientemente: “El problema es de ustedes y lo resuelven ustedes. No se hagan otras ilusiones”…

•Ante el fracaso de la primera fase del plan golpista de calle para derrocar a Maduro, viene otra etapa, el foquismo, más agresiva, y se prepara otra para rematar: atentados contra personalidades para crear el caos.  ¡Mosca!
 

 

José Vicente Rangel

Articulista
 

]]>
<![CDATA[OPINIÓN Luis Fuenmayor Toro: Verdades argumentadas]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION-Luis-Fuenmayor-Toro--Verdades-argumentadas-20170522-0029.html http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION-Luis-Fuenmayor-Toro--Verdades-argumentadas-20170522-0029.html Si el pueblo quiere organizarse, armarse y enfrentar militarmente al Gobierno, pues el pueblo puede hacerlo pues es soberano para decidirlo. Si logra construir una vanguardia clara, formada y decidida, y si considera que no hay otra vía, pues adelante. En ese momento veré si quiero y puedo acompañarlo en su gesta. Más joven no lo habría dudado, pero a esta edad puedo ser un peso muerto más que una ayuda. Lo apoyaría en todo aquello que me fuera posible. Ahora. Si el pueblo no se decide, no voy a decidir por él traer militares o mercenarios de otros países, para que nos hagan el trabajo en función de sus intereses y no de los nuestros. Estoy en desacuerdo con cualquier invasión extranjera para "socorrernos", incluyendo la cubana. 

De la misma manera, rechazo la pretensión de Nicolás Maduro y la claque gobernante, de usurpar los deseos y la voluntad del pueblo al convocar, sin su autorización, a una Asamblea Constituyente. No hay ningún artículo en la  Constitución que diga que el Presidente puede decidir por el pueblo. Para convocar a una Constituyente hace falta saber si el pueblo quiere convocarla, si decidió hacerlo, y la única forma de saberlo es preguntándoselo en referendo. No creo que el pajarito, ése que le susurra cosas al oído, le reveló la voluntad popular. Eso se lo creerán o dirán que se lo creen Elías, Aristóbulo, Earle, Escarrá “el vivo” y algún otro, pero el resto de los venezolanos no tenemos porqué creer ese cuento.

En unas declaraciones Ramos Allup descalifica a los partidos opositores que asistieron a la convocatoria de la comisión presidencial de la constituyente, a la cual la MUD dijo no asistir pero envió su emisario. Resulta que este señor, que lleva 18 años de fracasos, se atribuye el derecho de decidir quién conversa y con quién se conversa. Ellos hablan con el Gobierno aquí y en el extranjero, en público y en privado y a escondidas de sus seguidores, pero según ellos nadie más puede conversar con el Gobierno. En 1898, EEUU acusó a España de la voladura del acorazado “Maine” en la bahía de La Habana. Más tarde se supo que la misma marina estadounidense había efectuado el atentado. El caso de Irak es mucho más reciente y conocido. Con estos antecedentes, no se puede confiar en los cargos que hoy hacen a nuestros gobernantes. Sin investigación independiente, no acepto estas acusaciones.

 

Luis Fuenmayor Toro

Exrector de la URU

]]>
<![CDATA[OPINIÓN Félix Cordero Peraza: “Algo huele mal en Dinamarca”]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION-Felix-Cordero-Peraza-Algo-huele--mal-en-Dinamarca------------------------------20170522-0025.html http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION-Felix-Cordero-Peraza-Algo-huele--mal-en-Dinamarca------------------------------20170522-0025.html  Ya ha corrido mucha agua debajo del puente y las posiciones se han radicalizados. La tormenta hace rato comenzó y se encuentra en su más peligroso nivel de desastre. No hay que evitar la guerra porque esta empezó… hay que pararla y esto exige posturas y talantes excepcionales. Por lo menos en zonas de la clase media y alta, de las principales ciudades. ¿Acaso, lo que estamos presenciando en las calles y avenidas no es una guerra? ¿Con muertos (40), heridos y detenidos? Aquí no calza el dicho “prepararse para la guerra es la forma de asegurar la paz”… Porque tenemos más de cuarenta y cinco días en guerra. 

Solo si surgen posiciones heroicas y extraordinarias  se pudiera modificar la actual y primitiva situación de lucha política. Sin embargo, eso no es lo que se ve en el país. Ambos polos están atrincherados en sus propias estrategias. Convencidos que arrollaran al oponente. Cada uno quiere imponer su plan y cada uno quiere ver la bandera de rendición del contrario. Esto por supuesto es poco probable. Combatirán hasta derrotar al adversario. Lucharan sin pedir ni dar cuartel. Y esa es precisamente la tragedia. Ambos se creen vencedores… sobre valoran sus fortalezas. Llegan hasta a expresar que el final está cerca y que mañana habrá paz. Pero a costa de exterminar al oponente. 

Uno pide elecciones ya, libertad de los presos políticos, canal humanitario y respeto a la Asamblea Nacional. Calle y más calle… Crea un frente de defensa de la Constitución Bolivariana  y promociona con éxito un movimiento internacional contra el gobierno de Maduro por dictador, narcotráfico y corrupción. De cómo enfrentar los problemas económicos se dice poco. El otro montó una de constituyente, electa por circuito y por sectores populares. Elecciones libres, secretas y universales. Con el objeto de fortalecer la vigente Constitución y ampliarla constitucionalizando las misiones y los programas populares. Incluido hasta el Carnet de la Patria. 
    De acuerdo a mi lectura, durante esta semana note disminuido al gobierno. Me luce débil. Carece de un sistema de comunicación e información efectivo y oportuno. La campaña internacional contra Venezuela es terrible y no se ve repuesta contundente. 

La negativa de Fedecamaras y la Conferencia Episcopal de reunirse con el gobierno no es cualquier cosa. O algo anda mal o están en algo estos dos grupos de gran influencia en el país. 

La situación de expectación e incertidumbre recuerda la célebre frase de la obra  Hamlet, de Shakespeare, “Algo huele mal en Dinamarca”. Mientras, la mayoría de los ciudadanos enfrentan con coraje y paciencia la batalla contra el desabastecimiento, el alto costo de la vida y la inseguridad de personas y bienes.  

Y las poblaciones de las zonas de la guarimba, tragan gases, reciben la visita de la Guardia Nacional y son secuestrados en sus casas por el bloqueo en calles y avenidas. Tarde o temprano tendrán que sentarse a conversar… 

 

Félix Cordero Peraza

Periodista y Economista 

]]>
<![CDATA[El asedio, por Rafael Ramírez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-asedio-por-Rafael-Ramirez-20170519-0116.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-asedio-por-Rafael-Ramirez-20170519-0116.html El pasado miércoles 17 de mayo, obtuvimos una resonante victoria en las Naciones Unidas al derrotar la maniobra del Gobierno Norteamericano de introducir como tema de la agenda del Consejo de Seguridad la situación interna de Venezuela. Quiso el Imperialismo, por esa vía tan peligrosa, estrechar el asedio contra nuestro país, querían emboscarnos y fallaron, pero la intención o mala intención de la potencia más agresiva y poderosa del mundo debe poner en guardia a todos los venezolanos.

El Consejo de Seguridad es uno de los órganos más importantes de las Naciones Unidas, su principal característica es que tiene el monopolio del uso de la fuerza en el sistema multilateral. La Carta de las Naciones Unidas establece que el Consejo de Seguridad puede actuar sobre cualquier situación o país que sea una amenaza a la seguridad y paz mundial.

El Consejo puede invocar el Capítulo VII de la Carta para actuar de varias maneras coercitivas sobre una situación que sea tal amenaza, por la imposición de sanciones, bloqueos, etc, hasta el uso de la fuerza militar. El Consejo tiene quince miembros, cinco permanentes: EEUU, Rusia, Reino Unido, Francia y China, quienes tienen la prerrogativa del veto a las decisiones y manejan de manera conjunta los procedimientos del Consejo de Seguridad y de las Naciones Unidas; y diez miembros no permanentes, electos por dos años por la Asamblea General de las Naciones Unidas, sin derecho al veto. Los miembros permanentes tienen el control del Consejo de Seguridad.

El grupo llamado P3: EEUU, Reino Unido y Francia, generalmente actúa como bloque y usa el Consejo de Seguridad para desarrollar sus propias políticas nacionales. Por otra parte, el P3, ha venido creando un andamiaje de tutelaje e intervención desde el Consejo de Seguridad sobre países y situaciones a su conveniencia.

Por una causa u otra, cerca del 70% de los Comités de Sanciones afectan a países africanos, el Consejo de Seguridad ha sido el instrumento para actuar militarmente en Libia, asediar y sostener la guerra en Siria, Yemen, Irak y mantener en el tiempo la ocupación ilegal de Palestina por parte de Israel y del Sahara Occidental por parte de Marruecos, por solo mencionar algunas.

Acá en la ONU, si un país entra a la agenda del Consejo de Seguridad, no se sabe cuándo saldrá, queda como un país tutoreado por las grandes potencias, en manos de un club selecto de países, con una estructura y funcionamiento absolutamente antidemocrático, que contrasta con uno de los principios de la Carta de las Naciones Unidas: la igualdad soberana de los Estados.

La última vez que estuvimos presentes en el Consejo de Seguridad como miembro no permanente, electos en la Asamblea General por una votación abrumadoramente mayoritaria de los países, fue para el periodo que acaba de culminar:2015-2016.

Me correspondió la honrosa labor de representar a nuestro país en este organismo tan importante y llevar la voz de nuestro pueblo, de la Revolución Bolivariana y defender el legado del Comandante Chávez en este estrado, el más alto de la Política Internacional.

Allí levantamos dignamente nuestra voz en apoyo a las causas justas de los Pueblos, en defensa del principio de no intervención, el respeto a la soberanía, en contra de la guerra y participamos activamente en proteger y defender a los países en desarrollo de todas las maniobras e injerencias que se cuecen en el Consejo de Seguridad.

Debemos decirlo con claridad, afortunadamente contamos en el Consejo de Seguridad con la presencia de dos miembros permanentes: Rusia y China, con los cuales tenemos una relación estratégica que nos permite trabajar en conjunto en defensa de los principios de nuestra política e intereses nacionales y el de los países en desarrollo.

Por otra parte, el trabajo constante de apoyo, consulta y vocería de países hermanos que están bajo medidas u acciones coercitivas del Consejo de Seguridad, situaciones que los amenazan, así como países hermanos que sufren la guerra, la agresión extranjera, el flagelo de la ocupación militar o el terrorismo, nos ha permitido fortalecer la posición internacional de nuestro país y demostrar al mundo la seriedad y profundidad de nuestros principios y acciones lo cual nos ha ganado gran apoyo y respeto en el seno de las Naciones Unidas.

Así, lo puedo decir con toda propiedad, haber derrotado el intento de EEUU de llevarnos al Consejo de Seguridad, solicitando su intervención en nuestros asuntos internos, ha sido una gran victoria para nuestro país. La potencia agresora quedo aislada en sus pretensiones, por ilegales, injustificadas y nuestro país no entro, no tiene por qué entrar, en la agenda del Consejo de Seguridad.

No seremos jamás un país vulnerado en su soberanía, ni tutoreado por ningún país u organismo internacional. Somos los hijos de Bolívar y Chávez. Lo que no puedo entender, lo que no tiene ninguna justificación y lo que me indigna como venezolano, es que existan personas, medios de comunicación y partidos o dirigentes de la oposición que siendo venezolanos, apoyen y pidan, de la manera más vergonzosa, una intervención extranjera en nuestro país.

Estos señores están cometiendo el delito de traición a la patria, son unos irresponsables al instigar y coaligarse con la extrema derecha de Florida y del continente para pedir y casi que exigir una intervención de fuerzas extranjeras en el país. ¿Hasta dónde pueden llegar sus apetencias personales? ¿No tienen límite alguno? ¿No tienen ningún sentido de patriotismo, de dignidad? ¿Cómo se puede andar recorriendo las sedes de organismos internacionales, países con gobiernos de derecha o el gobierno que sea, grandes y peligrosas potencias, que quieren apropiarse de nuestros recursos, de nuestro petróleo, que no les importaría descargar sus arsenales militares o desplegar su odio contra nuestro pueblo, ocupar nuestra tierra? ¿Cómo se puede hacer esto y luego pretender dirigir nuestro país? No conocen al pueblo, ni a nuestras Fuerzas Armadas Bolivarianas, ni a nuestros obreros.

No lo vamos a permitir, bajo ninguna circunstancia. Yo siempre agradeceré al Comandante Chávez y al Pueblo Bolivariano la posibilidad de trabajar y luchar por nuestro país, por nuestro petróleo, por nuestra soberanía, nuestro desarrollo social, por el socialismo. Me honra servir a mi país, y así lo he hecho en cualquier circunstancia, con nuestra Revolución Bolivariana. Por una razón u otra, luego de las altas responsabilidades desempeñadas en el Estado Venezolano y en la Dirección de la Revolución Bolivariana, estoy acá, lejos de mi patria.

Soy consciente de mi tarea y por ello tengo dos años preparándome y trabajando para este momento, el de defender a todo nuestro Pueblo, la integridad del país desde estos espacios, en momentos definitivos para nuestro futuro, lo he hecho con honestidad y lealtad y lo seguiré haciendo con firmeza, sin cálculos egoístas como me enseñó mi padre a conducirme desde muy joven y como nos enseñó el Comandante Chávez, en la Revolución Bolivariana.

El asedio contra nuestro país es muy grave, es una estrategia articulada desde el exterior con los agentes y operadores políticos de la desestabilización. Han creado una situación de violencia en las calles a raíz de una actuación ilegal de la OEA, tomando como excusa errores de algunas instituciones.

Sus acciones y su narrativa están perfectamente articuladas con los factores e intereses extranjeros que nos asedian. Cuando se estimula la violencia desenfrenada y sin sentido en las calles, sin objetivos, sin liderazgo, sin conducción sin control, lo que se buscan son muertos, aumentar una cuenta sangrienta para dar argumentos a la acción internacional.

No les importa quien muere, ni en cual circunstancia, lo que hacen es cabalgar sobre la tragedia y transformar estos sentimientos dolorosos en odio y combustible para una violencia extendida, a través del uso de las redes sociales en lo que la CIA llama una operación de “enjambre”. No es nuevo, ya lo han hecho en otras situaciones como Libia, Siria y Ucrania.

En base a estas situaciones desgarradoras de violencia y muerte que condenamos y son repudiables vengan de donde vengan, se estimula y articula una acción fascista de asedio y violencia contra dirigentes y el pueblo Chavista.

Son comunes ahora las golpizas e intentos de linchamiento contra cualquiera que ellos sospechen Chavista o Bolivariano, como si eso fuese un delito. Parecen las hordas del partido nazi alemán o las falanges franquistas. Artistas y gente de los medios de comunicación utilizando irresponsablemente las redes sociales para incitar el delito y la violencia, deben ser llevados a la justicia, son instigadores al crimen.

Ahora se ha desarrollado una operación de asedio, persecución y violencia contra ciudadanos venezolanos en el exterior, incluso niños, acusados de Chavistas o funcionarios del gobierno, nuevamente, como si esto fuese un delito.

Acá en la Misión de nuestro país en la ONU tuvimos un incidente de agresión, repelido como corresponde por un funcionario nuestro en defensa de una joven trabajadora, y activamos a los cuerpos de seguridad de este país, es correspondencia con la Convención de Viena y de sus propias leyes.

El agresor está preso y hemos llevado ante la justicia a otros agresores, que suponen que aquí están en Baruta o Chacao. Cuando por otra parte los dirigentes de la oposición y algunos medios irresponsables hablan de “crisis Humanitaria en Venezuela”, ellos están alineados con el libreto que han preparado para una actuación extranjera.

El término “crisis humanitaria” en las Naciones Unidas es una categoría de situación bien definida, que de existir reclama la actuación de sus distintos organismos. Pero “crisis humanitaria” presupone una situación como la de Siria, donde hay doce millones de desplazados, cientos de miles de civiles asediados y cerca de 300.000 muertos; o la de Irak donde hay diez millones de desplazados y no existen instituciones del Estado que puedan contener el avance y desmanes de los grupos terroristas o los asesinatos entre distintos grupos étnicos; la de Yemen sometida al bloqueo y bombardeo sistemático de su pueblo y toda su infraestructura de salud, donde las victimas principales son niños; o conflictos como los de Darfur, Sudan del Sur o Somalia, donde hay cientos de miles de muertos por hambre, no existen instituciones que los atiendan y hay una violencia, una guerra sin ningún tipo de control o regulación.

Cuando se usa este término para describir la situación de nuestro país, se está buscando la intervención internacional. Ésto no niega, nunca lo he hecho y creo que es un error hacerlo, que no estemos ante una situación económica-social muy compleja.

Es una situación que está erosionando el apoyo popular a la revolución, al socialismo y que está llevando a algunos sectores de la sociedad a la confusión, lo que los hace caer bajo la manipulación y las operaciones políticas o de desinformación de la extrema derecha venezolana e internacional.

No podemos cometer errores, ni fallas en la apreciación de la situación económica, política y social del país, es muy compleja, los enemigos nos asedian y acechan a la caza de una circunstancia que favorezca sus planes. La dirección política de la revolución y las fuerzas progresistas, deben declararse en emergencia para abordar permanentemente esta situación.

En el momento en el que me correspondió desempeñarme como Vicepresidente del área económica y estaba al frente de PDVSA, propuse una serie de medidas y curso de acción, previniendo una situación como esta, incluso la expuse en el Congreso de PSUV.

No hubo la discusión necesaria, suficiente comprensión o conciencia de la situación que se avecinaba. Nosotros tenemos razones sagradas para la lucha, tenemos un pensamiento y un legado que defender en beneficio de nuestro pueblo, tenemos un Plan y un futuro para nuestro país. Tenemos un Pueblo noble, tenemos cómo vencer. Tenemos a Chávez. ¡Venceremos!

]]>
<![CDATA[OPINIÓN Blagdimir Labrador: La Constituyente económica]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION-Blagdimir-Labrador-La-Constituyente-economica-20170519-0009.html http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION-Blagdimir-Labrador-La-Constituyente-economica-20170519-0009.html La iniciativa del presidente Nicolás Maduro de convocar una Asamblea Nacional Constituyente en el marco de la actual constitución, plantea entre sus objetivos centrales, la de construir un nuevo sistema económico post-petrolero que se sustente sobre las bases programática del plan de la patria para la transición del  capitalismo rentístico petrolero a la economía productiva bolivariana”.

Es una oportunidad y responsabilidad de contribuir al debate para el desarrollo económico de nuestro país en este siglo, debemos presentar propuestas para la superación de la crisis económica, sometida a una guerra económica inmisericorde que ha generado desequilibrios económicos y amenaza con enfrentarnos a los venezolanos en una lucha de clases sin precedentes. El punto de partida es la interrogante ¿se necesita una nueva reforma a la actual constitución para avanzar en el modelo post-rentistico?, la respuesta se justifica por: 

.- El fracaso al dialogo por algunos sectores de la oposición que hasta el papa Francisco no ha podido lograr una vía de encuentro en democracia con justicia y paz.
.- La campaña internacional y el cerco financiero contra el país para responsabilizar al Gobierno del desabastecimiento, la inseguridad y la crisis económica-social. 
.- La oposición debe reconocer que el modelo del capitalismo rentístico petrolero se agotó y no la revolución bolivariana la cual presenta logros como: Independencia, soberanía de la política económica y de nuestras riquezas, reducción de la pobreza y mejores resultados en su política social como: el IDH, educación, salud, distribución de las riquezas, indicador Gini y la integración a través de la Celac, Mercosur; Alba-TCP, Petrocaribe.
El legado económico transcendental del presidente Chávez, reconocido por el mundo,   nos devolvió la patria con dignidad y soberanía para transitar a un estado superior del pueblo, por eso proponemos para el debate:

1. El proceso de industrialización para la superación del modelo Rentístico Petrolero por la Economía Productiva Bolivariana, con políticas económicas orientadas a impulsar el desarrollo industrial exportador. 2.- Además de la propiedad privada y mixta consagradas en la Constitución es necesario incorporar nuevas relaciones de propiedades sociales y comunales, 
.-La propiedad social directa: los medios de producción representada por los Fondo de Ahorro Nacional y los Fondos de Pensiones. El reto de este modo de propiedad es acelerar la implementación y administrar los recursos con transparencia, ética y eficiencia. 2.  La propiedad social indirecta: el Estado es dueño de los principales medios de producción, de las grandes industrias estratégicas como  Pdvsa; Petroquímica, Cantv-Movilnet, Minería, Bancos, seguros, transporte, entre otras. El reto es acabar con la burocracia y formar un servidor público consciente.
3 La propiedad comunal: la comunidad organizada a través del poder popular, administrando los servicios básicos como agua, aseo, transporte, escuelas, hospitales, producción y distribución de alimentos, entre otros, la experiencia más exitosa es la  construcción de 1.600.000 vivienda, a menor costo, menor tiempo y mejor calidad. El reto de este modelo de propiedad, es organizar y motivar al pueblo a participar.

La construcción del nuevo modelo postrentístico es producir, exportar y satisfacer las necesidades de la sociedad, con equidad, que genere mayor suma de felicidad y seguridad social. ¡Venceremos!

 

Blagdimir Labrador

ECONOMISTA

blagdimirlabrador@gmail.com


 

]]>
<![CDATA[OPINIÓN Antonio Pérez Esclarín: ¿Cuáles logros?]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION--AntonioPerez-Esclarin-Cuales-logros-20170519-0007.html http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION--AntonioPerez-Esclarin-Cuales-logros-20170519-0007.html Después de intentar llegar al poder mediante un   golpe de Estado, Hugo Chávez que tanto vilipendió la democracia, la utilizó para montarse  en el poder con un discurso anticorrupción, inclusivo, anticlientelar, justiciero, reivindicativo de los pobres y excluidos,  y superador de una economía excesivamente dependiente del petróleo.

Dieciocho años después, ha aumentado la corrupción, se ha multiplicado la violencia, la delincuencia y la impunidad, somos el país con la mayor inflación del mundo, está destruido el aparato productivo, crece cada día el hambre y la miseria, mueren los enfermos, entre ellos numerosos niños,  por falta de medicinas y atención médica, somos más dependientes que nunca del petróleo y millones de personas han salido del país por no ver aquí posibilidades de  vida digna.  Al clamor generalizado de la población que no aguanta y pide a gritos un cambio, se le responde con “gas del bueno”, perdigones, golpes y hasta balas. ¿Y no es cierto que gran parte de las guarimbas son gritos airados y desesperados  contra las macroguarimbas  que monta el Gobierno con tanquetas y gases para impedir a los que marchan  la libre  movilización?

Los que se niegan  a realizar las elecciones previstas en la Constitución porque saben que las perderían,  se han inventado ahora una especie de paquete chileno vendido como salida pacífica y electoral,  convocando  una Asamblea Constituyente Comunal que rechazan por ilegal e inapropiada  la inmensa mayoría de la población y prácticamente todos los expertos y abogados constitucionalistas. Ciegos ante la realidad y sordos al clamor multitudinario de la gente, se empeñan en mantener la convocatoria apoyados por la cúpula  militar, que parece haber olvidado que juraron cumplir y hacer cumplir  la Constitución y servir a todos los venezolanos, y  por un grupito minoritario que  han aprendido de memoria la   lección impuesta,  pues todos repiten las mismas palabras.

Además, tienen el cinismo de asegurar que  la Constituyente  es para defender y  profundizar  los logros alcanzados en estos años de revolución. Pero ¿cuáles son esos logros, si  hoy estamos peor que nunca, y han convertido al país más próspero de  Latinoamérica  en el más miserable? 

¿Cuáles son los logros a defender sin importar el número creciente de muertos y de heridos, si la revolución solo ha tenido éxito en sembrar la división, y el odio y en destruir el aparato productivo, ignorando que toda genuina revolución lo primero que debe garantizar es seguridad y comida abundante  para todos? ¿Qué quedó de  los fundos zamoranos, los gallineros verticales, los huertos hidropónicos, la ruta de la empanada, las cooperativas productivas, las areperas socialistas, el trueque?  ¿Quién va a responder por los miles de millones que se esfumaron sin ningún logro y por los que se robaron los corruptos?  Los que nos gobiernan se empeñan en defender un socialismo fracasado en todas partes, pero no envían a estudiar a sus hijos a Cuba o Corea del Norte, sino a Europa, a Canadá, a Australia,  a Estados Unidos.  Y los  que todavía no han abandonado Venezuela, ¿acaso acuden a curarse a los CDI  o envían  sus hijos a las escuelas bolivarianas, logros  de esa revolución que hay que defender con la Constituyente Comunal? 

 

Antonio Pérez Esclarín

educador / fILÓSOFO

pesclarin@gmail.com

]]>
<![CDATA[OPINIÓN Roberto Malaver: Memorias de un escuálido en decadencia]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION-Roberto-Malaver-Memorias-de-un-escualido-en-decadencia-20170519-0006.html http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION-Roberto-Malaver-Memorias-de-un-escualido-en-decadencia-20170519-0006.html  Borges...
¡Se armó la de Dios es Cristo! Matemático Borges cuando no está pidiendo que nos apliquen la Carta de la OEA, escribe una carta pidiendo que no firmen nada con Venezuela porque estamos en una dictadura, y que él es el presidente del a Asamblea Nacional y que  les va a echar para atrás esos acuerdos, porque él manda más que Papá Montero. 

Desde que la señora López, gerente de asuntos públicos en Pdvsa, le dio aquel cheque para que fundara Primero Justicia, Matemático Borges comenzó a enloquecer, y esa vaina nos preocupa, porque ya tenemos muchos locos en la oposición, y entonces sí es verdad que nos sale Bárbula. 

En menos de un mes, Matemático Borges nos ha puesto a correr en la oposición, se fue directo a Washington y habló con un hombre de Trump para ver cuándo carajo es que nos meten los marines, para ver si se acaba la vaina. Después le escribieron una carta en inglés, porque él no sabe hablar ni español, y prácticamente creó una ley Helhs-Bourton para pedir un embargo a Venezuela en Australia, una traición a la Patria que no la salta ni Talanquera García.

Estamos bien jodidos con los dirigentes que tenemos. Sobre todo con Matemático Borges, que no lo quiere ni Patricia –Amenaza- Poleo. Ahora, en vez de apoyar al pueblo, estamos apoyando a malandros y guarimberos para que destrocen el país, una vaina que uno calla y otorga, pero carajo, estamos claros que lo  que queremos es que el dictador se vaya mañana mismo, porque le sacamos el culo a la Constituyente, porque allí, como dicen por ahí, manda el pueblo, y ni de vaina, el pueblo al carajo, nosotros somos los que tenemos que mandar. Y menos mal que los compañeros de la cúpula de la iglesia tampoco fueron a Miraflores a apoyar la Constituyente, porque una palabra nuestra bastará para sanarlos.

Y tenemos una mala leche del carajo. Ahora el compañero Michel Temer, por comprar un silencio de un corrupto, la vaina le salió carísima, porque le va a aplicar un impeachment, es decir, un vete pal carajo, y ese es uno de nuestros mejores aliados para tumbar al dictador. Lo hemos visitado que jode para que nos ayude a conquistar la democracia aquí, y ahora viene y se mete en ese peo de corrupción, y nosotros calladitos ahora, como debe ser, y si te he visto Temer, ni de vaina, yo no sé quién carajo eres tú. Ojalá no le pase una vaina de esa a los compañeros de Perú y Argentina, que también están allí apoyando la caída de esta dictadura. 

También pelamos bola en la OEA, ya Almagrotesco definitivamente no nos sirvió para un carajo, y ahora también pelamos en el Consejo de Seguridad de la ONU, porque metimos el tema Venezuela coleado allí y la vaina no prosperó, es decir, que nos cayó la pava macha.

El papá de Margot llegó y pasó directo al cuarto, abrió la puerta y le metió su coñazo, y un vecino gritó: “Saqueos. Saqueos”.

- Entonces yo daré la media vuelta.- Me canta Margot

 

Roberto Malaver

periodista

]]>
<![CDATA[OPINIÓN Humberto Saras: ¡La soberanía en salsa!]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION-Humberto-Saras-La-soberania-en-salsa-20170519-0004.html http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION-Humberto-Saras-La-soberania-en-salsa-20170519-0004.html Mucho más, cuando  se trata de una Asamblea Nacional Constituyente (ANC),  que se convoque con el propósito de reformar el Estado, crear un orden jurídico diferente al vigente y redactar una nueva Constitución.

La soberanía nacional reside de manera intransferible en el pueblo,  que la ejerce mediante el ejercicio del derecho de sufragio. En consecuencia, ninguna autoridad o poder constituido puede situarse por encima de ella.

Una Asamblea Constituyente no es una institución banal. Por el contrario,  es una institución de profundo contenido institucional, democrático y legal, orientada básicamente a refundar el Estado.

Ir a una nueva forma de Estado y a nuevas instituciones constitucionales es una decisión  que sólo compete al pueblo soberano. Por esta razón, quien asume la iniciativa de convocar a una Asamblea Constituyente, debe someter su propuesta a consideración del pueblo. Éste emitirá su veredicto final, a través de un referéndum consultivo.

Realizada la consulta popular,  y en caso de ser aprobada la propuesta, corresponde al ente electoral (CNE) fijar las bases comiciales y elegir por votación universal, directa y secreta a  todos los integrantes o miembros de la Asamblea Nacional Constituyente.

En el supuesto, que los constituyentes, no sean electos por el pueblo, o se convoque a una Asamblea Nacional Constituyente sin consultar previamente a los electores, se estaría vulnerando la soberanía nacional,  y el proceso constituyente estaría viciado  de nulidad absoluta.

Sus actos, por consiguiente, no tendrán efectos jurídicos, ni para particulares ni menos para el Estado, y la Constitución Nacional actual mantendría su plena y total vigencia. Así lo creemos.

 

Humberto Saras

profesor

@HumbertoJSarasG.

]]>
<![CDATA[OPINIÓN Lenin Tremont: Mercadotecnia política en Venezuela]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION-Lenin-Tremont-Mercadotecnia-politica-en-Venezuela-20170518-0004.html http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION-Lenin-Tremont-Mercadotecnia-politica-en-Venezuela-20170518-0004.html La mercadotecnia política es el modelo dominante de la comunicación política, por poseer un conjunto de de técnicas de investigación, planificación, gestión con el objetivo de diseñar e implementar estrategias para posicionar o vender a un candidato, gobernante y su partido con la misma disciplina como si fuera un producto o una marca (...)

La mercadotecnia interviene la visión del mercado masivo estandarizado, continuo y homogéneo hasta dividirlo o seccionarlo en capas identificadas como target donde cada uno tiene características políticas, económicas y sociales definidas según el segmento.


Este modelo construye una percepción, una realidad, una imagen pública, de un candidato, en la mente de los electores segmentados y alcanzados a través de mensajes cuidadosamente diseñados, producto de la realización de focus groups, telemarketing, e-marketing, entre otros (...)

En Latinoamérica, Venezuela fue pionera en la aplicación de las técnicas del marketing político, para la campaña presidencial de 1973, fueron contratados por COPEI y AD dos encuestadores estadounidenses, Hill Hamilton y George Gaithier con el objetivo de condicionar el voto con los resultados de sus sondeos de opinión. Mientras tanto el copeyano Lorenzo Fernández, contrató a David Garth ex asesor de Hugh Carey, ex gobernador de Nueva York y de John Lindsay, Ex Miembro de la Cámara de Representantes de los EEUU. Por su parte el candidato adeco Carlos Andrés Pérez, se trajo al consultor Joe Napolitan, por dos millones y medio de bolívares, quien les había llevado la campaña electoral a los ex­ presidentes estadounidenses Gerard Ford, Richard Nixon y John Kennedy (...)

Hoy día entre las técnicas de la mercadotecnia política está el organizar protestas y marchas, la cual en Venezuela es una bandera de la oposición, entre los propósitos están sumar simpatizantes, legitimarse y lesionar al oficialismo, en lo que va de año, según registros oficiales, se han realizado 47 marchas, multiplicadas por 23 estados son 1081, junto al número de fallecidos y la excelente cobertura nacional e internacional, tienen un efecto en la percepción del receptor.

Se presume que para impulsar mediáticamente las acciones de la oposición se les cancela a los asesores de marketing nacionales hasta 4 millones al mes, a los internacionales hasta 60 mil $ por mes, a los de nómina de altos asesores 1 millón de $ por mes, esos recursos provienen de la ayuda financiera internacional, como la gestionada por el Congresista estadounidense Marcos Rubio ante la administración de Barack Obama en diciembre de 2016 y que se hizo efectiva en marzo de 2017 por 19,5 Millones de dólares.

La comunicación política desde la mercadotecnia exige un trabajo multidisciplinario de asesores que triangulen la estrategia política (diseño de la propuesta), la estrategia comunicacional (elaboración del discurso) y la estrategia publicitaria (construcción de la imagen), de esa administración depende el éxito de la campaña.

 

Lenín Tremont Franco


 Periodista, docente, experto en Opinión Pública 
@lenin_tremont

 

]]>
<![CDATA[OPINIÓN Oscar Morales: Interdependencia mutua]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION-Oscar-Morales-Interdependencia-mutua-20170518-0011.html http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION-Oscar-Morales-Interdependencia-mutua-20170518-0011.html Desde cientos de años el ser humano ha dedicado su vida a organizarse a grandes escalas empresas, gremios o países, pero partiendo de pequeños núcleos, que en la sumatoria final va congregando los comportamientos, acciones y esfuerzos de todos con elevada interdependencia, conformando -para bien o para mal- las estructuras sociales, económicas, políticas y culturales. 

En la época en la cual la especie humana era esencialmente cazador-recolector, requerían la cooperación de todos para lograr objetivos comunes –sobre todo para la vital supervivencia-, asimismo vivían bajos los dilemas del interés personal y el colectivo. Por ejemplo, al momento de agruparse para cazar la comida del día los integrantes de la tribu se enfrentaban a la disyuntiva de atacar al animal y aportar su esfuerzo al bien colectivo corriendo el riesgo de morir o no actuar en la arremetida, reducir las probabilidades de algún peligro e igual comer si finalmente obtenían la presa los otros. 

Claramente, las personas tropiezan con circunstancias de interdependencia mutua a diario, existen muchas situaciones donde es necesaria actuaciones grupales en las cuales nosotros dependemos de otros y los demás de nosotros. Sin embargo, todavía creemos que los resultados personales no incluyen el quehacer de otros. Nuestros días están inmersos en un flujo social que reúne un conjunto de quehaceres de otros que se convierte en una corriente colectiva del hacer. Desde el periódico que lee en este momento, el teléfono que marca ahora o la computadora en la cual escribo: es el resultado del hacer de otros. 

Debemos aceptar que el país actualmente necesita la disposición cooperativa de todos los sectores, requiere la convocatoria de empeños saludables que sumen más afectos que recriminaciones, precisa de rellenar los vacíos de liderazgos en todas las instancias, urge las apariciones de propuestas convergentes, demanda la búsqueda racional del bien común,  necesitamos escucharnos sin límites suspendiendo los juicios y definitivamente suprimir las conductas disruptivas que amenazan los trabajos de orden y progreso social. 

Los miembros del Poder Ejecutivo deben reconocer que aún en los tiempos en que fuimos cazadores-recolectores se necesitaba las contribuciones en conjunto, y por estos días sería mucho más imperioso dado que estamos en pleno siglo donde somos una ‘aldea global’ y no hay espacios para el aislamiento, pues, significaría retrocesos que pagarían muy caro los ciudadanos de los países que pretendan alejarse o excluirse del proceso de globalización. ¿De qué costos estamos hablando?

Por referirnos a uno sólo les cuento que según el FMI, la economía nacional volverá a caer y viviremos unas de las mayores contracciones económicas que haya vivido una nación desde la II Guerra Mundial. Simplemente, esto en otras palabras se traduce en el empeoramiento de las cifras de producción de bienes y servicios, reducción del empleo, caída del consumo y el declive de la calidad de vida. En síntesis, a todas luces y con cualquier anteojo se lee: desgracia y calamidad.

Provoquemos una tormenta de ideas, démosle el mejor lugar a las proposiciones e incitemos a la ponderación y el buen juicio,  porque lamentablemente no hay propuestas fáciles a problemas complejos.

 

Oscar Morales

Articulista
 

]]>
<![CDATA[OPINIÓN Yldefonso Finol: Venezuela, esa “mala palabra”]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION-Yldefonso-Finol-Venezuela-esa-mala-palabra-20170518-0009.html http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION-Yldefonso-Finol-Venezuela-esa-mala-palabra-20170518-0009.html

Desde que aprendí en las lecciones de castellano de mi escuela primaria, que la terminación "zuela" es para denotar un despectivo y no un diminutivo, me quedé muy mortificado por el nombre de mi país.

 

Comencé a discernir ante mis compañeros —niños de 10 años o un poco más— que el tal Américo Vespucio cuando relacionó nuestra originaria vida acuática, viviendas palafíticas, canoas y puentes de mangle, con la ciudad italiana, no quiso decir "pequeña Venecia", sino "precaria Venecia", una comparación nada simpática; yo diría que burlona o sarcástica. Mis compañeros de estudios me miraban con cierto asombro, algunos se reían y hacían giros con el índice alrededor de la sien, en señal de ”este está loco”.

Pues, más loco me creyeron cuando pregoné que si algún día llegaba a tener el poder de hacerlo, le cambiaría el nombre a Venezuela por República de Bolívar.

Lo creía elemental: Bolívar resume la potencia y el prestigio de nuestro gentilicio. Él -como encarnación de una causa justa- nos hizo libres y universales.

Llegó el día que casi cumplí mi profecía infantil. Llegó el proceso constituyente de 1999. No le cambiamos de nombre, pero le pusimos su apellido.
Tuve el honor de defender la propuesta del Presidente Hugo Chávez, que presentó en la plenaria de la ANC el constituyente Eliécer Otaiza, hoy mártir por la violencia criminal que nos azota. Sólo los dos emitimos discursos a favor de la República Bolivariana.

II
Venezuela fue siempre una lejana propiedad de algún extraño. Un tal Carlos V, rey y emperador, se la da en gobernación a los germanos Welser para pagarles deudas que financiaron sobornos de sangre azul. Comenzó así la esclavitud y exterminio de los pueblos originarios, esos a quienes Bolívar llama "legítimos dueños de estos territorios" en su Carta de Jamaica.

Nuestro nacimiento como República Independiente, las primeras décadas del siglo XIX, estuvo signado por los rigores de las guerras, las traiciones al liderazgo bolivariano y las apetencias oligárquicas. Ah, y el acecho de un neoimperio continental que apenas asomaba sus colmillos.

Pasado un breve siglo, los gringos ya se habían enseñoreado con los bienes y la política de todo el continente. Controlan las frutas centroamericanas y caribeñas, los minerales del sur y el petróleo de Venezuela.

Venezuela es, en el marco inicial del siglo XX, la mina de oro negro que desata la fiebre imperial de Estados Unidos. El "lago de óleo", nuestro estuario maracaibero, fue la fuente de negocios más cercana y esencial para el establecimiento del sistema de corporaciones transnacionales que dieron soporte al Imperialismo como lo conocemos hoy.

III

Nos han convertido en una "mala palabra". Es una campaña mundial despiadada, donde convergen la transnacional mediática y su tarifada farándula dolarfílica; presidentes cipayos y ex presidentes reos, todos con expedientes de corrupción internacional, vinculados al narcotráfico y la violación de DD HH, pero con el hilo común made in USA que los menea a su antojo.

El plan imperialista ha contado siempre con una facción nacional opositora que es pieza clave en el suicidio de la Patria. Literalmente.

Los errores del Gobierno venezolano, que los tiene y los hemos criticado insistentemente sin ser escuchados, no son culpa de la Doctrina Bolivariana ni del ideal socialista, puesto que la ineficiencia, la corrupción y la impunidad, son antagónicas a nuestra ideología y a los intereses del pueblo trabajador.

El presidente Nicolás Maduro ha tomado la iniciativa constituyente prevista en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en su Artículo 348; de manera que nadie puede cuestionarla jurídicamente. Es una atribución explícita (aunque no exclusiva). Tampoco se puede señalar de fraudulenta ni autoritaria, ya que el propio Presidente ha explicado –y así lo recoge el Decreto aprobado al efecto- que será conformada a partir de elecciones libres, con el voto universal, directo y secreto de la ciudadanía.

No estoy convencido de la pertinencia de la propuesta constituyente ni mucho menos soy de los que aseguran de antemano que por sí misma será exitosa; pero la apoyaré, porque de lo que si estoy absolutamente seguro, es que como salida a la crisis, es muchísimo más democrática, patriótica, pacífica, sensata y constitucional, que el baño de sangre a que nos empuja el ala fascista de la oposición, buscando la intervención extranjera para desmembrar al Estado y apropiarse de los recursos estratégicos del país. Es una apuesta con muchos riesgos, el devenir histórico en marcha nos ha abofeteado en el pasado reciente, como para creernos invencibles, inexpugnables, y toda esas arengas que se suelen repetir para animar la tropa, pero que no necesariamente reflejan las condiciones objetivas y subjetivas del combate. Nada más cándido en política que la palabra “irreversible”. Me apena escuchársela a nuestra dirigencia, sobre todo este año que se conmemora un siglo de la extinta Revolución Bolchevique. No es con rituales mágicos y ruegos religiosos que se derrota al fascismo, menos cuando éste ha mutado, globalizándose y camuflándose de demócrata.

Ganar la paz es también en este momento, preservar la soberanía e integridad de la Nación. 

Dejo claro que, como militante socialista de toda la vida, apoyo al Presidente Maduro y apoyaré su llamado a Constituyente, tratando de aportar ideas para resguardar lo conquistado en la Constitución Bolivariana de 1999, y agregar conceptos y normas novedosas que la perfeccionen; hace tiempo he parafraseado que “es mejor errar con la Revolución, que acertar sin ella”.  

 

Yldefonso Finol

Constituyente 
de 1999

 

 

]]>
<![CDATA[OPINIÓN Hugo Hernández Raffalli: La búsqueda de la paz]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION-Hugo-Hernandez-Raffalli-La-busqueda-de-la-paz-20170518-0005.html http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION-Hugo-Hernandez-Raffalli-La-busqueda-de-la-paz-20170518-0005.html Bajo las circunstancias en que debate la gobernabilidad del Estado Venezolano, son por demás difíciles e inconvenientes para lograr la paz y en entendimiento entre los venezolanos. Tenemos la obligación de crear un mínimo de convivencia y entendimiento entre las partes confrontadas. Somos venezolanos todos. Una parte, en ningún caso, se impondrá sobre la otra. En vez, se pueden acordar puntos de coincidencias políticos, sociales y económicos, que contribuyan a que salgamos de la confrontación, y entremos en un espacio de paz y tranquilidad.

El Papa Francisco, emitió unos juicios de valor, sobre la situación de Venezuela, y de las partes involucradas. En contra de ello, se señala que el Papa Francisco " es improcedente", en su posición. Hay que recordar, que el Vaticano tiene siglos intermediando en conflictos entre Naciones en guerra. Es una parte, totalmente desinteresada en favor de una de las partes en conflicto. Es un mediador, un facilitador, una parte de buena fe, que en todo caso busca el bienestar de los pueblos y la paz.

Que alternativa hay entonces, en caso de que se excluya al Papa Francisco y al Vaticano? Matarnos los venezolanos para mantenerse en el poder o para buscar el poder como estrategia final?. Seria la posición mas miserable para los 35 millones de habitantes de la bella Venezuela. Atentar en contra del pueblo, mediante confrontaciones, con muertos y heridos que en nada solucionaran la situación actual. Necesitamos trabajar, que nuestros hijos y nietos estudien responsablemente, que la situación económica se atienda y se encaminen soluciones ( que si existen), resolver la lucha de clases existente en Venezuela.

Apalancar a los sectores productivos para luchar por la recuperación económica. Hemos caído en un país con la inflación muy alta, que golpea a cada venezolano sin distingo de raza y posición social. Venezuela de ser un país petrolero, que lo seguimos siendo, y por muchos años mas, con la caída de los precios del petróleo, la economía se ha contraído sustancialmente. Hay una perdida en los ingresos petroleros, cerca del 80%, lo cual ha redundado en la capacidad de compras de productos terminados y materias primas para ser procesadas internamente por las capacidades industriales instaladas en Venezuela.

Mientras eso sucede, en vez de unirnos los venezolanos para presentar soluciones a la difícil crisis, se aprovecha para profundizar la crisis y derrocar al Gobierno, aun actuando en contra de nosotros mismos. Se crean situaciones terroristas y de confrontación. Al final, ambas partes en conflictos pondrán unos muertos y heridos, no pasara nada concreto. Esta situación, debe llevar a los actores confrontados, a sentarse en una mesa y discutir los problemas del país y sus soluciones. Donde el pueblo los vea aportando ideas y soluciones. 

Esa parte será la triunfadora. Ojala sean ambas partes para que finalmente sea victoriosa toda Venezuela. Mas del 80% de los venezolanos rechazamos la violencia como instrumento de lucha política, social o económica. Quienes aspiren gobernar a Venezuela deben presentar propuestas concretas, programas para lograr el equilibrio que tanto necesita nuestro país. El Gobierno debe fundamentar el proceso de paz, en un dialogo con acuerdos concretos, con la presencia del Papa Francisco, y otros facilitadores para el proceso de paz. Cada día que pasa, el país se deteriora y se van desvaneciendo las oportunidades para arreglar las cosas.

Hay que deponer tanto odio y rencor de unos contra los otros. De eso no sale nada bueno.
Busquemos la paz y la concordia. Somos inteligentes. Venezuela se lo merece.

 

Hugo Hernández Raffalli

Ex Director de Pdvsa
 

]]>
<![CDATA[OPINIÓN Luis Britto García: Constituyente]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION-Luis-Britto-Garcia-Constituyente-20170517-0010.html http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION-Luis-Britto-Garcia-Constituyente-20170517-0010.html “Señor: ¡dichoso el ciudadano que bajo el escudo de las armas de su mando ha convocado la Soberanía Nacional para que ejerza su voluntad absoluta!”. Así abre el Libertador su Discurso de Angostura el 15 de febrero de 1819.

-Dichoso el pueblo convocado para ejercer su soberanía, no sobre minucias, sino para consagrar un cambio trascendente, como la declaratoria de propiedad social de los bienes de producción.

-Afortunada ciudadanía a la cual, para preparar su acertada manifestación de voluntad, se ha librado de la escasez artificial retirando previamente el negociado de los dólares preferenciales a la docena de oligopolios que montan empresas de maletín, importan basura o esconden y venden con sobreprecio lo que importan.

-Feliz el venezolano que vea rigurosamente sancionados a quienes robaron 60 mil millones de dólares destinados a importar bienes básicos o dejan que escape por las fronteras 40% de lo que el país produce o importa.

-Bienaventurado el pueblo que comprende que si vota por quienes negocian con su hambre, perderá la propiedad de la nación sobre la industria de los hidrocarburos, la gratuidad de la enseñanza superior, las prestaciones sociales, la inmunidad de jurisdicción que impide que Venezuela sea juzgada y condenada como reo por la OEA, el Ciadi o cualquier otro tribunal extranjero, la prohibición de instalar bases militares extranjeras, la irreversibilidad de las conquistas sociales, el derecho a la información veraz y oportuna, la igualdad de la mujer, entre otras conquistas de la Constitución de 1999.

-Prudente el elector que conoce que tras la Constituyente viene relegitimación de Poderes, en la cual votación imprudente o abstención resentida podrían entregar a los enemigos del pueblo, no solo el Poder Legislativo, sino también el Judicial, el Moral, el Electoral y el Ejecutivo.
-Sagaz el elector que, consciente de lo que se juega, juzgue indigno de entrar a una Asamblea Constituyente o a cualquier recinto público a todo aquel que haya apoyado la instauración de una dictadura que derogó la Constitución de un plumazo, el secuestro del Presidente electo; el enjuiciamiento de ese Presidente legítimo por cortes penales foráneas, el sometimiento de Venezuela a tribunales o juntas extranjeras, la privatización de Pdvsa o la asignación a una clase, casta o etnia del control absoluto y exclusivo sobre los recursos naturales que pertenecen a todos los venezolanos.

-Prudente quien exija a los constituyentistas que elige suscribir cartas con su renuncia para el caso de que apoyen cualquiera de los actos de traición a la Patria antes mencionados.
-Sabio quien comprende que constituyente reconoce poderes conquistados de hecho, no hace poderes que la falta de ejercicio ha deshecho.

PD: Ya está en cartelera La planta insolente, dirigida por Román Chalbaud y con guión de un servidor. No se la pierda.

 

Luis Britto García


Articulista
luisbrittogarcia.blogspot.com 

 

]]>
<![CDATA[OPINIÓN Juan Pablo Guanipa: Sumario de la crisis]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION-Juan-Pablo-Guanipa-Sumario-de-la-crisis-20170517-0007.html http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION-Juan-Pablo-Guanipa-Sumario-de-la-crisis-20170517-0007.html  1. Venezuela vive la peor crisis económica, social, política, moral, institucional de su historia: Destrucción del aparato productivo, hambre, escasez de medicinas y alimentos, inflación, desempleo, inseguridad, pésimos servicios públicos, corrupción, violación de la constitución y destrucción del estado de derecho, ausencia de reglas, anomia, etc.

2. Este gobierno se ha convertido en dictadura: Desde la derrota que le propinamos en las parlamentarias, decidió impedir el funcionamiento de la Asamblea (caso diputados de Amazonas, decisiones de la Sala Constitucional para anular leyes, impedir la función de control y anular las decisiones futuras de la AN) y se negó a realizar nuevas elecciones (referendo revocatorio, gobernaciones y consejos legislativos, alcaldías y concejalías). El golpe se terminó de concretar con las sentencias 155 y 156 de la Sala Constitucional del TSJ en las que la sala acabó con la inmunidad parlamentaria y asumió las competencias de la AN. Esas sentencias fueron parcialmente derogadas luego de la presión interna e internacional, en un acto por demás antijurídico.

3. El pueblo sale a la calle y comienza un proceso de represión que ya ha producido cerca de 50 muertes, centenares de heridos y miles de presos políticos, algunos liberados condicionalmente y otros privados de libertad. La desproporción en el “control” de manifestaciones pacíficas es un verdadero abuso de poder. La utilización desmedida de gas pimienta, bombas lacrimógenas, perdigones y armas de fuego, ha ocasionado los daños que todos conocemos.

4. Todo esto refleja que a la dictadura solo le interesa permanecer en el poder. Y para ello convoca a una Asamblea Nacional Constituyente Comunal que es inaceptable por las siguientes razones: A) el artículo 5 de la Constitución establece que la soberanía reside INSTRANSFERIBLEMENTE en el pueblo. El artículo 347 autoriza al pueblo a CONVOCAR a una Constituyente. Si el pueblo es el que convoca, ¿cómo puede Maduro hacerlo sin escuchar al pueblo? La iniciativa (que es la IDEA de hacer una constituyente) puede tenerla el Presidente, la Asamblea Nacional, los concejos municipales o el 15% de la población, pero la CONVOCATORIA es del pueblo. B) ¿Por qué Maduro anuncia unas bases que no han sido consultadas con el pueblo? ¿Cómo es que piensan eliminar el voto universal, directo y secreto con una votación por sectores que no va a representar la realidad del país?

4. Ante el fraude Constituyente, tenemos el compromiso de seguir luchando por  Venezuela. Y eso tiene un solo nombre: Calle. Así que tenemos la obligación de salir por las calles de nuestra patria, a protestar pacíficamente. La presión de calle, así como el trabajo de la AN y el apoyo internacional serán claves para rescatar la democracia en Venezuela. En esta coyuntura es indispensable que la ciudadanía sea asumida a plenitud. Este no es un asunto de diputados o de dirigentes políticos. Sin duda, quienes ejercemos esa representación tenemos una altísima 16/05/2017 responsabilidad y hemos dado muestras contundentes de amor por Venezuela. Pero este es un asunto de todos los ciudadanos. Los venezolanos que no estamos dispuestos a permitir la muerte de nuestra democracia y de nuestro futuro, tenemos la obligación de asumir esta lucha en primera persona. Lo que está en juego es nuestro presente y futuro, el de nuestros hijos y el de las próximas generaciones.

5. Venezuela es un gran país y luego de sacar constitucionalmente a los dictadores tenemos todas las oportunidades para convertirnos en un país de progreso, de bienestar, donde todos tengamos calidad de vida, oportunidades de estudio y de trabajo, donde haya inversión nacional y extranjera, con incrementos importantes de producción nacional, empleo, se disminuya la inflación y logremos más seguridad personal y jurídica, con instituciones estables, reglas claras, estado de derecho, respeto a la constitución, al voto y a la democracia. A todos nos corresponde rescatar a Venezuela y a todos nos corresponde encausarla a ser el primer país de Latinoamérica.

 

Juan Pablo Guanipa V. 

 Diputado 
@JuanPGuanipa

 

]]>
<![CDATA[OPINIÓN Pablo Pérez: Un país en desobediencia civil]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION-Pablo-Perez-Un-pais-en-desobediencia-civil-20170517-0006.html http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION-Pablo-Perez-Un-pais-en-desobediencia-civil-20170517-0006.html Venezuela está en rebeldía. El pueblo perdió el miedo y entendió que la lucha es dura, pero necesaria si queremos seguir viviendo en democracia. Una democracia que el régimen pretende aniquilar para cumplir sus objetivos de perpetuarse en el poder. Pero se ha conseguido con el empeño y la resistencia de cientos de miles de venezolanos.

 Ni el opositor más entusiasta, ni el oficialista más oportunista podían imaginar que el levantamiento pacífico del pueblo venezolano podía no sólo mantener el ánimo, sino elevar el entusiasmo para sostener una lucha que ya acumula muchos días. Se derrotó la tesis que el ciudadano estaba resignado.
 
La alianza de la sociedad civil y de la Mesa de la Unidad Democrática ha funcionado con Unidad, claridad de objetivos y apertura. Pero además sin caer en las múltiples trampas que coloca el Gobierno. Queremos hechos y no ofertas engañosas. El pueblo quiere votar.
 
Los venezolanos estamos decididos a defender a nuestra democracia y el voto como mecanismo de evaluación, premiación, decisión y castigo. El pueblo quiere elecciones y no una Constituyente mentirosa que sólo es un montaje oficial para construir una Constitución que le aporte legalidad a la dictadura.
 
De poco ha servido la intensa represión oficial a través de la Guardia Nacional, la PNB y los paramilitares pagados por el régimen. Lo lamentable de esta lucha es la cantidad de venezolanos que han sido asesinados por el oficialismo. Nos duele que un venezolano muera en la defensa de la democracia.
 
El final de la pesadilla está cerca en la medida que más venezolanos se sumen a la búsqueda del cambio que permita deslastrarnos de este modelo empobrecedor y corrupto. El cambio nos llevará a una época de consenso y eficiencia. El cambio nos permitirá seguir creyendo en Venezuela.
 
La desobediencia civil es un derecho consagrado en el artículo 350 de la Constitución Nacional. Es una rebelión pacífica, pero no pendeja. El Gobierno lo sabe y por eso trata de dividirnos. Por eso pone su maquinaria de engaños en marcha. Pero nada de eso servirá. El cambio es indetenible.
 

Pablo Pérez
Exgobernador
@PabloPerezOf

]]>
<![CDATA[OPINIÓN Elías Jaua Milano: La Patria clama por la paz]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION-Elias-Jaua-Milano-La-Patria-clama-por-la-paz-20170517-0005.html http://www.panorama.com.ve//opinion/OPINION-Elias-Jaua-Milano-La-Patria-clama-por-la-paz-20170517-0005.html Nada bueno puede esperar el pueblo venezolano del liderazgo opositor que pretende ser Gobierno, 
a partir de la caotización del país y de la guerra fratricida.

Su injustificable negación al diálogo, para retomar la hoja de ruta institucional y electoral que nos permita superar el conflicto político, aprobada en noviembre de 2016, es una demostración más de que han abandonado el camino de la democracia y de las elecciones.

La decisión de la dirigencia de la MUD de escalar hacia la violencia armada enluta de nuevo a decenas de familias venezolanas y hace que la Patria toda llore a sus hijos e hijas, la mayoría jóvenes. Nada justifica una indolente estrategia política de acumulación de compatriotas asesinados, cualquiera sea su posición.

Atendiendo la opinión de la inmensa mayoría de la población que rechaza la violencia y demanda una solución política al conflicto, el Presidente Nicolás Maduro ha tomado la iniciativa constitucional, de acuerdo al artículo 348 de la Carta Magna, de convocar al Poder Originario, el pueblo, a postular sus candidatos y candidatas para ser electos y electas de manera universal, directa y secreta como miembros de la Asamblea Nacional Constituyente, ya prevista en el artículo 347 de nuestra Constitución Bolivariana.

Es un sublime esfuerzo para convocar a los más amplios sectores de la vida nacional y encontrar un espacio para el diálogo político, la democracia y la paz que nos vacune contra la estrategia de odio, violencia y muerte ejecutada por la MUD, cumpliendo de manera cipaya las órdenes de los halcones del Pentágono.

La inmensa mayoría de los asesinados, en estos últimos 40 días, lo han sido por francotiradores, pistoleros con armas de fabricación casera y explosivos al servicio de los grupos violentos. Alguien tiene que reflexionar, alguien tiene que rectificar en esa dirigencia opositora para frenar la muerte y hacer florecer la paz y con ello la vida. Alguien tiene que asumir la responsabilidad del dolor causado a los familiares de las víctimas y a la Patria toda. Alguien tiene, por fin algún día, que pedir perdón.

El Gobierno Bolivariano ha asumido siempre su responsabilidad cuando un funcionario policial o militar ha cometido excesos en el cumplimiento de sus funciones, ocasionando lesionados o vÍctima fatales, caso excepcionales por cierto. En cada caso se ha privado de libertad a los funcionarios responsables y se han puesto a la orden de la Fiscalía General de la República, todos están siendo procesados, muchos ya tienen sentencias de hasta 30 años.

Como humanistas y revolucionarios que somos, jamás permitiremos la impunidad en la comisión de delitos contra los derechos humanos, pero de igual manera tenemos que reconocer a la inmensa mayoría de Guardias y Policías Nacionales, que tienen más de un mes defendiendo el derecho a vivir en paz que tiene la familia venezolana y que lo han hecho apegados a los principios internacionales y constitucionales de uso proporcional y diferenciado de los medios para garantizar el orden público, aun en medio de las más insólitas agresiones verbales y físicas, incluyendo disparos con armas de fuego, intentos de linchamientos y de quemarlos vivos. Esa es la verdad para la historia.

El Presidente Nicolás Maduro es un líder responsable, cuando insiste en el diálogo con la oposición y busca una salida constitucional democrática como la Asamblea Nacional Constituyente, colocando su mandato a la orden de nuestro pueblo, para darle un chance a la paz y a la vida. El pueblo ha tomado como válida esa convocatoria y ya en campos, liceos, universidades, barrios, calles, comunas y fábricas se oye una consigna “Hablando se entiende la gente, vamos a Constituyente”.

En este mes de las  madres, nuestro compromiso con ellas es perseverar en el camino para un reconocimiento mutuo entre los factores políticos que preserve el derecho a vivir en paz de sus hijos e hijas, los hijos e hijas de la Patria. Dios mediante, asi será.

Elías Jaua Milano 


Ministro de educación
@JauaMiranda

 

]]>
<![CDATA[Crímenes sin castigo]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Crimenes-sin-castigo-20170516-0085.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Crimenes-sin-castigo-20170516-0085.html Ylich Carvajal Centeno / Articulista / ylichcarvajal@gmail.com

Destejer la trama de violencia que la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y poderes extranjeros  sobre el pueblo de Venezuela requiere que la Fiscalía General de la República no se limite a contar los muertos.

El rol fundamental del Ministerio Público es proteger a los ciudadanos, incluso, protegerlos de ellos mismos y en la actual situación eso pasa por desmontar la violencia a la que la dirigencia de la oposición convoca a diario y los medios de comunicación validan y hasta aúpan. 

Cuando dirigentes de la MUD han anunciado que habrán víctimas, cuando algunos jefes de partidos piden “dar la vida” y pontifican sobre la supuesta necesidad de que “algunos mueran” y la lista de fallecidos ya pasa de 40 ¿no es como tiempo de que la Fiscal General haga uso de la prerrogativa que le confiera la Constitución de ejercer la acción penal en nombre del Estado?

Cuando Lisa Ortega Díaz dijo que se había roto el hilo constitucional por las sentencias del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en las que se le quitaba la inmunidad a los integrantes de la Asamblea Nacional (AN), a mí me pareció que actúo como la Constitución le exige, pero ahora me pregunto ¿Cuáles son los límites de esa inmunidad que la Fiscal exigió que se les respetara?

¿Puede un diputado electo por el voto popular y en consecuencia envestido de inmunidad organizar y lanzar todos los días a las calles de Caracas grupos de encapuchados para generar violencia, destruir bienes públicos, bloquear las vías y aterrar a los ciudadanos? ¿En los 40 días de violencia que ha padecido particularmente la capital de la República Ortega Díaz no ha observado o por lo menos sospechado de la comisión de hechos punibles por parte de la dirigencia de la MUD?

Entiendo que ya no existe eso que antes llamaban “noticia criminis” o algo así y que quien califica los delitos en Venezuela es precisamente la señora Fiscal, pero es criminal que hayan muerto venezolanos y puedan seguir muriendo porque sus “líderes” han tomado, en uso de su inmunidad parlamentaria, el camino de la violencia y el golpe de Estado.

Además, es más que evidente que poderes extranjeros han aupado y quizás financiado esa violencia, que presidentes y ex presidentes de otros países lanzan constantes sentencias sobre el gobierno que el pueblo de Venezuela se dio en elecciones libres y justifican la violencia en las calles. Esas amenazas contra la República cuentan con el aval de diputados y dirigentes de la oposición nacional ¿eso, de acuerdo al Código Penal, cómo se llama?

¿Cuándo la fiscal Ortega Díaz salió en defensa de la Constitución y pidió revertir las sentencias del TSJ que les quitaba la inmunidad a los diputados de la AN pudo aunque sea sospechar que el diputado Julio Borges iba a usar su condición de presidente del parlamento para reunirse con funcionarios del gobierno de los EEUU y buscar una intervención en Venezuela? ¿O que iría al Perú para buscar apoyo político y económico para generar la violencia que según ellos hará caer el gobierno del presidente Nicolás Maduro?

La fiscal Ortega Díaz, en una demostración de su compromiso con la justicia y la historia de éste país ha, incluso, investigado las desapariciones, torturas y ejecuciones extrajudiciales que los gobiernos de Acción Democrática y Copei cometieron, por lo que sería realmente incomprensible que ahora le falle a esa misma historia que ella tan diligentemente ha desenterrado incluso de fosas comunes dejando de ver el fondo del asunto.

Ha habido excesos policiales y de hecho se ha informado de la detención de varios oficiales de diferentes cuerpos y, como ella misma señaló, puede que la Guardia Nacional o algunas policías no sean lo suficientemente claras o explicitas al redactar las actas cuando detienen a los violentos, pero la Fiscal sabe que no se trata de simples quemas de caucho o estudiantes que no quieren presentar exámenes y salen a quemar cauchos para que suspendan las clases, no es el caso de comunidades con carencias de servicios públicos que trancan vías; ¿alguien en este país y en todo el continente no se ha dado cuenta que hay una operación insurreccional contra Venezuela?

]]>
<![CDATA[La Constitución blindada]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-Constitucion-blindada-20170516-0082.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-Constitucion-blindada-20170516-0082.html Gustavo Márquez Marín / Articulista / gamarquez@gmail.com

Una diferencia medular entre la Constitución puntofijista y la Bolivariana es que ésta última establece el ejercicio directo de la soberanía popular a través de los referendos, la revocación del mandato y las iniciativas legislativas. De ahí su carácter participativo y protagónico, siendo este el logro más importante de la revolución bolivariana, porque profundiza la democracia y viabiliza la construcción de una sociedad emancipada a través del control social sobre el Estado. Este salto cuántico crea las bases para el surgimiento del “Poder Popular” con mayúscula, como sujeto político con la potencialidad de romper la subordinación del Estado al capital y a las élites que lo administran, para ponerlo al servicio del bien común.

La constitución puntofijista surgió de un pacto cupular que auto-invistió al Congreso Nacional (61) de “poderes constituyentes”. Mientras que la Bolivariana (99) fue el fruto de un proceso constituyente originario, porque nació y fue refrendado por la voluntad popular. Para que en el futuro, factores retrógrados no intentasen arrebatarle al pueblo esta conquista democrática, se estableció taxativamente que solo el pueblo, tiene la facultad de convocar la constituyente (art. 347), aunque la iniciativa o solicitud puede hacerla el Presidente, 2/3 de la AN, 2/3 de los Consejos Municipales o 15% de los electores (art.348). Eso explica por qué Chávez afirmaba que esta era una constitución blindada. La constituyente originaria (99) se conformó con representantes electos en circunscripciones territoriales, pero esto no fue óbice para que en ella se expresara todo el espectro sectorial y político de la sociedad venezolana,

El presidente Maduro propone una constituyente “originaria” para promover un “diálogo superior” por la paz. Empero, para que tenga ese carácter, el CNE está constitucionalmente obligado a realizar un referendo consultivo para que el soberano se pronuncie si acepta o no cambiar la Constitución. Propone segmentar el universo electoral pretendiendo regular el derecho al sufragio para elegir la Asamblea Nacional Constituyente, pero este es un derecho constitucional indivisible inherente al ciudadano. Tampoco se puede eludir el referéndum aprobatorio de la Constitución redactada por la ANC. Es con más democracia y no vulnerando la Constitución como viviremos en paz aunque pensemos distinto.

]]>
<![CDATA[Punto de quiebre]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Punto-de-quiebre-20170516-0079.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Punto-de-quiebre-20170516-0079.html Jesús Castillo Molleda / Politólogo / Profesor / @castillomolleda

Desde el 4 de abril de 2017 se inició una nueva etapa de protestas por factores de la Mesa de la Unidad Democrática apoyada por la sociedad civil en contra de la administración del presidente Nicolás Maduro, luego de seis semanas la única respuesta del gobierno es la iniciativa de la Asamblea Nacional Constituyente. 

Sin embargo, destaca las condiciones del gobierno están muy adversas, con muy bajos niveles de popularidad, lo que le impedirán explorar la idea de que la convocatoria sea en elecciones libres, secretas, porque sin duda sería el ataúd político del gobierno. De plantearse un escenario con elección popular para elegir a los constituyentistas, y de participar en ese evento los sectores de la MUD, éstos alcanzarían por lo menos el 70% de los constituyentitas, lo que les permitiría un llamado a elecciones generales post constituyentes y el gobierno le estaría endosando todo el poder a la oposición, lo que sería un efecto bumerán y se verían obligados por la presión interna e internacional a ir a unas elecciones abiertas. 

El gobierno no ha hecho nada para mejorar la crisis económica inclusive en un estudio realizado en 4 facultades de economía del país el 53% de los estudiantes desconocen el nombre del ministro de finanzas, arrojando además en una muestra de 1500 sujetos en el país que el 96% de los sujetos consultados no conocen el nombre de ningún miembro del equipo económico presidencial, lo que evidencia su limitado nivel de comunicación y anuncios realizados. 

No hay salario en Venezuela que resista la veloz inflación, lo que está derritiendo el liderazgo de los aliados al gobierno que no le quedan muchos elementos de motivación para lograr mantener y conquistar nuevos seguidores, ya las expectativas del carnet de la patria se disuelven porque la gente tiene carnet pero no le sirve para vivir mejor; los Clap han venido bajando su frecuencia y en donde llegan los precios son tan elevados que ya no son muchos los que los puedan adquirirlos.

O quienes los logran comprar, en algunos casos, prefieren comercializarlos con el mercado del bachaqueo; la misión vivienda sigue avanzando pero muy lento para la alta demanda de solicitantes en espera de una vivienda. La inseguridad se ha incrementado según cifras publicadas por la Fiscal General de la Republica en su acto de presentación de su memoria y cuenta el pasado viernes 31 de marzo de 2017,   acompañados de impunidad y hacinamiento carcelario; todos estos elementos son una bomba molotov para el gobierno, así como las evidentes divisiones en sus aliados políticos y en las fuerzas armadas.

Mientras tanto, la MUD sigue intentando lograr un quiebre político del gobierno con una agenda de marcha, actividades de calle y apoyo internacional, sin embargo, la MUD necesita más fuerza en sus actividades de calle en la Gran Caracas en la que requiere contar con más gente y respaldo, si solo se sigue movilizando el 10% del 76% que manifiesta estar en contra del presidente, el gobierno los seguirá confrontando. 

Es por ello que la MUD necesita innovar, en muchos casos humanizar la protesta, como por ejemplo si el pasado viernes 12 de mayo en Maracaibo hubo sectores afectados por una torrencial lluvia que hasta afectó las instalaciones del Materno Infantil del Marite, pudo organizar a sus seguidores e ir hasta el sector afectado a prestar ayuda. 

Deben de intentar salir de las zonas de confort, experimentar hacer actividades en zonas más populares (que también la están pasando muy mal), se debe invertir menos tiempo en los que ya están convencidos, y más tiempo en convencer a nuevos. No es sano ni prudente seguir elevando los niveles de odio que solo logran espantar a futuros aliados (quienes podrían ayudar a quebrar las bases internas del adversario), pero con insultos, gritos, solo van a lograr atornillar más al adversario, entendiendo que las divisiones y odio fueron sembrados durante muchos años. Llegó el momento de cambiar la estrategia de divisiones entendiendo que para muchas personas la actual crisis provocó importantes daños materiales y familiares, para los venezolanos que se vieron en la necesidad de buscar nuevas oportunidades fuera de Venezuela.

El gobierno seguirá intentando mantenerse todo el tiempo que pueda en el poder y la MUD debe considerar innovar en la manera que ha venido actuando porque sus seguidores podrían cansarse si no ven resultados tangibles en corto tiempo. Se debe evitar más muertes de inocentes por manifestar, si el gobierno y la MUD no logran entrar a un proceso de negociación de alto nivel, los ciudadanos indignados podrían sobrepasar al liderazgo político y de partidos buscando una nueva alternativa. 

Como lo dijo Magda Castells “Un Gobierno que siente rechazo popular usará toda la fuerza institucional que tenga para evitar elecciones”.

]]>
<![CDATA[Atrapados en el relato]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Atrapados-en-el-relato-20170516-0078.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Atrapados-en-el-relato-20170516-0078.html Carola Chávez / Articulista / @Tongorocho

En las “revoluciones de colores”, los medios de comunicación juegan un rol principalísimo construyendo el relato que desdibuja la realidad. Reporteros que logran estudiadas imágenes del cinematográfico joven solitario enfrentando al monstruo represivo con una simple bandera, sin miedo; la abuela que increpa el soldado asesino, sin miedo; los pequeños escolares arrodillados frente a un piquete de esbirros de la dictadura, exigiéndoles que paren la masacre, sin miedo…

Sin miedo, porque, ubicados en la realidad, saben que el monstruo que relatan no existe, porque de lo contrario ¿qué mamá en su sano juicio expondría a su niño al peligro mortal de enfrentar cara a cara a un esbirro asesino?

De todos modos, el relato se impone descartando toda verdad que lo contradiga. “No publiques nada que beneficie a la tiranía” -decía un tuit de Mari Montes, periodista opositora, a propósito del revelador video, publicado por un reportero también opositor, que derrumbaba la tesis del asesinato Juan Carlos Pernalete, por un impacto de bomba lacrimógena.

No más deslices: editado, con un salto tremendo en la secuencia, presentaron los constructores del relato el vídeo otro asesinato, el del joven Cañizales, instalando una historia que contradice a la autopsia; pero no importa la verdad, no importa la justicia, lo que importa es sacarle el jugo a la muerte.

También con el asesinato de Miguel Castillo esta semana, las evidencias contradicen al relato y el “periodismo” hace maromas. Darvinson Rojas publicó cuatro honestos tuits sobre la investigación. Lo mató una metra de metal, disparada a menos de 10 metros, por un arma de fabricación artesanal, decía en tres tuits, y en otro, hablaba sobre el video que muestra cómo alguien le quita a Castillo, herido de muerte, la cámara Go Pro que llevaba y que pudo haber grabado a su asesino. Ese tuit, al rato, lo borró.

Sin liderazgo que la contenga, la violencia se desborda, incluso contra los periodistas que la maquillaron de “resistencia pacífica”. “Un equipo de Globovisión fue rociado con gasolina en Chacao”, denunciaban periodistas de oposición, pidiendo cordura y respeto. Entonces sus lectores les dejaron bien claro que no hay cordura ni respeto para quienes se atrevan a contradecir el relato que ellos mismos ayudaron a construir.
 

]]>
<![CDATA[La atracción de la violencia]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-atraccion-de-la-violencia-20170515-0075.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-atraccion-de-la-violencia-20170515-0075.html José Vicente Rangel / Periodista

1) EXTRAÑO, pero cierto. A la oposición venezolana que se formó después de la derrota que le propinó Hugo Chávez al puntofijismo en las urnas electorales  —diciembre, 1998—, siempre le ha ido mal practicando la violencia, y, en cambio, le ha ido bien cuando transita la senda democrática.

 Fue esa la experiencia desoladora del 11/A de 2002, cuando decidió tomar el atajo del golpe contra la Constitución e incurrir en el error de paralizar la industria petrolera; o cuando desató el terrorismo monitoreado desde Plaza Altamira con participación de un grupo de oficiales. También incurrió en otro desliz cuando optó por no participar en las elecciones parlamentarias de 2005, porque de esta manera le daba soporte y argumentos a la conspiración que estaba en marcha.

2) OTRA muestra de la irrefrenable atracción que la violencia ejerce sobre la oposición, fue la guarimba del 2014 que mantuvo en zozobra a la población por más de tres meses, y arrojó un saldo de muertos, heridos y destrucción de bienes públicos y privados. Ahora la oposición se empeña en reincidir en la violencia. Luego de desperdiciar  la oportunidad que le brindaba el referendum revocatorio, que abandonó por el efecto letal que en ella produjo el pronóstico del presidente de la Asamblea Nacional, Ramos Allup —en la instalación del 2016—, de que Maduro saldría de Miraflores en un plazo de 6 meses, y enredar de tal manera las cosas que las elecciones regionales y municipales quedaron en una especie de limbo, retorna a las prácticas violentas.

3) PERO con características muy particulares. Ejemplo: las diferencias internas en la MUD por la línea a seguir, que cada día se agudizan más, determina creciente confusión y genera contradicciones en la política a aplicar; también ocurre un desplazamiento del centro de dirección del liderazgo tradicional, a uno nuevo que irrumpe con fuerza y con el propósito de ejercer lo que considera un mandato ineludible de carácter histórico. A esta complejidad de factores, que refuerza la tendencia dentro de la oposición a la violencia, se suma la aparición de un novedoso fenómeno: la conexión forjada —en el marco de la crisis social, económica y de valores que aqueja al país— entre un liderazgo político y elementos del mundo del delito, del paramilitarismo asentado en territorio nacional, en particular en áreas urbanas críticas. Repito, a la oposición siempre le ha ido mal cuando opta por la violencia, cuando escoge la vía extralegal; en tanto que le ha ido bien cuando no se sale del cauce democrático y asume la participación electoral. Prueba de esto último es lo que ocurrió el 6 de diciembre del 2015 cuando ganó las elecciones parlamentarias. 

4) DEFINITIVAMENTE los líderes sensatos de la oposición ceden ante la presión de los radicales, fortalecidos con la incorporación de los más violentos, expertos en la creación de focos que provocan la falsa sensación de que en el país impera el caos. Hoy por hoy la oposición no tiene un plan democrático. Rechaza el diálogo y también la salida electoral, la cual invoca solo por razones publicitarias. Su objetivo es derrocar a Maduro como sea, mediante una insurrección popular que no cuaja, un golpe militar que no es viable por la firme actitud la Fanb en defensa de la Constitución y del proceso bolivariano, o la intervención extranjera. 

5) EN este contexto se explica la decisión de Maduro de convocar a una Asamblea Nacional Constituyente, de acuerdo con lo que consagra, con toda claridad la Constitución en los artículos 347, 348, 349. Jugada maestra del Jefe del Estado, a quien la oposición subestima. Porque coloca la situación en un nuevo contexto que abre las puertas al diálogo que se hallaba asfixiado; a la inclusión y participación ciudadana; a la incorporación a la Carta Magna de los avances sociales, políticos, económicos y culturales de los últimos 18 años; y, además, al fortalecimiento de los mecanismos de defensa del Estado frente a la amenaza interna y externa. En otras palabras, la forma legítima de enfrentar la opción que manejan los delirantes de la violencia y los cipayos.-

Claves secretas

•       LO OBJETIVO: se reduce la asistencia a las manifestaciones convocadas por los dirigentes de la oposición, pero se tornan más violentas y selectivas. Ejemplo: la del excremento fue patética. De la protesta masiva se pasa a la realización de ataques dispersos, coordinados, de difícil control por la fuerza pública que tiene que prodigarse, con lo cual pierde capacidad disuasiva…

•     ¿SE HA entrado en una nueva fase de la lucha de calle? Todo indica que en el curso del proceso sedicioso se ha pasado de la agitación y movilización convencionales, con choques con la autoridad, Guardia Nacional y Policía, a la insurgencia armada. ¿Quiénes dirigen esta forma de lucha, bien articulada, con  armas y previsión en materia logística? Existen, sin duda, los ejecutores en los distintos escenarios, pero igualmente hay una autoría intelectual profesional. Quien observe los videos de los diferentes escenarios donde se ejecutan las acciones, podrá darse cuenta que hay una coordinación bien planificada; que los ejecutores están debidamente entrenados para desplazarse de un lugar a otro, lo cual realizan con claras instrucción de caotizar a base del terror que provocan en la colectividad…

•     EN ESTA situación los partidos de la MUD pierden liderazgo, y son los operadores de en la calle los que asumen la conducción. El atractivo de la violencia es difícil de contrarrestar, ya que lo que cuenta es la acción y sus efectos mediáticos. La difusión de los actos violentos tiene más peso que un discurso, que una declaración principista. Es decir, la política secuestrada por la violencia…

•     LA DUDA acerca de lo que hoy es la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), que reúne a la cúpula de la Iglesia Católica del país, la disipa ella misma con la posición adoptada sobre el llamado a una Constituyente formulado por el presidente Maduro. El documento rechazó la invitación de la Comisión respectiva, para obtener e intercambiar información sobre la propuesta, con argumentos banales y del mismo corte de los que empleó la MUD. Lo cual confirma lo que afirman analistas políticos, que la CEV es otro partido de la MUD: a los obispos no les interesa dialogar ni lo que aconseja el Papa Francisco. Su obsesión es el derrocamiento del gobierno constitucional…

•     POR LAS constantes declaraciones de voceros de la política colombiana parece que al vecino le interesa pescar en el río revuelto venezolano. Planteamientos como los de la Canciller Holguín, del ministro de Defensa y el Viceministro, de militares retirados, columnistas de peso, e, incluso, del propio presidente Santos, apuntan en la dirección de lo que estrategas militares de ese país han considerado una reivindicación histórica del espacio vital colombiano en territorio de Venezuela…

•     TAMBIÉN HAY que evaluar el factor Uribe, enemigo del proceso bolivariano, que no pierde oportunidad para disparar contra nuestro país. Y algo más: de los integrantes del equipo venezolano de entrenamiento de francotiradores que desertó y se fue a Colombia, 3 de sus integrantes los acogió el expresidente en una finca de su propiedad, el Ubérrimo. Insisto, ¡mosca!..

•     DESTACADOS DIRIGENTES de la MUD calificaron de títere al grupo de 17 partidos pequeños que asistió a la reunión de la Comisión Constituyente que preside Elías Jaua. Durante años compartieron políticas con la MUD y ahora los llaman franquicia tarifada. Este tipo de lenguaje revela desesperación…*LA DESESPERACIÓN de los golpistas y terroristas ha metido a la oposición en un callejón sin salida.

]]>
<![CDATA[“Mambrú se fue a la guerra”]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Mambru-se-fue-a-la-guerra-20170515-0074.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Mambru-se-fue-a-la-guerra-20170515-0074.html Félix Cordero Peraza / Articulista 

Percibo que la crisis se profundiza y no hay luz en el túnel a una salida negociada y pacífica. Es como si cerraran los ojos para no ver el choque de trenes que se avecina. ¿O quizás habita en pleno desarrollo? Los cierran para no hacer nada por evitarlo. Irresponsables, juegan a la guerra como lo hacen los niños con sus regalos. ¡Mortal Kombat! Gozan con sus choques y destrucción de tanques y batallones militares.  Lanzan cohetes y misiles y se recrean viendo la explosión y el salto por el aire de cuanta cosa creo Dios… Juegan a la guerra… pero nunca han ido tal como quiso decir Puerta Aponte, de Bandera Roja, en Miraflores. Cada uno tiene sus acomodados cálculos y los dos estiman que ganaran la guerra. Creen que tienen superioridad y sus pretenciosas e ilusionadas victorias les hacen ganar antes de tiempo.

Dos guerras protagoniza el pueblo de Venezuela. Ambas son consecuencia de políticas públicas y de estrategias de los partidos en la lucha por el poder. Quienes combaten son los ciudadanos. A ellas van con su esperanza y su ilusión. En su pensamiento cabalga enseñoreado el orgullo de ser venezolanos y la dignidad de trabajar por un futuro mejor para él y sus hijos. Convencidos en que no hay otra cosa que hacer por el bien de la familia y la patria. Y que su aporte es esencial a la victoria de una causa plagada de valentía y coraje.  Porque y aquí no hay distinción entre marchar por las calles llenas de peligro y muerte y hacer cola desde la madrugada en un abasto por ocho horas para comprar pasta, arroz o azúcar. En las dos se está en peligro y la vida pende de un hilo.

En el subconsciente colectivo una lucha de clases por el poder… sí eso es lo que hay. Donde afloran como tormenta en montaña los prejuicios y las monomanías. Estos, más asentados en las clases medias y altas. Aunque lo contradigamos de la boca para afuera. La apariencia y la ostentación de pre- guerra que escenificamos los venezolanos me hace recordar la famosa frase de George Orwel, en su libro “Rebelión en la Granja” y que describe con lujo de detalles el pensamiento profundo de quienes combaten en las calles “Todos somos iguales, pero algunos somos más iguales que otros”. Gritan desesperados mientras giran en torno a sí mismos. El liderazgo marca la pauta y su discurso de odio y revancha truena como descarga sin dejar de oír más nada. 

Van a la guerra sin haber peleado una jamás. No saben de sus consecuencias. Ignoran las muertes que dejan, la destrucción que hace y la miseria que trae. Detrás de ellos el funeral, el luto y la tristeza. Las frías partes de guerra diarias con las muertes y los detenidos no dicen el sufrimiento que generan y la desconsolación que embriagan  a centenares de familias y grupos sociales.

Hoy tomados por las redes sociales como trofeos de victoria. Si no hay un muerto en cada concentración o marcha pareciera que se perdió la batalla. ¡Mentira, nada justifica la muerte de jóvenes en las calles de la nación! ¡Nada justifica la destrucción de oficinas públicas o de hogares! ¡Nada justifica la emigración de los hijos a otros países porque aquí no hay futuro! A mi memoria, una canción de mis años infantiles “Mambrú se fue a la guerra, que dolor que dolor que pena”. Una canción tomada de Francia y cantada en plena Guerra Civil española. ¿Es para allí donde vamos?

]]>
<![CDATA[No quieren consultar al pueblo]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/No-quieren-consultar-al-pueblo-20170515-0073.html http://www.panorama.com.ve//opinion/No-quieren-consultar-al-pueblo-20170515-0073.html Omar Barboza Gutiérrez / Diputado / barbozaomar@yahoo.com 

De acuerdo al Artículo 347 de nuestra Constitución, el objeto de una Asamblea Nacional Constituyente es “transformar al Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución”.

Es decir, convocar una constituyente implica la decisión previa de sustituir la actual Constitución Nacional por otra. Quien tiene la potestad de tomar esa determinación de tanta trascendencia, de acuerdo al mismo artículo, es el pueblo de Venezuela como depositario del poder constituyente originario quien la puede convocar en ejercicio de ese poder. Eso está en concordancia con lo dispuesto en el Artículo 5 de la Carta Magna, según el cual, la soberanía reside intransferiblemente en el pueblo.

Es importante definir claramente para los oficialistas que se hacen los confundidos, cuál es el significado de la frase “el pueblo de Venezuela” en nuestra Constitución. La Sala Constitucional en su Sentencia del 22 de enero de 2003, con motivo de un recurso de interpretación constitucional, que en su página 10 llegó a la siguiente conclusión: “Por lo expuesto, debe concluirse que el sentido que debe asignarse al pueblo de Venezuela es el conjunto de las personas del país y no una clase social o un pequeño poblado, y menos individualidades”.

En consecuencia, es a ese cuerpo social que la Constitución llama el pueblo de Venezuela, expresando su opinión a través del sufragio, también el Artículo 5 Constitucional dispone a quién corresponde la convocatoria de la Asamblea Nacional Constituyente, y lo debe hacer aprobando en un referendo consultivo con carácter vinculante, tanto la convocatoria como la bases comiciales que se deben someter a su consideración como ocurrió con la Constituyente del año 1999. Hoy, esa manera de proceder tiene mayor asidero, por cuanto además del Artículo 347, también la Constitución establece en su Artículo 70, como medio de participación y protagonismo del pueblo en ejercicio de su soberanía, el referendo. Y el Artículo 71 de la misma Carta Magna establece que las materias de especial trascendencia nacional podrán ser sometidas a referendo consultivo, en este caso, por lo dispuesto en los artículos 5 y 347 de nuestra Constitución, el podrán se convierte en deberá, por cuanto es el pueblo de Venezuela el único legitimado para convocar la Asamblea Nacional Constituyente, y aprobar las bases de la misma.

El Artículo 348 de la Constitución, establece que el Presidente de la República en Consejo de Ministros; la Asamblea Nacional mediante acuerdo de las dos terceras partes de sus integrantes; los Concejos Municipales en cabildos, si lo aprueban las dos terceras parte de los mismos; o el quince por ciento de los electores inscritos, podrán tomar la iniciativa de convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente; pero, en ningún caso, se debe confundir la iniciativa con la convocatoria misma. La facultad de ejercer la iniciativa, le da al Presidente de la República la posibilidad de hacer la propuesta y, con ello, iniciar los trámites para consultar al pueblo sobre la misma, pero no para tomar la decisión de convocarla sin consultar la opinión de quien es el único al cual la Constitución le acuerda esa atribución y, tal como dice el Artículo 5, esa soberanía reside intransferiblemente en el pueblo; es decir, no la puede transferir ni al Presidente ni a nadie, es el cuerpo social definido antes, el que debe tomar soberanamente esa decisión.

En este caso, es oportuno recordarle al Presidente Maduro que designó una Comisión Presidencial para elaborar las bases comiciales, e incluso, para definir la organización y funcionamiento de la Constituyente, lo cual refleja la clara intención de tutelarla, tomar en cuenta que el Poder Ejecutivo al igual que los otros poderes públicos son derivados del poder Constituyente, y aunque quieran tener una Constituyente a su medida, eso no es posible porque según el Artículo 349 los poderes constituidos no podrán en forma alguna impedir las decisiones de la Asamblea Nacional Constituyente, menos aún, dictarle antes de que exista, cómo debe organizarse y funcionar.

El Presidente Maduro pretende usurpar la atribución intransferible que le corresponde al pueblo, y quiere cambiar la Constitución sin consultarlo, e imponer las bases comiciales sin su participación. Cree que por esa vía ha conseguido la manera de seguir gobernando al país en contra de la inmensa mayoría que lo rechaza, y permanecer en el poder sin convocar ninguna elección, después de repetir miles de veces que esta es la mejor Constitución del mundo, y que defiende la democracia participativa.

Según nuestra Constitución, se pueden hacer referendos hasta para asuntos de interés parroquial; pero, de acuerdo a este gobierno que no quiere consultar al pueblo, no se debe hacer para cambiar la Constitución.

]]>
<![CDATA[Chávez nos lo dijo, por el embajador Rafael Ramírez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Chavez-nos-lo-dijo-por-el-embajador-Rafael-Ramirez-20170512-0128.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Chavez-nos-lo-dijo-por-el-embajador-Rafael-Ramirez-20170512-0128.html La situación actual de asedio y violencia contra nuestro Pueblo y las instituciones del Estado Venezolano, revisten una gravedad y una intencionalidad que pareciera estar siendo subestimada por algunos sectores.

Ya en los meses y días finales de la vida del Comandante Chávez, el centro de sus preocupaciones eran las amenazas que se cernían contra nuestro pueblo y la profundización de los intentos desestabilizadores de la extrema derecha venezolana con sus aliados internacionales. Él siempre pensaba estar al frente de esta nueva batalla, aunque estaba consciente de su grave situación de salud, jamás rehuyó sus responsabilidades y nos instruyó, hasta sus últimas horas, quiénes eran los enemigos de la Patria y la preparación para hacerle frente a esta situación. No se equivocó el Comandante y hoy estamos frente a una situación de desestabilización que puede ser la antesala de un conflicto de gran escala en nuestro país.

Hablo con la responsabilidad y seriedad que me ha caracterizado en mis funciones al servicio del Estado Venezolano y de la Revolución Bolivariana, con la legitimidad que tengo en nuestro proceso político, con mis doce años como Ministro y estrecho colaborador del Comandante Chávez y la lealtad que he demostrado y seguiré demostrando en mi palabra y mi acción. Soy profundamente leal a mis convicciones revolucionarias y Chavistas, leal al Socialismo y al Pueblo Venezolano.

Por eso puedo decir, sin que se me acuse o se sospeche de cualquier interés subalterno o mezquino, mucho menos contrarrevolucionario, que subestimamos la situación que el Comandante nos alertaba. Es el momento de ajustar lo que haya que ajustar para salir victoriosos, garantizar la paz del país, la continuidad del proceso Bolivariano y la posibilidad de construir el Socialismo.   

La extrema derecha venezolana ha tomado la conducción de una parte violenta e irracional de las fuerzas de la oposición, con una clara expresión del fascismo y una lamentable, pero muy peligrosa, subordinación a potencias extranjeras.  

Estos sectores violentos no tienen liderazgo. Lo más oportunista de la dirigencia de la oposición trata de cabalgar sobre este fenómeno, para capitalizar a favor de su parcialidad política o su interés personal, los acontecimientos. Aparecen en las primeras etapas de las demostraciones de la oposición, para dejarse ver por la prensa, incluso estimulan a los grupos que ya están preparados para un enfrentamiento a que avancen y choquen con las fuerzas del orden público y luego, así de la nada, tal como llegaron, desaparecen y esperan a resguardo cómo va la cuenta sangrienta para luego volver a aparecer, esta vez ante los medios internacionales, pidiendo una intervención extranjera.

Quiero reiterar mi profundo sentimiento de rechazo e indignación por las muertes y asesinatos de jóvenes, estudiantes, músicos, transeúntes, trabajadores, policías, Guardias Nacionales. Los culpables, perpetradores, tendrán que rendir cuentas ante la justicia, pero los instigadores también.

¿Cómo es posible que en las redes sociales, voceros de la oposición llamen al asesinato de sus adversarios, a la persecución y la agresión incluso de niños? ¿Por qué no se toman medidas ejemplares al respecto? En cualquier país del mundo, aunque sea una amenaza o una instigación de este tipo, provocaría la actuación de los organismos del Estado. No se tolera. Pareciera que existen sectores interesados en desatar una espiral de violencia. No respetan ni a los muertos en el cementerio, insultan y provocan a las Fuerzas Armadas, atacan hospitales y servicios públicos del Pueblo ¿Qué pasaría si se desata y se sale de control una violencia generalizada en las calles? ¿Quién responderá por las víctimas?

Afortunadamente, las fuerzas del orden público están conteniendo los hechos violentos. Es su responsabilidad, preservar la paz ciudadana ¿Por qué los sectores que promueven la violencia insisten en pasar a zonas que no están permisadas, que están en paz, sobre todo las zonas populares? ¿A cuenta de qué insisten en ingresar a una base militar? ¿Qué están buscando? ¿A cuál irresponsable se le ocurre que pueden entrar a una base militar a quemar  helicópteros, sin que eso tenga consecuencias? ¿En qué país del mundo esto se permitiría?

Nuestras Fuerzas Armadas han actuado con suma responsabilidad, no acuden con sus armas de reglamento, no tienen órdenes de disparar. Por ello se observan, se difunden y estimulan, imágenes de golpizas e intentos de asesinatos a miembros de las fuerzas del orden público. Se busca provocar una respuesta desproporcionada, un hecho trágico que alimente y justifique una intervención extranjera o el odio que está movilizando a algunos sectores. El Ministro de la Defensa lo ha dicho con claridad, las Fuerzas Armadas actuarán con el equipo diseñado para contener este tipo de hechos violentos y sancionar cualquier exceso, si lo hubiese. Lo que está claro es que ninguna autoridad ha aupado excesos ni actos de violencia, si estos ocurren, son igualmente condenables y repudiables, en cambio una oposición sin rostro la estimula, la promueve y la incita de una manera absurda.

Por otra parte, cuando los líderes de la oposición asisten a entidades políticas o gubernamentales en los Estados Unidos, Colombia, Brasil, Perú a pedir una intervención contra nuestro país ¿En qué están pensando? Esa actuación no tienen antecedentes en nuestra historia política ¿Han pensado en las consecuencias contra nuestra integridad territorial y nuestra soberanía? ¿Quieren un escenario como Libia, Siria? ¿Quieren destrozar al país? ¿Quieren que nuestros jóvenes soldados o civiles mueran bajo el terror de los paramilitares o fuerzas extranjeras? En cualquier otro país estos llamados de líderes de la oposición en el exterior serían sancionados por constituir traición a la Patria, espionaje o actuación a favor de potencias extranjeras.

Los líderes de la oposición acuden a instancias que saben que están comprometidas con su aventura, como el caso de la OEA. Pero cuando a su Santidad el Papa Francisco se le ocurre insistir en el diálogo y opina que la oposición está dividida, entonces los mecanismos de propaganda de la violencia, sus líderes de oportunidad y sus redes sociales, descalifican al mismo Papa, lo ofenden, lo insultan, lo maldicen, y ni siquiera la Conferencia Episcopal sale en su defensa. Perdónalos Dios, pero ellos sí saben lo que hacen.

Entonces, ¿De qué estamos hablando? ¿Por qué nuestro país debe seguir conmocionado por estos hechos de violencia? ¿Por qué la extrema derecha la estimula en esa lógica irresponsable de buscar un salto al vacío? ¿Qué le proponen al país que no sea o no pase por un ajuste de cuentas, violencia, venganza, fascismo puro? Es que acaso se les ha ocurrido que van a poder sacrificar al Pueblo, al Chavismo, nuestras instituciones, las Fuerzas Armadas Bolivarianas, la Nueva PDVSA, las Misiones, al Poder Popular sin ninguna respuesta ¿Sin violencia, sin desestabilización? Lo reitero: no lo permitiremos.

Mientras estos hechos tan graves suceden y la amenaza se concreta, pareciera que hay sectores que subestiman esta situación y se dan el lujo, o se toman la licencia, para desarticular los mecanismos de defensa de la revolución. Debo alertar, y lo digo responsablemente, que he observado con preocupación la afectación y el daño político que se está haciendo a instituciones e instancias de la revolución, espacios del Poder Popular, por problemas grupales u otros intereses subalternos. El desplazamiento de liderazgos naturales y formas de participación diseñadas por el Comandante Chávez para mantener viva la pasión y el compromiso revolucionario con el Pueblo, espacios conquistados por la Patria para mantenerse activados en defensa de las conquistas económicas, políticas y sociales, resulta muy peligroso y es una clara subestimación de las amenazas que confrontamos.  Constituye un proceso de desmovilización y desarticulación que está poniendo en jaque las posibilidades de gestión del gobierno, la solución de los problemas de la sociedad y al fin de cuentas desmoralizar y desestimular a importantes sectores del Pueblo en momentos de dificultades y asedio a la revolución.

El proceso de despolitización y desmovilización de PDVSA por ejemplo, es muy peligroso y preocupante. Esta institución, creada por la revolución, por el Comandante Chávez, es fundamental para el desempeño económico y la solución de los problemas del Pueblo. Lo digo con pleno conocimiento de la empresa y sus trabajadores. Saludo a los trabajadores y trabajadoras de la Nueva PDVSA, mi reconocimiento permanente a su capacidad y compromiso, ellos son un bastión de la Revolución Bolivariana y no podemos permitir que los desmovilicen o desmotiven. Tienen que estar en la batalla por el socialismo, no permitir que la empresa se “corporativice” y solo se dedique a actividades del negocio, es una fuerza que no se puede desestimar, que es clave para la estabilidad del país. Imaginemos por un instante que en vez de tener a la Nueva PDVSA, Roja Rojita, tuviésemos a la vieja PDVSA meritocrática, y se lanzaran un sabotaje petrolero. No se puede desmantelar el ideario popular y revolucionario en PDVSA, hemos llegado al absurdo de una cacería de brujas y un desplazamiento de líderes naturales dentro de la propia empresa, que se ganaron su prestigio y su autoridad por su desempeño en la derrota del Sabotaje Petrolero y compromiso radical con las orientaciones y disposiciones del Comandante Chávez, incluso se ha llegado al absurdo de borrar y eliminar fotos como si eso cambiara la historia.  

Debemos recordar que desde el inicio de este proceso de desestabilización económica y política, se enfilaron las baterías de la agresión contra la empresa, sus trabajadores, su moral. El mismo fascista que hoy llama a incendiar al país y derrocar al gobierno, enfiló toda su basura contra nosotros, acusando que PDVSA, la Roja Rojita, era una especie de cueva de ladrones. Nos insultaron y la falta de respuesta oportuna o el silencio permitió que esa matriz horadara la moral y desmovilizara a nuestros trabajadores. Hay que reimpulsar el socialismo y el compromiso con la revolución, no solo para marchar, sino para no ser indiferentes.

Lo mismo podría decir de la Misión Ribas, saludo a los vencedores y vencedoras, una de las misiones mejor articuladas y con capacidad de movilización, como se demostró cuando plenaron de forma combativa el Poliedro de Caracas con motivo de sus diez años. Pero además, tienen un liderazgo que lleva todo este tiempo fogueándose en el combate diario, y asumiendo las tareas de la revolución. Hay que mantenerla y recordar que el Comandante Chávez la creó fuera de la institución ministerial para que no fuera neutralizada por estructuras que llevan otros ritmos y prioridades.

Así, otras instituciones y espacios del Poder Popular a las que habría que apoyar, reactivar, reimpulsar, no permitir que se desvanezcan y llamarlas al combate y a la participación activa en defensa de la revolución y sus logros, ante la arremetida de los enemigos del pueblo; apoyar y hacer más efectiva la gestión del gobierno en la solución de nuestros problemas diarios, del día a día, con un fuerte contenido popular y revolucionario.

No será esa minoría violenta y anti popular de la oposición la que va a acabar con nuestra revolución, pero sí pueden provocar una espiral de violencia sin control en busca de la cuenta sangrienta, o un conflicto de gran escala si aquí se produce una intervención extranjera, quieren paralizar el país.

El Gobierno Bolivariano no puede permitir que se imponga la agenda de la violencia. A la vez de movilizarnos y defender nuestra Patria en todos los terrenos, nacional e internacionalmente, hay que trabajar de manera científica, precisa, con el Pueblo y los trabajadores en la solución de los problemas económicos que han deteriorado la situación o la calidad de vida de nuestros ciudadanos. Es una coyuntura que sabremos resolver, es una tormenta, como nos dijo el Comandante, como lo dijo Chávez, pero tenemos los elementos y la experiencia para vencer. Pueden haber errores, se corregirán, es mucho lo que está en juego, es el futuro de la Patria ¡Venceremos!

]]>
<![CDATA[La revolución comunal]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-revolucion-comunal-20170512-0065.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-revolucion-comunal-20170512-0065.html Alfonso Hernández Ortiz / Politólogo / Abogado / @AlfonsoZulia

Seguramente, en los próximos días se le solicitará a la Sala Constitucional del TSJ  su interpretación sobre los artículos de la Constitución y la vía para aclarar quién puede convocar una ANC.

Durante  los últimos días he estado reflexionando sobre la situación país y aunque he tratado de ser optimista en mi escritos hoy considero que vamos de mal en peor, las posibilidades de llegar a una reconciliación nacional, cada día lo veo más distante y pareciera que el plan de guerra desigual entre bombas molotov, perdigones, piedras y heces fecales será la agenda a seguir para los próximos meses, seguirán cayendo jóvenes inocentes luchando por una mejor Venezuela, pero a la vez llenos de ingenuidad al pretender enfrentarse con batallones militares, en una lucha totalmente desigual.

Las posiciones antagónicas entre quienes desgobiernan el país y la clase política que aspira a gobernar ha llegado a unos niveles de confrontación que no se ventila ninguna posibilidad de tregua que permita alcanzar un diálogo sincero que conlleve a un Acuerdo Nacional, en donde inicialmente se desista de las intenciones del gobierno de convocar una Asamblea Nacional Constituyente, violando el principio constitucional establecido en el articulo 71 sobre la convocatoria a un Referendo Consultivo, sobre los asuntos de trascendencia nacional, en donde todos los venezolanos deberíamos manifestarnos democráticamente a través de  votaciones libres, universales, directas y secretas tal como lo establece el artículo 63 de la Constitución, si queremos Constituyente o no, ya que pretender  transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución, obviamente es un asunto de gran trascendencia para el país, pensar lo contrario es considerar al pueblo ignorante.

Seguramente, en los próximos días se le solicitará a la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia su interpretación sobre los artículos de la Constitución y la vía para aclarar quien puede convocar una Asamblea Nacional Constituyente, a pesar que el artículo 347 de la Carta Magna precisa que “El pueblo de Venezuela es el depositario del poder constituyente originario”, asunto que queda muy claro, sin embargo desde mi criterio como esto no es un asunto jurídico, sino político, seguramente y quisiera equivocarme los Magistrados rarificarán el criterio del Presidente de la República sobre su pretensión de activar la iniciativa de convocatoria y crear las bases comiciales, tal como se ha anunciado. 

En tal sentido, el Gobierno embiste tercamente en su deseo de cambiar las reglas del juego del país, que ellos mismo impulsaron con la Constituyente de 1999, pero como hoy no se ajusta la Constitución Nacional a los intereses del grupito que maneja la nación, la mejor estrategia es romper con lo que no les funciona y la intención es transformar la esencia constitucional de pasar de un Estado democrático y social de derecho y de justicia, federal y descentralizado, tal como lo establecen los artículos N° 2 y 4 de la Constitución, a ser un “Estado Comunal”, mediado por la constitución de comunas socialistas como espacios de autogobierno de lo que ellos llaman pueblo organizado “las nuevas formas de la democracia participativa y protagónica, los nuevos sujetos del Poder Popular, tales como las comunas y consejos comunales, consejos de trabajadores y trabajadoras, entre otras formas de organización de base territorial y social de la población”, bien como reza en el ordinal N° 5 del Decreto de la Asamblea Nacional Constituyente, publicado en Gaceta Oficial N° 6295.

Por lo tanto, no queda duda que a través del proceso de elección de los constituyentitas ante una mayoría que favorezca al Gobierno, se extingue inicialmente la división política del país, transformando el poder público nacional, las autonomías de los estados, los municipios y los logros alcanzados con la descentralización, por ende quedaría extinta la Asamblea Nacional, los Consejos Legislativos, los Concejos Municipales, la figura de gobernadores y alcaldes, quedando bajo la subordinación de la naciente Asamblea Nacional Constituyente, tal como lo estable el articulo N°349 de la vigente Constitución: “El Presidente o Presidenta de la República no podrá objetar la nueva Constitución: “Los poderes constituidos no podrán en forma alguna impedir las decisiones de la Asamblea Constituyente”. 

Propiciando las bases para el cambio radical de estructuras políticas, económicas, sociales, simbólicas y de poder que le darían un giro de 180 grados a nuestra historia republicana, hacia el nacimiento de la “Revolución Comunal”.

]]>
<![CDATA[La Reconstituyente]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-Reconstituyente-20170512-0063.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-Reconstituyente-20170512-0063.html Antonio Pérez Esclarín / Articulista / @pesclarin

Según el diccionario de la lengua española, reconstituyente es una especia de remedio o medicina que se le da a un enfermo o una persona que está muy débil con la intención de que recupere  la salud o las fuerzas. No me cabe la menor duda que lo que el gobierno ha  convocado  es una reconstituyente, más que una constituyente, con la intención de  recuperar algo de su maltrecha salud.  

Como sabe que mediante el voto universal, directo y secreto no tiene la menor posibilidad de ganar elección alguna,  recurre a esta táctica, de espaldas a la  Constitución, para ganar tiempo, tomar un poco de aliento e intentar dividir a la oposición, estrategia que viene aplicando desde hace ya mucho tiempo. 

Por saber que perdieron el apoyo popular,  impidieron a última hora mediante argucias y trampas el revocatorio, y se niegan a que haya elecciones de gobernadores que debieron hacerse en diciembre pasado, y seguirán haciendo todo lo inimaginable, como esta convocatoria, para que no haya elecciones de ningún tipo hasta que logren acomodar a su medida el sistema electoral.

Además,  presentan la Constituyente con un  lenguaje maniqueo, tremendista y apocalítptico y gritan sin el menor pudor: “¡Asamblea Nacional Constituyente o Violencia!”, “¡Asamblea Nacional Constituyente o Terrorismo!”, “¡Asamblea Nacional Constituyente  o Guerra!”. Con estos gritos belicosos, que pretenden disfrazar invocando la paz, están afirmando  que los que no aceptan la Constituyente convocada por Maduro, sin tener autoridad para ello, son violentos, terroristas y están optando por la guerra. No debería sorprendernos esta actitud pues estamos viendo cómo culpan de terroristas a los que convocan a marchas pacíficas y les acusan de una violencia que en la mayoría de las veces ha sido consecuencia de la represión. Yo he participado en varias marchas y doy fe del espíritu pacífico, democrático  y no violento de ellas. 

 La violencia siempre se ha dado cuando la guardia ha impedido llegar al objetivo final, alegando sin pruebas que los que marchan tienen una carta escondida bajo la manga y quieren destruir los organismos públicos a los que se dirigen. Cuando las fuerzas del orden público no han actuado ni reprimido, no ha habido violencia alguna.
 Hasta la fiscal ha debido reconocer que es explicable que la gente responda con actitudes violentas  a la represión que sufren. Estoy convencido que los saqueos y destrucciones son efectuados por grupos anárquicos y de delincuentes que se aprovechan de la situación y  no termino de entender por qué las fuerzas del orden público no las controlan a tiempo  con la misma o mayor eficacia con que reprimen  marchas pacíficas.

Por otra parte, ¿acaso con esta convocatoria se van e enfrentar los gravísimos problemas que sufrimos como la escasez, la inseguridad, el hambre? ¿Acaso es la constitución la culpable del caos que estamos viviendo? ¿No se trataría  más bien, como afirman los Obispos, de cumplir y hacer cumplir la Constitución  más que de cambiarla?  ¿En verdad creen que puede ser un instrumento para la reconciliación cuando de entrada le arrebatan al soberano la potestad exclusiva de convocarla y no demuestran la menor voluntad de rectificar, sino más bien de profundizar,  el camino que nos ha llevado a esta situación?                                               

]]>
<![CDATA[Cogito ergo sum]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Cogito-ergo-sum-20170512-0061.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Cogito-ergo-sum-20170512-0061.html José Lombardi / Articulista / @lombardijose

Esto nos indica que hay descontento dentro de las filas oficialistas, como la fiscal deben haber miles, pienso que nuestra tarea es identificar quienes son y así iniciar puentes de encuentro.

Ciento cincuenta mil millones de dólares es el monto total aproximado de las deudas pública interna y la externa de Venezuela, nuestras reservas internacionales apenas alcanzan un poco más de los diez mil millones de dólares, los ingresos en divisa extranjera dependen en un 95% de la producción petrolera, la cual cada día es menor y su extracción depende de productos importados, básicamente productos químicos procesados en los países industrializados que compran el petróleo pesado  venezolano, a esto sumémosle 80% de pobreza de la cual 40% es extrema y casi treinta mil venezolanos asesinados en un año a manos de la delincuencia.

Aquel que piense que con esta realidad se puede sostener el gobierno de Maduro, es porque vive en una realidad virtual o como dicen por allí “está enchufao”, la caída del gobierno de Maduro no es la caída de un hombre, corresponde a la caída de un sistema que demostró no funcionar, el socialismo del siglo 21 fue una utopía que enriqueció a unos pocos y empobreció a unos cuantos, ahora bien, y es la pregunta que todos nos hacemos: ¿porque no ha caído y cuando caerá?

Ante esta interrogante son múltiples las respuestas, Fernando Mires nos recuerda en su último artículo el verso de Machado “caminante no hay camino, el camino se hace al andar” y al respecto decía: “ la política debe ser vivida en tiempo presente, tiempo donde nos trazamos objetivos destinados a ser cumplidos en el futuro” a nuestra noble y aguerrida oposición, en la cual me cuento e identifico, nos hace falta coincidir en un objetivo común que termine de precipitar el cambio político que se necesita, para eso será  necesario la reflexión.
Tratando de hacer este ejercicio de reflexión, me hice la pregunta: ¿Cuál fue el acontecimiento que sirvió para impulsar nuevamente las protestas en la calle? La respuesta la validé con el Padre Ugalde: Luisa Ortega Díaz, cuando el 31 de marzo de este año declaró que el Tribunal Supremo de Justicia se había extralimitado sus funciones y textualmente manifestó que en Venezuela se rompió el orden constitucional, esto bastó para que nuevamente se desatara la calle.

Esto nos indica que hay descontento dentro de las filas oficialistas, como la fiscal deben haber miles, pienso que nuestra tarea es identificar quienes son y así iniciar puentes de encuentro que permitan crear las condiciones favorables para una transición pacífica y  democrática que por fin le pueda abrir a Venezuela las puertas del siglo 21, creo que aquí esta expresado el mensaje incansable del Papa Francisco y la Iglesia venezolana, no se trata de arrasar al chavismo per se, porque un árbol seco puede ser sustituido por otro pero si la tierra sigue siendo la misma el próximo árbol se secará también.

Heraclito nos dice que es imposible entrar dos veces al mismo río, este fluye como fluye la vida, y fluye como los acontecimientos en Venezuela, para aquellos que creen que en Venezuela se repetirá la historia de Cuba les digo, están equivocados y para aquellos que creen reeditar los acontecimientos del 2002 les digo también que están equivocados, son nuevos momentos y nuevas circunstancias en donde la reflexión se hace imperativa, un amigo me decía que a la carreta le hace falta que los bueyes se pongan adelante, al respecto agrego que a la acción le hace falta que la reflexión se ponga primero.

]]>
<![CDATA[Traidores]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Traidores-20170512-0059.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Traidores-20170512-0059.html Roberto Malaver / Articulista

¡No me empujen, que yo me caigo solito! Esos compañeros del chiripero de la oposición que fueron a Miraflores a apoyar la Constituyente, nos echaron tremenda vaina.

Se están anotando a ganador, mientras nosotros andamos en la calle echándole bolas, y Matemático Borges salió en zumba que zumba para Washington a conversar con uno de los hombres de Trump, para ver cuándo carajo invaden, y otro que anda montado en un avión siempre, luchando por la libertad, clap, clap, libertad, es el diputado Luis –Canchunchú- Florido, y ahora estos partiditos nos quieren echar esta vaina de apoyar al régimen, menos mal que Espoleta Allup les dijo de todo es del color del cristal con que se mire.

Los que deben estar gozando una bola son los asesores mediáticos que tenemos, esos tipos son del carajo, menos mal que nos pusieron a lanzar mierda y no nos pusieron a comerla, porque allí estaríamos en el distribuidor Altamira jartándonos. Y después llamamos focas a los chavistas,  y nosotros no nos miramos el rabo.

La que debe estar molestísima con esa estrategia mediática es la ex primera dama de la Asamblea Nacional, es decir Doña Diana de Ramos, una mujer que llama sucias y feas y sin maquillaje a las chavistas, y ahora salimos nosotros a lanzar bombas puputov para que crean que no tenemos quien mande el billete gordo para apoyar esta vaina.

De afuera nos envían de todo, desde cauchos que no se consiguen, máscaras antigás, capuchas de marca, explosivos y otro montón de  vainas para que le echemos bolas, lo único que no nos han conseguido es el poder, porque eso nos toca a nosotros tomarlo por asalto, y no hemos podido, a pesar de toda la ayuda internacional, y ¿qué dirá el compañero Almagrotesco? Ese hombre debe estar arrechísimo con nosotros, y sobre todo porque esta semana no se dio la reunión de cancilleres donde le íbamos a caer encima a Venezuela, perdón al dictador.

Ojala no nos vaya a pasar como en el 2005, que por hacerle caso a Espoleta Allup o a los dueños de los medios, pelamos bolas y  nos quedamos jugando banco del abandono, donde no pagan ningún interés. Estos carajos que fueron a Miraflores se les ve muy llenos de contento hablando por aquí y por allá. Si esta vaina coge cuerpo, qué te lo cuente Paco si quiere, pero uno va a tener que morir allí.

El papá de Margot llegó muerto de la risa, porque estaban anunciando una marcha para lanzar puputov. “¿Y no se supone que nosotros somos los inteligentes y los decentes y los pensantes?” Dijo el hombre. Y una vaina inexplicable, muerto de la risa se fue la cuarto y le metió ese coñazo tan duro a la puerta, que un vecino gritó: “Ya basta, come puputov”.
- Triste, no sé por qué estoy triste, no sé.- me canta Margot.

]]>
<![CDATA[Analfabetismo político]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Analfabetismo-politico-20170511-0067.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Analfabetismo-politico-20170511-0067.html Juan Guerrero / Articulista / camilodeasis@hotmail.com / @camilodeasis / IG: @camilodeasis1

Creo que fue el escritor alemán, Bertold Brecht, quien escribió que el peor analfabeta era el analfabeta político. Y esto es cierto porque en la actualidad una parte de la población venezolana indica que prefiere mantenerse al margen de la crisis.

No saben que de su ignorancia se valen los falsos políticos de utilería, corruptos y serviles, para formar grupos y partidos y así controlar el alma y la barriga de personas como usted, y mantener a otros ciudadanos en la miseria y prostituir el sagrado servicio que implica la actividad político partidista.

El analfabetismo político contribuye a la existencia de improvisados y tramposos líderes y dirigentes, pícaros y ladronzuelos jerarcas que se juntan para conformar bandas donde no existe el honor, la decencia ni bondad. Pura lealtad acomodaticia para el lucro y el dinero mal habido.

Así como se habla de analfabetismo en lectura y escritura. En los procesos del lenguaje matemático, o en música y gastronomía. Pues es exactamente igual en los procesos de conocimiento político.

La primera deficiencia de comprensión política es confundirla con partido político. Usted debe entender que la política es inherente a la actividad humana en tanto el sujeto se desenvuelve entre otros seres humanos y juntos, conforman una comunidad de intereses, que se hacen complejos en tanto desarrollan relaciones de todo tipo. Usted puede estar alfabetizado políticamente pero no necesariamente pertenecer a partido político alguno.
Se habla de política sociosanitaria o de política financiera. También de política económica e incluso, de política académica. Y lo más radical, de política educativa y artística. Porque el hacer humano es asunto político. 

Cada mañana, cuando se levanta y va a la cocina a prepararse su cafecito la política lo saluda. Y precisamente ese día, por ejemplo, no encuentra su paquete de café y entonces su cerebro comienza a rondar por vericuetos, que van desde el olvido para comprarlo, la falta de tiempo, el dinero que no alcanza o la ausencia en la bodega. Entonces usted responsabiliza a otros por esa ausencia. Y no se da cuenta que eso forma parte de un universo mucho más complejo e intrincado, donde usted es parte esencial de esa carencia pero también es parte de la solución.

Y la solución pasa porque entienda que hasta que su cerebro suba el escalón de la mortificación y el desasosiego, partes de la vida emocional, hacia el escalón de una consciencia para sí, para sus intereses y el de los suyos, entenderá que debe poner a funcionar su cerebro para formarse como una persona con criterio propio, que le lleve a desarrollar una actitud proactiva.

Pero si sigue pensando y reflexionando sobre la falta de su cafecito mañanero y el por qué no puede tenerlo con seguridad en su alacena para darse ese gusto, pues debe llegar a otras conclusiones. Saber y entender que existen situaciones o problemas que usted, solo, no puede resolver. Que debe, si quiere seguir existiendo más allá de estar rascándose la cabeza y mirándose el ombligo, pasar a una consciencia donde otros individuos participen. Esto es, decantar y clarificar sus dudas.

Cuando usted llegue a esos horizontes sabrá que estará rondando los límites mismos de una consciencia más amplia, real y luminosa. No va a resolver ni resolverle los problemas a otros, pero sí entenderá el por qué de las cosas. Y no será tan fácil que otros le engañen.

De manera elemental eso es estar alfabetizado políticamente. Que mientras usted saborea su marroncito piensa en la mata de café, en quien cosechó el quintal del grano. Quien llevó los sacos para la factoría, quien lo empaquetó y en la persona que le cobró. Ese proceso lleva en sí un acto de pensamiento radical que modifica su visión de la vida y le posiciona como persona comprometida con usted mismo y con su entorno.

No siga padeciendo de analfabetismo político ni de flojera mental. Use su cerebro y piense, reflexione y actúe. Nuestra Constitución nos obliga, por ley, a participar en la solución de nuestros problemas comunes. Por ley constitucional somos co-responsables de los asuntos de nuestro entorno, social, económico, militar, educativo. Todo ello implica una visión absolutamente política. 

Mantenerse al margen por no comprender su complejidad es seguir siendo analfabeta, flojo y hasta acomodaticio y de posición “política” silente que se interpreta en acuerdo con quienes lesionan e impiden el progreso de la sociedad a mejores horizontes de justicia y paz. No se convierta en residuo biodegradable, asuma su consciencia política y actúe como ciudadano.

]]>
<![CDATA[Oigan al Papa]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Oigan-al-Papa-20170511-0066.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Oigan-al-Papa-20170511-0066.html Leopoldo Puchi / Articulista

¿Qué ha ocurrido, por qué hemos llegado al punto extremo en que la oposición busca crear una situación que conduzca a que Nicolás Maduro sea depuesto antes terminar el período constitucional y el Gobierno reacciona con la convocatoria a un Asamblea Constituyente? ¿Por qué Gobierno y oposición plantean que la disputa que sostienen por el poder sea definida fuera del marco pautado de las presidenciales de 2018? 

Lo que ha pasado es que cada sector ha sobrestimado sus fuerzas y considera que puede imponer completamente su programa máximo sin necesidad de negociar con el contrincante.  No se ha comprendido la necesidad de construir un compromiso para un período histórico sobre diferentes materias, unos acuerdos de base para abordar los problemas económicos y delimitar las fronteras en que la lucha y la alternancia tengan lugar. Tampoco se ha entendido que ninguna de las dos grandes fuerzas políticas y sociales en pugna va a desaparecer, independientemente de quién gane futuras elecciones, sean presidenciales o para una constituyente. No se admite que no es posible, de manera civilizada, hacer caída y mesa limpia y que necesariamente deben crearse mecanismos de convivencia y modalidades de entendimiento para compartir el poder y las instituciones. Por ello también se desaprovechó en noviembre pasado la formidable oportunidad que brindaba el compromiso del Papa con el diálogo.

Hasta el momento nadie ha explicado por qué la oposición decidió alejarse a partir del 19 de abril de la ruta institucional que venía siguiendo desde 2006, que consistía en una acción dirigida a alcanzar el aumento del caudal electoral hasta una victoria en la contienda presidencial. Y mucho menos se conoce por qué ahora,  en el momento en que estaba más cerca de coronarla. En lugar de ello, se ha escogido el camino incierto de las “revoluciones de colores” o “primaveras”, que por lo general finalizan en un derrocamiento.  

La contraparte de la estrategia de derrocamiento ha sido el planteamiento de la Constituyente, que coloca la disputa en un nuevo plano: Derrocamiento vs Constituyente. De modo que las tensiones se acrecientan. ¿Qué puede hacerse? Tal como lo ha señalado el papa Francisco, la respuesta debe ser insistir en el diálogo, aunque de inmediato no se encuentren soluciones mágicas.  Hay que tener en cuenta que un diálogo no es un juicio sobre quién tiene la razón ni un debate jurídico. Es un reconocimiento de realidades. Y la realidad indica  que es posible una alternancia en la Presidencia sólo si previamente se establece un compromiso común de gobernabilidad. En las circunstancias actuales no es posible que nadie capitule. Pero sí es posible un armisticio.

Es un momento de posiciones extremas, en el que parece extraviado el punto de encuentro. Sin embargo, todavía es posible construir un acuerdo que evite los males de una violencia crónica, a la que años después deba responderse con el diálogo que se pudo hacer hoy. Es momento de escuchar el llamado del Papa, todavía estamos a tiempo.

]]>
<![CDATA[La estabilidad de los precios de los hidrocarburos]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-estabilidad-de-los-precios-de-los-hidrocarburos-20170511-0065.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-estabilidad-de-los-precios-de-los-hidrocarburos-20170511-0065.html Hugo Hernández Raffalli / ExDirector de Pdvsa

En la próxima reunión de los países productores y exportadores de petróleo, tanto agrupados en la Opep como en la no Opep, tomarán la decisión de mantener los recortes de producción, para equilibrar la oferta y la demanda en el mercado. Estos países representan mas del 70% de la producción mundial de hidrocarburos.

Cuales son los elementos que conspiran en contra de la estabilidad de los precios del petróleo: En primer lugar, los grandes inventarios de hidrocarburos por parte de los Estados Unidos, la explotación del petróleo a partir de los esquitos, que aun cuando su costo de producción es alto, su explotación es viable con un precio de $ 60 x barril y el tercer elemento, es la especulación en los mercados financieros donde se transan los barriles de "papel", los barriles a futuro. Igualmente, los mercados reaccionan en cuanto a las desestabilizaciones políticas, económicas y sociales en los países productores y exportadores. En este último caso, son factores exógenos al negocio petrolero.

La competencia de las grandes potencias mundiales por acceder a las reservas de hidrocarburos cada día será mas intensa. Se trata de abaratar el precio de venta de los hidrocarburos, para aliviar sus economías internamente.

El precio del petróleo se sostendrá muy cercano a los $ 50 x barril, con la esperanza de que el mercado logre una estabilización entre la oferta y la demanda. El precio actual, es muy tolerable para los productores y exportadores como para los consumidores en sus economías internas.

Para el caso de Venezuela, el ambiente político, social y económico, se ha convertido en elementos de desestabilizaciones  que contribuyen con una imagen negativa de nuestro país, en cuanto a nuevas inversiones y solidaridad financiera. Sin embargo, hemos visto una serie de proyectos que lleva adelante la Industria Petrolera Nacional, que ponen en perspectiva  inversiones, en el corto y mediano plazo, para la Faja Petrolífera del Orinoco, con el fin de aumentar la producción de petróleo y el desarrollo de infraestructuras.

El hecho de que tanto la Republica como Pdvsa cumplan con sus compromisos financieros internacionales, ha dado un respiro en el mundo financiero internacional. De hecho hay varias Entidades financieras que han demostrado interés en los nuevos desarrollos. Los socios extranjeros, muchos de ellos, en las empresas mixtas, están apoyando inversiones en la áreas de explotación, con el fin de consolidar y aumentar la producción de los hidrocarburos.

En el Zulia, donde la producción ha sido castigada con una falta de inversión para el mantenimiento y las nuevas áreas de explotación, se hace necesario recuperar la producción diferida que no ha podido extraerse, y que espera por inversiones cuantiosas para lograrlo. Insisto, el sector privado petrolero nacional, está en condiciones de atender y respaldar financieramente la explotación de esas áreas improductivas, tanto en tierra como en el  Lago de Maracaibo.

Hay que promover la unión de empresas, mediante Conglomerados Industriales, para realizar las actividades operacionales, con costos muy competitivos y con garantía de éxito.

Hay que identificar áreas de explotación, de las denominadas áreas " marginales", cuya explotación no le es rentable a Pdvsa. Allí hay miles y miles de barriles que podrían extraerse y sumarse a la solución de ingresos en favor de todos.

Hay que buscar formas de trabajo conjuntas entre Pdvsa y el sector petrolero privado. Tenemos que ser creativos dentro de la Ley Orgánica de Hidrocarburos líquida.

La motivación e incentivos para lograr atraer a Venezuela capitales de inversionistas interesados en el negocio petrolero. Existen capitales de inversión, que son muy atraídos por la explotación petrolera, aun en medio de adversidades. Debe convertirse en un propósito conjunto entre Pdvsa y los privados, en lograr ese objetivo. Hoy en día, se están logrando la estimulaciones  y la puesta en marcha de proyectos petrolíferos, con financiamiento internacional, donde los privados nacionales tienen participación muy activa.

Esperemos que en los próximos días, los venezolano logremos identificar los puntos de coincidencia para vivir en paz y lograr que nuestra querida Venezuela siga adelante.

]]>
<![CDATA[¿Convivencia o Fratricidio?]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Convivencia--o-Fratricidio-20170511-0063.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Convivencia--o-Fratricidio-20170511-0063.html Alfonso Hernández Ortíz / Politólogo – Abogado

Al momento de escribir este artículo 35 personas han muerto desde que iniciaron las protestas en distintas ciudadades del país, producto de las manifestaciones.

Las razones han sido manifiestas, a la fecha el Consejo Nacional Electoral no se ha pronunciado sobre las elecciones a gobernadores y alcaldes, vencidas las primeras y previstas las segundas para este año; la situación de los presos políticos ye inhabilitaciones; las sentencias emanadas por el Tribunal Supremo de Justicia, violando la separación de poderes, la autonomía de la Asamblea Nacional y la inmunidad parlamentaria; la marcada polarización política; el retiro de Venezuela de la OEA; la crisis país caracterizada por la alta inflación, escasez, inseguridad, las muertes de las protestas y lo más reciente el anuncio del Presidente Nicolás Maduro de convocar una Asamblea Nacional Constituyente, en un proceso confuso ante la forma de cómo serán elegidos los asambleístas.


Ante este escenario, los líderes de los partidos políticos se han pronunciado de mantenerse en las calles protestando, se han reeditado las guarimbas del 2014, dejando muertos y heridos, producto de las barricadas, se han generado saqueos a comercios y supermercados, en fin el caos se ha apoderado de varias ciudades del país y la represión ha sido brutal por parte de los efectivos policiales y de la Guardia Nacional.


En tal sentido la anarquía se ha ido apoderando de las calles venezolanas, y pareciera que la situación tiende a agravarse, ya que no se visualizan posibilidades de diálogos y acuerdos entre los bandos beligerantes en extremos altamente radicales, comienzan a notarse grupos extremistas que no siguen a ninguno de los líderes de los partidos políticos de la oposición, así como defensores a ultranza del Gobierno que se están enfrentando en posiciones fratricidas, con sesgos de resentimiento y venganza, que podría llevar al país a una guerra civil entre venezolanos.


Descrito en rasgos conclusivos, la situación país que se está viviendo en Venezuela, es menester llamar a la reflexión, a la sensatez, a la prudencia a la clase política venezolana, a regirse por el escenario menos traumático, a parar las muertes de venezolanos, en su mayoría jóvenes de a pie que exigen un mejor futuro; se hace necesario que impere la alta política entre los sectores confrontados, que haya respeto entre las partes, que los poderes públicos asuman su institucionalidad, que se declare el reconocimiento de la Asamblea Nacional hacia el Presidente y viceversa ya que ambas instituciones fueron electas por el pueblo y están en plenas facultades constitucionales y con sus periodos vigentes. No pueden seguir pretendiéndose salidas cortoplacistas, como tampoco aspiraciones de eternizarse en el poder violando  el derecho al voto, las únicas elecciones que deben realizarse son las regionales y locales tal como lo establece la Carta Magna.

]]>
<![CDATA[Constituyente]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Constituyente-20170510-0004.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Constituyente-20170510-0004.html Elías Jaua Milano / Ministro de Educación

Ante la decisión de una parte de la oposición venezolana de abandonar el espacio de la política democrática, escogiendo el camino de la violencia y de la intervención extranjera, el Presidente Nicolás Maduro tomó la iniciativa constitucional de convocar a una nueva etapa Asamblearia del proceso constituyente convocado por nuestro Comandante Chávez, desde 1999, como la opción que posibilita una vía electoral en todos los órdenes y que resuelve el problema de la injustificable negación de la oposición a dialogar con el gobierno legítimo y legal de la República.

El objetivo es lograr un nuevo desencadenante histórico, como el ocurrido en 1998, cuando elegimos a nuestro Comandante Chávez, que le permita a nuestro pueblo seguir el rumbo pacífico de las transformaciones profundas que necesita nuestra sociedad, dejando de lado las amenazas de golpe de Estado, guerra civil o intervención extranjera.

La sola convocatoria del Presidente Maduro ha ocupado la agenda política nacional, aislando cada día más a los violentos. En el fragor del debate han surgido las primeras interrogantes, que intentaré responder en este artículo:

¿Qué es el Poder Constituyente?

El primer pensador que le da cuerpo teórico a la noción de poder constituyente, es el francés Emmanuel Sieyes, quien en 1788, en el marco de la pre revolución francesa postula que la Nación, entendida como voluntad común, es depositaria de un poder originario a partir del cual se constituyen los poderes del Estado, por eso lo llama Poder Constituyente.

¿Qué es la Asamblea Nacional Constituyente?

Es el espacio jurídico donde los representantes elegidos por el poder constituyente se encuentran para acordar la convivencia social y la normativa jurídica que la rige, la Constitución.

¿Existe la figura en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela?

Nuestra Constitución Bolivariana, resultante de proceso constituyente liderizado por el Comandante Hugo Chávez, reconoce en su artículo 347, que existe un poder originario.

¿Cuáles son sus funciones?

Transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución.

¿Por qué se convoca en este momento?

Para promover un gran diálogo nacional, que frene la escalada de violencia promovida por parte de la dirigencia opositora, preserve la Independencia y la paz de la República y deje sentadas las bases constitucionales de un modelo social donde podamos vivir todos y todas con reconocimiento mutuo, igualdad, justicia, paz y dignidad.

¿Puede el Presidente de la República convocar a la Asamblea Nacional Constituyente?

El artículo 348, de nuestra Constitución de 1999, establece que el Presidente de la República, la Asamblea Nacional; los Cabildos Municipales o los ciudadanos y ciudadanas pueden tomar iniciativa de convocarla. En este caso el Presidente Nicolás Maduro ha tomado la iniciativa.

¿Cómo se elige a sus miembros?

Por voto universal, secreto y directo.

¿Por qué el Presidente Maduro propone que haya dos ámbitos de elección, territorial y sectorial?

Dado que nuestra Constitución Bolivariana de 1999 reconoce el carácter multiétnico y pluricultural de nuestra sociedad y establece el papel participativo y protagónico que deben tener los sectores sociales, en el ejercicio de la democracia, se considera pertinente la elección por sectores, además de la elección territorial.

Es por ello, que el Presidente ha planteado que los principales sectores sociales deben escoger sus constituyentes de manera específica y también en el ámbito territorial. Todos y todas vamos a votar.

¿Bajo qué criterio se escogen los sectores?

Considerando que existan registros institucionales, históricos, confiables y verificables que garanticen el principio de universalidad del respectivo sector.

¿Cómo se postulan los candidatos?.

En los 2 ámbitos se hará por iniciativa propia, con el aval de un número de firmas ciudadanas, que fijará el Poder Electoral.

¿La dualidad del voto es discriminatoria?

No, porque priva el principio de que cada persona tiene tantos votos como cargos haya para elegir en su circuito. Tal como ocurre en los circuitos plurinominales y en los circuitos indígenas.

¿Pueden seguir funcionando los poderes públicos constituidos una vez entre en funcionamiento la Asamblea Nacional Constituyente?

Pueden, pero en forma alguna podrá oponerse a las decisiones de la Asamblea Nacional Constituyente, tal como lo expresa el artículo 349 de nuestra Constitución de 1999.
 

¿La Asamblea Nacional Constituyente redacta una nueva Constitución?

Si, profundizando y ampliando las bases doctrinarias de Independencia, Soberanía, Democracia Participativa y Protagónica, pluriculturalidad, economía mixta e igualdad social consagradas en nuestra Constitución Bolivariana.

¿Qué se debatirá en la Asamblea Nacional Constituyente?

La Asamblea Nacional Constituyente fijará su agenda de discusión en base a las prioridades nacionales. Sin embargo el Presidente como convocante, ha propuesto 9 líneas programáticas para el debate constituyente: La paz como necesidad, derecho y anhelo de la Nación; El perfeccionamiento del sistema económico nacional hacia la Venezuela Potencia; Constitucionalizar la Misiones y Grandes Misiones Socialistas; La ampliación de las competencias del Sistema de Justicia, para erradicar la impunidad de los delitos; Constitucionalización de la nuevas formas de la Democracia Participativa y Protagónica; La defensa de la Soberanía y la Integridad de la Nación y protección contra el intervencionismo extranjero; Reivindicación del carácter pluricultural de la Patria; La garantía del futuro, nuestra juventud, mediante la inclusión de un capítulo constitucional para consagrar los derechos de la juventud y la preservación de la vida en el planeta.

En la más pura tradición bolivariana de convocar a la soberanía popular para despejar el horizonte de la Patria, vamos a Constituyente por la paz y el futuro de nuestra juventud. Que Dios y el pueblo nos acompañen.

]]>
<![CDATA[De la justicia militar y de chavistas sensatos]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/De-la-justicia-militar-y-de-chavistas-sensatos-20170510-0002.html http://www.panorama.com.ve//opinion/De-la-justicia-militar-y-de-chavistas-sensatos-20170510-0002.html Juan Pablo Guanipa / Diputado / @JuanPGuanipa

Esta dictadura continúa en su huida hacia adelante como si no tuviera más margen de maniobra, como si no tuviera la oportunidad de salir dignamente del poder en medio del repudio de la ciudadanía venezolana. Parece que ha decidido un “todo o nada” sin asumir que en cualquier democracia el ciudadano convertido en elector tiene la última palabra. Entre sus últimos desafueros propone una constituyente —con minúscula— que no es convocada, ni elegida, ni aprobada por el pueblo, lo cual es una verdadera aberración. 

En su intento decide “restearse”, seguir hacia el precipicio. No se conforma con las decenas de muertos, centenas de heridos, perseguidos y presos políticos, sino que incrementa la represión sin asumir que el efecto de la misma es inversamente proporcional a la pasividad que aspira. Mientras más represión haya, más aumentará la combatividad del pueblo en la calle. 

Un nuevo paso en este proceso de abuso y violacion constitucional,  tiene que ver con la posición de la Fiscal General de la República. El hecho de que dicha funcionaria haya asumido el equilibrio como política, lo cual debió hacer siempre, ha traído como consecuencia que, al no ver la dictadura la actitud parcializada con la que había contado en la persecución a manifestantes pacíficos, decide aplicar la justicia militar y comienza por los estados Carabobo, Falcón y Zulia. 

La Constitución es muy clara en eso. El artículo 49 exige la aplicación del debido proceso en todas las actuaciones judiciales y administrativas y ofrece la garantía del juez natural: “Toda persona tiene derecho a ser juzgada por sus jueces naturales en las jurisdicciones ordinarias o especiales, con las garantías establecidas en esta Constitución y en la ley”. Pero además, el artículo 261 deja claro que “… la comisión de delitos comunes, violaciones de derechos humanos y crímenes de lesa humanidad, serán juzgados por los tribunales ordinarios. La competencia de los tribunales militares se limita a delitos de naturaleza militar.”

¿Qué tiene entonces que ver la actuación de algunos jóvenes en La Villa del Rosario con delitos militares? Siempre he repudiado cualquier acto vandálico, pero quienes se presuman sus autores tienen que ser juzgados por sus jueces naturales y eso no está pasando en este caso. ¿Por qué emiten orden de captura para ser juzgadas por tribunales militares contra algunas de las mujeres que marcharon el sábado pasado hasta el Cuartel Libertador? Díganme ¿cuál es el delito militar cometido por aquellos jóvenes o por estas féminas? ¿No es éste un acto adicional de cobardía que intenta amedrentar a una ciudadanía que luce comprometida con la democracia y la libertad?

Y ante el incremento del abuso y de la crueldad de estos dictadores, ¿Dónde están las voces disidentes, demócratas dentro del chavismo? Reconozco la actitud de la Fiscal General de la República, de dirigentes muy vinculados al chavismo como Eustoquio Contreras y Mari Pili Hernandez. 

Es valiosa la declaración contundente y nunca tardía de Gustavo Dudamel así como el sensible exhorto del hijo del funcionario que se hace llamar indignamente defensor del pueblo. Todas sus opiniones han sido valiosas. Pero en este momento de profunda gravedad y riesgo de nuestra República, es imprescindible que surjan voces internas que se rebelen ante el empeño de algunos de acabar con la Constitución y el estado de derecho por una primitiva ambición de poder.

Venezuela necesita voces demócratas, hasta dentro del chavismo, que salgan en defensa de nuestra dignidad como país. Por encima de cualquier proyecto político, más si el mismo es víctima de una evidente desviación, debe estar la conciencia de institucionalidad, democracia, justicia y libertad que se pierde de manera progresiva. 

No dudo que seguirán escuchándose voces que dentro del “proceso”, fuera de él y más allá de nuestras fronteras, saldrán a luchar por esos valores que nunca deben perderse, saldrán a rescatar esos muros que nunca debieron sobrepasarse.

]]>
<![CDATA[Carta al Presidente Nicolás Maduro, por Vicente Díaz]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Carta-al-Presidente-Nicolas-Maduro-por-Vicente-Diaz-20170509-0112.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Carta-al-Presidente-Nicolas-Maduro-por-Vicente-Diaz-20170509-0112.html Presidente, no iniciaré esta comunicación con una reseña del estado de calamidad en que se encuentra la nación. No hace falta. La familia venezolana lo vive a diario al intentar abastecerse de lo que necesita para sobrevivir, sin mencionar el vivir con dignidad, o sortear el acoso del hampa.

Usted no lo vive, pero lo conoce por los informes que deben llegarle,  al revisar en las encuestas el rotundo rechazo que despierta su gestión, o al percatarse de las enormes dificultades que tienen para convocar aunque sea una pequeña concentración en comparación con las masivas y continuas manifestaciones en contra de su gobierno.

Ese conocimiento del repudio ha inducido a su gobierno a tomar por el peor de los caminos: apartarse progresivamente del camino electoral y constitucional.

El gobierno ha impedido o desconocido la expresión electoral de la voluntad popular. El descontento, no deja de existir por no poder expresarse, solo cambia de votos a calle. El temor al sufragio, a la voluntad del pueblo, les ha conducido a tomar decisiones constitucionalmente inaceptables y políticamente inviables.  Y no estoy refiriéndome ahora al desconocimiento del parlamento, la suspensión del referendo revocatorio constitucional o la eliminación de facto de las elecciones regionales. Me refiero a su “convocatoria” a una Asamblea Nacional Constituyente (ANC). Veamos.

 

¿Por qué su decreto de convocatoria es constitucionalmente inaceptable?

El noveno y último título de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV) está dedicado a los mecanismos para reformar la Constitución. Está organizado en tres capítulos dedicados a los procedimientos para esos cambios constitucionales: y están  ordenados de menor a mayor en función de la envergadura del cambio: capitulo I, enmienda; capitulo II, reforma; capitulo III, Asamblea Nacional Constituyente. Éste último es el último capítulo de la Constitución.

El primer artículo de ese capitulo, el 347 de la CRBV, establece  que el poder constituyente originario está depositado en el pueblo de Venezuela, es decir en el conjunto de todos los ciudadanos que conforman la nación, y en ejercicio de ese poder puede convocar una Constituyente:

Artículo 347 El pueblo de Venezuela es el depositario del poder constituyente originario. En ejercicio de dicho poder, puede convocar una Asamblea Nacional Constituyente con el objeto de transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución.

 

Ningún otro sujeto diferente del pueblo de Venezuela en su conjunto puede convocar a una Asamblea Nacional Constituyente (ANC), ningún otro artículo de la Constitución le da el poder de convocatoria de la ANC a nadie; de modo que ni Usted, ni la Asamblea Nacional (AN), ni ningún otro sujeto, diferente al pueblo venezolano, puede convocar una ANC.

Lo que Usted si puede hacer, o la mayoría calificada de la AN entre otros,  es tener la iniciativa de convocatoria; competencia que si le asigna el artículo 348 de la Constitución:

Artículo 348 La iniciativa de convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente podrán tomarla el Presidente o Presidenta de la República en Consejo de Ministros; la Asamblea Nacional, mediante acuerdo de las dos terceras partes de sus integrantes; los Concejos Municipales en cabildo, mediante el voto de las dos terceras partes de los mismos; o el quince por ciento de los electores inscritos y electoras inscritas en el Registro Civil y Electoral.

 

Es decir, la CRBV distingue y separa dos procesos: la convocatoria y la iniciativa de convocatoria. La primera, la convocatoria, la tiene el pueblo de Venezuela. La segunda, la iniciativa, la puede emprender cualquiera de los cuatro sujetos contemplados en ese artículo: usted, como presidente, la mayoría calificada de la AN, dos tercios de los concejos municipales, o el quince por ciento de los electores. Pueden tener la iniciativa, porque alguien debe iniciar el proceso, pero solo el pueblo puede terminar convocando la ANC.

¿Y como la convoca el pueblo?

La única forma de que el pueblo de Venezuela convoque una Constituyente es ejerciendo su soberanía mediante el sufragio en elecciones libres, universales, directas y secretas tal y como establece la propia CRBV en sus artículos 5 y 65:

Artículo 5 La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución y en la ley, e indirectamente, mediante el sufragio, por los órganos que ejercen el Poder Público. Los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos.

 

Arculo 63 El sufragio es un derecho. Se ejercerá mediante votaciones libres, universales, directas y secretas. La ley garantizará el principio de la personalización del sufragio y la representación proporcional.

 

Esto es, el pueblo de Venezuela es quien puede convocar la Constituyente mediante un referendo constituyente vinculante donde apruebe o rechace convocar la elección de una ANC y las bases comiciales y funcionales de esa constituyente. Exactamente igual como se hizo el 25 de abril de  1999, cuando universo electoral venezolano votó si convocaba o no a la constituyente:

Pregunta 1

¿Convoca usted una Asamblea Nacional Constituyente con el propósito de transformar el Estado y crear un nuevo ordenamiento jurídico que permita el funcionamiento de una Democracia Social y Participativa?

  •           SI

  •           NO

 

 

En aquella oportunidad el pueblo venezolano votó y dijo que si quería sustituir la Constitución mediante una ANC. Y solo después de esa convocatoria que realizó el pueblo de Venezuela el CNE obtuvo el empoderamiento indispensable para realizar una elección de los constituyentistas. Y el resultado, la Constitución Bolivariana, también tuvo que ser sometida a la evaluación popular mediante referendo aprobatorio. Es decir, la sustitución de la Constitución del 61 pasó por dos referendos: el de convocatoria en abril , y el aprobatorio en diciembre de 1999. Y eso incluso en el marco de la Constitución del 61 que no asignaba al pueblo el poder de convocatoria constitucional.

La Constitución Bolivariana si ubica en el pueblo de Venezuela ese poder.  Incluso su antecesor, el presidente Chávez cuando quiso introducir modificaciones en la Constitución, consultó al pueblo mediante referendo, como mandaba la propia Constitución.

Ahora, usted señor presidente, de un plumazo, mediante un decreto, pretende arrogarse el poder constituyente originario del pueblo de Venezuela convocando una ANC. ¿A cuenta de qué usted asume que los venezolanos quieren cambiar su Constitución Bolivariana sin haberles preguntado?

Usted está desconociendo la Constitución, usurpando la competencia convocatoria del pueblo venezolano, y desconociendo a los millones de ciudadanos que en diciembre de 1999 aprobaron la Constitución

Adicionalmente en ese decreto de convocatoria usted, señor presidente, le da instrucciones a la futura eventual ANC estableciendo objetivos para la misma, y al CNE al indicarle que se debe elegir sobre las bases territoriales y sectoriales. ¿En que parte de la CRBV se le atribuye a la presidencia la facultad de darle ordenes a una Constituyente o al poder electoral? Usted solo puede hacer lo que le permita la Ley. La Ley no le permite hacer eso. Usted está actuando fuera del marco constitucional y legal. Esta actuando de facto. Usted sabe que significa eso.

Una Constituyente no puede ser limitada por decreto, pues el propio artículo 349 establece que los poderes constituidos, usted por ejemplo, no pueden oponerse a las decisiones de una Constituyente.

Artículo 349. El Presidente o Presidenta de la República no podrá objetar la nueva Constitución.

Los poderes constituidos no podrán en forma alguna impedir las decisiones de la Asamblea Nacional Constituyente.

Una vez promulgada la nueva Constitución, ésta se publicará en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela o en la Gaceta de la Asamblea Nacional Constituyente

 

Justamente por eso, porque solo el pueblo en su conjunto está por encima de una Constituyente, es indispensable en cualquier proceso constituyente que el pueblo con su voto apruebe no solo la convocatoria sino las bases comiciales, funcionales, objetivos y límites de una eventual ANC. Ese referendo de convocatoria, entonces, no solo convoca sino también regula y ordena el proceso constituyente. Usted se saltó todo eso. Usted convoca y regula. Usted usurpa el poder originario.

Su antecesor, el presidente Chávez, consciente de las limitaciones de su cargo, sometió a referendo la aprobación de las bases de la Constituyente, para que el pueblo le diera con su voto las directrices al CNE de como elegir la ANC; y a esta sus parámetros de funcionamiento. Esta, le refresco, fue la segunda pregunta que se le formuló al pueblo en aquel referendo de abril del 99:

Pregunta 2

¿Esta usted de acuerdo con las bases propuestas por el Ejecutivo Nacional para la Convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente, examinadas y modificadas por el Consejo Nacional Electoral en sesión de fecha 24 de marzo de 1999 y publicada en su texto integro, en la Gaceta Oficial de la República de Venezuela Nº 36.669 de fecha Marzo, 25 de 1999?

 

Ahora usted se arroga esas funciones; al anunciar que emprendería la iniciativa de convocatoria enunció unas características de esa ANC, en cuanto a cantidad, naturaleza y origen de los constituyentistas, y en cuanto sus objetivos. Luego lo decretó. Usted no tiene esa facultad. El CNE lo sabe, debería rechazar y devolverle su decreto. Cumpliría con su deber, le evitaría un daño a la nación y evitaría su usurpación.

Presidente, es muy clara la intención de su gobierno de garantizarse una mayoría de constituyentistas corporativizando las postulaciones y las votaciones de modo que una cantidad importante de esos cargos sea postulada y electa por entidades afines al gobierno.

Pero en ningún caso usted o el CNE pueden ir en contra de los lineamientos de la Constitución que establece que el sufragio es un derecho universal.

El sufragio es una moneda con dos lados complementarios e indisolubles: el sufragio activo y el pasivo. El activo es el derecho de todos a votar. El pasivo es el derecho de todos a ser votados. Es decir para una Constituyente solo se pueden elegir representantes con el voto de todos y con el derecho de todos a postularse. No se puede corporativizar. Y para eso volvemos a citar el 63 constitucional:

Arculo 63 El sufragio es un derecho. Se ejercerá mediante votaciones libres, universales, directas y secretas. La ley garantizará el principio de la personalización del sufragio y la representación proporcional.

 

Cualesquiera bases comiciales que no recojan esa condición de universalidad serían fraudulentas pues estarían diseñadas en detrimento de las garantías y derechos de la Constitución. Toda corporativización del sufragio es fraudulenta y, en consecuencia, inaceptable por ser esencialmente discriminatoria y violatoria del principio de igualdad ante la Ley pues asigna a los individuos corporativizados un derecho que no asigna al resto de los ciudadanos ¿En que parte de la Constitución se establece que un trabajador tiene más derechos políticos que un buhonero, un ama de casa o un desempleado?

Adicionalmente debo resaltar que la convocatoria a una ANC no paraliza al Estado, todo el poder público sigue en funciones hasta tanto se apruebe la nueva constitución, en el caso de que el pueblo decida convocarla. Es en esto muy clara la CRBV cuando establece en el artículo 349, que cito de nuevo, que el poder público sigue funcionando pero que no podrá oponerse a las decisiones de la ANC:

Artículo 349. El Presidente o Presidenta de la República no podrá objetar la nueva Constitución.

Los poderes constituidos no podrán en forma alguna impedir las decisiones de la Asamblea Nacional Constituyente.

Una vez promulgada la nueva Constitución, ésta se publicará en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela o en la Gaceta de la Asamblea Nacional Constituyente

 

Esto significa que no se suspende en modo alguno ni la obligación del CNE de establecer el calendario y convocatoria de las elecciones vencidas y pendientes, ni la vigencia institucional de la Asamblea Nacional cuyo desconocimiento de competencias es un autogolpe de Estado del mismo tenor que el desarrollado por Alberto Fujimori en el Perú, solo que tanques fueron sustituidos por sentencias.

Pero además presidente, como le mencioné arriba, esa Constituyente es políticamente inviable.

]]>
<![CDATA[Rehenes de la locura]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Rehenes-de-la-locura-20170509-0012.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Rehenes-de-la-locura-20170509-0012.html Carola Chávez

Esa mañana, la señora Fulana amaneció poseída por el espíritu libertario. Su inteligencia, tal como le pasó al nudista de Altamira, le dijo: “Marica, tienes que hacer algo”. Entonces ya no tuvo dudas.

La señora Fulana, coló su café con determinación. El café siempre ayuda en estos casos. Bebió la taza de un solo sorbo, sintiendo como el brebaje quemaba su garganta. ¡Qué le importa el dolor a una guerrera! 

Activado el sistema digestivo por la cafeína, Fulana sabía que el tiempo no le sobraba. Apurada, buscó un rollito de papel toilet, salió y apretó el botón del ascensor mientras apretaba también glúteos y efínter. Ya en planta baja, cruzó las puertas del edificio y salió a la calle. Sus vecinas de toda la vida la saludaban batiendo banderitas siete estrellas, pero la mente de Fulana, concentrada al máximo en su misión, no estaba para saluditos. 

Finalmente llegó al medio de la calle, como la buena ciudadana que es, por el rayado peatonal. Allí, ante los ojos atónitos de sus vecinas, se bajó los pantalones dejando las nalgas expuestas a la vista de los cuatro gatos que hacían la barricada. “¿Qué está haciendo Fulana? ¡Ay, Dios, tiene el culo horrible!” -comentó Gladys a Mireya. “Nosotras que le llevamos un par de años lo tenemos más firme” -agregó antes de quedarse muda porque ya la cosa no era mostrar unas nalgas colgantes, no: Fulana en cuclillas, en pleno plantón libertario, estaba poniendo un plastón al grito de “Me cago en la dictadura!”. “¡Está haciendo pupú!” -dijo Mireya. “¡Libertad, libertad!” -Coreó Gladys.

La cagada de Fulana se regó por las redes sociales. Entre asombro, burlas y rechazo la imagen de la gente decente y pensante de esta país quedaba en entredicho. Entonces la oposición sacó su conejo comodín de la chistera: y fue así como la Sra. Fulana se convirtió en “colectivo”. 

Al día siguiente, cuando Fulana salió a caminar por el bulevar de toda la vida, sus vecinas, de toda la ídem, le torcieron los ojos porque ellas, primero muertas que saludar a una infiltrada colectivo asesino narcochavista. 

Mientras se desarrollaba esta tragicomedia en El Cafetal, todas las urbanizaciones del Este estaban sitiadas por sus propios vecinos. Otra vez autosecuestrados para que cayera Nicolás. El nuevo líder de la MUD, Freddy “Audi” Guevara, entiende, porque a veces entiende alguna cosa, que su propia gente está siendo instrumento ciego de su propia destrucción. Así, el líder sin liderazgo decidió explicarle a la gente pensante, que esa pendejada de encerrarse a ellos mismos no servía para nada. Le tomó una retahila de tuits para hacerlo, y bajo cada tuit, una chorrera de insultos de su propia gente decente, que como avispas furibundas, defendían su derecho a clavarse el aguijón ellas mismas “hasta que caiga la dictadura”.

En Lara, más tardecito, un grupo de encapuchados secuestró una gandola de gasolina. Allí, en la entrada de una zona clase media, decente y pensante, of course, amenazaban con hacerla explotar si el gobierno no liberaba a 141 compañeros de estos terroristas, perdón, estudiantes, hijos ejemplares, deportistas y manifestantes pacíficos que solo exigían justicia y libertad, según tuiteaba explicativo y solidario el gobernador Henri Falcón. 

Horas después, ya en la noche, ardía el camión y volaba por las redes la información de unos colectivos lo habían incendiado. No, no fueron las decenas de encapuchados violentos que amenazaban con hacer volar medio Cabudare, no: Resulta que unos tipos, en una moto, se colaron entre los furibundos encapuchados, los mismos que hemos visto linchar a cualquiera que tenga el pelo medio chicharrón por ser sospechoso de ser chavista… Bueno, sí, resulta que entre ese enjambre violento, se coló esta moto con unos chavistas malvados, que prendieron en llamas al camión para “dañar la imagen de la protesta pacífica”. Fueron los colectivos, repitió la gente pensante en coro.

Y uno se pregunta si en verdad toda la oposición es tan bruta y tan loca, y más cuando la mayoría de las encuestas dicen que la gente lo que quiere es diálogo y paz. Entonces, aunque parezca poco científico y tal vez un poco tonto, en un grupo de whatsapp encontré un indicio de respuesta: la oposición está emocionalmente secuestrada.

Una mamás opositoras tomaron el chat del colegio para hacer su parte en esta lucha libertaria. Alguna sugirió dejar de llevar a los niños al cole, “por su seguridad y por apoyar a los que luchan”. Una a una, las mamás se iban sumando en una especie de votación abierta donde la que no se sumara quedaría en evidencia. Una de ella quiso ser la voz de la razón y dijo que llevaría a los niños al cole para que no fueran a perder más clases. Una lluvia de caritas bravas, de duda y de sospecha de esas que se usan en whatsapp dejaron clara la desaprobación del grupo. La voz de la razón fue apagada de golpe, no fuera cosa de que la confundieran con una chavista y desde entonces, ella lidera el paro educativo en pro de la libertad.

Secuestrados los votantes por la violencia de unos pocos. Secuestrados los dirigentes por los mismos violentos. Aquellos, como Henri Falcón, que quisieron ser la “alternativa” terminan hundiéndose cobardemente en el chiquero de los violentos.

Mientras tanto, el presidente Maduro abre la ventana de la constituyente, que, entre otras cosas, sirve como vía de escape para quienes quieran dejar de ser rehenes de la violencia y la locura. Una vez más se abre una puerta al diálogo y al debate. Una vez más, quienes no tienen más argumento que el odio, se oponen con violencia. Una vez más serán vencidos, porque aunque algunos tengan que disimularlo, la mayoría de los venezolanos somos gente de paz.

]]>
<![CDATA[¿Es la Constituyente la salida en Venezuela?]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Es-la-Constituyente-la-salida-en-Venezuela-20170509-0010.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Es-la-Constituyente-la-salida-en-Venezuela-20170509-0010.html Jesús A. Rondón / Sociólogo

En la víspera del 1 de mayo el Presidente Maduro anuncio la convocatoria a una Asamblea Constituyente, que en este primer momento apellidó Comunal. Desde ese momento los diversos factores políticos y la sociedad venezolana está analizando esta propuesta, de la cual todavía no se develan todos los detalles. De manera que solo es posible una primera aproximación en este momento a la respuesta de la interrogante formulada.

En primera instancia es necesario afirmar que la misma la convocatoria a una Asamblea Constituyente es constitucionalmente valida, pues la misma es una iniciativa de quien ejerce la responsabilidad de presidente o presidenta de la República Bolivariana de acuerdo con lo establecido en el artículo 348 de nuestra Carta Magna; de manera que discutir un posible cuestionamiento jurídico es necio. Y más necio aún discutir sobre supuestos, como de qué manera Chávez hubiese formulado la propuesta constituyente hoy. 

El Presidente Maduro al impulsar la Asamblea Nacional Constituyente toma la iniciativa política y coloca a la oposición en un terreno de juego nivelado.

La oposición ha fundamentado su propaganda dentro y fuera de Venezuela, en el hecho que estamos en una profunda crisis y que la única manera es salir del Gobierno Bolivariano y en consecuencia colocarle un epitafio a la Revolución Bolivariana. Maduro con esta convocatoria reconoce tácitamente la crisis, que no tiene la correlación de fuerzas para hacer retroceder más a la oposición en el terreno político y amplía la base de actores que pueden formar parte de la resolución de la crisis venezolana.

Considero que la Asamblea Nacional Constituyente es otra oportunidad que tiene el pueblo venezolano para discutir, revisar y mejorar nuestro “contrato social” (como lo denomino Juan Jacobo Rousseau). Es decir, la Constitución que es la base de la República.  Una oportunidad que se aspira trascienda de alguna manera de los actores políticos que han representado los factores de poder en pugna. Como consecuencia de ello para los liderazgos de la oposición va a hacer inevitable declarar expresamente sus propuestas y develar a que intereses de clase responden.El Presidente Maduro anuncio que los sectores organizados de la  sociedad venezolana tendrán un papel estelar en esta iniciativa, a la fecha no hay mayores detalles, pero esta situación desfavorece a la oposición y a su discurso/práctica de la democracia liberal y beneficia al Chavismo que a pesar de la cooptación y burocratización de las organizaciones  que gravitan alrededor de él, posee una fortaleza basada en una identidad común y niveles de coordinación aceptables para esta coyuntura que permite la discusión, acuerdos y movilización.

Hoy todas las organizaciones, gremios, asociaciones, colectivos, organizaciones sociales, sindicatos, debemos proponernos tener representación en la Asamblea Nacional Constituyente, superando la burocracia partidista para aportar a un debate societal que marcará el futuro.  Ahora bien, en el campo económico la oposición está avanzando y la Constituyente no es a mi juicio una fórmula para que el chavismo avance a corto plazo, así como es el campo cultural y comunicacional, para esto son otras las estrategias. No develadas por ahora…

]]>
<![CDATA[Salida a lo Chávez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Salida-a-lo-Chavez-20170509-0007.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Salida-a-lo-Chavez-20170509-0007.html Ylich Carvajal Centeno / Periodista / ylichcarvajal@gmail.com

La salida más chavista que se le puede dar a la actual situación del país es convocar al soberano, a una Asamblea Nacional Constituyente. Quienes temen que la iniciativa del presidente Nicolás Maduro contravenga en modo alguno el legado constitucional de Hugo Chávez puede estar confundiendo al santo con el estado de santidad, al rosario con la introspección que implica la oración.

La Constitución es el librito azul que mucha gente carga siempre en los bolsillos o en la cartera pero es, umbilicalmente, el acuerdo que nos hace país. Es el ADN de la República. En ella está, viva y a un mismo tiempo, la historia que nos hizo, el presente que nos hace y el país que aspiramos a ser.

Este conflicto se inició, precisamente, con la creación de la Constitución Bolivariana. En los últimos 18 años ha girado en torno a si la aceptamos o no. El golpe de Estado de 2002 y el golpe petrolero fueron para desconocer la Bolivariana. El referendo revocatorio que activó la oposición como los referendos para la reforma y la enmienda a los que llamó el mismo Chávez emergieron de ella. El presente conflicto entre la Asamblea Nacional (AN) y el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y entre éste y la Fiscalía General, así como las diferencias entre la AN y el Defensor del Pueblo surgen de cómo se asume la Carta Magna.

Cuando la AN desacató al TSJ y declaró la ausencia absoluta del Presidente de la República se apartó de la máxima voluntad popular expresada en el texto Constitucional, al que sólo reconocen si coincide con sus aspiraciones.

Cuando los constituyentes de 1999 redactaron el último capítulo de la Constitución lo hicieron conscientes de que en algún momento habría que enmendarla, reformarla o convocar al poder originario de Venezuela. Nunca se pensó como las tablas de la ley, escritas en piedra.

Digo que es una salida chavista porque centra el debate nacional en su justa dimensión. La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) quiere centrar el debate en la persona del Presidente de la República y asume el discurso del odio, de la negación y la violencia para ocultar lo que realmente está en debate, por ejemplo, ¿Qué debe hacerse con la renta petrolera?

Siendo la renta petrolera en dólares ¿Cuál debe ser la moneda de Venezuela, el dólar o el bolívar? ¿Cuánto de la renta debe entregarse a los empresarios privados y cuánto debe administrar directamente el Estado? En todo caso, ¿El petróleo y el gas deben seguir siendo propiedad de todos los venezolanos o hay que privatizar parcial o totalmente nuestros hidrocarburos? ¿Cómo se debe fijar el precio de la gasolina en el mercado interno?

¿Las empresas que el Estado ha recuperado, expropiado u ocupado deben devolverse a sus anteriores propietarios, entregárselas a sus trabajadores o crearse un plan para hacerlas productivas? ¿Qué se debe hacer con las infraestructuras en carreteras, puentes, metros, ferrocarriles, teleféricos, puertos, aeropuertos, hidroeléctricas, termoeléctricas, represas, satélites, etc., que se han creado o recuperado? ¿La salud, la educación, el deporte, la vivienda deben ser gratuitos o debemos pagar parcial o totalmente el acceso a estos derechos? 

El debate de fondo no es Nicolás Maduro sino qué país queremos. Nuestros problemas, que en parte son estructurales, como éste de ser  más productivos, no se resolverán con un simple cambio de Gobierno, menos si se hace por las vías de la violencia y la negación de un amplio sector de los venezolanos.

Aun así, la Constituyente implica un cambio de Gobierno y de todos los Poderes Públicos dependiendo de quien logre la mayoría. Si la oposición repite el resultado del 6D podría, incluso, quitarle el calificativo de Bolivariana a la República que les es tan odioso y, ahora sí, hacer constitucional el decreto de Pedro Carmona que destituía hasta los gobernadores y alcaldes si no reconocían al dictador.

Esperemos que no sea ésta la perspectiva que se imponga, la del todo o nada, sino la de crear un espacio plural para reconocernos y acordarnos sobre quiénes somos y cómo queremos ser los venezolanos, que sin negar el ellos cree un mayoritario nosotros. Nicolás Maduro tomó la ruta que siguen las truchas, pero ese es el camino de la paz y la prosperidad colectiva.

]]>
<![CDATA[Mujeres con coraje]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Mujeres-con-coraje-20170509-0005.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Mujeres-con-coraje-20170509-0005.html Jesús Castillo Molleda / Profesor, Politólogo / articulosjesuscastillo@gmail.com /
@castillomolleda

La participación de la mujer en la lucha social venezolana es evidente, loable y debe ser reconocida mundialmente en las concentraciones, marchas, conversatorios, eventos, de carácter político y social.

Las mujeres se organizan, participan, son solidarias, son capaces de sacrificar el tiempo de estar con sus hijos,  familia, amigos, seres queridos, inclusive desprenderse de todo interés personal por los demás, la mujer venezolana trabaja en todas las áreas: de labores del hogar, de taxista, de enfermeras, maestras, empresarias, políticas, cumplen las múltiples funciones que se le presenten; son buenas administradoras, con poco hacen mucho, por ello es necesario ver a más mujeres en la actividad gubernamental y política. Hace falta un debate de altura y que se abran espacios para ocupar cargos de concejalas, legisladoras, diputadas, alcaldesas, gobernadoras e incluso sería interesante elegir a una mujer presidente después de toda esta crisis que vive Venezuela.

Sería interesante explorar la posibilidad de una mesa de negociación y entendimiento por parte del gobierno y la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) dirigida por mujeres, así como la participación de la iglesia con representantes femeninas, entre otros grupos de interés. La propuesta de una Constituyente por parte del gobierno solo sería viable con reglas claras y elecciones libres, de ser así abriría una oportunidad de darle fuerza constitucional a las propuestas que se presenten de lograr una mayor representación de constituyentistas. 

El machismo presente en muchos grupos políticos ha limitado el mayor número de mujeres en la vida política venezolana, son momentos de cambiar esa correlación de fuerzas, es injustificable por ejemplo que en la directiva de la MUD no existan mujeres, como también es injustificable las agresiones de la fuerza pública a mujeres que participan en eventos de protestas pacíficas; un hombre que golpee a una mujer por gusto no es merecedor de contemplaciones y respeto. 

El próximo domingo 14 de mayo se celebra el día de la madre en Venezuela, un día para reflexionar, rescatar a la familia, conversar sobre este complejo momento.

 En Venezuela todos hacen falta nadie sobra, si la MUD quiere salir del gobierno debe buscar un punto de quiebre lo que los obliga a cambiar la estrategia de inmediato; y si el gobierno quiere mantenerse en el poder no necesita de ninguna constituyente para tomar las medidas económicas adecuadas y que los venezolanos logren tener mejor calidad de vida, si el gobierno quiere bajar el conflicto necesita rectificar y entender que con la actual crisis solo están acelerando su salida. 

Como lo dijo Agustina Varela “Las mujeres representan el coraje, la fuerza, la inteligencia que los gobiernos necesitan para ser exitosos, las mujeres como madres saben tratar mejor a los ciudadanos”.

]]>
<![CDATA[La línea roja]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-linea-roja-20170507-0001.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-linea-roja-20170507-0001.html Rafael Ramírez / Embajador ante las Naciones Unidas

El Presidente ha convocado una Asamblea Constituyente, lo ha hecho en el marco de sus atribuciones como Jefe de Estado y apegado a lo establecido en el propio articulado de nuestra Constitución, la cual contempla esta figura en base al principio de que la soberanía reside en el Pueblo. Hasta allí, las consideraciones legales, las cuales, lejos de desestimarlas, las considero muy importantes porque no podemos desviarnos de nuestro propio marco legal, mucho menos de la Constitución Bolivariana, por ser una condición indispensable para preservar la legitimidad de toda acción que emane de cualquier órgano del Estado. Sin embargo, los temas legales, se los dejo a los Constitucionalistas y expertos, que tenemos varios en el país. Hablemos de política.

Lo primero a entender es que todo radica en un problema político, generado no solo por la confrontación crónica de dos bloques antagónicos, que tiene un ritmo y una intensidad que se ha agudizado tras la desaparición física del Comandante Chávez, sino por una crisis económica que se ha agravado en los últimos años y que, por supuesto, tiene sus impactos de orden político y social. La crisis económica también es expresión de esa confrontación de bloques históricos, hemos pretendido hacer una revolución socialista con el sistema capitalista prácticamente intacto. El capitalismo ha demostrado su fracaso en nuestro país. El modelo rentista petrolero, no es más que una modalidad de ese sistema, atrasado, dependiente y deformado por las transnacionales al convertirnos, hace más de 100 años, en una inmensa factoría petrolera.

Existen dos bloques políticos en el país que sobreviven como actores, dada la característica fundamental de que nuestra Revolución Bolivariana ha sido pacífica, no ha sido producto de una confrontación armada, de una guerra, donde el bloque de lo viejo, la anti patria, la derecha, hubiese sucumbido ante el avance arrollador del campo Bolivariano. Esta es una condición que mantiene en el tiempo las contradicciones de lo nuevo que emerge y lo viejo que no solo se resiste a desaparecer, sino que tiene una naturaleza que le permite reproducirse permanentemente: el Capitalismo.

Esta condición pacífica de nuestro proceso político nos ha obligado a avanzar y a construir la Revolución, en contra de las pesadas estructuras del Estado Burgués y del control que ejerce la oligarquía de importantes mecanismos económicos, políticos y sociales de poder. Esto nos ha hecho todo más difícil, lento, complicado, en cuanto a desarrollar y desplegar toda nuestra propuesta al país, siempre en permanente batalla contra la violencia y el poder de la anti patria, de la oligarquía, que en base a un irrestricto y permanente apoyo del imperialismo norteamericano, sus transnacionales e intereses geoestratégicos, se mantienen accionando para derrotar y revertir de manera dolorosa y cruenta los avances de la Revolución Bolivariana.

La República Bolivariana de Venezuela es crucial para la posibilidad de desarrollo independiente y soberano de los pueblos de América Latina y El Caribe. Nuestro país ha sido y es una pieza clave en el esquema de dominación norteamericana de nuestra región. No solo tiene que ver con el hecho de poseer las reservas de petróleo más grande del planeta, además de otros recursos naturales estratégicos y abundantes, sino, y por sobre todo esto, por la conciencia que irradia nuestro proceso al resto de nuestros países hermanos: la posibilidad de hacer una revolución popular, Bolivariana, Socialista, justo en lo que la potencia económica militar más grande y agresiva del mundo considera su “patio trasero” o área vital de seguridad estratégica, y en el momento que el capitalismo mundial y globalizado había decretado el fin de la historia y de las ideologías, es decir la “pax” de los sepulcros para nuestros pueblos.

Por eso es que el Comandante Chávez es un gigante, inmenso líder revolucionario, que de las entrañas de nuestro Pueblo y de los soldados de la Patria insurgió, así inesperadamente, un cuatro de febrero, levantando las banderas de Bolívar. Luego como Presidente sumó a su ideal Bolivariano su convicción anti imperialista y Socialista. El pensamiento Bolivariano, sepultado por la oligarquía por demasiados años, volvió vibrante, digno y profundamente revolucionario, de la mano de uno de sus más esclarecidos hijos, nuestro querido Comandante Chávez.

Las dificultades de conducir una revolución pacífica, solo han sido compensadas por el hecho, extraordinario, de que nuestro proceso revolucionario no ha tenido como bandera o curso de acción la violencia. Se impuso siempre la inmensa humanidad del Comandante Chávez, su conciencia de lo que una acción militar implica, en sufrimiento y destrucción, y su convicción de que la mayoría del Pueblo venezolano, de nuestra sociedad, se mantendría, como lo ha hecho en las peores circunstancias, a favor de la Revolución Bolivariana. La oligarquía y sus partidos de extrema derecha han abusado de esa concepción humanista y pacífica del Comandante Chávez y nuestra Revolución, tras un perdón, vuelve otra conspiración, ha sido un ciclo permanente de violencia e impunidad que debe acabar.

Él sabía y lo planteó de manera clara al Pueblo, que hacía falta superar la IV República, tenía que nacer la V República, refundar el país sobre otras bases, dejar atrás la “moribunda” Constitución de 1961, de allí la imperiosa necesidad del proceso Constituyente, novedoso y profundamente popular, y la gran discusión nacional sobre el marco que guiaría la refundación de nuestra Patria: la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Nuestra Constitución es probablemente el legado más importante del Comandante Chávez, para el país y nuestras generaciones futuras. De su puño y letra escribió y plasmó el país posible, el futuro, en una de las Constituciones más avanzadas del mundo, con elementos del pensamiento Bolivariano y una irreductible proclama de soberanía e independencia de nuestra Patria. Obedecía a la correlación de fuerzas del momento, así como en nuestro desarrollo en el pensamiento político y económico. La ausencia de experiencia en el poder le dio una orientación que la hizo libertaria y profundamente humanista, a veces ingenua.

La Constitución y el desarrollo de sus leyes, sobre todo las habilitantes: la Ley Orgánica de Hidrocarburos, la Ley de Tierras, entre otras, la convirtieron en el marco de la refundación de la Patria y en el centro de la confrontación política en el país. Sufrimos un golpe de Estado, nuestro pueblo salió y murió en la calle, en Puente Llaguno, en defensa de la Constitución; sufrimos el sabotaje petrolero, porque nuestra Constitución reserva el Petróleo como propiedad del Estado, del Pueblo, porque evitó la privatización de PDVSA;  nuestros obreros petroleros derrotaron el sabotaje y luego nacionalizamos la Faja por la Constitución; asumimos el control del petróleo, enfrentamos a las transnacionales más poderosas y agresivas del mundo, como la Exxon Mobil y la Conoco Phillips, en cumplimiento de nuestra Constitución; hemos enfrentado juicios internacionales por recuperar nuestra soberanía, porque así lo establece nuestra Constitución. El Comandante Chávez, de manera permanente, la esgrimía, la mostraba al mundo, logró que el Pueblo la conociera, la amara y al final, luego de tanta lucha, fue aceptada por todos como el libro de la Patria, la Constitución de todos. Le ha dado estabilidad y gobernabilidad al país, son las reglas, es el pacto social que nos ha permitido avanzar.

Se convoca a un proceso Constituyente para resolver una situación política que no tienen su origen en la Constitución. Si lo que se quiere es abrir un espacio para destrancar el proceso político y derrotar la violencia, tenemos que asumirlo entendiendo que ese es el objetivo y no otro, por lo que se debe establecer una línea roja, la línea de Chávez, para proteger los fundamentos de nuestra Carta Magna. Existe un riesgo, puesto que la situación política y la correlación de fuerzas son completamente distintas a las que prevalecían en el proceso constituyente de 1999, debemos impedir que se produzca un retroceso. Nuestra Constitución no puede desmejorarse en ninguno de sus aspectos fundamentales. Muy probablemente el esfuerzo constituyente tendrá que enfocarse en darle rango constitucional a los nuevos actores políticos-sociales que no existían en su momento: las Misiones, los Consejos Comunales y otras organizaciones que han ampliado y enriquecido el Poder Popular y deben tener carácter Constitucional; en lo económico, nuevas formas de participación que permitan empoderar al Pueblo como sujeto económico, ampliar la socialización de los factores de la economía, ampliar el rol del Estado, pero no sacrificar, por ningún cálculo político, ni decisión táctica, los elementos estratégicos de la Constitución de Chávez.

No permitir bajo ninguna circunstancia que perdamos el control del Petróleo o de PDVSA, no disminuir la reserva al Estado de estas actividades fundamentales para la posibilidad de desarrollo económico-social del país, de la soberanía, la independencia, del socialismo. Los Constituyentistas, dependiendo de cómo quede conformada la Asamblea Constituyente, tendrán que resistir de manera firme el embate de las transnacionales, ellos acechan, están detrás de la desestabilización para apropiarse de nuestros recursos, de nuestra empresa, para el saqueo. Los obreros petroleros, los patriotas, tienen que impedir que perdamos, debilitemos o de cualquier manera cedamos el control del sector petrolero o de PDVSA, esa es una de las líneas rojas de Chávez.

La Asamblea Constituyente es un paso arriesgado, es una gran responsabilidad histórica, se abre una rendija por la que pueden colarse elementos que den al traste con nuestra Revolución. Confío en que se imponga la cohesión y claridad de las fuerzas Bolivarianas. Los Constituyentistas tendrán que preguntarse de manera permanente: ¿Pasamos la línea Roja? ¿Dónde esta Chávez? ¿Dónde está el Socialismo?

Mientras ese proceso se desarrolla, hay que combatir y derrotar la violencia desatada por los sectores de la oposición más irresponsables y violentos. Está emergiendo el fascismo, ya de forma estructurada. El huevo de la serpiente, donde se pueden observar conductas y acciones violentas que prefiguran lo que sería este país, si estos grupos acceden al poder. No me queda duda, sería un salto al vacío e iremos a una confrontación de gran escala y un profundo proceso de desestabilización. No vamos a permitir que se arrase con nuestras conquistas y que nuestro Pueblo sea sacrificado por el fascismo, ni por una intervención extranjera.

Los organismos competentes tienen que actuar con severidad para sancionar los hechos de violencia, vengan de donde vengan, así como a quienes los están estimulando; a los alcaldes, diputados y dirigentes irresponsables que instigan la comisión de delitos a personas que, tras una capucha, están cometiendo hechos de violencia criminal y buscando provocar más luto y tragedia, sobre todo entre los jóvenes. Estos dirigentes de la oposición, irresponsables y cobardes, están instigando a la violencia, porque a ellos solo les interesa sumar víctimas a una macabra estadística de muerte para pedir una intervención extranjera, como lo están haciendo ante otros gobiernos e instancias internacionales.

Nuestras Fuerzas Armadas Bolivarianas, profundamente conscientes y Chavistas, tienen un rol histórico que desempeñar como garantes de la paz y de nuestra Constitución, de preservar la tranquilidad y seguridad de nuestro Pueblo, nuestra sociedad, siempre en el marco de la ley y las garantías ciudadanas, preservar la integridad de nuestra soberanía. Saludo a todos los soldados y oficiales de la Patria.

Son momentos aciagos y complejos para nuestro país, para nuestro Pueblo. Se convoca al Poder Constituyente, entramos a una zona de riesgo, donde todo está en juego. Los Constituyentistas de la Patria, del Poder Popular, tienen que conocer la línea roja trazada por Chávez que no debemos cruzar. Confío en que sepamos defender el Legado de Chávez, porque de eso depende la paz y el futuro de nuestro Pueblo, de nuestra Patria ¡Venceremos!

]]>
<![CDATA[Divide y vencerás]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Divide-y-venceras-20170505-0025.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Divide-y-venceras-20170505-0025.html José Lombardi / @lombardijose

En días pasados acudí a una invitación de una de las tantas obras de teatro venezolanas que han proliferado por todo el mundo producto de la diáspora de artistas que han quedado sin trabajo, de esta manera han conseguido un medio se supervivencia honesta y aplaudible de seguir adelante.

En el ínterin, antes de iniciar la presentación, tropecé con uno de los humoristas más reconocidos de Venezuela, ícono del famoso programa Radio Rochela, le pregunté sobre el país y con una fuerte carga de rabia me respondió: “en Venezuela lo que tenemos es un Gobierno de asesinos y  hampones” a lo que asentí como mi cabeza, qué más podía hacer o decir de algo que es público y notorio, que no admite prueba en contrario y que lo sabe el mundo, únicamente  le comenté que era recomendable en su condición de “influenciador” palabra hoy  de moda, enviara un mensaje a los líderes de la oposición sobre la necesidad de trabajar mancomunadamente en lograr una verdadera unidad. 

Le expuse mi opinión al respecto, argumentando que una de las causas que no permite terminar de concretar un triunfo sobre el Gobierno eran nuestras diferencias internas generadas por las múltiples agendas personalistas existentes, eso bastó para que entre el humorista y yo surgiera un ambiente de división y odio, desde ese momento me convertí en su enemigo e inmediatamente dudó de mi condición de opositor.

Situaciones tan absurdas como estas se repiten a diario fuera y dentro de nuestra País, siendo la del Papa Francisco la emblemática y ganadora de todos los premios, fue catalogado por miles de usuarios en las redes sociales de “comunista” demostrando con ello una profunda ignorancia del tema, Comunismo y catolicismo son como el agua y el aceite, imposible de mezclarse.

Al respecto del Papa Francisco leí una noticia en donde expresaba una vez más su preocupación por el tema de Venezuela, tanto le preocupa el país que la equiparó con la noticia sobre la crisis entre Corea del Norte y Estados Unidos, en ambas situaciones pidió una mediación oportuna que eviten el conflicto y con él situaciones peores. Al respecto de Venezuela, manifestó su disposición a seguir ayudando pero para ello era indispensable establecer condiciones claras, ya que consideraba que hasta en la oposición habían contradicciones.

Todas estas situaciones me llevan al famoso axioma del padre de las Ciencias Políticas modernas, Nicolás Maquiavelo “divide y vencerás” con precisión milimétrica, Fidel Castro, Hugo Chávez y miles de líderes autoritarios han usado esta despreciable pero efectiva estrategia, logrando con ella su permanencia en el poder a costa del sufrimiento y el odio de su propio pueblo, es verdad que el tiempo de Dios es perfecto y tarde o temprano estos autócratas caen, pero qué daño hacen mientras duran.

Finalmente voy a insistir en lo que una y otra vez vengo diciendo en cada uno de mis artículos que a pocos les importa pero que por lo menos a mí y a quienes me leen nos eximen de cierta responsabilidad: “reino dividido no prevalecerá” mientras no cambiemos la agenda del odio por la del encuentro, pase lo que pase, en Venezuela no será suficiente para lograr una Venezuela próspera para todos los venezolanos. Recodemos que en Chile, Pinochet fue derrotado con una campaña de alegría y esperanza “Chile, la alegría ya viene!” y después que lo derrotaron, tuvieron que pactar con él y sus gorilas,  8  años duró Pinochet luego de la transición como comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, hoy Chile es uno de los países con mejores indicadores del mundo.

Qué importante son los líderes cuando están claros hacia dónde hay que ir, es imposible dejar de recordar y nombrar a Patricio Aylwin, cuando en el estadio monumental de Chile en su toma de posesión, frente a miles de chilenos que lo abucheaban tuvo la valentía de decir que Chile es uno solo, “si señores…civiles y militares, Chile es uno solo”.

]]>
<![CDATA[Derrotar la violencia]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Derrotar-la-violencia-20170505-0023.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Derrotar-la-violencia-20170505-0023.html Antonio Pérez Esclarín / pesclarin@gmail.com / @pesclarin      

Venezuela se ha convertido  en uno de los países más violentos del mundo. Vivimos una especie de guerra civil no declarada donde los venezolanos nos matamos con saña y, con frecuencia, por  motivos  fútiles. Todo sube de precio en  Venezuela menos la vida humana que cada vez vale menos. Se puede matar por una bicicleta, por un celular, por pensar distinto, porque te resististe o me miraste feo. La violencia no respeta ideologías, religiones, partidos,  y se ceba con saña y  voracidad entre los jóvenes que son las víctimas preferidas. Si lo normal es que los jóvenes entierren a los ancianos  y los hijos a los padres,  en Venezuela es cada vez más frecuente que los mayores entierren a los  jóvenes y los padres  a los hijos.  La violencia es omnipresente y no sólo hemos perdido  parques, plazas y calles que están  tomadas por la delincuencia, sino que ya ni las iglesias, las escuelas, los  hogares, los hospitales, los autobuses son lugares seguros. 

La violencia se mide por el número de asesinatos por cada 100.000 habitantes. El promedio mundial es de 8.8. Algunos países latinoamericanos como Costa Rica, Chile y Uruguay tienen una tasa por debajo de la media mundial. La Comunidad Europea tiene una tasa por debajo de 1.5, y Japón 0.5.  La tasa de violencia  en Venezuela en  2016, alcanzó la pavorosa cifra de 74, es decir, que somos casi nueve  veces más violentos que el promedio mundial. En el año pasado murieron unos 28.000 venezolanos víctimas de la violencia, es decir, que los cadáveres no hubieran cabido en nuestro mayor estadio. Tan escalofriante o  más que estos datos, resulta  comprobar que el 93% de los crímenes en Venezuela quedan impunes, es decir que de cada cien homicidas sólo siete pagan condena. 

Desde hace mucho tiempo, la inseguridad y la violencia son considerados, junto al desabastecimiento y la escasez,  los problemas más graves. Sin embargo, no vemos que haya voluntad de  enfrentar el problema y derrotar de una vez a la violencia  con políticas eficaces, que suponen, entre otras cosas,  comenzar desarmando los corazones y las palabras, depurar los cuerpos policiales, desarmar a los grupos violentos y en especial a los paramilitares, no dotar de fusiles a las milicias pues muchos de ellos terminarán en manos de los delincuentes o propiciarán  la venganza y el crimen,   hacer que se cumpla la ley,  dignificar las cárceles para que sean centros de rehabilitación y  no universidades del delito, y combatir con firmeza la impunidad.

 A la violencia delicuencial, se suma la violencia política que reprime con ferocidad marchas pacíficas, recurre a la amenaza y la tortura para amedrentar y está ensangrentando las calles y  hogares de Venezuela. ¡Basta de violenica, venga de donde venga! ¡Ni un muerto o un herido más! ¡Basta de reprimir marchas pacíficas, de acusar sin pruebas y de sembrar el odio! ¡Basta de utilizar la Constitución para destruirla y seguir hablando  en nombre del pueblo cuando han perdido su apoyo!  Las fuerzas policiales y militares deben garantizar la paz ciudadana desarmando a los paramilitares y civiles armados  y poniendo en cintura a los grupos de delincuentes que manchan con su violencia las marchas pacíficas y le dan un argumento al Gobierno para acusar a los líderes de la oposición de terroristas!

]]>
<![CDATA[Trabajadores del mundo unidos]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Trabajadores-del-mundo-unidos-20170505-0022.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Trabajadores-del-mundo-unidos-20170505-0022.html Blagdimir Labrador / Articulista

A Evaristo Labrador, en su memoria.

El esfuerzo físico e intelectual de los trabajadores del mundo en los últimos dos siglos no corresponde con lo recibido en su desarrollo humano, a pesar del progreso tecnológico que suponía mayor bienestar a la sociedad. El crecimiento de la robótica y la usura financiera han deshumanizado al mundo en el último siglo, por el alto grado de concentración de la riqueza donde el 1% tiene lo que el 99% necesita, ese modelo de sociedad es inviable.

A finales del siglo XVIII las contradicciones del sistema capitalista se agudizan entre la avaricia por incrementar las ganancias de explotación a 12-16 horas de trabajo, opuesta a las demandas de los trabajadores por mayores reivindicaciones laborales, por eso el 1° de mayo de 1886 los mártires de Chicago iniciaron la huelga que logró la gesta del turno de ocho horas, propuesta en partes iguales para: trabajar, descansar y disfrutar. Tras este acontecimiento, la II Internacional Socialista en 1889 aprobó la fecha conmemorativa del Día del Trabajador en el mundo. Lo curioso es que en EE UU, donde nació esta lucha, no se celebra.

En esa época comienza la decadencia de la hegemonía de Inglaterra como principal economía del mundo y Alemania emergente propone el proteccionismo y la seguridad social para catalizar la crisis estructural del capitalismo, pues Europa sufría los embates de las perturbaciones generadas por el impacto de la revolución industrial y la popularidad del pensamiento socialista en la región y el mundo Impulsada por la unión de la fuerza de los trabajadores.

Los trabajadores obtienen más seguridad social que se caracterizó por dos facetas distintas, por una parte, destaca el triunfo de los economistas de la Universidad de Berlín con su tesis de socialistas moderados que tenían un espíritu ético, frente a los desmanes, atropellos e injusticias  sobre la oposición de la prevaleciente doctrina liberal. En segundo lugar, la intervención del Estado en el área social obligó a la participación de los otros dos sectores (capitalistas y trabajador) para concertar reivindicaciones laborales, fue un triunfo de los trabajadores para la humanidad.

 Venezuela con el socialismo bolivariano, es una referencia en el mundo sobre los derechos, condiciones y seguridad social, va en contraposición a la crisis económica mundial del capitalismo financiero de EE UU, Europa, ahora sumada Brasil que afectan las reivindicaciones de los trabajadores por el desempleo, la reducción de los salarios, el incremento de los años para obtener la pensión, los impuestos a la salud y el incremento de la pobreza. 

Hoy los trabajadores del mundo unidos con visión humanista y bajo el concepto de trabajar para vivir, adversamos a los que profesan los desmanes del neoliberalismo financiero de vivir para trabajar, por eso planteamos acabar con la usura financiera que solo genera una burbuja especulativa sin empleo, que la robótica, el conocimiento científico y el desarrollo tecnológico debe estar al servicios de la humanidad y  por último crear el gran  fondo de Ahorro Social Intergeneracional del mundo como el Fondo de Pensiones Noruego para garantizar a las futuras generaciones su bienestar social. Venceremos.

]]>
<![CDATA[Constituyente]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Constituyente-20170505-0019.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Constituyente-20170505-0019.html Roberto Malaver / Articulista / @robertomalaver

¡Al carajo los enfermos! Quedamos con los ojos claros y sin vista.

Cuando el dictador habló de constituyente, todos salimos a decir que era una estafa, una farsa, y después vinieron los chavistas y sacaron por todos los medios las declaraciones de Embajada Radonski, de María -Súmate- Machado, de Freddy –Audi- Guevara, de Leopoldo –Vivito y coleando- López, donde pedían una Constituyente urgente para fortalecer la democracia, y nos jodimos. Es decir, que donde digo Diego no es Diego lo que digo, o una vaina así que ya no sabemos cómo carajo hay gente que cree en nosotros a pesar de que mentimos tanto que da gusto y el sabor lo dice todo.

Ahora decimos que la Constituyente es la continuación del golpe de Estado, ¡qué bolas tiene Bolaño! nosotros que dimos un golpe y ahora estamos hablando de golpe, por lo visto el dictador se da un autogolpe todos los días. Ojalá no nos vaya a pasar ahora la misma vaina que nos pasó en el 2005, cuando los chavistas se quedaron completos en la Asamblea Nacional y nosotros no salimos a votar porque los medios, así lo dijo Espoleta Allup en un discurso en Chacao, nos habían dicho que si no votábamos se deslegitimaba el régimen. Y nos clavaron. Si nos vuelve a pasar esa misma vaina, no tenemos perdón de Dios que te mientan tanto.

Tampoco se explica cómo carajo, si nosotros somos mayoría, nos oponemos a esa Constituyente, cuando deberíamos decir, vamos a echarle bolas, y listo, a ganar. Es que somos más incoherentes que el  carajo, antes pedíamos elecciones y ahora no queremos.  Y, no es por nada, pero las mentes privilegiadas que tenemos en la oposición como que no se les ocurre nada que valga la pena, solo se la pasan esperando lo que le digan de afuera para actuar. Y ya van 34 muertos por este peo pacífico que tenemos nosotros,  y nadie asume un carajo, y así sí es verdad que mejor botamos tierrita y no jugamos más.

Es que además, con solo pensar quién de nosotros estaría en el poder, el susto es de padre y señor mío, porque allí no hay nadie capaz de dirigir nada, y cómo va a dirigir un país, por ejemplo Matemático Borges que no sabe ni contar un cuento.

El papá de Margot se metió en la computadora y vio cómo un chamo ardía por pendejo, porque estaba prendiendo una moto de un Guardia Nacional y se descuidó y comenzó a arder. Siguió revisando en su twitter y vio cómo saqueaban  y quemaban una gandola de Pdvsa en Barquisimeto, y el hombre no se aguantó. Apagó la computadora y dijo: “¿Y así es cómo van a tumbar al dictador? Constituyente ya”. Y se fue al cuarto y laaaaam le metió ese coñazo a la puerta tan duro, que un encapuchado, cuando estaba quemando un materno infantil, preguntó. “¿Llegaron los marines?”

- De tres tiros que le dieron solo uno era de muerte.- Me canta Margot
 

]]>
<![CDATA[¿Por qué la arremetida terrorista?]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Por-que-la-arremetida-terrorista-20170504-0020.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Por-que-la-arremetida-terrorista-20170504-0020.html Adán Chávez Frías / @Adan_Coromoto

La conciencia del ser humano y la forma cómo afronta las situaciones, tiene que ver en importante medida con qué tanto conoce su historia. 

No es una mera frase repetida muchas veces a lo largo de este proceso revolucionario, considero que ha sido y es, una clave fundamental para el despertar real de nuestro pueblo y para hacer frente a los recrudecidos y numerosos ataques imperiales golpistas e injerencistas que, en estos últimos días, se han transformado en verdadero terrorismo.

El pasado 18 de Abril, Nicolás Maduro denunciaba el intento de otro atajo golpista por parte de la oposición, pero explicaba el porqué de esta versión extrema que nos ha llevado a registrar nuevamente (recordemos las 43 muertes de las guarimbas del 2014) lamentables pérdidas humanas, producto del terrorismo y el vandalismo desatado, una vez que estos voceros de la oposición venezolana llamaran a otra “salida” del presidente legítimamente electo por la mayoría del pueblo.

La primera de esas razones, Maduro la definió como la variable geopolítica, y se refiere a la recién instalada administración del empresario de derecha Donald Trump, como presidente de los Estados Unidos. “Han vuelto métodos extremistas, guerreristas”, decía Nicolás Maduro la noche del 18 de abril, dejando claro que aunque el periodo presidencial de Barack Obama fue igualmente nefasto para nuestro país, los antecedentes de extrema derecha que trae consigo Trump se asemejan, cuando menos, a la batalla librada por el Comandante Chávez durante la administración de George W. Bush. 

Aun así, actualmente hay una importante diferencia en comparación con aquel golpe del 2002. Nicolás lo decía con mucha firmeza: “Ya no somos los muchachos inocentes de ese momento, cuando todavía confiábamos excesivamente en la  palabra de la derecha y de sus voceros, creíamos que tenían palabra (…) pero todos fueron empujados y obligados a andar por el camino golpista y del cortoplacismo. Cuesta conseguir actualmente a un solo político de derecha que no hubiese participado de ese golpe de estado”.  

La segunda razón de la actual arremetida fascista, está situada en el ámbito económico-regional;  y es que quieren impedir que se consolide la recuperación y expansión económica del estado venezolano. Hemos venido dando pasos firmes hacia el restablecimiento de nuestra economía y del aparato productivo de la nación, desarrollando importantes planes concebidos en la agenda económica bolivariana y sus motores de producción, que nos están llevando significativamente a la resolución de uno de los más apremiantes problemas que afrontamos los venezolanos y venezolanas. Problema que como se sabe, ha sido inducido a través de la guerra económica.

Ellos (la oposición antipatria) siguen apostando al quiebre económico y financiero, pero no contaron con las capacidades del gobierno revolucionario y la conciencia patria de la mayoría de este pueblo. Importante es destacar que, además de la política interna, hemos mantenido al día el pago de nuestra deuda externa. Recientemente cancelamos más de 250 millones de dólares, incluso días antes de lo previsto, y hemos podido cancelar todos nuestros compromisos externos  a tiempo. Entonces,  esta segunda razón se trata de una emboscada a nuestro avance económico. 

La tercera razón, explicaba nuestro Presidente, es “eminentemente política…producto de las circunstancias”. Se trata de la victoria electoral coyuntural de la oposición en los pasados comicios del mes de diciembre del año 2015. Debemos decirlo, una batalla ganada por la contrarrevolución, sobre la base de una guerra económica similar a la de Chile durante el gobierno de Salvador Allende, que logró capitalizar, de alguna manera, el descontento de parte de nuestro pueblo frente a esa situación, generada por ellos mismos. 

Recordemos que al tomar posesión del cargo de presidente de la Asamblea Nacional, el diputado Henry Ramos Allup aseguró que su tarea sería sacar a Nicolás Maduro de la presidencia. Acción que evidentemente no logró. A partir de allí la Asamblea Nacional les ha generado derrota tras derrota. Lejos de centrar su atención en contribuir a la solución de los problemas del país, se ha centrado en la conspiración y los planes golpistas. En ese intento ha fracasado, se ha autoliquidado, ha hundido a la oposición venezolana y se ha convertido en “la nada”. 

Se trata entonces, esta tercera razón, de tapar su propio fracaso con violencia, con fascismo del más puro. Toda su dirigencia está dividida entre los que mediamente intentan recobrar su liderazgo y apuestan por la vía electoral, y otros que definitivamente, no quieren a Venezuela y desean verla incendiada, solo para complacer los deseos intervencionistas imperiales, en su afán por apoderarse, como sea, del poder político y económico del país.
 
 Pero estoy seguro que nosotros, la mayoría de este pueblo patriota, antiimperialista, tenemos mucho más de tres razones, tenemos miles, nos sobran las razones para seguir defendiendo la Revolución Bolivariana, el legado que nos dejó el Comandante Chávez. Nadie dijo que el camino sería fácil, pero sin dudas, nos asiste la razón del humanismo, de la justicia; la razón de la pasión y el amor patrio, del verdadero amor hacia los semejantes; la razón y la convicción, que nos ha permitido declararnos en batalla permanente por la independencia y la autodeterminación de esta Patria, para ser libres y soberanos para siempre.

 

]]>
<![CDATA[Una ruta diferente]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Una-ruta-diferente-20170504-0019.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Una-ruta-diferente-20170504-0019.html Leopoldo Puchi / Articulista  

La lucha por el poder entre Oposición y Gobierno ha tomado el sendero de la violencia de calle y se ha alejado en los últimos días del camino de las instituciones y procesos electorales. Unos aspiran a mantenerse en el Ejecutivo y otros a acceder a él. Una disputa que bien pudiera tener, de modo pacífico, una definición en las presidenciales de 2018. ¿Qué ha ocurrido, que ha provocado que el tren se descarrile?

El detonante ha sido la reciente sentencia del TSJ sobre la Asamblea Nacional, una suerte de raya amarilla que al ser traspasada ha dado lugar no a un simple estallido de protesta, sino a la reconsideración de la estrategia trazada por las fuerzas partidistas del campo opositor  en 2006, con la candidatura de Manuel Rosales, que consistía en una acción dirigida a alcanzar un  incremento del respaldo social, posiciones institucionales y el aumento del caudal electoral hasta una victoria en la contienda presidencial. Una larga marcha a través de las instituciones existentes, teniendo en cuenta sus limitaciones y también sus potencialidades. 

Aunque el detonante señalado puede servir para la comprensión o justificación de una reacción de insurgencia momentánea, no explica el por qué la oposición ha decidido alejarse la ruta adoptada hace más de una década, precisamente, en el momento en que está a punto de coronarla, en 19 meses, puesto que las probabilidades de que gane el candidato de la Mud en las elecciones de 2018 es muy alta. 

El argumento de la raya amarilla transgredida no es suficiente explicación, ya que estaba claro que se adoptaba el camino electoral a pesar de “las rayas amarillas”, como “las condiciones electorales”, y, por lo demás, la situación institucional es más favorable hoy a la oposición que en 2006. Para que gane la oposición, o para que se celebren las elecciones en 2018, no se necesita una rebelión en 2017.

Sin embargo, la mayoría de las organizaciones de oposición ha decidido adoptar una ruta diferente a la que se venía siguiendo y se ha escogido el camino de salir del Gobierno en 2017, por medio de la estrategia conocida como “revoluciones de colores” o “primaveras”, en las que un movimiento de masas pacífico, que dura semanas o meses, es combinado con acciones de violencia de calle de baja y mediana intensidad. En esto casos, como lo muestran las experiencias en las que se ha aplicado esa estrategia, la finalidad es provocar un resquebrajamiento del estamento militar, lo que a su vez da lugar a un golpe que desaloja a quienes están en el poder.

Pero ¿Por qué acceder hoy al poder, en 2017, por la vía de un derrocamiento y sus posteriores elecciones, y no en 2018 sin recurrir al derrocamiento? A simple vista resulta incoherente y seguramente habría que analizar varias hipótesis para ver cuál es la razón de fondo. Pero lo que sí es evidente es que se ha impuesto el criterio de ciertos factores internos y externos, a pesar de que hay sectores de la oposición que apuestan a la alternancia pautada para 2018.

]]>
<![CDATA[Libertad: condición necesaria]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Libertad-condicion-necesaria-20170504-0018.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Libertad-condicion-necesaria-20170504-0018.html Oscar Morales / Articulista

Los países con mayores libertades tienden a generar mayor riqueza nacional y mayor bienestar tanto individual como familiar.

Año tras año distintas instituciones no gubernamentales dedicadas a los cálculos de índice de libertades en derechos económicos, políticos o sociales  convergen en un sólo resultado: Los países con mayores libertades tienden a generar mayor riqueza nacional y mayor bienestar tanto individual como familiar.

Al hacer cualquier revisión de publicaciones que evalúan el estado de democracia de los países, las libertades civiles y la situación económica, concluiremos con facilidad de que los países más libres son los que ostentan mejores expectativas de vida al nacer, mayores niveles educativos,  mayor acceso a bienes y servicios, niveles bajos de pobreza, buena nutrición, calidad en los cuidados médicos,  adquisición de una vivienda con más facilidad, mayor seguridad personal, entre otros. Es revelador como un país que resguarda los derechos, las libertades, el respeto a las elecciones individuales, la tolerancia, el pluralismo y la inclusión social obtiene un mejor desempeño en todos los ámbitos. Así lo evidencian países como Canadá, Nueva Zelanda, Australia, Dinamarca, Noruega o Finlandia. 

Conociendo esto, entonces pregunto: ¿Será mejor el clientelismo político que mayores libertades económicas para alcanzar prosperidad duradera? ¿Países concentrados en mejorar sus niveles de competitividad serán peores o mejores que aquellos que prefieren el aislamiento internacional? ¿Alcanzará mayores niveles de progreso social los que generan más oportunidades o los que limitan la apertura de ideas innovadoras?

No hablo de la aplicación del liberalismo a ultranza (con la desregulación endiosada o las iniciativas privadas sin reglas)  porque el Estado necesariamente debe regular el comportamiento empresarial, laboral y las fallas del mercado. No hablo del dios “mercado”, no hablo del mirar la desigualdad social con indiferencia ni del “sálvese quien pueda”, no y mil veces no. Sencillamente, hablo de la evidencia razonada, pues, la experiencia internacional nos revela que el respeto a los derechos de propiedad, la transparencia de las instituciones, el empoderamiento de las personas de su libertad individual, la eficacia reguladora del Estado y la apertura a las inversiones son claves para que un país experimente un mejor entorno arropado de prosperidad y bienestar, y nosotros, pese a ello, insistimos en caminar en sentido contrario. 

Llegaron con el cuento que primero la igualdad y después la libertad, o que es mejor la equidad y luego nos dedicamos al crecimiento. ¿Qué logramos? Nada de uno nada de otro. 

Queridos lectores, la libertad es condición necesaria para un crecimiento sostenible, y el logro del desarrollo social humano y social. El resto son consignas para el circo. La promoción de las libertades está más cerca del camino hacia el desarrollo económico y el progreso social que reprimir, controlar o prohibir. Hay suma evidencia.

]]>
<![CDATA[Venezuela país de paz]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Venezuela-pais-de-paz-20170504-0016.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Venezuela-pais-de-paz-20170504-0016.html Hugo Hernández Raffalli / ExDirector de PDVSA 

Venezuela es un país que ha sido sometido a la peor y más profunda crisis social, económica y política, en toda su historia. Desde la escasez de alimentos y medicinas, especulación, des estímulos a la producción, disminución de la producción de los hidrocarburos, inseguridad , falta de producción nacional hasta llegar a pretender el poder político y por ende el económico, por vías no democráticas.

El país, aún sometido a esas severas condiciones, va restableciendo su normalidad, en virtud de más ingresos por las exportaciones petroleras, que han permitido tener más capacidad del Estado para aumentar las importaciones de alimentos, medicinas, productos terminados y materias primas, para el bienestar de la población.

Desde el punto de vista político, el Presidente Maduro mejora su liderazgo y popularidad. En la medida qué pasa el tiempo será más favorable para en Gobierno. El sector político del socialismo, ha logrado reagruparse. Se ha recuperado, sobre todo por las peleas internas de la MUD y de sus dirigentes, que no terminan de hacerle propuestas concretas. Solo se plantean sacar a Maduro y asumir el Gobierno.

¿Cuál es la propuesta de la Oposición sobre la recuperación de Venezuela? 

Venezuela es un país petrolero y así lo será por mucho tiempo más. Tenemos una dependencia del petróleo. Es cierto e indiscutible. Entre las lecciones aprendidas en tiempos pasados es la caída de los precios del petróleo. Hay que ser responsables, extremadamente pulcros, honestos y eficientes en la utilización de los recursos provenientes de las exportaciones petroleras. 

Se deben financiar a Pdvsa para preservar su integridad y fortaleza financiera y operativa. Se deben optimizar las importaciones en rubros estrictamente indispensables. Hacer ahorros para tiempos difíciles, tomando en cuenta que los precios del petrolero no regresarán a los $ 100 por barril. El precio promedio para Venezuela en el año 2017 estará cercano a los $ 50 x barril.

En fin, se debe combatir la corrupcion, el contrabando, la especulación, la inflación y la inseguridad. Son tareas pendientes para el Gobierno y para la Oposición. Tienen el deber de dialogar por el bien del país. Tal como ha afirmado el Papa Francisco " el germen de la guerra, es la falta de diálogo entre las partes en conflicto ".

Que Dios nos ayude a los Venezolanos y que encontremos la ruta de la conciliación y reconocimiento entre nosotros. Somos todos buenos. No buenos y malos. Hagámoslo por Venezuela, dejando a un lado los intereses personales por los intereses colectivos.

]]>
<![CDATA[Maduro: una mentira continuada]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Maduro-una-mentira-continuada-20170502-0097.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Maduro-una-mentira-continuada-20170502-0097.html  

Venezuela es el único país del mundo en el cual la mayoría de los trabajadores esperan con angustia y no con alegría que el Gobierno anuncie un ajuste del salario mínimo. Ya ese cuento de hadas no se lo cree nadie, porque los venezolanos saben por experiencia propia que la inflación se comió cualquier aumento mucho antes que sea oficial.

 

El Gobierno sigue muy equivocado en el manejo de la economía, aunque pudiera ser un exabrupto creer que ellos de verdad conducen la misma. Es público y notorio que la calidad de vida de los venezolanos se fue por la cloaca revolucionaria, cuyo modelo creó y profundizó una serie de distorsiones que acabaron con las expectativas de vida y progreso del pueblo. La mentira continúa.

 

En cualquier país sensato y manejado por gente sensata, primero se trataría de controlar la inflación con el propósito que el ingreso de los trabajadores de verdad sea real y no ficticio. En Venezuela más bien se alimenta la inflación a través de aumentos salariales que van a incidir directamente en los precios.

 

Pero además se trata de otro engaño cuando vemos que la mayor parte del llamado “ingreso integral” no incide en prestaciones sociales o sea que sólo sirve a medias para cubrir una parte del día de los venezolanos, pero no tiene consecuencias positivas en su patrimonio laboral.

 

La solución para que el ingreso del trabajador venezolano sea real, es que se cambie el modelo político que acabó con la economía. De esa forma se podría controlar realmente la inflación y así asignarle valor a las remuneraciones que reciban los ciudadanos. Mientras eso no ocurra, cada ajuste salarial será más leña para el fuego en el cual se consume la vida de los venezolanos.

 

En manos de Maduro y sus acompañantes estamos encaminados a niveles de inflación nunca vistos y además a una aceleración jamás conocida del empobrecimiento de los venezolanos. Cada día habrá menos empleo formal y bien remunerado. Cada día el venezolano comerá menos. Y cada día serán más los habitantes de este país que comerán de la basura.

 

Y con una Asamblea Nacional Constituyente construida a la medida de los intereses del grupo que usa y abusa del poder, no se resolverán los problemas de la gente. La raíz de la crisis no es la Constitución, es el modelo de Maduro que fracasó. Con la ANC la gente no va a comer, conseguirá sus medicinas, ni habrá más seguridad. Con la Constituyente no habrá gobernabilidad.

 

El daño que la revolución de Maduro le está ocasionando al país es muy grave. Este es un gobierno que sigue ciego y sordo ante el clamor de cambio. Este es un gobierno al que no le importa el sufrimiento de los venezolanos. Sólo les importa el poder. El cambio es el camino. El camino son las elecciones regionales, municipales y presidenciales. No caigamos en la trampa de Maduro y su séquito.

 

 

]]>
<![CDATA[La infamia del Dictador, por Juan Pablo Guanipa]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-infamia-del-Dictador-por-Juan-Pablo-Guanipa-20170502-0095.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-infamia-del-Dictador-por-Juan-Pablo-Guanipa-20170502-0095.html La locura de constituyente que ha planteado el dictador Maduro va a ser enfrentada en la calle. Todos los ciudadanos debemos tener claro que se trata de la consumación definitiva del golpe de estado. Lo que plantea el irresponsable y cínico de Nicolás es convocar una constituyente comunal que no existe en la Constitución, cuyos integrantes serían designados por sectores vinculados a ese “poder popular” que es controlado por el dictador. O sea, serían elecciones en las que sólo participarían ellos, como en Cuba. Tendríamos entonces constituyentistas provenientes de las misiones, de las comunas, y de esos supuestos sectores manejados todos por el madurismo.

Esa propuesta es un acto de cobardía producto de la conciencia del desprecio popular  a este régimen y a quien lo dirige. Desde la aplastante derrota que sufrieron en las elecciones de la Asamblea Nacional, han decidido darle una patada a la democracia y por eso han proscrito el voto universal, directo y secreto al que todos tenemos derecho. Lo proscribieron luego de consumado cuando decidieron impedir el libre funcionamiento de la Asamblea, cuando impidieron la realización de un referendo revocatorio previsto en la Constitucion y cuando decidieron no realizar elecciones regionales.

Ahora, huyendo hacia adelante, pero con un precipicio en frente, intentan hacer ese bodrio que no es la constituyente prevista en nuestra Carta Magna, sino un fraude a todo el pueblo de Venezuela que, de concretarse, acabaría con la democracia y con el todavía por realizarse Estado Federal Descentralizado. En el camino hacia ese despropósito disolverían la Asamblea Nacional, a la cual el dictador califica de podrida quizá midiéndola con su propia conciencia.

Si tenemos claro que la que propone Maduro no es la Constituyente prevista en la Constitución Nacional, si tenemos claro que lo que busca es elegir una constituyente de adeptos para seguir destruyendo la democracia, el voto, la calidad de vida de los venezolanos, en general, para seguir destruyendo el país, tenemos la obligación de actuar, de salir con más fuerza a la calle a encontrarnos con los ciudadanos que no permitirán ver a su patria hundirse en una dictadura corrompida y destructora.

Nosotros hemos exigido elecciones y hasta ahora no hay elecciones, al menos con el voto universal no. Hemos exigido la apertura de un canal humanitario de medicinas y alimentos y el dictador no muestra interés alguno en el sufrimiento de nuestros ciudadanos. Hemos exigido la libertad de los presos políticos, el desmontaje de los grupos paramilitares armados por el régimen, el respeto institucional a la Asamblea Nacional electa por el pueblo y nada de esto se atiende. ¿Qué nos queda? Profundizar nuestra acción de protesta pacífica en las calles de Venezuela. Seguir ejerciendo presión interna e internacional.

Muchas mentiras dijo el dictador en su anuncio del 1 de mayo, entre otras dijo que es un demócrata curtido y que no quiere una guerra civil. La propuesta que ha hecho, que no es más que una estafa, es una demostración de lo contrario. Maduro no es demócrata, ha sido golpista y no respeta al pueblo cuando es minoría. Maduro promueve con su actitud una guerra civil porque sabe que los ciudadanos que formamos la mayoría de este país, no vamos a permitir que se acabe la democracia y la libertad y eso incrementará la represion, la persecución y la muerte.

Los venezolanos no tenemos otra opción que ejercer nuestro legítimo derecho a la rebelión. Se ha consumado un golpe de estado y se intenta proscribir la Constitución. A esta gente no le importa la democracia ni el voto y mucho menos el bienestar de la población. Saben que toman estas decisiones en medio de la debilidad del rechazo popular y del escrutinio internacional. Así que no podemos amilanarnos ni permitir que nos quiten la esperanza. Nuestra lucha tendrá sus frutos porque Venezuela merece vivir en democracia, en paz, en libertad y en progreso.

 

 

 

]]>
<![CDATA[Aprendizajes de abril]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Aprendizajes-de-abril-20170502-0094.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Aprendizajes-de-abril-20170502-0094.html  

Termina Abril del 2017, como lo advertíamos al inicio de este mes el Imperio y sus agentes internos escogieron una mala fecha para intentar un nuevo derrocamiento del gobierno Bolivariano. Otra vez, como en Abril 2002, la victoria ha sido a favor de la paz; para la democracia participativa y protagónica; para la integridad e Independencia Nacional.

Sin embargo, el saldo de la decisión tomada por el Departamento de Estado norteamericano y ejecutada por los dirigentes de la llamada Mesa de Unidad, derrocar al gobierno democrático y revolucionario por la vía de las armas ha sido alto, cerca de 30 compatriotas asesinados, la casi totalidad de ellos a manos de francotiradores, pistoleros y grupos violentos de la oposición. Sólo tres casos son atribuibles a las actuaciones individuales de funcionarios policiales y de inmediato han sido detenidos y puestos a la orden de la Fiscalía General de la República.

Cada una de esas muertes debe dolernos como humanos, como compatriotas, como hermanos cristianos que somos. Abril 2017 nos deja nuevos aprendizajes en el campo de la guerra de cuarta generación que estamos confrontando:

1.     La combinación de todas la formas de lucha.

En la mañana movilizaciones pacíficas para lavarle la cara ante el mundo a la violencia terrorista; en la tarde manifestaciones violentas (guarimbas) como respuesta a la "represión"; y en la noche bandas armadas, saqueando y enfrentando a los cuerpos de seguridad con la finalidad de provocar el estallido social. Es un esquema de simulación política y provocación de la violencia que derive en un Golpe de Estado o en una guerra fratricida.

1.     La simbología de las imágenes:

Movilizaciones pacíficas llenas de simbologías religiosa, manifestantes lanzándose al Rio Guaire, un nudista subiéndose a un vehículo antimotines, una señora "parando" a otra de estas unidades, "dirigentes desmayados" por efecto de gases lacrimógenos son parte de un guion perfectamente elaborado. Solo que esos guionista anglosajones no conocen la picaresca popular venezolana que termina haciendo de estas puestas en escena una guasa, como ocurrió con los comentarios jocosos sobre el rio Guaire y el "valiente nudista".

1.     Construcción de falsos positivos.

Se trata de tergiversar realidades para inculpar a los organismos de Seguridad del Estado o a las fuerzas revolucionarias de asesinatos con la finalidad de mostrar al gobierno de Venezuela como violador de los derechos humanos.

Un ejemplo de estos, fue el caso de la joven asesinada en el Táchira, donde se señaló a un grupo de motorizados chavistas y luego se comprobó que había sido un pistolero de la organización fascista "Vente Venezuela", dirigida por María Corina Machado, el que había disparado contra los motorizados impactando a la joven que transitaba por el lugar. O el caso del joven asesinado en Altamira, donde de inmediato posicionaron la matriz de que había muerto por el impacto de una bomba lacrimógena disparada por una Guardia Nacional Bolivariano y hoy todo apunta hacia algunos de los propios manifestantes.

Igualmente, se construyen realidades para provocar algún desenlace violento. Así ocurrió la madrugada del viernes 21 del mes en curso, cuando se divulgó por las redes un supuesto estallido social en marcha en toda Caracas; la supuesta toma de Fuerte Tiuna (Instalación militar); la activación del sistema de defensa anti Aero del Palacio Presidencial; la renuncia del Presidente y la huida del país de los dirigentes revolucionarios. Nada era cierto, pero lograron desvelar a una buena parte de la población, logrando poner el caos en la mente de la gente.

1.     La generación de los llamados "Lobos solitarios".

A través de la guerra psicológica, instalan el miedo y el odio en la mente de hombres y mujeres, convocándolos a través de las redes a convertirse en "justicieros", agrediendo a cualquier chavista que se encuentren en el camino. Convierten a padres y madres de familia en potenciales asesinos, tal es el caso de las personas que desde las ventanas de su apartamento, donde están sus hijos e hijas, lanzan objetos contundentes con consecuencias mortales para el "enemigo" que manifiesta a favor de la revolución, o a veces para cualquier persona que transite, ajena a la confrontación, como fue el doloroso caso de una humilde trabajadora muerta a causa del impacto en su cabeza de una botella con agua congelada, el pasado día 19, en Caracas.

1.     La promoción de la Guerra de Perros.

El ataque al Materno Infantil en El Valle; la agresión armada a un Urbanismo de la Gran Misión Vivienda Venezuela con el saldo de un adolescente muerto en el Estado Lara; la contratación de criminales asesinos; la destrucción de centros de salud y educativos; el asesinato por parte de francotiradores de militantes revolucionarios, como el caso de Mérida, y de efectivos de los cuerpos de seguridad tienen el objetivo de activar el odio en el seno del pueblo chavista y con ello conseguir "el otro sujeto necesario" para iniciar la guerra civil.

Igual propósito persigue el afán de romper las barreras de los cuerpos de seguridad con la finalidad de llegar al centro de Caracas y producir el choque de los manifestantes opositores y chavista con un importante saldo de muerto que dé cuenta de un "Estado fallido" que debe ser intervenido por fuerzas extranjeras.

1.     Destruir la Institucionalidad.

Mediante halagos o campañas descalificadoras; ofertas inmorales o amenazas personales y agresiones a sus familiares se pretende el quiebre de las posiciones constitucionalistas de los Mandos Militares y de las cabezas de los poderes públicos, con la finalidad de producir un golpe de Estado a partir de una felonía.

Necesario es reconocer la firmeza constitucionalista y a favor de la paz del General en Jefe Vladimir Padrino López y de todos los mandos militares y policiales.

De manera especial quiero reconocer el coraje con que el Defensor del Pueblo Tareck Williams Saab ha soportado estoicamente una de las más canallesca campaña hasta ahora desarrollada contra de funcionario alguno, con el fin de quebrar su voluntad y forzarlo a una confrontación institucional con el Tribunal Supremo de Justicia para que se termine de producir el quiebre de la corresponsabilidad entre los Poderes Públicos, dando más argumentos a la tesis intervencionista del "Estado Fallido".

El Doctor Tareck William Saab, ha sabido ser consecuente con su trayectoria de auténtico Defensor de los Derechos Humanos, denunciando cualquier exceso policial o militar cuando la habido, atendiendo las solicitudes de los familiares de los dirigentes políticos presos por promover la violencia y actuando con responsabilidad en el ejercicio de su cargo para garantizar la Independencia y la paz de la República.

Termina Abril y todas estas estrategias criminales se estrellaron contra la voluntad de paz de la inmensa mayoría de los venezolanos y venezolanas; contra la serenidad en la conducción de la situación por parte del Jefe de Estado Nicolas Maduro Moros y su digna decisión de no aceptar el injerencismos de la OEA; por la movilización multitudinaria y permanente del pueblo revolucionario; por la preparación y dotación de los órganos del orden público para el control diferenciado y proporcional de todas estas formas de violencia política.

Comienza Mayo, Dios mediante y la conciencia de nuestro pueblo mediante lograremos producir un desencadenante pacifico que despeje el horizonte patrio. Amén.

 

]]>
<![CDATA[Consideraciones sobre una Constituyente]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Consideraciones-sobre-una-Constituyente-20170502-0092.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Consideraciones-sobre-una-Constituyente-20170502-0092.html El noveno y último título de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV) está dedicado a los mecanismos para reformar la Constitución. Está organizado en tres capítulos dedicados a los procedimientos para esos cambios constitucionales: y están  ordenados de menor a mayor en función de la envergadura del cambio: capitulo I, enmienda; capitulo II, reforma; capitulo III, Asamblea Nacional Constituyente. Este último es el último capítulo de la Constitución.

El primer artículo de ese capitulo, el 347 de la CRBV, establece  que el poder constituyente originario está depositado en el pueblo de Venezuela, es decir en el conjunto de todos los ciudadanos que conforman la nación, y en ejercicio de ese poder puede convocar una Constituyente:

Artículo 347 El pueblo de Venezuela es el depositario del poder constituyente originario. En ejercicio de dicho poder, puede convocar una Asamblea Nacional Constituyente con el objeto de transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución.

 

Ningún otro sujeto diferente del pueblo de Venezuela en su conjunto puede convocar a una Asamblea Nacional Constituyente (ANC), ningún otro artículo de la Constitución le da el poder de convocatoria de la ANC a nadie; de modo que ni el presidente ni la Asamblea Nacional (AN), ni ningún otro sujeto, diferente al pueblo venezolano, puede convocar una ANC.

Lo que si puede hacer el presidente, o la mayoría calificada de la AN entre otros,  es tener la iniciativa de convocatoria; competencia que asigna el artículo 348 de la Constitución:

Artículo 348 La iniciativa de convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente podrán tomarla el Presidente o Presidenta de la República en Consejo de Ministros; la Asamblea Nacional, mediante acuerdo de las dos terceras partes de sus integrantes; los Concejos Municipales en cabildo, mediante el voto de las dos terceras partes de los mismos; o el quince por ciento de los electores inscritos y electoras inscritas en el Registro Civil y Electoral.

 

Es decir, la CRBV distingue y separa dos procesos: la convocatoria y la iniciativa de convocatoria. La primera, la convocatoria, la tiene el pueblo de Venezuela. La segunda, la iniciativa, la puede emprender cualquiera de los cuatro sujetos contemplados en ese artículo: el Presidente, la mayoría calificada de la AN, 2/3 partes de los concejos municipales, o el quince por ciento de los electores. Pueden tener la iniciativa, porque alguien debe iniciar el proceso, pero solo el pueblo puede terminar convocando la ANC.

¿Y cómo la convoca el pueblo?

La única forma de que el pueblo de Venezuela convoque una Constituyente es ejerciendo su soberanía mediante el sufragio en elecciones libres, universales, directas y secretas tal y como establece la propia CRBV en sus artículos 5 y 65:

Artículo 5 La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución y en la ley, e indirectamente, mediante el sufragio, por los órganos que ejercen el Poder Público. Los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos.

 

Artículo 63 El sufragio es un derecho. Se ejercerá mediante votaciones libres, universales, directas y secretas. La ley garantizará el principio de la personalización del sufragio y la representación proporcional.

 

Esto es, el pueblo de Venezuela es quien puede convocar la Constituyente mediante un referendo constituyente vinculante donde apruebe o rechace convocar la elección de una ANC y las bases comiciales y funcionales de esa constituyente. Exactamente igual como se hizo el 25 de abril de  1999, cuando universo electoral venezolano voto si convocaba o no a la constituyente:

Pregunta 1

¿Convoca usted una Asamblea Nacional Constituyente con el propósito de transformar el Estado y crear un nuevo ordenamiento jurídico que permita el funcionamiento de una Democracia Social y Participativa?

  •           SI

  •           NO

 

El presidente Maduro, al anunciar que emprendería la iniciativa de convocatoria anuncio unas características una eventual ANC, en cuanto a cantidad, naturaleza y origen de los constituyentistas, y en cuanto sus objetivos. La intención del gobierno es garantizarse una mayoría de constituyentistas corporativizando las postulaciones de modo que una cantidad importante de esos cargos sea postulada por entidades afines al gobierno.

Pero esas características no las decide el presidente ni tampoco el CNE, son parte integrante de la convocatoria y por ende es el pueblo quien debe aprobarlas, también como se hizo en ese referendo del 25 de abril del 99 al serle consultada la pregunta 2:

Pregunta 2

¿Esta usted de acuerdo con las bases propuestas por el Ejecutivo Nacional para la Convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente, examinadas y modificadas por el Consejo Nacional Electoral en sesión de fecha 24 de marzo de 1999 y publicada en su texto integro, en la Gaceta Oficial de la República de Venezuela Nº 36.669 de fecha Marzo, 25 de 1999?

  •           SI

  •           NO

 

Y en ningún caso pueden ir en contra de los lineamientos de la Constitución que establece que el sufragio es un derecho universal. El sufragio es una moneda con dos lados complementarios e indisolubles: el sufragio activo y el pasivo. El activo es el derecho de todos a votar. El pasivo es el derecho de todos a ser votados. Es decir para una Constituyente solo se pueden elegir representantes con el voto de todos y con el derecho de todos a postularse. No se puede corporativizar. Y para eso volvemos a citar el 63 constitucional:

Artículo 63 El sufragio es un derecho. Se ejercerá mediante votaciones libres, universales, directas y secretas. La ley garantizará el principio de la personalización del sufragio y la representación proporcional.

 

Si las bases comiciales no recogen esa condición de universalidad serían fraudulentas pues estarían diseñadas en detrimento de las garantías y derechos de la Constitución; toda corporativización sería fraudulenta y, en consecuencia, inaceptable.

Adicionalmente hay que resaltar que la convocatoria a una ANC no paraliza al Estado, todos el poder público sigue en funciones hasta tanto se apruebe la nueva constitución, en el caso de que el pueblo decida convocarla. Es en esto muy clara la CRBV cuando establece en el artículo 349 que el poder público sigue funcionando pero que no podrá oponerse a las decisiones de la ANC:

Artículo 349. El Presidente o Presidenta de la República no podrá objetar la nueva Constitución.

Los poderes constituidos no podrán en forma alguna impedir las decisiones de la Asamblea Nacional Constituyente.

Una vez promulgada la nueva Constitución, ésta se publicará en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela o en la Gaceta de la Asamblea Nacional Constituyente.

 

Esto significa que no se suspende en modo alguno ni la obligación del CNE de establecer el calendario y convocatoria de las elecciones vencidas y pendientes, ni la vigencia institucional de la AN cuyo desconocimiento de competencias devino en un autogolpe de Estado.

 

De todo lo anterior se desprenden algunas conclusiones para la estrategia política:

1.    Las razones para denunciar un autogolpe de Estado continúan, por ende las protestas pacíficas exigiendo restauración de la Constitución y elecciones deben continuar.

2.    El presidente no puede convocar a una ANC, obligatoriamente el pueblo debe ser consultado mediante referendo si convoca o no ese proceso. Entonces otra línea de acción política adicional es exigir la realización de un referendo de convocatoria.

3.    Al convocarse el referendo se puede trabajar para que esa convocatoria sea rechazada por los venezolanos, si las bases son impresentables, con lo cual se daría una estocada política y electoral severa a la cúpula en el poder.

4.    Otro punto adicional de acción política a considerar a la hora de buscar un acuerdo para una salida democrática a esta crisis sería lograr unas bases consensuadas, como condición para votar ese referendo.

 

 

]]>
<![CDATA[La OEA no es un Club de Narcopolítica]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-OEA-no-es-un-Club-de-Narcopolitica-20170502-0058.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-OEA-no-es-un-Club-de-Narcopolitica-20170502-0058.html Asdrúbal Aguiar / Articulista / correoaustral@gmail.com

El saldo de esa mudanza atrabiliaria de Venezuela en un patio de criminales explica nuestra quiebra actual como nación anegada por la violencia.

Si pudiese argumentarse sobre el porqué del fracaso de la resurrección marxista a manos de la satrapía cubana en Hispanoamérica – que golpea otra vez con la misma piedra – de nada servirán las explicaciones hijas de la experiencia u obra de la racionalidad empírica o teórica; como las que nutren a la literatura política en vísperas y después del derrumbe de la Cortina de Hierro. 

Esta vez aquella se entierra bajo el excremento de la corrupción, el peculado, el narcotráfico, los crímenes de terrorismo y lesa humanidad en sus modalidades sistemáticas de secuestro, asesinatos, torturas, represiones, diluidas tras la profanación del nombre de Bolívar.

¡Y es que, al paso y por lo visto, la claque de filibusteros que se posa sobre Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua, en la Argentina de ayer y el Brasil que desnuda Lava Jato, lo hace para capturar sus gobiernos y disponerlos como maquinarias al servicio del delito! No les basta a aquéllos el robo de los dineros públicos ni la expoliación de los bienes privados, sino que, al término, descubren, como antes lo hicieran los hermanos Castro, las ganancias jugosas y siderales del tráfico y comercio de las drogas.

Hace casi 28 años, ante el ruido pionero que ello hace internacionalmente, Fidel ordena el fusilamiento de la camarilla de sus socios: el general y “héroe de la república” Arnaldo Ochoa junto a otros 19 generales inculpados de narcotráfico, en la llamada Causa 1, para limpiarse aquél su rostro con la sangre de sus subalternos y ponerle distancia a la cuestión.

Desde entonces, sin embargo, en 1989 el mismo cocina su vuelta al ruedo como cabeza de la mafia narco-política y prepara como territorio para sus operaciones a Venezuela. No por azar, al encumbrarse Hugo Chávez – su segundo Ochoa – en el poder, le encomienda arreglarse con la vecina guerrilla colombiana. Se forja, así, un “modus vivendi” que a todos les deja dividendos en la empresa de muerte que los ata, purificada para lo sucesivo bajo una nueva e inédita modalidad: Se delinque con los votos de la democracia; se incrementan los socios en los gobiernos para ganar sus silencios; y, al cabo, se controlan a los jueces para que,  con sus sentencias, legalicen las violaciones de la legalidad requeridas para la prosperidad de la empresa de narcóticos cuya holding y mesa de diálogos reside en La Habana, ahora la Ginebra del Caribe.

Tengo a mano el papel que recoge las instrucciones del fallecido Comandante Eterno, quien a partir de 1999 ordena a los suyos suministrarle a las Farc “medicamentos especiales”, venderle “petróleo”, registrar sus “empresas en el área bancaria” con el nombre de Banco de los Pobres, apoyarlos con “asilo y tránsito”, garantizarles sus contactos con el “Alto Mando”, y obligándose ella, eso sí, a “no entrenar militantes venezolanos sin consentimiento del gobierno” ni realizar “en territorio venezolano” actividades ilícitas.

El saldo de esa mudanza atrabiliaria de Venezuela en un patio de criminales explica nuestra quiebra actual como nación anegada por la violencia. Que sus poderes inhabiliten a la disidente Asamblea Nacional que los observa y es disidente, era de esperarse. Revela el travestismo oficial por qué urge Chávez a la OEA, bajo el secretariado de Insulza y el concurso de muchos gobiernos cómplices, la aplicación de la Carta Democrática en el caso de la Honduras de Zelaya. Requería salvarlo, salvando junto a él un territorio privilegiado para el negocio y tránsito obligado hacia el norte del continente. Indica lo que es vergüenza para quienes somos parte de la Venezuela decente, a saber, la colusión de los altos cargos para sostener el ferrocarril de la cocaína y demás basuras conexas, pues eso vale si se trata con ello de intoxicar al Imperio.

He allí la razón o sin razón de los costos que como víctimas ahora pagan, con luto y heridas, las muchedumbres que han decidido abandonar sus casas y no regresar a ellas hasta que renuncie la satrapía que mancha el honor patrio. He allí porqué ésta no tiene cómo pagar su precio de salida, que no sea inmolándose o tomando pasaje hacia las penitenciarías más cercanas.

¡Que el narcotráfico instalado en el gobierno de Venezuela anuncie su retiro de la OEA, su separación del club de los demócratas que conduce un hombre esclavo de los principios, Luis Almagro, es una nimiedad, causa hilaridad! Lo que no la causa es que aún queden gobernantes dentro de esta que se declaren neutrales al respecto, o todavía apoyen al dictador Nicolás Maduro, procónsul del Castro que sobrevive y de su cartel socialista del siglo XXI.

]]>
<![CDATA[Retrato de la locura]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Retrato-de-la-locura-20170502-0056.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Retrato-de-la-locura-20170502-0056.html Carola Chávez / Articulista / @tongorocho

El sábado 8 de abril, una multitud de 15 personas vestidas de naranja Voluntad Popular, protestaban en la esquina de una calle que no pudieron cerrar por falta de gente, sosteniendo unos cartelitos que juntos decían “¡Elecciones ya!”. Y es que ya se los había dicho Almagro: ”La dictadura venezolana se derrota con elecciones”, mire usted. Y aunque dirigencia opositora, en coro, dale que repite y dale que repite, instaló en las cabecitas de sus seguidores que Maduro no quiere elecciones porque tiene miedo; sin miedo, Maduro, en su programa del los domingos, dijo estar ansioso de que se hicieran las elecciones, desatando en ese preciso instante un cortocircuito en la oposición, que como un resorte saltó furibunda y desafiante con una nueva y libertaria consigna democrática: ”No queremos elecciones, queremos que te vayas ya”. 

Y así, indignados por una posible contienda electoral en plena dictadura, llamaron a seguir en la calle, calle y más calle sin retorno, un día sí y un día no. El sábado sí, el domingo acude a tu iglesia, el lunes incendia tu calle, el martes y miércoles no porque hay Champions, el jueves sí… y así, hasta que caiga esta dictadura que ahora nos quiere obligar a votar. La mayoría salió a la calle, sí, pero rumbo a la playa, porque es Semana Santa y porque los días están hermosos. Los que se quedaron, maldecían a los que prefirieron unos días de playa a una vida entera de democracia y libertad. “Ojalá se ahoguen en la playa, malditos” –tuiteaban amorosamente estos guerreros libertarios, constructores fundamentales de ese país de tolerancia, paz y unidad nacional que promete en vano Julio Borges.

Así, el lunes volvió a salir a la calle una multitud que no llegaba a mil personas, eso sí, ya sin los cartelitos que reclamaban elecciones. Y ooootra vez los destrozos en el este del Este porque las fuerzas de seguridad del Estado, los muy esbirros represores, no los dejaron ir al Centro a destrozarlo todo allá. Inteligentísimos, los manifestantes “pacíficos” del lunes, se ensañaron con la autopista de Prados de Este, dejando aisladas a las urbanizaciones donde reposa el voto antichavista. La gente decente y pensante de este país se quedó atrapada entre la guarimba y su casa. Una decena de postes de alumbrado público tirados en la vía, sí, los mismos postes que reclamarán mañana al maldito de Luís Motta Domínguez porque, sin luz, esa autopista es peligrosísima. 

“Puede que les dé por quemar nuestras casas”, decía un señor con voz temblorosa en un whatsapito de voz. Otra vecina contaba que pasó horas tratando de llegar a su casa. Logró llegar pasada la medianoche, sorteando postes y manifestantes muy feos que “no eran de allá”. Una se quejaba de que la GNB  no llegaba todavía. Sí, la señora quería que vinieran los esbirros a reprimir a los muchachos que liberaban al país tumbando postes y quemando hasta el campo de golf. “No parecen gente de aquí, para mi que son infiltrados”, decía  otro; pero toda duda fue despejada con el eufórico audio de un vecino que acababa de cruzar por la zona de guerra santafesina.

“Yo pasé por Santa Fe, ahorita… Es una guerra, son malandros armados, para mi no colectivos. Son malandros de ahí de Las Minas, pero están armados, echando plomo y destruyendo lo que ven y me dijeron que quieren aguantar hasta mañana.” ¡Ay, menos mal! Porque la verdad es que antes del alentador whatsapito de este heroico vecino, estaban aterrados, pensando que los responsables de los destrozos eran colectivos chavistas. ¡Con mi malandro no te metas! Así están…

]]>
<![CDATA[Le Pen y la MUD]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Le-Pen-y-la-MUD-20170502-0055.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Le-Pen-y-la-MUD-20170502-0055.html Ylich Carvajal Centeno / Periodista / ylichcarvajal@gmail.com 

El mundo está cambiando a pasos agigantados y no sólo por el cambio climático. El próximo 7 de mayo Marine Le Pen, la hija predilecta de Jean-Marie Le Pen –el líder ultraderechista acusado de colaborar con los nazis durante la Segunda Guerra- podría ser electa presidenta de Francia. La ruta que ella se trazó para llegar a los Campos Elíseos no hace más que confirmar esta aseveración: el planeta ya no es el mismo, ni ecológica ni políticamente.

Marine inició en 2011 un proceso que han calificado de “desdiabolización” del Frente Nacional, con un discurso centrado en la patria frente a los excesos de la Unión Europea, con base al que, incluso, se permitió durante la campaña coincidir con su enemigo histórico, el líder de la izquierda, Jean-Luc Mélenchon, denunciando la “globalización salvaje”.

La segunda vuelta por la presidencia de Francia es un duelo entre las derechas. 

La de Emmanuel Macron que se hace llamar “de centro” pero que representa los intereses de la banca y la ultra de Le Pen que aspirar a atraer tanto los votos de la derecha que representan los Republicanos de François Fillon como los de la izquierda de Mélenchon bajo un mismo argumento, recuperar la soberanía de Francia ante los desaciertos de la Zona Euro, a la que acusa de la crisis gala.

La crisis debe ser de tal dimensión que parece haber borrado la viejas trincheras que separaban a la izquierda de la derecha, tanto desde la perspectiva de Macrón que dice no ser de una ni de otra pero pide el voto de ambas, como la de Le Pen que intenta decirle a la derecha que le adversa como a la izquierda que la ha combatido históricamente que ahora tienen un enemigo común: la globalización neoliberal.

Es dramático que Francia tenga que deshojar semejante margarita, pero lo interesante aquí es entender cómo Marine pudo crear una ruta desde la nada en que se sumergió el Frente Nacional tras la derrota de su padre ante Jacques Chirac en 2002, hasta la posibilidad de que el domingo próximo se convierta en la primera mujer presidenta de Francia. 

Cómo lo hizo en seis años, desde que asumió en 2011 la dirección del partido y le puso para siempre las pantuflas a su papá.

Pregunto porque la derecha venezolana tiene 19 años tratando de derrotar a la Revolución Bolivariana y nada que lo logra. El triunfo electoral en las parlamentarias 2015 les supuso algo así como la toma de una cabeza de playa, y sin embargo, después de tanto nadar, están muriendo en la orilla.

¿Qué diferencia a Le Pen de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD)? Marine es una patriota. Se ha creado una imagen subrayando su feminidad y asociándola con Francia. En su afiche para la segunda vuelta se hizo fotografiar sentada en un escritorio, con una biblioteca de fondo, vistiendo una falda que deja ver una de sus rodillas –algo inédito en la política gala- bajo el lema “Elije Francia”. Los analistas han dicho que la rodilla descubierta es un mensaje contra el velo islámico, pero este detalle, que se considera atrevidísimo, me recordó el cuadro histórico de la Libertad con las tetas al aire guiando a los ciudadanos en las barricadas.

Aunque la prensa la llama con frecuencia nazi, xenófoba, eurófoba, racista y antisemita y que en 2012 el Parlamento Europeo le retiró la inmunidad acusándola de promover crímenes de odio por unas declaraciones contra la migración islámica, Marine nunca llamó a quemar Paris, ni a levantar barricadas, ni apeló a la violencia en las calles. Marine, además, se separó del Frente Nacional porque aspira a ser la candidata de Francia y no sólo de una parte de ella. 

La política, esa es la diferencia. Uno no tiene ni una coincidencia con Le Pen, ni de esas de ocasión, pero sería miope negar que lo que la colocó a las puertas de la presidencia de Francia ha sido la política. La MUD, en cambio, ya lo hemos dicho, renunció a ella. Piensa que incendiando al país, provocando la muerte de más venezolanos y crispando los nervios de la nación puede conseguir lo imposible, lo que la historia niega, por ejemplo, que Marine Le Pen gobierne Francia.

]]>
<![CDATA[Metástasis política]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Metastasis-politica-20170502-0054.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Metastasis-politica-20170502-0054.html Jesús Castillo / Articulista / @castillomolleda

Luego de un mes de confrontaciones entre los sectores que adversan al gobierno, acompañados por la sociedad civil, organizaciones no gubernamentales, voceros y gobiernos internacionales en contra de la administración del presidente Nicolás Maduro.

No se ve a corto plazo la posibilidad de que los actores confrontados intenten resolver el conflicto por la vía más sensata que es la del proceso de negociación a través del diálogo, porque se ha satanizado. 

Y al evaluar el resultados de los estudios de opinión pública realizados por diferentes empresas encuestadoras del país entre el mes de diciembre de 2016 y el mes de abril de 2017 se observa que los encuestados siguen viendo el método de diálogo como el mecanismo más adecuado para dirimir diferencias, sin embargo, revelan que están en desacuerdo con los resultados del diálogo del año 2016, en donde los representantes del gobierno, MUD, Iglesia acompañados de los expresidentes Zapatero, Torrijos, Fernández, no lograron concretar las peticiones plasmadas en el documento del acuerdo, lo cual evidenció una debilidad en los negociadores elegidos.

Subestimar al adversario que tiene 18 años en el poder armando una estructura de defensa es poco inteligente, tomando en cuenta los hechos pasados, como por ejemplo lo sucedido en el año 2014 cuando existía una caída de la popularidad del gobierno y unas fuertes acciones debilitantes, se mantuvo, producto de la redimensión que hicieron a su estrategia de supervivencia, amarrándose en las instituciones.

El gobierno no es un adversario fácil de vencer en el campo de la confrontación, el gobierno está débil pero no caído, lo que obliga a la MUD a repensar sus peticiones para lograr avanzar. El ambiente en la calle es claro, el 75% de los electores quiere un cambio de presidente, lo que exige al alto nivel de gobierno y al Psuv a evaluar seriamente las peticiones de la MUD y revisar cuales está en disposición de cumplir de inmediato, a fin de minimizar la confrontación.  

La MUD debe pensarlo, para que no le vuelva a pasar lo ocurrido a finales del año 2001 con el paro petrolero que mantuvo cinco meses de confrontaciones y que terminó el 11 de abril de 2002 con la gran marcha a Miraflores, la renuncia presidencial y el regreso del presidente “tumbao” el 13 de abril de 2002; hecho que el gobierno convirtió (de derrota) en un triunfo.

En política no siempre gana el mejor, casi siempre gana el que tiene la mejor estrategia, así que la MUD sabe que su fuerza es en elecciones, por tanto no es descabellado pensar en las elecciones regionales. Como lo dijo Kamal Santorse “En un conflicto solo gana el que comprenda que es parte del conflicto”.

]]>
<![CDATA[Frustración]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Frustracion-20170501-0014.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Frustracion-20170501-0014.html José Vicente Rangel / Periodista

1) Se esperaba lo peor para el miércoles 19 de abril. La tensión acumulada desbordaba cualquier límite. Los pronósticos, todos, eran sombríos. Había llegado el momento de las definiciones. 
En las calles se jugaba la vida o la muerte.

En ese clima estimulado por las redes, por los medios nacionales e internacionales, por las terribles presiones que ejercen factores de poder, los venezolanos aguardamos que amaneciera para que se produjera el choque de trenes. Pero no fue así. El resultado fue diferente. La polarización se expresó de manera cívica. Dos marchas recorrieron las calles de Caracas y del interior del país. Salvo uno que otro incidente, producto de insensatas provocaciones individuales y de los intentos de los radicales por romper las barreras de la fuerza pública, el desplazamiento de miles de personas constituyó un ejemplo de ejercicio ciudadano. Una contundente demostración de la vocación democrática del venezolano.

2) La pregunta, ante semejante demostración de madurez cívica –y de la torva expectativa de los que ligaban el desastre ese día--, es elemental: ¿cuál hubiera sido el saldo de muertos en naciones como México, Colombia y otras tantas, en un evento similar? Seguramente el choque cruento. En cambio, en la Venezuela a diario calumniada, catalogada como el país más violento de la región, miles de personas ubicadas en posiciones políticas distintas y definidas con pasión, actuaron --con excepciones-- con sentido de responsabilidad. Recordaba yo, al final de la tarde, cuando la tensión había bajado, lo que me comentó el expresidente colombiano Cesar Gaviria --con quien compartía en el 2002 la Mesa de Diálogo que se instaló luego del golpe del 11/A-- sobre las diferentes características de dos pueblos hermanos: mientras el colombiano no vacila para matarse, el venezolano se frena y recurre a opciones incruentas.

3) El pasado 19 de abril, cuando afuera y dentro del país había sectores que ligaban que los venezolanos nos matáramos, fue un día de democracia. De ratificación de la posibilidad de convivir. La verdad es que lo sucedido no me sorprendió porque estoy convencido que la mayoría del país, independientemente de su ubicación política, valora la vida y está dispuesta a coexistir con el adversario. Allá  aquellos que se sorprenden ante esta realidad. Que reaccionaron con rabia y decepción porque la sangre no corrió ese día. Que, en cambio, hubo un alto en la espiral de violencia que tiene el significado de un quiebre histórico. Pero esta lectura de lo que sucedió no es compartida. Ya que los que jugaban la carta del caos, la ruptura enmascarada del orden democrático que condujera al derrocamiento del presidente Maduro, se sintieron defraudados. Es lo que explica el llamado para el día siguiente a una nueva marcha. Estrategia que fracasó porque la convocatoria no tuvo el resultado que aspiraban y la asistencia de los ciudadanos distó mucho de la que participó el día anterior. A partir de ese momento se evidenció la frustración de sectores de oposición porque el objetivo central no se logró. La reacción posterior quedó en manos de grupos radicalizados de la partidocracia oposicionista y del hampa refugiados en el foquismo terrorista. 

4) El día después –es decir, jueves 20-- se vislumbraba, en el marco de una esperanza de paz que se abrió el 19/A con el comportamiento cívico del pueblo en la calle. Pero la dirección de la oposición equivocó, otra vez, el rumbo y reincidió en el formato violento. La razón de esta actitud está en que no es una dirección seria, coherente, del movimiento. No conseguir la ruptura del orden constitucional el 19/A, como estaba previsto, disparó la frustración en el campo opositor y dejó a cargo de los radicales la conducción. Como en episodios anteriores, los líderes actuaron presionados por los dictados del exterior y por la  exaltación de una masa cautiva del odio inducido con la prédica sistemática de la violencia. Así como Carlos Ortega declaró, en medio de la crisis del 2002, luego del golpe de 11/A y de la convocatoria a huelga general, que la situación se les había escapado de las manos, la historia se repitió en esta ocasión. La dirección de los acontecimientos la asumieron quienes mantienen las posiciones más duras, agresivas y contrarias al diálogo. Con lo cual el clima, y las ilusiones forjadas al final de la tarde del 19/A, se disiparon abruptamente; y, el día después --el 20/A--, afloró otra vez el rostro de la violencia, del foquismo, para sembrar el terror en barriadas populares con asesinatos, incendios de instalaciones públicas y saqueos. ¿El día después una frustración? Por ahora sí. Aun cuando la vocación dialogante del venezolano está intacta, por encima de decepciones. A la espera de nuevas oportunidades.


Claves secretas
 

•EL PRESIDENTE Juan Manuel Santos tomó el camino de arruinar la relación con Venezuela. Sus declaraciones, en un tono inamistoso, tienen trasfondo. Ya que se trata de alguien que no da puntada sin dedal. Acusar a Venezuela de militarizarse, aparte de ser una falsedad, tiene una venenosa intención. Venezuela equipa la FANB por razones obvias: primero, porque la misma poseía, hasta hace poco, un equipamiento obsoleto; y, segundo, porque desde el punto de vista de la seguridad nacional es un imperativo que la institución que tiene a cargo la defensa del país, cuente con recursos apropiados para hacerlo…

•¿O ES que acaso Colombia no está superarmada --dispone de los equipos militares más sofisticados-- porque cuenta con la ayuda económica norteamericana para hacerlo? ¿Acaso en su territorio no tiene 7 Bases militares que operan bajo control de los EE.UU.? Y como se preguntan muchos en el vecino país, ¿por qué si se firmó la paz con la guerrilla, el gobierno de Santos sigue invirtiendo en costosos equipos para los componentes Ejército, Aviación, Armada y la Policía Nacional?...

•POR OTRA parte, y con ánimo camorrero, Santos declara que años atrás le dijo a Chávez que “la revolución bolivariana había fracasado”. No creo que se lo haya hecho, y si lo hizo presumo lo que le respondió el Comandante que no tenia pepitas en la lengua…

•SANTOS ES capaz de cualquier cosa. Carece de escrúpulos, si no que lo diga su tutor político, Uribe, que se siente traicionado por el personaje. De Santos se puede decir lo que en lenguaje coloquial afirma mucha gente que ha estado cerca de él, que “sino la hace entrando la hace saliendo”…

•LA PERCEPCIÓN que hay es que resulta  difícil que el país se encause por un sendero de paz, mientras el conglomerado opositor carezca de una dirección responsable. Cualquier esfuerzo por erradicar la violencia y recurrir a fórmulas de entendimiento resulta inútil. Hoy la dirección opositora fue desplazada hacia el radicalismo. Repudia diálogo y se niega a aceptar acuerdos que facilite la racionalización de la política. La cúpula dirigente perdió el control  de la actividad de calle que pasó a manos de grupos radicales que plantean sacar Maduro de Miraflores como sea. Su estrategia es acosar al gobierno con la violencia. Con guarimbas, terrorismo, foquismo, y una política militar que afecte el sólido apoyo de la FANB a las instituciones. Es lo que se deduce de sus últimas actuaciones…

•IGUAL PASÓ en el 2014. Ahora el propósito de una oposición, dominada por la obsesión de acabar con el gobierno bolivariano, es guarimbear --en sus diversas formas-- hasta que éste caiga. O consumirse en la hoguera de la violencia como ocurrió aquel año.

]]>
<![CDATA[El diálogo y el bien común]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-dialogo-y-el-bien-comun-20170501-0012.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-dialogo-y-el-bien-comun-20170501-0012.html Félix Cordero Peraza / Periodista y escritor 

Hoy vuelvo con el tema del diálogo o la negociación. Para el momento actual significan lo mismo. Llegar a un acuerdo, transacción o arreglo es conversar. Dialogar. Parlamentar o simplemente  platicar. Ambos son parte del método utilizado para la resolución de un conflicto. Para negociar se requiere en primer lugar que las partes estén convencidas que les favorece y que con ello alcanzan sus objetivos.  

Es muy parecido al drama del náufrago  que está consciente de que para salvarse deben todos remar para un solo lado. Se dialoga para convenir los términos de la  negociación. Para que el proceso de la negociación tenga éxito es esencial que las partes determinen primeramente los objetivos. Si una de las partes piensa que no saca provecho del diálogo no habrá proceso. En un conflicto de intereses económicos o políticos se negocia si la negociación lleva a ganar ganar. 

Para mí lo que pasa en Venezuela hoy en día es el hecho que ambos adversarios pudieran estar sobre estimando sus perspectivas e ignorando realidades de la estructura y la coyuntura. Ambos Subestiman los grandes factores con que cuenta el otro. Al sobre valorarse automáticamente minimizan las potencialidades y recursos del adversario.

Esta conducta subjetiva debilita la capacidad de visualizar las probabilidades de acertar en las metas por alcanzar. Y obnubila la habilidad de establecer estrategias y tácticas para avanzar en la carrera política por el poder. Si a esa deficiencia orgánica y conceptual, usted le agrega la tendencia a discursear preñado de propósitos subalternos y fantasías teóricas, la eventualidad de interpretar correctamente y atinar se aleja indefectiblemente. 

Otro factor que influye en las dificultades del proceso de diálogo para convenir asuntos trascendentales y prioritarios, son las motivaciones y actitudes de desprecio y odio visceral, que se profesan unos con otros. Aquí juega papel fundamental el grado de fanatismo y apasionamiento con que se practica la política. Donde destacan la discriminación y el resentimiento.

Lo cual genera la intolerancia y el sectarismo. Además, hay que agregar la carencia de capacidad para plantear y configurar proyectos de país de largo aliento. Donde la visión, que es el más importante recurso del liderazgo, vislumbre un futuro de progreso y bienestar para los ciudadanos. 

Como observamos, el discurso político en general no solo es agresivo, impertinente y descalificador, sino que estampa una relación   polarizante de hostilidad extrema e incompatibilidad funcional, que aleja de la mesa de negociación y crea una actitud colectiva de rechazo radical al diálogo.    

Pero el diálogo entre ambos sectores políticos, como método de la negociación, es imprescindible a la hora de trazar objetivos y estrategias que dirijan el rumbo del país hacia metas de bienestar y prosperidad colectiva. La situación del desabastecimiento de alimentos y medicinas y sus inalcanzables costos, para más del 80% de la población, los niveles de inseguridad y la fratricida actual lucha por el poder, hace imperiosa la aproximación de los grupos en discordia y obliga a tender puentes de reflexión y análisis.

]]>
<![CDATA[El 19 de Abril]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-19-de-Abril-20170501-0011.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-19-de-Abril-20170501-0011.html Omar Barboza Gutiérrez / Político / barbozaomar@yahoo.com        

El proceso hacia la independencia que se inició en esa fecha de 1810, ha sido la referencia para que Venezuela se convirtiera ante el mundo y en especial en Latinoamérica en un símbolo de libertad.

La famosa frase de Emparan ante el hecho de que el pueblo le expresara que no quería su presencia en el gobierno, cuando expresó: “entonces yo tampoco quiero mando”, constituyen las primeras bases de nuestra cultura y vocación por la democracia.

Por una parte sienta el principio de que el poder reposa en el pueblo y por la otra, la lección de honorabilidad e inteligencia como depositario del poder, de retirarse cuando ya no se le quiere, por entender que siendo clara la voluntad del pueblo, tarde o temprano se cumplirá sin posibilidad de evitarlo. Esa enseñanza le debe servir de ejemplo a quienes no quieran salir por la puerta trasera de la historia.

Fue por ello que la Mesa de la Unidad Democrática escogió el 19 de Abril de 2017 como la fecha propicia para que el pueblo venezolano expresara su voluntad de cambio político, y le exigiera al gobierno nacional el restablecimiento de la vigencia de la Constitución Nacional, y la convocatoria a elecciones para cambiar al actual modelo de gobierno por la vía pacífica, la vía electoral. Lamentablemente el pueblo venezolano no se encontró con la grandeza de Emparan en el ejercicio del poder.

Quienes hoy gobiernan a Venezuela, evidentemente conciben al poder como un fin en sí mismos y no como un instrumento para producir cambios positivos en la sociedad, y en esa línea de conducta la satisfacción de sus ambiciones como grupo que gobierna y la protección de sus privilegios están por encima de la ética y del comportamiento democrático. Por eso para ellos, la solicitud de respeto a los derechos ciudadanos, entre ellos a decidir el futuro del país por la vía cívica del voto, si eso significa la posibilidad de perder el poder, eso es subversivo y hay que combatirlo como sea. Para tratar de impedir que la voluntad de la inmensa mayoría del pueblo convierta en realidad el progreso en libertad de los venezolanos, recurren a la represión criminal, a las mentiras, a las ofertas engañosas, y a las amenazas sin darse cuenta de que el pueblo enterró el miedo y está curado de espantos.

Califican de golpistas a quienes solicitamos elecciones sin recordar que su origen político fue un intento de golpe que dejó muchos muertos. Nos llaman imperialistas y a través de Citgo le donaron a Trump 500.000 dólares para la celebración de su acto  de posesión presidencial. Acusan a la oposición del asesinato de la joven Paola Gómez en San Cristóbal, cuando la mamá de Paola asegura que minutos antes de morir ella le dijo por teléfono que fueron los colectivos armados y protegidos por el gobierno.

Dicen que quieren elecciones y no las convocan, cuando fueron ellos a través de burdas maniobras los que las aplazaron. Y además el Presidente de la República, muy lejos de su papel pedagógico amenaza a todos los venezolanos que queremos cambio afirmando que no sabemos de lo que son capaces de hacer. Claro que sí sabemos, ya lo hicieron destruyendo las instituciones, reprimen a los que piensan distinto, destruyeron la economía, y han demostrado ser el gobierno más corrupto de nuestra historia. Y por eso, los vamos a cambiar por la vía electoral, pacífica, porque vamos a convertir nuestro triunfo en el inicio de la reconciliación entre los venezolanos, junto a la reconstrucción del país y sus instituciones.

La gran mayoría del pueblo que está en la calle y los que la apoyan, quieren cambiar a este modelo de gobierno que le ha traído escasez de todo lo esencial para vivir, corrupción, inseguridad ciudadana, quiebra económica, acompañada de atraso cultural y tecnológico. Por eso hoy, la nueva polarización es entre la mayoría creciente que está decidida a producir el cambio político y la pequeña macolla llena de soberbia que pretende quedarse en el poder sustentado en la violencia y la arbitrariedad.

Por todas esas razones hemos acordado como línea central de conducción la resistencia democrática permanente hasta lograr el cambio. Está planteado otra vez en Venezuela el dilema que planteó el maestro Gallegos en Doña Bárbara, entre la barbarie y la civilización representada por el cambio.
Mientras tanto continuaremos utilizando nuestros derechos y deberes constitucionales.

El Artículo 53 que autoriza la reunión pública sin permiso previo con fines lícitos. Y el Artículo 333 de acuerdo al cual todo ciudadano tiene el deber de colaborar en el restablecimiento de la efectiva vigencia de la Constitución.
Seguimos en la lucha, el 1º de Mayo es una buena oportunidad para profundizarla al lado del pueblo trabajador que es una de las principales víctimas de este modelo de gobierno.

]]>
<![CDATA[La nacionalización de la Faja Petrolífera del Orinoco]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-nacionalizacion-de-la-Faja-Petrolifera-del-Orinoco-20170428-0108.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-nacionalizacion-de-la-Faja-Petrolifera-del-Orinoco-20170428-0108.html Este lunes primero de mayo se celebran diez años de la Nacionalización de la Faja Petrolífera del Orinoco. No es casual que sea así, en su momento quisimos que este acto transcendental para nuestra historia, se realizara precisamente el Día Internacional de los Trabajadores, el Día de la Clase Obrera.

Todas las acciones que desarrollamos con el Comandante Chávez estaban cargadas de un profundo simbolismo, puesto que tenían el propósito de crear conciencia. El Comandante Chávez todo lo hacía pensando en la conciencia que generaba, los códigos históricos de nuestra revolución están íntimamente ligados a nuestras raíces, origen patrio, épica y definición ideológica de un movimiento revolucionario Bolivariano y Socialista. Eso somos, eso queremos ser, por eso se inmoló el Comandante.

Nada era fortuito, cuidaba todos los detalles, todo era muy bien pensado, cada palabra en su contenido, como si le estuviese hablando a las generaciones futuras en las peores circunstancias y adversidades. Ahora se entiende claramente que nos habló siempre para el momento de las dificultades, hay que saberlo escuchar.

Luego de derrotar el sabotaje petrolero y una vez conquistada la colina, comenzó la ofensiva para desplegar la política de la Revolución Bolivariana: La Plena Soberanía Petrolera, una Política Nacional, Popular y Revolucionaria.

Su carácter Nacional estaba signado por el objetivo estratégico de recuperar el control soberano de nuestros recursos naturales, el Petróleo y el Gas, bajo control del Estado como representante del interés colectivo del Pueblo. Esto pasaba por tener el control de nuestras reservas, territorio, operaciones, recuperar lo que se había entregado a las transnacionales durante la apertura petrolera, refundar a PDVSA como una empresa del Pueblo, al servicio de los intereses del Estado, la Nueva PDVSA.

Se trataba de recuperar la propiedad, nuestras capacidades operativas, los ingresos, el precio, el marco fiscal, las exportaciones y la soberanía en decidir cuánto producimos y a quién le vendemos. Restablecer nuestro rol y liderazgo en el seno de la OPEP.

Su carácter Popular está definido por el destino de la renta petrolera. Una vez recuperado el ingreso petrolero,  venía la definición de quién era el beneficiario. Ni para el Comandante, ni para nosotros, hubo duda: el Petróleo es del Pueblo. Se inició un proceso inédito y profundo de distribución popular de la renta petrolera. De allí fue que se pudieron desarrollar los programas sociales de la Revolución: la Misión Robinson, Ribas, Sucre, Barrio Adentro, Alimentación, Gran Misión Vivienda Venezuela, toda la infraestructura social, educativa, salud, casas de alimentación, espacios públicos, La Estancia, Consejos Comunales, Universidad Bolivariana, UNEFA, Transporte, la Defensa Nacional, Convenios internacionales con China, Cuba, Rusia, Petrocaribe. Es por ello que se pudo derrotar la pobreza y la exclusión.

El carácter Revolucionario de nuestra política tiene que ver con el Socialismo. Para pasar de un gobierno socialdemócrata a un gobierno revolucionario se deben modificar las relaciones de propiedad, trabajo y distribución; aumentar la producción en manos del pueblo, sin apropiación del trabajo de nadie, estar al servicio del interés colectivo, tener conciencia del deber social. Ese es el rol asignado a la Nueva PDVSA, Roja Rojita, por el Comandante Chávez: un poderoso instrumento de desarrollo y expansión de nuestras fuerzas productivas, de la clase obrera, generadora de conciencia que irradie a toda la sociedad, que su modelo se pudiese replicar a toda la capacidad industrial que la revolución ha rescatado o creado para el Pueblo. Por eso Chávez creó las filiales: PDVSA industrial, las fábricas de tubos, válvulas, taladros, astilleros, estructuras metálicas, plataformas, Gas Comunal, Agrícola, construcción, construcción de viviendas.

La nueva PDVSA no podía ser solo una empresa que produjera Petróleo y Gas, sin participar en el proceso político-social, porque entonces tendríamos, en cuestión de tiempo, una empresa petrolera como la Vieja PDVSA, como la Shell, Petrobras o cualquier otra entidad privada, de espaldas al pueblo.

Las características transnacionales del negocio petrolero requieren de un poderoso antídoto para mantener a sus trabajadores vinculados al pueblo, con conciencia de su papel histórico, con el único privilegio de servir a su país. Es una empresa altamente especializada, estructurada para operar, con grandes requerimientos de conocimientos, que exigen que nadie, ningún grupo o sector se apropien de ella, debe prevalecer el alto desempeño técnico, con nuevas relaciones de trabajo que permitan un proceso permanente de democratización pero sin crear el caos de grupos internos. Es como las Fuerzas Armadas, debe existir una estructura para operar basada en el conocimiento, compromiso, disciplina y experiencia. La Nueva PDVSA es del Pueblo y baluarte de la Soberanía y la Revolución Bolivariana.

La Nacionalización de la Faja refleja la capacidad y conciencia de nuestros trabajadores. Luego de comenzar el proceso de desmontaje de la apertura petrolera por allá en el 2004, con la recuperación del precio, ingreso fiscal y las áreas de producción que habían sido privatizadas a través de los convenios operativos, nos quedaba el sector más duro de las transnacionales: Los Convenios de Asociación de la Faja del Orinoco.

La IV República, AD y Copei, junto a la veja PDVSA, entregaron la Faja a las transnacionales durante la apertura petrolera. Ellos sabían que se trataba de la acumulación de petróleo  más grande del mundo, pero lo escondieron, mintieron al país. Dijeron que era bitumen y nunca quisieron certificar las reservas. Habían logrado que la apertura les entregara la última gran provincia petrolera del planeta, alegando que no era petróleo, con regalías de solo 1%, sin pagar impuestos petroleros, sin que PDVSA operara, sin mayoría del Estado, sin control de las exportaciones, ni de los ingresos. Un desastre, el saqueo.

En el 2006, el Comandante Chávez había anunciado el carácter socialista de nuestra revolución. Él sabía que habíamos avanzado en el proceso de recuperación del sector petrolero, pero que nos faltaba el grupo más agresivo, estrechamente vinculado al imperialismo norteamericano: los Convenios de la Faja, llamados por la prensa nacional, como las “Asociaciones Estratégicas”. El Comandante sabía que nos faltaba dar esa batalla final por nuestra soberanía, él manejaba sus tiempos.

Luego de la victoria electoral, estábamos el 8 de Enero de 2007 en el acto de juramentación de los Ministros de la Revolución para ese período, el período del Socialismo. El Comandante Chávez, luego de ratificarme como Ministro de Energía y Petróleo, me dio una instrucción en público, que se convirtió en el inicio de una ofensiva por el Socialismo: “Elimínese que empresas internacionales tengan el control del crudo del Orinoco… ¡NO! Eso debe pasar a la Nación”.

Inmediatamente nuestro equipo político-jurídico del Ministerio comenzó a trabajar en el Decreto Ley de Nacionalización de la Faja Petrolífera del Orinoco, el Decreto 5200 del 26 de febrero de 2007. Sabíamos que teníamos que cuidar los aspectos legales porque nos tendríamos que enfrentar a los arbitrajes internacionales.

La Movilización de los trabajadores petroleros fue crucial  para la ejecución de la Ley. La Nueva PDVSA bullía de pasión y conciencia revolucionaria. Sabían que recuperando la Faja Petrolífera íbamos a ejercer Plena Soberanía sobre todo nuestro petróleo, que pondríamos fin a la entrega de nuestras riquezas.

Nos movilizamos desde las áreas de producción para concentrarnos en el Complejo industrial José Antonio Anzoátegui, conocido como Jose. Los equipos legales preparando las actas con el Ministerio Público, los operadores de otras áreas de refinación prestos a cualquier emergencia operacional, los muchachos de exploración y producción listos para controlar las áreas operativas en la Faja. Cuidamos todos los detalles. Buscamos una estatua ecuestre de Bolívar para colocar en la entrada del Complejo con una placa conmemorativa, allí debe estar.

Nos fuimos desde la noche anterior a esperar aquel primero de mayo histórico. El espectáculo era extraordinario, miles de trabajadores de la Nueva PDVSA apostados a las afueras de Jose, listos para recibir al Comandante Chávez que vendría en la tarde al acto. Los cuadros de dirección de la Nueva PDVSA estábamos allí, en primera línea con los trabajadores, cuidando los detalles y reportando al Presidente. Tarde en la noche me llamó el Presidente desde su Despacho, estaba con unos visitantes extranjeros y él les explicaba que estaba pasando. Como siempre, atento a todo.

Cuando se cumplió el plazo y comenzó el primero de mayo, entramos a las áreas e instalaciones que hasta ese momento estaban negadas al Estado. Fuimos a cada Asociación. Nos recibieron los obreros eufóricos, puesto que ahora eran parte de la Nueva PDVSA. Verificamos con el Ministerio Público y nuestros responsables, que se hubiese cumplido el traspaso como indicaban nuestras leyes. Hicimos actos simbólicos de cambios de cascos, los blancos, anaranjados y azules de las transnacionales, por los Rojos Rojitos de la Nueva PDVSA. Los muchachos responsables de las operaciones estaban todos en sus puestos y nuestros nuevos equipos de dirección operacional ya tenían control. No hubo ningún incidente, ni problema. Bajamos las banderas de las transnacionales y subimos el tricolor de las ocho estrellas. Los trabajadores taparon con grandes banderas tricolor las siglas de las transnacionales en los tanques de almacenamiento.

Estábamos en contacto con el Gobernador del Estado Anzoátegui, nuestro Compañero Tareck William Saab, a quien conozco desde que militábamos en el PRV-Ruptura y al cual expreso mi solidaridad en estos momentos.

Seguían llegando obreros desde las áreas más remotas, querían estar con el Comandante. Era un momento de máxima movilización y pasión, nos convocaba la patria y el Socialismo, era la nueva etapa de profundización de la revolución.

Cuando recibimos al Comandante nos trasladamos directo al acto mientras preguntaba todos los detalles, no dejaba de dar instrucciones sobre el futuro que se nos abriría con este paso histórico.

El espectáculo era extraordinario, cerca de cuarenta mil obreros desbordaron la gran avenida que conecta a todos los mejoradores y demás instalaciones del complejo industrial. Todo era una masa compacta, Roja Rojita, apasionada, bajo un sol radiantemente oriental, de llanura y playa. En la tarima, los Ministros de la Revolución, Dirigentes, Alto Mando Militar, Jefes de Componentes Militares, Junta Directiva de PDVSA, jefes operacionales, obreros: las fuerzas de la Revolución.

El Comandante me hizo el honor de antecederlo en la palabra con un mensaje a nuestros trabajadores. Allí, para mi sorpresa, me levantó la mano en un acto espontáneo y sincero de victoria y camaradería. Su discurso fue vibrante, puso en su justa dimensión el paso histórico que estábamos dando, la posibilidad de Socialismo, el rol de la Nueva PDVSA, el Petróleo como instrumento de liberación y redención de nuestro pueblo y la recuperación de la Faja Petrolífera como un acto de Plena Soberanía. El saludo a nuestros obreros y el realce de su papel histórico en la consolidación y profundización de la revolución y el Socialismo. Su discurso culminó con el paso rasante de nuestros aviones Sukhoi que simbolizaban el ejercicio de nuestra independencia.

Fue una jornada histórica. Invito a los trabajadores petroleros a recordar y revisar esos momentos, las tareas que nos asignó el Comandante Chávez en la construcción del Socialismo. Son ustedes custodios y defensores del legado del Comandante Chávez, nadie ni nada podrá arrebatarnos la Faja. Las transnacionales no volverán. Ahora que la derecha violenta arremete, se asoma el fascismo, ahora que no está Chávez y que el imperialismo cree acabada la patria de Bolívar, mañana primero de mayo los trabajadores deben jurar y reafirmar en su corazón infinita lealtad a Chávez, su legado, Faja Petrolífera, Pueblo y Socialismo. Así lo hicimos nosotros en los momentos de ofensiva y combate, así lo hemos hecho en los terribles momentos de su partida. ¡Venceremos!

 

 

 

 

]]>
<![CDATA[¿Qué pasa en Venezuela?]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Que-pasa-en-Venezuela-20170428-0044.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Que-pasa-en-Venezuela-20170428-0044.html José Lombardi / Articulista / @lombardijose

Responder a esta interrogante se ha convertido en una respuesta difícil y compleja, trataré desde la periferia de responderla con cierto orden estructural, de tal manera de no divagar y acercarme lo más que pueda a la verdad.

Empecemos con la historia y hagamos las siguientes preguntas ¿de dónde venimos? ¿Quiénes somos? Tomemos como fecha de inicio para el análisis el 19 de Abril de 1810, fecha en donde se proclama la Independencia de Venezuela que no se logra sino hasta el 5 de Julio de 1811, tres hombres a mi modo de ver marcan el proceso independentista, Francisco de Miranda, José Antonio Páez y Simón Bolívar, desde este momento se inicia en Venezuela el mito de los héroes, leyendas épicas que nos han acompañado a lo largo de nuestra historia, según el psiquiatra venezolano Freddy Javier Guevara “cuando te vas al mito de forma unilateral como polo opuesto, el otro polo, es decir el racional, se transforma en sombra, en oscuridad” si tomamos como válida esta definición podemos afirmar que el mito de los héroes de la patria nos ha hecho mucho daño porque nos mantiene atados a unas cadenas que nos niega la posibilidad de crear nuestra propia historia.

A pesar de que la traición forma parte de la historia común de la humanidad, es importante recordar que estos tres grandes hombres de nuestra historia independista se traicionaron entre sí, prevaleciendo las circunstancias particulares de cada uno sobre sobre la colectiva, Venezuela. En este esquema ha trascurrido nuestra historia, repleta de mitos y traiciones, dejando de lado lo más importante, un objetivo común y superior que nos permita caminar unidos en nuestras diferencias.

Desde el ángulo político, explicar lo que pasa hoy en Venezuela nos tiene que llevar necesariamente a quiénes y cómo accedieron y manejaron el poder, sin pretender resolver tan importante planteamiento, trataré de darle breve respuesta en estas limitadas líneas que me permite una cuartilla: “caudillos” es la respuesta. Un breve repaso por nuestra historia republicana nos llevará de inmediato a ellos, hombres que han prevalecido en toda nuestra historia, según la Real Academia es “un dictador político” por consiguiente Venezuela ha estado plagada de dictadores que han frenado la posibilidad de institucionalizar y hacer realidad la República que se ha soñado y plasmado en las más de 20 constituciones nacionales que hemos tenido. Una tras otra han sido papel muerto pisoteado por el caudillo de turno. Con el uso de la fuerza o con trampas electorales los caudillos han accedido al poder para su servicio personal. Es aquí cuando podemos conectar “mitos y caudillos” ambos van de la mano y se alimentan entre sí.

Finalmente el gran dilema, “cómo siendo ricos, somos pobres” y entonces volvemos a retroceder al “mito de la riqueza” un espejismo que nos ha hecho mucho daño. Creer que somos ricos por naturaleza nos ha atrofiado la capacidad de producir, a eso hay que agregarle y aquí una nueva conexión de lo que hemos venido conversando, las riquezas manejadas por caudillos están destinadas a que se dilapiden, porque su fin es personal, el único objetivo del caudillo es mantenerse en el poder a costa de lo que sea y usará las riquezas con ese único propósito.

Venezuela es un país hermoso, con miles de ventajas geográficas, tiene una mezcla cultural que hace que su gente sea maravillosa, solo hace falta desmontar al mítico héroe que nos va a salvar. La historia nos está empujando hacia la posibilidad de ponernos de acuerdo entre todos, reconocernos en nuestras diferencias y elaborar un plan superior y común que nos lleve verdaderamente a la independencia, como recientemente lo afirmo el expresidente uruguayo José “Pepe” Mujica: “Venezuela debe buscar alguna forma de empezar a hablar y comenzar a respetarse entre todas las partes, ya que por la vía de la confrontación no habrá solución.

Un pueblo partido no funciona, es necesario aceptar las diferencias y hacer votos en que se pongan racionales… cuando somos jóvenes creemos que existe lo blanco y lo negro, pero cuando somos viejos aprendemos que lo único que no existe es lo blanco y lo negro sino los matices”. Con estas hermosas palabras, el expresidente Mujica nos invita a dejar la rebelde e inestable juventud por la estable y sabia madurez.

]]>
<![CDATA[Crisis moral]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Crisis-moral-20170428-0043.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Crisis-moral-20170428-0043.html Antonio Pérez Esclarín / Articulista / @pesclarin  

Resulta evidente que la profunda crisis política, económica y social que vivimos tiene  su origen, su sustento y razón principal en la  terrible crisis moral que ha corrompido vidas y conductas,  ha exacerbado la ambición, la deshonestidad y la inmoralidad, y ha hecho de la ley y de la constitución algo inútil porque, si bien todos la invocan, muy pocos la cumplen. 

Hoy,  asistimos a un fuerte debilitamiento de la ética donde cada uno decide  lo que se puede hacer o no se puede hacer. El fin justifica los medios. Todo parece lícito si produce poder o si produce dinero, que son los valores esenciales. Para obtenerlos se sacrifican vidas y personas, se engaña sin el menor pudor, y arropándose en una retórica pacifista y patriotera,  se recurre a la violencia e incluso a la tortura para mantener el poder y la ambición. 

Por ello,  cada  día ganan más y más terreno las llamadas economías subterráneas como el sicariato (de lo único que no hay inflación en Venezuela es del valor de la vida que cada día vale menos),  la corrupción, la delincuencia, el secuestro, la prostitución de adultos y de niños, la pornografía, la especulación abierta y descarada,   el tráfico de drogas, de  armas, de órganos y hasta de personas. El llamado de Jesús “Amaos los unos a los otros”, lo estamos traduciendo por “Armaos los unos contra los otros”. Por otra parte,   propuestas moralizantes y discursos con fervientes llamados a la ética, ocultan con frecuencia, la manipulación, el ansia de poder,  la corrupción, el engaño, la  mentira. Hoy se miente tan descaradamente que ya no sabemos qué es verdad y qué es mentira, pues hemos matado el valor de las palabras.

Ante esta realidad, urge una educación integral, que forme y no sólo informe, que asuma al alumno en su plenitud de persona y se oriente a gestar ciudadanos honestos, responsables y solidarios, preocupados por el bien común, defensores de los derechos y cumplidores de sus deberes y obligaciones. Y esta  debe ser la principal tarea no sólo de los educadores, sino  también de las familias, del Estado y de la sociedad en general. Resulta de un gran cinismo pedir a los educadores que eduquen en unos valores que vemos cómo son pisoteados todos los días. ¿Cómo es posible que algunos gobernantes o connotados políticos que deberían dar ejemplo de probidad, respeto y tolerancia ofendan, mientan y amenacen  a cada rato y no pase nada? ¿Para qué existe el poder moral? ¿Y qué hace la Lopna que no les llama la atención cuando insultan  o dicen groserías en horarios de todo público? ¿Hay acaso algo más deseducativo que  algunos programas televisivos dirigidos por ciertos políticos? 

Para ello es urgente que  la política se cimente sobre la ética, y que  padres y maestros,  vuelvan a reencontrarse y a proponerse vivir tanto en la casa como en la escuela  aquellos valores que consideran esenciales para el pleno desarrollo personal y la sana convivencia. Los políticos deben ser, parecer y actuar como ciudadanos ejemplares, y padres y maestros deben plantearse con humildad y con responsabilidad, ir siendo modelos de vida para sus hijos y alumnos, de modo que estos los vean como personas seriamente comprometidas en su continua superación. No podemos olvidar que todos educamos o deseducamos con nuestras palabras y sobre todo con nuestra conducta y nuestra vida.

]]>
<![CDATA[La comunicación apaga fuegos]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-comunicacion-apaga-fuegos-20170428-0042.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-comunicacion-apaga-fuegos-20170428-0042.html Lenin Tremont / Periodista, docente, experto en Opinión Pública / @lenin.tremont
 
Cuando en un gobierno, una empresa o un partido político se encienden las alarmas por una situación de máximo riesgo y mínimo control que afecta su honor, reputación o imagen es necesario establecer un sistema de comunicación alrededor de esa crisis para controlar el fuego.

Todas las crisis tienen en común que desciende la calidad de la información y reina el rumor, los mensajes se deterioran por la irrupción de nuevos interlocutores que generan diferentes matrices de opinión, el traumatismo comunicacional causado por las mismas hay que tratarlo con especialistas que administren la solución.
La crisis es, por naturaleza, un fenómeno difícil de ser abarcado, cuyo impacto influye en la percepción del ideario colectivo de forma sorpresiva, no puede ser totalmente anticipada porque se desactivaría y dejaría de ser crisis.

Las estrategias ante la crisis deben ser: La comunicación reactiva que establece argumentos para no comunicar, por varias razones: porque no es necesario divulgar información confidencial, por ejemplo un secreto de Estado; por la falta de hechos y datos que permitan comunicar con propiedad; por el deseo de evitar el pánico que pueda profundizar la crisis; por la falta de un vocero oficial autorizado o por proteger la imagen de terceros.

El silencio es otro ejemplo de la comunicación reactiva: no se reacciona ante acusaciones, lo que puede conseguir que la crisis cese por falta de contrincante, no hay polémica, puede denotar culpabilidad. Este planteamiento solo debe ser usado en conatos poco graves y breves.

La comunicación proactiva que establece la necesidad de comunicar para informar a los públicos internos y externos; atender a los afectados y asumir una posición mediática a la ofensiva.

La confesión es un ejemplo de esta comunicación: se trata de reconocer las responsabilidades y de colaborar plenamente con los medios de comunicación. Esta acción debe estar acompañada de explicaciones prediseñadas. La estrategia de la verdad generará confianza que si se administra bien puede despejar la amenaza sobre la imagen. 

La negación se da cuando se niega públicamente la responsabilidad sobre un incidente. Esta acción puede congelar la evolución de la crisis, no debe utilizarse cuando la acusación es justificada porque se perderá totalmente la credibilidad y los efectos son irreversibles. 

Transferencia de responsabilidades a un tercero es cuando alguien se le asigna la responsabilidad de la crisis para proteger a un gobierno, a un político o a una empresa, esto puede ser conscientemente, cuando hay previo acuerdo, o inconscientemente cuando es inconsulta.

Para enfrentar la crisis es necesario diseñar e implementar estrategias comunicacionales destinadas a minimizar el descrédito de quien la padece, si se quiere remontar con éxito y salir fortalecido hay que prepárese para ella.

Ante una crisis lo mejor es comunicar porque si usted no lo hace otro asumirá su rol. No se debe mentir, la honestidad y transparencia en la comunicación devuelve la confianza y la credibilidad perdida. 
Recuerde dos cosas: una, solucionar la crisis no depende de una sola persona, busque ayuda en especialistas del área comunicacional, y dos, la verdad es indestructible.

]]>
<![CDATA[Hampoducto]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Hampoducto-20170428-0039.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Hampoducto-20170428-0039.html Roberto Malaver / Articulista / @robertomalaver

¡Disparen primero y averigüen después! Así dijo un día el compañero Rómulo Betancourt para caerle encima a los alborotos de los años 60, y menos mal que no está ahorita por allí, porque ya estuviéramos cementerios en todas partes.

Y viendo aquellos desórdenes dijo que todo era producto del hampoducto, y ahora pareciera que nosotros estamos rescatando su viejo palabrerío, o léxico, como diría el lingüista de cuyo nombre no sé. Es decir, con esta ola de violencia, saqueos, destrozos y asesinatos, nosotros nos hemos convertido en el hampoducto aquel del que habló we will come back.

También dicen que somos un arma de destrucción masiva, y esa vaina es verdad, porque carajo, hemos acabado con todo lo que nos pongan por delante, desde liceos, hospitales infantiles, vehículos de todo tipo, y otro montón de vainas, y lo importante es que toda esa vaina no es culpa nuestra, decimos que son los colectivos chavistas, y salen nuestros medios y nuestros declarantes oficiales y anotan allí que los colectivos chavistas, y cuando no son ellos, decimos que son chavistas infiltrados y al carajo los enfermos, y lo mejor es que siempre nuestra gente, que es lo más importante, salen a decir que es verdad, y una vaina bien lamentable, es que salgamos a justificar la muerte cuando se trata de un chavista que no encontramos cómo decir que lo asesinó otro chavista. Y mientras tanto, ese hampoducto que hemos creado, porque salimos con todo, máscaras y molotov, a tumbar el régimen, empieza a salir por las redes sociales y antisociales y la prensa internacional, que es la que nos interesa, tiene lista su primera página con Jon Kill, con una capucha Nick, lanzando una molotov y aquel titular: “Estudiante se defiende de la represión chavista”, del carajo, y nos ganamos el mundo es ancho y ajeno.

Y ahora que Venezuela se sale de la OEA, nos preocupa el compañero Almagrotesco, porque no sabe con quién la va a coger ahora, a menos que alguno de esos países se ponga con vaina y el compañero Trump dé la orden de que lo ataquen con furia, pero por ahora, Almagrotesco estará más tranquilo, y por lo menos se quitó de encima a Luis –Canchunchú- Florido que lo tenía bien amarraditos los dos.

El papá de Margot se sentó frente a la computadora y comenzó a enviar tuits desde @puertaabierta diciendo un montón de vainas: No lancen materos, lancen paz y amor. No a la muerte, si a la vida con Conchita Keller. Y después prendió la televisión y vio cómo la gente de la oposición tumbaba un poste y quemaba un autobús y dijo: “Ya está bueno ya, carajo. Así estamos derrotados”. Y se fue al cuarto y le metió un coñazo tan duro a la puerta que un guarimbero, cuando iba a lanzar su bomba molotov, se detuvo y preguntó. “¿Nos están invadiendo?

- Hay fuego en el 23 – Me canta Margot

]]>
<![CDATA[Economía y política]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Economia-y-politica-20170427-0039.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Economia-y-politica-20170427-0039.html Alfredo Rincón Rincón / Economista / alfredorin@hotmail.com

El colapso de la Unión Soviética y del socialismo real entre 1989 y 1991 demostró que no puede establecerse una economía exitosa sin un sector privado sólido y próspero. 

Hoy sólo quedan en el mundo dos sociedades fundadas en el socialismo marxista. Son los terribles casos de Cuba y Corea del Norte. En ambos países con una población mal alimentada, sin democracia política y una élite que sí disfruta de las comodidades del mundo moderno. Por ello no entendemos como un grupo de venezolanos, se empeña desde 2007 en empujarnos hacia un socialismo de ese tipo. ¿Es que ese grupo cree que los venezolanos somos más trabajadores que los chinos? ¿Más disciplinados que los alemanes orientales? ¿Más educados que los rusos? Ellos mismos demuestran lo contrario. Además que tal rumbo viola lo señalado en nuestra Constitución, es evidente que sus resultados han sido nefastos. 

Nuestro producto interno se ha reducido en 30%  los últimos 4 años. Nuestra deuda pública, que incluye a Pdvsa y la deuda con China, es hoy diez veces superior a la de 1998, con tasas de interés que la hacen mucho más onerosa aún. La producción de automóviles que fue de unos 140 mil anuales a mediados de los 90, hoy es de menos de 4 mil. El poder adquisitivo de los salarios se ha evaporado. Es el caso de médicos, maestros, etc.

Los profesores universitarios titulares a dedicación exclusiva que ganábamos $3000 en 1982, y $1000 en 1998, hoy no ganamos $100 mensuales. Este es el producto del desplome de nuestra moneda y de una inflación que en el 2015, 16, 17 ha roto cualquier record anterior en Venezuela. 

No hay medicinas para los niños con cáncer, pero Citgo, propiedad de Pdvsa, dona $500 mil  para los gastos de toma de posesión de Trump, superando en esto a los Ford o a Google. Mientras en Venezuela la pobreza es hoy mayor que en 1998 y el hambre más aún...

Tenemos que hacer un viraje de 180º en lo económico e institucional. Reconstruir nuestros valores morales. Conformar unos poderes públicos a los que se respeten sus atribuciones legales. Estimular el ahorro y la inversión nacional y extranjera, lograr un flujo de divisas entre $50 y 60 mil millones  a lo largo de los próximos 12 meses, remunerar mejor el factor trabajo, respetar la propiedad privada. Combatir de verdad la corrupción que hoy se ataca sólo cuando se trata de viejos o nuevos opositores. 

De hacerlo, lograremos una recuperación paulatina de los niveles de bienestar. De no, cada día estaremos peor. Además, tenemos los problemas urgentes del Esequibo y la Corte de la Haya para el 2018, de la entrada de Colombia en el Lago y Golfo, y hasta el riesgo de una guerra civil. De allí la responsabilidad de autoridades, como el Ejecutivo, la Asamblea, la Fiscalía, la Fuerza Armada y fundamentalmente, del Tribunal Supremo, el Consejo Nacional Electoral y la Contraloría General de la República. De su sensatez y honorabilidad dependen la paz y la recuperación económica de nuestra Venezuela.

]]>
<![CDATA[El viraje de la oposición]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-viraje-de-la-oposicion-20170427-0038.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-viraje-de-la-oposicion-20170427-0038.html Leopoldo Puchi / Articulista  

Una parte de los problemas por los que atraviesa el país tiene que ver con errores cometidos por el propio Gobierno. En lo económico pesan decisiones macroeconómicas que dificultan el desenvolvimiento de las actividades productivas y comerciales, en particular una política cambiaria que disloca el sistema de precios y enriquece a unos pocos, del sector público y  del empresariado privado, que se aprovechan de la adquisición de divisas preferenciales, venden los productos importados a precios del mercado paralelo y fugan las ganancias al exterior.

En lo político, no se ha atinado a crear mecanismos de encuentro para estructurar un marco de convivencia en medio de las diferencias. Todo esto ocurre en un cuadro caracterizado por la caída de los precios del petróleo y de las medidas de cerco financiero internacional, lo que agrava todos los problemas.

Es en este escenario en el que se libra la lucha por el poder entre Gobierno y oposición. Unos aspiran a acceder al Ejecutivo y los otros a mantenerse en él. Una disputa que bien puede transcurrir por los caminos institucionales y tener como momento decisivo las presidenciales de 2018, como también pudiera desviarse fuera de la senda electoral y resolverse por medio de un enfrentamiento violento.

Del lado gubernamental, Elías Jaua ha declarado que “la salida política a las diferencias, en la democracia que nosotros hemos construido, se da en las elecciones”. Esta declaración sugiere que el Psuv ha descartado el viejo modelo del llamado “socialismo real” y que en 2018, en caso de no ganar las elecciones, se produciría una alternancia en la Presidencia.

La situación del país, y sobre todo el malestar generado por la escasez y la inflación, le brinda grandes posibilidades a la oposición de ganar la presidencia  en las elecciones de 2018. Desde 2006, con la candidatura de Manuel Rosales, esta fue la ruta trazada por las fuerzas partidistas del campo opositor. Sin embargo, no ha existido siempre un criterio uniforme, y en oportunidades han cobrado fuerza otras visiones.

En la actualidad, la mayoría de las organizaciones de oposición ha decidido adoptar una ruta diferente y se ha escogido el camino del derrocamiento en 2017 del Gobierno, por medio de la estrategia conocida como “revoluciones de colores” o “primaveras”, en las que un movimiento de masas pacífico, que dura semanas o meses, es combinado con acciones de violencia de calle de baja y mediana intensidad, con el fin de provocar un resquebrajamiento del estamento militar que dé lugar a un golpe que saque de Miraflores al Presidente.

De modo que se ha impuesto el criterio de los factores radicales internos y la presión que se ha ejercido desde la OEA, a pesar de que importantes sectores de la oposición son contrarios a esta estrategia y buscan los mecanismos de diálogo para un entendimiento que facilite la alternancia en 2018. 

]]>
<![CDATA[El Diálogo Nacional]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-Dialogo-Nacional-20170427-0036.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-Dialogo-Nacional-20170427-0036.html Hugo Hernández Raffalli / ExDirector de Pdvsa

Hemos observado que la forma utilizada por los radicales de la Oposición, es causar destrozos, violencia y destrucción de personas y bienes. Qué lamentable lo ocurrido. Muertes de varios venezolanos que no conducen a ninguna solución de la problemática económica, social y política que vive Venezuela.

Necesariamente, hay que recordar que el actual Presidente de la Republica fue electo mediante el voto libre y popular. De igual modo la Asamblea Nacional fue electa por los votos populares y libremente. Ambos representan al Poder Ejecutivo y Legislativo, respectivamente. Ambos representan las dos posiciones encontradas...La confrontación, el desconocimiento entre uno y otro poder público nos trae el sufrimiento de pérdidas de vida y de grandes bienes e infraestructuras necesarias para el bien público y privado. Con todo ello no han logrado nada. Han logrado que ambos poderes públicos se confronten y no se reconozcan.

La única solución en esta situación es imponer, por la mayoría de habitantes de Venezuela ( 85%), el Diálogo formal y acompañado por la Santa Sede, las partes , la Unasur, los expresidentes Zapatero, Torrijos y Fernandez. La ONU. Todo ello será posible hacerlo con la buena voluntad de las partes. 

El pueblo venezolano agradecerá a los políticos enfrentados, ponerse de acuerdo en los temas electorales, económicos, sociales y políticos.

Nadie prevalecerá o se impondrá sobre el otro. El Diálogo serio y responsable no significa ceder en los derechos que a cada quien corresponda. Se trata de explorar soluciones a los cuellos de botella que impiden avanzar en la normalidad de nuestro país.

Los políticos del Gobierno y de la Oposición, no pueden estar de espaldas de lo que desea casi el 90% de la población: La Solución de los Problemas.

Las elecciones de Alcaldes y Gobernadores es una tarea pendiente que deberá ser convocada , una vez finalizada la validación de los partidos políticos. En todo caso, será el CNE, único poder público que lo podrá decidir. Esto podría aliviar la tensión política actual. Las elecciones presidenciales serán en el mes de diciembre del 2018, tal como lo prevé, la Contitucion Nacional. Forzar, a través de la violencia, el desorden y la desobediencia civil, es completamente negativo. No es procedente constitucionalmente.

Si la Oposición y el propio Presidente, han manifestado por celebrar las elecciones de Alcaldes y Gobernadores, entonces sí hay coincidencias. No es necesaria la violencia interna y externa.
La Fuerza Armada Nacional Bolivariana ha manifestado su total respaldo y solidaridad con el Presidente Maduro.

Buscar respaldo internacional, mediante apoyos de Gobiernos de derechas o de potencias extranjeras, donde, públicamente, se han solicitados acciones para bloquear financiera, económica y políticamente a Venezuela le hace un gravísimo daño a Venezuela con consecuencias  impredecibles. Nos hacen daño a todos y cada uno de los venezolanos. Esa no es una solución viable.

Paralizar a Venezuela, no es hacer un sacrificio para lograr ¿que? En el 2002 ya vivimos estas experiencias, y qué se logró, nada. El país siguió adelante luego de pagar con vidas humanas, destrucción, vandalismo y dañar económicamente a la nación. Se atentó en contra de nuestra empresa petrolera, de la cual vivimos todos. La paralizaron. El pueblo más tarde les cobró tan importante daño.

La moraleja y las lecciones aprendidas de los hechos ocurridos en el 2002 y 2014 y 2015, es que el Diálogo sincero es la única salida para Venezuela. La racionalidad tendrá que imponerse sobre la barbarie. Los derechos individuales y colectivos previstos en nuestro texto constitucional tienen que prevalecer sobre cualquier sentimiento radical en contra del pueblo. El pueblo somos todos y cada uno de los venezolanos que vivimos en nuestra Patria.

]]>
<![CDATA[Movilidad de la clase media]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Movilidad-de-la-clase-media-20170427-0031.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Movilidad-de-la-clase-media-20170427-0031.html Oscar Morales / Articulista   

En un trabajo de investigación titulado “La movilidad económica y el crecimiento de la clase media en América Latina” del Banco Mundial, se sostiene que en el último decenio América Latina vivió un aumento en la incorporación de personas en el estrato socioeconómico denominado clase media.

En la actualidad, el núcleo porcentual perteneciente  a la clase pobre y media están equiparados.  En cambio, en la década del 90 los pobres casi triplicaban el porcentaje de la clase media. ¿Qué significa ser clase media?

Básicamente, consiste en pertenecer a un sector social que disfruta de una seguridad económica,  goza de mayor acceso a bienes y servicios, posee niveles educativos por encima del promedio, está integrado en el mercado laboral formal y tiene bajas posibilidades de caer en la pobreza por mantener una estabilidad económica representado por un nivel determinado de ingresos.

El proceso de transformación social fue generalizado en la región, la movilidad económica ascendente predominó -con su consecuente disminución de la desigualdad-, sin embargo, algunos países retrocedieron y consiguieron resultados inversos (tres de quince naciones utilizadas en la muestra), tal fue el caso de nuestro país. Venezuela obtuvo resultados de movilidad descendente. En concreto, más del 20% de la población que pertenecía a la clase media descendió a la pobreza. Además, el 18% de otro grupo social llamado “vulnerable” (que no está clasificado ni como pobre ni como clase media) también decayó a la situación de pobreza. Y por si fuera poco, al calcular la probabilidad de caer en la pobreza Venezuela ostenta un 30% de posibilidades (uno de los más elevados). 

Se concluye que el crecimiento económico contribuye más a la movilidad económica y social que políticas redistributivas –generalmente no focalizadas- como pensiones, seguro al desempleo y otras protecciones sociales, porque la mayor parte de nuestros sistemas de protección social son regresivos, dado que  el conjunto de los que reciben dichos aportes pertenecen al sector formal, y esto disminuiría la posibilidad de que las transferencias la perciban los pobres o los vulnerables debido a que este sector se inclina a trabajar en la informalidad. Por tanto, la sugerencia es realizar transferencias condicionadas e intervenciones bien definidas (como los gastos en educación) para incentivar la movilidad ascendente.  

Al igual que en la vida, la generación de riqueza nacional también es un maratón y no una carrera de 100 metros, por lo tanto, ¿de qué sirve promocionar políticas redistributivas insostenibles omitiendo –irresponsablemente- cómo financiar estas transferencias sociales? Pues, de nada. La hipotética movilidad que podría lograrse sería transitada con pies de barro.

]]>
<![CDATA[Prontuario de la Carta Democrática]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Prontuario-de-la-Carta-Democratica-20170426-0006.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Prontuario-de-la-Carta-Democratica-20170426-0006.html Luis Britto García / Articulista / luisbrittogarcia.blogspot.com 

No nos cansaremos de insistir en que ni en las páginas web de dicha organización ni en sus compilaciones de normas impresas aparece que Estados Unidos y Canadá hayan suscrito dicho documento injerencista.

El 11 de septiembre de 2001, por uno de esos errores en los que tanto incurre nuestra diplomacia, Venezuela suscribe en Lima la llamada Carta Democrática de la OEA. No nos cansaremos de insistir en que ni en las páginas web de dicha organización ni en sus compilaciones de normas impresas aparece que Estados Unidos y Canadá hayan suscrito dicho documento injerencista. Durante el siglo XX la lucha contra dictaduras había culminado en el desarrollo de movimientos progresistas en Cuba, República Dominicana, Nicaragua y El Salvador. Estados Unidos necesitaba instaurar democracias formales para impedirlo.

Árbol que crece torcido, nunca su rama endereza. El día 11 de abril de 2002 el embajador estadounidense Charles Shapiro aparecía en la primera plana de casi todos los diarios venezolanos declarando que Venezuela estaba “fuera de la Carta Democrática de la OEA”. Legitimaba así anticipadamente el golpe de Estado que reventaría horas después, y la subsiguiente dictadura de Carmona, a quien visitó  en los días siguientes, y contra cuyo despotismo no tomó ninguna medida la OEA. La Carta Democrática se convertía en pretexto para un atentado contra la democracia.

Dos días después, el sábado 13 de abril de 2002, un periódico de circulación nacional titula en desplegado “Carta Interamericana Democrática fundamenta el gobierno de transición”. Se trata de las declaraciones del doctor Allan Randolph Brewer Carías, quien afirma que “El documento constitutivo de este gobierno transitorio se fundamenta en la Carta Democrática Interamericana, que Venezuela suscribió el 11 de septiembre de 2001 y que constituye un catálogo de lo que debe ser una verdadera democracia en el hemisferio, en el entendido de que el régimen de libertades que se desea no se limita a la realización de elecciones para la designación de las autoridades de los órganos del Poder Público, sino que también postula la  necesidad de separación y control de los poderes, el pluralismo político, la probidad y responsabilidad en el ejercicio de los cargos, el respeto al Estado de Derecho y a los derechos y garantías constitucionales, en particular de la libertad de expresión”. 
La mal llamada Carta Democrática “fundamenta” así una tiranía que destituye todos los cargos de elección popular, disuelve el Poder Legislativo y el Tribunal Supremo de Justicia, deja sin efectos por decreto una Constitución votada por el 71% del electorado y todas las leyes que consagran conquistas sociales, y entroniza un déspota por quien nadie votó por 47 horas que de no ser por el pueblo se hubieran prolongado 47 años.

Indigno es que organizaciones que nada hicieron contra la dictadura patronal se ensañen contra la democracia; que países que no suscribieron un instrumento  tal lo invoquen para legitimar dictaduras y  lo esgriman contra Venezuela es indignante.

]]>
<![CDATA[Jugando con fuego]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Jugando-con-fuego-20170426-0005.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Jugando-con-fuego-20170426-0005.html Elías Jaua Milano / Ministro de Educación

El Gobernador de un Estado Federal de la República Bolivariana de Venezuela, el opositor Henrique Capriles Radonski, rodeado de funcionarios de la policía estadal a su mando, no uniformados, participa de manifestaciones violentas donde se obstaculizan autopistas principales, se destruye infraestructura pública y privada y se confrontan a los cuerpos de seguridad ciudadana del Estado Nacional. Lo propio hacen otros alcaldes y diputados de la oposición.

El diputado Freddy Guevara, Secretario General de la organización terrorista Voluntad Popular, dirige personalmente las acciones violentas contra los cuerpos de orden público. Pistoleros vinculados a dirigentes nacionales de la MUD, hieren a decenas de funcionarios policiales, asesinan a un funcionario militar en el estado Miranda y a una ciudadana, ajena a las manifestaciones, en el estado Táchira.

Grupos de criminales, contratados por dirigentes opositores, enfrentan de manera focalizada, con armas en la mano, al Estado; queman instalaciones públicas; saquean; destruyen la propiedad privada de pequeños comerciantes y atacan cobardemente a un Hospital Materno Infantil.

Este resumen de los hechos más graves, planificados y perpetrados por la contrarrevolución venezolana durante los últimos 15 días, demuestra que su dirigencia ha tomado la decisión de desbordar los límites de lo político y escalar hacia una situación de violencia que pone en riesgo la paz de la República.

Las razones que los han llevado a tomar tan irresponsable decisión, las ha explicado el Presidente Nicolás Maduro Moros: La orden de los fundamentalistas que hoy ocupan la estructura de poder del Imperio Norteamericano de generar el caos para justificar la intervención extranjera en nuestra Patria; en segundo lugar impedir el proceso de recuperación económica y social que iniciamos este primer trimestre del 2017, tras cuatros años de guerra económica; y en tercer lugar la incapacidad política y la falta de cohesión interna que los llevaron al fracaso de su gestión en la Asamblea Nacional, lo cual ha hecho que sus bases pierdan la confianza en ellos como dirigentes. Esos tres elementos los llevan a las acciones desesperadas de foquismo terroristas, con el fin de provocar una guerra civil en el país. Es una apuesta al todo o nada. La Historia no los perdonara.

Frente a este criminal y aventurero camino escogido por toda la MUD, los mejores antídotos políticos son la voluntad de paz de la inmensa mayoría de los venezolanos y venezolanas; la movilización popular revolucionaria; la unión cívico militar; el ejercicio de la autoridad democrática del Estado para neutralizar estas accione, desmantelar la estructura generadora de violencia y condenar penalmente a los responsables materiales e intelectuales.

Igualmente, debemos perseverar en la agenda de trabajo y mantener nervios de acero para no sobredimensionar las acciones terroristas y tomar decisiones erradas que nos lleven a morder el peine de una guerra fratricida entre compatriotas.

La MUD está jugando con fuego, no podrán incendiar a Venezuela, pero se pueden quemar ellos mismos las manos. Nosotros insistiremos en el diálogo y en un desenlace político electoral trascendente que logre la superación del conflicto en esta coyuntura, de manera pacífica. Dios mediante, pueblo mediante, así será.

]]>
<![CDATA[Tomás Guanipa]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Tomas-Guanipa-20170426-0004.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Tomas-Guanipa-20170426-0004.html Juan Pablo Guanipa / Diputado a la AN / @JuanPGuanipa

La dictadura de Maduro sigue en su huida hacia adelante. No conforme con el malestar que ha generado, con las muertes, heridas y humillaciones a las que ha sometido al pueblo, insiste en montar ollas a través de las cuales pueda sacar del juego a dirigentes que luchan por la construcción de un cambio de rumbo en el país, indispensable para la gran mayoría de los venezolanos.

El expediente podrido es el mismo para todos: Detienen a dirigentes a quienes torturan y obligan a declarar lo que les dictan, atrapan a transeúntes a quienes obligan a ser testigos de falsedades y de allí pasan a inculpar a personas más visibles y con más responsabilidades de conducción. 

Es así como hicieron “hablar” a uno de los morochos Sanchez, quien dio los nombres de los diputados Tomás Guanipa, José Guerra y Marialbert Barrios. La dictadura “indujo” al joven para que los acusara de ser financistas de actos vandálicos en el Municipio Libertador. Pero eso fue antes de que sucedieran los graves hechos de El Valle donde, en medio de saqueos, murieron 11 personas. El miedo, la cobardía tanto de Maduro como de Jorge Rodríguez les hizo enfilar las baterías en contra de los diputados Guanipa y Guerra, a quienes según el dictador, han preparado las celdas de no sé cuál de las mazmorras del régimen. 

A Marialbert y a José los conozco lo suficiente para saber que no tienen nada que ver con esas acusaciones y que lo que han hecho es luchar democráticamente en contra de la peor de las calamidades que ha tenido este país. Y lo han hecho en un ambiente hostil como es el oeste caraqueño, donde poco a poco hemos logrado el apoyo popular en favor del cambio en Venezuela y eso es lo que molesta a estos personajes.

Con respecto a Tomás, es mi hermano menor, así que lo conozco desde que nació. Nuestra familia siempre tuvo la influencia política gracias al trabajo y vocación de nuestros padres. A pesar de la prematura desaparición física de Manolo, su ejemplo y el de Corina, calaron hondo en cada uno de sus siete hijos. Aunque sólo Tomás y yo estemos dedicados a la política activa, es indudable que todos tenemos la sensibilidad social y la preocupación por lo que pasa en nuestro país. No somos individualistas. Las familias numerosas llevan implícitos valores de cooperación, solidaridad, trabajo en equipo que perduran para toda la vida. 

Tomás se inició en la política desde muchacho y abrazó los principios de la doctrina social de la Iglesia. Obtuvo su mayor aprendizaje cuando le tocó fundar y coordinar Primero Justicia en el Zulia. Convirtió a ese proyecto en un movimiento presente en cada municipio y parroquia de nuestra región. Luego decidió irse a vivir a Caracas para ejercer a plenitud la Secretaría General nacional del partido y desde 2010 se convirtió en diputado a la Asamblea Nacional, reelecto en 2015. Ha labrado un camino y un liderazgo vigoroso en Caracas y eso es lo que no perdonan sus agresores de hoy. 

En todo su desempeño político ha sabido aplicar los principios que lo formaron en el hogar y en el colegio. No concibe otro método que no sea el democrático para acceder al poder y ve a éste como una herramienta para la positiva transformación de la sociedad y no como un fin en sí mismo. Sabe y practica el principio de la subordinación de la política a la ética y jamás ha tenido algo que ver con hechos violentos de ningún tipo. 

Quisieran sus acusadores, convertidos en jueces, llegarle a los tobillos en decencia, autoridad moral y hombría de bien. Hagan lo que hagan, nunca podrán vencer su actitud de lucha en favor de la democracia y de la libertad de los venezolanos. Sus bases son sólidas. Su edificio es fuerte.

]]>
<![CDATA[Civismo contra paramilitarismo]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Civismo-contra-paramilitarismo-20170426-0003.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Civismo-contra-paramilitarismo-20170426-0003.html Pablo Pérez / exgobernador / @PabloPerezOf

Ya quedan pocas dudas a nivel nacional e internacional sobre las cualidades autoritarias y represivas de un régimen que se niega a abandonar el poder y se rehúsa a respetar la Constitución Nacional. Este es un Gobierno al que poco le importa el bienestar del pueblo. Y mucho menos le interesa seguir guardando las apariencias democráticas.

Pero además se confirma que estamos ante un grupo de abusadores que usan todos los medios legales e ilegales que tienen a su alcance, en su propósito de aplastar cualquier vestigio de disidencia en el país. Lamentablemente para ellos quienes nos oponemos a su intención de acabar con la democracia somos la mayoría.

Es motivo de orgullo que ante la barbarie represiva de un Gobierno que usa no sólo a policías y militares, sino a sus grupos paramilitares para reprimir, hay un pueblo que resiste con dificultades pero que sigue en las calles exigiendo la restitución del orden constitucional, la convocatoria de las elecciones, el respeto por la Asamblea Nacional, la libertad de los presos políticos y que ingrese la ayuda humanitaria que requerimos en materia de alimentos y medicinas. 

Ahí está ese pueblo. Sin importar edad o condición social está en la calle enfrentando la más brutal de la represión que hemos conocido. Han llegado al extremo de lanzar a sus hordas armadas para atacar a la disidencia. Hay evidencias claras de violaciones a los derechos humanos y los culpables deberían recordar que ese tipo de delito no prescribe. 

El pueblo venezolano se reinventó ante la represión y el autoritarismo. La oposición se reconectó con la gente. Hay un solo clamor, un solo mensaje, una sola exigencia: respeto por la Constitución Nacional. Por esa Carta Magna que establece la independencia de los poderes, el derecho a elegir y la posibilidad de disentir. 

Ni siquiera la Semana Santa pudo desactivar la protesta, porque la disidencia continuó en la calle sin irrespetar una semana de intenso regocijo para quienes somos católicos. Eso perturbó al Gobierno que pretendía usar a los días santos como su tabla de salvación.

No abandonemos la calle. La derrota legal y constitucional del régimen está cerca. Y la derrota electoral llegará más temprano que tarde. Están cercados por el descontento y no hay tantas bombas lacrimógenas como para ahogar el deseo de cambio. Venezuela nos necesita. No podemos abandonarla.

]]>
<![CDATA[El muro de la vergüenza en Venezuela]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-muro-de-la-verguenza-en-Venezuela-20170425-0016.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-muro-de-la-verguenza-en-Venezuela-20170425-0016.html ...Si no hay verdad mal puede alcanzarse la reconciliación; si toma espacio la impunidad huye la Justicia.

Hartado el pueblo venezolano de la podredumbre que le significa el narco-régimen de Nicolás Maduro, sin regreso mientras permanezca en el poder y sin beneficio – como lo sugiere la ONU – de diálogo: que no sea para organizar una despedida con menos violencia, ha fijado dos símbolos que dicen mucho y a profundidad. Los recordará nuestra historia, una vez como se escriba sobre este agonal momento que tiene como hito la efeméride reciente del 19 de abril de 1810. 

Primero, los jóvenes – en mega marcha que supera al millón de almas - se sumergen en el Río Guaire y sus aguas servidas. Escapan de sus represores y a las balas de los paramilitares – “colectivos armados” - que los apoyan. En ellas prefieren bañarse pues la fetidez es menor que la excretada por los represores. Luego, levantan aquéllos para su memoria y la de las generaciones por venir el Muro de la Vergüenza. En el fijan las fotos de quienes, comenzando con Maduro, atrincherados en el poder para la ejecución de verdaderos crímenes de lesa humanidad, señalan como sus responsables. No le arredran las amenazas de 2015 y 2017: “Prepárense para un tiempo de masacre y muerte si fracasa la revolución”, “hay que garantizar un fusil … para cada miliciano”. 

En la represión intencional, generalizada y sistemática del pueblo por la narco-dictadura no media un propósito ideológico: el Socialismo del siglo XXI, que tampoco la justifica. No reprime ésta para salvar al país de algún peligro mayor que tampoco la explicaría o acaso, a la manera del nazismo - tocado por una dislocación mesiánica – porque fuese necesaria para el bienestar nacional. Delinquen Maduro y los suyos, antes bien, para lo más vil y profano.

Realizan asesinatos, practican secuestros, torturan a sus presos, hacer morir de mengua a la gente, todos a uno como sicarios del narcotráfico y el terrorismo que, todos a uno, comparten como única razón de sus presencias en la política. Y al país que no le es funcional lo declaran civilmente muerto, siendo la mayoría.
 
Se trata, cabe decirlo sin ambages, de una réplica al calco de la serie sobre Pablo Escobar – El Patrón del mal – que esta vez tiene a otros actores de reparto: A Maduro y sus familiares, en espera de ser condenados por tráfico de drogas; a Tareck El Aissami y el general Reverol como el teniente Cabello, ejes visibles del negocio de la muerte y perseguidos por la DEA; el comisario Bernal y el señalado Cabello, regidores del narco-paramilitarismo popular; los magistrados Maikel Moreno y Gladys Gutiérrez como la inefable juez Susana Barreiros, purificadores de los crímenes de Estado; el Defensor del Pueblo Tareck William Saab y quienes le anteceden, German Mundaraín y Gabriela Ramírez, sordos ante los asesinatos y heridos que manchan, antier, a Hugo Chávez e Isaías Rodríguez durante la Masacre de Miraflores, ayer al general Rodríguez Torres por la Masacre del Día de la Juventud y, esta vez, a todos los señalados por la represión en curso.    

No exagero. La línea roja ha sido traspasada por los que están y los que faltan en el Muro de la Vergüenza. 
En buena hora y como una campanada que ha de impedir errores en el camino hacia el desenlace, la Asamblea Legislativa de El Salvador, país donde gobierna el Frente Farabundo Martí, ha ordenado a sus directivos adherir a la denuncia que contra la mafia criminal de represores y de militares que oprimen a la población venezolana y violan sus derechos a la vida, a la libertad e integridad personal, ha sido presentada ante la Corte Penal Internacional, registrada con las siglas OTP-CR-201/16 y suscrita por CASLA.

Antes, a propósito del 11 de abril de 2002, con sus 20 muertos y 100 heridos a cuestas, y de febrero de 2014, con sus 41 muertos por protestar y sus centenares de heridos como miles de encarcelados que ahora se repiten, similares denuncias se consignan ante La Haya. La penúltima ha sido suscrita por una pléyade de parlamentarios latinoamericanos. 

Son acciones que intiman y comprometen a los demócratas venezolanos, pues si no hay verdad mal puede alcanzarse la reconciliación; si toma espacio la impunidad huye la Justicia y no restañarán las heridas causadas por la narco-dictadura; y sin memoria – como la del Muro de la Vergüenza – los atentados a la dignidad humana volverán a repetirse, una vez calmadas las aguas.

La disyuntiva de la comunidad internacional, incluido el Estado Vaticano e incluidos nuestros propios liderazgos, es elemental. 

En Venezuela no media una crisis política e institucional por obra de narrativas distintas acerca de una vida democrática deficiente, menos una polaridad entre banderías irreconciliables, sino el secuestro de toda una nación y su Estado por los cárteles de la droga y otros agentes del narco-terrorismo y el fundamentalismo islámico; a menos que prefieran hacerse cómplices por omisión y tolerar los crímenes de éstos, que claman al cielo.

]]>
<![CDATA[Desnudar la política]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Desnudar-la-politica-20170425-0014.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Desnudar-la-politica-20170425-0014.html Jesús Castillo Molleda / Politólogo / Profesor / @castillomolleda

Luego de las expectativas surgidas en el sector opositor sobre la gran marcha del pasado 19 de abril del año 2017 y los sucesos que podían ocurrir (en el que muchos sostenían era el día que el gobierno nacional se vería obligado a deponer el poder), se dejó claro que una sociedad civil indignada supera las fuerzas de los partidos políticos tradicionales.
 

La MUD ha logrado avanzar en las actividades de calle y en conseguir apoyo internacional por lo cual se ven obligados a manejar asertivamente el entusiasmo de la gente en las diferentes actividades que se convoquen, a fin de no cansarlos o volver costumbre las convocatorias como ocurrió durante el paro petrolero que la gente participaba continuamente y a la final el gobierno logró sobrevivir y recuperarse. 


Por su parte, el gobierno de querer bajar los niveles de presión popular y los ataques de voceros internacionales debe convocar a elecciones regionales y municipales para diciembre del año 2017, lo cual les permitiría vender la sensación de democracia, rectificación y diálogo, a pesar de arriesgar en un 90% las 20 gobernaciones y 275 alcaldías que controlan (Psuv), producto de las mala gestión nacional acompañado de deficientes gestiones regionales y locales. Tomando en cuenta que el gobierno nacional hoy día está con fuerza popular disminuida y afectada por las malas políticas públicas ejercidas lo cual ha desencadenado que más del 75% de la población electoral manifieste votar en su contra en futuras elecciones, ese porcentaje solo cambiaría si el gobierno tuviera intenciones de mejorar las condiciones económicas del país. 


Los radicales que están en el gobierno no quieren ese escenario y los que están en la MUD solo quieren elecciones generales. Si los radicales dominan la escena la confrontación continuará y el desenlace no será nada agradable para ambos sectores, porque de producirse un pronunciamiento de la Fuerza Armada Nacional, sería iluso pensar que los mismos le entregarían el control a la MUD. La sensatez y racionalidad son fundamentales para superar el conflicto, muchos venezolanos se preguntan ¿mientras los políticos logren entenderse que pasará con el acelerado deterioro de la calidad de vida?, lo que obliga a tomar decisiones de gobierno que den oxígeno a los asfixiados ciudadanos. 


La MUD se mantiene firme en la solicitud de que le sean devueltas las funciones a la Asamblea Nacional, así como la convocatoria a Elecciones, liberación de Presos Políticos, Ayuda Humanitaria; mientras que el gobierno se enfoca en afirmar que existe un golpe continuado.En la estructura del alto nivel de gobierno los rumores de conspiración los angustia y nos lo deja comprender que la solución siempre ha estado de su lado.


Si ellos aceptan que la crisis la provocaron y toman medidas económicas acertadas y coherentes, iniciando por reactivar la producción, devolver las funciones a la AN, anunciar el cronograma electoral 2017 – 2018, renovar su vocería. Esto permitiría bajar la confrontación e incluso podría recuperar la popularidad que necesita para las elecciones presidenciales del año 2018; de no hacerlo el deterioro del gobierno seguirá en caída libre, lo que originará su salida  por cualquier vía, electoral o no.Como lo dijo Paul Rossin “Un gobierno se desnuda cuando ya no puede ocultar su fracaso”.

]]>
<![CDATA[Antónimo de política…]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Antonimo-de-politica-20170425-0013.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Antonimo-de-politica-20170425-0013.html Ylich Carvajal Centeno / Periodista / ylichcarvajal@gmail.com

La muerte y la política no tienen nada que ver. Antónimas por naturaleza, una se crea excluyendo a la otra. Cuando los seres humanos se convencieron de que la vida sólo es posible en la convivencia con el otro, a veces, a pesar del otro o la otra, inventó la política. 

Si a ver vamos, lo que nos hace humanos realmente no es la capacidad para pensar, hablar y comunicarnos, sino la decisión de usar esas capacidades para la convivencia, para la política.

Cuando Henry Ramos Allup anuncia ante los medios de información que vendrán más víctimas como consecuencia de este nuevo arranque de violencia y arrechera de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) o cuando Henrique Capriles, María Machado o Lilian Tintori tuitean la muerte de un venezolano o una venezolana como un trofeo de guerra, como el anuncio de que están por alcanzar sus propósitos, cuando, incluso, aúpan marchas y animan a seguir en las calles en nombre de los caídos, lo que están diciendo es que el fin justifica los medios, que han renunciado a la política.

Por si tenéis dudas, fijate que las muertes por las que dice marchar la MUD no ocurrieron realmente por la confrontación MUD versus Gobierno, sino como un coletazo de la intolerancia, la rabia, el odio irracional que la dirigencia de la oposición necesita desencadenar para alcanzar sus propósitos. Ninguna de las tres víctimas civiles (Jairo Ortiz, Paola Ramírez y Almelina Carrillo) estaba en marchas o en barricadas, sólo fueron alcanzados por esa violencia. El Guardia Nacional, sargento Niumar José Barrios, fue asesinado en el cumplimiento de su deber. 

¿Qué tiene que ver la política con los robos colectivos y el vandalismo? ¿Podríamos afirmar que los vándalos que han robado abastos y panaderías son militantes activos de la MUD? La persona que lanzó desde un edificio una botella de agua congelada sobre la cabeza de Almelina Carrillo y la asesinó ¿en qué partido de la oposición milita? Aunque la evidencia la desmiente, María Machado ha negado que el hombre que las autoridades señalan como el asesino de Paola Ramírez es militante de su partido y amigo personal, pero ella y otros dirigentes han utilizado la muerte de esta venezolana para sus planes infames ¿no es eso un crimen por encargo, un sicariato sin destinatario preciso? Es la muerte por la muerte misma.

Cuando Clausewitz dice que la guerra es la política por otros medios no hace sino seguir la maquiavélica idea de que el fin justifica los medios, que para alcanzar el poder se vale todo, incluso, matar, pero yerra absolutamente. En la política importan los medios tanto como el fin mismo, en todo caso, la política es el medio.

Los políticos y las políticas no están para usar a los ciudadanos, menos sus cadáveres, sino para servirle al pueblo y eso vale en todos los ámbitos. 

La señora Eveling de Rosales tiene en la radio y la televisión una cuña publicitaria en la que cuenta que encontró a una anciana abuela enferma y descompensada, con un montón de nietos a los que no puede alimentar, pero al final no hace nada por ella, ni como alcaldesa ni como persona. Sólo usa la deplorable situación de esta pobre mujer para su personal confrontación con el presidente Nicolás Maduro.

Resulta que los mercados populares, que de acuerdo con un reportaje publicado recientemente por Panorama son una completa tragedia y muladares urbanos, son competencia exclusiva de la señora alcaldesa, mucho podría hacer por ayudar a los maracaiberos en la difícil situación alimentaria que enfrentamos, pero solo usa la pobreza como la puesta en escena que necesita para su inútil diatriba con Maduro.

Cuando la vocación de servicio, el interés por el otro, la solidaridad y el afecto franco desplacen de la cabeza de los políticos y las políticas esa idea de que la política es la lucha por el poder sin importar los medios, cuando el afán por la convivencia pacífica sustituya a la exclusión y la negación, estaremos en el camino correcto para lograr los más sentidos sueños de un país, de una ciudad, de todos.

]]>
<![CDATA[Un día cualquiera]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Un-dia-cualquiera-20170425-0012.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Un-dia-cualquiera-20170425-0012.html Carola Chávez / Articulista / @tongorocho

El jueves, cuando Maduro dio el golpe de Estado, yo estuve todo el día en la calle, desde temprano, cuando ya el golpe estaba consumado. Esa mañana, a diferencia de mis mañanas de siempre, no tuve tiempo para leer la prensa, así que salí a la calle sin imaginar lo que estaba pasando.

A millones de venezolanos se nos pasó ese día entre llevar a los niños al colegio, ir al trabajo, hacer mercado, ir al doctor, pagar la luz, el teléfono o el impuesto sobre la renta, cuyo plazo estaba por vencerse. Qué iba uno a imaginar, si parecía un día cualquiera: los colegios, los centros comerciales funcionando con normalidad, lo mismo que los supermercados, bancos, oficinas públicas y privadas… No había “esbirros del régimen” peinando las calles, arreando opositores a un stadium para luego borrarlos del mapa, no. No había allanamientos masivos, como se supone debe hacer cualquier dictadura que se precie de serlo. Nop, la vida seguía como si nada y uno ahí, en la calle, al-inocente-lo-protege-Diosmente, sin saberlo, en medio del caos que narraban todos los grandes medios internacionales.

Y es que en este país no nos enteramos de nada. Si yo viviera en España o en Miami, no tendría dudas de que, en Venezuela, ese nefasto jueves, la dictadura de Maduro había dado un golpe de Estado. Si yo viviera fuera, habría pasado un jueves agónico, pero vivo aquí, en el epicentro de los hechos, por eso no me enteré sino bien tarde, cuando por fin me conecté a la realidad de Internet: Allí supe que, ooootra vez, la comunidad, preocupada por nuestra democracia, profería libertarias amenazas contra nosotros; y oootra vez, la dirigencia opositora, en civilizada sintonía, pedía al “mundo democrático” hechos más que palabras.

Por ahí vi a Almagro moviendo la colita con Kuczynski y el resto de la manada de perritos simpáticos; Por ahí me alertaron de que “lo que viene es feo. Compra mucha comida, que no hay, que está carísima, y el dinero no alcanza porque Venezuela se muere de hambre y la dictadura te obliga a comprar pan canilla regulado cuando el paladar te exige cachitos de jamón…” Y ahí, en medio de reguero de alarmantes y caóticas noticias típicas de un golpe, leí que los empresarios esperan las nuevas subastas de divisas del Dicom. Lo normal, pues. Un día cualquiera de estos últimos 18 años.

]]>
<![CDATA[El golpe viene del norte]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-golpe-viene-del-norte-20170424-0021.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-golpe-viene-del-norte-20170424-0021.html José Vicente Rangel / exvicepresidente

Si algo caracteriza el comportamiento del liderazgo opositor —el que emergió luego de la derrota que le propinó Chávez—, es su falta de imaginación política.

1) A Nicolás Maduro no lo tumbará la oposición interna –ni la de afuera. La de la MUD. La de los partidos que integran ese organismo. La de Ramos Allup, Julio Borges, Capriles Radonski y otros dirigentes La de los oficiales retirados. La de Fedecámaras. La de la derecha  y la ultraderecha. Ese conjunto de factores es el mismo que lleva casi dos décadas tratando de acabar con el proceso bolivariano y no ha podido. El mismo --con los personajes y discursos del 11/A de 2.002--; el del golpe-sabotaje contra la industria petrolera; el de los militares alzados en Plaza Altamira; el del terrorismo, y el de los ejecutores, durante seis meses, de la guarimba criminal del año 2.014.


2)  No se puede negar que ese conjunto de dirigentes y organismos ha hecho todo lo posible por acabar, utilizando la violencia, con los gobiernos de Chávez y de Maduro. Pero los esfuerzos han terminado en fracasos clamorosos. Y una de las conclusiones sobre esos fracasos, es que sus autores demostraron desconocer la realidad del país y, por ende, subestimaron lo que representa el chavismo como fenómeno político y social.


3)  De nuevo vienen con todo. Con todo que significa repetir los formatos que aplican desde que el chavismo arribó a Miraflores. Porque si algo caracteriza el comportamiento del liderazgo opositor –el que emergió luego de la derrota que le propinó Chávez--, es su falta de imaginación política. De creatividad y capacidad para renovarse. A pesar de contar con gente preparada, pero que no funciona con un equipo de dirección mediocre; de una conducción motivada por el odio y el revanchismo.


4)   Todo cuanto hace hoy esa oposición antidemocrática, que no respeta reglas de juego, es actuar con a algo así como una colcha de retazos de fracasos, frustraciones, desatinos, provocaciones, producto del desprecio a la realidad nacional que es típico de su comportamiento. Por eso resulta relativamente fácil hacerle seguimiento, porque está condenada a repetir excesos, desviaciones y errores. En distintos momentos ha insistido en el guión del 11/A con resultados deplorables. Ha tratado de reeditar ataques a áreas básicas de la economía, petróleo, electricidad, como sucedió cuando provocó el sabotaje de Pdvsa. Ha repetido acciones terroristas, similares a las que utilizó durante los años 2.002 y 2003. Ha querido soliviantar a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana siguiendo el esquema que aplicó cuando un grupo de militares protagonizó el esperpéntico espectáculo de Plaza Altamira. Ahora se empeña en reproducir la actividad guarimbera (puro terrorismo, según Diosdado) del año 2.014. 


5)  Con estas demostraciones el liderazgo opositor confirma su propósito de acabar con la Constitución y el Estado de derecho. Pero también su infinita torpeza cuando persiste en el error y cree que el adversario es tan estúpido que no toma conciencia de esa característica y prevé la forma de combatirla. Está demostrado hasta la saciedad que guarimba no tumba gobierno. Pero ahí está el detalle –Cantinflas dixit--: porque lo que sí es cierto es que la incapacidad crónica que revela la oposición interna para salir de Maduro, fatalmente remite la solución a la presión exterior. A los planes de la OEA de Almagro, que son los mismos del Departamento de Estado, del Pentágono, y los expuestos por el Jefe del Comando Sur, el Almirante Kurt W. Tidd, de intervenir en Venezuela por “razones humanitarias”. ¿También los del gorila maquillado que despacha desde la Casa Blanca? Ojo: a estas alturas el “problema Maduro” no lo resuelve una frágil oposición interna, cuyas mañas son conocidas, sino las rampantes  decisiones de los centros de poder que operan en Washington. Que actúan al margen del sistema jurídico internacional, de la moral y de elementales principios de convivencia. El golpe verdadero viene del Norte. Las instrucciones para ejecutarlo proceden del exterior. Hasta materializar la intervención directa con el poder y la alevosía que poseen. Lo confirma la novísima “doctrina Tomahawk y Mamá de todas las bombas”.

Claves secretas
• MÁS ALLÁ de los excesos interpretativos acerca de lo que sucedió el miércoles 19/A, lo cierto es que no se cumplió el pronóstico de los líderes de la oposición de que ese día caería Maduro. Al contrario, se fortaleció, y  la oposición repitió su rutina de violencia…

• LA REACTIVACIÓN de la guarimba comprueba las divergencias entre los dirigentes opositores. Lo que provocó la desarticulación, y, prácticamente, el colapso de la MUD. Las tendencias paralizaron la política del organismo coordinador y le abrieron las puertas a la confrontación…

• AHORA, CON la actual ofensiva guarimbera, explota otra vez la divergencia. Hay sectores que están en desacuerdo con la táctica empleada, consistente en asumir la calle como campo de batalla y convertir el derecho a manifestar --consagrado en la Constitución-- en recurso para entronizar la violencia en las ciudades. Esta es la estrategia de partidos como Voluntad Popular y de grupos radicales como los que dirige Maria Corina Machado…

•  OTRA POSICIÓN es la de Un Nuevo Tiempo que la repudia y advierte que no participará en manifestaciones que estimulen la violencia…ç

•  UN SECTOR DE Primero Justicia se pliega. Considera que si no lo hace los radicales se apropiarán de la conducción del movimiento…

• SUCEDE IGUAL en Acción Democrática, que no comparte el guarimbeo, que lo cuestiona internamente, pero que omite pronunciarse en público por temor a perder espacios y a que sus dirigentes sean repudiados en las manifestaciones…

• LA AUSENCIA de claras definiciones sobre la política a seguir, y el manejo ambiguo de algo tan importante como el  derecho a manifestar, sus límites en momentos de crisis, hace que se repita el fenómeno de la  guarimba del año 2.014, que motivó  autocrítica en la MUD y repudio en la colectividad por el terrible saldo de muertos, heridos y ataques a instalaciones públicas. Como ahora ocurre con el saqueo del Liceo Gustavo Herrera, de comercios, y el ataque salvaje a la Dirección Ejecutiva de la Magistratura (DEM) en Chacao…

•OTRO ASPECTO que estimula la actual movilización guarimbera es la desesperación imperante en la dirección opositora que impulsa una mayor radicalicalización del proceso…

•ORGANISMOS DE inteligencia investigan la participación en las manifestaciones opositoras de extraños personajes. Ejemplo: se analiza la presencia de gente que realiza acciones temerarias, agresivas, de abierto desafío de la fuerza publica, y se indaga la participación de 2 diputados de la A.N. en la captación de personas con antecedentes policiales…

• ¿QUÉ PASO con el Almirante Tidd,  jefe del Comando Sur, quien en declaración ante una Comisión del Senado norteamericano amenazó con intervenir en Venezuela? Luego aclaró que había sido mal interpretado. ¿Porqué arrugó?...

• EN UN trabajo de investigación —publicado en el diario de Buenos Aires Página 12 con el título “De Calabria al Plata”—, Horacio Verbitsky, columnista estrella argentino, revela la conexión histórica de la familia del presidente Macri con la mafia. El reportaje no tiene desperdicio y arroja luces sobre lo que  ocurre en Argentina actualmente…

• LA OPOSICIÓN pretende asesinar y lesionar personas, asaltar comercios, trancar vías públicas, destruir instalaciones del Estado, y que los cuerpos de seguridad se crucen de brazos. Eso no ocurre en EE.UU., Francia, Chile, México, Alemania, por solo citar algunos países. Una cosa se el derecho a manifestar y otra el “derecho a guarimbear”.

]]>
<![CDATA[Tiempo de decadencia…]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Tiempo-de-decadencia-20170424-0019.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Tiempo-de-decadencia-20170424-0019.html Félix Cordero Peraza / Articulista

Cada día se agudiza más la crisis. La angustia y la incertidumbre se apoderan inexorablemente de las mentes y los pensamientos de la gente. Buena parte de la nación se paraliza haciendo perder oportunidades de trabajo y ocasiones para el progreso individual y colectivo. Un país terriblemente dividido y horrorosamente enemistado. Lanzando al aíre sus grades recursos y potencialidades. Perdiendo el tiempo en los más bajos y miserables intereses de grupos y sectores. Luchando por el poder de manera ciega y obcecada. La confrontación no solo es por la supremacía de ideales teóricos y concepciones de vida, Estado y gobierno, sino también por las prebendas y privilegios que ese poder concede. Que sería natural y hasta lógico si no aparecieran el odio, la violencia y el desprecio entre unos y otros. 

Nadie lo sabe. Solo sé sabe que las cosas están en pleno desarrollo. Y el futuro se construye ahora en forma pausada pero firme. Ladrillo a ladrillo. Mientras los políticos invaden al ciudadano con sus acciones y expresiones guerreristas el pueblo victimado sufre las consecuencias de una endiablada lucha entre partidos ególatras e intolerantes. A muchos de los cuales les caracteriza el resentimiento, la calificación despectiva y el fanatismo segregacionista. Fácilmente percibido los últimos días a través de las redes sociales. Dispositivo de desahogo e intemperancia. Abuso e incontinencia. Vivimos una Venezuela del deshonor colectivo e indignidad. Donde la mediocridad y la mezquindad imperan sobradas por sobre los valores tradicionales del respeto y el comedimiento a la inteligencia y la probidad. 

Durante la semana mayor, al desabastecimiento, costo de la vida y la inseguridad se agrego —como si fuera poco— la protesta política constante pacífica unas y no tan pacificas las otras de la oposición cuyos militantes y activistas se aglomeran en las principales calles y avenidas, de importantes ciudades del país. Trastornando las actividades diarias y normales de los ciudadanos. Otro grupo de venezolanos se fue a pasar su semana en la playa, montaña, río o casa de sus familiares. La tercera fracción que, a ojos de buen cubero, triplica la suma de las dos anteriores se quedó en casa. 

Ante esta realidad ineludible es necesario aupar los esfuerzos que hagan regresar la paz y una relación apacible entre unos y otros. El país hoy como nunca necesita sosiego colectivo y eso solo se lo da una virtuosa prudencia en las posturas y estrategias de naturaleza política. La convivencia, el diálogo o la negociación son el camino para salir airoso de este indecible y apocalíptico momento de retroceso y zozobra. Desterrar el lenguaje político de crispación, ofuscación y xenofobia que caracteriza el discurso y el mensaje opositor y gubernamental. Para lo cual se precisa primeramente destrancar el atolladero constitucional e institucional en que se encuentra el país. 

]]>
<![CDATA[Tenemos que mundializarnos]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Tenemos-que-mundializarnos-20170424-0018.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Tenemos-que-mundializarnos-20170424-0018.html Víctor Corcoba Herrero / Escritor / corcoba@telefonica.net

 

Cada día más, el ser humano necesita cuidar y proteger su campo interior, sus reservas poéticas, para poder caminar y reconocerse en el camino. Deberíamos aprender a readecuarnos desde el corazón. Sin duda, seríamos otros en esta mundanidad que nos acorrala, donde nadie se fía de nadie y todo se confunde. 


La ruta de la coherencia, del desprendimiento como proyecto de vida, son actitudes que hemos dejado de cultivar. De ahí, la necesidad de regresar a otras sabidurías más generosas, con otro espíritu más solidario y menos egoísta, que nos haga valer como ciudadanos del mundo, en la construcción de un planeta mejor para todos. Por ello, hoy más que nunca necesitamos personas sólidas en sus principios, líderes que no defrauden nuestra esperanza, individuos abiertos y comprensivos, que no pongan muros en sus existencias. 
Para desgracia nuestra, no tenemos muchos referentes, pues hasta la misma Unión Europea dilapida recursos, triturando servicios y capitales, lo que activa tremendas desigualdades entre unos y otros. Así no puede haber unidad. 


Ojalá el mundo fomentase otros marcos de convivencia más auténticos, más respetuosos y menos enfrentados. Sin duda, necesitamos reintegrarnos todos con más hondura y menos superficialidad, con más empeño y menos desgana, con más fortaleza y menos flaqueza en definitiva.


Pasarán los años, pero hemos de darnos cuenta, que una especie como la nuestra, globalizada en todo, avanzará en la medida que cultive la solidaridad entre sus gentes. Ahí está el gran fallo de la Unión Europea, pensar únicamente en una zona privilegiada de libre comercio, obviando las penalidades de infinidad de ciudadanos a los que no acierta a dignificarlos. 


Cada país, cada continente y también cada pueblo, por insignificante que nos parezca, ha de luchar por sentirse parte del linaje mundial, con lo que esto conlleva de aportación en la construcción del espíritu global. 
Creo que ya lo dije en sucesivos artículos, el mundo cohabitará como un todo, cuando coexista en la conciencia de todas las razas, religiones y culturas, haciendo nuestro el destino y el horizonte de todos. Desde luego, tenemos que mundializarnos, no dejando a nadie atrás, en la cuneta. Es, por ello, que no podemos renunciar a lo que nos dignifica, y cada uno de nosotros en vez de ser el problema, hemos de ser parte de la solución. 
Terciemos para que así sea, cada cual desde su historia existencial, lo que nos hace mirar con gratitud el pasado, con entusiasmo y discernimiento el presente, para renacer a una atmósfera más bondadosa de renovación, a pesar de nuestras limitaciones y torpezas.
 

Ciertamente, el mundo es nuestro a poco que nos dejemos impregnar por su recorrido vivencial. Ha llegado el momento de impulsar un nuevo comienzo, donde el diálogo creativo de todos, nos empuje a florecer, mundializados en un fecundo quehacer. 


Nadie sobra, todos somos necesarios e imprescindibles en la tierra para dar fruto, sin que sea maltratada, por los nuevos dioses de lo corrupto. Quizá ha llegado la hora de interrogarnos sobre nuestro modo y manera de vivir. 

A lo mejor tenemos que priorizar la cuestión humana sobre todo lo demás. Seguramente sí. A veces pienso que nos aprietan tantas cadenas, que nos impiden divisar el bosque. Quiero volver a una palabra que ya dije, a mundializar lo digno como sombra que nos pertenece. El ser humano es lo fundamental. Y en este fundamento, radica nuestra realización como seres humanos. El no tener trabajo, pongamos por caso, es muy grave, ya no solo por no tener lo necesario para vivir o para comer, también porque nos hunde y destierra como miembros de un colectivo. 


Al fin y al cabo, lo importante no es entregar migajas a través de comedores sociales, sino la de defender un trabajo digno para todos. En este sentido, nos alegra  que la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, adoptada el 25 de septiembre de 2015, abarque un plan de acción global con metas de desempeño específicas para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos.


Concretando, precisamente, el Objetivo de Desarrollo Sostenible número ocho se refiere en particular, a la promoción del "crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos", y su meta ocho punto ocho, igualmente, se centra en "proteger los derechos laborales y promover un entorno de trabajo seguro y protegido para todos los trabajadores, incluidos los trabajadores migrantes, en particular las mujeres migrantes y las personas con empleos precarios". En relación a esta misma meta, también se pide a los países que informen sobre el siguiente indicador:

“Tasas de frecuencia de lesiones ocupacionales mortales y no mortales, por sexo y situación migratoria”. 
Evidentemente, son estos pequeños engarces con la cultura del encuentro y del debate, lo que nos hace progresar como sociedad. Para todo necesitamos un mundo, hasta "para educar a un hijo hace falta una aldea", dice un proverbio africano. Y es cierto, para que no prevalezca el culto al dinero, a la violencia y al descarte, hemos de sentirnos miembros solidarios de un tronco común. Nos urge, en efecto, fortalecer los vínculos sociales, familiares y personales. 

]]>
<![CDATA[Un salto al vacío]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Un-salto-al-vacio--20170422-0027.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Un-salto-al-vacio--20170422-0027.html Nuestro país, lamentablemente, vuelve a ser sacudido por la violencia. Lo advertí en el último artículo, nos debatimos entre el cielo y el infierno. A esta altura, nuevamente, nuestro pueblo y sociedad se han visto afectados por la violencia en las calles de algunas de nuestras ciudades: Caracas, Maracay, Valencia, San Cristóbal, estremecidos por las muy tristes imágenes de las víctimas y por el luto que embarga a esas familias, para ellos todo mi sentimiento de solidaridad y condolencias, es intolerable que esto siga ocurriendo.

El libreto de la violencia y sus actores, ya es reiterado y conocido por todos. Los factores de oposición, llaman nuevamente, de manera irresponsable, con toda impunidad, al ejercicio de la violencia. Alentados y estimulados desde el exterior, y no solo desde Miami o Washington, sino también desde Bogotá, Lima, Madrid y otras capitales de gobiernos de derecha.

En esos países tienen sus espacios los sectores políticos y grupos económicos que conspiran, no desde ahora, sino desde el inicio de nuestra Revolución Bolivariana, contra nuestro país y nuestra decisión soberana de avanzar en un proceso de transformación política, económica, social, una revolución, que debe, en el discurso y los hechos, orientarse hacia el socialismo.

En estos acontecimientos violentos hay distintos grados de responsabilidad política y criminal: hay promotores, instigadores y ejecutores.

Desde la OEA, Almagro, al margen de sus competencias y en violación de los procedimientos de este organismo, sin ningún tipo de ética, ni moral, ha propiciado la injerencia y ha estimulado a los sectores violentos de la oposición venezolana, los ha recibido en la sede del organismo, les ha dado tribuna en una clara violación de los principios de la organización y en un evidente desprecio por la soberanía de nuestro país.

Almagro actúa como vocero de los intereses norteamericanos y de la extrema derecha de la región, prestándose para promover una acción contra nuestro país, al más puro estilo de las tristes actuaciones de injerencia de este organismo en los años cincuenta y sesenta, con terribles consecuencias para nuestros pueblos, como las vividas en Guatemala y en República Dominicana.

Así, desde la OEA, se ha instigado a la violencia, se han promovido actuaciones políticas claramente orientadas a una confrontación entre venezolanos, al promover la desestabilización del país y darle protagonismo a los más recalcitrantes dirigentes del odio. Allí, desde los espacios de esta tristemente célebre organización regional tutoreada por el país más poderoso del norte, no hay opiniones ingenuas, ni casualidades. Todo es parte de un plan.

A lo interno, la oposición y sus partidos de extrema derecha, siguen abusando de las expectativas de sus partidarios y de las preocupaciones que forman parte de la coyuntura nacional. Es insólita tanta irresponsabilidad y cobardía de estos personajes. ¡Qué poca calidad política y humana las de estos autoproclamados dirigentes de la oposición extremista y violenta! No tienen mensaje, ni contenido, ni propuesta alguna. Solo alimentan el odio, la revancha, la manipulación mediática. Incitan a la movilización de sus partidarios, sobre todo de la clase media en las ciudades y luego se desaparecen de la escena, se ponen a buen resguardo, no asumen responsabilidad por las consecuencias de sus acciones, los muertos los ponen otros. Como lo hicieron el 11 de Abril de 2002, cuándo llevaron a sus partidarios a una trampa montada por ellos mismos con sus francotiradores, quienes actuaron con saña y premeditación de mercenarios. Los llevaron a un salto al vacío.

Los principales partidos instigadores de la violencia tienen la misma raíz de extrema derecha, estrechamente vinculados a lo peor de la oligarquía  y de los intereses transnacionales, sus dirigentes tienen la misma conducta cobarde y fascista del 11 de Abril de 2002. Si la actuación de estos personajes no tuviese consecuencias tan negativas para el país y trágicas para las víctimas, ni siquiera merecerían ningún comentario, son un grupo de personas muy ambiciosas, con mucho apoyo económico que manipulan a su conveniencia a los sectores contrarios al campo Bolivariano, mienten descaradamente sobre sus verdaderas intenciones, que son mezquinas y anti nacionales. Abusan de nuestra Constitución y leyes, de los amplios espacios de expresión política que las mismas consagran, a veces llaman a elecciones, otras al golpe de estado y muchas veces a “expresar su arrechera” sin importar los resultados.

El 19 de Abril se expresaron en la calle dos posiciones políticamente antagónicas, hasta allí todo está en el marco de nuestra Constitución y garantías del Estado a sus ciudadanos. Pero luego, y justamente aprovechando la masa opositora, comenzó el accionar violento de grupos encapuchados estimulados y coordinados por dirigentes irresponsables que están sedientos de poder y harán lo que sea para obtenerlo.

Estos grupos y sus dirigentes han recurrido a un tipo de violencia desenfrenada, sin límites, irracional, que busca crear terror en la ciudadanía y en sus propios vecindarios. Se desplazan de un sector a otro escondidos detrás del anonimato de la capucha, reciben instrucciones criminales como las “guayas” para decapitar motorizados, arrojar objetos contundentes desde los edificios o hacer uso de armas de fuego.

La violencia tiene una dinámica propia, siempre terrible, con consecuencias normalmente trágicas. Se producen entonces actos irracionales que hablan mucho de las motivaciones y sentimientos inhumanos de sus perpetradores, como por ejemplo intentar entrar, atacar e incendiar el Hospital Materno Infantil del Valle, en Caracas, o las golpizas que los manifestantes de oposición han propinado a todo aquel que parezca del campo Chavista, con un importante sesgo racista y fascista.

Esta violencia desenfrenada da mucho que pensar: ¿Cuáles son las intenciones reales? ¿Qué se persigue? ¿Dónde están los dirigentes de la oposición? ¡Que den la cara! ¿Hasta dónde quieren llegar? ¿Quiénes están detrás de estos actos de odio? ¿Se imaginan por un instante que esta gente tomara el poder en Venezuela? ¿Qué pasaría con el petróleo, PDVSA, las Fuerzas Armadas Bolivarianas, las Grandes Misiones de Chávez, los Consejos Comunales, nuestra Soberanía? Sería un salto al vacío.

Representantes de la oposición han declarado abiertamente, llaman a un golpe de estado, llaman a nuestras Fuerzas Armadas Bolivarianas a dar un golpe de estado, viajan descaradamente a otros países a recibir orientaciones y a pedir una intervención extranjera. Eso no sería tolerado en ningún país del mundo. Tienen que actuar las instituciones del Estado, basta de impunidad, del chantaje internacional, hay que actuar firmemente apegados a la ley para evitar este tipo de desmanes y estos llamados inconstitucionales.

Lo más triste de esta situación es que detrás de todo esto están, de manera  evidente, las aspiraciones personales y grupales de los dirigentes de la oposición. Todos quieren ser presidentes, están dispuestos a violentar, nuevamente nuestra Constitución, generar caos y terror solo para llegar a Miraflores, para tener el poder, para que los grupos económicos que los apoyan saqueen nuestro país, para que las transnacionales se repartan PDVSA y se apropien otra vez de nuestro petróleo, para arrebatarle al pueblo sus conquistas sociales y el sistema de gobierno popular, para arrebatarle el poder al pueblo.

Afortunadamente, a diferencia del 11 de Abril de 2002, no tienen el control de nuestras Fuerzas Armadas Bolivarianas, esta institución se deslastró de los elementos golpistas y está firmemente apegada a nuestra Constitución y a los principios de nuestra Revolución Bolivariana, impregnada de sentimiento Patriótico, Chavista y Bolivariano. Quiero expresar mi reconocimiento a nuestros oficiales, soldados y la actuación de nuestros componentes militares responsables de garantizar el orden público, así como nuestros cuerpos policiales, por la manera en que han cumplido con su deber y con la ley, en defensa de nuestra soberanía y la protección de nuestra población, aun a costa de su propia vida.

Yo confío plenamente en que cualquier acto criminal o al margen de la Ley, perpetrado por cualquier motivación, ocurrido en el marco de esta espiral de violencia, será sancionado debidamente por las autoridades e instituciones correspondientes.

En contraste con Abril de 2002, la Nueva PDVSA está en manos del Pueblo, de sus trabajadores, nunca más paralizarán la industria para derrocar al Gobierno Bolivariano. Felicito y reconozco a nuestros obreros petroleros por su patriotismo y apego a nuestra revolución, a pesar de una campaña permanente de desprestigio contra nuestra institución y sus trabajadores, en ellos vive la pasión Chavista, roja rojita.

A diferencia del golpe de estado de 2002, tenemos una organización popular más robusta, empoderada por la revolución y tenemos al PSUV y los demás partidos y organizaciones de la revolución como un elemento fundamental de estabilidad y lucha de nuestro Pueblo. Allí esta Chávez, en nuestro pueblo en permanente movilización, sus Misiones, sus jóvenes,  mujeres y hombres, latiendo en el pecho de los que amamos a nuestra Patria.

La violencia desenfrenada de la oposición, las expresiones de odio y actuaciones fascistas nos obligan al campo patriota, bolivariano y chavista a tomar una clara conciencia de las características de una revolución pacífica. No se pueden cometer errores  que liquiden la pasión movilizadora del pueblo humilde, que frenen el proceso de empoderamiento del pueblo y que pongan en riesgo las conquistas estratégicas del Comandante Chávez: el manejo soberano de nuestro petróleo, la integridad de nuestras Fuerzas Armadas Bolivarianas, de PDVSA y la coherencia en el accionar de todas las instituciones de la revolución.

No podemos desconectarnos del sentimiento de nuestro pueblo, ni de los problemas y preocupaciones de nuestros ciudadanos. Debe prevalecer el interés supremo de la Patria por encima de cualquier interés mezquino o grupal. Como le gustaba reflexionar al Comandante Chávez, la violencia de la oposición y el odio hacia nuestro pueblo y nuestras instituciones Bolivarianas, el odio de la oligarquía y sus agentes políticos, nos deben recordar todos los días que son dos modelos en pugna, es la lucha permanente entre el capitalismo y el socialismo, entre los intereses trasnacionales y los intereses de la Patria, el futuro de nuestros hijos.

Para la oposición y segmentos de la población que no comulgan con el pensamiento bolivariano y chavista, es una oportunidad de desligarse de una oposición violenta, de desligarse de la extrema derecha. Tiene que existir un sentido de responsabilidad con nuestro país, que esté por encima de los poderosos intereses económicos que mantienen en permanente chantaje  a los sectores de oposición que quieren desmarcarse de la violencia, es una oportunidad.

Lo más importante es que nosotros sí tenemos una propuesta de país, el Legado del Comandante Chávez, el Plan de la Patria, el Socialismo. Esto es lo que ha movilizado al Pueblo en defensa de nuestra revolución, nuestra posibilidad de futuro. A pesar de la muy compleja situación económica, de todos los ataques, problemas o errores que se puedan cometer, tenemos los elementos para resolverlos, sabemos cómo hacerlo, lo haremos. Nuestros problemas solo tienen solución posible en el marco de la Revolución Bolivariana, nuestro país no se puede gobernar sin el pueblo Bolivariano, sin los trabajadores, soldados, obreros. ¡Que nadie caiga en la trampa de dar un salto al vacío! ¡Venceremos!

]]>