Panorama.com.ve Noticias del Zulia, Venezuela y el mundo. Períodico electrónico de actualización diaria. http://www.panorama.com.ve/ spa Copyright (c) 2017 Sun, 23 Sep 2018 06:00:00 -0400 hourly 1 http://www.cms-medios.com/ Panorama.com.ve http://www.panorama.com.ve//arte/lg_panoramadigital.png http://www.panorama.com.ve/ <![CDATA[Maduro privatiza Pdvsa y aumenta la gasolina, por Rafael Ramírez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Maduro-privatiza-Pdvsa-y-aumenta-la-gasolina-por-Rafael-Ramirez-20180922-0037.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Maduro-privatiza-Pdvsa-y-aumenta-la-gasolina-por-Rafael-Ramirez-20180922-0037.html Lo que está haciendo el Gobierno de Maduro va en dirección opuesta a lo que hizo el Presidente Chávez en materia petrolera. Es un retroceso que compromete nuestra soberanía económica y limita las posibilidades de salir de la profunda crisis del país.

Mientras nuestra Política de la Plena Soberanía Petrolera se concentró en recuperar la soberanía y el control sobre la explotación del petróleo, Maduro lo cede a entidades privadas, en una reedición de la nefasta Apertura Petrolera que tanto daño causo al país.

La batalla por la Plena Soberanía Petrolera se libró en PDVSA, durante la derrota del Sabotaje Petrolero de 2002-2003, fue un enfrentamiento cruento, entre las transnacionales petroleras y el Estado venezolano. Allí aprendimos una lección: no podíamos recuperar la soberanía en el manejo del petróleo, si no teníamos control de nuestra empresa nacional, PDVSA.

Mientras las operaciones de PDVSA estuvieron bajo control de las entidades privadas, no se podía aplicar la Ley Orgánica de Hidrocarburos promulgada durante el gobierno del Comandante Chávez.

La vieja PDVSA estaba en abierta rebeldía y confrontaba al Estado venezolano: mantenía los “Convenios Operativos”, y como la ley no los permitía dijeron que “eran contratos de servicios petroleros”. Las “Asociaciones Estratégicas”, solo pagaban 1% de regalía y manejaban las operaciones y comercio del petróleo, a pesar de que la legislación establecía lo contrario; mientras “Bitor”, empresa creada con la empresa china “CNPC”, seguía produciendo Orimulsión, que se vendía al precio del carbón.

Es decir, aunque el Estado venezolano había promulgado una nueva Constitución y una nueva Ley de Hidrocarburos, la misma no se podía aplicar, porque las transnacionales tenían el control político y operacional de la vieja PDVSA.

La “meritocracia petrolera” de PDVSA eran agentes de las transnacionales. Esta posición de desacato al Estado se confrontó violentamente durante el Sabotaje Petrolero, provocando más de 17 mil millones de dólares de pérdidas directas y la paralización económica del país. Fue solo después de derrotarlo y rescatar la empresa que pudimos manejar el petroleo y ponerlo al servicio del pueblo, tener estabilidad y crecimiento económico.

Habiendo tenido esta experiencia traumática y nefasta para el país, uno se pregunta: ¿por qué el gobierno de Maduro ahora hace lo mismo? ¿por qué hace lo mismo que la IV República? ¿por qué se vuelve a entregar PDVSA a las empresas privadas, ahora chinas, rusas o venezolanas de dudosa trayectoria?

Los argumentos del gobierno son los mismos dados por la Apertura Petrolera en su momento: “la incapacidad de PDVSA de asumir estas operaciones, la falta de recursos, la necesidad de atraer inversiones extranjeras”, etc.

El Gobierno de Maduro agrega a estos, la infamia de que PDVSA, la Roja Rojita, la de Chávez, es una especie de entidad corrupta e ineficaz. Es decir, Maduro actúa con mayor desprecio hacia los trabajadores de PDVSA que las mismas transnacionales.

Tal como en la Apertura Petrolera, la privatización de Maduro fue antecedida de un proceso de destrucción de capacidades de PDVSA, para luego ceder las operaciones a los privados. El gobierno persiguió a los líderes operativos de la empresa en una política de “tierra arrasada” en las áreas petroleras. Sobre las ruinas de lo que alguna vez, no muy distante, fue la empresa orgullo y soporte de toda la Patria: PDVSA, ahora avanzan los nuevos rostros que socavan nuestra soberanía.

La entrega de Maduro, como casi toda la acción de su gobierno, ha sido ramplona, soberbia, inmoral, una traición al pueblo, una lesión a los intereses de la Patria.

El gobierno actúa de espaldas al país, en secreto, mintiendo, sin rendirle cuentas a nadie, al margen de la Ley Orgánica de Hidrocarburos y de la Constitución.

No les importa entregar y privatizar PDVSA. Actúan con la soberbia del que está “sobrao”, del que hace lo que le viene en gana, del pranato. Solo cuentan con el aplauso de los nuevos grupos económicos y de los aduladores de su entorno. Es la Ética del Desastre.

El gobierno con sus “astucias comunicacionales” intenta minimizar estos actos de entrega de soberanía, en medio del caos reinante en el país y, entre escándalo y escándalo, se están haciendo cosas muy graves que comprometen nuestro futuro.

En este caso, el petrolero, entregan la empresa a los privados e inmediatamente arremeten contra la supuesta “conspiración Chavista” para tumbar la producción y derrocar su gobierno. El gobierno prefiere confiarle la salvaguarda de los intereses nacionales a los privados que “defenderán y gestionarán” mejor el petróleo que los propios trabajadores de PDVSA.

Los ahora llamados “Contratos de Servicios Petroleros” de la Apertura de Maduro es la privatización de toda la industria petrolera y, de allí para abajo, no habrá una sola empresa del Estado, que quede en pie, bajo control y propiedad social, Estatal. Es cuestión de tiempo y prioridades del gobierno, en su bandazo a la derecha.

Lamento decir que he tenido razón cuando desde mis artículos he advertido de manera sistemática que está en desarrollo una nueva Apertura Petrolera,algo impensable hace tan solo cinco años atrás. Igual sucede con el oro y demás minerales a través del Arco Minero, y con la entrega del Gas de la Patria. El gobierno de Maduro tiene una línea de acción clara de entrega de nuestros recursos naturales, comprometiendo la soberanía económica del país.

Como se hizo durante la IV República, la entrega se produce de manera progresiva, en distintos eventos en la misma dirección, hasta que, finalmente, se consigue el objetivo del madurismo en su visión político-económica del país: una abdicación del socialismo, del Plan de la Patria; una restauración de la hegemonía del capitalismo, ramplón y dependiente, a cambio de mantenerse en el poder. Es un nuevo pacto con un sector de la derecha, que exige hacer concesiones en áreas estratégicas de la economía, como justamente está sucediendo ahora.

Pero la propaganda del madurismo trata de negar lo que es evidentemente un bandazo a la derecha de su gobierno: manipulan, mienten, distraen. Que nadie se deje engañar: si algo repetía insistentemente el Comandante Chávez era su rotundo rechazo a cualquier tipo de privatización de PDVSA (véalo Ud mismo en este video) no se trata de abortar ninguna “conspiración” de los trabajadores de PDVSA, se trata de una entrega de las operaciones y el control a los privados. Hay que remitirse a los resultados: si tiene cola de perro, orejas de perro, cuatro patas y ladra, entonces, ¡es un perro! El resto es paja, es auto engañarse. ¡Basta!

El gobierno del Presidente Chávez, creó un marco legal muy estricto en materia petrolera, justo para resguardar o preservar los intereses de todo el país, independientemente del signo político del gobierno. La paradoja y lo que no sospechaba el Comandante Chávez, ninguno de nosotros, era que existiera un gobierno, como el actual, que violaría todo ese marco Constitucional y legal, sin importarle la institucionalidad ni la legitimidad de sus acciones. Un gobierno del “pranato” político.

Es otra lección para los revolucionarios: a la derecha, tenga el nombre que sea, poco le importan las leyes o la legitimidad, cuando se trata de alcanzar sus objetivos políticos y económicos. Así, parafraseando la célebre enseñanza del Ché: a la derecha ni un tantico así”.

Aunque confrontamos un problema de orden político, es necesario precisar la inconstitucionalidad e ilegalidad de los actos de privatización del Gobierno, pues resulta importante denunciar que los mismos, no solo son inconstitucionales, sino que, resultan ilegítimos.

Cuando retomemos el cauce de un gobierno revolucionario y patriótico, todos estos actos ilegales e ilegítimos del gobierno serán revertidos, porque están viciados de toda nulidad, y por tanto, no tienen efecto jurídico alguno, tal como hicimos con la nefasta Apertura Petrolera.

El Artículo 12 de nuestra Constitución establece que “todos los yacimientos mineros y de hidrocarburos pertenecen a la República y son bienes del dominio público”. Es decir, son bienes, que de someterse a Contratos o Acuerdos, estos son de interés público, “por lo que deben ser aprobados por la Asamblea Nacional” de acuerdo al artículo 150 de la misma, o -agregamos nosotros- en su defecto, por la Asamblea Nacional Constituyente, ya que la misma se ha abrogado las competencias de la primera.

Por otra parte, el artículo 302 de la Constitución establece que “el Estado se reserva, mediante la Ley Orgánica respectiva, por razones de conveniencia nacional, la actividad petrolera, otras industrias y servicios de interés público y de carácter estratégico”. La reserva de una actividad significa, “la exclusión de los particulares del ejercicio de la actividad o lo que es lo mismo, la exclusiva realización de los mismos por parte del Estado”, como señala la Doctora Hildegard Rondón de Sansó en su libro “El Régimen Jurídico de los Hidrocarburos”.

Finalmente, el artículo 303 establece que, “por razones de soberanía económica, política y de estrategia nacional la totalidad de las acciones de Petróleos de Venezuela, S.A., ... exceptuando la de sus filiales”.

Pareciera que Maduro aprovecha la rendija que dejó abierto el “miquilenismo” en la Constitución del 99, para violentar la intención del Constituyentista y la voluntad del propio Comandante Chávez, de no privatizar de ninguna manera y bajo ninguna patraña como los mencionados “Contratos de Servicios Petroleros” a PDVSA.

Los maduristas tratan desesperadamente de esconder la entrega del gobierno, argumentando incluso, en contra de la Ley Orgánica de Hidrocarburos vigente, la de Chávez, diciendo que los “Contratos de Servicios Petroleros” firmados por Quevedo, son mejores que las Empresas Mixtas de Chávez, reivindicando los “Convenios Operativos de la Apertura Petrolera. Ya el madurismo critica abiertamente a Chávez. Se caen las caretas.

Cuando la Constitución reserva al Estado la actividad petrolera, señala que lo hará “mediante la Ley Orgánica respectiva”; veamos entonces qué dice la Ley Orgánica de Hidrocarburos respecto a las “actividades reservadas”, las cuales son: la exploración, extracción, la recolección, transporte y almacenamiento inicial de petroleo, a las cuales se llama “actividades primarias”.

Señala la Ley que estas “actividades reservadas” o “actividades primarias”, las realizará el Estado “por empresas de su exclusiva propiedad o a través de Empresas Mixtas donde tenga una participación accionaria mayor al 50%” . Además, esta Empresa Mixta, “debe garantizar al Estado un control real y un poder decisorio sobre todos los negocios y operaciones de las empresas creadas para actuar en la actividades reservadas”.

Luego de la derrota del Sabotaje Petrolero, desde el Ministerio de Petróleo y la Nueva PDVSA, comenzamos la ofensiva de la Plena Soberanía Petrolera, ahora le tocaba al Pueblo. Teníamos al Comandante Chávez, sin su apoyo no hubiese sido posible avanzar.

Logramos conducir un proceso exitoso de migración de los antiguos “Convenios Operativos”, ilegales e inconvenientes a los intereses del país a la figura de las Empresas Mixtas. De 33 empresas migraron 31. Las otras dos las ocupamos con los trabajadores, en nombre del Estado, restableciendo la Ley y su autoridad.

En el equipo del Ministerio de Petróleo y en la Dirección de la Nueva PDVSA, nos dimos cuenta que, la participación del 51% de PDVSA no garantizaba el “control real y un poder decisorio sobre todos los negocios y operaciones de las empresas creadas para actuar en la actividades reservadas y por tanto no cumplía con el mandato de la Constitución.

Es por esa razón que en todas las Empresas Mixtas creadas en el marco de nuestra ley, PDVSA tiene como mínimo un 60% de participación, que nos garantiza el control real y poder de decisión en la Empresa Mixta, pues los puestos de dirección o estratégicos están bajo control de PDVSA: el Presidente, producción, finanzas, planificación.

Por supuesto que los privados siempre prefieren tener ellos el control de la Empresa Mixta, es más, prefieren estar solos en el negocio. Son empresas capitalistas, y el petróleo es el mejor negocio del mundo. Todas las transnacionales petroleras son capitalistas y se rigen por los mismos intereses y la misma lógica del capital. Si no hay un gobierno capaz de defender nuestros intereses nacionales, las transnacionales se llevan nuestros recursos y riquezas como hacen ahora mismo.

Cuando Quevedo firma una cesión de 9,9% de la participación de PDVSA en la Empresa Mixta Petrosinovensa, a favor de CNPC, sencillamente está vendiendo parte de la propiedad del Estado, es decir de PDVSA, a una entidad privada, lo cual es un proceso de privatización, independientemente de que PDVSA continúe con el 50,1%.

Es propiedad del Estado lo que se cede al privado. Se hace contraviniendo, como hemos visto, la Constitución y la Ley Orgánica de Hidrocarburos, de espaldas al país.

Volvamos a Chávez para recordar cómo era su conducta irreductible en defensa de nuestra soberanía económica e intereses nacionales, independientemente de que empresa o país se tratara. Recordemos lo que hacía Chávez como Presidente:

Con la Empresa Nacional China de Petróleo, la CNPC, se había creado la empresa Sinovensa para producir y vender Orimulsión. La empresa se constituyó, aceleradamente, antes de que entrara en vigencia la nueva Ley Orgánica de Hidrocarburos en el año 2002. Era el último gazapo de la Apertura Petrolera.

Así, luego de la derrota del Sabotaje Petrolero, cuando avanzamos en la ofensiva de la Plena Soberanía Petrolera, debíamos migrar esa empresa, ya constituida con un socio estratégico, al esquema de Empresa MIxta con mayoría del 60% de PDVSA, pero además, para producir petróleo y no Orimulsión.

Estábamos en Beijing, en el marco de una Reunión de la Comisión Mixta Sino-Venezolana, junto al Presidente Chávez. Los chinos, a todos los niveles, presionaban para que la Ley no aplicará a esta Empresa de Orimulsión. Era muy fuerte la presión: por un lado los chinos y del otro, ministros del propio gobierno, todos le decían a Chávez que dejara ese proyecto tal como estaba, aludiendo “razones estratégicas”.

Recuerdo que fue una discusión con el Presidente Chávez, dura, pero él era un líder que escuchaba y siempre tomaba decisiones ajustadas a nuestra leyes e intereses nacionales.

Le expliqué al Presidente Chávez, en medio del fragor del momento, que esa empresa china violaba todos los preceptos legales sobre las actividades reservadas al Estado, sobre el control de las mismas, pero que además, producía Orimulsión que era un proyecto de la Apertura Petrolera, creado para evadir el control del Estado sobre el petróleo, violar las cuotas OPEP y el régimen fiscal petrolero.

Incluso, le pude explicar que al vender la Orimulsión (que no era más que petróleo pesado emulsionado con agua) como un “producto” sustituto del carbón, entonces se valoraba, no al precio del mercado internacional de petróleo, sino a precio del carbón, con contratos a 25 años. Eran 34 dólares la “tonelada”, equivalente a 4 dólares el barril.

Así fue la discusión, crítica, constructiva, entre revolucionarios. De todas maneras, seguía preocupado, porque la presión era muy fuerte y teníamos una reunión con el Presidente de la CNPC quien se vería con el Presidente Chávez en el complejo Da yu Tai en Beijing.

Estábamos en uno de esos majestuosos salones, colmado por ambas delegaciones, expectante de cuál sería la decisión del Presidente Chávez, qué diría. Cuando el Presidente de CNPC levantó el punto, que realmente era una queja en mi contra y contra el equipo del Ministerio de Petróleo y de PDVSA, el Presidente Chávez intervino, dando un irrestricto apoyo a nuestra posición, explicando las razones legales y económicas de nuestra posición e incluso reclamando a CNPC que tuviesen un comportamiento hacia el país, igual al del resto de transnacionales petroleras.

Desde mi puesto, en medio del silencio de la sala luego de que tronara la voz de nuestro Comandante, casi que me paraba a gritar consignas a favor de Chávez y la Revolución. Estaba muy emocionado y orgulloso de mi Presidente, del Comandante. No sería esta la única ocasión en que lo vería actuar de esa manera, radicalmente a favor de los intereses nacionales y del pueblo, un hombre valiente y honesto conducía los destinos del país. ¡Viva Chavez por siempre en el corazón de los hombres y mujeres justos de la Patria!

El Presidente de CNPC fue destituido y el gobierno chino mandó a Caracas a un nuevo presidente de su empresa a darnos garantías de que serían la primera empresa extranjera en migrar al esquema de las Empresas Mixtas contempladas en la Ley Orgánica de Hidrocarburos, y así lo hicieron.

La nueva Empresa Mixta se llamaría PetroSinovensa, donde nosotros teníamos el 60% de participación, lo cual nos garantizó el control sobre la operación y decisiones de la empresa. Nuestra producción pasó de 20 mil barriles día de Orimulsión a 120 mil barriles día de petróleo, que ¡vendíamos al precio internacional del petroleo!

Esta es la historia de la empresa donde Maduro acaba de vender una parte de nuestra propiedad y cedido el control a la CNPC. Lo ha hecho de espaldas al país, a nuestra Constitución y leyes, de espaldas a Chávez.

Pero no es la primera vez que esto sucede, la privatización de PDVSA avanza en silencio, para eso es el Decreto 3.368 que denunciamos en su momento por ilegal y por el peligro que implica para el país, que se concentre en manos de un Ministro, el general Quevedo, todo el poder para hacer lo que “considere necesario”, para aumentar la producción de PDVSA; sin ningún tipo de control, saltándose todos los procedimientos establecidos en la Ley Orgánica de Hidrocarburos, sin rendirle cuenta a nadie.

Igual que hicieron privatizando, vendiendo, parte de la participación de PDVSA en PetroSinovensa a favor de CNPC, hicieron en la Empresa Mixta Petromonagas, a favor de la empresa rusa Rosneft. Nadie se entera de nada, los procesos son secretos, nadie sabe por qué, a qué precio, ni se conocen los contratos. Es una opacidad sin precedentes, ni siquiera cuando la Apertura Petrolera se actuó de esta forma, a pesar de que son contratos de interés público, violando la Ley Orgánica de Hidrocarburos y la Constitución.

No son hechos aislados, es una política clara del gobierno. Igual entregaron el manejo del gas a la Shell en el Oriente, y se entregaron las actividades reservadas al Estado por la Constitución, a empresas privadas en los “Contratos de Servicios Petroleros”, mencionados anteriormente. Por cierto, se entregaron, entre otros, los Campos “Dación” y “Jusepín” que habíamos recuperado para control del Estado con el Comandante Chávez.

Esta entrega sucede sin que la Asamblea Nacional diga nada, lo cual refleja un acuerdo tácito con el gobierno de “dejar hacer, dejar pasar”, cediendo sus competencias mansamente y con el silencio inexplicable de la Asamblea Nacional Constituyente, plegándose cobardemente a la entrega del país. Asamblea Nacional Constituyente, instalada para hacer “lo que Maduro diga” y de la cual ya nadie espera nada, más aun cuando Diosdado Cabello, su presidente, aplaude la nueva Apertura Petrolera de Maduro y se va a Anaco a mentirle a los trabajadores petroleros, diciendo que “los que mandaban aquí antes, montaron una estructura para tumbar la producción de petroleo”, Diosdado “quien mandaba aquí antes” ¡era el Comandante Chávez! Diría el Comandante: “Diosdado, ponte la mano en el corazón y dime por qué dices eso, porque aplaudes esto, por qué guardas silencio”.

Lo vuelvo a decir: conozco las capacidades de nuestra industria petrolera, el corazón de PDVSA, sus posibilidades operacionales, su funcionamiento, las potencialidades de apoyo financiero, las áreas cuya producción ha caído, conozco a los trabajadores, a los líderes de las áreas. Hemos trabajado en un plan posible, viable, de recuperación de la producción. Haciendo bien las cosas, la producción comienza a recuperarse en menos de un año. No hace falta privatizar PDVSA, no hace falta entregar el petróleo. ¿Por qué se compromete, se remata nuestro futuro? Lo he dicho antes, el problema de PDVSA no es técnico, es político. El problema de PDVSA está en Miraflores.

Mientras escribo estas líneas, desde la Patria, recibo noticias de la antesala de lo que puede ser el mayor error de cálculo político del madurismo: el aumento de la gasolina a precio internacional. Se le impondrá al país un precio internacional impagable para un pueblo, agobiado por la crisis económica y cuyo sueldo mínimo promedio son apenas 30 dólares mensuales.

A horas de su aplicación, todavía este precio no se conoce, el gobierno sigue haciendo gala de improvisación y abuso contra los ciudadanos. Las colas de los que tratan de adquirir gasolina son enormes, las estaciones de gasolina están cerradas en el Zulia y Táchira, son imágenes que me recuerdan al caos del Sabotaje Petrolero. Son los estragos del Paquetazo de Maduro.

Tiene que haber pronto un pronunciamiento y un rompimiento de los sectores Chavistas y patriotas con este desastre, con este gobierno derechista, autoritario y entreguista de Maduro.

Los que estuvimos con el Comandante tenemos la responsabilidad histórica de renovar nuestro mensaje, de reafirmar nuestros principios, de dar un paso al frente, levantar la voz orientadora, valiente, deslindarse de este desastre, luchar por el poder. Con Chávez siempre ¡Venceremos!

]]>
<![CDATA[Derechos de las personas con discapacidad intelectual, por José Grasso Vecchio]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Derechos-de-las-personas-con-discapacidad-intelectual-por-Jose-Grasso-Vecchio-20180921-0084.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Derechos-de-las-personas-con-discapacidad-intelectual-por-Jose-Grasso-Vecchio-20180921-0084.html Sin duda, las personas con discapacidad, desde hace mucho tiempo, nos están enviando un mensaje muy claro y contundente: ¡"Queremos derechos, no favores"!

Las personas con discapacidad intelectual son ciudadanos como cualquier otra persona. Tienen derecho a ser incluidas en todas las áreas de la vida: Familia, Escuela, Comunidad, Trabajo, etc. Tienen derecho a vivir, aprender, trabajar, y pasar un buen rato junto a otras personas.

Los Estados tienen la obligación de conocer qué cantidad de personas con discapacidad constituyen sus ciudadanos y en consecuencia desarrollar efectivas políticas públicas para abordarlos y satisfacer sus necesidades especiales. Pensemos en que el grado de desarrollo de un país lo determina la calidad de atención que reciben sus ancianos, sus niños y sus connacionales con discapacidad.

Pero a menudo, su vida real es diferente. Las personas con discapacidad intelectual son, a menudo, excluidas de la sociedad. 
No tienen acceso a la información, son institucionalizados en muchos casos. A menudo tienen que aprender en centros especiales.

Queremos una vida mejor para todas las personas con discapacidad intelectual y sus familias: 
Queremos que conozcan sus derechos.
Queremos que sus derechos se hagan realidad.
Queremos que participen en todas las decisiones que afecten a su vida.

 

Es difícil aún, para las personas con discapacidad intelectual, conseguir trabajo, dado que en nuestro país, recién comienza a implementarse, la inserción laboral a través de los programas de Empleo con Apoyo que facilitan la incorporación de las personas con discapacidad en las empresas. Anterior a esto, la situación era muy desalentadora, ya que después de prepararse por mucho tiempo, esa meta tan ansiada de poder trabajar, se veía desvanecida rápidamente cuando culminaba la escolarización y no se planteaban expectativas como la oportunidad de ingresar al mercado laboral.

 

La inserción de los jóvenes con síndrome de Down en el mundo del trabajo se ha convertido en la prueba de toque que evalúa la eficacia del trabajo realizado por todos los actuales programas de formación y apoyo del niño y del adolescente. Toda la magia que hemos logrado alcanzar cuando brindamos a nuestros niños y jóvenes la oportunidad de estudiar puede quedar derrumbada si el joven, al término de su etapa escolar, vuelve a su casa sin un trabajo que realizar, o termina en un programa de segregación laboral.

 

 

 

]]>
<![CDATA[“Éxodo” Los que se fueron]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Exodo--Los-que-se-fueron-20180921-0083.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Exodo--Los-que-se-fueron-20180921-0083.html Se alude a las diferentes razones que expresan los grupos de migrantes venezolanos.

Son variados los motivos que llevan a los venezolanos a inmigrar para buscar nuevas condiciones de vida en el exterior, siendo la razón común: el estado de inseguridad existente; la escasez de alimentos y de medicinas; la inflación; la carencia de nuevas fuentes laborales.

Además, de estas razones generales hay motivaciones de cada sujeto o grupo que se decide a partir. Las más constantes están fundadas en el conocimiento de personas que están en el país al cual se pretende llegar, que les han tendido sus manos, o bien, fueron quienes sugirieron la idea de la partida. Es posible también que se trate de la existencia de compatriotas que ya se instalaron en el país de migración y ya gozan de condiciones laborales favorables. En efecto, uno de los motivos que más pesan sobre el éxodo, es el tener ascendientes, aun cuando sean lejanos, en los lugares de destino. Como Venezuela fue un país de inmigración, el país-refugio de los desplazados por las guerras, por las tiranías o por las crisis económicas de otros países, algunos de los inmigrantes que vinieron a nuestro suelo, al mejorar las condiciones de su tierra de origen, regresaron y, son los que les sirven de puente.

También se cuentan los que emigran buscando sus lazos de parentesco. Ellos serán los candidatos a no regresar, porque en la misma forma en que sus antepasados se asentaron en Venezuela, tuvieron descendencia en ella y establecieron múltiples relaciones, sobre todo, las amistosas, porque nuestro pueblo es profundamente proclive a la amistad, están “blindados” con la promesa de un trabajo bien remunerado y la posibilidad de una vivienda acogedora.

Hay lamentablemente un grupo que asume el viaje, la ida, la separación, como algo intrascendente que no se detiene a verificar si posee alguna seguridad de empleo; si conoce a alguien; si ha sido invitado o llamado por quien pueda suavizarle el rigor de la llegada, con la seguridad de un pequeño refugio. Ese tipo de inmigrante es normalmente el aventurero que, como tal, tiene la actitud de quien no ha medido todas y cada una de las consecuencias. Ese atolondrado que se va simplemente por viajar, por cambiar, no es la mayoría, pero sí está constituido por un grupo relevante que es el que impresiona más a los nacionales del país a donde se dirige, que no pueden entender cómo se deja todo a la suerte, es decir, que no se analiza el significado y consecuencia de un cambio vital.

Otra categoría de venezolanos que se han ido son los que dejamos escapar hacia el exterior a cursar estudios, a innovar en sus conocimientos o bien, a establecer relaciones comerciales. Este grupo es el que posee mejor visión de las cosas porque tiene un pré-conocimiento de lo que le espera, lo cual le permite asumir conductas e iniciativas que son bien recibidas.

El éxodo más dañino para Venezuela es la pérdida de sus profesionales, tanto de los que se han ido en plan de estudios de los diversos grados, pero sobre todo, los que llegaron a la importantísima categoría de cursantes de post-grado. Estos, son la juventud sustituta que se nos escapa. Igualmente están los especialistas que están abandonando sus clínicas, sus talleres y bufetes en Venezuela porque han sido llamados a ejercer en el exterior en altos niveles económicos o intelectuales.

Es este último grupo el que nos afecta con mayor rigor, porque por un lado, son los especialistas en las tareas y materias más exclusivas  que, al partir para siempre, se están llevando una porción relevante de nuestro futuro.

]]>
<![CDATA[Invasión, por Roberto Malaver]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Invasion-por-Roberto-Malaver-20180920-0126.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Invasion-por-Roberto-Malaver-20180920-0126.html ¡Es mejor que digan que aquí corrió uno, a que aquí quedó uno! Al compañero Almagrotesco parece que los países que conforman la OEA le van a aplicar la Carta Democrática, porque se le ocurrió decir una vaina que después dijo que no dijo. 


 Es decir, dijo que no se descartaba una invasión contra Venezuela, y ahora dice que donde dije digo no es digo lo que dije sino Diego, una vaina que ya es típica de nosotros desde que nos metimos en el golpe aquel que empezamos a decir que yo no firme, que a mí me llamaron, que yo no estaba, que por allá fumea, y a Almagrotesco se le pegó esa vaina nuestra, lo que quiere decir que ya se jodió. También la gente del Grupo de Esgrima, porque están entre la espada y la pared, le dijeron a Almagrotesco que ni de vaina, que avisa con tiempo cuándo vas a decir una pendejada como esa, para ver si nosotros estamos de acuerdo, pero cómo se te ocurre, ¿tú eres loco?. Y además, ya la gente del New York Time también le habían enviado un mensaje a Trump,  allá en Venezuela manda papá Montero, y el hombre se achantó. Los que no hemos dicho un carajo somos nosotros, la gente de la oposición, qué vergüenza con ese gente que nos apoya. Ahora sale el Duque de Uribe a atacar al país, y uno busca lleno de esperanzas el camino que no encuentra por ninguna parte.
Y para más remate de saldos, no criticamos el viaje a China del dictador y su pueblo, - fue un gentío- sino que empezamos, como unos mismos bobolongos,  a criticar una papa que se metió el dictador con su primera combatiente allá en Turquía, coño, no hay derecho a ser tan estúpidos. Y de paso, no conforme con caerle encima en las redes, salió el compañero Marco- Truhan- Rubio a dar una orden de cacerolear los restaurantes del señor que invitó al dictador a comer en Turquía, y nos fuimos como unos mismos bolsiclones en Miami a decirle al tipo que no es no. Es que tenemos una calidad comprobada en las vainas que hacemos. La verdad es que alguien que sea capaz de seguir a Marco Rubio, lo único que demuestra es que es un incapaz, no queda otra vaina que pensar. Uno pensaba que no quedaban más errores que cometer, y aparece este Rubio diciéndonos, "epa, aquí hay errores que jode",  y allí caímos como somos novios y nos queremos.
El papa de Margot está asustadísimo. “Almagro enloqueció con esa vaina de la invasión. Eso lo que demuestra es que está arrecho con la oposición nuestra que no sirve para un carajo. Y ya ese hombre no sabe qué hacer. Ni yo tampoco.” Y se fue al cuarto y agarró la puerta y le metió aquel coñazo tan duro, que un tipo gritó: “comenzó la invasión”
- Mambrú se fue a la guerra, qué dolor, qué dolor, qué pena.- Me canta Margot
 

]]>
<![CDATA[Gobernantes y gobernados]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Gobernantes-y-gobernados-20180920-0125.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Gobernantes-y-gobernados-20180920-0125.html Todos tenemos una responsabilidad que cumplir. Los gobernantes han de trabajar por asegurar los justos derechos a su pueblo, pues solo así puede espigar un desarrollo armónico verdaderamente esperanzador. Cuidado con aquellos que rebosan el campo de su poder y pervierten la rectitud. Son los corruptos. El huracán de la corrupción es tan sucio que nos impide hasta respirar. También los gobernados han de ocuparse, y preocuparse como deber de conciencia, por someterse a lo dispuesto en la Declaración Universal de Derechos Humanos, en la que se reconocen la dignidad inherente y los derechos igualitarios e inalienables de todas las personas.

No olvidemos que una sociedad pacífica es un consorcio poético, en el que los versos por si mismos son ecuánimes, porque su métrica está al alcance de todos. Y así, el verdadero ser humano, no solo crece y aprende por lo que vive, también confiesa más pronto que tarde, que es el principal garante de lo que le ocurre. Por ello, nos hace falta ser más responsables para evitar que sucedan injusticias, que se siembren odios dispuestos a desarrollarse en venganzas por doquier, puesto que de la adicción a los sobornos se pasa a la adhesión de los enfrentamientos, que lo único que hace es envenenarnos y activar las barbaries. ¡Váyanse al destierro ya los guerrilleros!

 Hemos de ser ciudadanos de paz. La violencia jamás resuelve nada, máxime en un mundo globalizado y muy fragmentado, es la justicia la que nos allana el camino de la convivencia, teniendo presente las necesidades de todos los moradores y el bien de cada uno de ellos; también es el diálogo comprensivo y global el que nos ayuda a entendernos, o si quieren, la escucha de nuestro propio interior lo que nos injerta otro espíritu de mayor consideración hacia nuestros semejantes. De ahí que los gobernantes han de ser especialmente sensibles y también los gobernados han de estar dispuestos a converger en las ideas, sabiendo que la unidad siempre es más significativa y enriquecedora que el conflicto. Puede ser que las diferencias generen discrepancias, es lo natural, pero siempre se pueden rebajar las tensiones con un mínimo de espíritu conciliador. De este modo, todo estamos llamados a programar nuestra vida desde un estilo de comportamiento, más de relación unos con otros, sin obviar ese respeto inherente a la libertad que todos nos merecemos como ciudadanos de un planeta que hemos de compartir. 

 Por eso, hoy más que nunca tienen que propiciar los gobernantes un orbe que tienda a crear entre sus moradores condiciones de igualdad de oportunidades y, por tanto, se ha de favorecer a aquellos que, por su condición social, etnia cultural o salud, corran el riesgo de quedar relegados. Se me ocurre pensar ahora en los trescientos setenta millones de indígenas, repartidos por setenta países, pues ellos son el vivo ejemplo de las personas más desamparadas, marginadas y olvidadas de muchos gobiernos. O en esos niños, más de trescientos millones, una quinta parte del total, que no van a la escuela. "Cuando un país se ve afectado por un conflicto o un desastre, sus niños y sus jóvenes son víctimas por partida doble", lo ha dicho recientemente Henrietta Fore, la directora ejecutiva de UNICEF. De igual modo, pienso en aquellas gentes desempleadas, o con trabajos en precario, demandantes de esa justicia social, a los que muchos gobiernos no les prestan la atención debida, ignorando que promover el empleo, por si mismo ya es protegerles. 

Ojalá aprendamos la lección de lo armónico, que no puede llegar de otra manera que haciendo justicia. Los ricos no pueden hacerse más ricos, mientras los pobres son cada vez más pobres. ¿Dónde está el corazón humano? Quizás tengamos que meditar más, gobernantes y gobernados, y juntos en la convicción, es cómo podemos cambiar nuestra morada, nuestras actuaciones. Las aportaciones de cada uno, sin duda, cambiarán el mundo. Desde luego, si en verdad queremos salir de esta adicción permanente a los cohechos y demás vicios, no hay otra que dignificarnos humanizándonos, hablar claro y profundo entre todas las culturas, enfrentarse menos y cohabitar más con compasión, justicia y amor hacia nuestros análogos. Los Derechos Humanos y las libertades, junto con las correspondientes obligaciones, han de estar siempre presentes en todos los gobernantes, pero también en todos los gobernados, haciendo prevalecer la fuerza de los latidos (el del raciocinio es básico) sobre los pulsos de la fuerza que tanto nos embrutecen y destruyen.

]]>
<![CDATA[Se van, por Ramón Guillermo Aveledo]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Se-van-por-Ramon-Guillermo-Aveledo-20180920-0124.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Se-van-por-Ramon-Guillermo-Aveledo-20180920-0124.html  La creciente emigración de compatriotas acumula titulares, imágenes, tiempo de transmisión en medios de la región, el hemisferio y el mundo. Los venezolanos sabemos que no es una fabricación comunicacional. Todos conocemos personas de carne y hueso, familiares, amigos o conocidos que se han ido. Principalmente jóvenes, pero cada vez más variados en edad. 
De todas las regiones y de todos los sectores sociales. Todos estamos enterados de gente a quien le fue difícil decidirse, que le costó dejar atrás afectos y el saldo de sus certezas, para lanzarse a la incertidumbre aunque tenga el atractivo de la esperanza que aquí parece cada vez más limitada.

Antes, predominaba la emigración aérea y se decía, para despacharla con facilismo, que era la deteriorada clase media o sectores acomodados, cuando nos consta de gente que con enorme esfuerzo y vendiendo todo compró los pasajes para irse a ver qué pasa. Ahora, las imágenes de las fronteras terrestres, a Colombia por Táchira y Zulia, a Brasil por Bolívar, y las noticias de balseros criollos rumbo al Caribe, hacen imposible ignorar este fenómeno históricamente nuevo para Venezuela, conmovedor, abrumador.

Ante este drama humano al cual se han referido entre otros el Papa Francisco y el Secretario General de Naciones Unidas, la Acnur, países sudamericanos por llamado de Ecuador, el Grupo de Lima, el Secretario General de la OEA, el gobierno venezolano que debería ser el directamente concernido pero que todo pretende resolverlo con propaganda, ha decidido dar una respuesta en tres líneas. 
Una es negar de plano que la masiva emigración exista. Se trata, insiste, de un flujo migratorio normal interesadamente exagerado porque somos, repite, el “segundo país receptor de migrantes en la región”. Otra es estimularla, convencido de que así alivia la presión social interna y mejora su posición político-electoral porque “los que se van son escuálidos, traidores o están a punto de serlo”. 
Y la tercera es usarla como arma propagandística para presionar a otros estados: los voceros oficiales “defienden” a los migrantes venezolanos de la discriminación y malos tratos y piden a los gobiernos que “no le impidan regresar” a los que quieren hacerlo en la inventada misión “vuelta a la patria”.

Otra vez, propaganda en vez de soluciones. Como tampoco hay escasez ni hiperinflación, sólo “guerra económica”. El grupito en el poder está dispuesto a cualquier sacrificio, ajeno claro, con tal de no asumir la verdad.
 

]]>
<![CDATA[China- Venezuela]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/China--Venezuela-20180920-0025.html http://www.panorama.com.ve//opinion/China--Venezuela-20180920-0025.html La reciente visita del Presidente Maduro    a China pone en evidencia que la relación entre ambos países,cada día se fortalece y profundiza, tanto en lo económico, financiero y político. 

La base de esa relación, son nuestros recursos naturales con los que cuenta nuestra Nación. Venezuela tiene algo que China carece “ el petróleo”. Es el petróleo como arma de negociación con China. Ya Hugo Chávez, abrió las puertas con el país asiático para iniciar el acceso comercial y financiero con China. Se creó el Fondo Chino, con el fin de monetizar nuestro petróleo, a través de préstamos con pago de petróleo a futuro. Estos préstamos han sido para financiar proyectos diversos presentados por el gobierno nacional tanto en infraestructura como en el sector de los hidrocarburos.
El  Fondo Chino es repagado a China, con el suministro  de más de 300.000 barriles diarios. Venezuela ha venido pagando sus obligaciones asumidas, en el marco de un fondo rotativo, con características favorables para el país, puesto que el precio del petróleo es el internacional y monetizan nuestro petróleo anticipadamente... Venezuela obtiene recursos para emprender proyectos, sobre todo en el área de los hidrocarburos, con lo cual China se garantiza el pago correspondiente.
En la reciente visita del Presidente Maduro  a China se firmaron más una veintena de proyectos conjuntos y donde se destaca $ 5.000 millones de dólares frescos para atender proyectos de nuestra Industria Petrolera con el fin de recuperar nuestra producción. Estos proyectos han sido evaluados y aprobados para ser ejecutados de inmediato.
Esto demuestra que Venezuela no está quebrada. A Venezuela la han bloqueado con sanciones que hacen difícil la vida cotidiana de los venezolanos. Pero seguimos adelante en nuestro país. China está ejerciendo su participación en nuestro país. Ellos tienen el mayor Mercado consumidor de hidrocarburos con recursos muy poderosos y nosotros tenemos una base de recursos naturales para satisfacer sus necesidades. Somos un proveedor de hidrocarburos confiables y seguro 
Venezuela y China, con el reciente préstamo, a través del Fondo Chino, refuerzan sus relaciones, y ponen en evidencia sus estrategias de apoyar la recuperación de la producción de petróleo. eje central de nuestra economía. Los préstamos de China, van atados a la utilizacion de las capacidades industriales del país asiático.  Las empresas venezolanas sirven de apoyo local a las empresas chinas. Esto con el tiempo debe conllevar a la transferencia tecnológica y operativa, con el fin de fortalecer en parque industrial local.
En fin, Venezuela tiene que recuperar a su Industria Petrolera en el corto, mediano y largo plazo, produciendo más de 3.000.000 de barriles diarios, con la participación de países que respalden a nuestro país, en el marco del respeto de su independizar y soberanía nacional.

]]>
<![CDATA[La “guerra” de Almagro contra Venezuela]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-guerra-de-Almagro-contra-Venezuela-20180920-0107.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-guerra-de-Almagro-contra-Venezuela-20180920-0107.html “El expediente de la “violación masiva de derechos humanos” con que pretenden justificar la agresión contra Venezuela no es creíble ni para quienes lo intentan, aunque ya sabemos que los escrúpulos no son virtud de los guerreristas”.

En mi pueblo se usaban ciertos términos para tipos como Luís Almagro: “mosquita muerta”, “bobo perro”, “judas”; de este último se solían hacer muñecos de trapo para quemarlos en Semana Santa: que la cultura popular se las arregla para ejercer su derecho a la aplicación de justicia.
Así lo vi a inicios de diciembre de 2014 en la recepción del hotel donde se realizaba el encuentro de Comisiones Nacionales de Refugiados de Latinoamérica y el Caribe auspiciado por Acnur para conmemorar la Declaración de Cartagena de 1984.   
El excanciller uruguayo se movía sedoso entre las autoridades allí convocadas, para mover su aspiración a ser electo secretario general de la OEA, hecho que se consumó algunos meses después en una Asamblea General Extraordinaria en la cual recibió 33 votos, incluido el del Gobierno Bolivariano de Venezuela.
El miércoles 18 de marzo de 2015 Luis Almagro se convirtió en el nuevo Secretario General de la Organización de Estados Americanos, con la promesa de reestructurar el parapeto fundado en 1948, para "rescatar la legitimidad del organismo", comprometiéndose con su transformación “para ponerla al servicio de todos los americanos", según sus propias palabras.
II
Los peligros del verbo escoger…
Lo vengo repitiendo hace un puñado de años: ningún verbo tan peligroso en política como “escoger”. Toda la gloria de los héroes puede derretirse en cosa de minutos por un mal tipo escogido para misiones elevadas. 
En el campo de la izquierda revolucionaria se acuñaron las categorías “oportunistas” y “arribistas”, para identificar al flagelo de los escaladores de hombros ajenos. Muchos cuadros comprometidos de toda la vida sufren el desprecio de los jefes que prefieren a especímenes recién llegados a las cercanías del poder, con algo de verborrea acomodaticia, poses seductoras de incautos, bilingüismos, y corbatas bien anudadas. 
Así cabalgó este gris jinete sobre al influjo del Pepe Mujica y se aprovechó del momento ventajoso de la izquierda latinoamericana. Si alguien creía que la de Insulza había sido la peor gestión de un secretario general de la OEA, la sorpresa debe haberlo decepcionado.
Porque el bravucón de la OEA nunca fue de izquierda; vean como se presentaba de joven, según él mismo relata que lo enseñó su “apá”: “Hola, yo soy Luis Almagro Lemes, para servirle a usted y al Partido Nacional”.
III
“Me faltó tiempo…”
En una universidad gringa el criminal de lesa humanidad, Álvaro Uribe -el del “Clan de los 12 apóstoles”, el de las “Convivir”, de los “falsos positivos”, de las “chuzadas”, del bombardeo a Ecuador- afirmó tenso que “le faltó tiempo para una acción militar contra Venezuela”.
A tono con las declaraciones del nuevo ministro de defensa colombiano el pasado viernes 14 de septiembre, uno se pregunta si el presidente Iván Duque vino a cumplir esa tarea que dejó pendiente quien se dice ser su padrino político. ¿O son las instrucciones ya enunciadas por el atorrante de la Casa Blanca? ¿O los deseos de la mafia mayamera expresados por el patiquín “Narcos” Rubio?
Se me hace que el disonante ministro de guerra sabe muy poco de la guerra. Porque una cosa es haber vivido en un país con sesenta años en una guerra interna, y otra muy distinta es comprender el fenómeno de la guerra. El maestro Sun Tsu nos enseña que dominar el arte de la guerra, es saber domesticar ese “monstruo grande”, que “pisa fuerte”, según los versos de León Gieco.
Pero quien no puede controlar su lengua, difícilmente controlará sus torpezas. No es lo mismo matar centenares de líderes sociales desprevenidos y desarmados, que tener en la trinchera de enfrente a un pueblo –bien armado- ansioso de reivindicar su gloria ancestral.
IV
Cara o sello, vida o muerte…
La apuesta del imperialismo es más que obvia: “tendencia creciente a la violencia”
Las apetencias alocadas de la oligarquía santanderista, evidentes: Golfo de Venezuela, Lago Maracaibo, petróleo venezolano, salida al Caribe-Atlántico (soñar tan engreídamente puede salir caro), servir de peones al ajedrez del capital transnacional seguro será muy mal negocio para la región. 
El expediente de la “violación masiva de derechos humanos” con que pretenden justificar la agresión contra Venezuela no es creíble ni para quienes lo intentan, aunque ya sabemos que los escrúpulos no son virtud de los guerreristas. Hablemos claro. Una guerra fratricida nunca tendrá fin. El campo de batalla será continental. Las huestes bolivarianas nunca nos rendiremos. Eso es pacto de sangre que El Libertador recordaba a su leal General Rafael Urdaneta desde Purificación el 1 de enero de 1829: “Mucho tiempo ha, que nuestra divisa ha sido triunfar o morir…”.
La gente decente de este continente debe exigir sin devaneos la salida del ogro Almagro de toda representación pública. El prestigiado gentilicio de Artigas, Galeano y Benedetti no se merece el escarnio a que lo somete este bribón ponzoñoso. 
El más encarecido derecho humano, transgeneracional y superlativo, es la paz. La CELAC declaró zona de paz al continente. La UNESCO  lo validó como bien irrenunciable de la humanidad. Víctor Jara lo cantó y pagó con su vida. Lennon lo proclamó paradigma civilizatorio. 
Y el pueblo bolivariano de Venezuela y Nuestra América, defenderá su derecho a la paz con la convicción suprema de la 7654 razón, y la rabia consciente, la mayor fuerza que mueve la historia.

]]>
<![CDATA[La iniciativa de Mike Pompeo a favor de un diálogo con Venezuela]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-iniciativa-de-Mike-Pompeo-a-favor-de-un-dialogo-con-Venezuela-20180920-0106.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-iniciativa-de-Mike-Pompeo-a-favor-de-un-dialogo-con-Venezuela-20180920-0106.html Luego de las declaraciones del senador estadounidense Marco Rubio, en las que señala que estaría planteada una intervención en Venezuela, se ha incrementado la inquietud sobre las posibilidades de un conflicto bélico. En esa misma dirección se inscribe el reciente discurso del expresidente colombiano Álvaro Uribe, quien propone que su país realice una acción armada en el territorio venezolano.
Por otra parte, se desconoce aún cuál es la posición definitiva de Donald Trump, quien ha señalado que “ninguna opción está descartada”, pero que en días recientes dio un paso en el sentido del diálogo y las negociaciones al encomendarle a dos de sus funcionarios entrar en contacto con el presidente Nicolás Maduro y tratar una agenda de diez puntos. 
Esta reunión pautada para el  sábado 8 de septiembre  finalmente no se realizó porque factores internos en Washington lograron bloquearla. Se trataba de una iniciativa oficial, en la que se preveía que participarían Michael Fitzpatrick y Pete Marocco, altos funcionarios del Departamento de Estado, al frente del cual se encuentra Mike Pompeo, un hombre de confianza de Trump.
Como se sabe, la lucha entre facciones tiene convulsionado al mundo político estadounidense. No hay claridad sobre las líneas de trabajo. Hay sectores en la propia administración que se han constituido, de acuerdo al reciente artículo publicado en el New York Times, en una red clandestina, organizada en las distintas oficinas para obstruir aquellos lineamientos de Trump que consideran errados. 
Y el asunto se complica cuando se trata de Venezuela, ya que existe un grupo muy activo que gira en torno a los sectores cubanoamericanos opuestos a las políticas de apertura de Barak Obama. Tiene fisonomía propia y no responde a la visión que pudiera tener el Pentágono, ni se amolda exactamente a los intereses o al ritmo  de Trump. Son muy radicales, partidarios de medidas extremas y de acciones de guerra. Tienen  mucho peso y han incrementado su influencia con la designación de Mauricio Claver-Carone en el Consejo de Seguridad Nacional. De su lado se ubican otros funcionarios, como Nikki Haley y diversos cuadros en posiciones de mando, tanto demócratas como republicanos. 
En medio de estas dificultades por las que atraviesa Washington, de órdenes y contraordenes, es difícil saber a qué atenerse, de modo que una intervención no luce como algo inminente, pero sin dudas hay preparativos. Se prevén nuevas medidas de bloqueo económico que afectarían las condiciones de vida de la población y se acoplan dispositivos bélicos para potenciales actos de guerra.
Las probabilidades de un conflicto bélico dependen de quien se imponga en Washington. La iniciativa de Mike Pompeo de tomar el camino del dialogo con Venezuela no debe considerarse como descartada de forma definitiva. Se ha dado un paso atrás, pero ha habido encuentros de la cancillería con representantes del Departamento de Estado. Eso es lo razonable: explorar la vía de las negociaciones y buscar puntos de encuentro.
 

]]>
<![CDATA[Cinismo sin límites]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Cinismo-sin-limites-20180920-0110.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Cinismo-sin-limites-20180920-0110.html Varias semanas atrás, leí con atención –y conmoción- las declaraciones de la vicepresidenta, Delcy Rodríguez, en la cual manifestaba que había una campaña internacional contra Venezuela, y como consecuencia de esto “se está construyendo de forma artificiosa una matriz de opinión para justificar la intervención militar de Venezuela (…) lo que hay contra Venezuela es una gran operación que responde a la política del Pentágono de Estados Unidos”. Además, dijo que en Venezuela habían  5 millones 600 mil colombianos. 
Amigo lector, no le diré que esto es cierto o falso, pero sí le invitaré a hacer un ejercicio: Acérquese a 10 casas de su vecindario o en 10 apartamentos de su edificio y pregunte cuántos de sus integrantes se han ido del país. Además, pregunte a los que todavía están ahí, si se irían en caso de tener la oportunidad. De acuerdo al resultado, forme usted su opinión al respecto. Por estos días, el presidente Maduro declaró que los venezolanos se van del país con “15 o 20 mil dólares, porque la migración venezolana no se va con una mano alante (sic) y una mano atrás”. Y a esto le añadimos que Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, opina sobre la migración que: “cogieron una moda terrible, parecía que daba estatus decir ‘yo tengo un hijo que se fue para Perú, mi hermano se fue para Colombia‘, (emigrar) se convirtió en una moda”.
Nuevamente, no haré ningún juicio de estas afirmaciones, pero sólo les haré tres preguntas que intente invitarlos a analizar un poco: Si usted tiene 15 o 20 mil dólares, ¿estaría dispuesto a estar ilegal en un país, no poder ejercer su profesión por un buen tiempo o viajar en autobús por varios días? ¿Estaría dispuesto a desprenderse de sus familiares, resetear su vida, enfrentarse a mil incertidumbres por moda? 
Ahora bien, muchas instituciones especializadas en el proceso migratorio venezolano proyectan que a final de año estarán ‘regados’ por todo el mundo 4 millones de nuestros ciudadanos. Eso significaría que más del 12% de la población estaría en el extranjero, lo que da cuenta de un éxodo masivo que conforma una crisis regional sin comparación.
Finalmente, quiero acercarles el siguiente cálculo: Venezuela tiene aproximadamente 32 millones de habitantes, y el presidente Maduro dice que existen en el país 5.6 millones de colombianos, lo cual representaría casi el 18% de nuestra población (sólo colombianos, léase bien). Para que valga de ilustración, les comento que la población de inmigrantes en Estados Unidos representa el 13%; en Alemania es el 15%; en Nueva Zelanda roza el 22% y en Australia se acercaría al 28%. Todos estos son países desarrollados donde su población goza de altos ingresos salariales, gran cobertura de protección social, buenos servicios públicos, en definitiva mayores niveles de bienestar. 
Considerando estas cifras y el contexto actual: ¿usted cree que Venezuela hoy pudiera superar el número de migrantes que recibe alguno de los países antes mencionados? Hay que ver que el cinismo no tiene límites.
 

]]>
<![CDATA[Morral de ausentismo escolar]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Morral-de-ausentismo-escolar-20180918-0111.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Morral-de-ausentismo-escolar-20180918-0111.html Llevo varios meses tratando de escribir sobre los populares “morrales tricolor” que regaló el gobierno a niños, niñas y jóvenes de la patria en condición escolar; uno va por la calle y de pronto ve que una madre carga en su espalda el morral, un obrero lo lleva para guardar su muda de ropa, un indigente lo carga para guardar lo que recoge de la calle, un vigilante lo usa para guardar su uniforme; en fin, una gran parte de la población venezolana carga a cuestas el morral que almacena la pobreza que se refleja en los rostros de sus usuarios. 
Uno que otro alumno aún conserva el bolso, pues seguramente sus padres lo tomaron prestado por tiempo indefinido, pero quienes sí se beneficiaron del “morral tricolor” fueron el importador o fabricante de los millones de piezas esparcidas en todo el territorio nacional y hasta internacional, porque también los hemos visto cruzar las fronteras en la diáspora.
Este lunes 17 de septiembre inició el año escolar 2108-2019, los grandes ausentes fueron los niños y los morrales “bussines”. A diario me encuentro  con más padres y representantes que me comentan que aún no han inscrito a sus hijos por falta de dinero, que no les han comprado los útiles ni mucho menos un par de zapatos. Ir a clases era alegría para los niños, pues ese primer día estrenarían pantalón (o falda), camisa, zapato, morral y útiles;  eso quedó en la historia y en el recuerdo hasta el período de Chávez y toda la Cuarta república.
La miseria de un gobierno como el venezolano cuyo mandatario, de regreso de su visita a China se dio un banquete en uno de los restaurantes de alta categoría mundial en Turquía como el de Nusr- Et Sandel Bedesteni, quedará para la posteridad. Eso es lo que muchos llamarían “pornografía del poder”: buenos restaurantes, buen reloj, disfrute de un habano; esto es como la tos: no se puede ocultar. 
Señor Nicolás, tome nota, por citar unas cifras serias le doy estas que ofreció Gualberto Mas y Rubi, aguerrido defensor de los derechos de los maestros, secretario general de Fetramagisterio y del Sindicato Único del Magisterio, en 153 planteles en el Zulia solo asistieron 232 alumnos, o sea, 97% de ausentismo escolar; y esto es sólo una muestra de un estudio realizado el mismo día de regreso a clases.
¿La razón? Infinitas: los padres no tienen cómo comprarles el uniforme a los muchachos, mucho menos los útiles escolares, tampoco tienen para darles la merienda, los maestros no tienen efectivo para el pasaje, tampoco tienen para un bocado de comida, y a los dependientes de la Gobernación del Zulia por ejemplo, no les han pagado desde el 8 de septiembre cuando les depositaron la última quincena de agosto.
Según el recién nombrado, por segunda vez, ministro de Educación, Aristóbulo Isturiz, la matrícula de prescolar y primaria es de siete millones y medio de estudiantes; en Zulia sería de 450 mil, pero si sólo asistieron 232 alumnos a 153 escuelas, algo grave está pasando.
A estas cifras que alarman, hay que sumarle las ofrecidas por Susana Raffalli  en un tuit, la cual refleja que 4.444 alumnos (Fe y Alegría), han visto partir a sus padres, 3.500 maestros han renunciado (AVEC), 400 escuelas privadas cerrarán sus puertas (ANDIEP) en el 2018; y en las escuelas de Fe y Alegría menos del 50% de la matrícula escolar del 2017 se han inscritos.
En resumen, podemos concluir que vivimos un ausentismo escolar histórico y sin precedentes. En Venezuela la educación que fue de primera y competitiva de la que gocé y me formé, hoy está a punto de fallecer, el modelo socialista implantado ha fracasado y de no revertirse se llevará por delante dos generaciones de venezolanos que no serán los que hoy salen en manada emigrando a otros países con un título bajo el brazo.
El morral del ausentismo escolar tiene un origen, el “hombre nuevo” ha llegado para quedarse sin estudios, sin alimentos y sin oportunidades.
 

]]>
<![CDATA[Estado de emergencia económica, por Luis Britto García]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Estado-de-emergencia-economica-por-Luis-Britto-Garcia-20180918-0108.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Estado-de-emergencia-economica-por-Luis-Britto-Garcia-20180918-0108.html   Desde hace más de un quinquenio estamos en emergencia, territorial, social, económica, política, diplomática y cultural. El Decreto Ley N° 3.610 publicado en Gaceta Oficial de 10 de septiembre de 2018, mediante el cual se declara el Estado de Emergencia Económica, responde a una situación que amerita correctivos urgentes, totales y revolucionarios.

    Van algunos comentarios sobre  norma tan necesaria como perfectible. En sus considerandos reconoce  que “la extracción, alteración y uso fraudulento del signo monetario nacional” también se efectúa “a través del sistema bancario nacional”. Tal conducta delictiva de la banca debió ser desde hace años severamente castigada.

   El numeral 4 del artículo 2 faculta al Ejecutivo para “Autorizar erogaciones con cargo al Tesoro Nacional y otras fuentes de financiamiento que no estén previstas en el Presupuesto Anual, para optimizar la atención de la situación excepcional”. Ello  deja sin efectos  la normativa presupuestaria, y  posibilita incrementar desmedidamente el gasto. Habría que definir normas  para evitar la   anarquía presupuestaria.

     El numeral 8 del artículo 2 faculta al Ejecutivo para “Establecer sistemas de exoneración de impuestos y tasas a la importación de bienes de capital y materia prima necesarios para la producción, la industria nacional y los servicios esenciales”. Cabe tener extremo cuidado con  las exoneraciones tributarias. Gómez exoneró a las petroleras del pago de impuestos aduaneros, y posteriormente  Gumersindo Torres demostró que perdimos más con esa exoneración  que todo lo que nos pagaron por llevarse el petróleo.

     El numeral 10 del artículo 2 faculta al Ejecutivo para “La creación e implementación de subsidios y otros beneficios de carácter directo a los sectores sociales más vulnerables, que conformen un sistema de protección económica transitorio, con el cual se impida que los sectores con mayor capacidad contributiva trasladen a aquellos los efectos de medidas económicas implementadas para alcanzar una justa y equilibrada distribución de riqueza en el País”. Los sectores de mayor capacidad contributiva siempre trasladan tanto  la carga tributaria y el peso de la crisis sobre los menos favorecidos, en forma de sobreprecios. Pero lo ideal sería impedir drásticamente tales  traslaciones, antes que limitarse a paliar sus efectos.

    En la próxima entrega seguiremos comentando estas  medidas decisivas.
 

]]>
<![CDATA[Venezuela en el contexto mundial]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Venezuela-en-el-contexto-mundial-20180918-0110.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Venezuela-en-el-contexto-mundial-20180918-0110.html La imposibilidad de llegar a acuerdos políticos internos ha desencadenado una serie de situaciones que colocan a Venezuela como un peón en el tablero de ajedrez internacional, la ubicación geográfica venezolana, así como sus reservas energéticas naturales lo convierten en un actor importante para las grandes potencias mundiales que luchan incansablemente por el dominio mundial, la historia se ha encargado de recordarnos que la lucha por el dominio territorial ha sido recurrente e interminable.

 El archivo grafico que acompaña este artículo evidencia la lucha por el control mundial y como Venezuela se inserta en él, es cierto que Venezuela esta fuera del “espacio vital” y estratégico de China y Rusia, sin embargo Cuba ha sido el aliado estratégico para que estas potencias puedan tener presencia en el “patio trasero” de los Estados Unidos, mantener “desestabilizada” la región latinoamericana ya es un triunfo para China y Rusia, dado la importancia que esta representa para los Estados Unidos.
Recientemente el Departamento de Defensa de los Estados Unidos publico en su reporte anual para el congreso un documento intitulado “Military and Security Developments Involving The People’s Republic of China 2018” en el alertan sobre el crecimiento tecnológico militar y como ya esta nación esta capacitada para ganar guerras, todo esto enmarcado en el plan del Estado Chino denominado “China Dream of national rejuvenation” el cual esta en desarrollo y planificado para que en dos décadas sean capaces de tener una nación “estable, poderosa y prospera”
Para lograrlo, China tendrá que contar con muchos aliados, quizás por eso no es casual la reciente visita de la canciller y el presidente de la República de Venezuela a tierras chinas, así como el encuentro entre el presidente ruso Vladimir Putin y Xi Jinping en Siberia, quienes algunos lo han calificado como la “ Boda Militar entre Rusia y China” o la reciente visita del presidente chino al Foro de la FOFAC en África en donde afirmo la importancia de esta región para China y expreso la importancia que tiene para la humanidad “China y África: una comunidad de intereses para la humanidad”
Las piezas del tablero de ajedrez internacional se mueven y empiezan a surgir jugadas arriesgadas que complican la estabilidad mundial, no es casual que el Papa Francisco en meses atrás advirtió que el mundo había entrado en la tercera guerra mundial, lamentablemente Venezuela se dejo arrastrar por esta lucha de poder y hoy los venezolanos sufren y huyen, seguiré insistiendo que la mejor opción es ponerse de acuerdo sin tener que recurrir a factores externos quienes al final velaran por sus propios intereses.
En caso de que los venezolanos no sean capaces de ponerse de acuerdo internamente, la suerte sobre el futuro quedara sujeta a acontecimientos externos tales como las elecciones de Brasil, las del Congreso y Senado en los Estados Unidos o la reelección de los Republicanos prevista para el 2020, por ahora el eje China/Rusia/Cuba dominan a Venezuela y siguen avanzando en consolidar un Estado parecido al de ellos, queda mucha tela por cortar, seguiremos atentos a los acontecimientos y tratando de promover una solución pacifica entre todos los venezolanos.

 

]]>
<![CDATA[La disputa por Venezuela, por Elías Jaua Milano]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-disputa-por-Venezuela-por-Elias-Jaua-Milano--20180918-0114.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-disputa-por-Venezuela-por-Elias-Jaua-Milano--20180918-0114.html “Es necesario recordarle a los editorialistas del NYT, que los gobiernos de su país nunca han soltado ese garrote, en lo que va del siglo XXI han consumado el derrocamiento de gobiernos".

En estas dos semanas del mes de septiembre de 2018, hemos presenciado unadisputa entre el influyente diario estadounidense The New York Times (NYT) y la administración de Donald Trump sobre el caso venezolano. Un artículo anónimo, publicado por el referido medio, donde se revela las reuniones de funcionarios del Departamento de Estado con algunos militares venezolanos, para "conocer" de los planes para derrocar al Presidente Nicolás Maduro, desató la controversia.

Inmediatamente, voceros de Trump replicaron que era normal y parte de su trabajo estar informados de cualquier situación como ésta en la región y en el mundo, que sería una irresponsabilidad no hacerlo. Claro, digo yo, se han autoproclamados los policías del planeta tierra y más allá.

La contrarréplica a través de un editorial del periódico no se hizo esperar, en éste el consejo editorial reclama que una cosa era enterarse y otra sostener “varios encuentros con los comandantes rebeldes” que eso sonaba a “complicidad”.

Se reclama, en el editorial del diario, que Trump no puede volver a la política del "Gran Garrote" del siglo XX. En este punto es necesario recordarle a los editorialistas del NYT, que los gobiernos de su país nunca han soltado ese garrote, en lo que va del siglo XXI han consumado el derrocamiento de gobiernos democráticos en Honduras, Paraguay y Brasil y los han promovido sin éxito, pero ocasionando graves daños, en Venezuela, Bolivia, Ecuador y más recientemente en Nicaragua.

Ahora la administración Trump, anda tras el “topo” (infiltrado) que suministró la información al diario en cuestión y denunciando la falta de probidad del impreso.

¿Cuál es el fondo de esta polémica? ¿Las próximas elecciones parlamentarias en ese país, la guerra de los medios con Trump, visiones encontradas de las grandes corporaciones petroleras de cómo ponerle la mano a nuestros hidrocarburos?

En cualquier caso todos buscan lo mismo, desconocer nuestra Independencia, violentar nuestro derecho a la autodeterminación nacional, vulnerar nuestra economía y conculcar la soberanía sobre nuestros recursos naturales estratégicos.

Es por eso, que el editorial del NYT aclara con precisión que no hay dudas en que el Presidente Maduro debe salir, pero le recomienda a Trump que no promueva un golpe de estado ni ejecute una intervención armada, pero que si continúe asfixiando económicamente al gobierno de Venezuela hasta que éste se derrumbe, como es la opinión compartida “con sus aliados en la región” (dícese del llamado Grupo de Lima). A confesión de parte, guerra económica comprobada.

Compatriotas, hoy más que nunca debemos enarbolar en alto nuestra bandera tricolor, nuestra bandera histórica de lucha por la soberanía petrolera, soberanía finalmente conquistada y desarrollada bajo el liderazgo de nuestro Comandante Chávez, soberanía plena plasmada y aprobada por el pueblo en nuestra Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999.

Compatriotas, la grave amenaza que nos toca confrontar requiere de nosotros fortaleza ideológica y programática en torno al proyecto bolivariano de Independencia, soberanía, igualdad social y de una nueva ética pública.

Solo un pueblo convencido de que tiene cosas sagradas que defender es capaz de cumplir la máxima de nuestro Libertador Simón Bolívar: “Por fortuna se ha visto a un puñado de hombres libres vencer a imperios poderosos”. Máxima expresada por cierto, como parte de la polémica con el agente norteamericano Bautista Irving, en carta fechada en Angostura, 12 de octubre de 1818, hace casi ya 200 años.

Hoy más que nunca hay que informar, explicar, debatir y convencer de cada acción que se tome. Somos un pueblo sabio y libre, cuando estamos convencido del rumbo histórico que debemos seguir, siempre hemos sabido que hacer y sabremos qué hacer. Así será. ¡Viva Venezuela!

]]>
<![CDATA[Plaza Venezuela: ¡Volvamos a la Plaza!]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Plaza-Venezuela-Volvamos-a-la-Plaza-20180919-0048.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Plaza-Venezuela-Volvamos-a-la-Plaza-20180919-0048.html El espacio público es el sitio donde se cultivan los valores de la convivencia, la ciudadanía, el compañerismo, así, los del ser humano en la ciudad, y debe estar destinado al disfrute de todos. No es un lugar de paso.

Hoy el urbanismo, más que en el diseño de vías, transporte y conexiones, elabora un modelo urbano sostenible, que garantice al ciudadano una mejor calidad de vida.

En este ámbito, la Plaza se nos presenta como un emblema urbano, no siempre por su magnitud, pues las hay de diferentes tamaños, sino, sobre todo, por su rol.

En nuestra Latinoamérica, es preponderante la influencia de la arquitectura y el concepto españoles de la ¨Plaza Mayor¨, como centro de la urbe; alrededor de la cual, no sólo se encontraban las edificaciones de la Corona y la catedral, sino también las viviendas de ¨los mantuanos¨, Jefes Militares y los de Gobierno. Bajo este esquema de ciudad, se desarrollaron nuestros actuales centros urbanos.

La Plaza es el principal espacio del centro de una ciudad. Por lo general, estratégicamente colocada, para nuclear a los distintos agentes que la conforman.

No nos referimos sólo a las ¨Plazas Institucionales¨, destinadas a eventos políticos, comerciales, militares o religiosos, en las que generalmente, se colocan monumentos, para preservar, entre otros, la memoria histórica del sitio; sino también, a las ¨Plazas Sociológicas¨, en las que lo trascendente, es la presencia de la vida urbana continua, y del espíritu unitario de barrio. 
Se trata de la Plaza como ya la concebía en 1900, el arquitecto-urbanista Idelfonso Cerrá, en su diseño de Barcelona-España, con la que promovía la interacción entre transporte, uso de la tierra, espacio público, encuentro, y, sobre todo, peatonalización. Para él, la misma, tenía como objetivo principal, eliminar, la separación entre ricos y pobres, era el espacio común.

Entonces, en virtud de nuestra tradición urbana, promovimos desde nuestra gestión en PDVSA La Estancia, para el espacio público, la tesis de ¨Volver a la Plaza¨.

Así lo señalamos en 2006, con ocasión del acto de compromiso de inicio de obras para la reconstrucción y recuperación de nuestra querida Plaza Venezuela de Caracas.

“Volver a la Plaza, significa, estimular en ella, el encuentro, el juego infantil, la conversación con el amigo, la cita amorosa, el estudio en conjunto…”

Todo, porque ¨Volver a la Plaza¨, significa, estimular en ella, el encuentro, el juego infantil: el trompo, las metras, la perinola, la patinata, entre otros. Implica igualmente, la conversación con el amigo, la cita amorosa, el estudio en conjunto, la lectura de un libro, la invitación a un concierto, tomarse un raspado o simplemente, la tarde de contemplación.

Pero presupone, sobre todo, contrarrestar las deformaciones urbanas de las ¨ciudades dormitorio¨, y de los grandes conjuntos de Edificios o casas, donde el ciudadano carece de espacios de encuentro, y sólo tiene como opción, la visita al ¨mall¨ o centro Comercial.

Con esa idea, buscábamos homenajear a Caracas, a través de su propia esencia, de su identidad cultural, y lo hicimos con la rehabilitación de la Plaza Venezuela, centro de convergencia del espíritu de los caraqueños, ícono de la ciudad, durante tantos años abandonada y olvidada, como parte de la vida cotidiana del caraqueño.

Caracas, la cuna del Libertador, el punto de partida del sueño emancipador de América, debía y debe reflejar nuestro espíritu. La Plaza Venezuela, emblema de nuestra ciudad, debía y debe tener un propósito patrio, convertirse en el estandarte de la inclusión de todos los venezolanos.

Con la ampliación de nuestra capital, y justamente por su condición de valle, la misma se fue esparciendo, a lo largo de su estrecha franja, creando grandes concentraciones de viviendas, cada una con su propio ¨centro¨. Las urbanizaciones dividieron en ¨guetos¨ a las comunidades, y éstas dejaron de integrarse, para sólo cubrir sus necesidades de servicios, e incluso de paseo, en los centros comerciales aledaños.

El factor petrolero, creó y estimuló la formación de los barrios caraqueños, verdaderos cinturones de miseria, sin ningún tipo de ordenamiento, ni concepto urbano.

Nuestra querida ciudad, quedó dividida entones, entre el ¨Este¨ y el ¨Oeste¨, entre las urbanizaciones y los barrios, sin un punto de encuentro o conexión, unida sólo por una columna vertebral artificial e inhumana, como lo es, la Autopista Francisco Fajardo.

La Plaza Venezuela, sin embargo, existía, como el espacio de cruce entre los habitantes de las distintas áreas de Caracas, aunque lamentablemente, sólo lo era para acompañar el tránsito vehicular que la circundaba.

Su cercanía a la Ciudad Universitaria (Patrimonio Mundial de la Humanidad), también al Bulevar de Sabana Grande, convertido en un enorme y atiborrado bazar de la buhonería, y la presencia de su fuente sin funcionar, y de sus obras de arte urbano destruidas, exigían que se hiciera en ella, un trabajo de rehabilitación, que la devolviera a los caraqueños como verdadero espacio urbano.

Procedimos a desarrollar un complejo y extraordinario Proyecto de Rehabilitación, único en su tipo, para la recuperación de la Plaza, su Fuente y sus importantes Obras de Arte Público. No hacerlo podía haber afectado el carácter patrimonial de la Universidad, para la cual, la misma, debe actuar como antesala, y preparar al visitante para du disfrute.

De inmediato, realizamos los Diagnósticos necesarios (histórico, vehicular, número de transeúntes, estado físico de cada pieza, servicios públicos, seguridad, iluminación, jardinería, áreas patrimoniales, seguridad), levantamos la planimetría, produjimos los cómputos métricos, contactamos a los artistas de las obras, a sus representantes y contratamos a los técnicos y expertos.

Una condición era que el resultado se ciñera a la visión original de cada artista, y al concepto de integrar las distintas áreas del Complejo. Era una complementación del espacio como un todo, para que el ciudadano pudiera disfrutarla de un extremo a otro. Como un¨museo al aire libre¨.

Así, rehabilitamos la Fuente de Plaza Venezuela, con la activa participación y entusiasmo del MAESTRO SANTOS MICHELENA, autor de su última versión, incluidos los aspectos de diseño e ingeniería. Más tarde, daríamos, al Maestro antes de su muerte, la satisfacción de invitarlo a su reinauguración, pero ahora, engalanada con luces, música y jardinería.

Restauramos con la participación directa de los artistas o sus representantes, y talleres autorizados: la ¨Fisicromía de Carlos Cruz Diez en Homenaje a Don Andrés Bello¨; El ¨Abra Solar¨ de Alejandro Otero; y con posterioridad, ¨Pariata¨ de Omar Carreño. Sólo quedó el pedestal de la antigua estatua de Cristóbal Colón, que consideramos, no debía ser intervenida con ningún elemento superpuesto a su diseño y época originales.

Se instaló un sistema de iluminación, sonido, caminerías, riego, paisajismo y áreas infantiles. Todo la Plaza Venezuela, re-obtuvo y se enriqueció en su carácter de ¨Complejo Urbanístico Artístico y Cinético¨ más importante de Latinoamérica. Caracas recuperó la prestancia de uno de sus espacios emblemáticos, hoy día dispuesto para el disfrute y sosiego de todos.

“espacio rehabilitado, espacio tomado por la cultura”.

En ésta, aplicamos nuestra premisa ¨espacio rehabilitado¨, ¨espacio tomado por la cultura¨. Y al igual que en la sede de PDVSA La Estancia, hicimos en adelante en sus espacios, presentaciones semanales de nuestros Festivales y actividades de impacto. Ello porque siempre defendimos que la cultura permite que el ciudadano se ¨empodere¨, ésto es, se haga dueño del espacio, lo sienta suyo, y, en consecuencia, lo disfrute y lo cuide.

Hoy, la Plaza Venezuela es el elemento nuclear de las comunidades circundantes. Su color y movimiento es admirado por los capitalinos de todas las zonas, por sus niños; son muchos los que se han apropiado de ella, y miles los capitalinos que la viven, disfrutan y fotografían.

Caracas, ni ninguna otra ciudad, puede seguir dividida en guetos, el hecho cultural debe imponerse como instrumento de cambio, que impida que se borre nuestra identidad. El espacio público, limpio, ordenado, rehabilitado, por tanto, querido y seguro, y, sobre todo, la Plaza, son un antídoto contra la inseguridad, los flagelos de la droga y el ocio improductivo. Ya lo decíamos en nuestro artículo anterior sobre la ¨Esfera de Soto¨.

Insistimos entonces en la necesidad del uso responsable de ésta también ¨utopía de lo posible¨, y de todas nuestras joyas patrimoniales, cuyo esfuerzo de rehabilitación les iremos narrando, a la espera que me acompañen con entusiasmo, para lograr, que nuestros íconos, perduren como testigos vivientes de nuestra venezolanidad.

En próximos artículos seguiremos narrando cómo reacondicionamos cada una de las obras de arte y la Fuente de Plaza Venezuela, fue un trabajo complejo y difícil, sólo posible gracias a la participación de todos los involucrados, y en especial, de mi magnífico equipo de trabajo de entonces.

Los invito a ¨muchas tardes de Plaza¨, donde sólo nos detenga nuestra imaginación, y podamos disfrutar de nuestra ciudad deseada: Caracas, la Cuna del Libertador. “Volvamos a la Plaza! ¨

]]>
<![CDATA[Burbujas sin ley, por Carola Chávez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Burbujas-sin-ley-por-Carola-Chavez-20180917-0072.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Burbujas-sin-ley-por-Carola-Chavez-20180917-0072.html Los colegios privados se volvieron locos, Wilfrido. Como cada año, pero más delirantes, convocan a asambleas que son un remedo de lo que exige la resolución 114, una vuelta ingeniosa salida de algún cerebro decente y pensante para impedir que el gobierno imponga la idea de que la educación es un derecho y no un negoción.

Comienza la campaña: Una convocatoria chucuta, sin la estructura de costos que exige la ley, esencial para que papás y mamás puedan decidir, con la precisión del que está bien informado, el precio que pagarán por la matricula de sus chamos. El conocimiento os hará libres… mejor no… El miedo os hará esclavos.

Entonces la ola de rumores: que si el colegio cobra lo que le da la gana, va a tener que cerrar, imagínate tú, a pocos días del comienzo de año, y tú chamo sin cupo, y el miedo, y la ley no existe, y los dueños del colegio son la ley, y sus directores asalariados son sus verdugos. Cuchillos pa’ sus pescuezos.

Y supura el clasismo, y el bullying de los salones de clase se muda a los chats de whatsapp. Que si ”qué bueno, porque así vamos depurando” (al colegio de niños pelabolas). Que si el que no pueda pagar que se vaya, porque para lo bueno hay que trabajar —dice una cadivera—. Y las otras mamás aspirantes a sifrinas, calladitas, no vaya a ser que se les note la pelazón y les vayan a hacer el bullying que ellas mismas hacen a quien cometa la desvergüenza de admitir que vive de un salario…
 “¡Fuchi!”

Y así, desinformados, presionados, aterrados, llegan a la asamblea donde se votará en voz alta, delante de todos, si aceptas pagar tu salario y la mitad del de tu marido, en la matrícula de uno solo de tus hijos. Si acepta, tranquilamente, ver partir a los de los compañeros de tu hija, del colegio donde han estudiado durante los últimos 10 años, por no poder pagar. Si aceptas la “depuración”. Si aceptas que los dueños del colegio estén por encima de las leyes. Si aceptas dejar abierta esa puerta al peligroso vacío, que hoy te toca los bolsillos y mañana te puede tocar a tu hijo, sin marco legal que lo ampare, porque tú decidiste aceptar.

Y podríamos decir que ellos son locos y se entienden, pero sería una irresponsabilidad por parte del Estado permitir que haya burbujas privadas auto eximidas del cumplimiento de la ley y más cuando hay niños en medio.

]]>
<![CDATA[En opinión: Maracaibo: calor y surrealismo]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Maracaibo-calor-y-surrealismo-20180917-0070.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Maracaibo-calor-y-surrealismo-20180917-0070.html  Fue en ese preciso momento cuando al “cenit se encumbra la cuadriga de sol”, durante la sombra cero. Estaba frente al viejo edificio de la Botica Nueva y vi como levantaban sus cabezas. Con una mueca de dolor estiraron sus brazos y espaldas petrificadas en la misma postura desde que llegaron y con el atletismo de un gato saltaron a tierra. 
Los sansones de Maracaibo, tan estoicos siempre, se veían tristes y cansados. Ya en tierra miraron hacía Rafael María Baralt que, como ellos en su pedestal, tiene la cabeza hacia abajo, como quien siente una gran pena o busca algo que se le ha perdido. Entonces él también levantó su ilustre testa, volteó a mirar al convento de San Francisco, su compañero de esperas, vaciló un momento y se lanzó del privilegiado pedestal en el que lo han olvidado.
Su plaza estaba sola. Lo vi caminar hacia el Lago escoltado por los sansones y cuando pasaban al lado del viejo mercado nuevo, con un estruendo metálico el edificio se convirtió en un vapor y añorando el tiempo en que llegó a la ciudad hecho en pedazos se hizo al agua.
Quise correr tras Baralt para preguntarle si se iba de nuevo y a dónde, pero dos enormes sombras volaron sobre la plaza. El sol me cegó por un instante y entre un fulgor de fuego reconocí de inmediato a las cosas aladas que se han posado desde hace años en lo más alto de la fachada del Palacio de los Cóndores. No eran cóndores realmente, ni águilas calvas, pero volaban y desde el cielo se unieron al cortejo.
Ya en el puerto, a punto de subir al vapor, un hombre con uniforme de granadero preguntaba insistentemente por su espada. No pude verlo bien a la distancia pero era sin dudas la estatua de Francisco de Miranda que está en la avenida el Milagros y que de milagros se ha escapado de los fundidores de metales. La segunda piqueta que azota a Maracaibo.
Entonces escuché que uno de estos “clochar” maracuchos, que intentaba subirse al vapor con un par de buchones que ya no podían volar, cantaba un viejo rock argentino: “en esta pobre ciudad, todo se enciende y se va. Ciudad de pobres corazones”.
Me desperté nadando en mi propio sudor y la boca más seca que una pipa o un tanque en un barrio de Maracaibo que lleva días sin agua. Fue algo así como un sueño de una madrugada de verano en que Corpoelec te apaga el aire acondicionado mientras duermes.
Me acordé de la gente de mi ciudad haciendo cola bajo el sol en la parada de la estación Altos de la Vanega del Metro de Maracaibo y a lo largo de la Circunvalación 2, donde a la Alcaldía le dio por cortar los pocos árboles que quedan y que uno ya los quiere aunque sean “nin”.
Y es que Maracaibo se ha quedado sin paradas de autobuses y sin autobuses. Aun así la gente insiste en hacer su vida como dice la gaita de Guaco: si no hay carritos yo camino/ si falta el agua yo no me baño/ mi linda tierra maracaibera/ tantos problemas me desesperan/ pero yo muero en mi Maracaibo.
Pero quienes dicen gobernar en Maracaibo como que se tomaron literalmente lo de Tierra del sol amada. Algunos maracuchos interpretan que el emblemático verso de Baralt quiere decir que la tierra y el sol son amantes y hasta llegan a elucubrar metáforas más eróticas que en su criterio expresan mejor el afán del sol sobre la tierra.
Primo lo que Baralt intentó decir es que esta es la tierra del sol y él la ama, que sois vos el que la ama o él que debería amarla, como a una madre, como a la tierra. Quizás si nos tomamos el atrevimiento de reescribir el verso salgamos de dudas. Sería igual decir: Amada tierra del sol. O si le ponemos una coma: Tierra del sol, amada. Pero sin dudas Baralt es un enorme poeta y es: Tierra del sol amada
Si alguien cree que a los maracaiberos nos encanta estar a pleno sol a mediodía esperando a ver si pasa una chiva y por eso no hay paradas y cortan los árboles, porque a eso no se le puede llamar podar, o que nos da placer caminar bajo el sol recalcitrante y no sienten piedad de la gente de esta ciudad, ¡por favor! despierten que quizás a usted también Corpoelec le apagó el aire mientras dormía.
 

]]>
<![CDATA[Seriedad en la política, por Jesús Castillo Molleda]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Seriedad-en-la-politica-por-Jesus-Castillo-Molleda-20180917-0065.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Seriedad-en-la-politica-por-Jesus-Castillo-Molleda-20180917-0065.html La frecuencia en la que mienten los políticos en Venezuela es tan alta como la hiperinflación, es difícil que los ciudadanos logren identificar a un dirigente político o gobernante que sea percibido como una persona seria, honesta y competente. El más reciente estudio de opinión pública (Agosto, 2018) de la empresa Datanalisis revela que la dirigencia política opositora se encuentra con niveles de rechazo por encima del 60%  y un estudio realizado por la Fundación Zulia Productivo del 3 al 7 de septiembre de 2018 en 7 municipios del Estado Zulia refleja que la dirigencia política oficialista mantiene niveles de rechazo por encima del 70% lo que refleja la baja credibilidad y aceptación que tienen un gran número de dirigentes  y gobernantes por mentir tanto y tantas veces seguidas.
El país requiere urgentemente de una clase política seria, competente, capaz de pedir disculpas cuando se equivoque y que le de reconocimiento a los dirigentes y ciudadanos más destacados, quienes a pesar de la aguda crisis apuestan por un porvenir para todos los que habitan en Venezuela, no se puede seguir castigando a los buenos y premiando a los malos, el amiguismo le está haciendo muchísimo daño a los partidos políticos y gobiernos en funciones. Los partidos políticos se alejaron de sus objetivos que son el participar en procesos electores, ostentar el poder, preparar y formar al liderazgo político emergente, presentar propuestas para el diseño de políticas públicas, visitar las comunidades diariamente en la formación de las estructuras electorales de cada centro de votación por municipio, estado, país dependiendo de su interés geopolítico. 
Sorprende que el 9 de diciembre de 2018 se avecinan las elecciones para elegir a 2850 concejales en los 335 municipios del país y como muy responsablemente los 27 alcaldes de la oposición política manifestaron que si participarían en las elecciones debido que para ellos sería un revés político dentro de sus gestiones como alcalde permitir que las cámaras municipales sean dominadas por concejales oficialistas lo que les dificultaría la toma de decisiones en la gestión pública. En política los espacios ganados no se regalan y de no pensar en la política con seriedad, estrategia y táctica entonces el adversario por muy malo que sea siempre avanzará debido al abandono de los espacios políticos, así que quienes, con una altísima ignorancia en el tema político actual, señalen con críticas destructivas a estos alcaldes por impulsar la participación electoral dejan en evidencia que son partes de quienes equivocadamente asumen una estrategia de enfrentar al gobierno cediendo espacios, o de brazos caídos. 
Los dirigentes políticos opositores que bajo el argumento de que: las dictaduras no salen con votos, que el Consejo Nacional Electoral se roba los votos, que es imposible ganarle elecciones al actual gobierno bajo ésta condición, demuestran su incapacidad de organizarse y de movilizar al ciudadano, simplemente no tienen la fuerza electoral ni capacidad de convocatoria. Esa dirigencia desprestigiada opositora se comporta como los cobardes que no asumen que a consecuencia del abandono de esos espacios y que el hecho de no hacer el trabajo de organización electoral en los centros de votación garantizando la presencia de los testigos electorales, movilizadores, coordinadores de centros de votación, es la principal razón por la que la oposición política del país ha sido derrotada electoralmente. 
Hay políticos que se atreven a prometer que el gobierno ya le falta poco (Un discurso que tiene 18 años), que ya viene en camino una intervención internacional, que estamos cerca de una explosión social, y con esos desgastados y repetidos argumentos colaboran para que el gobierno nacional que tiene más de 87% de niveles de rechazo se mantenga de pie. El gobierno miente descaradamente a los venezolanos cuando afirma que la economía con las actuales medidas mejorará, porque es evidente que el anuncio de esas medidas solo contribuyó a acelerar la miseria y el hambre en Venezuela. Sin embargo, no son los únicos que mienten, la dirigencia de la oposición política también lo hace cuando afirma que al gobierno le falta poco para ser derrotado. Como lo dijo Cicerón Zafra  “Los políticos mienten con frecuencia por contar con ciudadanos ingenuos que les creen y votan por ellos”.

]]>
<![CDATA[La última ratio, por José Vidente Rangel]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-ultima-ratio-por-Jose-Vidente-Rangel-20180917-0019.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-ultima-ratio-por-Jose-Vidente-Rangel-20180917-0019.html 1) El plan para liquidar al proceso bolivariano en Venezuela, cuya iniciativa es de los gobiernos de Estados Unidos, Unión Europea y mandatarios cipayos de Latinoamérica para acabar con la soberanía e independencia de países que adelantan cambios sociales y políticos de avanzada, entró en su fase final.

Ya las máscaras cayeron al suelo y los promotores de la aventura actúan con singular desparpajo. Dejaron de lado los escrúpulos principistas de los cuales alardeaban a diario como, por ejemplo, el respeto a los gobernantes electos por la voluntad popular, la no intervención en los asuntos internos de las naciones, la libertad y exaltación de los derechos humanos.
     2) Desde hace 20 años Venezuela es objeto de un acoso excepcional. De una casería inusitada, sostenida en el tiempo y con múltiples expresiones: bloqueos financieros y económicos; conspiración permanente; desconocimiento de elecciones libres; golpes de Estado; sabotaje de la industria petrolera; terrorismo, guarimbas, e, incluso, intentos frustrados de magnicidio. 
Los gobiernos de la V República no han tenido un solo instante de tregua de parte de factores internos y de agresiones provenientes del exterior. Porque la verdad es que no existe precedente alguno en la historia de las conspiraciones contra gobiernos legítimos de la región, de una concertación tan estricta de grupos nacionales e internacionales que trabajan con la sintonía que caracteriza a los sistemáticos ataques contra Venezuela.
      3) Pero lo cierto es que Venezuela y el proceso bolivariano resultaron un hueso duro de roer. La “conspiración permanente” ha tenido, en frente, una sólida “resistencia permanente”. La alianza de la ultraderecha que agrupa al imperio, la oligarquía y la gran burguesía, ha topado con la alianza “Pueblo-Fuerza Armada Nacional Bolivariana”. Todos los esfuerzos hechos por la alianza de la derecha nacional y mundial, fueron derrotados de manera contundente, tanto los intentados a través de la vía electoral como los que pretendieron derrotar a la revolución bolivariana con la violencia: golpe de Estado militar, insurrección popular, terrorismo. Todos los intentos terminaron en fracaso; lo cual significó que, progresivamente, cundiera en el ánimo de los conjurados la desesperación y el convencimiento de que no puede haber golpe militar sin militares e insurrección popular sin pueblo. 
      4) ¿Qué alternativa le queda a la mafia, al imperio, a la ultraderecha, a la oligarquía, luego del fracaso en todos los terrenos, tanto en el armado y violento como en el institucional y electoral? Una vez agotadas todas las fórmulas, con una militancia disminuida y frustrada, y con una dirección desacreditada al máximo por el cúmulo de errores en que ha incurrido, ¿qué hacer ahora? Inclusive, luego del fracasado magnicidio del 4/A en la Avenida Bolivar y del retruque desolador que esa cobarde acción ha tenido, ¿cuál es la fórmula a emplear?
      5) O mejor, ¿qué queda en el arsenal criminal de los factores que integran el frente de la contrarevolución? En apariencia, casi nada. Pero no nos engañemos: sí queda la carta privilegiada, que no es otra que la invasión del país. La intervención mediante una fuerza militar que siempre ha figurado en la lista de recursos. Y no lo escribo para revelar secretos. Porque la agresión internacional siempre fue concebida como la “última ratio”. 
      6) Si se observa con atención el cúmulo de declaraciones de las últimas semanas de gobernantes y jefes militares norteamericanos; de figuras destacadas del frente nacional e internacional que se ha formado contra Venezuela, uno se encontrará en todas ellas la mención, directa o indirecta, a la intervención. Unas veces advirtiendo que se trata de un recurso planificado en detalle, cuando  su origen es una fuente castrense de USA, o bien de un propósito intervencionista disfrazado con la máscara de “ayuda humanitaria”.
      7) Sin duda que la cama está hecha. Los planes están listos. La argumentación que justificaría la agresión, sólidamente apuntalada en un barraje mediático bestial, como siempre ha sido la característica a través de la historia, de episodios similares. Todo lo cual obliga a tomar conciencia, por parte del gobierno, del pueblo y de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, de la gravedad de las circunstancias, 
  

Claves secretas
• ¿JUECES DE Venezuela? ¿Tienen atributos para juzgar a nuestro país aquellos que adelantan una campaña feroz para descalificar a las instituciones forjadas al calor de la Constitución más democrática del mundo, para tildar de dictadura a una nación con profundos avances sociales y respeto a la libertad? Desde luego que no. Pero amparados en la impunidad —y en la cobertura que les da la potencia norteamericana—, avanzan en la consumación de una aventura  miserable.
 Personajes como Temer, presidente de Brasil, golpista y corrupto; como el argentino, Macri que en dos años y medio en la Casa Rosada, quebró al país, a miles de empresas, lanzó al desempleo a  millones de trabajadores y está envuelto en numerosos negocios sucios; como el chileno Piñera, colaborador  de Pinochet y negociante empedernido que no distingue entre lo privado y lo público; o como los siniestros personajes del gobierno peruano, casi todos con amplios prontuarios policiales; o el gobierno ecuatoriano en manos de un reconocido traidor; o la narco Colombia, primera productora de droga del mundo, la de los Uribe, los Santos y los Duques, un trío de políticos depredadores y verdugos de su propio pueblo (que se vayan todos al carajo). Porque carecen de estatura ética y moral para colocar en el banquillo a Venezuela y a los venezolanos…
•¿QUÉ HARÁN los dirigentes de la oposición ante las elecciones convocadas por el CNE para el 9 de diciembre? Una mayoría aguarda que ocurra una sorpresa que le resuelva el dilema de participar o no en los comicios municipales; mientras que otro sector insiste en considerar que no hay condiciones, que su situación organizativa es precaria y que, además, hacerlo convalidaría a la autoridad electoral severamente cuestionada por el sector. ¿Pero cómo manejarán la política con cada vez menos representación institucional? ¿Volverán al atajo de la violencia?...
•¿O ES que acaso piensan sus dirigentes que se dará la fatalidad de un golpe o la intervención armada extranjera? No tiene nada de raro que en el mundo de las ilusiones en que viven esos personajes se le asigne posibilidades a esas opciones. Tal percepción, siempre equivocada, ha conducido a la  oposición al actual grado de postración. Esperemos los desarrollos inmediatos de la situación…
•DOS LIBROS cuya lectura recomiendo, Emblemas de Rebelión y Sueños de Pueblo, del luchador político  y embajador Jorge Valero. Quienes lo conocemos y hemos compartido con él luchas y sueños, sabemos de su coraje cívico y elevado nivel intelectual. Detrás de todo cuanto escribe hay  sólidos conocimientos y profundas reflexiones. 
Él sabe conjugar, en uno de estos libros, la historia, la diplomacia, la política; y, en otro, se inspira en una visión optimista que junta la historia con la poesía. Del relato de su experiencia en el oficio diplomático, surge una original mirada que abarca el mundo contemporáneo. Valero es un cultor del debate democrático a partir de la defensa del pueblo y de los cambios sociales…
•A LOS que montaron e indujeron la “operación migrantes”, les salió el tiro por la culata. Ahora comienza el retorno con dramáticas revelaciones sobre el engaño de que fueron víctimas.- 
 

]]>
<![CDATA[Una población sometida]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Una-poblacion-sometida-20180917-0023.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Una-poblacion-sometida-20180917-0023.html  El objetivo es mantener a la población ocupada en la solución de sus problemas de subsistencia (...) Haciendo cola para  cobrar pensión y lograr mejor precio en los alimentos.

Semana de rumores y golpes de estado. Zarandeada y maltratada la opinión pública, que recibe los mensajes y crecen sus deseos y aspiraciones; por ratos reprimidos. Los  reportes e informes diseminados sobre movimientos en los cuarteles aumentan la ansiedad. Pero lo que realmente mueve el piso y se le da todo crédito es la reunión de funcionarios estadounidenses con militares venezolanos.

“Esto como que va en serio”, decía un amigo. Mucha gente pegada a los celulares. Las redes revientan y miles de personas son receptores de estas noticias siempre frescas y de gran demanda en la clase media y alta. Mientras, la clase D y E se informa por el sistema de medios oficiales, el mensaje boca a boca y las emisoras comunitarias. 
        Sin embargo, la gran batalla ya se escenifica en las calles, urbanismos y barrios. Pueblos y ciudades. El choque principal es el de la gente por el desabastecimiento y los altos precios de alimentos y medicinas. Con una moneda devaluada y carente de capacidad de compra. Sueldos míseros y moneda depreciada. Sin perspectivas de triunfo se le ira la vida a las personas.

Sin esperanza de cambio a corto, mediano y largo plazo. Si no hay cambio en el modelo de políticas económicas y financieras la expectativa de mejorar hacia la prosperidad se irá haciendo cada vez más lejos. Por ahora, la meta de crecimiento y desarrollo social será una ilusión inalcanzable. El proceso de empobrecimiento es agudo, difícil de alterar y hacer cambiar de rumbo. Vamos por un camino ideado y planificado como proyecto ideológico de factura populista y dirección autocrática. 
        Al fin y al cabo, el objetivo es mantener a la población ocupada en la solución de sus problemas de subsistencia…  manutención. Haciendo cola para comprar pan, cobrar pensión y lograr mejor precio en los rubros alimenticios. Para eso escasea el efectivo, los bancos lo que dan es miserias y la conversión monetaria mantiene confundida e inhábil a las personas. Un pueblo resignado…condescendiente.  Es el día día el que nos subyuga. No hay tiempo para protestar ni pensar en cómo mejorar y hacer crecer nuestro nivel de vida. Encadenados a una situación de compleja resolución desde el punto de vista personal o familiar. El deterioro personal es alarmante. La carga es larga y pesada y la lentitud acompaña cada paso que da la población. El pensamiento de la gente solo tiene espacio y chance para indagar y resolver sus problemas de alimentación y salud.  Sabe que le espera una larga y penosa cola. Dónde conversa sobre precios, efectivo y servicios públicos. Poco tiempo gasta en comentar la grave  situación política del país. 
      Una colectividad desprovista de un mensaje de aliento que apalanque sus congénitas fibras de trabajo y sacrificio por un futuro de cambios y progreso social. Atrapada en las redes de una paupérrima situación económica que no da chance a sublevarse y exigir una mejor vida.

Capaz de generar una conducta colectiva de protesta e insubordinación. Desamparada, además, de un liderazgo con visión homérica e histórica para una Venezuela democrática, moderna y civilizatoria.  La actividad internacional es importante pero no suficiente y deberá estar acompañada de una fuerte e intensa movilización de calle en barrios, comunidades y urbanismos. Para lo cual se necesitarán organizaciones políticas estructuradas en todo el territorio nacional y con decisiva trayectoria e influencia en las masas populares. Dicho hasta la saciedad, el país demanda un proyecto sociopolítico opositor de gran aliento que aumente la fe en nuestros líderes,  instaure la esperanza y llene de optimismo a la población. Divididos, cada quien por su lado, irradian un pigmeismo  colosal y una impotencia soberbia. 

]]>
<![CDATA[Invitación al delito, por Francisco Arias Cárdenas]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Invitacion-al-delito-por-Francisco-Arias-Cardenas-20180917-0021.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Invitacion-al-delito-por-Francisco-Arias-Cardenas-20180917-0021.html Esta semana que pasó destacó la noticia de voceros  del gobierno de Estados Unidos que afirman haber participado como “oyentes” en reuniones conspirativas con militares venezolanos que plantean derribar al Presidente de la República Nicolás Maduro Moros. Afirman que sólo “oyeron”  y que según dice la fuente norteamericana, solamente tenían visiones y críticas globales, sin mayor organización ni plan concreto.

 Aún cuando no parece ser el estilo de las acciones encubiertas, no resulta extraña la afirmación, sino más bien un salto hacia adelante con lo que podrían ser informaciones y testimonios fehacientes de ese trabajo antidemocrático, inamistoso e intervencionista  de la potencia continental, que pudiera salir de investigaciones de los órganos de seguridad de Venezuela. Pero también tiene un sentido de decir a los descontentos algo así como “anímense, conspiren que cuentan con la maquinaria fuera de los Estados Unidos”

En cualquiera de los dos casos es una postura y actividades que están no solamente reñidas con la ética y la relación sincera de respeto que debe existir entre Venezuela y  Estados Unidos, es una muestra de descaro y arbitrariedad propia de los fuertes sin consciencia y mínimo acato al derecho internacional y a los derechos humanos.

Si de algo pudiera servir, es urgente que los políticos de todos los partidos de Venezuela, los verdaderos empresarios de todos los sectores, exigiéramos al gobierno de USA que dé buenos consejos y asesoramiento a la oposición. Que vayan a elecciones y ganen elecciones, y si llegaran a ganar, que no cometan de nuevo la torpeza  que les anuló la victoria del 2015, usar un espacio tan poderoso y emblemático como la Asamblea Nacional para amenazas,  conspiraciones y guarimbas  que solo les ocasionan derrotas con mucho dolor para inocentes.
Y que si ganan, asuman y gobiernen, como lo deben estar haciendo los opositores en espacios regionales y municipales, sin la tentación de la violencia y la destrucción que rechaza nuestro pueblo.
 

]]>
<![CDATA[El Cometa Rojo, por Rafael Ramírez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-Cometa-Rojo-por-Rafael-Ramirez--20180915-0047.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-Cometa-Rojo-por-Rafael-Ramirez--20180915-0047.html Estaba haciendo una revisión de materiales y videos para los trabajos que estoy haciendo para difundir el pensamiento político y la acción del Presidente Chávez, cuando me conseguí un video que no correspondía a su época. Era un video de 2015, y su contenido no deja de sorprenderme aún, nos deja una lección a todo el país y al Chavismo o lo que queda de él.

El video fue tomado en algún lugar de los llanos, donde un grupo de guardias nacionales y policías, dirigidos por un arrogante oficial, tratan de someter, no se indica la razón, a un llanero afrodescendiente. La primera impresión que uno tiene es que se trata de algún episodio de represión en el campo durante la IV República.  Después de indagar un poco, y sobre todo por los argumentos del campesino, rápidamente se cae en cuenta de que efectivamente es un episodio de represión en el campo, pero durante este gobierno de Maduro. Es increíble la similitud de la actuación y la actitud del oficial de la Guardia Nacional en el video, con lo que era la práctica extendida de este cuerpo durante la IV República.

La diferencia la hace el pueblo, en este caso el campesino agredido, un hombre joven, humilde y provisto de los argumentos que le dio el Comandante Chávez al Pueblo. Este hombre que se batía con valor, y al que los guardias y policías no podían someter a pesar de las órdenes y la alteración del oficial, quien lo amenazaba con pegarle un tiro, exigía respeto, que no lo atropellaran, se zafaba, hacía fuerza, corría, discutía, no agredía a nadie, en ningún momento se amilanó, lo que reflejaba un orgullo propio del que tiene convicciones.

En algún momento más de cinco funcionarios lo logran tirar al suelo, a la tierra, para tratar de amarrarlo con un cable, uno de ellos le coloca la bota militar en el cuello, y pareciera que van a poder controlar a aquel hombre que se negaba a ser vejado por la “autoridad” ofendida por la actitud rebelde del negro. Este logró ponerse nuevamente de pie y el oficial ordena esposarlo, a lo que el hombre se resiste, argumentando que “él no era ningún delincuente”. El oficial ordenó que lo volvieran a tirar al piso, mientras le repetía y amenazaba porque “se la tiraba de arrecho”. Era precisamente eso lo que más molestaba al oficial Guardia Nacional.

Es en ese momento, cuando el hombre sometido en el piso por los funcionarios, como si a través de él estuviese hablando el mismísimo Comandante Chávez, o Florentino en la sabana, le dijo con voz premonitoria al oficial, “... debería darles vergüenza, debería, como funcionario policial … locos se volvieron ustedes, … ¿tu crees que eres autoridad? pero Dios sabe... ¿quiere que le diga una cosa comandante? … mira yo tuve un sueño, yo tuve un sueño, y en el sueño que tuve, ...me soñé que miré un cometa rojo grande y estaba bien elevado, ¿oíste?, y estaba bien elevado, y yo llegué y miré el cometa y dije na’guevonada,... mira como tratan al campesino, … al mismo pueblo que formó Chávez, vengan ustedes a atropellarlo, pero no se preocupe que esto empezó y todavía no ha terminado…”

El hombre, ya amarrado, sigue exigiendo respeto, de repente comienzan a llegar campesinos, reclamando, en particular una mujer lo hacía de manera muy aguerrida e indignada, mientras la guardia trata de llevarse  al detenido. De entre los gritos y la discusión se escuchan voces que dicen “... ¿este es el legado de Chávez?... ¿este es el socialismo? ...” la discusión se acaloró tanto, y llegaron tantos campesinos, uno con una bandera nacional, muchos con palos en la mano, que el oficial y sus funcionarios fueron desbordados: el campesino detenido logra zafarse y el video sigue captando la refriega, hasta que alguien impide que continúe y se acaba.

El problema es orgánico, el problema es la actitud del oficial de la Guardia Nacional, del componente militar, que refleja que en el país hay un acelerado proceso de desmontaje de la Revolución Bolivariana, su ética y conducta, que acompaña al acelerado proceso de restauración de la hegemonía del capitalismo, no solo en lo económico (que ya es más que evidente con el paquetazo de Maduro, la entrega del petróleo, gas y la privatización de PDVSA) y social, sino en su ética y conducta. Es decir, retrocedimos como sociedad.

Estos hechos no son aislados, se trata de un fenómeno que se expresa permanentemente en la vida cotidiana, la verdadera tragedia diaria del ciudadano para mal vivir actualmente. Nuestro pueblo, el ser humano, no es el centro, ni el objeto de protección del gobierno madurista, nunca lo fue, a diferencia de la Revolución Bolivariana, del gobierno del Presidente Chávez, donde su amor al pueblo y su orientación profundamente humana y revolucionaria jamás permitió que nadie atropellara a los ciudadanos, los humildes, fuera militar, civil, juez, político o de “gran apellido”.

Existe una correlación directa entre el bandazo a la derecha del gobierno y el maltrato al pueblo. La restauración capitalista salvaje, que sucede en el país, necesita imponer al pueblo duras condiciones de vida, desmejorarlo en todos los sentidos y reprimir cuando se oponga a ello.

Ese campesino atropellado por la Guardia Nacional que vemos en el video, desde el piso, ya amarrado con un cable, le da una lección de ética, valor y coherencia a buena parte de la dirección política del país, sindicatos maduristas y partidos que se proclaman revolucionarios, quienes guardan silencio, miran hacia otro lado o sencillamente ya no les importa el sufrimiento del pueblo.

El acento antipopular y represivo del gobierno se expresa en la manera en que abandonaron al Pueblo a su suerte, en medio de la profunda crisis que genera la restauración de la hegemonía capitalista en el país.

Recordando el libro de Orlando Araujo “La Violencia en Venezuela”, entendemos que, así como durante los gobiernos del Pacto de Punto Fijo, durante el gobierno madurista el pueblo es objeto de violencia diaria, impuesta por distintos métodos, desde el chantaje y el control social, hasta la abierta represión. Se ha llevado al pueblo a un tipo de vida que era impensable hace tan solo cinco años atrás.

Primero se ha sometido al pueblo a la angustia y al sufrimiento del desabastecimiento, largas, interminables colas para obtener alguno que otro producto; imposibilidad de adquirir alimentos y medicamentos. Luego se le ha sometido al escarnio de estar detrás de una caja Clap con productos insuficientes, de mala calidad. Se le somete a las consecuencias del colapso de las empresas prestadoras de servicios públicos esenciales, como el agua y la electricidad, largos apagones, prolongadas sequías, todo racionado. El transporte público colapsó, así como muchos medios de transporte terrestre, incluyendo el metro y el tren a los valles del Tuy. El pueblo se desplaza como puede, hasta en camiones que son utilizados para transporte de animales, lo que llaman “las perreras”. El pueblo es azotado, ante la ausencia o complicidad de los organismos responsables, por todo tipo de anti sociales: malandros, pranes, secuestradores, “bachaqueros”, contrabandistas y “matraqueros”.

Luego de cinco años de esta acumulación de calamidades, ahora el gobierno decide cargar el peso de sus errores e inconsecuencia otra vez al pueblo, ahora con la imposición de un paquetazo neoliberal y su meta de “déficit cero”: una hiperinflación que se proyecta a fin de año en 1.000.000%, una mega devaluación donde el gobierno pasó de un cambio de 6 Bs por dólar a 93 millones de Bs por dólar, pero para terminar de enredar las cosas, que se puedan manejar las cifras, suministrar efectivo y disminuir el impacto de las cifras en el publico, se le quitan cinco ceros, así, de la nada, y se proclama un nuevo cono monetario, el “Bolívar Soberano”. Se decreta un aumento de salario mínimo que, producto de la devaluación desde los anuncios del paquetazo, apenas el pasado 17 de agosto, está otra vez rondando los 2 dólares mensuales, que terminaron de sepultar las posibilidades de vivir del salario para los trabajadores que llevan cinco años empobreciéndose por el proceso de mega devaluación e hiperinflación.

Pero, además, el gobierno decide que los empleados públicos tendrán un solo salario, no importa si estas menos o mas preparado, si eres profesional o no, se eliminan de un solo plumazo los beneficios alcanzados por los trabajadores en toda una historia de lucha sindical. Se nivela hacia abajo, es decir, se sigue violando la Constitución, en este caso el carácter de progresividad de los derechos y conquistas laborales y, como si esto no fuera suficientemente grave, se viola la Ley Orgánica del trabajo promulgada por el Comandante Chávez, en uno de sus últimos actos oficiales.

Por otra parte, se impone al país, el pago de la gasolina al precio internacional, el mismo que pagan los habitantes de los países industrializados, donde el sueldo mínimo mensual, no es de 2 dólares, sino entre 1.500 y 2.000 dólares. Se sube el IVA del 14 al 16%, el impuesto más regresivo que existe, sube la unidad tributaria, mientras se decreta una “exención” de impuestos a las empresas petroleras, incluidas las transnacionales.

Tal vez la violencia que más daño hace al pueblo es cuando, en medio de este cuadro de angustia y caos, se demuele y erosiona constantemente la autoestima del ciudadano, esa del campesino luchando para no ser atropellado por la Guardia Nacional, se envilece al ciudadano, se destruye la conciencia y el carácter rebelde alcanzado por el Pueblo movilizado con Chávez. Al ciudadano se le lleva al extremo de la necesidad y la penuria, para luego ponerlo a correr por una caja Clap, por obtener un “carnet de la patria”, que responde más a una filiación política que a ningún instrumento de subsidios. Se obliga al pueblo a sacarse el carnet si es que quiere recibir cualquier beneficio o dádiva. Por poco que sea, la gente lo necesita porque está al borde de la desesperación. Si no tienes el carnet de la patria, prácticamente no tienes derechos de ningún tipo: ni al pago de pensión, ni al pago de bonos, ni al aumento de sueldo, ni al subsidio del precio de la gasolina ante la monstruosidad de su aumento.

Por supuesto, cuando esto no es suficiente para contener la molestia generalizada, se recurre a la violencia abierta contra cualquier protesta o contra los pocos dirigentes políticos o militares que se atreven a acompañar al pueblo.

Se recurre al uso de la GNB y a la policía para reprimir, así como se hacía en la IV República. No voy a mencionar los tristes y sangrientos episodios del 2017, pues en los mismos intervinieron muchos factores y elementos políticos que desataron la extrema violencia que vimos en las calles. Pero si se debe mencionar el uso permanente de las fuerzas represivas para abortar cualquier protesta genuina de los sectores populares o gremios. Ahora se “gasea” a quien sea: jubilados, enfermeras, campesinos, vecinos, etc.  Además de las detenciones por razones políticas de una cantidad indeterminada de dirigentes sindicales, obreros, trabajadores de todos los sectores y militares.

Probablemente el reflejo más grave de este maltrato contra el pueblo, son los 2,3 millones de venezolanos, reportados por la ONU, jóvenes y humildes que han salido del país, lo hacen a pie y en autobús desesperados por la situación agobiante, inaguantable que existe en el país. Los voceros del pranato madurista los insultan, descalifican y simulan ignorar el hecho, construyendo su “realidad” de “tuiters”, que solo existe para las nuevas elites en el poder.

Para abordar esta realidad hay que querer verla. Muchos dirigentes políticos del campo revolucionario tienen la tendencia, me imagino que auto complaciente o evasiva, de negar la situación, mirar a otro lado, hacerse el loco pues. No es la primera vez que esto sucede en la historia política del mundo. Así fue en el surgimiento de las peores experiencias totalitarias, a través de la represión selectiva, brutal, se imponen el miedo y la desmovilización, cuando se está fomentando un ambiente propicio para el surgimiento del fascismo, o para decirlo de otra forma, tener el comportamiento represivo típico de los gobiernos de élites, de derecha latinoamericanos.

Para los que todavía se niegan a aceptar este cambio cualitativo de las cosas, los que insisten en no querer ver, entonces solo pregúntense: ¿hubiese dejado el Comandante Chávez que algo así pasara? ¿él qué habría hecho? Recuerden: ¿alguna vez Chávez hizo algo así? ¿habría volado a un opositor, así estuviese armado, con un cohete? ¿habría permitido que la Guardia Nacional atropellara a los campesinos o los trabajadores? ¿hubiese metido preso a Rodríguez Torres y a cientos de oficiales militares? ¿Chávez me habría perseguido, me hubiese ofendido y acusado de manera cobarde, sin darme ni siquiera el derecho a la defensa? ¿hubiese Chávez destruido a PDVSA y repartir su Junta Directiva entre facciones políticas? ¿habría privatizado PDVSA o entregado el Arco Minero? ¿hubiese entregado el Gas de la Patria, la Faja Petrolífera del Orinoco? No. La respuesta es NO, y quien diga lo contrario mentiría sobre el Comandante.

El pueblo, como gritan los campesinos del video, sabe que Chávez no hubiese hecho, ni hubiese permitido nada de esto. Un amigo Comandante Bolivariano y Chavista, de los Jefes de las rebeliones militares de 1992, me dijo un día: “Rafa por menos de esto nosotros dimos un golpe de Estado”.

Mientras el pueblo está solo en su padecimiento, en sus problemas, mientras siguen desmantelando las instancias de inclusión y democracia protagónica y participativa, el gobierno avanza en la entrega de la Patria y en la imposición del paquetazo de Maduro. Lo hacen ya, ni siquiera sin cuidar las formas, con la prepotencia e impunidad del que siente que no tiene que rendirle cuentas a nadie, del que se siente “sobrao”, como el oficial de la Guardia Nacional del vídeo.

La entrega

Maduro va a China, de manera apresurada, a firmar nuevos compromisos en el sector petrolero, que no se atreven a revelar, porque sigue la privatización de PDVSA, el remate de los activos de todos los venezolanos. Es como la entrega de los campos petroleros a las empresas privadas o la entrega del gas de la Patria a las trasnacionales que operan en Trinidad y Tobago: todo se hace de espaldas al país, sin dar razones ni explicarle a nadie.

Entre los anuncios que hace el gobierno desde China (algo tiene que decir) se menciona que se recibieron una cantidad indeterminada de millones de dólares y se “firmó” la venta de más del 9,9% de participación de PDVSA en la empresa mixta PetroSinovensa. Es decir, no es que China nos está dando una línea de crédito o un préstamo, no, lo que está sucediendo es que Maduro sigue privatizando PDVSA. Desprenderse de participación accionaria en PetroSinovensa no es más que una venta de PDVSA a la CNPC de China. ¡Es su privatización!, por eso los chinos dan recursos, porque pagaron por la compra por pedazos de PDVSA.

Todo esto es ilegal, no se consulta a la Asamblea Nacional, ni a la Asamblea Nacional Constituyente, ni a nadie, no les importa, no se informa sobre los términos, condiciones, el monto. Se llevan por delante nuestra Ley Orgánica de Hidrocarburos, la Constitución y a Chávez con su oposición radical, hecha a viva voz, a la privatización, de cualquier forma y de cualquier filial de PDVSA.

Por eso comparto el sueño de ese campesino, a través del cual nos habla el Pueblo, los humildes, nos habla Chávez: “un cometa Rojo grande, muy alto, esto ya comenzó”. Tenemos que darle un parao al madurismo antes de que siga entregando al país, su soberanía, vendida al mejor postor y acabando con nuestra revolución.

Si la dirigencia chavista, o los partidos revolucionarios, no quieren asumir su responsabilidad, entonces harán el triste papel de ser el soporte político de la nueva elite, del nuevo pacto, entreguista de la Patria y restauradora del pasado, que se ha entronizado en el poder. El pueblo les pasara por encima. Estoy irreductible e irrefutablemente con el pueblo, entre el campesino y el Guardia Nacional, estoy con el campesino. Entre Chávez y Maduro, estoy con Chávez. Con Chávez siempre, ¡Venceremos ¡

]]>
<![CDATA[Venezuela nos necesita, por Antonio Pérez Esclarín]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Venezuela-nos-necesita-por-Antonio-Perez-Esclarin-20180914-0098.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Venezuela-nos-necesita-por-Antonio-Perez-Esclarin-20180914-0098.html No permitamos que nos derroten  el pesimismo  y la desesperanza. Desoigamos las voces que nos invitan a la resignación  y la rendición. En estos días, más que nunca, fortalezcamos el compromiso, la resiliencia, la amabilidad, la solidaridad.   Venezuela tiene un hermoso futuro de prosperidad y   paz, futuro que debemos construir entre todos y para todos.  Venezuela es un país maravilloso,  que Dios lo llenó de potencialidades que debemos convertir en realidades,  mediante el  esfuerzo y el trabajo honesto y responsable.  Por ello, lo que tienes que hacer, hazlo con buen ánimo,  con honestidad, con calidad. Piensa más en Venezuela y en los venezolanos que sufren, y en lo que puedes hacer para remediar su sufrimiento.  No te aproveches de la situación para cultivar conductas egoístas, especuladoras, deshonestas. No permitas que triunfe la antiética y el darwinismo social donde sobreviven y triunfan los que pisotean los valores esenciales. Hay que recuperar en Venezuela la ética, la responsabilidad, el buen trato.
Venezuela está gravemente enferma y malherida, languidece agobiada por múltiples maltratos y penurias. Por ello, Venezuela nos necesita. Necesita de sus hijos esforzados, generosos  y valientes, capaces de asumir las dificultades como oportunidades para mejorar y superarse. Nadie abandona o se desentiende de su madre cuando está enferma o herida. Por eso,  si bien respetamos a los que decidieron marcharse por pensar que les resultaba imposible vivir aquí con dignidad y, pensando en sus hijos o familias, hicieron el gran sacrificio de enfrentar valerosamente el desarraigo  y la incertidumbre, la decisión de los que optamos por quedarnos  en Venezuela debe abandonar los lamentos y convertirse en esfuerzo y empeño para curarla y llenarla de  vigor. Todos tenemos  derecho a vivir con dignidad mediante un trabajo digno y bien remunerado, derecho que debemos conquistar porque hoy se nos niega.  No podemos conformarnos con limosnas que nos humillan, ni aceptar que haya hermanos que enferman de depresión ante lo insoportable de la situación, o pasan hambre y mueren víctimas de la  miseria. 
La historia nos confirma que en ningún lugar del mundo  ha resultado  exitoso el camino que tratan de  imponernos en Venezuela, sin importarles los resultados y  el dolor  y la desesperación que causan. Por ello, debemos oponernos con valor y tenacidad y trabajar por cambiar de rumbo.  Para ganar la batalla de la libertad, debemos estar convencidos de que podemos ganarla. Si piensas  que perderás, ya has perdido. Si piensas que no vale la pena el esfuerzo, nunca te esforzarás.  Piensa que puedes, que podemos, y  lograremos triunfar.
No podemos seguir desanimados o resignados.  No podemos acostumbrarnos a vivir como mendigos en esta miseria e indignidad. Hace falta invocar al bravo pueblo del himno nacional y no permitir que nos sigan  imponiendo unas políticas  que en vez de resolver los problemas los agudizan. Necesitamos recuperar el coraje para levantar a  Venezuela de su postración. Recuerda a Martin Luther King: “Lo preocupante no es la perversidad de los malvados, sino la indiferencia de los buenos”
 ¡Es la hora de la organización y  de la acción  firme y no-violenta!!   
 

]]>
<![CDATA[“La objeción de conciencia en la Constitución”]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-objecion-de-conciencia-en-la-Constitucion-20180914-0122.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-objecion-de-conciencia-en-la-Constitucion-20180914-0122.html La objeción de conciencia es una justificación jurídicamente válida para rechazar políticas lesivas de nuestros intereses.

A la figura de la objeción de conciencia le dediqué un artículo anterior, pero mi interés por la materia no se ha agotado, por cuanto la considero invalorable para la protección de los derechos ciudadanos frente a los poderes soberanos.

 La objeción de conciencia está mencionada en el art. 61 de la Constitución pero, lamentablemente, su redacción es contradictoria. Al efecto, el mismo nos dice que toda persona tiene derecho a la libertad de conciencia y a manifestarla, salvo que su práctica afecte su personalidad o constituya delito. Este primer reconocimiento que hace el constituyente de la objeción de conciencia tiene un valor muy relativo. ¿Qué significa que la práctica de un principio ético, como es lo que se tutela con la objeción de conciencia, “puede afectar la personalidad” del objetor? Indudablemente que la limitación que el constituyente le opone al ejercicio de la objeción de conciencia es difícil de entender y, bien sabemos que, las malas interpretaciones son las que afectan a los ciudadanos en general.

Continúa diciendo el legislador que la objeción de conciencia no puede invocarse para eludir el cumplimiento de la ley o impedir a otros su cumplimiento o el ejercicio de sus derechos. En esta segunda frase es más evidente la contradicción del constituyente, porque la objeción de conciencia está por encima de las normas que la conciencia rechaza.

 Vamos a comenzar desde el principio, para que pueda entenderse el por qué de las dudas frente al art 61. En efecto, la objeción de conciencia es el derecho subjetivo, acordado a los ciudadanos, de inaplicar los mandatos de la autoridad que contrasten con los principios fundamentales de los destinatarios de tales decisiones. El nombre de la figura misma nos dice cuál es su mejor definición, ya que, comienza por señalar que es un “rechazo”. 

El segundo elemento es el objeto del motivo del rechazo, constituido por cualquier exigencia que se haga al sujeto, individualmente, o como miembro de un grupo, de hacer o no hacer algo; de inhibirse o de aceptar una carga.

El tercer elemento de la objeción de conciencia es que la razón que justifica su ejercicio, constituida por una pretensión contraria a la convicción ideológica, moral o religiosa del sujeto, es contraria a su conciencia.

 Recordemos que, la objeción de conciencia, está presente cuando hay una exigencia legal que una autoridad alega ante un sujeto para fundamentar sus actos. Es decir, hay una norma que obliga a hacer algo o a abstenerse, lo cual sin embargo, es contrario a lo que la conciencia ordena. Un ejemplo cercano es el llamado a inscribirse en un determinado partido, que es contrario a las ideas políticas del afectado, ya que tiene postulados sobre el Estado, contra los cuales el objetor ha luchado. 

Como podemos comprender, la figura es particularmente compleja y, aceptarla en su totalidad, implica un avance muy grande en la comprensión conceptual de la sociedad. Es por eso que una revisión de los diferentes textos constitucionales de nuestras colegas sudamericanas, nos revela, con tristeza, que es una minoría la que la consagra en su Texto Fundamental. Es también por eso que la definición del art. 61 ejusdem, en su última oración, revela que no hay reconocimiento verdadero y real de la objeción de conciencia, ya que prohíbe que la misma se ejerza cuando se rechaza el dar cumplimiento a un acto fundado en una norma que lesiona principios morales fundamentales.

En estos momentos, cuando la autoridad nos exige como condición la tenencia de un carnet o cédula vinculada al régimen de gobierno, para acordarnos el ejercicio de derechos básicos como lo es el de votar o el de llenar el tanque de gasolina del carro; debemos enfrentarnos a tales exigencias planteando nuestra objeción de conciencia.
 

]]>
<![CDATA[Conversar para evitar una guerra, por Leopoldo Puchi]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Conversar-para-evitar-una-guerra-por-Leopoldo-Puchi--20180912-0130.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Conversar-para-evitar-una-guerra-por-Leopoldo-Puchi--20180912-0130.html En días recientes ha cobrado de nuevo actualidad la posibilidad de una intervención militar extranjera en Venezuela. La expectativa se ha alimentado por las declaraciones del senador estadounidense Marco Rubio, en las que señala que ya no existen las condiciones para una evolución pacífica en la política venezolana y que estaría planteada como una necesidad una acción de fuerzas externas.

En esa misma dirección se inscribe el reciente discurso del ex presidente colombiano Álvaro Uribe, quien plantea abiertamente que su país debe participar en una acción armada en el territorio venezolano para cambiar el actual Gobierno.
Tanto Rubio como Uribe son voceros calificados, por la cercanía con los gobernantes de sus países. Sin embargo, la posición de Uribe no encaja con las declaraciones del presidente Iván Duque, quien ha señalado que “la intervención militar no es el camino para Venezuela”.

Por su parte, en Washington se han fortalecido y han alcanzado nuevas palancas de mando los sectores cubanoamericanos opuestos a las políticas de apertura de Barack Obama. No obstante, se desconoce aún cuál es la posición del propio Donald Trump, quien le habría encomendado a dos de sus funcionarios entrar en contacto con el presidente Nicolás Maduro y tratar una agenda de diez puntos. Esta reunión pautada para el pasado sábado finalmente no se realizó porque factores internos en Washington se opusieron y a última hora lograron frenar la iniciativa tomada por el departamento de Estado. 
Pudiera decirse que en este cuadro de líneas contrapuestas en Washington, una intervención no está planteada como algo inminente, pero sí hay preparativos. Se prevén nuevas medidas de bloqueo económico que afectarían las condiciones de vida de la población y se acoplan dispositivos bélicos para potenciales actos de guerra. De llegar a ocurrir, se trataría de una guerra en la que se confrontarían ejércitos y en la que al menos una porción de la población venezolana tomaría las armas frente a los efectivos extranjeros. Más que evaluar las probabilidades de éxito de una acción militar como la anunciada, quienes la promueven deberían pensar en las consecuencias para las futuras relaciones entre los países del hemisferio y en cuanto a los efectos sobre la población civil. 
De tomarse la decisión de iniciar una confrontación bélica con Venezuela, sin duda sería precedida de iniciativas diplomáticas para validarla. Siempre ha ocurrido así en la historia. Cada país que ha entrado en guerra siempre ha esgrimido justificaciones morales o argumentos humanitarios y éticos, como los de salvar poblaciones y tantos otros. Toda intervención militar, grande o pequeña, tiene su espada y su cruz que la legaliza. Aunque en la actualidad, solo son legales en la normativa internacional las intervenciones autorizadas por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. 
Más allá de cualquier “justificación” es innegable que sería desastrosa una confrontación armada entre países del continente. Lo sensato es conversar, discutir fórmulas de entendimiento y de cooperación. Es la vía civilizada para resolver los conflictos y desencuentros.
 

]]>
<![CDATA[Trump, patán y desarmado, por Richard Canán]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Trump-patan-y-desarmado-por-Richard-Canan-20180912-0129.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Trump-patan-y-desarmado-por-Richard-Canan-20180912-0129.html “Trump continuará la tradición de anotarse en las páginas oscuras y miserables de la soberbia imperial. Cuando él pase al olvido, allí seguirá erguido el inquebrantable y heroico pueblo palestino”.

El poderoso e inescrupuloso imperio norteamericano dedica más de 610.000 millones de dólares anuales a su presupuesto militar. Este gasto "supera la suma de los siete países que lo siguen" en la lista, a todos juntos, incluyendo a Rusia y China. Y como Trump nunca se queda atrás, superando siempre sus propios desmanes y atrocidades, en el proyecto de presupuesto para el año 2019 ya ha solicitado la cifra récord de 686.000 millones de dólares. Una barbaridad de recursos con la que se podría alimentar a todo el planeta o destruirlo. Trump contará c on una ingente cantidad de dólares para mantener activa su maquinaria militar asesina, con sus aviones, sus misiles y sus drones a la cabeza. Sus juguetes preferidos.

Frente a este oprobioso gasto, el inmoral gobierno de Donald Trump ha cumplido sus amenazas de cortar totalmente el financiamiento que Estados Unidos históricamente ha proporcionado a la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados de Palestina en Oriente Medio (UNRWA).

Con estupor llegó la noticia. Pero sin sorpresas, ya que todo el planeta conoce los niveles de insensatez, torpeza, patanería y falta de escrúpulos de Trump. Actúa con total soberbia, como si estos recursos fueran parte de su botija personal, retirando un apoyo financiero realizado durante décadas para apoyar le restitución de los derechos humanos fundamentales de un pueblo que ha sido vejado, agredido y despojado por una fuerza colonizadora.

Tiene miles de millones de dólares disponibles para la guerra y la muerte, pero Donald Trump ordenó reducir los aportes de Estados Unidos de ínfimos 364 millones de dólares en 2017 a 60 millones en 2018; y ha anunciado ahora que no realizará más aportes en el futuro para los refugiados palestinos.

La respuesta de la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados de Palestina ha sido clara y contundente: "Expresa profundo pesar y decepción por el anuncio de Estados Unidos de que ya no dará fondos a la Agencia después de décadas de apoyo. Esta decisión es aún más sorprendente si tenemos en cuenta que UNRWA y Estados Unidos renovaron un acuerdo de financiación en diciembre de 2017 que reconocía la gestión exitosa, dedicada y profesional de la Agencia".

Pero nada de cruzarse de brazos, la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados de Palestina ya ha anunciado que "procurará con mayor determinación y compromiso movilizar fondos de los donantes", todo de cara de minimizar el impacto negativo de las inhumanas acciones realizadas por Trump.

¿A quién le está negando los fondos el patán de Donald Trump? Este desarmado está afectando los programas educativos de 712 escuelas donde estudian más de 526.000 niños palestinos; y está afectando la atención médica hospitalaria de 143 centros sanitarios. Estos y otros servicios son prestados por más de 31.000 trabajadores, todos desplegados sobre el terreno, en medio de la guerra y del bloqueo colonizador, siendo la mayoría de ellos también refugiados.

En total son 58 campamentos los que atiende la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados de Palestina. La cifra de refugiados bajo su protección supera los 5.000.000 de personas, ubicados principalmente en la franja de Gaza, en Cisjordania, en Jordania, el Líbano y otros países más.

En cuanto a Trump no hay más nada que esperar. Por la Casa Blanca, desde 1948, han pasado 13 presidentes, todos cómplices de la Nakba (catástrofe) contra el pueblo palestino. Trump continuará la tradición de anotarse en las páginas oscuras y miserables de la soberbia imperial. Cuando él pase al olvido, allí seguirá erguido el inquebrantable y heroico pueblo palestino.

Nunca debemos olvidar que la causa del pueblo palestino es la causa más justa y noble de la humanidad. Desde 1948, luchan porque se cumpla la resolución 194 de la Organización de las Naciones Unidas que intentó subsanar los errores generados por el Mandato Británico de Palestina. En el artículo 11 de esa resolución se señala claramente: "Resuelve que debe permitirse a los refugiados que deseen regresar a sus hogares y vivir en paz con sus vecinos, que lo hagan así lo antes posible, y que deberán pagarse indemnizaciones a título de compensación por los bienes de los que decidan no regresar a sus hogares y por todo bien perdido o dañado cuando, en virtud de los principios del derecho internacional o por razones de equidad, esta pérdida o este daño deba ser reparado por los Gobiernos o autoridades responsables".

La ONU ha reconocido el derecho de las familias palestinas a regresar a las casas de sus padres, de sus abuelos, a sus tierras ancestrales. Son 69 años de oprobios, de injusticias y de crímenes sangrientos, todos cometidos impunemente por el colonizador. El pueblo palestino ha resistido estoico todos los embates. Palestina vencerá!!!

]]>
<![CDATA[Pdvsa y su diagnóstico]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Pdvsa-y-su-diagnostico-20180912-0128.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Pdvsa-y-su-diagnostico-20180912-0128.html La revisión y reestructuración de Pdvsa deberá tomar en cuenta la Misión y Visión de nuestra principal industria. ¿Será Pdvsa una empresa Operadora y Productora de petróleo, que optimice sus procesos y garantice a nuestra nación la generación de recursos suficientes para atender las necesidades de nuestro pueblo?.


Pdvsa es una empresa compleja y con negocios nacionales e internacionales con competencia mundial. Es una empresa con más de 300 filiales, con atención en diferentes negocios, la explotación como tal, exploración, transporte, almacenamiento, comercialización interna y externa, compra de insumos, relación con terceros, financiero etc. Es una empresa muy compleja, que implica mucha dedicación y atención con el mejor recurso humano.
Se ha designado una junta que se encargará de evaluar y diagnosticar  a Pdvsa, luego hacer las recomendaciones, para luego tomar las decisiones que correspondan. Ahora bien, los venezolanos requerimos saber, previamente, que será de nuestra principal industria. Cuál es la estrategia y objetivos. ¿Será Pdvsa, una Operadora y productora de petróleo, aportando a nuestra Nación, los impuestos, regalías y demás aforos a que está obligada? ¿Qué pasará con las funciones y responsabilidades asumidas que nada tienen que ver con la actividad petrolera? ¿Serán asumidas por otros Ministerios?.
¿Se concentrará Pdvsa, en el negocio petrolero? ¿Se utilizarán los mejores talentos, para hacer de nuestra Pdvsa, una empresa eficiente, de calidad mundial y altamente rentable para nuestra nación y el Estado Venezolano, para el bienestar de nuestro pueblo?
Debe haber transparencia y claridad meridiana en el qué harán y también sobre el cómo se hará. Nada debe quedar oculto. De Pdvsa depende,hoy en día, todo el país.
Recomiendo que el Gobierno, además de la Comisión designada, que le deseamos el mayor de los éxitos, comparta ad hoc, con personas expertas en la materia, tanto nacionales como internacionales, para que el resultado y recomendaciones, escuchen todas las voces de nuestro país,
Es está la oportunidad para deslastrar a Pdvsa, de tantas y tantas responsabilidades y la dediquen a la actividad propia de nuestra Industria, buscando la excelencia en sus resultados.
Venezuela con sus reservas de petróleo, con su potencial de producción, con su infraestructura instalada y con el deseo de recuperar su producción. con esfuerzo propio, con las empresa a internacionales y las empresas nacionales. La recuperación de la producción, se logrará en el corto, mediano y largo plazo. Recuperaremos más de 1.5 M de barriles diarios y atenderemos los mercados internacionales y nacional, aprovechando la estabilidad de los previos del petróleo.

]]>
<![CDATA[Pocos retornan, por Domingo Alberto Rangel M.]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Pocos-retornan-por-Domingo-Alberto-Rangel-M.-20180911-0113.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Pocos-retornan-por-Domingo-Alberto-Rangel-M.-20180911-0113.html Algunos llaman “diáspora” lo que para otros es un “éxodo”… no creo que el símil sea justo entre otras cosas porque los venezolanos no somos muy dados a leer la Biblia y pocos entenderán el significado de esas palabras que entre nosotros nunca se habían escuchado.

Tampoco son exiliados y la mayoría de estos caminantes aun cuando en sus rostros se adivina una mezcla de rabia, desencanto y pocas esperanzas… no califican como políticos y menos como Boliburgueses o Bolichicos que después de saquear el erario público… huyen a destinos donde se vive mejor.

Siento dolor, ira y desesperanza cuando veo hileras de compatriotas caminando a velocidad de marchista olímpico, intentando llegar a la frontera con el Perú antes de septiembre porque a partir de esa fecha ese país anunció soberanamente su negativa a recibir más venezolanos sin pasaporte.

Esa condición de viajar sin pasaporte rebela que son gentes muy pobres los que huyen del paraíso a pesar de las promesas.

Esas imágenes dejan a la sociedad venezolana y sobre todo al gobierno muy mal parados por más que en estos días hayan retornado algunos compatriotas que se quejan de lo mal que les fue en el Perú.

El gobierno acosado por los precios que ya se han triplicado y el dólar que sigue trepando cimas aprovechó para repatriar vía aérea ochenta y siete compatriotas que fracasaron en el intento de recomenzar sus vidas en el Perú… y los hizo famosos poniéndolos a declarar lo mal que se vive en el extranjero.

Como salvavidas mediático es lo único que le queda al gobierno… pero… lo que afirman ochenta y siete compatriotas va a contrapelo de la realidad de millones que no regresan ni que les abonen gratis el pasaje.

Por una pobre mujer que trabajaba veinte horas al día se quedan cientos de miles que se asentaron en tierras del Inca y no regresan porque allí “se le ve más queso a la tostada”.

El retorno o al menos frenar la estampida de venezolanos huyendo de la miseria es un desiderátum de todo político decente y nacionalista… pero eso no se dará sin un gran cambio en la dirección del estado y de la sociedad… cambio que evidentemente no lo hará ni la MUD, ni el gobierno.

¡Sería pedirle peras al olmo!
 

]]>
<![CDATA[Conoce a tu enemigo, po Luis Britto García]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Conoce-a-tu-enemigo-po-Luis-Britto-Garcia-20180911-0114.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Conoce-a-tu-enemigo-po-Luis-Britto-Garcia-20180911-0114.html En mis libros La Máscara del Poder y La lengua de la demagogia analicé cerca de medio siglo de discurso populista utilizando entre otros métodos el de los roles actanciales de Julien Algirdas Greimas.


Postula Greimas que en todo texto, sea poema, narrativa o ensayo, figuran seis actantes o personajes definidos por sus roles: El Objeto del Deseo (o sea, lo que buscamos) el Sujeto Deseante (el que requiere o necesita), el Destinador (quien facilita el Objeto del Deseo) el Destinatario (quien lo recibe) el Ayudante (el que apoya el logro del deseo) y el Oponente o Enemigo (el que se opone al logro del deseo).


En otras palabras, quién soy, qué quiero, quién aportará lo que deseo, quién lo recibirá, quién me ayuda, quién se me opone.


Aplicado al discurso político, este método de análisis revela sorprendentes volteretas. Así, en el Plan de Barranquilla (1931), Betancourt caracteriza como enemigos a "el capital extranjero" y "el caudillismo latifundista". 
En las bases programáticas de Acción Democrática (1958), por el contrario, se proponen alianzas con el capital y los latifundistas, y el adversario es disfrazado con el rótulo de "la Reacción". Y en el programa de Carlos Andrés Pérez de 1988, el enemigo es invisibilizado como "El entorno internacional poco propicio" y "La crisis económica".

Conoce a tu enemigo y ganarás cien batallas, decía Sun Tzu. Si estamos en una guerra múltiple, Económica, No Convencional, de Cuarta o Quinta Generación, cuyos actores nos declaran amenaza inusual y extraordinaria, nos bloquean fondos y suministros, nos calumnian en todos los monopolios mediáticos, intentan cercarnos diplomáticamente y condenarnos en organismos internacionales, aniquilan el signo monetario, subsidian a nuestros enemigos internos y realizan maniobras militares intimidatorias, debemos saber quién lo hace, y qué hacer con respecto a él.

Actor o actante privilegiado en tales agresiones es el gobierno -que no necesariamente el pueblo- de Estados Unidos. Si así fuere, no tiene explicación que sus ciudadanos no requieran visa para visitarnos, que las empresas estadounidenses no paguen impuestos en Venezuela en virtud de los infames Tratados contra la Doble Tributación, y puedan gozar de privilegios tales como créditos, contratos que impiden que se les suban los impuestos, exenciones tributarias y asignaciones
preferentes de recursos naturales en virtud de la neoliberal Ley de Promoción y Protección de Inversiones.

Actantes o actores en la continuada agresión contra Venezuela son los gobiernos y las oligarquías –que no el pueblo- de varias naciones aliadas con Estados Unidos, entre ellas la vecina República de Colombia. Dicho lo cual, resulta inexplicable que nuestra frontera con ella sea permeable hasta el punto de la inexistencia, que 40% de cuanto producimos o exportamos se vaya por ella; que los convenios cambiarios hayan permitido una bicicleta cambiaria de cambio de bolívares por pesos colombianos que son convertidos en dólares para comprar más bolívares con los cuales repetir el procedimiento, que mantengamos el Acuerdo de Cartagena, que es casi un Tratado de Libre
Comercio con un país que a su vez tiene otro con Estados Unidos.

Actor o actante en la guerra a muerte contra Venezuela parece ser el oligopolio de una docena de empresas capitalistas que han malversado la mayoría de los dólares preferenciales que se le otorgaron y destruyen el bolívar aplicando a capricho el cambio del dólar paralelo. ¿Tiene sentido que las autoridades no hayan publicado sus nombres y delitos? Es como si dijéramos, "El enemigo nos está matando, pero no te voy a decir quién es, no sea que le hagas daño".

En fin: ¿Son enemigos o amigos los cómplices de tales políticas?

Dormir con el enemigo puede producir el sueño eterno.
 

]]>
<![CDATA[Prefigurar el porvenir, por Elías Jaua Milano]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Prefigurar-el-porvenir-por-Elias-Jaua-Milano-20180911-0112.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Prefigurar-el-porvenir-por-Elias-Jaua-Milano-20180911-0112.html “Es por eso que desde la compleja situación que nos toca atravesar como pueblo, debemos prefigurar nuestro porvenir con esperanza, con conciencia y diría más, con optimismo”.

En medio de una tormenta es difícil pensar en lo que vendrá luego de sobrevivir a ésta. Sin embargo, lo que se haga para salir airoso de la misma será determinante para la vida futura. Es por eso que desde la compleja situación que nos toca atravesar como pueblo, debemos prefigurar nuestro porvenir con esperanza, con conciencia y diría más, con optimismo.

Desde la turbulencia debemos diseñar y en algunos casos comenzar a desarrollar acciones y medidas que apuntalen una Nación independiente; una democracia protagónica, revolucionaria; una economía productiva, transparente y una sociedad unida a partir del valor de la igualdad social y del reconocimiento de nuestra diversidad étnica cultural.

Desde nuestro modelo, el modelo desarrollado por el Comandante Chávez, el Socialismo Bolivariano del siglo XXI, debemos construir las bases para un buen porvenir. Para eso es necesario perseverar y en algunos casos corregir e innovar en el rumbo trazado para alcanzar los objetivos en el horizonte futuro. Al menos en los siguientes ámbitos, nos proponemos plantear algunas ideas para el debate y la acción:

La Independencia Nacional: cultivando nuestra identidad nacional; preservando la soberanía sobre nuestros hidrocarburos y demás recursos naturales; fortaleciendo la moral y la doctrina democrática y patriótica de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana de Venezuela (FANBV) e innovar en las formas de lucha diplomática para contener la política de injerencia y agresión contra nuestra Patria.

La Democracia Revolucionaria: estimulando la más amplia y consciente participación electoral; promoviendo o facilitando la emergencia de un poderoso poder popular protagónico, en sus distintas expresiones; defendiendo y expandiendo la plena vigencia de los derechos humanos integrales en nuestra sociedad.

La igualdad social, practicada y postulada, como lo expresó nuestro Libertador Simón Bolívar en el Congreso de Angostura, a partir de seguir persistiendo en un modelo educativo republicano, productivo, inclusivo y de calidad; en una necesaria e ineludible trasformación del sistema de justicia y en la promoción de una cultura del reconocimiento a la diversidad étnica y cultural que conforma nuestra nacionalidad.

La economía mixta diversificada: A partir del reconocimiento positivo de que tenemos una base económica rentística, reactivar y expandir una plataforma productiva en todos los sectores necesarios para garantizar una vida humanamente gratificante; crear un sistema de coexistencia armónica y complementaria entre las distintas formas de propiedad (pública, social, comunal y privada); definir y diferenciar de manera transparente los ámbitos de acción y de cooperación de todos estos actores y finalmente poner todo el empeño nacional en los procesos de innovación para la producción de insumos y tecnologías adecuadas a nuestro desarrollo.

Los sujetos del porvenir, nuestras juventudes, es los que más tenemos que cuidar en medio de la tempestad. Tenemos que garantizar que tengan acceso a la alimentación, a la educación, a la recreación, a la cultura, al sano acceso a las tecnologías de información, a la salud sexual y reproductiva, a la planificación familiar, entre muchos otros derechos. Pero sobretodo debemos facilitar que ellos y ellas cultiven la dignidad humana, basada en una cultura del esfuerzo propio y colectivo, del saber y el trabajo, del liderazgo positivo ganado con transparencia, de la convivencia pacífica, en fin, una cultura para una vida que tenga un ethos, un sentido, para ser vivida.

Promoviendo y ejecutando estas y muchas otras políticas prefiguramos, desde el presente, lo que será sin duda un hermoso porvenir para Venezuela durante el transcurso de la cercana segunda década del siglo en el que nos toca vivir. La década del 20, del siglo XXI, tenemos que ganarla hoy logrando la estabilidad y la paz mediante la construcción de una sólida unidad nacional para conjurar las amenazas de agresión extranjera; con la contribución responsable de todos los actores, más allá de las diferencias de enfoque, a las acciones emprendidas por el gobierno del Presidente Nicolás Maduro para intentar estabilizar las variables macroeconómicas y con la profundización de los valores y políticas democráticas frente al intento de implantar un modo existencia fascista en nuestra sociedad.

En los próximos artículos abundaremos en cada uno de los ámbitos aquí expuestos, para seguir contribuyendo a despejar el camino hacia el porvenir, rumbo al 2030. Expresaba el Comandante Chávez en el libro "Mi Primera Vida", entrevista biográfica que le realizara Ignacio Ramonet, que lo que más reivindicaba como logro de su accionar, en este tiempo histórico, era haberle abierto el apetito al pueblo venezolano por lo imposible. No perdamos nunca la capacidad de imaginar y construir un país que esté a la altura del sueño de todos los venezolanos y venezolanas.

Un país donde la bandera nacional, nuestra bandera tricolor nos cobije a todos y todas, un país donde quepamos todos y todas con igualdad justicia y dignidad. Especialmente le corresponde a la juventud venezolana luchar y construir una Venezuela a la medida de sus anhelos.

Desde la calle; desde las escuelas, liceos y universidades; desde las industrias y centros de trabajo, investigación e innovación; desde los campos y sembradíos; desde las comunas y desde la militancia patriótica y revolucionaria emergerá esa Venezuela por venir. Ya se oye, ya se siente. Por el camino de Chávez lo lograremos. Así será.

]]>
<![CDATA[La "Esfera de Soto", la "Utopía de lo Posible"]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-Esfera-de-Soto-la-Utopia-de-lo-Posible-20180911-0108.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-Esfera-de-Soto-la-Utopia-de-lo-Posible-20180911-0108.html  

Los venezolanos estamos a la búsqueda de una utopía. Queremos encontrarnos con nuestra identidad, y extraer de ella elementos de lo hermoso, genuino, profundo, inteligente y único de cada uno de nosotros, para compartirlo entre todos. Ésto ha sido siempre así, pero ahora, es una urgencia.

 

En aquellos años de 2004, cuando imaginamos a PDVSA LA ESTANCIA, en la que me mantuve hasta los tempranos meses de 2015, cuando la concebimos en nuestra mente, pero, sobre todo, en nuestro espíritu, sólo teníamos en las manos una casa y un Jardín grandes, que eran mayormente utilizados para eventos corporativos; entonces, nos propusimos lograr, que lo que parecía inalcanzable, se hiciera realidad.

 

Estamos hablando, de los comienzos, de la casa abierta para el pueblo sin discriminación o límite, de ambientes que llegaron a recibir hasta un millón de personas al año, disfrutando de la cultura en todas sus manifestaciones; y, más tarde, del arte y recuperación de los espacios públicos, devueltos al ciudadano como parte integrante de su cotidianidad.

 

Fue así como dimos inicio a una gestión incansable y eficiente en materia de áreas urbanas; restauración y revalorización de bienes y patrimonio cultural, que, como un torbellino, fue esparciéndose a lo largo y ancho de nuestro país, hasta lograr la realización de más de 2.000 actividades culturales anuales y 100 proyectos en el lapso de 8 años. Todas nuestras intervenciones y actividades, se desarrollaron bajo tres premisas fundamentales: la continuidad, la gratuidad de su disfrute y la altísima calidad.

 

Queremos, a partir de hoy, por esta vía, contar y compartir con todos, cómo fue el desarrollo de un proyecto que llamamos ¨PDVSA LA ESTANCIA¨, que logró entusiasmar a muchos jóvenes, profesionales, técnicos, artistas, y a todos los venezolanos; que generó confianza, que fue admirado, y que resultó en un trabajo formativo, y sobre todo, necesario para nuestras ciudades, sin precedentes en el país.

 

Así, lo que hoy nos llega, sobre todo, a través de las redes sociales, o por grupos de chat, las cientos de fotos de la ¨Esfera de Soto¨, de la nuestra, la más linda; la de Caracas, la también llamada ¨Esfera Solar¨, por su brillo e intensidad cromática, que se aprecia durante el día y, que resplandece en la noche gracias a la iluminación ¨led¨ que le incorporamos para valorizarla; nos confirma que el esfuerzo de tantos años de trabajo al frente de PDVSA LA ESTANCIA,  para lograr que ¨la Utopía se hiciera posible¨, valió la pena.   

 

La Esfera Caracas, conocida popularmente como la ¨Esfera de Soto¨, el primero de los proyectos del que hablaremos en esta sede, otrora símbolo de la ciudad, destruida y abandonada, que se mantuvo triste por largos años, fue nuestra primera incursión en la restauración de una obra de arte urbano y rehabilitación de su espacio público circundante.

 

Era el año 2006, siguiente al de la muerte del más grande de nuestros Maestros del cinetismo, Jesús Soto, de la mano de la Fundación que lleva y honra su nombre, y con la plena confianza de su hija Isabel, depositada en el proyecto, y acompañados de un extraordinario equipo, trabajamos con ahínco para devolverle su intenso color naranja y su ondulante movimiento a este ícono de Caracas. Prácticamente, la Esfera como tal, había dejado de existir. Estaba sólo en la memoria de algunos y en la visual de las pocas ¨guayas¨ que quedaban colgantes de su cuerpo aislado.

 

Construimos todas y cada una de sus varillas, y reforzamos la enorme estructura de 12 metros que conforma sus pórticos, restablecimos y le agregamos, entre otros: seguridad, nueva jardinería y un moderno sistema ahorrativo-ecológico de iluminación. Todo ello, gracias a la posibilidad única de destinar una parte de los ingresos petroleros a la calidad de vida de los venezolanos, como bien lo instruye el artículo 5 de la Ley Orgánica de Hidrocarburos.

 

Cuatro años más tarde de dicha rehabilitación, le hicimos su primer intenso mantenimiento extraordinario, y cuatro años después, una reubicación, que era necesaria debido a la construcción del nuevo Puente La Carlota, en la Autopista Francisco Fajardo; con lo que aprovechamos para darle una visión de 360 grados, actualizar otra vez sus sistemas eléctricos, de seguridad, renovar su jardinería, fabricar una máquina de bombeo de agua para el riego, construirle un área especial de servicio, excavar una trinchera profunda para su colocación (ésto constituyó una acción muy compleja) y, lo más importante, construir réplicas de todas y cada una de las 1800 varillas de aluminio que la conforman, usando para ello los materiales más nobles.

 

Así, en un trabajo de arqueología artística, con el uso de tecnología de punta, fueron producidos tantos barrotes como los que conforman originalmente la obra de arte, identificándoseles uno a uno con seriales, para evitar a futuro una reconstrucción profunda, de no ser necesaria; y facilitar la sustitución expresa de aquel que, por motivo del movimiento, del paso del tiempo, de condiciones atmosféricas adversas o de una eventual acción delictiva, necesitara de reemplazo. 

 

Cada rehabilitación fue acompañada de un trabajo de divulgación, y explicación del proyecto para promover en los ciudadanos, el sentido de identidad y apego, y de tal manera, generar por parte de todos, su cuido y tutela. Podíamos haber realizado los distintos mantenimientos y los dos trabajos de rehabilitación en la sede del Taller Soto; pero era necesario, a pesar de que aquello fuese más complicado, hacerlos ¨in situ¨, con las debidas explicaciones del proyecto en grandes pancartas visibles, de manera de generar el interés y la curiosidad de los transeúntes que, serían, no sólo los capitalinos, sino también quienes atravesaban la ciudad para desplazarse del oeste al este de nuestro querido país. Era como crear un ¨salón de clase abierto cultural, de urbanidad y civismo¨, porque además constituía un placer pasar y detener un poco la marcha para identificar el trabajo de expertos, que más que artistas o ingenieros, parecían cuadrillas de acróbatas circenses colgados de pernos como personajes del cuento de ¨Gulliver¨, trepando para alcanzar el color, la luz y el movimiento de nuestra Gran Esfera Caracas.

 

Fue entonces la Esfera, el punto de partida de nuestro trabajo en materia de espacio público, rehabilitación urbana, revalorización patrimonial, y restauración y recuperación de bienes culturales tangibles e intangibles.  Luego, ejecutaríamos más de 100 proyectos en todo el país, todos ellos solicitados por la comunidad y la ciudad, basados en diagnósticos serios y especializados. En nuestro trabajo jamás improvisamos, para garantizar así la nobleza que los caracteriza.  

 

Nos fuimos engolosinando con la idea de poder generar calidad de vida para los venezolanos a través del hecho cultural. Estábamos y continuamos estándolo, convencidos de que la cultura, y más aún, la cultura en el espacio público, son un verdadero antídoto contra los flagelos de la inseguridad, la droga y el ocio improductivo que aqueja a las grandes ciudades.

 

La ¨Esfera de Soto¨, esa obra de arte de gran escala urbana, es hoy un hito de nuestra ciudad, pero más que eso, es la expresión de un sentimiento venezolano hermoso, que, ahora más que nunca, florece sobre todo en nuestros jóvenes. Es la materialización del sueño de una Venezuela posible, la que todos queremos, la que todos deseamos, la que sabemos que podemos lograr. En la actualidad, se ha convertido en telón de fondo, o mejor, en protagonista de nuestros eventos vitales de trascendencia: desde la celebración de una boda por el civil hasta la graduación, de la petición de matrimonio, del encuentro de promociones y grupos, de las imágenes y momentos para recordar, del que publicita sus diseños y sus fotos, es la foto obligada de quienes dejan el país o lo reencuentran.

 

La Esfera, tímidamente se fue convirtiendo en lo que es hoy, y de ésto no cabe la menor duda: el ícono de Caracas, ella, con su don de la ubicuidad, como nuestra montaña ¨El Ávila¨o ¨Waraira Repano¨, en su nombre indígena, es lo primero que nos viene a la mente cuando nos paseamos por las imágenes de nuestra hermosa ciudad.

 

Es un torbellino de belleza, que refleja las más distintas imágenes citadinas. La urbe es ella, su omnipresencia resalta en la extensión verde de su espacio, donde aparece como testigo del día a día del caraqueño, de sus estados de ánimo, de sus proyectos.

 

¡La Esfera es Caracas, Caracas es la Esfera! Se reconocen entre sí, porque ella refleja, como Caracas, luz donde hay luz, cinetismo donde hay movimiento, color donde hay matices. Es el punto de encuentro entre el este y el oeste, entre las distintas etapas y estilos capitalinos, es el nexo común de los venezolanos, nos representa sin distinción, sin diferencias sociales, económicas, políticas, ni intelectuales.  Todos la amamos.

 

Por eso, cabe preguntarse cuál es el fenómeno que la Esfera implica y que se ha generado entre los ciudadanos. La respuesta está en que de ella fluye el amor que se puso en su diseño, el alma bohemia y musical de su creador, el cuido en la proyección de su rehabilitación, montaje y mantenimiento, el respeto a los detalles. La Esfera entonces, con la fuerza del río Orinoco, cuyas aguas vieron crecer al Maestro Soto, hace tangible, con su color y movimiento, ¨la utopía de lo posible¨, de la Caracas cosmopolita que merece despertar en una Venezuela grande, fuerte y presente en el mundo, justamente por sus virtudes y cualidades únicas. Con esa idea, entregamos como regalo de Navidad al caraqueño, su última rehabilitación, el 23 de diciembre de 2014 ante un pueblo emocionado. 

 

Ahora bien, estas notas son también un exhorto a su protección, a su mantenimiento. Porque un proyecto de tal naturaleza, no es el resultado de una acción simple, es la conjunción del esfuerzo de muchos, la expresión técnica y artística de expertos y creadores, el complemento perfecto de materiales nobles e ingeniería de avanzada.

 

Es una obra que está expuesta al aire libre, aledaña a la Autopista del Este, por la que transitan miles de vehículos al día, sometida a un sol inclemente, a la lluvia, el viento, la polución. Su extremado y permanente seguimiento, es indispensable.

 

Es además la Esfera, la reivindicación de un concepto que compartieron nuestros grandes Maestros del Cinetismo: sacar el arte de los museos y de la contemplación privada, para llevarla a la calle, a los espacios públicos, donde se conjugan con el medio ambiente, lo impactan positivamente y permite que el citadino, pueda acceder al hecho creativo; el arte al alcance de todos. Ésta fue una línea de acción estratégica de nuestra gestión, que luego se traduciría en grandes proyectos de restauración y réplicas de obras de arte que han convertido a Caracas en la más grande exposición de arte cinético al aire libre, a través de dos de nuestros otros proyectos, Plaza Venezuela y el Bulevar de Sabana Grande, que complementan a la Ciudad Universitaria, ejemplo del gran movimiento de la integración del arte al espacio, de la que la misma fue pionera y por la que es Patrimonio Mundial de la Humanidad.

 

Llamo entonces a su cuido, a su mantenimiento, a lograr sobre ella un control que la haga sustentable. Aunque no por ello, inaccesible a todos. Más importante que el trabajo de rehabilitación y revalorización patrimoniales, es el mantenimiento constante y detallado de los espacios y obras. 

 

Si la Esfera se deteriora, el optimismo que ella transmite, su luz, movimiento y color, serán opacados por una sensación a la cual las generaciones que la inspiraron, y todas las posteriores, no quieren apostar. Llamo la atención de las comunidades, de los jóvenes, de las organizaciones sociales para que, la Esfera, no sólo sea el símbolo de nuestras fotos, sino el elemento de lucha, común para todos. Porque la revalorización, rehabilitación y conservación del patrimonio cultural, es un instrumento para restablecer la esencia y espiritualidad de lo afirmativo venezolano.

 

 

 

 

]]>
<![CDATA[Políticos cobardes, por Jesús Castillo Molleda]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Politicos-cobardes-por-Jesus-Castillo-Molleda-20180910-0114.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Politicos-cobardes-por-Jesus-Castillo-Molleda-20180910-0114.html Recientes estudios de opinión pública realizados en el mes de agosto de 2018 en los estados Zulia, Lara, Carabobo, Mérida, Táchira, Anzoátegui, Caracas Distrito Capital y Falcón revelan que la esperanza de los venezolanos sobre la mejora de la situación económica es poco optimista y señalan a la administración del gobierno nacional como responsable directo de la crisis. 
Es difícil tener un día tranquilo y de disfrute en Venezuela, se complica el abastecimiento de alimentos, medicamentos, repuestos, los productos de primera necesidad acompañados de carne, pollo, pescado, escapan del presupuesto familiar, y es que lograr comprar calzados, prendas de vestir es un privilegio que muy pocos pueden cumplir, hasta lavar la ropa en Venezuela es un lujo. 
Sin dejar de lado  que  el maltrato que sufren los pensionados a las afueras de las entidades bancarias para lograr cobrar tan solo Bs.S. 90 es un acto de violación a los derechos humanos sin precedentes, la manera en que se transportan los usuarios del transporte público en la mayoría de las ciudades de Venezuela es un acto inhumano que goza del silencio colectivo, lo que ocurre en las instituciones de salud pública es deprimente además de humillante para quienes requieran la atención, lo mismo ocurre en las oficinas del Saime, registros y notarias, terminales aéreos, terrestres, marítimos, en donde los gestores abundan. Los servicios de aseo urbano y agua potable se han convertido en un lujo en el caso del estado Zulia, ciudades como Maracaibo, San Francisco el olor a m...  se evidencia  en  cada rincón, así como la alta presencia de moscas y roedores, el estado de calamidad desnuda la poca capacidad resolutiva que tienen los alcaldes, gobernadores y la presidencia en darle la solución a los problemas que padecen los venezolanos, lo que acompañado de unos indicadores de hiperinflación señalan que el Gobierno nacional carece de políticas económicas coherentes. 
Ante este desastre no es posible que los políticos venezolanos se comporten tan cobardes, y que sus ambiciones personales no les permita cohesionar fuerzas ante tanto descontento. Es una moda escuchar a dirigentes políticos quejarse de todo, pero si ellos eligieron ser dirigentes, políticos, gobernantes... deben comportarse como tal y enfrentar con coraje sus responsabilidades. 
Ser político no es para atrincherarse, esconderse y lloriquear, ser político es para emprender el camino de propuestas, de gestionar acciones para el logro del bienestar colectivo, para enfrentar al adversario con organización, tácticas y estrategias, ser político no es solo para intentar enriquecerse con engaños, por el contrario, es emprender acciones para  proponer soluciones ejecutables de la mano de expertos.  Muchos políticos venezolanos son expertos en manejarse desde las redes sociales o desde el exterior haciendo creer que luchan y se sacrifican por el colectivo y la verdad es que se la mantienen en hoteles de lujo, comiendo lomito, tomando bebidas que alegran la vida, y chuleando a todo el que puedan, sin ninguna duda, esos son políticos cobardes desinteresados de que la situación en el país mejore porque a mayor crisis ellos reciben mayores beneficios. Como lo dijo Teresa Salcedo: “Un político que se esconda y huya de sus responsabilidades está invadido de cobardía, lo que lo delata en la sociedad”.

]]>
<![CDATA[El derecho a decidir]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-derecho-a-decidir-20180910-0124.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-derecho-a-decidir-20180910-0124.html Mientras los venezolanos están concentrados en la dura lucha por sobrevivir y en descifrar el acertijo de cómo el gobierno logrará “déficit fiscal cero” creando más dinero inorgánico, el abogado Hermann Escarrá, coordinador en la ANC de la elaboración del proyecto de Constitución, anunció que su avance es de 80%.

 Dejó entrever que la ANC podría sancionar y promulgar pronto la nueva carta magna. Sin embargo, el presidente Maduro prometió que “La nueva Constitución saldrá a referendo consultivo para que sea el pueblo el que diga si está de acuerdo” ¿Cumplirá la palabra empeñada?

Más allá de los malabares y cabriolas jurídicas propias de una hermenéutica con dobleces inconfesable, la facultad del soberano de aprobar y cambiar su carta fundamental de convivencia, en Venezuela es un derecho histórico indelegable e incontrovertible, materializado en el referéndum consultivo que legitimó la carta magna vigente (1999), en la reforma y enmienda constitucional (2007) y garantizado en el artículo 19 de la misma que consagra la progresividad de los derechos. Ese ejercicio de la democracia directa y refrendaria es la máxima expresión de la soberanía, que tal como señala el artículo 15 de la misma “(…) reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejercerá directamente en la forma prevista en esta constitución, e indirectamente mediante el sufragio, por los órganos que ejercen el Poder Público. (…)” y para no dejar resquicios vulnerables, el artículo 347 proclama que “el pueblo de Venezuela es el depositario del poder constituyente originario (…)” y es ejerciendo ese poder originario que elige una ANC en la cual delega la misión de preparar el proyecto constitucional, que luego debe volver al soberano para su aprobación definitiva.

Si ésta ANC monocolor, ilegítima e inconstitucional, que se autoproclama “poder constituyente originario”, le niega al pueblo su derecho a votar en referéndum consultivo para decidir si quiere o no cambiar su Constitución, usurparía la soberanía popular. En ese caso, la inmensa mayoría de los venezolanos, independientemente de nuestras diferencias políticas e ideológicas, debemos converger en una unidad superior para hacer valer el derecho inalienable a decidir nuestro destino y para decirle no al autoritarismo, ratificando la Constitución Bolivariana en referéndum constitucional.

]]>
<![CDATA[La mano de Dios, por Asdrúbal Aguiar]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-mano-de-Dios-por-Asdrubal-Aguiar-20180910-0123.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-mano-de-Dios-por-Asdrubal-Aguiar-20180910-0123.html Venezuela no tendrá siglo XXI sin redescubrir su auténtico ethos. Uno que le hable y nos hable de civilidad en el espa cio de lo compartido, como patrimonio intelectual de lo venezolano.

Desde distintos ángulos he vivido, observado y auscultado la Venezuela del último medio siglo. Puedo decir que, aguas abajo, en su realidad actual, ominosa, más que dolor provoca desgarramientos. Los diagnósticos que pugnan al respecto convergen en lo esencial, a saber, en la resurrección del fenómeno del militarismo, pero en su más pobre vertiente, la del pretorianismo asolador. 

No obstante, coincidiendo en que se trata de un mal congénito venezolano, acaso originado desde las guerras por la Independencia, que se afirma durante el cruento período de formación de nuestra república hasta muy entrado el siglo XX, que anula a nuestra Ilustración civil fundadora mientras a las sucesivas las hace serviles del gamonal de turno, no todas las perspectivas advierten lo que hoy lo hace indigerible: su colusión activa con la criminalidad trasnacional, su medrar subyugado por fuerzas extranjeras, y dominado por algo más que el espíritu depredador de la riqueza pública que le es característico. 

Esta suerte de militarismo endógeno sin vocación de grandeza ahora provee —lo que es extraño a su génesis moderna y corporativa— a la destrucción de la institucionalidad que fragua en 1830, se mantiene como remedo durante 130 años, y se hace raíz a partir de 1961; de suyo, en su novedad, estimula la disolución de los lazos sociales en la población. Es decir, favorece como estrategia de dominio la fractura del afecto social –affectio societatis – que es nutriente de la identidad nacional. 

Llegado el siglo XXI nos ha vuelto, así, un país de nómades —negado siquiera a lo reticular— similar al de nuestro remoto tiempo precolombino, cuando somos diáspora hacia adentro y hacia afuera entre miríadas de naciones originarias por obra de la violencia, bajo el terror y el desembozado espíritu de la barbarie dominante: Caribes esclavizando o asesinando a pacíficos Arahuacos que huyen hacia las islas, alcanzando incluso a Puerto Rico. 

No es del caso abundar, en lo inmediato, sobre la anomia venezolana corriente. Sí cabe señalar, empero, que destruido como ya se encuentra el Estado y su armazón humana hecha rompecabezas, lo más gravoso es que la idea del Ser que somos está a la deriva o se revela en su falta de concreción moral histórica. 

Si algo resta de esa identidad, real o falseada, que cargásemos a cuestas, renacida hace 20 años alrededor de la vida de los cuarteles con desmedro de otra eventualmente subyacente, concordante y libertaria, es el aspecto emocional; que se confunde con la nostalgia por el tiempo de bienestar de los mayores o el tremolar de la bandera patria como símbolo de despedida para quienes se van del país o talismán protector para quienes se quedan, huérfanos, sí, de todo anclaje dentro el espacio de lo público. 

¿Existió una identidad o espíritu venezolano en algún momento de nuestro recorrido histórico, o ha sido remedo dentro de una nación que no alcanza a ser tal sino una suma forzada de grupos, intereses, e individuos? Es esta la pregunta que me acicatea. Le busco respuesta, por necesaria, por agonal, por urgente. Pues si los venezolanos aspiramos transitar por un porvenir distinto, domeñando nuestra tragedia a la vista, sin dejarnos vapulear por las circunstancias o superando la línea de supervivencia que se nos ha trazado, y si decidimos purgarnos de traficantes de ilusiones, cabe reencontremos el alma que nos sustrae la maldad en una hora de diletantismo ciudadano y de generosidad para los odios. Es lo imprescindible, para la vuelta a la tierra prometida.

Venezuela no tendrá siglo XXI sin redescubrir su auténtico ethos. Uno que le hable y nos hable de civilidad en el espa cio de lo compartido, como patrimonio intelectual de lo venezolano. Mal podremos zafarnos, en su defecto, del centralismo autoritario, del paternalismo, del patrimonialismo, del culto de la historia bélica, del perdón a los felones cuando son partidarios, del ostracismo al que son sometidos los adversarios y que concluyen, como taras, en la nada. 

Se trata de poner la mirada sobre nuestra constitución originaria. Es lo que propongo como ejercicio. Hay que desandar la historia propia y a la vez ajena, la que nos devuelva hasta el punto de copulación. 
La que nos lleve al instante preciso en que, metidos como en una suerte de acelerador cósmico, ocurrido el choque de las fuerzas contrarias, las originarias y las venidas desde el Viejo Mundo al despuntar el siglo XVI, todos conocemos la chispa de Dios e iniciamos juntos nuestro azaroso recorrido. 

Darle un sentido virtuoso a lo venezolano, purgarlo de su degeneración pretoriana, requerirá como en la hora germinal – no exagero ni desvarío – otra vez de lo primero, de Adelantados y de Encomenderos que hagan cesar la dispersión, nos den piso geográfico, dominen a los salteadores, reúnan a las familias, las alimenten y sanen sus heridas, incluidas las inmateriales, y apelen a las mentes más lúcidas para que nos dibujen como nación y patria ex novo, montándonos sobre el ferrocarril de la civilización. Eso es posible. No digo que fácil.

]]>
<![CDATA[Un país sin oposición, por José Vicente Rangel]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Un-pais-sin-oposicion-por-Jose-Vicente-Rangel-20180910-0041.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Un-pais-sin-oposicion-por-Jose-Vicente-Rangel-20180910-0041.html 1)El tema tiene absoluta pertinencia. Porque a medida que pasa el tiempo se acentúa, en sectores de la opinión pública, el reclamo por la inexistencia de una verdadera oposición, organizada y coherente, que se involucre en el manejo de los grandes temas nacionales y en aquellos problemas que afectan directamente a la ciudadanía. 

Sectores que se mueven en la angustia de no contar con una fuerza política y social con capacidad para competir en un proyecto de nación claro, bien elaborado y trabajado con esmero. 

       2) Particularmente en las actuales circunstancias, luego del frustrado magnicidio del 4 de agosto, de la puesta en marcha por el gobierno de Nicolás Maduro del Plan de Recuperación Económica, de la celebración del IV Congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), y de otros tantos acontecimientos en los que se evidencia la ausencia de un movimiento opositor responsable, anclado en el marco de la Constitución, que ofrezca opciones racionales al conjunto de ciudadanos que discrepa del actual gobierno y que solicita respuestas en materia económica, social, cultural.
      3) Muchos se preguntan con angustia dónde está la oposición para debatir seriamente sobre el magnicidio y acerca de una política de Estado contra el terrorismo. Para fijar posición con seriedad en torno a las propuestas del gobierno en materia económica. Para dilucidar el tema de la unidad frente a la dispersión que hoy afecta a  quienes se presentan como representantes de la oposición, y mostrar una imagen de seriedad como lo acaba de hacer el PSUV debatiendo a fondo --y con amplia participación de la militancia-- los asuntos más complejos que encara el país.
       4) Venezuela no puede seguir sin una oposición confiable. Respetuosa de la legalidad  democrática y del Estado de derecho. Con una oposición que no es tal, porque su objetivo  consiste, únicamente, en adversar al gobierno buscando siempre el atajo, la conjura. Desconociendo la legitimidad de los gobiernos electos por el pueblo, socavando las instituciones y plegada a la tutela extranjera.
       5) Lo que hoy se autocalifica como oposición es la negación del concepto y la praxis de una verdadera oposición. Que contribuya a dotar al país de una alternativa que fiscalice, que haga seguimiento a la gestión gubernamental. Una oposición que trasmita confianza. Que persista en la lucha cívica y democrática para alcanzar el poder. Ya que para el funcionamiento de un país es indispensable contar con una oposición respetable y, al mismo tiempo, defensora de los valores de la democracia.
      6) Como persona ubicada en el espectro político del progresismo, de la lucha social y de los cambios que garanticen avances fundamentales a una nación, me resisto a aceptar que Venezuela tenga que soportar la existencia de una oposición sin calidad democrática ni  principista. 
Una oposición liderizada por personajes que no hacen política dentro del país sino afuera. Que se la pasan todo el tiempo visitando gobernantes y Parlamentos de otros países pidiéndoles que intervengan, no solo bloqueando económica y financieramente a su patria, sino militarmente. Que se muestran incapaces de presentar un programa de gobierno bien elaborado, y, al mismo tiempo, a organizarse para dar la batalla con talante democrático y extirpar de su seno  el virus de la división. En concreto, una oposición unida y no una caótica colcha de retazos. En fin: una oposición que a la hora de un hecho de la gravedad del magnicidio frustrado del 4/A contra el Presidente, en vez de banalizar el crimen, o prácticamente ignorarlo, sea capaz de producir una condena categórica, contundente, y un deslinde inequívoco del terrorismo y la violencia.-

Claves secretas
•NO DUDO que el Plan de Recuperación Económica presentado a la nación por el gobierno del presidente Maduro suscite dudas y cuestionamientos. Observaciones críticas por parte de diversos sectores, rechazos y confusión. Pero no se le puede negar a la iniciativa su solidez, reveladora de que el mismo es producto de un serio trabajo sobre la situación del país. No es algo improvisado ni un dudoso producto de laboratorio. Es, sin duda, la obra de un equipo que asumió la delicada tarea de encarar la realidad y de dar respuestas audaces a graves problemas económicos con repercusión social y política…
• CUANDO EN  un país en el que impera la frustración y no se veían caminos para transitar, Maduro decidió optar por la acción y dejar de lado el inmovilismo y el burocratismo. Cuando la oposición, hundida en la charca de sus propias contradicciones, y ganada por el aventurerismo, no proponía nada, no se atrevía a ofertar iniciativas positivas, pensando  siempre en que la salida no era otra que el derrocamiento de Maduro, éste apeló a otro golpe de audacia --hubo uno anterior, cuando llamó al pueblo a Constituyente…
• ES EVIDENTE que Maduro sabe aprovechar el factor sorpresa para reaccionar con rapidez ante situaciones críticas. Y, además, jugar con extraordinaria habilidad con la torpe valoración que sus enemigos hacen de él, fundada en sentimientos de desprecio y subestimación…
• HORA EL desafío para Maduro será adelantar con éxito el cumplimiento del programa, garantizar su ejecución, no caer en las provocaciones de los que nada aportan y siempre negarán cualquier iniciativa proveniente del movimiento bolivariano. El propio presidente estableció un lapso de 90 días para evaluar resultados…
• EL GOBIERNO norteamericano comenzó a tender puentes con el nuevo mandatario colombiano, Iván Duque. Tan pronto éste tomó posesión el 19 de agosto en Bogotá, se reunió con el Secretario de Defensa de los EE.UU., el general James Mattis. 
En la reunión, en la que también estuvo presente el Ministro de Defensa colombiano, Guillermo Botero, la delegación norteamericana planteó la preocupación de la Casa Blanca por el incremento en Colombia del narcotráfico, sobre todo por la expansión de los cultivos durante la gestión de Juan Manuel Santos; y el “caso venezolano” por lo que éste irradia sobre la región…
• EL PERIODISTA: así, a secas, mucha gente en este país llama a Eleazar Díaz Rangel, director de este diario, reportero, brillante columnista, gremialista, exdirector de la Escuela de Periodismo de la UCV; y, también en lo político, militante de lealtad inquebrantable, preso político de los de verdad en el Cuartel San Carlos en la IV República. Eleazar acaba de publicar un libro (Monte Ávila/Editores), titulado “Periodismo, medios y comunicación”. Un libro síntesis sobre el periodismo, los medios y la comunicación, de lectura obligada en los tiempos que vivimos, por el excelente material que maneja el autor con singular acierto. Con el profesionalismo que lo caracteriza…
• LA DERECHA de la Iglesia católica reacciona contra el Papa Francisco. El Arzobispo Carlo María Viganó, en carta de 12 páginas, lo acusa de encubridor y echa las bases para una campaña en su contra. Según algunos analistas la ofensiva la encabeza la cúpula de la Iglesia católica norteamericana. Tardó esta reacción que se veía venir, suscitada por las denuncias sobre la pedofilia practicada por los jerarcas…
• PEDRO SÁNCHEZ, Presidente del gobierno de España, de gira por algunos países latinoamericanos, visitó en primer lugar a Chile, donde en rueda de prensa junto al presidente Sebastián Piñera, le dio a éste una lección. Al tocar el tema Venezuela advirtió que, a diferencia de su predecesor, Mariano Rajoy, su gobierno no se involucraría. Mientras que el ex pinochetista Piñera insistió en atacar al presidente Maduro.-
 

]]>
<![CDATA[Guerra comercial o la crisis del capitalismo mundial]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Guerra-comercial-o-la-crisis-del-capitalismo-mundial-20180910-0045.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Guerra-comercial-o-la-crisis-del-capitalismo-mundial-20180910-0045.html Los analistas advierten de que el crecimiento económico mundial puede haber alcanzado su punto máximo al final del primer semestre de 2018 y que nos enfrentamos a la perspectiva de una guerra comercial total, mientras s uena entre mis cosas el silencio incontenible de la información.

La Organización Mundial del Comercio, (OMC) envía su comunicado, a un panel de redacciones a lo largo y ancho del planeta, lo recojo y divago, y me interpelo que tal vez en estos tiempos, el vano capricho del hombre solo del ausente no tiene correspondencia ni sonidos, cotidianos. El relato es escueto, dudas e incertidumbres originan los albores de una nueva-eterna guerra comercial.

A pesar de que la lista de países integrantes de la Organización Mundial de Comercio (OMC) no ha dejado de crecer, con un extenso catálogo de limitaciones y (des) acuerdos entre sus países miembros, las estrategias políticas rompen con frecuencia el equilibrio idílico propuesto por esta organización con sede en la ciudad de Calvino. Podríamos una vez más, comenzar por preguntarnos, ¿qué es una guerra comercial?

Algunos documentos de la OMC la definen como “la imposición de medidas restrictivas al comercio entre naciones”. Generalmente esta nace de la decisión unilateral de un país de restringir sus importaciones, acompañada de medidas similares de los países exportadores afectados, como represalia.
 Pronto se genera una espiral de restricciones arancelarias que expande y termina perjudicando a la economía más allá de todas las partes implicadas.

Es cierto que las guerras comerciales han acontecido a lo largo de la historia en repetidas ocasiones y bajo infinidad de diferentes regulaciones. Prohibir las importaciones de un determinado país, o cerrar las fronteras podría ser catalogado como excepción el día de hoy, pero hay varios países que han sufrido de estas medidas.
 Asimismo, en las últimas décadas se han dado restricciones arancelarias que han tensado las relaciones comerciales entre países.

Pero, los aranceles no han sido las únicas barreras o elementos de coacción que han tenido que sortear los bienes exportados. 
Existen otras medidas no arancelarias que esconden en su finalidad una restricción directa al comercio exterior como puede ser la implantación de nuevas normas sanitarias, nuevos requisitos de calidad, devaluación de divisas, subsidios a la producción nacional, acuerdos bilaterales entre países, entre otras.

En realidad, asistimos de forma inequívoca a la crisis del capitalismo. La contracción del mercado mundial ha desatado el incremento de las medidas proteccionistas y la política de sanciones con la que las potencias se atacan mutuamente. Por ejemplo, EEUU. y Europa no paran de denunciar que China usa sus finanzas públicas para subvencionar empresas deficitarias que venden productos por debajo del costo de producción.

Una política que por otra parte ha sido al mejor estilo de Barack Obama, que hizo lo mismo cuando ‘ayudó’ a sus empresas automovilísticas, por no hablar de las subvenciones a la producción agrícola o el rescate bancario con billones de dólares del presupuesto público. ¿No es acaso ésta la estrategia que utiliza el Banco Central Europeo comprando cientos de miles de millones de deuda pública de las naciones europeas, o directamente deuda privada de empresas?

Las medidas proteccionistas del presidente estadounidense Donald Trump tienen implicaciones tan graves que, de ponerse en práctica, en toda su dimensión, se desataría una guerra comercial con China y Europa de consecuencias catastróficas. Una política de acción-reacción semejante arrastraría a la economía internacional hacia una depresión profunda, y no parece que los sectores decisivos del capitalismo estadounidense -que dependen del mercado mundial- estén saltando de alegría ante este escenario.Al contrario, dan signos de una elocuente inquietud. Lo que está en juego es mucho, y por eso mismo habrá muchas presiones para impedir que Trump precipite esta situación al extremo.

Las graves contradicciones que corroen el capitalismo del siglo XXI han vuelto a traer a colación los viejos demonios, abriendo la caja de Pandora de todos los problemas acumulados durante décadas.

Y esto afecta también a la productividad del trabajo, que, a pesar del avance de la robótica, las tecnologías de la información, de la globalización, está disminuyendo, lastrada por la caída de la inversión productiva.

La otra cara de la moneda

La crisis de sobreproducción continúa , la lucha por los mercados se agudiza, el capitalismo europeo y estadounidense, junto con China, registraron en un momento un importante crecimiento, interrumpido por los ciclos de crisis y recesiones inherentes al sistema. No obstante, el recurso al endeudamiento masivo y la expansión del capital ficticio ayudaron a prolongar la bonanza más allá de sus límites naturales, y en dar un carácter aún más explosivo a la crisis actual.

La gran interdependencia económica y financiera de la globalización creó el substrato para que la gran recesión que estalló en 2008 se extendiera virulentamente. A partir de entonces nuevas contradicciones se han desarrollado a gran escala. El caso de China es muy relevante.

]]>
<![CDATA[Deshojando la margarita, por Maryclen Stelling]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Deshojando-la-margarita-por-Maryclen-Stelling-20180907-0109.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Deshojando-la-margarita-por-Maryclen-Stelling-20180907-0109.html No hay fenómeno ni cambio social crucial sin su representación, definición,  evaluación discursiva y apropiación política. 

El flujo migratorio es indudablemente   uno de los más  importantes procesos sociales que está teniendo lugar en el país.   Dadas las condiciones políticas imperantes y la importancia demográfica del proceso migratorio, se ha impuesto en la agenda pública nacional un intenso debate sobre este fenómeno. Discursos, artículos diarios en la prensa, análisis de expertos, sondeos, cifras dan cuenta del fenómeno desde los frentes políticos dominantes.  Las autoridades sostienen que se trata de un “flujo migratorio normal”,  que se pretende convertir en una crisis humanitaria para justificar la intervención internacional.  Desde la oposición se califica el proceso de éxodo y diáspora bolivariana, términos que refieren la migración masiva de un pueblo y su dispersión por diversos lugares del mundo. Organizaciones internacionales catalogan el flujo  como la emigración más grande que ha existido en la historia del hemisferio occidental.  Según otras fuentes,  se trata de la mayor ola migratoria que ha vivido Latinoamérica en los últimos 50 años. El número total de desplazados varía de acuerdo a la intencionalidad política de la fuente,  y hay quien afirma que alcanza los 4 millones y podría llegar a los 6.

¿Cuál es el papel de los medios de comunicación ante la emigración? Además de informar a la ciudadanía, cumplen el rol de   formar,  transformar, consolidar  actitudes y estereotipos. Es por tanto importante evaluar su desempeño ante el flujo migratorio, la imagen que ofrecen y las narrativas mediáticas sobre este fenómeno. Igualmente, como tal imagen alimenta la formación de actitudes positivas o negativas y como contribuye  a la consolidación de estereotipos. Héroes o víctimas, huida inducida o gesta heroica, migración masiva o flujo normal…

Dada la politización de relatos y narrativas, se cae en una cobertura sesgada que, por un lado, contribuye a la dinámica migratoria;  mientras que por el otro, se minimiza el problema y sus causas.  Afectando en ambos casos la información que ofrecen los medios. 

Es necesario adoptar una postura crítica ante los relatos político-mediáticos que pretenden imponernos. Analizar cómo, desde dos aceras políticas, se está configurando el panorama informativo sobre el flujo migratorio.

Me voy, mucho, poquito, nada


 

]]>
<![CDATA[En opinión: ¿Conflicto internacional inminente?]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Conflicto-internacional-inminente-20180907-0110.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Conflicto-internacional-inminente-20180907-0110.html Por razones obvias, el presidente Maduro y el gobierno se han centrado en el frente interno, pues resulta imprescindible ante las amenazas externas y se ha establecido un plan bien concebido, que defiendo.

Con las bases militares y la IV flota, nos han cercado. En nuestras fronteras está el ejército colombiano, el guyanés y el brasileño. En el interior operan paramilitares asociados a bandas criminales. Debemos añadir la quinta columna infiltrada. EEUU no utilizará directamente su fuerza armada. Hará asesoría estratégica, táctica, apoyo logístico, particularmente político y diplomático, campo en el que puede decidirse la guerra.

La agresión está planteada y Trump tiene razones para acelerarla. Internamente está enfrentado a un juicio político y a las próximas elecciones del congreso. Un conflicto con Venezuela le podría ser útil.

En medio oriente, Siria va ganando la guerra e Irán no se doblega. Parece que Turquía tampoco. Arabia Saudita podría empantanarse en Yemen. En Asia China ha logrado ventajas y la ruta de la seda es indetenible. La alianza China Rusia se profundiza y EEUU no tiene otra opción, por ahora, que caotizar la región utilizando terroristas.

Corea del Sur se inclina hacia un tratado de paz con Corea del Norte, que le quitaría fuerza a EEUU. Japón no parece que se envuelva en la desestabilización regional. La India tiene un pie en los Brics. En África la influencia china es notable.

¿Aceleraría Trump los planes contra Venezuela? La política se centraría en el desconocimiento de Maduro. Ya EEUU, Canadá, el Grupo de Lima y la Unión Europea lo desconocen. Se van unificando en que la emigración venezolana constituye un problema humanitario y para la seguridad continental, que amerita una intervención regional para evitar la desestabilización de todos. Venezuela debe profundizar el trabajo político y diplomático tratando de evitar la guerra.

Las acciones específicas emprendidas por los bancos centrales, especialmente la Reserva Federal, los bancos de Inglaterra, el Central Europeo y el de Japón, inundaron, con dinero fabricado electrónicamente que era contabilizado como deuda, los mercados e hicieron posible que las instituciones financieras jugaran de nuevo el papel central de la supuesta reconfiguración de las transacciones.

La recuperación del sector productivo no ha ido al mismo ritmo y tampoco la del empleo y el ingreso de familias. Las distorsiones económicas son muy grandes.

 

]]>
<![CDATA[El paso de los Andes, por Rafael Ramírez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-paso-de-los-Andes-por-Rafael-Ramirez--20180908-0043.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-paso-de-los-Andes-por-Rafael-Ramirez--20180908-0043.html Corrían los heroicos años de la guerra de independencia, en 1819, cuando nuestro Libertador Simón Bolívar, al frente del ejército patriota, remontaba el Orinoco y desarrollaba la Campaña de Los Llanos, contra las tropas expedicionarias de Pablo Morillo, decidido como estaba de derrotar al imperio español y liberar la Gran Colombia, lo cual ya había proclamado en el Congreso de Angostura.

Desde el “Hato Cañafístola”, a corta distancia del Río Apure, y habiéndose retirado Morillo a Calabozo a esperar que pasara el invierno; el Libertador decide atravesar el llano inundado, remontar la Cordillera de Los Andes en pleno invierno del trópico, sorprender al enemigo y liberar el Virreinato de Nueva Granada.

Iniciaba uno de los capítulos más heroicos de nuestro pueblo, producto del genio político-militar del Padre de la Patria, y de su pasión y grandeza: el Paso de Los Andes.

El 25 de junio de aquel año inició el ejército libertador su heroico ascenso, en las más difíciles condiciones, luego de toda una campaña militar en Los Llanos. Nuestros hombres y mujeres marcharon por el helado temperamento de Tunja, desnudos, a pie, en las peores condiciones, cruzando el Páramo de Pisba; muchos murieron de frío, pero nada los detenía, tenían la presencia e inspiración del Libertador y sus oficiales patriotas, quienes eran los primeros en el sacrificio y el trabajo.

Ya en territorio de la Nueva Granada, el Libertador se dirigía al hoy pueblo Colombiano: “en vuestro seno tenéis ya un ejército de amigos y bienhechores, y el Dios que protege la humanidad afligida concederá el triunfo a sus armas redentoras. No temáis nada de los que vienen a derramar su sangre por constituirse en una nación libre. Los granadinos son inocentes a los ojos del ejército libertador. Para nosotros no hay más culpables que los tiranos españoles, y ni aún éstos perecerán sino en el campo de batalla”.

El ejército patriota entró en encarnizados combates: el 27 triunfó en Paya, el 5 de julio ya estaba en la provincias de la Nueva Granada, arribaron a Socha, el 11 de Julio la Victoria en Gameza, la victoria en Pantano de Vargas el 25 de julio sobre un poderoso ejército español, la Victoria de Boyacá el 7 de agosto, y finalmente, la entrada victoriosa el 10 de agosto a Santa Fe de Bogotá, y la liberación de las Provincias de la Nueva Granada.

Hoy 199 años después de esa hazaña heroica, los hijos de aquel ejército libertador, vuelven a cruzar la Cordillera Andina, ahora, por el Páramo Berlín, pero esta vez, buscando desesperadamente una posibilidad de futuro, un destino seguro para ellos y sus hijos. Esta vez el Paso de Los Andes, no es una marcha para liberar otros pueblos, sino una salida desesperada al caos del país. Algunos de los que cruzan a pie, han muerto y quedado sembrados en esas tierras heladas, como un testimonio de la situación absurda que vive nuestro pueblo.

Es un paso triste, donde se deja todo atrás; pero es al mismo tiempo, un paso esperanzador, porque se busca un destino mejor, que hoy no encuentran en la patria que nos legara Simón Bolívar.

Una cantidad importante de nuestro pueblo sale desesperadamente  como puede: a pie lo más pobres, cruzando Los Andes hacia Colombia, Ecuador, Perú.

Otros, incluyendo a muchos de nuestros pueblos originarios, cruzan como pueden hacia Brasil, otros emigran al Caribe o Centroamérica. Nuestros jóvenes profesionales e hijos de antiguos inmigrantes, salen hacia la Argentina, Chile, Uruguay, los Estados Unidos y Europa.

La salida de millones de venezolanos, a partir del año 2015 se ha incrementado de manera exponencial, es un hecho público y notorio. La Organización de las Naciones Unidas, un ente serio, sin lugar a dudas, por intermedio del vocero de su Secretario General, reporta que, a junio de este año, hay 2,3 millones de venezolanos que han salido del país. Este número, no incluye a aquellos que se han ido de manera individual por vía aérea.

El asunto es que, por primera vez en nuestra historia, nos hemos convertido en un país de emigrantes. Venezuela siempre se caracterizó por ser receptor de otros pueblos, todos fueron bien recibidos, con los brazos abiertos. Éstos, se integraron a nuestra sociedad, con sus sueños y   esperanzas, nos ayudaron a construir nuestro país.

Hoy día, nuestro pueblo sale por millones. Es un fenómeno que desgarra y separa a las familias venezolanas. Es duro para el que se va, y lo es para el que se queda. Esta situación, dolorosa, es negada reiteradamente sólo por el gobierno, que insiste, a través de sus más afamados voceros y voceras, en mentir, al afirmar que esta estampida de venezolanos, es “normal”.

Por otra parte, los más crueles voceros del “pranato” vociferan en contra de los que se van, les desean que no vuelvan más. El propio Maduro se burla de que nuestros jóvenes estén “lavando pocetas”, en un intento por descalificar el esfuerzo de estos compatriotas por tener una vida digna.

En mi artículo “No te vayas”, del 8 de octubre de 2017, manifestaba con anticipación mi tristeza y preocupación por los jóvenes que me encontraba en la ciudad de Nueva York, cuando me desempeñaba como Embajador del país ante la ONU, se trataba de ingenieros, profesionales, trabajando de mesoneros, taxistas, etc. Igual, por las noticias que recibía de muchos  jóvenes y trabajadores de PDVSA, que abandonan la empresa y el país; las historias de los amigos y conocidos que salen, todas son duras y desgarradoras.

Las razones son muchas: la crisis económica; la inseguridad, la persecución política, la asfixia de un ambiente autoritario que ha provocado la pérdida de la esperanza en que el gobierno resuelva los problemas que aquejan al ciudadano; la negativa de someterse a los mecanismos de control social, al “carnet de la patria”, a la amenaza en la Administración  Pública, la obligación del aplauso fácil.

Además de la profunda afectación emocional que significa tener que abandonar tu Patria y tus afectos, lo más grave, es el hecho de que el país ha perdido una generación completa de jóvenes formados en los años del Comandante Chávez. Era la generación que se estaba educando para el país potencia.

Lo que ha sucedido con PDVSA es un ejemplo claro del daño ocasionado. Después del Sabotaje Petrolero, entraron miles de jóvenes profesionales a recuperar la empresa, y luego a fortalecer nuestras capacidades productivas en plena expansión.

Cuando comenzó la persecución por razones políticas dentro de la empresa, no solo metieron presos a sus trabajadores y líderes emblemáticos, como el ingeniero Jesús Luongo, quizás uno de los que más sabe de refinación en Latinoamérica, sino que comenzaron a desplazar a los héroes de la derrota del sabotaje, a los hombres y mujeres de mayor experiencia, conocimiento, compromiso y moral.

La actuación de los oportunistas y maduristas dentro de PDVSA, en su afán de controlarlo todo, generó un ambiente hostil para nuestros trabajadores. Lo hicieron y destrozaron a la empresa. Solo que nuestros muchachos no se “calan” el maltrato, ni al “pranato”. Se fueron, se van.

Hemos perdido inmensas capacidades humanas y técnicas en la empresa, el orgullo y la conciencia del deber social. Ahora, PDVSA es una mueca de lo que era el orgullo del Comandante Chávez y del pueblo venezolano, la Nueva PDVSA, Roja Rojita, no existe más, la acabaron, no solo se vino abajo la producción de petróleo y la capacidad de refinar y procesar de nuestra empresa, sino que desmantelaron el bastión de soberanía que alguna vez fue.

Ahora los agentes que la “dirigen”, pactan, la entregan, la han desmantelado, en cumplimiento del paquetazo del fracaso.

Cuando el Comandante Chávez nos hablaba de que seríamos un país potencia, que teníamos los pilares de una Patria de hombres y mujeres libres y justos, con una sociedad cuya riqueza se basara en el trabajo, del vivir bien, prendió la esperanza en todos nosotros.

Éste era un país con un proyecto, el Plan de la Patria, votado por la mayoría del Pueblo, una Constitución ampliamente debatida y aprobada en consulta popular. Un país que, luego de la conquista de la Plena Soberanía Petrolera, logró tener años de estabilidad y crecimiento, que comenzaba a resolver sus problemas estructurales, en el ámbito material y espiritual. De ese país, nadie quería salir, nadie huía. Todos, independientemente de su posición política o condición social, sabían que tenían un lugar en nuestro proyecto.

La salida masiva de venezolanos hacia el exterior es una denuncia, es una consecuencia del acelerado deterioro de nuestras condiciones de vida, de la situación económica que resulta asfixiante, insostenible, es una señal del vacío espiritual, la tristeza creada por la ética del desastre y del “pranato” de la política que se ha impuesto en el quehacer cotidiano.

Atrás quedó, como un recuerdo, el concepto de Democracia Participativa y Protagónica, el sistema de Misiones y Grandes Misiones, la Nueva PDVSA Roja Rojita, los proyectos del Plan de la Patria, los Derechos Humanos y Fundamentales consagrados en nuestra Constitución.

Cuando vemos a nuestro país, en la perspectiva de la dinámica y los retos que tiene la humanidad, los “Objetivos del Desarrollo”, establecidos por las Naciones Unidas, los grandes debates en torno a la sustentabilidad del desarrollo económico; la lucha contra la pobreza, la inequidad y la exclusión; el cambio climático y el manejo de los recursos naturales, entonces, podemos apreciar, el profundo daño que este gobierno incapaz e improvisado le ha causado al país, a nuestras posibilidades de desarrollo, a nuestra soberanía, a nuestro futuro. Nos quedamos atrás.

Se van los que eran el objeto de nuestras preocupaciones, de nuestro esfuerzo, se va nuestra juventud. De todas las clases, y condiciones políticas, se nos va el futuro.

Es una situación indeseable. Por supuesto, que todos queremos estar en nuestra patria, incluyendo, a los que nos vemos forzados a estar ausentes porque somos perseguidos por el madurismo. Todos queremos a nuestra patria y deberíamos poder estar allí para su reconstrucción. Los que se quedan, ojalá puedan mantenerse para dar la batalla.

Ante la falta de un liderazgo revolucionario y patriota, que pueda hacerle frente al desastre, se opta por la salida individual. He conversado con los que se encuentran fuera, entendiéndolos e instándolos a volver, siempre tendremos un lugar en nuestra querida patria, no la podemos dejar a merced del caos.

El origen de todo este problema es el madurismo, y el desastre al que han llevado a nuestro país. Debemos dar la batalla por recuperarlo. Una respuesta patriota y revolucionaria a esta profunda crisis, para crear las condiciones para que todos y todas los que se han ido puedan regresar, y los que se quedaron puedan vivir con dignidad y ser felices, al final, de eso se trata todo.

El madurismo ha establecido un sistema de control social de la población, por ello han recurrido a instrumentos que medran en la miseria, para crear dependencia y mecanismos de manipulación: las cajas “Clap”, los bonos y el “Carnet de la Patria”, violatorios además del derecho a la no discriminación, por decir solo uno. A través de éste obtiene la “big data”, es decir, tu información, tus necesidades, tu domicilio, tu vida, para amenazar, obligar, y manipular.

Han instaurado el miedo, la censura, han cerrado los espacios de participación, por ello, las personas optan por salir, por lo menos, para resolver de manera individual su situación.

El gobierno no solo desconoce y se burla de los que salen, sino que estimula la salida porque les favorece en gran medida: se desmoviliza al pueblo, no votan, no participan, no dicen, no hacen y además, mandan las remesas a las cuales el gobierno les quiere poner la mano.

Es por ésto que el gobierno incumple en su responsabilidad de proteger a sus ciudadanos, no les importan ni dentro ni fuera del país. Son maltratados en el exterior, por la derecha xenófoba, por gobiernos hostiles, y el gobierno no hace nada, ni siquiera una nota de protesta, una exigencia, y paradójicamente, a los más ofensivos, como es el caso de Trinidad y Tobago, al contrario, se les entrega el gas de la Patria.

Mientras el futuro se va, y los que quedan están desmovilizados, y corriendo de un lado a otro para sobrevivir en el día a día, el madurismo avanza en su programa de derecha: el Paquetazo de Maduro.

Hoy por hoy, el gobierno de Maduro ni siquiera guarda las apariencias de proclamarse de izquierda ni nada que se le parezca, su equipo económico va de retroceso y sin frenos, no saben qué hacer para tratar de convencer a los capitalistas de que están rematando al país y que desmontan cualquier vestigio de Chavismo existente en la economía del país.

La entrega de PDVSA es abierta y desvergonzada. Las operaciones del gas en el oriente del país que se cedieron a la Shell, viene acompañada de la entrega de áreas operacionales a “empresas de servicios petroleros” creadas, para la ocasión, por el madurismo.

Los contratos suscritos, unos en acto público y otros en “privado”, son una vergüenza y una claudicación de nuestra Plena Soberanía Petrolera. PDVSA retorna a los esquemas de los Convenios Operativos de la Apertura Petrolera, se viola la Ley Orgánica de Hidrocarburos, la de Chávez. Existe un ambiente de rapiña, todos quieren su pedazo de lo que fue PDVSA.

Los señores que están firmando por PDVSA deberían saber que “el desconocimiento de la ley no excusa su cumplimiento y aplicación”, y los beneficiarios de esta rebatiña deben saber que, tan pronto vuelva al poder un gobierno revolucionario, patriota o sencillamente responsable, todo esos contratos ilegales, deberán ser derogados como hicimos cuando la Revolución Bolivariana desmontó la Apertura Petrolera, que los mismos serán nulos, que no producirán, por tanto, efecto alguno y que, se generarán las responsabilidades correspondientes a su celebración.

En el ámbito financiero, el ala desesperada de derecha, ya no sabe qué cosa hacer para obtener dólares. Ya no hay freno de ningún tipo, quieren las remesas, que traigan dólares o lo que sea, pero rápido, es evidente que el Petro no funciona. Lo he dicho y creo que ahora está más claro para los incrédulos: el Petro es una estafa, no solo es ilegal e inconstitucional, sino que ¡no sirve!

Los precios se dispararon, solo que ahora están “acordados” con el madurismo, pero, ¿a quién le importa que ellos lo “acuerden”?, ¡No representan los intereses del pueblo! El nuevo salario mínimo no alcanza para adquirir ni siquiera la Canasta Básica, con los productos y precios “acordados” por el madurismo. El ticket de alimentación no alcanza ni para comprar jabón a precios “acordados”.

Desde que Maduro reconoció al “Dólar Today” como su referente, el pasado 17 de agosto, el Bolívar “Soberano” pasó de 60 Bs a 91.64 Bs, es decir, una devaluación del 51%.

La hiperinflación sigue expropiando el esfuerzo de los trabajadores, mientras el gobierno promete y ofrece nuevos bonos, así como, pagar los incrementos salariales durante 90 días (desesperados por llegar a diciembre), tanto al sector público, como al privado. ¿De dónde va a sacar el gobierno estos recursos? Nadie cree en sus anuncios y la “promesa” de “déficit cero”, por cierto, la misma de Macri.

Se ha creado una hidra de “nuevos empresarios” que crecen bajo el amparo y protección del madurismo: ex militares, ex escoltas, ex ayudantes, ex revolucionarios, todos son “panas”. Reciben créditos, contratos, licencias, ahora son importadores, petroleros, mineros, constructores, dueños de medios, hombres de negocios, testaferros, “magos” de las finanzas y un largo etcétera.

Sin embargo, se reciben algunos destellos de honestidad y lealtad a Chávez. Los Chavistas nos vamos a seguir moviendo, reagrupándonos, vamos a construir una opción revolucionaria para darle un parao a tanta entrega y vagabundería.

Si la izquierda y los partidos que se proclaman revolucionarios no dicen o hacen nada para detener la entrega, serán corresponsables, por cobardes y acomodaticios políticos. A los líderes que guardan silencio y permiten que se haga “lo que Maduro Diga”, los llamo a no seguir horadando la esperanza del pueblo Chavista y a asumir sus posturas sin dobleces.

Seguiremos adelante, avanzaremos, hay una Esperanza, una “Esperanza Patriótica”, que vive en el corazón de los hombres y mujeres de la Patria. Con Chávez Siempre, ¡Venceremos!

]]>
<![CDATA[El paso de Los Andes, por Rafael Ramírez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-paso-de-Los-Andes-por-Rafael-Ramirez-20180909-0015.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-paso-de-Los-Andes-por-Rafael-Ramirez-20180909-0015.html  

Corrían los heroicos años de la guerra de independencia, en 1819, cuando nuestro Libertador Simón Bolívar, al frente del ejército patriota, remontaba el Orinoco y desarrollaba la Campaña de Los Llanos, contra las tropas expedicionarias de Pablo Morillo, decidido como estaba de derrotar al imperio español y liberar la Gran Colombia, lo cual ya había proclamado en el Congreso de Angostura.

 

Desde el “Hato Cañafístola”, a corta distancia del Río Apure, y habiéndose retirado Morillo a Calabozo a esperar que pasara el invierno; el Libertador decide atravesar el llano inundado, remontar la Cordillera de Los Andes en pleno invierno del trópico, sorprender al enemigo y liberar el Virreinato de Nueva Granada.

 

Iniciaba uno de los capítulos más heroicos de nuestro pueblo, producto del genio político-militar del Padre de la Patria, y de su pasión y grandeza: el Paso de Los Andes.

 

El 25 de junio de aquel año inició el ejército libertador su heroico ascenso, en las más difíciles condiciones, luego de toda una campaña militar en Los Llanos. Nuestros hombres y mujeres marcharon por el helado temperamento de Tunja, desnudos, a pie, en las peores condiciones, cruzando el Páramo de Pisba; muchos murieron de frío, pero nada los detenía, tenían la presencia e inspiración del Libertador y sus oficiales patriotas, quienes eran los primeros en el sacrificio y el trabajo.

 

Ya en territorio de la Nueva Granada, el Libertador se dirigía al hoy pueblo Colombiano: “en vuestro seno tenéis ya un ejército de amigos y bienhechores, y el Dios que protege la humanidad afligida concederá el triunfo a sus armas redentoras. No temáis nada de los que vienen a derramar su sangre por constituirse en una nación libre. Los granadinos son inocentes a los ojos del ejército libertador. Para nosotros no hay más culpables que los tiranos españoles, y ni aún éstos perecerán sino en el campo de batalla”.

 

El ejército patriota entró en encarnizados combates: el 27 triunfó en Paya, el 5 de julio ya estaba en la provincias de la Nueva Granada, arribaron a Socha, el 11 de Julio la Victoria en Gameza, la victoria en Pantano de Vargas el 25 de julio sobre un poderoso ejército español, la Victoria de Boyacá el 7 de agosto, y finalmente, la entrada victoriosa el 10 de agosto a Santa Fe de Bogotá, y la liberación de las Provincias de la Nueva Granada.

 

Hoy 199 años después de esa hazaña heroica, los hijos de aquel ejército libertador, vuelven a cruzar la Cordillera Andina, ahora, por el Páramo Berlín, pero esta vez, buscando desesperadamente una posibilidad de futuro, un destino seguro para ellos y sus hijos. Esta vez el Paso de Los Andes, no es una marcha para liberar otros pueblos, sino una salida desesperada al caos del país. Algunos de los que cruzan a pie, han muerto y quedado sembrados en esas tierras heladas, como un testimonio de la situación absurda que vive nuestro pueblo.

 

Es un paso triste, donde se deja todo atrás; pero es al mismo tiempo, un paso esperanzador, porque se busca un destino mejor, que hoy no encuentran en la patria que nos legara Simón Bolívar.

 

Una cantidad importante de nuestro pueblo sale desesperadamente  como puede: a pie lo más pobres, cruzando Los Andes hacia Colombia, Ecuador, Perú.

 

Otros, incluyendo a muchos de nuestros pueblos originarios, cruzan como pueden hacia Brasil, otros emigran al Caribe o Centroamérica. Nuestros jóvenes profesionales e hijos de antiguos inmigrantes, salen hacia la Argentina, Chile, Uruguay, los Estados Unidos y Europa.

 

La salida de millones de venezolanos, a partir del año 2015 se ha incrementado de manera exponencial, es un hecho público y notorio. La Organización de las Naciones Unidas, un ente serio, sin lugar a dudas, por intermedio del vocero de su Secretario General, reporta que, a junio de este año, hay 2,3 millones de venezolanos que han salido del país. Este número, no incluye a aquellos que se han ido de manera individual por vía aérea.

 

El asunto es que, por primera vez en nuestra historia, nos hemos convertido en un país de emigrantes. Venezuela siempre se caracterizó por ser receptor de otros pueblos, todos fueron bien recibidos, con los brazos abiertos. Éstos, se integraron a nuestra sociedad, con sus sueños y   esperanzas, nos ayudaron a construir nuestro país.

 

Hoy día, nuestro pueblo sale por millones. Es un fenómeno que desgarra y separa a las familias venezolanas. Es duro para el que se va, y lo es para el que se queda. Esta situación, dolorosa, es negada reiteradamente sólo por el gobierno, que insiste, a través de sus más afamados voceros y voceras, en mentir, al afirmar que esta estampida de venezolanos, es “normal”.

 

Por otra parte, los más crueles voceros del “pranato” vociferan en contra de los que se van, les desean que no vuelvan más. El propio Maduro se burla de que nuestros jóvenes estén “lavando pocetas”, en un intento por descalificar el esfuerzo de estos compatriotas por tener una vida digna.

 

En mi artículo “No te vayas”, del 8 de octubre de 2017, manifestaba con anticipación mi tristeza y preocupación por los jóvenes que me encontraba en la ciudad de Nueva York, cuando me desempeñaba como Embajador del país ante la ONU, se trataba de ingenieros, profesionales, trabajando de mesoneros, taxistas, etc. Igual, por las noticias que recibía de muchos  jóvenes y trabajadores de PDVSA, que abandonan la empresa y el país; las historias de los amigos y conocidos que salen, todas son duras y desgarradoras.

 

Las razones son muchas: la crisis económica; la inseguridad, la persecución política, la asfixia de un ambiente autoritario que ha provocado la pérdida de la esperanza en que el gobierno resuelva los problemas que aquejan al ciudadano; la negativa de someterse a los mecanismos de control social, al “carnet de la patria”, a la amenaza en la Administración  Pública, la obligación del aplauso fácil.

 

Además de la profunda afectación emocional que significa tener que abandonar tu Patria y tus afectos, lo más grave, es el hecho de que el país ha perdido una generación completa de jóvenes formados en los años del Comandante Chávez. Era la generación que se estaba educando para el país potencia.

 

Lo que ha sucedido con PDVSA es un ejemplo claro del daño ocasionado. Después del Sabotaje Petrolero, entraron miles de jóvenes profesionales a recuperar la empresa, y luego a fortalecer nuestras capacidades productivas en plena expansión.

 

Cuando comenzó la persecución por razones políticas dentro de la empresa, no solo metieron presos a sus trabajadores y líderes emblemáticos, como el ingeniero Jesús Luongo, quizás uno de los que más sabe de refinación en Latinoamérica, sino que comenzaron a desplazar a los héroes de la derrota del sabotaje, a los hombres y mujeres de mayor experiencia, conocimiento, compromiso y moral.

 

La actuación de los oportunistas y maduristas dentro de PDVSA, en su afán de controlarlo todo, generó un ambiente hostil para nuestros trabajadores. Lo hicieron y destrozaron a la empresa. Solo que nuestros muchachos no se “calan” el maltrato, ni al “pranato”. Se fueron, se van.

 

Hemos perdido inmensas capacidades humanas y técnicas en la empresa, el orgullo y la conciencia del deber social. Ahora, PDVSA es una mueca de lo que era el orgullo del Comandante Chávez y del pueblo venezolano, la Nueva PDVSA, Roja Rojita, no existe más, la acabaron, no solo se vino abajo la producción de petróleo y la capacidad de refinar y procesar de nuestra empresa, sino que desmantelaron el bastión de soberanía que alguna vez fue.

 

Ahora los agentes que la “dirigen”, pactan, la entregan, la han desmantelado, en cumplimiento del paquetazo del fracaso.

Cuando el Comandante Chávez nos hablaba de que seríamos un país potencia, que teníamos los pilares de una Patria de hombres y mujeres libres y justos, con una sociedad cuya riqueza se basara en el trabajo, del vivir bien, prendió la esperanza en todos nosotros.

 

Éste era un país con un proyecto, el Plan de la Patria, votado por la mayoría del Pueblo, una Constitución ampliamente debatida y aprobada en consulta popular. Un país que, luego de la conquista de la Plena Soberanía Petrolera, logró tener años de estabilidad y crecimiento, que comenzaba a resolver sus problemas estructurales, en el ámbito material y espiritual. De ese país, nadie quería salir, nadie huía. Todos, independientemente de su posición política o condición social, sabían que tenían un lugar en nuestro proyecto.

 

La salida masiva de venezolanos hacia el exterior es una denuncia, es una consecuencia del acelerado deterioro de nuestras condiciones de vida, de la situación económica que resulta asfixiante, insostenible, es una señal del vacío espiritual, la tristeza creada por la ética del desastre y del “pranato” de la política que se ha impuesto en el quehacer cotidiano.

 

Atrás quedó, como un recuerdo, el concepto de Democracia Participativa y Protagónica, el sistema de Misiones y Grandes Misiones, la Nueva PDVSA Roja Rojita, los proyectos del Plan de la Patria, los Derechos Humanos y Fundamentales consagrados en nuestra Constitución.

 

Cuando vemos a nuestro país, en la perspectiva de la dinámica y los retos que tiene la humanidad, los “Objetivos del Desarrollo”, establecidos por las Naciones Unidas, los grandes debates en torno a la sustentabilidad del desarrollo económico; la lucha contra la pobreza, la inequidad y la exclusión; el cambio climático y el manejo de los recursos naturales, entonces, podemos apreciar, el profundo daño que este gobierno incapaz e improvisado le ha causado al país, a nuestras posibilidades de desarrollo, a nuestra soberanía, a nuestro futuro. Nos quedamos atrás.

 

Se van los que eran el objeto de nuestras preocupaciones, de nuestro esfuerzo, se va nuestra juventud. De todas las clases, y condiciones políticas, se nos va el futuro.

 

Es una situación indeseable. Por supuesto, que todos queremos estar en nuestra patria, incluyendo, a los que nos vemos forzados a estar ausentes porque somos perseguidos por el madurismo. Todos queremos a nuestra patria y deberíamos poder estar allí para su reconstrucción. Los que se quedan, ojalá puedan mantenerse para dar la batalla.

 

Ante la falta de un liderazgo revolucionario y patriota, que pueda hacerle frente al desastre, se opta por la salida individual. He conversado con los que se encuentran fuera, entendiéndolos e instándolos a volver, siempre tendremos un lugar en nuestra querida patria, no la podemos dejar a merced del caos.

 

El origen de todo este problema es el madurismo, y el desastre al que han llevado a nuestro país. Debemos dar la batalla por recuperarlo. Una respuesta patriota y revolucionaria a esta profunda crisis, para crear las condiciones para que todos y todas los que se han ido puedan regresar, y los que se quedaron puedan vivir con dignidad y ser felices, al final, de eso se trata todo.

 

El madurismo ha establecido un sistema de control social de la población, por ello han recurrido a instrumentos que medran en la miseria, para crear dependencia y mecanismos de manipulación: las cajas “Clap”, los bonos y el “Carnet de la Patria”, violatorios además del derecho a la no discriminación, por decir solo uno. A través de éste obtiene la “big data”, es decir, tu información, tus necesidades, tu domicilio, tu vida, para amenazar, obligar, y manipular.

 

Han instaurado el miedo, la censura, han cerrado los espacios de participación, por ello, las personas optan por salir, por lo menos, para resolver de manera individual su situación.

 

El gobierno no solo desconoce y se burla de los que salen, sino que estimula la salida porque les favorece en gran medida: se desmoviliza al pueblo, no votan, no participan, no dicen, no hacen y además, mandan las remesas a las cuales el gobierno les quiere poner la mano.

 

Es por ésto que el gobierno incumple en su responsabilidad de proteger a sus ciudadanos, no les importan ni dentro ni fuera del país. Son maltratados en el exterior, por la derecha xenófoba, por gobiernos hostiles, y el gobierno no hace nada, ni siquiera una nota de protesta, una exigencia, y paradójicamente, a los más ofensivos, como es el caso de Trinidad y Tobago, al contrario, se les entrega el gas de la Patria.

 

Mientras el futuro se va, y los que quedan están desmovilizados, y corriendo de un lado a otro para sobrevivir en el día a día, el madurismo avanza en su programa de derecha: el Paquetazo de Maduro.

 

Hoy por hoy, el gobierno de Maduro ni siquiera guarda las apariencias de proclamarse de izquierda ni nada que se le parezca, su equipo económico va de retroceso y sin frenos, no saben qué hacer para tratar de convencer a los capitalistas de que están rematando al país y que desmontan cualquier vestigio de Chavismo existente en la economía del país.

 

La entrega de PDVSA es abierta y desvergonzada. Las operaciones del gas en el oriente del país que se cedieron a la Shell, viene acompañada de la entrega de áreas operacionales a “empresas de servicios petroleros” creadas, para la ocasión, por el madurismo.

 

Los contratos suscritos, unos en acto público y otros en “privado”, son una vergüenza y una claudicación de nuestra Plena Soberanía Petrolera. PDVSA retorna a los esquemas de los Convenios Operativos de la Apertura Petrolera, se viola la Ley Orgánica de Hidrocarburos, la de Chávez. Existe un ambiente de rapiña, todos quieren su pedazo de lo que fue PDVSA.

 

Los señores que están firmando por PDVSA deberían saber que “el desconocimiento de la ley no excusa su cumplimiento y aplicación”, y los beneficiarios de esta rebatiña deben saber que, tan pronto vuelva al poder un gobierno revolucionario, patriota o sencillamente responsable, todo esos contratos ilegales, deberán ser derogados como hicimos cuando la Revolución Bolivariana desmontó la Apertura Petrolera, que los mismos serán nulos, que no producirán, por tanto, efecto alguno y que, se generarán las responsabilidades correspondientes a su celebración.

 

En el ámbito financiero, el ala desesperada de derecha, ya no sabe qué cosa hacer para obtener dólares. Ya no hay freno de ningún tipo, quieren las remesas, que traigan dólares o lo que sea, pero rápido, es evidente que el Petro no funciona. Lo he dicho y creo que ahora está más claro para los incrédulos: el Petro es una estafa, no solo es ilegal e inconstitucional, sino que ¡no sirve!

 

Los precios se dispararon, solo que ahora están “acordados” con el madurismo, pero, ¿a quién le importa que ellos lo “acuerden”?, ¡No representan los intereses del pueblo! El nuevo salario mínimo no alcanza para adquirir ni siquiera la Canasta Básica, con los productos y precios “acordados” por el madurismo. El ticket de alimentación no alcanza ni para comprar jabón a precios “acordados”.

 

Desde que Maduro reconoció al “Dólar Today” como su referente, el pasado 17 de agosto, el Bolívar “Soberano” pasó de 60 Bs a 91.64 Bs, es decir, una devaluación del 51%.

 

La hiperinflación sigue expropiando el esfuerzo de los trabajadores, mientras el gobierno promete y ofrece nuevos bonos, así como, pagar los incrementos salariales durante 90 días (desesperados por llegar a diciembre), tanto al sector público, como al privado. ¿De dónde va a sacar el gobierno estos recursos? Nadie cree en sus anuncios y la “promesa” de “déficit cero”, por cierto, la misma de Macri.

 

Se ha creado una hidra de “nuevos empresarios” que crecen bajo el amparo y protección del madurismo: ex militares, ex escoltas, ex ayudantes, ex revolucionarios, todos son “panas”. Reciben créditos, contratos, licencias, ahora son importadores, petroleros, mineros, constructores, dueños de medios, hombres de negocios, testaferros, “magos” de las finanzas y un largo etcétera.

 

Sin embargo, se reciben algunos destellos de honestidad y lealtad a Chávez. Los Chavistas nos vamos a seguir moviendo, reagrupándonos, vamos a construir una opción revolucionaria para darle un parao a tanta entrega y vagabundería.

 

Si la izquierda y los partidos que se proclaman revolucionarios no dicen o hacen nada para detener la entrega, serán corresponsables, por cobardes y acomodaticios políticos. A los líderes que guardan silencio y permiten que se haga “lo que Maduro Diga”, los llamo a no seguir horadando la esperanza del pueblo Chavista y a asumir sus posturas sin dobleces.

 

Seguiremos adelante, avanzaremos, hay una Esperanza, una “Esperanza Patriótica”, que vive en el corazón de los hombres y mujeres de la Patria. Con Chávez Siempre, ¡Venceremos!

 

 

]]>
<![CDATA[La Unidad solo con los míos y los puros,por Antonio Ecarri]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-Unidad-solo-con-los-mios-y-los-purospor-Antonio-Ecarri-20180907-0102.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-Unidad-solo-con-los-mios-y-los-purospor-Antonio-Ecarri-20180907-0102.html   Hay una tendencia universal -nosotros no podíamos ser la excepción- desde las redes sociales, que se utiliza para denostar de los políticos por igual, acusándolos de ser la causa de todos nuestros males. Porque, quienes escriben esos mensajes, presumen ser la perfección de toda condición humana. Ya he visto análisis científicos, de reputados psiquiatras y sociólogos, afirmando que casi todo tuitero, desde la comodidad de su casa u oficina, se cree el sumun de la perfección, la pureza y la santidad. Eso obviamente es tan falso como fatuo, pero es una realidad que debemos enfrentar. Al menos no sucumbir frente a su chantaje permanente.

Digámoslo de una vez por todas, la política no solo no presume de pureza, inocencia o candidez, sino de todo lo contrario y no se trata de ningún mal endémico incorporado al cromosoma de unos “políticos malucos”, sino porque quienes ejercen tan denostado oficio son los líderes de seres humanos y no de ninguna troupe de ángeles, arcángeles y serafines.  Usted, estimado lector, si es un opositor a éste régimen y quiere unir solo a quienes considera libre de todo error, defecto o mácula, pues le sugiero dirigirse a la Iglesia más cercana a su domicilio y buscar, en las imágenes sagradas, el Santo de su preferencia a ver si logra que baje a hacer política por usted, pero le rogamos que deje la memez de denigrar de todos los políticos, con el consabido retintín de que “todos son iguales” y, en consecuencia, “todo está perdido”.

Los políticos no son perfectos, ni mejores o peores que usted, simplemente son seres humanos  ejerciendo una nobilísima tarea que presume entrega y sacrificio por los demás. Tampoco los políticos esperan recompensas de apoyo unánimes a su actividad, porque quienes actuamos en este campo del quehacer humano tenemos muy presentes las palabras de ese latinoamericano y hombre de Estado de excepción, que es Julio María Sanguinetti, quien suele afirmar: “los políticos somos como los remeros de los viejos galeones: llevamos palo para remar y palo para dejar de remar”. Y tiene razón.

En definitiva, a lo que vamos: impulsemos la unidad de todos, empinémonos por encima de diferencias obvias pero nimias, frente al inmenso reto de sacar a nuestra nación de esta pesadilla. Más del 80% de los venezolanos adversamos a este gobierno y si todos presionamos, ayudando así a la comunidad internacional que ya lo está haciendo, para obligar al régimen a hacer elecciones, lograremos el objetivo del cambio de régimen. El tema es que no hay alternativa diferente a ésta, porque no conozco a ningún Estado del planeta que haya planteado algo distinto. Y aquí quienes vociferan, contra las elecciones, no plantean nada diferente a una hipotética e ilusa invasión, pero quien la podría ejecutar nunca lo ha planteado seriamente.   

Nuestra propuesta se afinca en la necesidad de elaborar una hoja de ruta, entre todos, para acordarnos en la vía y en los instrumentos para transitarla, así como el plan para reconstruir la nación. Entonces, ese liderazgo será colectivo y a ese equipo dirigente se le facilitará, luego, decidir quién va a dirigir el corto proceso de transición que va a inaugurar la nueva etapa de progreso y prosperidad de Venezuela. Nunca al revés.            

No serán puros ni castos los que dirijan ese proceso de reconstitución de la unidad, que logramos con éxito el 2015, pues debemos seguir el ejemplo de nuestros padres libertadores, quienes lograron la unificación de todo un pueblo, para poder triunfar, sin remilgos ni marginados de ningún tipo, 

Tal como nos lo revela José Rafael Pocaterra en sus “Memorias de un venezolano de la Decadencia”:
“No hicimos la independencia con santos, ni la patria la fundaron bienaventurados. Con militares desmandados, con viciosos de todo jaez, con políticos de toda maña, con jugo de sudor de esclavos, “con patas en el suelo” y sangre apelmazada de indios y gorgueras de encaje, un solo ideal aleó y forjó ese metal sagrado de la libertad, en cuyo molde hemos fundido nuestros mártires, nuestros santos, y nuestros héroes… ¡Y dios no ha roto el molde!”.

En tal virtud, como Dios no ha roto ese molde donde fundimos nuestros mártires, nuestros santos y nuestros héroes, vamos a llenarlo ahora con toda nuestra diversidad democrática. Así lograremos estructurar el frente coherente y sólido que podrá enfrentar, con éxito, esta adversidad que tiene desesperanzado y frustrado a todo un gran pueblo. Nada de eso se logra solo con los míos y los puros, sino con todos los que forjaron el molde que nos narra Pocaterra y que nos dio la libertad.

Finalicemos, entonces, con el llamado unitario que nos hace, desde el fondo de la historia, el más destacado de los presos de la tiranía gomecista: “Uníos sí, uníos de dignidad, uníos de valor, con lágrimas en los ojos, que la batalla contra el mal es una sola y malditos sean los que aprovechan en esta hora la emoción sagrada para sorprendernos con sus propósitos personales. No, no hay caudillos, no hay intelectuales, no hay obreros, no hay comunistas; hay solo venezolanos. Venezuela será y es una y única contra todas las fuerzas adversas”. 
¡Qué Dios y nosotros lo oigamos!   
 

]]>
<![CDATA[489 Años de la Maracaibo Hispana, por Nemesio Montiel]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/489-Anos-de-la-Maracaibo-Hispana-por-Nemesio-Montiel-20180907-0107.html http://www.panorama.com.ve//opinion/489-Anos-de-la-Maracaibo-Hispana-por-Nemesio-Montiel-20180907-0107.html Hoy, 0cho (8) de septiembre de 2018 se cumplen 489 años de La fundación de la actual ciudad de Maracaibo.  Es la fecha oficial e institucionalizada de tal acontecimiento histórico, hoy exaltado como el día de la ciudad, de esta hermosa metrópolis de origen indiano.

 Sin embargo, comento que es válido agregar que cuando llegaron los conquistadores al Lago que hoy orgullosamente llamamos de Maracaibo, quedaron impresionados con lo que vieron, revisemos: Américo Vespucio en sus escritos dice: “Hallamos una gran población que tenía sus casas sobre el agua como Venecia. Encontramos las casas llenas de algodón finísimo. Tenían también mucho brasil y tomamos de ambas cosas.”

Alfinger en su recorrido por el cristalino lago y sus alrededores, expresa: “Se hallaron grandes pueblos e naciones e cosas nunca sabidas ni pensadas.” Esteban Martín en sus datos sostiene: “Ubicados más al oeste los pueblos de los Caonabos y los Zondaguas son descritos con sus casas ordenadas a lo largo de calles con sus plazas agrupando mas de cien bohíos.” Según estos contundentes datos me atrevo afirmar que hubo una Ma’lakaiwou prehispánica fundada por los indígenas y luego otra Maracaibo hispánica fundada por los europeos.

Aclaro, Ma’alakaiwou en lengua Arahuaca traduce el lugar donde abunda la serpiente cascabel. Hemos encontrado que varias personas al analizar el origen del nombre Maracaibo lo relacionan con ese vocablo, lo dejo para la interpretación de los lectores y para la discusión de los especialistas. Cabe agregar que cuando se habla del cacique Mara, Ma’ala, traduce directamente cascabel.
El paisano Idelfonzo finol nos habla de enigmas y falacias sobre la supuesta fundación de Maracaibo a partir de la invasión. Con testimonios concretos, fechas y protagonistas va reflexionando sobre la carga ideológica racista, describiendo acontecimientos crueles típicos del colonialismo de la época y el caso concreto del paso de Ambrosio Alfinger por el actual Lago de Maracaibo.
El autor del libro: “La Infundada Fundación de Maracaibo” sostiene: “La cacareada fundación de Maracaibo es un disparate histórico encubridor del genocidio indígena ejecutado por los europeos a partir del siglo XVI. No hubo fundación, hubo invasión.” Sobre este particular, siempre he afirmado que siempre hubo una Ma’lakaiwou fundada por los indígenas y luego otra Maracaibo hispánica fundada a la fuerza por los europeos en varias oportunidades y llamada Maracaibo, ciudad Rodrigo y Nueva Zamora. El amigo, Choncho, en su texto, inserta la declaración de un militar español quien acompañó a Alfinger y lo considera como un documento clave sobre la falsa fundación de Maracaibo en 1529. Y, sostiene: “A los efectos del objetivo principal de este trabajo, estas preguntas fundamentales para la búsqueda de la verdad histórica, están resueltas hace rato: ¡Alfinger no fundó un carajo!”
Total, el hecho histórico del llamado descubrimiento y fundación de Maracaibo ya pasó. Ahora se impone hacer de MARACAIBO, MA’ALAKAIWOU la ciudad de la diversidad e interculturalidad.
 

]]>
<![CDATA[S. O. S., por Juan Guerrero]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/S.-O.-S.-por-Juan-Guerrero-20180907-0108.html http://www.panorama.com.ve//opinion/S.-O.-S.-por-Juan-Guerrero-20180907-0108.html  El discurso político-económico hace meses fue sobrepasado por la aberrante realidad que impone el hambre. El límite que existe entre vida/muerte se está haciendo imperceptible entre los cientos de miles de migrantes que caminan por las carreteras andinas, muchos de ellos muriendo en los páramos colombianos.
   Así lo reportan las noticias que leemos y siguen desbordando el vaso del asombro, la perplejidad e impotencia. Quedan los muertos que son enterrados al borde de las carreteras. En Venezuela, país sin Estado y sin gobierno, la desesperación en parte de sus ciudadanos les está llevando al suicidio.
   Es el caso de un médico que ante la impotencia de ver morir diariamente por desnutrición a tantos niños, en el hospital donde laboraba, optó por el suicidio. Es que las estadísticas indican que en Venezuela la pobreza supera el 87% de la población. De este porcentaje, más del 47% de la población infantil se encuentra en desnutrición severa.
   Ha llegado el momento de indicar que el liderazgo político, económico, religioso, académico, militar, entre otros, debe asumir la responsabilidad ciudadana y anteponer sus intereses grupales en defensa de la vida y llamar a una intervención internacional para salvar y proteger a la población civil.
   Estamos hablando de injerencia internacional por emergencia humanitaria. Ya no es posible seguir hablando de elecciones, de concertación o de acuerdos. La realidad está indicando que viene una avalancha de hambruna generalizada y descontrol institucional que harán imposible mantener censurada y amenazada una sociedad que está buscando salvar su vida y la de su familia.
   Ante ello, tenemos que alertar sobre el desmembramiento del Estado y la aparición de grupos de poder, armados, que están tomando el control de regiones en el país. Lo estamos observando en zonas alejadas, como Amazonas y los espacios mineros al sur del estado Bolívar, o en el Alto Apure, o al sur del lago de Maracaibo.
   Transitar por algunas zonas de Venezuela se está haciendo cada vez más peligroso porque el control policial-militar escapa a las normales autoridades y está siendo suplantado por organizaciones paramilitares/bandas y megabandas criminales.
   El país gradualmente se fue escapando de las manos de los tradicionales grupos de poder político-económico, sea de oficialistas/opositores, y está ahora bajo el control de bandas criminales que se auxilian con grupos paramilitares y organizaciones terroristas mediorientales. 
   La situación que en la actualidad vive la sociedad venezolana es de extrema gravedad. Tanto, que el riesgo de una catástrofe alimentaria/sanitaria desataría una migración aún mayor, trasladando parte del problema venezolano al resto de los países latinoamericanos.
   Por esto indicamos que Venezuela se convirtió en una real y verdadera amenaza para la estabilidad social y económica latinoamericana. Porque la problemática que se vive en Venezuela ya no es posible ni controlarla ni menos superarla desde dentro del país.
   Como afirmamos en artículos de hace varios años, la solución a la gravísima problemática que tiene Venezuela, necesariamente debe atender a poderes externos. Dentro de ese escenario, Cuba, los Estados Unidos de Norteamérica, Colombia, Rusia, China, El Vaticano, son Estados/agentes que tienen intereses fundamentales en las decisiones que deben tomarse para impedir que el caos total y absoluta ingobernabilidad se apoderen del país.
   Considero que en las actuales circunstancias de emergencia humanitaria que se está imponiendo, los liderazgos internos no pueden alcanzar acuerdo alguno, ni para sus grupos ni mucho menos, para proteger a los ciudadanos. Por lo tanto, los grupos oficialistas como aquellos opositores, deberían hacerse a un lado y permitir que la sociedad civil organizada en otros grupos y centros de ayuda humanitaria, así como centros profesionales y académicos, junto con organismos internacionales de ayuda, intervengan y se hagan del control del Estado.
   Porque estamos hablando de garantizar la vida de seres humanos, civiles que no tienen ninguna responsabilidad en los actos cometidos, tanto por uno como otro bando. Las estadísticas son escalofriantes al referirse a temas de los derechos humanos, sobre desnutrición infantil, atención a los adultos de la tercera edad, cuidado para pacientes con enfermedades crónicas y psiquiátricas. Sin indicar las violaciones a los derechos políticos y de reclusos en las cárceles.
   No encuentro palabras que puedan visualizar la dantesca realidad de la Venezuela de estos años. Tendría que cambiar mis palabras y comenzar a hablar en “buen francés” para que se entienda este dolor, esta desesperación y esté llanto contenido ante la aberración y el horror que estamos viviendo y padeciendo los ciudadanos venezolanos.

]]>
<![CDATA[Recuperar el coraje zuliano, por Antonio Pérez Esclarín]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Recuperar-el-coraje-zuliano-por-Antonio-Perez-Esclarin-20180906-0100.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Recuperar-el-coraje-zuliano-por-Antonio-Perez-Esclarin-20180906-0100.html   En 1874, como inicio de una serie de medidas humillantes contra el Zulia, Guzmán Blanco trasladó la aduana de Maracaibo al castillo de San Carlos, con lo que muchas familias zulianas que vivían del comercio, se arruinaron. Al año siguiente, castigó más al Zulia quitándole  la aduana que la trasladó a Puerto Cabello.De hecho, Guzmán Blanco siempre trató al Zulia como tierra conquistada. Obsesionado por humillar al Zulia, lo castigó sin misericordia hasta pretender convertirlo, según sus propias palabras "en simple playa de pescadores". En 1881, decretó caprichosamente la fusión de los  Estados Falcón y Zulia, que se llamó  Estado Falcón  y, para humillar más a Maracaibo, nombró como capital a Capatárida, un  pueblito falconiano.  Los zulianos  le pagaron con una férrea  oposición  y continuamente combatieron con vigor  su despotismo y orgullo. Y se vengaron de Guzmán de un modo más sutil: respondieron a las humillaciones e injusticias con una gran vocación de empuje y trabajo que convirtió al Zulia en el Estado más  esplendoroso.

Para 1890, Maracaibo contaba  ya con luz eléctrica, tranvías, escuelas, un instituto de educación superior, teatro, banco, teléfonos..., cosas que hoy escasean cada vez más.  El puerto de Maracaibo era el más importante de Venezuela, pues por él se exportaba el café andino, producto principal de la economía nacional en esos días. De los astilleros de Maracaibo salían barcos a recorrer los mares del mundo, y sobre las aguas del lago navegaban buques con banderas de los países comerciales más importantes.. Abundaban los clubes culturales y  literarios, y en Maracaibo se editaban tres importantes periódicos. La revista "El Zulia Ilustrado" proyectaba al Zulia al mundo de las ediciones exquisitas.

Hoy se  maltrata al Zulia con verdadera saña. Los últimos gobiernos han resultado incluso peores que el de Guzmán Blanco o Cipriano Castro que ordenó bombardear Maracaibo, cerró la Universidad del Zulia  y le arrebató el puerto y corredor de Palmarito. Contra el maltrato y las humillaciones, el pueblo zuliano, en vez de amilanarse, respondió con firmeza  aglutinando una fuerte oposición  y trabajando  por el esplendor de su estado. Por ello,  no se entiende cómo hoy no reacciona el pueblo zuliano con el mismo vigor. Pero lo que resulta inconcebible es que haya  zulianos que apoyan unas políticas que han saqueado y destruido a nuestra tierra. A pesar de ser el Estado que más ha dado a Venezuela, es posiblemente el Estado que hoy sufre mayores penurias. Es inconcebible la situación del agua, de la luz, del transporte, del hambre, del abandono generalizado.  Maracaibo, parece una ciudad destruida y saqueada,  hundida en basura, con multitudes que gastan su vida en colas interminables para agarrar un poco de agua, obtener algo de  efectivo o comprar algún producto a precio regulado que desaparece enseguida. El espectáculo de miles de ancianos y ancianas durmiendo en la calle en colas interminables frente a los bancos para cobrar una pírica pensión, bastaría en cualquier país civilizado del mundo para cambiar de gobierno. 

Es urgente que la zulianidad vuelva a expresarse  como fuerza para  recuperar el empuje y trabajar por la prosperidad de este Estado, tan saqueado y maltratado. ¡Es la hora de la organización y de la 
 

]]>
<![CDATA[¿Puede un inepto llegar a ser presidente, gobernador o alcalde?]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Puede-un-inepto-llegar-a-ser-presidente-gobernador-o-alcalde-20180906-0101.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Puede-un-inepto-llegar-a-ser-presidente-gobernador-o-alcalde-20180906-0101.html Cuando un inepto, inútil, incompetente o incapaz llega al poder es fácil detectarlo, porque le cuesta un mundo cumplir con sus funciones y siempre se escuda detrás de una excusa o busca culpables.
La personalidad de un inepto en funciones de Estado está plagada de falta de preparación para el cargo que desempeña; los satisface rodearse de aduladores, carecen de humildad, son orgullosos y siempre tienen la razón.
Un inepto en el poder, aunque su discurso sea a favor de la gente, en la práctica son empáticos selectivos, solo se ponen en el lugar de sus amigos, salen de su zona de confort para hacer shows mediáticos donde simulan que “escuchan y entienden”, pero cuando apagan la cámara desaparecen y nunca resuelven.
¿Cómo un electorado puede llevar o dejar llegar a un inepto al poder?
A pesar que el pueblo posea un alto índice de inteligencia, la movilización o desmovilización del voto la condicionan factores emocionales-afectivos más que intelectuales, los cuales podemos resumir en: la situación económica, social, política o cultural, el carisma del candidato, el peso de una campaña inteligente y los errores de su adversario que incidan en el estado de ánimo del electorado.
Este fenómeno de la ineptitud o incompetencia fue estudiado y demostrado en una serie de experimentos realizados por Justin Kruger y David Dunning, de la Universidad de Cornell de Nueva York, EE. UU. Y sus resultados fueron publicados en el Journal of Personality and Social Psychology.
El aporte a la ciencia de estos psicólogos se conoce como el síndrome de Dunning-Krugger, que establece que las personas con “esa incompetencia les impide a su vez darse cuenta de la ausencia de esa habilidad en ellos mismos, así como reconocerla en otros individuos.”.
Esta máxima del síndrome de Dunning-Krugger explica porque el inepto en el poder solo se rodea de mediocres que no pueden ayudarlo a cumplir con sus funciones básicas.
El principal problema del gobernante incompetente no es su adversario político, ni los medios de comunicación, ni sus críticos, ni las redes sociales, ni mucho menos los nudos críticos de su gestión, sino la ceguera que le causa su ineptitud.
El gobernante inepto tiene cura si sale de su jaula de oro, fractura su enajenante agenda, violenta la alcabala de sus aduladores que lo aíslan y se forma.
Cosa nada fácil, las instancias de poder son adictivas, activan zonas primitivas en el cerebro que endiosan y los hacen sentirse omnipotentes; ante esta indigestión mental solo podrán reconocer su ineptitud cuando estén fuera de sus cargos, mientras tanto están solos y no lo saben y se repiten así mismos que están preparados, que van a resolver, que lo están haciendo bien pero no los dejan gobernar.
 

]]>
<![CDATA[Unión Nacional y Protesta General, por Juan Pablo Guanipa]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Union-Nacional-y-Protesta-General-por-Juan-Pablo-Guanipa-20180906-0099.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Union-Nacional-y-Protesta-General-por-Juan-Pablo-Guanipa-20180906-0099.html “La estrategia de los dictadores es esa: afianzarse en el poder generando en la gente desilusión, desesperación, sometiéndonos a todos al más mínimo nivel de subsistencia”.

La crisis nos acompaña. El caos es una realidad. Venezuela va camino a un precipicio fomentado por sus gobernantes. La ciudadanía está exhausta. No ve soluciones. Sabe que caímos en las manos del mal, ese que existe y hoy gobierna a nuestra patria. 
La estrategia de los dictadores es esa: afianzarse en el poder generando en la gente desilusión, desesperación, sometiéndonos a todos al más mínimo nivel de subsistencia.
 La gran mayoría de los venezolanos estamos dedicados a superar esta crisis que está metida en nuestras casas. Tratamos de estirar el dinero que no alcanza, de buscar lo básico para nuestra alimentación, para no perder la decencia. Tratamos de mantener la frente en alto ante la humillación de no tener sueldo que alcance, ni electricidad, ni agua, ni transporte, ni gas, ni vialidad, ni semáforos, ni recolección de basura, ni un carajo. La economía está destruida. Parecemos un país en guerra aunque la explosión sea de plantas eléctricas. 
La producción pública y privada está en el suelo, la moneda –ni la fuerte ni la soberana– tienen valor alguno. Así que esa es, sin análisis exhaustivo, nuestra realidad. 
Pero decir que esto no tiene solución es un error. Permitirnos caer en el terreno de la resignación es impensable. La solución pasa por lograr que esta pesadilla acabe. Y esta pesadilla acaba cuando logremos sacar a Nicolás Maduro de la presidencia que usurpa y acabar con este modelo que en veinte años ha demostrado que solo genera destrucción. Y ese es un esfuerzo que debemos asumir los venezolanos ¿Que necesitamos contar con la solidaridad internacional? Sin duda. Pero la responsabilidad primaria está en nosotros y tenemos la obligación de asumirlo.
 Aunque estemos dedicados a superar la crisis familiar, tenemos simultáneamente que activarnos en el logro de la solución planteada. 
Por eso este es un momento crucial. Así lo ven los irresponsables que se juegan a Rosalinda con una serie de medidas políticas y no económicas que seguirán destruyendo al país y a cada una de las familias que lo componen. 
Ellos saben que se la juegan y eso quiere decir que nosotros debemos asumir ese reto como una verdadera oportunidad para que se produzca el cambio político. Y estamos hablando de los días que restan de 2018. Es imperativo que actuemos con sentido de urgencia. 
¿Qué debemos hacer? Acumular fuerzas que permitan que podamos ejercer una fuerte presión social, política, institucional, internacional a través de la cual podamos lograr ese quiebre que produzca la salida de Maduro y de quienes lo acompañan en sus acciones destructivas en contra del país y la democracia.
 Ejercer presión se enmarca dentro del derecho constitucional a la protesta y los venezolanos, en todos los estados, en todos los municipios, en todas las parroquias, en todos los barrios, urbanizaciones, gremios, organizaciones sociales, etc., tenemos razones para rebelarnos. Todas las razones del mundo. Y esa rebelión debemos articularla en acciones que vayan de menos a más hasta lograr una huelga nacional y el quiebre definitivo del régimen.

Mientras damos la pelea de calle que busca generar conflictos pero no confrontación, debemos trabajar en la preparación de un programa de gobierno basado en la constitución nacional y enfocado en la necesaria transición que debe vivir nuestro país. Para este cometido debemos unirnos todos: partidos políticos, sociedad civil, poderes públicos legítimos, entre otros. 
Venezuela se acerca a un cambio. Eso debe llenarnos de esperanza. Recibamos todo el apoyo que sea necesario, pero entendamos que es imprescindible que centenares de miles de venezolanos nos activemos a generar esas condiciones necesarias.
 Este no es momento de confrontaciones internas ni de revanchismo externo. Es momento de entender nuestra realidad y de asumir que Vamos a estar todos a la altura de esa circunstancia histórica ¡Vayamos con optimismo hacia la conquista de nuestra democracia y de nuestra libertad! 
 

]]>
<![CDATA[A propósito de la extinción de los partidos opositores]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/A-proposito-de-la-extincion-de-los-partidos-opositores-20180906-0075.html http://www.panorama.com.ve//opinion/A-proposito-de-la-extincion-de-los-partidos-opositores-20180906-0075.html En un tiempo no tan lejano, en esta misma tierra que habitamos era posible practicar la política sin fanatismo, revanchismo y cobro de cuentas. 
Así puede constatarlo un hecho ocurrido en 1981. Por aquellos días, el principal partido opositor, Acción Democrática, cumplía 40 años de su fundación, y el presidente en ejercicio, el Dr. Luis Herrera Campíns, realizó un evento para homenajear a los cuatros presidentes de AD (Gallegos ya fallecido para la fecha, Betancourt, Leoni y Pérez) que habían ejercido hasta entonces. 
En ese agasajo, el presidente Herrera entregó una publicación que reseñaba los mensajes anuales de esos presidentes y tuvo palabras de respeto, admiración y honra para sus adversarios. Este gesto puede aproximarnos al clima político que se respiraba en aquella época e intuir la visión institucionalista del debate político.
Por supuesto, existía disputa en la arena política, pero no se pretendía la aniquilación del otro. Para nadie es un secreto que Betancourt y Herrera compartían correspondencia con frecuencia, y esto no era visto en ninguna de sus toldas políticas como traición o deslealtad. De hecho, en un viaje que realizó el ex presidente Herrera Campíns a Nueva York para participar en una de las sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, coincidió con Betancourt y fueron juntos a un juego de béisbol en el Yankee Stadium. 
El lenguaje totalitario que intenta anular y que le coloca el “anti” a todo lo que se le imagine era una rareza. Quizás los partidos radicales podrían tener declaraciones incendiarias o antisistema, pero en mayor medida el ejercicio político transcurría con alto respeto a los valores democráticos y se procuraba la convivencia saludable pese a las discrepancias naturales que lucen todas las ideologías políticas. Por supuesto que había imperfecciones —la democracia tiene sus inconvenientes—, pero la represión a mansalva o el exterminio de la oposición no era la norma para resolver las controversias.
Actualmente, tiene todo el poder, tienen todo el control y no tienen oposición, ¿qué más quieren y para qué?, ¿de qué les sirve aferrarse al poder si no son capaces de articular ningún plan exitoso?, ¿se han percatado de que las bombas o el abuso de poder no resuelven las desigualdades sociales, ni la pobreza creciente, ni mucho menos la depresión económica?, ¿se han dado cuenta que definitivamente están solitos, sin impedimentos de ningún tipo, sin contrapesos políticos en la administración del Estado?
Es propicio recordarles que un buen porvenir no está de lado de los controles. La prosperidad está lejísimo de la destrucción de la disidencia. No puede suponerse que la intolerancia, la discriminación y la segregación se soportarán indefinidamente. 
No existe dominio forzoso que las sociedades no hayan superado.  Aunque no lo crean, existen límites y los principios morales prevalecerán, puesto que, en cualquier momento siempre las sociedades buscan desesperadamente  defender y hacer cumplir las libertades fundamentales, y más aún en un país que ya las conoce.
Hoy dan un paso más hacia la exterminación de las posturas distintas, sin embargo, para esto la historia nos ha revelado que existe cura: la necesidad congénita del ser humano para ser libre, irremediablemente libre. 
 

]]>
<![CDATA[¡El Arte de la Guerra! para Políticos]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-Arte-de-la-Guerra-para-Politicos-20180906-0076.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-Arte-de-la-Guerra-para-Politicos-20180906-0076.html Estudios realizados por la “Asociación Americana de Psicología (APA)” arrojó unos datos interesantes en cuanto y tanto a la capacidad de lectura en Latinoamérica.

Existe un estándar mundial de lectura de 2.700 libros; dato importante en Nueva Zelanda existe una bibliotecaria que llega a los 25.000. El caso que nos ocupa desde México a la Argentina, el promedio de lectura de un ser humano es de 180 libros, pero en el caso venezolano ha llegado hasta 100 libros.
Desde mi análisis como investigador y consultor en conducta humana, he llegado a la conclusión que parte del problema político, antropológico, sociológico, filosófico y teológico, se origina en la baja intención de lectura en nuestro país. Es decir, la sociedad invierte poco en investigar, ilustrarse, planificar y organizar, por lo que, el problema está en el “Ser” 
El neuma, se alimenta del conocimiento científico, la sabiduría, la investigación y la “Gracia de Dios”. En nuestra cosa llamada ¡Venezuela! existe un gran desbalance entre distinguir el bien del mal y como diría Nietzsche, ¡Va más allá entre el bien y el mal!
¡Queridos lectores! releyendo esta semana la obra que data de hace 500 años antes de cristo, a decir 26 siglos actuales y soberanos, “El arte de la guerra” del filósofo chino Sun Tzu, que influyó en el pensamiento del mundo occidental, casi a la par de la tan apreciada y querida era “Socrática” del pensamiento occidental moderno. ¡Por cierto! puedo afirmar  que la Política  y los políticos de éste país, hoy en día ¡Se quedaron en la era pre-socrática! ¡Nada aprendieron!
Sun Tzu, fue un filósofo práctico, que escribió en 7 mil palabras, uno de los libros más antiguos que se pueda leer. Durante siglos, ocupó una posición prominente entre los estrategas tanto chinos como japoneses. Muchas frases del presidente “Mao” son simples reformulaciones de la filosofía de Sun Tzu. El oráculo del guerrero un “sofisma” creado por allí, fue influenciado por esta obra y el autor al parecer hizo la tarea, a decir y entender leyó el libro y lo aplicó en el mundo de la política venezolana, ¡Buena suerte! ¡Mala Suerte! No sé. El tiempo lo dirá.
Lo cierto es, mis queridos amigos que les recomiendo esta obra para aplicar hasta en casa. La bolsa de valores de New York, empresas como IBM, Motorola, ESPN, la National Football League, la Guerra del Golfo, fundamentaron su estrategia de márquetin en esta obra y fueron al éxito. Y si ustedes lo leen y ayudan a difundir, les dejo unas recomendaciones, para hacerla llegar a nuestros “Líderes Pre-socráticos de la Oposición Representativa” ¿Cómo se libra una guerra y sobre todo como se gana? Para contribuir un poco en la solución al problema llamado “Venezuela”.
En primer lugar. En el libro se hallan concentrados, los principios fundamentales de la estrategia y de la táctica. Constituye la mejor introducción al estudio de la guerra. La tesis central es, que usted “conseguirá evitar el combate, si antes de la batalla concibe la estrategia oportuna”.
Toda actividad bélica está basada en el engaño (le llamo sofisma). Por eso, cuando nos encontramos en disposición de atacar, hemos de simular que somos idiotas (excelente táctica, pero hay quienes se acostumbran); cuando empleemos nuestras fuerzas, debemos parecer inactivos; cuando nos encontremos cerca, hemos de lograr que, el enemigo crea que estamos lejos; cuando estemos lejos, debemos hacer que nos supongan próximos.
El estratega definido será capaz de emplear su imaginación para determinar las lecciones aplicables. Basados en el adiestramiento, la disciplina, la estructura de mando, la interpretación de papeles. Su estudio y su análisis develan conocimientos que conducen a la victoria, al éxito personal y la conducción de un país.
Los principios fundamentales de la estrategia, son los mismos para todos los hombres, todos los tiempos y todas las situaciones. Sólo cambian las tácticas y éstas han de adecuarse a la época.
Cabe definir, ¿Cómo hacer la cosa? La táctica es hacer las cosas bien. ¿En dónde acaba la estrategia y donde comienza la táctica? ¡Contacto! es la respuesta, ésta indica la línea divisoria entre táctica y estrategia. La estrategia concluye durante la guerra en la frontera, es decir, en los límites fijados. La táctica comienza en el contacto con el contrario, para convencer al que no se encuentra convencido y dejar por amor a ¡Dios! de pescar en pecera.
La teoría, nos puede brindar una fórmula con la que resolver problemas. Permite que la mente examine objetos y sus relaciones y que después se traslade a las regiones superiores de la acción para operar allí. “El Arte de la Guerra para Políticos” proporciona un medio saludable de inmersión, en el gran pensamiento estratégico que nutre la mente y desde mi tesis, también el alma.
En segundo lugar. “Las Visiones” son los vehículos que nos trasladan, a través de las fronteras de la realidad presente, hasta las esperanzas ilimitadas de un futuro aparentemente más allá de nuestro alcance. Lo que una vez fue considerado imposible, se torna no sólo posible sino probable cuando damos vida a nuestra visión a través de la acción.
Los componentes de la visión, articulan una imagen clara del futuro, del objetivo, de la misión y de los valores orientadores de la organización. A partir de la visión, los dirigentes pueden determinar la estrategia, establecer iniciativas estratégicas y trazar planes.
Cuanto más complejo se torna el proceso de planificación, más difícil es introducir la flexibilidad que permita cambios en la situación. En los sistemas rígidos, la planificación y el sometimiento al plan, son considerados como la clave del triunfo. Se estima, que unos planes trazados de un modo minucioso y ejecutado sin desviación, constituyen el modo de superar la inevitable confusión. A medida que concentremos más tiempo y atención en el proceso de planificación, se volverá secundaria la ejecución eficaz del plan.
Por lo que, se deduce que no son los estrategas, sino la realidad los que cambian el plan.
Un error habitual, consiste en considerar la planificación sólo como un proceso mental, una idea en nuestra cabeza que simplemente examina el pasado y se adapta a futuro. “Si su plan no está escrito, usted no tiene plan alguno”. Lo que no está escrito no existe. Cuenta tan sólo con un sueño, una visión o quizá una pesadilla.
Sun Tzu dice: “La guerra es una materia de importancia vital para el Estado y el Gobierno”.  Una cuestión de vida o muerte, el camino hacia la supervivencia o la ruina. 
De ahí que resulte imperativo estudiarla a conciencia. Con el fin de hacer una estimación sobre el desenlace de una contienda. Hay que comparar por eso las diversas condiciones de los bandos antagónicos a decir: ¡La influencia moral! que es equiparable a espíritu de misión; ¡La meteorología! que es equiparable a fuerzas exteriores; ¡El terreno! que es equiparable al sitio del conflicto; ¡El jefe! equivalente a los principios de dirección; ¡La doctrina! que es comparable a principios orientadores. 
Cada líder debe hallarse familiarizado con estos factores, el que los domine, ¡ganará!; el que no los domine, ¡será derrotado!
En el contexto actual de la política y partidismo venezolano, la inmensa mayoría, por precipitarse a actuar y ser protagonista de novela, es con frecuencia ignorada la estimación previa a un plan. Cuando se adopta una acción sin haber analizado a  conciencia la situación, muy a menudo se comienza a operar de un modo improcedente. ¡En tales circunstancias! el resultado será no obtener ventaja alguna de la realización de un esfuerzo considerable.
Tips de la obra: ¡Toda actividad bélica, se halla basada en el engaño! Por eso, cuando nos hallemos en disposición de atacar, hemos de simular que somos incapaces; cuando empleemos nuestras fuerzas, debemos parecer inactivos; cuando nos encontremos cerca, hemos de lograr que el enemigo crea que estamos lejos; cuando estemos lejos, debemos hacernos próximos.
¡Brinde un cebo para atraer el enemigo, cuando éste codicie pequeñas ventajas! ¡Atáquele cuando se halle en desorden! ¡Si se encuentra bien preparado con una fuerza sustancial, redoble las precauciones! ¡Si es fuerte en la acción, rehúyale! ¡Si está airado, trate de desanimarle! ¡Si se presenta humilde, hágale arrogante! ¡Si sus fuerzas han descansado bien, desgástelas! ¡Si están unidas, divídalas! ¡Si carece de información, invierta en recursos de información, monte su “cuarto de guerra” y emplee agentes secretos que practiquen el contraespionaje!
¡Lance el ataque cuando él no esté preparado! ¡Adopte una acción cuando sea inesperada! Y una de las más acertadas, ¡La necesidad de contar con fondos antes de comenzar el ataque es esencial! Dijo una vez “Roger Ames”: ¡Sólo! cuando disponga de mil monedas de oro para cada día, podré movilizar cien mil soldados.
¡En cada combate, quien tiene más recursos dispone en su favor de posibilidades! ¡Las batallas se ganan mediante una concentración de fuerzas! Los planes han de quedar conformados en relación con la realidad, gracias a la información obtenida del contacto, empleando las estrategias y tácticas de “El Arte de la Guerra, para Políticos”.

]]>
<![CDATA[El Zulia y sus necesidades básicas]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-Zulia-y-sus-necesidades-basicas-20180906-0074.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-Zulia-y-sus-necesidades-basicas-20180906-0074.html Según “La grey zuliana” maracaibo debía “tener carreteras a granel y morocotas de canto”. Recordando a nuestro emblemático Ricardo Aguirre, con nuestra gaita, símbolo de nuestra zulianidad.
Maracaibo está hecha un desastre por los cuatro costados. No hay agua. No hay Electricidad. No hay comunicaciones. No hay alimentos. No hay medicinas. No hay combustible. No hay aseo urbano. No hay efectivo de moneda nacional.
Estamos pasando por la agudización de la crisis. Han hecho promesas y promesas para solventar la situación y NADA de NADA. 
Los Bancos, públicos y privados, tienen instrucciones de entregar una cantidad mínima a las personas naturales y jurídicas. Hay un corralito estilo argentino. No se puede disponer del dinero propio libremente. ¿Cómo es eso?
En el Zulia, están racionando el agua, aunque los embalses están llenos. Solo una vez a la semana llega. ¿Qué pasa? ¿Esto es una situación inducida?¿Cuál es el propósito? ¿Es una estrategia estudiada, cuáles  son los beneficios y para quién?.
Nuevamente, libre de todo apremio, vemos nuestro nuevo cono monetario, en el céntrico Mercado Las Pulgas y la Curva de Molina. Compran nuestro nuevo cono, en más de 700% en los mercados por parte de las mafias locales que a su vez se lo llevan a Colombia para convertirlo en pesos colombianos.
Nuestras medicinas importadas o nacionales, se las llevan a Cúcuta o Maicao, para luego introducirlas de nuevo a nuestro país y venderlas al quíntuple de su precio. Todo esto sucede en nuestras narices. NADA pasa. Ni de parte del gobierno, ni de la población sumisa.
El contrabando de combustible sigue adelante. Desde el ciudadano común que trafica con pimpinas, botellas de refrescos hasta el gran contrabandista, siguen adelante, ante la mirada complaciente de la autoridad nacional y colombiana. Al fin y al cabo, todo es un gran negocio. Los intereses particulares contra los intereses colectivos.
Reitero nunca antes el Zulia había estado tan mal. Tan descuidado y tan deteriorado. Sin esperanza de un mejor vivir. ¿Qué será de nosotros, de nuestros hijos y nietos? ¿Qué le tocará a las futuras  generaciones? Que tristeza con la que vivimos. Nos ahogamos en calamidades y no se vislumbran soluciones.
Nos han engañado como a los niños. La pérdida de los valores, ha sido fundamental. No hay educación, respeto, honorabilidad y honestidad. La población se ha desarticulado y se ha convertido en una sociedad sumisa. ¡Qué dirían nuestros antepasados!.. Son 15 millones contra los otros 15 millones de venezolanos, cuando deberíamos estar más unidos que nunca. El mundo al revés.
Bueno, como la esperanza es lo último que se pierde, rogamos a nuestra “Chinita” que no nos abandone y se apiade de nosotros y de nuestros gobernantes, para que atiendan las necesidades básicas del Zulia, y por lo menos tengamos alimentos, medicinas, agua, electricidad y combustible. Las morocotas de canto es como mucho pedir a nuestra virgencita.

]]>
<![CDATA[Peligro de agresión con migrantes como rehenes]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Peligro-de-agresion-con-migrantes-como-rehenes-20180904-0148.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Peligro-de-agresion-con-migrantes-como-rehenes-20180904-0148.html Estamos en medio de una turbulenta, implacable y por demás preocupante ofensiva para la recuperación del territorio americano como base hemisférica de los intereses estadounidenses, a la vez que e ntramos en fase peligrosa de una agresión inminente contra Venezuela, con los migrantes como rehenes.

Varias situaciones paralelas dan señalas claras que justifican la preocupación: la securitización del tema migratorio, la manipulación de un tema socioeconómico para convertirlo en un asunto de paz y seguridad regionales, las amenazas militares de la portavoz de la casa Blanca, Sarah Sanders; la gira del jefe del Pentágono James Mattis por la región, la reunión de Kurt Tidd –jefe del Comando Sur estadounidense- con los comandantes de los ejércitos sudamericanos en Argentina,

Súmele los movimientos militares de Brasil, Temer diciendo que Venezuela rompe la armonía regional, el canciller colombiano asegurando en la ONU que el impacto migratorio en salud y educación es también un impacto en su seguridad; los ejercicios militares y las amenazas de los ejercicios navales frente a Cartagena; las declaraciones de Luis Almagro pidiendo más y más sanciones contra Venezuela; las amenazas de corte de ventas petroleras de EEUU a Venezuela, la declaración de incapacidad para pagar deuda de Brasil a Venezuela…

El argumento cartelizado es que se trata de un estado fallido que es incapaz de actuar sobre su propio territorio y genera una crisis humanitaria que desestabiliza a la región y solo puede ser frenada con una intervención humanitaria. Y por eso la demanda de abrir un canal humanitario, controlado desde el exterior, desconociendo al Estado venezolano: no les importa que pueda hacer Venezuela sino lo que ellos puedan hacer sobre y contra Venezuela.

Una docena de países han confirmado su participación para el encuentro “técnico” que tendrá lugar el lunes y martes en Quito sobre migración venezolana (Venezuela fue excluida de la reunión), citado por la cancillería ecuatoriana. Confirmaron su presencia Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, México, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y por supuesto el anfitrión, Ecuador.

El temor de varios países es que se pacte allí un inicio de hostilidades, como amenazas de uso de la fuerza militar con carácter preventivo, con el pretexto de defender la seguridad de los países vecinos y de EEUU. La cancillería ecuatoriana viene presionando para que representaciones del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados y de la Organización Internacional de Migraciones participen de la reunión y avalen acciones militares disfrazadas de “humanitarias”.

Toda esta fase fue preparada meticulosamente para imponer un imaginario colectivo en la región sobre el peligro de los migrantes venezolanos, con fotos montadas y editadas, noticias falsas, en medio de una nueva ofensiva del terror mediático de la prensa hegemónica cartelizada, en una nueva demostración de que estamos en medio de una guerra de quinta generación.

La idea principal de esta guerra de quinta generación, también conocida como guerra sin límites, es que el Estado ha perdido su monopolio de la guerra, y a nivel táctico incluye desde el aspec to armamentista al psicológico y neurológico. No interesa ganar o perder, sino demoler la fuerza intelectual del enemigo, obligándolo a buscar un compromiso, valiéndose de cualquier medio, incluso sin uso de las armas. Se trata de una manipulación directa del ser humano a través de su parte neurológica.

Naves de guerra de una decena de países en aguas del Caribe colombiano, sede de las maniobras navales anuales Unitas LIX 2018 que este año reúnen a representantes de las armadas de Argentina, Brasil, Canadá, Colombia, Costa Rica, Ecuador, EEUU., Honduras, México, Panamá, Perú, Reino Unido y República Dominicana.

La armada de Ecuador, que durante once años no asistió a Unitas por órdenes de Rafael Correa, ahora envió la corbeta misilística Los Ríos CM 13, que zarpó el 23 de agosto desde Guayaquil , el mismo día el gobierno de Lenin Moreno anunció su decisión de desvincularse del ALBA. ¿Es l a fachada para imponer un bloqueo marítimo a Venezuela?

Mientras, el influyente senador estadunidense Marco Rubio evocó la opción militar en Venezuela al decir que las circunstancias han cambiado y que actualmente existen argumentos para considerar que el gobierno de Nicolás Maduro amenaza la seguridad nacional de Estados Unidos y la región, y la estabilidad de Colombia y la de otros países, tras discutir el tema con el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton.

“Y si se le ocurre a Maduro invitar a que el presidente ruso, Vladimir Putin, mande aviones militares, por ejemplo, o que abran una base militar, esto va a escalar. Yo creo que las circunstancias han cambiado, y lo dejo ahí”, añadió.

La Unión Europea destinó un paquete financiero por 35 millones de euros (unos 40.85 millones de dólares) a la región latinoamericana para ayudar con la crisis migratoria de venezolanos, anunció este jueves el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, durante su visita a Colombia, donde se atrevió a calificar la crisis en Venezuela como similar a la que ocurre en Europa con los inmigrantes.

La intensidad y variedad de movimientos, operativos, posicionamientos y acuerdos militares, policiaco-militares y económico-financieros con que se recolocan los poderes hegemónicos con fachada o entretelones estadounidenses y adherentes, aliados y voceros locales, no ha cesado de desplegarse para mantener el cerco y el agobio sobre Venezuela, pero también para avanzar en una escala mucho mayor.

La política de inducción al sometimiento regional y/o de reconstrucción de los disciplinamientos hegemónicos, se basa en un amplio abanico que incluye golpes parlamentarios, colaboraciones militares permanentes y/o específicas; entrenamiento, capacitación y adoctrinamiento, señala el Observatorio Latinoamericano de Geopolítica.

También cambios normativos que facilitan la consolidación y ejercicio de estados de excepción dirigidos a combatir al real, potencial o imaginario enemigo interno, patrullajes militares, instalación, refuncionalización o modernización de bases militares, aumentos en los presupuestos de seguridad y defensa militares; sistemas cooperativos de defensa; fuerzas especiales con oficiales o contratistas mercenarios; ejercicios militares conjuntos; creación de fuerzas de tareas combinadas y grupos de choque.

Asimismo entran en ese amplio abanico el bloqueo comercial y financiero, la desestabilización monetaria; la deuda externa; operativos de lawfare y hasta la utilización de catástrofes naturales para rediseñar territorialidades y controles.
 

]]>
<![CDATA[Un fraile franciscano, por Francisco Arias Cárdenas]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Un-fraile-franciscano-por-Francisco-Arias-Cardenas-20180904-0147.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Un-fraile-franciscano-por-Francisco-Arias-Cardenas-20180904-0147.html Motilones bravos, les decían a los Bari y algunos aún lo repiten en Nueva Granada. Pobladores de las riberas del lago, en el pie de monte perijanero e incluso en el pie de monte andino. 


Los Bari son muy trabajadores, respetuosos de sus ancianos, dedicados y contantes. Entre ellos muchas experiencias de vida y el nombre de un fraile, que dio su existencia por el respeto a sus creencias y su cultura: el padre Víctor. 

Conocimos hace más de 20 años al padre Víctor, primero en el Tokuko. Con él, Arístides y los yukpas, pobladores de las comunidades de la parte alta del cañón recuperamos el camino hasta Ipika, para facilitar el paso de las mulas cargando las cosechas y llevando de regreso la carga desde el pie de monte. Pero entre las muchas obras que parecían imposibles, hechas casi a mano, con el sentido solidario de las comunidades de la Sierra de Perijà, hicimos en conjunto con servidores públicos dedicados, la carretera hasta Saymadoyi, una tarea que parecía imposible por lo intrincado de la zona.

La carretera, los más de 30 kilómetros  de postes y cableado eléctrico y la cancha deportiva, representan un inolvidable el trabajo, ante la dedicación de los hermanos Yukpas y Bari, pero esencial y fundamental  la dirección sencilla y respetuosa del Fraile Víctor.

La administración impecable de los recursos y el sentido de respeto permanente a la fe y las expresiones ancestrales de estas comunidades, armonizar las creencias y la cultura de nuestras etnias, servir como mediador para los trabajos de vida mejor de estas comunidades, esa ha sido la tarea del padre Víctor.

Venezuela y sus etnias originarias, todo el pueblo nuestro tiene una deuda esencial con el padre Víctor y con quienes de verdad siguen las huellas de Jesús de Nazareth, sencillo y amable con la gente, con los animales, con el paisaje.  Buen discípulo de Francisco de Asís es el Padre Víctor.

]]>
<![CDATA[Del chip al carnet sin patria]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Del-chip-al-carnet-sin-patria-20180904-0145.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Del-chip-al-carnet-sin-patria-20180904-0145.html Otro fracaso en puertas. Tachirenses y zulianos saben perfectamente que Nicolás Maduro fracasó en su combate contra el contrabando de gasolina, luego de que en cadena nacional de radio y televisión el pasado lunes 3 de septiembre admitiera que el 70% de la extracción del combustible ocurre en ambos estados fronterizos, a pesar de la implementación del chip.
Desde hace más de seis años lo único que impedía la ejecución de la medida del chip en Zulia y Táchira era que ambos eran gobernados por  la oposición, pero al  perderse el poder político automáticamente se perdió la fuerza de la protesta, y evidentemente al no tener gobierno no se tienen elementos fundamentales para la lucha.
Tras la casi obligatoria instalación del chip en los vehículos, las colas para surtir combustible siguieron, los bachaqueros se las ingeniaron para tener hasta tres chips que guardaban en el bolsillo del pantalón, además de hacer gala de otros recursos para burlar el “combate” del gobierno y así continuar sin problema alguno con el contrabando. 
A esto debemos sumarle la participación de los grandes peces de Pdvsa que con la “ayudaíta” de los militares pasaban por la frontera las gandolas de gasolina directo hacia Colombia. Sobre este modus operandi, los diputados Juan Pablo Guanipa, Eliseo Fermín y Lester Toledo, hicieron las respectivas denuncias con elocuentes videos que no dejaban nada a la imaginación, ni cabida a la menor duda.  
Ahora que va arrancar en ocho estados fronterizo otra prueba piloto de “combate” contra el contrabando de combustible, que consiste, según lo anunciado con bombos y platillos por Nicolás, en surtir gasolina a través del fulano carnet de la patria y la lectura de la huella dactilar veremos cómo se agudizará la crisis y el caos estará a la orden del día, pues las colas se agravarán, los dispositivos que leen el código QR del carnet y la huella dactilar difícilmente aguanten más de 20 horas diarias de apagones.   
Ahora bien, particularmente considero que como medida de sobrevivencia, el ciudadano común que tiene su vehículo debe optar por sacarse el miserable carnet sin patria que le permitirá pagar menos bolívares por la gasolina y evitar que se sigan robando mucho más litros de combustible.
Ese cuento de “no me lo saco por resistencia”, suena muy bien si lo que tienes es una bicicleta, patineta o sus dos pies para caminar, de lo contrario estaría arando en el mar. La exigencia del carnet para echar gasolina va sin duda alguna y los bachaqueros también se las van ingeniar para continuar con ese negocio tan lucrativo que les genera más dividendos y menos riesgos que el negocio del narcotráfico. Como reza el dicho “el que hace la regla, hace la trampa”.
Esto es un tema de sobrevivencia y si en sus planes está en no irse del país o vender su vehículo para andar a pie al menos que no tenga cómo repararlo, cumpla con este nuevo requisito implantado por el gobierno de Nicolás para poder acceder al combustible; aquí el que menos puja, puja una lombriz y el que más grita que no se doblegue, tiene en su cartera el carnet de la patria. 

Con carnet, chip o cuanta cosa se lo ocurran serán aborrecidos por siempre,  el ahora, es un tema de sobrevivencia.
 

]]>
<![CDATA[Sorprender al adversario, por Jesús Castillo Molleda]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Sorprender-al-adversario-por-Jesus-Castillo-Molleda--20180903-0072.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Sorprender-al-adversario-por-Jesus-Castillo-Molleda--20180903-0072.html El escenario político en Venezuela es poco esperanzador para el colectivo. El país se encuentra desmantelado tanto sus instituciones públicas como las inversiones privadas, y es que cada día se ven más empresas, comercios, negocios bajando sus Santamaría, lo que revela un claro indicador de una recesión económica sin límites. Mientras el gobierno nacional se encuentra perdido al no darle a los venezolanos buenas noticias y es que solo para el 13% de los venezolanos son creíbles los anuncios del gobierno en relación a que todo va a mejorar, el 87% percibe que por el contrario todo va empeorar lo que acelera el éxodo y desesperanza. 
A solo tres semanas del inicio del año escolar 2018 – 2019 las escuelas presentan indicadores de deserción alarmantes, lo que indica que este nuevo año escolar se iniciará con mucho desánimo y baja matricula escolar, lo mismo está pasando en las universidades, la soledad invade las aulas y los cierres de carreras universitarias en educación, filosofía, antropología son notables. 
Las operadoras de riesgo estiman un cierre de la inflación para el tercer trimestre del año 2018 sobre el 25.000% acumulado, un hecho que sorprende al mundo. Y mientras todo esto ocurre, los venezolanos no se organizan para salir a la calle sin retorno, de no hacerlo la hambruna en los próximos 60 días será de espanto. 
Circular por las calles de Venezuela indica que más de cinco millones de venezolanos abandonaron el país y el parque automotor desaparece rápidamente debido a los altos costos de su mantenimiento y la escasez de repuestos. El mundo se sorprende aún mas al ver que en Venezuela la clase política que adversa al gobierno se encuentra dormida, silente, desaparecida, dividida, débil sin tener a figuras políticas que emocionen al colectivo lo que complica aún más el escenario político evidenciando que la única manera, a corto plazo, de cambiar al gobierno se produciría solo sí dentro de los aliados del mismo gobierno existiera una conspiración entre los civiles y militares que lograra un quiebre político, pero, el gobierno sería el mismo con diferentes actores, es decir, el sistema de gobierno sería el mismo, por lo que esa opción es poco alentadora.
El gobierno se encuentra solitario, sin adversarios en el camino y eso facilita el desastre. El gobierno podría ser sorprendido desde sus filas y la oposición podría ser sorprendida desde el gobierno con un referéndum aprobatorio para el 9 de diciembre de 2018 cuya intención es la aprobación de la nueva constitución, la cual sellaría la tumba de la oposición política en Venezuela. 
En el estado Zulia los movimientos políticos como Primero Justicia, Voluntad Popular se quedaron hasta sin sedes principales, sus representantes parroquiales se encuentran dispersos e intentando sobrevivir y muchos de ellos ya se encuentran fuera del país lo que evidencia que en el Estado Zulia la oposición política se encuentra disminuida y no preocupa ni ocupa al Gobernador ni a los 19 alcaldes bolivarianos. 
Esta realidad del tablero político es sorprendente o mejor dicho inaudita, porque los adversarios parecen aliados, lo cual denota o que no tienen interés por alcanzar el poder o forman parte de esa estructura de poder. 
En los terrenos bélicos se diseñan tácticas y estrategias para sorprender al adversario y vencerlo, y en el caso de Venezuela el que está siendo vencido es el pueblo que le queda poca capacidad de aguante y el gobierno hace pocos esfuerzos para darle confianza tanto a los venezolanos como a los inversionistas para que puedan traer sus capitales y relanzar la economía. 
Como lo dijo Rigoberto Salcedo “Solo una mujer que se esté tomando sus anticonceptivos puede ser sorprendida con un embarazo quien tenga relaciones y no se cuide solo puede ser sorprendido si el embarazo no ocurre”.

]]>
<![CDATA[El tiro por la culata, por Carola Chávez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-tiro-por-la-culata-por-Carola-Chavez-20180903-0070.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-tiro-por-la-culata-por-Carola-Chavez-20180903-0070.html De repente, hace una semana, todas las corporaciones mediáticas oootra vez en coro, titulaban sobre un éxodo masivo de venezolanos, que huyen a pie -¡a pie!- hacia Perú.

 Una serie de fotos que no resisten un análisis: gente enrollada en cobijas, caminando por una carretera andina, muchos con zapatos de ADIDAS y Nike que cuestan un ojo de la cara, ropa nueva, gorras tricolor. Un centenar de personas que se supone son decenas de miles en un éxodo masivo que aparece en un pedazo de carretera para una sesión de fotos y se convierte en primera plana.

No niego que hay gente que se ha ido del país. Lo que niego es la huída y menos a pie. Los medios les llaman desplazados y nos quieren convencer de que reciben refugio en Colombia, el país con más desplazados del mundo, después de Siria. 

Dicen que son millones y que el éxodo no se detiene. La Canciller Holguín hablaba hace unos meses de quince mil venezolanos cruzando, cada mes, la frontera para quedarse en Colombia. Dicen que hoy tienen 600 mil venezolanos que fueron para quedarse. Nosotros tenemos 6 millones de Colombianos y no veo a nadie chillando.

Cuentan el tráfico por una frontera viva como un éxodo, callando que solo el 5% de los que cruzan lo hacen para no volver y que la mayoría son Colombianos que regresan a su país. Y aún así, con todos los que regresan, el saldo sigue siendo que hay casi diez colombianos en Venezuela por cada venezolano que hay en Colombia.

La OEA llama a una reunión de urgencia. Ya sabemos para qué. Un expediente similar le montaron a Libia y a Siria y ya sabemos cómo terminaron esas historias. Ya sabemos como “salvaron” a esas pobres personas de los gobiernos malvados que las oprimían.

Justo cuando el Presidente Maduro implementa medidas económicas que ponen en jaque a las mafias colombianas de contrabando de gasolina. Justo cuando le enreda el yoyo al la distorsión cambiara generada en Cúcuta, justo cuando regresa la esperanza al pueblo venezolano, recrudece la campaña mediática que nos quiere conducir a un escenario de guerra.

Las cobardes gestiones de Ledezma, Borges y otros desalmados, allá en la segura distancia, lo que están logrando es que chavistas y opositores encontremos ese punto común que nos une por encima de todo: la paz de Venezuela.

Como siempre, les va a salir el tiro por la culata.

]]>
<![CDATA[El 23 de Enero, camino de libertad, germen de la tiranía, por Asdrúbal Aguiar]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-23-de-Enero-camino-de-libertad-germen-de-la-tirania-por-Asdrubal-Aguiar-20180903-0068.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-23-de-Enero-camino-de-libertad-germen-de-la-tirania-por-Asdrubal-Aguiar-20180903-0068.html Hurgo en las redes sobre el 23 de enero de 1958, fecha en la que abandona el poder el dictador venezolano, General de División Marcos Pérez Jiménez y cuando asume el gobierno de una Junta Militar que preside el Contralmirante Wolfgang Larrazábal y componen los Corones Carlos Luis Araque, Pedro José Quevedo, Roberto Casanova y Abel Romero Villate; recompuesta 24 horas después al protestarse la presencia de los dos últimos, estrechamente vinculados a la satrapía e ingresando a la misma dos civiles, Eugenio Mendoza y Blas Lamberti. 
No encuentro el texto del discurso que lee esa mañana a través de la televisión – en blanco y negro – Larrazábal, cuya imagen se me graba y signa mi primer tropiezo con el hecho político. Friso los 9 años. 
La prensa atribuye el derrocamiento a la jornada cívica del 21 de enero y la acción de las Fuerzas Armadas, si bien el desenlace lo pavimentan otras circunstancias cuyos efectos acelera el fraude electoral – plebiscito – del 15 de diciembre de 1957. Merman los ingresos fiscales petroleros y falta dinero para pagarle a los empresarios vinculados a la dictadura y, de suyo, a la clase trabajadora. Ha lugar a la ruptura del liderazgo dentro de las Fuerzas Armadas de Pérez Jiménez por su empeño continuista, quien da de baja a muchos de sus compañeros. 
El alzamiento militar del 1° de enero, a pesar de su fracaso, mineraliza en el imaginario la expectativa del cambio. Deja a su paso numerosos muertos, heridos y prisioneros. Es el inmediato detonante, que no sosiegan los dos cambios de gabinete realizados intempestivamente por el dictador antes de huir hacia República Dominicana.
Los titulares de los periódicos marcan el sesgo: la obra de la insurgencia popular ó la obra del malestar en los cuarteles. En El Nacional se lee “Derrocada la tiranía”, mientras El Universal titula “Depuesto el régimen de Marcos Pérez Jiménez”. Desde el interior se aprecia mejor la confluencia de sucesos y el objeto que se alcanza: “Liberada Venezuela”, “El tirano Pérez Jiménez huyo cobardemente en avión”, dice El Impulso de Barquisimeto.
De modo telegráfico El Universal resume los particulares del mensaje al país leído a las 6 de la mañana del 23 de enero: La Junta asume el mando a las dos de la mañana; se propone mantener el orden, la tranquilidad y la armonía entre todos los sectores del país; ordena liberar a los presos políticos, militares y civiles, comenzando con los detenidos del alzamiento del día primero; anula los retiros militares ocurridos desde el día 31 de diciembre; convocará oportunamente a elecciones libres; da libertad de prensa, radio y televisión; y anuncia continuar las buenas relaciones internacionales del país. En horas de la tarde tiene lugar el nombramiento de ministros, entre civiles y militares.
Me llama la atención no encontrar digitalizada la obra Mensajes presidenciales: 1830-1973 de Antonio Arellano Moreno, que recoge lo dicho por Larrazábal. Navegando, como se dice, lo que sí me tropiezo a cada instante  son los discurso de Fidel Castro en Caracas, del 23 de enero del año siguiente. 
Ha venido a celebrar el aniversario del derrocamiento de la dictadura. Es recibido multitudinariamente por venezolanos en el Aeropuerto Internacional de Maiquetía, a donde aterriza en un avión de Cubana de Aviación pagado por sus anfitriones de Caracas.
“De Venezuela solo hemos recibido favores (APLAUSOS)”, afirma. “De nosotros nada han recibido los venezolanos y, en cambio, nos alentaron durante la lucha con su simpatía y con su cariño; hicieron llegar el bolívar hasta la Sierra Maestra (APLAUSOS), divulgaron por toda la América las trasmisiones de Radio Rebelde, nos abrieron las páginas de sus periódicos y algunas cosas más recibimos de Venezuela (APLAUSOS)”. 
Observo, así, devaluada nuestra memoria sobre lo propio y a propósito de ese día crucial para nuestras libertades. Me contento con revisar la página de El Universal de dicha fecha, que salva lo sustantivo del pensamiento de Contralmirante: “Las Fuerzas Armadas se creen en el deber de advertir a todos los venezolanos que el destino común de la democracia orgánica que necesitamos debe fundamentarse sobre la base de una identificación de la colectividad entre sí y con estos principios fundamentales: libertad dentro de la Ley, unidad dentro del honor, generosidad dentro de la Justicia... conducir[á] el país en esta contingencia por un camino de dignidad, respeto y consideración cabal de los derechos que integran la dignidad de la persona humana”.
Hace casi 60 años Castro, ya entremetido, busca fijarle otro camino a los venezolanos que hace mella para nuestra tragedia, la de ahora, y en toda la región: “Y al respaldarnos de esta forma apoteósica con que han respaldado hoy a la causa de Cuba, ¿qué es eso si no seguir las ideas de Bolívar? ¿Y por qué no hacer con relación a otros pueblos lo que se hace con relación a Cuba?”. 
Su trampa dialéctica juega a la doblez zorruna – calcada en el narco-régimen genocida de Nicolás Maduro - y con el cinismo desembozado de criminal: “¿Es que está mal que se arrastre a un esbirro? (EXCLAMACIONES DE: "¡No!"). No, no está mal; pero nosotros le dijimos al pueblo: no arrastren a nadie para que los eternos detractores de las revoluciones no tengan pretexto para atacarla, …basándose en los hechos que ocurren inmediatamente después del triunfo, y uno de los argumentos que usan son los saqueos y los hombres arrastrados por las calles (APLAUSOS Y EXCLAMACIONES)”. 

]]>
<![CDATA[En opinión: Salario mínimo pulverizado]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Salario-minimo-pulverizado-20180903-0067.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Salario-minimo-pulverizado-20180903-0067.html Las medidas de Maduro solo buscan las destrucción del pueblo para ellos perpetuarse en el poder, y lograr que la mayoría de la población que les adversa continúe emigrando de Venezuela.

Si antes la hiperinflación era producto de la ‘guerra económica’ como parte del discurso madurista sobre el cual  justificaba los incrementos diarios de precios, pues ahora que los venezolanos conozcan la lista de “precios acordados”, es casi seguro que Maduro y sus panegíricos terminarán diciendo, que fueron “infiltrados” del portal Dólar Today los responsables de haber publicado semejantes listas en contra del “pueblo”.

En efecto, ante esta realidad queda comprobado que tal invento de la “guerra económica” no fue más que una excusa de un gobierno ramplón, inepto e incapaz para solucionar los problemas económicos del país.
O por contrario, una política premeditada con la finalidad de hundir al pueblo en malogrados niveles sociales, siendo estas aberrantes acciones las más convincentes cuando vemos que la hiperinflación ahora es impulsada por el madurismo. 
De hecho, el madurismo, al momento de anunciar sus medidas, reconoció la tasa de cambio que llamaban “dólar criminal”, y apenas después de haber transcurrido unas dos semanas, vemos que ese referente se ha duplicado en el mercado paralelo.

Así,  los valores en bolívares “soberanos” publicados en Gaceta Oficial – Nº 6.401, demuestran la realidad hiperinflacionaria que sufrimos los venezolanos.  Y que los costos  de esos productos —sin incluir los que han tenido en los últimos días los alimentos y pagos que debemos realizar por los pésimos servicios públicos que recibimos— han dejado muerto el cacareado aumento del salario mínimo hasta Bs. 1.800 (180 millones de los asesinados bolívares “fuertes”) que entrará en vigencia este mes de septiembre.

Los precios “acordados” sobre los productos de limpieza y aseo personal, si los colocamos en el contexto de una familia de cuatro miembros, y asumimos que todos esos integrantes apenas consumirán uno de esos productos totalizarían un monto de Bs. 919. O sea, más del 50% del salario mínimo mensual, y más del 100% de una quincena para la mayoría de los trabajadores se gastarían en los mencionados artículos, sin que allí se encuentren otros productos esenciales para la higiene de las personas, como champú, enjuague bucal, afeitadoras o talco. Verbigracia, al pueblo no le quedaría ni cómo pagar el nuevo valor de las cajas Clap, ahora fijadas en BsS 150.


Cuando apenas Maduro anunció su “plan económico”, dijimos que se decretaba la ruina de Venezuela y la expropiación de facto de la pequeña y mediana empresa, que por cierto, tanto Diosdado Cabello y Hermann Escarrá esperan terminar de “constitucionalizar” en los próximos meses, con el robo descarado de los pocos negocios, industrias y comercios que aún quedan en el país, y lamentablemente no nos hemos equivocado. 

Las medidas económicas de Maduro son peores que cualquier conjunto de planes impulsados por el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial o cualquier organismo multilateral, porque sólo buscan las destrucción del pueblo para ellos perpetuarse en el poder.

]]>
<![CDATA[Un mes después (prohibido olvidar), por José Vicente Rangel]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Un-mes-despues-prohibido-olvidar-por-Jose-Vicente-Rangel-20180903-0065.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Un-mes-despues-prohibido-olvidar-por-Jose-Vicente-Rangel-20180903-0065.html  El objetivo del atentado del 4de agosto no solo era el asesinato del Presidente,  sino la eliminación salvaje, fascista, de la democracia y de la convivencia civilizada.

Mañana, 4 de septiembre, se cumple un mes del magnicidio frustrado del 4 de agosto en la avenida Bolivar. Para mi lo ocurrido en la tarde de ese día fue algo de mucha trascendencia. Fue una acción terrorista de proporciones incalculables, ya que el propósito que la inspiró fue la consumación de una masacre, el descabezamiento del gobierno y del Estado y la caotización del país. Que esté claro: el objetivo no solo era el asesinato del presidente Nicolás Maduro —de por sí extremadamente grave e inusual en la política venezolana—, sino la eliminación salvaje, fascista, de la democracia y de la convivencia civilizada.
       2) Tengo la impresión --con base en las reflexiones que he hecho durante este mes sobre lo ocurrido en esa fecha aciaga—, que muchos compatriotas que han manifestado su repudio a la acción criminal, no han calado la magnitud del suceso y lo que éste implica para el futuro de la nación. Otros simplemente lo banalizan.
        3) Una de las reflexiones tiene que ver con la preparación del atentado y el conjunto de factores involucrados. En la poderosa carga de odio y de venganza que lo estimuló. En la existencia de personas dispuestas a matar fríamente; a participar en una acción en la que pudieron perder la vida --en la forma más cruel-- decenas de seres humanos. No sólo altas autoridades civiles y militares, sino familiares, mujeres y niños, lo cual es algo que requiere de un análisis especial.
       4) ¿Estamos dispuestos los venezolanos a realizar ese tipo de análisis? Considero que no. Porque entre los factores que lo impiden está la polarización que persiste, y que asoma su hocico cada vez que las circunstancias se lo permiten. Es así que la actitud de un sector, que mostró en forma evidente falta de sensibilidad humana, llegó incluso a dudar que el atentado ocurrió y atribuyó lo sucedido a un montaje del gobierno. 
       5) El análisis lo completa la posición adoptada por sectores de la derecha dentro del país y en el exterior. Ante la perversa connotación del acto criminal guardaron un oprobioso silencio, o bien lo celebraron con una euforia macabra. Desde la Conferencia Episcopal Venezolana hasta el grupo de partidos que integra lo que se conoce como oposición en Venezuela, pasando por Fedecámaras y otras instituciones, el silencio fue la respuesta, y en el ámbito internacional la reacción fue similar. Ninguna actitud de condena expresaron Presidentes, Jefes de Estado, Parlamentos, líderes políticos. Ni siquiera los movió a manifestar repudio a lo sucedido la circunstancia de que la omisión deliberada estimulaba el terrorismo y fortalecía la impunidad.
       6) El magnicidio frustrado del 4/A, la manera como se gestó y ejecutó, introduce en la política del país un elemento perturbador de insólitos desarrollos. Representa una total deshumanización de la lucha democrática y la sumerge en la irracionalidad. A partir de esa fecha todo parece ser válido. Un sector de la política mostró su desprecio más absoluto a principios elementales de convivencia civilizada, de respeto a valores  fundamentales como el derecho a la vida y al ejercicio responsable de la política.
       7) A partir de aquella tarde del 4 de agosto, cuando una tecnología avanzada se utilizó para eliminar al adversario sin arriesgar nada, y el episodio contó con apoyo de instituciones religiosas, empresariales, gremiales y políticas, así como la solidaridad internacional de Estados, Gobiernos y personalidades que avalaron un hecho con todas  las características de una masacre, muchas cosas pueden cambiar. En un país acosado como Venezuela, sometido a infinitas presiones, víctima de una peculiar guerra cuyo supremo conductor, EE.UU. cuenta con múltiples recursos, pero que al mismo tiempo el país cuenta con un pueblo consciente de sus derechos, celoso de su independencia y soberanía, el pronóstico sobre los futuros desarrollos de la situación es extremadamente complicado. Todo depende de los próximos pasos a dar por los inspiradores y ejecutores del intento de magnicidio, que con esta acción demostraron hasta dónde son capaces de llegar. Eso por un lado. Por otro está la entereza de quienes tienen la conducción del Gobierno, que demostraron en la emergencia --una vez más-- coraje e inteligencia para sortear situaciones críticas. Claro está que todo tiene un límite. La prudencia lo tiene; la imprudencia también. Veremos que depara el futuro. Por ahora, ¡prohibido olvidar!-

Claves secretas
•LO QUE  se conoce como oposición en Venezuela luce cada día más descosido. Por todas partes se le ven las costuras. En un debate en la Asamblea Nacional los parlamentarios de los grupos y subgrupos en que esta dividida la representación parlamentaria de lo que en un momento dado fue la oposición, hubo de todo: insultos de diferente calibre. A algunas parlamentarias las tildaron de “viejas borrachas”. Un grupo arremetió contra Ramos Allup y éste se defendió con su característica vehemencia…
• OTRO DETALLE de estos días que corren: Luis Almagro, el inefable  Secretario General de la OEA, regañó al presidente de la Asamblea Nacional, Omar Barboza, porque éste rechazó la presión que se le hacía para que acatara el fallo contra el presidente Maduro del espurio Tribunal Supremo que funciona en el exterior (por cierto, ¿quién paga a los “magistrados”?). Barboza reaccionó y manifestó que Almagro no mandaba en Venezuela. Claro, esta situación se plantea porque la oposición venezolana, sus dirigentes, devinieron en simples instrumentos de personajes oscuros como Almagro y tantos otros. Una oposición lacaya, sin autonomía, pierde autoridad y se expone a todo tipo de vejámenes…
• LOS INCIDENTES en Pacaraima, ciudad brasileña próxima a la frontera con Venezuela, donde se instalaron campamentos de venezolanos que fueron incendiados por brasileños xenófobos, son el resultado  del estímulo que, desde la oposición, se le da el éxodo y de las políticas de gobiernos contrarios al de Caracas, como el de Temer, para que la gente emigre…
• ESTA STUACION se complica en la región. Dirigentes políticos y gobiernos de países como Colombia, Ecuador, Chile, Argentina, montaron la política de atacar al gobierno de Maduro estimulando a la gente para que emigrara. Pero ahora se le plantean graves problemas por la reacción de los nacionales en cada país y por el costo de ese tipo de operación. Es decir, que el tiro les salió por la culata…
• ¿QUÉ VA a hacer la oposición ante el desafío del plan económico del gobierno? Oponerse resulta difícil. Lo que opinan sus voceros no cala. No logra desacreditar la iniciativa gubernamental que le abre una perspectiva optimista al país. Por eso el fracaso del paro al cual convocó la oposición y también los intentos de montar algunas guarimbas…
• OTRO DESAFÍO para la oposición son las elecciones municipales convocadas por el CNE para el próximo 9 de diciembre. Cada día que pasa el conflicto es mayor. Crece el número de los que se oponen a participar, al calor del argumento de que hacerlo significa claudicar ante el gobierno y legitimar a la autoridad electoral. Pero también pesa mucho en el ánimo de los sensatos el argumento de que abstenerse es quedar fuera del juego político. No tener acceso a los Concejos Municipales, es algo así como quedarse sin el chivo y sin el mecate. ¿Qué hacer entonces? ¿Irse a la montaña? ¿Encabezar una insurrección popular? Difícil. Para irse a la montaña hay que tenerlas bien puestas. Y para encabezar una insurrección popular hay que tener pueblo y militares.
 

]]>
<![CDATA[El paquetazo, la represión y la entrega. Caras de una misma moneda, por Rafael Ramírez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-paquetazo-la-represion-y-la-entrega.-Caras-de-una-misma-moneda-por-Rafael-Ramirez-20180901-0034.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-paquetazo-la-represion-y-la-entrega.-Caras-de-una-misma-moneda-por-Rafael-Ramirez-20180901-0034.html Llegamos al primero de septiembre y ya el paquetazo de Maduro hace estragos entre nuestro pueblo. Lo hemos dicho: las medidas anunciadas por el gobierno, el pasado 17 de agosto, configuran un paquetazo de derecha, neoliberal, que carga todo el peso de la crisis sobre las espaldas del pueblo venezolano.

Ya los escandalosos precios de los insumos de primera necesidad fueron impuestos al consumidor, hay acuerdo con los sectores privados para escalarlos todos. Los precios del transporte público fueron impuestos al pueblo sin ningún tipo de consulta. 

Todavía no ha entrado en vigencia el nuevo salario anunciado por el paquetazo, y ya el marcador reconocido por el gobierno, “DólarToday”, indica que el Bolívar soberano se devaluó en un 45%. Incluso el gobierno celebra en “periscope” que la última subasta “Dicom”, se acerca al marcador del “dólar criminal”, ¡bravo por el gobierno!, el bolívar se devalúa aceleradamente, pero ahora se atreve a reconocerlo. Ya es algo.

Los operadores privados han optado por dolarizar los precios y los servicios, el argumento es que “en dólares es lo mismo que en el extranjero, incluso más barato”, el problema es que el venezolano sigue ganando en Bolívares devaluados que, al cambio del marcador, está en torno a 1,36 dólares. El mismo Maduro dijo en su alocución, como si él no hubiese sido el presidente en estos años del desastre: “¿no entiendo cómo el salario cayó de 300 dólares mensuales a sólo un dólar?”, uno no termina de entender si es sólo incompetencia o cinismo de Maduro, o son los dos juntos.

Los operadores privados, ya no pueden ser acusados de ser parte de ninguna “guerra” o “conspiración”, puesto que, no sólo tienen la bendición del gobierno con el cual pacta los precios y costos para seguir esquilmando al pueblo, sino porque, al ajustar su economía al dólar, sencillamente están haciendo lo mismo que el gobierno hace con el anunciado aumento de la gasolina a precio internacional. El “aumento” de salario anunciado por Maduro, no alcanzara ni para llenar un tanque de gasolina de 40 litros a precio internacional: ¿quién tiene 417 millones para sólo llenar un tanque de combustible a la semana?

Reportes internacionales, especializados en el uso de criptomonedas, así como, algún otro descuidado vocero del gobierno, reconocen que no hay evidencia alguna de transacciones con el “Petro”, la Superintendencia correspondiente, ni siquiera existe, la base de toda la estrategia del paquetazo económico de Maduro, el “Petro” es un “bluff”, un desastre anunciado.

En paralelo a este manejo irresponsable de la economía, el país sigue agobiado por los problemas de todo tipo, en la prestación de los servicios esenciales para la vida diaria del pueblo. 

La falta de medicamentos e insumos está provocando las muertes más injustas y crueles: neonatos, niños, ancianos, enfermos crónicos (cardíacos, diabetes, hipertensos, etc.), enfermos de alto riesgo (HIV, deficiencias hepáticas, cáncer, etc.), mueren por no tener los medicamentos ni los insumos. 

A los responsables en el madurismo, poco les importa la desesperación del que está condenado a muerte por la carencia de medicamentos, del anciano que se sabe cerca del final, de la inocencia de la vida truncada por la estupidez del gobierno, la soberbia e incapacidad de asumir este problema con carácter de prioridad nacional, de emergencia ¿por qué no se atreve el gobierno y los ministerios responsables a emitir las estadísticas de la mortalidad infantil?, es un crimen que no se ha cuantificado, pero que enluta hogares de manera permanente, silenciosa y cruel. 

La tragedia de las fallas eléctricas y apagones en el Zulia, en Maracaibo y la Costa Oriental, no tiene antecedentes en el país, parece una zona en conflicto bélico; los apagones en la Región Capital, ya son cotidianos, incluso dejan a oscuras a los nefastos personajes del gobierno, su triste poeta, en plena exposición de sus miserias humanas.

La falta de agua agobia a todos los ciudadanos que, resignados, se adaptan a la dinámica, la rutina del “vivir mal” diario, a las limitaciones y caos impuesto por la manifiesta incompetencia del gobierno para manejar los servicios públicos, ante el reclamo del público, la respuesta del madurismo es, en su habitual indolencia ante el país: ¡múdate!

La delincuencia sigue asesinando y ejecutando jóvenes, parejas, ancianos, no se salva nadie. El toque de queda en las ciudades, barrios y calles del país, la inseguridad es una realidad que impone el terror entre las madres, padres, hermanos; todos saben que la ruleta de la muerte les puede tocar a cualquiera, en cualquier sitio o momento. Las ciudades lucen desoladas, de noche, el ciudadano se encierra, se guarda, se impone un ambiente triste y de miedo ya desde el atardecer.

Para el gobierno todo ésto es una “conspiración”, no existe, es una exageración, parte de una “guerra” que, de ser así, se perdió hace ya bastante tiempo.

Los más afamados voceros del gobierno, los que han hecho del cinismo y la irresponsabilidad, una categoría política del madurismo, tienen la desfachatez de afirmar que todo el tema de las masivas salidas de los venezolanos al exterior, “son una exageración, que no es verdad”.

Este tipo de declaraciones son, probablemente, la mejor muestra de que este gobierno está absolutamente divorciado de la realidad del país y, desde hace mucho tiempo, de los sentimientos del pueblo. 

Los voceros maduristas, aquellos que ocupan altos cargos, que les quedan como zapatos grandes, mienten, sin vergüenza alguna, tratando vanamente de negar el hecho de que millones de venezolanos huyen del país; la ONU reportó al menos 2,3 millones de personas que han salido, desesperados por la situación económica, la inseguridad y la pésima gestión del gobierno. 

A los venezolanos, los maltratan afuera, los vejan, los esclavizan, prostituyen, pero a nadie en el gobierno le interesa, no exige respeto a nuestros ciudadanos, no los reconocen. Al contrario, el madurismo declara “vete y no vuelvas, pero eso sí, manda dólares”, quieren controlar las remesas que se envían a los familiares, ancianos y niños que, dolorosamente, dejan la patria.

Por primera vez en nuestra historia, las remesas que envían al país, los venezolanos en el exterior, es mucho más que las exportaciones del sector no petrolero y cerca de un tercio de lo que hoy día, nuestra destrozada PDVSA, es capaz de ingresar al país, por concepto de venta de petróleo. Las remesas son el verdadero “Petro” del país. 

El madurismo habla con la soberbia del que siente que tiene al pueblo en el bolsillo. La realidad es que tienen al país secuestrado, han impuesto el miedo, la represión, han impuesto el control del que se ufanan los gobiernos autoritarios. Se imponen la fuerza, el terror. 

Nadie en el país se atreve a hablar. Ni los políticos, incluyendo los otrora famosos por su combatividad y valor, ni los intelectuales, ni periodistas, ni constituyentistas, ni dirigentes populares, ni gobernadores, ni los medios de comunicación, (con honrosas excepciones, entre ellas, la de Panorama), nadie. Últimas Noticias, El Universal, Globovisión, medios adquiridos con recursos del Estado, de PDVSA, de la Tesorería, no pueden decir nada que no autoricen “los propietarios”, mucho menos dirán VTV o Telesur. 

La radio igual, ni Unión Radio y mucho menos, Radio Nacional, ni YVKE, pueden decir nada que moleste al madurismo. Los medios comunitarios que el Comandante Chávez estimuló justamente para democratizar las comunicaciones y que se pudiesen debatir los problemas del pueblo; o desaparecieron, o los silenciaron, o se han convertido en parte de la maquinaria de propaganda al servicio del madurismo, que insulta y descalifica, oculta la realidad, como lo hacen animadores y comentaristas de triste ocasión.   

Sólo “Aporrea”, “El Arado y el Mar” y algunos portales y medios Digitales, como “El Pitazo”, se atreven a decir, criticar, mencionar a los intocables que, tras el desastre que sufre el país, se fortalecen, como el verdadero poder del madurismo.

Los cuerpos de seguridad, operan, con apoyo externo, con importantes capacidades para grabar, espiar, perseguir y por supuesto, encarcelar. Los sitios de detención, los conocidos y los secretos, están llenos de secuestrados políticos, de PDVSA, Militares, la mayoría, chavistas, y de opositores. Muchos son presos personales de Maduro o su círculo íntimo, otros son parte de la “vendetta” del triste y debo decir, cobarde Fiscal. 

El Ministerio Público, dirigido por un farsante que, durante tantos años se vendió como un defensor de los derechos humanos; hoy hace gala de su incontinencia emocional, no sólo con la palabra, sino, y es lo más grave, con sus acciones: acusa y juzga en un instante, condena e insulta, hace, con denotado servilismo, lo que le ordena Maduro. Han sido capaces de secuestrar a una mujer inocente, la encerraron en un penal para presos comunes, donde sufrió agresiones de todo tipo, le destrozaron y luego, para moverla del infierno donde ellos la metieron, la obligaron a inculparse en una de las tramas que este patético personaje se ha inventado para perseguirnos de cualquier manera. 

Buscan por la amenaza, violencia y coacción que el secuestrado haga confesiones o se declare culpable de cualquier cosa que, cualquier sistema jurídico y más aún, aquellos destinados a la protección de derechos humanos y crímenes de lesa humanidad, desconocen, desvirtúan y anulan, eliminando su efecto jurídico. No existen para el Derecho. No producen efectos, ni situación subjetiva alguna. 

Secuestradas y secuestrados, como este caso, hay muchos. Los humillan y maltratan, hasta que el detenido, sin posibilidad, sin ir jamás a una audiencia, y sin siquiera tener la posibilidad de ver la luz o a sus familiares, se “quiebran”, se inculpan, o declaran lo que desean sus captores. Hasta les “agradecen” que los dejen hablar con un familiar o abogado. Los que los maltratan, manipulan con el dolor y sufrimiento, hasta lograr que el secuestrado, incluso, les agradezca disfrutar de alguna migaja de los derechos que, alguna vez, se consagraron en nuestra maltratada Constitución. 

No se trata de nada original, es el famoso “Síndrome de Estocolmo”, y la humillación del detenido por razones políticas ha sido recurso de los más oprobiosos gobiernos o sistemas. Esta actitud desenmascara al madurismo como un gobierno de derecha, no sólo por sus medidas económicas, sino por el desprecio al ser humano y su dignidad.

La misma lógica de manipulación la usan en gran escala para condicionar el accionar del pueblo y lograr el control social del que se vanaglorian. Los ideólogos de la opresión, aplican con facilidad sus métodos y astucias del que tiene todos los medios de poder a su alcance. 

Empobrecen a nuestro pueblo hasta niveles de desesperación, le trituraron la hidalguía y prestigio alcanzados en revolución en una cola interminable para adquirir cualquier producto o alimento, en promesas de todo tipo, en un desengaño tras otro, desde las “firmas de Obama”, hasta las promesas vacías de que todo mejoraría, “ahora sí, todo cambiará”. 

Han destrozado la conciencia del pueblo, cuando lo ponen a luchar por una caja de comida importada de mala calidad, detrás de la cual están los negocios de los “panas” del gobierno, pero que resulta en un ejemplo palpable del fracaso del madurismo, todo está mal, sin embargo, le dicen al humilde: “bueno, pero con eso te resuelves”, además, esta miseria se entrega a cambio del apoyo al madurismo. 

Han estimulado, “dejado hacer”, al “bachaquero”, que, a sus anchas, extorsiona a un país resignado; se siguen llevando la gasolina, a pesar de que las personas que fueron secuestradas, señaladas por el mismo Maduro, como responsables de la “mafia del contrabando”, llevan presas, secuestradas, sin derecho a la defensa, más de cuatro años. 

El madurismo desmovilizó las Misiones y al Poder Popular, del otrora anhelo Chavista del ejercicio protagónico y participativo de la democracia. Ahora todo se limita a un carnet de la vergüenza, cual carnet adeco-copeyano de la IV República, tan criticado y abolido como práctica por el Presidente Chávez; ahora, tener este carnet, es la condición indispensable para tener acceso a algunos “bonos” de “dinero de Monopolio”, bolívares de mentira, que, como el mismo Maduro reconoció (porque “así es la vida”), ha estado imprimiendo miles de millones de bolívares sin respaldo, sin valor, para dar “bonos” que se esfuman en cuestión de horas, con una hiperinflación, la más alta de la historia del mundo, que se estima llegará a 1 millón % . 

El que no tenga este Carnet no puede disfrutar de los derechos consagrados en la Constitución, el que no tenga el “carnet”, pierde su condición de ciudadano, si no tienes el carnet, no tienes pensión, no tienes subsidio, no tienes gasolina. ¡Ay Chávez!, como se burlan de ti y nuestro pueblo, ¡toda esta canallada la hacen en nombre de Chávez!

Mientras ésto sucede, se sigue entregando al país, nuestros recursos naturales: el petróleo y el gas; la Faja Petrolífera del Orinoco, el Gas de la Patria, PDVSA; nuestros recursos mineros: el oro, diamante, coltán, el Arco Minero; nuestra soberanía: el petróleo del Esequibo a la Exxon Mobil. 

Porque es que el paquetazo de Maduro, la represión y la entrega del país, son todas caras de la misma moneda: un gobierno antinacional, autoritario y de derecha, que se impone sobre todo un pueblo desmovilizado, con una dirigencia paralizada o entregada. Maduro no sólo traiciona a Chávez, sino que arrasa el país, lo destruye, lo vacía de toda posibilidad de futuro. Hacen y harán lo que sea para mantenerse en el poder.

Tan debilitada está la patria, que son capaces de emprender un conflicto bélico con Colombia para entrar en el escenario de que todo se pierda. Los halcones de la derecha de Florida, saben que el gobierno está tan débil y desprestigiado que ahora hablan abiertamente de una intervención militar norteamericana en el país. Aventura que todos debemos rechazar y que sólo favorece a Maduro, pues nos arrastrará al abismo de la guerra, porque ninguno de nosotros aceptará, por ninguna razón, que se vulnere nuestra soberanía, o se agreda a la patria.

Todos los escenarios son catastróficos. Maduro es responsable de este desastre, pero, además, en su empeño por aferrarse al poder, abre las puertas al fascismo o el espectro de la guerra. El madurismo y sus más connotados dirigentes están “rociados en gasolina”, no tienen alternativas, nosotros sí.

La extrema derecha internacional y el fascismo incubado en el país, saben que, a pesar del desastre del madurismo, el Chavismo es un bloque histórico arraigado en el país y que el Comandante Chávez, ha dejado honda huella en la conciencia y el corazón de los humildes y de sectores muy importantes de la sociedad, obreros, campesinos, militares. 

También saben que Maduro ha sido un accidente para el país, que nosotros mismos, las fuerzas patriotas y revolucionarias, estaremos en capacidad de superar; tenemos la fuerza y los medios para hacerlo. Nuestros enemigos, no quieren que nos recuperemos, Maduro les entrega en bandeja de plata al país, lo debilita y corrompe, desmoviliza al pueblo y persigue al liderazgo chavista, lo encarcela, nos persigue, por eso, ellos saben que es el momento, tal vez el único, que tienen para actuar con éxito, para dar un zarpazo, por eso la situación es en extremo peligrosa para la patria.

Nosotros, los de Chávez, somos una opción revolucionaria a este desastre de Maduro y a las amenazas de la extrema derecha. Sin el bloque histórico del chavismo no se puede gobernar este país, intentarlo sería el caos y la desestabilización. El madurismo, no es chavismo. Su gobierno y sus actuaciones lo han dejado claro: éste no es un gobierno Chavista, ni revolucionario, aunque se rasguen las vestiduras diciendo lo contrario. 

En su empeño de aferrarse al poder, actúan en un mundo de fantasía que sólo existe en su mente, desconectados de la realidad y del sentimiento de todo el país. El gobierno actúa de espaldas a los intereses del pueblo y de toda la patria. No tiene más tiempo, es un muerto que camina.

La cuestión es, quién asumirá el control y conducción del país. O las fuerzas retrógradas de la extrema derecha y fuerzas extranjeras que nos llevarán al caos de la revancha y el conflicto cruento, o una opción revolucionaria, patriota y bolivariana, que sea capaz de movilizar a todo el país, a todas las fuerzas de la sociedad y del pueblo, para restablecer los elementos fundamentales de la propuesta chavista, originaria, al pueblo. La posibilidad de un futuro pleno, de reconstruir la patria, un esfuerzo que va a necesitar del concurso de todas las fuerzas materiales y espirituales del pueblo. 

Se trata de que esta opción se exprese políticamente de manera coordinada, los de Chávez, las fuerzas patriotas, los partidos y movimientos populares, la unidad cívico-militar bolivariana, para avanzar. Hacer al madurismo a un lado, que no sigan haciéndole daño al pueblo, que no sigan entregando al país, y poder contener y enfrentar con éxito la agresión externa y el advenimiento del fascismo en nuestro país.

De nada sirven las propuestas y los planes para salvar al país e iniciar su reconstrucción, que hay bastantes, mientras el madurismo siga en Miraflores, ellos no pueden, no quieren, no saben, pero ya está bueno, ya basta de seguir improvisando y haciendo daño al país, entregándolo todo. Con Chávez siempre, ¡Venceremos!
 

]]>
<![CDATA[Mauricio De la Rúa]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/MauricioDe-la-Rua-20180901-0009.html http://www.panorama.com.ve//opinion/MauricioDe-la-Rua-20180901-0009.html Macri es un presidente que se devalúa a medida que avanza la crisis. Le queda una sola dosis de oxígeno: el desfasaje entre el nivel inédito de protesta y la falta de coordinación opositora.

Ver al equipo de Gobierno como un grupo patético que rodea a un Presidente desencajado ya no es más la expresión de deseos de quienes le desean el mal a Mauricio Macri. Incluso quienes le tienen cariño personal y político observan atónitos la falta de reacción eficaz ante una crisis autogenerada. El Presidente se convirtió en otro Fernando de la Rúa: un mandatario que se devalúa en horas a medida que avanza la crisis. ¿Qué importancia tiene la expresión “el Gobierno no fracasó” con el dólar a 42 pesos y comercios con las ventas suspendidas porque carecen de precio mayorista? En todo caso importa más el destinatario de las palabras de Marcos Peña: Marcelo Longobardi, un liberal articulado con el establishment y con enorme influencia en la producción de sentido. Un liberal curado de espanto que mira un Gobierno desbarrancado y ni puede creer lo que ve.

 

Hay, sin embargo, dos diferencias notorias respecto del 2001. La primera es que el macrismo no afronta elecciones legislativas como afrontó, y perdió, De la Rúa, cuando la Alianza sacó solo el 22,19 por ciento a diputados contra un 35,40 por ciento del justicialismo, un 24 por ciento de votos en blanco o anulados y una abstención del 24,5 por ciento. La derrota oficialista en el 2001 fue una enorme encuesta que demostró cómo estaban los tantos. Y lo hizo sin los apremios de una presidencial, que es cuando los votantes utilizan su deseo en la primera vuelta y votan por lo que quieren o por lo que menos detestan en el ballottage.

 

La segunda diferencia es que ni la oposición ni el no macrismo tienen un jefe único. O una jefa única. No hay, al menos por el momento, un Eduardo Duhalde que pueda tejer la salida.

 

Pero existe un fenómeno de dimensiones gigantescas, que es el nivel de organización y movilización social.

 

En la noche del jueves 29 Berisso marchó en defensa del Astillero Río Santiago. El dirigente del Frente Transversal Jorge Drkos, nacido y criado en la ciudad que nutrió el 17 de octubre de 1945, dijo a Página/12 que jamás vio una movilización igual. Y que los viejos comparan la efervescencia solo con aquel 17 de octubre.

 

Los profesores de las universidades nacionales narran que las clases públicas que precedieron a la marcha convocaron gente que nunca participó de una movilización. Con un añadido: en la ciudad de Buenos Aires ganó el macrismo para la Jefatura de Gobierno, para las presidenciales y para las legislativas de 2017. Por si alguien creyera lo contrario, también una parte del voto peronista de siempre fue, en Berisso y otros sitios, a candidatos de Cambiemos. Nadie gana solo con la Recoleta.

 

A Macri le queda una sola dosis de oxígeno: el desfasaje entre el nivel inédito de protesta, ya no solo de disgusto, y la falta de coordinación opositora.

 

Pero nada está dicho. Nada está descartado. Dirigentes políticos de Cambiemos y del peronismo ya especulan abiertamente con la renuncia del Presidente y la convocatoria de elecciones anticipadas por parte de algún funcionario en la línea de sucesión, por ejemplo el presidente de la Cámara de Diputados Emilio Monzó, donde el oficialismo jugaría la carta de María Eugenia Vidal si es que Heidi salva de la hecatombe algo de su ropa.

 

Macri ya es De la Rúa. Se parece mucho al De la Rúa que en octubre del 2000 decía a los periodistas en el patio del Hostal de los Reyes Católicos de Santiago de Compostela: “No se preocupen, lo que ocurre es solo lo que en economía se llama fly to quality”. Traducción: “Vos fumá, que solo hay una fuga masiva de capitales huyendo del riesgo”. Nada menos.

 

¿Macri ya es definitivamente De la Rúa 2001? ¿O solo es De la Rúa modelo 2000? ¿Algún milagro hará que su transformación en aquel Presidente malogrado sea reversible? Y por encima de todo, ¿cuánto costará socialmente su agonía?

]]>
<![CDATA[¿Represión mata hiper inflación?, por Vladimir Villegas]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Represion-mata-hiper-inflacion-por-Vladimir-Villegas-20180901-0010.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Represion-mata-hiper-inflacion-por-Vladimir-Villegas-20180901-0010.html Eso de que los cuerpos de seguridad del Estado ahora sean parte integrante del gabinete económico del gobierno de presidente Nicolás Maduro es la mejor muestra de que se siguen aplicando formulas fracasas para tratar de resolver la grave grieta que atraviesa a todo el sistema económico venezolano.
 
Ya hemos visto esa película, de cuerpos de seguridad allanando supermercados, deteniendo gerentes y propietarios de establecimientos comerciales. El resultado puede ser adivinado fácilmente. Los detenidos pasarán largas semanas y meses tras las rejas, con todas las consecuencias de estar presos en un país donde se limpian los zapatos con los artículos constitucionales referidos al respeto al debido proceso y a todos los desechos humanos.
 
El gobierno puede detener personas, someterlas al escarnio público, presentarlas como peligrosos delincuentes, pero no puede meter en chirona a la hiper inflación. Esta se detiene con políticas adecuadas, no con rolos, armas largas y funcionarios uniformados como los robocops de la revolución.
 
Ya lo hicieron en varias oportunidades y la larga la realidad se impone.
 
Los precios siguen subiendo y seguirán subiendo mientras se pretenda seguir inventando y errando. En una situación como la que vive Venezuela, donde reinan la incertidumbre, la improductividad, la escasez de insumos y sobre todo la idea de que así como se gobierna de forma autoritaria se puede "mandar" sobre la economía, la perspectiva es que las expectativas sobre el costo de reponer mañana lo que hoy se
vende empujen al alza los precios de cualquier cosa. Entonces tendrán que construir miles de càrceles, porque todo el que posee un bien, por mucho que se auto denomine chavista, madurista o diosdadista, buscará de venderlo procurando la máxima ganancia y protegiéndose de la hiper inflación.
 
Lo curioso de todo esto es que el gobierno que ordena allanar, cerrar comercios y detener gerentes y propietarios es el mismo que autoriza aumentos de precios, supuestamente acordados, es el que en la práctica termina reconociendo que Dolar Today es mil veces mas realidad que el enigmático e inasible petro. La hiper inflación sigue siendo la pesadilla de nuestros días. Si pretendemos atacarla con represión no obtendremos resultados distintos de lo que ya hemos visto. ¿Quién en un escenario hiper inflacionario puede hacer cálculos de reposición de inventarios con la certeza de que no se queden cortos a la vuelta de la esquina?
 
¿A donde nos puede llevar la política de estimular pobladas a las puertas de comercios para que bajen los precios? ¿Cuanta distancia hay de allí a que comencemos a ver los saqueos como actos de vindicta ? Las personas que participan de estos actos pueden estar animadas, muchas de ellas, por la natural angustia de que el sueldo no les alcance para comprar los productos esenciales para la vid, sobre
todo alimentos y medicinas. Pero ya se ha demostrado que al corto plazo son las primeras afectadas por el desabastecimiento e incluso el cierre temporal o definitivo de esos comercios.
 
Es sorprendente que en medio de este terrible escenario económico que vive el país el gobierno siga encerrado en su círculo de acero, sin escuchar las voces de alerta, incluso provenientes de su propio patio, reclamando que las decisiones anunciadas van a terminar empeorando las cosas, tal y como ya comienza a observarse.
 
No es infundado el temor de que estemos viendo crecer desmesuradamente una inmensa burbuja sustentada en demagogia, irresponsabilidad e improvisación, peligroso combustible que alimenta la maquinita de hacer dinero inorgánico. Así como ya hemos visto que apenas se anunció el aumento exponencial del salario mínimo y sin que se concrete se dispararon los demonios del alza desmesurada de precios, seguimos en la tensa espera de que el tsunami venga con más fuerza.
 
Ojalá estemos equivocados y veamos el prometido florecimiento económico. Soñar no cuesta nada. Lo caro es despertarse y constatar que lo real es la pesadilla.
]]>
<![CDATA[Los efectos del paquete rojo, por Juan Pablo Guanipa]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Los-efectosdel-paquete-rojo-por-Juan-Pablo-Guanipa-20180901-0007.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Los-efectosdel-paquete-rojo-por-Juan-Pablo-Guanipa-20180901-0007.html
Nadie en su sano juicio podía pensar que las medidas anunciadas por Nicolás Maduro podrían recomponer la economía y sacar a Venezuela de la crisis profunda que vive en este momento. No sólo porque la política económica es un verdadero desastre, sino también porque la crisis no se reduce a la tragedia económica. Es necesario cambiar de rumbo también en lo político, en lo social, en lo ético, en lo cultural, en lo institucional. Es un cambio radical el que necesita nuestra patria. Tampoco nadie en su sano juicio puede dudar que el objetivo de estas medidas es quebrar a la sociedad venezolana y acabar con la iniciativa privada. 
 
Lo que nunca podremos entender es cómo en la mente y en la actitud de Maduro y sus cómplices puede existir la sangre fría para saber que sus decisiones producen destrucción y muerte y no inmutarse ante eso. Así han actuado los gobernantes más perversos de la historia de la humanidad.
 
Al momento de publicarse este artículo, se habrán cumplido catorce días del nefasto anuncio. El espejismo que pudo generar en algunos venezolanos de buena fe, comienza a difuminarse ante la cruda realidad de su fracaso. El asunto del salario es quizá el que más expectativas genera al venezolano. Sólo pensar que el sueldo pasaría de 5 a 180 millones, es algo muy atractivo para cualquier desprevenido. ¿Cuál es la realidad? Cuando el dictador anunció el paquete rojo, el dólar se cotizaba a 60 bolívares “soberanos”. Hoy está a 120. Esto quiere decir que los 30 dólares de salario mensual se han convertido en 15 sin que los trabajadores hayan cobrado un solo bolívar de ese “aumento”. Claro que todos queremos un salario justo, suficiente, para los ciudadanos de este país. Pero se engaña al pueblo cuando se presenta un incremento salarial que no está soportado en la producción ni en transacciones sólidas. Ese aumento será producto de la generación de dinero inorgánico que sólo producirá inflación. Así que, bajo estas circunstancias, no habrá salario que aguante el incremento de los precios que llega a niveles insospechados. 
 
¿Qué hace entonces la dictadura? Trata de mantener los precios a carajazos, promoviendo persecución y cárcel para los comerciantes y generando enfrentamientos de los ciudadanos con los empresarios, lo cual es una manipulación adicional que nada bueno traerá para la economía venezolana. Obligar a los emprendedores privados a vender a precios devaluados, sin posibilidad de cubrir los costos de reposición, es una medida pensada para que esas empresas cierren y sean tomadas por estos irresponsables que tanto daño han causado. 
 
No sirve entonces el aumento de salario ni sirve el control de precios, como tampoco sirve el incremento de 4 puntos en el IVA, ni el ahorro en oro, ni la internacionalización de los precios de la gasolina, ni el anunciado incremento de la producción petrolera. Nada sirve porque o es una locura, o siendo necesario es un  anuncio que en eso se queda, o porque son decisiones tomadas por gente sin credibilidad. 
 
Tampoco sirven para nada bueno las medidas encaminadas al control social de la población. El uso del carnet de la patria hasta para cobrar la pensión se va a convertir en un estímulo para que los ciudadanos nos rebelemos nuevamente ante este intento de convertirnos en un pueblo sumiso, sin carácter y sin voluntad. 
Recuperar la política, la economía y la sociedad pasa por lograr generar, desde el alto gobierno, el clima de confianza y de seguridad jurídica que permita incrementar la producción nacional, estabilizar los precios y –en general– el mercado, mejorar los salarios, impulsar la educación y el trabajo, fomentar el emprendimiento, rescatar la justicia y salvar el país. Nada de esto es posible con Maduro y sus cómplices allí. Los próximos meses van a ser claves en ese esfuerzo. ¡El cambio va!
]]>
<![CDATA[“El problema central”]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-problema-central-20180901-0008.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-problema-central-20180901-0008.html Quedarse impasible ante el éxodo es políticamente un delito más grave que el enriquecimiento ilícito.
¿Cuál es el tema que debo desarrollar ante una situación tan grave como la existente en Venezuela? ¿Trataré sobre el éxodo de los profesionales; sobre la inflación desmedida, empobrecedora, destructiva; o bien, disertaré sobre las carencias, que llegan incluso a ser absolutas, de algunos medicamentos y artículos para la alimentación? ¿Sobre cuál de estos males debemos pronunciarnos cuando cada uno de ellos es grave y aparentemente insoluble?
 
 Mi condición de profesora universitaria con más de treinta años de ejercicio de la docencia, así como mi apego a la educación como la “fórmula mágica” para transformar la sociedad, es lo que me hace decidirme por el tema de la inmigración forzada de los profesionales venezolanos y con ello sobre la pérdida del capital humano que al mismo tiempo representa el medio para la conformación de la cultura científica, literaria y humanística en nuestro país.
 
Es un hecho indudable que los mejores se van. Algunos encuentran algún motivo fundamental que les impide hacerlo y se quedan, pero son cada vez menos los que así proceden.
 
No quiero ni siquiera pensar en la situación de quienes emigran sin tener una carrera conformada, que es la base del conocimiento técnico científico y de la experiencia bien cimentada que es lo que otorga seguridad e incluso, prestigio. Estoy hablando de las personas para las cuales el futuro era Venezuela: solo ella y sin opción alguna para penetrar en esferas más universales. Esos casos quedaban protegidos por la sombra y el ejemplo de quienes operaban como tutores y maestros. Con esta simbiosis estaba presente un factor estimulante que les servía de guía y al cual tuvieron que renunciar ante una meta única e impostergable: salir del país, buscar nuevos horizontes; encontrar mejores posibilidades de estudio, de investigación y de enseñanza.
 
Por otra parte es evidente que estamos enriqueciendo gratuitamente a países que no gastaron absolutamente nada en entrenar a sus profesionales, en cuanto que nosotros se los estamos suministrando sin costo alguno de formación intelectual. Muchos de los que se van son los ex alumnos de nuestras universidades públicas o experimentales, en las cuales, no se cobra absolutamente nada y los estamos dejando ir para que conformen el capital invalorable de universidades extranjeras; de centros de estudios extraños a nuestros intereses. Creo que los políticos no son inteligentes, ni siquiera conscientes cuando lloran otras pérdidas que son diferentes a las de nuestros profesionales.
 
 Para mí, ellos son los que cuentan si se trata de aspirar a un país a la altura del que intentaron forjar quienes crearon nuestras universidades experimentales. Ellos son los que cuentan para la enseñanza; para la investigación; para la planificación de nuestro mejoramiento cultural. Otros, puede ser que regresen, ellos nó, porque en el exterior, en los países altamente desarrollados, el reconocimiento y premio a la intelectualidad es inmediato. Hay que actuar rápidamente antes de que el último de esos seres privilegiados que fueron el orgullo de la intelectualidad venezolana, de la ciencia, del Derecho, de las matemáticas, de la biología rompa el billete de regreso.
 
 Es equivocado considerar que las faltas de los funcionarios públicos se limitan a los casos de corrupción administrativa, esto es, que se trata solamente de una cuestión de dinero, cuando en realidad las verdaderas culpas son aquellas que versan sobre la pérdida del talento nacional cuando se, en consecuencia, deja escapar el talento vivo de los venezolanos profesionales, sin dudar ni un momento en que con ello se está cometiendo un delito más grave que el de la apropiación de bienes del Estado.
]]>
<![CDATA[Ricardo Hernández Ibarra]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Ricardo-Hernandez-Ibarra-20180901-0006.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Ricardo-Hernandez-Ibarra-20180901-0006.html El reconocimiento de los valores intelectuales formados y desarrollados en el que

hacer universitario, enaltecen a cualquier sociedad y le da fuerza para superar los obstáculos y dificultades. Por es le damos la despedida de vida a uno de nuestros conterráneos destacados,  el Doctor Ricardo Hernández Ibarra, un profesional zuliano de quilates y sobre todo un hombre sin rencores, ni ambiciones políticas desesperadas, sino por el contrario un jurista de cerebro organizado, siempre sonriente y de virtuosas intenciones.

El octavo mes del año, este agosto de sol ardiente y de calores extremos, no nos quiere mucho a los zulianos. En agosto se han ido para siempre grandes de nuestro gentilicio. En agosto, murió Rafael Urdaneta, José Escolástico Andrade, Domingo Del Monte, Ángel Emiro Govea, Felipe Hernández, Luís Hómez Martínez, Agustín Millares Carlo, Monseñor Mariano Parra León, Luis Guillermo Sánchez y Jesús Semprun, entre otros y se nos lleva también ahora a Ricardo Hernández Ibarra.
Este ilustre zuliano nació en Maracaibo el 3 de abril de 1937. Abogado y Doctor en Derecho de la Universidad del Zulia, Decano de la Facultad de Derecho de LUZ y Ex-Rector de la Universidad Rafael María Baralt de la Costa Oriental del Lago de Maracaibo. 
 
Nieto de ese gran literato, educador, periodista, poeta y dramaturgo zuliano que  fue Octavio Hernández y hermano de otro jurista de la misma Facultad de Derecho, especialista en Derecho Minero, Enrique Hernández Ibarra, a la vez que cuñado de la siempre recordada Doctora Trina Caldera de Hernández, Magistrada del Consejo de la Judicatura.
 
Que breve es la vida y por eso hay que llevarla apresurada y que rápido pasa el tiempo. Todavía me parece ayer haberle recibido en Roma en 1972 con su esposa Ofelia y  sus dos hijos pequeños Miguel y Ernesto, cuando venía por segunda vez a Italia a seguirse especializando en lo que fue su rama en las ciencias jurídicas, el Derecho Administrativo. Ya lo había hecho antes en la Universidad del Sacro Cuore de Milán, pero ahora venía a codearse con los especialistas en la misma materia en la Universidad degli Studi de la ciudad eterna.
 
Allá pude comenzar a valorar su dignidad, su vocación docente, su espontaneidad, su humor, su profunda fe católica y su amor al Zulia. Todo ello me hace asegurarles hoy que en el perfil de Ricardo Hernández Ibarra, no hay sombras, ni líneas indefinidas, era un hombre supremo cuando ya Venezuela comenzaba a enfilarse hacia el despeñadero en que se encuentra hoy.
 
Ninguno como él, especialista en lo que debe ser un Estado democrático podía angustiarse más, en esta época de gran autoritarismo. Había crecido en el corazón del viejo Maracaibo, en la calle Carabobo, donde quizás aprendió a edificar con ánimo constante. En sus días de estudiante en la Universidad Central de Venezuela, en Caracas, me confesaba, pudo ver lo que el vientre del centralismo hace que todo se decida en aquel valle, sin importar lo que sufra la provincia.
 
En sus días de Decano se ganó el cálido aprecio de profesores, estudiantes, empleados y egresados, que vieron en él un hombre responsable dedicado a sus tareas, lo que hizo que el Presidente Luís Herrera Campins lo escogiera para ser Rector de la Universidad Rafael María Baralt que en 1982 se iniciara con 150 alumnos, pero que ya en 1998 tenía 9000 estudiantes, haciéndole justicia al Municipio Baralt donde se explotó el petróleo con el pozo Zumaque I  y las primeras refinerías como la de San Lorenzo.
 
En estos cargos, al igual que como Consultor Jurídico en la Alcaldía de San Francisco, realizó una gestión proba, ello me hace asegurarles, que aunque mis palabras resultan cortas para expresar la tristeza de esta despedida, tengo la certeza de que como hombre católico práctico que fue, el Señor le habrá recibido en el cielo, donde su alma inmaculada de jurista gozará eternamente del premio que Cristo prometió a los seres de aguas limpias como Ricardo Hernández Ibarra.
 
Un reconocimiento a su amada y fiel esposa de sesenta años de matrimonio, Ofelia Barrios de Hernández, que con espíritu incansable, lo acompañó en la enfermedad que lo llevó al sepulcro. A sus hijos Miguel y Ernesto que desde Vietnam y Finlandia, en labores profesionales y con familia, acompañaron con amor hasta las últimas horas a su progenitor.
 
Adiós Ricardo, tu sabes que tuviste en mí un amigo y un hermano y como dice la canción, no es un hasta luego, no es un simple adiós, un día en el cielo, nos volverá a juntar el Señor, te despedimos con un fuerte aplauso más que merecido.
]]>
<![CDATA[La vida como tarea, por Antonio Pérez Esclarín]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-vida-como-tarea-por-Antonio-Perez-Esclarin--20180831-0022.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-vida-como-tarea-por-Antonio-Perez-Esclarin--20180831-0022.html El dos de septiembre se cumplen 21 años de la muerte en Viena del famoso psiquiatra judío Víktor Frankl. Su mensaje después de tres años en los campos de concentración nazis, a favor de la dignidad y la libertad del hombre, de los valores humanos y la esperanza, resultan muy pertinentes para cultivar una actitud positiva y militante en esta atormentada Venezuela de hoy.


En el libro “El hombre en busca de sentido”, donde relata su experiencia en los campos de concentración,  confiesa que después de una carrera brillante en Viena, pasó a ser tan sólo el número 119.104 y se encontró “con su existencia literalmente desnuda”. La comida diaria era un plato de sopa aguada y un pedazo de pan. El trabajo era durísimo, con temperaturas de hasta veinte grados bajo cero en invierno. La tentación diaria de los presos era tirarse contra la alambrada electrificada.

Frank se prometió no quitarse la vida, sino ponerla al servicio de los demás, aliviar en lo posible su dolor. Así fue aprendiendo “el arte de vivir”  y comprendió que “hasta las cosas más pequeñas pueden originar las mayores alegrías”. Un día tuvo la posibilidad de huir, pero no quiso abandonar a un enfermo que lo necesitaba; “una vez tomada la decisión —escribe— encontré una paz interior que nunca había experimentado antes”. Frank pensaba que el hombre que se hace consciente de su responsabilidad ante los demás, ante la familia, ante el país, no puede rendirse ni malgastar su vida en cosas  triviales. 


El 27 de abril de 1945, fue liberado por las tropas norteamericanas. Pero todavía le faltaba beber la copa del sufrimiento hasta las últimas gotas: poco a poco fue descubriendo que sus padres, su hermano y su esposa habían muerto en los campos de exterminio nazis.  Quedaba solo en el mundo, con sus dolorosos recuerdos, pero con la firme decisión de vivir la vida intensamente y ayudar a otros a encontrar el  sentido y la misión de sus vidas.  


A lo largo de toda su aventura humana, Frank siempre recordó una frase de Nietzsche: “Quien tiene un porqué para vivir, encontrará casi siempre el cómo”. Quien tiene una meta que merece la pena, un ideal por el que luchar, no puede rendirse y su vida se irá llenando de sentido aun en las mayores dificultades y sufrimientos. Hasta el dolor puede ser una oportunidad de desarrollo, de aprendizaje, de madurez. La plenitud de la vida está en el amor, en vivir para algo, para alguien, en ayudar a cada persona a descubrir y realizar su misión en la vida. 


En su obra “La vida como tarea”, Frankl escribe: “Ser hombre es ir más allá de uno mismo. La felicidad no hay que buscarla por sí misma; es una consecuencia, es el fruto maduro de una vida de entrega a los demás, de una misión cumplida, olvidándose de uno mismo”. Y cierra su obra “El hombre en busca de sentido” con estas palabras: “Después de todo, el hombre es el ser que ha inventado las cámaras de gas de Auschwitz, pero asimismo es el ser que ha entrado en ellas con paso firme y la cabeza erguida, musitando una oración”.


De nosotros depende: rendirnos,  lamentarnos o tratar de acomodarnos e incluso aprovecharnos del desastre que vivimos; o trabajar con decisión y pasión por salir de él, estando incluso dispuestos a pagar las consecuencias de nuestra opción por la libertad y la dignidad para todos.

]]>
<![CDATA[Estabilizarnos, por Francisco Arias Cárdenas]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Estabilizarnos-por-Francisco-Arias-Cardenas-20180828-0093.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Estabilizarnos-por-Francisco-Arias-Cardenas-20180828-0093.html Tenemos urgencia de tranquilidad y sosiego. Este es un objetivo para todos los ciudadanos y la sociedad venezolana, con la convicción de que la situación presente de incertidumbre, de dificultades, puede y debemos superarla, para trillar senderos de convivencia, de solución de las  diferencias en paz y en respeto.

Por muchas razones llegamos a la situación presente. Causas lejanas y cercanas. Lo cierto es que las distorsiones de nuestra economía, que Juan Pablo Pérez Alfonso atribuía al petróleo llamándolo “estiércol del diablo”, la de puertos, la vida de la fantasía rentista que nos convertía en burla y hazme reír de los pueblos trabajadores, el “ ta’ barato, dame dos” va dando paso  con fuerza a la Venezuela que nos toca construir superando la situación actual, aún la mas indómita. 
No es facilista ni minimista nuestro pueblo. Es sacrificado, generoso y valiente. Lo demuestra en cada acción y en cada espacio, dentro y fuera de nuestras fronteras. Necesitamos apostar al buen resultado del plan de estabilidad y despliegue de la economía. Hacer propuestas, observaciones, críticas, correcciones, pero apostar al éxito por la estabilidad, por la tranquilidad pública, por la paz.
La libertad, que contempla la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela para que los privados, establece que dentro de ella puedan hacer sus transacciones económicas con plenas garantías y que los más débiles tengan el soporte y el apoyo del Estado para levantarse y superar sus carencias. Darle el verdadero valor al producto de las industrias esenciales que son nuestro fuerte y que se pierden como los frutos de las cornucopias del Escudo Nacional, colocadas boca abajo.
No es momento para señalarnos en medio de esta circunstancia, le correspondió al Presidente Maduro hacerlo, ha entendido y está asumiendo los riesgos, tratando de proteger a los más débiles. Tiempo habrá sin desesperarnos para la elección de otros actores y de otro liderazgo, pero conspirar contra el éxito del plan para la estabilidad económica, en este momento crucial, va a regresarse contra nosotros mismo que la necesitamos, que requerimos para vivir en paz y armonía.
 

]]>
<![CDATA[Control de precios inorgánicos, por Luis Britto García]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Control-de-precios-inorganicos-por-Luis-Britto-Garcia--20180828-0092.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Control-de-precios-inorganicos-por-Luis-Britto-Garcia--20180828-0092.html  .“Sin información no hay control de precios, sin control de precios no hay salida de la inflación, y sin salida de la inflación perderemos todos los logros del bolivarianismo y con ellos el país”.

Controlar o no los precios, he allí el dilema.    No controlarlos  nos ha llevado a la situación actual. No es viable un sistema  donde cualquier rufián  incrementa sus ganancias un millón por ciento sólo añadiendo ceros a las etiquetas de venta.
    No es funcional una economía donde la principal producción es de ceros a la derecha de los precios.
    Es inaceptable que un oligopolio de doce empresarios irrespete tanto  oferta como   demanda y  regulaciones  y condene a morir de hambre a treinta millones de compatriotas.
    La indisciplinada emisión de precios inorgánicos, no justificados por ningún aumento de calidad, de cantidad ni de costos sólo puede ser paliada emitiendo más dinero, que a la postre será inútil frente a la inflación de precios inorgánicos.
     Saludamos el anuncio del gobierno de pautar precios acordados para unos 25 productos básicos, que quizá deberían ser más bien 250 o 2.500.
     Celebramos que hayan sido detenidos algunos infractores del acuerdo de precios: si la misma medida se hubiera adoptado hace cinco años, no estaríamos como estamos.
     Pero esos productos y sus cotizaciones, como sucede desde hace cinco años,  se desvanecerán si no se implanta un mecanismo transparente que revele sus existencias,  costos y  márgenes de ganancia en cada transacción comercial.
      Para ello es indispensable activar una propuesta como la del ingeniero Rafic Derjani Bayeh, en el sentido de instaurar un sistema digital universal, centralizado y transparente de administración de costos y precios, que permita tanto a las empresas como a la administración y al público determinar, en tiempo real, los activos invertidos y los beneficios obtenidos  en cada transacción económica.
      Para la instauración de tal sistema se requeriría algo que el contrabando de extracción del signo monetario casi ha impuesto en su totalidad: la universalización del dinero digital, cuyo movimiento para cada transacción se registraría en una factura electrónica, a efectos de que el Seniat u otro organismo competente verifique informáticamente si cumple con los precios máximos autorizados, como  condición para que el intercambio se realice.
    Especifica Rafic Derjani: “La propuesta sugiere que sólo con la aprobación de la factura electrónica es con lo que se logra ejecutar el intercambio; y NO se puede concretar intercambio sin la factura electrónica”. Y añade que “Si los precios no están acordes con los máximos establecidos, o si la mercancía para intercambiar no es acorde con lo declarado en el inventario, la transacción se bloquea y NO lograría ejecutarse”.
     La propuesta deriva de la simple lógica. En el mismo sentido, Carlos Lanz Rodríguez, en el grupo de tweets “Abran los libros de contabilidad” del 23 de agosto de 2018, propone, puntualmente: “3.1. Acceso a los registros contables para establecer los costos en materia prima, maquinarias y equipos, salarios, cuota de ganancia, etc. 
3.2. Radiografía del tipo de tecnología y cuota de explotación del trabajo 
3.3. Caracterización del sistema de mercadeo y distribución, carteles, mafias, posición de dominio. 
3.4. Seguimiento de los precios de las mercancías en el mercado, al mayor, al detal y sus nexos con el bachaquerismo 
3.5. Determinación del tipo de capital: ficticio, especulativo, grado de centralización y concentración de la propiedad.”
      En otras palabras, sin información no hay control de precios, sin control de precios no hay salida de la inflación, y sin salida de la inflación perderemos todos los logros del bolivarianismo y con ellos el país.
         El conjunto de  verificaciones propuestas podría parecer muy difícil durante el siglo pasado, pero en la actualidad la informática permite efectuar en tiempo real  comprobaciones igualmente complejas  de consultas de saldos, transferencias de cuentas, pasajes, consultas electorales,  trámites y pare usted de contar.
      Un sistema parecido puede y debe instaurarse para verificar de manera paralela y transparente el gasto público en todas las ramas de la administración: central, estadal, municipal, de institutos autónomos, fundaciones, empresas del Estado, comunas y todos los entes o personas que manejen fondos, subvenciones o intereses públicos.
      Tales mecanismos reflotarían la economía haciendo imposibles corrupción,  evasión fiscal, acaparamiento, sobreprecio, inflación, precios inorgánicos y ganancia especulativa.
     A menos que prefiramos seguir como vamos para acabar peor de lo que estamos.

]]>
<![CDATA[Encierro colectivo, por Jesús Castillo Molleda]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Encierro-colectivo-por-Jesus-Castillo-Molleda-20180828-0019.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Encierro-colectivo-por-Jesus-Castillo-Molleda-20180828-0019.html Venezuela se está convirtiendo en una celda colectiva, cada día se hace más difícil salir de los hogares, las calles siguen muy inseguras y muchos funcionarios de los cuerpos de seguridad se convierten en los ejecutores de acciones delincuenciales como robo, hurto, secuestro exprés, cobro de vacunas, lo que hace muy difícil identificar quien realmente te está cuidando. Además de ello, está la situación económica, que luego de las fatales medidas económicas anunciadas por el gobierno nacional el costo de la vida se elevó a porcentajes (%) incalculables, por lo que el  aumento del salario mínimo quedó pulverizado en días, aun sin ser recibidos o devengaos por los trabajadores.
 Todo ello activó masivamente las intenciones de abandonar el país de cientos de venezolanos,  hecho que se complica a diario producto de las exigencias y presiones de algunos países sobre la presentación de pasaportes, sin entender que este hecho no es cuestión de irresponsabilidad del ciudadano venezolano, es que en Venezuela obtener un pasaporte o renovarlo es un trámite que requiere el pago a gestores, los cuales oscilan desde 500 y 2000$, además los costos elevados para la compra de pasajes aéreos (además de limitados) y obliga a muchos ciudadanos a salir del país por la vía terrestre. 
Los escenarios y pronósticos futuros son pocos alentadores, el gobierno inició una serie de acciones en contra de muchos comercios lo que sin duda, en poco tiempo, elevará la escasez y los altos precios (post acciones gubernamentales). Mientras la economía no se active, le podrán quitar mil ceros a la moneda pero eso no resolverá el problema. 
La angustia de los venezolanos crece cada día, es que ya nada funciona bien, ya ni los dòlares o remesas que envían desde el exterior les alcanza para vivir en Venezuela, porque ya los precios son demasiados altos, y es que un pan francés supera los Bs.S. 3,20, un refresco Bs.S.60, un kilo de queso Bs.S.160, la verdad es que se hace invivible Venezuela con esta situación. 
Por otra parte, la clase política venezolana se encuentra estacionada con los mismos argumentos, el gobierno no cambia su discurso y la oposición no pega una. Mientras todo eso sucede los venezolanos se sienten huérfanos, como si nadie estuviese preocupado por la actual situación o no hay interés en resolverla. 
El abandono en las grandes obras de infraestructura es notable, así como la poca inversión en vialidad, transporte público, centros educativos, deportivos, agua potable, gas domestico, aseo urbano, plazas, parques, el descuido del estado venezolano para  mejorar la calidad de vida de los venezolanos está a la vista de todos.
El pasado jueves 23 de agosto de 2018 en las instalaciones del hotel Inter Maracaibo se realizó una reunión entre Fedecamaras Zulia y el alcalde del Municipio Maracaibo Willy Casanova, en dicho encuentro se dejó claro que las impresiones de los empresarios zulianos sobre lo que se debería hacer para reimpulsar la economía marabina son muy diferentes a lo que piensa el alcalde de Maracaibo, además de quedar claro que la política de controles y perseguir a los empresarios seguirá presente desde las instancias de poder.
 En esa reunión también se evidenció que los gremios empresariales zulianos necesitan renovarse urgentemente, sus representantes son pésimos negociadores y sus posiciones antagónicas no solucionan nada para negociar con este gobierno, se necesita entender que el modelo NEOLIBERAL que proponen para solventar la situación económica este gobierno no lo aceptará. Como lo dijo Marcela Bentancourt “Cuando un gobernante se encuentra convencido que su política económica es la correcta a pesar que los resultados lo desmienten,  sus opositores fracasaron en demostrar los errores del gobierno”

]]>
<![CDATA[Democracia es rendición de cuentas, por Asdrúbal Aguiar]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Democracia-es-rendicion-de-cuentas-por-Asdrubal-Aguiar-20180828-0018.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Democracia-es-rendicion-de-cuentas-por-Asdrubal-Aguiar-20180828-0018.html  Los venezolanos nacemos con dos taras genéticas: (1) La del encomendero o padre bueno y fuerte, que los escribanos al servicio de nuestras dictaduras, observando más tarde a Simón Bolívar, titulan de “gendarme necesario”; y (2) la de la encomienda, el territorio y la gente que se entrega al primero para que vele por ambos, con lo que se impone la urgencia de obtener riquezas, asumir a la patria naciente como botín, heredad vitalicia, libremente disponible. El mito de El Dorado refuerza todo ello, sobre la nada que somos y el nomadismo que nos hace presa.Esa es nuestra historia. La matizan las envidias y traiciones, la astucia zorruna de quienes se aproximan al poder – el autócrata es fatalidad que se acepta – para alcanzar preferencias a costa de una lealtad que se agota en el instante en que dejan de rendir. 
En esa simbiosis maldita se nos pasa el tiempo colonial y parte del republicano. En ella se explica el origen de nuestra cultura cainita y también la generosidad que nos caracteriza, que alcanza a los odios que igualmente nos dividen. Las filiaciones partidarias, entonces, son cosas subalternas. 
Antonio Leocadio Guzmán, editor de nuestro primer diario popular, El Venezolano, forjador del primer partido liberal, al explicar su filiación afirma que los otros son conservadores: “Si se hubiesen declarado liberales yo sería conservador”. 
Tales taras son las que intentan dominar los civiles de finales del siglo XVIII, universitarios, hacedores de las gestas de 1810 y 1811. Pero desaparecen, son enterrados bajo una historia cuyas páginas escriben con sangre nuestros hombres de espada, hijos de una traición. Acusan a Miranda de peculador. 
Entre peleas y reencuentros, las generaciones universitarias de 1928 y 1936, retoman el empeño civilizador y le ganan una partida al sino de la tradición.
¿Cómo logran el milagro de nuestra regeneración a partir de 1958, que aún late entre las víctimas del huracán de maldad que hoy azota al país, el de adentro y el de afuera, nuestra inédita diáspora?
En sus papeles y peroratas, entre carcelazos y exilio, esas generaciones, amigas de los libros, fijan como eje de sus luchas imponer la moralidad administrativa, sin fisuras ni concesiones, y darnos el voto universal, directo y secreto. El sueño democrático sería una caricatura en su defecto. Así lo entienden, como condición del bienestar verdadero de la gente. 
Tales logros se ven postergados en el interregno, acaso, por el cruce de relaciones entre el largo pasado dictatorial castro-gomecista y el presente distinto que se busca realizar durante el gobierno de Eleazar López Contreras. Las transacciones van y vienen en el período de Isaías Medina que le sucede, pero enloquece el candidato que sirve de puente entre el hoy y el ayer: Diógenes Escalante. 
Tampoco remedia la cuestión la otra realidad que se cuece a puñetazos, el 18 de octubre de 1945. Probablemente la doblegan los Juicios de Responsabilidad Civil y Administrativa que afectan a los validos de la “república militar” que se busca desplazar. Sus víctimas se declaran perseguidos políticos. El costo sucesivo son otros diez años más de férrea dictadura.
En buena hora se conserva y salva, para la memoria de una nación sin ayer como la nuestra, la entrevista que los periodistas Carlos Rangel y Sofía Imber con Rómulo Betancourt, actor fundamental de nuestro siglo XX. Este revela el secreto de la mágica pócima que le permite, junto a Rafael Caldera y Jóvito Villalba, fecundar una república democrática humana, viable, no divina. El Pacto de Punto Fijo es la escala final, la puesta por escrito de un proceso que decanta y proscribe los narcisismos, obra de dolores y experiencias compartidos en la hora del oprobio. 
Dos medidas y una garantía son el denominador común para lograr lo imposible pero imprescindible – copio el giro de José de San Martín – a partir del entendimiento propuesto por Rómulo, que no de la unidad despótica.
Al cacique o chamán se le opone la elección universal, directa y secreta de los gobernantes. En la primitiva Hispania, en cuyas fuentes beben nuestros padres fundadores de 1810, el monarca no es titular sino depositario de la soberanía. Y a la geografía humana encomendada, le atraviesan la moral pública, en pocas palabras, recrean los juicios de residencia conocidos desde la colonia. 
Pero lo más importante, como garantía de lo anterior, es que no se acepta que puedan comer en el mismo plato demócratas con dictadores, ni con ladrones del tesoro público ni con sus áulicos o defensores.
La democracia, para ellos, es voto, pero sobre todo rendición de cuentas, transparencia. Es deber que pesa sobre todo actor político, sin que se ofenda, explicar ante cualquier acusación o juicio, incluso infundado, que se le dirija desde la galería en el teatro del quehacer democrático. 
Es verdad, no obstante, que a lo largo del siglo XX los perseguidos – había inocentes – de la Revolución de Octubre y sujetos de los Juicios de Responsabilidad Civil y Administrativa, le hacen ver a los discípulos de Punto Fijo, incluidos los golpistas del 4F, que la corrupción fue usada como un arma para lapidarlos políticamente. De allí que aún se crea y predique, unas veces por habito, otras por conveniencia, que los jueces y escribanos son servidores de intereses parciales. Y esa matriz la refuerza, trágicamente, la amoralidad de la in-justicia del régimen criminal imperante en Venezuela.  

]]>
<![CDATA[Sin gasolina no hay paraíso]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Sin-gasolina-no-hay-paraiso-20180828-0022.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Sin-gasolina-no-hay-paraiso-20180828-0022.html Tatareta ha quedado la dirigencia de oposición con el plan económico del presidente Nicolás Maduro. Les cambiaron la consonante y ahora se les va la idea, no saben qué ripostar, porque lo umbilical de las decisiones adoptadas, más que las decisiones mismas, es el hecho de que el Gobierno está demostrando capacidad para cambiar, para moverse con mayor libertad ante una realidad altamente dinámica, movible, como es la economía.
Sin abandonar sus aspiraciones de inclusión y justicia social, después de 18 años haciendo prácticamente lo mismo, el Gobierno se revoluciona así mismo. Cada una de las decisiones tomadas revela que en el chavismo gana terreno una nueva forma de pensar lo económico sin renunciar a lo medular del chavismo y eso es, precisamente, lo que pone tatareta a la oposición que prefiere el viejo esquema de polos contrapuestos.
La prueba de esto es que aunque se derogó la Ley de Ilícitos Cambiarios, se autorizó el funcionamiento de las casas de cambio y se suspendió por un año el cobro de impuestos por la importación de bienes de capital, los clérigos económicos de la oposición insisten en que el problema es el control de cambios.
Las medidas en sí mismas requieren de tiempo para demostrar su eficacia y siguen pendiente tres cuestiones fundamentales para la recuperación económica del país: primero, el incremento de la producción en todos los ámbitos, para lo cual el Estado debe hacer esfuerzos titánicos porque no se puede confiar en que el sector privado que se ha empatado en una de tumbar al gobierno vaya a sumarse decididamente a este asunto. Segundo, combatir más aún la corrupción que es la más letal enemiga de cualquier plan económico y de la productividad misma y, tercero, aumentar el precio de la gasolina a precios no bachaqueables.
Esto último es vital porque la guerra económica se ha financiado con el contrabando de gasolina y las presiones sobre el dinero en efectivo, que ha agregado un nuevo elemento a la inflación inducida, están relacionadas con el hecho de que el contrabando de combustible se mueve exclusivamente con papel moneda y genera una economía infame que le sirve de soporte al contrabando mismo.
Sin contrabando de gasolina la diferencia entre el precio en efectivo y el precio con punto electrónico deja de tener su mayor soporte o justificación. 
Desde que Manuel Rosales fue gobernador del Zulia en la región ha ido creciendo la opinión de que las mafias del contrabando de gasolina han ganado amplio terreno en la economía de la región. Ni con Pablo Pérez, ni con Francisco Arias, ni con lo que va de Omar Prieto esta percepción de que las mafias de la gasolina controlan en buena medida la economía del Zulia ha variado. Por el contrario, han sido los mismos gobiernos regionales los que en su momento nos han revelado cómo las mafias de la gasolina han penetrado la economía y la vida misma de los zulianos.
El incremento del precio de la gasolina a precios internacionales acabará de una vez el contrabando de combustible y desmontará de igual forma el entramado económico financiero que ha soportado la guerra económica en el Zulia y los problemas de gobernabilidad y de inseguridad vinculados a este asunto. Oponerse a esta decisión porque se hará a través del carnet de la patria es un solemne contrasentido, es ponerse del lado de los contrabandistas y de quienes han usado los ingentes recursos que esta actividad ilegal les ha dado para imponernos sus “negocios”.
El incremento del precio de la gasolina, incluso, salvará vidas al eliminar ese submundo mafioso que genera el “negocio”. La desaparición de la economía y de la cultura del contrabando puede ayudar a crear economías realmente productivas. 
Sin el aumento del precio de la gasolina se ponen en riesgo las demás medidas económicas que ya ha puesto en marcha el presidente Nicolás Maduro porque los enormes recursos que deja el contrabando de gasolina y la economía mafiosa que esta actividad genera aguas abajo es la principal arma que desde Colombia se utiliza para golpear al bolívar y por esa vía a toda la economía venezolana.
 

]]>
<![CDATA[Perversiones salariales, por Carola Chávez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Perversiones-salariales-por-Carola-Chavez-20180828-0021.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Perversiones-salariales-por-Carola-Chavez-20180828-0021.html Hace poco, la señora que trabaja limpiando la terraza de la panadería, me atajó para pedirme, por favor, que si podía regalarle un pedacito del pan que yo acababa de comprar, porque su niña, que estaba sentada allá en una mesa, no había desayunado y ella no tenía nada que darle. En ese ratico que estuve esperando para pagar, el dueño de la panadería había facturado, con un par de ventas, el salario de esa señora. Salario mínimo y punto, ni un pedacito de pan.

Otro día, en el supermercado, Un señor increpó a una cajera: ”Mijita, deja esa carota, que estás atendiendo al público”. La muchacha, sin quitar la cara de cañón de contestó, ”es que no he almorzado y me faltan todavía tres horas para que sean las cinco  y me pueda ir a mi casa a comer”. ¿Aquí no te dan almuerzo? –le pregunté. La respuesta fue un no indignado. No solo no les dan almuerzo, tampoco cestatickets. Lo que les dan es un crédito para que compren alimentos ahí, en ese mismo supermercado, el más caro de todos. 

Un muchacho que cuida la casa de unos doctores en Margarita, recibe la caja de CLAP que llega a nombre de sus jefes. Cuando se hizo el censo, la casa estaba ocupada por sus dueños y desde entonces allí llega el beneficio. Resulta que los dueños se fueron demasiado y dejaron a este muchacho cuidando la casa a cambio, no de un sueldo, sino de techo y la caja del CLAP. 

Un minimarket, el negocio de moda, dejó de ser mini en pocos meses y se convirtió en súper. El negocio va viento en popa en esta lucrativa crisis. Afuera, junto a la última camionetota del dueño del ex minimarket, un trabajador lavándole los cauchos, puliéndole los detalles cromados… Ta’ barato, dame dos. Con tan solo un kilo de queso, de los cientos que vende, entre cientos de otros productos, el dueño de la camionetota pagaba el salario un trabajador.

Un sistema de esclavitud que impusieron mientras nos restregaban sin pudor su ostentación en la cara. Desplumando al cliente, que nunca tiene la razón, y al trabajador que no tiene ni voz ni voto. Y ahora vienen llorosos a contarnos que pobrecitos ellos, que no les va a alcanzar; a nosotros, que somos expertos en que no nos alcance. Ellos que no han tenido ni un poquito de cpiedad, ahora quieran que renunciemos a nuestro derecho a poder comer para que ellos se sigan llenando. ¡Sí, Luis!

]]>
<![CDATA[Un campo de Agramante]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Un-campo-de-Agramante-20180827-0031.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Un-campo-de-Agramante-20180827-0031.html Los objetivos y el efecto en la vida de los ciudadanos de la hiperinflación y la reconversión monetaria han transformado al país en un verdadero campo de intrigas, especulaciones y rivalidades. En “campo de Agramante” se ha convertido el país entero. Como en el poema del italiano  Ludovico Ariosto (1474-1533). Se llama así al lugar en el que se establecen riñas o discusiones cargadas de confusión y desorden. Discordia y caos. Reina, como león en la selva, la barahúnda y el conflicto de intereses se desborda impenitente. Son momentos de incertidumbre y perplejidad. El dilema se apodera de la conducta y actitudes de la gente.  No hay orientación privilegiada y la preocupación de las personas deambula sin control por senderos de miedo y desasosiego. La angustia por no saber qué pasará restringe las capacidades de entendimiento y comprensión.  Ante la falta de visión prevalece la reflexión sin rumbo, el razonamiento sin base y la expresión intemperante. 
     El país está en shock y la racionalidad brilla por su ausencia.  Son tiempos de pensamiento profundo, espera estratégica y accionar conservador. Como vaya viniendo lo vamos viendo. El pulso es esencial y no hay que adelantarse ni atrasarse. Hay que dar pasos bien meditados. Y la información certera y oportuna juega un papel decisivo en el éxito o fracaso de cualquier acción. Proteger los intereses de cada quien es el deber de unos y otros. Y esto se logra con información fundamentada. Responsable. Sería. Distinguir la falsa, media verdad o interesada resulta básico en la defensa de nuestra paz y patrimonio. (...)  
    En esta época aciaga, dura y adversa, hay que distinguir muy bien quienes son los amigos y quienes los enemigos. Todo se debe a políticas de Estado que contribuyen a dividir al país. (...) 
       Ya le quitaron los cinco ceros a los ingresos. Ahora falta que la oferta cumpla. Quitándole los cinco ceros a la oferta de alimentos, medicinas y servicios públicos. Además de respetar los precios de los alimentos de la cesta básica publicada por el  Gobierno nacional. Esto último, en mi opinión, difícil de cumplir. Hasta ahora, el Gobierno no ha tenido capacidad para controlar los precios. Ni la organización popular ha demostrado eficacia. A la estructura de costos hay que agregarle los asaltos a los transportes con alimentos de que son víctimas por bandas delictivas (civiles y militares). Las mafias que controlan importantes rubros de alimentos y materiales de construcción.  
    

]]>
<![CDATA[¿Atacará Colombia?, por José Vicente Rangel]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Atacara-Colombia-por-Jose-Vicente-Rangel-20180827-0030.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Atacara-Colombia-por-Jose-Vicente-Rangel-20180827-0030.html 1) Colombia —no el pueblo colombiano sino el poder de la oligarquía de ese país—  ha adoptado  en los últimos años una política destinada a convertirla en una especie de satélite privilegiado de los Estados Unidos en la región. 

Es una política que tiene expresión económica, consistente en colocarla bajo el paraguas del poderoso vecino del norte. Las cifras lo confirman. Como también las conexiones financieras que han proliferado con el correr del tiempo y que cada vez son más sólidas. Pero lo que más llama la atención en esa relación es el énfasis que las partes colocan en el aspecto militar. Es lo que algunos analistas llaman “la inserción de Colombia como país belicista en el escenario  latinoamericano y caribeño”, al convertirse, por ejemplo, en “socio global” de la Otan y todo cuanto significa haber dado este paso.
      2) Por una parte está un aspecto poco divulgado sobre algunas actuaciones del organismo, y de los intereses que guían a sus socios principales –EE UU y Unión Europea--, como es la recluta de mercenarios con experiencia en la lucha anti subversiva y participación en misiones guerreristas que despliega la Otan en el mundo. Esto está ligado al propósito de los Estados Unidos de volver a ganar posicionamiento en la región suramericana con el visto bueno de dóciles líderes políticos del continente.
      3) El ingreso de Colombia en la Otan confirma que son los altos mandos militares de EE UU, quienes terminan dictando  la agenda en asuntos de seguridad y defensa en Latinoamérica. Hay que tomar en cuenta, además, que la cooperación militar entre Colombia y Estados Unidos va más allá de coaliciones como la OTAN, ya que incluye el Plan Colombia y la instalación de numerosas bases militares. Colombia ocupa el segundo lugar en el ranking de los Ejércitos más potentes de América Latina y el 40 en el mundo, por encima de Venezuela, que en el global se ubica en el puesto 52 .Todos los sistemas operativos, comunicaciones, defensa aérea, helicópteros, drones, radares, operaciones especiales y hasta raciones de comidas y municiones, están adaptados, o en proceso de serlo, a los parámetro y sistema de la Otan.
 El presupuesto total de defensa de Colombia es de US$ 2,145,000,000, su personal militar total son 511.550 efectivos. Tiene un potencial total de 450 aeronaves. Colombia no tiene tanques, pero tiene 1.345 vehículos blindados de combate. Sus activos navales totales son 234 unidades. No tiene portaaviones, pero tiene 11 submarinos. Según Globalfirepower, Colombia cuenta con un amplio potencial de hombres en armas y el ejército más grande de la región después de Brasil. Las fuerzas especiales de Colombia, brigadas de paracaidistas, lanceros y comandos de jungla, están entre las mejores del mundo. Colombia posee la mayor flota de helicópteros de América Latina. Muchos artillados y con misiles de Israel que pudieran detectar y aniquilar  tanques.
     4) Colombia es un país superarmado, con alianzas militares y apoyos poderosos. Dispone de personal militar calificado y con amplia experiencia. Además, su dirección tiene una política con visión militar, armada, estimulada por potencias como los EE UU, países europeos y los israelitas. Su liderazgo civil maneja opciones militares. Los mensajes de líderes como Uribe, Santos y Duque son del mismo corte. Su tono no varía. En lo que sistemáticamente afirman priva la obsesión antivenezolana. Venezuela es el “enemigo” al que hay que derrotar en el terreno que sea y a al costo que sea. Hay que acabar con el proceso bolivariano y con el gobierno de Maduro, es algo siempre presente en sus objetivos. 
Desmontar la República bolivariana y garantizarse el control de la gran riqueza que existe en su territorio.
     5) ¿Para qué se prepara militarmente la Colombia uribista, santista y duquesita, si ya no hay en su territorio frentes guerrilleros? Por el lenguaje que  utilizan sus dirigentes y por la carrera armamentista que adelanta en forma solapada, lo hace para intentar una aventura. Así lo consideran observadores en Venezuela y en Latinoamérica. Una aventura contra Venezuela. Una agresión bélica, y no una política de paz y diálogo. Ésta es la que práctica Venezuela con sinceridad. Pero no hay que desdeñar hipótesis cuando el telón de fondo de la situación y la actitud del vecino presagia tortuosos y lamentables desenlaces. Por las palabras y las armas que posee el poder oligárquico colombiano es que hay que juzgar sus decisiones. Porque de que trama algo lo trama. No hay duda. Por eso la importancia de estar alertas, de fortalecer la alianza Pueblo-Fanb, de rodear a la institución castrense y prepararnos para hacer frente a cualquier eventualidad. El viejo dicho militar de que guerra avisada no mata soldado está plenamente vigente.

 Laberinto
• Gobernantes de la región y dirigentes políticos de derecha no han reflexionado sobre las complicaciones que puede acarrearles la actitud que mantienen ante el intento de magnicidio del  4/A que, de haber logrado el objetivo, se habría convertido en masacre. La insensata actitud de los planificadores y ejecutores en negar el hecho y banalizarlo, los hace incurrir en el error de que semejante práctica terrorista se repita en cualquier otro momento y con blancos diferentes. En el fondo han creado, con la impunidad que persiguen, un peligroso monstruo
• En la gira por varios países de la región del Secretario de Defensa de los  EE UU, General James Mattis, y durante el toque en Brasil, declaró que había llegado el momento de que este país contribuyera a la recuperación de la democracia en Venezuela. ¿Chiste malo o desconocimiento del régimen imperante  en Brasil? ¿Acaso el General Mattis ignora que el presidente brasileño, Temer, está en el cargo por un golpe de Estado y que, además, se le acusa de corrupto?.
• Pepe Mujica, expresidente de Uruguay, luchador de toda la vida, héroe de la lucha clandestina en tiempos de dictadura en su patria, anunció el retiro de la política activa. Renunció al cargo de senador y se aleja, con muchas dudas, del ejercicio del poder. Es una lástima, porque él encarnó la relación perfecta de la política con la condición humana. Hace poco le declaró a un periodista: “Decidí retirarme cuando murió mi perra Manuela”
• La pedofilia, abuso de menores por parte de curas, obispos y hasta cardenales --calificada por el papa Francisco como la “lepra de la Iglesia Católica”--, hace temblar la estructura de la institución religiosa. Los escándalos estallan por todas partes. En Chile, una de las Iglesias más sólida y de mayor penetración en la sociedad, centenares de sacerdotes son procesados por abusar de menores. El delito lo cometían con la protección de la jerarquía. En Australia lo mismo. En Alemania igual. En Pensilvania el bochorno es abrumador: 300 curas son procesados por la violación de más de mil menores de edad. Lo que  ahora aflora, como resultado del nuevo curso moral que Francisco le imprime a la Iglesia, estuvo represado durante siglos por el relajo de la fe y la protección de los altos cargos. La Iglesia católica venezolana está en mora con este proceso de rescate de los valores religiosos y humano.
• ¿Cómo pueden instituciones claves en el funcionamiento de la sociedad --Iglesia, partidos, gremios empresariales-- validar su presencia si ante un acontecimiento monstruoso como  el magnicidio guardan silencio o prácticamente lo justifican?. Difícil creer en ellos…
 

]]>
<![CDATA[De la zozobra a la esperanza, por Maryclen Stelling]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/De-la-zozobra-a-la-esperanza-por-Maryclen-Stelling-20180824-0111.html http://www.panorama.com.ve//opinion/De-la-zozobra-a-la-esperanza-por-Maryclen-Stelling-20180824-0111.html Más allá de las condiciones críticas en las que se ha vivido últimamente, las recientes medidas económicas anunciadas por el Gobierno, han permitido a la ciudadanía recuperar cierto control sobre su externalidad, y ello conlleva  inmediatas  consecuencias positivas en cuanto a su subjetividad.
  
En la inmediatez se ha producido una dinámica interacción entre  las medidas decretadas y el significado social atribuido a las  mismas.  Y es desde allí, que vivimos, interpretamos, juzgamos y enfrentamos las complejas circunstancias de la realidad social.  

A raíz de la reconversión, desde la cotidianidad destaca la protección al salario y sus consecuencias inmediatas sobre la capacidad de consumo y la calidad de vida.  Los sentimientos latentes o manifiestos de amenaza e inseguridad; humillación e indignación;  incertidumbre, desamparo y desorientación dan paso a una sensación de futuro que anuncia el retorno de la credibilidad y la legitimidad; la esperanza, la confianza  y la fe.  De un estado de violencia social transitamos a uno de esperanza social que anuncia la vuelta al ruedo de la democracia participativa y protagónica. 

Dada la situación política del país, e independientemente de los aspectos positivos, la recepción de las medidas ha revestido significados diferentes para la ciudadanía, según la posición política. Si para unos representa un triunfo nacional e internacional; para otros reviste una significación contraria y supone la ruina y razones para el odio…Suerte de crónica de un fracaso anunciado.  En ambos casos, las subjetividades son mediadas y alimentadas por  el discurso político, sondeos, análisis “objetivos” y narrativas transmediáticas en torno a la coyuntura.  Instancias que, “sin querer queriendo”, imponen determinadas interpretaciones de la realidad. 

Políticamente, es importante atender la dimensión afectiva y la subjetividad que se desprende de la nueva realidad económica.  En ese sentido, creemos necesario una campaña comunicacional que se centre  en   destacar la condición de  plan estratégico que trasciende simples aumentos de sueldos y salarios. Igualmente debe comprender y abarcar las construcciones subjetivas político-partidistas en torno a la nueva realidad económica.  Ámbito desde donde vivimos, sufrimos, amamos, apoyamos y rechazamos nuestra externalidad.

El gran reto es producir  una realidad incluyente

 

]]>
<![CDATA[El paquetazo del fracaso, por Rafael Ramírez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-paquetazo-del-fracaso-por-Rafael-Ramirez-20180825-0032.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-paquetazo-del-fracaso-por-Rafael-Ramirez-20180825-0032.html El paquetazo de Maduro anunciado el pasado 17 de agosto, que hace aguas en tan solo una semana, son el reconocimiento del fracaso de la gestión de Nicolás Maduro al frente de la conducción de la economía y del país.

Mientras corren los días posteriores a los anuncios y en el esfuerzo de encontrarles sentido, llegamos a la conclusión que, en realidad, Maduro confiesa su fracaso, pero, además, se entrega abiertamente a las fuerzas del mercado y a los factores criminales y especulativos que crecieron y se fortalecieron a su sombra. Le da su bendición, claudica ante los demonios y sicarios económicos que él mismo estimuló y que ahora devoran y saquean al país.

Si, como desde hace mas de cuatro años viene repitiendo Maduro y su gobierno, toda la crisis se debe a la “guerra económica”, entonces, los anuncios hechos son el reconocimiento de que esa “guerra” la perdió Maduro hace bastante tiempo y ahora capitula en sus esfuerzos vanos por mantenerse en el poder.

Cuando Maduro reconoce en su alocución que el valor de cambio de un dólar es de 6.000.000 de bolívares, es el propio presidente quien reconoce y “legitima” a “Dólar Today” como marcador para el valor de nuestra devaluada moneda nacional. Pasaron cinco años reiterando que “el paralelo no existe”, denostando del “dólar criminal”, negando lo que era evidente para todo el país, para los expertos y para el asalariado o trabajador que tiene que ir al mercado: el valor del Bolívar se desvaneció ante la ausencia de una política monetaria del gobierno, anclado durante todos estos años al dogma de un control de cambio que ya, desde el 2013, demostraba que era incapaz de controlar nada.

Con prepotencia y soberbia, Maduro rechazó las medidas económicas que propusimos justamente a inicios del 2014, donde advertíamos que había que ir a un sistema cambiario único, cuyo valor fuera el resultado de la convergencia del paralelo hacia un objetivo trazado con el BCV que, en aquel momento, era de tan solo ¡25 Bolívares por dólar!, que era el cambio de indiferencia con el mercado paralelo en la zona fronteriza.

Igual proponíamos que, una vez alcanzado ese objetivo la moneda fluctuara y que el BCV, en el marco de sus atribuciones constitucionales, interviniera para mantener el cambio en torno al objetivo planteado, trabajando con el Ejecutivo Nacional y PDVSA, para que el ingreso de divisas provenientes de la renta petrolera alimentara el sistema cambiario para satisfacer los requerimientos de divisas del país.

Ello requería la unificación de todos los Fondos en divisas, como el Fonden, Bandes y Fondo Chino, en la cuenta de reservas del BCV y que los grandes contratos de obras suscritos por el ejecutivo y sus distintos entes fueran establecidos en la porción de bolívares y divisas adecuado. Se trataba de impedir que los factores privados manejaran a su conveniencia las divisas que obtenían del Estado para la ejecución de obras.

Estaba convencido, y tenía pruebas irrefutables de ello, que las compañías internacionales que tenían grandes obras en el país: empresas chinas, brasileñas, bielorrusas, rusas, además de las americanas y europeas tradicionales, alimentaban el paralelo con ¡nuestras propias divisas! Para ello contaron siempre con la complicidad del sector bancario nacional (público y privado), que jugaron a la especulación y triangularon los depósitos de divisas en el exterior con los volúmenes de bolívares que entregaban en el país al valor del paralelo. Se hicieron grandes fortunas con estas operaciones. Nunca entendí por qué los mecanismos del Estado para el control financiero de la banca no funcionaron, como podían tranzarse tan grandes volúmenes de efectivo sin ser detectados por los organismos competentes.

Sabía igualmente, como otros ministros, que el mecanismo de asignación de divisas Cadivi y luego el Cencoex, tenían demasiada discrecionalidad en la asignación de las divisas de la República. Eran mecanismos que, ante el inmenso diferencial y ganancia que se producía en el paralelo, se convirtieron en una fuente de obtención de la mercancía mas barata en el país: el dólar.

Le entregué personalmente a Maduro las grandes carpetas que logramos obtener de las divisas entregadas por Cadivi a las empresas internacionales y nacionales. Con un grupo de expertos de PDVSA, le analizamos la información: identificamos y clasificamos por montos y sector a quien se le habían entregado las divisas de la República, a qué empresas, por cual concepto, hicimos una búsqueda de los socios de esas empresas y surgieron los mismos nombres, los mismos apoderados, los mismos mecanismos de ocultar capitales. Igual logramos hacer algo (no nos dio mucho tiempo), con el Cencoex. Maduro nunca hizo pública esta información, fue su decisión. 

Las grandes fortunas hechas, los nuevos grupos económicos que se fortalecieron con estos mecanismos de apropiación de la renta petrolera, son una extraña mezcla de apellidos y operadores económicos de la oligarquía tradicional con una nueva camada de operadores. Una extraña mezcla de intereses políticos de todo tipo, allí funciona la unidad entre la oposición y el madurismo, es la puerta trasera, son los que estimulan los pactos y acuerdos.

Durante este gobierno, la actuación de esos grupos, su fortalecimiento, lograron alcanzar expresión y beligerancia política: adquirieron medios de comunicación de todo tipo, pagan campañas políticas, de desprestigio, jueces, funcionarios, fiscales y, por primera vez en muchos años, entraron a Miraflores, a las Instituciones del Estado, quitan y ponen Ministros, Presidentes de empresas, son peligrosos, deciden políticas en el área financiera, minera, petrolera, en los programas de importación de alimentos, los Clap, hasta el Petro. 

Este es un factor político, deplorable, que el Presidente Chávez había erradicado de la conducción del Estado y sus instituciones; un logro mas que se perdió. Estoy convencido que estos grupos impidieron las medidas económicas que propusimos en el 2014, así como lograron nuestra salida de PDVSA y luego del país.

Así, después de cuatro años donde hicieron lo que les dio la gana con las divisas del Estado, se hicieron fortunas y forjaron poderosos grupos de poder, ahora, con el agua al cuello y una economía destrozada, Maduro reconoce a “Dólar Today”, lo convierte en el marcador y en base al mismo establece su propuesta económica, hace (cual aprendiz de mago) subastas Dicom, fija salarios y acuerda precios. Desde los anuncios al día de hoy, ya el marcador del tipo de cambio escaló de los 6.000.000 de Bs. reconocidos por Maduro, el 17 de agosto, a mas de 8.300.000 de Bs. según “Dólar Today”, es decir casi ¡un 40% en menos de 10 días!

Habla Maduro en su alocución al País, sobre la “hiperinflación criminal”, causada por la “guerra económica”, lo cual viene siendo parte del discurso oficial diseñado y repetido una y mil veces, hasta convencer al pueblo que la crisis económica es culpa de “otros”, un enemigo sin rostro definido, una fuerza superior, cualquiera, cualquier chivo expiatorio, menos el gobierno y mucho menos el presidente (por cierto responsable de la “hacienda publica” como lo define la Constitución). La sorpresa es cuando el presidente confiesa o reconoce que ¡ha estado imprimiendo “dinero inorgánico”! y luego agrega que “la vida es así, nosotros jugamos así”. Es una confesión que indigna, por su desfachatez e irresponsabilidad, pero a la vez, demuestra hasta que punto la soberbia ha sido un elemento fundamental en la conducción del gobierno.

Todo el equipo económico durante el gobierno revolucionario del Presidente Chávez, trabajamos coordinadamente y de forma prioritaria para evitar que se desatara el demonio inflacionario. Veníamos de inflaciones de 100% durante el colapso de la IV República y nuestra revolución logró llevarla a un promedio de 25%, con el objetivo en el Plan de la Patria de llevarla a un solo dígito.

El Presidente Chávez tenía conciencia de este fenómeno, nosotros también: la inflación es el mecanismo por excelencia del capitalismo y su metabolismo salvaje para apropiarse de la riqueza del trabajador, su salario, ahorros, trabajo.

En nuestro país petrolero, con una economía minero-extractiva, una economía dependiente y fundamentalmente importadora, la renta petrolera que captamos en el exterior ingresa al torrente de una economía atrofiada por el modelo petrolero, que no puede absorber esa masa monetaria; no tiene capacidades productivas equivalentes al ingreso, por lo cual la misma deriva al consumo interno, la acumulación o vuelve a salir del país.

Se genera una demanda que no es satisfecha por la producción nacional, por lo que la misma se satisface con importaciones. El resto de la renta o se transforma en desarrollo social, infraestructura y capacidades productivas o sale del país por los distintos mecanismos de apropiación, tanto de la burguesía nacional como del capitalismo internacional.

La inflación y el tema cambiario son dos demonios de la economía petrolera, del capitalismo dependiente, que hay que evitar que se desaten y actúen de conjunto. Eso es lo que ha permitido Maduro, probablemente por desconocimiento, malos asesores, mucha soberbia o simple irresponsabilidad. Pero la realidad es que ambos demonios se salieron del cepo donde los teníamos mientras se superaba el modelo rentista petrolero.

En su alocución, Maduro ve a los lados y pregunta a su equipo: “¿Cómo fue posible que el salario mínimo haya caído de 300 dólares mensuales hace cinco años a 1 dólar hoy día?”, se pregunta en una pose de extrañeza, vuelve: “¿Quién se llevo esa plata? ¿de quien es la culpa?”, entonces la cámara hace un “paneo”, creí que un amigo que tengo allí iba a decir: ¡TU Nicolás!, fuiste TU, es tu culpa. Mi amigo hubiese hablado por todo un país. Ya vendrá el momento.

Cuando Maduro reconoce que ha estado imprimiendo dinero sin respaldo, no se da cuenta que esta reconociendo que “intentó apagar el fuego echándole gasolina”. Claro, los asesores de los que se ha rodeado estos años lo han convencido de que la “inflación no existe”, algún efímero ministro de finanzas dijo que “era un invento del capitalismo”, otro asesor o amigo, le diría, “bueno si los EEUU imprime dólares, ¡nosotros también!”, etc.

Lo que no termina de entender el gobierno, es que, como decía el Comandante Chávez, el capitalismo no se puede derrotar con mas capitalismo, ¡se derrota con mas socialismo!

Lo que pasa es que, mas allá de todas las consideraciones políticas, éticas o económicas, que obviamente al gobierno le importan poco, ha prevalecido en el gobierno la triquiñuela y la trampa como forma de hacer política, política con “p” minúscula.

Así, en medio de este caos creado por ellos mismos, del sufrimiento del pueblo, del humilde, el madurismo insiste en idea de que su jefe debe mostrarse como el “protector del Pueblo” y para ello han articulado un sofisticado mecanismo de control social que necesita recursos, no importa si los mismos son ficticios, si los imprime, si son “billetes de Monopolio” o si es “pan para hoy y hambre para dentro de ocho horas”, con una inflación intermensual de mas de 130%, es decir una hiperinflación proyectada de un millón por ciento (1.000.000 %), como lo ha estimado el FMI.

El gobierno ha estado imprimiendo billones de Bolívares sin respaldo alguno para mantener su política de bonos, aumentos salariales y el carnet de la patria, entre otros. Se manipula al pueblo, al humilde, al que tiene necesidades o esperanza, un dinero que no tiene valor, un carnet de control y una caja de la vergüenza. Además, se destruye conciencia con un dinero fácil, que no es producto del trabajo, ni de la participación social, sólo debe apoyar a Maduro.

Cuando el humilde o trabajador sale, finalmente, con su bono en la mano a tratar de conseguir o comprar algo, la realidad le da en la cara: ya lo precios subieron, no se consigue el producto o el local cerró. Lo perverso del mecanismo es que el gobierno aparenta que quiere proteger al pueblo, que lucha por su beneficio, pero sabe que es mentira, que es efímero, que solo es un anuncio, una manipulación grosera, una alegría efímera, como aquello de los 10 millones de bolívares para el que votara por Maduro. Son unos traficantes de la esperanza del pueblo.

Luego de reconocer que el mismo gobierno ha sido uno de los responsables directos de la hiperinflación en el país, ahora Maduro “jura” que cambiará, “que no voy a imprimir mas dinero inorgánico”. Entonces pasa de un extremo de la soberbia a la claudicación y la mentira al establecer como meta el “déficit cero”.

Deben saber Maduro y sus asesores, quienes sea que sean, que no se puede alcanzar un déficit cero, menos aun en este desastre. Todo esta deficitario. ¡NO HAY INGRESOS!

No hay ingresos petroleros, destrozaron a PDVSA con su sarta de mentiras, irresponsabilidades, malas decisiones y sus sucesivas directivas que NO saben nada de petróleo. Hoy día nuestra producción está, a duras penas, en 1.2 millones de barriles día. Hemos perdido, en tan solo cuatro años, 1.8 millones de barriles día de petróleo de producción, eso son mas de 41 mil millones de dólares anuales que no entran al país por culpa de Maduro.

Entonces, si no hay suficiente producción petrolera, si el gobierno, además, le exonera los impuestos a las petroleras; si las empresas de la CVG no están ingresando divisas al país; si hay una caída durante cuatro años del Producto Interno Bruto (el último informe de la CEPAL habla de -12%  para el 2018), no hay producción nacional; si se roban el oro y sale por Curazao o se va a Turquía, entonces: ¿de donde saldrá el dinero para sostener al país, la producción, los programas sociales, para el “déficit fiscal cero” ?, está claro que van a salir del Pueblo.

El paquetazo de Maduro ya comienza a tener consecuencias:

Se aumenta el IVA, todo el pueblo deberá pagar 16% de Impuesto IVA (Maduro mintió, al decir que solo serían algunos productos, allí salió la Gaceta: todos pagan 16% de IVA); se “acuerdan” y aceptan los precios especulativos, no es “guerra económica” es el mismo gobierno; se aumenta la gasolina a precio internacional. Si tomamos un precio promedio de 1.2 dólares por litro, un tanque de 40 litros que puede durar una semana a lo sumo, significan 48 dólares, para un país donde el salario mínimo es de 1.36 dólares mensuales y el gobierno promete que será de 30 dólares mensuales. Pero al precio del marcador del gobierno (Dólar Today), llenar el tanque semanal de un carro serán 400.656.000 Bolívares o si quieres 4006 Bolívares Soberanos ¿Quién tiene para pagar ese precio? ¿si no tienes el carnet de maduro, no tienes derechos? ¿y la Constitución?

Ya el precio del transporte aumentó a 100.000 bolívares, el metro a 50.000 bolívares, cuando te des cuenta subirá la luz, el agua, venderán PDVSA, privatizarán las empresas del Estado en “déficit” y terminarán de entregar el petróleo, el gas, el oro, al país. ¿Hasta cuándo? ¿Qué mas hará falta entregar para satisfacer a Maduro, como dice el madurismo, (creo que todavía el IV Congreso del PSUV no ha salido del shock): “Lo que diga Maduro”?

¿Qué mas será necesario para que te des cuenta que este es un gobierno de derecha, entreguista, que nos ha llevado a una condición de vulnerabilidad que compromete la soberanía, que le impone al pueblo un paquetazo brutal, cuyos voceros indecentes dicen que le “metieron medio “Petro” al país”; cuya ministra estrella maldice a los que se van y donde los cuerpos de seguridad secuestran y violan los derechos de los prisioneros políticos, los humillan, los degradan?

Cuando despertemos de esta pesadilla será un país en ruinas, entregado, atrasado, capitalista dependiente, donde se han ido sus jóvenes, sus profesionales; donde la Exxon Mobil se lleva nuestro petróleo del Esequibo, la Gold Reserve se lleva el oro del Arco Minero. Será el país del deshonor para los que el Comandante les encargó defender las garantías sociales y la soberanía de la Patria, defender al Pueblo venezolano y lo traicionaron. 

Lo vuelvo a decir, ya que el gobierno insiste en mentir y manipular, el Pueblo, el Chavismo y todo el país debe estar alerta y claro: el gobierno miente, lo hace descaradamente, sin ningún rubor, harán lo que sea para mantenerse en el poder.

Han llevado al país a una situación de colapso y crisis cuyos mayores responsables son ellos mismos. Nos han debilitado política e institucionalmente, han demolido los pilares de la Patria que el Comandante conquistó para las generaciones futuras, para poder construir sobre esos pilares un país mejor para todos, una sociedad de la solidaridad, la justicia social y el trabajo.

No se puede callar, no se puede pasar agachado, no se puede tener miedo. Hay que decir la verdad con valor, pase lo que pase. Los que estuvimos con el Comandante Chávez, tenemos la responsabilidad de actuar, desenmascarar al madurismo, sus mentiras, sus maniobras. Desenmascarar a este gobierno autoritario, manipulador, perseguidor de revolucionarios, entreguista del país.

Maduro sabe que fracasó, por eso, ha claudicado en su discurso, se ha quitado la mascara, ya Chávez no les sirve, el Comandante hace tiempo fue expulsado de Miraflores por estos impostores.

Ahora el madurismo muestra su verdadero rostro, su gobierno incapaz de derecha, impone un paquetazo con efectos devastadores a la economía y al futuro del país, porque no pueden sostener su gobierno. Harán una tierra arrasada con lo que queda.

En estos cinco años ya han hecho tanto daño al país, han degradado tanto los valores espirituales, han destruido la economía, han corrompido todo, han provocado que salgan del país mas de 2,3 millones de venezolanos, la mayoría jóvenes, desesperados, desencantados; han llevado a prisión a tantos inocentes, han mentido tanto, han impuesto el miedo, todo ello impunemente, pero que creen (están convencidos de ello) que pueden seguir actuando a sus anchas, que podrán seguir haciendo lo que quieran, saqueando al país.

Mas temprano que tarde, el mismo pueblo asumirá la defensa de su futuro, los sectores revolucionarios asumirán su responsabilidad y volverá un relámpago a rasgar las tinieblas, volverá la espada libertadora a manos que la merezcan, retornaremos el poder al pueblo, con Chávez siempre ¡Venceremos!

]]>
<![CDATA[Optimistas, por Domingo Alberto Rangel M.]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Optimistas-por-Domingo-Alberto-Rangel-M.-20180824-0105.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Optimistas-por-Domingo-Alberto-Rangel-M.-20180824-0105.html Arranca otra etapa en la tragedia nacional que va para veinte años: Otro cono monetario sale a la luz prometiendo el gobierno como antes lo hiciera Hugo Chávez con el bolívar fuerte, que con ese nacimiento se acaban los males de nuestra economía.


 Eso es mentira pero igual debemos ser optimistas los venezolanos y no solo porque no hay peor situación que unir los malos tiempos a cara patibularia sino porque la condición del ciudadano que desea mejoras obliga a dar esperanzas.

El gobierno ha dicho que con quitarle cinco ceros a la moneda se acaba la hiperinflación que ha llevado a la miseria a la población venezolana.

Son deseos pero al mismo tiempo que se anuncia la moneda soberana, el presidente Maduro ofrece nuevos bonos, destinados estos a paliar los efectos del vulgar robo que significa la venta de gasolina regalada por la demagogia irresponsable, a bandidos de países limítrofes que pagan el combustible de Pdvsa, en divisas y que forman mafias con delincuentes atornillados en la burocracia estatal bolivariana.

Es decir que tales bonos tramposamente razonados como humanitarios y que más tarde serán acompañados por otros bonos quien sabe si destinados a cualquier cosa como comprar urnas porque ni las fabricamos ni Pdvsa produce divisas para comprarlas afuera… lo que vendrá, con o sin guerra económica, es una escalada en la hiperinflación que ya para diciembre pondrá al gobierno a emitir nuevos billetes.

Pero como escribo… aun así hay que ser optimistas aunque a estas alturas habrá quien me pregunte con razonable sorna “¿y cómo se come ese optimismo?

Bien, apartando mi creencia en que mejor motiva a un pueblo un líder que no por opositor deje de ser optimista… hay pequeños pasos que incluso el gobierno ha dado en la dirección de la esperanza como la despenalización del cambio de divisas por bolívares y la rebaja a cero del impuesto sobre la renta para la actividad petrolera que es la única que puede frenar rápidamente la caída económica. Eso está bien.

Pero, mejor es el descalabro del liderato de la MUD y sus clones, que sin dudas es una acción que nos lleva al optimismo… es que sin una nueva oposición, distinta a estos maletas, habría que emigrar pero en masa.
 

]]>
<![CDATA[Como si fuese tan fácil...]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Como-si-fuese-tan-facil...-20180824-0107.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Como-si-fuese-tan-facil...-20180824-0107.html Con las nuevas medidas económicas de la última semana, aparentemente el Ejecutivo sigue creyendo que la economía se equilibrará asfixiando el país con fijaciones, controles, decretos o antojos.  El Gobierno insiste en la idea de que la confianza en la moneda se decreta con una firma o con buenos deseos. Además, como si fuese tan fácil, ordena la extravagancia de aumentar 35 veces el salario por capricho y determinar que el bolívar estará anclado a un instrumento que nadie acepta en el mundo (ni siquiera los aliados), como lo es el Petro, y por si fuera poco lo respalda un recurso natural que cada vez producimos menos y nadie asegura que podrá explotarse lo que está en el subsuelo. Entonces, ¿cuál es la garantía para los interesados en nuestra moneda y cómo creen que comprarán un instrumento completamente controlado y manipulado por el Gobierno?
Como si fuese tan fácil, quieren ordenar que nuestra moneda tenga un valor que no está en sintonía con nuestros niveles de productividad, el producto interno bruto, los riesgos asociados de nuestro desempeño económico,  el poder de compra, la riqueza que representa, el capital en reserva, el marco institucional y la confianza. Definitivamente, el valor del dinero no te lo otorga un decreto. La expresión de valor de la moneda no se establece con 4 gritos y 2 buenos deseos. 
Por otro lado, las medidas contienen más combustible a la hiperinflación, debido a que promulgan con un click un salario que difícilmente pueden pagar las empresas. Por tanto, la única forma que puedan cancelarlos es aumentando los costos de producción y trasladarlos a los precios de los bienes y servicios. Es simple: Aumento de costos y persistir en mantener precios fijos es una contradicción mayúscula que sólo va a desembocar en una aceleración vertiginosa de precios.  
Pregúntese lo siguiente: ¿De dónde cree que los colegios obtendrán recursos para pagarle a los profesores el salario sin fundamentos establecido unilateralmente por el Gobierno? Incremento de las mensualidades. ¿Y el dueño de la panadería qué hará? Aumentar el precio del pan. Y así en general. 
Este aumento ilusorio de poder de compra se va a desvanecer en menos de un mes. Para que el trabajador recupere su poder adquisitivo no queda otra cosa que combatir la hiperinflación y aumentar los niveles de productividad en la economía. Y por aquí estamos haciendo todo lo contrario: más combustible al incendio.
Ahora el Gobierno decide asumir la nómina de las pequeñas y medianas empresas por 90 días. Entonces, les pregunto: ¿De dónde sacará el Ejecutivo para pagar a 3 millones de pensionados, 4 millones de empleados públicos y ahora las nóminas del sector privado un salario que pasó de 5 millones a 180 millones de bolívares? Sencillo: Imprimir masa monetaria alocadamente sin respaldo, lo cual es fuego vivo para la hiperinflación. Seguirán recurriendo al endeudamiento fiscal masivo, porque ese incremento de impuestos promocionado es insuficiente para recaudar los recursos necesarios que logren el pago de estas alzas salariales ilusorias. La hiperinflación se va a tragar esos nuevos ingresos por impuestos en un santiamén. 
Si quieres mañana decreten que el nuevo salario mínimo es de 3000 bolívares y nadie sentirá que tiene mayor poder adquisitivo, nadie comprarás más. Porque, evidentemente, la economía no responde a plumazos. Y los ajustes salariales –para sentir el poder real de compra- dependen de la productividad, del desempeño de sus sectores económicos, de la confianza en la moneda, de las expectativas de los agentes económicos, de la transparencia, la fortaleza institucional, etc. Es decir, un conjunto de factores que son bien ajenos al capricho de un gobernante. Y nosotros, como si fuese tan fácil, ordenamos que ahora el trabajador perciba 35 veces más y mañana podremos decir –sin fundamentos, como en un juego virtual- que se elevará 70 veces el salario. Es irracional e insensato, por decir lo menos.
Ahora como están entusiasmados y quieren medir todo en dólares, les pregunto: ¿De dónde obtendrá el Ejecutivo dólares para lograr el equilibrio? No hay oxígeno para esto. En el tanque lo que queda son unos 1.500 millones de dólares en efectivo que no emocionan a nadie. Si no pregúntele a los acreedores que tiene la República alrededor del mundo. Venezuela no paga su deuda externa desde hace un buen tiempo. Entonces, ¿quién puede creer que tenemos fortaleza para sostener la demanda de divisas? Seguirá dominando el mercado paralelo.
Por todo lo anterior, coja palco. Estamos en la víspera de sufrir la hiperinflación más grande de toda la historia económica del mundo. Y la crisis humanitaria se recrudecerá rumbo a la más grande de América Latina. Aparentemente, aquí hay un solo plan, y se llama: empobrecimiento intencional para la sumisión.
 

]]>
<![CDATA[Qué buen “paquetazo”, Nicolás]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Que-buen-paquetazo-Nicolas-20180824-0104.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Que-buen-paquetazo-Nicolas-20180824-0104.html No tuviste mejor fórmula, Nicolás, que darle con la misma medicina, a quienes desde siempre, han venido oponiéndose a las políticas dirigidas en pro de la construcción de un país distinto, próspero, con garantía de mejores condiciones, orientadas a posicionarse y materializarse en un mejor vivir viviendo.
Esos, (me refiero a los opositores), que siempre han estado, desde un liderazgo oportunista, y vacuo de propuestas, promoviendo discrepancias, que sólo pueden producir y proferir divisiones, y estados clasistas; donde ellos (as) mismos (as) sean los únicos privilegiados. Esos; que han venido inoculando por doquier el pensamiento hegemónico e imperialista; no puedan hoy día, soportar ni mucho menos aceptar, que puedan darse, a pesar de sus prácticas destructivas, medidas capaces de contrarrestar su amenaza permanente, y poder voltear la “tortilla”, en el panorama actual venezolano, y en lo atinente a la materia económica.
Porque, aunque ustedes no lo deseen (me refiero a esos), parece ventilarse, de buena forma, que nuestro destino, empieza a dominar la propela en razón de la conducción del país. De eso, estoy casi que seguro. Por todo aquello que puede visualizarse, desde el mismo momento de la implementación de la reconversión monetaria, cuando los (as) ciudadanos (as) comunes, que representan el gran grueso del pueblo soberano, solo atinaba a preguntar, para empezar a esclarecer el dilema, cómo iba a ser el asunto del nuevo cono monetario, su repercusión en la economía y los precios de mercado.
Esta inicial respuesta y accionar del pueblo, confirma que su mayor deseo es vivir en paz, y darle continuidad a los procesos naturales que se propician desde el propio tejido social, lo que a su vez, se convierte en prueba de reconociendo, y testimonio  a la vez, que ha llegado la hora de retomar la confianza, y de empezar a entender que nuestro bienestar social parte de nuestro compromiso, y credibilidad, en los asuntos del Estado revolucionario, como una ecuación permanente de vida.
Les digo que no lo lograron (me refiero a ellos de nuevo), encender las calles con violencia, sumarse a la desobediencia civil, propiciar saqueos, incertidumbre y terror en la sociedad en general, entre otros; muy por el contrario, éstas (las calles) se encontraban nutridas de transeúntes que buscaban realizar sus primeras compras, a través de las transacciones bancarias suscritas a la nueva figura monetaria. 
De nuevo, les digo que fallaron en su intento de reproducir su esquema desestabilizador, y de afrenta política equívoca; ya que este “paquetazo”, como ustedes lo han definido, es producto de incesantes días de  estudios y de planificación estratégica política y económica, como respuesta y atributo a la demanda social venezolana.
No es el “paquetazo”, que ustedes quisieron ejecutar en los años 1988, cuando el otrora presidente de la República era Carlos Andrés Pérez. Unas medidas ajustadas a lo económico sin desarrollo social, sin participación ciudadana, provocando desigualdad social, violencia, con liberación de precios de la cesta básica, aumento del transporte público en un 30%, aumento de la gasolina en un 100%, además de incrementar los Servicios Públicos (Teléfono, agua potable, electricidad y gas doméstico)
Todo esto evidencia como presencia de síntomas, que el gobierno nacional, en conjunto con los gobiernos regionales, locales, y poder popular comunitario organizado, respectivamente, están empezando a tejer relaciones mancomunadas en procura de devolverle al pueblo venezolano, lo que siempre le ha pertenecido, su cualidad de ser soberano.
Por todo esto, y a pesar que el “parto” de estas medidas, que representan la Gran Revolución Económica, que apenas acontece, hay que seguir acompañando los procesos, activando, motorizando, ajustando como un solo cuerpo unido, la defensa y cabal ejecución de lo planteado, para que en un presente próximo podamos dar cuenta, a lo interno, y a lo externo, de los grandes adelantos alcanzados. 

 
 
 

]]>
<![CDATA[Precios, por Roberto Malaver]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Precios-por-Roberto-Malaver-20180823-0093.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Precios-por-Roberto-Malaver-20180823-0093.html ¡Lo barato sale caro! Somos una oposición que le ha salido carísima al imperio. Teníamos cercado al dictador con una guerra económica que ya estaba a punto de triunfar, y de repente, uno no sabe cómo carajo hicieron, y se aparecieron con un Petro y un anclaje en el petróleo y una vaina rara que hasta el compañero Luis Vicente- Datapirata- León ha salido a hablar bien.

 Ahora apareció una lista de precios en la Gaceta Oficial que fue firmada por los compañeros empresarios que estuvieron acompañándonos en la guerra económica, y ahora sí es verdad que se acabó el pan de piquito. Allí están firmando todos y comprometiéndose con la dictadura con una cosa que llaman precios justos y acordados, dos vainas bien arrechas, justos y acordados. Y mientras tanto nosotros seguimos cayéndonos a cañazo limpio en la Asamblea Nacional en desacato, allí a Espoleta Allup lo llamaron chavista infiltrado en la oposición, qué arrecho somos, porque dijo que era a través de elecciones que se llegaba a la toma del poder.
La gente anda contenta porque ahora puede sacar su plata completa de los cajeros y además, puede comerse una vaina que no se comía antes, gracias a nosotros que los teníamos acorralados, pero el dictador parece que se está saliendo con la suya, y por lo visto Trump debe estar arrechísimo con nosotros, porque practicante no le hemos servido para un carajo. Nos ha ayudado tanto que ya la vaina de como pena. Hasta el Grupo de Lima nos ve con cierta vaina por encima del hombro, y Almagro nos maltrata, y el compañero Santos se fue del poder y el dictador sigue allí. Se fue mal el hombre con nosotros porque tampoco pudimos ayudarlo a salir del dictador. También hay que decir una vaina vergonzosa, Andrés –Fracaso- Velázquez  llamó a un paro nacional y aquello daba pena ajena. Un hombre que uno no sabe cuándo dejó de trabajar ahora se pone en paro y nadie le cree un carajo. Con gente así no se va a ninguna parte. La gente de Primero Justicia llamó al paro y todos pensamos que vendría Matemático Borges a apoyarlo pero no apreció. Es decir, que no somos consecuentes con las vainas que decimos. Mientras que los chavistas hicieron una marcha desde Petare hasta el Parque Carabobo, 15 kilómetros de paz y amor, que causaba envidia aquella vaina. Un gentío cantando y bailando apoyando al dictador y para más remate después hicieron otra marcha también igual de arrecha, y nosotros solo salimos a gritar pendejadas y con cuatro gatos que ni siquiera cazan ratones.
El papá de Margot llegó con la Gaceta Oficial donde estaba la lista de los precios y dijo: “Ahora no me dejo joder más por el portugués, porque voy a llevar la lista en la cartera”. Y se fue al cuarto y cerró la puerta en silencio, y muerto de la risa, como si fuera chavista. Y al rato un vecino gritó. “Termina de tirar la puerta gran carajo, para ver si duermo tranquilo”.
- Ni se compra ni se vende el cariño verdadero.- Me canta Margot
 

]]>
<![CDATA[Ser padres en tiempos de crisis, por Antonio Pérez Esclarín]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Ser-padres-en-tiempos-de-crisis-por-Antonio-Perez-Esclarin-20180823-0091.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Ser-padres-en-tiempos-de-crisis-por-Antonio-Perez-Esclarin-20180823-0091.html No es nada fácil asumir positivamente el papel  de padres cuando uno siente que el país se hunde bajo nuestros pies y la incertidumbre, la angustia y el miedo se van adueñando de nuestras vidas. Sin embargo, es en estos momentos tan difíciles cuando debemos  reforzar nuestro papel de primeros y principales educadores de nuestros hijos. Por ello, me atrevo a proponerles este sencillo decálogo con la esperanza de que pueda ayudarnos. 
1.- No hables nunca mal de Venezuela. Diles a tus hijos que es un país maravilloso, que está pasando por graves dificultades, pero que pronto saldremos de ellas y vendrán tiempos mejores. Siempre después de las tormentas, por graves y fuertes que sean, vuelve a salir el sol y todo brilla con un nuevo resplandor.    
2.- Diles que deben estudiar y esforzarse mucho, superar sus caprichos y aprender a vencerse y vivir con austeridad, pues el país va a requerir de una juventud generosa y esforzada.   
3.-Trasmite a tus hijos la certeza de que jamás está todo perdido, que siempre hay alternativas y salidas y que se logra el éxito en la medida en que sabemos aprovechar los fracasos y no perdemos un instante en quejas y lamentaciones.
4.- Elogia y alienta todas las buenas acciones de cada día y enseña a los hijos a felicitarse y sentirse dichosos tras cada esfuerzo y conducta positiva. El niño que comparte hoy sus cosas y  su comida con otros niños o que se atreve a defender a un compañero maltratado, es el hombre del mañana que se dedicará a hacer el bien a los demás. 
5.- Abraza mucho a tus hijos y diles que los quieres.. Dedica todo el tiempo que puedas a  jugar con ellos. El juego estrecha los lazos afectivos, permite olvidar los problemas y dificultades y, si es un juego o deporte al aire libre,   robustece la voluntad y el carácter.   
6.-Enseña a tus hijos el dominio de sí mismos con tu ejemplo. Cada vez que vengan a ti llenos de ira, con conductas violentas o caprichosas, niégate a  entablar alguna discusión y diles: “Sólo cuando estés calmado y tranquilo, podremos hablar y entendernos. No  hablaré contigo si no estás sereno y dispuesto a respetarme como yo te respeto”. A los niños pequeños invítales a retirarse a su habitación mientras se calman  sus nervios y se tranquilizan. 
7.- Comenta con tus hijos la belleza de las buenas acciones, habla con ellos de los valores y de la necesidad de cultivar la bondad, la belleza, la verdad, el respeto,  la amabilidad, la generosidad, y de cómo hacer el bien y realizar las cosas que cuestan produce una gran alegría.
8.- La paz consigo mismo no tiene precio. Todos nosotros, por ser personas, somos más importantes que todas las cosas por valiosas que sean. Que los  hijos aprendan que las personas siempre son más importantes que las cosas. Diles que las cosas fueron hechas para ser usadas y las  personas para ser amadas. Pero que la mayoría de los problemas surgen porque usamos a las personas y amamos a las cosas. 
9.- Jamás mientas a tus hijos. Sé veraz y auténtico y alábales siempre por ser sinceros, por decir la verdad, aunque las circunstancias no les sean favorables. No insultes ni permitas que insulten a nadie.
10. Cultiva su espiritualidad y enséñales a orar y hablar con Dios como con un amigo o un Padre amoroso
 

]]>
<![CDATA[¿Viraje estratégico?, por Leopoldo Puchi]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Viraje-estrategico-por-Leopoldo-Puchi-20180822-0104.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Viraje-estrategico-por-Leopoldo-Puchi-20180822-0104.html Desde un punto de vista político, las recientes medidas anunciadas pueden ser consideradas como un acto de gobernabilidad, al mostrar al Presidente en condiciones de conducir y orientar el rumbo económico del país, responsabilidades en las que el Gobierno se mostraba debilitado y arrastrado por la inercia, en medio de un descenso acelerado de las capacidades productivas del país y de un devastador proceso inflacionario.
Más allá de la evaluación detallada de las medidas, puede decirse que se ha producido un movimiento sobre el tablero y que la rigidez le ha cedido el paso a nuevas políticas, lo que ha generado grandes expectativas en las bases del sector gubernamental por el aumento salarial, pero también ha acelerado temores en las capas sociales de oposición, a pesar de que el programa adoptado reúne compromisos que hacen parte de lo esencial de las propuestas provenientes de ese campo, como la adopción de un sistema cambiario flexible, la limitación de la emisión monetaria, la reducción del déficit fiscal, el aumento del precio de la gasolina y compensaciones sociales por medio de subsidios directos.
Al analizar los cambios anunciados en las políticas económicas es necesario tomar en consideración que se trata de un gobierno que se define como socialista, de modo que es natural que le de relevancia al aumento salarial y al discurso social a la hora del aumento de la gasolina o de decidir la devaluación. 
Pero al margen de estos aspectos, es indudable que se han tomado medidas correspondientes a un programa de estabilización macroeconómica para facilitar el funcionamiento de la dinámica capitalista. Es el reconocimiento de que es la racionalidad del capital la que guía las leyes de la economía actual y que ignorarla tiene consecuencia desastrosas en la producción de bienes y servicios. 
Desde una óptica socialista dogmática, los cambios realizados pudieran ser considerados por el sector gubernamental solo como una retirada defensiva o jugada táctica. Pero asumir el viraje realizado en estos términos pudiera representar una gran equivocación. La experiencia histórica de los diversos intentos de transformación socialista enseña que se requiere de un tiempo prolongado para que se construyan y se hagan predominantes nuevas relaciones sociales de cooperación en la sociedad en condiciones de sustituir la lógica del capital.
Por supuesto, los cambios pueden acelerarse, pero sin desconocer las realidades. Una de ellas es que la capacidad de producción del país, en una economía mayoritariamente privada e inserta en el mercado, depende de la estabilidad de las variables macroeconómicas. Como lo indicaba Otto Bauer: “No hay que destruir el sistema capitalista de producción sin establecer, al mismo tiempo, una organización socialista que tenga la facultad de producir bienes al menos con la misma efectividad”. Esta advertencia la hacía el líder socialista austriaco ya a principios del siglo pasado. Hoy es de absoluta actualidad en nuestro país.
 

]]>
<![CDATA[Los componentes de la recuperación]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Los-componentes-de-la-recuperacion-20180822-0103.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Los-componentes-de-la-recuperacion-20180822-0103.html “Estos impuestos implican ingresos inmediatos, Buena parte de esos ingresos extraordinarios, se utilizarán para apoyar los programas sociales y las grandes Misiones”.

La tarea que tiene el Gobierno y el país  es titánica . Las medidas económicas, fiscales y monetarias tomadas por el Gobierno Nacional, representan cambios estructurales en nuestra economía que ha estado fundamentada  en los ingresos por las exporaciones petroleras.
La reconversión monetaria, acompañada por las reformas fiscales,y el fortalecimiento de los salarios para los trabajadores, basados en el Petro como unidad contable independiente, que a su vez está referida al precio del barril de petróleo a nivel internacional  debería equilibrar las cuentas fiscales para el Estado venezolano, que percibirá más ingresos, en el menor tiempo posible.

La necesidad de optimizar sus ingresos, anticipa los impuestos de las grandes empresas. Se aumentó en 4% adicional el pago del IVA al consumo, con sus debidas excenciones. Se pecha las transacciones financieras entre el 0,5 y el 2%. Estos impuestos implican ingresos inmediatos, Buena parte de esos ingresos extraordinarios, se utilizarán para apoyar los programas sociales y las grandes Misiones.


Los ingresos por exportaciones petroleras, están mermados por efecto de la caída de la producción. Con ellos se deben atender las necesidades propias de Pdvsa, los compromisos de deuda internacional y las importaciones de alimentos y medicinas para atender a la poblacion.
El reto quizás más importante que tiene Venezuela, es iniciar un proceso de estímulo y de conciencia de la producción nacional de bienes y servicios, fortaleciendo al sector productivo privado  establecer condiciones ventajosas y transparentes, para atraer la inversión nacional e  internacional.


Refiriéndome al tema de los combustibles y sus ajustes de precios, considero que deben ser ajustados hasta cubrir los costos de producción. Esa sería la ventaja para la población venezolana. Establecer el precio internacional. sería un salto inmenso, con impactos importantes para la población. La razón que se esgrime es combatir el contrabando de extracción. No puede ser que admitamos la incompetencia de nuestras Fuerzas Armadas para evitar el contrabando a Colombia, de cerca del equivalente a 100.000 barriles diarios que salen en camiones, embarcaciones y en cualquier tipo de medios.
Colombia legaliza el contrabando y exporta nuestros combustibles. ¿Qué  tal? Las embarcaciones salen, todos los días, por el Lago de Maracaibo, frente a nuestras narices. No pasa nada. Todo el mundo lo sabe.
De fijar el precio internacional a los combustibles en Venezuela, sin duda que casi eliminará el negocio de contrabando de extracción. Tendremos que observar lo que pasará con las exenciones. Como será el comportamiento de los beneficiados. Probaremos los valores morales de cada uno de los ciudadanos. Espero que no se utilice el beneficio para contrabandear la gasolina y hacerlo modo de vida.


En fin, de lograr el Gobierno equilibrar las cuentas fiscales, crear una disciplina del gastos público. Valorar a precios justos los combustibles, valorar los salarios de los trabajadores y estimular y promover la producción nacional y la atracción de capitales foráneos. Entonces sí habrá un rumbo de prosperidad y de normalidad económica en Venezuela.


Los ciudadanos venezolanos estamos pasando por grandes aprietos y tenemos grandes expectativas sobre el impacto del nuevo rumbo que estamos tomando. Deseamos paz y tranquilidad. La calidad de vida ha sido disminuida. Los servicios públicos: luz, agua y comunicaciones deben ser de calidad. No habrá capitales extranjeros que deseen venir a Venezuela, si ellos no funcionan bien.
Finalmente, y creo lo más importante. Es la CONFIANZA. Componente esencial en la recuperación.

]]>
<![CDATA[Análisis de las medidas económicas de Nicolás Maduro, por Víctor Álvarez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Analisis-de-las-medidas-economicas-de-Nicolas-Maduro-por-Victor-Alvarez-20180822-0102.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Analisis-de-las-medidas-economicas-de-Nicolas-Maduro-por-Victor-Alvarez-20180822-0102.html En este artículo vamos a analizar los anuncios del presidente Nicolás Maduro para derrotar la hiperinflación y recuperar la capacidad adquisitiva de los salarios. Lo haremos examinando la coherencia de las medidas aprobadas con los objetivos que se persiguen, y destacaremos lo que faltó en los anuncios gubernamentales.

El presidente prometió disciplina fiscal, cero déficit y no más emisión de dinero inorgánico para financiar unas empresas públicas que no generan recursos ni para pagar sus nóminas. Sin embargo, las medidas anunciadas agravan el déficit fiscal al reducir los ingresos y aumentar los gastos, lo que pone en entredicho su propuesta para frenar el alza de los precios. Una estrategia antiinflacionaria viable y creíble incluye al menos las siguientes acciones:

Reactivar la producción

Como el producto más caro es el que no se consigue, hay que comenzar por una política de reactivación agrícola e industrial que ayude a generar una creciente oferta de los productos que son imprescindibles para satisfacer las necesidades básicas y esenciales de la vida cotidiana y de la producción.

Esta política de reactivación productiva debe contemplar la eliminación de los rígidos controles de cambio y de precios que estrangulan la producción, garantizar la seguridad jurídica y el respeto a los derechos de propiedad, también el financiamiento al capital de trabajo, incentivos fiscales a las nuevas inversiones, suministro de insumos básicos al sector transformador e, incluso, un programa de incentivos para la repatriación de profesionales, técnicos y gerentes que se fueron a trabajar a otros países. Pero nada de eso se dijo.

Disciplina fiscal

Para sofocar la hiperinflación es clave una reforma fiscal bien pensada, con las medidas adecuadas, aplicadas en la secuencia lógica. En una economía que se ha contraído 50% en los últimos cinco años, y donde la hiperinflación ha devorado el poder de compra, resulta contraproducente cargar sobre el sector privado, ya sean personas o empresas, las maniobras para cerrar la brecha fiscal.

Aumentar el IVA, aplicar nuevos impuestos a las transacciones financieras o acelerar la frecuencia con la que se recaudará el ISLR son medidas inocuas porque se aplican sobre una población empobrecida y sobre una base imponible cada vez más exhausta y pequeña. Esta recaudación no van a compensar los que el fisco dejó de percibir al exonerar de pago del ISLR a Pdvsa, sus filiales y las empresas mixtas y, por el contrario, contraerá aún más la demanda agregada y la producción.

Lo correcto sería comenzar por eliminar las exenciones y exoneraciones innecesarias, reducir el gasto público superfluo -entre ellos el gasto militar-, eliminar los ruinosos subsidios como el de la gasolina, y sustituir los ineficientes subsidios indirectos a los bienes y servicios por subsidios directos a las familias pobres para que estas puedan pagar el ajuste que luego se haría de las tarifas de electricidad, agua, gas, etc. De esta forma, las empresas públicas que prestan estos servicios podrían generar ingresos que al menos les permita pagar la nómina y cubrir los costos de mantenimiento. De lo contrario, vamos al colapso total de los servicios públicos y dentro de poco no habrá más apagones sino prendones.

Erradicar financiamiento monetario

El financiamiento monetario del déficit de Pdvsa, Corpoelec, Hidros, Metro y demás empresas públicas, significa inyectar a la circulación doméstica un torrente de dinero que no tiene su correspondiente respaldo en un aumento de la producción y, por lo tanto, atiza cada vez más la hiperinflación.

En una economía contraída que cada vez produce menos, poner a circular mucha plata que sale a comprar bienes escasos se traduce en un alza de los precios. Así, cualquier ciudadano de a pie sabe que el nuevo cono monetario de bolívares soberanos rápidamente irá perdiendo su poder adquisitivo y no generará ninguna confianza como reserva de valor. La gente tratará de deshacerse cuando antes de unos billetes que la semana que viene comprarán mucho menos, y este aumento en la velocidad de circulación del dinero ejerce una presión en los precios tan brutal como la que ejerce la emisión monetaria. 

Vincular el aumento salarial al aumento de la productividad

Nicolás Maduro fijó el salario mínimo en 1.800 bolívares soberanos. En bolívares viejos esto significa un aumento de 5,2 millones a 180.000 millones de bolívares. ¿Con qué recursos va a pagar un gobierno deficitario el aumento salarial y el bono de reconversión monetaria a tres millones de empleados públicos? Seguramente los pagará con nuevas emisiones de petros y soberanos.  Pero surge otra pregunta: ¿Con qué fondos los van a pagar las empresas privadas?

El gobierno ha ofrecido asumir por 90 días el diferencial salarial de la pequeña y mediana industria, pero no incluyó al  sector comercio, servicios, construcción, etc. En una economía que se ha contraído 50% en los últimos cinco años, las pequeñas, medianas y grandes empresas han sufrido un desplome de sus ventas y sus márgenes de ganancia y rentabilidad, cada vez son más las que terminan el mes con pérdidas y actualmente están resistiendo para no cerrar. Estos aumentos alteran la estructura de costos e inevitablemente tienen que trasladarse a los precios. Si los rígidos controles de precios no lo permiten, entonces se causarán pérdidas, la actividad económica se hace inviable, quiebran las empresas, cae la producción, se agrava la escasez y vuelven a subir los precios. Así, las familias que viven de un ingreso fijo, nominalmente ganarán más dinero pero realmente podrán comprar menos bienes y, al final, quedarán en una situación mucho peor.

Este circo vicioso se agrava cada vez que se decreta un aumento salarial que no está respaldado por aumentos en la productividad. Si la mejora en la capacidad adquisitiva no tiene su contrapartida en una mejora en la producción, este desequilibrio ejercerá una presión al alza de los precios que crecerán en un porcentaje mayor al aumento de los salarios. Tales aumentos son pura ilusión monetaria, pan para hoy y hambre para mañana. Si los precios se desquician después de cada aumento salarial y los hogares quedan en una situación peor, es preferible que el gobierno no suba más el sueldo y más bien se dedique a diseñar una estrategia antiinflacionaria, con las medidas correctas, aplicadas en su secuencia lógica y al ritmo adecuado para así poder sofocar la hiperinflación.

El gobierno reconoce el valor del dólar en el mercado negro

Cada petro tiene como respaldo un barril de petróleo y su valor se moverá al ritmo que fluctúe el precio del crudo. La tasa de cambio se fijó en 3.600 bolívares por petros y se calculó el precio del petróleo en 60 $/b. Dividan 3.600 entre 60 y obtendrán una tasa de cambio implícita de 60 BsS/$. Como nadie tiene petros en su bolsillo para comprar dólares, 60 Bs.S será lo que habrá que pagar por cada dólar.  Como la tasa de cambio de bolívares soberanos por petros se presume fija en 3.600, a medida que suba el precio del barril, menor será la tasa de cambio de BsS/$. Por ejemplo, si el petróleo sube de 60 a 70 $/b, al dividir 3.600 BsS/70$ la tasa de cambio implícita baja de 60 a 51.42 BsS/$. Pero si el petróleo se hunde y cae a 25 $/b, el precio implícito del dólar subirá de 60 a 144 BsS.

Veamos esto en los bolívares viejos (BsF). Si al valor del petro en bolívares soberanos (que es 3.600) le agregamos los cinco ceros que se le quitaron al BsF, resulta una cifra de 360.000.000 BsF. Y si esta cantidad la dividimos entre 60 dólares -que es más o menos el precio estimado del petro en dólares-, entonces 360.000.000 BsF/60$ nos da una tasa de cambio de 6.000.000 de BsF/$. Esto quiere decir que el gobierno dio tremenda vuelta para finalmente reconocer la tasa de cambio del mercado negro fijada por su archienemigo, el portal Dólar Today.

En comparación con la tasa de cambio derivada de la última subasta Dicom que fue de 248.382 BsF/$, estos 6.000.000 BsF/$ resultan ser una tasa de cambio mucho más atractiva para estimular el ingreso en  divisas a través de la inversión extranjera, repatriación de capitales, exportaciones privadas, turismo internacional y remesas. Incluso, es más alta que la tasa oficial fijada para las remesas que, al momento de hacer estos cálculos, había quedado en 4.000.000 BsF/$.

Esta medida significará un alivio para las finanzas de la deteriorada Pdvsa que por años se vio obligada a rematar su menguado ingreso en divisas a las bajas tasas que arbitrariamente le impuso el gobierno. Al obtener 24 veces más bolívares por cada petrodólar podrá pagar una nómina de 144 mil trabajadores y ponerse al día con proveedores y contratistas sin tener que endeudarse nuevamente con el Banco Central de Venezuela que le inyecta recursos a través de emisiones de dinero sin respaldo, práctica que se mantendrá para financiar el déficit de las demás empresas públicas que no facturan en dólares sino en moneda nacional, y además están sometidas a cobrar bajas tarifas y precios que no les permiten levantar recursos para pagar la nómina y mucho menos para financiar los gastos de mantenimiento.

El anclaje del bolívar soberano al petro

En cuanto al anclaje del bolívar soberano al petro, la única relación que hasta ahora podemos analizar es la que se deriva de establecer una tasa de cambio fija de 3.600 BsS/P. Si el Bs.S se hubiese anclado a una divisa sólida como el dólar o el euro, la tasa de cambio no estaría sometida a las profundas fluctuaciones del precio del petróleo y esto preservaría de mejor forma el poder adquisitivo del nuevo signo monetario nacional.

Adicionalmente, la medida de anclar el BsS al petro requiere un compromiso creíble y verificable de no emitir moneda nacional para financiar el déficit de las empresas públicas. Si se tiene en cuenta que las medidas del gobierno agravan el déficit fiscal, toda vez que disminuyen los ingresos y aumentan los gastos, la promesa del anclaje es poco creíble. El saldo neto de exonerar del pago de ISLR a Pdvsa, filiales y empresas mixtas y, simultáneamente, aumentar salarios y otorgar un bono de reconversión a tres millones de empleados públicos, es negativo y mantendrá la inercia de emitir dinero inorgánico para poder cubrirlo.

Según la experiencia internacional, la clave del éxito de cualquier anclaje monetario depende de la fortaleza del ancla y de la disciplina fiscal. Si estas condiciones no se cumplen, la marea deficitaria terminará arrastrando un ancla de poco peso como el petro, y el gobierno retomará en breve la práctica de cubrir su creciente déficit con nuevas emisiones de bolívares soberanos de mayor denominación y, en cuestión de meses, veremos otra vez billetes de 10 mil, 20 mil, 50 mil y hasta 100 mil Bs.S, tal como pasó con el bolívar fuerte.

Coexistirán dos unidades de cuenta para medir los precios 

En cuanto a la coexistencia de dos sistemas contables, esto sugiere que habrá dos listas de precios: una en petros que se mantendrá más o menos estable y otra en su equivalente en Bs.S. que aumentará al ritmo que aumente la emisión de Bs.S. para financiar el déficit de las empresas públicas.

Dicho de otra forma, el petro funcionará como una especie de unidad de cuenta para anclar los precios. Es como si se fijaran simultáneamente los precios en Unidades Tributarias (UT) que se mantienen constantes -que en este caso serían los precios en petros-, pero estos precios se pagan en su equivalente en Bs.S que si cambian frecuentemente.

Como el precio en UT se mantiene constante y lo que cambia es su expresión en bolívares, se crea entonces la impresión de que los precios en petros no suben, aunque si suban en bolívares. Como las monedas y billetes rápidamente pierden su poder de compra, las personas y empresas van a preferir que se les pague en petros, cuyo poder de compra perciben más estable. Esto generará una creciente demanda de petros que, a la larga, dará origen a una nueva reforma monetaria.

Si no se reactiva la producción agrícola e industrial, si no se implanta una rigurosa disciplina fiscal, y si no se erradica la emisión de dinero para financiar el déficit de las empresas públicas, el nuevo bolívar soberano tiene los días contados y, en menos de un año, será sustituido por una nueva familia de monedas y billetes denominada Petros. 

El aumento de la gasolina

Los subsidios tienen por objeto mejorar las condiciones de vida de las familias más vulnerables y requieren una administración adecuada para evitar que su mala aplicación agrave la desigualdad. Pero en Venezuela, los subsidios son parte de una cultura rentista que pretende vivir de ingresos que no son fruto del trabajo. Cuando los subsidios benefician a pobres y ricos por igual, se comete una injusticia redistributiva ya que los más pudientes no necesitan que se les subsidie nada.

Esto exactamente es lo que pasa con el subsidio a la gasolina que, al aplicarse de manera indiscriminada, termina privilegiando a grupos sociales que no lo necesitan,  mientras que los que no tienen carro y nunca van a una estación de servicio a llenar un tanque, no se benefician para nada de la gasolina barata. Por el contrario, están condenados a sufrir un sistema de transporte público que es una calamidad.

El ciudadano de a pie está cada vez más consciente de que el bajo precio de la gasolina beneficia sobre todo a los contrabandistas que han llegado a sacar más de 100 mil barriles diarios de combustible, según la información suministrada por el propio Ministerio de Petróleo y Pdvsa. Si cada barril contiene 159 litros y cada litro tiene un precio de al menos 1 dólar en el marcado internacional, esto equivale a 15 millones 900 mil dólares que se pierden diariamente por el contrabando. Anualmente, la pérdida acumulada supera los 5 mil millones de dólares.

Erradicar el contrabando de extracción pasa por ajustar el precio de la gasolina a los niveles internacionales, siempre y cuando un porcentaje de las ganancias sea destinado a modernizar y ampliar el sistema de transporte público en todos y cada uno de los 335 municipios del país. Así, el aumento de la gasolina, en vez de perjudicar a la población más vulnerable, más bien sería la fuente de recursos para mejorar y dignificar sus condiciones de transporte. Eso si sería una verdadera medida de justicia redistributiva, toda vez que el costo lo pagarían los contrabandistas y, en el peor de los casos, las empresas y familias que tienen varios carros. El resto de las ganancias deberían destinarse a financiar un esquema de subsidios directos a los hogares pobres para que con este dinero puedan pagar luego la sinceración tanto del precio de los combustibles como de las tarifas de servicios públicos de electricidad, agua y gas que están a punto de colapsar porque con las tarifas actuales no generan recursos ni siquiera para pagar la nómina.

Sincerar el precio de la gasolina ayudaría a aliviar las deterioradas finanzas de Pdvsa y a corregir su descomunal déficit que, como ya lo hemos dicho, se financia con emisiones de dinero inflacionario por parte del Banco Central de Venezuela, propagando la voraz hiperinflación que azota a los hogares, empresas e instituciones venezolanas. Un precio internacional erradicaría el contrabando de extracción, le permitiría a Pdvsa cubrir los costos y generar una creciente  ganancia que sería invertida en la modernización del sistema de transporte público y en el financiamiento de los subsidios directos a la población más vulnerable.

Sin embargo, el gobierno piensa distribuir la gasolina subsidiada a través del Carnet de la Patria y quienes no se sometan a este instrumento de control social y dominación política tendrán que comprarla más cara por otras vías. Si se mantiene un precio altamente subsidiado se prolongarán los incentivos perversos para especular (bachaquear) la gasolina barata en el mercado interno y para seguir sacándola de contrabando hacia los países vecinos, alimentando así las mafias que han hecho del contrabando de gasolina un negocio más rentable que el narcotráfico. @victoralvarezr.

]]>
<![CDATA[En opinión: ¿Y ahora qué?]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Y-ahora-que-20180821-0110.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Y-ahora-que-20180821-0110.html El magnicidio frustrado puede ser una derrota estratégica para las fuerzas imperiales. Se lanzaron a una batalla decisiva y la perdieron. El bolivarianismo ha recuperado la iniciativa y si no nos equivocamos y el 20-08 abre una etapa de victorias, tendremos un nuevo futuro.

Se han planteado momentos de viraje con ofertas de bienestar no materializadas. Otra frustración nos colocaría a la defensiva con un enemigo que seguramente podría lanzar una ofensiva fundada en la destrucción sistemática de la principal fuente de poder del proceso bolivariano: el pueblo.

El plan del presidente Maduro está bien concebido y no tiene por qué fallar. Pero la cúpula imperial empeñará sus fuerzas, particularmente con Colombia y desde esa frontera, tanto por el flanco oeste (amenazando con tomar la zona petrolera) como por el sur (está el arco minero), ambos penetrados por grupos paramilitares, contrabandistas, otras fuerzas irregulares, en fin, nos enfrentamos al derrocamiento violento y a todo el aparato mediático nacional-mundial unido a la guerra psicológica, que ha sido muy potente. El principal enemigo que tendrá nuestra defensa es la burocracia corrupta e ineficiente. En su derrota la fuerza de la calle es decisiva.

Las fuerzas imperiales tienen que atender conflictos en el mundo. Para EEUU son clave los problemas en su “patio trasero” y para nosotros fortalecer las alianzas regionales y mundiales, con trabajo diplomático eminentemente político, con experiencia en redes populares.

La supremacía blanca tiende a perder hegemonía en EEUU, en Europa crecen los movimientos fascistas, en oriente medio Israel se torna más agresivo, pero Siria va triunfando, Líbano es más independiente, Irán, pese a las sanciones, se fortalece. La agresión saudita contra Yemen, la desacredita internacionalmente. La alianza China-Rusia se hace más sólida. EEUU ha creado un conflicto con Turquía y en cierta medida con Europa. En los Brics, a pesar de Brasil, pesa la influencia soberana de China, Rusia, India y Sudáfrica. En fin, EEUU, manteniendo un gran poder, ya no puede retar a todo el mundo. El mundo es mucho más complejo. Si superamos nuestros conflictos internos, se nos abre un mundo, peligroso, pero podemos triunfar y ello será una contribución a la paz mundial y la liberación de los pueblos

]]>
<![CDATA[Aporofobia por venezolanos emigrantes]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Aporofobia-por-venezolanos-emigrantes-20180821-0108.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Aporofobia-por-venezolanos-emigrantes-20180821-0108.html Aporofobia, del griego Attopoc significa “sin recurso, indigente, pobres, miedo hacia la pobreza y hacia las personas pobres”, en resumen: repugnancia y hostilidad hacia las personas en esta condición. El término fue incluido en mayo del 2017 en el diccionario de la Real Academia Española y además fue elegido como palabra del año por la Fundación Español Urgente.


Esta semana escribo sobre la “Aporofobia”, después de una larga conversación que sostuve días atrás con un psiquiatra amigo que viene estudiando el comportamiento de los vecinos países con nuestros emigrantes; lo que veíamos y escuchábamos hace apenas un año o meses atrás sobre acciones solidarias quedó en el pasado; pues hoy comenzamos a escuchar solicitudes de más requisitos para entrar a esas naciones hermanas, ¿la finalidad?, frenar la emigración venezolana producto de la bestial crisis económica, política y social por la que atraviesa el país.  


Quienes decidieron emigrar sólo llevan un morral de sueños y una condición de pobreza que no es permanente sino una situación indeseable e injusta; ahora bien, no se trata de generalizar, pero vemos con mucha preocupación y hasta tristeza, que en algunos países suramericanos se está construyendo una imagen de los venezolanos que los relaciona con personas pobres y por ende delincuentes. 


A pesar de que ciertamente un gran porcentaje de los que emigran no se van con estabilidad económica, eso no significa que sean pobres, indigentes, y mucho menos delincuentes; no se puede generalizar ni estigmatizar a quienes atraviesan por esta condición momentánea e inducida por un régimen que sumió y quebró a un país próspero como Venezuela.

Hasta hace poco, los panameños, por citar un ejemplo, se desvivían por recibir venezolanos para que invirtieran en su país; pero después iniciaron una política de control de entrada que hasta visa americana se requiere para ingresar.
El hecho de emigrar no es fácil, pero la realidad apunta a que cada día serán miles los que se irán del país en busca de paz, tranquilidad, oportunidades y futuro; eso mismo que Venezuela durante décadas le ofreció a colombianos, peruanos, chilenos, uruguayos, argentinos, españoles, italianos, etc. 


Venezuela fue un país esplendido que abrió sus puertas sin miramientos, que les bridó tanto apoyo que hasta dinero les daba cuando llegaban a nuestras tierras con una mano adelante y otra atrás; hoy les agradecemos el aporte a nuestra cultura, pero no deben olvidar el apoyo incondicional que se les dio cuando salieron de sus tierras con un morral de sueños y con la esperanza de encontrar un mejor porvenir para sus familias.


En el más reciente estudio de Consultores 21, la diáspora venezolana representa hoy en día 5.5 millones de venezolanos del 17% de la población proyectada para el 2018; el 77% se va por la situación económica. 
El 37% de las familias venezolanas tiene un miembro que ya emigró, pero lo curioso es que antes la emigración ocurría en mayor proporción en personas con tendencia opositora, sin embargo; ahora es similar el flujo de escape de Venezuela de personas chavista o madurista, estos últimos ideológicamente derrotados por el hambre y la falta de oportunidades.
El éxodo es una realidad y por los vientos que soplan se incrementará con el pasar de los días porque es una cuestión de supervivencia; pero es injusto y repudiable que esos millones de venezolanos que huyen del régimen, sean blanco de la Aporofobia, que jamás se pensó, y mucho menos se desarrolló contra miles de extranjeros que llegaron a Venezuela pidiendo una mano amiga, la misma que hoy se les pide a ellos.
La Aporofobia no construye, sino que destruye.

]]>
<![CDATA[¿Ajuste neoliberal al detal?]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Ajuste-neoliberal-al-detal-20180821-0111.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Ajuste-neoliberal-al-detal-20180821-0111.html Que una economía disfuncional como la venezolana, afectada por la hiperinflación, la depresión, el desorden fiscal, la corrupción y el declive del modelo capitalista rentístico-dependiente, requiera de un ajuste para su estabilización y relanzamiento, se corresponde con una racionalidad básica.


 Las divergencias surgen cuando hay que definir quién paga los costos del mismo. Si serán los que viven de su trabajo o los que detentan el capital.

Según algunos expertos, para viabilizar el ajuste se necesitaría al menos 60.000 millones de dólares, pero en un escenario de 700 empresas estatales quebradas, de colapso de la producción petrolera e industrias básicas, de una grave crisis de los servicios de electricidad, agua, comunicaciones y transporte cuya recuperación requiere de grandes inversiones ¿De dónde saldrán los recursos?

El Arco Minero del Orinoco, las zonas estratégicas de desarrollo nacional, la flexibilización del control estatal de la industria petrolera, la renuncia a la soberanía de jurisdicción, la hipoteca de las reservas petroleras y mineras, hacen parte de un programa ampliado de apertura económica neoliberal, aunque administrado al detal, con entrega incluida al capital transnacional de las reservas petroleras y mineras. El financiamiento proviene de la liquidación del patrimonio económico y natural intergeneracional de la Nación, de la sobreexplotación del trabajo y destrucción por el extractivismo de los ecosistemas que sustentan la vida.

Aunque se disfrace de "socialista", se trata de un paquete neoliberal que en su nueva fase contempla la exoneración del ISR a las transnacionales petroleras y, sin que medie la ejecución de un plan de recuperación y fortalecimiento del transporte público, de un solo golpe está llevando el precio de los combustibles al nivel internacional y como sucedáneo ofrece un subsidio basado en la discriminación política a través del carnet de la patria. Por ahora, se mantiene el control de cambio y con él, la corrupción, el contrabando y la escasez. Seguirá la generación de dinero inorgánico hiperinflacionario por el BCV. La estabilización de los precios y la revalorización del salario se remiten al éxito de una reconversión monetaria que nace con plomo en el ala. Son señales claras de que la deriva del ajuste traerá más pobreza y desigualdad en la sociedad venezolana.

]]>
<![CDATA[Control de cambios y saqueo del tesoro, por Luis Britto García]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Control-de-cambios-y-saqueo-del-tesoro-por-Luis-Britto-Garcia-20180821-0106.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Control-de-cambios-y-saqueo-del-tesoro-por-Luis-Britto-Garcia-20180821-0106.html “Es  ingenua  ilusión pensar que un sector privado capaz de generar sólo el 2,5% de las divisas que ingresan al país creará la bonanza con esa magra porción del circulante, o que reingresará a Venezuela las ingentes cantidades de dólares que le ha transferido el sector público”.

En Venezuela 97,5% de las divisas provienen de las exportaciones que hace el Estado, única entidad competente para ejercer la industria petrolera.

2
Ése es el botín que intentan confiscar corruptos, especuladores y burguesía parasitaria, con algún éxito, pues entre 2003 y 2014 fueron transferidos  329.756 millones de dólares del Tesoro Público a un sector privado incapaz de producir lo que el país necesita o de importarlo en forma no especulativa.

3
Es  ingenua  ilusión pensar que un sector privado capaz de generar sólo el 2,5% de las divisas que ingresan al país creará la bonanza con esa magra porción del circulante, o que reingresará a Venezuela las ingentes cantidades de dólares que le ha transferido el sector público.

4
Por el contrario, tras la apropiación de las divisas procedentes del ingreso petrolero, el sector privado inmediatamente las exporta, razón por la cual Hugo Chávez Frías debió establecer en febrero de 2003 un control de cambios, para evitar que la fuga de capitales dejara  nuestras reservas de divisas   exhaustas y que  el país quedara  incapacitado de cancelar sus compromisos internacionales.

5
A tal efecto,  Chávez sancionó el decreto con rango, valor y fuerza de ley del régimen cambiario y sus ilícitos, reformado en varias oportunidades, norma en  la cual  dispone restrictivamente cuáles órganos del Estado pueden vender divisas a los particulares, para qué finalidades, a qué precio, con cuáles trámites, y las sanciones a ser aplicadas en caso de infracción.

6
A pesar de haber sido violada con inusual y escandalosa frecuencia, esta Ley permitió que se evitara la fuga de  422.669 millones de dólares  entre 2003 y 2014 y que  hasta el presente conservemos unos  8.756  millones de dólares en las reservas, que impiden que el país sea declarado en “default” o quiebra.

7
Esa restricción en el otorgamiento de divisas por el Estado fue siempre considerada fundamental. “Ni un dólar más para los golpistas”, precisó Chávez al sancionarla. “Si quitamos el control de cambios nos tumban”, reiteró Aristóbulo Isturiz en 2016. En el discurso de presentación del decreto que deroga dicha Ley, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente Diosdado Cabello advierte el 3 de agosto a los aprovechadores de  divisas a tasa preferencial: “Produce, porque yo no te voy a dar dólares para que los mandes para afuera”. “Que no haya manera de entregarles dólares a esta gente, bajo ninguna figura”. “El Estado no los va a seguir alimentando, ni le va a seguir entregando dólares a las grandes familias para que hagan desastres”.

8
Pero la nueva Ley que “deroga el decreto con rango valor y fuerza de ley del régimen cambiario y sus ilícitos” en ninguna parte de su texto establece la prohibición para el Estado de entregar divisas a los empresarios, anticipada por Chávez y anunciada por Diosdado Cabello. Simplemente despenaliza los ilícitos que se pudieran cometer en tal otorgamiento, mas no lo ilegaliza ni veta en forma clara. Vale decir: elimina los tipos delictivos, pero  no veta el delito mismo. Elimina las penas por el robo, pero no lo prohíbe. Por otro lado, tampoco aclara si el dólar podrá ser utilizado como moneda legal, ni si se podrá exigir el pago de obligaciones en dicha divisa y no en su equivalente en bolívares a particulares y sobre todo al Estado.

9
Por estas inexplicables omisiones, se podría interpretar que el Estado puede entregar según su arbitrio a los particulares las divisas que estos soliciten, sin que sea posible tachar de ilícito cambiario ninguna conducta de funcionarios al otorgarlas ni de particulares al recibirlas. Asimismo, por la vía de irresponsables contratos en que la administración se obligara a cancelar en divisas, se podrían disipar nuestras reservas a favor de una mafia de privilegiados.

10
Es por tanto absolutamente indispensable que una norma clara, explícita y expresa  de la Asamblea Nacional Constituyente convierta en Ley las palabras de Chávez y de Diosdado Cabello en el sentido de que el Estado por ningún concepto  entregará más divisas a los empresarios, para evitar que en pocos días éstos apropien y exporten el resto de las reservas internacionales, Venezuela entre en default y sea víctima de un nuevo saqueo cuando  sus enemigos intenten el cobro compulsivo repartiéndosela.

]]>
<![CDATA[Fusilando La Ley Patriota, por Carola Chávez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Fusilando-La-Ley-Patriota-por-Carola-Chavez-20180820-0105.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Fusilando-La-Ley-Patriota-por-Carola-Chavez-20180820-0105.html En 2001, tras el atentado a las Torres Gemelas, el gobierno de los Estados Unidos sacó de la manga La Ley Patriota, un esperpento que arrasó con los derechos civiles de los gringos y de todos. Desde entonces, en la tierra de la libertad, el derecho al debido proceso no existe: puedes ser arrestado simplemente por parecer sospechoso. Puedes permanecer preso indefinidamente mientras sigas pareciéndolo.


 Desde entonces, eres sospechoso hasta que se compruebe lo contrario. Por eso, tu privacidad no existe: serás vigilado, tus llamadas, tus correos, tus vida entera y toma tu pena de muerte… El limbo judicial se institucionalizó en nombre de una seguridad que deja a los ciudadanos a merced de la paranoia oficial. Así se supone que debemos todos sentirnos seguros.

Ahora los creadores de la Ley Patriota, a dos semana del magnicidio frustrado contra el Presidente Maduro y el alto gobierno venezolano, con el cinismo de siempre, emiten un comunicado a través de un vocero del Departamento de Estado, donde llaman al magnicidio “violencia política” y se lo achacan a Maduro, por existir, claro. Luego se horrorizan porque ”la respuesta del gobierno venezolano a este incidente ha sido detener arbitrariamente a algunas personas y no seguir el debido proceso”… Arbitrariamente, mira tú… hablan luego de tortura, como si hablaran de Guantánamo y en otras cárceles, clandestinas o no, dentro y fuera de su territorio. Culpan a Maduro de todo, of course, y piden que dejemos entrar a una comisión independiente a investigar por qué fallaron, si ese plan parecía perfecto.

Como no podía ser de otra manera, piden que sus terroristas, a quienes llaman “presos políticos”, como a los de Siria y Libia llamaban “rebeldes”, sean liberados de inmediato y terminan con un cursi y amenazante advertencia-confesión “Los Estados Unidos apoyan a la gente de Venezuela en su sueño de vivir en una democracia libre y próspera”. O sea, nosotros fuimos y lo volveremos a hacer.

Y me viene a la memoria que Diosdado dijo, metiendo el dedo en el ojo, que debíamos pasar aquí una Ley Patriota igualita, con cada punto y cada coma, a ver qué iban a decir. Lo que pasa es que no lo vamos a hacer, porque no somos como ellos. Si fuéramos como ellos, en vez de magnicidos, nos lanzarían migajas para que moviéramos la colita.
 

]]>
<![CDATA[Construir desde el respeto a la gente]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Construir-desde-el-respeto-a-la-gente-20180820-0109.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Construir-desde-el-respeto-a-la-gente-20180820-0109.html Regreso desde Asunción después de acudir al juramento de “Marito” Abdo como nuevo presidente del Paraguay. Rompe el paradigma de la juventud como promesa. La hace realidad de presente. 
Frisa 46 años, con estudios universitarios sobre mercadeo en USA, de amplia actividad en el sector privado de asfalto viene de ejercer como presidente del Congreso de su país, con votos de propios y adversarios en la arena de la política. Y al paso, cosa que mucho importa en repúblicas con añeja tradición militarista como la nuestra, Venezuela, conoce desde adentro al mundo castrense. Sin ser militar recibe formación como oficial de reserva.
Le agradezco de modo personal, en presencia del expresidente uruguayo Luis Alberto Lacalle a quien acompaño como integrantes de IDEA, su firme solidaridad con el pueblo venezolano. Sobre todo, en esta hora agonal de sufrimiento y vejaciones sin límite. Le hago énfasis en la pertinencia crucial de su discurso, por referirse a la razón y el sentido de la política: “Entiendo que la política pide conciliar conveniencias e intereses, pero en mi caso – afirma Abdo – jamás lo haré enterrando los principios”.
Ante distintos mandatarios, sobre todo de su vecino, Evo Morales, gobernante de Bolivia – uno y otro, dirigentes de pueblos que en el pasado sufrieron las rasgaduras de la guerra, la más importante ocurrida en Suramérica durante el siglo XX y a propósito de la soberanía sobre El Chaco – pero sin desplantes ni arrestos demagógicos, ajeno a lo épico, contradictor del populismo, con sereno criterio civilista traza ante el auditorio lo que es criterio para el gobierno que ahora preside.
“Seamos conscientes que los procesos de integración no han avanzado cuando se ha priorizado la ideología... Y si no hay fronteras para la integración tampoco debe haber fronteras para ser solidarios con los pueblos que sufren violaciones graves y sistemáticas a sus derechos humanos”, son sus palabras.
Consistente con la premisa, expresa su “solidaridad con el pueblo de Venezuela y de Nicaragua…”. Sin aspavientos agrega que: “Nuestras voces libertarías no callarán. Paraguay no va a mantenerse indiferente ante el sufrimiento de pueblos hermanos. Es hora de dejar de lado la hipocresía y levantar la voz ante estas injusticias”.  
No quiere el presidente Abdo repetir la historia, la conocida, la que sigue provocando desencantos y frustraciones. Opta, aspirando a construir una sociedad fundada en el trabajo, distante del tráfico de las ilusiones, por mirar hacia el porvenir. Es consciente de que “el perdón sana el alma y trae la reconciliación entre hermanos”. Pero lo afirma convencido de que la unión sólo es posible alcanzarla “alrededor de valores”, negándole espacios a la uniformidad del pensamiento, abiertos al disenso, encontrando entre todos los puntos que unen para avanzar. Así entiende a la democracia.
En el pórtico de sus palabras pone el dedo sobre la llaga. Declara que la paz es obra de la justicia, pero que su “pueblo no va a aguantar más una justicia implacable y rígida como el acero para los ciudadanos más humildes, y complaciente y cómplice para aquellos que tienen influencia en nuestro país”.
Desde la fuerza de la esperanza, interpretando lo que reclama y le fija como norte la ciudadanía, guiado por su lema de campaña: “Un Paraguay de la gente”, reconoce que desde el poder se ha tratado de construir una justicia amiga, un juez amigo. Se compromete a arbitrar consensos, mediando una clara petición de principio: “Yo no quiero un juez amigo. Un juez amigo hoy del poder va a ser amigo del poder de mañana y nunca de la Justicia”. La lucha contra el morbo de la corrupción y la impunidad, que es el reclamo general de la gente, señala; la considera oportunidad para “transformar la indignación en esperanza”.
En suma, por hacer parte de las generaciones emergentes, demanda permitir al ciudadano ser “el principal motor de su transformación” y poner de lado la plañidera de los políticos del pasado quienes sólo subrayan la incomprensión de la que se sienten víctimas y se expresa, sobre todo hoy, en el mundo de las redes y en los votos. 
Hay una obligación por parte de aquéllos, dice. Deben recuperar la confianza de la gente. Advierte que hay una ciudadanía dispuesta a transitar ese camino, a ser parte de la historia, si es escuchada con respeto e inclusión. Se trata de que sean la política y las instituciones las que se reconcilien con la gente y la ayuden a vencer su escepticismo, no a la inversa.
“No seré juez de nadie, agrega Mario Abdo, Marito. Mas no seré complaciente con las inconductas. “Prefiero los aplausos de salida y no los de entrada”, son sus palabras conclusivas. 
Confieso que ha sido, para mí, una experiencia inolvidable, aliñada con los relatos que acerca del Paraguay me hace uno de sus más agudos conocedores, el presidente Lacalle. Descubro que, sobre la visual reduccionista dominante, el Cono Sur debe la dinámica de su existencia a Asunción, como Europa y los romanos la deben a los griegos.
Mientras aquí, en Venezuela, apenas avanzamos nuestros pasos centenarios hacia la forja de la república y entrado el siglo XX alcanzamos el derecho de elegir a nuestros gobernantes, los paraguayos eligen su autoridad en el siglo XVI. Un hombre de escribanía, Domingo de Irala, es el elegido, mientras deponen al adelantado español Cabeza de Vaca al grito de ¡libertad, libertad!, por intentar querer hacerse rey de la tierra.
 

]]>
<![CDATA[Babel o Pentecostés]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Babel-o-Pentecostes-20180820-0108.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Babel-o-Pentecostes-20180820-0108.html Desde mis días de Escuela Dominical eso de “hablar en lenguas” era cosa de locos. Se habían propagado congregaciones que se autoproclamaban pentecostales cuya mayor atracción era que quienes asistían a sus cultos “se incorporaban”, sufrían una especie de convulsión durante la que gritaban una serie de incoherencias que se supone era “hablar en lenguas”. En la Iglesia a la que mi abuela me llevaba jamás se había visto cosa semejante y ella decía que aquellos hermanos eran unos engañadores que tomaban la palabra de Dios en vano.
Ahora que he tenido la necesidad de releer los evangelios, el Nuevo Testamento, no por obligación ni por tarea para la casa sino por interés personal uno comienza a pensar que el mensaje de Jesús Cristo no lo terminamos de comprender, que hemos vivido un cristianismo que se aleja de las enseñanzas del Maestro y que a pesar de ser tan sencillas como un pan se vuelven incomprensibles para nuestra petulante racionalidad.
Fíjese, este artículo ha estado dando vueltas en mi cabeza por meses y como periodista al fin esperaba darle coyuntura, una fecha que justificara el escribir sobre estas cosas y quizás allí está precisamente la cuestión que el ejercicio de la fe se ha reducido a unos cuantos ritos y fechas que en ocasiones han perdido su significado original, que ya no son la real forma de ser y estar con Dios.
Pero dejo de autojustificarme y a lo que vengo: Cuando en el libro de los Hechos se narra el primer pentecostés cristiano los apóstoles hablan en lengua pero a diferencia de los pentecostales que conocí en mi niñez a ellos la gente de otras naciones si les entendían. En Jerusalén habitaban gentes de diferentes pueblos que hablaban diferentes lenguas y se maravillaran de oír el mensaje de Dios en su propio idioma.
Nosotros por lo regular vemos las diferencias idiomáticas como una barrera y la diversidad de las lenguas se suele usar para separar y discriminar a las personas. En occidente esa idea quizás este inspirada en Babel. De acuerdo con el Antiguo Testamento hubo una época en que todos los humanos hablábamos una sola lengua pero al pretender el pueblo edificar una torre que los llevara al cielo, el exclusivo dominio del Dios de Abraham, éste los castigó, los dispersó creando los idiomas, separándolos a través de la lengua.
Entre un Dios que separa y dispersa a través de las lenguas y un Dios que te da el don de hablar en otras lenguas para que puedas comunicarte con gente que hasta entonces te resultaban diferentes, extranjeras y, en el caso de los judíos de entonces, inmundas, hay una diferencia sustancial, la diferencia que le da sentido al cristianismo.
Todos sabemos que uno es la lengua que habla. Que la palabra es el vehículo a través del que se trasmite la cultura y la herramienta por la que creamos nuestra particular forma de comprender el mundo. Estamos atrapados en nuestro alfabeto histórico. El mismo Maestro nació en una cultura particular, entre los hebreos, aprendió una lengua materna, el arameo, pero su misión era salvar al mundo, convertirse en el redentor de la humanidad.
Este Dios nuestro transciende las particularidades de su cultura humana y su principal enseñanza es precisamente esa: la comunión de los seres humanos o para decirlo en palabras de Pedro: “en verdad comprendo que Dios no hace acepción de personas”. Unos versículos antes en el mismo libro de los Hechos Pedro admite: “vosotros sabéis cuán abominable es para un varón judío acercarse a un extranjero, pero a mí Dios me ha mostrado que ha ningún hombre llame común o inmundo”.
En una visión Dios le ordena a Pedro matar y comer animales, incluso salvajes, y luego él se enfrenta a los otros apóstoles que pretendían que los gentiles, los no judíos que también recibían el Espíritu de Dios, se apegaran al pacto de los circuncisos. Sin negar al Maestro Pedro rompe con las tradiciones judaicas. Sobre ese ejemplo se crea el cristianismo.
Por eso no deja de asombrarme escuchar en algunas de las muchas radios evangélicas que ahora hay en Maracaibo a pastores y pastoras hablando del Pentateuco y el Tabernáculo, de la Ley de Moisés y pretendiendo establecer una especie de jerarquía cultural con el pueblo de Israel que por estos días resulta por lo menos sospechosa.
¿Babel en un mismo idioma? Sólo Dios sabe, él que es el Dios de lo común, de lo compartido, de lo que nos hace hermanos, humanos.
 

]]>
<![CDATA[Sociedad temerosa, por Jesús Castillo Molleda]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Sociedad-temerosa-por-Jesus-Castillo-Molleda-20180820-0104.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Sociedad-temerosa-por-Jesus-Castillo-Molleda-20180820-0104.html La sociedad venezolana se encuentra enfrentando una serie de conflictos emocionales producto de la angustiante situación económica. Hoy en día, el venezolano puede estar lleno de rabia, frustración, ira, tristeza, confusión, impotencia, desesperanza, lo que provoca eventos de conductas inapropiadas para el desarrollo de las relaciones humanas. En la actualidad es común ver a muchas personas alteradas y en conflicto permanente, irritables que incluso incentivan la confrontación, también se encuentran individuos que lloran producto de la impotencia ante la situación del país y que sienten no pueden controlar, otros que inclusive han tomado la decisión de quitarse su vida. Además de ello, el éxodo de venezolanos está causando muchos daños emocionales a los ciudadanos y fractura a la solidez familiar, al dividirse por el mundo, generando eventos de depresión continuos. 
Los estudios cuantitativos señalan al gobierno del presidente Nicolás Maduro como el responsable de todo el dolor que están viviendo quienes habitan en Venezuela, los niveles de rechazo a la gestión gubernamental se encuentra en un 87%, y la reflexión derivada de ello es cómo un presidente con tanto rechazo logra poner a más de 25 millones de venezolanos en jaque, tras  anunciar que aumentará los precios de la gasolina a tarifas internacionales, causar pérdidas millonarias al comercio y a las familias por los excesivos cortes del servicio eléctrico. No se entiende cómo es que ante tanto desastre la sociedad venezolana se encuentra pasiva a la protesta masiva y a exigir mejores condiciones de vida. 
Y es que, en un país en el que el dinero en efectivo cuesta 400%, en el que ir a un hospital es peor al propio incidente (de salud o accidente) por las precarias condiciones de infraestructura e insumos, el trasporte público es humillante, las escuelas, liceos y universidades se quedan desoladas, cambiarle el aceite a un vehículo es un lujo, lograr alimentarse es un milagro, poder trasladarse por el territorio nacional por tierra, aire o vía lacustre es casi imposible, la población decide quedar en pausa.
Sin ninguna duda, los venezolanos se encuentran temerosos a las acciones que puedan ejercer los organismos de seguridad del Estado, las Fuerzas Armadas, la milicia, los colectivos, los grupos de choque que tenga el gobierno, como consecuencia de los antecedentes ocurridos de aprehensiones, maltratos, violaciones a los Derechos Humanos, e incluso, la muerte, los cuales alertan a los ciudadanos a ser prudentes. El 72% de los ciudadanos (según encuesta del pasado mes de julio 2018) afirman que mientras los habitantes de la gran Caracas no ejerzan presión de calle será muy difícil que las provincias puedan hacer cambiar al gobierno en su manera de gobernar. 
En Venezuela todo se deteriora, la calidad de vida va a la fosa aceleradamente y la parálisis de la clase política asombra. Como lo dijo Ryan Carpinone: “En política quien abandone los espacios ganados le será muy difícil recuperarlos”.

La nueva etapa que se avecina en Venezuela es de mayor incertidumbre, la elevación del costo de la vida será inimaginable, el precio de la divisa llegará a precios especulativos en los cuales   Venezuela estrena la modalidad de generar inflación, es decir, que hasta los precios colocados en divisa extranjera experimentan inflación en el país. Todos estos hechos, sin duda, serán nuevos ingredientes para la frustración ciudadana que inclusive hasta para salir del país con el paso de los días es más difícil y las medidas recién anunciadas por el presidente certifican que el gobierno tiene serios problemas para lograr enrumbar al país por el camino de la prosperidad y se empeña en atacar a los sectores productivos y lograr altos niveles de frustración de la sociedad.

]]>
<![CDATA[En opinión: Después del diluvio]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Despues-del-diluvio-20180820-0043.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Despues-del-diluvio-20180820-0043.html La gravedad de la situación por la que atraviesa la sociedad venezolana es de tal magnitud, que no es posible en estos momentos cuantificar, ni en términos monetarios ni mucho menos en pérdida de vidas, semejante catástrofe humanitaria.
   Porque no estamos frente a un gobierno de Estado. Tampoco frente a una dictadura ni mucho menos, ante un régimen totalitario. Lo que enfrenta la sociedad venezolana en la actualidad, es la presencia de una Organización Criminal que impone órdenes que se cumplen a través de megabandas y éstas operan con bandas sectorizadas.
   La estructura de esta compleja red criminal penetró absolutamente todo el sistema institucional del Estado venezolano. Por ello es tan difícil visibilizar e identificar responsables operativos. Solo vemos las caras públicas que lideran este desastre. El cuerpo institucional del Estado se encuentra controlado por representantes de este inmenso poder criminal que corrompió principios y valores que estaban normados por leyes y controles administrativos.
   Pareciera que frente a este descomunal despliegue de poderío criminal es imposible luchar, porque domina y contrala fuerzas policiales, militares y de inteligencia y contrainteligencia. Para ello, desde el mismo momento que comenzó a imponerse, 1998, se usó la propaganda oficial como estrategia para perpetuarse en el poder del Estado, con el lema: “Solo nosotros somos garantía de paz y tranquilidad”
   Semejante mentira comunicacional fue impuesta a los estratos más bajos de la sociedad. Unas veces como garantía para obtener votos, otras para acceder a trabajos y regalías, y en la actualidad, como amenaza directa al acceso de comida y seguridad personales.
   La recuperación de la sociedad y del Estado republicano y democrático es posible alcanzarlo, aún y teniendo en contra este poder criminal que se cree invencible e insustituible. La realidad está indicando que su principal debilidad es su incapacidad para brindar prosperidad y bienestar a toda la sociedad, a través del desarrollo económico-financiero. Otra debilidad es su desconocimiento absoluto de los procesos de alta tecnología en el uso, administración, control y distribución de los bienes del Estado. Además que en ellos no existe la palabra mantenimiento preventivo, correctivo de equipos en las áreas industriales y de servicios. 
   Pero lo más dramático es la desprofesionalización de las industrias, empresas e instituciones del Estado. 
    Frente a este descomunal desastre donde el propio Estado venezolano está controlado por una organización criminal, debemos indicar que la respuesta está, fundamentalmente, en la Constitución nacional. Sus artículos 70, 71, 333 y 350 dan el soporte constitucional, legítimo y legal para enfrentar a delincuentes disfrazados de estadistas. Porque frente a actos criminales que han cometido quienes detentan el poder del Estado, la rebelión y todo instrumento de fuerza, pueden y deben utilizarse como legítima defensa.
   Debemos enfatizar una vez más, que es falso que desplazando del poder a estos actores de la delincuencia política la nación y sociedad caigan en un caos y guerra fratricida. Por el contrario, desde hace varios años la sociedad venezolana, sus más activos dirigentes sociales, han diseñado, cada quien desde su ámbito de conocimiento, proyectos, planes y propuestas para superar la dramática crisis nacional que tenemos.
   Es falso que Venezuela, una vez desplace a la criminalidad roja-rojita, se enfrente en una guerra civil. Eso no ocurrirá. Por el contrario, los grupos de estudio formados, tanto por los partidos políticos como organizaciones civiles, apenas estos delincuentes sean apresados, comenzarán a funcionar conjuntamente con la orientación académica, tanto de universidades y centros de asesorías internacionales que desde hace tiempo han ofrecido ayuda.
      Todavía en Venezuela quedamos profesionales, jubilados y activos, dispuestos para contribuir a levantar el país. De ello no queda duda alguna.
   La larga noche roja-rojita de la improvisación y permisividad, al dejar en manos de delincuentes y la “masa social” la administración del Estado, terminó. Ahora comienza el esfuerzo conjunto entre profesionales para levantar desde sus cenizas, la nación de todos.
 

]]>
<![CDATA[“Solidaricémonos al menos con su poética mirada”]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/-Solidaricemonos-al-menos-con-su-poetica-mirada-20180820-0103.html http://www.panorama.com.ve//opinion/-Solidaricemonos-al-menos-con-su-poetica-mirada-20180820-0103.html  En este mundo cruel, en el que cada día nos reinventamos nuevos tormentos, la sociedad debe ocupar el lugar de las víctimas y dar respuestas a sus voces. No pueden sentirse abandonados a su suerte, hay que atender a sus necesidades, escucharles siempre, que no se sientan olvidados, sin apoyo, solidarizarse con su martirio, adherirse a su tristeza, hasta el punto de que hallen en nosotros una mirada de consuelo, un abecedario de alivio, ya no solo de las instituciones, sino también el abrazo de sus mismos análogos en el camino.

Tenemos que recuperar esas vidas ahogadas, perdidas y sin ganas de levantarse, pues sus traumas suelen ser verdaderamente difíciles de sanación. Sin duda, todos estamos llamados a garantizar el respeto universal de los derechos humanos y del estado de derecho como pilar fundamental de la lucha contra cualquier tipo de abuso. Ha llegado el momento, por tanto, de hacer frente a las condiciones que propician la propagación de estos calvarios.

Activemos redes de sustento para esas gentes que han sido asoladas por la fuerza del maltrato, por el atropello de los sembradores del terror, o por la violencia de la dominación. Deberíamos aprender de nuestro pasado y debería haber elevación de responsabilidad, tanto de los agentes abusadores o sembradores del terror, como por parte de aquellos que miraron hacia otro lado y permitieron que se produjera la salvaje acción. 

 El salvajismo nos ha vuelto seres sin escrúpulo alguno, de una frialdad superior a la de las bestias más bárbaras, lo que nos exige a todos, cuando menos un mayor interés colectivo. Tenemos que volver a esas sociedades más armónicas, y convertirnos como ese orgulloso hijo del continente africano, Kofi Annan, recientemente fallecido, en todo un guía del diálogo, en un inventor de la palabra justa, no en vano dirigió a la Organización de las Naciones Unidas hacia el nuevo milenio con una dignidad y determinación inigualables, tal y como hoy reconocen multitud de dirigentes que trabajaron junto a él, con la persistente ilusión de caminar hacia un mundo más humano y solidario. He aquí, una de sus célebres citas, que escribió para la UNESCO, el año 2011: “Debemos actuar a un nivel más elevado para prevenir los conflictos violentos antes de que ocurran. Necesitamos desarrollar una cultura de paz. El principio fundamental de esa cultura debe ser la tolerancia.

Es decir, la capacidad de apreciar y celebrar las diferencias que conforman la variedad y riqueza de nuestro planeta”. Ciertamente, bajo este lenguaje de la consideración al semejante, descenderían el número de víctimas, y por ende, esa naturaleza maligna naciente del odio y despreciativa de toda existencia. 


 Por desgracia, debido en parte a esa falta social de deberes éticos y morales, se han disparado los seres vivientes sacrificados o destinados al sacrificio. Esto es lo grave, lo gravísimo del momento presente, las inútiles contiendas que nos producimos a diario entre nosotros mismos, muchas veces avalados por una legión de cómplices. No importa la multitud de agraviados, con tal de imponer el miedo y el dolor.

Esta no es la atmósfera que nos merecemos. Necesitamos caminar juntos. No hay que tener miedo a las diferencias. Estamos llamados a entendernos. Lo fundamental es ponerse en el lugar del otro. Quizás exista una sola tristeza, la de no ser buenos acompañantes, buenos auxiliadores, más vivos y más humanos en definitiva.  Sea como fuere, no puedo dejar de recordar aquella pregunta que se hacía santo Tomás de Aquino cuando se planteaba cuáles son nuestras acciones más grandes, cuáles son las obras externas que mejor manifiestan nuestro amor a Dios. Sin dudar, él respondió que son las obras de misericordia con el prójimo.

En efecto, son esos actos de donación verdadera los que acrecientan en nosotros un sentimiento de humanidad que nos engrandece. Ayudémonos en este intento de esperanzarnos como familia. Al fin y al cabo, todos somos víctimas de algo o de alguien. A renacer se aprende llorando conjuntamente. Así compartiremos, luego, una placidez que nadie nos podrá quitar. 
 

]]>
<![CDATA[Antes y después del 4/A, por José Vicente Rangel]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Antes-y-despues-del--4A-por-Jose-Vicente-Rangel-20180820-0035.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Antes-y-despues-del--4A-por-Jose-Vicente-Rangel-20180820-0035.html 1) El atentado contra el presidente Nicolás Maduro tiene un antes y un después, como todos los hechos que ocurren.

Pero esta perogrullada se explica porque en el caso de los acontecimientos del 4 de agosto en la avenida Bolivar, del magnicidio frustrado y la masacre que pudo darse ese día, no hay duda de que existe una evidente continuidad entre el clima que precedió la acción criminal y el que se generó luego de la ejecución de ésta.
   2) En los días previos al 4/A se acentuó la ofensiva desestabilizadora y golpista en contra de Venezuela, tanto en el interior del país como en el exterior. Se extremaron el bloqueo y las sanciones contra el gobierno de Maduro y dirigentes del chavismo. Hasta los suizos, tan ajenos a tomar partido en la contingencia política internacional, adhirieron la lista del gobierno norteamericano execrando a dirigentes venezolanos. A la vez, la Unión Europea endureció la crítica y voceros del Departamento de Estado, del Pentágono, del Comando Sur, del Vicepresidente de EE.UU., congresistas y medios de comunicación multiplicaron las amenazas y las versiones distorsionadas acerca de lo que pasa en el país. Igual hacían los miembros del grupo Lima y un conjunto de países alineados de manera militante, como la Argentina de Macri, el Chile de Piñera, el Brasil de Temer, y, por supuesto, la Colombia de Uribe y de Santos.
     3) Sugiero revisar el contenido de los medios, todos sin excepción, en las fechas previas al atentado. Particularmente los colombianos, chilenos, argentinos y peruanos. En el primero destacan las  declaraciones de altas autoridades oficiales y de dirigentes de ese país. En el caso del entonces presidente Juan Manuel Santos, son de extrema gravedad cuando de manera descarada presagia la caída del presidente Maduro, de su inminente final, como lo manifestó horas antes del frustrado intento de magnicidio.
     4) En Colombia, en la cúpula del poder y en círculos dirigentes de la derecha, se planificó, sin la menor duda, el atentado del 4/A. Se preparó el apoyo logístico y organizativo, y, a la vez, Alvaro Uribe --pese a estar acosado por la acusación en su contra que cursa en el Tribunal Supremo-- abordó con su proverbial inquina hacia Venezuela el tema y la urgencia de acabar con del gobierno bolivariano.
     5) El 4/A contó con el precedente de la apología de gobiernos y personalidades en el mundo. Con el estímulo directo de factores externos. Con la orientación de quienes, ubicados en el terreno del aventurerismo, consideran que la única opción que le queda al antichavismo, es la violencia. Que es inútil insistir en el camino electoral. Que la oposición no existe como tal. Que no cuenta con pueblo para lograr una insurrección popular, ni con militares que la apoyen o que estén dispuestos a dar un golpe de Estado. En tales circunstancias, para ellos no queda otra alternativa que tirar la parada del atentado personal. La última ratio en materia de desesperación.
      6) Pero una vez más, como sucede con todo cuanto pretende la oposición, el resultado fue el fracaso. De nada le vale negar su responsabilidad en la autoría del hecho. De nada le vale negar el carácter de atentado criminal que, de haber tenido éxito, se habría convertido en masacre. De nada vale incurrir en la ridiculez de alegar que fue una tramoya montada por el propio gobierno de Maduro, cuando hay pruebas irrefutables, testimonios, análisis de expertos y declaraciones de los propios comprometidos y participantes, que confirman que el atentado fue planificado por personeros de la oposición y contó con el apoyo de niveles de los gobiernos norteamericano y colombiano, así como de otros factores ubicados en Miami, Panamá.
       7) Pero por si fuera poco, lo que significa el inefable mensaje instigador de gobernantes y líderes de otras naciones y los presagios estimuladores del magnicidio, está además el silencio ominoso de todos los elementos que integran la oposición interna y el bloque que opera en el exterior. Y no solo el silencio, sino la banalización de tan grave suceso que ha conmovido al mundo y suscitado una solidaridad, nunca vista antes, con el presidente Nicolás Maduro y el proceso bolivariano. Es una vergüenza, algo que degrada la condición humana de aquellos --instituciones y personas-- que deberían condenar un acontecimiento que pudo provocar la muerte de centenares de seres humanos y lanzar al país a una contienda fratricida, como es el caso de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), el Colegio Nacional de Periodistas, Partidos Políticos y directivos de la UCV. La violencia en el país alcanzó la tarde del 4 de agosto, su más alta y oprobiosa expresión. A partir de esa experiencia vivida por los venezolanos, hay que estar claros que fueron desbordados los límites de lo racional, y que Venezuela requiere con urgencia frenar el desbordamiento que significa que los delincuentes planeen a sus anchas el delito y que haya sectores que reaccionen con satisfacción ante semejante descaro. Que lo ignoren o, tácitamente, lo apoyen.

Claves secretas
• LA MANERA como se desarrolla la investigación del atentado del 4 de agosto en la Av. Bolivar, de los insólitos aspectos del mismo, de sus particularidades, ha generado graves discrepancias en el campo opositor. En principio se cuestiona la precipitada decisión, inconsulta, de dudar de lo ocurrido y atribuirlo a un montaje del gobierno, ya que los testimonios surgidos en la propia oposición --y de comunicadores antichavistas en el exterior--, así como de dirigentes del sector que confirman que sí se trató de una acción destinada a asesinar al presidente Nicolás Maduro y a cuantos se hallaban en la tribuna presidencial ese día, deja muy mal parados a sus voceros que mantuvieron la versión contraria…
• LA PARTICIPACIÓN del gobierno de USA --no se sabe a qué nivel-- en el intento frustrado de magnicidio, es algo que se analiza a través de diferentes enfoques. Uno, por ejemplo, considera que fue absoluta. Que prestó una considerable ayuda en la preparación del atentado. Otro enfoque, basado en fuentes acreditadas en  Washington, señala que en esos medios se recomendó actuar con cautela, debido a que desconfían del conglomerado opositor, tanto en Venezuela como en el exterior. Consideran que en su seno existe una verdadera anarquía que compromete el resultado final de cualquier operación…
• EN ESE sentido se habla de la inquietud que existe en los servicios secretos de los EE.UU. por el peligro que significa involucrar al país en delicadas operaciones políticas que no estén debidamente controladas y quedan en manos de personal inexperto…
• EXCELENTES LOS  programas de Zurda-Conducta por el Canal 8. Los muchachos y muchacha están haciendo un trabajo periodístico que demuestra capacidad, sentido crítico y, al mismo tiempo, humor y visión optimista del país. Tanto los videos como los comentarios son de primera…
• EL COMANDO SUR de los EE.UU aumenta su área de presencia militar en la región con diversas actividades que incluyen intercambios y preparación de componentes militares de diferentes países, siendo Panamá uno de los centros seleccionados. La finalidad de los ejercicios es fortalecer la cooperación regional y multinacional, con una clara orientación política, a los fines de prevenir cambios sociales y frustrar avances del movimiento popular. Esta  coordinación incluye al Secretario de Defensa de los EE.UU. (Pentágono), James Mattis, quien acaba de hacer una gira por la región. ¿Qué presagia esta actividad? ¿Más tormenta sobre Venezuela?

]]>
<![CDATA[Gobierno infame, por Rafael Ramírez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Gobierno-infame-por-Rafael-Ramirez-20180819-0001.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Gobierno-infame-por-Rafael-Ramirez-20180819-0001.html Pero en su hora menguada es capaz de hacer cualquier cosa. La cúpula que gobierna, ha entrado en su fase más peligrosa: la desesperación. Han llevado de manera tan irresponsable y desacertada la conducción de los destinos del país, que el daño que le han causado es irreversible en muchos aspectos, ellos lo intuyen y pueden medir en la calle el extendido rechazo a su actuación y a sus nombres, sienten el desprecio del Pueblo al que le han fallado. Están aterrados.

 

Por eso apelan al recurso de la violencia y el miedo. Lo único que les queda, es aterrorizar a su propio pueblo, a toda la sociedad, extinguir y acallar sus fuerzas morales, utilizar todo el poder del Estado, todos los recursos económicos de los que disponen, para inducir el miedo en la población. Han hecho las mas extrañas alianzas, en un círculo vicioso de abuso, corrupción, intereses y entrega, conformando un grupo de poder, que hace con el país lo que le viene en gana, y que se burla de nuestra Constitución, nuestras leyes y sobre todo, de nuestro pueblo sin ningún tipo de decoro, se sienten “sobrados” en su accionar, ante el silencio cómplice y el miedo de los cobardes.  

 

Nicolás Maduro le ordena al Tribunal Supremo de Justicia que solicite mi extradición a un país extranjero y éste, por supuesto, acata y cumple el mandato de manera expedita, se levantan cargos de cualquier tipo, y sin ningún tipo de proceso, notificación, ejercicio de derecho a la defensa, se recurre al consabido y gastado argumento de la corrupción, para perseguirme, violando mis derechos fundamentales, todo antecedido de una feroz campaña encabezada por el propio Maduro y su Fiscal, que sólo tenía por objeto preparar las condiciones para cualquier agresión en mi contra, incluso en el extranjero.

 

Nadie puede ser tan ingenuo como para creer que se trata del ejercicio de la justicia, seguir la corriente, es seguirles el juego. La solicitud encomendada al TSJ, incluso contradice su propia sentencia del 17 de febrero de 2016, cuando el Organismo era Presidido por la Magistrada, Dra. Gladys Gutiérrez, y que, se pronunció justamente sobre el tema de la toma de decisiones en un órgano colegiado como PDVSA y en la necesidad de delegación financiera y expresa para la celebración de cualquier acto por parte de quien lleva las riendas de dicha empresa. En derecho, las competencias son expresas, NO SE SUBSUMEN.

 

Junto a la solicitud de extradición en mi contra, también se emite, de forma igualmente inmediata, solicitud de extradición contra doce venezolanos en distintos países, es decir una “razzia”. Mientras tanto, en el país, las cárceles siguen llenas de presos políticos, secuestrados, maltratados, humillados, rehenes de Maduro, prosiguen las detenciones de oficiales militares y políticos acusados de cualquier cosa, ahora de participar en el extraño intento de “magnicidio”.

 

Decía el Pepe Mujica, y lo comentábamos el domingo pasado, que “ojalá no se iniciara una cacería de brujas”. Pepe, por su experiencia, sabe cuál es la ruta del autoritarismo y de los que no tienen razón, de los que sólo cuentan con la represión, para imponer su control sobre la sociedad. No se equivoco el viejo guerrillero.

 

Este gobierno no tiene credibilidad alguna, los gobiernos, organizaciones regionales e internacionales, saben de la violación sistemática de los Derechos Fundamentales de los ciudadanos, de los Derechos Humanos, del Estado de Derecho y, mas aún, de la terrible y trágica situación a la que el mismo ha conducido al país. Nadie se va a prestar a su “vendetta” y persecución política, así use el argumento que sea, en su “judicialización de la política”, nadie se va a prestar para apoyar la política de terror, que ahora pretende extender mas allá del territorio que controla a su antojo. Pretenden burlarse de los instrumentos jurídicos que los gobiernos serios utilizan para garantizar los sistemas jurídicos de sus países y que los hace legítimos.

 

Maduro ha actuado con saña personal en mi contra, ha abusado de todo el poder del Estado y utiliza a su antojo a la Fiscalía y al Poder Judicial, para dirimir su fijación personal. Ya me habían advertido que eso sería así, ya lo intuía por sus extraños antecedentes, por la forma como me dijo “que hiciera con mi vida lo que me diera la gana” en nuestro último “chat” y su comportamiento autoritario en la conducción del gobierno.

 

No te tengo miedo Nicolás. Ahora te digo yo, haz lo que te parezca, sabes que estás actuando mal, pero eres un cobarde, ésto no es un tema personal, se trata de un problema político. Yo soy un revolucionario y siempre he enfrentado, junto a mi familia, la represión y la persecución, ayer fue Betancourt y la Digepol, hoy eres tú, y tus macabros cuerpos de seguridad. Tú tienes el poder, y lo usas muy mal, pero yo tengo la razón y la historia lo demostrará. Ha sido una confrontación desigual, tú tienes a todo el Estado, a sus instituciones, su policía, su dinero, tu poderoso y extraño grupo íntimo, yo sólo tengo mis ideas y principios. Al final, tendrás que rendir cuentas por tus actos, a la justicia y al pueblo. Tu traición al Comandante Chávez, al Pueblo, la entrega del País, te han convertido en un feroz Herodes de esta revolución, Judas del juramento que le hicimos a Chávez, asesino de jóvenes y perseguidor de revolucionarios.

 

Mientras la represión y persecución política arrecia e impone el silencio de los sepulcros, del miedo, el gobierno, anuncia el tan esperado “paquetazo” económico. En una exposición “cantinflérica”, Maduro, nuevamente, habla al país, como si él estuviese llegando a la Presidencia de la República, como si la desastrosa situación económica y el caos, se debiera a “otro”. Ya no tiene mas excusas, ya no tiene cómo evadir su responsabilidad.

 

Ahora dice, sin ningún rubor, sin siquiera darse cuenta que ha violado la Constitución, que el BCV ha estado imprimiendo dinero inorgánico, “la vida es así” argumenta (¿?). Evade mencionar que la “hiperinflación criminal” que reconoce, tiene, entre sus principales causas, la impresión de dinero sin ningún respaldo.

 

Se reconoce, sin mencionarlo, a “Dólar Today”, como el referente del valor del bolívar. Ahora un dólar “vale” 6.000.000 de Bolívares. Es un reconocimiento criminal, es la mega devaluación mas grande de la historia, es la mas clara expresión de su fracaso en la conducción de la economía. El Bolívar derrotado por Maduro.

 

Se fija un valor arbitrario, que sólo existe en la imaginación del gobierno, al Petro. Un valor irreal, ficticio, irresponsable. ¿Quién va a aceptar intercambiar un Petro (que no existe, y que, en todo caso, y violando nuestras leyes y Constitución, se encuentra en un yacimiento de petróleo, bajo tierra, donde, para desarrollar un proyecto de producción, hacen falta invertir, al menos, 20 mil millones de dólares), por 60 dólares? “Tú me das 60 dólares y yo te doy un Petro” ¿Quién va a hacer esa estupidez? Se fija el nuevo bolívar “soberano”, a un referente que no existe.

 

En esta exposición de tragedia, ante la vergüenza ajena, que da el exponente que, obviamente no sabe cómo explicar su propio fracaso, hay, sin embargo, algunos rostros risueños; a otros, se les nota que se están enterando allí mismo. Sonríen porque, en esta exposición, detrás del “show” hay un “paquetazo” anti popular, neoliberal, de derecha.

 

Se anuncia la meta de un “Déficit Fiscal Cero”, ahora sí, “entendió” el presidente, como el mismo dice, que es “necesaria la disciplina Fiscal”. Yo te pregunto: ¿Cómolo vas a lograr? Porque, recientemente se anunció la exención del Impuesto Sobre la Renta Petrolero, es decir, que no va a existir el ingreso petrolero por ese concepto. ¿Entonces, de dónde vas a obtener el ingreso Fiscal? Ah, claro, se aumenta el IVA, el impuesto regresivo por excelencia, es decir, donde no se diferencia la condición social ni económica del consumidor, ¡todos pagan la misma tasa del IVA! Ah, también, Se aumenta la gasolina a precio internacional, ahora el ciudadano venezolano, con un ingreso mínimo exiguo en dólares (puede variar de 1.38 a 30 dólares, depende como se calcule) en una economía azotada por la hiperinflación y la mega devaluación, tendrá que pagar el precio de los combustibles establecidos en las economías de los países desarrollados, donde los ingresos son, en promedio, de 1.300 dólares. ¿Por qué? Ahora el dueño del petróleo, es decir, el venezolano, tendrá que pagar el precio Internacional de la gasolina, como si estuviese en un país no petrolero. Ahora el gobierno, a través de PDVSA, capta, se apropia de la “renta” petrolera ¡dentro del país!, es como venderle la Enciclopedia Inglesa a la abuela.

 

Los subsidios se establecen con base en situaciones socio-económicas, no en la posesión de un “carnet”, ayer era el carnet de AD o Copei, ahora, es el de la Patria. Dice Maduro que tiene un “Plan”, colocar “lectores” inteligentes en las “8 mil Estaciones de Servicio”, por Dios Quevedo… ¡son sólo 1.200 Nicolás!

 

Ahora, el gobierno, para cumplir su meta irreal de “Déficit Fiscal Cero”, le meterá  mano al bolsillo del trabajador, del asalariado, del ciudadano, arruinado ya por su caos, mientras permite que las transnacionales no paguen impuestos petroleros, se aumente el IVA y se aumente escandalosamente el precio de la gasolina. Es un gobierno de derecha, con asesores económicos de derecha.

 

Si el gobierno promete el “Déficit Fiscal Cero”, entonces ¿qué pasará con las Misiones Sociales, las Grandes Misiones?, ¿qué pasará con las Empresas del Estado que están todas en Déficit? ¿Con las Empresas Básicas de Guayana, PDVSA, las Cementeras, las de Agroindustria, entre otras?

 

Cuando estábamos en el gobierno revolucionario del Comandante Chávez, teníamos equilibrio Fiscal y suficientes ingresos para todos los programas sociales, nó porque el precio estuviese a 100 dólares el barril, como dicen los infames (ya hemos demostrado que sólo durante 4 años tuvimos ese precio, el resto estuvo entre 22 y 42 dólares el barril, mucho menos que ahora), sino, precisamente, porque cobrábamos a las transnacionales y a PDVSA todos los Impuestos y Regalías sin exenciones de ningún tipo. Pero, además, teníamos una producción de ¡3 millones de barriles día de petróleo! hasta diciembre de 2013.

 

 

 

Ahora, el gobierno destrozó PDVSA, su producción cayó, en tan sólo 4 años (con una dramática caída desde que entró Quevedo), ¡hasta 1.2 millones de barriles día! Por la incapacidad e irresponsabilidad de Maduro en el manejo del tema petrolero, en PDVSA, hemos ¡perdido 1.8 millones de barriles día!, a un precio promedio de 63 dólares el barril, estamos hablando de ¡113.4 millones de dólares cada día, que se dejan de recibir, 4.139 millones de dólares al año!

 

La respuesta está clara, la crisis la pagará el pueblo: no solo porque su salario se devalúa, no se consiguen los productos, pagará gasolina a precio internacional y pagará mas impuestos, sino porque no habrá dinero para las Misiones Sociales, ni para las Grandes Misiones, ni para mantener o rescatar a las Empresas del Estado. No sólo PDVSA, todas las Empresas del Estado están en vía de ser privatizadas en la lógica del paquetazo de Maduro, en la lógica del capital.

 

Los personeros de la derecha están de fiesta: pactan; los enemigos externos aguardan: Maduro les hizo el trabajo sucio. Entre la retórica y verborrea del discurso, entre el miedo y la cobardía de los dirigentes, del PSUV y de los partidos del Polo Patriótico, entre los arranques violentos de su entorno, entre el miedo y la persecución política, Maduro desmontó al Chavismo, lo derrotó: al Plan de la Patria y la posibilidad socialista.

 

Ni siquiera a Carlos Andrés Pérez, en su paquetazo con el FMI, se le ocurrió hacer algo así, ni el desastre de Jaime Lusinchi en el manejo de la deuda externa fue tan pernicioso para el país. Maduro ha dejado en pañales a los adecos, a la oposición. Ha hecho con el país lo que le da la gana. Pero lo han debilitado tanto, lo han herido tan profundamente, en su economía, en sus capacidades, en sus valores, que han dejado a nuestra patria inerme, indefensa.

 

La ONU denuncia que, a junio de este año, al menos, 2,3 millones de venezolanos huyen del país, que volvieron las enfermedades erradicadas hace años, que existen 100 mil ciudadanos en riesgo de muerte, por no tener acceso a los medicamentos para enfermedades crónicas o de alto riesgo.

 

“Crystallex”, nos quita “CITGO”, la “Exxon” produce petróleo en el Esequibo, los socios extranjeros piden y obtienen todo tipo de concesiones y derechos en la Faja Petrolífera del Orinoco, le dan ultimatos y ponen condiciones a PDVSA; la “Gold Reserve” nos despojó de nuestras reservas de Oro, hacen lo que les de la gana con el ambiente y los pueblos indígenas; el gobierno detrás de la extrema derecha norteamericana “pidiendo cacao”, dando contribuciones, negociando; los personeros y comisiones del gobierno viajan a los países aliados estratégicos a ofrecer la Patria, tanto, pero tanto, que esos gobiernos tratan de moderar la entrega. Como decía el Presidente Néstor Kirchner, los países de la región “nos patotean”, nuestros ciudadanos son maltratados en el extranjero. Un gobierno débil, genuflexo.

 

Débiles afuera o con las transnacionales, pero adentro Maduro es una “fiera”. Maltrata a los humildes, incluso en cadena nacional, maltrata a los presos, los comunes mueren quemados vivos y a nadie le importa, los políticos están secuestrados, violados sus derechos y, todos callan. A los campesinos les tienen miedo, hicieron una marcha que puso a temblar al madurismo, los componentes militares rodearon el Palacio, el mismo día de la tan esperada reunión con los personeros del gobierno, asesinan a tres dirigentes en Barinas; a las enfermeras y trabajadores de la salud, se les impide marchar, nadie les resuelve, les sacan a los Cuerpos de Seguridad del Estado; se fue la luz en Altagracia (en los alrededores de Miraflores) y los vecinos aterrorizaron al personal de seguridad; en el Zulia la situación de los apagones es insoportable, como editorializaba el Diario Panorama, lo peor de la situación, no son las mas de 144 horas sin luz, sino que nadie de la cara, no hay  respuesta, lo peor, es la falta de respeto al ciudadano. Y así, miles de ejemplos y situaciones de la vida diaria o la tragedia diaria de nuestro pueblo, todo está mal y vendrá peor, con el paquetazo de Maduro.

 

Pero el país necesita respuestas, propuestas. Lo primero que puedo decir, con toda responsabilidad, o mas bien, insistir en ello es: Maduro tiene que salir del gobierno, y con él, toda la cúpula del madurismo. Se les acabó el tiempo, no pueden, no quieren. Es la primera condición, indispensable.

 

Repito, porque por allí hay gente del “pranato” tratando de vincularme con la derecha (es lo que mas quisieran), o con acciones al margen de la Constitución o Drones de cualquier tipo. Nó, la respuesta es dentro de la Constitución y la única posibilidad es que sea desde el campo de la Revolución, de lo que quede del Chavismo y del campo progresista en el país.

 

Hago un llamado a todas las fuerzas progresistas, civiles y militares, del Chavismo, del Polo Patriótico, a las fuerzas nacionalistas, y mas allá de nuestro limitado espectro, a los patriotas todos, que entiendan que éste es un gobierno inepto y de derecha, caótico, que está destrozando, o ya destrozó al país.

 

Tenemos que rescatar lo que quede, reagrupar las fuerzas de la Patria e iniciar la reconstrucción del país. Ésto no aguanta mas de la forma como vamos. Ni la extrema derecha, ni una fuerza extranjera, es la respuesta a nuestra situación. Nó. Corresponde actuar y asumir a los líderes populares, a las fuerzas progresistas. Hacer a un lado cualquier interés subalterno, poner por delante la patria, la paz.

 

Lo vuelvo a decir, en cualquier momento nos va a sorprender un estallido social, político, militar, una conmoción violenta ¿hasta cuándo aguantará el pueblo? Llegará un momento en el país que se va a trancar. ¿Es que alguien está apostando a la opción de la aniquilación?, no entienden que el fascismo acecha, que el madurismo y su “pranato”, la extrema derecha y sus aventuras, su discurso, han preparado el terreno para el advenimiento de la violencia.

 

A mí y tantos otros dirigentes que acompañamos en su gobierno al Comandante Chávez, se nos persigue, presiona, amenaza. Algunos están detenidos, sometidos a situaciones de vejámenes en prisión, lo cual es un delito de lesa humanidad; a otros, como mi caso, se nos acusa de cualquier delito. Ya no tenemos el honor de ser acusados de comunistas, guerrilleros o independentistas; los tiempos cambiaron, ahora las acusaciones son otras, utilizan el discurso de la derecha internacional, la “judializacion de la política”, así han hecho con Dilma, Lula, Cristina, Correa, Chávez; ellos y todos sus equipos de trabajo estamos perseguidos o presos.

 

Con Chávez han hecho lo mismo, lo acusan de corrupto, lo hace el madurismo, no es tan torpe como para hacerlo abiertamente, pero lo hacen a través mío o de su obra de gobierno. Si lo que quieren, es que yo asuma y dé la cara por Chávez, lo haré gustoso, por eso escribo, hago videos, me reúno, me muevo, organizo. No será ante estos inmorales, criminales, entreguistas y corruptos, que yo rendiré cuentas. Sus torpes astucias están hechas a la medida de su condición ética y moral. Ya los veré cuando tengan que rendir cuentas.

 

Nosotros volveremos, haremos lo que tengamos que hacer, que nadie se canse, se raje, se asuste, seguiremos arriesgando lo que haya que arriesgar, es un tema de honestidad y compromiso de vida. Cuentan conmigo, con Chávez siempre, ¡Venceremos!

 

]]>
<![CDATA[“Universidades elitescas”]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Universidades-elitescas-20180817-0036.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Universidades-elitescas-20180817-0036.html  El ingreso a las universidades elitescas es el tema tratado en el artículo, analizando la figura del ingreso mediante legado o en virtud del “linaje.

El título usado por el autor:“¿Cómo logró papá que entrara en Harvard?”, no es desarrollado, dejándonos con la curiosidad que hago extensiva a mis lectores.

El título usado por el autor de un artículo publicado en “Le Monde Diplomatique en español”,(“¿Cómo logró papá que entrara en Harvard?”), me llamó enormemente la atención, despertando mi curiosidad por conocer la nueva forma que nos anuncia el articulista, como medio para entrar en tan prestigiosa universidad. Es sabido que, en los mejores centros de estudios superiores, las exigencias para la admisión son muy severas y, como lo dice el articulista, en tres cuartas partes de las cien universidades públicas y privadas norteamericanas más solicitadas, rige el alegato de que alguno de sus padres fue alumno de la universidad.

Estamos hablando de Princeton, Yale, Cornell, Brown, Columbia, Chicago y, naturalmente, Harvard, en la mayoría de las cuales el derecho de sucesión universitaria ha quedado consagrado, esto es, lo que se denomina el derecho de admisión por legado (“legacy preferences”) en virtud del cual, además del índice de notas escolares, del color de la piel, del sexo y del origen geográfico, estas instituciones tienen en cuenta la familia de los candidatos. 

Se señala que en una investigación reciente “The Harvard Crimson”, alguno de los progenitores del 29% de los nuevos estudiantes de primer año, cursó sus estudios en Harvard.
La selección por linaje aparece con la Primera Guerra Mundial y estaba destinada a contener el ingreso de hijos de inmigrantes, en especial, de judíos, por cuanto su llegada podía constituir una humillación para las elites anglosajonas en el terreno de la meritocracia.

Fue así como se establecieron cupos para los judíos y cuando las críticas fueron demasiado intensas contra este sistema de apreciación, la misma continuó aplicándose pero se aludía a criterios poco serios como el de la “diversidad geográfica” o el de la “descendencia familiar”. En las universidades selectivas los hijos de antiguos estudiantes está en un porcentaje entre el 10% al 25% de la población estudiantil.

No puede dejar de señalarse que, algunas universidades importantes, como es el caso de California Institute of Technology no aceptan esta regla de privilegios. En efecto, para muchos la preferencia de descendientes de antiguos alumnos está relacionado con la posibilidad de obtener donaciones más altas, observándose que las instituciones que reconocen el derecho de sucesión reciben este tipo de donaciones en forma más elevada de las que provienen de otros estudiantes.

Igualmente debe señalarse que, en febrero de 2018 grupos estudiantiles de universidades de prestigio en Norteamérica, se manifestaron contra la práctica de favorecer el carácter hereditario del ingreso. A aquellos que critican el ingreso por razones hereditarias se unen los que critican el ingreso fundado en altas donaciones, por cuanto estiman que equivale a una “venta del cupo”.

Pues bien, me quedé muy frustrada cuando me di cuenta que el artículo era exhaustivo en señalar porcentajes, opiniones jurídicas y movimientos a favor y en contra, pero que, en ningún momento nos explica la justificación del título usado (“¿Cómo logró papá que entrara en Harvard?”). Indudablemente que el autor fue muy hábil al ponerlo, por cuanto si bien anuncia que nos ilustrará sobre la forma ideada por su padre, no nos dice si fue razón del linaje o basado en cualquier otro motivo. Indudablemente, pensamos que los articulistas tienen que idear muy bien el título usado si, desean arrastrar con el mismo a los lectores curiosos y ávidos por enterarse de los detalles menos conocidos de las instituciones.
 

]]>
<![CDATA[Crisis Profundizada, por Juan Pablo Guanipa]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Crisis-Profundizada-por-Juan-Pablo-Guanipa-20180816-0103.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Crisis-Profundizada-por-Juan-Pablo-Guanipa-20180816-0103.html  

La crisis venezolana se profundiza. En el Zulia llega a niveles de desastre. Es un desastre provocado. Estoy seguro de eso. Ha sido provocado por razones ideológicas. Los que desgracian a Venezuela a través del ejercicio del poder, piensan que los ciudadanos debemos llegar a un nivel inaceptable de dependencia que pasa por acabar con todo y ponernos a pedir un poco de comida, un examen médico, unas medicinas, unos litros de gasolina, cualquier migaja que nos mantenga sometidos. También ha sido provocado por la ineficiencia y la corrupción. Son estos dos males que se han profundizado a niveles alarmantes en este ya largo régimen de veinte años que los ciudadanos nos empeñamos en que debe terminar lo más pronto posible. Que se hayan manejado tantos recursos y que los resultados sean tan desastrosos en vidas y en calidad de vida, es algo por lo que muchos tendrán que responder a la justicia, cuando la haya.

La particular situación que hoy vivimos los zulianos –no la crisis general que ya se hace tan cotidiana como inaceptable– sino su profundización desde el viernes pasado, es una demostración adicional del desprecio de este régimen por nuestra región. Hemos escuchado a varios técnicos que con precisión han dicho lo que ha pasado. El cable de 230 mil voltios que transmite electricidad por debajo del Puente Sobre el Lago de Maracaibo, es un cable de difícil manejo. La empresa japonesa Sumitomo, que lo construyó e instaló, siempre era llamada por Enelven para su mantenimiento y reparación. Corpoelec desistió de ese protocolo y cuando fue a probar la conexión de ese cable con uno aéreo nuevo que instalaron desde la Sub estación El Tablazo hasta la cabecera del puente en Punta Iguana, se produjo una explosión que ocasionó daños al Puente y que dejó sin electricidad a gran parte de la costa occidental de nuestro lago. Queda muy claro que no existe el saboteo del cual han hablado –de manera cínica e irrespetuosa con la inteligencia– nefastos personajes como el ministro destituido por la legítima Asamblea Nacional, la inefable vicepresidente y el usurpador del Zulia.

Las consecuencias de todo este asunto están a la vista y las sufrimos gran parte de los zulianos. Las horas continuas que muchas familias han vivido sin electricidad generan un caos sin precedentes en la vida del hogar. Realmente no hay forma de describir la situación y la indignación que tenemos con todo esto. Porque sabemos que todo está vinculado a las causas que señalábamos anteriormente. Porque sabemos además que el problema eléctrico, junto a los que también sufrimos en materia de transporte, agua, gas, aseo urbano, vialidad, semáforos, por solo hablar de algunos servicios públicos, es estructural y por tanto no va a ser resuelto hasta tanto podamos lograr un cambio político en nuestro país.

Distinto expertos han hecho conocer sus voces. Algunos de ellos han sido perseguidos hasta tener que abandonar el país. Más allá de esas recomendaciones, plausibles por lo demás, en las que se plantean inversiones, reparaciones, importación de electricidad a Colombia, etc., está la realidad política que nos abruma a todos los venezolanos. Insitimos. No hay forma de que alguna de esas recomendaciones sean aplicables mientras Maduro siga en la presidencia de la República. Por esa razón, se convierte en un imperativo de la hora actual profundizar los esfuerzos para lograr ese cambio político. Los zulianos y todos los venezolanos debemos asumir que es la patria lo que está en juego. Debemos generar la presión de la protesta como herramienta para que se imponga la vía constitucional, especialmente establecida en los artículos 333 y 350 de nuestra Carta Magna, la expulsión de Maduro de la presidencia y la realización de elecciones a través de las cuales los ciudadanos, democráticamente como debe ser, decidamos quién puede ocupar ese espacio y liderar el reencuentro con lo que somos, un pueblo que quiere vivir en paz, en libertad, en democracia, en progreso.

]]>
<![CDATA[Cono, por Roberto Malaver]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Cono-por-Roberto-Malaver-20180816-0104.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Cono-por-Roberto-Malaver-20180816-0104.html ¡Toma chocolate, paga lo que debes! Ahora sí es verdad que nos estamos volviendo locos de bola a bola. El nuevo Cono Monetario nos tiene vuelto una locha. No sabemos para dónde coger, pero estamos ligando que todo eso fracase, para ver si nosotros salimos de abajo y llegamos al poder. El 20 de agosto se está convirtiendo en el día más importante del país, una especie de 5 de julio, una vaina así, porque si esto llega a tener resultado, ay, compañeritos, ay, compañeritos, a olvidarnos del poder porque esos chavistas se van a quedar ahí hasta el día del carajo en la tarde. Así que hemos hecho todo lo posible para salir del dictador, desde atentados y otro montón de vainas que ustedes y Espoleta Allup conocen, pero el fracaso vive con nosotros, y no nos quiere abandonar porque somos su aposento natural.

 

La cosa tiene a la gente con mucha esperanza, esa vaina de anclar el Bolívar al Petro y el Petro al petróleo y el petróleo al dólar y no me  eches más cartas, porque no sé para dónde voy con todo mi camino a verme solo.  Esta dictadura se las sabe todas. Nosotros, que hemos hecho todo lo posible y más, por salir del dictador Maduro y no hemos podido, a pesar de que sabemos que ganó las elecciones, pero eso a nosotros nos importa un carajo, porque ya todo el mundo sabe que no somos demócratas ni lo hemos sido nunca, queremos evitar que estos marginales sigan disfrutando de los recursos que antes fueron de nosotros. El petróleo era nuestro, y bien nuestro, y llegaron estos carajos y se pusieron a hacer viviendas, y a crear escueles y otro montón de vainas para beneficiar a esa cuerda de tierrúos que no merecen un carajo. Ni de vaina, el petróleo es nuestro, es decir, de nosotros, los que siempre lo hemos disfrutado con nuestras familias, ah, pero estos grandes carajos llegaron ahora, cuando ya los teníamos en salsa, y montaron ese Cono Monetario y viene el nuevo comienzo, y hasta cuándo comienzan, cuando uno lo que está deseando es que terminen de una vez, y todos los días vienen con una vaina nueva y ya los hipertensos somos mayorías nacionales. 

 

Y el papá de Margot llegó diciendo que “hay que celebrar el 20 de agosto el día del cono.  Por fin carajo, parece que le voy a ganar una al portugués de la esquina, que se queda con todo mi dinero a cambio de nada. Estos comerciantes y el dictador me tienen loco, pero voy a ganar una. Mañana salgo a comprar lo que sea para reírme de los especuladores y los bachaqueros, que van a perder su oficio de un solo coñazo” Y agarró la puerta del cuarto y la tiró con toda la fuerza del mundo, y un vecino gritó desesperado: “Veta a joder al cono monetario”

 

- Usted la mandó a poner. – me canta Margot

 

 

]]>
<![CDATA[Necesitamos refundar la política, por Antonio Pérez Esclarín]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Necesitamos-refundar-la-politica-por-Antonio-Perez-Esclarin-20180816-0102.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Necesitamos-refundar-la-politica-por-Antonio-Perez-Esclarin-20180816-0102.html   No sigan hablándonos de revolución, socialismo, inclusión, democracia participativa y protagónica, gobierno del pueblo, soberanía alimentaria, independencia…  No sigan matando  el  sentido de las palabras,  dándoles un significado según su conveniencia. Sería más apropiado  hablar de botín, corrupción, intereses egoístas, lucha por el poder y disposición a no abandonarlo en ninguna circunstancia.

En estos casi veinte años en los que fueron muy eficientes en sembrar la división,  el hambre, la miseria y la corrupción,  ha surgido una nueva élite económica, la llamada “boliburguesía”, compuesta de altos funcionarios de empresas públicas y del aparato estatal, militares de alta graduación y algunos empresarios sin escrúpulos que vieron la ocasión de lucrarse a la sombra del gobierno. Por eso,  se resisten a perder el poder: no defienden ninguna revolución redentora, ni ningún gobierno para los pobres.  Es algo mucho más pedestre y menos heroico, aunque traten de disfrazarlo con frases altisonantes  y un discurso  nacionalista: defienden sus privilegios, su poder y  su dinero.

Esta situación se mantiene sobre la incapacidad de una oposición  de aglutinar el descontento de las mayorías con un proyecto unitario que presente un itinerario firme y sin titubeos, capaz de movilizar las multitudes y devolvernos la prosperidad y la dignidad. Parecen más preocupados por sus posibles cuotas de poder y sus beneficios individualistas que por resolver los problemas de la mayoría. Y uno no entiende qué oposición es esta que no ha sabido aprovechar las oportunidades y parece dedicada a criticar  y responder a las agendas del gobierno, en vez de proponer las suyas.

Se mantiene también sobre la miopía de una izquierda anclada en el pasado, incapaz de repensarse y de superar sus dogmas y sus esquemas mentales. Esta izquierda no nos sirve para construir el nuevo futuro. Sirve para criticar  al imperio  y al neoliberalismo, para mirar a otro lado cuando se señalan las barbaridades y abusos.  No están  a la altura de los desafíos y problemas de hoy porque viven mirando hacia atrás, porque son incapaces de liberarse de sus  esquemas  mentales, su retórica aprendida en los manuales. No son  capaces de un análisis objetivo  de la realidad que los desnude de sus prejuicios y su visión que no varía  aunque vivimos en tiempos  donde todo cambia.  

Más que analizar la realidad, buscan que la realidad se adecúe a sus ideas. Algunos se siguen considerando marxistas y parecen ignorar que el propio Marx se deslindó del marxismo al palpar el uso dogmático que se hacía de su teoría de análisis científico de las estructuras de opresión: “Por lo que a mí toca, lo que yo sé es que no soy marxista”. La frase dicha por Marx a su yerno Paul Lafargue, es corroborada como auténtica por lo menos con cinco documentos, cuatro de ellos de Engels.

Por ello, necesitamos refundar la política, cimentándola sobre la ética y la verdadera vocación de servicio,  para ponerla al servicio de la liberación del hombre,   y garantizar a todos vida digna y  libre de toda forma de opresión y dominación. Necesitamos un nuevo liderazgo, cercano al pueblo, creativo, aglutinador, competente,  con una gran capacidad de desprendimiento y entrega.  

  

   

                 

]]>
<![CDATA[Posición común frente al terrorismo, por Leopoldo Puchi]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Posicion-comun-frente-al-terrorismo-por-Leopoldo-Puchi-20180815-0090.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Posicion-comun-frente-al-terrorismo-por-Leopoldo-Puchi-20180815-0090.html El atentado del 4 de agosto hubiera podido ser la ocasión para que se diera un paso de acercamiento entre el Gobierno y la oposición, ya que en la actualidad en todo el mundo se ha impuesto como doctrina la condena de acciones armadas que reúnan las características de los métodos terroristas, independientemente de quien los realice o los motivos éticos, políticos o religiosos que los expliquen. 
Como se sabe, existen otras formas de violencia política, bien sea golpes de Estado, guerras, guerrillas o sublevaciones, que no generan el mismo grado de unanimidad en las condenas y en relación a las cuales priva el ángulo ideológico o político desde el que se observa el hecho. Pero cuando se trata de terrorismo se ha convenido su repudio universal y no se le confiere justificación alguna que lo valide. 
La naturaleza del atentado que ha tenido lugar permitía que se estableciera un punto de coincidencia entre todos los factores del país. Con relativa facilidad se hubiera podido adoptar una posición común respaldada por los diferentes factores políticos y sociales, al margen de su condición moderada o radical. No era necesario un documento único ni actos conjuntos, sino que cada sector se pronunciara desde su posición autónoma con un punto coincidente: el rechazo al método terrorista. Un paso que hubiera abierto las puertas a que se dieran otros.
Sin embargo, hay que constatar que no ocurrió así. Hay quienes intentan explicar esta circunstancia en razón de la falta de credibilidad que tendrían las informaciones provenientes del Gobierno. Tal vez esto hubiera podido influir en la reacción inicial pero no explica que todavía hoy no se haya podido alcanzar esa “posición común” contra el terrorismo. Habría que indagar en otros aspectos y consideraciones.
Ni siquiera la versión que circuló en un primer momento de que hubiera podido ser un auto atentado explica que no se haya condenado el método terrorista. El mundo ha visto innumerables atentados terroristas, y la reacción es la condena sin medias tintas, aunque existan distintas hipótesis sobre posibles autores o causas, o hayan sido realizados por medios poderosos o no.
Ahora bien, lo que pudiera estar sucediendo es que una porción, minoritaria pero influyente, de los sectores de la oposición, al margen de los partidos, estima que en el caso venezolano sí se justifica un atentado terrorista, más allá de lo que ha sido establecido por organizaciones como la ONU al respecto. Lo relevante de la situación es que, aun cuando es una visión de pequeños grupúsculos, tiene la capacidad para inhibir o imponerse, como ocurre con frecuencia con las redes sociales. Y el caso es que hasta algunos intelectuales desempolvan las tesis que históricamente han justificado el terrorismo o el magnicidio, desde las del anarquista Johannes Most hasta las del jesuita Juan de Mariana. En este contexto, la interrogante es: ¿Podrá establecerse una posición única frente al terrorismo en nuestro país?
 

]]>
<![CDATA[En opinión: Las nuevas medidas]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Las-nuevas-medidas-20180815-0088.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Las-nuevas-medidas-20180815-0088.html Se han definido las medidas económicas dictadas por el Gobierno Nacional para atender la recuperación económica de Venezuela.

 Desde utilizar dos unidades contables, pasando por ajuste a los precios de los combustibles a precios internacionales, hasta aterrizar en el anclaje del Bolívar soberano en la criptomoneda Petro, referido al precio del barril del petróleo en el mercado internacional. Se ajustarán lass tarifas de los servicios públicos. Se transarán  los bienes y servicios a través del bolívar soberano. Pdvsa pagará sus compromisos con Petros. Se rediseña una política fiscal para acompañar las medidas económicas tomadas y que entrarán en vigencia el próximo 20 de agosto.
En estricto sentido, estamos en presencia de un cambio estructural en la política económica, fiscal y social.
En cuanto al control de cambio se inicia su desmontaje y la referencia al dólar. 
Ojalá que con estos cambios estructurales se logre equilibrar y estabilizar las cuentas fiscales, para evitar la impresión del dinero inorgánico sin respaldo alguno. Que se cree una disciplina fiscal con recursos internos, provenientes de bienes y servicios producidos en el país.
Para que el plan funcione es imperativo que la producción de petróleo se incremente para tener mayores ingresos  que contribuyan en conjunto a los diversos ingresos al respaldo del presupuesto nacional.
Tenemos que apostar al éxito de estas medidas, por el bien del país. Una de las exigencias del pueblo hacia el Gobierno  Nacional, Estatal y Municipal es la mayor eficiencia, pericia, honestidad y transparencia. Los funcionarios  están al servicio del pueblo. Nadie es dueño de los cargos públicos. Todos están al servicio del pueblo. Hay que rendir cuenta de lo que hace cada quien.
Dios quiera que tengamos éxitos. El cerco económico y financiero es tan profundo y real, que el país está sufriendo en la compra de bienes y servicios en los diferentes países proveedores, que son forzados a no venderle a nuestra nación.
Crear una economía basada en instrumentos financieros no referidos al dólar y referidos al valor del barril de petróleo, dará independencia y soberanía a Venezuela.
Tendremos que ver cómo se instrumentalizan las medidas que entrarán en vigencia. Los subsidios a los combustibles serán una medida que esperamos no se conviertan en la vía para instaurar, nuevamente, el contrabando de extracción hacia Colombia y el Caribe.
Dios proveerá y nos acompañe en estos difíciles momentos que presenta nuestra querida Venezuela.

]]>