Publicidad

Actualizado hace 214 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Opinión
06:38 AM / 20/10/2018
Redescubrirnos desde el centro
Daniel Boza
0

 

 

La acción de intervención del centro de Maracaibo la motivó, inicialmente, la determinación del Gobierno, en sus tres instancias, de acabar con las mafias contrabandistas vinculadas al narcotráfico que operaban desde Las Pulgas y que estaban articuladas con organizaciones delictivas en la frontera colombo-venezolana. Es decir, fue una acción para garantizar la soberanía y la seguridad ciudadana.

Luego, en una segunda fase ha permitido el desmontaje de tarantines ilegales que habían secuestrado el espacio público (incluyendo edificios patrimoniales) y que en su mayoría se encontraban vacíos, sin ninguna actividad económica. 

Estas dos primeras acciones han sido determinantes, pero no son las más transcendentales, son las que inician el Plan de Recuperación del Casco Histórico de Maracaibo. Este plan incluye un esfuerzo importante de arquitectura e ingeniería, para restaurar la belleza original del patrimonio histórico de la capital zuliana, pero la recuperación del centro es mucho más que fachadas, asfalto y aceras.

En muchas ciudades del mundo, pero especialmente en la nuestra, el casco histórico es el núcleo del imaginario colectivo en áreas determinantes como la económica, cultural, política, religiosa y de  infraestructura. Nuestra sociedad maracaibera viene de un proceso de descomposición desde hace décadas, que ha deteriorado de manera significativa la ciudadanía, infectando su espíritu con intolerancia, irrespeto, violencia, xenofobia, en fin el desconocimiento del otro.

La recuperación del casco central, nos permitirá comenzar un proceso de redescubrir nuestra identidad y reconstruir nuestra ciudadanía, entendiendo ciudadanía como la conceptualiza el Prof. Orlando Villalobos: “[es la] consecuencia de la existencia de un espacio simbólico inclusivo”. Sería un grave error subestimar la importancia del casco histórico en nuestro espacio simbólico como ciudadanos.

Villalobos nos habla también de la gratificación simbólica, explicando que: “la producción de bienes simbólicos, propiciada por la comunicación, compensa o atenúa el déficit de integración social”.

En nuestra ciudad los medios masivos no son los únicos productores de bienes simbólicos, las relaciones interpersonales y su expresión en lo colectivo juegan un rol crucial. Y ahora, las redes sociales tienen una función importante en la masificación y reproducción veloz de estas relaciones, entendiendo que su funcionamiento sistémico es antagónico a los medios masivos: los primeros son desconcentrados (peer-to-peer, persona a persona), los últimos son centralizados y despersonalizados.

Entendiendo entonces la transcendencia de la recuperación del centro para la restitución de nuestra sociedad, la Alcaldía Bolivariana de Maracaibo en conjunto con las instancias de Gobierno Regional y Nacional y colaboradores privados, está convocando al Primer Congreso de Perspectivas para la Recuperación del Casco Histórico de Maracaibo el 31 de octubre a las 9 a.m. en el Centro de Artes de Maracaibo  Lía Bermúdez.

Esta iniciativa nos permitirá comenzar y abrir un gran debate entre todos los actores de nuestra ciudad, para la recuperación del casco central, pero mas allá, para el proceso de restitución concreta y simbólica de nuestra sociedad.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
0
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
0Comentarios
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS