Publicidad

Actualizado hace 303 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Opinión
06:33 AM / 21/10/2018
¿Nueva Constitución?, por Eduardo Fernández
Eduardo Fernández Presidente del Ifedec
0

Me opuse a la Constituyente de 1999. Sabía que esa convocatoria no era con el propósito de redactar un nuevo texto constitucional sino que era el instrumento para asegurar el poder absoluto en las manos del nuevo caudillo que, inexplicablemente, acababa de ser elegido Presidente de la República.

No solo me opuse a aquella constituyente sino que voté en contra del texto redactado. Consideré que la nueva Constitución no solo no resolvía problemas tradicionales del constitucionalismo venezolano, sino que los agravaba. Me refiero a temas como el exagerado poder concentrado en las manos del Presidente de la República, al tema del centralismo, al burocratismo y al estatismo, al militarismo y otros asuntos que, en mi opinión, quedaron mal tratados en el nuevo texto constitucional.

También me opuse a la tesis del poder supra constitucional que se invocó para violar la constitución de 1961. El mecanismo de las enmiendas previsto en la Constitución de 1961 era más que suficiente para incorporar modificaciones constitucionales que se consideraran convenientes.

Hoy se vuelve a hablar de una nueva constitución. Ya los venezolanos nos estamos acercando a completar treinta constituciones en 200 años de independencia. En ese mismo lapso Estados Unidos ha tenido una sola constitución y el Imperio Británico, ninguna.

La Constitución es el pacto social que se acuerda entre los ciudadanos de un país para garantizar la convivencia civilizada, el progreso y el bienestar de la población. Actualmente tenemos la amenaza de que vamos a ser convocados a pronunciarnos sobre un texto elaborado en secreto, al margen de la opinión pública y que por los vientos que soplan es absolutamente disparatado y contrario a nuestra tradición constitucional.

Así como voté en contra de la Constituyente de 1999 también me pronuncié en contra de la convocatoria a la Constituyente del 2017 por las mismas razones. Además, la forma como fue integrada esa presunta Asamblea Constituyente violó abiertamente todas las normas existentes al respecto.

Estoy absolutamente seguro de que la mayoría abrumadora de los venezolanos somos contrarios a esa propuesta constitucional que se nos quiere imponer. Ojalá encontremos los métodos adecuados para impedir que ese despropósito siga adelante.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
0
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
0Comentarios
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS