Publicidad

Actualizado hace 2 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Opinión
06:05 AM / 11/09/2017
Custodiemos la vida y dejemos vivirla
Víctor Corcoba Herrero / Escritor / corcoba@telefonica.net
0

Víctor Corcoba Herrero / Escritor / corcoba@telefonica.net

La vida no se ha hecho para malgastarla, sino para administrarla y protegerla. Ha llegado el momento de que gestionemos juntos  aquello que nos pertenece por igual.  Y en este sentido, debido a las potestades que le confieren la Carta y su singular carácter internacional, la ONU ha de tomar medidas sobre los problemas que enfrenta la humanidad en el siglo actual.

(...) Está visto, que el recurso a las armas para dirimir las controversias ya no sirve, la custodia de toda vida requiere de otros lenguajes más puros, más del alma y de la donación, ya que comienza con la autosatisfacción de cada ser humano. (...) Solo haciéndonos piña podremos aminorar tensiones entre nosotros y recobrar esa unidad que nos merecemos. Sentirnos acogidos es lo que realmente nos inspira ese espíritu conciliador, de ponernos en acción todos a una, para caminar reagrupados, sin exclusión. 

Pensemos en esa juventud que no tiene trabajo, los hemos dejado inservibles. Nuestra sociedad tecnológica los entretiene con mil inventos para mantenerlos distraídos, multiplicando al infinito las ocasiones del disfrute, que luego resulta que no son gozosas.

El placer se disipa en nada. Muchas cosas, muchas comodidades, ¿pero dónde está la realización de la persona como colectivo? (...) Necesitamos, por consiguiente, ser capaces de mirar con otros ojos a nuestros análogos, y con esta mirada renovada, que nace del reencuentro de culturas con el entorno, iniciar un cambio real de actitudes, incluso mudando de aires para que mejoren nuestros latidos de acercamiento con nuestros semejantes. 

En cualquier caso, no podemos permanecer tan fríos en esta marcha hacia la locura, con el veneno de la mentira en los labios, puesto que el desafío mayor que hoy tiene la humanidad precisamente radica en ese endiosamiento individual que nos impide hacer comunidad, hacer mundo, hacer universo en definitiva.

Tenemos que abajarnos y pensar que juntos somos más fuertes.  (...)  Sin duda, hoy más que nunca nos hacen falta guías, referentes y referencias, que pongan en valor los valores de libertad y respeto por los DD HH, para que al fin se consideren en todo lugar. 

 Sea como fuere, hay que repensar en un mundo diferente, con gobiernos auténticos al servicio de la humanidad, para que nos alienten al cambio, ante la multitud de vicios autodestructivos. Hace falta reorientar el rumbo en un mundo interconectado.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
0
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
0Comentarios
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS