Publicidad

Actualizado hace 0 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Opinión
06:06 AM / 05/12/2017
Crecimiento económico global contrasta con el alza del hambre
Teyuné Díaz Díaz / Periodista de la Redacción Económica de Prensa Latina
0

Organismos internacionales aseguran que la economía mundial y, en particular la latinoamericana, avanzan en 2017 con respecto a 2016,  al tiempo que los datos muestran un incremento global en las personas que padecen hambre.Estimaciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) apuntan que la región al concluir el año alcance una expansión de 1,2%, cifra revisada al alza frente a la pronosticada en julio. Para 2018 prevén un repunte de 2,2% mejor previsión desde el año 2013.

Alerta la Cepal que lograr un crecimiento económico con mayor dinamismo y sostenido en el área dependerá de la capacidad de los países para adoptar políticas dirigidas  a apoyar  la inversión, cuestión primordial en aras de disminuir los efectos externos negativos y de esta forma evitar serias consecuencias en el desempeño en el mediano y el largo plazos.

Ante ese panorama, el organismo exhorta a potenciar la inversión pública y privada, así como a diversificar la estructura productiva con mayor valor agregado e incorporación de tecnología y conocimiento. En cuanto al comportamiento económico regional, la Cepal señala que se aprecian diferencias notables.

Ejemplificó que en América del Sur, especializada en la producción de petróleo, minerales y alimentos, progresará a una tasa  del 0,7% en 2017, luego de dos años de contracción económica. En 2018 espera un incremento de hasta el dos por ciento. Mientras, en Centroamérica la progresión será mayor, al 3,4% para este año y al 3,5% para el siguiente. Sin embargo, en el Caribe la proyección es solo del 0,3% para 2017, dato revisado a la baja frente al análisis de julio, debido a los daños causados por el impacto de los huracanes Irma y María.
Las expectativas de avance para América Latina y el Caribe son insuficientes ante las necesidades de la región.

Un reciente estudio de la Organización de las Naciones Unidas  para la  Agricultura y la Alimentación (FAO), asegura que en el área unos 42,5 millones de personas no contaban con la cantidad suficiente de alimentos para vivir en 2016. El dato contrasta con el descenso prolongado de ese indicador en los años precedentes, y representa el 6,6 por ciento de la población regional, donde el hambre aquejó a 2,5 millones más de individuos frente a los registros de 2015.

No obstante, en los análisis del FMI no aparecen detalladas las diferencias que separan a las  regiones más ricas de las más pobres, ni se proponen medidas efectivas que reduzcan esa brecha cada vez más distante.

Para la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE),  el Producto Interno Bruto global también crecerá en 2017 y 2018, aunque aboga por mayor acción política para que la recuperación sea sólida e inclusiva.

Esa entidad, con sede en París, pronostica que el PIB global crecerá en 3,5% este año y en 3,7 en 2018. Sin embargo,  al igual que el FMI alerta que la progresión no es lo suficientemente sólida e integradora, por lo cual para 2019 se prevé una desaceleración al 3,6%.  Esos organismos internacionales vaticinan expectativas económicas más halagüeñas, empero el hambre, la subalimentación y el desempleo siguen afectando a millones de personas en el orbe.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
0
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
0Comentarios
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS