Síguenos...
Facetas
Mira lo que provoca el estrés en tu cutis
02:10 PM / 27/10/2018 Agencias
Agencias

“El estrés también tiene un impacto negativo para la salud de nuestra piel, agravando patologías ya existentes como eczema o psoriasis e incluso dando lugar a nuevos problemas cutáneos”, nos asegura Pedro Catalá, fundador de Twelve Beauty, cosmetólogo y doctor en farmacia.

 

En estados de estrés, nuestro organismo –como mecanismo de defensa- produce cortisol. Niveles elevados de esta hormona causan estragos en nuestro sistema inmunitario afectando a nuestra piel a diferentes niveles.

 

 

Así se manifiesta el estrés epidérmico:

 

 

Máxima Sequedad. El exceso de cortisol provocado por el estrés afecta a la funcionalidad de la barrera de la piel, aumentando la perdida de agua transepidérmica y disminuyendo notablemente la capacidad de ésta de retener agua.

 

Rojeces e irritación. El estrés provoca rojeces y la piel esté más irritada. La explicación está en que nuestro organismo libera más histamina, y esta es la hormona responsable de la irritación. Los episodios graves o sostenidos de estrés se pueden provocar patologías cutáneas como la rosácea o el eczema. Y si ya se padecen, éstos empeoran.

 

Acné adulto. Se debe a que hay un desequilibrio entre las cepas de bacterias buenas y malas. Esta es una de las causas del acné adulto, y suele aparecer en la zona de alrededor de la boca y la barbilla.

 

Tono apagado. Si tu piel ha dejado de mostrarse luminosa, puede ser a consecuencia del estrés. Nuevamente, el cortisol tiene la culpa. En este caso hace que la piel se renueve más lentamente dando paso a un tono más cetrino, opaco y apagado.

 

Más arrugas. El estrés y las preocupaciones también pasan factura en forma de arrugas. De forma indirecta, expresiones como fruncir el ceño, la rigidez de los músculos faciales y el efecto de la gravedad hacen que la piel pierda firmeza y que las líneas de expresión existentes.

 

 

¿ Te gustó la nota ?
0 Comentarios