Síguenos...
Facetas
Las flores como delicado toque ornamental del enlace nupcial marcan tendencia
09:00 AM / 04/11/2018 Gabriela Trujillo Prado
Agencias

Delicadas creaciones de la naturaleza, las flores otorgan a cualquier locación un toque mágico y colorido. A la hora de planificar un casamiento, se convierten en un recurso indispensable no sólo para dar vida y resaltar la solemnidad del ambiente eclesiástico, sino también para embellecer la atmósfera de la recepción y destacar las múltiples bondades del traje de novia.

 

 

Al escogerlas, las tendencias suelen variar según lo indique la moda; pero al juntarlas no hay parámetros establecidos que detengan a la imaginación. La musa creativa puede volar tan alto como se desee en procura de hallar originales y armónicas combinaciones.

 

 

“En el caso de los bouquets, actualmente la pauta la marcan los arreglos con mucha caída. Contrario a la década pasada, durante la cual los ramos solían ser pequeños y de aspecto muy natural, hoy se busca trabajar con propuestas muy a lo Diana de Gales, con diseños que, partiendo de la influencia de los años 70 y 80, nos permitan lograr una apariencia de cascada muy moderada en el arreglo”, explica Jesús Núñez,  decorador especialista en bodas de Maracaibo.

 

 

“Así -continúa-, a la hora de confeccionarlos, bien puedes solicitar nardos a diferentes alturas o trabajar con rosas solas o acompañadas de tulipanes, lirios, orquídeas, calas, anturios, azucenas u orquídeas. La idea es que, partiendo del corte del vestido, siempre procures dar vida a cosas que contribuyan a estilizar aún más la figura de la novia, no a afearla”. Finalmente, de los colores a utilizar en el ramo, concluye que sin duda los tonos pasteles y preferiblemente el blanco, son los más recomendables para la ocasión.

 

Ya en los predios de la iglesia, quedaron en el pasado los pomposos ornamentos que una vez reinaron a lo largo de inmensos templos zulianos. Para las parejas de hoy, mientras más pequeño y acogedor sea el recinto religioso, mucho mejor. Así pueden enfocarse en exigir decoraciones modernas, sencillas y elegantes sin tener que recurrir a un exagerado presupuesto.

 

En lo que respecta al pasillo nupcial, las alternativas de ornamentación varían constantemente. Por lo común, en toda su extensión se estila colocar detalles confeccionados con las mismas flores empleadas para el altar. Astromelias, rosas y azucenas blancas, entre otras flores, resultan muy provechosas entonces. Y combinándoles con otras especies puedes sacarles mayor provecho”, señala Vicente Izarra, decorador y especialista en la organización de eventos.

 

 

Existen elementos infinitos para jugar, pero el factor económico es muy limitante en este sentido. Por esta razón, los expertos en decoración sugieren pedir presupuesto hasta con un año de antelación. La idea es que la pareja esté consciente del gasto total que implica ambientar una boda. De allí que muchas novias insistan en grabar cada detalle de la decoración para tenerlo como grato recuerdo.

 

 

Adolfredo Palencia, fotógrafo profesional, explica: “Para los novios es muy importante plasmar en retrato lo que se convertirá en memoria para ellos. Así como hay gente que no le otorga tanta importancia a la decoración, existe quien sin duda desea tener en papel o vídeo hasta el más mínimo detalle de la ornamentación creada para esta fecha”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿ Te gustó la nota ?
0 Comentarios