Facetas
Guía para cuidar tu bienestar a partir de los 30 años
02:10 PM / 13/09/2017-Gabriela Trujillo Prado
Agencias

FACETAS ofrece una guía para cuidar su bienestar a partir de los 30 años. Especialistas como el médico internista José Lugo y Manuel Pérez recomiendan chequear la tensión, la osteoporosis y los niveles de azúcar, una vez que se pasa del umbral de los cuarenta. Después de los 50 años, toca una alimentación sana y con un menor grado de consumo graso.
 

"Luego que las mujeres cruzan la frontera de los 30 años deben comenzar a cuidar más su salud pues, por lo general, ya gozan de estabilidad física y mental", señalaron.

 

En esta etapa de la vida aparecen cambios en el cuerpo que se intensifican a los 40 o 50 años. Hay que ser constantes en puntos como: las revisiones médicas, alimentación sana y una buena ejercitación, de ser posible, a diario.

 

El chequeo anual debe incluir exámenes de sangre y orina para analizar el colesterol, los triglicéridos, el estado del hígado y los riñones. Recuerde que se trata de todo un conjunto que funciona de manera equilibrada para lograr el bienestar.

 

Amén de las tradicionales mamografías que determinarán la eventual aparición de los quistes y hasta posibles tumoraciones cancerosas, las cuales constituyen una de las principales causas de muerte en las mujeres venezolanas.

 

Otros exámenes que no pueden faltar es la radiografía de tórax para descartar enfermedades respiratorias. Qué decir de las revisiones ginecológicas anuales, las cuales son fundamentales cuando la mujer está casada o tiene hijos, cosa que, generalmente, ocurre en esa etapa de sus vidas. 

 

 

Tampoco deben descartar los siguientes exámenes:

 

Hemograma completo: Es uno de los elementos de diagnóstico básicos, pues es un cuadro en el que se expresa el número, proporción y variaciones de los elementos sanguíneos. 

 

Glicemia: Se realizar para medir el nivel de glucosa en la sangre. La glucosa (o azúcar) es la fuente importante de energía para la mayoría de células del cuerpo, incluidas las del cerebro.  Los carbohidratos de frutas y harinas se transforman rápidamente en glucosa, lo que eleva los niveles.

 

Perfil Lipídico (colesterol total, HDL, LDL, triglicéridos): Indica los niveles de colesterol en sangre, tanto el colesterol ‘bueno’ (HDL, que transporta lípidos hacia el hígado), el ‘malo’ (LDL, que puede obstruir las arterias) y los triglicéridos, que son el principal tipo de grasa transportado por el organismo, para dar energía o para ser almacenado como grasa.

 

Ultrasonido de mamas: Se utiliza para examinar más detalladamente anormalidades detectadas durante un examen clínico o a través de la mamografía. 

 


Papanicolaou Monocapa: Prueba que recoge una muestra de células del cérvix o cuello del útero, y del canal cervical, para someterlas a estudio y así diagnosticar la presencia de células cancerígenas. 

 

Electrocardiograma: Estudio de rutina que se realiza para observar la actividad eléctrica del corazón y así averiguar más sobre el ritmo cardiaco, tamaño y funcionamiento de las cavidades del corazón y el músculo cardiaco.  


Consulta medicina general, con exploración física: El médico estudia el cuerpo del paciente para determinar la presencia o ausencia de problemas físicos. Comprende: inspección (observar), palpación (sentir), auscultación (oír) y percusión (producir sonidos mediante golpes suaves). Además, analiza y discute los resultados de los exámenes médicos realizados. 

 

Nitrógeno ureico y creatinina: Estas pruebas monitorean la función de los riñones.

 

 

Publicidad
Publicidad
0Comentarios
Más notas de Facetas
Ver mas