Síguenos...
Facetas
Descubre cómo acabar con las manchas del lagrimal de tus mascotas
08:50 AM / 27/10/2018 Agencias
Agencias

Las típicas manchas de tonos rojizos o marrones que se presentan sobre todo en el lagrimal de algunos perros, es un problema frecuente ante el que se encuentran muchos propietarios de mascotas.

 

No es un problema grave, pero sí resulta antiestético. En ocasiones puede estar provocado por un problema o enfermedad en el animal.

 


¿Por qué se producen?

Las manchas que aparecen en el lagrimal son como consecuencia de un lagrimeo excesivo del ojo. Las lágrimas contienen sales minerales, que en contacto con el aire se oxidan y crean esas manchas oscuras. Si el lagrimeo es excesivo y continuo la zona se mantiene siempre húmeda y se convierte en un caldo de cultivo ideal de bacterias y hongos, que oscurecen aún más las manchas y pueden provocar infecciones.

 

 

Existen numerosas causas que pueden provocar que nuestro perro tenga estas manchas entre las que podemos destacar:

 

Raza: Hay algunas razas que tienen una mayor predisposición a tener estas manchas. Las razas de ojos saltones u hocico corto son más propensas a presentarlas. También en las razas de pelo blanco se tiñen muy fácilmente. Algunos ejemplos serían: caniche, chihuahua, pug, maltes, pekines y shih-tzu.


Pelo: Los animales de pelo largo, que tengan pelo cerca de los ojos puede irritárselos y hacer que el lagrimeo sea más frecuente, por lo que también pueden ser más propensos a la aparición de estas manchas.


Epifora: este término hace referencia al lagrimeo abundante y constante producido por la obstrucción de los canales lagrimales por inflamación o enfermedad. En este caso, si detectamos un lagrimeo excesivo sin causa aparente deberemos acudir a nuestro veterinario que pueda diagnosticar la causa.


Alergia o cuerpo extraño: por último, este lagrimeo excesivo y como consecuencia las manchas rojizas del lagrimal de nuestras mascotas pueden estar producidas por algún tipo de alergia o cuerpo extraño que haya podido introducirse en el ojo de nuestra mascota provocando molestias y como consecuencia lagrimeo.


 

 

¿Cómo podemos combatirlas?

Una vez descartado que nuestra mascota tenga un problema de salud que lo esté provocando, podemos eliminar esas molestas manchas de forma muy sencilla.

 

Si el problema reside en el pelo que pueda entrar en los ojos y molestar, debemos recortarlos y despejar la zona para que no siga provocándose la irritación.

 

Existen numerosos productos en el mercado que las eliminan. Estos productos tienen un mecanismo de acción muy sencillo, se basa en un antioxidante químico que va eliminando poco a poco las manchas. Cada producto trae unas instrucciones de uso que es recomendable seguir. Es importante tener precaución al utilizarlo para que no entre en contacto directo con los ojos. También debemos mantener la zona lo más seca posible, para que no se siga produciendo esta oxidación.

 

Como ayuda, podemos dar a nuestro perro para beber agua de mineralización débil, que favorecerá que se creen menos manchas, aunque exista el lagrimeo.


 

 

¿ Te gustó la nota ?
0 Comentarios