Síguenos...
Facetas
Contra la competitividad, la formación continua
09:00 AM / 09/09/2018 Pablo Hernández
Agencias

Que hemos creado un mundo altamente competitivo es vox populi y no sorprende a nadie, ya estamos habituados a él y tratamos de adaptarnos lo mejor posible.

La mejor forma de interactuar con una sociedad como la nuestra, en la que el acceso al trabajo y el mantener un puesto en una empresa es cada vez más difícil, es con actitud hacia la formación de aprendizaje constante de aquellos temas que mejoran los conocimientos, en la materia de la que se es profesional, o de aquellos otros que indirectamente pueden mejorar nuestra posición o y nuestras posibilidades a la hora de encontrar un empleo.

El inglés siempre ocupará un puesto de privilegio para aquellos que quieran mejorar y asegurar su estatus dentro de la empresa para la que trabajan, es el idioma que se habla en el contexto de la globalización, sin el cual es muy difícil optar por un puesto de relevancia dentro de cualquier organización.

El empresario, a su vez, debe de facilitar este aprendizaje para una mejor proyección de la imagen de la organización y de su eficacia. Por eso es muy positivo invertir en la formación de sus propios empleados con la contratación de una academia que ofrezca cursos de inglés para empresas, pues estas realizarán sus cursos más específicos y orientados a las necesidades de sus empleados para ser útiles a la organización para la que trabajan.

Por ejemplo, tal y como hacen desde NELC, Cambridge English, la academia a la que redirige el enlace, el conocimiento del idioma británico irá encaminado a potenciar las capacidades comunicativas de los empleados, para que estos se integren y consoliden el empuje que la empresa necesita para abarcar mayores mercados y la captación de clientes internacionales.

La formación en lo que nos gusta o interesa

La capacidad de aprender, el valor de estar en constante formación, el interés por las más diversas materias, es una actitud que convence cada vez a un mayor número de empresarios en el momento de la selección de personal para cualquier puesto, pues denota en el candidato que se adapta fácilmente, que no tiene problemas en adquirir nuevos conocimientos, que se interesa por formarse y progresar.

En este sentido, el estudiante puede optar por formarse en cualquier materia siempre que sea de su interés, añadiendo conocimientos y agrandando su currículum vitae. Elegir la academia más preparada será lo que determine al final dónde acudir, y esta debe tener buenas referencias y haberse adaptado a los tiempos, lo que significa que debe ofrecer sus servicios en la red, es decir, a distancia.

Así podrás estudiar un fp dietética a distancia gracias a academias de gran prestigio, como la Academia Bing Bang, con la que podrás adquirir conocimientos útiles para tu propia salud y la de los tuyos e iniciar un camino laboral nuevo e independiente, que solo la formación profesional cuando es formación a distancia puede ofrecerte de manera sencilla y a un precio muy económico.

La formación continua no tiene por qué estar exclusivamente ligada al trabajo, es una señal inequívoca de que estamos ante alguien curioso, culto, trabajador, al que le interesa estar formado de aquello que le reporta beneficios en un sentido u en otro. Una persona que no pierde el tiempo y que prefiere la cultura a los tiempos muertos de la televisión y el vacío intelectual.

La Formación Profesional desde las academias

Se considera que aquellos que estudian formación profesional se encuentran más cercanos, ligados y conscientes de la realidad que les rodea, dando respuesta a las necesidades de las demandas de empleo, convirtiéndose en personal cualificado y especializado para todos los sectores profesionales que existen en la actualidad.

Al cursar un FP, el estudiante debe ser consciente de que no solo se mide su capacidad de adquirir conocimientos, sino su nivel de competencia profesional y personal, es decir, su actitud como experto en una materia específica y cómo la ofrece a los que requieran sus servicios.

Elegir una academia de formación profesional acarrea una serie de ventajas sobre la tradicional, y es que una academia de este tipo ofrece formación mucho más específica, más orientada a cumplir las necesidades del estudiante, con un seguimiento más personalizado, además de proporcionar herramientas online con las que seguir el curso de manera mucho más ágil y sencilla, desde el hogar, adaptando los horarios a los que mejor convenga al estudiante.

Por otra parte, el problema de la certificación, si la formación es o no reglada, no es un problema para las empresas, puesto que la formación que no está reglada es que no está contemplada dentro de los parámetros que exige el Ministerio de Educación, pero sí por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, que para el empresario es igualmente válido a efectos prácticos.

Si es cuestión de encontrar un empleo, la formación profesional se postula como la mejor de las alternativas académicas existentes. Son estudios de muy variada índole, muy prácticos, en continua renovación y adaptación a las necesidades que la sociedad demanda, a la realidad económica y laboral del momento.

Un sistema educativo con gran demanda en el extranjero, sobre todo aquella formación relacionada con la electricidad, la electrónica y, por encima de ellas, las que tienen que ver con las telecomunicaciones. También, y en constante crecimiento, les siguen las que se enfocan en la instalación y el mantenimiento industrial, que llegan a abarcar hasta un 8 % de todas las ofertas.

En cuanto a los países que más demandan a este tipo de profesionales con titulación de Formación Profesional se encuentran Alemania y Bélgica encabezando las posiciones con un 15,30 %, aunque otros países como Gran Bretaña, Francia y Holanda no se quedan atrás y les siguen bastante cerca.

Debemos contemplar estudiar FP, tanto de grado medio como de grado superior, como una alternativa a las carreras tradicionales, por ser muy atractivas, con gran accesibilidad y de muy alta calidad, con una creciente demanda en el mercado laboral, tanto dentro de nuestras fronteras como fuera de ellas.

La Formación Profesional en España tiene muy buena fama internacionalmente, pues ofrece una enseñanza innovadora y flexible para los alumnos, y como ya señalábamos con anterioridad, con una visión muy cercana y realista de las necesidades de nuestra sociedad, así como del sector empresarial, que permite una profunda preparación para ejecutar las diferentes tareas y cubrir los puestos de trabajo existentes en el tejido industrial o como profesional independiente, realizando los trabajos como autónomo.

 

 

¿ Te gustó la nota ?
1 Comentarios

1

domador antiopositores 09/09/2018 11:53 AM

Excelente!. La formación española tiene muy buena fama. Es correcto.