Publicidad

Actualizado hace 11 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Espectáculos
07:35 AM / 27/05/2015
Susana Duijm a 60 años del Miss Mundo: "Fui un batacazo total"
Patricia Quiñónez / Redacción Web
1
Panorama
Diseño: Roberto Insignares

¡Hay momentos en la vida que nunca se olvidan, así hayan pasado 60 años! Susana Duijm tiene razones de sobra para creerlo. Seis décadas han transcurrido desde que se convirtió en la primera latinoamericana en ganar el Miss Mundo. Hoy, a sus 78 años, rememora con emoción y verbo fluido, detalles inéditos de cómo vivió la primera corona internacional que abrió paso a la ya legendaria fama de reinas venezolanas. 

Desde su campestre casa en la isla de Margarita, como la describe, y donde decidió vivir desde hace 20 años, esta feliz abuela y conductora de su propio programa de radio, cuenta a PANORAMA cómo su triunfo fue todo un “batacazo”, primero al ganar el Miss Venezuela en julio de 1955 y luego el Miss Mundo en Londres, Inglaterra, apenas tres meses después. 

“Tenía 18 años cuando entré al Miss Venezuela. Jamás me imaginé que iba a ser reina de belleza porque en esa época concursaban solo muchachas de la alta sociedad, y yo apenas estaba empezando a trabajar como recepcionista. Me descubrieron en una parada de autobús, un señor y dos señoras siempre me decían que tenía porte de miss. Vivía en Colinas de Bello Monte, en Caracas. Fue como el cuento de la Cenicienta. Me convertí en la primera Cenicienta del Miss Venezuela. Me vestía con ropa prestada. No tenía los medios para ir con ropa diferente para los cocteles.

"Fui un batacazo total, nadie esperaba que yo ganara el Miss Venezuela"
 

Los mismos organizadores del Miss Venezuela pensaban que yo no tenía chance. Pero fui un batacazo total. En esa época la belleza venezolana era la de una mujer llenita, con una cinturita, unas caderotas y yo era todo lo contrario. Yo era flaca, alta. 

El día de la elección el 9 de julio de 1955 el jurado decidió, en el Hotel Tamanaco, que fuera el público el que votara, así que gané contra todo pronóstico gracias a los aplausos de la gente. El primer premio era un carro 0 kilómetros y no me lo dieron, tampoco me entregaron una cesta full de cosméticos. Me negrearon como quien dice (risas). Lo único que me dieron fueron algunos trajes, pero digamos que eran sencillos. 

Fue elegida Miss Venezuela el 9 de julio de 1955, por el aplauso del público
 

Ya la otra candidata tenía pasaporte y todo, hasta nos enteramos a través de un modisto que tenía la ropa del viaje mandada a hacer, pero se quedó con los crespos hechos. Yo no tenía ropa de diseñador pero con una costurera le supimos sacar provecho a mi figura con un traje ceñido al cuerpo.


 Unos días después viajé al Miss Universo en Estados Unidos y por primera vez una venezolana quedó entre las semifinalistas. Allí me vieron los organizadores del Miss mundo y me invitaron a participar.


  Viajé a Londres completamente sola. Me las tuve que arreglar con unas cuñas que había hecho para el pasaje y para defenderme por allá. Después todos me decían, yo sabía que  ibas a ganar. 
 Llegué a Londres con 15 días de anticipación porque me equivoqué de fecha, y allí estaba yo, llorando, con mis maletas en el aeropuerto sin conocer a nadie.

 Le había dado un dinero a un señor que siempre estaba en la plaza Bolívar (Caracas), para que enviara un cablegrama avisando mi fecha de llegada, pero como que se agarró los reales y nunca lo hizo. Un señor me vio llorando  y se acercó a preguntarme qué me pasaba. No tenía ni idea  de que se trataba de un periodista. Amablemente me ayudó, me explicó que me iba a hacer unas fotos y al otro día ¡salí en la primera página! Recuerdo el titular: Belleza latina perdida en la neblina de Londres.

 En ese periódico se encargaron de contactar a los organizadores del Miss Mundo. Fue increíble que cuando gané el Miss Mundo, ellos me sacaron con el título: ¡Ganó nuestra muchacha! 

 Susana Duijm tenía 19 años cuando fue coronada Miss Mundo en Londres.
 

El inglés mío era ‘machucao’, que aprendí en la isla de San Tomé cuando mi papá nos llevó a vivir allá porque trabajaba con las petroleras. 

De verdad pensé que la que iba a ganar era Miss Estados Unidos, porque había llegado con todo su séquito de maquilladores, asistentes, representante. Yo y las demás latinas éramos las únicas ‘pelabolas’. 

Margaret Haywood, Miss Estados Unidos, quedó como primera finalista
 

El Miss Mundo era fuerte, estricto, y eso sí, cumplieron con todos los premios; un carro espectacular 0 kilómetros que me enviaron por barco desde Londres hasta Venezuela, 500 libras esterlinas, un viaje de 15 días con todos los gastos pagos a París y también un contrato para desfiles de modas.


 Más adelante trabajé como modelo en Nueva York y París. Y de allí en adelante arranqué mi carrera en la televisión y en la radio. Trabajé en México, Italia y España como actriz de cine y teatro. 

Incursionó en el cine y el teatro, así como en la animación
 

Decidí  venirme a vivir a Margarita porque mis hijos tenían su vida hecha y ya saben que en la televisión cuando una va pa’ viejo lo que quieren es gente joven así que decidí retirarme a la isla, que siempre me ha encantado. Hice mi casa acá que se llama 1955. Aquí en Margarita, aunque suene feo decirlo, hasta los perros me reconocen (risas).

"A las jóvenes les digo que estudien, la belleza se acaba, el conocimiento no"
 

Hoy día veo los concursos de belleza de vez en cuando y de cuando en vez. Casi siempre es lo mismo, la que se operó la nariz, la que se hizo aquello. En mi época no existían las cirugías estéticas. 
Eso sí, desde que está Osmel (Sousa) el Miss Venezuela es toda una institución, una escuela completa.  A las jóvenes les digo que estudien, que tengan una carrera, que esto del modelaje es una cosa efímera. La belleza se acaba más rápido que el conocimiento.  

En 2005, Venevisión le rindió un homenaje por los 50 años de su coronación
 

¡Recibimiento en Maracaibo!

Nunca olvidaré cómo me recibieron en Maracaibo después que gané el Miss Mundo ¡Fue espectacular! Recorrí las calles en caravana y hasta me llevaron a la cárcel de Sabaneta porque los presos también me querían conocer. Me hicieron canciones, de todo, así que yo lloré como una loca. Ustedes, PANORAMA, estuvieron allí y lo cubrieron todo. ¡Eso se llama pa’ que vos veáis!”.

Video de su coronación en Londres, el 20 de octubre de 1955

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Te gustó la nota?
Publicidad
1
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
1Comentarios

1

pedro reyes 27/05/2015 09:09 AM

Bella la Susana Dujim, y no se entrega al almanaque. Interesante!.


AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS