Publicidad

Actualizado hace 387 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Espectáculos
10:58 AM / 25/02/2016
Gilda Barreto, el personaje que mitificó a Gabriela Spanic, cumplió 20 años
Panorama
0
Panorama

El escritor Alberto Gómez de “Como tú ninguna” nos cuenta en primera persona cómo se hizo la telenovela más larga transmitida en Venezuela. Protagonizada por Gabriela Spanic, el dramático duró un años tres meses al aire con 318 capítulos.  Récord de audiencia hace 20 años.

Luis Aguirre

“Estaba  en una pequeña oficina de escritores de Venevisión dialogando los capítulos finales de ‘Peligrosa’, telenovela que arrasaba en el rating a las 9:00 pm. Sonó el teléfono y era la secretaria de Arquímedes Rivero, quién me pidió que fuera a hablar con él. Dejé a medio terminar la escena que estaba tecleando  y fui al llamado de mi jefe. 

Lo primero que me dice el  señor Rivero: ‘La novela de la una de la tarde está pésima en rating, la gente no ve  y no tiene  remedio”. Se trataba de ‘Como tú, ninguna’, con una debutante y bellísima protagonista de nombre Gabriela Spanic y un joven galán: Eduardo Luna. 

 

Y me llevo tremenda sorpresa cuando mi jefe me dice que  la novela quedaba en mis manos, que la llevara hasta el capítulo 120 —es  el número de capítulos que se necesita para poderla vender internacionalmente—. Arquímedes Rivero me dijo textualmente: ‘Haz lo que quieras, es un fracaso’.

Al día siguiente ya estaba al frente de la moribunda ‘Como tú ninguna’. Yo solo había visto un par de capítulos, no sabía de qué trataba ni por donde iba la trama. Lo primero que hice fue leerme los últimos libretos, y luego; me reuní con los dialoguistas, les expuse todas mis dudas sobre la trama y todas mis lagunas sobre tantos personajes desconocidos para mí. 

En ese momento me  enteré que había un galán nuevo y emergente interpretado por Miguel de León y debía darle a él  todo el peso de la historia. La productora de la telenovela pedía que Eduardo Luna fuera sacado de la novela y yo me negué.

 

 Decidí enamorarlo del personaje interpretado por Mónica Rubio (hija de Miguel de León en la trama).  Como la novela no gustaba a la audiencia lo primero que hice fue hacer que la sufrida Gilda Barreto dejara de amar a su Raymundo Landaeta y se enamorara del nuevo galán; el flamante Raúl de la Peña, supuestamente viudo y padre de una hija histérica y caprichosa. Gilda se enamora de Raúl y entra a vivir a una mansión donde solamente encuentra odio y rechazo. A partir de ahí, comenzarían el gran periplo de desgracias que marcó la vida de la protagonista. De pronto se descubre que Raúl de la Peña no es viudo, que su esposa no estaba muerta, estaba de parranda. Es así como entra a la historia Marita Capote para amargar a  la acontecida Gilda. 

El rating comenzó a mejorar poco a poco y Arquímedes Rivero me dice lleno de alegría: ‘La novela está subiendo, Alberto, sigue así. Mata sin compasión a quién tengas que matar y mete todos los personajes nuevos que quieras’. Y me tomé aquella orden a pecho. 

Eliminé de la trama a varios personajes de relleno y metí nuevos y contundentes villanos. Es así como a Raúl de la Peña le aparece un hermano sádico y obsesionado sexualmente con Gilda Barreto. El  hermano perverso interpretado por el hoy mánager Iñaki Bascarán, intentó violar  a Gilda y ella para defenderse lo asesina sin querer.

 

 El rating se dispara y la novela se convierte en lo más visto del país. Gilda va a la cárcel acusada de homicidio, y en dicha prisión, se reencuentra con viejas y peligrosas enemigas del pasado —fueron los capítulos más vistos— . Ya toda Venezuela estaba pegada con las aventuras y desventuras de Gilda Barreto. Llega el famoso juicio y Gilda es juzgada. Su gran amor,  Raúl de la Peña, es su máximo acusador, quién la odia por haber matado a su hermano, pero a la vez la ama con todas sus fuerzas. 

El largo juicio mantuvo cautiva a la audiencia día tras día. Cuando es transmitido el capítulo en el que Gilda finalmente es declarada inocente  las calles de Caracas, y presumo que del resto del país, estaban desiertas. Nadie quería perderse el desenlace. 

Al siguiente día  hubo fiesta en Venevisión. La novela había arrasado con 25 puntos, habiendo sido el capítulo del juicio lo más visto del día en toda la programación. Celebrando con Arquímedes Rivero en su oficina llamó Manuel Fraiz Grijalba para felicitarnos. También lo hizo el actor Daniel Alvarado, quién aseguró  que la conclusión del juicio ha sido el mejor capítulo que él ha visto en su vida… ¡y él no trabajaba en el dramático!

Gilda sale en libertad y decide convertirse en una mujer mala y vengativa. Gabriela Spanic se cambió el color del cabello y nació  Gilda, la villana. A la historia llegaron nuevos personajes que vinieron a complicarlo todo más. Las maldades crecieron a la par del rating y ya toda Venezuela estaba seducida por el encanto venenoso de Gilda Barreto. Y es que la vida de la pobre Gilda era un rosario de desgracias, no hubo nada malo que no le pasara a la  protagonista. Se quedó ciega tras un aparatoso accidente, perdió la memoria y fue recluida en un manicomio. Le apareció un padre, interpretado por  Henry Galué, que se convirtió en su peor enemigo y que la odiaba sin saber que era sangre de su sangre. Gilda fue cantante de fama, se hizo rica y volvió a ser pobre, tan pobre que terminó viviendo en un miserable rancho con paredes de cartón y rodeada de pintorescos mendigos llamados Botella, Pataruco y la bruja que leía el futuro en su computadora; Miosotis. Pero el público quería más, mucho más, es por eso que ‘Cómo tú, ninguna’ fue tan excesivamente larga.

 En el canal los altos ejecutivos no querían acabar con aquella mina de oro. Entonces Gilda se estrelló en un avión en la selva con su hija de dos años, la  mordió una serpiente, además la secuestraron.

Gilda quiso ser monja, se peleó a golpes con todas las villanas; y finalmente, cuando ya no podían ocurrirle más desgracias, le apareció una doble, una usurpadora que se hace pasar por ella y que es malísima, una súper perversa que le intenta robar a su esposo y a su hija. 

 

Un día en el canal me encuentre a la actriz  Emma Rabbe y me dice: ‘Alberto, tú novela es insólita, a Gilda solo le falta que le haga pipí un perro. Definitivamente la novela está hecha para que todo le pase a ella’. Y tenía razón, a Gilda le pasó de todo y un poquito más. En Venezuela se popularizó la frase: ‘Estás más empavada que Gilda Barreto’.

Era tan grande el éxito de la novela, que una compañía de refrescos organizó una caravana a Barquisimeto. Aquella noche, un grupo grande de actores y técnicos decidimos ir a bailar a una discoteca de moda. Y allí  todos nos enteramos que Gaby Spanic y Miguel de León eran novios en la vida real. Nadie lo sabía y todos nos impactamos. El amor de Gilda y su Raúl había traspasado las pantallas y se habían enamorado de verdad, llegando a casarse unos pocos años más tarde y se fueron de luna de miel a Puerto Rico, ellos ignoraban  la locura que era la novela allá. 

EE UU, República Dominicana, Panamá, España, Chile, Colombia, Bolivia e incontables países más recibieron con éxito a Gilda. ‘Como tú, ninguna’, a 20 años de su estreno, sigue siendo retransmitida con igual arrase en muchas televisoras del mundo. La novela duró un año y  tres meses al aire con un total de 318 capítulos. Esteban Trapiello me dijo: Gaby Spanic se quedó con Gilda por siempre”. 

 

¿Te gustó la nota?
Publicidad
0
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
0Comentarios
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS