Publicidad

Actualizado hace 44 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Deportes
03:53 PM / 11/09/2018
“Robaclables” dejaron en penumbras estadio de softbol Cuatricentenario (fotos)
Luis Bravo
0
Luis Bravo

La delincuencia asestó la estocada final a la iluminación del estadio de softbol Cuatricentenario al inutilizar, la noche de este martes 10 de septiembre, las ocho lámparas que daban claridad a la parte frontal e impedían la total oscuridad en las horas nocturnas del parque ubicado en la urbanización del mismo nombre.

Las luminarias constituían el último vestigio de luz que le quedaba al campo deportivo tras el saqueo continuo al que está sometido desde hace un año exactamente tras ser reinagurado, en septiembre de 2017, por la anterior gestión gubernamental de la entidad zuliana.

 

 

 

 

“Ahora si quedamos totalmente a oscuras pues, en el intento de llevarse las lámparas, les cortaron los cables a todas. Solo pudieron robarse una, pero seguramente esta noche o en las siguientes, vienen por el resto”,  aseguró Franklin García, presidente de la Asociación Zuliana de Softbol.

El dirigente denunció que, en lo que va de 2018, se robaron los cables de las ocho torres que iluminan el campo, todo el cableado del estacionamiento y las bombillas que complementaban esta función.

“Desde principios de año el abandono oficial dejó a merced de los delincuentes esta instalación y los hampones han hecho fiesta llevándose todo lo que pueden. Solo quedaban esas lámparas y ya empezaron a robárselas. Si Funidez (ente que administra el parque) no le pone coto a esta situación, terminarán de llevárselas todas”, vaticinó García.

 

 

 

 

El estadio de softbol Cuatricentenario, inaugurado en 1991 como sede del softbol de los Juegos Nacionales Juveniles de ese año en Maracaibo y refaccionado en 1998 para albergar a esta disciplina durante los Juegos centroamericanos y del Caribe, fue la sede de multitudinarias selecciones que dieron renombre al Zulia hasta convertirla en una potencia en esta especialidad.

 En la última década, desguarnecida y sometida al abandono oficial, ha sufrido los más feroces ataques de la delincuencia que le arrebata cuanta mejora reciba.

“En la última refacción que le hizo la Gobernación el año pasado la dejaron totalmente funcional. Lo único que faltó fue la malla del backstop, pero sin seguridad, los delincuentes volvieron a apoderarse de todo”, se lamentó Franklin García.

 

 

¿Te gustó la nota?
Publicidad
0
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
0Comentarios
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS