Publicidad

Actualizado hace 247 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Curiosidades
09:52 AM / 18/05/2015
Hace 80 años Carlos Gardel llegó a Maracaibo
agencias
0
Panorama

El afamado intérprete del tango, Carlos Gardel (1887-1935), popularmente conocido como El Rey del Tango y llegó a Maracaibo por vía marítima a bordo de El Libertador, el 18 de mayo de 1935 y desembarcó en los atracaderos de La Ciega, acompañado del compositor Alfredo Le Pera y de los guitarristas Guillermo Barbieri y Santiago Riverol.  Cita el historiador Jesús Semprún este lunes que Gardel recorrió la ciudad y se hospedó en el Hotel Granada. 

“Según los testimonios orales, se hospedaron en el hotel Victoria, en plena plaza Baralt, pero pronto se decidió su traslado a otro hospedaje más lujoso. Así, en un automóvil convertible Packard fue paseado por la avenida Bella Vista hasta el cine Landia, antes de conducirlo al majestuoso hotel Granada, donde se hospedaría.

Permaneció cinco días en la ciudad, presentándose en los teatros Metro y Baralt, cuyas entradas oscilaron entre tres y seis bolívares y por sugerencia del mismo artista se realizó una función a precios populares, de dos bolívares. Gustavo Gómez, hijo del dictador Juan Vicente Gómez y quien era el administrador de la Aduana de Maracaibo, le ofreció un agasajo en El Golfito, centro social de moda situado en la esquina de Bella Vista con Dr. Portillo. La tradición popular ha sostenido que comió las famosas empanadas de Fraílda y se deleitó con el dulce de hicacos y los huevos chimbos.

Desde Maracaibo pasó a Cabimas, el 21 de mayo de 1935, para ofrecer una presentación en el cine Internacional de Alejandro Passini pero llegó retrasado al espectáculo, y sólo interpretó cuatro canciones, por lo cual el público disgustado, rompió sillas y otros enseres del local. De Venezuela fue a Curazao y en barco llegó hasta Barranquilla la cual sería la primera ciudad colombiana en aclamarlo y de allí, continuaría a Cartagena, Medellín y Bogotá.

Después del éxito apoteósico el avión conducido por el capitán Samper tocó en Medellín para abastecerse de combustible y entonces sucedió la tragedia, porque un accidente de aviación acabó con la voz del Zorzal Criollo, la mañana del 24 de junio de 1935, en el aeropuerto Olaya Herrera de esa ciudad, cuando el avión de la SACO donde viajaba el cantante, que se aprestaba a alzar el vuelo, chocó violentamente contra un trimotor de la SCADTA, el cual iba a despegar.

Así, falleció a los 47 años de edad en la compañía del periodista y compositor Alfredo Le Pera y de sus guitarristas Guillermo Barbieri y Santiago Riverol. Maracaibo sufrió una gran conmoción al saberse la noticia, y el duelo fue colectivo, pero quedó la voz y la imagen del cine para escuchar y ver al Morocho del Abasto, que a lo largo de los años ha seguido llegando a los aficionados del tango y a las peñas gardelianas. Félix Cubillán con su voz, Romer Arapé García con su Milonga-Tanguera y la Sociedad Dramática de Aficionados con su Gardel en el hotel Granada, son sólo tres de las múltiples manifestaciones del recuerdo imperecedero de Maracaibo por Carlos Gardel, Voz y Mito, intérprete insuperable de ese arte popular, que es el tango.

Carlos Gardel,  cuyo verdadero nombre era Charles Gardés, nació en Toulouse (Francia) pero su voz y su nombre están íntimamente ligados a la Argentina, su segunda patria. En marzo de 1935 inició desde los Estados Unidos su primera y única gira artística por Latino-América donde visitó Puerto Rico, Venezuela y Colombia”. 

¿Te gustó la nota?
Publicidad
0
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
0Comentarios
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS