Publicidad

Actualizado hace 492 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Belleza y Salud
09:00 AM / 23/08/2017
Cómo acabar con la gastritis erosiva
Pablo Hernández
0

 

Uno de los problemas médicos más habituales en las consultas venezolanas tiene que ver con enfermedades gástricas. En los últimos años, debido al aumento del estrés y los malos hábitos de consumo, sobre todo en personas jóvenes, los casos de gastritis leves y severas se han multiplicado, si bien debido a su sintomatología confusa con otro tipo de molestias, las autoridades adviertes que muchos casos no son detectados, siendo el propio organismo del paciente el que hace remitir la enfermedad.

Uno de los casos más extendidos por la geografía nacional es de la gastritis erosiva, que supone la inflamación del revestimiento interno  del que está dotado el estómago para absorber los flujos ácidos que extraen los nutrientes de los alimentos que procesan. Esta inflamación genera, a su vez, un esfuerzo extra en dicho órgano, lo que deriva en una merma de su capacidad de eliminación de ácidos gástricos, y el progresivo deterioro de las paredes.

A pesar de que se trata de una afección que en los casos más graves puede requerir intervención quirúrgica, desde colectivos sanitarios incentivan otro tipo de tratamientos para tratar la gastritis erosiva. Entre las recomendaciones facultativas, y según la sintomatología que presenta el paciente, pueden realizarse en casa. Si quiere saber cuáles son los tratamientos más aconsejados haz clic aquí para conocer las mejores soluciones para la gastritis erosiva.

El ritmo de vida actual, un favorecedor claro

Desde los colectivos sanitarios advierten que el modo de vida actual de los venezolanos, con mayor presencia de casos de estrés laboral, una alimentación poco saludable y una escasa actividad física es el caldo de cultivo idóneo para este tipo de afecciones.

No obstante, explican, las causas pueden ser muy variadas: desde el resultado de una infección bacteriana, al alcoholismo o enfermedades crónicas autoinmunes como la enfermedad de Chron que deja a los pacientes sin las defensas suficientes para que el estómago refuerce sus paredes.

Asimismo, se ha registrado un aumento de casos derivados de intolerancias alimenticias no detectadas, en las que los pacientes, sin saberlo, han intentado ingerir determinados alimentos (lácteos, glutinosos, etcétera) que han sido los causantes de sus molestias estomacales continuadas.

Un diagnóstico fácilmente erróneo

Debido a su naturaleza, la gastritis erosiva se puede confundir con otro tipo de afecciones gástricas como úlceras, si bien su restauración difiere notablemente de estas.

Así, los expertos insisten en que el mayor indicador de la acción de este tipo de es su prolongación en el tiempo. Si el paciente mantiene los síntomas de la enfermedad -indigestión continua acompañada de acidez, cambio en el color de las heces, pérdida repentina de apetitito y de peso, sangrado estomacal en forma de vómitos y heces o dolor al ingerir alimentos y líquidos, distensión de la zona abdominal, y frecuentes eructos y flatulencias -, durante al menos siete días, deberá acudir a su centro médico para realizar un chequeo completo y una exploración profunda.

Será el facultativo el que determine la gravedad de la gastritis erosiva y cuál es el tratamiento que debe acometer el paciente para restaurar la salud del estómago.

Una recuperación lenta

Los facultativos insisten en su labor educativa sobre la enfermedad. El estómago, explican, es un órgano vital para el adecuado funcionamiento del organismo, por lo que apresurarse en los tratamientos que lo afectan es jugar con la salud general de uno mismo.

La función del estómago es realizar una extracción de todos los nutrientes que requiere el organismo para mantenerse sano y activo, al tiempo que filtra aquellas sustancias que no son adecuadas para el cuerpo humano.  Al igual que ocurre con otros elementos de la maquinaria interna del hombre, su propia función guarda su mayor peligro.

En el caso del estómago, los jugos gástricos que deben disolver los alimentos para ser procesados en forma de nutrientes, son los responsables, ante este tipo de afecciones, de atacar al órgano y debilitarlo, dejando así al cuerpo indefenso ante algunas sustancias nocivas para su funcionamiento.

Por ello, los doctores resaltan la importancia de seguir las indicaciones de los facultativos en cuanto a los tiempos de restablecimiento del estómago y los tratamientos prescritos, ya sean inhibidores de protones o cualquier otro tipo de medicación que bloquee la acción de los ácidos gástricos que están dañando el órgano; como antibióticos en caso de originarse en una infección bacteriana, o el seguimiento de una dieta adecuada. 

¿Te gustó la nota?
Publicidad
0
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
0Comentarios
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS